Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Bullmastiff

Bullmastiff
Bullmastiff
5 (100%) 12 votes

Bullmastiff: Tu nueva mascota

La raza de perro Bullmastiff en la antigüedad era usada como una raza de caza en Inglaterra. La inteligencia de este perro es tal que puede abalanzarse sobre la presa dejándola inmóvil sin ocasionarle daños, esperando que lleguen los cazadores y la cobren. Incluso, luego de cientos de años después de esa época, el Bullmastiff es una de las pocas razas que puede dejar inmóvil a un extraño esperando que su dueño llegue.

El Bullmastiff es un perro sumamente inteligente que prefiere ser pacifico, pero si lo provocan no dudará en atacar en serio. Por esta característica es un perro bastante apreciado para labores de vigilancia.

El rasgo más característico en el comportamiento del Bullmastiff es el que ya veníamos describiendo en su breve introducción, que es su capacidad de atacar y derribar sin ocasionar daños. Esta habilidad la desarrolló gracias a los guardabosques que los entrenaron hace cientos de años, dejándolos entrar a sus casas y compartir un entorno familiar. No era extraño entrar en la casa de un guardabosque y ver a un Bullmastiff compartiendo con los niños o acompañando a la familia en el momento de la cena.

El vivir bajo este entorno y no en las afueras como el resto de los perros le enseñó al Bullmastiff la compasión, por lo que prefiere primero actuar sin lastimar.

Justamente por vivir bajo estas características es que el Bullmastiff es un excelente compañero de juegos para los niños y se adapta a cualquier entorno, ya sea ciudad o campo. Es un perro que necesita ser parte de la familia, es decir, tener constante atención y no ser confinado a un mismo lugar durante todo el día. El saber que lo quieren y lo respetan es suficiente para que sea capaz de arriesgar su vida para proteger a los suyos.

Es un perro de tamaño excepcional y un peso de igual magnitud. Los machos pueden llegar a pesar 60 kg mientras que las hembras en promedio alcanzan los 45 kg. Pero lo más singular de esta raza es su gran cabeza cuadrada, compacta, que se ubica en un pecho con bastante musculatura. Es un animal extraordinariamente fuerte, pero a su vez extraordinariamente pacífico y hogareño, una combinación que se encuentra pocas veces en perros.

El Bullmastiff es un perro compacto, con patas traseras gruesas y musculosas, que terminan en unos pies redondos, parecidos a los de un gato. La cola es robusta, amplia desde su inicio, aunque se va estrechando al final. Las patas traseras son perfectas para impulsarse y abalanzarse hacia el enemigo para derribarlo y paralizarlo.

El Bullmastiff puede adaptarse perfectamente a la vida en la ciudad y en el campo, a estar en los exteriores o el interior del hogar. Esta raza no requiere de extensas actividades para ejercitarse, con solo un poco de ejercicio, que puede ser una caminata, estarán libres de estrés. Durante la etapa del crecimiento se deben evitar juegos y ejercicios de alto impacto para evitar problemas en sus articulaciones, músculos y huesos.

El Bullmastiff es un perro que puede engordar fácilmente, por lo que sus dueños deben procurar llevar su alimentación muy en serio. No es un perro con un olor característico por lo que bañarlo es fácil. El cepillado puede realizarse unas tres veces por semana. No se recomienda bañarlo con frecuencia ya que en su piel pueden aparecer sarpullidos al verse su pH desequilibrado por el exceso de limpieza.

A la hora de identificar al bullmastiff, ciertas personas con poca experiencia en esta noble raza suelen equivocarse y confundirlo con otras razas bastante parecidas, pudiendo llegar a adquirir otra raza o “variante” del bullmastiff.

Para evitar confusiones te presentaremos todas las versiones de bullmastiff que actualmente existen y si se tratan o no de una variación reconocida o de otra raza, comencemos.

Variantes del Bullmastiff

Bullmastiff ruso

Aquel perro al que se le conoce como bullmastiff ruso en realidad se trata del perro pastor caucásico ruso, perro cuyas características molosoides lo hacen parecido al bullmastiff, sin embargo, no se trata del mismo perro, aunque tengan parecidos en lo exterior.

Este “bullmastiff ruso” es usado para pastorear rebaños de ovejas y cuidar propiedades en territorios ibéricos. Esta versión rusa del bullmastiff inglés puede encontrarse en Armenia, Azerbaiyán, Georgia y por supuesto Rusia.

Bullmastiff inglés

El bullmastiff inglés es el bullmastiff por excelencia, es decir, es el bullmastiff oficial de la raza, reconocido por multitud de clubes dedicados a mantener el estándar de la raza en diferentes razas, alrededor del mundo.

El bullmastiff inglés nació en Gran Bretaña en el año 1924, año durante el cual fue aceptado por el Kennel Club como raza oficial. Desde entonces el bullmastiff ha cambiado muy poco su apariencia física y comportamiento gracias a los excelentes cuidados que se le ofrecen a su raza de la mano de sus criadores.

De esta versión de bullmastiff es de la que hablaremos a lo largo del artículo en general de la raza.

Bullmastiff francés

En el caso del “bullmastiff francés” podemos ver otra confusión por parte de las personas no conocedoras de la raza, ya que es el dogo de burdeos el que suele ser llamado bullmastiff francés gracias a su gran parecido con esta raza inglesa.

El dogo de burdeos o bullmastiff francés como lo llamaremos desde ahora, es un perro que fue criado en Burdeos, Francia y que tiene parentesco directo con la familia de los perros mastines. Es un perro sumamente potente que alardea de su gran fuerza.

El bullmastiff francés es reconocido por su carácter tajante y atrevido cuando tiene que serlo, lo que lo hace un perro guardián por excelencia.

Desde antiguos tiempos tanto su apariencia como su carácter ha variado muy poco. Es una de las razas originarias de Francia más longevas. Debido a su carácter agresivo fue ablandado con el paso del tiempo con mastines, bulldogs ingleses y dogos alemanes, por lo que podría decirse que tiene más de bullmastiff oficialmente que otras versiones de esta raza inglesa que en realidad no tienen nada que ver con ella.

