Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Gordon Setter

gordon-setter
Gordon Setter
5 (100%) 5 votes

Gordon Setter: Tu nueva mascota

Si de mascotas grandes se trata, los Gordon setter son los más indicados a la hora de seleccionar a un nuevo miembro para la familia. Inteligentes, traviesos y con mucha energía, esta raza se ha hecho popular entre las personas que les encanta ir de excursiones, paseos o simplemente disfrutan de un amplio patio para descansar.

Este tipo de raza puede llegar a convertirse en el amigo leal y fiel que todo ser humano que ama a los perros desea, son una raza que fueron criados para la cacería, pero aun así desarrollaron lazos con las personas que hacían que ellos no se alejaran mucho de sus dueños al momento de estar en el campo, conducta que se ha mantenido a lo largo de los años, haciéndolos las mascotas de compañía ideal para cualquier persona.

Originarios de Escocia, es una raza que nace a mediados del siglo XVII Y que forma parte de la familia de los Setter, donde se incluyen al setter inglés y al setter irlandés. Suelen tener un pelo lacio y alargado generalmente de color negro, con destellos de color canela, especialmente en las patas, y en el pecho y que cuentan con una característica marca que son dos manchas de color marrón encima de los ojos. Fueron creados con la intención de que se convirtieran en perros especialistas en la caza de aves y liebres.

A esta raza en específico se les considera como perros elegantes, su cuerpo robusto y cuello alargado lo hacen ver estilizados a la hora de verlos correr. En cuanto a su fisionomía tienden a medir entre 59 y 62 centímetros los machos, mientras que las hembras llegan a tener una medida de entre 56 a 62 centímetros, en cuanto a su peso corporal suelen pesar entre 26 y 32 kilogramos. Por su parte, sus orejas caídas y largas hacen que su cara se vea mas alargada, mientras que sus ojos almendrados se hacen más visibles con las manchas café que se sobreponen encima de ellos.

Además de esto tienen una cola gruesa que va achicándose y que es llevada casi recta que le permiten mostrar su entusiasmo o emoción cuando está contento.

En cuanto al comportamiento con sus dueños será de lealtad total, este comportamiento se hará visible al mostrar el deseo de no querer separarse mucho de sus dueños. Esta manera de ser estará acompañada de dulzura y bondad por lo que su relación con adultos y niños será maravillosa.

Los Gordon setter no tienden a ser perros ladradores ni que hagan mucho escándalo, además son capaces de recibir y acatar órdenes, siempre y cuando este tipo de entrenamiento no este compuesto de ordenes donde se les someta siempre, en este caso se tornara un poco rebelde, este tipo de raza se les debe entrenar de manera tal que ellos se sientan productivos y capaces a la hora de realizar alguna labor, tomando en cuenta esto su entorno no necesitara de grandes sacrificios para tenerles en casa.

En cuanto a su alimentación y Por su naturaleza los Gordon setter son carnívoros y su comida debe contener un gran porcentaje de proteínas, los expertos recomiendan proporcionar alimentos para perros acompañadas de porciones de comida cocida. No es recomendable suministrar el alimento una sola vez, sino que debe ser por lo menos dos veces al día en porciones iguales con raciones alimenticias de entre 1.450 y 1.700 kilocalorías diarias, porción que se debe incrementar si la actividad física es mayor. En el caso de que se decida proveer de comida cocida esta se puede mezclar con arroz y variedad de verduras trituradas para garantizar la mayor cantidad de nutrientes y vitaminas.

Por otro lado, y con relación a su cuidado, su pelaje negro, lacio y abundante hacen que su cuidado sea riguroso, requiriendo de cepillados constantes y acicalado cada cierto tiempo, sobre todo cada vez que salga de paseo, para evitar que se infeste de garrapatas, pulgas o parásitos. Por su pelaje largo y su amor por los exteriores y paseos se ensuciara constantemente, requiriendo de por lo menos un baño al mes con productos especializados para su cuidado.

Por su tamaño es recomendable llevarle a un centro de peluquería canina donde puedan darle la atención y le provean de los productos específicos que necesita para su tipo de pelo, además será más fácil de dominar si se hace con personas que cuenten con la experiencia necesaria para aportar la comodidad a estos caninos, y evitar el menor trauma posible. Así mismo se recomienda que desde pequeños se les acostumbre a que cada cierto tiempo se les bañara y así será menos traumático en la edad adulta.

Su manera de ser muestran a esta raza como un perro inteligente capaz de seguir ordenes sobre todo si estas están ligadas al ejercicio y disfrute de paseos, por lo que su entrenamiento suele ser fácil y rápido de aprender para ellos, sin embargo dicho entrenamiento requiere firmeza y carácter ya que si no se hace de manera no prestaran mucha atención y resultara muy poco provechoso el tiempo invertido en la educación, ya que se mostraran poco interesados y terminaran haciendo lo que les parezca, aprovechándose por completo de sus dueños en todo los sentidos.

Los períodos de enseñanza no deberán incluir gritos, golpes ni mucho menos castigos ya que esto haría que el ambiente de convivencia se torne agresivo y hará que estos caninos se vuelvan testarudos y no sigan las órdenes que se les indiquen.

