Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Mastín Inglés

mastin-ingles
Mastín Inglés
5 (100%) 5 votes

Mastín Ingles: Tu nueva mascota

El perro Mastín Ingles es caracterizado por ser uno de los perros gigantes más grandes del mundo, además, de su gran fuerza y musculatura, es muy cariñoso, dulce y leal.

Esta raza ha sido el acompañante del hombre desde hace mucho tiempo atrás.

Como perro guardián el Mastín Ingles es perfecto, su valentía y determinación lo llevan a mantenerse leal a sus sueños y anhelos.

Es necesario, que desde cachorro se le dé un adiestramiento correcto para que cuando llegue a la adultez su carácter sea afable y dócil, de manera tal que no represente ningún peligro ante la sociedad ni ante la familia.

El Mastín Ingles es un perro de raza originaria en Reino Unido cuya nobleza a pesar del tamaño y su contextura lo hace ser elegido por muchas familias.

Cabe destacar, que lo que puede llegar a tener en peso, lo tiene en el cariño que le transmite a los suyos en todo momento.

Otro punto importante a conocer del perro Mastín Ingles es que para que tenga un mayor desenvolvimiento y desarrollo es necesario que se encuentre en un lugar amplio, un gran jardín o una casa con bastante espacio dentro de ella debido al enorme tamaño del perro.

El Mastín Ingles es una de las razas de perros más antiguas, de hecho, se considera que fueron sus ancestros, los mastines tibetanos los que en el Siglo VI a.C. se introdujeron en Europa y que no fue utilizado en Roma como perro de compañía sino que se tomó como un perro de combate.

Por ello, se conoce al Mastín Ingles como uno de los perros con el origen histórico más viejo.

Todo esto se dio a raíz de la invasión Romana hallada en Bretaña en épocas antiguas donde participó el Mastín Ingles y el Mastín Napolitano traído por fenicios a la isla del comerciante en aquella época.

Donde fueron utilizados como gladiadores, aprovechándose de la fuerza y de su gran tamaño para luchar en contra de otros animales, como leones, osos, toros e incluso otros perros.

Posteriormente una hembra llegó a América y se produjo su legalización de raza como para el Siglo XIX. Sin embargo, en Inglaterra estaban casi extintos a final de la Segunda Guerra Mundial.

Pero hoy en día la raza ha sido establecida y ha ganado popularidad en diferentes partes del mundo.

Entre las características principales y más resaltantes de esta raza de perro como lo son los Mastín Ingles tenemos su gran tamaño, ya que miden 76 y 91 cm los machos con un peso entre 72 y 103 kg, mientras que las hembras miden entre 69 y 89 cm con un peso entre 68 y 98 kg, siendo de igual forma los más grandes perros en contextura.

Su cuerpo es bastante robusto y musculoso dando la impresión de ser un perro grande con fuerza y poder, con gran profundidad y anchura, sobre todo entre las patas del animal que también son anchas, robustas y lo suficientemente separadas las patas de adelante.

Su cabeza es proporcionalmente grande y sus ojos son pequeños en comparación con el resto del cuerpo.

Las orejas del Mastín Ingles son muy largas y caídas hacia los lados.

Su pelaje es corto y bastante pegado al cuerpo, sus colores pueden variar de acuerdo a las proporciones genéticas.

Pueden llegar a ser un tono beige, un poco plateado o albaricoque mientras que alrededor de los ojos y el hocico siempre es el color negro.

Su tiempo de vida se encuentra entre los 7 y 12 años dependiendo del cuidado y la alimentación obtenida desde cachorro y durante su crecimiento.

Es importante señalar, que al momento de adoptar se consideren y se obtengan las comodidades básicas del cabello y todo me trae su recuerdo.

El Temperamento del perro Mastín Ingles es bastante encantador, debido a que a pesar de su gigantesco tamaño y su musculoso cuerpo es un perro increíblemente tranquilo, sensible, cariñoso, amable, leal y pacífico.

Su carácter lo lleva a querer ser siempre el centro de atención y ser llenado amor y cariño por parte de su familia y las personas que lo rodean.

Es una raza de perro totalmente perfecta para los niños, debido a su paciencia y ternura, pero debe ser enseñado desde muy cachorro a no morder ya que él es un perro muy fuerte y las personas no lo son.

El Mastín Ingles es un perro bastante desconfiado de sí mismo, sobre todo cuando se convierte en adulto, es por ello que se requiere también de mucha paciencia y respeto de parte de la familia hacia el animal.

Otro lado resaltante del temperamento del Mastín Ingles es la combinación perfecta de valentía, dignidad, grandeza y lealtad que refleja este gigantón.

Es una mascota que con un entrenamiento ideal en el tiempo preciso adopta muy fácilmente buenos modales, ya que recordando sus orígenes es un perro capaz de proteger contra lo que sea a los suyos, de hecho, se considera a esta raza una de las mas celosas con los dueños y debe ser manejado sabiamente para no herir al perro.

Algo muy diferente de este perro en referencia a otro es su falta de inteligencia, ya que puede tropezarse fácilmente en cualquier momento y con cualquier objeto.

