Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Tamaskan

tamaskan
Tamaskan
5 (100%) 10 votes

Tamaskan: Tu nueva mascota

El Tamaskan es un perro dulce, inteligente, enérgico y trabajador, que aunque pudiera llegar a parecer de carácter fuerte en realidad no lo es, pues es amoroso, sociable y bastante obediente, pudiendo ser adoptado por familias sin experiencia en la raza, lo que ha hecho que su prestigio y popularidad se incremente rápidamente, haciendo que en el lapso de poco más de diez años ya sea querido en varias partes del mundo.

Es activo pero medianamente excitable, si bien le encanta jugar y hacer deportes puede tener sus momentos de descanso, lo que le permite a usted tener un poco de tiempo para tomar aire al momento de llevarlo a pasear, necesitando estas horas diariamente para liberar energía y sentirse útil o apreciado.

Su inteligencia y docilidad lo ha ayudado a desarrollarse en la vida en familia, aunque probablemente le vaya mucho mejor en ciudades pequeñas, en condados o granjas que en ciudades grandes y muy concurridas, ya que sus instintos heredados se verían opacados y nada le sienta mejor al Tamaskan que el contacto con el exterior.

Este espectacular perro fue creado con la intensión de que tuviera las dotes y capacidades apropiadas para vivir en el Norte, escogiendo a las mejores razas para formar a la ideal a juicio de sus creadores, que pudiera desarrollarse en varios ambientes tirando de trineos y sobreviviendo en el frío pero que se pareciera físicamente lo más posible al lobo gris, sin adquirir su ferocidad o hábitos de vida lo cual ha alcanzado efectivamente.

Es un can hermoso que tiene los rasgos de los lobos pero sumamente refinados y con cierto aire de fortaleza y dulzura proveniente de sus ancestros, pues la base del Tamaskan fue creada usando muchos perros nórdicos aunque los últimos y que tuvieron más participación en los cruces fueron el Alaskan Malamute, el Husky Siberiano y también el Pastor Alemán.

Estos cruces se dieron de manera planificada y con la participación de cuatro personas que se fueron uniendo al proceso al quedar cautivados por el encanto de la raza que se venía generando, los que tuvieron que mudarse a Finlandia cuando se empezaba a alcanzar la base del Tamaskan pero que termina dando sus frutos en esa zona, por lo que este perro se considera oriundo de ese lugar.

Entre todo ese proceso de cruces y estudios no se le había dado un nombre especifico al resultado, cambiando en varias oportunidades o cada vez que se le inyectaba una “sangre nueva” pero es a partir del año 2006 cuando se le coloca el nombre “Tamaskan” que viene de la traducción asociada a “parecido al lobo” o “con la resistencia del lobo” por la combinación entre los términos “tama” que a veces se lee como teme y “maskan”.

Luego de estar satisfechos con el resultado y darse a conocer incluso desde su mismo proceso de creación en el cual sale al aire en programas de televisión, se forman los TDR que son las asociaciones que registran al Tamaskan en cada parte del mundo y que lo están ayudando a ser reconocidos por las fundaciones más grandes las que aún lo tienen en estudio.

Entre estos registros se puede determinar que este debe ser un animal grande que usualmente llega a medir entre 60cm a 74cm, dependiendo de si es macho o hembra pues estas últimas manifiestan una evidente sutileza en su formación que las hace ser más pequeñas o delgadas, aunque igual de hermosas y resistentes, pueden pesar hasta 45 kilogramos, formando una contextura musculosa y deportiva, con un pelaje que casi siempre se encuentra entre los tonos grises o marrones y con manchas.

Es excelente en el trato con los niños y muy leal a los adultos, especialmente a su dueño jefe con el que crea un vínculo especial, tanto que puede llegar a adquirir hábitos parecidos a los de él, pero esto hace que no sea muy dado para soportar la soledad de buena manera, requiriendo estar preferiblemente en continua compañía de los suyos o en su defecto de otros perros con los que se le haya socializado desde cachorro.

Aunque es obediente si requiere de su debido proceso de entrenamiento, en el que debe enseñársele cómo comportarse en el hogar y en el exterior, pudiendo explotar sus habilidades e instruirle lecciones combinadas o que requieran cierta destreza canina, además de inteligencia, pudiendo aprender muchas órdenes y asimilar buenos comportamientos.

Hoy en día hay alrededor de 5000 ejemplares registrados que se pueden ver realizando varias funciones como en exposiciones caninas, tirando de trineos pequeños, trabajando con sus amos o simplemente siendo sus mascotas, también se les ve en televisión haciéndolos pasar por lobos o educándolos para participar como ayudantes en el rescate, especialmente en zonas del Norte, o en la colaboración en terapias de rehabilitación, pues su versatilidad y temperamento ha hecho que se adapte a muchas actividades humanas.

Historia y Origen del Tamaskan

tamaskan

Al principio de los años 90 había una fuerte dedicación en crear razas híbridas tratando de conseguir patrones específicos en los perros, por lo que especialmente en Estados Unidos y en Canadá se pudieron iniciar algunos estudios entre las razas más atractivas o entre las que tienen parecido al lobo, para ello habían casas o familias reconocidas por sus programas de cría que lograron exportar ejemplares hacia Inglaterra.