Dentro de los trabajos donde es común verle y por ser un perro que originalmente se crio para ser un perro de muestra y de gran ayuda en la caza, los Gordon setter se le vio durante muchos años realizar estas labores, en países como Escocia, de donde es originario, así como Canadá y Estados Unidos.

Esta labor consistía en que con su sentido del olfato debía seguir el rastro de la presa hasta encontrarlo, luego con gestos corporales y sin espantar a la victima debía señalarle al cazados el lugar donde se encontraba, para posteriormente hacerla volar y que se le disparase, ya por ultimo debía tomarla y entregarla a su dueño de forma obediente.

Ese tipo de trabajo fue realizado durante muchos años por esta raza, sin embargo en la actualidad suelen ser perros que forman parte de familiar con casas grandes y jardines, cosa que ellos disfrutan mucho.

Ahora bien, Por ser una raza de tamaño grande, requiere de ciertas comodidades que mejoren su calidad de vida y su desenvolvimiento diario, dentro de los que se encuentran los espacios externos donde puedan ejercitarse y drenar la energía que los caracteriza. Son perros con instintos de casería, por lo que se les vera constantemente en búsqueda de nuevos olores, cosas en movimiento, u olfateando aquello que les parece nuevo.

En este sentido no es recomendable que convivan en lugares de espacios pequeños porque no tendrían donde distraerse ni mucho menos drenar la vitalidad que poseen desde que están cachorros hasta su etapa adulta. Por todo esto mencionad, Es muy necesario que se analice bien todas estas características antes de asumir el reto de incluir esta raza al hogar donde por su supuesto, el sedentarismo no entra dentro de su conducta y será muy poco probable verles en reposo prolongado.

Sin duda, si se tiene el espacio suficiente y las ganas de poder disfrutar de una mascota, los Gordon setter serán los indicados para tener con quien divertirse, salir de paseo y que además sea un buen compañero a lo largo de su vida.

Historia y Origen del Gordon Setter


Bondad, inteligencia y entusiasmo son las características que definen a los Gordon setter, una raza que se ha ganado los corazones de muchas familias y se ha convertido en el consentido de muchos hogares alrededor del mundo.

Su elegancia a la hora de correr y su destreza para la caza han hecho que estos caninos sean los favoritos a la hora de seleccionar a una mascota que además de ser muy inteligente tenga la habilidad de ser un buen compañero.

Con mucha energía y una personalidad juguetona suelen ser perros muy activos, e incluso se dice que pueden llegar a tener una adolescencia eterna, cuando están cachorros pueden ser incansables y son perfectos para las familias que aman ejercitarse y salir continuamente de paseo con sus mascotas.

Originarios de Escocia, es una raza que nace a mediados del siglo XVII Y que forma parte de la familia de los Setter, donde se incluyen al setter inglés y al setter irlandés.

Suelen tener un pelo lacio y alargado generalmente de color negro, con destellos de color canela, especialmente en las patas, y en el pecho y que cuentan con una característica marca que son dos manchas de color marrón encima de los ojos.

Fueron creados con la intención de que se convirtieran en perros especialistas en la caza de aves y liebres.
Dentro de La diferencias que existen entre los distintos tipos de setter se encuentran que el setter inglés es de tamaño medio lo que lo hace más veloz, su color de pelo puede variar desde blanco, negro e incluso con manchas, por su parte el setter irlandés es de color rojo mientras que el Gordon setter tiene un tamaño más grande lo que lo hace ser más robusto y macizo con un pelaje negro y manchas color canela.

Se cree que esta raza, los Gordon setter, surgen del cruce entre un collie y algún setter debido a su fisionomía tan parecida, aunque también se dice que sus inicios se derivan de los Spaniel continental, lo que no ha permitido definir con claridad el origen específico de esta especie. El Gordon setter adquiere su nombre gracias a Alejandro IV, quien tenía el título de duque de Gordon, el cual entre los años 1770 y 1820 era muy popular debido a que se dedicó a criar y mejorar en su castillo una nueva raza de perros que para la fecha llevaba el nombre de “setter del castillo Gordon”

Los libros de historia cuentan que El duque de Gordon acostumbraba a llevar a estos perros para sus recorridos en su hacienda el castillo Gordon, donde quedó fascinado por ellos, y dentro de los cuales estaba una hembra que destacaba por sus cualidades superiores de olfato y muestra en la caza lograba ser incansable a la hora de mostrar donde estaba la presa que se deseaba buscar.

Es por ello que este duque se especializo en crear una raza que fuera experta en la caza e inteligente a la hora de seguir ordenes, por lo que luego de criar varios perros dio con la combinación perfecta, dando origen a estos ejemplares que aparte de tener instintos cazadores también son muy apegados a sus dueños, por lo que es normal que también se desenvuelvan como animales de compañía, y que a la hora de cazar no se distancien mucho de quienes les dan las ordenes en el momento.

Pero fue hasta el año de 1842 cuando George Blunt y Daniel Webste realizaron una compra en las perreras del duque Alexander IV de Gordon que esta raza llego a los Estados Unidos. Para los años de 1892 ya era una raza reconocida por El American Kennel Club y fue hasta entonces que se les empezó a ver con frecuencia en Canadá y las islas británicas.

Para el año 1859, John Shothose y William Papeen organizaron en Newcastle Town Hal la primera exposición canina que se realizaba a nivel mundial, donde los Gordon Setter fueron inscritos y lograron ganar el concurso al mejor setter, definitivamente su elegancia y porte le hicieron merecedor a ese galardón.

