Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Mastín Tibetano

mastin-tibetano
Mastín Tibetano
5 (100%) 6 votes

Mastín Tibetano: Tu nueva mascota

El Mastín tibetano se trata de una raza de perro sorprendente, es tan imponente que quizás sea la más respetada del mundo. Es también llamado el “Dogo tibetano” ya que se trata de un perro realmente grande, de contextura fuerte y con un aspecto bastante feroz.

Debido a su aspecto físico es bastante temible, incluso es fácil confundirlo con un oso o un león ya que parece una mezcla de estas dos especies de feroces animales.
Proviene del Tíbet, en donde era usado para proteger rebaños y chozas de los saqueadores y animales salvajes.

Es un perro tan imponente al verlo en persona que fácilmente es posible imaginárselo como el único protector de un rebaño o comunidad pequeña. En una zona cuidada por este majestuoso can es difícil que alguien piense atravesar los límites.

Es un perro realmente atrayente ya que tiene una masa corporal elevada, puede alcanzar los 80 kg, lo cual es impresionante para un perro. Tiene mucha musculatura la cual está cubierta por una gruesa capa de pelo que puede venir en color rojizo o cobre, aunque también pueden darse cachorros con tonalidades más oscuras de estos colores e incluso colores grises y negros.

Un perro adulto puede alcanzar los 66 cm a la cruz, haciéndolo uno de los perros más corpulentos y grandes que existen en la actualidad. Su cola es bastante esponjada y enroscada hasta el lomo.

mastin-tibetano

Es un perro con un temperamento difícil, aunque puede domesticárselo muy bien. Es bastante inteligente y valiente, no dudará en atacar a un intruso. Es fundamental el enseñarlo a convivir con personas y otros animales desde cachorro para evitar conductas agresivas propias de su raza, el ser dueño de un perro tan colosal y sin adiestramiento puede traer muchos problemas y poner en peligro a otras personas y a su dueño.
Es una raza un poco solitaria, ya que le gusta ser independiente, sin embargo, con su dueño es muy leal.

Es un perro que puede decidir actuar por su cuenta, por lo que hay que tener cuidado si se vive en una zona urbana compartida.

No cualquier persona puede adoptar un perro de este tamaño, poder y temperamento, es necesario contar con un espacio definido para poder criarlo y se desenvuelva. Recordemos que es un perro independiente así que puede decidir dar un paseo él mismo o corretear a otros animales.

De igual manera, siendo un perro que puede alcanzar los 80 kg de peso, es necesario alimentarlo con grandes cantidades de comida todos los días, por lo que no cualquier persona puede financiar tal consumo de alimentos.

Debido a su abundante pelo es necesario cepillarlo cada dos días, para evitar que se enrede y aparezcan pulgas y garrapatas.

El Mastín Tibetano necesita cuidados estándares de cualquier otro perro, como el ser llevado al veterinario cada seis meses para un control, llevar al día todas sus vacunas y suministrarle vitaminas y minerales para evitar posibles enfermedades que, al ser un perro de 80 kg, se llevaría un montón de dosis en medicinales.

Un Mastín Tibetano adora la libertad, es importante que no intentes meterlo en un apartamento o intentar que sea un perro de casa ya que no podrá correr libremente y terminará volviéndose agresivo con las personas que lo rodean ya que se sentirá estresado. Asegúrate, si quieres adoptar uno, de tener un buen terreno, buenas finanzas y tiempo libre para tu gran perro lanudo.

Los cachorros de esta raza, a diferencia de los demás cachorros, son bastante grandes desde su nacimiento. Son bastante juguetones, tanto, que pareciera que su energía es infinita. Es importante que durante esta etapa juegue mucho con las personas que conformarán su familia, así como también con los demás animales que puedan conformar la familia.

Los cachorros crecen de manera sorprendente, por ello es importante añadir vitaminas que fortalezcan sus huesos y articulaciones. Una opción para mejorar la resistencia de sus articulaciones es alimentarlos con cartílago de tiburón, el cual puede comprarse en casi cualquier lugar dedicado a la venta de insumos veterinarios, pregunta por su presentación en tabletas.

Los cachorros de esta raza tienen un problema con el calor, no lo toleran. Si tendrás un cachorro de esta raza debes tenerlo en climas fríos, en climas tropicales no.

Desde pequeños estos cachorros de Mastín tibetano parecen pequeños leones gracias a su gran fuerza, aspecto y tamaño. El dueño debe aprender a educarlos con mano firme desde el principio de sus días.

Historia del Mastín Tibetano

El gran Mastín tibetano es un perro originario del Tíbet. Este gran perro en la antigüedad era usado por los nómadas para cuidar a los rebaños que se ubicaban en el Himalaya.

mastin-tibetano

Este tipo de mastín era usado también para proteger los diferentes monasterios en el Tíbet debido a las riquezas que estos albergaban, con frecuencia eran más de un Mastín tibetano los que cuidaban estas entradas a los templos sagrados.
El Mastín Tibetano es un de las razas de perros más antiguas de Oriente.