Bullmastiff italiano

El denominado “bullmastiff italiano” en realidad se trata del cane corso, una raza poco conocida, pero que gracias su parecido al bullmastiff inglés se ha popularizado como una variante italiana de este.

Los bullmastiff italianos se tratan de perros tranquilos, a los cuales les encanta reposar en su colchón buena parte del día, no arman demasiado alboroto y son bastante leales. Sin embargo, cuando un individuo no autorizado cruza las fronteras de su territorio será mejor que pueda correr rápido, ya que esta raza no dudará en lanzarse a la defensa de su territorio y familia.

Es tan robusto que un ejemplar en la antigüedad podía derrumbar a un jabalí para que su amo pudiese darle caza.

Los bullmastiff italianos son extremadamente testarudos si no son socializados, imposibilitando su adiestramiento una vez llega su adultez, por lo que es recomendable que solo sean adoptados por personas que sepan cómo criar a perros de este tipo de comportamiento.  En el caso de que no tengas demasiada experiencia en la crianza de perros dominantes entonces deberías escoger otra versión de “bullmastiff” o adoptar una bullmastiff italiana hembra (cane corso hembra).

Ahora, si eres una persona con conocimientos de adiestramiento canino y quiere un perro que no piense en defender su territorio o familia y se lance directamente a ello, entonces debes escoger un macho de esta raza, que ejerce la guardia y defensa inmejorablemente.

Bullmastiff americano

Esta variante del bullmastiff inglés si se encuentra reconocida como variante oficial de la raza bullmastiff. Se trata de un perro fuerte, sin temor, al igual que los perros del linaje de los mastines. Es capaz de dar su propia vida para defender al resto de la familia.

Sus características principales son su gran peso de más de 45 kilogramos y su porte musculoso.

Con la compañía de un perro de este calibre podrás dormir en la calle sin necesidad de preocuparte, ya que nadie que goce de inteligencia se atreverá a hacerle frente a tan formidable perro.

El bullmastif americano es uno de los “bullmastiff” más fuertes dentro de todos los que hemos listado, por ello necesita mucha socialización y adiestramiento a temprana edad, con el fin de evitar comportamientos agresivos y dominantes a medida que vaya creciendo.

Al igual que sus hermanos, es un perro al que no le llama demasiado la atención los ejercicios. Disfruta del sedentarismo y seguir a su dueño en su casa, por lo que es propenso a engordar. Al igual que el resto de los bullmastiff, es un perro ideal para la guarda y defensa del hogar.

Bullmastiff chino o tibetano

El bullmastiff tibetano es un perro que no desprende ningún olor, a diferencia de sus parientes que suelen desprender el típico aroma a “perro de gran tamaño”. Este bullmastiff chino es una versión que copia perfectamente las características de los demás bullmastiff, son fuertes, poderosos y no hacen mucho ruido, con la diferencia de que si ven a un extraño en casa en vez de amenazarlo se comportarán de una manera distante

Historia y Origen del perro Bullmastiff

bullmastiff

Los perros Bullmastiff son una raza que al principio de sus orígenes se encontraba completamente reservada a los guardabosques que cuidaban las grandes extensiones de terreno propiedad de los nobles de Gran Bretaña.

Estas extensiones de terreno que cuidaban los guardabosques eran propiedad de la nobleza y los usaban para cazar, pero a las familias menos agraciadas también les interesaba cazar en estas tierras, aunque fuese sin el permiso de la familia noble, por lo que el guardabosque tenía como meta el evitar que personas ajenas a la familia noble entraran a estas áreas.

Pero el guardabosque veía esta tarea un poco cuesta arriba para él solo, así que decidió adquirir a un amigo de cuatro patas que lo ayudara en la tarea, un perro fuerte, sumamente inteligente y con mucha paciencia, el Bullmastiff.

En la época en donde los ricos eran muy ricos y los pobres demasiado pobres es que se comenzó a usar el Bullmastiff para evitar que personas hambrientas cazaran animales que eran propiedad de familias nobles.

Los perros gigantes y grandes abundaban en esta época, a ellos se les asignó un nombre en común, Mastiffs, raza de perros del cual desciende el Bullmastiff de este artículo.

Estos perros Mastiff eran muy grandes y voluminosos como para correr grandes extensiones de terreno persiguiendo a los cazadores furtivos, por lo tanto, los guardabosques comenzaron a experimentar y se realizaron cruces entre varias razas para encontrar a un perro fuerte, pero también rápido, que pudiera servir para la tarea que tenían asignada.

Estos hombres lo lograron y nació el Bullmastiff, un perro con más velocidad, mayor impulso y un mejor olfato.

Los Bullmastiff en la cultura

Se sabe que, en la Península Ibérica, durante estos mismos años del Bullmastiff británico, existían perros muy parecidos a los primeros de los cuales estamos hablando, estos perros eran conocidos como “perro de toro” debido a que eran muy fuertes, valientes y resistentes. Los “perros de toros” fueron descritos por varios historiadores alrededor del siglo XV, también fueron plasmados en pinturas y grabados.

Se pueden ver perros Bullmastiff en grandes obras de arte como los grabados de Goya en su colección “Tauromaquia”, que fueron creados a comienzos del 1800 y también en grandes pinturas al óleo, como la gran pintura llamada “El patio de caballos de la antigua plaza de Madrid, antes de la corrida” de Manuel Castellano, en esta pintura aparecen, a su izquierda, grandes perros que guardan una similitud exacta al Bullmastiff actual.

Manuel Castellano en esta obra de arte copió con gran exactitud a varios de los más populares toreros del momento, como fueron Montes, Regatero, Chola y Chiclanero, por lo que se sabe que se inspiró en situaciones reales para la creación del mismo, por lo tanto, en los años 1800 ya se podían ver Bullmastiffs con gran parecido a los actuales.

