Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Shiba Inu

Shiba-Inu
Shiba Inu
5 (100%) 6 votes

Shiba Inu: Tu nueva mascota

El Shiba Inu es un perro de raza pequeña, ágil, con pelaje no muy largo, orejas pequeñas y triangulares, cuello grueso y robusto, cola espesa de mediana longitud y de inserción alta. Se parece mucho al Akita Inu, pero es más pequeño y eso los diferencia. Junto al Sharpei son las genéticamente más próximas al lobo.

Su nombre proviene de los logogramas japoneses “ 柴 ” (Shiba) que significa “pequeño arbusto” y “ 犬 ” (Inu) que significa “perro”.

La asociación del primer logograma tiene varias teorías, la primera es que hace referencia a los animales pequeños que solía cazar, la segunda que hace referencia a su pelaje por el color rojizo similar a los matorrales donde cazaba en la época de otoño; y la última, hace mención al significado antiguo de Shiba que es “pequeño”.
La combinación de todas estas describe al animal como “perro pequeño del arbusto”. Antiguamente se le llamaba también con otros nombre como Sanin Shiba, Mino Shiba, Shinshuh Shiba.

Es originario de Asia Meridional, descendiente de los perros salvajes del sur de China. Habitaba en las áreas montañosas frente al Mar del Japón y era criado para cazar. Ha existido durante siglos en la región nipona de Sanin, se han encontrado huesos de esta raza con más de 2500 años de antigüedad. Llegaron a Japón procedentes de Corea o de China, haciendo compañía a emigrantes chinos o coreanos.

Está clasificado por la Federación Cinológica Internacional dentro del grupo de “Perros Spitz”, que son aquellos que se caracterizan por tener dos capas de pelo, la primera corta, dura y lanosa que los protege de la intemperie, y la segunda capa más delgada, suave y densa. Suelen ser de color rojizo, rojizo con puntas negras o negro con manchas color fuego; todos en común poseen manchas color entre crema y blanco en la cara interna de las orejas, en los laterales y parte inferior del hocico, en la garganta, en la cara interna de los miembros, en el abdomen y alrededor de la cola.

Shiba-Inu

Los japoneses utilizan tres palabras para describir el temperamento de este perro: la primera es “kan-i”, que describe la mezcla de valor y orgullo combinados con una fuerza mental especial; la segunda es “ryosei”, que define su buena disposición y su naturaleza noble y complementa al primer término, pues no se pueden entender el uno sin el otro; y la tercera “soboku”, que refleja el gran carisma natural de este perro siempre alerta, siempre dispuesto para todo y con una gran personalidad.

Se desenvuelve muy bien en las montañas y funciona muy bien como perro guardián y cazador; es muy buena mascota, afectuoso. Se lleva muy bien con los niños y otros perros, siempre y cuando no invadan su espacio. Se desarrolla muy bien en espacios pequeños, casas o apartamentos, pero debe tenerse en cuenta el ejercicio regular para su sano desarrollo. Son muy inteligentes y con respecto a la obediencia de los perros que conviven en familia se puede decir que no son muy obedientes en comparación con otras razas. No suele molestar con sus ladridos y son una raza muy limpia, sorprendentemente suelen evitar pasar por los charcos.

Su peso aproximado es de 12Kg. Por su naturaleza de cazador es usual que se distraiga en los paseos y se distancie curioseando o tratando de atrapar algo, debido a esto es importante brindarle adiestramiento para que obedezca a su dueño al llamarlo o sepa mantenerse al mismo ritmo que él. Son desconfiados con los extraños por eso el dueño debe esmerarse en demostrarle que puede confiar en él para lograr crear un vínculo entre ambos.

Tiene una esperanza de vida de entre 12 y 15 años. Uno de los perros más longevos del mundo, era un Shiba Inu, su nombre era Pusuke, vivía en Japón y tenía 26 años y 8 meses. Nació el 1 de abril de 1985 y murió el 5 de diciembre de 2011. Estuvo en el Libro de Records Guinness desde el año 2010 hasta su muerte.

Esta raza estuvo por desaparecer en dos ocasiones pero gracias a los esfuerzos de las asociaciones, criadores y aficionados japoneses se ha logrado mantener.

En el año 1928 el Gobierno de Japón reconoció a la organización Nihon Ken Hozonkai, popularmente conocida como Nippo, como la responsable de velar por salvar de la extinción a las razas caninas japonesas. El resultado de este trabajo fue que entre 1934 y 1936 se proclamó como monumento o tesoro natural nacional a la mayor parte de estas razas, entre ellas el shiba, en un intento de afianzar el orgullo nacional y de dar reconocimiento a un grupo de animales representativos del país y a los que se quería, por un lado, promocionar y, por otro, mantener a salvo de la cada vez mayor influencia extranjera en los diferentes aspectos de la vida de un país tan tradicional como Japón.

Shiba-Inu

Es una de las mascotas más populares de Japón, actualmente se está incrementando el número de estos ejemplares en Australia, Norteamérica y Europa.