Esta raza es bastante desconfiada con los extraños llegando a tener reacciones hostiles si uno entra a su territorio, debido a este fiero carácter es bastante difícil el adiestrarlos, necesitan un entrenador experimentado para que aprenda órdenes y las pueda repetir.

A través de los años el Mastín Tibetano no ha cambiado para nada, es un perro que sigue siendo en los tiempos modernos tal cual como era en la antigüedad, esto se puede decir gracias a los dibujos antiguos de Lamaserías, en donde estos tienen el mismo aspecto que en la actualidad.
La antigüedad de esta raza es tan sorprendente que apareció 8 mil años antes de Cristo.

Es un perro que desde siempre ha tenido cierto respeto por las personas originarias del Tíbet ya que es un perro que es sinónimo de poder y grandeza, ya sea mental o física. Aristóteles fue uno de los famosos pensadores que opinó sobre el Mastín Tibetano, al igual que Marco Polo, quien en 1271 visitó el continente asiático y aprovechó para opinar sobre el gran poder que tenía esta útil raza.

Aunque Marco Polo no especificó el nombre de la raza a la cual estaba alabando, los mastines tibetanos son los únicos perros en dicho territorio que encajan con la descripción que dio: “Hay perros tan grandes como asnos en este territorio, además, son bastante fieros.”

Aristóteles por su parte emitió una opinión parecida a la de Marco Polo, en la cual describía a los Mastín Tibetanos como el resultado del apareamiento entre un perro y un tigre, muy posiblemente tomando como base las historias de Alejandro Magno, que exploró las cercanías de la falda del Himalaya durante movimientos militares estratégicos en la India.

Hace 2 mil años antes de Cristo este perro era usado también para la custodia de prisioneros y como perro de ataque por los asirios. También se han encontrado dibujos del Mastín Tibetano en zonas egipcias, griegas y babilónicas, lo que quiere decir que fue una raza tremendamente popular debido a su ferocidad y lo bueno que era custodiando zonas.

Lo más curioso de todo es que hoy en día el Mastín Tibetano se sigue usando como un perro cuidador de rebaños y para la protección de los monasterios en las cercanías del Himalaya. Es asombroso además que sea un perro que no haya cambiado en lo absoluto tras 8 mil años desde los cuales data su existencia hasta hoy en día, tanto en su carácter como en su forma física.

Es muy difícil encontrar otro perro tan antiguo con una historia tan clara como la del Mastín Tibetano, raza que ha sido sumamente cuidada para que no pierda su ferocidad, capacidad de protección, territorialidad y desconfianza con los extraños.

Muchas teorías sitúan a esta raza como la progenitora de todos los perros molosos, debido a su antigüedad, sin embargo, no es una teoría que pueda comprobarse, lo que sí se puede comprobar es que se trata de la raza molosa más antigua.

El Mastín Tibetano es un perro que ha sido guardado de manera sorprendente por la naturaleza, tal y como se describen estos grandes molosos en la antigüedad, son en la actualidad, gracias a que el Tíbet es una zona de difícil acceso debido a sus mesetas, preservando esta especie casi de forma completamente natural.

Se puede saber que esta raza es antigua gracias a ciertas características como pueden ser el celo anual, que se da en invierno y otoño, ladra antes de atacar y posee una dentadura más grande y desarrollada que los demás perros domésticos.

Estos perros protegieron tan ferozmente al ganado (y aún lo siguen haciendo) que eran muy bien visto por parte de las personas encargadas de las granjas, comparándolos a ángeles que enviaban los dioses como protección.

Este Mastín es un animal sumamente grande, fuerte y poderoso, por ello era usado en todas estas labores que tenían que ver con vigilancia, seguridad y ataque. ¡Al ver a un perro de esta magnitud corriendo hacia ti con intensiones no tan buenas lo mejor es que corras por tu vida!
Antes eran perros de bajo costo ya que eran perros trabajadores, pero en la actualidad esto ya no es así, los perros de esta raza son los que actualmente gozan de ser los más caros del mundo.

Características del Mastín Tibetano

El mastín tibetano es un perro creado para la protección, resguardo y vigilancia de hogares y rebaños de los ladrones y depredadores que ronden las cercanías. Este se origino en el Himalaya. Los mastines tibetanos en el Tíbet son amarrados a un lugar y se les cría de manera que sean agresivos cuando alcancen la adultez. Este estilo de crianza no se ve en el occidente, de manera que muchos ejemplares serán pacíficos en cuanto al temperamento.