Luego en el año 1865 lograron participar en una exposición en Australia pero como sus características oficiales son tener pelaje negro con manchas marrones y el ejemplar que participo tenia ciertos reflejos de color blanco no logro clasificar en dicho concurso.

El nombre de esta raza tuvo varios cambios, desde setter del castillos Gordon, pasando por setter negro y marrón hasta llegar a como se les conoce hoy en día Gordon Setter, nombre que se oficializo a partir del año 1900, cuando Kennel Club inglés hizo el registro de la raza.

Hubo una época en la que estos ejemplares empezaron a disminuir en número pero logro recuperarse y en la actualidad es utilizado para realizar trabajos, en exposiciones debido a su belleza e incluso ser un compañero en el hogar, tanto es así que hay organizaciones que lo protegen.

Característica Principales

A esta raza en específico se les considera como perros elegantes, debido a su cuerpo robusto y su estatura que lo hacen ver estilizados a la hora de correr.

Tienden a tener el pelo ondulado y abundante que destaca aun más su belleza, siempre de color negro con reflejos marrones de tonalidad bastante fuerte, que son únicos de esta especie.

En cuanto a su fisionomía tienden a medir entre 59 y 62 centímetros los machos, mientras que las hembras llegan a tener una medida de entre 56 a 62 centímetros, así mismo, su peso corporal suelen ser de 26 a 32 kilogramos las hembras y 25 a 34 kilogramos los machos.

En cuanto a sus características físicas el Gordon setter cuenta con ciertas particularidades que lo diferencia a simple vista de cualquier otra raza, dentro de las que tenemos que su cabeza es más amplia u ancha que la de otros perros, sus ojos van acorde con esta y suelen ser almendrados, así mismo tiene un hocico que es bastante alargado y les define en especifico sus labios gruesos, y su nariz siempre negra le dan el toque de combinación perfecto con su color de pelo.

Asi mismo su cuello complementa su estilizada postura, ya que es largo, no tiene papada y es arqueado, mientras que su pecho lo definen las costillas curvadas y con dirección hacia atrás que le dan firmeza y le proporcionan la armonía perfecta para el equilibrio que necesita este perro por su altura.

En cuanto a su cola suele ser gruesa, en la parte media e inferior va achicándose, es llevada casi recta y siempre va a tener abundante pelo, lo que le permiten mostrar su entusiasmo o emoción cuando está contento, Por su parte, sus orejas grandes y caídas hacen que parezca que su cara sea mucho más larga de lo que es.

Debido a su peso normal, no suelen ser muy rápidos a la hora de moverse o correr, esto no implica que no sean agiles para moverse en algún campo, o incluso dentro de los concursos caninos, por su parte, esta falta de rapidez la sustituye su capacidad de soportar largas jornadas de trabajo sin mostrar agotamiento alguno, pueden pasar entre 6 a 8 horas continuas sin descansar y aun asi mostrarse firmes en la labor que se les encomiende.

Este tipo de raza si se les proporciona los cuidados adecuados suelen tener una vida de hasta de 10 a 12 años. En la etapa donde son cachorros se les debe tener un poco de paciencia ya que son extremadamente inquietos, querrán corretear, mordisquear y brincar en todo momento y parecerán ser incansables, luego en la etapa adolescente y de adultez empezara a bajar sus niveles de energía pero su temperamento juvenil no tendrán grandes cambios, suelen ser cachorros eternos, y mantendrán su espíritu joven de por vida.

Lo ideal es lograr adaptarlos al ritmo de vida de la familia y tomando en cuenta eso, se convertirá en el compañero fiel y amoroso que nunca les fallara.

Por su parte, su carácter y forma de actuar ante los estímulos, en algunos casos ha sido comparada con la de los gatos, aunque son de especies distintas, su manera de responder, algunas veces terca, le han valido la comparación.

Muchas veces si no les interesa demasiado algo lo harán notar con su apatía y señales corporales donde pareciera que no entendiera, pero no hay que dejarse engañar, su perspicacia les hacen estar atento, aunque no lo demuestren, a todo lo que sucede alrededor, y cuando menos se espere demostraran que si prestaron atención en su debido momento.

Por su naturaleza familiar procurara esta siempre cerca de sus seres queridos, y no disfrutara el estar solo, por lo que se debe intentar que sea incluido en hogares en los que nunca se quede solo, ya que personas muy ocupadas no son las indicadas para este tipo de raza, esto sera vital para su beneficio emocional. Suele necesitar la atención y comprensión de sus dueños, sino la consigue podría adoptar una conducta un poco rebelde, acompañado de episodios donde debido al aburrimiento buscara llamar la atención con la destrucción de objetos y un comportamiento nada adecuado.

Para mejorar su comportamiento, desde temprana edad se le debe acostumbrar a seguir órdenes firmes y con carácter por parte de sus dueños, en las que se les enseñen las directrices que deberá seguir durante su crecimiento para facilitar la estadía con la familia, sino debido a su gran inteligencia adoptara la posición de líder y será un poco complicado controlarle en su conducta.

