Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Labrador Negro

labrador-negro
Labrador Negro
5 (100%) 3 votes

Labrador Negro: Tu nueva mascota

El Labrador Negro es uno de las razas de perros más populares del mundo por su cariñosidad, lealtad e inteligencia.
Durante muchos años, y hasta la actualidad, se ha podido observar como son más las familias que optan por tener a un Labrador Negro en casa y hacerlo parte de su núcleo familiar, incluso aún más si hay niños presentes.

Este perro tan noble tiene su origen en Canadá, además es muy dócil, obediente, talentoso y colaborador.

Y si el Labrador Negro obtiene el entrenamiento que le corresponde, se puede convertir en un compañero perfecto para poder trabajar en operativos antidrogas, antiexplosivos, de rescate y otras más.

El Labrador Negro pertenece a la familia de Labradores Retriever, de hecho, es una de sus variedades, pues también existen los americanos e ingleses.

Esta raza de perro es realmente bondadosa pero también contiene una energía muy parecida a la de un “torbellino”.
El Labrador Negro es tan enérgico que pareciera que no se cansa jamás, y es por ello que requiere de largas horas de ejercicio y juegos para que se mantenga en forma y no llegue de ninguna manera al sobrepeso ni a acumular toda su energía.

Los Labradores Negros se originan de los antiguos “perros de agua” hoy extintos que fueron utilizados por los ingleses a mediados del siglo XVI, para ayudar de esta forma con la pesca en la isla de Newfoundland, arrastrando la malla de pescar hasta la orilla una vez cargada las redes.
Para realizar este trabajo necesitaban que los perros fuesen resistentes, nadadores, leales y trabajadores, con un pelaje bastante denso que le sirviera de cobertura para las bajas temperatura.

Durante el siglo XIX los Labradores Negros fueron trasladados a Inglaterra donde fueron criados refinadamente para usarlos como muestra.
Luego hicieron una mezcla de las razas para dar lugar a lo que hoy conocemos como “Labradores Negros”.

Luego de todo esto, este magnífico perro comenzó a tener cierta popularidad y fue determinado como “perro de caza”, además de su característica personalidad y bella apariencia.

Hoy en día, el perro Labrador Negro es utilizado para muchas actividades diferentes por su increíble forma de destacar en las búsquedas y rescates.

Por eso también es utilizado para ciegos, terapias, para acompañar y es el protagonista de muchos hogares del mundo.

En la raza de los Labradores existen dos líneas que son; los ingleses y los americanos, los cuales son distintos de alguna forma por su crianza. Los labradores criados en Inglaterra son más pesados y anchos, mientas que los criados en América son más altos y delgados.

El Labrador Negro perteneciente a la misma raza del chocolate o el dorado miden entre 54 y 60cm de altura y pesan entre los 27 y 40 kg.
Son una raza de perros grandes aunque realmente son más largos que altos.

Estos perros son musculosos, fuertes y compactos; la cabeza, es bastante amplia, ancha y sus ojos medianos y algo separados; su cola, es gruesa en la base y termina en punta.

Una característica resaltante del Labrador Negro es que refleja una apariencia amigable, dócil, apacible, dulce, inteligente, ágil y vivaz.
El pelaje de este animal, tiende a ser corto, denso y de un solo color, por lo tanto no existen labradores bicolor sino con unas pequeñas manchas hereditarias de sus antepasados.

El Labrador Negro es un animal alegre, cariñoso, de excelente carácter y muy poco agresivos. Son inteligentes, equilibrados. Son divertidos y lo mejor de todo es que son sencillos de entrenar.

Es muy enérgico por ello requiere de estar ocupado todo el día. La hiperactividad es una consecuencia del aburrimiento, y puede llegar destrozar el jardín o intentar escaparse si no se encuentra entretenido en alguna actividad.

El Labrador Negro es también un perro altamente responsable y su temperamento lo lleva a realizar su trabajo con excelencia, bien sea siendo un perro guía para personas que con discapacidad visual o cumplir con la función de perro policía en casos criminales.

Es necesario destacar de este perro, su capacidad de auto-controlarse en todo momento, por ello no se considera como un perro dominante ni de protección excesiva, sin embargo es una muy buena compañía en todo momento.

Entre las cualidades de la raza tenemos que es un buen nadador y capaz de colocarse en acción en segundos pero aparte de ello es un canino bastante comelón hasta el punto de comerse cosas no digeribles con facilidad, razón por la cual requiere estar vigilándolo constantemente para lograr evitar que llegue al sobre peso, ya que, es de muy fácil engordar.

Son muy respetuosos con otros perros y les gusta evitar peleas, sin embargo, en la calle pueden generar conflictos si se acercan a otros animales.
Con los niños son pacientes, confiables, amables, tolerantes y juguetones, listos para mantener distraídos a los más pequeños de la casa mientras que se hacen las labores más fuertes.

Historia y Origen del Labrador Negro

labrador-negro

Todos alguna vez o en alguna oportunidad han visto a un perro Labrador Negro jugar muy alegremente con los miembros de su familia, es por ello que desde hace generaciones atrás se ha considerado al perro Labrador Negro como el compañero familiar ideal debido a su adaptabilidad y obediencia en todo momento.

