Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Husky Siberiano

siberian-husky
Husky Siberiano
5 (100%) 5 votes

✓ Husky Siberiano: Tu nueva mascota

Hermoso, exótico, atractivo y de una belleza sin igual, así es el Husky Siberiano, aunque algunas veces puede verse retratado como una fiera, está muy lejos de serlo, puesto que el Husky es uno de los más sociables perros que se han llegado a conocer.

Podría asegurarse que este tipo de raza se encuentra entre las más antiguas y puras de la historia, siendo una de las pocas que presenta escasos cambios en su constitución física y en su fisionomía, ya que, a diferencia de la mayoría de las especies caninas conocidas, al Husky no le fue permitido aparearse con otras, manteniendo un linaje puro, bastante cercano a sus ancestros.

Así es, no le fue permitido aparearse con otros, ya que, lo que hoy en día se puede considerar como una práctica reciente la de crear perros de diseñador, es algo que se podría entender mejor como un perfeccionamiento de habilidades antiguas, donde los dueños de ciertas razas buscaban generar el ideal canino para su compañía o como colaborador en las principales actividades de esa sociedad, eliminando algunos elementos no deseados.

En este caso se encuentra esta particular y hermosa raza los Husky Siberiano, provenientes originalmente de Rusia, específicamente de Chukokta, donde fueron criados por la tribu Cukchi, para su compañía y como colaborador transportando trineos o pastoreando ciervos.

husky siberiano

Dicha tribu tenia una estricta selección de los Husky, ya que además de controlar su reproducción, siendo permitida únicamente entre dos de la misma raza, al nacer la camada, seleccionaban a los que se mostraban más activos y dinámicos, aquellos que no manifestaran una gran vitalidad, siendo más tranquilos o perezosos eran sacrificados casi inmediatamente luego de nacer, esto con el propósito de preservar una especie canina dinámica y apta para el trabajo en la familia.

A lo largo de los años fueron llevados a Alaska, donde debido a su excelente capacidad de adaptación al frío se establecieron entre los más populares, siendo además muy queridos por salvar a la población de una epidemia, y usados también durante la segunda guerra mundial en la zona ártica para buscar desaparecidos, hechos que se expondrán a detalle a continuación en este artículo.

Con un extraordinario parecido al lobo, es a veces confundido como tal, y aunque la ascendencia de todas las razas de perros está asociada a la familia lobuna, el Husky Siberiano pertenece al linaje considerado como canes por su comportamiento y rasgos físicos.

Es por lo tanto un perro de talla mediana, de magnífico aspecto, compacto, fuerte, atlético y bien proporcionado, donde generalmente las hembras son visiblemente más pequeñas que los machos, llegando estos últimos a obtener una altura a la cruz de 53cm a 60cm, consiguiendo un peso que fluctúa entre los 20 kilos a 28 kilos (44 a 61,70 libras), los que presentan una salud estable teniendo una longevidad que puede alcanzar entre los 10 a 12 años de vida los machos y entre 12 a 16 años de vida las hembras.

El Husky Siberiano posee una increíble capacidad para adaptarse al clima, cambiando incluso la densidad de su melena para ello, haciendo que en cada muda elimine una de las capas que usualmente lo protegen del frío, aunque es recomendable evitar los climas muy húmedos y calientes.

Es de subrayar que, son extremadamente sociables, aceptando la compañía de desconocidos rápidamente, por lo que no son recomendables si desea tenerlo como un perro guardián, en este sentido son excelentes y muy buenos como miembro familiar, destacándose su habilidad para amistarse con niños.

El Husky Siberiano es un perro muy inteligente, entrando dentro de las primeras cincuenta razas catalogadas como tal, sin embargo, son un tanto desobedientes, acostumbrados a la presencia de un miembro dominante en sus jaurías requieren que en su familia humana también se muestre un líder, de lo contrario asumirá que él puede tomar las riendas, necesitando adiestramiento continuo, que inicie desde una edad temprana.

husky-siberian

Por su ascendencia y las labores que anteriormente fueron educados a hacer, el Husky Siberiano ama correr, de hecho, puede hacerlo durante un largo tiempo y en muchos kilómetros, sin embargo, esto no sígnica que no pueda adaptarse a la vida tranquila de un apartamento, simplemente, al igual que en casi todas las razas de perros requerirá de varios paseos diarios y la realización de varias actividades entretenidas de manera de agotar esa gran cantidad de energía.

Para quienes deseen incluir en su familia a un Husky Siberiano, debe tener en consideración que esta raza requiere de la realización de ejercicios físicos, siendo un excelente compañero al momento de salir a trotar o a correr, incluso sería necesario mantenerle una supervisión adecuada porque podría llegar a extraviarse fácilmente, así que, si usted no posee el tiempo suficiente o no es muy amante al deporte es recomendable que piense en otra raza y no se deje llevar exclusivamente por la belleza de este animal, ya que sería él quien sufra las consecuencias.

✓ Historia y Origen del Husky Siberiano

Hace muchos años algunas tribus esquimales de Siberia usaban perros como ayuda en las acciones cotidianas, estos eran esenciales para su supervivencia, los que acompañaban a los cazadores, ayudándolos al olfatear rastros y transportando el alimento.