Por ser una raza especialista en la caza tendrán una personalidad siempre alerta, y donde haya algún pájaro o ave que corretear lo hará con sagacidad e inteligencia, no es muy complicado enseñarle las ordenes básicas para la caza, y a diferencia de los demás caninos que también se destacan en esta área, a los Gordon setter se han ganado el titulo de excelentes perro de compañía.

Comportamiento con otros perros

En cuanto a la conducta con otros perros los Gordon setter no suelen ser perros muy territoriales ni guardianes, pero si protectores, por lo que su comportamiento con otras razas no será el de dominar sobre ellos, les será fácil adaptarse a la presencia de otro canino, y si se les acostumbra desde cachorros a socializar la relación siempre será favorecedora.

Todos los perros tienen de por sí una personalidad que los caracteriza, por eso la búsqueda del liderazgo de la manada va a depender en un gran porcentaje de la conducta que muestre el Gordon setter, en caso de que se encuentre rodeado de otros perros, y la forma de actuar en caso de que se convierta en un macho alfa va a ser mas de dirigir y supervisar que de someter o agredir. Siempre buscara con su actitud ser un pacificador mas que un especialista en peleas.

En los casos en los que no se les haya podido socializar desde pequeño, y hayan llevado una vida solitaria en cuanto a la presencia de otro perro cercano a él, y se decida buscarle una compañía al Gordon setter este se mostrara distante y desconfiado, y procurara relacionarse más con los humanos que ya conoce, que con el nuevo compañero canino, no es un perro que se apresure a la hora de conocer nuevos amigos, sin embargo no le será difícil con el pasar del tiempo y al cerciorarse de que todo esté bien podrá hacer nuevas amistades.

A esta raza no se le conoce por ser un perro agresivo ni que se le vera comúnmente en peleas o agresiones a otros de su especie, por el contrario luego de los respectivos olfateos y de cerciorarse de que todo este bien empezara su proceso de adaptación que podría durar varios dias, Pero si ellos pudieran decidir, sin duda optarían por ser la única mascota para poder recibir la mayor atención posible.

A los Gordon setter se les crio en un principio para mostrar donde está el animal cazado e incluso para traerlo al cazador, y dentro de sus instintos no está el atacar sin motivo, por lo que les será fácil mantener contacto con otro tipo de animales de distintas especies, si logran llamar su atención, donde por su manera de actuar en algunas oportunidades, y como mencionamos anteriormente los gatos en especial son una especie con los que se les ha visto compartir sin ningún tipo de inconveniente llegando a ser grandes amigos, más que con otros perros de otras razas o incluso de la misma.

Ahora bien, es importante señalar que si cualquier perro, no solamente los Gordon setter, han sido durante muchos años, el único consentido del hogar, traer a un nuevo miembro podría crear cierto celos que se harían visibles atreves de conductas de rebeldía tales como hacer las necesidades donde ya sabe que no debe, romper algún objeto, o incluso no permitir que el nuevo canino se acerque a los dueños que ya cree como suyos, en estos casos es importante que no se les haga a un lado, sino que se les enseñe a ambos lo importantes que son en el hogar, y que las muestras de cariño y afecto sean repartidas por igual a todos los que se incluyan como mascotas de la familia.

Hay que tener en cuenta ciertos aspectos, a la hora de ampliar el número de mascotas, sobre todo si ya se tiene a un Gordon setter como miembro del núcleo familiar, y es que otras razas podrían ser una excelente compañía para ellos, dentro de las que se encuentran los Golden retriever que debido a su tamaño, energía y personalidad juguetona, además de sus instintos de cobradores los harían ser grandes amigos a la hora de seleccionar a un compañero con el que pueda compartir, si al principio no se llevaran bien la energía de ambos al final los hará querer compartir juegos y travesuras juntos.

Así mismo los sabuesos también podrían compartir el hogar con los Gordon setter por su personalidad de búsqueda e investigación que ambas razas tienen por instinto pudiendo complementarse a la hora de hacerse compañía.
Por su parte si se trata de crear un dúo dinámico en los que se compartan las funciones, la raza collie serian ideales, ya que estos pueden llegar a contribuir con el área de seguridad de un hogar, cosa que los Gordon setter no proporcionan mucho por su ladrido no muy usado. Con el collie podría incluso llegar a desarrollar el instinto guardián que le hace falta.

Mientras que algún canino de su misma familia, los setter, también pudiera ser el acompañante perfecto e incluso si se pensara en ampliar el número de mascotas, dos de la misma raza y de distintos sexos serian ideales para obtener crías.

Alimentación y Dieta del Gordon Setter

En cuanto a la alimentación se refiere, esta maravillosa raza requiere que se les proporcione los nutrientes necesarios para mantener el ritmo al que están acostumbrados.

La salud de los perros en especial los de tamaño grande como esta, van a depender, en un gran porcentaje, de una buena alimentación, por lo que proporcionarle la comida destinada para ellos es de suma importancia. No es recomendable acostumbrarle a comida de humanos ya que desmejorara por completo su semblante, y los hará engordar haciéndolos perezosos y sedentarios, por lo que perderán su distinción y encanto.

La edad del perro tiene gran influencia en la alimentación que se le deberá proporcionar a los Gordon setter, en los primeros días de vida, por ejemplo, la leche materna es muy importante para cuando se está cachorro, por lo menos en la primeras seis semanas luego de su nacimiento deberán obtener de esta leche los nutrientes que necesitan para crecer sanos y fuertes, no se le debe dar leche para humanos ya que esta suele generar el crecimiento de parásitos que a la larga desmejorarían su salud. Si por el contrario la madre del cachorro no puede proporcionarle el alimento debido se deberá buscar la sugerencia de un veterinario experto en el área.