Hoy en día es frecuente hacer referencia a esta raza como Labrador Negro aunque sea parte de las variedades de los Labradores Retriever cuyo nombre significa perros de caza, de hecho, es considerado un cazador profesional, por su fuerza, dedicación y constancia a la hora de cazar.
Los ancestros de esta raza eran excelentes cazando patos y diferentes aves del mundo salvaje aunque en casa como mascota sólo se dedique a traer las zapatillas, el periódico o el objeto que se le pida.

El origen de esta raza es hallada en la isla que existe en Terranova (Newfoundland), una isla que en sus orígenes fue habitada por esquimales de Dorset que existieron en el Siglo XV. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVI cuando esta isla se convirtió en el lugar de refugio de rebeldes pescadores.

De hecho, se tiene como creencia que estos pescadores después de abandonar los barcos que pasaban cerca de la isla, se fueron nadando hasta allá. Se dice, que los pescadores eran de espíritu libre (como muchos hombres actualmente) y que a pesar de estar habitada por personas, la isla continuó sin gobierno ni leyes durante los Siglos posteriores.

Gracias a estos pescadores entran en apariencia los primeros perros a la Isla de Terranova, debido a que no existen evidencia alguna de que hubiera perros cuando los pescadores llegaron allí ni mucho menos que los esquimales tuvieran perros. Por mucho tiempo el perro Labrador Negro fue llamado Perro Menor de Terranova ya que se creía que estaban emparentados con la raza de Terranova, sin embargo, los perros de esa raza son mucho más grandes con un pelaje mucho más abundante y con huesos el doble de fuertes. Pero a pesar de ello el perro Labrador Negro comparte una característica física muy específica y esa es los dedos palmeados.

En la Isla de Terranova los pescadores ingleses, irlandeses y portugueses criaron de manera aleatoria a “perros de agua” de manera tal que los ayudaran en el trabajo de la pesca desde el Siglo XVI. Fue así entonces como surgió la raza de los perros Labradores Negros. De hecho, se trataban de perros livianos y de tamaño mediano, con orejas suaves y caídas cuyo pelaje es negro originalmente con algunas marcas blancas en el pecho y en las patas.

El tamaño de los perros Labrador Negro era de gran importancia ya que se requería de un perro pequeño al que se le facilitara entrar sin problema en los botes. Es por ello que son tan buenos nadadores, gracias a los pies palmeados que poseen pueden entrar incluso a las aguas del Atlántico Norte. Además, otra característica que representa a los perros Labradores Negros se encuentra su impermeable y espeso pelaje que le es muy necesario para poder sobrevivir en aquellas condiciones.

Estos perro no eran los únicos perros habitantes en la Isla ya que los pescadores trajeron también otros tipos de perros, sin embargo, la buena reputación de los Labradores creció tanto que fueron sustituyendo a los perros anteriores por estos. Los cazadores y deportistas consideraban a los perros Labradores Negros sus favoritos y respetaban la disposición y habilidad que ellos tenían.

Estos perros de caza sustituyeron de manera casi que inmediata a los Setters y a los Pointers, que eran los perros que anteriormente acompañaban a los cazadores, además se dice que los perros Labrador Negro eran “mejor que cualquier otro para la caza”.

Los habitantes de Terranova no conservaron ningún registro de los perros en los cuales confiaban ciegamente, hecho que se convirtió en frustrante para muchos entusiastas e investigadores de esta raza. Sobrevivir en aquella isla solitaria era una ocupación de gran esfuerzo e intensidad, lo cual no dejaba ningún tiempo libre para registrar los hechos ni nada que se le pareciera.

Característica de la raza

labrador-negro

Agilidad, ternura e inteligencia son, sin duda una de las principales caracterices del labrador negro, quien es uno de los perros favoritos a la hora de elegir una mascota, ya sea para que acompañe a la familia, a los pequeños de la casa o incluso para realizar labores que requieran de sus particulares destrezas.

El labrador negro, originario de las Islas Terranova-Canadá, es un perro de raza grande, que puede llegar a pesar entre 27 a 35 kg y que llega a medir entre 55 a 57 centímetros, lo que lo hace una mascota que requiere ciertas condiciones para que pueda sentirse a gusto, entre las cuales destacan la necesidad de ambientes con espacios amplios, donde pueda movilizarse con facilidad, ya que está acostumbrado a ser muy juguetón y extrovertido.

Son perros musculosos, con grandes patas y orejas que cuelgan, además poseen una cola gruesa que termina en forma de punta.

Su pelo, generalmente negro suele ser corto y no requiere de mucho cuidado tales como cepillado o cortes, por el hecho de poseer dos capas de pelaje siempre está protegido del frio, y al momento de mojarse este le permite secarse con facilidad, su cuidado en general, es bastante sencillo y no suele ser muy exigente.

