Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pug Carlino

pug carlino
Pug Carlino
5 (100%) 6 votes

Pug Carlino: Tu nueva mascota

El Pug o Carlino es un perro de raza pequeña del tipo molosoide, de aspecto cuadrado, compacto y  musculoso, con orejas pequeñas y suaves con caída hacia adelante, de cabeza redonda cubierta de pliegues y ojos saltones.

Su pelaje es apretado, suave y brillante. Puede ser de color negro, plata o albaricoque con una raya negra que va desde la cabeza hasta la cola y con una mancha negra en la cara como tipo máscara.

Tiene su origen en China hace al menos 3000 años, pero se han extendido por todo el mundo con la ayuda de Inglaterra que es el país que más ha hecho por esta raza importando y seleccionando ejemplares. Era criado por la realeza en recintos y palacios donde tenían incluso asignados sus propios sirvientes en la Corte Imperial, a menudo lo ofrecían como regalo a los invitados más importantes y honorables en bodas de príncipes y emperadores.

Aparecieron en Inglaterra alrededor del año 1688, de la mano del nieto de Guillerno I de Nassau Guillermo de Orange y su mujer María, que llegaron desde Holanda para ocupar el trono inglés. Junto con la pareja vinieron muchos Pug que cautivaron inmediatamente a la nobleza británica, cada uno de ellos llevaba un lazo naranja en torno a su cuello, símbolo de la casa real de Orange-Nassau. De este modo, la raza se fue haciendo popular, principalmente de la mano de grandes personalidades y miembros de la realeza hasta el punto de llegar a ser casi oficial en tiempos de la reina Victoria.

En los siglos XIX y XX muchas personas famosas y de abolengo fueron muy amantes a los Pug, entre ellos se encontraba la reina Victoria quien tuvo 36 a lo largo de su vida, la reina Alejandra y el Duque y la Duquesa de Windsor. Hoy en día muchos son los famosos que han optado por tener un Pug como mascota, debido a su simpatía y a la fidelidad para con sus dueños, por ejemplo, famosos como Tori Spelling, Paris Hilton, Gerard Butler, Jessica Alba, George Clooney, entre otros, tienen uno.

Su nombre proviene de la palabra inglesa antigua “pugg” cuyo significado hace referencia a un pequeño amigo juguetón y el término frances Carlino hace referencia a un famoso actor italiano del siglo XVIII, Carlos Antonio Bertinazzi, cuyo seudónimo fue Carlin y se asociaba al perro porque su personaje usaba un antifaz negro que se asemeja al que presenta esta raza en su cara.

pug carlino

A los cachorros del Pug Carlino se les llama también “pugletitos”, además, a esta raza se le conoce con otros nombres Pug Chino, Mops. En China se les llama Foo o Fu, que significa “raza noble”, si dice que la entrada del cielo está custodiada por una pareja de perros, los cuales según el pensamiento Chino, son llamados Perros Foo ó Fu, del mismo modo que llamaban a los Carlinos. También se les llama Chang Sze, Lo Chang, Pai Dog en Corea, en Japón se les llama Szu Chuan y Pai Dog, y en el Tibet Hand Dog.

La raza tiene incluso asociado un lema: “multum in parvo” que significa “mucho perro en un pequeño espacio”.
Por lo general los perros pequeños viven más tiempo que los grandes, los Pug viven aproximadamente entre 12 y 15 años. Su peso oscila entre 6 y 10Kg. Prefieren temperaturas templadas y tienden a resoplar y roncar. Son ideales para todo tipo de personas y familias ya que se adaptan muy bien a su entorno. Son amistosos, divertidos, sociables, dóciles y muy seguros de sí mismos. No son muy obedientes, al llamarlos por lo general no atienden sino hasta tanto ellos quieran moverse. Por naturaleza sueltan mucho pelo.

