Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Lobo Checoslovaco

Perro-Lobo-Checoslovaco
Lobo Checoslovaco
4.8 (96%) 20 votes

Perro Lobo Checoslovaco: Tu nueva mascota

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro grande con descendencia de lobo, es una raza relativamente nueva debido a que su nacimiento se halla en un experimento realizado hace años atrás.

Esta raza es la que actualmente contiene un número mayor de genes de los lobos, de hecho, se considera que dentro de todas las razas de perros, el Perro Lobo Checoslovaco es la más pura por su gran parecido con el lobo.

Este perro es un claro ejemplo del parentesco cercano entre los perros y los lobos, aunque desde hace mucho tiempo se conoce y se considera que los perros vienen de un linaje de lobos.

El Perro Lobo Checoslovaco es criado a partir del cruce de un pastor alemán y el lobo de los Cárpatos, es por ello que tiene bien marcadas las cualidades y características del perro pastor y del lobo salvaje, además, se tiene en cuenta que es una raza de perro bastante hermosa no sólo por su apariencia, que es el favorito entre muchas personas, sino también por sus virtudes que lo hacen resaltar y destacar como uno de los favoritos.

Muchas personas actualmente quieren tener un Perro Lobo Checoslovaco con ellos, pero muy pocos conocen las características principales y generales de esta raza, al igual que desconocen sus cuidados, su forma de entrenamiento y aprendizaje, sus problemas de salud posibles, y todo lo referente a este hermoso perro que cada dueño debe conocer para así, generarle al animal desde muy cachorro una comodidad plena.

El Pastor Lobo Checoslovaco se origina debido a un experimento realizado en 1955 en una región antigua llamada Checoslovaquia (país desaparecido), donde se cruzó a un Pastor Alemán con un Lobo de Cárpatos para verificar si existía la posibilidad de conseguir una descendencia viable y clara de perros a partir del cruce de estos dos animales diferentes como lo son los perros y los lobos.
Posteriormente se continuó la raza con muchos cachorros que tenían las condiciones genéticas deseables.

Al terminar los experimentos realizados se comenzó a realizar el proyecto para criar a la nueva raza obtenida con características favorables del lobo y características favorables del perro.

Para el año 1982 aproximadamente, se propuso y se reconoce a los Perros Lobos Checoslovacos como raza nacional, de lo que actualmente se encuentra extinta, la República de Checoslovaquia, siendo definitivo y de manera oficial.
A partir de allí se traslada la raza a otras zonas del mundo y actualmente se crían solamente Perros Lobos Checoslovacos entre ellos y no se realiza el cruce perro con lobo.

El objetivo de los criadores con esta raza era de crear un animal con el aspecto lo más lobuno que fuera posible y con el carácter de un perro pastor alemán.

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro grande, fuerte y alto, con una apariencia muy parecida a la de un lobo, desde su máscara facial hasta las tonalidades de su pelaje.

Sus medidas, van mínimo entre los 65 cm pesando aproximadamente 26 kg los machos, y las hembras miden mínimo 60 cm pesando 20 kg aproximadamente, según estudios estadísticos.

El tiempo de vida de un Perro Lobo Checoslovaco varía entre 12 y 16 años, de acuerdo al cuidado y a la alimentación que se le dé.
Las Patas de esta raza son lo suficientemente largas y fuertes para mantener el peso del cuerpo del animal.

Su cola le cuelga cuando está en tranquilidad y se eleva cuando está en movimiento, como la gran mayoría de los perros.
La cabeza es lo más similar a la de los lobos posibles, su nariz es ovalada y bastante pequeña con ojos color ámbar y también de tamaño pequeño y sus orejas delgadas, triangulares, cortas y erectas tal y como las orejas de los lobos.

El color de estos perros es bastante característico porque es de color gris, de hecho, puede ser un gris más claro o uno más oscuro, incluso un gris llegando más hacia un plateado, mientras que la máscara de su rostro en forma de lobo es mucho más clara que el resto de su cuerpo.

Otra característica de los Perros Lobos Checoslovacos es que unos son muy buenos para el área laboral como pastoreo, guardia o vigilante mientras que otros son excelentemente centrados solo en la belleza de este animal, pero esos suelen ser menos atléticos y mucho más pequeños.

Entre tantas de las características y cualidades del Perro Lobo Checoslovaco tenemos, que son perros grandes, bastante valientes, curiosos y activos; son enérgicos y desconfiados aunque con los suyos puede ser bastante fiel y leal.

Tienen fuertes impulsos de cazador y son muy poco sociables, por ello se requiere que desde cachorros se les eduque a socializar con otros perros, con otros animales y con otras personas, pues no se puede olvidar que por sus genes corre la sangre de un lobo y hay que tener bastante cuidado.
El Perro Lobo Checoslovaco es un perro de gran tamaño que requiere de paseos a diario bastante largos para descargar su energía excesiva.

En oportunidades puede alterarse, al punto de ser agresivo frente a otros animales debido a ese instinto nato de cazador lobuno y su energía característica, por esto es tan importante un entrenamiento a tiempo del animal para que no sucedan estos eventos, o evitarlos lo menos posible.
Entre sus características también se encuentra una gran necesidad de verlo y oírlo todo, y gracias a eso es el perfecto para trabajar como perro de vigilancia, ya que si escucha algun ruido, enseguida acudirá a ver qué sucede.