Si forma parte de una familia, constantemente va a querer estar cerca de las personas que lo rodean y va a procurar que lo acaricien, requiriendo de atención y actividades que le permitan drenar toda la energía que continuamente poseen.

Se debe tomar en cuenta que no es un perro que este acostumbrado a estar solo, todo el tiempo en quietud o reposo, por lo que no son recomendables para personas que lleven una vida tranquila o sedentaria, por eso es importante, que aquellos que deseen tener un animal de esta raza, tengan en cuenta que deberán procurar establecer periodos de ejercitación que le permitan no aburrirse y lo más importante no subir demasiado de peso, ya que es una necesidad imperante para este tipo de perros en particular, sino se le ejercita o distrae con algún juego tendera a acumularse estrés, lo que conllevara a que manifieste hiperactividad, por lo que podría convertirse en un problema, ya que buscara de cualquier forma soltar la energía y la fuerza que suelen tener.

Entre las actividades que les resulta realizar con mucha facilidad, destacan el buscar la pelota o algún otro juguete, ya que disfrutan ir tras ellos, también es entrenado como perro de ayuda y puede llegar a aprender a buscar cosas tales como periódicos, objetos caídos, apagar luces etc.

Suelen caracterizarse por tener una adolescencia alargada, es decir, van a ser mascotas juguetonas la mayor parte de su vida y serán siempre extremadamente curiosos.

Así mismo y puesto a que no tienden a ser perros vigilantes o cuidadores, no se les conoce que sean animales agresivos ni que muerdan con facilidad, es decir, podrán dar aviso con sus ladridos por alguna situación alarmante, pero normalmente no están acostumbrados a atacar por su carácter y personalidad amable y dulce, esto no quiere decir que en momentos de tensión no se defiendan o actúen imprevistamente.

Dentro de las particularidades de su personalidad, destacan la docilidad, la bondad, energía e inteligencia que lo hacen popular para realizar labores de importancia dentro de cuerpos de seguridad tales como bomberos, anti extorsión y secuestro, brigadas anti drogas, y equipos de salvamento para rescates acuáticos, siendo nadadores por excelencia y siendo estas, actividades que disfrutan y van acorde a su conducta y capacidad, tanto lo disfrutan que ha habido ejemplares que han recibido condecoraciones y reconocimientos de gran importancia.

Además de esto, se les conoce como perros con un gran sentido del olfato por lo que pueden encontrar olores y el origen de estos con exactitud y sin descanso, ya que no paran hasta que lo hayan, siendo esta una cualidad muy relevante de su raza

En cuanto a la alimentación, por lo general los veterinarios recomiendan que por lo menos debieran comer 600 gramos por día, lo cual va acorde con su estatura y a su peso.
Se debe tener mucho cuidado en cuanto a las cosas que mastican, ya que por lo general tragan todo lo que ven a su paso contando con un gran apetito casi insaciable, es por ello que una buena disciplina desde que están cachorros evitara inconvenientes tanto para la porción a comer diariamente como por la ingesta de productos o comidas que les puedan causar algún daño a su salud.

También por su tamaño y energía estarán siempre pendientes de todo aquello que sea apetitoso o que tenga buen olor y no dudaran en pedir que se les dé un poco, sobre todo lo que tenga que ver con golosinas y dulces, lo cual no se recomienda ceder ya que suele generar más deseo de actividad no solo en los labradores negros sino en cualquier otra raza.

Comportamaiento con otros Perros

labrador-negro

El labrador negro o labrador negro retriever es un perro de raza grande, muy popular, que suele formar parte de un gran número de familias alrededor del todo el mundo. Las características de su personalidad lo hacen ser uno de los preferidos a la hora de seleccionar a un compañero o amigo canino por lo que va a ser común verle en cualquier hogar.

Inteligencia, agilidad y mucha energía, son sin duda las principales manifestaciones de su personalidad, siendo estas muy valiosas para quienes tienen la posibilidad de conocer y compartir con estos animales, donde no solo familias optan por tener en sus casas a estos compañeros sino que también se les ha visto desenvolverse como mucha eficiencia dentro de brigadas tales como policías, anti droga e incluso como perros de acompañamiento.

Por ser un perro amigable y bondadoso, que se relaciona fácilmente tanto con humanos como con otros miembros de su especie puede llegar a tener muy buenas relaciones, basadas en un comportamiento donde se buscara determinar el elemento alfa a base de retos ganados, en cuanto a si vive con otros perros, ahora si vive con una familia asumirá que su líder es su dueño, lo que será muy útil para su entrenamiento y disciplina.

De igual forma y como no es un perro agresivo se le vera constantemente manteniendo intercambios de afectos y diversión si se le llega a relacionar desde pequeño con otros animales, y será muy poco probable verle inmerso en una pelea o momento incomodo.

Donde haya juegos, juguetes que buscar y mucha actividad física y si a esto se le suma otro compañero canino, de seguro surgirá una amistad inseparable.