Pero esta raza fue hecha para proteger y defender, por lo tanto tiene que ser manipulada con discreción ya que es bastante reservada. Este es un perro imponente y vigoroso, de una complexión grande, tiene un físico intimidante pero a la vez acogedor, este puede ser un amigo cariñoso con los más pequeños. A esta raza se le confiere la habilidad de presentir los peligros, por esto los tibetanos los usaban mucho para hacer diversidad de tareas en áreas solitarias gracias a esta particularidad. Casi todos los mastines europeos tienen su descendencia en el mastín tibetano, el cual esta bastante instaurado en el territorio europeo, aunque normalmente no se vea por las calles.

En cuanto a su aspecto, hay bastantes detalles los cuales destacar, como:
El macho en la etapa adulta puede tener una altura mínima de 66cm y máxima de 76cm a la cruz. Mientras que la hembra de 61cm mínimo y máxima de 71cm.

Es un perro bastante corpulento grande y pesado, de una distribución ósea muy bien formada, el mastín tibetano tiene un aspecto imponente, pero eso no significa que no sea juguetón y afectuoso como cualquier otro perro. Tiene un tiempo de vida de entre 11 a 14 dependiendo del cuidado y condición del animal.

Esta raza tarda bastante en alcanzar su edad adulta ya que esta es entre los dos y tres años mientras que en los machos es a partir de los cuatro años.

Su cabeza es muy amplia, corpulenta y solida. En la etapa adulta, dependiendo del ejemplar, pueden desarrollar más o menos arrugas en la parte de la cara desde la frente hasta el hocico. Tiene un stop muy marcado y definido. El cuello es curvo, musculoso y robusto, sin mucha papada. Esta cubierto por una cabellera muy abundante y espesa.

Su nariz es amplia y con una pigmentación generalmente oscura. El hocico es cuadrado y muy extendido. Su mandíbula tiene una mordedura en forma de tijera, pero en algunos casos es de pinza. Es muy importante que los dientes se conserve la forma cuadrada del hocico ya que esto es algo de la esencia de la raza.

Tiene unos ojos medianos con una expresión simpática, sus colores son variados y de un tono siempre oscuro.

Tienen forma ovalada con una separación moderada entre sí, un poco inclinados. Sus orejas son en forma de triangulo mediano, caídas a la parte delantera de la cabeza, cuando presiente peligro las lleva levantadas en la parte exterior del pabellón, las orejas poseen un pelaje corto y muy suave al tacto.

La espalda es corpulenta, musculosa y derecha. Su pecho cae un poco más debajo de los codos y las costillas son medianas conforme a su tamaño, de una anchura moderada. La cola es de una longitud de mediana a larga, de implantación elevada. Esta enrollada sobre la espalda con sentido hacia un lado y cubierta de pelaje largo.

En cuanto a sus extremidades sus miembros delanteros son derechos, en su totalidad cubiertos de pelaje tupido, mientras que los miembros traseros tienen una musculatura muy marcada, son fuertes y paralelos entre sí. Sus hombros están ladeados, con aspecto fuerte ya que son anchos.

Sus patas son muy amplias y fornidas. Tienen el aspecto de unas patas de gato, entre sus dedos hay mucho pelaje.

En el tema del pelaje, los machos tienden a tener más que las hembras. El pelo debe tener muchos cuidados, es importante saber que es mejor, mayor calidad que mayor cantidad. Ya que este es un perro que se originó en ambiente frio tiene ventajas sobre este, aparte de su pelaje superficial, tiene un manto de pelo interno llamado sub-pelo que es bastante grueso y se dispersa en épocas de calor. El pelo del pelaje es delgado pero siempre liso, áspero y disperso. No debe ser ni ondulado, suave o con ondulaciones. Los lugares en donde hay más pelo son cuello y patas.

El pelo del cuello tiene un aspecto de melena por su abundante frondosidad. La parte de la cola tiene una capa de pelaje gruesa. La parte del rededor de la cola también tiene abundancia de pelo tan largo que crea flecos y mechones.

El color del pelaje varia mucho, puede ser rojo fuego, cenizo, negro, marrón oscuro y medio, negro intenso, dorado intenso hacia otros tonos más luminosos. Hay mucha variedad en esta raza ya que van desde tonos medios- claros hasta muy oscuros y profundos. Se permiten colores más claros en la zona del pecho, las manchas blancas en las patas solo si son pocas serán aceptadas. Las manchas color rojizo surgen en las patas, arriba los ojos, en la zona interna de la cola, en torno al hocico y también en algunos casos rodean totalmente los ojos.

Comportamiento del Mastín Tibetano con otros perros

Esta es una raza independiente, leal, tranquila y muy sobreprotectora en cuanto a sus conocidos. Este perro por su naturaleza tiende a ser algo terco a veces. Es territorial y desconfiado con las personas y animales ajenos, este perro posee la inteligencia para tener decisiones propias.