Esto quiere decir que probablemente los Bullmastiff britanicos no hayan sido los primeros Bullmastiffs, sino los ibéricos.

Pero ocurrió una desgracia en España que impidió que se pueda constatar si en realidad el origen del Bullmastiff fue ibérico en un principio, se prohibieron en las corridas de toros y dado que existían cientos de perros para aquel entonces, debidamente censados y cuidados para presentarse en espectáculos taurinos se sacrificaron la totalidad de ellos ya que no les encontraron otra ocupación, perdiendo así la oportunidad de comparar a un Bullmastiff de origen ibérico con uno moderno.

Todo lo que queda del Bullmastiff ibérico o “perro de toros” es la ilustración del cuadro de Castellanos junto a varios grabados que, comparándolos con el Bullmastiff actual y el Bullmastiff inglés, se puede apreciar fácilmente que los Bullmastiffs ibéricos guardan mucha más similitud con los Bullmastiff de la actualidad, sin embargo, los ingleses reclamaron el origen de la raza y no hay nada que se pueda hacer para refutar esta aseveración ya que los únicos ejemplares fueron ejecutados sin ningún tipo de compasión.

Características principales

La raza bullmastiff posee un gran tamaño, su altura a la cruz es de 63 a 70cm en machos y de 61 a 66cm en las hembras. Es un perro que tiene una musculatura marcada pero no exagerada, es atlética y elegante.

Este perro tiene un peso aproximado de entre 49 y 60kg en los machos mientras que en las hembras es de 41 a 49kg. Este perro posee un tiempo de vida entre los 8 y 10 años de edad. Es seguro de sí mismo con un carácter estable.

perro bullmastiff

El bullmastiff tiene un aspecto regio e imponente, pero esto no quita que sea un animal muy cariñoso y unido con sus compañeros cercanos. Tiene bastante energía y disfruta especialmente de las sesiones de juego. Este también tiene un instinto guardián que no dudará en defender el hogar y su familia de cualquier intruso que aseche en las cercanías.

Posee una estructura ósea bien distribuida. Su cráneo tiene una forma cuadrada y ancha, su stop es levemente pronunciado.

En su área facial tenemos el hocico, el cual posee los orificios nasales abiertos, su longitud es corta, en su base presenta anchura que se mantiene hasta la nariz y su ángulo superior es recto, lo cual lo clasifica como un hocico cuadrado, manteniendo buena proporción en cuanto al cráneo. Su trufa es ancha y chata de color oscuro, no es elevada haciendo contraste con su hocico.

Sus labios cuelgan levemente y llegan por debajo de la mandíbula inferior. Su mandíbula es ancha con mordida en forma de pinza sin ser prominente, sus dientes son fuertes y duros con los caninos distantes entre sí. Sus mejillas poseen ligera prominencia.

Los ojos deben ser de color marrón oscuro o medio sin llegar a ser claros o con tonos amarillos, sus ojos son separados debido a la anchura del hocico, esta expone una leve curvatura en su base superior, son pequeños.
Sus orejas poseen una forma triangular en sus extremos, son inclinadas hacia delante con una base de implantación elevada, son pequeñas y separadas dándole a la cabeza una forma cuadrada. La punta de la oreja se eleva al nivel de los ojos cuando el perro esta alerta. Poseen una tonalidad más oscura en comparación a su cuerpo, no deben tener tonos rosas.

Su cuello tiene ligera curvatura, tiene una musculatura atlética y no es largo, la circunferencia de este es similar a la de la cabeza.

La espalda es totalmente recta, no es larga, esto confiere unas medidas firmes y resistentes en cuanto a sus movimientos. No es permitido que la espalda tenga sea hendida o curva.
Su lomo posee bastante anchura y buena musculatura sin llegar a ser exagerada. Sus extremos son muy profundos.

El pecho goza de amplia profundidad, es ancho decayendo en medio de las extremidades delanteras. Su antepecho es hondo.

La cola es de inserción elevada, desde su base es gruesa y va reduciendo su anchura hasta llegar a su extremo final.

Es ligeramente arqueada sin perder su rectitud. No se permiten ejemplares con la cola torcida.

Sus extremidades delanteras son derechas y separadas entre sí, posee unos hombros poderosos, ligeramente ladeados, fornidos con una buena musculatura pero no exagerada. Sus metacarpos son derechos y robustos. Las patas tienen ligera curvatura, poseen dedos redondos y almohadillas rígidas y prominentes, a esto se le conoce como pata de gato. Las patas no deben ser planas ni aplastadas.

Las extremidades traseras poseen bastante musculatura con una fuerza significativa. Estas tienen un buen desarrollo mostrando una formación fuerte y atlética. Los corvejones son ligeramente esquinados. No son aceptados los corvejones de vaca.

El pelaje del bullmastiff es corto y áspero, este brinda una protección al perro contra los diferentes climas que se puedan presentar. Debe ser lacio y fijado a cuerpo, no se permite pelo largo suave y fino. En cuanto al color que se pueda presentar se tienen tonos rojizos, rubios y atigrados, el tono debe ser uniforme en toda su superficie, una mancha pequeña de color blanco en el pecho se puede admitir, pero si esto ocurre en otra parte del cuerpo no sería aceptable. En la cara tiene una particular mascara oscura, esta mascara va desde el hocico hasta el contorno de los ojos dándole su expresión característica, esto es sumamente importante.

En cuanto a su forma de desplazarse, tiene como característica un movimiento recio y fuerte que expresa valentía y seguridad en sus acciones. Cuando caminan en dirección delantera las extremidades se mueven en sincronía alternándose sin cruzarse una con otra. La extremidad delantera del lado derecho y la extremidad trasera izquierda deben estar sincronizadas de manera que se apoyen y flexionen a la vez. Las extremidades traseras tienen un impulso energético que goza de bastante fuerza, pero esto no afecta el desempeño de las demás partes de su estructura corporal durante el movimiento, siendo así un movimiento firme y equilibrado en todas sus acciones.