Si desde pequeño no se les relaciona con otros perros, puede que sea un poco incomodo al inicio comenzar una relación, ya que suele ser muy respetuoso con otros animales que no conoce, pero luego de los acostumbrados olfateos se le vera al labrador negro, interactuar de una particular forma, donde impondrá su personalidad juguetona y enérgica, e intentara atreves de gestos corporales promover algún momento divertido, ya sea correteando, persiguiendo o incluso mordisqueando sin hacer daño alguno.

Si el labrador negro ha crecido solo, y se decide buscar a otro miembro que le acompañe, hay ciertas razas que pueden ser compatibles, entre las que se encuentras los golden retriever, que por ser parientes cercanos y tener una personalidad parecida pueden llegar a convertirse en un dúo dinámico, literalmente hablando, ambos jugaran sin cansancio, comerán todo a su paso y disfrutaran la compañía uno del otro. Para tener a ambos en casa es recomendable espacios grandes donde se puedan mover con facilidad y drenar toda la energía que continuamente poseen.

También están los Beagle, que son una raza caracterizada por su energía que parece nunca agotarse, motivo por el cual podrán llevarle el ritmo fácilmente a los labradores, a pesar de tener diferencia de tamaños, en cuanto a personalidad y dinamismo no se notara el contraste.

Por otro lado los boxton terrier también se les conoce como una raza compatible debido a su hiperactividad, la cual podría opacar un poco la de los labradores si se decide presentarlos como compañeros de hogar, al igual que el labrador negro es un perro que ama el estar en familia y disfruta de la atención y la compañía que se le pueda brindar, la cual procurara que sea siempre, Mientras que los bóxer, por tener carácter dominante y características de perro guardián es probable que surja como el líder de la casa al momento de juntarlo con un labrador negro , pero debido a su atlético cuerpo y energía será la compañía perfecta para que entre ambos drenen mediante juegos o ejercicios toda el vigor que llevan por dentro.

Indiscutiblemente, que si de conseguir a otro amigo se trata, traerle a un labrador negro otro compañero del sexo opuesto sería la mejor manera de regalarle alegría al canino que ya se tiene.

Si es así se deberán tomar en cuenta ciertas medidas de educación que les permita entrenarse en cuanto a mantener el orden y el comportamiento adecuado. Ya que un labrador negro solo conlleva mucha atención, con dos requerirían un nivel mayor de disciplina para evitar malos ratos.

Dos labradores negros juntos serian una explosión de energía capaz de si se les deja, acabar con todo el hogar o el sitio donde estén, pero todo esto compensado con la entrega, por parte doble, de amor, lealtad y constantes besos llenos de ternura y cariño. En este caso la adaptación seria inmediata, Además que existiría la opción de obtener hermosas crías de ambos.

Sea que se le busque pareja o un compañero de otra raza, el labrador negro procura relacionarse con quien se le acerque, es una característica de su personalidad y de su comportamiento buscar la aceptación y la compañía de alguien más.

Dieta y alimentación del Labrador Negro

labrador-negro

Siendo uno de los ejemplares más populares a nivel mundial, el labrador negro o labrador retriever negro es considerado una excelente compañía para cualquier persona sin importar la edad, lo caracteriza su inteligencia, energía dulzura y bondad entre otras cosas que lo hacen ser, por preferencia, el consentido de los hogares, haciéndose querer de cualquier manera.

Aparte de su personalidad enérgica y comportamiento audaz existe una particular característica que los define, y es el hecho de que comen todo a su paso, sea lo que sea, sobre todo si están cachorros, buscaran la manera de morder e incluso tragar todo lo que a su parecer, les sea apetecible, por lo que es recomendable procurar la forma de no dejar nada a su alcance impidiendo así, que se hagan daño con algún objeto no comestible o comida que les cause deterioros en su salud.

El labrador negro, Por ser un perro de raza grande, posee estatura y peso que requieren de cierta información a la hora de darles de comer, es necesario que un experto o veterinario determine la porción adecuada para suministrarle la comida diaria necesaria que les permita crecer sanos y fuertes, ya que esta raza en particular tiende a engordar con facilidad, lo que es causa de posteriores afectaciones en su salud en general, sobre todo cuando llega a la edad adulta.

Ahora bien, las especificaciones de su alimentación van a depender de su edad y peso, por ejemplo, si es un labrador negro cachorro, la base de su nutrición debe ser, necesariamente la leche que le proveerá su madre, la cual deberá durar aproximadamente cuarenta días, aunque los expertos recomiendan que dure por lo menos mes y medio siendo la leche materna el mejor alimento para los cachorros, luego de ser destetados se les deberá proporcionar pienso o perrarina especial para perros cachorros de raza grande, este tipo de comida poseen en sus etiquetas las porciones a suministrar a los cachorros que son adecuadas y que están científicamente estudiadas para que sean de beneficio a su salud.

Así mismo es importante que se les acostumbre desde pequeños a recibir de este tipo de alimento evitando la comida casera, aunque procuren con su astucia y perspicacia pedirla a sus dueños.

Por otro lado, es de suma importancia crear hábitos de horas de comidas para el desayuno el almuerzo y la cena procurando así acostumbrarlos a las porciones prescritas y no a la comida según el antojo o la ansiedad que posean.