Cada tribu tenía su propia especie, las que eran todas similares por ser de tipo chacal, estos fueron en sus inicios, cruzados con lobos del ártico, dando lugar a otras razas que aún existen como: el Alaskan Malamute, el Samoyedo y el Eskimo.

Por su parte la tribu Chukchi fue la que propició la aparición del Husky tal como se conoce hoy en día, estos vivían muy cerca de Alaska, donde se habían arraigado hasta que las condiciones climáticas empeoraron, obligando a la tribu a alejarse para conseguir comida, por lo que terminaron dependiendo de las actividades marinas, surgiendo la necesidad de incorporar el trineo como medio de transporte por las grandes distancias que tenían que recorrer.

Debido a esto el Husky, fue criado para tener la mayor resistencia posible más que para alcanzar velocidad ya que debían tirar de cargas ligeras en largas distancias procurando llegar a su destino con el cargamento intacto, además de ello debían tolerar el inclemente clima que en algunos momentos estuvo a punto de congelación, lo que hizo que desarrollaran una excelente capacidad para administrar su energía.

Esto hizo que el Husky se convirtiera en un perro muy apreciado por la tribu, los que fueron meticulosos en su cría y cuidados de manera de mantener el linaje lo más puro posible y con las mejores cualidades, por lo que castraban a aquellos que no mostraban dotes de liderazgo o vivacidad, además que debían manifestar una predisposición a obedecer.

Aquellos que sobrevivían eran privilegiados con excelentes cuidados por parte de las mujeres y niños de la tribu, lo que hizo que el Husky se adaptara a la vida en familia y heredara su actual habilidad para compartir con los niños y ser paciente con ellos.

A pesar de sus habilidades y la estima que se le tenía, el Husky no se dio a conocer ampliamente hasta inicios del siglo XX cuando el ruso Goosak los lleva a Alaska y aunque no eran muy reconocidos logró inscribirlos en una carrera de trineos muy populares para la época, consiguiendo el tercer lugar en su primera aparición, esta se trató de una carrera de 650km, a partir de aquí el Husky obtuvo rápidamente una excelente reputación, de hecho lograron captar la atención de un escoces conocido como Fox Maule Ramsay quien viajó hasta Siberia para traer consigo 60 ejemplares de los perros del ártico, formando su propio equipo de perros de trineo.

husky

Una anécdota muy conocida sobre el Husky como perro de trineo fue la Gran Carrera del Suero en 1925, ésta se originó debido a una epidemia de difteria que brotó en Nome, Alaska, donde se necesitaba que llegara un medicamento llamado antitoxina que ayuda a evitar la propagación de la enfermedad, pero las condiciones del clima no permitieron que pudiera ser transportada vía aérea y el lugar más cercano para acceder a estas provisiones vía terrestre quedaba a más de 1.000km, la única manera de hacerlo era en trineo.

A los 1.000km de distancia se le sumaban las temperaturas bajo cero, ventiscas y el corto tiempo que disponía la población para salvarse de una muerte segura, para ello se formaron equipos que realizaron todo el trayecto en 5 días, lo suficiente para salvar a los habitantes de Nome.

Este hecho hizo que tanto los conductores como sus perros fueran muy populares y apreciados, uno de los equipos usó al Husky Siberiano y sus conductores fueron Gunnar Kasan y Leonard Seppala, otro equipo cuyo nombre quedó en la historia fue el de Kasan que fue el que entregó el suero en Nome, este usaba como perro líder a uno llamado Balto, fue tal su valía que se le erigió una estatua en el Central Park en Nueva York.

Luego de este acontecimiento Leonard Seppala viajó por Estados Unidos con varios ejemplares Husky demostrando sus habilidades como perros de trineo, luego de darlos a conocer se residenció en Nueva Inglaterra donde inició su programa de cría de la raza, dando origen a los ancestros de casi todos los Husky que hay en el mundo, de hecho, todos los inscritos en el libro original del American Kennel Club provienen de la casa Seppala.

En ese entonces se formaron varios criaderos que además de tratar de conservar su resistencia en el trabajo producían perros agradables con el fin de exponerlos y en competencias de belleza. Los americanos, buscaron una perfecta combinación entre función y forma haciendo perros de calidad con un excelente aspecto siendo reconocida la raza por parte el American Kennel Club en el año 1930 con la inscripción de Fairbanks Princess Chena.

husky

✓ Características Principales

El Husky Siberiano es un perro amigable y generalmente muy extravertido, siendo agradable con todos, especialmente con los niños, muy inteligente y dócil, está siempre dispuesto a trabajar manifestando una excelente administración de su energía.

Usualmente el Husky Siberiano es un perro de tamaño mediano y ligero, su cuerpo tiende a ser compacto, un poco más largo que alto y con las orejas erguidas, su andar es suave con músculos bien desarrollados, a pesar de ser tan bien definido nunca da la sensación de soportar cargas muy elevadas o de ser muy potente aunque si resistente, sus condiciones físicas pueden ser claramente descritas detallando cada área de su cuerpo, de la siguiente manera:

– Cabeza:
Su cráneo es proporcionado al cuerpo con tamaño mediano; un poco redondeado arriba lo que va adelgazándose poco a poco, su stop es bien definido.
– Región Facial:
El color de su trufa va en función al color de su pelaje, para perros grises negros o leonados es de color negra, para perros cobrizos es de color hígado y para perros blancos tiende a ser color beigue.