Estos fundadores querían buscar un perro con un gran parecido al lobo pero que fuera sociable con los humanos, dócil y entrenable, además de tener las destrezas y habilidades para sobresalir en aspectos deportivos y trabajar como perro de trineo por lo que escogieron a las razas que podían aportar algo de estas características siendo las ganadoras el Husky siberiano, el Alaskan Malamute y el Pastor Alemán.

De hecho, había una fundadora en particular que se hizo reconocer por su interés en proteger e impulsar a estos perros híbrido provenientes del Norte del país  llamada Edwina Harrison, quien se dedicó por completo a la realización de la primera aproximación del Tamaskan, el que aún no se había formado como tal, pero iba en proceso, creando una raza a la que llamaba “Perro lobo de Harrison”, logrando con estos ejemplares instituir en 1998 la fundación de las Razas de los Perros del Norte.

Este mismo año entra en el comité Lynn Sharkey/Hardey quien se interesó por la especie y adquirió dos de ellos, convirtiéndose luego en una de las fundadoras de la raza Tamaskan como tal.

Al respecto la asociación de los Perros del Norte exigió que se le asignara otro nombre a esta nueva raza en desarrollo con el propósito de clasificar todas las especies que lo componían por separado, además de que aún no se fijaban sus rasgos definitivos, por lo que pasó a formar parte de los “Utonagan”, el que fue llevado a Finlandia en el 2004 por Lynn Sharkey.

Lynn intentó mezclar nuevamente la especie con otra que encontró en la zona pero la asociación Utonagan no lo permitió por lo que se retira junto con su hija Jennie para continuar con su propósito.

Sin embargo, los aportes de Lynn y su hija fueron muy significativos y sustanciales considerándose parte de los cuatro fundadores de los Tamaskan junto con Liz Wilson,   and   Zee   Turner,  representados en Blustag, Blufawn, Alba   y   Moonstone respectivamente.

Así pues estos cuatro apellidos son los creadores iniciales de la raza la que se registra por primera vez en Mayo del 2006 en Alba Scotland, creándose el TDR “Tamaskan Dog Registry”, el cual adquiere este nombre de la composición entre “Tama” que significa “lobo” y  “maska” que se puede traducir como “robusto”, dándose a conocer rápidamente aunque todavía no sea reconocida por las grandes asociaciones ni en Finlandia.

Por su parte la raza ha sido aceptada por otras organizaciones como la “American Rare Breed Association” (ARBA) en octubre del 2013 y por el “Kennel Club of the United States of America” (KCUSA) pudiendo participar en sus competencias de exposición canina siendo reconocido internacionalmente.

A la fecha el Tamaskan ha originado una diversidad de opiniones, ya que algunos lo consideran como una raza en proceso y otros ya la han aceptado como fijada en sus rasgos, incluso logrando estudiar cuales son los componentes de su ADN y formándose más TDR en todo el mundo, pero esto ha hecho que cada uno tenga sus propios registros y sea muy difícil compilarlos en uno solo.

Asimismo, su atractivo y personalidad lo ha convertido en un favorito en las películas de cine y televisión en las que se requiere mostrar un perro con sus cualidades o hacerlo pasar por lobos, pudiendo aparecer desde el 2003 cuando aún estaba en formación la raza, generando buenos pronósticos en su aceptación, de hecho el mismo ejemplar fue usado en el 2005 en un cortometraje y luego en el 2009 en una promoción de productos de la empresa de electricidad Okami.

Así siguieron siendo usados en diversa cantidad de vídeos y programas de televisión, llegando a aparecer otro más refinado en el 2007 en una producción en la que se hacía pasar por un lobo.

Tal ha sido su popularidad en tan poco tiempo desde su creación que en septiembre del 2010 un Tamaskan llamado “Wave” fue escogido como mascota del equipo que juega futbol en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, el que incluso es llevado a casi todos los partidos.

Hoy en día existen en el mundo aproximadamente cinco mil Tamaskan registrados en sus diversas organizaciones, los que han sido adoptados especialmente como mascotas de hogar o participantes en exposiciones de belleza canina, así como también están siendo entrenados en el rescate de personas y para ejecutar actividades terapéuticas y cuidado de ancianos, ya que posee una naturaleza apropiada para ello.

Características de la raza

tamaskan

El Tamaskan es un perro que se caracteriza principalmente por su gran parecido al lobo gris, aunque es sólo en la apariencia física, pues ha perfeccionado un temperamento dócil, y sumamente sociable con los humanos, desarrollando una conducta muy obediente.

Tiene una amplia inteligencia, que va más allá de la heredada de sus ancestros,  se relaciona con una excelente capacidad de adaptarse al ambiente y llegar a resolver problemas tomando decisiones en función a su discernimiento, así como poder relacionar eventos sacando conclusiones o prediciendo lo que va a suceder en función a sus recuerdos y a las conductas que estudia en sus amos.

Es un perro que requiere de constantes retos mentales así como de un entrenamiento físico diario, pues posee mucha fuerza y resistencia, es apto para tirar de trineos y para practicar deportes caninos o actividades de búsqueda o rescate pues tiene un excelente olfato.

Apariencia.

El Tamaskan es definitivamente un perro deportivo, atlético y exuberante por su extraordinario parecido a los lobos grises del Norte, pero refinados, es proporcionado siendo ligeramente más largo que alto, posee buena musculatura, y el ancho de sus huesos es proporcional a su tamaño.