Ya cuando empiezan a crecer y por su naturaleza los Gordon setter al igual que otros perros son de por si carnívoros y su alimentación debe contener un gran porcentaje de proteínas, los expertos recomiendan proporcionar alimentos para perros acompañadas de porciones de comida cocida.

No es recomendable suministrar el alimento una sola vez, sino que debe ser por lo menos dos veces al día en porciones iguales, con raciones alimenticias de entre 1.450 y 1.700 kilocalorías diarias, siempre a la misma hora, para que el perro se acostumbre, y así evitar periodos de ansiedad por la búsqueda de alimentos. En el caso de que se decida proveer de comida cocida esta se puede mezclar con arroz y variedad de verduras trituradas para garantizar la mayor cantidad de nutrientes y vitaminas.

Asi mismo la temperatura de la comida no debe ser ni muy caliente ni muy fría, se recomienda calentarla, pero supervisando que al entregársela tenga una temperatura ambiente que no le queme o lastime, ya que si la comida esta fría y tiene gran cantidad de grasa podrían no disfrutarla.

Sin embargo, Estas porción se debe incrementar o disminuir dependiendo de las actividades físicas a la que el Gordon setter se le acostumbre a realizar, o tomando en cuenta su día a día.

Todas estas recomendaciones varían según el peso del perro y su tamaño, además debe ser controlada por un medico veterinarios que garantizaran la eficacia de la misma, teniendo en cuenta que esta también se hará visible en su pelaje y manera de comportarse, si mantiene su entusiasmo y energía quiere decir que la alimentación está siendo la correcta, asi como el brillo de su pelo y su resistencia, si este tiende a caérsele quiere decir que la comida no esta surtiendo el efecto necesario para su bienestar.

Asi mismo se les deberá enseñar a comer con calma para que la digestión sea realizada de manera correcta y asi evitar enfermedades que afecten su sistema digestivo y en la etapa de la adultez le causen inconvenientes. De igual forma, no deberá realizar actividades físicas luego de alimentarse, y el agua que tomen no deberá ser en grandes cantidades luego de cada comida. Si se supervisa la ingesta de comidas diarias será un factor importante que garantice el buen desenvolvimiento de su salud y por lo tanto su calidad de vida.

Los huesos al igual que para todos los perros, forma parte importante de la alimentación de los Gordon setter, además que les entretiene durante largas horas y les ayuda a afilar sus dientes.

Estos deben ser escogidos de manera específica, y no se les debe entregar a la ligera, para ello hay que tomar en cuenta que los que les benefician son aquellos que tienen grandes cantidades de cartílago, los que estan frescos, no deben ser tan duros y rigidos de manera tal que no se astillen, ya que estos serian peligrosos para sus intestinos y estomago.

Para los Gordon setter es primordial que las porciones de alimento sean variadas y no siempre las mismas, sino se aburrirá y terminara dejando en el envase de comida restos que quizás coma mas adelante, y esto hara que incumpla con los horarios establecidos y recomendados para comer generándole en algunos casos indigestión y otras afecciones comunes de estos casos.

Evitar la ingesta de golosinas, helados y por supuesto el chocolate también es muy importante. Existen variedad de galletas y alimentos que sirven para suplantar el deseo de estos caninos de querer probar los alimentos de sus dueños, y que además sirven como premio a la hora de que se les esté enseñando a través de entrenamientos.

Cuidados necesarios

El cuidado para este tipo de raza va a depender de su edad, en el caso de los cachorros, por ser tener mucha energía serán extremadamente traviesos, por lo que mucha paciencia y supervisión serán necesarias en esta etapa para evitar que coma o trague algo que no deba, o para evitar destrozos en el hogar.

Su pelaje lacio y abundante hacen que su cuidado sea riguroso, y que este enfocado en gran parte en deshacer nudos en el mismo, o que se puedan crear en su piel areas donde se caiga, por lo que requerirá de cepillados constantes y acicalado cada cierto tiempo, sobre todo cada vez que salga de paseo, para evitar que se infeste de garrapatas, pulgas o parásitos.

Por su pelo largo y su amor por los exteriores y paseos se ensuciara constantemente, requiriendo de por lo menos un baño al mes con productos especializados para su cuidado. En el caso de los cachorros el primer baño deberá hacerse después de los tres meses de edad cuando ya tenga sus vacunas.

En la etapa adulta y Por sus dimensiones es recomendable llevarle a un centro de peluquería canina donde puedan darle la atención y le provean de los productos específicos que necesita para su tipo de pelo, además será más fácil de dominar si se hace con personas que cuenten con la experiencia necesaria para aportar la comodidad a estos caninos, y evitar el menor trauma posible. Así mismo se recomienda que desde pequeños se les acostumbre a que cada cierto tiempo se les bañara y así será menos traumático en la edad adulta.

Por otro lado, y debido a que sus orejas son alargadas ameritan que se les cuide constantemente y con frecuencia la parte interna de los oídos para evitar infecciones, bacterias u hongos debido a la humedad, sobre todo después de darles un baño. Sus ojos también suelen enfermarse, por lo que al ver síntomas de molestias deberá ser llevado al veterinario para que le indique algún ungüento o medicamento que corte toda infección contraída.