Su conducta con otros perros y animales puede ser muy buena, pero solo si se socializan desde pequeños ya que pueden presentar extrañeza en la adultez hacia ellos.

Puede llegar ser muy sumiso con los demás perros, pero ya que es muy grande podría llegar a ser algo rudo para los animales de menor tamaño.

El mastín tibetano no tiene mucho instinto de dominancia sobre los demás perros, pero sin embargo, pueden llegarse a presentar excepciones, aunque generalmente sea muy tranquilo en ese aspecto.

No hay diferencias en cuanto al carácter entre los machos y las hembras, ya que conservan el mismo temperamento.
Si nuestro mastín tibetano no fue socializado desde cachorro, en la adultez será muy difícil acostumbrarlo, pero no todo esta perdido. Hay ciertos consejos para lograr enseñar a nuestro perro un buen comportamiento como:

Se necesita pasear al menos dos veces al día para mostrar un entorno mas familiar sobre el exterior del hogar y permitir expresar con comodidad un comportamiento más pacifico. Esto puede ayudar a socializar con otros perros y personas, sobrellevando el nerviosismo o la agresividad que pueda manifestar nuestro perro.

Cumple con las necesidades de tu perro como la nutrición apropiada, los lugares cómodos para el descanso de cada día, e ir al veterinario, si presenta algún síntoma o solo es un chequeo regular. En este lugar además puede convivir con otros de su misma especie y fomentar la tolerancia y amabilidad entre ellos. Hay que desaprobar cualquier mala conducta y tratar de no introducirlo bruscamente a sociabilizar sin experiencia previa.

Has sesiones de ejercicio con tu perro ya que es bueno para drenar un poco de la energía acumulada, con el fin de evitar la ansiedad al final del día y además mantenerlo en forma. El punto en donde nos enfocamos es que el perro al no tener toda su energía estará relajado para abrirse a nuevas posibilidades en el ámbito social.

Usa un lenguaje positivo como instrumento principal en su aprendizaje, ya que es un ejemplar adulto el que tratamos de introducir al lenguaje con otros perros. Este método es importante ya que recibiremos una mayor respuesta de parte de nuestro perro.

Ante todo no hay que pegar ni gritar a nuestro perro, esto llevara en total retroceso el proceso de enseñanza y socialización. Al tener este tipo de experiencias generara estrés y desconfianza en nuestro perro, hay que enfocarse principalmente en las acciones positivas premiándolas con una caricia o aperitivo.

En todo momento hay que prever las acciones de nuestra mascota ya que según su actitud podría responder de distintas maneras al estimulo social que le esta dando su entorno. Hay que tener en cuenta que no todas las acciones que vaya a realizar nuestro perro serán buenas, por lo que será mejor anticiparse a los hechos para no darle un mal momento ni emociones negativas.

Escoger mascotas pacificas para iniciar con el proceso de aprendizaje, esto para que nuestro perro no sienta incomodidad y presienta un aura positiva a la hora de socializar.

Uno de los factores mas importantes para nosotros es la paciencia, nuestro perro no cambiara tan pronto como lo pensamos, hay que darle tiempo para acostumbrarse a un nuevo estilo de vida que no conocía. Cada perro tiene diferentes rangos de tiempo para superar su desconfianza e inseguridad a la hora de la socialización, esto puede ser desde años a semanas según su temperamento, experiencias y frecuencia de la práctica. Pero en caso de negación a la sociabilización no tenemos que obligarlo, ya que es mucho mejor que él tome la iniciativa en este caso. En algunos casos especiales es mejor mantener alejado a nuestro perro de situaciones que lo lleguen a poner nervioso, esto solo si es recomendación de un experto.

El mejor consejo que puede incluirse aquí es admitir la decisión que tome nuestro perro en cuanto a la sociabilización ya que si hemos hecho todo lo posible y no logra sentir la comodidad deseada, omitiremos esto para que conviva en el hogar rodeado de sus seres queridos.

Dieta y alimentación del Mastín Tibetano

A la hora de hablar de la alimentación de estos grandes perros llamados mastines tibetanos se sabe que existen muchas variedades de alimentos que puedes implementar en su dieta, sin embargo, hablamos de un perro de dimensiones colosales, por lo que no todos los alimentos serán bien recibidos por este gran can. El encontrar el balanceado que supla de todos los nutrientes, vitaminas y minerales a un mastín tibetano puede ser un pequeño dolor de cabeza; existen tantas opciones como latas de comida Premium, alimentos húmedos, semi-húmedos y secos que para una persona que ha adoptado por primera vez a este perro gigante el realizar una mala elección es muy fácil. A continuación sabrás como alimentar a un mastín tibetano de la manera más saludable posible

Alimentar a un perro pequeño es más fácil ya que de seguro has tenido en la antigüedad varios perritos y todos comen más o menos una porción igual, pero cuando hablamos de la alimentación de un mastín tibetano, el cual es uno de los perros más bellos y grandes del mundo, surgen muchas dudas. Existen muchas posibilidades, pero solo tú, con la ayuda de un veterinario de confianza serás el responsable de la alimentación de tu mastín.