Comportamiento del Bullmastiff con otros perros

bullmastiff

Como se comportan los machos y las hembras

Las hembras son mucho más tranquilas que los machos en general, estas son más dóciles y por lo tanto más fáciles de entrenar, son recomendadas para los dueños que no tengan tanta experiencia con esta raza o que tengan problemas para mantener el mando. Los machos en cambio tienen un instinto algo más dominante y firme, estos son bastante recomendados en tareas como el cuidado del hogar y familia donde se desempeñan excelentemente.

El Bullmastiff y la territorialidad

Los bullmastiff tienen muchas virtudes, pero poseen un problema, el cual es la poca tolerancia que les tienen a otros perros, este perro no es muy sociable a pesar de que posee una personalidad tranquila y afable. Estos no suelen mostrar agresividad, pero no soportan que algún otro perro lo fastidie o incomode, y son muy dominantes al punto que querrán dominar a los demás perros para que ninguno los domine ya que esto les molesta en sobremanera.

Con la familia será muy amable y dulce pero con otros perros se comportara como el líder de la manada. Si este se encuentra con otro perro dominante se pueden desarrollar problemas e incluso peleas ya que no se hará la idea de ser subordinado.

La dominancia se puede agravar si el otro perro es del mismo sexo ya que se mostrara conflictivo con este.

Estos perros hay que acostumbrarlos a estar con los demás desde pequeños para moderar este comportamiento, cuando es cachorro es mucho más fácil que se queden tranquilos ya que estarán llenos de curiosidad y timidez, con ganas de aprender más por su entorno.

En esta etapa de su vida no está desarrollado todavía el instinto dominante y distante por lo que será una convivencia bastante amena.

Cuando el perro bullmastiff es un adulto y todavía no ha tenido la socialización necesaria será algo más difícil en donde hay que mantener la perseverancia y paciencia siempre. Se comienza con paseos largos donde haya otros perros presentes pero sin interactuar demasiado si tu perro se empieza a sentir incómodo.

Después de que se acostumbre a la presencia de otros puedes empezar acercándolo poco a poco mientras lo sostienes con una correa, si empieza a gruñir tiene que hacérsele saber que es un comportamiento incorrecto, dándole un firme “No” como respuesta y halando un poco de la correa. Una vez que entienda que la dominancia no es el camino correcto podrá socializar con los demás perros implementando juegos y haciendo nuevos amigos.

Como se comportan los Bullmastiff con otras mascotas

Este puede desconfiar bastante de otras mascotas si no sabe a lo que se enfrenta, normalmente es muy reservado pero si divisa peligro no dudara en entrar en estado de alerta si lo que ve lo presiente como una amenaza.
El perro tiene que desarrollar la tolerancia como medio principal para acercarse a estas sin problemas, de esta forma podrá ser pacifico con las demás especies e incluso disfrutar de su compañía.

Dieta y alimentación del Bullmastiff

Alimentación del Bullmastiff cachorro

Los cachorros necesitan de una buena alimentación para poder desarrollar su crecimiento correctamente, fijándote siempre en detalles como su peso.

• El cachorro hasta los 5 meses de vida debe recibir de 350 a 400grs de alimento al día en tres raciones.
• El cachorro hasta los 8 meses de vida recibirá de 450 a 500gr al día.
• El cachorro hasta un año de vida necesita de 500 a 550grs de comida al día.
• Después del año de vida se distanciaran las raciones y se reducirán a dos al día, siendo estas de 300 a 400grs.

Este calendario de alimentación es el que por defecto tiene esta raza, puede necesitar ajustes en cuanto a la cantidad y raciones que se le den con respecto a cada ejemplar porque una mala gestión podría ocasionarle problemas de peso y hasta problemas estomacales, por lo tanto esto es de suma importancia.

Dependiendo de cómo sea el desarrollo de cada cachorro necesitara más o menos nutrientes, en estos influyen factores como el ejercicio ya que si es bastante activo podría necesitar de más calorías en su ingesta diaria para mantenerse en optimo estado, el clima también es influyente como también lo es el metabolismo que es el que regula qué tan rápida es su capacidad de digerir los alimentos.

Trata de orientarte según las señales que te dé tu cachorro, y decide que es lo mejor para él, una práctica para saber si el perro está bien con su peso es hacerle un pequeño pellizco a la piel de un lado de este y si esta se separa de una manera fácil del cuerpo podrá decirse que el ejemplar no tiene tejido graso debajo de ella, intenta palpar tu mano en la piel de tu perro en sus costados y percibir el espacio intercostal.

Tienes que seguir una rutina diaria para la hora de la comida, procura establecer un horario fácil de llevar para que no haya inconveniente alguno en un futuro. Si el cachorro es muy pequeño es posible que las croquetas de su alimento sean difíciles de comer, para facilitarle esta tarea puedes esparcir agua sobre ellas para que la absorban y se ablanden, puedes hacer también como buena opción un tipo de papilla con estas, este método también lo hidratara y no será necesario que beba tanta agua después de comer porque el alimento ya lo incluye.

Alimentación del Bullmastiff adulto

Este perro es robusto y enérgico, por lo tanto debe tener una dieta adecuada que supla todas las necesidades de nutrientes que necesita para su día a día.

A este perro se le recomienda una comida que sea balanceada entre sus componentes, están los alimentos prefabricados hechos en forma de croquetas secas, los naturales y los alimentos blandos, aunque estos últimos tienen más calorías. La alimentación del adulto debe contar con dos raciones al día.
Procura que el recipiente para la comida sea más ancho abajo para que no haya derrames ni volteos.

La calidad de nutrición que tenga durante su adultez determinara la salud de la mascota cuando llegue a la vejez, por lo tanto es de suma importancia darle la alimentación adecuada.

Alimentos recomendados para el perro Bullmastiff

Existen también suplementos para ellos que pueden complementar sus comidas y en algunas veces hasta sustituirlas.

bullmastiff

El alimento seco prefabricado contiene sus decadencias nutricionales pues de la forma que está hecho pierde muchas de sus propiedades alimenticias.

