Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Shih-poo

Shih-poo
4.9 (97.14%) 7 votes

Shih-poo: Tu nuevo perro mascota

El Shih-Poo es un perro pequeño con mucha dulzura, además es sensible e inteligente. Este perro de raza posee una capa bastante gruesa, brillante, larga y suave, parecida a un hermoso peluche de juguete, con sus ojos son medianos y marrones claros. Son perros que pueden convivir perfectamente con la familia, tanto pequeños como adultos.

Los Shih-Poo son perros que prefieren ser el mejor amigo de los niños para asi, asegurar su compañía. La altura del Shih-Poo permite que los niños puedan manejarlo de manera cómoda.

Según muchos expertos el perro de raza Shih-Poo, es un perro de apariencia Juvenil y llama mucho la atención de distintas personas por su apariencia tan tierna y su tamaño tan peculiar. Además que proviene de la mezcla entre el Shih Tzu y el Poodle, siendo estos quienes los trajeron al mundo.

Los criadores de los Shih-Poo buscaban que estos pequeños fuesen animales fáciles de cuidar, saludables y fuertes, por ello estos perros de pequeño tamaño no son propensos a desarrollar enfermedades fácil ni rápidamente como otras razas de perros. Por ello son los Shih-Poo un animal perfecto para hacer compañía pues su aspecto te lleva a querer su compañía cada día de tu vida.

Sin embargo, esta raza no ha sido reconocida actualmente por ninguna sociedad canina como la mayoría de los perros pequeños de nuevos cruces pero ello no interfiere con la adquisición de tan tierno perro, que además, son tan longevos y sanos como sus creadores lo prometen desde in principio.

El Shih-Poo se caracteriza principalmente por ser un perro pequeño que cuyas medidas dependerán de los padres en los cuales exista mayor fuerzas genética, ya que si es como un perro Shih Tzu puede medir un poco más pero si es como un Poodle sus medidas son bastante cortas, pero además de ello, tener un tamaño estándar para un perro de raza Shih-Poo es muy poco posible. Tambien tiene una cara ancha, peluda y muy graciosa con ojos medianos en tamaño y de color marrón oscuro, sus orejas son redondeadas al igual que su cabeza  y su cuerpo bien proporcionado y formado.

El promedio de vida conocido de los Shih-poo está entre los 12 – 15 años, dependiendo de su alimentación y su cuidado, además su pelaje es ondulado y medianamente corto, cuyos colores varían entre los blanco, negro, marrón, o canela. Otra de las características en las cuales se destacan estos perros pequeños es lo saludable e hipoalergénico que son.

Otra característica muy particular de esta raza de perro pequeño es que su alimentación debe ser a través de comida seca pues es propensa a que se le acumule el sarro en los dientes por ello también requiere de una continua visita al veterinario si no le saben lavar los dientes, cortar el pelo, las uñas de las patas, lavarle las orejas para que no se le infecten o bañarlo.

El Shih-Poo es considerado un compañero animado y bastante afectuoso, donde la unidad familiar y las actividades del día son de las cosas que más disfrutan. Ellos tienen una naturaleza tierna, dulce y agradable, además que para los niños es un compañero perfecto por su paciencia, equilibrio y tamaño. Los Shih-Poo a pesar de su tamaño pueden llegar a ser muy buenos perros de guardia si se les entrena para que ladren cuando lleguen desconocidos sin ser agresivos. Son perros que pueden adaptarse fácilmente a la vida en una pequeña casa o en un apartamento, sin embargo es necesario que reciban ejercicios a diario para mantenerse activos y sanos.

Estos pequeños perros pueden ser muy ansiosos y pueden llegar a separarse si desde cachorros no son formados ni entrenados a sociabilizar. Entre las cualidades en las que se destacan tenemos que son perros inteligentes, que prosperan con el entrenamiento regular, bastante enérgicos, fácil para transportarse y compatibles con otros animales. Las caminatas y viajes al parque a diario ayudaran a que el animal canino tenga su energía bajo control.

Este perro es de los favoritos por las personas de mucho dinero por lo coqueto, tierno, pequeños y amoldables que son, además que su mantenimiento es un poco alto pues el pelaje es sensible y requiere de peluquería constante.

Historia y Origen del Shih-poo

Shih-Poo

El Shih-Poo es un animal que ha enamorado a una cantidad de personas desde que apareció debido a su apariencia y tamaño. Este perro es una raza a la que sin conocer su origen ni mucho menos su historia, muchos hoy en día, especialmente en lugares como California desean tener. Y es que en realidad no existe un origen muy claro sobre la creación del Shih-Poo, se conoce sus antecesores o las razas de las cuales provienen pero no una fecha exacta de su creación.