Generalmente las hembras se muestran más refinadas tanto en el rostro como en sus ojos y expresión, siendo su cuerpo atlético pero con más sutileza que el de los machos, haciéndose evidente a simple vista la diferencia de género.

Tamaño.

Es un perro grande, que comparado con sus ancestros puede ser más alto que los Husky Siberianos y que el Pastor Alemán pero más bajo que el Alaskan Malamute.

Tienen una diferencia en la altura a la cruz dependiendo si es macho o hembra, donde el macho mide de 64cm a 74cm y la hembra mide entre 60cm a 70cm.

Peso.

Normalmente deben pesar entre 25 a 40 kilos, variando en función a su talla, edad y estilo de vida pero por lo general no exceden los 50kilos, en este caso debería ponerse en contacto con su veterinario para evitar que sufra de obesidad.

Cabeza.

Los Tamaskan poseen una cabeza en forma triangular, con un stop existente y visible pero no muy pronunciado, llegando a una trufa negra un poco más grande que el tamaño de sus ojos y con las fosas abiertas.

Sus labios son negros, siendo más gruesos los de abajo, así mismo posee una mandíbula fuerte con 42 dientes ordenados en estilo tijera.

Ojos.

Son de tamaño mediano y con una figura oblicua, los que poseen un delineado negro natural bastante pronunciado hacia el hocico, están bien separados en la cara y poseen una relación entre la distancia de los ojos a la de las orejas, es decir, la distancia entre la oreja y el borde exterior del ojo de ese mismo lado corresponde a uno y medio de la separación de los ojos.

El color del iris es generalmente amarillo, marrón claro o ámbar. Su expresión denota inteligencia, madurez y estado de alerta, parecen ser misteriosos o indescifrables.

Orejas.

Son triangulares de mediano tamaño, más anchas en la base y afinándose hacia la punta, regularmente las mantiene erectas y se encuentran ubicadas en la parte alta de la cabeza bien proporcionadas, nunca deben caer.

Cuerpo.

Posee un cuello medianamente largo y un poco arqueado bastante musculado que lo lleva a una espalda recta y fuerte, en general el cuerpo del Tamaskan muestra resistencia.

Cola.

Está ubicada en la parte baja de la columna, es larga y la lleva hacia abajo a menos que se encuentre en estado de alerta, jugando o realizando actividades que lo alteren, a lo que la llevara curvada hacia arriba, cuando son cachorros la llevan levantada sobre el lomo, es bastante cubierta en pelo aunque no de manera exagerada y siempre lleva algún tono negro en ella.

Pelaje.

Posee un manto mixto con una capa fina interna que lo ayuda a protegerse del frio así como de mantener su piel asegurada de agentes externos y otra capa  visible de longitud corta a mediana, dependiendo del lugar del cuerpo, por ejemplo en la cara, orejas y en las rodillas el pelo es corto y suave, el resto del cuerpo está bien cubierto tendiendo a ser liso y resistente al agua.

Color.

Casi siempre el Tamaskan se observa en color gris con manchas negras, con la zona que cubre la parte baja del hocico y el pecho blancas o en un tono gris muy claro, algunos ejemplares tienen el mismo estilo de degradado pero en tonos marrones.

La cara posee una degradación que parece llevar una máscara y resalta la nariz, dejando unas manchas blancas pequeñas sobre sus ojos.

Movimiento.

El Tamaskan tiene un trote y un caminar en el que se observa poco esfuerzo para hacerlo y mucha agilidad, es bien balanceado y sus piernas tienen una pisada derecha, paralela a las otras.

Comportamiento del Tamaskan con otros perros

El Tamaskan es un perro con un comportamiento colaborativo por lo que trabaja bien en grupo y se desenvuelve perfectamente en conjunto de otros perros, de hecho, no le gusta estar solo y a falta de humanos a su alrededor siempre le viene bien sentirse acompañado de otra presencia canina.

Sin embargo, todo ello dependerá de su relación continua con otros animales, un Tamaskan criado en la soledad o en el aislamiento se mostrará tímido y reservado, dándose pocos casos de agresividad, por lo que es conveniente mantenerlo en interacción con otros perros, paseándolos en algún parque de la ciudad o llevándolos a lugares públicos debidamente amarrados a su correa hasta que esté seguro que pueden obedecer solos.

Si su Tamaskan recibe o hace una visita a otra familia con miembros caninos es posible que necesite saber que tiene posibilidad de escape, es decir, que además de tener que lidiar con un desconocido no se sienta acorralado, no significa que el saldrá huyendo, por lo general estos perros tienden a sentirse seguros cuando han sido socializados y son buenos anfitriones, pero sí debe sentir que puede manejar varias opciones en su protección.

Asimismo, el Tamaskan tiende a la búsqueda de un líder, el que necesariamente debe ser su amo el humano y no permitir que cuando viven en camada aquel ejemplar con un temperamento más despierto o dominante pueda o intente quitarle el protagonismo.

Por su parte, estos perros han demostrado ser buenos con otros animales, mucho más si han sido educados desde cachorros, pudiendo convivir perfectamente con animales más pequeños y hasta con posibles presas, como gatos, gallinas, conejos, entro otros, lo que ha hecho que sea preferido para la vida en granjas.