Historia y Origen

Perro-Lobo-Checoslovaco

Si hablamos de sus orígenes, debemos situarnos en el contexto histórico; tras la Segunda Guerra Mundial. Europa quedó dividida en dos frentes, la occidental y la oriental, que en este caso es lo que nos ocupa. El “Telón de Acero” era la línea que separaba ambas Europas y uno de los países que tenía parte en esa frontera era la República de Checoslovaquia.  Las labores de rastreo y patrulla en la frontera se llevaban a cabo por Pastores Alemanes, hasta aquel momento los perros que mejores resultados habían dado en ese tipo de trabajo

En cuanto a los orígenes de esta raza, estos se remontan a la década de los 50’, entre los años 1955 y 1958, en la antigua Checoslovaquia; es en este extinto país donde se realizaban experimentosa cargo del coronel y Biólogo Karel Hartl,para mejorar a los perros que eran utilizados en el ejército.

En este sentido, el objetivo de tales experimentos era crear un híbrido que reuniera el temperamento, la mentalidad y la capacidad de entrenamiento del pastor alemán, aunado a la fuerza, la complexión física y resistencia de los lobos. De esta manera, la primera camada, nacida el 25 de mayo de 1958 fue la resultante del cruce fue entre una loba Carpato, de nombre Brita, junto con un pastor alemán, llamado Cesar Z Brizovecho.

Posteriormente, una vez obtenidos los primeros perros lobos checoslovacos, estos eran más parecidos físicamente a los perros, pero con una marcada personalidad y temperamento proveniente de los lobos. De esta forma, la primera descendencia era apta para reproducirse y continuar la raza; para tales efectos, fueron enviados a las perreras del ejército en la frontera con Eslovaquia para ser cruzados con otros pastores alemanes sin parentescos. A partir de la segunda y tercera generación, la apariencia de estos caninos era cada vez más parecida a la de los lobos, con las cualidades de comportamiento y entrenamiento propias de los perros.

Por otra parte, el proyecto de experimentos culminó en 1965 cuando el coronel Hartl redactó un estándar y un plan de cría para el híbrido que combinaba las mejores características de los lobos, con las particularidades más favorables de los perros. Sin embargo, es en el año 1968 cuando se comienza a hablar de Perro Lobo Checoslovaco, con el cruce entre el lobo de nombre Argo y la pastor alemán, llamada Asta.

Finalmente, en el año 1982, los clubes criadores de lo que para entonces se conocía como Checoslovaquia, propusieron y reconocieron al Perro Lobo Checoslovaco como raza nacional. Luego, en el año 1989 la Federación Canófila Internacional reconoció provisionalmente la raza, para hacerlo definitivo y oficial en el año 1999.

El primer Perro Lobo Checoslovaco que reunía todos los estándares nació en el año 1979 y su nombre era Rep Z Poharanièni; este ejemplar canino tenía una alta resistencia al frío, lo que lo hacía perfecto para las elevadas temperaturas del norte, así como también, gran potencia al atacar y enorme obediencia a su líder. Asimismo, tenía mucha energía y gran capacidad de olfato y oído que lo hacían superior a otras razas similares de la época.

A lo largo del tiempo, las nuevas generaciones de Perro Lobo Checoslovacoque han surgido han ido atenuando el fuerte temperamento y agresividad de los lobos, al cruzarlo con los perros; dando como resultado caninos más inteligentes y dispuestos a aprender, cuyo entrenamiento es más dócil cuando son expuestos desde cachorros a socializar con otros perros y con personas. También, es un animal de gran tamaño y con mucha energía, que requiere de suficiente ejercicio y actividad física al aire libre.

Cabe destacar, que el adiestramiento del Perro Lobo Checoslovaco es de suma importancia, debido a que, puede ser muy asustadizo y responder mal ante los objetos inanimados, los movimientos bruscos, los ruidos fuertes y las personas que le resulten extrañas o desconocidas; es por esto, que hay que tenerles mucha paciencia y prestar suma atención al proceso de adiestramiento y al lugar en donde este se lleve a cabo.

Otro aspecto significativo, deriva de su origen como lobo, lo que puede llevarlo a querer ascender en la jerarquía social; por lo cual, necesita una estructura familiar definida que pueda ser vista como una manada.

Por último, debemos tener siempre en cuenta que este perro de hermosa apariencia y pelaje grisáceo que cambia del verano al invierno, tiene orígenes y características de los lobos; por lo tanto, es muy importante mantener las medidas y precauciones necesarias para disfrutar al máximo de un compañero fiel, leal e inseparable, que siempre estará dispuesto a darte lo mejor de él y todo su amor y cariño.

Características Principales

Perro-Lobo-Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco se caracteriza por ser un perro con gran similitud a los lobos; de hecho, este perro de raza tan peculiar, criado originalmente por pastores alemanes y lobos, posee las cualidades tranquilas de un perro pastor pero también las cualidades salvajes de los lobos, siendo esa una de las razones por la cual el Perro Lobo Checoslovaco es tan hermosa y deseada.

Este perro de raza es notablemente fuerte y capaz de resistir cualquier cosa. Debido a sus genes, el Perro Lobo Checoslovaco es uno de los perros mascota que se aproximan más a su naturaleza salvaje, de hecho está capacitado para soportar marchas bastante largas por lugares que son difíciles de transitar y de la misma manera, se encuentra totalmente capaz de afrontar las dificultades de la vida en libertad.

Entre tantas capacidades que tiene el Perro Lobo Checoslovaco se encuentran notables su gran velocidad, su potente valentía, su carácter temerario y su destacada energía; esto puede verse claramente en los momento en los que se presenta un problema y el perro sale a afrontarlos; sin embargo, esto no indica de que sea el Perro Lobo Checoslovaco quien los busque, sino que su naturaleza los hace desconfiar y actuar ante la presencia de situaciones que escapan de su control o de la presencia de desconocidos.

