Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Papillón

Papillón
5 (100%) 6 votes

Papillón: Tu nueva mascota

Si eres de los que aprecian a los perros de apariencia extravagante, puede que un Papillón sea el perro ideal para ti, estos perros son conocidos por sus hermosas orejas erguidas que recuerdan a las alas de una mariposa en pleno vuelo.

La gente ha quedado maravillada con su aspecto facial único desde hace cientos de años, esta apariencia tan elegante los convirtió en el perro predilecto de muchos miembros de la realeza y la nobleza, incluyendo a la reina María Antonieta y el rey Enrique, también fueron fuente de inspiración para muchos artistas europeos que deleitaron al mundo con sus obras. Ahora bien, ¿Cuáles con las características más distintivas de estos canes? Acompáñanos para averiguarlo.

Hay varios aspectos que debemos conocer con respecto al Papillón si deseamos criar uno, dichos aspectos son:
• DIMENSIONES Y PESO: Estos encantadores perros tienen pequeñas dimensiones, pudiendo alcanzar a penas los 28 cm de altura, además pesan entre 1,5 kg y 5 kg

• EXÓTICA APARIENCIA: Tienen una cabeza pequeña y redonda, con un contorno suave, ojos profundos y grandes orejas con delicados flecos colgantes, las mismas son la base de su llamativa apariencia que atrae tantos seguidores. Por su apariencia física podemos definir dos tipos de Papillón:

o Estándar: Es la variedad que cumple las características antes mencionadas, son perfectos para competiciones de agilidad y para concursos estéticos.

o Phalene: Es una variedad con orejas caídas, la misma puede concursar en los mismos concursos estéticos que la categoría anterior pero con ciertas restricciones.

• ESPACIO NECESARIO PARA VIVIR: No son perros que necesiten de demasiado espacio para vivir, así que el interior de un apartamento tiene las dimensiones suficientes para que estén contentos, siempre y cuando su dueño se comprometa a sacarlo al aire libre frecuentemente de forma tal que pueda divertirse y combatir el aburrimiento.

Estos perros acostumbran ladrar bastante lo cual puede resultar molesto para personas que vivan en un apartamento o para sus vecinos, así que en tales casos es vital entrenarlos desde pequeños para corregir este comportamiento instintivo.

• EJERCICIO NECESARIO: Son perros muy dispuestos a participar en paseos con sus dueños, con un ejercicio moderado diario les es suficiente para suplir sus necesidades.

• ESPERANZA DE VIDA: Son perros que viven por bastante tiempo, en promedio pueden alcanzar entre 15 y 18 años de vida. En general no suele sufrir de enfermedades crónicas que acorten su vida, pero pueden padecer de ciertos males tales como epilepsia y problemas osteoarticulares. Por ello el control veterinario es recomendable para poder diagnosticar y prevenir algunos de estos males.

papillon

En la salud también es importante mencionar los problemas dentales que suelen padecer muchos perros toy, al tener dientes tan pequeños es posible que el alimento no elimine eficientemente el sarro y por ello sus piezas dentarias pueden sufrir y caerse, es necesario proveerle de una higiene dental óptima para asegurarle un mayor tiempo de vida a su dentadura.

• PELAJE: El manto es grueso con pelos largos y ondulados, los mismos solo deben ser cortos en la cara y las extremidades. Es normal que su pelaje sea bastante brillante. Su color es blanco principalmente al cual se le adiciona un segundo o tercer color distribuidos de formas diversas, los tonos adicionales pueden ser negro, marrón o rojizo.

• CLIMA ADECUADO: Suelen preferir ambientes templados y evitar temperaturas extremas tanto frías como calientes, si el clima de tu país no es el más ideal puede que lo mejor sea mantener al perro en el interior de la morada.

