Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Gato Savannah

savannah
Gato Savannah
5 (100%) 11 votes

🐾 Gato Savannah: Tu nueva mascota

El gato Savannah es una raza impresionante, relativamente nueva, proveniente de ancestros salvajes por lo que su apariencia recuerda a un leopardo en versión media, este es el gato Savannah, con un peso que dependiendo de la generación puede llegar hasta los 23 Kg.

El gato Savannah es un felino enigmático, tan grande como cariñoso y afectuoso, que goza de una personalidad  extremadamente activa e intrépida, le encanta jugar con su dueño, seguirlo a todas partes de la casa y además disfrutan el ejercicio ya que son grandes saltadores.

Esta raza de gatos es bastante reciente pues se origino hace apenas unos 30 años, en la década de los 80s cuando se cruzó el gato serval africano con algunos gatos domésticos. El gato serval africano es un felino de tamaño pequeño a mediano aunque es más grande que el gato doméstico, y con unas patas muy largas y delgadas.

El gato Savannah es entonces un gato híbrido y exótico, su temperamento de gato doméstico y su aspecto salvaje heredado de su ancestro el serval africano, hacen que cada vez esta raza sea más popular en nuestros hogares, llamando mucho la atención por su majestuoso y salvaje físico.

A veces puede confundirse al gato Savannah con los gatos de bengala por el aspecto atigrado similar al de los leopardos, pero su estructura física es muy diferente. Además el Savannah es famoso, ya que esta raza de gatos posee el record Guinness del gato más alto del mundo.

A simple vista el Savannah puede parecer una pequeña fiera salvaje, pero la realidad es que es un gato doméstico tan dócil como cualquier otro. Su aspecto es impresionante, reúne la apariencia salvaje e imponente de los serval con un cuerpo mediano y estilizado, algo más grande que un gato común y de largas patas, y a la vez un carácter juguetón y amistoso.

Los gatos Savannah pertenecen a una raza relativamente nueva, que apenas está adquiriendo reconocimiento en las asociaciones felinas; en tal caso ya ha sido reconocida oficialmente por la Asociación Internacional de Gatos (TICA, The International Cat Association) desde el año 2002, y los estudios sobre esta raza aun siguen para determinar y describir más a fondo sus características y comportamiento.

Por fortuna parece ser más parecido en lo físico a su ancestro salvaje el serval africano, pero su personalidad se inclina más a la de un gato doméstico, cariñoso con los humanos, por lo común no es problemático, con buena adaptación al entorno doméstico, aunque en ocasiones puede evidenciar un temperamento dominante y territorial, que puede ser corregido con la educación y cuidados apropiados desde que es cachorro.

La raza de gato Savannah aun se encuentra en proceso de perpetuación y asentamiento, por lo que resultará difícil encontrarlo fuera de Estados Unidos, el cual es su lugar de origen. Con el gato Savannah se adquiere una mascota exótica y llamativa, a la vez que es afectuosa y curiosa, le gusta mucho jugar al aire libre, salir a la calle, inclusive les encanta el agua.

Estos rasgos se deben a su herencia genética salvaje. Hoy en día existe cierta controversia sobre si este tipo de cruces probados, y su perpetuación con la intervención humana, son aceptables o son simplemente un juego del ser humano para crear nuevas razas.

De cualquier manera, el gato Savannah es un hermoso ejemplar, que sin duda alguna puede convertirse en una mascota sensacional. ¡Sera como tener un pequeño leopardo en casa!

🐾 Historia y Origen del Gato Savannah

savannah

A lo largo de los años los criadores de felinos han manifestado su propósito de conseguir ejemplares más atractivos, más fuertes y a la vez de más fácil domesticación. Con estos propósitos, hacia el año 1986 se decide cruzar a una gata doméstica Tabby con un serval africano en los Estados Unidos. Este cruce fue llevado a cabo por el criador Judee Frank.

El gato serval es un felino salvaje que  proviene de África, de tamaño mediano, el cual puede  llegar a pesar hasta un máximo de 18kg, aunque algunas veces se han reportado ejemplares de mayor peso; éste suele tener un máximo de 4 crías luego de 65 días de gestación. Esta raza fue documentada por primera vez en 1776 por un naturalista de origen alemán.

De este primer cruce se obtuvo una gatita la cual heredó las características principales de su padre, el serval africano, en cuanto a tamaño, el patrón moteado de su pelaje, pero también parte del instinto salvaje felino atenuado por la herencia del temperamento doméstico de su madre que era gata doméstica.