El Pug Carlino Prefiere la compañía de su dueño antes que estar con otros perros. Son un poco reservados con los extraños, suelen ladrar ante la presencia de un desconocido por lo que resulta ser muy bueno como perro de alerta. Hasta alrededor de los 5 años son muy activos y vivaces, pero al pasar de esta edad tienden a ser más tranquilos y disfrutar de largas siestas.

Los pugs hacen honor a su lema “multum in parvo” y no se asustan ante perros de razas más grandes, lo que los puede meter de vez en cuando en problemas.

En los EE.UU. el Pug fue aceptado para su inscripción en el libro de orígenes genealógico del American Kennel Club en 1885. Allí, al igual que en otros países, se encuentra clasificado en el grupo de perros miniatura. Para la FCI esta raza forma parte del grupo de perros de compañía. La raza es popular como mascota en los Estados Unidos, donde también ha sobresalido en el ring de los certámenes caninos de belleza. En 1981 Ch. Dhandys Favorite Woodchuck (propiedad de Robert A. Hauslohner) fue el primer ejemplar de esta raza en ganar el premio al Mejor de la Exposición en el certamen canino de belleza del Westminster Kennel Club. Hasta la fecha éste ha sido el único Pug que ha conseguido este gran triunfo.

pug carlino

En 1887 se estableció en Inglaterra el estándar de la raza. Entre el año 2012 y 2013 fue nombrado dentro de las treinta razas más populares del mundo.

Historia y Origen del Pug Carlino

El origen del Pug Carlino no está del todo claro la mayoría acepta la creencia de que la raza proviene de china, pero algunos piensan que puede provenir de Europa. Hoy en día se acepta más ampliamente que el Pug Carlino proviene de china y que pasó por Japón y luego hasta Europa. En China existe desde hace mucho tiempo una raza llamada HAPPA que es similar al pequinés y que por sus características morfológicas muchos piensan que es el antepasado del Pug Carlino.

Los perros chatos son conocidos en china como Lo-sze desde el año 1115 a.C aunque no existen pruebas de su existencia hasta el año 663 a.C aproximadamente, Él Lo-sze poseía características que los diferenciaban del pequinés, su hocico e era diferente con un pelaje más corto y la forma particular de sus orejas en forma de hoja.
La palabra “Pai” era la que se usaba en china para llamar a estos perros y se cree que es posible que a su llegada a Europa el nombre fuera comprendido por los europeos como “Pug” y por eso se les conoce con este nombre. En el año 1731 se definiría la palabra Pug como apodo o nombre definitivo para la raza, conociéndosele desde la época con ese nombre.

En algunos países europeos, el Pug sigue siendo conocido con el nombre de “Mops”, que procede de la palabra holandesa Mopshund. El verbo mopperen significa “refunfuñar” y puede que el nombre “Mops” se comenzara a utilizar debido al aspecto arrugado y con el ceño fruncido de este perro.

En Francia, el nombre utilizado fue el de Carlino, en honor a un conocido actor del siglo XVIII famoso por su papel como Arlequín. Se cree que en Francia se utilizó y se sigue utilizando el nombre Carlino debido a la máscara negra de esta raza. Y es desde esta época que la raza se conoce con su nombre “Pug Carlino” como se le conoce hasta el día de hoy en todo el mundo.

En china estos perros eran tratados como parte de la realeza incluso a algunos ejemplares se les llego a conferir títulos nobiliarios, recibían cuidados y atenciones especiales y pertenecían a los líderes de la realeza llegando a ser tratados incluso como objetos preciosos.

El Pug disfrutó de una gran popularidad en China, por lo menos hasta el siglo XII, pero a partir de ahí el interés pareció decrecer y existen pocas menciones de esta raza hasta principios del siglo XVI.

Antes de llegar a Occidente, el Pug era popular en toda Asia y parece que llegó hasta Europa pasando por Rusia. Se dice que la zarina Catalina la Grande de Rusia tenía un gran número de Pugs, Lo que es quizá igualmente fascinante es la imagen que nos podemos hacer al saber que varios de los perros de esta zarina la acompañaban siempre a la iglesia.