El hocico es mediano a largo, medianamente ancho en su adelgazándose hacia la trufa.
Los labios poseen un color fuerte y definido, poseen una mordida de tijera.

Sus ojos son ovalados, proporcionalmente separados y dispuestos de forma un poco oblicua. El color puede variar de celestes, azules o pardos, incluso es muy frecuente encontrar ejemplares con heterocroma de iris, es decir, un ojo de un color diferente al otro.

Sus orejas son de tamaño mediano y más anchas en la base afinándose a la punta dando la sensación de ser triangulares, las que por su tamaño y disposición parecen estar muy cerca entre ellas, ubicándose en la parte alta de la cabeza.

En general su expresión es amable, vivaz y un poco traviesa.
– Cuello
Es de tamaño largo a mediano, el cual usualmente lo lleva erguido especialmente cuando trota, mostrando cierto orgullo y buen porte.
– Cuerpo
Su espalda es fuerte y recta, de longitud media, ni corta ni muy larga.
Su lomo es delgado, su grupa está un poco inclinada en relación a la columna, pero no restringe el impulso de los miembros posteriores.

Su pecho es profundo y fuerte, no demasiado amplio, sus costillas están arqueadas, pero aplanadas a los lados lo que le genera libertad de movimiento.
– Cola
Su cola tiene forma de un cepillo redondo, estando bastante bien cubierta con pelo de largo a mediano, está ubicada por debajo de la línea superior y es llevada sobre en forma curvada sobre la espalda, especialmente cuando el perro demuestra estar atento, otra forma de llevarla es levantada pero no se enrosca, ni tampoco descansa recta sobre la espalda, por su parte cuando el perro está en reposo tiende a llevarla colgando.
– Extremidades
Cuando está de pie y visto frontalmente, sus miembros anteriores se observan separados y rectos de forma paralela.

La longitud del miembro anterior tomada desde el codo hasta el extremo o el suelo es un poco mayor que la distancia medida desde el codo hasta la punta de la cruz.
Sus hombros están situados hacia atrás y sus brazos están un poco oblicuos desde la punta del hombro hasta el codo.

Sus codos están situados cercanos al cuerpo y bien flexionados, sin desviaciones desproporcionadas.

Cuando el perro está de pie y visto desde la cola, se observa que los miembros posteriores están un poco separados y se muestran paralelos entre sí.
Sus muslos son fuertes, desarrollados y bastante musculosos.
– Pies
Son de forma ovalada, aunque cortos, no muestran desviaciones ni hacia afuera ni hacia adentro, son de tamaño mediano y tupidos en pelo por todas partes, aún entre los dedos y las almohadillas, las que a su vez son duras y acojinadas. Movimiento
– Pelaje
El Husky Siberiano presenta una capa doble, lo que genera la apariencia de ser tupido más por el volumen que origina su capa interna, de longitud mediana aunque no tan larga como para desdibujar la silueta del perro, que tiende a ser bien definida.

husky

La capa interna es más una lanilla suave que pelo en sí, es densa y lo necesariamente larga como para servir de soporte a la capa externa, por su parte, la capa externa está conformada por pelos rectos, suaves y un poco pegados al cuerpo, usualmente cuando presentan la muda, que tiende a ser mínimo una vez al año, la capa interna desaparece por poco tiempo naciendo una nueva, también es recomendable cortar el exceso de pelo ubicado entre los dedos y en los pies.
– Color
Se ha observado una diversa gama de tonalidades aceptadas, que varían desde blancos, cobrizos y negros puros, hasta grises con manchas blancas o negras u otros patrones más llamativos aunque poco comunes.
El movimiento del Husky siberiano frecuentemente es suave y sin muestra de causarle algún esfuerzo, tiende a ser rápido y ligero, su trote es moderadamente rápido.

✓ Comportamiento del Husky con otros perros

El Husky Siberiano por muchos años colaboró con los humanos de su tribu en sus trineos y luego en las carreras de Alaska, lo que hizo que se acostumbrara a trabajar en equipo con otros perros del mismo tipo y con los de su propia especie por lo que su nivel de aceptación a otros canes es bastante amplio.

husky siberiano

Sin embargo siempre tendrán cierto recelo cuando sienten que les es invadido su territorio con la presencia de algún nuevo compañero, lo que aceptará rápidamente si ha sido socializado para ello, recuerde que los perros son seres adiestrables con un alto grado para discernir e inferir basado en sus experiencias propias.

A medida que se le enseñe, preferiblemente desde cachorros a tolerar otras razas y a otros animales, se le hará más fácil tener nuevos compañeros, conducta que puede desarrollar llevándolo a diario al parque o a caminar en la calle, mientras menos contacto con la sociedad tenga menos tolerante será.

El Husky muestra su temperamento desde muy cachorro, quizás cuando decida adoptar uno y vea la camada podrá notar como muy pocos se quedan rezagados y otros golpean a los de adelante para pasar al frente y ser el primero en jugar con usted, lo que indica que tienden a ser muy extrovertidos y por lo general están acostumbrados a ser los líderes de la jauría en el trabajo.