Ahora bien, luego de llegar a los seis meses se recomienda bajar la porción a desayuno y cena únicamente, para como mencionamos anteriormente evitar que el perro sufra de obesidad.

Ya cuando el canino sobrepasa los tres años de edad, que es cuando se considera que ha llegado a la etapa adulta, a pesar de que siga pareciendo un cachorro por su comportamiento juguetón, se le deberá proporcionar comida especial para razas grandes según las porciones que deberán estar anotadas en la parte posterior del empaque de la perrarina.

Si el perro es considerado ya un adulto, se deberá tomar en cuenta su comportamiento diario ya que hay labradores negros que a pesar de la edad siguen siendo muy activos, mientras que otros por el contrario tienden a dormir un poco más y toman descansos prolongados mayores a los que normalmente tomaban.

Al observar esto podrían variar las porciones y las cantidades ya que esto influirá en el ejerció y actividad física que el dueño debe procurar que el perro haga y que debe ser diario, con miras de garantizar su salud.

Por otro lado, hay alimentos que están destinados directamente a la raza labrador negro, lo que es un punto a favor de estos animales, ya que garantiza que sea acorde a sus necesidades, la mayoría de las maras que proporcionan el producto destinado a estos ejemplares especifican que poseen una comida con niveles altos de carnes y baja en grasa, permitiendo asegurar una porción sin ningún tipo de contraindicaciones.

Todos sabemos que hay alimentos que son nocivos no solo para los labradores negros, sino también para cualquier raza de perros entre los que se encuentran los chocolates, los dulces, el alcohol, ajo y cebollas, incluso huesos que se estillen son entre otros comida que sería mejor evitar dárselos para asegurar que su estomago y demás órganos estén en completo cuidado y desarrollo, en el caso de que se haya producido la ingesta de alguno de estos y se observen reacciones adversas en el canino lo mejor es acudir rápidamente al veterinario el cual establecerá el tratamiento necesarios para contrarrestar estos síntomas.

De igual forma y aunque suene un poco antigénico los veterinarios recomiendan que se visualicen las eses fecales constantemente, y así ver si su aspecto es el correcto, la cual debe ser pastosa y de color semejante a la comida ingerida, para así asegurar que el alimento suministrado está siendo beneficiosa o no a la mascota.

Salud y cuidados generales

labrador-negro

El perro labrador negro siendo un perro de raza grande, suele necesitar ciertas formas de cuidado para garantizar una vida larga y prolongada, su constante actividad y movimiento van a necesitar de supervisión para que su salud no se perjudique.

En cuanto a aseo se refiere, el Labrador Negro no suele ser muy exigente ya que posee dos capas de pelaje corto y grueso que además de protegerlo del frio le proveen la impermeabilización que necesitan para bañarse y secarse de una forma muy rápida, cosa que disfrutan muchísimo.

Con respecto al baño no será una tarea difícil ya que aman el agua y con su carácter dócil y amistoso harán del mismo una experiencia grata de hacer, ya sea que se le bañe en casa o en un centro de peluquería canina.

Si el baño se hace en casa se debe usar un champú especial para perros de cabello corto evitando usar el de los miembros de la familia porque este tiene componentes muy fuertes para su pelaje. Por otro lado, y debido a que les gustan mucho los baños constantes, las orejas deben ser revisadas y limpiadas con frecuencia para que no enfermen de otitis y se infecten.

Es aconsejable darle el primer baño a los labradores negros después del tercer mes de edad, procurando usar los utensilios adecuados para que les sea agradable.

Los labradores negros de por si tienden a mantenerse limpios sin agarrar tan mal olor, también se puede agregar a los productos de baño un aromatizante que le sea acorde en caso de que por sus juegos y actividades se ensucien con más frecuencia de los normal.

También el tamaño de las uñas deberá ser supervisado por el veterinario para que estas crezcan hasta la medida necesaria y que no les sean molestas a la hora de caminar.

Así mismo y debido a los paseos que suele necesitar para liberar energía puede ser propenso a contraer pulgas o garrapatas que le molesten de forma continua, y que si no se tratan lograran ser dolorosas, molestas e incluso podrían trasmitirle enfermedades graves, por lo que se recomienda pedir al veterinario la mejor recomendación para evitarlas, ya sea a través de pastillas o una ampolleta que se coloca en el lomo del animal para evitar que se lama, e incluso existen repelentes orgánicos de presentación pequeña que el dueño puede llevar a cualquier lugar donde este paseando al perro.

El cepillado luego de salir también puede funcionar a la hora de evitar estas molestas pulgas y garrapatas.
Por otro lado y en cuanto a salud se refiere, este tipo de raza va a necesitar una visita anual por lo menos al veterinario, siendo la primera vez, cuando se está cachorro, la más importante ya que el doctor determinara las vacunas que se le deben colocar, los desparasitantes, la alimentación y alguna vitamina que pueda requerir para su fortalecimiento, es importante indicar que no se le puede sacar a pasear si no se le han colocado las vacunas respectivas porque en esa etapa de cachorro son más vulnerables a las enfermedades, luego cuando el perro vaya creciendo se deberá vacunar de forma periódica y respetando los calendarios anuales que establecen los médicos expertos, para así prevenir las enfermedades más comunes como lo son la rabia, el moquillo entre otros.