Historia y Origen del Mastín Inglés

mastin-ingles

Una de las razas existentes más antiguas es la del Mastín Inglés; es más, se considera que los mastines tibetanos, quienes fueron sus ancestros los que en el Siglo VI a.C. llegaron a Europa introduciéndose en Roma entre las guerras como perro de combate y no como un perro de compañía, siendo desde entonces el Mastín Inglés conocido como uno de los perros cuyo origen histórico es el más antiguo según las datas encontradas.

Se tiene como creencia que esta increíble aparición se dio a cabo debido a la invasión Romana que fue encontrada en Gran Bretaña en las épocas más antiguas, donde participó el Mastín Inglés y el Mastín Napolitano por dibujos característicos en relieve encontrados, los cuales tienen fecha del año 2000 antes de Cristo. Estos perros fueron traídos por fenicios a la isla del comerciante británico en aquella época, donde fueron utilizados como gladiadores en deportes de pelea sangrientos, utilizando su fuerza y su gigantesco tamaño para luchar en contra de otros animales también grandes como lo fueron leones, toros, osos y otros perros.

Además de ello, los Mastín Inglés fueron utilizados también como perros vigilantes, perros guardianes de ovejas, como guardaespaldas y como perros de compañía y protección. Es básicamente probable que el Mastín Tibetano y el San Bernardo sean los perros que se encuentren entre los ancestros de esta hermosa raza.

Además de ello, se conoce que aproximadamente en los años 1800 fueron introducidos estos perros en América del Norte por los ingleses, donde de una manera impresionantemente rápida, los Mastín Inglés obtuvieron un cierto prestigio debido a su valor y a su fuerza. Con el tiempo y el cariño de muchas personas por esta raza de perros, otros ejemplares fueron trasladados a distintos lugares del mundo, de hecho el primer Mastín Inglés que llegó al país de los Estados Unidos viajó en una embarcación llamada Mayflower.

Al encontrar por terminada su utilización en fines bélicos, se comenzó a encontrar en esta raza una gran decadencia, debido a que en lugar de esta raza, muchas personas comenzaron a preferir al Bullmastiff, un perro que se consideraba menos voluminoso en tamaño y por ello, más hábil y feroz en su trabajo como perro guardián.

En Inglaterra, a finales de la Segunda Guerra Mundial, los Mastín Inglés se encontraban casi y prácticamente extintos; sin embargo, debido a la cría de los ingleses y las importaciones nuevas de este animal desde Canadá y los Estados Unidos, esta raza pudo establecerse nuevamente en ambos continentes, logrando con su carácter un notable éxito que actualmente se mantiene, ganando cada vez más popularidad en distintos lugares del mundo.

Es muy necesario, hacer énfasis en la notoria ayuda que han tenido todas las razas con las actividades de concursos de belleza caninos y este gran perro no ha sido la excepción.

A pesar de su tamaño y su carácter que no es problema, muchos aficionados por los concursos caninos han incluido a esta raza entre sus favoritos para participar en distintas categorías; sus habilidades, su belleza física, su valentía y su talento para llamar la atención de muchos, han sido grandes puntos que lo han hecho destacar y llevarse en una que otras oportunidades sus merecidos premios y reconocimientos.

Se tiene por conocimiento que muchos jueces y jurados de estos concursos se asombran al ver la valentía que tiene un participante al utilizar a un Mastín Inglés como concursante, ya que han tenido que ser bien entrenado, cuidado, mantenido y educado antes de participar, debido a su poca inteligencia y su capacidad de tropezar fácilmente, contando además con algunas descripciones colocadas por el concurso en los cuales se tiene claro que para esta raza es muy difícil de cumplir. A pesar de ello, las personas no se han sentido limitadas ni asustadas por tomar el riesgo desde hace unos años atrás.

Por otro lado, es importante recordar que este gigantón perro con el pasar de los años ha ido evolucionando en su trato con las personas, siendo desde un perro de caza y un perro de pelea hasta ser un perro de compañía y un perro de competencias, resaltando su carácter noble, tierno y protector que por generaciones lo han escogido como un perro perfecto para ser utilizado en trabajos junto con policías, bomberos, rescatistas e incluso trabajadores del campo, además de su gran utilidad en los labores del hogar con el acompañamiento y cuidado de los más pequeños, que le aseguran la preferencia por muchos años y siglos más.

Para lo antigua que es la historia y el origen del Mastín Inglés sus datos se mantienen muy vigentes en el continente Europeo y en sus alrededores, facilitando para todo aquel que lo desee la información requerida sobre esta raza y sus antepasados, destacando las curiosidades más importantes y menos conocidas del gigante Mastín Inglés.

Características Principales

mastin-ingles

El Mastín ingles es un perro grande y corpulento, que a simple vista llama la atención por su robustez, llegando incluso a intimidar a quienes no le conocen.

Esta raza es bastante calmada, pero a la vez valiente y con la capacidad de proteger a los suyos.

Su temperamento los define como perros que poseen una combinación entre dignidad, valentía pero a la vez muy tranquilos y observadores, y que generalmente posee buenos modales pero esta virtud puede ser contrapuesta por lo torpe que le hace ser las proporciones de su gran tamaño.