Son perros bonachones que adoran jugar con su dueño, su apariencia física es muy llamativa por lo tanto este perro quiere ser el centro de atención de forma instintiva, con tal disposición no es sorprendente que estos perros no puedan tolerar bien la soledad, así que es necesario que compartan buena parte de su tiempo con su familia humana.

papillon

Estos son perros muy bonitos, pero su apariencia dócil puede hacer que sus dueños los malcríen y no les fijen límites adecuados acerca de lo que pueden y no pueden hacer. Si dejas que tu Papillón se sienta como el líder entonces deberás estar preparado para lidiar con problemas tales como ladrados excesivos, mordeduras en los muebles o en los papeles que tenga al alcance, conducta escandalosa ante los extraños e incluso intolerancia hacia los niños.

Todos estos trastornos pueden ser fácilmente corregidos si desde temprano se fijan límites y se adiestra al perro para que entienda las acciones socialmente correctas y la forma correcta de interactuar con otros seres vivos.

Historia y Origen

El Papillón es un perro que ha pasado por una historia complicada para poder conseguir las características que lo distinguen hoy en día, para poseer ese aspecto tan apreciado hoy en día debió pasar por años de intensa crianza selectiva, lo cual le facilitó ser el acompañante de innumerables personas poderosas y adineradas.

Durante muchos siglos las personas cercanas al poder, incluyendo a la realeza y la nobleza, mostraron gran fascinación por los perros pequeños, aquellos a los que podían mantener en su regazo para brindarles cariño mientras se distraían de sus tareas cotidianas, en ese contexto es que aparecieron los ancestros del Papillón.

Los orígenes de esta raza no son tan antiguos como los de muchas razas emblemáticas de la actualidad, sin embargo no son una raza reciente precisamente, es probable que el Papillón actual sea un descendiente directo del Spaniel Continental miniatura, este Spaniel fue uno de los acompañantes predilectos de la realeza.

papillon

El país de origen exacto es tema de controversia, en la actualidad Francia, Bélgica y España son los 3 candidatos más probables quienes se disputan por ser el país de origen de esta raza tan bonita.

Sin embargo nadie puede negar el hecho de que el nombre Papillón es de origen francés (y por lo tanto mucha gente asume que estos perros provienen de allí), en ese idioma Papillon significa mariposa, es fácil imaginar que estos perros recibieron tal nombre por el parecido que sus orejas muestran con una mariposa en pleno vuelo.

Después de todo la característica por la cual son más conocidos son sus bellas orejas tiesas con flecos que le cuelgan a los lados, sin embargo la versión de esta raza que existió antes del siglo XX poseía orejas más bien caídas, aunque de mayor tamaño, estos ejemplares pasarían a denominarse como Phaléne, lo cual significa mariposa nocturna, en vista de que las orejas caídas se asemejan más a alas plegadas.

El Papillón, el perro favorito de la nobleza

Aparentemente los primeros ejemplares reconocidos de la raza ya podían ser apreciados en obras de arte de los siglos XIV y XV. Es de esta época de donde proceden muchas de las leyendas que rodean a los Papillon, leyendas que aparecen naturalmente alrededor de las mascotas que rodean a los mandatarios supremos de un país.

Quizás una de las historias más interesantes es la del rey Enrique, dicho monarca era un amante acérrimo de esta raza y gasto mucho dinero para su crianza. Hay registros que muestran gastos cuantiosos para sus mascotas, en una oportunidad incluso fue a visitar al criador de unos cachorros que llamaron su atención, el mismo aprovechó la oportunidad y le cobró al monarca precios enormes por adquirir a los perritos.

Se dice que el día de la muerte del monarca estaban durmiendo junto a él 3 Papillón especiales, los mismos lo acompañaban en su reposo pero también lo protegían. Esa noche un monje llegó a los aposentos reales para ver al rey, una Papillón se volvió tan ruidosa que hizo falta sacarla de la habitación, una vez que el monje quedó junto al rey lo apuñaló e intentó huir, sin embargo el escape fue frustrado por la alarma de los dos perros restantes, aun así el rey murió por las heridas, mientras lamentaba no haberle hecho caso a su amada perrita que le advirtió del peligro.