Historia y Origen del Shiba Inu

Los Shiba Inu son perros originarios de las islas japonesas y fueron usados originalmente para la cacería usando la vista y el olfato en las zonas montañosas de Japón, es un perro muy alerta y ágil que también ha sido usado como perro guardián y de compañía.

Es un perro de talla mediana pero muy musculoso que podía ser criado con gran facilidad debido a su inteligencia.

Los Shiba Inu llegaron originalmente a las islas japonesas con los primeros colonos cerca del siglo III a.C, su lugar de origen es un misterio antes de esa fecha pero se cree que llegaron procedentes de China o Corea debido a que esos son los lugares de procedencia de los primeros colonos que se asentaron en las islas japonesas. En aquella época también llevaron otras razas de perros que cruzaron con las razas autóctonas por lo cual no se sabe si el Shiba Inu es producto del mestizaje o es más bien un perro autóctono de las islas.

Debido a esto se sabe que los Shiba Inu han vivido en las islas durante 2300 a 10000 años lo que los convierte en una de las razas más antiguas de Japón junto a los Akita Inu, estos hechos han sido confirmados por investigaciones genéticas que han sido realizadas a los canidos de las islas.

El Shiba Inu ha prosperado mejor en las islas japonesas debido a su pequeño tamaño lo que lo hace más fácil de mantener y por ello se lo puede encontrar en todos los lugares y territorios de las islas japonesas, a diferencia del Akita Inu que es de mayor tamaño y más difícil de mantener.

El Shiba Inu era muy apreciado debido a que era capaz de cazar en grupos, en pares o solo y podía derribar presas grandes como osos y jabalíes y también es bueno cazando presas de menor tamaño, todo esto sin perder sus cualidades de trabajo. Con el paso del tiempo la caería del presas grandes desapareció casi por completo en las islas debido a la depredación desmedida pero continuaron haciendo cacerías de presas más pequeñas como aves y conejos para los cuales el Shiba Inu también resultaba muy útil, podía cazar un ave sin desmembrarla entregándola a sus amos intacta lo que resultaba muy útil debido a que anteriormente la cacería de aves se hacía con redes lo que resultaba más engorroso.

Durante siglos Japón fue un país cerrado al mundo lo que contribuyó a la conservación de las razas autóctonas, hasta el año 1854 cuando el almirante estadounidense Perry apoyado por una extensa flota de barcos obligó a las autoridades japonesas a abrir sus fronteras no solo a ellos sino al mundo y de esta forma comenzaron todo tipo de intercambios culturales, religiosos, comerciales y por supuesto comenzaron a ser conocidas las razas autóctonas de las islas y también comenzaron a llegar nuevas razas a las islas procedentes de otras partes del mundo.

A medida que llegaron nuevas razas a las islas Japonesas comenzaron a mezclarse con las razas autóctonas por lo que se temió que eventualmente las razas aborígenes desaparecieran de modo que a principios de 1900 los japoneses comenzaron a hacer esfuerzos por preservar las razas y por ello en el año 1928 Dr. Hiro Saito creó Nihon Ken Hozonkai, lo que fue conocido como la asociación para la preservación del perro japonés o NIPPO y dicha organización publica los primeros libros de cría y crea el estándar de la raza.

Al final de la segunda guerra mundial los Shiba Inu estaban casi extintos en territorio japonés pero luego de la guerra continuaron los esfuerzos por preservar la raza y en la actualidad son los perros número 1 en Japón, muy apreciados como perro de compañía doméstico y también por los aficionados a la cacería que aún los prefieren para salir a las zonas montañosas, pero hoy en día la cacería tiene una connotación más deportiva que de supervivencia.

Los Shiba Inu fueron llevados a los estados unidos hace unos 65 años y comenzaron a ganar popularidad inmediatamente y en su tierra natal ya eran bastante populares. Los más populares poseen marcas blancas combinadas con rojo, sésamo, negro y rojo intenso. Son muy apreciados por su expresión alerta y su paso suave casi como un zorro propios de un buen cazador y su contextura fuerte pero agilidad los hacen perros muy apreciados.

El primer registro documentado que se tiene de los Shiba Inu llegando a los estados unidos es del año 1954 cuando una familia militar llevó el primer ejemplar a los estados unidos y comenzó a ser conocido en territorio americano, posteriormente se comenzaron a hacer cada vez más populares y comenzaron a llegar nuevos ejemplares junto con inmigrantes japoneses y de esta forma comenzaron los primeros criaderos que buscaban conservar la pureza de la raza en los estados unidos.

Características Principales

Aunque es parecido al Akita Inu el shiba es un perro de menor tamaño que este pariente cercano. Este hermoso perro es un ejemplar que ha visto crecer su popularidad con el tiempo gracias a las numerosas películas en las que ha participado la raza y por si fuese poco su imagen también ha participado en el mundo de las criptomonedas mediante la moneda digital llamada “Dogecoin”.