En cuanto al apareamiento, el Husky siberiano ha sido objeto de mucho control en este aspecto, siendo el motivo principal preservar su linaje lo más intacto posible, por lo que si usted apoya y se siente cómodo con la idea de mantener la raza lo más pura posible, deberá tener mucho cuidado cuando su perra entre en celo, para ello puede optar por varias medidas como colocarle los artículos de protección que se encuentran en el mercado.

husky

Sin embargo, detectar el celo en la Husky Siberiano regularmente no es tarea fácil, ya que esta raza es extremadamente limpia y ella no aceptará sentirse húmeda por lo que se lavará todo lo que pueda, en este sentido lo que se recomienda es vigilar si hay un cambio de comportamiento, si orina más de la cuenta o si se lame mas de lo normal, además de mostrar una ligera inflamación en su órgano sexual.

Generalmente las perras incrementan el número de veces que orinan cuando entran en celo, siendo muchas veces en pocas cantidades, con el propósito de diseminar las feromonas que producen para atraer la atención del macho, aunque esto no es indicativo de que permitirá ser montada.
A medida que van envejeciendo el período de sangrado (aunque en realidad es muy poco la cantidad de sangre que emiten), se va espaciando, llegando a ser en lapsos de varios meses, aunque nunca desaparece, ya que las perras no presentan la etapa de menopausia como las mujeres.

Luego del proceso de sangrado, sin que halla culminado por completo, se produce lo conocido como “estro”, donde la sangre cambia de color y se vuelve un poco más transparente, este es el momento ideal para la monta que dura unos 5 a 7 días, y es cuando se encuentran más fértiles y más dadas a aceptar la copulación.

husky siberiano

Una vez que encuentre el semental apropiado para la cría de la camada debe entonces tomar otras consideraciones, en primer lugar, la edad de la hembra, es aconsejable esperar que pasen el primer celo sin buscar un embarazo ya que sus órganos todavía están en maduración y así puede garantizar la salud de ella a lo largo del proceso.

Por su parte, trate también de llevarla a ella al lugar donde se encuentra el macho, de esta manera ella perderá su sentido de pertenencia del lugar y será menos agresiva con él, una vez se conozcan y se de el proceso de cortejo se puede presentar el “abotonamiento” que es el momento donde es fecundada, este debe ser respetado y no se puede intentar separarlos una vez estén en esta etapa o puede causarles graves daños a ambos.

Es muy probable que pronto lleguen más Husky Siberiano a su hogar, ahora debe prepararlo todo para cuidar a una perra en estado de preñez y luego una camada de cachorros Husky, deberá llevarla a ella al veterinario para que le dé las indicaciones sobre su cuidado y alimentación, así como que le recete los suplementos y vitaminas necesarias.

Una vez lleguen los cachorros deberá prestar atención al lugar donde se encuentren, que tenga una temperatura adecuada, no muy caliente ni muy fría, que puedan tener buena succión de la leche materna y a partir de los dos o tres meses dependiendo de las indicaciones del veterinario colocarles las vacunas que necesitarán para asegurar su salud y un sano crecimiento.

Un factor muy importante en todo este proceso es que le de mucho cariño a su mascota, asegúrese que se sienta apreciada y tranquila.

husky

✓ Dieta y alimentación del Husky Siberiano

Uno de los mitos asociados a esta raza es que se ha popularizado el considerar que alimentar a un Husky es costoso, pero no lo es, este animal puede adaptarse a la comida que usted seleccione para él y a las cantidades propias de su peso y edad.

Por su parte, es también importante recordar que los perros tienden a ser rutinarios, les agrada y se sienten cómodos con lo conocido, por lo que no sienten la necesidad que sentimos los humanos de probar alimentos diferentes, ellos son felices si comen lo mismo siempre, ajustado por supuesto a sus necesidades calóricas, por lo que evite variar mucho su dieta ya que esto si lo pondrá quisquilloso o selectivo.

Así pues, puede optar por darle a su Husky Siberiano comida casera o alimentos industrializados, que son los más recomendados por la homogeneidad en sus componentes, si desea seleccionar este tipo es aconsejable también que a esta raza se le suministre la que es seca, ya sea en su presentación como carne o galleta desmenuzada.

Esta es de muy fácil selección, de hecho hay marcas muy prestigiosas y conocidas a nivel mundial que las puede encontrar en tiendas para mascotas o en grandes almacenes, si tiene dudas opte siempre por leer en el paquete la composición del alimento y sus porcentajes.

En este sentido asegúrese que el producto contenga:
– Más de 25 por ciento en el nivel de proteínas.
– Las proteínas deben ser animales y vegetales, verifique que contenga de ambas.
– Alguno o varios de los siguientes elementos: pescado, carne, hígado, proteínas de alfalfa, lácteos y semillas de soja.
– Vitaminas, especialmente la tipo A y D, además del complejo B.
– Regularmente todas las marcas poseen buenos cantidades de hidratos de carbono y minerales.