En cuanto a las patas tendrán que ser revisadas para garantizar que el contacto con la tierra, barro o algún otro tipo de superficie no dañe sus almohadillas, y que el pelaje no recubra por completo las mismas, así mismo sus pezuñas deben ser recortadas periódicamente en el caso de que el canino no se las lime en su caminar diario o excavando en la tierra para que no se quede enredado al rascarse lo cual suele ser muy incomodo, sobre todo si no tiene a alguien cerca que lo destrabe.

Por otro lado, y como La alimentación para esta raza es de suma importancia, esta va a contribuir en el 70% de su salud, ya que Los Gordon setter por su tamaño y peso suelen sufrir de ciertas enfermedades gastrointestinales que si no se les cuida desde pequeños podrían desmejorar su calidad de vida a lo largo de los años, dentro de las que se pueden mencionar, y suelen ser más comunes en esta raza se encuentran la llamada torsión gástrica que consiste en que a los caninos se les dificulta expulsar los gases y les produce dolencias, en este caso los sistemas serán dolor, intensiones de vomitar y retorcimiento por causa de las molestias.

Otras de las afectaciones más frecuentes se encuentran la displacía de cadera que generalmente suele ser dolorosa para ellos y se hace visible si el perro se le dificulta caminar, saca mas una pata que la otra o tiene problemas para mantenerse en pie, y por último, otras de las que también suelen afectarles son las enfermedades oculares como cataratas y atrofia progresiva de la retina.

Es por ello, que las evaluaciones hechas por los veterinarios, recomendadas por lo general, en periodos anuales, son de suma importancia para los Gordon setter.

Las vacunas, vitaminas y desparasitantes anuales son también muy necesarios para este tipo de raza que está acostumbrada a vivir en exteriores y realizar gran cantidad de actividades. Estas deben ser suministradas por expertos luego de su chequeo respectivo.

En el caso de los Gordon setter por ser un perro con gran porte, no será necesario realizar grandes sacrificios para mostrar su gran belleza, su pelaje natural y su desenvoltura hacen que sea normal para ellos mostrarse de forma tal cual como son y llamar la atención de cualquiera que los vea, por lo que será común verle en concursos de belleza donde sus dueños dedicaran especial cuidado a mantener en forma y de manera presentable a estos hermosos ejemplares.

El pelaje, la forma de pararse y de mostrarse así como su manera de caminar y correr serán características específicas que serán rigurosamente cuidadas y supervisadas casi hasta llegar a la perfección, lo que les ha valido números premios que los han hecho que su nombre sea aun mas conocido.

Cómo entrenar un Gordon Setter

Su manera de ser muestran a esta raza como un perro inteligente capaz de seguir ordenes sobre todo si estas están ligadas a sus instintos naturales que lo hacen ser especialistas en cuanto al olfateo y búsqueda, y si además se le suma una jornada de ejercicio y disfrute de paseos, el entrenamiento se tornara fácil y rápido de aprender para ellos, sin embargo dicho entrenamiento requerirá de firmeza y carácter.

La motivación por parte de quien lo está entrenando, acompañada de paciencia y sentido del humor harán mas fáciles estos necesarios momentos, si se desea enseñar de manera correcta a los Gordon setter a mantener el respeto, el orden y la jerarquía donde el dueño, necesariamente, se debe mostrar como líder de la manada, si no se hace de esta manera no prestaran mucha atención y resultara muy poco provechoso el tiempo invertido en la educación, ya que se mostraran poco interesados y terminaran haciendo lo que les parezca, aprovechándose por completo de sus dueños en todo los sentidos.

Por ser un perro de personalidad independiente, de vez en cuando podrá mostrar episodios de obstinación, donde querrá realizar labores por cuenta propia, y cuando le plazcan, es por esto que la educación que se le brinde debe ser realizada con mucha entereza y preferiblemente si se les incluye desde temprana edad en la familia, se deberá empezar la formación desde el primer dia que lleguen a casa, y ya en la etapa adulta solo bastaría con reforzar ciertas acciones que cumplir.

Los expertos recomiendan que para esta raza, los periodos de enseñanza no deberán por nada del mundo incluir gritos, golpes ni mucho menos castigos que los somentan ya que esto haría que el ambiente de convivencia se torne agresivo de por si y hará que estos caninos se vuelvan testarudos y no sigan las órdenes que se les indiquen, y ya luego que inicien este proceder nada los hara frenar su manera de comportarse. Además esto afectaría su estado emocional, ya que suelen ser muy apegados a sus dueños, un encierro podría afectar su estado de animo por completo.

Por otro lado, y Para las fases de educacion de los Gordon setter, Los expertos recomiendan realizar sesiones de máximo 5 minutos, dejándole descansar, y posteriormente repetir por momentos, observando su comportamiento, si se le ve desinteresado es mejor continuar el día siguiente para que no se aburra.