El Pug Carlino ha estado muy relacionado con Holanda, ya que ha sido muy popular en ese país, y al principio eran llamados “Mastiff Holandeses”. Este nombre podría explicar la confusión que surgió acerca del origen de la raza.

Los Pug holandeses estaban, ciertamente, destinados a tener una gran influencia en su difusión por toda Europa.

Un nieto de Guillermo I de Nassau era Guillermo de Orange, y llegó a Inglaterra con su mujer, María, en 1688, para ocupar el trono inglés. Junto con la pareja vinieron muchos Pug. Cada uno llevaba un lazo naranja en torno a su cuello para denotar que pertenecían a la casa real de Orange. Esta raza pronto encontró aceptación en Inglaterra, donde fue conocida como el Pug holandés, aunque más tarde el nombre que se utilizó con mayor frecuencia fue el de Pug o Pug-dog.

La reina Carlota, esposa del rey Jorge III (1760- 1820), era también muy aficionada a la raza y poseía muchos ejemplares, uno de los cuales aparece en un cuadro que se puede ver en Hampton Court. De todas formas, al final del reinado de Jorge IV, en 1830, el Pug ya no estaba de moda, y hacia mediados del siglo XIX su popularidad ya había declinado.

Pero el Pug no quedó falto de aprecio por mucho tiempo, gracias en parte a la reina Victoria, que era una gran aficionada a los perros y que tenía Pug, además de perros de muchas otras razas. Es probable que sus primeros Pug le fueran entregados por parientes de familias reales de la Europa continental.

Muchos artistas han incluido al pequeño y encantador Pug en sus cuadros y, gracias a ellos, contamos con un buen indicador de los ejemplares en cada época. Goya logró retratar algunos de estos hermosos ejemplares, y a partir de ellos podemos decir que su calidad era alta en España.

El Pug Carlino: Un pequeño y fiel compañero

Características de la raza

El pug carlino es un perro de apariencia graciosa y de tiernas facciones que le dan un aspecto de cachorro eternamente. Es una mascota muy solicitada por su pequeño tamaño, sus facilidades para la convivencia, y también por su sencillo cuidado.

Este perrito tiene un aspecto chistoso y a la vez tierno. Al observar al pug carlino se puede notar como su cuerpo es de pequeño tamaño, con líneas cuadradas y una forma rechoncha, aunque todas sus proporciones corporales son combinadas. La musculatura de este perro es compacta, a pesar de que es pequeño, luce bastante fuerte, lo que lo distingue del resto de las razas de perros miniatura. La altura del pug carlino es de 15 a 35 cm, y su pero puede varias desde los 3 kg hasta los 10 kg, el promedio está entre 6 y 8 kg. Por lo general, los machos son más pesados y ligeramente más altos que las hembras.

En cuanto a sus rasgos, el pug carlino tiene una cabeza grande, redondeada y muy característicamente presenta numerosas arrugas, con un hocico chato y prácticamente plano, sus ojos muy expresivos, son grandes, oscuros y con forma redonda, que hacen que su mirada inspire una ternura única. Las orejas de este perro son pequeñas y se disponen variablemente, algunos ejemplares, presentan las orejas dobladas hacia atrás, conocidas como “orejas rosa”, mientras que otros perros tienen las orejas con forma  de botón, dispuestas anteriormente apuntando hacia los ojos.

pug-carlino

En relación al cuerpo, el pug carlino es ancho en sus proporciones, comenzando en el tórax, alrededor del cual se implantan fuertes extremidades redondeadas, cortas y compactas. De la parte posterior de su cuerpo cilíndrico se implanta una cola, en posición alta, la cual se enrosca sobre la cadera a semejanza de un tirabuzón, este tipo de cola es natural y no es cortada para que de esta forma.