En función a este último es importante mencionar el uso de los suplementos, estos básicamente son a base de minerales y vitaminas, lo que no es recomendable que se suministre si su Husky se alimenta con una dieta correcta o con alimentos industrializados de buena marca, a menos que su veterinario indique lo contrario, que regularmente sería por observar una mala alimentación, haber encontrado o estar saliendo de una enfermedad o que su perra esté preñada.

husky

En cuanto a las cantidades y los horarios se recuerda que esto va en función a su demanda calórica la que generalmente se asocia al estilo de vida y edad del Husky, sin embargo, los paquetes de alimento seco vienen en presentaciones ajustadas a la edad y también indican cuales son las cantidades necesarias, de todas formas esto puede variar un poco entre cada animal, en cuanto al horario, es aconsejable que lo haga dos veces al día, o una vez si no posee le tiempo de hacerlo pero con doble dosis.

Un factor muy importante en la alimentación del Husky y de todos los perros, a menos que posea alguna enfermedad que requiera de su control, es asegurarse que siempre tenga agua limpia y fresca, las cantidades que ingiere cada vez que se acercan al envase son pocas pero lo hacen frecuentemente, especialmente cuando el clima los incomoda.

Por su parte al Husky le encanta masticar, y no es sólo un factor asociado a la edad, cuando son cachorros y jóvenes lo hacen para favorecer el fortalecimiento de su mandíbula y el crecimiento de sus dientes permanentes y cuando son adultos lo consideran parte de su higiene bucal, además que les sirve para demostrar que están aburridos.

Es por ello que en muchas ocasiones han destrozado objetos de sus dueños e incluso paredes, por lo que al momento de adoptar un cachorro de esta raza, incluya en su presupuesto los huesos de nylon que son excelentes ya que se deshilachan y sirven para colaborar con su limpieza bucal o los de cuero fundido que ya vienen esterilizados, pero debe asegurarse que su proceso haya sido la fundición y no la compresión.

Si por su parte desea comprar en la carnicería algún hueso de ganado bobino se recomienda hacerlo sólo en el proceso de dentición del cachorro, ya que favorecerá en el endurecimiento de su mandíbula, pero estos tienden a ser muy abrasivos y pueden desgastarle los dientes permanentes de manera prematura.

En cuanto a las golosinas, existen en el mercado una variedad de ellas que les agradan mucho al Husky por su sabor y textura, pero debe tener sumo control al momento de decidir suministrarle alguna, procure que sea como una recompensa en el momento de su adiestramiento o esporádicamente después de ello.

husky

Por último es importante saber, que el Husky necesita reconocer en el dueño a un líder y la alimentación puede usarse como un elemento a su favor ya que su cachorro reconocerá que usted dispone de su comida asociándolo con reconocer quien posee el mando.

✓ Cuidados necesarios

Los cuidados del Husky Siberiano tienen sus especificaciones concretas, ya que poseen características propias que demandan ciertas acciones, una de ellas es su doble capa de pelo, una interna vista como una lanilla que se cae durante la muda especialmente en épocas donde la temperatura aumenta y una capa externa que es el pelo notado a simple vista.

Esto da pie a tener una serie de consideraciones en su cuidado como no bañarlos con suma frecuencia, esto puede ocasionar que su lanilla se debilite y se caiga sin necesidad, perdiendo su capa protectora contra el frío, además esta lanilla posee una grasa natural que cuida su piel.

husky siberiano

Por otra parte, los Husky tienen muy poco olor corporal por lo que no va a manifestar la necesidad de un baño en un lapso de un mes o mes y medio dependiendo de las condiciones en las que viva el animal, lo mínimo que se recomienda esperar entre baño y baño es de 7 a 10 días y sólo por una necesidad impostergable como alguna competencia canina siendo aconsejable también que sea monitoreada por el veterinario de su preferencia.

Si por causas motivadas por el lugar donde vive o los trabajos que ejecuta, su perro se ensucia diariamente, es mejor limpiarlo con toallas o champús de lavado en seco del tipo hipo alergénico, además, cuando adoptes un Husky Siberiano podrás notar que son realmente obsesionados con su limpieza, por lo que ellos mismos se preocuparan de asearse ya que no les agrada sentirse sucios, incluso podrá notar que pasará varias horas en ello.

Otras recomendaciones en cuanto al baño del Husky es no usar champú para personas o para otros animales que no sean perros, de hecho hay algunos productos que indican que son elaborados específicamente para este tipo de raza, por otra parte, nunca se debe esperar a que su capa se seque por si sola ya que podría generar humedad y causarle hongos en su delicada piel, para ello con colocarle un secador luego del baño bastará.

Otra rutina de limpieza que si se debe realizar con frecuencia con este tipo de perros es el cepillado de la capa, lo cual es beneficioso en muchos sentidos, ya que permitirá ayudarlo en su limpieza, evitará la formación de nudos, que tiende a ser muy doloroso el desenredo de los mismos, permitirá la detección temprana de parásitos y fortalecerá el vínculo dueño perro.

En este sentido se debe recordar que el Husky Siberiano muda de pelo entre una a dos veces al año, por lo que el cepillado le ayudará grandemente en este proceso al eliminar más rápidamente el pelo muerto, para ello es aconsejable realizarlo con varios tipos de cepillo y siempre hacerlo suavemente.