Entre las características físicas que resaltan en el Perro Lobo Checoslovaco nos encontramos con el obvio parecido que tiene este canino con el perro lobo, de hecho, se puede decir que este perro de raza es bastante expresivo, de manera tal, que en la mayoría de las veces él prefiere utilizar su cuerpo más que la voz para manifestar su estado de ánimo.

En líneas generales, el Perro Lobo Checoslovaco es un perro bastante rústico poseedor de un cuerpo musculoso y potente, además es proporcionalmente largo como lo es de alto, indudablemente similar a un lobo. Se caracteriza el cuerpo de este animal perruno como una constitución corporal cuadrada, ya que sus líneas se encuentran muy bien definidas. Su pelaje, su color, sus movimientos y toda su apariencia son bien parecidos a los lobos.

Por esa razón, el tamaño del Perro Lobo Checoslovaco es considerada talla grande, con unas medidas que van entre los 65 cm y los 70 cm los machos con un peso aproximado entre 26 kg y 30 kg mientras que las hembras poseen un tamaño que va entre los 60 cm y los 62 cm con un peso aproximado entre los 20 kg y los 23 kg, dejando en evidencia que las hembras son menor a los machos tanto en tamaño como en peso.

Por otro lado, la línea superior del cuerpo del Perro Lobo Checoslovaco tiene una fluidez delicada hacia el área de la espalda que se encuentra un poco caída, sin dejar de ser una figura muy armónica. Donde la cabeza es de igual manera musculosa y posee una figura simétrica; de hecho, viéndolo de perfil, el Perro Lobo Checoslovaco tiene una frente abultada y desde arriba se le forma una pequeña truncada.

Además su hocico es bastante delgado, se encuentra en posición de cuña, donde su caña nasal es bastante recta y seca como las mejillas, también posee unos labios que son de color oscuro pero muy firmes en su lugar. No obstante su trufa tiene una figura ovalada y es de color negro brillante.

Los ojos del Perro Lobo Checoslovaco son de un color intenso parecido al ámbar, además son bastante brillantes y cautivadores, reflejan una mirada curiosa con sus parpados firmes; sus ojos son también de tamaño pequeño con una forma de almendra ligeramente inclinada. Las orejas de este perro de raza poseen unas formas triangulares, delgadas y muy cortas, en la mayoría de las veces se mantienen  erectas.

El cuello de este animal canino es musculoso y de textura seca, además es increíblemente largo de manera que su nariz puede tocar el suelo sin necesidad de que el perro se esfuerce. Las mandíbulas son también potentes y con una simetría en los maxilares, además que los dientes se encuentran bien desarrollados y ordenados de un modo uniforme, en especial los colmillos, destacando por tener una mordida en forma de tijera.

Las extremidades delanteras del Perro Lobo Checoslovaco delgadas pero bastante firmes y rectas, de hecho se encuentran cercanos uno del otro dándose apoyo y con los pies torcidos hacia fuera levemente. Además de eso, el omoplato se encuentra posicionado adelante con una gran musculatura. Al igual que las extremidades traseras, las cuales se encuentran en paralelo con rodillas fuertes y muy bien articuladas, además de ser también delgados y largas.

La cola del Perro Lobo Checoslovaco se encuentra posicionada colgante cuando se encuentra en descanso pero también bastante elevada y recta cuando se encuentra en movimiento, además de encontrarse llena de pelos desde su base hasta la punta. Por otro lado, la piel de esta raza es apretada aunque elástica sin ser pigmentada y sin dobleces.

El pelaje de esta raza es grueso, recto y adherente a su cuerpo, además en la época de invierno su subpelo se convierte en más densa protegiéndolo del frio con unos colores que se encuentran variando entre el gris plateado, un gris amarillento y una máscara un poco más clara al igual que debajo del cuello y en el área anterior del pecho.

Comportamiento con otros perros

Perro-Lobo-Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro que se caracteriza por ser el poseedor de un temperamento bastante fácil para el momento de entrenar y un comportamiento resistente y enérgico, además de ello, es bastante veloz para el momento de tomar decisiones y valiente, aunque presenta una apariencia dominante y que refleja temor, este canino puede ser bastante cariñoso y juguetón con su dueño al igual que con los miembros de la familia.

Sin embargo, este perro puede llegar a ser bastante desconfiado con los extraños y aunque no será agresivo en primera instancia si se mantendrá alerta para cualquier situación de amenaza, tomando en cuenta que no dudará en demostrarle a su dueño una extraordinaria fidelidad. No obstante, esta raza canina puede ser utilizada para diversas áreas conforme van pasando los años, debido a su resistencia corporal y mental.

Es un animal que posee una esencia de perro gregario, lo que significa que este perro no solo se parece a los lobos en características físicas, sino que también lo hace en su manera de pensar y de actuar, recordando que es un perro que le gusta convivir entre manadas y buscar su posición dentro de ella, siendo estas actitudes unas cualidades mas de similitud con los verdaderos lobos.

Es por ello que todo aquel que desee obtener a un Perro Lobo Checoslovaco, tiene que ser consciente que dejarlo solo por muchos tiempo puede ser bastante peligroso tanto para el animal como para la familia; de hecho, lo más recomendable por expertos es que este perro sea acompañado por otros perros que pertenezcan a su misma raza o a otras pero siempre y cuando pueda jugar y establecer una gran convivencia.