El apareamiento del Tamaskan

Debido a la forma como se ha  establecido la raza es importante buscar casas de cría reconocidas con buenos programas de formación del Tamaskan para adquirir uno con garantía del linaje, que ofrece mejores ejemplares y rasgos más marcados y sanos, contribuyendo con esto a la buena fijación de la especie.

Sin embargo es importante estar al tanto de varios factores especialmente si posee una hembra, la que llegado el momento de su primer celo, que puede ubicarse entre los siete a nueve meses de vida, empezará a liberar feromonas que atraerán a los machos natural e incesantemente.

Por lo que si desea cuidarla y planificar sus camadas deberá considerar la necesidad de extremar su protección en esos días, los que tienden a ser alrededor de 15 en cada celo, además de que la hembra Tamaskan no está lista para llevar una gestación hasta su año y medio a dos años de vida cuando se presenta su tercer período.

Una vez que su mascota alcance la edad suficiente y haya encontrado a su pareja el cual si es Tamaskan también deberá esperar a que tenga al menos año y medio para que sus espermatozoides tengan la suficiente fuerza y puedan llegar a fecundar, podrá unirlos esperando que se dé el proceso lo más naturalmente posible, logrando así crear una camada sana y con buenos rasgos.

Cuando su perra se encuentre fecundada es importante ponerla en control médico para que se establezca su nuevo programa de alimentación y se evalúe la evolución de la gestación, pudiendo prevenir que desarrolle afecciones por el exceso de peso como la displasia de cadera o problemas estomacales por la presión de los cachorros en el vientre.

El Cachorro Tamaskan

Un cachorro de esta raza requiere de la socialización temprana, pues esto ayudará enormemente en el desarrollo de su temperamento, permitiéndole convivir alegremente con otros canes y adquiriendo habilidades en su protección y sobrevivencia, además de proveerle más opciones a sus dueños a la hora de establecer su entorno.

Asimismo durante los primeros cuidados de la camada, que necesariamente los dará usted hasta que cada cachorro se vaya a su nuevo hogar, podrá ver cómo se van desarrollando poco a poco y adquiriendo fuerza y aprendizaje, intentando no molestarlos con frecuencia en sus primeras semanas, en las que se adaptan al mundo exterior y son nutridos preferiblemente por su madre.

En este proceso los pequeños intentarán alimentarse desarrollando incluso sus primeros rasgos de temperamento, en los que se podrán ver a algunos más dominantes, otros más inquietos u otros más tímidos, lo que generalmente tiende a ser parte de su personalidad de adultos, por lo que este proceso de lactancia adquiere otro valor fundamental y es el de fomentar las primeras bases de socialización.

Esta lactancia puede ayudarlos en la maduración de sus órganos y en su desarrollo así como de proveerles inmunización especialmente en sus primeras 24 horas de vida, la que llegado su momento desaparece y va a necesitar que le aplique las vacunas reglamentarias así como su debido proceso de desparasitación, el que luego deberá continuar su familia adoptiva.

Dieta y alimentación del Tamaskan

El Tamaskan es un perro con una gran cantidad de energía que demanda realizar ejercicio físico diariamente, pudiendo ser usado en actividades que requieran de fuerza y destreza, por lo que su ingesta debe ser adecuada a sus necesidades, de lo contrario puede causarle problemas gástricos, debilidades en su musculatura e incluso perder fuerza y brillo en su pelaje.

Para ello deberá evaluar, con la ayuda de su veterinario, cual es la dieta más indicada para su ejemplar ajustada a su estilo de vida, sin embargo hay algunas pautas que se pueden aplicar a todos los Tamaskan, especialmente si desea proporcionarle alimentos elaborados en casa.

Entre ellos está la inclusión de algunos elementos obligatorios en su comida como son:

Proteínas

Las proteínas son sumamente importantes en la alimentación del Tamaskan por su gran gasto calórico, debido a que se mantiene frecuentemente activo, por lo que esta debe ser incluida en todos sus platos, a menos que el veterinario indique lo contrario y es en raras ocasiones cuando por alguna enfermedad u otra condición de salud deba controlarse, por ejemplo si se le diagnostica un nivel de ácido úrico elevado, lo cual es poco común en esta raza.

Por su parte, las proteínas son una excelente fuente de aminoácidos que le auxilian al Tamaskan en la fortaleza y crecimiento de sus músculos, ayudándolo a mantener su cuerpo robusto, así como ayudarle en el mantenimiento de su pelaje.

Es por esto que la dieta del Tamaskan debe ser elaborada principalmente a base de carne de animal, el cual puede ser de origen vacuno, con piezas de primera calidad incluyendo algunos huesos, también puede usar aves, pescados, hígado, o cualquier fuente de este tipo.

Vegetales

Esta es una gama muy amplia que le puede ayudar a saciar el apetito del Tamaskan, pero que deben ser usadas como complemento en el plato, siendo muy favorables pues proveen de gran cantidad de vitaminas que las ingiere su mascota naturalmente sin necesidad de suministrarle otras adicionales, sin embargo el Tamaskan no debe ingerir brócoli, coliflor o aquellos que le puedan producir exceso de gases.

Asimismo los carbohidratos también son recomendados, siendo incluidos al igual que los vegetales como complemento y en mucha menor proporción que la proteína, la que debe regir en su dieta.