Dogecoin Shiba Inu

El Shiba Inu es un perro muy vistoso ya que su pelaje puede ser de muchos colores y esto es aceptado por el estándar de su raza (exceptuando el blanco total), sin embargo, su pelaje siempre debe mostrar las características zonas blancas en las mejillas, pecho, abdomen y patas. Posee dos capas de pelo, una interna muy lanuda y otra externa suave e igual de densa que la interna.

El pelaje del Shina Inu es abundante, tupido y no muy largo. A muchas personas les encanta este tipo de pelaje ya que lo comparan con el que tienen algunos osos de peluche, dándole un aspecto bastante tierno al shiba inu. Entre el macho y la hembra no existen diferencias marcadas, en los dos sexos, el macho puede llegar a medir 40 cm de altura y pueden llegar a tener un peso de entre 11 y 15 kg mientras que la hembra puede medir 37 cm y tener un peso de entre 9 y 13 kg.

En cuanto a las características exactas de su estructura física tenemos que su cráneo es amplio y presenta un ligero surco, el hocino no debe ser muy largo, no debe verse exagerado comparado con su cráneo. Sus ojos son muy expresivos y vivos, pequeños y con buena separación entre ellos, normalmente son de color marrón. La nariz siempre debe ser negra mientras que sus orejas tienen forma triangular, son pequeñas e inclinadas curiosamente hacía adelante.

La cola del shiba posee una característica curva marcada que la hace enroscarse hasta llegar al lomo en algunos casos, en otros se mantiene erguida en forma de oz. Es bastante peluda y espesa. El cuerpo en general del shiba inu es robusto aunque no fornido en exceso, corresponde al de una raza mediana.

Aunque en el caso del shiba inu existen una gran variedad de colores en los que se puede presentar, existen colores que son bastante frecuentes en la raza, los cuales son el rojo, rojo fuego, crema, sésamo, sésamo con rojo y sésamo con negro. Los shiba inu blancos son muy frecuentes pero según los estándares de la raza existe un debate sobre si darles el reconocimiento oficial de raza pura o no.

Para poder diferenciar eficazmente a un shiba inu de un akita es necesario ver el tamaño del primero, el cual es menor que el de su primo akita. Este último posee un hocico más amplio y pronunciado, el hocico del shiba se ve más compacto y corto comparado con el de este. El akita no comparte con el shiba los ojos almendrados ni las orejas tan puntiagudas, aunque ambas razas tienen una cola bastante enroscada.

El shiba inu es un perro que tiene una esperanza de vida normal, entre 12 y 15 años dependiendo de los cuidados que se le den. Puede que parezca un perro grande por su voluminoso pelaje, pero en realidad se trata de un perro pequeño-mediano, aunque el pelaje, su vitalidad y modo de ser lo hagan parecer un perro de tamaño mayor tanto física como psicológicamente.

El shiba inu en sus comienzos era confundido con los zorros debido al gran parecido físico que posee con estos animales salvajes, lo que para muchos es de gran atracción ya que saben que no podrían adquirir un zorro por seguridad personal, así que escogen al shiba inu como animal de compañía en sustitución de este.

Es un perro que ha sido muy popular no solo entre sus dueños, por su aspecto esponjoso y de “buen amigo” también ha sido muy bien acogido en internet gracias a multitud de “memes” que ha protagonizado debido a su peculiar aspecto.

Existen múltiples advertencias sobre este perro como las conocidas “es un perro muy bonito, pero puede ser igual de agresivo”, las cuales son completamente falsas ya que el shiba inu posee un carácter amigable y es muy fiel, la buena crianza y socialización desde pequeño cumple un papel fundamental que debe cumplirse para evitar cualquier tipo de mal carácter o tendencia a la agresividad en cualquier tipo de perro.

Comportamiento del Shiba Inu con otros perros

shiba inu

Este perro puede tomar sus propias decisiones sobre lo que está bien o no en algunos casos, por lo que se necesita saber cómo adiestrarlo y tratarlo desde pequeño. Lo que se le enseñe desde cachorro lo asimilara mejor en la etapa adulta al relacionarse con otros perros.

El shiba inu se relacionará con otros perros dependiendo de los métodos y enseñanzas que le hayamos inculcado durante la socialización temprana. Si lo hacemos de la forma adecuada y con un método positivo nuestro perro podrá relacionarse muy bien con otros perros y animales, forjando una buena amistad desde el comienzo.

En cambio, si no se tiene una socialización correcta o buenas experiencias de esta, es muy probable que el perro saque a relucir en algún momento un mal temperamento, queriendo mostrar rebeldía y dominancia en otros perros. En algunos casos se puede desencadenar indicios de agresividad por lo que es muy importante darle la educación adecuada.

Este perro tiene un comportamiento tranquilo e independiente, tiene afecto y amor por su dueño pero le gusta tener su propio espacio. Al ser independiente cree que puede tomar decisiones acertadas en algunas situaciones por lo que cuesta que obedezca órdenes precisas. Es nervioso por naturaleza, le encanta jugar y hacer travesuras. Su ambiente ideal es al aire libre pero no quita que se acostumbre excelentemente al interior del hogar.

