Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Gato Munchkin

gato-munchkin
Gato Munchkin
5 (100%) 20 votes

🐾 Munchkin: Tu nueva mascota

La raza Munchkin presenta gatitos muy bellos con una amplia gama en su variedad, son pequeños, llegan a pesar hasta 4 kilos, y si se le proveen los cuidados apropiados puede llegar a vivir de 13 a 15 años.

Sin importar la cantidad de años que tenga, el Munchkin, cuyo nombre significa “el pequeño” siempre tendrá el comportamiento de un cachorro juguetón, haciendo que su familia humana tenga gratos momentos con este pequeño payasito.

Es cierto que muchas razas de gatitos tienen una combinación muy particular en su temperamento, si bien prefieren el descanso y la soledad, el salir a jugar siempre es algo que los saca de su “momento a solas” y el Munchkin es muy dado a participar de estas actividades, siendo a veces necesario idear acciones que lo distraigan y gasten su increíble cantidad de energía.

Como hemos dicho y como se detallará a continuación, el Munchkin posee en su raza una amplia variedad de características, especialmente en cuanto a su manto se refiere, se aceptan todos los colores y todas las combinaciones, igualmente el tipo de capa es amplio variando esencialmente por el tipo de clima del lugar donde se encuentren.

Sin embargo, esto no da pie a pensar que cualquier gatito pequeño es un Munchkin, estos deben tener todas las características que lo definen siendo la principal sus patitas cortas y espalda ligeramente alargada, de hecho, algunos tienen la habilidad de mantenerse de pie al igual que lo hacen los canguros, debido a que en su mayoría sus patas traseras son levemente más grande que las anteriores.

Por su nivel de inteligencia y su disposición a compartir tiempo con los humanos, el Munchkin puede ser fácilmente socializado y puede llegar a entender ciertas órdenes, logrando respetar algunas reglas del hogar, siempre y cuando se sienta cómodo y en su casa.

Por su parte, al igual que muchas otras especies, posee un amplio sentido de territorialidad, llegando al punto de pensar que incluso su familia humana es de su pertenencia, pero esto sólo trae como consecuencia que sea aún más tierno y dulce y sea la perfecta mascota para un hogar amoroso y entretenido.

🐾 Historia y Origen del Gato Munchkin

gato-munchkin

Por mucho tiempo hemos sido acompañados de los amigos felinos, aunque nuestra reacción a ellos ha cambiado dependiendo de la cultura y creencias religiosas del momento, llegando a adorarlos en algún tiempo y a quemarlos en otros, pasaron de ser percibidos como dioses a ser diabólicos.

Su existencia junto con los humanos es bastante antigua proviniendo muy probablemente de los felinos salvajes que se conocen, siendo avalado por ciertos fósiles encontrados que demuestran los cambios que han tenido a lo largo del tiempo.

Uno de los registros más popularizados son los provenientes del antiguo Egipto, donde eran aprovechadas sus habilidades para cazar, por lo que eliminaban a los roedores de las cosechas, esta civilización tenía el cultivo como principal factor comercial y de sustento, pero eran asechados por ratones, serpientes y animales rastreros, lo que hizo que el gato se convirtiera en un elemento esencial en su vida cotidiana.

Debido a ello eran muy protegidos, no podían ser castigados ni maltratados, si llegara a existir alguna situación de peligro primero se debía salvar al gato antes que los humanos, se creía también que tenían facultades mágicas por las habilidades que poseen en su vista y oído, de hecho, representaban a algunos de sus dioses con forma de gato.

Llegaron a existir criaderos que eran destinados a su sacrificio, eran momificados como ofrenda a los dioses, aunque la práctica era ilegal y penalizada con la muerte, sólo los dueños de tales criaderos podían hacerlo.

Por su parte, otras civilizaciones como la griega, tenían su respeto por este animal, aunque no poseía tal valor como el que le daban los egipcios, lo mismo sucedía con China y Japón, culturas en las que también se le asignaba tareas de cazador y en algunos momentos eran valorados como muy importantes y en otros despreciados.