Luego de esto, algunos criadores de gatos se interesaron por esta gatita tan especial y llamativa, por lo que decidieron continuar el desarrollo de la raza en busca de una raza de gatos domésticos con la elegante apariencia de un leopardo la cual sería una mascota sensacional en la casa. Se realizaron cruces con gatos de la raza siamés, gato común de pelo corto, gato oriental de pelo corto, mau egipcio, y ocicat.

Finalmente en el 2012 fue oficialmente aceptada como raza por la Asociación Internacional de Felinos (TICA, The International Cat Association), que reconoció 5 generaciones de gatos Savanaah (F1, F2, F3, F4 y F5)  que es como se clasifican las generaciones de domesticación. Se sabe que las generaciones más nuevas son de un tamaño menor que las primeras, a la vez que son más dóciles y domesticables.

Esta nueva raza ha tenido un gran acogimiento y ha despertado gran interés entre los criadores y entre los amantes de los gatos. A esta raza se le otorgó el nombre del Savannah, ya que fue el nombre que se le dio a la primera cría nacida del cruce de gato serval y de gata doméstica, se le llama Savannah debido a que el serval africano habita en la sabana de África subsahariana, es decir, al sur del desierto del Sahara, de estos nombres se compone el de la raza de gatos “Savannah”.

La nueva raza de gatos Savannah  son felinos que se distinguen principalmente por su pelaje manchado similar al de un leopardo. De su ancestro salvaje, el gato serval africano, heredaron su físico, la forma de su rostro y el pelaje con manchas o atigrado, su carácter es más similar al del gato doméstico y a medida que se avanzan en generaciones se hace más familiar.

🐾 Características del Savannah

savannah

Al ver a este gatito lo primero que pensamos es en un leopardo pequeño. El aspecto del gato Savannah es salvaje, selvático y exótico, lo que lo hace un gato muy llamativo. Además de su pelaje moteado, que es su rasgo más distintivo, su aspecto de gran tamaño sobresale del común de los gatos domésticos. Los gatos Savannah pueden llegar a medir hasta 60cm de altura y alcanzar un peso de 8 hasta 23 Kg. Como en la mayoría de las razas felinas, los machos suelen ser algo más grandes que las hembras.

El peso del gato Savannah varía y va a depender del porcentaje de serval africano que herede, pudiendo ser tan pequeños como alrededor de unos 5 o 6 Kg, y tan grandes como superar los 20 Kg. Este felino se ha ganado el título del gato más grande del mundo, gracias a los genes que heredo de su ancestro salvaje. Sin embargo, cuantos más cruces se realizan con gatos domésticos y menos genes de serval africano heredan, la talla de los gatos Savannah se va reduciendo, y se van asemejando más a los gatos domésticos.

 En relación a su cuerpo, el Savannah es un gato grande, largo, fuerte y estilizado, sus extremidades son alargadas, finas y muy ágiles, es como si todo su cuerpo dibujase una serie de líneas largas. Su cola igualmente es larga y se va haciendo fina  a medida que llega al extremo, en ésta presenta una serie de aros oscuro bien delimitados.

La cabeza es de tamaño mediano y de forma triangular, con un par de ojos que son grandes, ligeramente redondeados o con forma almendrada y de color verde, marrón o amarillos, por lo general están ribeteados por un negro intenso, con estas características sus ojos parecen muy expresivos. La nariz es ancha pero poco prominente.

La mayoría de los gatos Savannah se reconocen por sus orejas que son anchas, redondeadas, muy grandes y puntiagudas, las cuales heredan de sus ancestros salvajes que se sitúan en lo alto de la cabeza. Dependiendo de la generación otros ejemplares pueden tener orejas comunes parecidas a las del gato doméstico.

Su pelaje es el rasgo más resaltante de los gatos Savannah.  Está protegido con pelo corto y sedoso, luce aterciopelado, que lo más común es que sea una base de color café, naranja o ámbar, con manchas y rayas oscuras marrones o negras, pero los hay en otros tonos y combinaciones. Otros ejemplares pueden tener de color de fondo el crema.

El pelaje es el punto fuerte de los gatos Savannah pues es lo que lo hace tan exótico y llamativo. Su patrón atigrado o moteado en tonos amarillos, naranjas, negros y pardos, le confieren el aspecto de un leopardo en miniatura, lucen hermosos y muy atractivos. Otros tonos de colores para los gatos Savannah pueden ser:

– Atigrado con manchas plateadas

– Marble, con las machas que se combinan con el atigrado creando una apariencia de mármol en espiral de color café o plateado.