Así como a nosotros los humanos podemos experimentar molestia o incomodidad con alguna persona los shiba inu también pueden llegar a sentir esto. Según la situación que se presente puede alterar o no este factor, también la seguridad que sienta con el nuevo individuo desarrollará su carácter en mejor o peor manera con él.

No todos los shiba inu son iguales, cada uno tiene un temperamento característico debido a que pudo haber vivido determinadas situaciones que han venido moldeando su carácter hasta la adultez. Existen shibas que son muy problemáticos con otros perros y suelen tornarse agresivos, pero esto sucede cuando no tienen una correcta socialización y por ende, se creen los líderes absolutos de la manada.

Algo que si es bien conocido de todos los shiba inu es que son perros bastante testarudos que no querrán dar su pata a torcer cuando se trata de compartir algún juguete, su cama o alimento con otros animales, pudiendo llegar a mostrarse agresivos si estos se acercan a “sus” pertenencias. A ellos poco les interesa si el perro al que se enfrentan les duplica o triplica en tamaño ya que de igual manera lo enfrentará con valentía.

El shiba inu en estos casos dará muchas advertencias en forma de gruñidos, ladridos secos y agudos con el fin de que el otro perro se arrepienta de su decisión y lo deje en paz. Al shiba inu no le gusta la pelea y preferiría no experimentarla, pero si no le queda de otra peleará por lo que considera que le pertenece o quiere proteger.

Cuando una pelea entre un perro de esta raza y otro perro comienza es conveniente tratar de distraer a tu shiba con algo que para él resulte verdaderamente interesante, esto debe ser llevado a cabo en la etapa en que tu perro le gruñe o ladra al otro, ya que naturalmente si se encuentra peleando activamente lo conveniente sería tratar de separarlos con una clara advertencia verbal.

El shiba inu cuando está a punto de entrar en una pelea mueve sus orejas hacia atrás y se le pone el pelo erizado en el lomo. Este será el momento para que le des a tu mascota una sabrosa golosina para que pueda venir a ti rápidamente. Si estás de paseo y tu shiba inu tiene correa simplemente acórtala para que no pueda acercarse al otro perro mientras que le das una advertencia verbal al retador.

No debes gritar ni amenazar a tu shiba en estas situaciones ya que no responde bien a ningún tipo de maltrato.

No es para nada recomendable meterte en medio de una pelea de perros para separarlos, puedes salir con importantes heridas que se pueden evitar fácilmente cubriéndolos con una cobija, echándoles agua encima o con un sonido fuerte para distraerlos.

Para evitar estos molestos problemas debes trabajar la socialización de tu shiba inu. Un perro de esta raza correctamente socializado no mostrará interés en las peleas, seguirá siendo un poco independiente pero será más amable y menos territorial. Para socializarlo correctamente júntalo desde cachorro con otros perros seguidores, amables y que no tengan ningún problema en compartir sus posesiones.

También hazle saber que eres el líder de la manada cuando se disponga a hacer lo que él quiera, con una voz firme, pero no gritándole.

Comportamiento del Shiba Inu con los Humanos

shiba inu

El shiba inu es un perro especialmente pacífico y que suele llevarse muy bien con los niños, lo cual es directamente contrario a lo que se cree sobre él y ha sido difundido comúnmente en forma de rumor. Si tienes hijos esta raza puede ser la indicada para tu hogar ya que se trata de un compañero inmejorable para los más pequeños del hogar.

Antes que nada, más que solo educar a tu perro para que se comporte de manera adecuada con los niños, es conveniente que eduques a tus hijos para que no tengan conductas irrespetuosas con las mascotas. Puede que un niño, como ve a un perro, gato u otro tipo de mascota diferente, no sepa que se debe tratar con todo el respeto posible, como si se tratara de otra persona, ya que se trata de un ser vivo que también siente y tiene su propia personalidad.

El shiba inu es un perro muy obediente, dulce, cariñoso y fiel, es un perro que es muy adoptado para ser la mascota del hogar, tarea que cumple muy bien. Se trata de un perro que posee una personalidad bastante excitable cuando se trata de interactuar con los miembros de la familia, especialmente con los niños que sepan cómo tratarlo y jugar correctamente con él, ante los cuales el shiba mostrará un carácter muy entusiasta y protector ante peligros externos.

Este perro japonés y nórdico es considerado un buen amigo y perro de compañía, aunque cumple una buena labor como perro guardián ya que, aunque no hace mucho ruido, puede armar un alboroto si ve a algún extraño aproximándose demasiado a su hogar con intenciones de entrar, aunque no es un perro que ataque sin avisar, a menos que su vida o la de un familiar esté en riesgo.