Estos perros siguieron acompañando a lo largo de los años a innumerables miembros de la realeza, también aparecieron en numerosas obras de arte de artistas muy reconocidos, en muchos casos pagados por sus adinerados dueños.

papillon

Sin embargo tras la revolución francesa la popularidad de esta raza disminuyó notoriamente, debido sobre todo a que fueron ligados profundamente con la aristocracia detestada por el nuevo sistema político. No sería sino hasta un siglo más tarde que los Papillon volverían a aparecer en retratos familiares, sin embargo nunca alcanzaron nuevamente su gloria del pasado, para esa época otros perros eran el centro de atención como el Pomerania y el King Charles Spaniel.

El Papillón en la actualidad

Aun cuando la raza nunca obtuvo de nuevo tanta atención, era lo bastante reconocida como para que el esfuerzo conjunto de los criadores belgas y franceses lograse que la reconociese la Federación Cinológica Internacional (FCI). El primer Papillon en ser inscrito apareció en 1906, sin embargo su club no se fundó hasta 1923, siendo esta sociedad aprobada por el Kennel Club.

El inicio de la segunda guerra mundial representó el fin de las actividades del club y sus programas de cría, sin embargo para el año 1951 el club había reiniciado sus operaciones con 40 miembros que lograron restaurar la raza.

En Estados Unidos la raza solo fue reconocida por el American Kennel Club en el año 1915 y su club oficial no sería autorizado hasta el año 1935, al igual que en el caso de Europa el club cesó sus operaciones por la gran guerra pero volvió a abrir sus puertas en 1948.

Actualmente existen cientos de ejemplares a nivel mundial los cuales se desempeñan de manera excelente en todos los concursos y exhibiciones caninas.

papillon

Características de la raza

El papillón es una raza de perros francesa que además tiene raíces belgas, su nombre hace referencia a la palabra del francés que se traduce como “mariposa”, por tal motivo, a este amigo peludo se le conoce como “perro mariposa”, y este nombre está dado por una característica muy distintiva de su físico, sus grandes orejas adoptan una disposición que recuerda a las alas de una mariposa.

Del perro papillón podemos decir que es un de pequeño tamaño, el cual puede llegar a alcanzar una altura entre los 15 y los 35 cm, y su peso, proporcional a su estatura, se encuentra por lo general entre los 3 y los 10 kg. Su graciosa y simpática apariencia hicieron que este perro fuese durante mucho tiempo, una de las razas de canes favoritas entre los aristócratas y miembros de clase social alta. De hecho, el papillón ha estado presente en muchas obras de pintores famosos.

Sin embargo, a lo largo de los años sus rasgos han cambiado ligeramente, hasta tener al ejemplar de la raza papillón que conocemmos hoy en día. Su reconocimiento oficial tuvo lugar en el siglo XX alrededor de los años 30, por lo que en realidad se trata de una raza de perros relativamente reciente.

Este es un perro pequeño, que exhibe un aspecto muy fino y delicado, desde su suave pelaje, hasta sus pequeños y simpáticos rasgos. Es un can precioso y muy llamativo, ya que parece una bolita de algodón. Su cuerpo es pequeño, más alargado que alto, con un pecho ancho y profundo y el lomo fuerte y arqueado, sus de facciones delicadas. Las patas implantadas en el cuerpo están bien desarrolladas, aunque sus huesos son finos, y en la parte posterior se implanta una cola que tiene la forma de un plumero, es larga y se dispone en actitud erguida sobre la espalda como describiendo un arco sobre la misma.

Su cabeza es ligeramente redondeada, en la cual se implantan lateralmente un par de hermosas orejas con flecos, grandes, que simulan las alas de una mariposa, siempre están en actitud erguida, este es su principal atractivo y lo que le da más popularidad a esta raza. El hocico es delgado y corto, se hace estrecho hacia la nariz. Presenta unos ojos redondeados, delineados por un borde negro, son de tamaño mediano y por lo general de color café u oscuro.