El Shih-Poo es una raza de pequeño tamaño y bastante doméstico el cual posee su origen en el cruce de un Shih Tzu y de un Poodle, donde muchos aseguran que esta raza posee un 50% de ambos, tanto en apariencia como en temperamento. Dando a conocer también de esa manera el origen a su nombre con un acrónimo de los dos nombres de las dos razas.

El Shih-Poo es también muy conocido como un Pooshih que de igual manera, es la unión de los nombres de ambas razas; aunque este no debe confundirse con el nombre de “Poo-Shi”, ya que este es la mezcla del Poodle con el Shiba Inu y pertenece a una raza nueva totalmente distinta. Es significativo conocer que el nombre de Shih-Poo tiene sus referencias en la cultura popular de manera notable.

Este cruce tan maravilloso actualmente es muy poco conocido en los países que se encuentran más al sur de California y en centro américa, razón por la cual muchos investigadores hacen mención de que su origen está en California, aunque esto no es un hecho geográficamente comprobado ni mucho menos un conocimiento firme.

De hecho, se considera que la creación del Shih-Poo se encuentra en la desesperación de un hombre amante de los Poodles y de los Shih Tzus, queriendo mantener su amor por ambas en la creación de una nueva raza que obtuviera lo mejor de ambos animales, siendo ayudado y orientado además por un veterinario experto en estos cruces.

Este perro es bastante tierno, cariñoso y amable, además demuestra una gran inteligencia y gran carácter, dejando en claro sus capacidades hereditarias por ambos ancestros. Este canino además goza de ese peculiar tamaño y pelaje el cual enamora a muchas personas incluyendo allí a los más pequeños de la casa.

El Shih-Poo posee cualidades muy esperadas por su creador y por aquellas personas que son amantes de los perros Poodle y de los perros Shih Tzu, incluso de aquellos amantes de lo llamado razas mixtas, entre las cuales se destacan su pequeño tamaño, su temperamento tan mezclado (tierno pero defensivo), que son bastante fáciles de cuidar, de entrenar y de llevar a cualquier lugar; además de ello, el Shih-Poo es un perro que no se enferma muy fácilmente y aunque presenta algunas fallas, pueden durar por muchos años acompañando a los suyos.

Actualmente el Shih-Poo no es reconocido por asociaciones de razas legítimas como lo son el UKC, el CKC o el AKC, asi como a ninguna otra raza originada por cruces provenientes de otros perros. Sin embargo, existen otros clubes de perros que son importantes donde el Shih-Poo es aceptado en sus registros como perros mestizos o perros de razas mixtas, participando en eventos donde se pongan a prueba sus habilidades de agilidad y de obediencia.

Es bastante importante tomar en cuenta el origen y la proveniencia del Shih-Poo, ya que sus antecesores son perros bastantes ladradores y por lo cual requiere de un entrenamiento realizado desde muy pequeños para que pueda controlar sus ladridos. Si no se conoce la historia de esta raza sería muy  difícil de controlar al momento de convivir. El Shih-Poo puede ser además un perro bastante ágil y capaz de aprender trucos muy buenos durante su crecimiento.

Una de las áreas más importantes de su historia, además de lo mencionado anteriormente, es que su tamaño y su temperamento permiten que el Shih-Poo conviva en un lugar muy grande como una casa o también en un lugar muy pequeño como un apartamento, recordando que es bastante obediente y cariñoso, siempre y cuando tenga la compañía de sus dueños. Permitiendo también que el Shih-Poo tenga sus entrenamientos diarios para mantenerse en forma y saludable.

Aunque esta raza no sea actualmente reconocida legalmente por algunos clubes legítimos, hay que reconocer que ha tenido bastante reconocimiento en los lugares donde aparecen, por su tamaño, su inteligencia, su ternura y su obediencia, además de su apariencia, el Shih-Poo es un animal que poco a poco ha conquistado los corazones de muchos californianos y que se mantiene el argumento de que en pocos años lograran de que esta raza sea reconocida por las asociaciones que aún no lo hacen.

En definitiva, el Shih-Poo es un perro que puede llegar a conquistar los corazones de todos aquellos que se dan la oportunidad de conocerlos y que de alguna manera pueden ser mostrados al mundo, creciendo en ámbitos de entrenamiento, comportamiento y agilidad.

Características principales

El Shih-Poo es un animal canino bastante diferente en muchas áreas, comenzando desde su dulce apariencia, su pequeño tamaño, su carácter tan marcado, y terminando por sus habilidades y su delineada contextura. El Shih-Poo es sin duda un perro bastante nuevo pero que se ha venido convirtiendo con el tiempo en un perro mascota muy seleccionado por aquellos amantes de los perros de razas mixtas y de cómoda apariencia.

Además de ello, cada vez son más las personas que al conocer a un Shih-Poo obtienen el deseo y el anhelo de adoptar a este perro, ya que cumple con el ideal de muchas familias donde existe o no la figura infantil, permitiendo que este perro llene su hogar de amor, juego, diversión pero también de mucho cuidado.