Primero se debe usar un peine o rastrillo preferiblemente de plástico y de cerdas gruesas, luego un peine metálico que permitirá separar los grupos de pelo (esta etapa debe hacerse con sumo cuidado de no dañar la dermis del can) procure hacerlo ordenadamente, desde el cuello hasta la cola, háblele con mucha paciencia a su Husky y felicítelo con voz suave por colaborar en su cuidado.

Por su parte, la muda de pelo de este tipo de perros se da usualmente con el cambio de estación, de primavera a verano y de otoño a invierno, para protegerse de las temperaturas más extremas, en estas fechas es importante cepillarlo todos los días y programar el baño para el final de la muda, sobre todo en el cambio de primavera a verano de manera de ayudarlo a que no experimente golpes de calor.

Usualmente en esta muda los Husky tienden a perder casi toda su lanilla interna, reponiéndola con suma facilidad, sin embargo, si observa un período prolongado de calvicie o pérdida excesiva de su capa externa es aconsejable asistir al veterinario para una evaluación.

La salud del Husky Siberiano

Generalmente esta especie de perros son bastante sanos, pero algunos presentan ciertos problemas de salud, que aunque es muy probable que su ejemplar no llegue a padecerlas, siempre es bueno tener conocimiento y estar prevenido al respecto.

Una de las enfermedades que manifiesta y se presenta también en casi todas las razas es la displasia de cadera, que viene dada básicamente por una malformación ósea muscular desarrollada desde sus primeros años, padeciendo a veces también de displasia del codo o hipotiroidismo.

Por su parte, muchos perros entre los que se incluyen los Husky, especialmente por poseer un linaje tan prolongado, han desarrollado ciertas condiciones genéticas que afectan la salud de su sistema ocular sufriendo en algunos casos de Cataratas, Distrofia corneal y Atrofia Retiniana Progresiva.

Asimismo, existen otras enfermedades que se han registrado en la raza, aunque con muy bajo porcentaje de aparición y han sido la Epilepsia idiopática, la Parálisis laríngea, la Dermatosis, Varias formas de cáncer, Pannus, El síndrome uveodermatológico, Neumotórax espontáneo, Hemofilia y Despigmentación de la nariz.

✓ Cómo entrenar, educar o adiestrar un Husky Siberiano

Existe una mala información sobre el linaje de los Husky Siberiano ya que se tiende a creer que es un cruce entre el lobo y el perro por su fisionomía, lo cual no es así, hace muchos siglos quizás pero desde hace pocos siglos para acá esta raza es estrictamente del tipo canis familiaris, es decir un perro con las cualidades de inteligencia y socialización propias de todos ellos.

El Husky es un perro independiente, inteligente y muy amigable, no suele ser bueno como resguardo del hogar puesto que muy probablemente saludará con un lametón a un extraño en vez de ladrarle, es atlético y posee mucha energía, así pues su entrenamiento debe estar orientado a que obedezca las órdenes y tenga un buen comportamiento pero respetando su naturaleza.

Entre la planificación que se establezca para su adiestramiento se debe también considerar que no es un perro ladrador, pero si aúlla frecuentemente lo cual puede controlarse desde temprano, así como otros comportamientos como morder objetos lo que hacen a cualquier edad.

Otro aspecto a considerar entre los factores que se deben controlar es el escapismo, ya que por ser tan independientes pueden llegar a tomar la decisión de salir corriendo en cualquier momento sin autorización, para lo cual es importante educarlo a aceptar el collar y la correa y a respetar las órdenes de quedarse quieto, siendo esto importante incluso para su vida ya que puede correr el riesgo de sufrir algún accidente.

Cuando se decide adoptar a un Husky y a cualquier otro cachorro se debe primero llegar a un acuerdo familiar y establecer las bases de lo que se le permitirá y que cosas no, por ejemplo no vale de nada educarlo a que no coma debajo de la mesa cuando algún miembro familiar le da de las sobras, lo mismo sucede con los espacios u objetos permitidos.

Asimismo también se deberá definir quién será el líder en su educación, aunque todos en la familia deben usar las mismas órdenes y respetar las instrucciones decididas el Husky necesita tener una figura dominante, en este sentido si se escoge enviarlo a alguna academia de entrenamiento esta persona deberá asistir con él a todas las clases, de esta manera ambos aprenderán como relacionarse y se evitará que el perro se adapte exclusivamente al entrenador de la institución.

Una vez que llegue a tu hogar trata de hacerlo respetar ciertas instrucciones pero la edad apropiada en la que ya pueden entender las órdenes es aproximadamente a partir de los 3 meses y 4 meses, aunque no es limitativo, nunca es tarde para hacer que atienda algunos mandatos.

Procura que su horario de entrenamiento sea a final de la tarde, luego de haber salido a jugar y haya gastado un poco su excesiva cantidad de energía, de esta manera atenderá más fácilmente, así mismo se debe intentar que lo asuma como otro juego más, por lo que invierte sólo unos 10 minutos dos veces al día en ello para no aburrirlo.

Si durante el entrenamiento el Husky no quiere entender o repetir alguna acción, es aconsejable posponerla y pasar a otra, esto evitará que el entrenador se frustre y cambie su tono de voz, lo cual es un factor significativo en el entendimiento de las órdenes.

