Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Braco Alemán de pelo corto

braco-aleman-de-pelo-corto
Braco Alemán de pelo corto
5 (100%) 11 votes

Braco Alemán de pelo corto: Un gran perro de caza

En el año 1800 surgió en Alemania el Braco Alemán. Una raza completa, inteligente y sumamente eficiente a la hora de realizar diferentes actividades.

A simple vista, el Braco Alemán es un perro grande e imponente. Su contextura física lo convierte en un excelente perro guardián y de trabajo. Sus habilidades son únicas y pueden adaptarse a distintas situaciones.

Su característica principal es que esta raza puede cazar aves fácilmente, incluso si se encuentran en el agua.

Son buenos rastreadores, pueden seguir el rastro de cualquier animal o persona de una forma impresionante.

El Braco alemán de pelo corto es un perro rápido, sutil y elegante en sus movimientos. Son decididos, fuertes y se enfrentan a todo de una forma muy valiente y protectora.

Esta raza posee un gran olfato, por ello es que su cualidad más fuerte es la de rastrear. Este perro puede ser muy determinado e insistente cuando es necesario, puede realizar trabajos dentro del agua de una forma muy ágil, convirtiéndolo en un can con excelente condición y resistencia física.

El estilo de este animal es muy elegante y estilizado, es alto, esbelto y muy bien proporcionado. No importa que tan grande sea el obstáculo, el Braco Alemán luchará de forma determinada hasta lograr su objetivo.

La inteligencia del Braco no es como la de cualquier otro can, esta raza alemana posee una inteligencia superior lo que hace que su entrenamiento sea rápido, efectivo y muy fácil.

Este perro es reconocido a nivel mundial por su fácil adiestramiento y por su gran belleza. Es un excelente compañero para la familia o para aquellos que se dedican al trabajo en el campo, sobre todo en actividades de caza.

El Braco puede convivir de forma muy fácil con los humanos en el hogar aunque sí necesitará de mucho espacio en el jardín o patio trasero de la casa. Puede llevarse muy bien con los niños, ya que es un perro muy paciente y su inteligencia le permite entender el comportamiento de los pequeños. Es un excelente perro guardián que se encargara de jugar con ellos y de mantenerlos.

El Braco Alemán es un perro grácil y esbelto, su contextura física lo convierte en un perro sumamente rápido, es decir, puede alcanzar  grandes velocidades al momento de correr.

Este can es todo terreno, se adapta fácilmente a cualquier ambiente y es muy trabajador. Le encanta sobre todo hacer trabajos dentro del agua, es un excelente nadador y disfruta pasar tiempo dentro de ella.

El Braco Alemán es muy observador, amigable y juguetón. A pesar de su imponente tamaño, es un perro fiel y obediente que no causará problemas. Le encanta pasar el tiempo en familia, es muy amoroso y le encanta sentirse amado por sus seres queridos.

Este perro es muy resistente. No hay muchas enfermedades que afecten a este animal y sus cuidados no van más allá de los normales de cualquier otro perro.

El Braco necesita estar en movimiento. No es un perro apto para vivir dentro de un departamento, lo ideal es que la familia se mantenga muy pendiente de sus ejercicios y sus actividades físicas diarias. No solo para mantenerlo en la condición física adecuada sino para controlar sus nervios y su ansiedad. El Braco Alemán de pelo corto necesita sentirse útil y mantenerse encerrado puede ocasionar comportamientos fuera de lo común en esta raza.

Controlar a esta raza no es difícil, suele captar fácilmente las órdenes pero el entrenamiento debe iniciar desde cachorro y el dueño debe mantenerse firme en todo momento, sin embargo, no puede excederse y ser duro, el Braco Alemán puede ser un poco terco sobre todo si se siente presionado.

La raza ha evolucionado desde sus inicios. Esta raza fue un cruce de varios perros de caza y de rastreo y no fue sino hasta a principios del año 1800 cuando el Braco Alemán surgió con habilidades impresionantes tanto en el agua como en la tierra.

Este Braco es de pelo corto y al tacto su pelaje no es suave, sin embargo, posee colores muy vivos. La cola es corta y posee un pecho profundo y sobre todo musculoso, dándole una apariencia intimidante y sobre todo fuerte.

Esta raza es fabulosa y puede servir como perro de familia, es un excelente compañero y un fiel protector. El Braco Alemán de perro corto es familiar y paciente, ama a su familia y le encanta demostrarlo.

Historia y Origen del Braco Alemán de pelo corto

braco-aleman-de-pelo-corto

El Braco Alemán de pelo corto es un perro de muestra legendario y su aparición en el continente europeo se remota a varios siglos atrás. Las primeras evidencias de la aparición de esta raza datan sobre el siglo XIII y se podía leer referencias donde se nombra la palabra “Braco”, señalando a un perro con habilidades innatas para rastrear aves y como excelente acompañante de un cazador.

Desde su origen, el Braco alemán mostró su inteligencia y su impresionante capacidad para aprender, habilidades que con el paso del tiempo y la evolución de la raza se han incrementado. Estas características son las principales de la raza y se volvió muy popular en Europa ya que era utilizado en diversas tareas.