Su pelaje es muy característico. El papillón tiene un manto de pelo abundante, liso o un tanto ondulado, muy brillante y sobre todo muy suave al tacto. El pelo es corto alrededor de la cara, el hocico, y la porción anterior de las extremidades, mientras que en el resto del cuerpo, el pelo es más largo, especialmente alrededor del cuello y en el pecho donde parece un collar. Por lo general el pelaje es de color blanco de base, y presenta algunos detalles en otro color, como negro, castaño, rojo o a veces combinaciones de estos colores.

El papillón es una única raza de perros, sin embargo, existen dos variantes de la misma, con una pequeña diferencia en la forma de las orejas. El perro estándar, es el característico perro con alas de mariposa, mientras que la variedad Phalene presenta las orejas ligeramente caídas, lo que recuerda a una polilla, de ahí su nombre, “phalene” significa polilla en francés.

Comportamiento con otros perros

papillon

El  perrito de la raza papillón es un can sencillamente adorable, sus delicadas facciones, y sus grandes y llamativas orejas que recuerdan a una mariposa hacen de este ejemplar un maravilloso perro de compañía, que además es muy elegante, cariñoso, afectivo, limpio y muy juguetón.

El papillón tiene un carácter amable y fácil de llevar en la convivencia, no solo con los humanos, por fortuna este perrito es receptivo, abierto y generoso con los demás perros e inclusive con tras mascotas, con dichos compañeros puede vivir sin ningún problema, en una armonía de convivencia maravillosa, ya que este perrito en su personalidad tiene un gran sentido del humor, es amistoso y no necesita un proceso de entrenamiento y de socialización estricto para ser una gran mascota en el hogar.

El papillón, en general, es un buen compañero, es amable, cariñoso, y muy cercano a su familia, no solo a los humanos, sino también a otros perros miembros del hogar, e inclusive a otras mascotas, aunque muchas de sus características personales se ven influenciadas por el tipo de educación y adiestramiento que reciba de parte de sus dueños.

Por lo común, como es necesario en todas las razas de perros, el papillón debe pasar por un proceso de socialización como parte de su entrenamiento desde que es cachorro, con la ventaja de que los perritos de esta raza son inteligentes, sociables y dados a compartir con los demás, de modo que será un aspecto sencillo de su educación el hacer que el papillón se la lleve bien con los demás animales del hogar, sean estos perro, gatos u otros animales domésticos.

Hay que recordar y enfatizar que aunque la educación del papillón es sencilla mucho más que con otras razas, la socialización es fundamental para lograr una mascota obediente y emocionalmente equilibrada, que sea receptivo y tolerante con otros perros y también con otras mascotas.

Si se trata de extraños a su ambiente, como mascotas que vienen de visita al hogar o a quienes se encuentra en la calle durante un paseo, el papillón suele ser un poco más reservado y retraído, aunque le gusta conocer y hacer amigos, es un perro activo, juguetón, que disfruta de los paseos al aire libre, de hacer ejercicio en moderada cantidad y cuando está en confianza suele ser bastante extrovertido.

El papillón es un gran perro mascota, es ideal para hogares donde habitan muchos individuos, y esto no solamente hablando de personas, este perrito puede convivir con casi cualquier tipo de mascotas, con otros perros rápidamente establece amistad, siempre y cuando el carácter de estos sea igual de receptivo y tolerante.

Como el papillón es un perro de raza pequeña es recomendable que sus compañeros perrunos sean de un tamaño pequeño a mediano, y que tengan una actitud abierta a los compañeros, perros más grandes con fuerte sentido territorial pueden no sentirse a gusto y hasta ser agresivos con el extrovertido perro papillón.

Aunque, el papillón es bastante arriesgado y curioso, no teme invitar a jugar a los perros u otros animales que sean más grandes que él, sin embargo, estas situaciones deben vigilarse y así evitar que lo lastimen accidentalmente.

Dieta y alimentación

papillon

Como todos conocemos, la alimentación de nuestras mascotas es un aspecto clave para conservar la buena salud del animal desde el punto de vista físico, nutricional, inmunológico y también para hacer relucir su apariencia.