Modo de Preparación

La manera como su Tamaskan va a consumir sus alimentos va a ir asociada a sus gustos, los cuales descubrirá pronto en la vida de su mascota, sin embargo estos nunca deben ser fritos, pudiendo servirse cocidos o asados.

En cualquiera de las recetas que pueda encontrar para realizarle a su Tamaskan debe verificar que no le sea recomendado usar ningún tipo de condimentos, aceites ni aderezos, pues son terriblemente dañinos para la salud de su mascota.

Asimismo evite suministrarle al Tamaskan leche o alimentos basados en ella, pues son intolerantes a la lactosa y además sufren de torsión gástrica, una grave enfermedad que puede ser ocasionada también por la ingesta de cereales, frutos secos, uvas y sobre todo por el chocolate, el cual es totalmente dañino para él.

Para que esto no suceda debe también impedir que su Tamaskan coma grandes cantidades o tome mucho líquido justo después de realizar  suficiente ejercicio físico, así como evitar que coma en exceso y le sea difícil procesar el alimento, lo que puede cumplir sirviéndole en porciones medianas tres veces al día.

Croquetas para el Tamaskan.

Este tipo de alimentación es muy recomendada por muchos debido a que trae consigo algunos beneficios, entre ellos la facilidad y ahorro de tiempo en su preparación y servicio, ya que solo requiere de una buena selección en cuanto a la marca y tipo de pienso a servir, además de tener una fabricación muy homogénea en cada croqueta garantizando la ingesta de todos los componentes que indica el paquete.

Si su Tamaskan es cachorro y apenas comienza a ingerir alimentos sólidos es mucho más fácil que se adapte a llevar su vida comiendo de esta manera, el que se nutrirá perfectamente con la dosificación adecuada, la que es aconsejable que sea indicada por su veterinario quien evaluará las condiciones de salud de su mascota.

Si por otra parte su Tamaskan está acostumbrado a la comida casera y ha decidido (por cualquier motivo) cambiarle a las croquetas, deberá entonces pasar por un período de transición, pues este perro es un poco rutinario y un cambio drástico en su dieta podría no ser aceptado de buena manera.

Para ello en un lapso de siete días aproximadamente puede ir mezclando las croquetas con su comida casera, aumentado su cantidad en el plato hasta que solo le sirva su pienso, el que también debe ser fabricado con un mayor porcentaje de proteína animal y vegetal, de manera que no afecte la musculatura y desarrollo de su Tamaskan.

Salud y cuidados necesarios

El proceso de limpieza y cuidados para el Tamaskan en realidad es muy básico pues no requiere de ningún asunto específico para él, mostrándose como una raza resistente y fácil de mantener, sin embargo es importante que sea acostumbrado desde muy cachorro a recibir estos tratos, de manera que sea más fácil llevarlos a cabo.

Al respecto es importante tener en cuenta que el Tamaskan no interpreta nuestras palabras tan bien como lo hace con nuestro lenguaje corporal por lo que decirle y explicarle por qué necesita un baño o un cepillado no es tan efectivo como mostrar una actitud tranquila relajada y hasta feliz a la hora de llevar a cabo cualquiera de estas rutinas, lo que hará que se muestre como una mascota muy colaboradora.

Por su parte, la frecuencia y tipo de acicalamiento que debe darle dependerá de la etapa en la que se encuentre su mascota, especialmente cuando presenta su ciclo de muda de pelaje, que tiende a ser una o dos veces al año, o cuando cambia el clima, ayudándolo a pasar por el proceso con el menor inconveniente.

Asimismo es de relevancia recordar que estos perros poseen dos capas de pelo, dispuestas naturalmente para protegerlo de los agentes externos y del frío, por lo que su cuidado debe ir abocado a la renovación natural de cada manto y a la protección de su piel, por lo que no todos los aspectos de su higiene pueden llevarse a cabo con la misma regularidad.

Cuidados semanales para el Tamaskan

El Tamaskan es un animal con preferencia a jugar en los exteriores el que por su intensidad y niveles de energía necesita de paseos diarios en los que puede contaminarse de agentes que afectan su vida como parásitos entre los que se encuentran las pulgas y las garrapatas, así como de la suciedad propia del ambiente, lo que necesita de su eliminación manual.

Para ello es apropiado hacer una revisión al menos una vez a la semana, aunque si su mascota es muy dada a vivir afuera y tiene mucha disposición de jardines o de campo es ideal que se haga dos veces por semana, en la que revisará que su pelaje no posea pegado sucio de la calle, o que tenga en sus patas semillas o espinas, asimismo es necesario revisar sus orejas, de modo de chequear que no tenga insectos o exceso de cera.

Luego de esta revisión manual se puede realizar el cepillado, el que se hará con un cepillo de cerdas redondeadas para que no lastime la piel del Tamaskan, empezando desde el cuello y llegando a la cola, esto ayuda mucho también en la eliminación del pelo muerto y regeneración de su manto, ayudándolo a que se mantenga fuerte y brillante.

Por su parte es adecuado también realizar una limpieza periódica de su dentadura, de manera de evitar que tenga pérdidas prematuras, sarro o halitosis, aspectos que generalmente no afectan al Tamaskan ya que sus dientes son grandes y bien ubicados pero que deben tener el mismo cuidado con el propósito de mantenerlos sanos, para ello puede también ayudarse con el uso de golosinas especiales que incluso colaboran con este tipo de higiene.