Esta raza es muy antigua y su participación en la caza data desde mucho antes que en la caza fuera introducidas armas de fuego. En la antigüedad eran utilizados otros métodos para cazar,  se usaban redes  que eran lanzadas en los matorrales o usaban a los perros para ahuyentar a las presas y que estas volaran directamente hacia la red. Es en estos momentos donde el Braco Alemán se destaca en su Labor de perro cazador.

Las habilidades de este perro para rastrear también son muy utilizadas en la cetrería, básicamente, el Braco Alemán rastreaba las presas y al  localizarlas, llevaba a su cazador directamente hacia las aves y en conjunto realizan su trabajo.

En la actualidad aún quedan vestigios de esta antigua tradición, sobre todo en el continente Europeo y en algunos países árabes. A pesar de que las armas de fuego revolucionaron la caza, se conversan estas prácticas en algunos cazadores con las tradiciones bien arraigadas.

En el siglo XIII las leyes en Alemania dictaban que cada cazador debía ser acompañado por dos perros de esta raza. En su propio país este animal es una rareza y su expansión fue gracias a estas determinantes leyes que apoyaban la crianza de razas puras propias de este país.

La mayoría de los criadores del Braco Alemán eran cazadores y en un principio las características de la raza no se encontraban claras y se dedicaron a corregir desperfectos e incluso, propiciar estas habilidades innatas de este ejemplar.

Para obtener ciertas características fueron usadas otras razas ajenas a Alemania. Y debido a la doctrina aplicada en ese siglo, no eran aceptados los cruces pero gracias a ellos, el Braco Alemán es lo que es hoy en día.

Es innegable comparar esta raza con otras que son sumamente parecidas y esto se debe a los cruces anteriormente mencionados y es que el Braco Alemán posee parientes como el Pointer, el Braco Italiano, el Braco Húngaro, etc.

El Braco Alemán posee una historia muy confusa y muy poco reconocida. No se sabe exactamente cuáles son las razas que permitieron la homogenización de estos ejemplares. La sangre del Braco Alemán contiene rastros de otros perros cazadores como el Pointer Español y el Pointer Inglés. Sin embargo, existe un documento donde un príncipe alemán expuso las características, certezas y reglas morfológicas que definen la raza. Este documento también establece cuales son las reglas y las pruebas que se deben realizar a un can para comprobar si es un perro de caza.

Actualmente, esta raza sigue siendo muy popular en Alemania pero en otros lugares del mundo no es muy común encontrar estos ejemplares. Sin embargo, aquellos que se dedican a la caza sí conocen sobre el Braco Alemán porque es parte de la historia de la caza en el mundo y es tan antigua como esta tradición.

En el siglo XVII la raza Pointer español fue cruzada con otras dos razas (Bloodhound y Foxhound) para lograr un ejemplar fuerte y con un temperamento excepcional. A pesar de que se obtuvieron los resultados esperados, también se incluyó al Pointer Inglés a la estirpe Braco.

Después de tantas confusiones, en 1870 se pudo establecer bases certeras de lo que se quería en la raza y quedaron claras las características del Braco Alemán tanto para los criadores como para los dueños.

Desde entonces, se trató de preservar todas las directrices establecidas y se pudo registrar un estándar del Braco Alemán. Se buscó sacarle provecho a todas las habilidades genéticas que resultaron en este perro y que en la actualidad es un animal impresionante que se destaca en números actividades, desde correr hasta nadar. Su olfato, personalidad e inteligencia pueden atrapar a cualquiera  que piense en adoptar a este hermoso perro.

El Braco Alemán posee una historia tan extravagante como la raza y no es de esperarse que donde se pare este can llame la atención. También hay que destacar que es un perro de muestra, sobre todo en Europa.

Características de la raza

braco-aleman-de-pelo-corto

El Braco Alemán de pelo corto es un hermoso ejemplar que posee muchas características, habilidades y destrezas impresionantes. Es uno de los perros más dinámicos, inteligentes y completos que hay entre todas las razas puras.

Esta raza es sumamente cariñosa, leal, fiel, protectora y muy valiente.  Son características que buscan aquellas familias que desean adoptar una mascota. El Braco Alemán es auténtico en carácter pero también su físico logra impresionar.

El físico del Braco Alemán es muy particular. Es muy fuerte y sus proporciones no rayan lo extravagante. Es resistente, rápido y posee mucha fuerza debido a sus grandes músculos.

El porte de esta raza es estilizado, erguido y sus líneas son fluidas y armoniosas. Los movimientos del Braco Alemán demuestran destreza, fiereza y al mismo tiempo, mucha ternura.

Es un perro que cuenta con un aspecto y apariencia espectacular. De proporciones armoniosas, cuya constitución emana fuerza, resistencia y velocidad. Su porte es erguido, sus líneas, fluidas, y muestra movimientos amplios que subrayan su nobleza.