En la edad media se da un giro desfavorable en la percepción de los mininos, al ser considerados por la iglesia como seres demoníacos que “ayudaban” a las herejes por lo que se les daba caza y se quemaban en las hogueras, siendo esto admitido por la inquisición.

Al respecto y apoyado con la falta de información y la mente estrecha de la época se crearon ideas totalmente erradas y negativas sobre los felinos, en las que se tergiversaban sus habilidades naturales considerándolas malignas, incluso se le llegó a atribuir la capacidad de crear tormentas.

Esto, por su puesto, hizo que mermara considerablemente la cantidad de gatos que había en el mundo y comprometió seriamente la existencia de muchas razas, sobre todo las de color oscuro.

En el siglo XVIII comienza a tener cierto respeto al encargarse de cazar y acabar con plagas de ratas, aunque no es hasta el siglo XIX cuando es nuevamente aceptado y propagado como animal doméstico, a partir de este momento adquiere popularidad y comienza a ser criado y a difundirse la formación de asociaciones felinas.

Asimismo, no fue sino hasta mitad del siglo XIX cuando luego de diversos estudios se demostró que los gatos no eran el medio de propagación de innumerables enfermedades, siendo corroborado con los hábitos naturales de limpieza que ellos poseen.

Durante toda esta época se pudo observar la existencia de algunos gatos con la mutación genética que caracteriza al Munchkin, pero no fue aceptado como raza en ese entonces y por lo tanto no fue criado en las familias dedicadas a ello, además en la primera y la segunda guerra mundial muchas razas se vieron bajo amenaza de extinción.

Uno de los registros indica que fue originalmente descubierto por la señora Ellen Kasten en Nueva York, Westbury, donde le dio por nombre “el pequeño” o Munchkin debido al tamaño de sus patitas, aunque por falta de detalles en su documentación no se establece como especie y fue redescubierto más tarde.

Esta nueva aparición fue registrada por la señora Sandra Hochenedal de Luisiana, cuando encuentra a una gatita preñada llamada Blackberry, la que tuvo varios hijos y aproximadamente la mitad mostró tener las patas cortas, a los que llamó “babylegs”, entre ellos hubo uno conocido como “Toulosse” que fue uno de los precursores de la raza.

En la década de los 80 los señores Richard Reinke y Barbara Eisen amigos de la señora Hochenedal se unieron a la cría de estos “babylegs” y en 1990 decidieron buscar al Dr. Pflueger Telling, genetista para presentarlos en el show televisivo “Good Morning”.

Estos gatitos han sido víctima de muchas teorías y han sido objeto de varios estudios en los que se ha determinado que son tan ágiles como cualquier otro, siendo el Dr. Pflueger Telling quien publica en su estudio su viabilidad como raza siendo incluido en TICA o “The International Cat Association”.

Luego de su exposición al público y su aceptación como un felino sano con sus características especiales, la raza de gato Munchkin ha tenido una propagación creciente, haciendo que se convierta en el modelo preferido de algunos fotógrafos, artistas y por supuesto muchas familias.

🐾 Características Principales

gato-munchkin

Es importante recalcar que el Munchkin no es una colección de gatitos enanos de todas las razas, es una en específico que tiende a compartir rasgos de otras, pero con sus propias particularidades.

La principal característica que define a los Munchkin es el tamaño de sus patas, las que, debido a una mutación genética tienden a ser mucho más cortas que el resto de los felinos, en ocasiones se observa que sus patas traseras llegan a ser un poco más grandes que las delanteras, en otros ejemplares son exactamente iguales, pero siempre son mucho más cortas que las de otras razas.

En cuanto a sus pies, el Munchkin, al igual que el resto de las razas, posee cinco dedos en sus patas delanteras, de las cuales cuatro tocan el piso y cuatro dedos en las patas traseras, igualmente posee una membrana entre las almohadillas que le permite caminar sigilosamente.

Es necesario aclarar también la importancia que tienen las uñas en sus patas, estas le ayudan en el día a día, a expresarse, a defenderse, a jugar, en fin, le genera una sensación de seguridad a su Munchkin, por lo que amputarlas (proceso conocido como desangulación) es totalmente dañino para ellos, tanto física como mentalmente.