El Shih-Poo es sin duda alguna el perro “ideal” de algunas personas tanto hombres como mujeres, siendo cada día el compañero esperado de muchas mujeres que aman a los perros, sobre todo los de pequeña estatura y los apariencia dulce. De hecho, este perro es uno de los muchos perros híbridos obtenidos de un Poodle y tratando de combinar esa alta inteligencia y ese pelaje hipoalergénico con la destrezas y el carácter determinante del Shih Tzu.

Esto no indica de que todos los Shih-Poo adquieran desde nacimiento los mejores rasgos de sus padres, sino que también pueden nacer con aquellas características indeseables de sus ancestros, dando lugar a una minuciosa selección de los cachorros al momento de adoptar; recordando que de igual manera el Shih-Poo debe ser correctamente entrenado desde que se encuentra en su etapa de cachorro.

El Shih-Poo es un animal como se ha venido mencionando, cuyo tamaño es bastante pequeño, pero una de sus características que son bien resaltantes es la de tener una apariencia que no envejece jamás, debido a que sus rasgos físicos se mantienen iguales por muchos años. El Shih-Poo posee un tamaño bastante variado, ya que este dependerá de sus padres, pudiendo ser un estándar o una miniatura en el caso del Poodle y una caniche miniatura en el caso del Shih Tzu, pudiendo soportar un peso promedio de 8 libras a 18 libras en tamaño adulto y de un promedio en altura de 8” a 15”.

Es importante tener conocimiento de que el Shih-Poo es una mezcla de dos razas diferentes de perros que además es bastante nueva y actualmente se encuentra todavía en estudios, razón por la cual tener un tamaño o peso estándar en un perro de raza Shih-Poo es muy poco común.

El cuerpo del Shih-Poo se encuentra a pesar de sus variaciones en tamaño y peso, bastante proporcionado con respecto a ello, lo que significa que no existe exageración de ninguna área de su cuerpo. Es decir, que su cara es ligeramente ancha y con bastante pelo alrededor, lo que acentúa su tierna estructura facial, enamorando a quien lo observe.

El Shih-Poo posee unos ojos bastante brillantes y de color marrón claro, reflejando una mirada tierna y cautivadora tanto a los chiquitos como a los grandes, además poseen una forma circular y cuyo tamaño es medianamente pequeño en proporción a su rostro. Sus orejas se encuentran a ambos lados de la cabeza colgando levemente y con las puntas en forma redondeada, de manera en la que sus ancestros el Poodle también lo tienen.

El hocico del Shih-Poo es mucho más largo del original Shih Tzu, además de ser un poco estrecho y con un pequeño triangulo de color negro en la punta. Tambien posee un pelaje que en líneas generales es corto y con pocas ondulaciones que se encuentran lejos de llegar a ser rizos muy apretados. Por otro lado, el Shih-Poo  no pierde pelo en comparación con otras razas y es por eso que tiene que ser cepillado regularmente.

Los colores entre los cuales se encuentra el Shih-Poo existe una variedad amplia, pero las tonalidades más comunes son el gris, el negro, el marrón, el blanco, el crema, el bronceado y también puede ser cualquier otra mezcla y combinación que exista entre ellos proveniente de sus cruces.

Este perro pequeño de raza mixta, es un canino que tiene un tiempo de vida aproximado de 15 años, sin embargo, con un buen cuidado y una gran alimentación, puede llegar a vivir incluso hasta 17 años o menos. Recordando que el ejercicio y la sana convivencia es muy importante para el buen desarrollo del Shih-Poo.

El Shih-Poo además de lo mencionado anteriormente, es un perro leal, cariñoso, tierno y con un excelente carácter; es un perro que requiere de mucha atención y al que no le gusta la soledad. Son bastantes traviesos si no son educados debidamente cuando están pequeños en edad y su energía obliga a sus dueños a tener una vida deportivamente activa. Recordando que el Shih-Poo es una mascota ideal para llenar a la familia de alegría y de diversión.

Comportamiento del Shih-Poo con los Humanos

Shih-Poo
El Shih-Poo es un perro con bastante carácter, debido a que posee el 50% de los mejores rasgos del Poodle y el 50% de los mejores rasgos del Shih Tzu, siendo un perro cariñoso, tierno, adorable y juguetón tanto con los más pequeños como con los más grandes.

El Shih-Poo es un perro bastante inteligente, amable y dedicado, se mantienen alerta ante la presencia de extraños y a menudo se presenta cierta timidez. Esta raza se mantiene siempre ansiosa por satisfacer a su dueño en sus labores y siempre listo para ayudarlo a sentirse mejor después de un largo día de trabajo.

Este perro llamado Shih-Poo comparte rasgos significativos en su temperamento con perros como el Cavapoo, sin embargo, tomando en cuenta la presencia del Shih Tzu en su vida, existen algunas variantes. El Shih-Poo es un perro que aprende bastante rápido y el cual disfruta de la enseñanza diaria de trucos divertidos.

