Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pitbull Americano

pitbull-americano
Pitbull Americano
5 (100%) 3 votes

Introducción de la Raza

Leales, enérgicos, valientes y con un buen trato hacia los niños. ¿De quién hablamos? De los Perros Pitbull Americanos.

Si bien es cierto que los Pitbull tienen mala reputación y son conocidos como animales de pelea y salvajes, es importante no dejarse llevar por comentarios y tratar de conocerlos mejor pues tienen muchas cualidades positivas, en especial los Perros Pitbull Americanos.

Esta raza de perro suele ser robusta, ruda y musculosa. Sin embargo, cuando crecen con los cuidados adecuados, la imagen de carácter fuerte y agresividad se equilibra por una leal y protectora.

Los Perros Pitbull Americanos son considerados una raza mediana que pesa entre 15 y 28 kilogramos con una estatura de 38 a 48 centímetros. Su pelaje es grueso, corto y brillante, con una cadera larga y ancha que garantiza mayor fuerza y potencia para el arranque de sus carreras.

Esta raza de perro es muy fuerte y atlética, con mucha musculatura y sobre todo agilidad, su cabeza es muy ancha, su cuerpo es largo y las orejas son caídas y medianas, mientras que la cola es ancha en la base pero va haciéndose más afilada hacia la punta.

Los Perros Pitbull Americanos son altamente atléticos, versátiles y de fácil adaptación a su entorno. Deben recibir los cuidados necesarios para mantener un estado físico acorde con sus características genéticas.

La mayoría de estos perros se encuentran en América del Norte, España y Gran Bretaña. Esto se debe a que sus orígenes datan de Estados Unidos y posteriormente fue cruzado con razas de perros provenientes de Inglaterra. Así mismo, con el pasar de los años fue creciendo en popularidad por su uso en diversas competencias caninas, cuyo atractivo principal era la pelea.

También gracias a las características que lo acompañan, tales como su capacidad de protección e inteligencia fue utilizado como una herramienta para los ejércitos de diversos países. En la actualidad podemos encontrar esta raza de perro en una gran variedad de países de America del Sur, America del Norte y Europa en general.

Estos perros tienen un promedio de vida que va de 8 a 15 años. Al igual que muchas otras razas, necesitan de grandes espacios para correr y ejercitarse, como por ejemplo un jardín. Además, se lleva muy bien con los niños y no tanto con otros perros.

Sin embargo, brindándole los cuidados necesarios y una alimentación balanceada, podrá llevar un estilo de vida que lo ayude a estar junto a sus dueños durante muchos años.

pitbull-americano

Algo que debes tener muy claro es que los Perros Pitbull Americanos no son totalmente tolerantes a los climas fríos, por lo cual no deben permanecer fuera durante largos periodos de tiempo.

Básicamente, sea cual sea el clima, es decir, días calurosos o con bajas temperaturas, los Perros Pitbull Americanos siempre estarán mejor dentro del hogar.

Debido a que esta clase de raza no tolera las bajas temperaturas, asegúrate de no pasearlo cuando haga mucho frio ya que de lo contrario sufrirá mucho.

Esta raza es muy útil a la hora de cuidar la casa pues es un perro muy fiel a la familia y sus propiedades. Los defenderá ante cualquier situación de amenaza incluso hasta la muerte.

Por supuesto todo dependerá de lo bien entrenado que esté. Es necesario darle un adiestramiento desde los primeros meses de vida.
Sin duda este animal tiene muy buenas cualidades y es ideal para toda la familia.

Historia del Pitbull Americano

Existe la creencia de que esta raza de perros es completamente americana, aunque es una afirmación relativamente cierta. Es en Estados Unidos donde toma la forma física que hoy conocemos, su comportamiento, aptitudes y habilidades. En la historia existen algunas diferencias debido a la falta de información bien documentada que permita conocer hoy día con exactitud sus verdaderos inicios.