Los baños para el Tamaskan

Por el tipo de vida que precisan llevar, los ejemplares Tamaskan requieren ser bañados una vez al mes, pudiendo extender el período hasta lapsos de seis semanas, siempre que no dé muestras de necesitarlo, como mal olor en la piel o demasiado sucio en su pelaje, además de su proceso de muda o cambios de temperatura en el ambiente, etapas en la que es muy conveniente ducharlos.

Para ello es esencial que el Tamaskan reconozca el baño como un factor de felicidad y no como algo estresante, siendo educado para aceptarlo y ayudado por usted mediante la muestra de una buena actitud e incluso de recompensas durante el proceso, lo que hará que en los próximos baños su can entrará por su cuenta al agua.

Por ser un perro de buen tamaño es apropiado realizar este paso en la tina o bañera, aplicando el champú y si es posible un acondicionador regenerador de sus aceites naturales, además de asegurarse de secarlo primero con una toalla desde la cabeza hacia abajo para evitar que se sacuda, retocándolo con un secador a temperatura ambiente, nunca con aire caliente.

Asimismo todos estos cuidados deben realizarse con los productos e instrumentos especiales para perros, pues el Tamaskan no es compatible con artículos de humanos, siendo importante que desde su cepillo, champú, crema dental y hasta el secador sean los indicados por su veterinario.

Salud del Tamaskan

El Tamaskan es un perro fuerte y sano, que no ha dado muestras de padecer enfermedades hereditarias peligrosas, aunque algunos han sufrido de displasia de cadera y otros de torsión gástrica, la que debe ser continuamente monitoreada y evitada con un correcto régimen alimenticio.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Tamaskan

El Tamaskan es un perro que posee un temperamento y docilidad de fácil educación, lo que hace que pueda ser entrenado por su dueño o por personas con mediana experiencia en la formación de perros, sin embargo si no ha practicado este tipo de actividades con sus mascotas o si es nuevo en el mundo de adoptar canes es preferible que busque asesoría ya que aunque esta raza es muy dócil requiere de carácter y liderazgo.

Estilo de entrenamiento ideal

Por el tipo de personalidad que posee el Tamaskan es recomendable que se use con él un entrenamiento basado en el refuerzo positivo, en el que pueda recibir premios o felicitaciones cada vez que acate alguna orden, lo que hará que se sienta estimulado y respetado.

En este sentido tanto las golosinas como las palabras de aliento así como las caricias deben ser relacionados a tener un comportamiento obediente y realizar lo que se le pide, pues el Tamaskan tiene un sentido de asociación muy elevado y responde mucho mejor al buen trato.

Para ello debe también mantener una expresión corporal que denote liderazgo, tranquilidad y sabiduría, que él entienda quien tiene el mando, pues por ser sumamente inteligente va a necesitar encontrar a un líder o de lo contrario pensará que debe ser el quien lleve las riendas y no obedecerá a lo que se le pide.

Por su parte, este perro es de alta demanda energética además de mucha resistencia, lo que permite ampliar su rutina de entrenamiento  e incorporar lecciones que incluyan elementos más complejos como practicar el agility o solucionar acertijos que requieran de cierta destreza mental.

Asimismo puede ser entrenado para colaborar en los trabajos especialmente si vive en zonas frías, pues en principio fue ideado para mover trineos, aunque por su nivel de socialización, adaptación al mundo humano y sus excelentes habilidades olfativas ha sido incorporado más como rescatista y como mascota en el hogar, incluso ha llegado a tener éxito en el mundo cinematográfico.

El contexto del entrenamiento

Al momento de comenzar con la rutina de entrenamiento para el Tamaskan es aconsejable  buscar un lugar apartado y si se quiere que aporte cierta intimidad con el cachorro de manera de evitar que existan distracciones o mucha cantidad de elementos que usted no pueda controlar y haga que su perro se distraiga, por lo que también es importante llevarlo a dar un paseo primero, pues de esta manera agota un poco su necesidad de ejercitación y estará menos entusiasmado permitiéndole prestar más atención.

Asimismo es necesario evaluar las condiciones del clima, pues son perros que se adaptan mejor a las temperaturas frías y en la época de verano si el clima es muy caluroso puede sufrir de un golpe de calor lo que hará que se fatigue y no pueda realizar nada, además de poner en riesgo su salud y tranquilidad.

Estas sesiones deben tener una extensión de aproximadamente 20 minutos diarios, pudiendo alcanzar la media hora siempre y cuando se haga una pausa intermedia que puede ser de 10 a 15 minutos para ayudar al Tamaskan a relajarse y no sentirse presionado.

Edad propicia para comenzar a educarlo

Estos perros son muy juguetones especialmente de cachorros, su viveza y su destreza le hará querer mantenerse entretenido, por lo que no es conveniente comenzar con una rutina formal de adiestramiento hasta que supere los seis meses de vida, donde se puede iniciar con las ordenes y aumentar su complejidad a medida que las vaya acatando todas, lo que hará que no sea hasta que cumpla su primer año cuando pueda aprender lecciones avanzadas y combinadas.

Sin embargo, desde su llegada a la casa puede empezar a tener un entrenamiento básico, en el que se le socialice constantemente y pueda incluso aprender su nombre, reconocer el significado de la palabra “no”, aprender donde debe comer y donde dormir y hasta caminar al lado de su dueño.