Esto da a entender que muchas complicaciones en la salud de los perros provienen de la falta de buena alimentación, esto podría acarrear problemas tales como un mal crecimiento del cachorro. Este tipo de dieta no aporta todo lo que el perro necesita para su día a día porque es totalmente sintético, lo mejor sería tomar una alternativa diferente y probar que es lo mejor para la mascota.

Una dieta a base de una comida fresca que aun mantenga todos sus nutrientes intactos, que se pueda alternar junto con la comida seca para que sea más fácil de asimilar para el perro, poder prepararla según sus necesidades es un ventaja más de este tipo de comida.

La variedad de diferentes alimentos también estará de su parte ya que no se aburrirá a la hora de la comida.

Este método se llama “dieta BARF”, esta dieta especializada se centra en la alimentación con alimentos crudos tal como la dieta de los sus ancestros los lobos en su estado salvaje. Este método de alimentación conserva todos los nutrientes frescos y sin cocción, por lo tanto tiene todas sus ventajas intactas.

Esta dieta incluye bastantes elementos que pueden combinarse en cada comida del día, está la carne de cualquier tipo ya sea de vaca, cerdo o pollo, esta puede ser totalmente cruda o cocida por poco tiempo. También están los huesos sin cocinar, estos deben tener carne fijada todavía, las zonas que más carne tienen son las alas y los cuellos, por lo tanto tu perro aprovecharía mejor estas. El pescado como la sardina o atún están llenos de aceites beneficiosos como el omega 3, 6 y 9. Las vísceras de animales, estas pueden traer muchos beneficios dependiendo que parte sea, el hígado y el corazón son los más buscados por sus altas propiedades nutritivas. Los huevos deben ser crudos. También se pueden agregar aceites tales como la grasa animal y el aceite de pescado y oliva. Se deben incluir vegetales o frutas en un 20%. Los carbohidratos como arroz, pasta y avena.

Cuidados necesarios

El aseo del bullmastiff no es un gran inconveniente ya que resulta una rutina fácil de hacer, estos emanan escaso olor de vez en cuando y su pelaje es de tipo corto que no necesita cortes ni tratamientos mayores. Un contratiempo que a algunos dueños les podría molestar es el babeo, para esto solo hay que estar al pendiente de revisarle cuando tenga algún exceso para retirarlo.

Como bañar a un Bullmastiff

Bañar a este perro podrá resultar difícil por su gran tamaño y puede acarrear dificultades si su comportamiento no es el más adecuado a la hora del baño, muchos dueños tienen como opción bañarlo en una peluquería canina o veterinaria en donde dejaran la responsabilidad del baño en manos de profesionales.

Pero si no cuentas con los recursos para esto o tomas la decisión de hacerlo en casa hay consejos que deberías seguir, intenta tener la mayor paciencia posible a la hora del baño y secado pues es un gran trecho el que hay que lavar y secar para que quede en su óptimo estado. Este perro necesita baños no muy frecuentes, tienen intervalos de tres y cuatro meses entre cada uno, pero esto puede acortarse si ves que la suciedad empieza a verse en tu perro.

Como cepillar un Bullmastiff

El bullmastiff no necesita cuidados rigurosos en cuanto a su pelaje ya que es corto y fácil de mantener saludable. Su pelo tiene épocas de muda y estas vienen llegando con el inicio del periodo primaveral, en este tiempo necesitara de tres sesiones de cepillado a la semana, esto hay que hacerlo pacientemente y con insistencia, puede cepillarse el pelo al contrario de cómo crece y de otras maneras para extraer los pelos muertos y mantenerlo sano y limpio de cualquier impureza, esto puede contribuir inclusive a que tenga un mejor olor ya que expulsará la suciedad y mugre de su pelaje.

Esto además de contribuir al buen aspecto de tu bullmastiff también sirve para estrechar su relación ya que será un momento de relajación y comodidad para ambos. Se puede establecer rutinas de cepillado para convertirlo en un hábito de todas las semanas y acostumbrar a tu mascota para no pasar momentos incomodos si le llega a parecer algo tedioso.

Salud del perro Bullmastiff

El bullmastiff es un perro realmente fuerte y robusto, al igual que su salud, que goza de las mismas características. Sin embargo, no por ello quiere decir que nos saltemos sus visitas al veterinario, le impidamos o no lo invitemos a hacer ejercicio o lo alimentemos con sobras de nuestras comidas. El bullmastiff es un perro que gozará de excelente salud si lo cuidamos de igual manera.

El bullmastiff es un perro ampliamente robusto, a lo largo de su vida ha sido cruzado con los mejores ejemplares para así garantizar una excelente salud y aspecto físico, pero su salud dependerá enteramente de cómo lo cuidemos, ya que será nuestra mascota.

El bullmastiff necesita ser vacunado en contra de los principales virus que afectan a los perros en las primeras etapas de sus vidas. De igual manera, necesita ser desparasitado cada seis meses para evitar el crecimiento y desarrollo de parásitos en su estómago.

Fuera de esto, el bullmastiff es un perro que debido a sus características físicas es propenso a sufrir de algunos problemas de salud, como pueden ser los problemas oculares y de displasia de cadera y codo.

Como es de esperarse, cruzar a miembros de una misma camada entre ellos mismos puede desencadenar varios problemas en cuanto a la salud de los ejemplares inmediatos o en sus hijos. Estos problemas hereditarios pueden ser tratados en su mayoría con asistencia veterinaria, medicación o cirugía, solo siendo pocos los que necesitan el sacrificio del animal para evitar que sufra una vida llena de limitaciones.

Por ejemplo, la displasia de cadera es una malformación en dicha zona de su cuerpo, que le impide caminar con normalidad debido a una creciente rigidez en la zona. Esta afección no pone en riesgo su vida, pero lo limita de manera importante. Otra malformación hereditaria a la cual el bullmastiff es propenso es a la del entropión.