No obstante, debe ser alejado de la realidad que tienen todos los perros y en especial esta de ser entrenados al igual que deben ser socializados desde que se encuentran en su edad de cachorro para evitar malos entendidos con el paso del tiempo, tomando en cuenta que el Perro Lobo Checoslovaco, es un perro que se adapta muy fácil y rápido a la compañía de otras personas o de otros animales.

Perro-Lobo-Checoslovaco

Este perro puede llegar a necesitar de un ejercicio muy activo y constante debido a sus altos niveles de energía, además de tener un temperamento disciplinado y lleno de valentía, el Perro Lobo Checoslovaco podría encajar perfectamente en un espacio muy abierto, rodeado de otros perros de su misma raza, realizando juegos y competencias entre ellos que pueden generar un gran show para todos los que lo observen.

Esto no quiere decir que no pueda vivir en un apartamento y sin animales que lo acompañen, sino que no es lo más recomendable, de igual manera podría adaptarse muy bien a un cómodo apartamento rodeado solo de personas, pero requerirá de un esfuerzo extra por realizar actividades al aire libre, y de llevarlo a lugares como el parque donde pueda compartir con otros animales.

El Perro Lobo Checoslovaco  es una raza que necesita tener un contacto constante con los miembros de su familia, al igual que con otros perros, ya que esto generaría un estimulo que beneficie su salud, su temperamento y su comportamiento, evitándole incluso algunas enfermedades a largo plazo.

Este perro de raza puede ser muy versátil, por lo que puede ser usado tanto para pastorear, como puede ser entrenado para ser un excelente rastreador utilizado por cuerpos de seguridad y rescate, además de ello puede ser un muy buen cazador, un firme perro cuidador e incluso un perro utilizado para competencias de belleza, entre las cuales resaltan sus habilidades, su estupenda figura y su temible pero magnifica apariencia.

Algo muy importante que se tiene que conocer del Perro Lobo Checoslovaco es que para este perro la manada se encuentra formada por todos aquellos que conviven con el perro diariamente, desde seres humanos hasta otros animales de diversas especies, siendo fiel y amoroso con cada persona que lo rodea y manifestando su agradecimientos con los que se ocupan de él.

Es por ello, que si el Perro Lobo Checoslovaco permanece solo por muchas horas, este se sentirá rechazado por su manada, desarrollando entonces comportamientos destructivos y hábitos fuera de control, enfatizando entonces la necesidad que tiene tanto el dueño como la mascota de ser educados y entrenados desde una edad temprana.

Es importante que el Perro Lobo Checoslovaco tenga establecido una relación jerárquica para convertirse en un perro de compañía ideal, siempre recordando quien es el que tiene el control y quien manda frente a las situaciones, evitando que sea él quien acciones frente a decisiones propias.

El tiempo de vida se encuentra entre los 14 y 15 años, pasando levemente por el proceso de cachorro que dura hasta los 12 meses aproximadamente, el proceso de joven que se encuentra entre los 2 años y los 4 años, el proceso de adulto que inicia a los 4 años hasta los 8 años aproximadamente y en ese momento inicia su etapa de vejez, teniendo cambios notables durante cada uno de ellos.

Dieta y alimentación

Perro-Lobo-Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco se caracteriza por ser un perro que se mantiene muy fuerte, en perfecta salud y con un pelaje magnifico, eso en gran medida es debido a la alimentación que puede ser otorgada al perro, ayudando a llenar su cuerpo de los nutrientes y vitaminas necesarias para su correcto desarrollo y su extraordinaria apariencia.

De igual manera, si la alimentación dada al perro no es la correcta, esto podría generar un gran impacto negativo en la salud del Perro Lobo Checoslovaco siendo notado en su apariencia y comportamiento durante su rutina de todos los días, es por ello que la alimentación que se le da a este perro de raza es muy importante y vital para sus años de vida y para poder ejercer las funciones para las cuales se le capacite.

Por ello es recomendable, asesorarse con un especialista en esta raza, que pueda recomendar su alimentación en base a las necesidades especificas del Perro Lobo Checoslovaco como lo son su actividad física y su desarrollo en las diferentes etapas (cachorro, joven, adulto, viejo) en las que se mantenga la vida de la mascota, tomando en cuenta la proporción de productos de buena calidad para el bienestar de esta raza.

Hoy en día, son muchas las personas que prefieren la alimentación de su cachorro en base a comidas preparas comerciales debido a la gran comodidad que estas presentan para los propietarios del perro, verificando que en el empaque del producto se encuentre la frase “nutricionalmente completo”, considerando que este cumple con las necesidades del perro. Sin embargo, no todos los alimentos comerciales que existen en el mercado son de alta calidad, lo que llevaría a realizar una investigación profunda sobre los componentes del alimentos antes de adquirirlo, posteriormente dárselo al perro y por consecuencia una baja alimentación.

Actualmente existen marcas populares para el alimento del Perro Lobo Checoslovaco como lo son Acana, Alpha Spirit, Natural Menu o también Taste of Wild, además de otro sin numero de marcas que pueden ser utilizados para proporcionarle una buena alimentación al perro y de la manera más segura para el dueño y el resto de la familia incluyendo a los más pequeños.

Sin embargo, existen también algunas comidas caseras recomendados para una excelente alimentación del perro mascota de raza, destacando la idea de muchos expertos en que no existen alimentos como los realizados en casa, natural y frescos. Además, de que este estilo de alimentación permite a los dueños poseer un control total sobre los productos y su origen.