Como antes se había mencionado, el Braco Alemán es un perro muy resistente que puede enfrentarse a distintas condiciones climáticas y a adaptarse a todo tipo de terrenos. La característica principal de esta raza son sus destrezas con la caza y el rastreo, por ello, la localización y exploración del campo es lo que más disfruta hacer este ejemplar. Su adiestramiento correcto impulsa todas estas habilidades y lo convierten en un excelente perro de compañía no solo para el trabajo sino para compartir armoniosamente con una familia.

Pelaje

El pelo del Braco Alemán es corto y muy tupido. Al tacto, el pelaje de esta raza es duro y áspero. Se presenta en diversos colores e incluso con manchas: negro, blanco, marrón, motas de marrón o blanco, etc.

Altura a la cruz

El Braco Alemán es un perro grande e imponente. La altura a  la cruz en los oscila entre los 60 a 76 centímetros mientras que las hembras alcanzan los 63 centímetros como máximo.

Peso

Las hembras y los machos suelen tener características distintas referentes al tamaño y al peso. Son perros de talla grande pero las hembras suelen ser un poco más pequeñas y delicadas. El peso de los machos alcanza como máximo los 33 kilos mientras que las hembras al menos los 31 kilos.

Cuerpo

El Braco Alemán es armonioso desde su carácter hasta su cuerpo. Su figura impone y posee un porte fluido y erguido, es un perro estilizado y con mucha belleza.

Este perro posee el dorso largo y un poco curveado mientras que la cabeza es ancha y mediana. Su hocico es más alargado y posee mejillas grandes y abombadas. Los ojos del Braco Alemán transmiten demasiado, son medianos y ovalados. Sus ojos suelen ser de un tono marrón bastante oscuro y en ellos se observa mucha ternura y mucha inteligencia.

Las orejas de este can son medianas, lisas y suaves. Son delgadas y la punta es redondeada. Puede fácilmente llegar hasta el principio del labio cuando se juntan y su inserción es alta.

La cola del Braco Alemán es mediana. La mayoría de los países permiten que se corte la cola a la mitad para “beneficiar al perro en la caza y rastreo” y en el caso de mantenerla completa, puede curvearse un poco hacia arriba cuando se encuentra en movimiento y en reposo, la mantiene horizontal.

La piel de este perro es fuerte, resistente y ajustada. No posee rollos ni pliegues.

El cuello de esta raza corresponde al tamaño del cuerpo y se va volviendo más ancho a medida que alcanza la nuca y el pecho. Es un cuello fuerte y musculoso.

El Braco Alemán se destaca por su físico, por su belleza, altivez y sobre todo, por su inteligencia y personalidad. Posee un carácter único e inigualable y es considerado como uno de los canes con inteligencia superior a cualquier otro perro.

Las habilidades de esta raza son naturalmente encantadoras. Su temperamento puede verse afectado si desde pequeño no se le educa correctamente y no es enseñado a socializar.

El Braco Alemán puede vivir tranquilamente en familia pero en un hogar con el espacio suficiente para mantenerse activo y  ejercitado. No causa problemas a menos que se le deje sin juguetes y no se le dedique al menos algunas horas de juego y ejercicio.

No todo es trabajar, esta raza es muy amorosa y por ello necesita mucho amor y mimos por parte de su familia.

Es un perro fiel, amoroso y protector de su espacio y su familia. Le encanta pasar tiempo con los niños y puede cuidar de ellos de una forma muy tierna y con mucha paciencia. Convirtiéndolo en una mascota completa e ideal para cualquier familia que esté dispuesta a divertirse y a llenarse de amor y felicidad con esta raza antigua.

Comportamiento con otros perros

Es Braco Alemán resulta muy amigable y jovial con los humanos, con otros perros no es la excepción. Este tipo de raza no es agresiva y no generará conflictos graves con otros ejemplares de raza distinta. Puede relacionarse bien con otros perros porque no iniciará con conflictos pero es recomendable mantener una vigilancia en los primeros momentos donde se estén encontrando ambas razas.

braco-aleman-de-pelo-corto

Es mejor prevenir cualquier tipo de dominancia por parte de cualquiera de los dos ejemplares y que pueda llevar a una dificultad mayor. El Braco Alemán es por naturaleza muy dócil y su primer intento de socialización con otro perro será positivo y parte de estas reacciones dependen de la educación aplicada en el Braco desde que llegó al hogar.

A pesar de que el Braco Alemán es lleva muy bien con los perros, hay que ser un poco más vigilante cuando de otras mascotas se trate. Lo mejor es vincular al cachorro de Braco Alemán con la otra especie desde que ambos son muy jóvenes y que el tiempo vaya formando un lazo de amistad que puede ser todo lo contrario si este perro se enfrenta a otra especie en edad adulta. No va a causar problemas y no mantendrá un comportamiento agresivo pero es posible que su instinto nato de cazador pueda llevarlo a situaciones incomodas y desagradables que se pueden evitar enseñándolo correctamente y acercando a ambas especies desde temprana edad.

Hay que recordar que el instinto de este perro es cazar y en los momentos donde percibe especies ajenas a la suya, pueden aflorar estos instintos que para él son muy normales y que es trabajo de su amo demostrarle en qué momento está cazando y en cuál otro se encuentra en compañía de su familia y otras especies de mascotas que existan dentro del hogar.