En cuanto a la estructura de su cuerpo, el Munchkin es ligeramente compacto, con tendencia a poseer una columna alargada y flexible, demostrando ser rectangular, más largo que alto, todo su cuerpo se compone de 250 huesos en total, con una clavícula muy pequeña que se une al esternón por medio de un solo ligamento.

Estos gatitos tienen un movimiento exacto, es decir, mueven sus extremidades al mismo tiempo, las patas traseras y delanteras derechas coordinadas y luego procede a mover las traseras y delanteras izquierdas de la misma manera, es por ello que se les observa una especie de lateralidad.

Su cabeza es redonda, con ojos muy despiertos, su frente es plana, con un mentón firme, aunque no prominente, al igual que todos los gatos, el Munchkin posee su única huella digital, que lo diferencia del resto de los ejemplares, en su nariz, en la que si se observa detalladamente tiene una serie de surcos suavemente dibujados.

Sus orejas son bien proporcionadas en función a su cabeza, tienen forma triangular, siendo más anchas en la base y afinándose hacia la punta, aunque la punta es redondeada; internamente posee 32 músculos en ellas, lo que le permite dirigirlas hacia donde viene el sonido como especie de una antena, lo que colabora en la forma como lo captan, puesto que los gatos llegan a escuchar hasta 50.000 Hz descubriendo exactamente cuál es la fuente.

Sus ojos tienen forma almendrada, grandes y despiertos, la raza acepta todos los colores, frecuentemente poseen un ángulo de visión de 287 grados, los que para hacernos una idea de la potencia que tienen podemos aclarar que el de los humanos es de 180 grados.

Internamente sus ojos poseen una membrana muy fina que sirve como una especie de párpado interno, imperceptible a la vista del humano, el cual protege al globo ocular, en función a este punto la vista de los gatos ha sido objeto de múltiples mitos, que han sido develados con los estudios y avances tecnológicos.

Uno de estos mitos es que pueden ver en la oscuridad total, no pueden, aunque sus retinas poseen una célula que refleja la luz, lo que le ayuda a ver aun cuando hay relativa oscuridad.

Otro de los aspectos que se ha demostrado al respecto, es que su visión no alcanza muchos detalles cuando el objeto es inmóvil, pero si está en movimiento puede llegar a observar más detalles, en parte para poder capturar mejor a sus presas.

En cuanto a sus bigotes, al igual que los de muchos otros gatos, el Munchkin posee 24 en total, y tienen una función que va mucho más allá que la presencia de vello en el rostro, en realidad estos “bigotes” son unos sensores que le generan información sobre su entorno, lo que los ayuda a desenvolverse correctamente.

Estos sensores tienen la capacidad de registrar incluso la dirección del viento, los cambios de temperatura, la estrechez de los espacios, la proximidad de los objetos, entre otras cosas, lo que le ayuda al felino a tomar decisiones sobre si saltar o no en los lugares o cuales objetos sortear o en cuales espacios es más agradable la temperatura que en otros.

Es por ello que no deben cortarse, aunque si sucede accidentalmente se puede esperar a que le crezcan, siendo esta etapa un poco incómoda para ellos porque se encontrará desorientado y desprotegido.

En cuanto al manto o pelaje de los Munchkin se observa una variedad en ellos, generalmente dependiendo de la zona donde se encuentren, algunos lo poseen corto y otros semi largo, brillante, usualmente suave al tacto y con una capa interna abundante, los colores son permitidos todos.

🐾 Caracter y personalidad del Gato Munchkin

gato-munchkin

Generalmente los gatos poseen una conducta calmada y relajada, necesitan su espacio y su tiempo a solas, el cual debe respetarse íntegramente, pues son muy delicados en ello, siendo uno de los aspectos que los pueden exaltar un poco más su aprecio por el juego, variando en función a la raza.

En este sentido El Munchkin puede entrar dentro de las más adictas a jugar, es conocido por su dulce temperamento, es muy activo, sociable y cariñoso, realmente una mascota que desearía tener en su hogar y especialmente como compañero de sus hijos.