Recordemos que estos caninos son perros con muchas ganas de estar constantemente en movimiento, por lo que si se les enseña a realizar acciones de búsqueda que se tornen divertidas podrán aprender otras órdenes más comunes como donde ir al baño, ubicándoles e indicándoles un sitio en especifico para evitar que lo hagan donde le parezca, demostrándole que no deben sentarse en el sofá, ordenándoles que no esta bien brincar sobre las personas, no destruir cosas, entre otras que, sin duda, mejoraran muchísimo el comportamiento diario de estas mascotas, y que garantizarían un buen desenvolvimiento dentro del lugar donde conviven a lo largo de su vida.

Incluir juguetes llamativos con sonidos o de algún material que sea recomendado por las tiendas especialistas en artículos para mascotas, las palabras de felicitación, y premiarlos con galletas para perros cada vez que realice de forma correcta algún acción, mejorara su concentración a la hora de que se les este enseñando que hacer y cómo hacerlo, esta es una gran técnica para captar su atención a la hora de decirle lo que se le quiere dar a entender.
A pesar de que los Gordon setter no suelen tener un instinto guardián, esta capacidad se les puede inculcar a los largo de los años, sin necesidad de hacerle agresivo.

El hecho de enseñarles a ladrar cuando algo no este bien puede ser de gran ayuda si solo se cuenta con esta mascota en casa, su desconfianza y su poco deseo de socializar con extraños le permite aprender de manera eficiente a hacer ruido si observa algo extraño en su entorno.

También enseñarles a que es normal colocarles el arnés y la correa cada vez que salgan de paseo y que no intenten halar o escaparse sirve de mucha ayuda a la hora de llevarlos al parque o algún otro sitio, para evitar que se puedan perder, esta lección es fácil de aprender para ellos ya que aman los largos paseos y generalmente al solo ver la correa lo asociaran con que ya es hora de salir a la diversión.

Los paseo en auto, también requieren de cierta educación para evitar los posibles episodios de estrés que le generan el querer sacar la cabeza por la ventana, o querer brincar a tocar el piso, con una orden firme y segura entenderán que deben esperar llegar al destino en el asiento que se les ha destinado para su viaje.

Comportamiento con los Humanos

Cuando son cachorros, los Gordon setter tienen un comportamiento bastante enérgico, casi incansable, por lo que si dentro de la familia hay algún niño con el mismo deseo de jugar y correr serán la compañía perfecta. Este tipo de razas tiende a ser muy amigable con los más pequeños del hogar, y si crecen a la par se convertirán en amigos inseparables.

Le relación entre los Gordon setter y los niños es maravillosa, esto, comprobado por expertos, sin embrago y como con cualquier otro animal la relación entre perros y niños debe ser supervisada por adultos, recordando que los instintos animales son difíciles de predecir.

En cuanto al comportamiento de estos caninos con los adultos, de igual forma suele ser llena de afecto y lealtad, siempre y cuando, al momento de conocerse, los lasos creados entre el dueño y el perro hayan sido los correctos, en esta caso este perro será el inseparable compañero de su dueño por el resto de su vida ya que esta etapa de conocimiento inicial son fundamentales para el inicio de la relación sobre todo para esta raza en especifico.

En los inicios de esta raza se denotaban características innatas que sin lugar a duda fueron muy valoradas por quienes se dedicaron a formar parte de la búsqueda de esta especie, y fue el hecho de que estos caninos no solían separarse mucho de sus dueños, que para entonces eran especialistas en el arte de cazar, por lo que será muy común verles muy cerca de sus dueños sin intensiones de estar muy alejados.

Por otro lado, y si por el contrario, el dueño no muestra la atención y el interés que este tipo de raza necesita recibir, el canino se mostrara desinteresado en crear una relación de amistad, y por el contrario se mostrara distante sin ningún tipo de intensión de llamar su atención.

No son perros que busquen constantemente el ser aprobados por sus dueños, sino que más bien son del tipo de raza que van a devolver la atención y el cariño que previamente se les dé.

En gran parte el comportamiento de los Gordon setter con los miembros del hogar va a estar sujeto al entrenamiento que se le haya dado, ya sabemos que por su naturaleza es un perro inteligente y obediente, por lo que si se le enseña un comportamiento correcto este aportara beneficios en cuanto a su manera de ser con las personas, pero generalmente suele ser bondadoso, amigable y muy juguetón por lo que se le vera queriendo sonsacar a cualquier miembro de la familia a formar parte de alguna actividad que incluya el tener que moverse con agilidad y entusiasmo.

No es un perro que muestre afecto a una sola persona, si por el contrario convive con numerosas personas que le den amor y comprensión este se los devolverá en las mismas cantidades, las familias numerosas serán su especialidad y a través de gestos con su cuerpo y su cola demostrara que los quiere y le sera fiel a cada uno por separado.

De igual forma la excelente relación entre los gordon setter y los humanos se hace visible en las competencias caninas donde se ponen a prueba la relación que existe entre la capacidad que tiene el hombre de entrenar a esta raza y la forma en la que esta les es obediente, lo que les ha permitido tanto a esta raza como a los mimos perros ser merecedores de premios que exaltan estas virtudes de ambos.

Por ser un perro que originalmente se crio para ser un perro de muestra y de gran ayuda en la caza, se le vio durante muchos años realizar estos trabajos, que incluso podían durar horas sin que el mostrara ningún síntoma de cansancio, por lo que fue muy valorado para este tipo de funciones.