En primer lugar, presentamos una dieta basada en la carne sin cocinar, es decir, cruda o como es llamada “Dieta BARF”, utilizando carne magra con los huesos crudos acompañados también de algunas frutas y verduras que pueden beneficiar en gran manera la vida del Perro Lobo Checoslovaco. Es importante mencionar, que los huesos no deben estar cocinados, ya que de lo contrario podrían astillarse y colocar a la mascota en un grave peligro.

A pesar de ello, es necesario saber que existe un alimento diferente para los Perro Lobo Checoslovaco en edad cachorra y otra para cuando están en edad adulta. De manera que se le pueda proporcionar lo correcto conforme a su desarrollo, tamaño y peso. Conociendo que después de su tercera semana de vida, se comienza el proceso de destete del cachorro con la madre.

Esto es un proceso progresivo, en el cual se le dará al pequeño comida húmeda para posteriormente darle comida sólida durante un tiempo de 2 meses aproximadamente. Recordando que todo alimento que se le dé al cachorro deberá ser formulado para perros en etapa de cachorros específicamente, por un tiempo máximo de un año. Para esto se pueden utilizar algún pienso que exista en el mercado.

Considerando la importancia que los alimentos que se le otorguen tengan una proporción ideal entre las proteínas, las grasas, las vitaminas y los minerales que garantizarán en el Perro Lobo Checoslovaco un crecimiento adecuado y perfecto desarrollo físico – mental. Esto bajo supervisión del médico veterinario que ha atendido al perro constantemente y de confianza para asegurar el bienestar del animal canino.

Los Perro Lobo Checoslovaco en edad comprendida entre los 2 y 3 meses deberán ser alimentados con un aproximado de 4 veces en el día, para tratar de evitar la hipoglucemia. Posteriormente entre las edades de los 3 y 6 meses pueden reducir la dosis de alimentos a 3 veces en el día y luego, desde los 6 meses hasta el primer año de vida puede alimentarse al cachorro tan solo 2 veces en el día. Aunque según deseen los dueños, pueden mantener de igual manera la alimentación diaria de 3 veces en el día.

A diferencia de los cachorros, los adultos necesitan suplir las necesidades calóricas que se encuentran entre los 970 kc en los machos y los 790 kc en las hembras, por lo tanto después del primer año de vida su alimentación debe aumentar progresivamente en una, dos o hasta tres tomas según desee y considere cada dueño debido a su disponibilidad para con el Perro Lobo Checoslovaco.

Además existen otros alimentos que se le pueden proporcionar de manera ocasional con excelentes propiedades para la vida del Perro Lobo Checoslovaco como lo son el huevo (entre 2 o 3 veces a la semana, cocido o crudo), la alfalfa, vinagre de manzana o espirulina. Recordando que la alimentación canina es bastante amplia y por lo cual siempre se sugiere consultar con el veterinario sobre los tipos de alimento que se le pueden dar a la mascota.

Salud y cuidados necesarios

Perro-Lobo-Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco al igual que el resto de los perros mascota que se adopten, requiere de un cuidado el cual será la obligación de su dueño durante todo el tiempo de vida que tenga este, razón por la cual es de suma importancia que se evalúe las condiciones de vida y el tiempo del cual dispongan sus futuros propietarios antes de adoptar a un perro de esta raza.

Es necesario que todos los miembros de la familia estén consientes de lo que adoptar a un Perro Lobo Checoslovaco significa y junto con ello adopten el compromiso de suplir sus necesidades tanto física como mentales, siempre y cuando se tenga la idea de las razones por las cuales los eligen, pudiendo estos perros cumplir con labores de compañía, de pastoreo, de caza, de vigilancia e incluso de competidor deportivo o de belleza.

Existen diversas áreas en las cuales este perro necesita de cuidados, para hacer lo posible que durante sus años de vida se mantenga un perro saludable y limpio, lo cual ayudaría a que fuera más fácil la convivencia entre todos los miembros de la familia, ya que el perro también agradecerá la atención que le manifiestes con la higiene que se le posea.

Para muchas personas la higiene dental de su mascota no es importante, pero ante la presencia de un animal como el Perro Lobo Checoslovaco esto es diferente, ya que ayuda a evitarle enfermedades futuras de cualquier magnitud. Es por ello, la importancia de que desde la edad de cachorro, el perro sea acostumbrado a tener un cepillado dental constante con una crema dental específica para perros y un cepillo que se puede encontrar en cualquier mercado para mascotas.

A diferencia de otros perros de raza, el Perro Lobo Checoslovaco no es un perro que requiera de muchos baños, por lo cual su mantenimiento es bastante sencillo y puede mantenerse en buen estado por mucho tiempo. Sin embargo, lo recomendables es que se le realice el baño cada 6 semanas e incluso cada 8 semanas, utilizando un shampoo específico para su tipo de pelaje y así evitar reacciones alérgicas.

En cuanto al cepillado del Perro Lobo Checoslovaco es importante tomar en cuenta que puede generar problemas para las personas que les guste tener una casa impecable y también para aquellas personas que sufran de alergias para el pelo de perros, obligándolos a recurrir a una raza hipoalergénica. El pelo de esta raza es muy sencillo de cuidar, ya que puede ser cepillado unas dos veces por semana en verano y en invierno todos los días, permitiendo que se forme un vínculo emocional entre la mascota y su dueño.

Sus uñas deberán ser revisadas y recortadas constantemente para evitar rasguños en momentos de juegos que tenga con algún miembro de la familia o con algun otro perro de raza, ya que le pueden crecer muy rápido y afilarse de una manera increíblemente solas. Tambien sus orejas deberán ser limpiadas con ayuda de agua y un algodón para evitar que se generen bacterias que puedan enfermar al Perro Lobo Checoslovaco.