El Shih-Poo, además es una de las razas más nuevas en el conocimiento perruno, de manera tal, que este perro es muy conocido en California pero muy desconocido en América central y el sur. El Shih-Poo al igual que otras raza pequeñas descendientes de un Poodle es un perro que a pesar de los años, sigue siendo pequeño, coqueto, tierno y de apariencia muy joven. Este canino llamado Shih-Poo realmente puede vivir un aproximado de 15 años y mas con la apariencia de un cachorro de tan solo meses, ya que realmente no crece mucho y no tiene la característica de envejecer físicamente.

Una de las características conocidas de los Shih-Poo además de su coqueto tamaño, es lo dulce y amigables que son y lo cual, los convierte en una de  las mascotas familiares mas anheladas por muchas familias, actualmente Californianas. A pesar de ser el Shih-Poo una mascota de raza bastante nueva, el tiempo ha servido para que un grupo selectivo de personas se enamore de él.

En línea general, los Shih-Poo son perros que pueden ser fácilmente adaptados a un grupo familiar o una persona que primera vez obtiene a una mascota de su lado, comportándose bastante manejable y entendido. El Shih-Poo es también un perro bastante inteligente y obediente, razón por la cual escogerlo desde cachorro es lo mejor para el entrenamiento de esa actividad.

Los Shih-Poo pueden llegar a sufrir de ansiedad si en determinados momentos se les dejan solos por mucho rato, ya que estos perros de raza están naturalmente acostumbrados a estar acompañados de las personas. Por ello es sumamente importante, que desde cachorro se les entrene para que en los momentos de soledad los sepa manejar o también buscar una solución beneficiosa para que el perro se encuentre acompañado en esos momentos.

En otros ámbitos, el Shih-Poo es un perro muy social y desarrolla una gran lealtad por sus dueños, pero además es un excelente perro que puede ser utilizado por aquellas personas que necesitan terapia, ya que, no dudará en hacer reír, en apoyar e incluso de ser utilizado como peluche por su hermoso pelaje, al igual que otras razas mixtas pequeñas.

El Shih-Poo es un perro que tiene la capacidad de desarrollarse como un muy buen perro guardián si desde cachorro se le entrena para ello, de manera tal que se asegurará de avisar a su dueño cuando algun visitante llegue; de hecho, este perro de raza es un muy buen ladrador, de manera que si será utilizado solo como mascota lo ideal es entrenarlo en esta área. Es por ello que el entrenamiento que pueda poseer el Shih-Poo es de suma importancia durante su crecimiento.

Es importante considerar que los Shih-Poo es bastante cariñoso y tierno, por lo tanto se dan bastante con las personas y aun mas con los niños, su pequeño tamaño los hace perfectos para poder jugar con los pequeños de la casa sin problema alguno; aún así es importante educar a los niños a que sepan respetar a los animales aunque estos sean de pequeño tamaño, e incluso enseñarles sentido de responsabilidad delegándoles conforme a su edad tareas relacionadas al Shih-Poo.

Por encima de todo lo mencionado anteriormente, es bien importante el entrenamiento y la sociabilización que el Shih-Poo posea desde que está cachorro, debido a que esto evitará posibles problemas más adelante por un mal método de enseñanza o un poco sociabilización. Sin embargo, estos perros son bastante ansiosos, enérgicos pero entrenables y dominables, por lo cual hacerlo obedecer no será tarea difícil.

El Shih-poo y su comportamiento con otros perros

El Shih-Poo es un perro resultante del cruce entre dos perros de pequeño tamaño pero con grandes temperamentos. Este perro de raza tuvo como objetivo el ser un perro que no produjera alergias a las personas que estuvieran a su alrededor y con una disposición amable y bastante dulce que lo convirtió en el perro popular del momento.

El Shih-Poo es sin duda alguna llena las expectativas de millones de personas que conocen a esta raza, que a pesar de ser bastante nueva, ha sido en poco tiempo la sensación por su tierno carácter, por su dulce apariencia y por supuesto por su increíble tamaño, capaz de transportarlo a donde sea en cualquier lugar, ya que no ocupa mucho espacio.

Conforme al cruce realizado para llegar a obtener como resultado esta raza, el Shih-Poo posee características y temperamentos de sus antepasados pero que con el tiempo al mezclarse se han ido convirtiendo en únicas, obteniendo un temperamento y una apariencia firme – propia del Shih-Poo. Resaltando lo social y entrenables que son estos perros de raza su comportamiento dependerá en gran parte de su crecimiento dentro de la familia.

El Shih-Poo es un perro bastante entregado a la familia, por lo tanto si desde cachorro se encuentra acompañado de otros animales, este perro también los considerará parte de su familia y los querrá tanto como al resto de los miembros del hogar. El Shih-Poo no es un perro egoísta ni territorial, por lo tanto podrá estar en un mismo lugar con otros perros, de manera que puede ser incluso él quien comience con los juegos esperando una reacción divertida por parte de sus acompañantes.