Es un perro al cual le debe ser muy respetado la socialización con su madre y hermanos en los primeros meses de vida, ya que si no, se convertirá en un pequeño bribón, ya que es sencillo, incluso con buena socialización (aunque en menor medida) que no le haga caso a las órdenes de su amo, ya que le encanta ser independiente.

Se trata de un perro extremadamente inteligente que no tolerará malos tratos ni gritos, a cambio él podrá ser un perro amigable y bien portado al que le gusta ser adiestrado por medio de refuerzo positivo, otras maneras de adiestramiento solo harían que fuese un perro nervioso y extremadamente desconfiado con extraños.

El tratar mal a un shiba inu mediante el entrenamiento tradicional en el cual se amenaza al perro para que no actúe de determinadas maneras puede terminar muy mal si se trata de un perro de esta raza, ya que puede terminar mordiendo a la persona que está siendo hostil con él y no acatar sus órdenes. Recordemos que se trata de un perro sumamente inteligente e independiente, por lo que el acatar órdenes que son impuestas de manera forzosa no es una actividad que disfrute.

El shiba inu puede comportarse de manera nerviosa en variedad de ocasiones debido a que es un perro que tiende a tener este comportamiento en situaciones que no puede manejar, así que es conveniente el no someterlo a entornos en donde exista demasiado alboroto, como por ejemplo una fiesta familiar o reunión entre vecinos en donde exista gente bailando y música alta, el shiba al ver este comportamiento buscará un lugar tranquilo en donde no lo molesten ni le moleste el entorno.

Un shiba inu nervioso y acorralado puede atacar, por lo que no es conveniente si se ve a este perro con signos normales de nerviosismo, como fruncir el ceño y la cola entre las piernas el tocarlo ya que podría morder.

shiba inu

El shiba tiene una predilección por adentrarse en matorrales y observar desde ellos, esta conducta ha sido heredada de generación en generación, de hecho el nombre “shiba inu” significa “perro entre arbustos” o “pequeño perro escondido entre arbustos”. Esta conducta la desarrollaron debido a que era una muy buena idea esconderse entre los matorrales para poder realizar un ataque sorpresa, sin duda otra muestra más de su gran inteligencia.

Si quieres que la convivencia con un shiba inu sea adecuada asegúrate de ofrecerle el ejercicio que necesita, de darle la atención que te demandará diariamente y de adiestrarlo en positivo, ya que no tolerará malos tratos y podría morder a cualquiera que lo moleste y le haga daño.

Cuidados necesarios

El shiba inu recuerda mucho a un gato, esto es principalmente por su comportamiento, el cual es un poco gatuno debido a los constantes aseos que se practica a si mismo durante el día, además, en su comportamiento general se puede notar que es muy limpio, no le gusta ensuciarse. Lo bueno de este comportamiento es que no regresará a casa lleno de lodo o arena para sacudirse en interiores, al contrario, disfrutará horas y horas acicalándose.

shiba inu

Debido a su costumbre de acicalarse constantemente también disfruta mucho de que sus dueños puedan hacerlo por medio del cepillado. El cepillado del pelaje del shiba inu debe ser de tres días a la semana como máximo, especialmente si está en etapa de muda de pelo. El cepillado ayudará a eliminar pequeños insectos, pequeñas ramas o palos y restos de pelo muerto adheridos al pelo nuevo, todos estos siendo agentes que pueden generar alergias y nudos en el pelo.

Los baños del shiba inu no deben ser frecuentes a menos que haya adquirido un mal olor o se encuentre visualmente sucio. En el pelaje interior y tupido del shiba inu también se encuentra una capa de grasa especial que mantiene su piel protegida de agentes externos, con baños frecuentes esta capa de grasa podría quitarse y con ello generar alergias importantes. El pelaje del shiba inu es muy difícil de secar, por lo que no se recomienda el bañarlo  de noche, en épocas lluviosas o cuando hay frio, para evitar enfermarlo, báñalo en climas soleados y secos.

Para que el pelaje del shiba inu se seque rápido puedes probar champús de secado rápido.

El shiba inu y su gran necesidad de ejercicio

El shiba inu es un perro que no se conformará con un estilo de vida sedentario sin presentar diversos comportamientos destructivos, por ello, para evitar que estos comportamientos aparezcan es necesario que cuenten con espacios de ejercicio en su día a día en donde tú puedas acompañarlos. Este tiempo de ejercicio no tiene por qué ser de una o dos horas seguidas todos los días, muy bien puedes jugar con él durante media hora en la mañana y luego una hora en la noche o tarde.

El shiba inu es un perro con mucha energía, lo cual se puede notar muy bien en su expresión y modo de comportarse, por ello amará que su dueño le dedique un tiempo a él y al ejercicio que necesita para vivir de manera saludable.

Ahora, tampoco es necesario forzarlo a que realice jornadas de ejercicio que sean demasiado extenuantes para él, como por ejemplo, hacer que te siga mientras vas en bicicleta por varios minutos, es preferible que iguales las condiciones con tu shiba al momento de hacer ejercicio, por ejemplo, trotar junto a él y cuando tú te canses él también podría estar cansado y llegaría la hora de tomarse un momento de descanso.