Lo más importante en todo este proceso es el respeto y cariño que se le debe dar tanto al Husky como a cualquier otro perro tanto en su adiestramiento como en la vida diaria, nunca se debe acudir a la violencia ni a ofenderlos, esto debilitará su relación y no es beneficioso para nadie, así pues, recompénselo aún si no haya sido productiva la sesión, trátelo amablemente con caricias y una que otra golosina sin abusar de ellas.

Esto no quiere decir que se le permitirá hacer lo que desee sin tener ninguna disciplina, si se le encuentra haciendo una actividad indebida o usando algún objeto prohibido lo ideal es reprenderlo con un “no” seco, sin gritos, ni furia, pues esto sólo lo confunde, por ejemplo si lo encuentra mordiendo un cojín, dígale “no” retírele el cojín y luego ofrézcale uno de sus objetos para masticar, es probable que deba realizar esta acción varias veces, pero al cabo de un tiempo sólo morderá lo que usted le haya permitido.

Por su parte, la socialización es uno de los factores primordiales en toda educación canina, esto hará que tenga el correcto comportamiento ante niños, ancianos o extraños, incluso con otros animales, lo que debe procurarse desde que son cachorros, aunque el Husky posee una naturaleza muy sociable y amigable siempre es importante que conozca y se adapte desde muy pequeño a su contexto, recuerde que no sano criar a un animal en la soledad o encerrados, es antinatural y dañino para su salud física y mental.

✓ Comportamiento del Husky con los Humanos

Los Husky han sido entrenados desde hace muchos años atrás por familias, viviendo en las sociedades de las tribus como un miembro más, lo que ha hecho que su comportamiento se adapte fácilmente a la vida de hogar, pero por sus cualidades y requerimientos físicos no son aptos para principiantes, necesitan dueños que estén dispuestos a dedicarles tiempo y que hayan convivido antes con mascotas.

Su belleza y tamaño mediano hace pensar que pueden vivir cómodamente en un pequeño apartamento, pero en realidad su cantidad de energía y disposición a estar ocupado puede causarle problemas, por lo que sería necesario llevarlo a pasear dos o tres veces diarias, permitirle que juegue y se distraiga.

Esta raza de perros necesita de una vida activa en la que pongan a prueba su tenacidad y resistencia, puesto que han servido por muchos años en carreras de trineos y como colaboradores en los trabajos de las tribus, lo que lo hace disfrutar de trotes, carreras y paseos en bicicleta, incluso a algunos les gusta jugar al frisbee para perros.

En cuanto a su proceder con el humano, especialmente con aquel que se encuentra a cargo mantendrá una actitud de respeto y obediencia, ellos necesitan tener una figura dominante o ver a un líder, aunque de vez en cuando evaluará si lo sigue siendo al intentar tomar el control, por lo que esté atento y de manera afectuosa, no por intimidación y mucho menos con violencia, demuéstrele que su rol no ha cambiado, con el simple hecho de usar las reglas que desde un principio le ha impuesto será suficiente.

Otro comportamiento muy propio de esta raza es su disposición a cavar, lo que intentará hacer incluso estando entrenado, especialmente si está solo o aburrido, por lo que para evitar destrozos en el jardín es aconsejable que se le enseñe desde cachorro a cavar en un lugar específico seleccionado para él.

Por otra parte, los Husky son muy reconocidos por ser muy tratables y muy disciplinados, cuando se tiene uno dentro del hogar se puede tener mucha confianza en sus instintos siempre que se respete su naturaleza, es decir, no son del tipo protector, ya que no desconfían de nadie y en todos los humanos ven un potencial compañero de juegos, así que no lo obligue a ser el vigilante de su casa.

Sin embargo, por muchos años si fue educado para colaborar con los trabajos de los humanos teniendo muy vigente esta necesidad, de tal manera que llegaba a sentir que la vida de su dueño dependía de sus instintos lo que realmente era así, ya que cuando necesitaban salir a cazar en trineo no podía determinarse como llegar a un punto ni como regresar a él, siendo de mucha utilidad su sentido de orientación, su olfato y su resistencia al frío.

Por lo que se hace imprescindible asignarle algunas funciones, si no será destinado a colaborar en algunos trabajos entonces debe planificarle una rutina de ejercicios y actividades que pongan a prueba sus destrezas y desgasten su ímpetu, de lo contrario mostrará conductas destructivas y aullidos.

Básicamente el Husky será feliz con una buena dosis de ejercicios diarias, un lugar limpio y seco donde dormir, alimentación saludable y satisfactoria y cariño de sus dueños, posee un temperamento amigable y muy paciente con los niños, probablemente heredado de su crianza en la tribu en la cual las mujeres y los niños eran los que compartían mayor parte del tiempo con él.

Pero, como todo animal tiene sus propios códigos de conducta que muchas veces los humanos por desconocimiento no respetamos e intentamos obligarlos a aceptar los nuestros, por ejemplo, el vestirlos, los Husky tienen una doble capa de pelo que además de darles un toque estético y distinción, los protege del frío, por lo que no necesitan de abrigos que le incomoden el movimiento y cambian su percepción del espacio.

Otras veces creemos incorrectamente que acariciarles la cara es una muestra de cariño, para los perros no lo es, a ellos les gusta que se les acaricie el lomo, en las costillas o algunos en la barriga, pero ni la cara ni la cola, estos son considerados como invasión a su privacidad y un motivo para pelear.