Entre las cosas que se conocen del Shih-Poo, una de las más importantes y que de alguna manera afectará positiva o negativamente a la familia, es el comportamiento de este perro tanto con las personas como con otros animales, ya que en su vida diaria este canino tendrá que convivir con animales fuera o dentro de la casa, tomando en cuenta además que pueden llegar a ser perros de otras razas o incluso otros animales como aves, insectos, entre otros grupos.

Para muchas personas que su mascota se sociabilice con otros es muy importante, a algunos porque les gusta hacer caminatas al aire libre o salidas al parque y un perro que no socialice podría hacer estas actividades bastante incómodas; y a algunos otros porque quizás les gusta la idea de tener muchas mascotas diferentes dentro del hogar y si el perro no socializa, la convivencia podría ser muy molesta.

Es por ellos que muchas personas amantes de los perros se informan antes de adoptar a alguno. En el caso del Shih-Poo esta es una ventaja ya que este pequeño perro de raza tiene la particularidad de ser sociable tanto con las personas como con otros perros; aunque con los extraños es un poco desconfiado, no espera mucho tiempo para acercarse y comenzar a convivir.

Asi mismo como el Shih-Poo es bastante paciente con los niños pequeños, con los perros cachorros también lo es, la inteligencia de este can le ayuda a comprender que son pequeños, indefensos y están en el proceso de crecimiento – desarrollo donde aprenderán lo que necesitan durante su tiempo de vida, haciendo énfasis en la necesidad de otorgarle la misma cantidad de amor, dedicación y atención a todos los perros por igual para que el Shih-Poo no comience con una etapa de celos.

El Shih-Poo es un perro de admirar, social, leal, amoroso, tierno y cuidadoso; donde podría ser un excelente perro guardián incluso de animales que no lo sean. Este perro se encargará de proteger todo lo que le enseñen que pertenece a la casa, y si entre eso se encuentra otro perro u otro animal, no dudará mucho para hacer lo que tenga que hacer con tal de que estén a salvo. Cabe destacar que no es un perro agresivo pero su ladrido puede ser lo suficientemente fuerte para espantar a cualquier extraño.

A esta raza no le gusta sentirse solo, por lo tanto un compañero perruno durante el tiempo que los niños estén en el colegio o los adultos estén en sus trabajos, no le vendría nada mal; de esta manera, podría jugar, divertirse, gastar energía y estar feliz sin sentirse solo en algun momento.

Definitivamente el Shih-Poo es un perro ideal para todas las edades, ni siquiera los bebes podrían ser afectados con un perro como este, debido a que una de sus características es el no ladrar, aunque se encuentre acompañado de otro perro, el Shih-Poo hará lo posible por no hacer ruido si asi se le ordena y se le enseña desde su etapa más pequeña.

Un punto muy particular de estos perros, es que se adaptan a cualquier lugar, no necesitan grandes espacios para convivir, sino que con un lugar acogedor y suficientemente amplio (en caso de que habiten otros perros) el Shih-Poo se encontrará muy bien, a pesar de que las otras mascotas sean peludas en gran medida.

Cuidados necesarios

Un Shih-Poo es bastante cuidadoso y delicado debido a su tamaño tan pequeño y a esa apariencia tierna, por ello requiere de muchos cuidados que aunque no son laboriosos, son importantes para la vida del perro, tomando en cuenta que sus años de vida dependerán de eso y que si sus dueños no se informan pueden hacerle un daño a la salud y bienestar de su perro.

El perro de raza llamado Shih-Poo es un animal que requiere de un mantenimiento bastante bajo, en primer lugar por su corto tamaño y en segundo lugar porque las atenciones no son de grandes esfuerzos. El cepillado del Shih-Poo deberá realizarse una vez por semana como mínimo, de esta manera se podrá mantener con un pelaje bastante brillante y suave, además de evitar que se le formen nudos en su hermosa melena.

El Shih-Poo es bastante pequeño y por ello su alimentación debe ser rigurosa para evitar sobre pesos, iniciando los primeros meses de vida por alimentarlo unas dos o 3 veces al día con pequeñas proporciones según recomiende el médico veterinario y posteriormente proceder a alimentarlo solo una o dos veces diarias. De manera que su estomago pueda procesar el alimento con tranquilidad y sin problema alguno, tomando en cuenta que el Shih-Poo puede ser alérgico a algunos ingredientes de comidas ya procesadas y por la cual deberá hacerse un seguimiento en los primeros días.