Luce corta, aunque al estar enroscada realmente es más larga de lo que aparenta. Una desventaja de este rasgo gracioso es que los pug carlino presentan enfermedades vertebrales causadas por dicha disposición de la cola. Este rasgo aparece alrededor de los 12 meses de edad y en ocasiones las alteraciones son tan severas que pueden comprometer la salud osteomuscular de este perrito.

Hablando del pelaje del pug carlino, este perrito posee un manto de pelos cortos, suaves y brillantes, al tacto se siente ligeramente áspero. Los colores permitidos para esta raza son la plata, el albaricoque, el negro y el color leonado. El pelaje de prácticamente todo el cuerpo es de este color, salvo la máscara, llamado así al hocico, que es de color negra, al igual que ciertos detalles en el rostro como las orejas, algunos lunares en los pómulos, el diamante o mancha de pulgar que presentan en su frente, y la señal que es una línea oscura que recorre desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola de este perro.

El color más común en la actualidad es el albaricoque, seguido del pug carlino plateado, aunque este realmente escasea y el negro que es aun menos frecuente, puesto que hay pocos criadores de pug negro.

Comportamiento con otros perros

El pug carlino pertenece a una raza de perros miniatura con grandes ventajas en lo que se refiere al proceso de socialización y convivencia con otros. Estos perritos son graciosos, amables y usualmente no presentan problemas de convivencia ni con personas ni con otros animales.

Los perros de la raza pug carlino tienen un carácter afable, cariñoso y gregario por lo cual son fáciles de socializar. En ellos, como en todas las razas de perros, la socialización es el proceso clave para que su trato hacia los demás sea adecuado.

Se debe iniciar tempranamente en la vida, de preferencia alrededor de los cuatro meses de edad, aunque la personalidad receptiva de este perrito, los hace buenos para el aprendizaje prácticamente en todas las edades de su desarrollo. Un pug carlino correctamente educado es un buen compañero para otros animales así como para todo tipo de personas, y más aún, disfruta de juegos, de la compañía y de las reuniones en familia.

El pug carlino, es un perro tolerante, así que puede convivir con otros perros en casa, por lo general se la lleva bien con éstos y establece buenas relaciones ya que este perrito es juguetón y amistoso. Aunque se prefieren para ser compañeros de este perrito, otros canes de razas de tamaño mediano a pequeño, ya que los perros de mayor tamaño podrían tener juegos bruscos y accidentalmente el pug carlino podría salir lastimado.

Gracias a su temperamento alegre, tranquilo y sobretodo equilibrado, el pug carlino se la llevará bien con la mayoría de los perros que tenga como mascotas en el hogar, ya sea q se trate de perros temperamentales  o territoriales, el pug carlino no es agresivo, ni dado a buscar problemas, al contrario, es un gran amigo y disfruta de la compañía de otras mascotas, especialmente en los momentos en los que se queda solo en el hogar a causa del trabajo de sus dueños, el pug carlino se divierte con la compañía de otro perro con el que pueda entretenerse, jugar y pasar el tiempo.

Gracias a sus buenas cualidades de personalidad, el pug carlino es una gran mascota para la mayoría de los hogares. Es un perro que efectivamente establece buenas relaciones con todos y convive en armonía con personas y también con mascotas, no solo perros, pues con gatos también se la lleva bien.

La clave de esta convivencia efectiva está en la socialización correcta desde temprana edad para que aprenda a convivir sanamente con mascotas de todo tipo y con las personas tanto familiares del hogar como los visitantes.

Dieta y alimentación

pug-carlino

La alimentación es la medida de atención canina más importante para los animales junto con la higiene y por supuesto la salud. De la alimentación adecuada dependerá que el pug carlino alcance su desarrollo físico y que pueda exhibir su cuerpo redondito, robusto y compacto, así como mostrar un llamativo pelaje sano y brilloso, y también, la nutrición apropiada contribuye a mantener la salud emocional de este can.