No obstante, la alimentación deberá ser un área de cuidado bastante importante para potenciarle al perro los nutrientes y las vitaminas necesarias para mantenerse sano y en perfectas condiciones de salud, recordando que es importante asesorarse con el médico veterinario antes de darle cualquier alimento, para prevenir alergias o problemas estomacales por una mala alimentación.

Entre los cuidados que requiere el Perro Lobo Checoslovaco se encuentran también muy importantes sus debidas vacunas, permitiéndole al perro estimular su propio sistema inmune y defensivo para evitar contagios peligrosos y convirtiéndose en un perro mas fuerte ante la presencia de bacterias y virus; además de que le sean instalados desde cachorro su chip anti pulgas y tener las visitas constantes al veterinario para chequeos a profundidad.

Tambien es necesario recordar que el Perro Lobo Checoslovaco requiere que se le coloque su collar antiparasitario para mantener alejados del organismo de la mascota cualquier tipo de parásitos, garrapatas y gusanos intestinales. Estos aparatos pueden ser encontrados en tiendas de mascota especializadas y bajo la recomendación del médico veterinario de confianza.

A pesar de esto y de su excelente sistema el cual ayuda a mantener al perro sano debido al cruce existente entre perros y lobos, existen enfermedades comunes en el Perro Lobo Checoslovaco que pueden presentarse en algún momento, y aunque en líneas generales, este perro no genera grandes problemas de salud, no están exentos de desarrollar alguno.

Perro-Lobo-Checoslovaco

Entre la principal y casi única que puede presentar el Perro Lobo Checoslovaco se encuentra la displasia de cadera, siendo este un mal que podría agravarse con el tiempo y la recomendación para prevenirla es haciendo un descarte del estado de salud de los reproductores y de aquellos que han sido afectados por dolencias, procurando proporcionarle al animal canino una buena alimentación, además de su ejercicio correcto durante su etapa de desarrollo.

De igual manera se sugiere que frente a la presencia de cualquier dolor o síntoma de que ocurre algo extraño con el Perro Lobo Checoslovaco, automáticamente se consulte con su médico veterinario para mejorar su estado de salud.

Cómo entrenar, educar o adiestra un perro Lobo Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco no es un perro de raza que cualquier persona puede tener, de hecho se recomienda esta raza exclusivamente para personas que anteriormente hayan tenido a experiencia con otros perros y pueda comprender su comportamiento, y por ende, entrenarlos como corresponda.

Además de ello, estos perros son bastante enérgicos y necesitar de un ejercicio constante para ser felices, razón por lo cual el propietario o la familia deberán contar con un tiempo bastante amplio para poder compartir con el Perro Lobo Checoslovaco, debido a la necesidad que posee esta raza de sentirse acompañado a toda hora. Además de requerir un lugar en donde pueda recorrer largas distancias, debido a su genética originaria por un lobo, siendo capaz de llegar hasta distancias de los 100 km.

El Perro Lobo Checoslovaco se caracteriza por su resistencia y fortaleza enorme, por lo cual puede convertirse en un perfecto acompañante para practicar diversos deportes, en especial los que incluyan carreras, destacando además por realizar increíbles saltos atléticos durante la carrera procurando salvar cualquier obstáculo que se encuentre en el camino.

Entre tantas cosas que aman estos perros de raza, se encuentra su amor por la naturaleza, anhelando en todo momento salir a pasear por espacios abiertos, llenos de árboles y plantas que de algunas manera actúa sobre el Perro Lobo Checoslovaco como una especie de analgésico que los ayuda a liberar todo el estrés que puedan estar acumulando durante el día o el día anterior.

De igual manera, no es un perro que se vaya a alejar mucho de su amo cuando esté afuera, ya que su fidelidad es mayor que sus deseos, recordando que al ser parte de su vida diaria, ya el Perro Lobo Checoslovaco te considera como parte de su manada y aun más, su jefe dentro de la manada. Por lo tanto, su principal misión será cuidarte y protegerte en las afueras del hogar.

Este perro de raza considera a su dueño como el “Alfa” y por lo tanto no dejará de entregar su vida por él, al igual que con el resto de la familia. No obstante cuando el Alfa es bueno, el Perro Lobo Checoslovaco lo reconoce como tal y obedecen todas las órdenes que le sean dadas, ya que entre sus necesidades se encuentran la de tener normas que cumplir.

Para ellos es fundamental que su líder les preste atención, ya que comienza a actuar sobre ellos un instinto de seguridad y de confianza que les genera una gran tranquilidad, obteniendo el respeto por completo del animal y generando un vínculo físico y emocional bastante estrecho con el Perro Lobo Checoslovaco.

Si por el contrario, el Alfa es malo, el perro no mostrará ninguna tolerancia positiva para los castigos físicos ni mucho menos el abuso de poder desmedidamente por parte de su dueño, recordando que estos perros no se encuentran en la capacidad de tolerar malos tratos ni estrictos métodos de entrenamiento, por lo cual la mejor manera de educar a un Perro Lobo Checoslovaco es utilizando el refuerzo positivo.

Si todos los perros de raza, requieren de un dueño que sea constante, firme, que tenga confianza en sí mismo y tenga coherencia que haga creer al perro que es un líder merecido, un Perro Lobo Checoslovaco lo necesita mucho más, por lo cual es importante que su amo no presente inconsistencias en su comportamiento frente al perro, el cual este pueda interpretar como debilidad.