Los consejos generales de alimentación para el perro se fundamentan en las características de la raza en sí, pues la cantidad de nutrientes así como los grupos de los mismos se reparten de acuerpo a ciertas necesidades como son la etapa del crecimiento y desarrollo del can, las características físicas que embellecen su apariencia, sus condiciones de salud, y por supuesto, sus hábitos y el grado de actividad física que realicen estos perros.

Al igual que en otras razas, el papillón es un perro que necesita considerar todos estos aspectos para recibir una apropiada alimentación que sea beneficiosa para él.

Así tenemos que, cuando se trate de un papillón cachorro se debe proporcionar una alimentación adecuada que le permita convertirse en un perro adulto fuerte y sano, esta alimentación debe ser predominantemente a base de proteínas, las cuales son el sustrato principal para la formación de músculo y demás tejidos, y en menor cantidad se le ofrecerán ácidos grasos saludable y carbohidratos de los cuales obtiene energía más fácilmente para llevar a cabo todas sus necesidades.

Las opciones de alimentos para el perro papillón también son variadas. La más recomendada es el pienso seco, debemos asegurarnos de que este sea de la mejor calidad, de los productos comerciales elaborados especialmente para las razas de perros miniatura, cuyos granos son más pequeños para permitir mejor masticación y una deglución más fácil. El pienso seco debe tener una combinación de nutrientes óptima, debe ser de la gamma junior para los cachorros, y de la gama adult para los perros adultos.

Sus principales ingredientes deben ser, en este orden de cantidad y proporciones, proteínas, ácidos grasos saludables y carbohidratos, lo cual puede verificarse en la tabla nutricional del empaque del producto.

Así mismo, nos aseguramos que se eviten los productos que contengan cereales y aditivos, los cuales son causa de alergias alimentarias y tienen poco aporte de nutrientes para nuestro can.

Las cantidades y raciones de comida varían de acuerdo a la edad del perro y a sus hábitos y actividades.

Este es un punto clave para evitar que el papillón sufra de sobrepeso y obesidad. Así que se recomiendan repartir en dos comidas principales al día, con un máximo de tres platos principales por día.

La alimentación debe estar separada de los rutinas de ejercicio y entrenamiento por lo menos dos horas, para mejorar el proceso digestivo, y se pueden ofrecer algunos bocadillos entre las comidas, especialmente durante las sesiones de entrenamiento.

Otras opciones de productos alimenticios como el pienso húmedo no son lo ideal para esta raza de perros, ya que puede contribuir a que gane peso por el alto contenido de grasas y carbohidratos que tienen los enlatados, además que la alimentación con el pienso húmedo favorece la aparición de enfermedades bucales como placa dental y sarro.

Por último, nunca olvides ofrecerle a tu papillón un buen tazón de agua limpia y fresca que lo mantenga bien hidratado.

Salud y cuidados generales

papillon

El papillón es la compañía ideal para casi cualquier hogar, además, goza de una excelente salud en términos generales, pudiendo vivir entre 12 y 14 años.

Los cuidados básicos de este animal se basan en considerar ciertos aspectos básicos como son  la higiene, la salud, el entretenimiento y recreación, además de lo ya planteado en la alimentación.

Comenzando por el aspecto de la higiene este perrito es muy aseado y pulcro, además es necesario que sus dueños lo mantengan lo más limpio posible ya que con frecuencia los perros de razas pequeñas pasan mucho tiempo en los brazos de sus dueños y amigos, y esto podría ser perjudicial para la salud de los humanos si no tienen la limpieza adecuada estos animales.

Por otro lado, el papillón es un compañero perruno muy elegante, con la ventaja de que es un perro aseado y muy pulcro, y no desprende ese olor perruno tan característico que en ocasiones puede ser un tanto desagradable.