De modo que para que el pug carlino sea una mascota sana y fuerte, feliz y tranquila, lo ideal es que su alimentación tenga ciertas características que aseguren la mejor calidad en la misma. En principio, es necesario conocer las opciones para alimentar a nuestro can. Se dispone actualmente de alimento seco, alimento húmedo, y también, modernamente algunos nutricionistas especialistas han formulados dietas a base de preparados caseros que pueden ser tan efectivas para nutrir a nuestras mascotas como los productos elaborados industriales.

pug-carlino

Para el pug carlino, lo recomendado universalmente como plato principal en su alimentación es el pienso seco. Este tipo de alimento ofrece un aporte constante de nutrientes al perro y además es fácil de adquirir y suministrar. En el mercado se presentan numerosas y muy variadas marcas, lo importante a considerar en ellas son los aspectos en cuanto a la calidad, no siempre la marca más costosa será la de mejor calidad.

El que un producto de pienso seco sea mejor que otro estará determinado por sus ingredientes. Los mejores preparados son los que tienen alto contenido de proteínas de alto valor nutricional, tales como las derivadas de productos cárnicos de ave, de pescado o de res, estos deben representar el mayor porcentaje en la composición del pienso.

pug-carlino

Algunos preparados comerciales pueden contener arroz, cebada, y otros cereales agregados, que lejos de alimentar, tienen alto contenido de carbohidratos y un índice alergénico alto, por lo que pueden provocar alergias en tu pug carlino, así que son desaconsejables como dieta regular para tu can. El pug carlino también necesita de pienso seco para razas de perros pequeños en las que los granos de pienso son más pequeños para facilitar el proceso de la masticación y la digestión en general.

Así mismo, mientras se trate de un pug carlino cachorro, se deben adquirir los productos elaborados de esta gamma junior, mientras que cuando se alcanza la adultez, los preparados de la gamma “adult” cumplirán con los requerimientos nutricionales apropiados para esta edad en el can.

El pienso húmedo y los productos enlatados además de tener mayor contenido de agua, su porción de grasas y carbohidratos también es mayor, por lo que no deben ser un alimento rutinario para el pug carlino, ya que este can tiene tendencia al sobrepeso, es importante restringir el consumo de estos productos ricos en azúcares que lo que hacen es aumentar su riesgo a obesidad. De manera esporádica si pueden ofrecérsele al pug carlino, para hacer variar un poco la dieta y estimular su apetito en caso de que esté aburriendo el pienso seco.

No hay que olvidar ofrecerle un tazón con agua limpia y fresca que se recambie de manera regular para mantener la hidratación de este perrito.

Salud y cuidados necesarios

pug-carlino

La ventaja que presenta esta raza de perros pug carlino es que no requiere demasiados cuidados, de hecho, las medidas para él son muy sencillas y no necesitan de la atención de un experto para crecer sano, fuerte y hermoso. Sus necesidades básicas no difieren de las del resto de los canes, y se fundamenta principalmente en cuidar de su higiene y aseo, vigilar y chequear su salud, llevarlo a que juegue y se ejercite y por supuesto vigilar su nutrición.

Comenzando por el aspecto de la higiene, el aseo de un perro de raza pequeña es muy importante, no solo porque suelen ser un tanto traviesos y curiosos, también porque al ser de una raza pequeña estos perritos se la mantienen con frecuencia en los brazos de sus dueños, lo que amerita gran atención a la hora de su cuidado e higiene.

Empezando por los ojos, el pug carlino necesita una atención especial ya que son muy sensibles y delicados, al ser un tanto promitentes pueden lastimarse con facilidad. Se deben asear con regularidad, tomando una toallita húmeda hipoalergénica y limpia con solución salina y aplicar colirios recomendados por el veterinario.

El rostro del pug carlino también tiene algunas consideraciones, por ejemplo, las arrugas de su cabeza representan una zona complicada en la que el sudor y el polvo puede acumular restos de sucio, estas deben limpiarse, de lo contrario pueden sobrevenir infecciones, irritaciones y problemas de piel.