Cómo se comportan los machos y las hembras de Braco Alemán

El Macho del Braco Alemán es un perro equilibrado. No es el tipo de perro que cambiará de actitud constantemente. Es muy tranquilo y dócil, estas actitudes y comportamientos son generales de la raza pero cuando se trata del macho, es posible que se encuentre sobrexcitado en algunos casos, llamará la atención constante de sus dueños por su necesidad de juegos, ejercicios y compañía de los familiares.

Las hembras Braco Alemán son tenaces y suelen tomarse el trabajo de cuidar a la familia muy en serio. De por sí, su instinto natural es de rastrear por lo que se encontrarán más susceptibles a supervisar y rastrear el espacio donde ella convive con su familia. Suelen ser un poco más tranquilas porque prefieren pasar tiempo con sus amos recibiendo mimos sobre todo si son los niños quienes se encargan de jugar y hacerle compañía a esta hermosa y paciente perrita. Las hembras suelen ser mucho más sentimentales con su familia.

¿Son territoriales?

La raza Braco Alemán no es territorial. Al contrario, puede adaptarse muy bien al entorno donde va a vivir, sobre todo si es un lugar con espacio suficiente para correr y ejercitarse. Es un perro dócil que acepta de buena manera la compañía de otros perros y de otros humanos.

La compañía para esta raza es fundamental en su existencia. No le sienta bien la soledad y cualquier persona o perro que desee acercarse a pasar tiempo con él será recibido de buen agrado y con muchísima energía recargada para corretear, jugar y divertirse.

Incluso en los momentos de descanso el Braco Alemán no tiene problemas en compartir su lugar para dormir.

El instinto protector y cazador del Braco Alemán no interfiere en su territorialidad, para él esta palabra no existe. Es un perro tranquilo, alegre y apacible.

La naturaleza del Braco Alemán es rastrear por lo que investigará sin descanso a sus visitantes pero no de una forma retadora sino amable para evocarle la confianza suficiente para entablar una amistad que le permita a esta raza sentirse amado y con otro amigo con quien pueda pasar tiempo de calidad en su entorno ideal.

El Braco Alemán de pelo corto es el perro ideal para esas familias que adoran pasar tiempo fuera de casa y les gusta el atletismo. Para esta raza no hay impedimentos, es muy obediente e inteligente por lo que su desempeño en cualquier actividad es el mejor.

Es un perro muy completo que puede convivir sin problemas con otros perros, con otras mascotas, con otros humanos y sobre todo con los niños. Es un excelente perro de trabajo pero es el más amoroso, protector y considerado con su familia. Estos ejemplares adoran pasar tiempo en familia asi que lo convierte en la mascota perfecta para hogares con mucho espacio dentro y fuera de casa y sobre todo donde haya niños correteando y jugando por doquier.

Dieta y alimentación de un Braco Alemán de pelo corto

braco-aleman-de-pelo-corto

El Braco Alemán debe ser muy monitoreado con respecto a su alimentación.  Es necesario mantener muy controlada su dieta ya que uno de sus principales problemas es la obesidad. La alimentación balanceada en el perro es vital no solo para prevenir el exceso de peso sino para garantizar la buena salud del animal en aspectos generales.

Un Braco Alemán bien alimentado y con la cantidad de ejercicio necesaria es un perro fuerte, amoroso y con una larga vida garantizada.

El Braco Alemán es un perro de caza, es un perro fuerte, musculoso y resistente que necesita de una buena alimentación que le aporte muchísimas energías para realizar este tipo de actividades que requieren de buenas condiciones de salud; sobre todo en sus músculos y huesos.

La alimentación de esta raza no suele ser complicada. Es necesario que cada tazón de comida contenga una proporción de minerales, proteínas, vitaminas y carbohidratos e incluso una cantidad pequeña de grasa positiva. Este tipo de nutrientes son necesarios para mantener en forma al perro en líneas generales, desde la piel hasta su pelaje, sus huesos y articulaciones.

Para mantener sano al Braco Alemán la alimentación de calidad debe iniciar desde cachorro, es necesario tomar en cuenta estos consejos para alimentar correctamente a esta raza desde sus primeros años de vida.

  • Es necesario que la comida administrada al cachorro sea especial para perros. La comida de humanos o para otro tipo de mascota no aporta ningún valor nutricional y puede causar problemas al animal a tan temprana edad.
  • La calidad es lo primordial. Al tener una mascota el dueño debe estar bien preparado tanto económicamente como física y emocionalmente para sobrellevar los gastos y el tiempo necesario que necesita el animal. Es por ello que el proceso de la elaboración de la comida, los ingredientes y la inclusión de los nutrientes debe ser la mejor para el cachorro sin pensar en el gasto que pueda conllevar. Una alimentación de calidad se traduce en una salud de calidad.
  • Desde los primeros meses de vida del cachorro Braco Alemán es necesario mantenerlo monitoreado con el veterinario y es quien dictará si el animal posee problemas y requiere un alimento especial o si es necesario cambiar su dieta debido a problemas e peso.
  • Un cachorro debe comer por lo mínimo 3 veces al día pequeñas porciones, lo recomendable es que unos 300 gramos de croquetas para perros puedan ser divididas en cada porción y así el perro puede ir habituándose a un horario. Esto debe ser así por lo menos durante sus primeros 4 meses, a partir de allí, su peso y su tamaño es mayor y es recomendable que el medico establezca una cantidad de comida que regularmente es dividida en dos porciones y que esta rutina continuara hasta su adultez con la diferencia de que la cantidad de comida puede aumentar hasta unos 900 gramos por día.