Existen varios aspectos a tener en cuenta, entre ellos, están los siguientes:
La calidad del alimento: Puede que parezca sencillo ir a un supermercado y comprar un balanceado para perros grandes, de hecho lo es, pero no es tan sencillo ocuparse de la alimentación de un perro, ya que no es suficiente el tomar en cuenta lo que dice el empaque y que le guste a tu perro, debe nutrirlo, de lo contrario puede que coma y coma pero no logre saciar su hambre, lo cual es producto de una mala alimentación. Tampoco puedes guiarte por los precios más bajos, algunos alimentos para perros tienen componentes que podrían resultar tóxicos o degenerativos para tu mastín tibetano, lo cual es demasiado riesgoso. Debes preguntarle a tu veterinario sobre las mejores marcas de tu país y cual versión elegir. Luego de esto, pasaríamos al siguiente punto.

Los nutrientes: Si el mastín tibetano se alimentará exclusivamente de balanceado especialmente diseñado para perros adultos y gigantes entonces debes estar pendiente del comportamiento de tu perro. Puede que coma una gran cantidad pero a las horas te esté pidiendo más comida. Esto principalmente puede deberse a que la comida que comió no tenia los suficientes nutrientes para saciar su necesidad de absorción de energía por parte del alimento.

Para solucionar esto y evitar problemas comunes de un perro que come mucho y es de este tamaño, debes suministrarle los nutrientes que le faltaron al balanceado, algunos de ellos son el calcio, algunos minerales y vitaminas, siempre con mucho cuidado ya que estos en abundancia también pueden ser perjudiciales para la salud de tu perro. Recomendamos que primero consultes con su veterinario de confianza para que así, tomando en cuenta su peso y altura, recomiende una dosis justa que no afectará negativamente su salud.

¿Cuál es la diferencia entre los alimentos para perros con los que puedo alimentar a un mastín tibetano?

La principal diferencia entre todos los tipos de alimentos que existen es la proteína que contienen. Algunos alimentos para perros que dicen ser de buena calidad, pero tienen un precio que es mucho más bajo que los demás, podrían no tener la suficiente proteína para satisfacer las necesidades alimentarias y de energía de tu gran perro. Algunos de los alimentos de baja calidad son los que se venden sin marca, en empaques transparentes, las marcas de supermercado son poco recomendadas también. Debes buscar las marcas con más renombre, como Purina Dog Show ya que estas han pasado pruebas que certifican un buen estándar de calidad, claro, debes escoger una versión de este alimento para perros para razas gigantes.

¿Qué alimentos se deben evitar cuando se está escogiendo la comida?

Los que contengan maíz y trigo. Este maíz y trigo no son iguales que los que consumen los humanos, estos son de baja calidad y poco procesamiento, por lo que se vuelven difíciles de digerir, eso sin contar el bajo valor de nutrientes que aportarán a tu perro. Usualmente, si en la etiqueta menciona estos componentes como relleno, significa que el alimento es de baja calidad.

Existen marcas que usan “carne de res” o “pollo” en sus ingredientes, lo cual está muy bien, pero se debe averiguar si estos son ingredientes principales o secundarios. El empaque puede mostrar de manera muy llamativa un pedazo de pollo o una carne de res a la parrila, pero el asunto es que si en la parte de atrás, en los porcentajes de nutrientes indica que estos componentes son tan solo el 20% del producto ¿Qué le estarías dando de comer a tu mastín en realidad? La respuesta es sencilla, relleno de baja calidad con maíz y trigo. Busca siempre alimentos que contengan estos dos ingredientes en mayor porción.

Cuidados necesarios

Los cuidados que se deben tener a la hora de adoptar un mastín tibetano son varios, pero varios de ellos se enfocan en que se trata de una raza sumamente grande y necesita grandes cuidados con su pelaje, huesos y sobre todo, su comportamiento. Los perros gigantes en edad adulta y llegando a la vejez son perros que probablemente tendrán problemas con sus huesos y articulaciones debido al gran peso que deben llevar encima.
Cuidados generales cuando se está criando un mastín tibetano

Alimentación

El mastín tibetano requiere muchos cuidados, pero principalmente hablaremos de su alimentación. Se trata de un perro realmente grande y con mucho peso, por lo que es posible pensar que sus huesos y articulaciones sufran con cada año de vida que pasa. Afortunadamente, hay alimentos para perro que están enfocados en la alimentación de un perro anciano, colocándoles los nutrientes que necesita para retrasar la degeneración de los huesos y articulaciones, pero de todas maneras, se puede contar con algunos suplementos vitamínicos como calcio y hierro, que le caerán muy bien a tu perro anciano, aliviándole los dolores propios de sus viejos huesos y permitiendo que puedan moverse con normalidad.