Es importante señalar que el labrador negro es un perro que requiere de atención constante y esto va a permitir que la salud emocional del mismo sea estable.

Si no se le da la atención que ameritan tendera a mostrarse inquieto y buscara la forma de llamar la atención para que le tomen en cuenta.

Si se le da la atención y el cariño que requiere será un perro feliz y esto beneficiara su salud física.
Así mismo el ejercicio es fundamental para que pueda liberar estrés y la energía que suelen tener a diario, según expertos se les debe pasear por lo menos dos veces al día y de forma prolongada para que puedan ejercitarse lo suficiente, si los paseos van acompañados con juguetes que buscar, fomentara y fortalecerá más la relación del dueño con el perro y entre ambos se crearan lazos de unión que para el labrador negro son esenciales a lo largo de su vida.

Para garantizar la hermosura física del labrador negro en imprescindible que se tome mucho en cuenta su alimentación, puesto que tiende a engordar y esto le resta belleza a su cuerpo atlético y definido y que además trae consecuencias perjudiciales a su salud.

El labrador negro retriever no requiere de que su apariencia física sea modificada a través de cortes de cabellos, secados o alisados por lo que su belleza se caracteriza por ser natural y sin mucha elaboración, tiende a cautivar más con su personalidad y cariño que con su apariencia física, esto no quiere decir que no sea imponente a la hora de mostrarse.

labrador-negro

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Labrador Negro

Considerado uno de los perros más enérgicos, el labrador negro es calificado como una de las razas, que si se logra entrenar, puede ser muy obediente y útil para varias funciones.

Para garantizar un entrenamiento eficiente, es recomendable hacerlo desde temprana edad, puesto que cuando son adultos adquieren ciertas costumbres que luego son difíciles pero no imposible de reversar. Si el entrenamiento se comienza luego del destete o apenas es llevado al hogar es seguro que aprenderá los hábitos de una forma que perduraran en el tiempo.

Siendo un perro de raza grande, se torna importante enseñarle ciertos comportamientos que en la edad adulta serán muy útiles sobre todo para los que pertenezcan a su entorno. Enseñarle a responder a su nombre, a no saltar sobre las personas, a sentarse o a no masticar objetos inadecuados son los principios básicos de educación para esta raza.

Sera muy poco divertido si no se le enseña a que no debe encimarse sobre las personas luego de que llegue a los 35 kg o muy costoso resolver el hecho de que se haya tragado algún objeto no comestible.

Los premios y los elogios son importantes para que el entrenamiento sea realizado de una forma más rápida, si se le celebra lo realizado se sentirá amado y se le da algún premio comestible lo hará responder de forma alegre, debido a que son glotones por naturaleza y la comida forma parte importante de su pensamiento diario. Así mismo, La diversión es parte de su personalidad, por eso si se le entrena agregando este componente lo disfrutara al máximo.

La inteligencia los caracteriza, por eso no será difícil enseñarles trucos que permitan facilitar tareas cotidianas como apagar las luces, traer el periódico e incluso hacer sus necesidades en el sitio indicado por el dueño, además de esto esta raza es tomada en cuenta para realizar labores como perros de acompañamiento, en brigadas de cuerpos de seguridad y grupos de salvamento lo que requiere que sean entrenados con disciplina y constancia para que cumplan a cabalidad las labores que se les enseñan con cada método que se necesitan para ser útiles en cada área que se les asigne.

Entre los entrenamientos que han valido el reconocimiento de estos animales, esta el que se les da para detectar drogas y estupefacientes.

Este entrenamiento se lleva a cabo a través de la práctica de búsqueda, que consiste en mostrarle una pelota o juguete preferido al perro, la cual estará escondida en una caja de metal, con dos compartimentos, en la cual por un lado estará la pelota y por el otro el olor del estupefaciente, al momento de mostrarle la pelota al canino este buscara insaciablemente dicho juguete y se acostumbrara a pensar que cada vez que huela ese olor encontrara su pelota o juguete favorito, esto para los labradores negros ha sido muy fácil de aprender debido a su gran sentido del olfato y su deseo de querer estar siempre en movimiento a través de un juego o una actividad.

Además de esto, en esta instrucción se necesita crear lazos de unión entre la persona que va a estar encargada del perro dentro de la brigada y el mismo para que se acostumbre a obedecerle durante el tiempo que el labrador negro se encuentre prestando el servicio en el cuerpo de seguridad.

Otros de los entrenamientos en los que se desenvuelven muy bien, luego de aprender la lección, es cuando son perros de búsqueda, este constituye un entrenamiento largo y continuo que no se debe dar por terminado nunca, comprende sesiones semanales, observación de las características del desenvolvimiento del perro y la agilidad que muestre a la hora de dichos entrenamientos, siendo la raza de los labradores negros perfecta para este tipo de labor y ejecutándola de manera eficiente, como lo fue el caso de la labradora negra llamada “Frida” quien actuó en el rescate de personas en el terremoto que se suscito en la ciudad de México.