Por otro lado es necesario que a esta raza se le corte el cabello mensualmente para evitar que lo tenga de un largo desagradable (a menos que su dueño así lo desee mantener), además que costará más para el momento de bañarlo recordando que deberá ser realizado al menos dos veces al mes, al momento de hacerle una limpieza también costará o de colocarle alguna vacuna al Shih-Poo. En definitiva el cabello muy largo para esta raza podría convertirse en un problema, por lo tanto es recomendable mantenerlo con su pelaje corto, sin embargo para algunos eventos muchas personas recomiendan dejarlo crecer.

El perro Shih-Poo tiene un pequeño cuerpo, por lo tanto sus actividades físicas no requieren que sean excesivas ni muy fuertes, con unas cuantas actividades moderadas bastará para que el perro mascota se mantenga en forma. Es decir, que una caminata ligeramente larga todos los días será suficiente, también podría ser una caminata corta en la mañana y quizás también una un poco más intensa por la tarde para ayudarlos a mantenerse sanos y alerta estará bien.

El Shih-Poo posee en la mayoría de las veces unas manchas de lagrimas en el borde de los ojos, por lo tanto, cada vez que sea necesario tendrá que limpiársele con un paño húmedo, para evitar alergias o incluso infecciones por el acumulamiento del sucio. De igual manera, debe ocurrir con las orejas, además de estar pendiente de que sus dientes sean cepillados constantemente y que sus uñas sean bien recortadas cada vez que se observen largas, para evitar problemas durante los juegos.

Shih-Poo

La vida aproximada que se le estima a un Shih-Poo es de 15 a 17 años, sin embargo de acuerdo a su salud, a sus cuidados y a su bienestar puede durar un poco más como también puede durar un poco menos. Estos perros de raza poseen bastante salud en comparación con sus padres, debido al hibrido que presenta funciones mejoradas ante todo el resto de los sistemas biológicos existentes.

Sin embargo, el Shih-Poo puede llegar a presentar algunos problemas de salud como lo son:

En primer lugar, los problemas cardíacos congénitos entre los cuales se puede encontrar enfermas la válvula mitral y el alta presiones en el corazón. Y por ultimo haremos mención a una enfermedad llamada Atrofia progresiva de la retina, que es cuando los ojos se encuentran atrofiados por un grupo de enfermedades provocando ceguera en el Shih-Poo, esta enfermedad en particular no posee una cura ni un tratamiento con el cual se mejore la situación, además de que afecta a ambos ojos.

Tambien puede sufrir de algo llamado, la Rótula de luxación, la cual está basada en una malformación de la rótula o también originada por una lesión que produce que la rótula se encuentre fuera de su lugar lateralmente. Esto al Shih-Poo le causa bastante dolor y la solución está con una cirugía o un tratamiento obtenido por el uso de medicamentos que desinflamen el área afectada.

Por ello es importante que el Shih-Poo vaya constantemente al médico veterinario para prevenir y erradicar cualquier tipo de enfermedades con tiempo para proceder a tratarlo, además de colocar sus respectivas vacunas y todo aquello que el especialista considere necesario. Es importante conocer y recordar que algunos Shih-Poo poseen un hocico más largo y con el cual se alivian de problemas respiratorios que se pudieran presentar, como por ejemplo: el síndrome obstructivo braquiocefálico de las vías respiratorias.

Dieta y alimentación del Shih-poo

El Shih-Poo es un perro pequeño pero que inevitablemente come bastante. Es un perro de raza que posee un temperamento bastante alegre y cariñoso a quien además le encanta sentirse cómodo. Sin embargo, a esta raza se le presentan algunos problemas de respiración si su ejemplar es de hocico corto y por lo que recomiendan que la mascota posea un peso saludable para poder combatir este problema.

El Shih-Poo requiere de una buena dieta alimenticia como herramienta eficaz evitar problemas de salud, de hecho una dieta perfecta para esta raza es la realizada con cordero y arroz. Sin embargo, esta dieta posee algunos riesgos a considerar en el Shih-Poo. Es necesario comprender que existen límites para todas las dietas alimenticias, ya que al exagerar podría empeorarse la situación.

Muchos dueños del Shih-Poo argumentan que la dieta de arroz y cordero es muy saludable para aislar al perro de posibles alergias, pero si no se otorgan de manera adecuada, este podría terminar sufriendo de una deficiencia taurina. Por ello lo mejor es que la dieta de arroz y cordero sea realizada en casa, hirviendo carnes con arroz integral y añadiendo algun suplemento vitamínico que ayude a que el perro pueda digerir algo de taurina.

Otra de las dietas que se le recomiendan a los Shih-Poo es la llamada Dieta Cruda. Estas dietas se basan en la prioridad del alimento producido por la naturaleza, es decir, basado en aquello que sus antepasados comieron de la naturaleza, razón por la cual deberá ser consultado con el médico veterinario antes de decidir aplicarlo al Shih-Poo.