La higiene buco-dental es un aspecto que no debe descuidarse, puesto que las razas de perros pequeños tienen mayor predisposición a sufrir de este tipo de enfermedades pudiendo favorecer la acumulación de placa dental, sarro, y demás restos de comida que pueden no solo ensuciar su boca si no que la hacen un ambiente idóneo para el cultivo de muchas bacterias causantes de infecciones como periodontitis y gingivitis, además los perritos pueden presentar halitosis o mal olor bucal.

Por este motivo, sus pequeñas dentaduras necesitan que sean cepillados sus dientes regularmente, y acostumbrarlos desde pequeños a este hábito. Además, otra alternativa para la higiene dental es ofrecerle al papillón unas galletitas o huesos que se pueden adquirir en diversas tiendas de mascotas, las cuales se ofrecen como premios durante el entrenamiento y desde el punto de vista de la salud dental ayudan a remover la placa y a fortalecer su dentadura.

En relación a la higiene corporal de papillón, el baño del perro solamente se realiza cuando esté verdaderamente sucio, cuya frecuencia varía en relación a las actividades y al hábitat en el que se encuentre el can, aunque en promedio se puede realizar un vez al mes.

Los productos para el bañado del animal son los que se ofrecen en  tiendas de mascotas especiales para perros, no se recomienda usar champú de humanos por que manejan un pH diferente que podría maltratar su piel y pelaje.

Luego del baño debes secarlo muy bien con una toalla limpia, y luego con el secador de cabello aplicarlo a una distancia razonable de tu can para evitar las quemaduras, así estará listo para salir a paseas luciendo una hermosa y pulcra apariencia.

El cepillado se realiza diario o cuando menos unas tres veces a la semana; esto ayuda a estimular la circulación cutánea, la muda del cabello y mejora notablemente la apariencia de tu papillón. Al cepillarlo con frecuencia puedes mantener su pelaje suave, sedoso y libre de enredos.

Los oídos y la nariz se limpiaran con una toallita humedecida en solución fisiológica que esté limpia, de manera regular para evitar la acumulación de sucio que pueda propiciar infecciones, al igual que los ojos, ya que el lagrimeo excesivo puede provocar manchas en la región infraorbitaria. Existen colirios que puedes aplicarle luego de la limpieza para lo cual se recomienda consultar al veterinario.

El papillón goza de una buena salud en general, sin embargo, puede verse afectado por algunas enfermedades osteomusculares como la luxación de la rótula que lo incapacita en la marcha y tiene un componente genético, también la epilepsia que puede hacerse crónica y puede ser de carácter hereditario o de aparición eventual; los problemas dentales ya mencionados, así como numerosos tipos de alergias alimentarias y cutáneas. Recuerda siempre llevarlo al veterinario al menos unas dos veces al año para mantener al día sus vacunas y desparasitaciones.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Papillón

papillon

El entrenamiento de los perros de esta raza es una tarea relativamente sencilla, gracias a las cualidades de su carácter, el papillón es un perro amable, cariñoso, afectivo y cercano a su familia. Además es receptivo, inteligente y obediente, lo que facilita mucho el aprendizaje de las órdenes básicas y también de tareas más complejas. Así mismo, este perrito es un can tolerante y receptivo, abierto a compartir con nuevos amigos ya se trate de personas o de otros perros e inclusive mascotas, el proceso de socialización por lo general se da sin problemas.

Todo entrenamiento empieza desde que son cachorros para que se dé apropiadamente el aprendizaje de las órdenes más complejas que son necesarias para el desarrollo de las habilidades de una gran mascota, además, es a temprana edad cuando el can adquiere mejor las conductas, internaliza que comportamientos son permitidos y esta es la mejor edad para las correcciones.

De este modo, el adiestramiento del papillón idealmente comienza alrededor de los cuatro meses de edad, y de preferencia antes de los seis meses, y estará dedicado a forjar un carácter amigable y social, obediente y a explotar sus mejores cualidades e inteligencia.

Lo primero que se empieza es por órdenes básicas en serie, las cuales le permitan aprender las normas básicas de convivencia. Dichas órdenes son las clásicas de sentarse, caminal al lado del dueño, aprender el nombre y acudir al llamado, permanecer quieto, y hacer las necesidades fisiológicas durante el paseo diario.