En la actualidad no es difícil alimentar al Braco Alemán. Existe una gran variedad de alimentos para perros que contienen elementos nutricionales importantes y que al mismo tiempo ayudan a cambiar un poco la rutina establecida desde que es pequeño.

En el mercado nutricional canino se encuentran variedades amplias de alimentos que se adaptan a la necesidad del Braco Alemán desde que es un cachorro hasta que alcanza su edad adulta. No hay que olvidar que cuando el perro es mayor, necesita una cantidad de energía y de complementos mucho mayor a la inicial y que a través de una buena dieta los puede conseguir.

El Braco Alemán puede ser alimentado por diversos tipos de comidas para perros:

  • Las croquetas para perros es el alimento más común en el mercado y existen muchísimas marcas pero lo más importante es que mientras más explique el empaque cuales son los ingredientes que lleva, mucho mejor. Es necesario conocer si son de origen natural, si contiene aditivos y contenidos químicos que alarguen su vida útil. La mejor calidad es lo que importa y hacer un pequeño estudio entre las marcas más reconocidas puede ayudar a comparar cuál es el mejor.
  • Las comidas húmedas contienen un alto nivel de humedad por lo que el perro puede recibir hidratación suficiente por medio de ellas pero el valor nutricional de los ingredientes se pierde al ser sometidas a altas temperaturas. Esto no quiere decir que deba eliminarse de la dieta pero se recomienda alternar los alimentos para variarle un poco la alimentación al Braco y pueda sentirse más emocionado a la hora de comer algo diferente.
  • La comida casera no debe ser suministrada a diario. El perro disfrutara un buen plato de verduras o de pollo y carne, pero más bien debe ser usada como premio o en ocasiones especiales.
  • Actualmente se habla mucho sobre la comida B.A.R.F. Se trata de suministrarle al animal comida cruda, respetando su condición natural como carnívoro y perro “salvaje”. La idea principal de esta dieta es ofrecer al perro frutas, verduras y carnes sin coser y pero luego de lavarlos muy bien antes de su consumo.

Cada uno de estos tipos de alimentos mencionados es recomendado plenamente por los profesionales. Hay que recordar que cada Braco Alemán es diferente y que dependiendo de la opinión del veterinario una u otra dieta será la más adecuada para él.

Salud y cuidados necesarios

El Braco Alemán necesita cuidados comunes como cualquier otro perro pero hay ciertas características que sí deben  tenerse en cuenta y ponerle especial cuidado para evitar problemas de salud, comportamientos erráticos y cualquier otro inconveniente con el perro.

Ciertamente, esta raza no requiere cuidados sumamente especiales, incluso su pelo es corto y no necesita de cuidados excesivos más que los baños comunes.

El pelo corto de este perro es una gran ventaja, no se forman nudos y no se enreda con hojas o cualquier desecho que se consiga en el tiempo que se encuentre fuera de casa y hay que recordar el Braco Alemán es un perro que le encanta estar al aire libre y es común que se ensucie rápidamente.

Cuándo bañar al Braco Alemán

El Braco Alemán es un perro que ama ejercitarse, ama estar al aire libre y disfrutar todo el tiempo que pueda en el exterior. Por lo que se encuentra fuera de la casa la mayoría del tiempo y está expuesto a la suciedad, la lluvia, el frio y todos los climas.

Se recomienda bañar al Braco Alemán cuando se encuentre muy sucio. Lo ideal es educarlo y que el comportamiento del perro sea el mejor para evitar que se ensucie de forma extrema.

Al menos dos baños al mes son recomendables para esta raza. Es necesario usar productos de calidad en casa en este momento único donde toda la familia puede participar o llevarlo a una peluquería canina especializada.

Los baños excesivos pueden deshacerse de la grasa natural producida por la piel del perro, lo que puede resultar contraproducente para su salud capilar.

Cuándo cepillar al Braco Alemán

Esta raza no posee pelo largo por lo que bastarán cepillados ocasionales por lo menos una o dos veces por semana para eliminar el pelo muerto que se cae constantemente y suele ser un fastidio para el perro cuando se encuentra dentro del hogar ya que lo deja tirado en el suelo y en los muebles.

Cuándo cortas las uñas

El Braco es un perro de campo y al estar al aire libre las uñas suelen mantenerse a raya. Sin embargo, es necesario revisar el estado de las mismas en cada baño o si el perro demuestra tener alguna molestia en las patas a la hora de caminar.

Las uñas suelen crecer rápidamente pero esta raza suele ejercitarse en el exterior diariamente por lo que el corte de las uñas deben reservarse a esos momentos donde están muy largas.