Una casa de crianza responsable deberá apartar de la reproducción a los cachorros que presenten estos problemas, siendo castrados cuando aún son cachorros. De esta manera se evita que el problema siga propagándose a través de la genealogía del bullmastiff.

Vacunas del Bullmastiff

No importa cuán imponente sea el perro, las bacterias, virus y microorganismos son potencialmente mortales, estas podrían cambiar drásticamente las condiciones de vida de la mascota afectándolas en gran o menor manera. Es por esto que se ha hecho un calendario de vacunas, este es responsable de mantenernos informados de cada cuanto se le debe colocar una dosis de medicamento a nuestro perro por un profesional veterinario.

Calendario de vacunación:

• Vacuna contra el moquillo y parvovirus: 45 días de vida.
• Vacuna de refuerzo contra el moquillo y parvovirus: 60 días de vida.
• Vacuna quíntuple (moquillo, hepatitis, leptopirosis, parvovirus y parainfluenza): 75 días de vida.
• Vacuna de refuerzo quíntuple: 90 días de vida.
• Vacuna contra la rabia: 120 días de vida.
• Vacuna hexavalente (refuerzo contra las enfermedades anteriores): Una vez cada año.

A parte de esto también es importante atender la desparasitación del animal, para esto se pueden usar jarabes especiales, pipetas, ampollas y collares contra los parásitos. Estos pueden encontrarse tanto en veterinarias como tiendas caninas.

Las uñas de nuestro perro necesitan mantenimiento si no se gastan con el uso diario, se debe recurrir al corte de estas si comienzan a molestar al perro, si las uñas sobrepasan las almohadillas y tocan el suelo obligaran a nuestro perro a caminar de forma anormal para poder sentirse cómodo ya sea doblando las patas o caminando de lado, esto a mediano y largo plazo podría generar dolor al caminar y deformidades.

Para cortar las uñas de tu perro hay que tener en cuenta la raíz ya que esta no debe cortarse para no causar daños ni sangramiento. Se debe cortar de forma horizontal en la punta. Siempre hay que tener en cuenta la uña del dedo lateral de la pata, ya que si esta crece demasiado le podría proporcionar heridas a causa de la fricción entre esta y el suelo e incluso romper la piel del perro.

Esto es en todo caso, si tu perro lo necesita y sus uñas se desgastan no se desgastan lo necesario con la actividad física, debes cortárselas, sino abstente de practicarle un corte de uña que no sería nada oportuno.

¿Cuánto vive un perro bullmastiff?

Todos quisiéramos que nuestra mascota fuera eterna o quizás que viviese al menos tanto como un ser humano. Lamentablemente esto no puede ser así.

Los perros viven su vida siempre al límite, son ampliamente felices con tan solo un gesto que puedes considerar como normal, el cual puede ser llevarlos de paseo, dedicarles una caricia en la panza o hablarles como si pudieran entenderte perfectamente.

También disfrutan de las cosas simples de la vida, como el salir a correr al aire libre o, más en el caso del bullmastiff, acostarse a tus pies mientras te encuentras en casa viendo la televisión, cuando lo sacas de paseo por una zona rural y compartes con él algunos bocadillos frutos de su obediencia durante el entrenamiento.

Los humanos somos más complicados, necesitamos más tiempo para alcanzar nuestro propósito de vida, que nos lleve a la felicidad, sin embargo, los perros lo alcanzan a diario gracias a ti, por lo que no necesitan vivir demasiado para ser completamente felices, ya que día a día pueden serlo.

Tal es el caso del bullmastiff, una raza de perro poco longeva con una esperanza de vida de 8 a 10 años. Si bien no es una esperanza de vida demasiado optimista, tendrás un perro que te cuide sin pensarlo, dispuesto a sacrificarse para salvarte a ti o a los miembros de tu familia en caso de peligro, un perro que vive a estos límites vive lleno de emociones y su vida será mejor si tú lo tratas con el cariño y respeto que se merece.

¿Cómo aumentar los años de vida de un bullmastiff?

Ya sea para que un bullmastiff viva más o para que un bullmastiff viva intensamente sus 8 años de vida minimos la respuesta a esta pregunta es una, tratándolos como a un miembro de la familia, con mucho amor, respeto y daldole el ejercicio que necesita y pide.

Para que un bullmastiff pueda superar su expectativa de vida debes cuidarlo mucho, para ello debes tener en cuenta sus vacunas, desparasitaciones, alimentación balanceada y adecuada para un perro sedentario (o muy activo) de su porte, realizar sesiones de ejercicio continuamente, siempre prestarle atención a diario y cambiar su agua regularmente.

Por supuesto, el hábitat en donde viva tendrá mucho que ver con su tiempo de vida, procura que el entorno en donde viva el bullmastiff sea el adecuado para él y no se sienta aislado de la familia, lo cual es un duro golpe para él, ya que se trata de un perro muy familiar que daría todo por proteger a la familia que quiere tanto.

Enfermedades de la raza de perro Bullmastiff

Lo primero en este tema es tener al cuidado su salud para descartar cualquier inconveniente o irregularidad, hay que realizarle un chequeo al menos una vez en todo el año, este tiene que incluir una revisión completa de su sistema para detectar tempranamente cualquier enfermedad que se presente ya que dependiendo de cuál sea puede agravarse con el tiempo y si es grave podría no tener curación si se detecta tardíamente, presentando hechos lamentables que pueden terminar con la muerte de la mascota.

Estos perros debido a su raza y también al gran tamaño pueden desarrollar diferentes patologías como la displasia de cadera y codo, problemas cardiacos, complicaciones oculares, inflamación, infecciones e irregularidades genéticas y cáncer. Este en su vejez puede desarrollar la torsión de estómago ya que es susceptible a esta.

Ejercicios recomendados

Este perro necesita bastante ejercicio ya que posee una gran cantidad de energía, para evitar que se acumule se debe establecer un horario de rutinas de ejercicios para cada día y así solucionar este pequeño contratiempo.
El paseo puede formar parte del ejercicio diario ya que este ayudara a tu perro a cansarse.