Otros cuidados generales que se deben seguir con un perro de esta raza es la continua revisión de sus orejas para determinar si existen pequeños insectos que puedan estar haciendo morada en ellas, gracias a que siempre están erguidas o constatar que no exista cera en grandes cantidades y si existe limpiar la zona con cuidado con la ayuda de un isotopo.

Los ojos del shiba inu son otra zona que se debe vigilar continuamente ya que sus lagrimales suelen desarrollar lagañas de manera acelerada, por lo que día a día tendrás que limpiar esta zona para evitar infecciones oculares.

La práctica de socialización es muy importante para que un shiba inu tenga un comportamiento modelo cuando alcance su adultez, durante la etapa de cachorro es el mejor momento para juntarlo con otros perros tranquilos y obedientes para que sepa que así debe comportarse, aunque debes tener muy en cuenta que para juntarlo con otras especies primero deberá ser vacunado para evitar que lo ataquen ciertas enfermedades para las cuales los demás perros son inmunes gracias a las vacunas pero tu shiba no.

Todo perro necesita constante vigilancia de su salud dental, especialmente las razas pequeñas que suelen acumular sarro en sus dientes, lo que produce al mismo tiempo mal aliento. Puedes comenzar a cepillar los dientes de tu shiba inu semanalmente cuando aún es un cachorro para que luego no sea un problema cuando alcance la adultez, ya que estará completamente acostumbrado a esta actividad. También puedes practicar lo mismo con los baños.

Finalmente recuerda que la vacunación es vital, al igual que la desparasitación, acude con el veterinario cuando tu perro cumpla unas dos semanas de edad para que comience su etapa de vacunación y desparasitación.

Dieta y alimentación del Shiba Inu

La alimentación de nuestras mascotas es un aspecto fundamental a tener en cuenta antes de adoptar alguna. En el caso de los perros, la alimentación balanceada y especialmente adaptada para ellos no solo permitirá que estén saludables, sino que también les dará la oportunidad de tener una esperanza de vida mucho más amplia.

shiba inu

Alimentación de un shiba inu durante su etapa de cachorro

Un perro cachorro necesitará alimentarse de la leche de su madre durante al menos mes y medio, tras el cual podrá comenzar a comer alimentos sólidos remojados en leche de cabra para que puedan aplastarlos fácilmente y al mismo tiempo estimular sus dientes para que puedan crecer rápidamente. Es conveniente vigilar que los cachorros pequeños puedan alimentarse correctamente de su madre para que no sufran problemas de alimentación desde pequeños.

Luego de que terminen de mamar podrán comenzar a comer, con tu ayuda, alimentos semi-solidos, como croquetas para perros para cachorros, pero antes deberás humedecerlas un poco en leche de cabra y ofrecérselas de esta manera para que no les hagan mayores daños a su paladar. La comida durante esta etapa debe ser croquetas especiales para cachorros, tan solo un puñadito por ración, distribuidas en cuatro comidas al día.

Es importante cumplir con todas las comidas ya que a los cachorros les da mucha hambre y necesitan sus cuatro raciones de croquetas para estar bien alimentados.

Una vez hayan cumplido sus seis meses (o incluso antes en algunos shiba) podrán comenzar a comer alimentos sólidos sin la necesidad de que sean mojados en leche, siempre dotándolos de los mejores alimentos del mercado en cuanto a croquetas.

Alimentación de un shiba inu adulto

El shiba inu es un perro que no tiende a ser glotón, come justo lo que necesita para permanecer lleno hasta la siguiente comida, por lo cual tampoco tiende a la obesidad. Teniendo en cuenta que come moderadamente y hace mucho ejercicio siempre se mantendrá en un peso saludable, si su costumbre es ejercitarse todos los días.

Lo normal a la hora de alimentar a cualquier perro adulto es proveerle un plato de comida lleno al menos unas dos veces al día, con esto tu perro se sentirá saciado y estará muy bien alimentado. Nunca debes dejar la comida a su alcance siempre ya que hasta el perro menos glotón podría comer de más y engordar mucho si el alimento es delicioso.

shiba inu

Ahora que sabes cuantas veces debe comer un perro shiba inu cachorro y uno adulto solo resta que sepas que comidas puede comer, ya que existen varias maneras de alimentar a un can.

Alimentando a un shiba inu con croquetas

Alimentar a un shiba inu con croquetas es la alimentación que un gran número de dueños de mascotas escogen debido a la practicidad que posee el alimentar a un perro mediante este método, las ventajas principales de alimentar a tu shiba con croquetas para perros son:

  • Ya están listas para comer.
  • Ocupan poco espacio y pueden estar en su bolsa al aire libre.
  • Contienen una buena parte de los nutrientes que necesita tu shiba inu.
  • Tienen muy buen sabor para tu perro, vienen con sabores a pollo o res.