Aunque muchas veces no lo demuestren, son muy leales y fieles con sus dueños, y esto es una de las principales características de su personalidad.

En cuanto a su apariencia física, tenemos que suele tener una estatura de aproximadamente 70 a 80 centímetros, mientras que su peso va desde los 80 a los 100 kilogramos para las hembras y de 100 kilos o más para los machos, en este sentido se les conoce como perros de gran tamaño.

Se han conocido ejemplares con más de 120 kilogramos de peso.

En cuanto a su cabeza, esta es de forma cuadrada, su cráneo amplio y tiene una frente lisa que se arruga cuando el perro asume la posición de alerta.

Por su parte tiene una nariz generalmente negra, y que tiene la particularidad de que vista de frente se muestra ancha, pero muestra de perfil se ve más bien larga, con unas fosas nasales bien abiertas.

Mientras que si hocico es corto en comparación con otras razas, y las mejillas bien pronunciadas y tienden a estar caídas y sueltas.

Sus labios también son bastante colgantes, y están en proporción con el hocico.

La mordida de un mastín ingles es generalmente en forma de tijera, pero hay unos que lo hacen de forma de pinza, ya que cuentan con dientes bastante sanos, anchos y separados que le permiten morder con facilidad casi cualquier cosa.

El mastín ingles tiene unos ojos generalmente oscuros, separados entre sí y llama la atención el hecho de que tiene los parpados caídos, lo que le da una apariencia un poco de tener cara de sueño.

La zona alrededor de sus ojos es siempre negra. También llama la atención que el aspecto de su mirada es noble.

En cuanto a sus orejas, están también están separadas entre sí, estas tienen forma de “V” y suelen estar colgadas y en reposo, estas, cuando son tocadas pareciera que fueran muy delgadas y finas, además de esto están siempre muy pegadas a las mejillas.

Independientemente del color que tenga el cuerpo del mastín Ingles, las orejas siempre serán negras.

Por su parte, la cola es larga, siendo ancha en el inicio y afinándose a medida que llega al final, siempre el mastín ingles la lleva colgando y en forma semi curva, pero nunca encima del dorso.

En cuanto a su pecho es ancho y bastante profundo, cuenta con unas costillas curvadas y redondas lo que le da mayor profundidad, mientras que su espalda tiende a ser amplia y en ella se muestran los músculos de una forma más visible.

Las hembras suelen mostrar una espalda más ancha y plana, pero en el caso de los machos se les ve con una forma más curvada.

Sus patas tienen forma redonda y bien apretadas, con uñas negras, y los dedos muy curvados lo que da la impresión de que fueran más altos que las patas.

Estas tienen la particularidad de que sus patas delanteras son un poco más pequeñas que las traseras, lo que le da la posibilidad de correr más rápido, mientras que sus hombros son fuertes y bien alineados.

Los colores del pelo del Mastín ingles son albaricoque o atigrado, y leonado y la FCI agrega que en todos los casos las orejas, el hocico y la nariz deben ser negros, y los ojos estar rodeados de negro más  hacia arriba, como ya hemos mencionado.

No se aceptan como parte de la raza aquellos ejemplares que tengan excesivo color blanco en el cuerpo, pecho o pies.

La textura del pelaje de los Mastín ingleses es corto y bastante pegado al cuerpo, y suelen tener mayor abundancia de este en el cuello y los hombros.

A la hora de moverse el mastín ingles es bastante firme y su desplazamiento es amplio.

El tiempo de vida de un mastín ingles puede ser de 10 a 12 años con los cuidados necesarios.

Tomando en cuenta las características descrita anteriormente, y por el hecho de que sea un perro robusto y de gran tamaño hace que sea una mascota con una gran popularidad, sobre todo para aquellas familias que aman y saben cómo  cuidar de grandulones como estos.

Ya que su complexión física amerita que este tenga ciertas comodidades y requerimientos a la hora de  habitar de forma segura y cómoda en un hogar.

Comportamiento del Mastín Ingles con otros perros

mastin-ingles

La dominancia del Mastín ingles ante otros perros, es bastante alta, debido a su naturaleza guardián, este va a asumir el liderazgo ante la presencia de otros caninos.

Su gran tamaño, y su forma de mostrarse seguro de sí mismo le harán buscar ser el alfa de la manada.

El mastín ingles es un perro tolerante y a veces apacible, pero por su instinto guardián procurara resguardar su espacio impidiendo que cualquier intruso pretenda invadirlo.

Por lo que se hace imperante que esta raza sea socializada desde temprana edad, para que al llegar a su máximo tamaño pueda tolerar la presencia de otros perros sin ocasionar inconvenientes, si ese fuera el caso.

Recordemos que así como tiene un tamaño grande, así igual es su fuerza, y en el posible caso de que se suscite una pelea entre el mastín ingles y otro perro será casi imposible poderlos separar.

En este sentido, es importante que el dueño asuma la responsabilidad de hacer que su Mastin ingles se acostumbre a relacionarse con otros perros y que este pueda comportarse de manera adecuada ante la presencia de estos, sin sentirse amenazado o mostrar ansiedad.

Una forma de lograrlo es llevándolo a parques o sitios al aire libre donde también estén otros perros, e incluyendo juegos donde todos participen, este pueda comprender que la presencia de otros animales es normal.

