Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pug Carlino

pug carlino
Pug Carlino
Valora esta información

Pug Carlino: Tu nueva mascota

El Pug o Carlino es un perro de raza pequeña del tipo molosoide, de aspecto cuadrado, compacto y  musculoso, con orejas pequeñas y suaves con caída hacia adelante, de cabeza redonda cubierta de pliegues y ojos saltones.

Su pelaje es apretado, suave y brillante. Puede ser de color negro, plata o albaricoque con una raya negra que va desde la cabeza hasta la cola y con una mancha negra en la cara como tipo máscara.

Tiene su origen en China hace al menos 3000 años, pero se han extendido por todo el mundo con la ayuda de Inglaterra que es el país que más ha hecho por esta raza importando y seleccionando ejemplares. Era criado por la realeza en recintos y palacios donde tenían incluso asignados sus propios sirvientes en la Corte Imperial, a menudo lo ofrecían como regalo a los invitados más importantes y honorables en bodas de príncipes y emperadores.

Aparecieron en Inglaterra alrededor del año 1688, de la mano del nieto de Guillerno I de Nassau Guillermo de Orange y su mujer María, que llegaron desde Holanda para ocupar el trono inglés. Junto con la pareja vinieron muchos Pug que cautivaron inmediatamente a la nobleza británica, cada uno de ellos llevaba un lazo naranja en torno a su cuello, símbolo de la casa real de Orange-Nassau. De este modo, la raza se fue haciendo popular, principalmente de la mano de grandes personalidades y miembros de la realeza hasta el punto de llegar a ser casi oficial en tiempos de la reina Victoria.

En los siglos XIX y XX muchas personas famosas y de abolengo fueron muy amantes a los Pug, entre ellos se encontraba la reina Victoria quien tuvo 36 a lo largo de su vida, la reina Alejandra y el Duque y la Duquesa de Windsor. Hoy en día muchos son los famosos que han optado por tener un Pug como mascota, debido a su simpatía y a la fidelidad para con sus dueños, por ejemplo, famosos como Tori Spelling, Paris Hilton, Gerard Butler, Jessica Alba, George Clooney, entre otros, tienen uno.

Su nombre proviene de la palabra inglesa antigua “pugg” cuyo significado hace referencia a un pequeño amigo juguetón y el término frances Carlino hace referencia a un famoso actor italiano del siglo XVIII, Carlos Antonio Bertinazzi, cuyo seudónimo fue Carlin y se asociaba al perro porque su personaje usaba un antifaz negro que se asemeja al que presenta esta raza en su cara.

pug carlino

A los cachorros del Pug Carlino se les llama también “pugletitos”, además, a esta raza se le conoce con otros nombres Pug Chino, Mops. En China se les llama Foo o Fu, que significa “raza noble”, si dice que la entrada del cielo está custodiada por una pareja de perros, los cuales según el pensamiento Chino, son llamados Perros Foo ó Fu, del mismo modo que llamaban a los Carlinos. También se les llama Chang Sze, Lo Chang, Pai Dog en Corea, en Japón se les llama Szu Chuan y Pai Dog, y en el Tibet Hand Dog.

La raza tiene incluso asociado un lema: “multum in parvo” que significa “mucho perro en un pequeño espacio”.
Por lo general los perros pequeños viven más tiempo que los grandes, los Pug viven aproximadamente entre 12 y 15 años. Su peso oscila entre 6 y 10Kg. Prefieren temperaturas templadas y tienden a resoplar y roncar. Son ideales para todo tipo de personas y familias ya que se adaptan muy bien a su entorno. Son amistosos, divertidos, sociables, dóciles y muy seguros de sí mismos. No son muy obedientes, al llamarlos por lo general no atienden sino hasta tanto ellos quieran moverse. Por naturaleza sueltan mucho pelo.

El Pug Carlino Prefiere la compañía de su dueño antes que estar con otros perros. Son un poco reservados con los extraños, suelen ladrar ante la presencia de un desconocido por lo que resulta ser muy bueno como perro de alerta. Hasta alrededor de los 5 años son muy activos y vivaces, pero al pasar de esta edad tienden a ser más tranquilos y disfrutar de largas siestas.

Los pugs hacen honor a su lema “multum in parvo” y no se asustan ante perros de razas más grandes, lo que los puede meter de vez en cuando en problemas.

En los EE.UU. el Pug fue aceptado para su inscripción en el libro de orígenes genealógico del American Kennel Club en 1885. Allí, al igual que en otros países, se encuentra clasificado en el grupo de perros miniatura. Para la FCI esta raza forma parte del grupo de perros de compañía. La raza es popular como mascota en los Estados Unidos, donde también ha sobresalido en el ring de los certámenes caninos de belleza. En 1981 Ch. Dhandys Favorite Woodchuck (propiedad de Robert A. Hauslohner) fue el primer ejemplar de esta raza en ganar el premio al Mejor de la Exposición en el certamen canino de belleza del Westminster Kennel Club. Hasta la fecha éste ha sido el único Pug que ha conseguido este gran triunfo.

pug carlino

En 1887 se estableció en Inglaterra el estándar de la raza. Entre el año 2012 y 2013 fue nombrado dentro de las treinta razas más populares del mundo.