– Negro ahumado, con un atigrado que es negro pero las manchas son aun más negras, creando un efecto visual ahumado.

– Otros colores inusuales y poco comunes como el canela, el azul o gris plata oscuro, el color beige e inclusive el color blanco.  Este último se conoce como gato snow Savannah o gato Savannah blanco, con un fondo de pelaje crema o blanquecino con un patrón moteado beige.

🐾 Carácter y personalidad

savannah

Lo mejor de dos mundos… la apariencia selvática y atractiva, el carácter de un minino amistoso y juguetón, así es el gato Savannah. Esta raza es muy leal, curiosa y activa, inclusive se le ha llegado a comparar con los perros, además son muy inteligentes y pueden ser entrenados para hacer trucos, sentarse o saltar. El Savannah es un felino muy sociable con otros animales de compañía así como con los seres humanos, aun cuando se trate de desconocidos.

En general el Gato Savannah no posee problemas de temperamento, suele ser muy dulce y listo, aunque podría llegar a ser un animal dominante por los rasgos de personalidad heredados de sus ancestros salvajes. Lo más conveniente es que si se tienen otras mascotas pequeñas como por ejemplo roedores o aves, se tomen las previsiones necesarias para evitar inconvenientes y conflictos ligados al espíritu de cazador del gato Savannah.

Este gato disfruta mucho de los ambientes exteriores al aire libre y puede tener cierta tendencia al escapismo, lo cual se controla con un buen entrenamiento desde cachorro, por lo que no es aconsejable que el Savannah sea adoptado por personas que no tengan ninguna experiencia en el campo de la crianza de gatos. Especialmente hay que tener mayor atención para con las generaciones de Savannah más cercanas a su progenitor serval, ya que estos suelen conservar mayores rasgos no solo físicos sino también de conducta del gato salvaje.

Aún así, los gatos Savannah son grandes mascotas. Su lado más salvaje se caracteriza por ser activo, saltador, trepador, escapista, capaz de escabullirse por cualquier rincón del hogar. Le encantan las actividades al aire libre y tiene un gusto particular por la caza de roedores. ¡Adiós a los ratones del patio y de la terraza!

En su lado más cariñoso, se apegan mucho a su dueño con quien desarrollan un vínculo especial y lo seguirán a todas partes. Suelen lamer a su humano favorito como una muestra de afecto y cariño, tal cual como lo hacen los perros.

Se sabe que el carácter de estos gatos se ve afectado por el porcentaje de sangre salvaje que llevan, lo que depende la generación de gato Savannah. Si es F1 o F2 estaremos ante un gato que será mucho más activo sin demasiado interés por los mimos y cariños; mientras que si se trata de un ejemplar de la F3, F4 o F5, será un gato con mayores ganas de estar con los humanos y disfrutará más de su compañía, con un temperamento más doméstico.

Los gatos Savannah tienen una personalidad increíble gracias a la combinación de genes salvajes y domésticos. Conservan la agilidad y la independencia de un animal felino salvaje combinado con la ternura y lealtad de un gato doméstico. Suelen ser gatos extrovertidos y divertidos, listos para aprender rápido y son bastante curiosos, pues aman explorar todos los espacios a su alrededor. Son gatos con un nivel de actividad medio y alto, requerimientos que hay que considerar para mantenerlo feliz.

Sus habilidades de caza son excepcionales. Incluso pueden llegar a saltar hasta 2 metros de distancia, gracias a sus patas largas y flexibles y a su cuerpo atlético. Además, a diferencia de la mayoría de los felinos, el Savannah ama el agua y le encantara nadar y chapotear en los charcos.

Los gatos Savannah según su origen se han clasificado en generaciones de la F1 a la F5, donde los gatos F1 son las crías que nacen del primer cruce entre el Serval y el gato doméstico. Los F2 son crías que nacen de un gato Savannah cruzado con un gato doméstico, y así continúan hasta llegar al F5, que serán gatos con un árbol genealógico donde el Serval Africano se encuentra 5 generaciones atrás. Por esto los gatos Savannah F1, tendrán un carácter más salvaje y serán más grandes, al contrario de los gatos Savannah F5 que tendrán una personalidad más cariñosa y serán más pequeños. Se estima que de acuerdo a la generación a la que pertenecen, Savannah conservan un porcentaje de gatos serval como se muestra a continuación

  • Gato Savannah F1: 50% Serval
  • Gato Savannah F2: 25% Serval
  • Gato Savannah F3: 12% Serval
  • Gatos Savannah F4 y F5: % Serval mínimo

🐾 Dieta y alimentación del Gato Savannah

savannah

Desde el punto de vista de su alimentación el gato Savannah requiere una dieta de alta calidad y cuidadosa. Se recomiendan comidas de los más altos estándares, sin cereales ni subproductos. La alimentación más óptima y adecuada garantizará un crecimiento y desarrollo saludable e ideal.