Generalmente cuando el mastín ingles crece no suele ser muy juguetón ni muy activo, por lo que se recomienda que este proceso se inicie cuando es cachorro, para poder usar los juegos y las actividades como herramienta de sociabilización.

mastin-ingles

Si por el contrario el Mastín ingles comparte espacio con otro perro, este se mostrara territorial y bastante celoso con lo que cree suyo, por lo que de vez en cuando se le vera reclamando su espacio y haciéndose notar por el resto de los animales.

Puede que use el marcar con orine constantemente su espacio para demostrar ante lo demás que eso le pertenece, y que ese espacio u objeto debe ser respetado.

En el caso de los machos, estos demostraran más importancia a la hora de definir quién es el líder alfa, sobre todo si hay hembras alrededor.

En el caso de las hembras serán más sumisas, y no será muy importante para ellas asumir el puesto de líder dentro del grupo de perros.

Sin embargo las hembras también pueden ser bastante suspicaces y atentas en cuanto a su espacio ante la presencia de otro canino.

La elección de otras razas a la hora de tener a varios perros dentro del hogar, cuando se tiene previamente a un mastín ingles como mascota, es de estudiarse previamente, ya que el tamaño y el carácter de esta raza así lo ameritan.

Agregar a un nuevo miembro canino al núcleo familiar de buenas a primeras, podría ser un inconveniente si no se toman varios aspectos en cuenta.

Dentro de los características que hay tomar en cuenta, es el hecho de que un perro con un tamaño muy por debajo del mastín ingles podría salir lastimado a la hora de que ambos jueguen, o si por el contrario no se llevasen bien.

También los perros pequeños pueden ser muchos más ladradores y de por sí más activos que los mastín ingles por lo que en algunos casos podrían exasperar al grandulón de la casa.

En este sentido, los perros que hagan vida junto a un mastín ingles deben tener por lo menos un tamaño similar, y un temperamento parecido, para que según los expertos, puedan crear lazos de amistad.

Aunque se han visto casos, de mastín ingles  y otras razas con diferencias significativas que han logrado ser grandes amigos. Todo va a depender del temperamento de ambos.

Incluso algunos pocos casos, el mastín ingles tiende a volverse protector con perros de menor tamaño, al cual acobijan y cuidan, generando escenas de gran ternura.

Por lo que antes de presentarle a un nuevo amigo a un mastín ingles recomendamos tomar en cuenta su temperamento y su capacidad de obediencia para así determinar que raza puede ser acorde para que estos inicien una buena amistad.

La presentación debe ser progresiva y no se forma brusca, ya que esto podría desencadenar una especie de actitud incorrecta en el mastín ingles, impidiendo que este lo acepte y lo reciba.

Se han conocido caso donde uno de los perros habita fuera del hogar, mientras que el otro permanece dentro y ambos no se pueden topar porque se tornan agresivos el uno con el otro, lo que es un problema para los dueños y miembros de la familia, y crea un ambiente de tensión constante.

Otra de las herramientas que funciona a la hora de establecer un vinculo entre varios perros, donde este inmerso un mastín ingles, es el tratarlos a todos por igual, con la misma medida de afecto, comprensión y muestras de cariños, para que ninguno se sienta aislado o celoso.

Dieta y alimentación del Mastín Inglés

El enorme tamaño de un mastín ingles requiere  que los dueños se informen bien acerca de que debe comer, para no alimentarlo por encima de lo que requiere.

mastin-ingles

Los cachorros de raza grande suelen crecer a un ritmo más lento, Es por ello  que  ameritan que los nutrientes y las calorías estén rigurosamente medidos para garantizar que crecerá sano y fuerte.

En la etapa de cachorro estos van a necesitar menos grasa, por lo que se debe acudir al veterinario para que este determine la dieta de forma más específica.

Asi mismo, las raciones en las que se divida la comida diaria deberá ser mayor que la de un perro adulto, por el mismo hecho de que están en proceso de crecimiento.

La ventaja es que en el mercado existen numerosas marcas de comida para perros de raza grande, donde existen variedad y diversidad de precios.

También en esta etapa hay expertos que recomiendan complementar la alimentación con suplementos vitamínicos que pueden ir mezclados con la comida, para garantizar la mayor absorción por parte del mastín ingles de estas.

Ya para la etapa de adultez del perro se debe pasar de comida para cachorros a una que sea acorde a su edad.

Hay dueños que prefieren darle comida de preparación casera al mastín ingles, y en cuyas dietas incluyen pavo, atún y pollo ya que estos alimentos son altos en proteínas y bajos en grasa y donde muchas veces son mezclados con las croquetas para perros de manera tal que la alimentación sea más completa.

Con respecto a las comidas que poseen grasa, estas son necesarias para la salud de todo animal, pero para  un mastín ingles y debido a la baja energía y la poca actividad física que estos realizan, las grasas deberán ser supervisadas y no deberán ser muy frecuentes en su alimentación.