La higiene dental es un aspecto que también merece atención, el pug carlino necesita de un cepillado regular para evitar la acumulación de placa bacteriana que conlleva a enfermedades bucales y halitosis, los perros de raza pequeña son propensos a presentar estos inconvenientes de modo que se debe hacer un mantenimiento regular de los dientes y las encías durante toda su vida.

El cepillado dental puede resultar un tanto molesto, por esto se recomienda acostumbrar al perro desde que es cachorro a estas medidas de higiene. Otras alternativas para la limpieza de su dentadura son los huesos porosos y las galletitas disponibles en las tiendas de mascotas, las cuales ayudan a conservar limpia la dentadura del pug carlino.

En cuanto al baño, puede realizarse alrededor de una vez por mes, utilizando productos específicos para las pieles de perros. Luego del baño se debe secar muy bien, haciendo énfasis en sus orejas y ojos, y se le puede aplicar el secado con secador eléctrico teniendo la precaución de colocarlo a temperatura moderada y a una distancia razonable de la piel para evitar las quemaduras.

pug-carlino

Seguidamente, el cepillado ayudará a mantener el pelaje limpio y brillante, se recomienda cepillarlo diariamente para quitar el pelo muerto y el polvo acumulado. La piel de pug carlino es un tanto delicada y puede presentar alergias sobre todo si presenta ectoparásitos, pulgas, y otras irritaciones. Debes estar atento a éstos detalles y revisarlo periódicamente.

Con respecto al tema de su salud, en promedio la esperanza de vida del pug se sitúa entre los 12 y los 14 años. Esta raza por sus características anatómicas tan particulares, presenta una predisposición natural a algunas patologías, tales como el síndrome braquiocefálico, ocasionado por una cabeza redonda con hocico corto y ojos salientes que pueden provocar úlceras cornéales y entropión;  las enfermedades respiratorias por su nariz acortada, el paladar blando elongado y la tráquea estrecha, lo cual puede ocasionar disnea, ronquidos, rinitis, entre otros.

También las enfermedades articulares son comunes en esta raza, como la luxación de la cadera y de la rótula; y las ya mencionadas enfermedades cutáneas como las dermatofitosis, las dermatitis y diversas alergias.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Pug Carlino

El adiestramiento del pug carlino es un aspecto más de su cuidado y atención, y del mismo modo que el proceso de socialización, para esta raza, es sencilla la educación. El entrenamiento del pug carlino solo necesita de un dueño firme y a la vez gentil, con tiempo y disposición para cuidar de su mascota, con paciencia y dedicación, y podrá comprobar cómo en corto tiempo el pug carlino se convierte en una excelente mascota.

Para esta raza de perros el entrenamiento comenzará alrededor de los cuatro meses de edad, y preferiblemente antes de los seis meses, aunque se ha comprobado que aun en perros adultos, el adiestramiento del pug carlino es bastante sencillo. Siempre se recomienda incorporar al entrenamiento técnicas que faciliten el aprendizaje y la adquisición de nuevas conductas en este can, tales como el refuerzo positivo, el tema de la recompensa hace más fácil la ejecución correcta de las órdenes.

Sin embargo, no siempre estas recompensas deben ser bocadillos o comida, recordemos que el pug carlino tiene tendencia a engordar así que bien pueden sustituirse los refuerzos positivos por caricias y cumplidos inmediatamente luego de la ejecución correcta del perro y también utilizar otras técnicas modernas como el entrenamiento con clicker, con el cual se han visto resultados muy favorecedores.

El pug carlino tiene un adorable aspecto y es receptivo ante las órdenes la mayoría de las veces, sin embargo, puede tener algunas actitudes obstinadas y tercas al momento de educarse, lo que puede dificultar en menor manera la educación. La clave para combatir estos caprichos del perro es un dueño con un carácter firme, que no se deje llevar por la graciosa apariencia del pug y que se tome seriamente el proceso de socialización.