Si ya tu perro se acostumbró a los paseos largos puedes implementar el trote a la rutina empezando poco a poco, una vez que se acostumbre a trotar por algo de tiempo podrás practicarlo varias veces a la semana con cuidado de no hacer pasar a tu perro por un ejercicio excesivo. Siempre es mejor esperar a que el perro llegue a la edad adulta para hacer ejercicios rigurosos, de lo contrario le podemos hacer daño ya que cuando es cachorro todavía están en desarrollo sus huesos.

Si correr resulta demasiado para tu perro o para ti no hay que preocuparse, caminar siempre es una buena opción.

Otros ejercicios que se pueden hacer con tu perro serian algunas órdenes simples como buscar la pelota o saltos de vallas. Puedes crear una rutina que se complemente incluso con órdenes de adiestramiento. En los juegos puedes intentar ejercitarlo con un juguete, por ejemplo una pelota, puedes sostenerla encima de él para que intente alcanzarla saltando, esto es un buen ejercicio para fortalecer las patas traseras.

Buscar la pelota es muy buen ejercicio ya que implementa la obediencia y la rapidez de la acción, este juego hará que tu perro drene toda esa energía acumulada a la vez que pasa un rato divertido con su dueño.

También la natación es una buena opción, has que tu mascota se acostumbre poco a poco a estar dentro del agua y luego a nadar mientras alterna sus extremidades, tu perro ejercitara muchos músculos de su cuerpo mientras se mueve de un lado a otro en el agua, tiene que tener debida supervisión para evitar accidentes mientras esta nadando.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Bullmastiff

Este perro no tiene complicaciones a la hora del entrenamiento ya que goza de mucha inteligencia, entusiasmo y disposición para aprender cualquier orden que sea de utilidad. El entrenamiento debe empezar desde que es cachorro para evitar algunas incomodidades, de esta forma cuando sea un perro adulto tendrá una obediencia inquebrantable.

Hay que tener en cuenta que este es un perro muy recio por lo tanto se debe ser firme en cada una de sus enseñanzas, se necesita un dueño que dé la impresión de líder de la manada y que ya tenga experiencia con razas de tal calibre. Este perro necesita un entrenamiento insistente y racional, no es un perro fácil de adiestrar, no se debe mostrar inseguridad ni titubeo en las órdenes, hay que ser preciso y mostrar firmeza hasta el final. Al bullmastiff hay que enseñarle desde el primer instante quien es el que manda en la manada para evitar mal entendidos en un futuro.

Cuando el perro entienda cuál es su lugar mantente firme ante esto y no lo consientas en acciones que se le hayan prohibido, si esto no se cumple aprenderá malos hábitos y desobedecerá ya que le fue concedido el permiso una vez y no tendrá problemas en hacerlo en más ocasiones.

Para incentivarlo a la obediencia de cada orden dale una golosina, además de estas también se puede incentivar con cariños y palabras alentadoras en un tono calmado y amable que no importa si son exageradas porque a tu perro le encantan, solo golosinas no es saludable en absoluto, esto contribuye al sobrepeso del perro, además de que no sería muy bueno que cada vez que haga una orden espere una de estas.

El método que mejor se desempeña para adiestrar a este perro es el refuerzo positivo, este ayuda mucho a desarrollar la confianza y carácter, podrán existir otros métodos que también funcionan, pero no son del todo buenos ya que no solo maltratan y agreden al perro de forma violenta y además también lo crían de una forma para nada adecuada, esto estaría creando perros cobardes y asustadizos en la mayoría de los casos. Estos métodos logran que los perros obedezcan pero la enseñanza esta implementada de una forma incorrecta por medio del miedo del animal y no por la buena voluntad de obedecer.

Este perro no debería presentar inconvenientes en su comportamiento si ha sido correctamente socializado, su conducta en este estado no es ruidosa ya que no le gusta ladrar demasiado y no es inquieto.

Mientras es un cachorro puede ser un poco inestable en sus movimientos algunas veces un poco torpe, esto se debe a que aún no sabe controlar adecuadamente su fuerza.

Esta raza es bastante poderosa y recia en el aspecto de la fuerza, pero con el entrenamiento el perro aprenderá a canalizar mejor sus fuerzas y energías. Este perro goza de gran habilidad para el autocontrol y es muy leal y obediente con su familia.

El entrenamiento inicial debe hacerse en la casa o jardín, es mejor escoger un lugar que sea conocido y cómodo para tu perro, se necesita tranquilidad para que su atención se fije solo en lo que le decimos. Tener mucha paciencia es una de las claves principales, se insistente en el entrenamiento pero no te sobrepases. Si el entrenamiento es para corregir una mala costumbre hazlo seguido y cada vez que intente hacer la acción incorrecta.

¿Qué hacer si quiero adoptar un Bullmastiff?

Los primeros detalles que debes tomar en cuenta si dispones del tiempo necesario, puedes llevar los gastos de tenerlo y cuentas con el espacio necesario para él.

No es bueno adquirir un perro si no se tiene mucho tiempo libre ya que estos necesitan de muchos cuidados y atención, estos requieren de paseos, sesiones de juego e interacción con la familia y su dueño.
Debes tener las condiciones económicas necesarias para poder mantener un perro tan grande, la mayoría de los gastos serán de alimentación seguidos de otras necesidades como el veterinario y artículos de aseo, juguetes y enceres.

Si tienes todas estas necesidades cubiertas ten por seguro que el perro tendrá una muy buena calidad de vida. Un pequeño detalle es poseer la fuerza necesaria para dominarlo en caso de que se presente algún inconveniente.
¿Son inteligentes y obedientes o ariscos?

El bullmastiff es un perro que obedece perfectamente a su dueño siempre y cuando se sea lo suficientemente firme. Estos perros tienen una gran inteligencia y comprenden muy bien lo que se les quiere proponer. Entrenarlo desde cachorro es la mejor opción ya que estará en pleno proceso de aprendizaje e incentivos.