Adiestramiento continuo en casa

El Tamaskan es un perro rutinario, que entenderá fácilmente que debe acatar órdenes mientras más repeticiones tenga, por lo que su adiestramiento no debe ser considerado como de exclusividad en las horas y lugares seleccionados sino que debe tener también un refuerzo constante en casa, donde además deberá aprender a seguir las normas de convivencia seleccionadas para él.

En este sentido se debe tener cierta firmeza al momento de educarlo, especialmente desde cachorro cuando se comienza a adaptar a su nuevo entorno, en el que reciba amor y respeto pero también se le enseñe cómo comportarse y a quien o quienes obedecer.

Asimismo es de suma importancia mantenerlo estimulado mentalmente, por lo que puede considerar adquirir juguetes que desarrollen su inteligencia y lo mantengan entretenido, es muy conveniente tanto para él como para usted explotar este aspecto de su personalidad, de lo contrario se tornará testarudo  y rebelde.

Comportamiento con los Humanos

tamaskan

El Tamaskan es una raza relativamente nueva pero que se ha adaptado con tanta facilidad a la vida humana que ha hecho que se popularice muy rápidamente, siendo altamente aceptado por su disposición a colaborar y por sus excelentes niveles de inteligencia.

Estos perros cuando son separados de su madre y deben relacionarse inmediatamente con los humanos, asumen que esta nueva familia es en realidad su camada inicial, en la que debe encontrar una figura de liderazgo a seguir al cual se apegan creando un fuerte vínculo amo-perro.

Sin embargo este sentido de liderazgo es continuamente cuestionado por el Tamaskan, el que debe ver con autoridad pero con respeto y sobre todo debe sentir que hay justicia en su trato.

En este sentido es conveniente fortalecer esa figura de líder y tratar de mantener respeto hacia él mientras el cachorro se encuentre cerca, evitando que crea que la autoridad de su jefe no es suficiente, si por ejemplo, necesita tener una discusión o tiene un impase con este miembro de la familia procuren resolverlo en privado.

La comunicación con el Tamaskan

Estos perros pueden llegar a distinguir el significado de varias palabras con el debido entrenamiento y continua repetición, pues naturalmente no están calificados para comprender todo el lenguaje humano, sin embargo son lo suficientemente inteligentes como para asociar una gran cantidad de palabras a una acción específica.

Es por ello que la comunicación que se tiene con el Tamaskan debe ser en una parte ensayada, tratando de mantener el mismo tono de voz y las mismas expresiones para algunos términos fijados en su adiestramiento, así como aprovechar su entendimiento de las acciones corporales de su familia humana.

Otro factor primordial en la convivencia con el Tamaskan es que hay que tocarlo de vez en cuando, acariciarlo, tumbarlo al piso y tocar suavemente su barriga, ya que a pesar de que no es la raza más amorosa de todas, si requiere de cierto grado de afecto hacia él, pudiendo reconocerlo fácilmente.

Comportamiento con los niños

Una de las bondades que ofrece el temperamento del Tamaskan es su excelente trato con los niños, son amorosos y protectores con ellos, pudiendo ser muy resistentes y llegar a jugar sin cansarse, ofreciendo sus muchas habilidades con tal de cuidarlos y complacerlos.

Sin embargo, los niños de la casa, especialmente los más pequeños, deben ser educados para aprender a tratar a su mascota, comprendiendo que se trata de un ser vivo y no de un peluche o un juguete, ya que aunque es el Tamaskan es muy tolerante puede llegar a tener una respuesta amenazadora o de aviso cuando han pasado lo que él considera su límite.

Nivel de respuesta del Tamaskan

Estos animales tienen un alto sentido de inteligencia adaptativa, es decir, pueden relacionar los pasos de las rutinas de sus dueños y saber con anterioridad que es lo que van a hacer, por ejemplo si usted sigue una misma metodología al momento de sacarlo a pasear una vez haya comenzado a prepararse ya su Tamaskan estará al tanto de que se aproxima su paseo.

Así mismo pueden llegar a tener una excelente capacidad de respuesta en situaciones que requieran tomar decisiones simples, como buscar otra salida cuando su puerta acostumbrada se encuentra cerrada.

Todos estos comportamientos en el Tamaskan vienen dados por su discernimiento, el cual debe ser aprovechado en su rutina de entrenamiento la cual puede efectuarse con facilidad pues son bastante obedientes, permitiéndole desenvolverse correctamente.

Por su parte, su respuesta a la soledad prolongada no es muy buena, presentando entonces problemas de angustia y mal comportamiento, lo que puede evitarse programando los horarios para evitar que esté solo por mucho tiempo o inscribiéndolo con un cuidador profesional.

Estilo de vida que necesita

Estos perros necesitan una vida muy dinámica, con tiempo de juegos físicos y mentales, poseen fuerza y destreza por lo que son ideales para practicar deportes caninos, siendo este un aspecto que limita mucho su posibilidad de vivir en un apartamento pequeño en la ciudad, necesitando más espacio para desenvolverse y disposición continua de un jardín, parque o patio de juegos.

Trabajos

Los animales de esta raza están siendo muy usados en diversas actividades, siendo la principal la de mascota de hogar con un leve cargo de guardia, ya que por ser bastante sociables pueden no ser muy buenos protectores.