El pug carlino es un can amigable, talentoso, y muy listo, pero puede aprovecharse y tomar ventaja de su tierna y simpática apariencia para ser el consentido y desarrollar lo que se conoce como “síndrome del perro pequeño”, para salirse con la suya y creerse el líder del hogar.

El secreto para prevenir el desarrollo de estas conductas es fijar límites desde temprano en la educación del pug carlino. Si no le permites hacer algo como subirse al sofá o morder cosas dentro del hogar, siempre debes mantener esta orden y nunca dejarte llevar por su tierna apariencia o podrías estar siendo manipulado.

Cuando no obedezca, inmediatamente hazle saber que esto es inadecuado y la ausencia de un refuerzo positivo le hará entender que hizo mal. Por el contrario, cuando su conducta sea la obediencia y ejecución correcta de las ordenes, es buena idea premiarlo, rápidamente el pug carlino comprenderá que debe hacer y que no.

Al salir a pasear, vigila primero sus hábitos para que el paseo diario coincida con la hora del perro de hacer sus necesidades. Si lo consigues dentro de casa haciendo sus necesidades, sácalo para que continúe afuera de la casa. Al caminar juntos, no permitas que tire de la correa como si te llevara, párate firme sin avanzar, estos pequeños gestos harán que tu perro entienda que debe obedecerte.

El pug carlino es una mascota simpática, con un entrenamiento efectivo se convierte en un compañero excepcional.

Comportamiento con los Humanos

El pug carlino es una raza muy especial. Es como si este perrito tuviese un particular encanto, que lo hacen tierno e irresistible, es muy inteligente y listo, aunque en ocasiones puede mostrarse un tanto terco y testarudo, es un perro fácil de educar y de entrenar, buena compañía, amigable, sociable y gracioso.

El pug carlino casi siempre muestra una personalidad muy viva y alegre con un actuar equilibrado y tranquilo. Desarrolla fuertes sentimientos de afecto hacia sus dueños, y suele ser efusivo con ellos, al demostrarles su cariño, son apegados y muy afectuosos.

Con los desconocidos, inicialmente el pug es un tanto desconfiado y reservado, pero rápidamente sin cohibirse investiga para hacer amigos, es muy sociable y parece encantado de conocer personas nuevas.

Con los niños se entiende muy bien, es un perro cargado de energía, alegre y juguetón, disfruta mucho las actividades con los niños, jugar y compartir con ellos, usualmente es tolerante y paciente aunque se recomienda más apropiadamente para jugar con niños mayores, puesto que los descuidos y el trato brusco de los niños más pequeños pueden acarrear situaciones conflictivas.

El pug carlino es amistoso, fiel y leal. Adora a su familia, es muy cercano a ellos, siempre los sigue alrededor de la casa y le encanta compartir y jugar en grupo. Cuando hay visitas en casa, este perro pocas veces se cohíbe, al contrario, una vez que entra en confianza se vuelve amistoso y sociable con todos los presentes, es muy feliz sintiéndose en ambiente y parte de la reunión.

A pesar de sus diminutas dimensiones, el pug carlino es un perro muy valiente, con sentido leal y protector, no duda en alertar con su ladrido ante alguna amenaza o situación extraña.

Su personalidad es muy activa, en contraste con su cuerpo regordete y rechoncho, a este perrito le gusta hacer mucho ejercicio al aire libre, es osado y dado para los deportes, le gustan las pruebas de agilidad y de destrezas, sus pasos son cortos pero rápidos. Aunque no son agresivos ni suelen buscar conflictos, su cariño especial hacia sus dueños puede hacer que estos perritos sean algo celosos.

Cuando están en casa, puedes ver como se divierte echado sobre el suelo frío, pareciera estar muy cómodo, y mucho mejor si sus dueños mientras le están dando mimos y caricias.