Comportamiento del perro Bullmastiff con los Humanos

El bullmastiff es un perro de guardia por naturaleza, este tiene un instinto protector por lo tanto será bastante reservado con los desconocidos debido a su instinto guardián y protector, este puede pasar a desconfiar demasiado de alguna nueva persona que entre a su territorio el cual es el hogar y ponerse alerta a gruñir.

Este es uno de los mejores perros para convivir con la familia ya que es tranquilo, amoroso y hogareño. Con los niños son especialmente cuidadosos y pacientes, las familias con niños pueden sentirse a gusto con este perro, pero siempre hay que tener vigilancia ya que si el niño es muy pequeño no sabrá tratarlo con cuidado pisándolo o halándole las orejas.

Estos perros no suelen lamentarse el hecho de que su dueño tenga que salir por diversos motivos pues no se preocupan tanto por este hecho y lo toman con tranquilidad, no hay mayores problemas si tiene que estar sin nadie en casa unas horas, no tendrá estrés alguno por este tema. Esto es en caso de que el perro sea adulto ya que los cachorros todavía no han desarrollado esta independencia.

Pero este igual necesita tiempo con la familia para compartirlo mediante juegos y mimos ya que también son muy necesarios para que no se convierta en un perro solitario y desconfiado.
Trabajos que desempeña

Este perro en los años de antaño fue utilizado como un excelente perro de caza y guardia debido a sus grandes cualidades de defensa y confianza, este tiene como objetivo acorralar al intruso o ladrón lanzándose de un salto o simplemente tumbándolo de forma que lo deje acostado en el suelo mientras lo inmoviliza y llama al amo con ladridos para avisar sobre la situación. Este perro no suele atacar con mordidas ni le gusta derramar sangre, esta es una de las mejores características de esta raza ya que tiene un increíble autocontrol y poder de manejar sus fuerzas, esto se aprecia mucho.

También fue muy utilizado como un perro para los guardabosques y guías los cuales modificaron su comportamiento de muy buena manera haciéndolo apto como un perro de familia, hogareño y cariñoso. Estos tuvieron que intensificar más su buen carácter cambiándolo de uno fiero y territorial a uno tranquilo sin mucho ajetreo, aunque aún siga conservando algunas características menores como lo es el mal encuentro con otros perros en algunas ocasiones.

Los guardabosques les dieron un hogar lleno de calidez luego de decidir cuál era la mejor opción para él. Estos ratos de tranquilidad y jugueteo con el amo y el resto de la familia, al contrario de todo a lo que estaban acostumbrados les cambio el carácter a los bullmastiff de muy buena forma, estos después podían desempeñarse tanto como animales de compañía como perros guardianes, que junto con el refuerzo positivo lo formaron para ser un perro integro capaz de hacer mucho más que antes.

Así cambio de ser un perro agresivo y difícil entrenado para ser despiadado y sin compasión a un perro dulce y pacifico en el hogar muy responsable cuando se trata de proteger su casa, que además le encanta compartir con los niños.

Para que el bullmastiff pueda explotar al máximo este carácter necesita de un buen cuidado basado en el buen trato y compañía, no se le debe solo sobrecargar de responsabilidades sin ocuparse de él afectivamente de esta forma desarrollara un gran afecto hacia sus conocidos despertando el verdadero instinto protector que posee.

Entorno ideal del perro Bullmastiff

Este perro es apto para vivir en todo tipo de clima gracias a su pelaje y distribución de capa grasa en la piel, no tiene problemas siempre y cuando no sea extremo.

A pesar de que son adaptables a estos, el clima caluroso no es de su agrado, un clima demasiado húmedo y cálido puede causar que no esté muy interesado en realizar actividades como el ejercicio o paseos ya que se cansará más al tener que lidiar con las altas temperaturas.

Una solución a esto es cambiar los horarios de ejercicio a las horas más frescas del día ya sea las primeras horas de la mañana o en la tarde antes de que se oculte el sol. Procura que su lugar de estar sea fresco, si vive dentro de la casa dale un espacio con corrientes de aire natural por medio de una o más ventanas, aunque la opción del aire acondicionado no está mal, en cambio si vive fuera de la casa intenta darle un espacio con un techo alto para que se filtre el aire por allí.

En un ambiente demasiado frio y árido una de las mejores opciones es tenerlo dentro del hogar en un lugar cálido pero no demasiado, esto ya que si se dispone a salir un rato de la casa el clima del exterior no lo afecte tanto, porque sería un cambio de temperatura demasiado brusco para su cuerpo. En caso de que viva fuera de la casa debe tener a su disposición una casa de su tamaño hecha con materiales que retengan el calor interno, también debe contar con una cama o telas que cubran el piso de la vivienda, esto le brindara un poco más de calor.

¿Son perros de apartamento o interior de hogar?

Este perro se puede adaptar muy buen a los interiores de hogar, de hecho es una raza recomendable para esto ya que no tiene una gran necesidad de corretear por un espacio amplio, aunque les guste poseerlo. No hay problema si se vive en un departamento ya que a estos perros no les incomoda esto, lo que si hay que tener en cuenta es que necesitara paseos diarios para estirar las patas y aprovechar de hacer sus necesidades. Este puede vivir tanto en zonas urbanas como en rurales.

¿Qué necesidades de espacio tienen?

Al bullmastiff le gustan las casas con un jardín amplio pero desarrollarse en un ambiente pequeño no es mayor problema para él ya que se adapta a todo tipo de espacio. Es de un excelente comportamiento calmado y apacible por lo tanto este cubre la desventaja de su tamaño si se vive en un apartamento, es muy responsable y no se presentaran mayores problemas con él y su entorno.

¿Pueden convivir en espacios cerrados?

Si pueden convivir en estos espacios ya que no son perros que tengan tanta energía como otras razas, estos disfrutan de estar acostados y tranquilos conviviendo con lo que pasa a su alrededor. Estos perros tampoco son ladradores por lo tanto se puede gozar de un espacio sereno con él sin necesidad que tener que calmarlo a cada rato.