Historia y Origen del Pug Carlino

El origen del Pug Carlino no está del todo claro la mayoría acepta la creencia de que la raza proviene de china, pero algunos piensan que puede provenir de Europa. Hoy en día se acepta más ampliamente que el Pug Carlino proviene de china y que pasó por Japón y luego hasta Europa. En China existe desde hace mucho tiempo una raza llamada HAPPA que es similar al pequinés y que por sus características morfológicas muchos piensan que es el antepasado del Pug Carlino.

Los perros chatos son conocidos en china como Lo-sze desde el año 1115 a.C aunque no existen pruebas de su existencia hasta el año 663 a.C aproximadamente, Él Lo-sze poseía características que los diferenciaban del pequinés, su hocico e era diferente con un pelaje más corto y la forma particular de sus orejas en forma de hoja.
La palabra “Pai” era la que se usaba en china para llamar a estos perros y se cree que es posible que a su llegada a Europa el nombre fuera comprendido por los europeos como “Pug” y por eso se les conoce con este nombre. En el año 1731 se definiría la palabra Pug como apodo o nombre definitivo para la raza, conociéndosele desde la época con ese nombre.

En algunos países europeos, el Pug sigue siendo conocido con el nombre de “Mops”, que procede de la palabra holandesa Mopshund. El verbo mopperen significa “refunfuñar” y puede que el nombre “Mops” se comenzara a utilizar debido al aspecto arrugado y con el ceño fruncido de este perro.

En Francia, el nombre utilizado fue el de Carlino, en honor a un conocido actor del siglo XVIII famoso por su papel como Arlequín. Se cree que en Francia se utilizó y se sigue utilizando el nombre Carlino debido a la máscara negra de esta raza. Y es desde esta época que la raza se conoce con su nombre “Pug Carlino” como se le conoce hasta el día de hoy en todo el mundo.

En china estos perros eran tratados como parte de la realeza incluso a algunos ejemplares se les llego a conferir títulos nobiliarios, recibían cuidados y atenciones especiales y pertenecían a los líderes de la realeza llegando a ser tratados incluso como objetos preciosos.

El Pug disfrutó de una gran popularidad en China, por lo menos hasta el siglo XII, pero a partir de ahí el interés pareció decrecer y existen pocas menciones de esta raza hasta principios del siglo XVI.

Antes de llegar a Occidente, el Pug era popular en toda Asia y parece que llegó hasta Europa pasando por Rusia. Se dice que la zarina Catalina la Grande de Rusia tenía un gran número de Pugs, Lo que es quizá igualmente fascinante es la imagen que nos podemos hacer al saber que varios de los perros de esta zarina la acompañaban siempre a la iglesia.

El Pug Carlino ha estado muy relacionado con Holanda, ya que ha sido muy popular en ese país, y al principio eran llamados “Mastiff Holandeses”. Este nombre podría explicar la confusión que surgió acerca del origen de la raza.

Los Pug holandeses estaban, ciertamente, destinados a tener una gran influencia en su difusión por toda Europa.

Un nieto de Guillermo I de Nassau era Guillermo de Orange, y llegó a Inglaterra con su mujer, María, en 1688, para ocupar el trono inglés. Junto con la pareja vinieron muchos Pug. Cada uno llevaba un lazo naranja en torno a su cuello para denotar que pertenecían a la casa real de Orange. Esta raza pronto encontró aceptación en Inglaterra, donde fue conocida como el Pug holandés, aunque más tarde el nombre que se utilizó con mayor frecuencia fue el de Pug o Pug-dog.

La reina Carlota, esposa del rey Jorge III (1760- 1820), era también muy aficionada a la raza y poseía muchos ejemplares, uno de los cuales aparece en un cuadro que se puede ver en Hampton Court. De todas formas, al final del reinado de Jorge IV, en 1830, el Pug ya no estaba de moda, y hacia mediados del siglo XIX su popularidad ya había declinado.

Pero el Pug no quedó falto de aprecio por mucho tiempo, gracias en parte a la reina Victoria, que era una gran aficionada a los perros y que tenía Pug, además de perros de muchas otras razas. Es probable que sus primeros Pug le fueran entregados por parientes de familias reales de la Europa continental.

Muchos artistas han incluido al pequeño y encantador Pug en sus cuadros y, gracias a ellos, contamos con un buen indicador de los ejemplares en cada época. Goya logró retratar algunos de estos hermosos ejemplares, y a partir de ellos podemos decir que su calidad era alta en España.

El Pug Carlino: Un pequeño y fiel compañero