En cuanto a la alimentación de los cachorros y perros adultos, esta debe estar llena de nutrientes y de balanceado de buena calidad, se trata de un perro gigante y no cualquier alimento le dará todos los nutrientes que necesita, por lo que debes escoger muy bien y suplementar estos con vitaminas, minerales y calcio.

Cuidados del pelaje de un Mastín tibetano

La higiene del mastín tibetano es otro tema que su criador debe tener muy en cuenta, ya que se trata de un perro realmente grande y por lo tanto, los problemas de salud que puede enfrentar son también muy grandes, requiriendo varias dosis de medicamentos exclusivos para perros, lo cual puede hacer su tratamiento realmente costoso. Pero te enseñaremos como prevenir cualquier enfermedad o complicación con los cuidados básicos que debes tener en cuanto a su aseo.

Higiene general

Tu mascota debe ser tratada como cualquier otro miembro de la familia, por ello, tiene el derecho de estar limpio, no solo para conservar una buena salud, sino también para que pueda acercarse a ti y a los demás miembros de la familia sin que pongan cara de asco por el “olor a perro” que desprende este gran animal. Mantén a tu mastín tibetano limpio bañándolo cada vez que notes que comience a oler desagradable o cada vez que se ensucie demasiado.

Higiene dental

Muchas personas se preocupan únicamente de la higiene visible de su perro, para que este se vea muy bien en el exterior, pero diferentes son los problemas que se pueden desencadenar en su interior, específicamente, en su dentadura. Examina la boca de tu perro constantemente para así saber si se encuentra limpia. Si notas que tiene pedazos de alimento pegados a los dientes debes cepillarlo para que su salud dental sea impecable. Con esto, se evitarán enfermedades dentales futuras.

De hecho, se ha demostrado que una buena higiene dental no solo evitará problemas en los dientes, sino también enfermedades hepáticas, renales y cardiacas. Por lo que cepillando a tu mastín tibetano cachorro y creándole el hábito de que deje cepillarse, puede alargar los días de su vida mucho, evitando todo tipo de enfermedades.

¿Cómo bañar a un mastín tibetano?

El bañarlo no es una cuestión fácil. Se trata de un perro gigante que meterás a una bañera, lo cual puede tener resultados catastróficos para todo tu baño si no se encuentra bien adiestrado o acostumbrado desde pequeño a hacer caso y comportarse en la bañera. Si tienes a un mastín tibetano adulto al que no le gusta bañarse deberás armarte de paciencia para ejecutar esta labor, pero si piensas adquirir un mastín tibetano cachorro debes crearle el buen hábito de comportarse en la bañera por medio de refuerzo positivo, dándole una golosina o llevándolo a pasear si se porta bien durante el baño.

Si no tienes paciencia o no te puedes dar el lujo de lidiar con un perro tan grande y rebelde quizás en un centro de estética canina sepan exactamente como tratarlo para que se quede quieto y te lo devuelvan completamente limpio y oliendo a lavanda, sin embargo, esto puede ser bastante caro ya que un mastín tibetano es un reto que de seguro nunca han tenido que afrontar, y es que bañar a un perro de este calibre y que además sea desobediente es muy difícil.

Cepillado de un mastín tibetano

Para mantener hermoso el pelaje de un mastín tibetano debes cepillarlo y alisarlo como mínimo unas 2 veces a la semana, siendo recomendable unas 4 veces por semana si quieres evitar completamente los enredos en su pelaje.
Consulta veterinaria

Como con cualquier otro perro, debes llevar a tu cachorro de mastín tibetano al veterinario para que pueda tener un control de vacunación que evite que contraiga la mayoría de las enfermedades que puede contraer un perrito, con esto, se alargará muchos años su tiempo de vida. También es conveniente que tengas un control antiparasitario con él, para evitar que su estómago se llene de bacterias.

Cómo entrenar, educar o adiestra un Mastín Tibetano

La convivencia con un mastín tibetano puede ser un poco difícil si es un perro sin ningún tipo de entrenamiento ya que es un perro que tiende a ser dominante con su dueño si este no le muestra que él es el líder de la manada. Nunca seas mal educado ni castigador con tu mastín tibetano, es un perro muy inteligente que no aceptará gritos, maltratos ni castigos injustificados, sin embargo, para que pueda entender que eres el líder de la manada debes ser firme con él, hablándole seriamente y con voz firme cuando hace algo mal y castigándolo no sacándolo a pasear cuando destruya algún mueble o se niegue a hacer caso.