Sin embargo, existen tiendas de mascotas donde vendan estos alimentos crudos y a los cuales pueden dirigirse para el mismo. Recordando que esta dieta cruda debe ser una mezcla que incluya huesos molidos y carne de órganos, para que le proporcionen los nutrientes y vitaminas que el Shih-Poo requiera para su desarrollo y crecimiento.

Existen otros métodos alimenticios para el Shih-Poo basado en la comida enlatada, recomendada para aquellos dueños que no poseen el tiempo suficiente para cocinarle a su mascota ni para realizar la mezcla de alimentos crudos. Actualmente hay una variedad de marcas de alimentos para perros enlatados en el mercado, que sin duda alguna facilitará la alimentación de este cachorro.

Aunque esto es una ventaja, hay que fijarse en algunas consideraciones para esto; entre las cuales se encuentra el asegurarse que tenga proteínas y que sean de cordero preferiblemente, además de conocer su fecha de vencimiento y de elaboración para evitarle una indigestión al Shih-Poo.

Tambien están los alimentos secos como una muy buena opción. Estos poseen una gran ventaja frente a los alimentos enlatados ya que ayudan a limpiar los dientes del Shih-Poo. En este caso, es necesario que también se busquen alimentos que posean como primer ingrediente al cordero y como segundo cualquier otra proteína, tratando de evitar comprar alimentos que se basen en el trigo o en el maíz, debido a que estos se utilizan como alimentos de relleno.

Es importante crearle al Shih-Poo un plan de alimentación bastante específico y excelente para poder proporcionarle los beneficios que su cuerpo y organismo requieran para su bienestar.

El perfil nutricional correcto para un perro de raza como el Shih-Poo, tiene que tener un 60% de proteínas, un 20% de grasas y otro 20% de carbohidratos. Dependiendo también del peso de este perro de raza mixta y de sus hábitos de ejercicio, se le pueden entregar raciones de comida mayores o menores a los recomendados, recordando tener siempre el contacto y la opinión de un experto veterinario.

A estos perros pequeños se les puede hacer cambios dietéticos pero tomando en consideración hacerlo de manera gradual, permitiendo que el Shih-Poo  se adapte al nuevo estilo de alimentación y poder monitorear si posee alguna reacción alérgica o diferente a la deseada. Por lo tanto se sugiere añadir los nuevos alimentos con una pausa del 10% a un 25% cada semana, para ir observando su adaptación con el nuevo plan alimenticio.

Cómo entrenar o adiestrar un Shih-poo

El Shih-Poo es un perro al cual es importante considerar su temperamento dulce, amoroso, paciente y cordial, el cual con una correcta sociabilización y enseñanza enamorará a cada persona que se le acerque y lo conozca. Este canino posee la capacidad de que aunque no es un perro agresivo puede proteger perfectamente la casa, algunos objetos e incluso a los más pequeños de la casa; su instinto protector saldrá a relucir cuando se le enseñe a hacer eso.

Muchos entrenadores profesionales y expertos conocedores de la raza, recomiendan que se tengan con el Shih-Poo unas sesiones de 10 min a 15 min de entrenamiento diario, donde se utilice un tono suave para enseñarlo; de hecho, es recomendable que se inicie enseñándole órdenes sencillas como sentarse, acostarse, dar la pata, entre otras y posteriormente avanzar con órdenes más complejas e incluso, unos cuantos trucos le vendrían bastante bien.

El Shih-Poo es un perro de raza bastante e inteligente, mucho más de lo que aparenta ser, puede aprender lo que se le enseñe en un tiempo bastante rápido. Sin embargo, será debido a la consistencia y a la repetición como con cualquier otro perro que el Shih-Poo aprenderá, utilizando un espacio aislado donde el perro pueda concentrarse mientras que es entrenado.

Existe un método que actualmente es el más utilizado para el entrenamiento de cualquier raza de perros y, ese está basado en el refuerzo positivo unido a un tratamiento suave, el cual ayudará a criar a un perro equilibrado, obediente, atento y saludable. A pesar de la capacidad de atención disminuida que poseen los Shih-Poo, estos en líneas generales son mucho más fáciles de entrenar que otras razas de perros diferentes.

Estos perros de raza son bastante cariñosos, sensibles y dulces, por lo cual no responderán ante el maltrato o ante un tratamiento muy brusco; por ello si el dueño no posee paciencia, será mejor que busque a un entrenador experimentado para que lo oriente en esta ardua tarea. Por otro lado, el entrenamiento del Shih-Poo en casa puede ser un poco más complejo si no se realiza en un ambiente calmado y armonioso.

Asi como el Shih-Poo se muestra paciente ante los más pequeños de la casa, de igual manera se tendrá que tener paciencia con este animal canino para que pueda aprender; es imprescindible que además, exista una comprensión del entrenador hacia el perro, ya que definitivamente aprenderá en algun momento. Las motivaciones y recompensas harán que la obediencia del Shih-Poo sea mucho más rápida y efectiva.