Una de las actividades que están incluidas en los cuidados es el desarrollo del perro. El socializar con otras mascotas y con otras personas lo ayuda a mantenerse animado, feliz y con ganas de gastar toda la energía acumulada la noche anterior. La salud emocional también debe tomarse en cuenta a la hora de cuidar al Braco Alemán.

Salud del Braco Alemán de pelo corto

Adoptar un cachorro de Braco Alemán es una responsabilidad que conlleva inversiones económicas y de tiempo. Desde que el perro llega al hogar es necesario someterlo a un control veterinario donde se pueda indicar si el perro posee problema o requiere cuidados especiales.

Antes de adquirir uno de estos perros es necesario informarse un poco sobre el comportamiento, cuidados y habilidades del animal. Esta raza es de talla grande es por ello que requiere atención diferente y adaptada a su tamaño.

Vacunas

La tarjeta de vacunación es suministrada por el veterinario el primer día de la consulta, la cual es recomendable realizarla al mes de nacimiento donde generalmente se aplica la primera desparasitación y la primera vacuna.

La guía de vacuna y desparasitación es ofrecida por el veterinario quien es el único capaz y autorizado en preparar y administrar las vacunas en el animal.

El control de vacunas se llevara desde el primer mes de vida hasta la edad adulta del perro y es sumamente importante para evitar problemas de salud, para tratar afecciones y para mantener al Braco Alemán sano, alegre y con muchas ganas de dar amor a su familia.

En líneas generales, este perro no es difícil de mantener. Las vacunas, los baños, las visitas al veterinario y la estética general del perro, no requieren de observación constante sino la necesaria para mantenerlo en buen estado.

Un perro sano se traduce en una familia feliz. Hay que recordar que mantener mascotas en casa puede también traer problemas a los humanos si el área de descanso que usa el animal no se encuentra bien aseado o si incluso el animal se encuentra en condiciones poco salubres para él mismo. Los parásitos son los primeros problemas que afectan al Braco Alemán ya que es un perro que pasa la mayor parte de su vida en el campo, en el jardín o en el parque.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Braco Alemán de pelo corto

braco-aleman-de-pelo-corto

Entrenar a un Braco alemán puede parecer difícil. A simple vista, este ejemplar es grande e imponente, pero la realidad es muy distinta. Este perro posee una inteligencia canina superior a la de cualquier otra raza. Y  a pesar de que puede captar las ordenes de una forma rápida, necesita que su dueño sea firme en su adiestramiento. Es decir, el Braco necesita ver en su entrenador una figura de autoridad para obedecer.

Esta raza suele tomar sus propias decisiones por ello es necesario que su familia entera conozca las reglas a seguir con el perro y que en todo momento estas se apliquen de la forma correcta. Es decir, tanto niños como adultos deben estar en sintonía con el entrenamiento aplicado al perro y las reglas deben seguirse en todo momento.

No es necesario que exista una severa actitud con este can. Este perro entiende las órdenes rápidamente y cuando se trata de obediencia no requiere de castigos o presión excesiva.

El amo de un Braco Alemán necesita ser determinado, fuerte y seguro de sí mismo para transmitirle al perro la misma seguridad de una forma coherente y natural. De esta forma, el perro sabrá quién lleva las riendas referente a la autoridad y lo pensará varias veces antes de desobedecer.

Este perro posee varios siglos de antigüedad por lo que es un perro sosegado que le gusta vivir en la rutina y con todo en orden. Los cambios suelen desconcertarlos por ello es importante que los dueños sepan qué esperar de este tipo de raza. Asimismo, el perro entenderá su papel dentro de la familia y lo que está destinado a hacer a diario.

Es muy diferente un perro de familia que un perro de trabajo y el Braco fácilmente puede realizar estas dos tareas.

El Braco alemán es un perro encantador y risueño. Es juguetón y trabajador, cada uno en los momentos adecuados. Esta raza suele tomarse muy en serio su trabajo.

No es recomendable utilizar métodos de entrenamiento excesivos con esta raza. Bastará con el entrenamiento básico y simple, de otra forma, el perro puede comportarse de forma hostil y sobre todo, será muy infeliz. Lo que lo llevará a no mostrarse como realmente es ante su familia.

Es necesario mantener la calma y no estresarse. A pesar de que se debe usar una voz firme para indicar las órdenes, lo mejor es que se establezcan dos voces de mando: una suave para la recompensa y otra un poco más severa en caso de equivocaciones. Si el perro se siente regañado o presionado porque el entrenador también está estresado, lo mismo lo sentirá el Braco y el entrenamiento será mucho más difícil. Si no puedes conseguir que el perro cumpla con la orden, lo mejor es parar el entrenamiento y aun así terminar con una recompensa. Es necesario que el Braco no se sienta presionado sino que pueda anticipar la hora de enseñanza. No hay que perder la paciencia y a pesar de que la voz debe ser firme, debe ser amistosa al mismo tiempo, este tipo de técnica se aprende con la práctica.