De lo contrario, sería el perro quien asumiría el liderazgo de la manada y eso representaría un completo caos, sobre todo si en la casa habitan más de un Perro Lobo Checoslovaco, estos perros de raza, no dudarán en tomar el control de las situaciones que se presenten y donde consideren que el Alfa no puede accionar, dificultando su adiestramiento y su aprendizaje.

Un entrenamiento canino muy bien realizado puede generar que el perro de raza se comporte y colabore con su líder y con la familia, dentro y fuera del hogar. Muchas personas consideran que lo ideal, es utilizar un entrenamiento basado en los métodos tradicionales del dominio para educar al Perro Lobo Checoslovaco, por ser una raza descendiente de los lobos.

Pero esto ha cambiado con el pasar de los años, donde expertos estudiosos de la raza, sugieren y aseguran que la lucha sobre el poder entre el humano y el canino puede ser una fuerza innecesaria, al usar esa técnica de adiestramiento; lo cual ha dejado al refuerzo positivo como el método mejor aplicado para el Perro Lobo Checoslovaco y para otras razas de perros grandes y pequeños.

Si el Perro Lobo Checoslovaco se encuentra muy bien socializado y además de ello viven en un lugar donde el ambiente es el adecuado, el perro no presentará ningún tipo de problemas en cuanto a su comportamiento, de hecho en un entorno llego de amargura y rabia, el perro podría adoptar conductas agresivas hacia el que se encuentre en su alrededor, manifestando la necesidad que poseen estos animales perrunos en obtener la mejor calidad de vida que les sea posible.

Comportamiento con los Humanos

perro-lobo-cheko

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro de raza bastante enérgico, que además de ello se caracteriza por ser un perro juguetón, un perro independiente pero también un perro muy valiente, capaz de presumir en gran medida el temperamento fuerte e imponente que posee y al cual deberá controlarse con una potente educación y sociabilización.

A pesar de eso, el Perro Lobo Checoslovaco es un animal muy dócil y que se conoce por ser fiel a los suyos; por ello aunque entre sus características se encuentra el constante ladrido, también puede obedecer y asimilar fácilmente las órdenes que se le otorguen. Para estos canes, sus juegos favoritos son cuando se encuentran más de uno y se mordisquean entre sí como si se encontraran peleando, pero lo que realmente es un gran espectáculo para la vista de sus dueños.

Sin embargo, cuando existe un problema o una situación seria, estos perros se transforman en perros maduros y firmes, dispuestos a tratar de resolver el problema. Al ser estos perros descendientes de los lobos, el temperamento que poseen se encuentra bastante marcado por ello y la necesidad de obtener o conocer una jerarquía, convirtiéndose en perros intensos en cuanto a ello.

No obstante, el Perro Lobo Checoslovaco es un perro que ama a su dueño, de manera tal que hace lo posible por estar pendiente de él y de no perderlo de vista, por lo tanto te sentirás observado constantemente si tienes un ejemplar de estos. Pero una característica también importante del Perro Lobo Checoslovaco es esa inteligencia que posee y que le da la capacidad de tomar decisiones con velocidad.

Por consiguiente, el Perro Lobo Checoslovaco puede vivir sometido a la voluntad de su amo cuando éste se encuentre presente debido a esa similitud que posee con los perros pastores, pero si está solo no dudará en ningún momento por tomar sus propias decisiones. Por ello es muy importante la educación correcta para manejar  y tener controlado las posibles decisiones que pueda tomar el perro mascota.

El Perro Lobo Checoslovaco es un poco tímido, desconfiado y reservado con los extraños, a pesar de que si estos se encuentran en un jardín o en un área conocida, su actuar será muy distinto independientemente de que esté presente su dueño o no lo esté. Por el contrario, el perro observará en primer lugar a su dueño e imitará su conducta adoptando una postura relajada o si está solo de igual manera, el perro evaluará la conducta del extraño y determinará si representa una amenaza o no para toda la familia y reaccionará ante ello.

El ejercicio físico de este perro es bastante importante, ya que el Perro Lobo Checoslovaco se caracteriza por poseer una gran inteligencia, que a su vez requiere de un estimulo mental constante para poder alcanzar gratamente un equilibrio emocional. Por ello, es necesario hacer que el perro obtenga una cantidad de retos mentales, los cuales les encanta obtener y los hace pensar.

Algo que ocurre constantemente al observar a un Perro Lobo Checoslovaco es que confunde su apariencia, debido a que en primer plano parece ser un perro agresivo y peligroso, pero eso está bien alejado de la realidad ya que a estos animales de raza no les gustan los problemas ni los conflictos, por lo cual tampoco procura buscarlos. A pesar de que si se siente atacado o provocado con valentía lo afrontará.

A pesar de ello, es importante resaltar que el Perro Lobo Checoslovaco posee una ventana para socializar bastante pequeña, debido a su descendencia directa con los lobos, además de que son perros que tienen unos instintos de cazar bastante intensos y por lo cual necesita desde que se encuentra en una edad pequeña, una sociabilización que le ayude a evitar problemas ante la presencia de otras personas y de otros animales.

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro que requiere de que su dueño tenga mucha paciencia, ya que durante su primera etapa de vida este perro pondrá a sus propietarios a prueba en diversas situaciones, provocando que afloren los nervios y la desesperación, por ello es también importante que el Perro Lobo Checoslovaco tenga un buen entrenamiento y además posea una rutina de actividades donde pueda dejar su energía.