Algunos historiadores establecen que son una versión americana del Staffordshire Bull quienes llegaron a este continente motivado a las migraciones de ingleses e irlandeses, los cuales llevaron consigo algunos ejemplares cachorros y que servían como animales de pelea.
Los genes iniciales de esta raza se vieron afectados en gran medida por el cruce con otras razas norteamericanas, lo que llevo a un cambio radical en su tamaño y comportamiento.

Para otros expertos en el tema los Perros Pitbull Americanos no son más que una adaptación genética y moderna del Bulldog Inglés original ya que son una forma simple del Bulldog Puro, cuya apreciación en la historia data de la época isabelina.

Las raíces de esta raza se registran científicamente a Inglaterra, específicamente entre los siglos XVII y XIX; fechas en la que se lleva a cabo su transformación hacia lo que son hoy día. Desde sus inicios la función principal de estos canes fue la del combate con toros – una actividad muy popular durante la época – y el desplazo de reses.

También existe cierta información en la que se datan sus orígenes y herencias genéticas de los antiguos Molosos, para el año dos mil A.C y concuerdan en gran medida con las características de los Perros Pitbull Americanos actuales: fuerza, amplia musculatura y respeto hacia sus dueños.

A pesar de contar con un pasado que incluso puede llegar a distorsionar su verdadera existencia, la historia que data del siglo XX no deja dudas de su desarrollo. Para el año de 1898 se crea oficialmente una organización conocida como UKC o United Kennel Club con la que Chauncy Bennet, socio fundador, esperaba poder plasmar el verdadero origen de la raza que para ese entonces era conocida solo como “Pit Bull”.

Por mucho tiempo esta raza fue ignorada por la sociedad debido a la fama de agresividad en su carácter consecuencia de sus antepasados. Gracias al UKC y al posterior nacimiento del American Kennel Club es cuando empieza a tomar protagonismo y limpiar su imagen.

Años después se fue dando un largo proceso de transformación tanto en su aspecto físico como en su nombre, pasando de ser llamado desde Pit Bull Terrier hasta el Perro Pitbull Americano que hoy conocemos.

La enorme popularidad que tomo la raza para los años 30 se debió a su inclusión en series televisivas en las que el público les tomo gran afecto. Esto trajo como consecuencia que entre 1935 y 1936 el American Kennel Club iniciara un proceso de inscripción y registros de Perros Pitbulls Americanos con el fin de sentar finalmente las bases de su reconocimiento oficial.

Este reconocimiento vino dado con una idea negativa de su nombre el cual incluía al “Pitbull” en él. Esto ocasionaba indudablemente una certeza de su precedencia agresiva causando pánico en algunas personas. Por esa misma razón es que el AKC decide hacer una nueva modificación pasando a ser conocido como el Staffordshire Terrier o American Staffordshire Terrier.

Para finales de la década de los 30 los Pit Bulls inicialmente registrados en diferentes clubes fueron reconocidos como una misma raza aunque respecto a diferentes criadores, los perros eran registrados como Perros Pitbull Americanos o American Staffordshire Terrier.

Para el año de 1940 el auge de la raza se vio fuertemente afectado hasta 1980 por la falta de interés en los ejemplares de la misma. Esta situación no llegó a ser crítica hasta el punto de la extinción o desaparición, pero la población aficionada centro su atención en otras razas del momento.
Esta falta de interés radicaba en la divergencia existente entre los criadores quienes mantenían una línea de trabajo dirigida a las peleas mientras que otros atendían el aspecto físico para las competiciones y exposiciones de belleza canina sin mantener un estándar.

Es durante este periodo cuando la discrepancia entre temperamento y aspecto físico de los ejemplares inscritos en la variedad de clubes llevan a tomar la decisión en conjunto de criar perros con características más estandarizadas y con un balance entre actitud de pelea y belleza.
Esto trajo finalmente como resultado que los Perros Pitbull Americanos tomaran la forma que hoy en día conocemos, aunque las líneas o ejemplares de trabajo mantenían un cierto aspecto a su antepasado terrier.

Esta raza de perros no es del todo responsable por la actitud agresiva que se ha ganado. Sin duda el comportamiento de cualquier mascota sin importar su origen, es el reflejo de su crianza y no totalmente de su genética.