Si se está alimentando a un mastín ingles con productos de alimentos comerciales se deberá seleccionar uno que sea “light” los cuales son ideales para razas grandes que tienden a sufrir de sobre peso

Las raciones a esta edad, deberán ser rigurosamente establecidas por el veterinario, ya que darle exceso de comida puede proporcionarle felicidad momentánea al mastín ingles, pero en un futuro será perjudicial para su salud y su peso.

El agua es muy importante para esta raza, ya que suelen deshidratarse con facilidad, por lo que es importante que se les mantenga un envase con agua fresca y de fácil acceso para que puedan beber de ella cada vez que lo requieran.

Otro aspecto que mejora que la alimentación surta el efecto adecuado, es crear hábitos en el mastín ingles en cuanto a los horarios de cada comida.

Esto va a garantizar que el perro se acostumbre a que a cierta hora va a comer, y esto garantizara que no pida comida a deshora.

También se le debe enseñar  a comer de forma calmado, y a no estar ansioso a la hora de recibir el plato con el alimento, para que la digestión se realice de forma correcta y no se llene de gases o se genere en su estomago alguna otra dolencia.

Ya para la etapa de adultez mayor, donde sobrepasa los ocho años de edad, el mastín ingles disminuirá considerablemente su actividad física y es posible que empiece a tener dificultades para aprovechar correctamente los alimentos que consume.

En este sentido es importante que se varié la dieta que se le venía suministrando.

Por ejemplo, es en esta etapa donde puede existir la baja posibilidad de eliminar las grasas y donde va a surgir el sobre peso, por lo que los veterinarios recomiendan incluir en su comida diaria las fibras, agregando a su vez más verduras y cereales.

Lo bueno del mastín ingles es que se llevan bien con los vegetales, a diferencia de otras razas.

Los alimentos de textura suave también deberán ser incorporados en su dieta, ya que a esta edad empieza a perder los dientes, y darle de comer croquetas para perros podría ser incomodo a la hora de masticar.

Existen comidas enlatadas que son ideales para esta etapa de vida del mastín ingles, solo que se deberán adquirir en muchas cantidades para que este pueda quedar satisfecho.

Hay registros de mastín ingles que pueden llegar a comer incluso un kilogramo de carne diaria.

Generalmente no recomendamos proporcionar alimentos crudos, ya que estos aumentan la cantidad de parásitos en los perros, sin embargo hay criadores que optan por alimentar a su mastín ingles con este tipo de comida sin cocer.

De vez en cuando se le puede proporcionar un hueso de tamaño grande para que el mastín ingles lo ruya y pueda así alimentarse, distraerse y fortalecer sus dientes.

Las golosinas para perros también son bien recibidas por estos grandotes, y estas son fáciles de adquirir en cualquier tienda para perros donde las provean.

Cuidados necesarios

El cuidado de un mastín ingles no es muy costos ni muy riguroso, sin embargo requiere de ciertos acicalados para mejorar su aspecto.

mastin-ingles

Por tener el pelo corto solo basta con un cepillado semanal con un peine de cerdas cortas y duras que remueva todo pelaje muerto.

Este proceso puede ser tomado por el mastín ingles como un momento donde relajarse, y donde ser consentido por  su dueño.

Su pelaje por su parte, no necesita ser recortado ni amerita de cortes estéticos para mejorar su imagen, siempre mantendrá el mismo largo.

Por ser un perro gigante su olor puede tornarse fuerte, si de por si un perro pequeño llega a tener mal olor de vez en cuando, imaginemos uno que llega a pesar 100 kilogramos, por lo que su baño deberá ser regularmente entre 6 a 8 semanas.

Se le puede bañar antes de este periodo si se llegase a ensuciar mas de lo normal.

Para los baños de un mastín ingles se debe usar un champú especial para perro y deberá ser bien secado, supervisando sus orejas y sus ojos, para que no les quede humedad.

Un perro de esta envergadura puede ser un poco complicado a la hora de sujetar para el baño, por lo que si se hace de forma casera se deberá tener mucha paciencia, y tomarlo de forma divertida, asumiendo el hecho de que el dueño también saldrá mojado con cada sacudida del mastín ingles.

Si por el contrario se hace imposible poder bañar a este grandulón en casa, existen peluquerías caninas donde cuentan con el espacio y personal capacitado para hacer de esta experiencia algo placentera.

Sus uñas deberán ser revisadas y recortadas con frecuencia, para mejorar su caminar.

Por otro lado, el mastín ingles es propenso a botar mucha baba constantemente, por lo que deberá ser limpiado y aseado por sus dueños día tras día.

Los pliegues de piel que se generan alrededor de su cara también deberán ser limpiados y revisados para evitar que surjan infecciones, hongos o enrojecimientos. Se debe consultar con el veterinario cual es el mejor producto para esto.

Otros de los cuidados que amerita el mastín ingles es el cepillado de sus dientes, desde cachorro se le debe enseñar que de vez en cuando sus dientes deberán ser revisados y cepillados para evitar que el sarro se acumule y aparezcan infecciones u otras molestias.

Si se le enseña desde pequeño cuando sea adulto no será inconveniente para que le permita a sus dueños ver y abrir su boca.

Por otro lado, se recomienda que las visitas al veterinario se realicen de forma anual, para los chequeos y revisiones pertinentes, de manera tal que se verifique que su organismo se encuentra en buen estado.