En su segunda etapa, que es la de la juventud que se encuentra entre los 2 o 4 años, este canino va a requerir de una gran atención, ya que se volverá durante ese tiempo en un perro salvaje. Pero eso no significa que será asi por siempre, debido a que después de los 4 años, el Perro Lobo Checoslovaco se habrá convertido en un adulto y comenzará a ser mucho más tranquilo.

Es necesario que los dueños de un Perro Lobo Checoslovaco tenga una casa amplia con un gran jardín donde el perro pueda estar, jugar o desenvolverse, sin embargo, este perro puede adaptarse a un apartamento siempre que tenga salidas diarias constantes al aire libre para jugar, correr y hacer ejercicio.

No obstante, este perro de raza se caracteriza por tener una gran paciencia con los niños y por lo tanto su convivencia es muy buena, ya que no tienen inconvenientes ante las travesuras y los juegos de los pequeños siendo ellos parte del cuidado que los niños necesitan.

Entorno ideal

Perro-Lobo-Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco se caracteriza por su gran tamaño, el cuadrado imponente de su cuerpo, la fuerza increíble que presenta y su notable apariencia, la cual se asemeja en gran manera con la de los lobos, desde sus gestos, su pelaje, sus ojos, su movimiento, incluso la máscara que posee en su rostro es muy similar a la de los originales lobos, además de poseer un carácter bastante resistente y activo aunque también es muy fácil de educar.

Este canino es capaz de tomar decisiones de manera bastante rápida, manifestando una inteligencia que sin lugar a dudas es tomada por sus ancestros, tanto de los lobos como de los pastores, lo cual lo define como una raza muy singular, que bajo ninguna circunstancia será considerada un hibrido. Además, que por muy increíble que pudiera parecer el Perro Lobo Checoslovaco tampoco se encuentra incluida entre la lista de los Perros Potencialmente Peligrosos.

A pesar de que el Perro Lobo Checoslovaco es una raza prácticamente nueva, se ha incorporado al mundo canino de una manera bastante rápida y positiva, permitiendo que cada día sean más las personas que puedan conocer información sobre este singular perro canino. Encontrando la información requerida y necesaria para cuidar, desarrollar y convivir con un perro de esta raza, siendo la información una de los principales puntos a considerar al momento de adoptar.

El Perro Lobo Checoslovaco, es un perro cuyo carácter es bastante independiente y se muestra muy reservado ante la presencia de extraños. Por ello, es importante que el lugar acorde para esta raza de perro es una casa muy amplia y grande, donde el perro pueda moverse con facilidad, recordando también que el Perro Lobo Checoslovaco posee un tamaño bastante grande, sobre todo si es macho por el cual requerirá de encontrarse en un lugar abierto la mayoría de las veces.

El Perro Lobo Checoslovaco es un perro bastante tranquilo, inteligente y equilibrado física – emocionalmente, a pesar de ello, no es un perro al que le guste estar solo y por lo cual es bastante tolerante y paciente con los niños, él comprende muy bien que son muy vulnerables y que no entienden muchas cosas; no por ello se dejará de enseñar a los niños el respeto por la mascota para evitar malos ratos a medida que vayan creciendo ambos.

Al momento de adoptar a un Perro Lobo Checoslovaco se deberá estar seguro de tener un ambiente familiar, armonioso, firme y seguro dentro del hogar para que de esta manera se vaya creciendo y formando el perro. Realmente a pesar, de su energía, cuando se enfrentan ante un entorno social muy calmado, este can es bastante obediente, leal, protector, juguetón y amoroso. Por ello es sumamente importante evaluar el lugar y la zona en la cual habitará este Perro Lobo Checoslovaco.

Este perro de raza además de su carácter, es también muy reservado y ladrador, pero esto no generará problemas al tenerlo dentro de la casa pues otorgará fácilmente ese ambiente tranquilo que cualquier familia pudiera desear aun teniendo a un can en ella, pero generando también ese ambiente de seguridad y confianza que requiere todo hogar con un perro de raza en ella.

Además de encontrarse en un ambiente hogareño como mascota; el Perro Lobo Checoslovaco también puede ejercer funciones frente a un entorno laboral. Por lo que requerirá de ejercicio físico constantemente, de salidas al parque o a la montaña donde pueda desarrollar sus habilidades instintivas y deportivas de manera segura como sus ancestros lo hacen.

El Perro Lobo Checoslovaco es capaz de ayudar a personas a cruzar la calle, ser utilizado para rescatar personas con esa nobleza que mantiene, jugar y soltar toda esa energía que almacena su cuerpo; él además debe encontrarse cerca de un lugar o un espacio abierto donde pueda correr y sentirse libre, bien sea en un patio o en un parque a donde vaya a convivir.

Hay que enfocar al momento de adoptar a un perro de raza Perro Lobo Checoslovaco las posibilidades que se tiene para jugar con él y dedicarle tiempo, ya que a pesar de ser un animal grande también requiere de muestras de afecto y cariño por parte de sus líderes, recordando que la soledad no es su punto fuerte, sino que le encanta habitar entre manadas.

A pesar de ello, se enfatiza las capacidades y habilidades que tiene el Perro Lobo Checoslovaco ante las actividades como el deporte haciendo saltos, juegos y carreras de diferentes kilometrajes en los cuales fácilmente podría ganar, a parte de su increíble pelaje el cual enamorará en cada concurso de belleza o de competencias al cual asista, resultando ser uno de los favoritos apoyado de su inteligencia y caracterizado por la poca dedicación que requieren para su mantenimiento.