Por lo dicho anteriormente, un mastín tibetano o dogo del Tíbet no es un perro que pueda ser adquirido por cualquier persona aunque esta tenga los recursos para ello, ya que es un perro que por su inteligencia no aceptará seguir ni obedecer a una persona que no tenga la suficiente autoridad como para merecer el titulo de líder de la manada por parte de él, aunque esta persona se esfuerce, ciertos comportamientos de persona débil pueden dejar demostrado que no eres un buen líder. Estos comportamientos pueden ser el de ceder ante cada exigencia de parte de él, recompensarlo en todo momento, exceso de mimos o nunca regañarlo aunque haga algo mal.

Si tienes a un dogo del Tíbet y este es un perro rebelde y tú no eres una persona con demasiada fuerza física tu hermoso can podría arrastrarte mientras lo paseas ya que tu estarás sosteniendo su correa, pero la imponente fuerza y física y poder de sus patas harán que sea él el que se encuentre paseándote. Por ello, es necesario entrenar a tu mastín tibetano desde que es cachorro, de hecho, es algo obligatorio para que tu perro gigante pueda convivir con demás personas y visitas puedan llegar a tu casa sin ningún peligro.

Otra cosa a tener en cuenta antes de iniciar un adiestramiento de un mastín tibetano es que este pudiera no tener resultados ya que incluso tu perro se negaría a hacerte caso mientras intentas entrenarlo ya que no te ve como el líder de la manada y se rehusará a seguir tus órdenes, por lo que sería necesario contratar a un profesional, tal y como lo plantean en series como el “entrenador de perros”, para que pueda dominar a tu dogo del Tíbet y conseguir que haga caso en tan solo minutos.

Entrenar a un mastín tibetano desde cachorro

El entrenamiento debe comenzar desde cachorro. Lo mejor es que no se trata de un entrenamiento difícil, todo lo que debes hacer es ser firme en tus decisiones. Si quiere comer de tu plato, dile NO. Si quiere entrar a la casa cuando es algo que tiene prohibido, debes decirle NO firmemente y guiarlo al jardín. Si quiere perseguir a tu otra mascota hazle saber firmemente que es algo que está mal. De esta manera comprenderá muchas cosas que no debe hacer y su comportamiento mejorará mucho durante esta etapa y sabrá reconocer tu autoridad cuando sea un perro adulto.

mastin-tibetano

Debes practicar también el refuerzo positivo, ya que un entrenamiento basado en el miedo lo que hace es que tu perro se convierta en un animal tímido y es posible que ataque en momentos en donde realmente se encuentre asustado. El entrenamiento en positivo consiste únicamente en recompensar a tu mascota cuando hace algo bien, lo cual puede ser desde llevándolo a pasear o dándole una golosina hasta simplemente decirle “muy bien” en un tono dulce y comprensivo al mismo tiempo que acaricias su cabeza.

A medida que practiques este tipo de entrenamiento verás como tu mastín tibetano se va convirtiendo en un perro sumamente obediente, ya que sabrá que si hace lo que pides no solamente estará siguiendo al líder de la manada, sino que también conseguirá una recompensa por parte de este.

Esto se puede practicar para que aprenda algunos comandos importantes para esta raza, como el de “quédate quieto”, “ven” o “vete”. Perfectos para ser ordenados en situaciones en donde tu mastín sea un peligro cuando lo paseas y ve a otro perro que no le caiga bien o personas quieran acercársele y quiera reaccionar agresivamente por desconfianza.

Comportamiento del Mastín Tibetano con los Humanos

Sin dudas que el mastín tibetano llama la atención, pero no debes dejarte deslumbrar por este simple hecho, tienes que tener muy en cuenta que será tu responsabilidad todo lo que haga, desde portarse bien y que recibas felicitaciones por entrenarlo tan bien como cargos judiciales si ataca a otra persona producto de un entrenamiento deficiente. El mastín tibetano es un gran perro siempre y cuando reciba el entrenamiento continuo de su amo durante su etapa de cachorro para así evitar inconvenientes futuros.

El mastín tibetano será una adquisición importante para tu familia, sin dudas es un perro que no puede pasarse por alto, muy pocas personas saben el verdadero comportamiento de este perro debido a que no hay muchos mastines tibetanos regados por el mundo, por lo cual se quedan simplemente con la primera impresión que dan estos perros al verlos en persona: “un gran perro que da miedo”. Pero en realidad es un gran perro que merece la pena conocerlo más a fondo.

Por mas que se trate de un perro que la mayoría del tiempo cueste los ahorros de varios meses el poder comprar (no encontrarás ningún ejemplar de estos en perreras ni centro de protección animal debido a su alto precio) debes saber que también tiene sentimientos y una manera de comportarse muy característica. El mastín tibetano es un perro sumamente protector de la familia que lo adopte ya que se encariñará mucho con ellos al punto de sobreprotegerlos. Sin embargo, no se trata de un perro que esté encima de su dueño la mayor parte del día ya que este comportamiento no es típico de él. Preferirá mantener la distancia y realizar las actividades que le parezcan en su amplio terreno que deberá estar dispuesto para él.