Al igual que todas las razas de gatos, los felinos Savannah necesitan comer carne. Lo adecuado son los piensos que no tengan cereales ni otros subproductos como por ejemplo ejemplo el Applaws, el Acana,  el Orijen, el Taste of the Wild o True Instinct en su variedad High Meat.

Otra consideración respecto a su alimentación es que al ser el gato Savannah un animal tan grande, va a precisar de más cantidad de comida que sus otros compañeros de la misma especie y siempre tiene que ser de gran calidad. Es un gato bastante activo pero si ya se le ha castrado, lo indicado es darle comida apropiada para evitar que desarrolle sobrepeso y obesidad.

Otro consejo es aparte de darle comida para gatos, proporcionarle ocasionalmente unas 3 veces a la semana carne, de donde obtendrá los nutrientes necesarios para lucir fuerte, estilizado y con un pelaje brillante y aterciopelado excepcional.

La alimentación natural también es una gran opción para el gato Savannah. Dentro de este concepto se recomienda darle la Dieta Yum para gatos, Summum, o Barf, siempre previa consulta con un nutricionista felino.

 La dieta YUM, una de las más apropiadas para gatos, está basada en menús completos de distintos tipos de carne como el pollo, la ternera, el buey o el potro, y algunos pescados como el salmón. Con estos productos 100% naturales se le aportan la cantidad adecuada de carne; a esta dieta se le suman algunos complementos vegetales, intentando simular una dieta lo más parecido a si estuviese en estado natural.

La carne tiene que estar debidamente envasada y conservada. Estos menús de la dieta Yum se componen de carne cruda y otros elementos de origen vegetal, para así aportar al gato Savannah todos los nutrientes que necesitan. Algunos ejemplos de menús de la dieta Yum son:

  • El menú completo de cordero, a base de cordero 19%, pollo 60%, zanahoria 10%, remolacha 5%, nabos 5% y aceite de oliva 1%.
  • El menú completo de ciervo, con ciervo 70%, manzana 5%, zanahoria 5%, nabos 5%, quinoa 5%, remolacha 5%, y aceite de oliva 1%
  • El menú completo de salmón que incluye salmón en un 20%, ternera en 59%, zanahoria en un 100%, remolacha y nabo en 5% cada uno y con un toque de aceite de salmón en 1%.

Con estos ejemplos de dieta se enriquece naturalmente la alimentación del gato Savannah, gozará de buena salud y de un pelaje sedoso, suave y brillantes, aun más llamativo. La dieta Yum puede ser complementada con los alimentos para gatos de la mejor calidad.

Si se desea basar la dieta del gato Savannah en 100% alimentos de origen natural lo apropiado es acudir al veterinario o a un experto nutricionista felino para ser aconsejados sobre las raciones y cantidades apropiadas para la mascota.

🐾 Salud del Gato Savannah

gato savannah

Los gatos de esta nueva  raza Savannah tienen en general un buen estado de salud, fuertes y atléticos con una esperanza de vida entre 10 y 20 años aproximadamente.

A pesar de que los estudios son pocos por la relativamente reciente aparición de la raza Savannah no se han identificado problemas de salud graves ni ninguna enfermedad característica ligada a ellos. Se ha explicado que los gatos Savannah poseen un rasgo conocido como “vigor híbrido”  el cual se traduce en una gran vitalidad y resistencia debido al cruce entre sus ancestros salvajes.

A pesar de su buena salud, como cualquier otro felino el gato Savannah puede enfermarse por lo que si vemos que pierde el apetito, luce apático, baja de peso, o no está tan activo como suele ser usualmente quizás son señales que nos estén indicando que está enfermo, por lo que se debe llevar al veterinario ante cualquier sospecha, así como también periódicamente para vigilar su crecimiento y desarrollo descartar cualquier patología, al menos unas dos veces al año.

Es un gato fuerte, grande y saludable. Sin embargo, por su condición de ser un gato híbrido, es decir, producto del cruce del serval africano con una gata doméstica, los gatos Savannah pueden presentar algunas condiciones de salud distintas a la del común de los gatos domésticos, entre las cuales se puede mencionar:

– Problemas viscerales: en algunos ejemplares se ha observado un menor tamaño del hígado y de los riñones, por tal motivo se debe tener suma precaución al momento de administrar medicamentos.