Es necesario establecer una rutina diaria de entrenamiento pero no excesiva. El Braco Alemán es muy inteligente y puede aburrirse tanto como cualquier humano. Con al menos 3 sesiones de entrenamiento al día de alrededor de 15 a 20 minutos bastaran para que se acostumbre fácilmente a la nueva rutina. Es importante recordar que esta raza suele comportarse de forma rutinaria y que para él este tipo de comportamiento es lo natural.

Las recompensas son la clave. El Braco Alemán es un perro inteligente y sabe esperar su recompensa cuando hace bien su trabajo. Pueden servir las galletas para perros o cualquier alimento favorito del perro, sin embargo, se puede alternar este tipo de obsequios, no solo pueden ser alimentos, también juguetes pero lo más importante es que cada recompensa sea acompañada con un elogio.

Los castigos no funcionan para el Braco Alemán, bastará con reprenderlo con voz firme y seguir intentándolo nuevamente. Es un perro perseverante y puede entender fácilmente qué es lo que está haciendo mal.

Estos consejos son básicos y pueden ser utilizados de forma rápida y segura. Tanto el perro como el dueño pueden habituarse a este tipo de entrenamiento básico. Es importante recordar que la familia debe participar en sesiones de entrenamiento y así el perro sabrá que los miembros de la familia también poseen autoridad y son ellos quienes pueden dictar órdenes de forma segura y correcta.

Comportamiento con los Humanos

El Braco Alemán es una raza completa en todos los sentidos. Es un perro sumamente cariñoso, fiel, comprensivo, paciente y protector. Cuando esta raza se encuentra por primera vez con su nueva familia, se formará un lazo de amor inseparable. Este can es inseparable de su familia y esta obtendrá todo lo que espera de una mascota.

Este perro posee un comportamiento intachable, sobre todo si se ha entrenado correctamente. Es un ejemplar hábil, competente, obediente y todo esto debido a su gran inteligencia. Posee mucha energía que le gusta gastar en compañía de su familia mediante juegos, ejercicios, etc.

El carácter del Braco Alemán es equilibrado, posee muchas aptitudes pero no es un perro agresivo ni tímido, de hecho, puede confiar rápidamente en las personas, sobre todo si se trata de su familia.

La familia del Braco Alemán no puede ser sedentaria sino activa y con muchas energías e ideas para pasar el tiempo fuera de casa. Este perro se adapta a todo terreno, es muy dinámico e inteligente por naturaleza.

Los familiares de esta raza deben ser tan atléticos y trabajadores como él y habrá garantía de que serán muy felices y pasarán momentos únicos y divertidos dignos de retratar.

El Braco Alemán es muy dependiente de su familia. Este perro necesita la presencia de su dueño constantemente sin importar el tiempo que se le esté dedicando. Pueden ser ejercicios, paseos por el parque o en el lago, actividades de caza, entre otros. Lo importante es que la compañía de su amo esté allí para alentarlo y hacerlo sentir muy feliz y amado.

El Braco Alemán es un perro muy paciente y confiado. No tiene problemas al mostrarse como es delante de su familia o humanos desconocidos.

Cuando se trata de los niños, el Braco Alemán es el compañero ideal. Su carácter, inteligencia y paciencia, hacen que sea el perro perfecto para pasar tiempo de calidad con los pequeños de la casa.

No se recomienda que el Braco Alemán viva aislado de la familia, no le gusta estar solo durante mucho tiempo. Suelen ser muy sensibles al abandono por lo que es preferible acondicionar un espacio amplio dentro de la casa para que él pueda dormir cómodamente y pueda sentirse acompañado por su familia.

Al encontrarse solo, es muy probable que empiece a llorar y a ladrar para llamar la atención de sus familiares. Antes de adoptar un cachorro de Braco Alemán es necesario conocer todas estas importantes características del animal para que la familia haga un estudio y garantice que cumplirá con los cuidados y necesidades de este perro.

La relación del Braco Alemán con los niños se puede decir que es perfecta. Se conectan de forma inmediata y forman un lazo de amistad inquebrantable donde el perro servirá de amigo y será vigilante y muy sobreprotector en los momentos que sean necesarios. Los niños tienen casi la misma energía que este can es por ello que son la compañía ideal para este tipo de raza donde ambos, tanto niños como el perro, pueden vivir muchísimas aventuras.

Este perro necesita ejercicio constante a diario es por ello que los niños, quienes siempre están activos, son la compañía ideal para mantener en buen ánimo a este perro. Es una conexión inmediata donde ambas partes salen ganando.

El Braco Alemán es muy inteligente y si no dedica toda esta inteligencia a algo positivo, puede deteriorarse física y mentalmente.

En líneas generales, este can no es muy dominante sino más bien protector. Y para este tipo de tendencias es fundamental una buena educación desde sus primeros meses de vida donde el desarrollo físico y mental del animal se encuentra en su mejor momento.

Este perro posee mucha energía y muy buena actitud hacia las actividades al aire libre. Puede ser un poco intenso a la hora del ejercicio pero es su naturaleza trabajadora quien lo convierte en el perro completo y excepcional que es.