Cuando llega la hora de hacer ejercicio o jugar con su dueño se muestra muy obediente y enérgico, no dudará en salir a pasear para dejar atónito al publico que lo vea, ya que realmente se trata de un perro excéntrico y muy raro en la mayoría de los lugares del mundo ya que parece un gran león en vez de un perro.

Con este punto tenemos que detenernos ya el mastín tibetano es un perro realmente grande y protector de su familia, aunque también es sumamente llamativo, esto ultimo, puede ser un poco peligroso ya que las personas en la calle querrían tocarlo (valientes únicamente) y puede que a nuestro gran amigo no le guste la idea ya que es reservado con personas extrañas pudiendo llegar a ser agresivo.

El mastín tibetano le tiene paciencia a los niños, aunque no deberá quedarse solo con niños pequeños por la seguridad de los pequeños, no porque atacará sin ninguna razón, sino porque los niños podrían molestarlo de alguna manera y debido a su gran tamaño un simple empujón puede resultar en un accidente como también el que, jugando, los derribe y también esto derive en un accidente.

El mastín tibetano es un perro que necesita actividad física diaria por lo que tendrás que contar con el tiempo necesario para sacarlo a pasear. Si no se saca a pasear puede que esto derive en comportamientos destructivos por parte del animal en contra flores, siembras, muebles, electrodomésticos etc, lo cual, debido a su gran tamaño, es un gran poder destructivo que mostrará debido al aburrimiento.

¿Cómo evitar la agresividad en un mastín tibetano?

Para evitar que un mastín tibetano adulto sea agresivo deberás entrenarlo constantemente mientras es un cachorro. Los mejores entrenamientos para disminuir la agresividad futura son la socialización y el adiestramiento por medio del refuerzo positivo en donde le enseñes ordenes como “deja”, “ven” o “quieto”.

Entorno ideal del Mastín Tibetano

El mastín tibetano se trata de un perro realmente increíble que destaca no solo por su gran tamaño, sino también por su gran cantidad de pelaje y expresión que puede asustar a cualquier persona, lo cual no sería de menos ya que se trata de un perro que puede ser agresivo y muy territorial con desconocidos si no se lo adiestra desde cachorro, lo cual sin duda, sería un gran error tratándose de un perro de este porte.

El mastín tibetano es un perro de un tamaño impresionante que requiere un espacio igual de grande. No puede vivir en el interior de una vivienda ya que su extremosidad hará que derrumbe cada una de las decoraciones y objetos que se encuentren a su alrededor. Por lo que antes de adquirir a un perro tan desorbitantemente caro primero debes crear las condiciones para que pueda vivir bien, si tienes un apartamento y realmente amas a esta raza entonces busca un lugar a donde mudarte que cuente con espacios grandes de terreno en donde puede correr y jugar a su antojo, verás que valdrá mucho la pena ya que se trata de una raza absolutamente exótica que todos voltearán a ver, pero esto no es todo, es un perro sumamente amistoso con sus dueños y que no dudará en proteger su terreno.

Sabiendo desde ya que no es conveniente que viva toda su vida en un apartamento o en el interior de un hogar de cualquier tamaño, es conveniente que viva en una zona en donde pueda correr, jugar y vigilar. Estas características solo las tiene un jardín o un terreno amplio, en donde, si se aburre, pueda ir de aquí a allá, investigar y olfatear. Se trata de un perro un poco independiente al que no le gusta depender de las personas para realizar sus actividades, ama los entornos libres porque desde siempre ha sido un perro que, por su gran tamaño se ha dedicado a cuidar grandes extensiones de terreno y a atacar a las personas que no conoce y lo invaden.

A pesar de que le gusta ser independiente el mastín tibetano también disfrutará el estar en el interior del hogar por algún tiempo, pero esto es estrictamente para pasar tiempo con su familia, lo cual ama y no cambiaría por nada.
Se trata de un perro gigante por lo que tendrás que adecuar el terreno para que sea idóneo para él y, de ser posible, construir una caceta para perros de este porte ya que difícilmente encontrarás una en el mercado que satisfaga al 100% las necesidades de espacio que tiene este perro, con esta caceta lista, podrá abrigarse cuando hace frio o cuando llueve.

También es conveniente colocarles sus platos de agua y comida un poco más alto que el suelo, se trata de una raza grande que puede desarrollar problemas de torsión de estómago al momento de inclinarse para tomar la comida o el agua.

Cuando crees las condiciones adecuadas solo restará que le digas “¡hola!” a tu nuevo gran perro.