Pero también tienen importantes desventajas como:

  • No es una comida fresca
  • No contiene la totalidad de nutrientes que un perro con una dieta especial puede necesitar.
  • Es caro.
  • Tu shiba puede aburrirse de comer siempre el mismo alimento.

Alimentando a un shiba inu con comida casera especial para perros

Antes que nada es necesario aclarar que toda la comida casera que le vayas a dar a tu perro debe ser preparada pensando exclusivamente en él, es decir, no es conveniente darle sobras o de la misma comida que se come en casa debido a que puede tener ingredientes tóxicos para los perros como condimentos, algunos vegetales y hortalizas.

Los beneficios de la comida casera para un shiba inu son:
Contiene ingredientes realmente frescos que aportarán un gran número de vitaminas y minerales a tu perro, en mayor proporción que con las croquetas.

  • Los ingredientes se acaban menos rápido y con esto existe un importante ahorro de dinero.
  • Será mucho más sabroso para un perro probar comida casera que croquetas.

Las desventajas más importantes de este tipo de alimentación son:

  • Puede producir sarro en los dientes si no se le ofrecen alimentos que tengan la capacidad de rozar con sus dientes y limpiarlos, como ocurre con las croquetas.
  • Los ingredientes ocupan lugar en la nevera.
  • Es más laborioso preparar la comida que alimentarlo con croquetas.

Ahora que sabes cómo puedes alimentar a tu shiba inu depende de ti el alimentarlo de una manera u otra, aunque puedes alternar durante un tiempo las mismas sin problemas.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Shiba Inu

perro shiba inu

El shiba inu se trata de un perro que no es para nada difícil de adiestrar, se puede decir que es un perro que disfrutará siguiendo las órdenes de su dueño si estas son adecuadas. El shiba inu será un perro con un comportamiento modelo, especialmente si lo adoptarás como mascota ya que lo único que pide a cambio de su total obediencia es que tengas tiempo para él durante algunos momentos al día para que puedan jugar y con ello pueda ejercitarse.

El shiba inu es un perro activo que siempre necesitará ejercitarse por su cuenta y con tu motivación por medio de juegos y paseos, si no se le brindan dichos momentos de actividad o en los que pueda compartir contigo entonces esto ocasionará un comportamiento destructivo en donde tus muebles resultarán afectados.

Puede que tarde en verse afectado por la falta de actividad que se encuentra presente en su día a día debido a que es un perro con alta tolerancia al estrés y cambios de entorno, pero en algún momento se librará de ese estrés y aburrimiento, producto del sedentarismo, corriendo de un lado al otro o mordiendo y rompiendo muebles, puertas o electrodomésticos que tenga a su alcance como tu celular.

Una vez comprendas esto y tengas momentos de esparcimiento y ejercicio con él podrás comenzar a adiestrarlo de manera eficaz ya que no existirá ningún impedimento para que tu shiba inu te haga caso. Incluso puedes practicar las sesiones de adiestramiento antes de ir a jugar o pasear con él, de esta manera tomará las sesiones con mucha emoción y atención, ya que sabe que luego de estas viene el momento de la diversión. Solo recuerda que aunque sea un perro con una gran resistencia al momento de ejercitarse, siempre necesitará momentos de descanso cada cierto tiempo.

Adiestramiento de un Shiba inu

shiba inu

Comenzando por la etapa más adorables de los shiba inu, la cual es su etapa de cachorros, se debe comenzar a adiestrarlos por medio de la socialización, que no es más que permitirles que pasen al menos unos tres meses con su madre y hermanos para que puedan aprender las nociones básicas de la vida y el comportamiento en la manada.

Luego de estos meses de convivencia puedes adoptarlo formalmente o introducirlo en otro estilo de vida en donde él será parte de una manada un tanto diferente, ya que se conformará por su nueva familia humana y alguna que otra mascota que ya se encuentre en el hogar.

Es importante seguir el proceso de socialización una vez sea separado de su madre y hermanos, esto se logra juntándolo con otras mascotas que sean tranquilas y acepten de manera amigable a nuevos integrantes del hogar, ya que si juntas a tu cachorro shiba con un perro que no sabes cómo reaccionará ante la presencia de una nueva mascota este podría ser agresivo y traumar a tu pequeño shiba inu, retrayéndolo de la interacción con otras mascotas y desconocidos, pudiendo desencadenar comportamientos agresivos en un futuro.

Luego de esto puedes comenzar a bañarlo y cepillarle los dientes. Puede que al principio sea muy difícil lograr que se quede quieto, pero con el tiempo se acostumbrará y cuando sea adulto no será mayor problema el lavarle los dientes y bañarlo mientras se queda quieto.

Es muy importante que desde cachorro le enseñes que eres tú el que manda en la manada, especialmente cuando salgas de paseo con él porque es un perro especialmente activo que al menos estimulo de su curiosidad saldrá corriendo para averiguar de qué se trata esa cosa tan atrayente que vio u olfateo, por lo que el colocarle correa desde que es cachorro hará que se acostumbre a ella y evitar así la rebeldía de querer quitársela cuando estén paseando.