De la mano con este aprendizaje, se debe dar en simultáneo el proceso de socialización, este es fundamental para desarrollar las cualidades de conducta y comportamiento que le permitan compartir el hogar con otros animales y también con personas. El papillón tiene una personalidad de por sí amigable y cariñosa, así que este proceso será sencillo.

Socializar significa convivir en ambiente con otras personas  y animales, ya sea visitas en casa o durante paseos por la calle o visitas al parque. En estos momentos el papillón aprende a convivir con extraños, los acepta y se desprende de actitudes como timidez, miedo o incluso agresividad. Estos momentos son importantes para mejorar el desarrollo emocional del can.

Prosiguiendo con las órdenes, es necesario adiestrar a nuestro papillón con comandos que sean verdaderamente útiles para su comportamiento y convivencia en el hogar, más que cualquier otra forma de truco o pirueta para hacernos reír que seguramente aprenderá con el tiempo.

Las primeras órdenes que se enseñan son las básicas, el sentarse, echarse, acudir al llamado, pasear a nuestro lado y quedarse quieto, la técnica básica consiste en mencionar el comando, demostrarlo e intentar que el perro lo haga.

El aprendizaje y la adquisición de dichas conductas se puede estimular por el método de recompensa con un refuerzo positivo ya sea una galleta o hueso para perros, o con el método del clicker. El reforzamiento positivo es una gran herramienta para educar al papillón.

El carácter del dueño-entrenador debe ser amable y a la vez firme, actitudes como el consentir, la sobreprotección podrían hacer que el papillón desarrollase un síndrome del perro pequeño, de manera que se crea el líder de la manada con actitudes celosas, desconfiadas y posesivas que dificultan su convivencia.

Por último, sabemos que un papillón bien entrenado es capaz de ser un excelente atleta, ejecuta diversos trucos y es un gran participante en competiciones de agilidad y destreza.

Comportamiento con los Humanos

papillon

El perro de la raza papillón es un can ideal para cualquier familia, puesto que su comportamiento es adorable, es amistoso,  juguetón, cercano, cariñoso y apegado, un gran compañero para todos los miembros del hogar.

Los perros de esta raza se caracterizan por ser sumamente sociables, son tolerantes y receptivos a casi cualquier tipo de ambiente, personas y mascotas, se relaciona pacíficamente con los demás y es una gran mascota para vivir en casas con muchas personas, o muy visitadas y concurridas. El papillón es paciente, equilibrado, amable y alegre, es una raza muy extrovertida, aunque, con los extraños, se puede mostrar inicialmente un tanto reservado hasta entrar en confianza, cuando mostrará a flor todo su carácter y personalidad feliz y juguetón.

Los perros de la raza papillón son activos, es encanta jugar con su familia, salir a pasear y hacer muchas actividades al aire libre. A pesar de ser una raza pequeña, son perros que necesitan moderada cantidad de actividad física, de modo el dueño debe pasearlos diariamente y llevarlos con frecuencia al parque a jugar y a relacionarse con los demás, o si la casa dispone de un jardín seguro, los papillón amarán jugar a diario en dicho ambiente.

Este perrito también es muy inteligente y observador, y aunque su tamaño sea un tanto engañoso, son excelentes perros guardianes, tienen un fuerte instinto protector y de cuidado hacia su familia, son canes muy observadores, e inclusive pueden llegar a hacer gran alboroto si se sientes amenazados por algún extraño, se dice que estos perros pueden dar con frecuencia canes ladradores.

El papillón es un can muy extrovertido, ciertas conductas, como los ladridos, son fáciles de modificar con la correcta educación y socialización ya que son perros muy inteligentes y obedientes.

En cuanto a su personalidad y actitudes, los papillón son perros que muestran gran confianza en sí mismos, son seguros, intrépidos, curiosos y exploradores, su marcha revela gran valentía y astucia; de hecho, estas cualidades tan particulares han hecho que el papillón fuese considerado como un perro de la aristocracia, una raza elegante para hogares de los nobles en el pasado.