Las vacunas también deben ser colocadas y reforzadas anualmente, llevando un control con un calendario o tarjeta de vacunas.

Para el mastín ingles también es importante que se le preste especial atención a las dosis de desparasitantes que se le deben suministrar y los periodos para ellos.

En cuanto a salud, sabemos que un mastín ingles puede llegar a vivir entre 10 a 14 años, como ya mencionamos por lo que es un perro que goza de buena salud, en líneas generales

Sin embrago, y como todo perro de gran tamaño existen varias enfermedades que suelen afectar a los animales que son corpulentos y pesados.

Tal es  el caso de la displacía de cadera, que suele ser mas visible en caso de aquellos perros que en algún momento de su vida sufrieron sobre peso, o realizaron mucha actividad de jóvenes.

Esta presenta síntomas como dolor en las articulaciones, dificultad para caminar y subir escalones o sobre pisos, cojera de una pata e incluso problemas al levantarse. Esta enfermedad es reversada a través de procedimientos quirúrgicos y puede llegar a convertirse en artritis en algunos casos.

La torsión gástrica también es común en los perros de raza mastín ingles,  en este caso, a los perros les cuesta expulsar los gases por si solos y se presenta dolor abdominal, ganas de devolver la comida y esta puede llegar a causar la muerte si no se trata a tiempo.

Otras de las enfermedades que no son tan comunes pero que también han afectado a el mastín ingles,  es la membrana pupilar persistente que consiste en una anomalía del iris, que es generalmente congénita y que se debe a una malformación durante el desarrollo ocular.

Los síntomas de esta afectación son generalmente son que el cristalino se empieza a ver de forma opaco, y posteriormente se empiezan a producir cataratas, dificultando la visión del animal.

La displacía de retina también puede ser común en un mastín ingles. Muchas veces es asintomático, y también es una enfermedad congénita.

En todos estos casos, mantener una supervisión del desenvolvimiento del mastín ingles, como ya mencionamos son esenciales para mantenerle saludable,  esto con la intención de prevenir cualquier posible síntoma que amerite una intervención de emergencia o algo por el estilo.

bullmastiff

Cómo adiestrar, educar o entrenar un Mastín Inglés

A pesar de lo intimidante que puede llegar a ser el mastín ingles por su fuerza y su tamaño, estos perros son de temperamento noble y dóciles.

Las familias que han tenido la oportunidad de tenerle como mascota concuerdan en que estos grandulones son bonachones por excelencia.

También las personas concuerdan en el hecho de que el mastín ingles es calificado como un perro con modales, es decir, no se le vera comúnmente haciendo grandes travesuras ni desastres muy frecuentes.

Sin embargo, y como a todo perro hay que educarlos para corregir todas aquellas conductas que no sean correctas, desde temprana edad, antes que las tome como costumbre.

El mastín ingles es un perro que no se le conoce por ser muy inteligente, esto no significa que no pueda ser entrenado, sino mas bien que tardara un poco en mas en entender y acatar cada comando.

Por lo que las normas que se les desean enseñar deberán ser claras, firmes y constantes para que pueda recibirlas y comprenderlas.

De igual forma el dueño deberá ser una persona con mucho carácter, para nada podrá ser alguien inseguro de si mismo, ya que el mastín ingles lo captara de inmediato y tomara esa debilidad para aprovecharse al máximo de la situación.

Así mismo su educación debe comenzar desde temprano, para que a medida que vaya creciendo se le pueda reforzar y corregir a tiempo aquellas cosas que le cueste comprender.

La educación básica, como en otras razas puede iniciar con enseñarle donde ir al baño, indicándole que no está bien que haga sus necesidades dentro de la casa o en cualquier lugar que desee.

En este caso, es importante señalarle donde es el sitio indicado, y hay dueños que suelen colocarle papel periódico en la zona donde se les es permitido hacer sus necesidades para facilitar la recolección de las mismas, o si por el contrario se le permite defecar y orinar en un jardín habrá que enseñarle a no hacerlo encima de las plantas decorativas sino siempre en el césped.

Caminar con cuidado dentro de la casa, no morder objetos y no subirse a los muebles son elementos que se le pueden enseñar al mastín ingles de una forma sencilla y que será fácil de comprender para ellos.

En el caso de que tienda a morder las patas de las sillas a algún otro objeto, decirle de forma clara la palabra “No” será suficiente para que este perro entienda, y se puede complementar con  que se le suministre algún juguete que sean para morder, esto calmara su ansiedad y comprenderá que solo se debe morder el juguete.

También una lección que el mastín ingles debe aprender es a no brincar encima de las personas.

Para mostrar su afecto y cariño hacia los que ama todo perro suele realizar este tipo de actos, sin embargo recordemos que el mastín ingles puede llegar a pesar más de 100 kilogramos por lo que si una persona no tiene la fuerza suficiente para sostenerlo podría ser un inconveniente.

De igual forma si alguno de los dueños puede con el peso de un mastín ingles en dos patas, este también deberá enseñarle cuando hacerlo y cuando no.