Por su parte si se encuentran en zonas donde el clima lo permite pueden ser entrenados para que en algún momento tiren de un trineo, en grupos, ya que sus antecesores lo hacían y esto lo llevan en sus genes, además de poseer la fuerza y destreza para ello.

Asimismo se han aprovechado sus dotes, su obediencia y su inteligencia en realizar actividades de rescate de humanos y de animales y hasta han actuado siendo muy valiosos porque además de ser dóciles son muy bellos ante la cámara.

Entorno ideal

El Tamaskan es un perro muy flexible, tiene un temperamento tan dócil y fácil de entrenar que se puede adaptar a casi cualquier entorno, sin embargo debe considerarse sus necesidades de ejercitación y su tamaño al momento de adoptarlo e incluirlo en el hogar, pues requieren de cierto espacio de movilidad.

En este sentido el Tamaskan puede ser criado en casas medianas a grandes fácilmente, en las que pueda jugar y realizar actividades que demanden fuerza e inteligencia, pero si su vivienda posee pocos metros cuadrados es posible que requiera pensarlo mejor, siendo importante que incluya en su planificación los paseos a diario y salidas a gastar energía.

El Tamaskan como mascota dentro de la vivienda

Estos perros a pesar de su tamaño, composición muscular y requerimientos de ejercitación tienen una excelente disposición en su entrenamiento, lo que los convierte en buenos ejemplares para convivir con los humanos en el interior de la vivienda, respetando las reglas con las que ha sido educado desde cachorro siendo importantísimas al momento de ayudarlo en su adaptación.

Dichas reglas deben incluir las ordenes en el respeto del uso de los espacios u objetos prohibidos para el así como del uso de los lugares que han sido seleccionados para su desarrollo y permanencia.

En este sentido se debe ubicar un  espacio en la casa donde el Tamaskan ingiera sus alimentos, para ello hay a disposición en el mercado una variedad de artículos dispensadores que van desde los más clásicos a los más sofisticados, su escogencia irá más asociada a sus gustos aunque estos canes demandan retos mentales, por lo que puede aprovechar este aspecto para entretenerlo y a su vez alimentarlo.

Por otra parte, deberá también disponer un lugar donde su mascota pueda descansar y dormir, el que podría estar en una zona menos transitada pero visible y ventilada, recordando que es un animal grande que va a necesitar de una cama con más espacio que la que podría necesitar con un perro pequeño, por lo que es importante que no se sienta apretado.

Asimismo va a necesitar equiparla con una cama o colchón el que debe ser suave y acolchado pues estas mascotas llegan a sufrir de problemas en la cadera o en las rodillas que pueden prevenirse con un buen acomodo desde cachorros, además puede colocarle una manta y algunos de sus juguetes. No coloque este espacio cerca del lugar donde come, esto ayudará a evitar que lo moje con el exceso de agua o que lo llene de restos de comida.

En otro orden de ideas, el Tamaskan requiere de realizar actividades, olfatear, jugar, correr, resolver acertijos, cualquier actividad que lo ayude a no estar inactivo por mucho tiempo pues puede aburrirse y llegar a tener conductas incómodas como empujar o halar objetos, morder los muebles o ladrar en exceso.

Recuerde también que para que pueda vivir con tranquilidad en el interior de la vivienda deberá entrenarlo desde cachorro a que realice sus necesidades fisiológicas afuera, pudiendo abrirle una sub puerta que le permita salir y entrar libremente o educarlo para que pida su salida.

La vida del Tamaskan en exteriores

Si por otra parte no desea que su Tamaskan viva con usted dentro del hogar y tiene el espacio suficiente en su jardín para ubicarlo puede hacerlo libremente siempre que respete su dignidad y promueva buenas condiciones en su calidad de vida.

En este sentido debe considerar el tipo de clima donde se encuentra, ya que a pesar de que es una raza muy sana puede llegar a tener sus afecciones debido a la negligencia humana, por lo que es importante construirle o comprarle una casita que le asegure su confort y su seguridad.

Estas pueden ser hechas a base de madera o prefabricadas, algunas son plásticas y tienen una puerta para aislarlo, lo importante es que sean de fácil limpieza, tengan el tamaño adecuado y lo protejan especialmente de la lluvia y del invierno, que aunque son tolerantes al frío no son propensos a vivir bien en temperaturas extremas.

Por otro lado es de recalcar que el Tamaskan es bastante atraído a querer cavar, especialmente si se siente estresado, por lo que su ubicación y educación debe ir acorde al respeto de los elementos propios del jardín, así como de no saltar la cerca para prevenir que se extravíe.

Los artículos necesarios para el Tamaskan

Los ejemplares de esta raza son bastante juguetones e inteligentes, por lo que la adquisición de juguetes es importante en su desarrollo, haciéndolos más felices al poder tener con que entretenerse en caso de no haber recibido su dosis de ejercitación diaria.

Además de ello es importante considerar el uso del collar y el de la correa para su movilidad, en primer lugar porque el Tamaskan es un animal muy sociable, que puede perderse fácilmente y en segundo lugar porque a pesar de que son muy dóciles y no han dado muestras de agresividad con los humanos, esto hace que sus vecinos se sientan más seguros cuando lo tengan cerca.