– Infertilidad: muchos gatos Savannah pertenecientes a la F1 pueden ser infértiles, sobre todo los machos. La infertilidad es menor conforme se avanza en las generaciones.

– Problemas en la gestación: pueden sufrir partos prematuros debido a que el tiempo de gestación es diferente, el común de los gatos es de unos 60 días, mientras que el del serval es de 75 días.

– Resistencia a medicamentos: se ha descrito que algunos gatos Savannah pueden presentar resistencia a la medicación anestésica por tal motivo se recomienda utilizar un tipo de anestesia inyectable específico para gatos exóticos o híbridos a la hora de realizar cualquier operación o procedimiento.

Debido a sus recientes orígenes, todavía no existen archivos veterinarios suficientes para conocer los posibles problemas de salud más frecuentes, sin embargo los estudios sobre esta raza continúan especialmente en el campo de la salud, ya que se teme que como resultado del cruce, los gatos híbridos resultantes escondan problemas y trastornos genéticos que se pongan de manifiesto tardíamente en la vida del gato Savannah o en generaciones posteriores.

Además, los gatos de la raza Savannah pueden tener la entrada negada a ciertos países y inclusive pueden ser rechazados por los mismos estados estadounidenses por el hecho de ser animales híbridos ya que se teme que con su mayor fortaleza genética puedan competir de manera ventajosa con la fauna local, así como también se teme a que escondan patologías genéticas.  La mayoría de los criaderos encargados de la raza Savannah toman de gran importancia el realizar pruebas genéticas antes de realizar cualquier tipo de cruce de gatos.

🐾 Cuidados necesarios 

savannah

El Savannah es una raza de gatos estilizada y exigente que requiere que las personas que lo adopten como mascota tengan cierto grado de experiencia en la cría y cuidado de felinos, puesto que en su cuidado y entrenamiento este gato precisa algunas consideraciones particulares.

Para su recreación y esparcimiento, el gato Savannah tiene que cada día tener su tiempo para salir a pasear con él, tal cual como si se tratase de un perro. Se puede pasear con el gato Savannah por un parque o una plaza sujetándolo con su arnés y su correa, lo más apropiado es que sea en zonas tranquilas.

Así mismo, en el hogar igualmente se le debe dedicar su tiempo. Con unas dos o tres sesiones de juegos con una duración de 10-15 minutos todos los días se logrará que el Savannah sea el felino mascota más feliz del mundo.

En cuanto a su limpieza e higiene, usualmente es suficiente con cepillar su cabellera a diario o unas dos veces por semana para eliminar el pelaje muerto, conservar el brillo aterciopelado y también reducir el riesgo de tricobezoares, así mismo sus ojos se deben asear una o dos veces por semana con una gasa humedecida en solución fisiológica o agua de manzanilla colada. La misma limpieza y los mismos cuidados debe tenerse con sus especiales orejar, limpiarlas con una gasa y solución de manera regular.

La dieta sana y con los alimentos de la mejor calidad mantendrá al gato Savannah fuerte, enérgico y saludable. Se recomienda una combinación de alimentos secos y húmedos lo más naturales posible.

Del mismo modo, llevarlo al veterinario con frecuencia permitirá mantener al día sus vacunas y su desparasitación.

En la casa se les debe proporcionar su propio espacio, un rincón grande, cómodo y agradable donde el gato Savannah descanse y se sienta cómodo pudiéndose mover con tranquilidad y libertad, así se evitan los episodios de estrés felino.

La casa ideal para el gato Savannah es una con el espacio suficiente para su diversión, ya que son muy activos y juguetones. Sería fantástico si tuviesen un gimnasio para gatos en el que el Savannah pueda ejercitarse saltando de un nivel a otro.  Dejarlo salir a pasear en el patio o en la terraza también es una opción grandiosa para que este gatito libere sus activas energías.

En relación a la convivencia con otros animales por lo general es buena, sobre todo para lograr una gran amistad entre el Savannah y las demás mascotas, e incluso entre el Savannah y los miembros del hogar es importante comenzar a entrenarlo desde que es un gatito pequeño. De esta manera se puede hacer que se acostumbre a sociabilizar con los demás y sea mucho más amable y cariñoso.

Con estas muy sencillas consideraciones el gato Savannah será la mascota exótica y llamativa de aspecto salvaje con el carácter amistoso y agradable de los gatos domésticos.