Por otro lado, recordemos que el mastín ingles tiene instintos guardián por lo que el va a procurar  la defensa y el cuidado de sus seres queridos, en este sentido, y si va a ser adoptado como perro de compañía que conviva con el resto de la familia es muy importante no fomentar juegos donde la agresividad se ponga en práctica.

Jaloneos, mordidas o alguna otra actividad que pueda despertar la parte agresiva de un mastín ingles podría ocasionar que este asuma que esta es una actividad correcta, y en el momento donde se produzca algún episodio donde este tenga que intervenir va a ser difícil que no actué con agresividad .

Otro aspecto que el mastín ingles debe aprender a través de la educación es a pasear con cadena, por su tamaño y su fuerza el debe comprender que no esta bien que hale o que quiera ir a una velocidad mayor a la de quien lleva el mando de la correa en ese momento.

Enseñarle a caminar al ritmo de quien lo lleva es fundamental para los paseos sean constantemente placenteros.

Un tips importante para la raza mastín ingles es que ellos reaccionan de forma efectiva a los estímulos de refuerzos positivos, esto no es mas que alagar y premiar cuando hace algo bien, ya que ellos se desviven por sus dueños y buscan constantemente su aprobación.

Las galletas y golosinas para perros, son una buena opción a la hora de felicitarlos por algo.

En el caso de los periodos de entrenamiento, los gritos y los golpes no tienen por qué ser empleados en esta ni en ninguna raza.

Recordemos que todo animal tiene un instinto salvaje y agresivo, que por más dócil y tranquilo que sea siempre va a formar parte de su naturaleza, y más aun si se le estimula, este podría salir a flote en cualquier momento.

Comportamiento del Mastín Inglés con los Humanos

La entrega y la fidelidad que muestra un mastín ingles hacia los miembros de su familia, le hacen ser la mascota por excelencia de aquellos quienes aman y tienen la posibilidad de poder adoptar y cuidar a perros de gran tamaño.

Estos enormes perros suelen estar dispuestos a complacer y ver felices a sus dueños, por lo que su vida entera la dedicaran a esta labor.

Sabemos que un mastín ingles, además de ser tranquilo y pasivo es muy guardián con las personas que conforman su entorno, tanto es así que se puede definir como un comportamiento bastante predominante en ellos y que puede incluso a llegar a ser bastante amenazador para quienes no los conozcan.

Un mastín ingles asume el resguardo y cuidado de su familia hasta casi cualquier punto, Por lo que su relación con las personas será fundamentado en esta conducta, la de resguardar.

Y una de las principales características de su relación con las personas es que este se va a desvivir por recibir el afecto y los gestos de cariño de quienes conforman su hogar.

Además el mastín ingles amara estar donde están las personas, y se moverá a donde sea que ellos se muevan para tumbarse a sus pies y estar alerta al mínimo movimiento.

Sin duda, sus muestras de cariño hacia su familia adoptiva serán tan grandes como lo es el tamaño de su cuerpo.

Con los niños asumirá el mismo rol, y con ellos será muy cuidadoso en cuanto a que los ve como inferior a el, y por ende asume su fragilidad con mucho cuidado.

Con ellos,  los pequeños de la casa, se comportara muy paciente, y será capaz de soportar casi cualquier tremendura, cualquier amapuche excesivo o cualquier juego, donde incluso si no se siente muy cómodo el sabrá esperar el momento exacto para levantarse e irse.

En el caso de los extraños estará muy alerta, y si observa la mínima posibilidad de peligro será el mastín ingles quien con su fuerza y majestuosidad, y por voluntad propia, persiga, acorrale,  e inmovilice a quien este invadiendo su entorno.

Se conoce que la mayoría de la forma de actuar de un mastín ingles ante la llegada de una visita que no sea conocido por este, será de colocarse delante de su dueño, luego que el dueño reciba de forma cordial al visitante el mastín ingles bajara la guardia y permitirá la entrada de quien haya llegado.

Es bueno que la suspicacia con los extraños sea controlada por el dueño si se observa que es muy excesiva, ya que podría ocurrir inconvenientes frecuentes cada vez que llegue visita a casa.

Es decir, está bien que el mastín ingles sea el protector del hogar, pero si por su conducta de recelo ante los extraños estos dejan de visitar a la familia, hay que tomar cartas en el asunto y educar al perro para que mejore su conducta.

Por lo que es fundamental que el mastín ingles aprenda a que cualquier persona se le puede acercar sin que esto represente una amenaza, claro está, siempre que así sea y la persona no tenga malas intenciones.

Las hembras suelen ser más dóciles y menos celosas ante los extraños, lo que podría significar una opción para quienes busquen a un perro de compañía y amoroso, ahora si por el contrario, se desea  tener a un perro que cuide y vele por los miembros de la familia y la casa en general los machos son perfectos para esta función.

Es importante, de igual forma, que desde pequeño el mastín ingles mantenga contacto con todos los miembros de la casa para que los identifique correctamente desde el principio, pudiendo ejercer la protección debida en caso de que así lo requieran.

Su ladrido no es constante, se puede decir que casi no ladra, pero cuando lo hace los dueños deberán asumir que algo fuera de lo normal está ocurriendo.