Por otro lado, el papillón es muy obediente, usualmente goza de buena actitud y esta siempre atento a los requerimientos de su amo pues le encanta complacer a sus dueños, para este perrito, el obedecer y complacer resulta estimulante, ya que goza de atenciones, mimos y caricias las cuales le encantan.

En su comportamiento general, el papillón es un perro paciente y manso, muy tolerante y receptivo, también es muy tranquilo, al punto de que algunos ejemplares pueden mostrar cierta timidez. Son numerosas las virtudes que se describen en esta raza, todo lo cual lo hace una mascota cariñosa y ejemplar para la mayoría de los hogares.

Como casi todas las razas de perros pequeños, el trabajo del papillón es ser un perro de compañía, es ser ese amigo peludo fiel, bueno con los niños, compañero de los ancianos, y juguetón con los adultos, es una mascota ideal. Sin embargo el papillón es un buen perro vigilante, es inteligente, observador y tiene un fuerte instinto protector, alertará en caso de que algo no ande bien. De igual manera, es un perro muy ágil, por lo que se entrena para ser un campeón y competidor en las pruebas de habilidades y destrezas.

Entorno ideal

papillon

El perro de la raza papillón es un can muy fácil de cuidar y una compañía perfecta para todo tipo de hogares. Al ser una raza miniatura, se adapta con facilidad a casi todos los ambientes, además, sus cuidados y necesidades básicas son mucho más sencillos que los de razas más grandes, por lo que los podrás mantener contentos, sanos y felices sin mayores problemas.

El papillón es un perro para todo tipo de ambientes. En relación a su hogar ideal, este perrito puede vivir muy cómodo en un pequeño apartamento de ciudad, así como igualmente será muy feliz si vive en una granja en el campo con amplios espacios abiertos.

La cantidad de ejercicio que amerita esta raza es moderada por lo que si vive en el campo, diariamente disfrutará corriendo de un lado al otro, mientras que si vive en un apartamento de ciudad, debes recordar sacarlo a sus paseos diarios y con regularidad llevarlo a jugar al parque. Una casa en los suburbios con un amplio jardín o patio trasero, también será un hogar genial para este can.

Además, el papillón es un perro con un espíritu jovial y aventurero, le encanta salir de viaje con sus dueños, y al ser una raza pequeña, son muy fáciles de transportar y de llevar a cualquier lugar.

Con respecto al clima, su aspecto físico nos puede confundir puesto que a pesar de que el papillón luce como una pequeña bola de pelos, y parece estar bien abrigado, su manto no le ofrece suficiente protección al frío ya que  carece de la capa interna de pelos cortos que funciona como manto de aislamiento térmico que sí poseen otras razas, por lo cual, debes cuidarlo en los días fríos para evitar la hipotermia y que se resfríe y enferme, mantenlo abrigado y resguardado, cómprale un coqueto abrigo para perros con el que salga a pasear en los días de invierno.

Mientras tanto, en los días calurosos del verano, el papillón podría presentar una mayor muda de pelo, por lo cual amerita un cepillado regular y constante para remover los cabellos muertos, estimular la circulación cutánea y evitar los enredos. Asegúrate de proporcionarle suficiente agua para que no se deshidrate y mantenerlo en un clima fresco y agradable.

Se recomienda que mantengas a tu perro papillón en un ambiente lo más limpio posible. Este es un perro muy pulcro y limpio, fácilmente aprende hábitos de higiene y no necesita tantos cuidados. Sin embargo, si habita en un lugar como el campo necesitará de revisiones luego de cada jornada al aire libre para remover partículas, paja y espigas que se queden enredadas en su pelaje.

El papillón es una buena mascota para hogares con niños, con personas de la tercera edad y con otras mascotas, es tolerante, receptivo, obediente, cariñoso y una gran compañía para todos, con los cuidados básicos disfrutaras de un amigo peludo por muchos años.