Esta labor consistía en que con su sentido del olfato debía seguir el rastro de la presa hasta encontrarlo, de una manera sigilosa y con el cuerpo casi agachado era capaz de conseguir algún ave, generalmente codorniz, incluso podía seguir el rastro de estas después de muchas horas de verlas moverse a otro sitio, posteriormente con gestos corporales y sin espantar a la victima debía señalarle al cazador el lugar donde se encontraba, para hacerla volar y que se le disparase, ya por ultimo debía tomarla y entregarla a su dueño de forma obediente.

Ese tipo de trabajo fue realizado durante muchos años por esta raza, sin embargo en la actualidad suelen ser perros que forman parte de familiar con casas grandes y jardines, cosa que ellos disfrutan mucho, disminuyendo asi el objetivo principal para los que se les criaba, y evolucionando en perros capaces de proporcionar una compañía de calidad a quienes le tienen como mascota.

Su Entorno

Los Gordon setter requieren de ciertas comodidades que mejoren su calidad de vida y su desenvolvimiento diario, dentro de los que se encuentran los espacios externos donde puedan ejercitarse y drenar la energía que los caracteriza. Son perros muy activos, por lo que se les vera constantemente en búsqueda de nuevos olores, cosas en movimiento, u olfateando aquello que les parece desconocido.

En este sentido no es recomendable que convivan en lugares de espacios pequeños porque no tendrían donde distraerse ni mucho menos drenar la vitalidad que poseen desde que están cachorros hasta su etapa adulta. Un patio amplio, un jardín e incluso un campo extenso son los ambientes ideales para este tipo de razas.

Asi mismo, Se recomiendan que su día a día este acompañada de jornadas de ejercitación así como de largos paseos, donde se puedan distraer e incluso jugar por un buen rato, esto no es una opción, sino que se convierte en algo necesario para los Gordon setter, debido a su naturaleza de querer estar fuera siempre.

Estass salidas deberán ser realizadas con medidas de seguridad, ya que su fuerza, ganas de correr y deseo de explorar todo el lugar podrían hacer que se extravié. Así mismo, si la casa donde habita tiene un terreno de gran tamaño, lo mejor sería que este estuviera cercado para evitar que se pierda en su deseo de recorrer todo el lugar.

Si el ambiente no es cómodo para esta mascota lo hará notar a través de su comportamiento irrito donde por medio del estrés y ansiedad buscara la forma de entretenerse ya sea realizando alguna travesura, mordiendo algún objeto o alguna otra forma con la que logre llamar la atención.

Un ambiente libre de episodios que incluyan peligro, o alteren su bienestar emocional también forma parte de su entorno ideal, si en su lugar de habitación se mueve un ambiente de constante riesgo y que le genere episodios de trauma esto desencadenara una serie de inconvenientes en su comportamiento al igual que su salud.

Este tipo de raza es muy conveniente para familias que amen el salir de excursión, que disfruten el campo o sencillamente que tengan la posibilidad de hacer ejercicios prolongados de manera diaria, siendo el Gordon setter el amigo ideal para acompañar cada una de estas actividades sin ameritar ni un momento donde tenga que detenerse mientras se esta en plena jornada.

No son recomendables para personas que lleven un estilo de vida calmada y nada activa, ya que en vez de un gran compañero podrían convertirse en una mascota poco comprendida. En el caso de estas mascotas que debido a su natural comportamiento han tenido que ser dados en adopción porque sus dueños no les han llevado el ritmo, se han conocido casos de que incluso puede llegar a sufrir de depresión y tristeza aguda, debido a que luego de que deciden amar a una persona como sus dueños, la separación se convierte en algo muy doloroso para ellos. Por todo lo mencionado anteriormente, Es muy necesario que se analice bien todas estas características antes de asumir el reto de incluir esta raza al hogar.

Por otro lado, y en cuanto a su descanso se debe proveer de un sitio fresco y adecuado para las pausas que realice el Gordon setter, los cuales son importantes, ya que liberan mucha energía en cada paseo o recorrido. Si acostumbran a dormir en el exterior esta zona debe estar libre de humedad o de agentes que le puedan enfermar de alguna u otra manera.

Los juguetes son parte de su manera de distraerse, y con respecto a ellos se mostraran un poco celosos al no querer compartirlos con nadie mas, esto estimula su conducta y le ayuda a mejorar en caso de que en algún momento se sienta aburrido a abrumado por alguna situación.

Asi mismo se debe cerciorar que en lugar donde habite este libre de animales venenosos o peligrosos que puedan morderlo o incluso que el pueda llegar a comer o tragar, sobre todo si el espacio es muy abierto. Su deseo de conocer todo lo que se mueve le harán algunas veces probar lo que no debe ocasionando problemas de salud que requieres una rápida intervension de médicos especialistas.

También es importante prever en el caso de que las temperaturas fuera no sean las indicadas, que exista la opción de poder facilitar un espacio dentro del hogar que no interfiera con el normal funcionamiento del mismo, y donde el Gordon setter pueda estar, de igual forma de una manera cómoda y segura.

En algunas ocasiones, para algunos los Gordon setter (existen excepciones) pueden ser un poco tímidos e introvertidos, y solo serán amistosos con aquellos que conocen, por lo que su entorno podría mejorar si cuentan con algún compañero de su misma especie con el cual puedan distraerse y jugar sin que esto amerite un gran esfuerzo por parte de sus dueños en cuanto a gastos de comida o salud.