Este perrito es muy buena compañía, es tranquilo, bien portado y rara vez es nervioso o agresivo, salvo aquellos casos en los que desarrollan ansiedad causada por estar mucho tiempo lejos de sus amos, ya que el pug carlino necesita de compañía y constante estimulación tanto física como mental a través de la interacción y los juegos.

El principal trabajo que tiene este divertido perrito es ser la mascota de compañía de numerosas familias, se trate de parejas que van empezando o de familias grandes con niños, incluso de personas solitarias, el pug carlino es un amigo cariñoso, feliz y muy inteligente, receptivo para adaptarse a la vida en cualquier tipo de ambientes, es leal, fiel, protector y apegado con su dueño, cualidades que lo hacen un excelente can para acompañar a las personas. También sus dueños lo crían para ser un perro de exposición. Esta raza es muy famosa tanto en los Estados Unidos, como particularmente en diversas regiones de Europa.

Entorno Ideal

pug-carlino

El pug carlino es un perro con una gran personalidad, como tal posee muchas cualidades que lo convierten en el perro ideal para la compañía de numerosas familias, en el encontramos un can listo, juguetón, y sobretodo cariñoso. Su entorno puede hacer aflorar en su carácter y temperamento las mejores cualidades de un perro de mascota.

Desde el punto de vista del espacio físico, gracias a que este perrito pertenece a una raza pequeña, no suele tener problemas con respecto a la vivienda. De hecho, el pug carlino, se adapta de maravilla a vivir en cualquier lugar, grande o pequeño, se trate de una casa grande con muchos ambientes y espacios al aire libre, o un pequeño apartamento de áreas reducidas.

Si su hogar es una casa grande, podrá tener mayor libertada para caminar y pasear de un lado a otro, pueden aprovecharse los espacios exteriores como jardines y patios, para jugar al aire libre y realizar actividades con el pug carlino por lo menos unos 15 minutos al día, todos los días. Si se trata de un pequeño apartamento, es necesario llevar con regularidad al pug carlino a dar un paseo o una caminata larga, y también a jugar en el parque por los menos una o dos veces a la semana, este perrito necesita salir, pasear, jugar y ejercitar sus músculos, y así evitar el temido sobre peso y también la obesidad en estos perros, ya que los pug carlino tienen tendencia a engordar y la costumbre de comer demasiado.

Además, este perrito necesita de un entorno limpio y cuidado para crecer fuerte y sano, ya que su piel es muy delicada y puede presentar con frecuencia muchas alergias e inclusive infecciones. Para cuidar de este aspecto de la salud del pug carlino, es necesario peinarlo diariamente, puesto que pierden gran cantidad de pelo, pasar un pañuelo húmedo sobre su pelaje y posteriormente limpiar y barrer la casa diariamente en lo posible, para retirar los pelos y la suciedad y mantener un ambiente limpio.

Este perrito tiene la ventaja de que no desprende el particular olor perruno, por lo que es muy aseado y tranquilo. Algunos lo consideran como la mascota ideal para la compañía de personas discapacitadas y de ancianos, ya que son muy cariñosos y este tipo de personas pueden disfrutar dándoles atenciones y amor.

Pero también, el pug carlino es la mascota perfecta para personas solitarias y familias con niños grandes. No es necesario ser un experto para encargarse de un pug carlino, así que fácilmente puede ser el primero compañero canino de alguien.

pug-carlino

Por otro lado, el pug carlino es una raza con una piel sensible y con pelaje corto, lo cual hace necesario tomar precaución ante temperaturas extremas. Por encima de los 30 °C no es recomendable que esté este perrito, prefiere los lugares frescos y templados, así que protégelo del inclemente sol del verano. También en los rudos días del invierno, no olvides colocarle algún gracioso abrigo para perros toy que hayas adquirido en tu tienda de mascotas de elección para cuidarlo de las bajas temperaturas.

Con estas particularidades y observaciones, podemos decir que el pug carlino es una excelente opción para quienes toman la decisión de tener una mascota perruna por primera vez.