El Braco Alemán es fiel a su familia, no importa a donde tengan que viajar. Puede tomarse muy bien las mudanzas y sobre todo, los paseos y los campamentos al aire libre. Es un perro que se adapta muy bien a los ambientes y hay que recordar que el entorno ideal de este can es el campo, el aire libre y lugares amplios donde él pueda sentirse fuerte, trabajador, útil  y sobre todo, feliz.

Es un perro muy sociable con los humanos, depende muchísimo de su familia y necesita de su atención y amor de forma constante para sentirse guiado en el tiempo que dure su vida.

El Braco Alemán es el perro ideal para la familia, puede vivir al menos 15 años, garantizando a la familia tiempo de calidad con este precioso animal que se convertirá en un miembro más del hogar.

Entorno ideal

El Braco Alemán es un perro que posee un gran instinto de caza y de rastreo por lo que es de suponer que el entorno ideal de este ejemplar es un gran espacio donde pueda correr, jugar y desarrollarse de forma normal.

Este tipo de raza posee muchísima energía. Son perros que necesitan de una rutina de ejercicios y juegos para evitar el aburrimiento. Cuando el Braco Alemán se aburre, suele actuar de forma errante y conflictiva. Pueden ser muy ruidosos cuando no tienen nada que hacer, los ladridos son profundos, altos y muy frecuentes.

Los problemas de comportamiento del Braco Alemán no suelen ser muy comunes. Y cuando suceden es momento de preguntarse qué es lo que está mal. Esta raza puede agobiarse fácilmente si se encuentran viviendo en zonas muy pobladas que le impidan moverse al aire libre de forma natural.

El entrenamiento de esta raza no es difícil. Es un perro sumamente inteligente y que puede acatar las órdenes de forma rápida y sencilla. Para llevar una buena relación es necesario que el dueño sea firme y que el Braco reconozca la figura de autoridad.

El Braco Alemán es un perro que suele ser nervioso y que no puede desenvolverse correctamente dentro de un departamento.  El encierro puede ser contraproducente para el animal en muchos aspectos.  Lo ideal es que   el Braco pueda sentirse libre y que cuente con el espacio suficiente para ejercitarse, investigar los alrededores, rastrear objetos dejados por sus amos, jugar con los juguetes para perros e incluso para su salud ya que este perro grande debe desarrollar sus huesos y sus músculos   haciendo lo que mejor sabe hacer: trabajar.

El entorno ideal para el Braco Alemán es un espacio amplio tanto fuera como dentro del hogar. No es un perro para vivir dentro de un departamento o encerrado. Puede convivir con la familia dentro de una casa amplia y que esta posea un gran jardín y de vez en cuando debería de disfrutar de paseos en el campo o en el parque. Lo ideal es que el perro pueda sentirse cómodo en el lugar donde vive y esto se puede lograr con un gran espacio y con todos los accesorios que permitan la comodidad del animal.

Es necesario que desde el primer día que el Braco pise el hogar, entienda los límites, quiénes representan la autoridad y cuáles son las reglas a seguir dentro de la casa, fuera de ella y en los momentos de paseo. El buen comportamiento del Braco Alemán dependerá de una buena educación con refuerzo positivo.

Esta raza debe estimularse desde cachorro a realizar diversas actividades, sobre todo las relacionadas con el ejercicio. Y en el tiempo libre donde no tenga nada que hacer, es importante equipar su espacio con juguetes para perros: huesos para morder, incluso juguetes que también pueden morderse, pelotas, entre otros. Los primeros tres años de vida del Braco Alemán son indispensables para su desarrollo mental y físico (aunque su tamaño puede tardar un poco). Su aprendizaje está en pleno auge y es vital que el adiestramiento y las costumbres ya hayan sido enseñados al animal para poder disfrutarlo en todo su potencial.

El Braco Alemán requiere compañía y constante ejercicio. No solo físico sino mental, por ello, es necesario que viva en lugares amplios y adecuados a sus necesidades para evitar estrés y aburrimiento, sentimientos que lo pueden llevar a volverse destructivo con las cosas del hogar. Necesita espacio para trotar, correr e investigar.

El espacio donde el perro va a dormir debe contar con una cama lo suficientemente grande y cómoda para él. Deben ser gruesas y bastante anchas y largas. Estas pueden estar muy bien dentro de la casa pero si lo que quiere la familia es que el perro duerma en el exterior de la casa, es necesario contar con una casita para perro grande, adecuada para el tamaño y la edad del Braco Alemán. Esta debe ser de calidad y capaz de soportar frio y calor.

Es vital que cerca de la casa haya algún espacio público donde se puedan pasear perros para dedicar el tiempo de ejercicio en este lugar y brindarle al Braco Alemán una distracción y momentos de amor y calidad en compañía de otros perros y su familia.

A pesar de que cerca de la casa haya un parque, es necesario que el hogar del perro cuente con el espacio suficiente para el desplazarse sin sentirse encerrado o atrapado. El Braco Alemán necesita hacer actividades físicas a diario y cuando sus familiares no tienen tiempo para gastar todas sus energías, él solo puede distraerse en el amplio jardín.