Por lo que podemos mencionar que una de las principales labores que el  mastín ingles Durante años a realizado, o se ha desempeñado es como perro guardaespaldas encargado de resguardar las vidas de quienes se les asignaban.

También es adoptado como perro de compañía para personas que aman la tranquilidad y la paz, además del afecto y amor que estos perros pueden brindar.

Así mismo, el resguardo de propiedades, Todo aquel que tiene a un mastín ingles en su hogar se considera seguro de cualquier peligro.

No es recomendable que se asigne a un mastín ingles como cuidador de una propiedad que este sola, y que no se le permita compartir con personas y recibir el amor que se merece. Este tipo de acciones desencadenaría que el perro reaccione de manera ansiosa ante la presencia de personas y también de forma agresiva. Todos los perros tienen el derecho de recibir el amor y la compañía que se merecen.

Entorno ideal del perro Mastín Inglés

Por lo grande de sus dimensiones corporales esta demás decir que esta raza en particular amerita un espacio grande donde moverse a sus anchas, sin tener restricciones que le impidan ejercitarse.

Sería ilógico llevarlo a un pequeño departamento donde apenas pueda moverse y donde solo con caminar podría tumbar todo a su paso, aparte que los niveles de ansiedad estarían por las nubes por el aburrimiento que esto le causaría.

Por lo que un aspecto a tomar en cuenta, para que el entorno de un mastín ingles sea el correcto es el hecho de que su hogar debe, por lo menos, contar con un jardín donde este pueda correr o caminar con libertad.

Si bien es cierto, que esta raza es bastante fuerte y saludable, el mastín ingles no se lleva muy bien que digamos con las altas temperaturas de los exteriores, por lo que permitirle de vez en cuando la entrada al hogar para que se refresque no estaría de más.

Un sitio adecuado para que descanse también es aconsejable para estos enormes animales, por lo que se recomienda adquirir una cama donde este pueda descansar, preferiblemente colocada en un lugar fijo donde pueda ir a la hora que sea, ya que si se acostumbra a tumbarse donde sea para dormir podría quedar atravesado en cualquier lugar a cualquier hora.

Las medidas de esta cama deberán ser acorde al largo del mastín ingles, y existen algunas que son fáciles de asear y de secar.

Los paseos diarios son necesarios, la ejercitación es fundamental sobre todo para el mastín ingles que suele ser sedentario y perezoso, por lo que dentro de su entorno se debe procurar la cercanía de algún parque o camineria donde llevarlo a que pueda hacer un poco de ejercicio.

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta es que un mastín ingles no cabe en cualquier vehículo, por lo que antes de asumir la responsabilidad de incluir a un perro de esta tamaño a la familia, se debe tener la posibilidad de contar con un medio de transporte donde se pueda movilizar a la mascota de forma sencilla y segura.

Este vehículo debe estar adecuado tanto en altura como en espacio para que el mastín ingles pueda tener un viaje cómodo.

El transporte público no es opción para esta raza.

Y a la hora de tener que transportarlo en avión se deberá hacer en la bodega, a través de un contenedor lo suficientemente confortable para que el pueda llegar a su destino de forma agradable.

Los juguetes, por su parte, forman una parte esencial de su hábitat. Proveerles de  juguetes especiales  para ellos, los cuales le brinden diversión, entretenimiento y momentos de esparcimiento mejora considerablemente su estadía en cualquier lugar.

Por otro lado, es recomendable que si la casa tiene cercas perimetrales, estas estén debidamente colocadas de manera tal que el mastín ingles no pueda sacar la cabeza ni que alguien pueda meter la mano para saludarlo.

Asi se evitaría que la imprudencia de algunas personas cause incidentes.

A pesar de que el mastín ingles es pesado, su movimiento puede ser rápido e intentar alcanzarlo en el momento de una huida podría ser misión imposible, por lo que las puertas que den hacia la calle deberán estar aseguradas, y estar por encima de la estatura del mastín ingles para impedir que al saltar pueda salir de la propiedad.

El lugar en donde viva, como ya dijimos, no debe estar solo, por el contrario deberá estar ocupado por personas que le brinden cariño constante y mucha comprensión al mastín ingles.

El aseo diario del lugar donde se movilice el mastín ingles debe ser realizado rigurosamente, ya que las deposiciones de estos perros son, como es de esperarse, de gran tamaño, y el olor al no recogerse con constancia,  puede desencadenar la llegada de insectos como moscas y gusanos.

Esto desmejoraría el entorno en cuanto a higiene se refiere.

También se existe gran cantidad de césped o monte es recomendable mandar a fumigar en contra de garrapatas y pulgas, de vez en cuando para evitar que el mastín ingles se infesten con estos parásitos y puedan disfrutar completamente de su sitio de esparcimiento.

Siempre insistimos en el hecho de que los entornos deben ser preparados y estudiados previamente, antes de tomar la decisión de incluir a un perro en la familia, mas si como es el caso, se desea traer a un mastín ingles a la casa, ya que luego de que estos hermosos caninos lleguen al hogar no cabe la posibilidad de que se piense en darlos en adopción por motivos como espacio o costos de mantenimiento.

Esto es muy dañino para la salud emocional de los perros, y también para los miembros de la familia que desde un principio se encariñaron con las mascotas.