Para que los perros logren realizar esta labor es necesario que sean adiestrados en distintos lugares, que socialicen con la mayor cantidad de personas posible y que posean un sentido olfativo excelente como lo tienen por naturaleza los labradores negros.

Cuando se tiene a un labrador negro en casa, la necesidad de entrenamiento se torna indispensable, ya que su personalidad imperante y su capacidad enérgica así lo requieren. Ya sea a través de lecciones sencillas en las que aprenda a hacer caso para mejorar el vivir diario de los miembros de la familia servirán de ayuda para mantener el orden, la paz y la armonía que se necesita en un hogar. Es importante indicar que para enseñar lecciones a un labrador negro no es necesario gritarle o golpearle, su comprensión y agudeza le hacen entender, a veces sin necesidad de repetírselo lo que se le desea enseñar y más si se le reconoce de inmediato que lo que hizo y como lo hizo estuvo bien.

Comportamiento con los Humanos

labrador-negro

No existe raza más sociable y cariñosa que la del labrador negro, son sin exagerar, los que suelen ser escogidos como mascotas para completar el núcleo familiar debido a su nobleza, bondad e inteligencia.

Su comportamiento como mascota tiende a ser natural y propia de los perros, mientras esta cachorro el derroche de energía y búsqueda de cosas nuevas le harán ver como un animal muy dinámico y casi imposible de agotarse, para cuando empieza a crecer su energía no disminuye, lo que se le conoce como adolescencia prolongada, este acompañara su personalidad de comportamientos aprendidos, donde se recomienda que sean enseñado por los propios dueños para que así opte por aprender conductas que le serán útiles en su entorno, y por ultimo ya en etapa adulta será una mezcla de energía, ternura y fidelidad.

Ahora bien el comportamiento que los labradores manifiestan con humanos está basado en la confianza que le pueden llegar a tener a sus dueños, si el perro es la única mascota del hogar considerara a su dueño como el líder de la manada, por lo que buscara agradarle y estar lo más cerca posible, lo que será indispensable para que se creen lazos de unión entre ambos.

No son perros que les guste estar tranquilos por lo que su entorno debe estar rodeado de personas activas que lo comprendan a la hora de que manifieste sus necesidades, tales como salir a pasear o realizar alguna actividad con un juego inmerso.

Tampoco les gusta quedarse mucho tiempo solos en casa, si por alguna razón lo llegasen a hacer, probablemente su manera de proceder ante la soledad será el hurgar y romper cosas, ya que su aburrimiento será muchísimo.
Si de socializar se trata, el labrador negro es experto en hacerse querer por las personas que lo rodean, ya sea con gestos corporales o mostrando un juguete, esta raza procurara ser el consentido de todos y captar la atención de aquellos que se muestren distantes.

Por ser perros muy inteligentes suelen ser enseñados y entrenados con facilidad, lo que los hace ser una raza predilecta para realizar labores de importancia en ciudades y naciones.

En caso de labradores que han sido entrenados para participar en cuerpos policiales o brigadas de ayuda, su manera de proceder comprende la fidelidad y obediencia hacia la persona guía y son considerados como una raza que cumple con eficiencia las labores que se les enseñan.

Siempre se les vera en movimientos filantrópicos donde la cercanía a las personas será su disfrute.
Y normalmente luego de su jubilación es común ver que la persona que el entreno opte por adoptar y llevar a su hogar al compañero que tuvo en su área de trabajo.

Dentro de los trabajos en los que los labradores han sido entrenados, está el de la caza ya que tiene la capacidad, de si se le entrena, esperar en silencio junto a su dueño que las aves sean impactadas, el labrador negro observara donde cayó y con su olfato buscara hasta encontrarla, son eficientes a la hora de traer al ave ya que su mordedura es blanda y no la dañan con los dientes.

Así mismo, es probable verles en aeropuertos o terminales donde haya mucha afluencia de personas ya que son fieles perros trabajadores que han sido entrenados para detectar si alguien lleva drogas o estupefacientes, siendo totalmente efectivos en sus búsquedas, su nivel olfativo y su ganas de estar en movimiento le hacen disfrutar al máximo este trabajo que desempeñan con mucho entusiasmo y energía.

Además y debido a que disfrutan la compañía humana se le has capacitado como perros de ayuda para personas con discapacidad entre las que destacan el de brindar asistencia a las personas con poca visión o ciegas, donde hacen el papel de perros guías enseñando con exactitud la dirección que deben llevar sus dueños, así mismo personas en sillas de ruedas donde los labradores ejecutan funciones tales como ayudarlos a halar o mover la silla, recoger y traerle cosas para vestirse, entre otros.

En el caso de personas que sufran de depresión o tengan una situación que superar, sin duda, una mascota de raza labrador negro será la ayuda perfecta para enfrentar situaciones de ese tipo.