Asimismo, el intentar que se sienten a ver televisión con nosotros es incomprensible para ellos, en primer lugar, no entienden el idioma, en segundo lugar, muchos de ellos desarrollan problemas oculares por lo que mirar fijamente la pantalla puede causarles una ceguera prematura y especialmente para el Husky ésta es una acción aburrida en la que no pueden moverse a libertad.

El Husky es pues, ideal para el hogar, sobre todo si vivirá en una casa ubicada en el campo o con un amplio jardín, es muy sociable aunque no tiene la tendencia a tener muchos amigos, es sin duda un excelente elección como nuevo miembro familiar.

✓ Su entorno

La manera como se ha cuidado a los perros ha venido cambiando en función a los descubrimientos que se han hecho y a como se ha entendido como funciona su mente, es por ello que han pasado de ser duros trabajadores a peleadores y mascotas, y con esto el entorno donde viven y se desenvuelven.

Lastimosamente algunas culturas aún no han comprendido la importancia que han tenido para el hombre desde tiempos ancestrales y se pueden ver a muchos de muchas razas viviendo en las calles, o aquellos que poseen una familia adoptiva viven en los patios o jardines amarrados a la correa, soportando lluvia, frío y humedad, en muchos casos esta aislación además de transgredir la salud física del animal, le altera su carácter natural.

Sin embargo, esto ha venido cambiando y se ha entendido la necesidad de proteger a los menos favorecidos que no tienen la manera de hacer valer sus derechos, popularizando la práctica de preparar el entorno apropiado para darles una vida cómoda y tranquila.

En función a ello se ha caído nuevamente en otro error y es subestimar la capacidad de trabajo y necesidad de sentirse productivo de la mayoría de las razas, construyéndoles una vida pasiva y de inactividad recluidos a parecer mascotas de peluche, cuando en realidad se debe manejar un equilibrio y procurar respetar sus instintos y requerimientos básicos.

siberian-husky

Es por ello que antes de adoptar a un Husky siberiano se debe intentar entender un poco la psicología de este animal de manera de preparar el lugar acorde a su buen desarrollo y felicidad, entendiendo entonces que es una especie muy activa, independiente, sociable y vigorosa, que ha venido apoyando al hombre en sus trabajos siendo muy respetado por ello.

En este sentido una primera recomendación en cuanto a la preparación del lugar donde vivirá el Husky es que viva en una casa con patio o jardín, preferiblemente de gran extensión, aunque esto no es limitativo si posee un apartamento pequeño en un edificio, será un poco más complicado su adaptación y requerirá de entrenamiento para hacerlo además de varias salidas diarias.

En el caso de que posea una casa con patio o jardín también es importante hacer varios ajustes, ya que una de las particularidades del Husky es que es especialista en escaparse, no lo hace porque se sienta mal y quiera huir de casa, su instinto de trotar o correr lo hará intentarlo y regularmente no encuentran el camino de vuelta u otras personas lo acogen en su hogar por la belleza que ostenta.

Es por ello que idealmente debería cercar el jardín o colocarle obstáculos que le delimitan el espacio además de protegerlo de cualquier accidente que pudiera ocurrir, asimismo, en este patio o jardín escoja un espacio para cavar, ya que el Husky lo hará inevitablemente, lo entrene o no, y para evitar que destroce alguna jardinería favorita es recomendable que lo adiestre a cavar en ese sitio permitido.

Adicionalmente, aunque tenga un espacio dentro del hogar para su cobijo y durmienda, procure también construirle una casa en el patio o jardín, que le provea de un lugar seco, equipado con su plato de comida y agua, para el Husky es muy importante descansar en un espacio limpio, incluso tiene una rutina innata para acicalarse, el tamaño de dicha casa debe ir adecuado a su estatura.

De la misma manera asegúrese que el espacio seleccionado dentro del hogar no corra el riesgo de mantenerse húmedo o sucio, que le provea comodidad, una manta o cojín, sus juguetes para morder, que como se ha explicado anteriormente es preferible que sean de nylon, su plato para comida y tasa de agua limpia.

Con respecto al contexto donde lo lleve a pasear debe también considerar la cantidad de tráfico vehicular, uso de bicicletas, patines y juegos que se desarrollan en el espacio, considere que el Husky Siberiano es altamente sociable y muy dado a participar en cualquier actividad que estimule su energía, por lo que debe manejar la idea de acostumbrarlo a usar collar y correa de modo de controlar sus movimientos.

Existe otro factor importante en la tranquilidad del Husky y es el caso de la mudanza, estos perros, al igual que muchos otros son extremadamente rutinarios, cualquier cambio en los aspectos que entran en su zona de confort lo afectan seriamente, y el cambio de lugar donde vivir es uno de ellos sobre todo si ya siente que el actual es su territorio.

Al respecto puede tomar ciertas medidas para prevenir que esto lo afecte y pueda aceptar el cambio con un poco más de tranquilidad, como el llevarlo a pasear a los nuevos parques a frecuentar, llevarlo a caminar en su nueva calle permitiéndole que olfatee y reconozca olores y si es posible que visite previamente el nuevo hogar donde vivirá.

🐾 10 cosas que no sabías de los Husky Siberianos