Los shibas inus son perros escapistas que no dudarán en salir corriendo tras algo que les interesa, por lo que no debes soltarlos bajo ningún motivo si el área no es una especialmente adaptada para perros, está cercada o tu perro tiene un chip con GPS para localizarlo en caso de que se extravíe.

Cuando esté de vuelta a casa déjale juguetes y objetos que pueda morder para liberar tensión a su alcance, cuando son cachorros son especialmente mordelones de cualquier cosa.

En resumen, un buen adiestramiento del shiba inu comienza desde que aún es un cachorrito y puede aprender cosas muy rápidamente, enseñándole desde pequeño y con una buena socialización será un perro adulto modelo.

Entorno ideal del Shiba Inu

El shiba inu es un perro recomendable para entornos abiertos, jardines, terrenos y patios con mediana o gran amplitud, esos sí, es un requisito fundamental que tengan un vallado alto, ya que el shiba inu es un animal escapista por naturaleza y si le parece bien saltarse el cercado puede que no lo vuelvas a encontrar si no dispone de un collar con sus datos y tu número telefónico o mejor aún un chip de posicionamiento para rastrear su posición.

Una vez cuentes con un jardín o terreno amplio para la tenencia del shiba inu solo resta acondicionarlo con diversas estructuras y objetos necesarios para que tu perro pueda mantenerse protegido y sano.

Desaconsejamos ampliamente que el shiba inu viva en espacios pequeños ya que en estos no se podrá ejercitar bien, además, como tendrá muchos muebles, electrodomésticos y utensilios cerca de él será muy fácil que los tome y los muerda para entretenerse y liberar un poco el estrés producto de no salir a pasear, no poder ejercitarse por su cuenta y no poder explorar los exteriores del hogar.

Por supuesto, si te encanta esta raza puede que puedas hacerla feliz si todos los días realizas paseos con ella de al menos una hora, divididos en varios paseos, con esto tu shiba inu estará muy cansado al estar en casa como para romper muebles, aunque seguirá prefiriendo el permanecer en exteriores que “encerrado” en el hogar ya que es un perro muy vivaz y enérgico.

El shiba inu es un perro que puede adaptarse a varios entornos, pero lo único que debes tener en cuenta es que necesita mucho ejercicio para sentirse a gusto.

El shiba inu se sentirá completamente feliz y a gusto si tiene un patio en donde estar y además puede contar con el permiso para entrar a casa ya que no le gusta ser excluido del entorno familiar, es un perro al que le gusta mucho sentirse parte de la familia y te lo hará saber siempre.

¿Qué debo considerar para que mi shiba inu viva dentro de casa?

Dale un entorno amigable para él. Puede que se ponga nervioso si llegan visitas o la paz del ambiente se altera de alguna manera, por ello querrá recurrir a un espacio en donde pueda estar en paz. Nuestro deber es sugerirle dicho espacio, que no debe estar muy apartado del espacio en donde haya más actividad en el hogar, como la sala de estar, pero tampoco deberá estar en contacto directo con ella.

Contando con un espacio en donde pueda apartarse de lo que lo pone nervioso el shiba inu se sentirá tranquilo y podrá tomar la siesta sin que nadie lo moleste, pudiéndose apartar también de cualquier ambiente que no le guste y lo estrese y ponga nervioso.

¿Qué debo considerar si mi shiba inu vivirá en el patio?

Primero que nada asegúrate que esté cercado y este cercado no tenga ningún agujero u espacio por donde pueda caber tu cachorro shiba, también asegúrate que tenga una buena altura ya que para los shiba inu no existen barreras cuando algo les llama poderosamente la atención.

Luego tendrás que asegurarte que su plato de comida esté en un lugar fresco y protegido lo más posible del polvo y los elementos que puedan ensuciar el agua y la comida. No es conveniente poner estos platos cerca de sustancias que puedan derramarse y hacer que nuestro pequeño amigo se intoxique.

También deberá poseer una casita para perros, en donde pueda acostarse y tenga el suficiente espacio para no sentir calor, esta casa deberá ser de madera o plástico, el metal la hará incomoda ya que dentro habrá mucho calor independientemente del espacio disponible. Dentro de ella puedes colocar una camita  para que entienda que es un buen lugar para descansar, aunque en ocasiones puede que escoja la tierra húmeda en alguna zona del patio ya que a los perros les encanta sentir el frio en su pancita.

No debes preocuparte por que tu shiba permanezca en exteriores ya que es un perro que se encuentra bien acostumbrado a la intemperie debido a su historia centenaria, su pelaje actúa de manera impermeable y protegiéndolo del frio como del sol directo.

En resumen, se trata de un perro que adora los espacios abiertos para poder explorar y sentir nuevos olores, lo disfrutará mucho si también puede hacer ejercicio, pero al final del día adorará sentirse parte de la familia compartiendo en el interior del hogar con ellos.