Los labradores aman el nadar, si tienen la oportunidad de entrar al agua no dudaran en hacerlo, por lo que también se les conoce como perros que han destacado en labores de salvavidas acuáticos.

El nadar lo llevan en la sangre, pero para este tipo de trabajos se les debe entrenar de manera tal que puedan diferenciar cuando una persona necesita ayuda y cuando se está divirtiendo ya que ellos procuraran acercarse a cualquiera que esté en el agua.

Se ha mencionado a lo largo de la historia que estos animales podían fácilmente remolcar cabos para barcos o traer a sus dueños las redes de pescar desde el agua.

Su entorno

labrador-negro

Si de elegir a un perro se trata, los labradores negros son evidentemente los preferidos por la mayoría de las familias sin importar su número de integrantes, debido a que su compañía, dulzura, fidelidad e inteligencia son cautivantes y se les caracteriza por ser los predilectos a la hora de buscar a un nuevo miembro.

Son perros grandes, agiles y muy extrovertidos que buscaran corretear y jugar desde que se levantan hasta que se les agotan las energías al anochecer, por lo que el ambiente que se les brinda al llevarlo a casa deberá contar con espacios preferiblemente grandes, que provean de lugares abiertos donde se les permita ejercitarse y distraerse.

El labrador negro es una mascota sociable, que podrá adaptarse fácilmente a cualquier espacio donde se le brinde amor, cariño y comprensión, pero debido a su personalidad juguetona e hiperactiva es recomendable tanto para él como para los integrantes de la casa, que si se les va a adquirir como un miembro más del hogar, este sea acorde a sus necesidades en cuanto a tamaño y espacio para desplazarse con facilidad.

Si no pasara la mayor parte del tiempo intentando escaparse o manifestando estrés a través de travesuras e incapacidad de poder estar quieto por algunos momentos.

Cuando de personas se trata, mientras más miembros haya a su alrededor se sentirá más a gusto, ya que tendrá la atención y muestras de afecto que también demanda para su salud emocional.

No importa la edad ni el sexo, el labrador negro podrá socializar e integrarse con tal facilidad que no será problema para ninguno.

Los expertos suelen mencionar que los labradores negros son la raza que mejor interactúa con bebes y niños de las familias en las que se encuentren.

Si dentro de su ambiente cotidiano hay algún otro animal o miembro de su misma especie, este le respetara y le hará sentirse a gusto mediante gestos corporales que muestran lo sociable que puede llegar a ser.

También, si dentro del lugar donde se encuentren hay algún lago cerca o alguna piscina no dudara en darse un baño ya que para ellos, está en su genética el poder nadar con agilidad cada vez que se les presente la oportunidad, si se les descuida pasaran la mayoría del tiempo buscando como entrar al agua.

El clima es otro factor importante para mencionar como aspecto significativo de su entorno, ya que el labrador negro cuenta con la capacidad de soportar y moverse en un ambiente con temperaturas cálidas donde el clima sea tropical o caluroso.

Por su forma de ser alegre y entusiasta se debe procurar que el ambiente que le rodee esté libre de peleas y gritos que generen tensión, ya que las perciben y les afectan en gran manera, así como también para enseñarles y entrenarles se debe procurar que sea de forma amigable con entusiasmo ya que entienden más si se les habla con cariño y no con gritos y golpes que lo alteren, tanto es así, que si se hace de otra forma el labrador negro podría sacar su instinto animal y revelarse de forma agresiva para defenderse.

Dentro de lo necesario para hacer su hábitat y permanencia más amena está el hecho de que necesitan de forma continua ser llevados a parques o sitios donde puedan correr y drenar todo el empuje que llevan por dentro, si se cuenta con un parque o lugar abierto cerca, que le permita a los dueños sacarlos a pasear por lo menos dos veces al día sería maravilloso para ambos, ya que el perro se distrae y quema energía y el dueño garantiza que su mascota estará recibiendo la atención que se merece.

Si se puede evitar dentro de su lugar de descanso el dejar objetos de fácil alcance u alimentos que no sean recomendables para los labradores negros , es de vital importancia que se cerciore que no podrá alcanzarlos o comerlos, ya que por su afición a la comida, arrebatara lo que sea para llevárselo a la boca y muy probablemente tragárselo todo lo que encuentre a su paso.

Para este tipo de razas los ambientes donde permanecerán deberán ser analizadas estudiadas y preparadas previamente a su adquisición, ya que regalarlos por falta de espacio les generara gran tristeza y desconsuelo que podrán afectar por algún tiempo su salud, debido a que son canes muy apegados a quienes les reciben y les conocen desde el comienzo de sus vidas.

Por otro lado si suelen destruir su sitio de permanencia, esto se puede solucionar con un buen entrenamiento y sesiones de aprendizaje que les permitirán mejorar aquellos comportamientos que sean contrarios.

No son perros muy exigentes en cuanto a ambientes se trata, si se les llena de cariño, mimos y comprensión constante cualquier lugar se convertirá en el preferido de ellos para poder derrochar su simpatía y personalidad que solo los labradores negros retriever suelen tener.