Uno de los valores más importantes y que el dueño debe tener presente por encima de todas las cosas, es la perseverancia, ya que al Shih-Poo le puede llevar mucho más tiempo de lo que a los dueños le gustaría, adaptar el entrenamiento para ir al baño. A los perros en general, esta tarea les cuesta mucho adaptarla, y a pesar de que el Shih-Poo es un perro inteligente, capaz de aprender rápido cualquier enseñanza; ésta sin duda alguna será la que más le cueste, aunque no por ello sea imposible de aprender.

El entrenamiento del Shih-Poo puede ser muy placentero o una completa tortura, dependiendo de la actitud del dueño y de su mayor esfuerzo por entrenar a su mascota con amor, paciencia y firmeza. Esta raza de perros no es la única ni será la única a la que le cueste aprender a ir al baño, sin embargo, algunos mandatos más sencillos los hará de manera inmediata y sin ningún problema.

El Shih-Poo se caracteriza también por ser una mascota que adora satisfacer a sus dueños y verlos felices, por lo cual no será falta de compromiso por parte del canino si no logra aprender algo; de hecho, esta raza se esfuerza mucho por obedecer todas las normas que se le establezcan.

Entorno ideal del Shih-Poo

Es necesario considerar, que los Shih-Poo son perros a los cuales no les gusta la soledad, por lo tanto si se tendrá a un perro de esta raza en una casa con espacios grandes, es recomendable que también se asuma el cuidado de otros perros o de otros animales con los cuales el Shih-Poo sienta alguna compañía, entre tantos espacios que puedan estar vacios en la casa.

Es también bastante recomendable, proveerle una diversidad de juguetes y de peluches con el cual el Shih-Poo pueda jugar cada vez que tenga ansiedad, se sienta solo o cuando lo considere necesario. De igual modo, esta raza de perros no es celosa ni territorial y por consecuencia tampoco le costará compartir sus juguetes con cualquier otro perro si se presentara el caso. Aunque no estaría de más proporcionarle a cada mascota sus propios juguetes si se está en la posibilidad de hacerlo.

El Shih-Poo es un perro bastante sensible y puede herirse u ofenderse con cualquier cosa, por esa razón es importante hacerlo sentir que disfrutan de su compañía, aunque claro está que al adoptar a un perro de esta raza, ese es el gozo principal. Conservar por los años de vida del Shih-Poo el mismo cariño y la misma atención no es tarea fácil, pero todo aquel que adopte a un perro de estos, debe estar consciente de las responsabilidades tanto físicas como emocionales que conlleva.

El Shih-Poo es un perro de raza, bastante tranquilo y como se ha mencionado en otras oportunidades, también es bastante cariñoso y entregado con los suyos. Es capaz de proteger lo que sea, con tal de ver felices a sus amos. Por eso es importante que al Shih-Poo se le brinde también cariño, amor y ternura, de modo que se sienta apreciado por su familia y que todos los esfuerzos que puede hacer son valorados y recompensados.

Más allá de ser un perro mascota dulce y cariñosa, el Shih-Poo puede ofrecer funciones de cuidado y protección que la casa también podría necesitar, no solo con los objetos sino también con los más pequeños de la casa. Es por ello que el obtener a un Shih-Poo puede ser una adquisición bastante beneficiosa y con testimonios de que será incluso la mejor; además manteniendo la seguridad de que no le provocará alergias a ninguna persona que se le acerque.

Es primordial recordar que el Shih-Poo requiere también de un lugar a donde realizar paseos largos durante el día, puede ser un parque, una montaña, una calle larga o cualquier espacio amplio donde pueda hacer ejercicio, correr y descargar toda la energía que en casa no podría ni querría hacer.

Cada día son más los lugares de compra o de adopción de animales las que se abren y se proponen el hacer la adquisición de una nueva mascota para la familia, la más ventajosa tanto para las personas como para el animal; haciendo un seguimiento determinado y dedicado para asegurarse que las condiciones del acuerdo sean las mejores para todos.

Para esto es elemental que sus dueños tengan un tiempo en jornada diaria para dedicársela exclusivamente al perro o a los perros en caso de tener muchos; tomando como un tiempo vital que ayuda al alto desarrollo del canino. Por esta razón es bien importante que el Shih-Poo sea adoptado por personas capacitadas en todas las áreas para la labor de adopción y allí donde muchas agencias toman el control.

Estas agencias en su mayoría, se encargan por un tiempo aproximado de un año el hacer un delimitado seguimiento a las familias que adoptaron para asegurarse que las condiciones en las que vive el perro son las mejores y de ninguna manera le causará maltratos con el pasar del tiempo. No obstante, estas visitas no aseguran de que sean reales al ciento por ciento, ya que muchos de ellos anuncian antes de realizar la visita, permitiéndole a los dueños hacer algun cambio, de acuerdo a la situación.