El Munchkin no espera tener la más mínima ocasión para jugar, bien sea con cualquier juguete que tenga cerca o incluso sin ellos, condición que parece manifestar a lo largo de toda su vida, de hecho, algunos veterinarios o especialistas en el tema lo consideran como el eterno cachorro.

Otro factor esencial en su personalidad es su extrema inteligencia, sin duda una de las razas más listas y despiertas de la familia gatuna, por lo que puede retarlo constantemente con nuevos juguetes a descubrir y nuevas rutinas, esto incentivará su perspicacia y lo mantendrá ocupado por algún tiempo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que todos los gatos incluyendo al Munchkin requieren de su momento a solas, simplemente porque le gusta, por lo que es recomendable dejarle su espacio dentro de la casa donde pueda ir a relajarse, evitando molestarlo en ese tiempo.

Por lo que si usted tiene niños en su hogar es aconsejable que los eduque para que entiendan que es importante respetarlo y permitirle que disfrute de la calma que le da la soledad, igualmente debe enseñarle a tener cierto comportamiento adecuado ante él, porque aunque el Munchkin no es una raza agresiva, si puede manifestar muestras de irritabilidad si por ejemplo se le hala la cola, hecho que naturalmente los niños tienden a hacer.

Es importante comentar sobre un punto esencial en los Munchkin y es que es una raza muy territorial, aunque no de la manera como lo son otras especies de animales, este gatito, al igual que muchos otros, marca como de su territorio, o de su propiedad, espacios físicos como el de descanso, juguetes y todo lo que el considere es necesario para su felicidad.

La manera como realiza esta marca no solamente es a través de la orina, puede hacerlo también dejando feromonas en los objetos con solo colocar su frente, cola o con su barbilla, estas feromonas son imperceptibles para los humanos, pero no lo son para otros animales, por lo que debido al olor que le despiden tienden a respetar sus posesiones.

Es por este temperamento territorial que en ocasiones se presentan problemas entre su Munchkin y otras mascotas como los perros, quienes también poseen esta cualidad muy marcada, sin embargo, esto no significa que no puede tenerlos a ambos en su hogar, lo importante es que sean socializados a tiempo, mientras más cachorros son se adaptarán a vivir juntos tranquilamente.

Es probable también que su gatito presente algunos otros problemas con otras mascotas como pajaritos o peces, pero no por su territorialidad sino más bien por instinto, recuerde que naturalmente ellos fueron desarrollados como cazadores, lo cual también puede ser controlable si acostumbra a su minino desde muy pequeño a respetar la presencia de otros animales a su alrededor.

Aún y cuando su gato esté acostumbrado a convivir con ellos es probable también que en sus primeros meses de edad, mientras es educado, vea a estas pequeñas mascotas como juguetes, por lo que es conveniente que mantenga la vigilancia sobre el hasta que sea natural para el la presencia de otros animales.

Asimismo, en esta infancia del Munchkin podrá notar que posee una extremada cantidad de energía para el juego, la cual puede ser aprovechada para moldear su carácter.

Las primeras nociones del juego y de socialización las aprenderá de su madre y en el proceso de lactancia, una vez haya superado el destete es recomendable que inicie con su educación, siendo lo ideal jugar con el, para ello existen en el mercado una gran cantidad de juguetes que puede usar de manera educativa.

Es importante que sea consecuente y le dedique tiempo a su Munchkin en su educación, ya que por lo general tienden a ser un poco testarudos, aunque esto no es indicativo de falta de inteligencia, al contrario, solo debe ser muy paciente y nunca debe recurrir a la violencia.

Cuando observe que su gatito está jugando con objetos que deben ser prohibidos usted debe actuar inmediatamente, si lo deja pasar el asumirá que puede hacerlo y una vez que intente darle la orden su Munchkin se confundirá, por lo que lo ideal es que en un tono de voz seguro y decidido le diga un rotundo “no” acompañado de su nombre y retire el objeto

🐾 Dieta y Alimentación del Gato Munchkin

El principal factor a resaltar es que los gatos son Carnívoros por necesidad, por lo que no son aptos para llevar una dieta basada estrictamente en vegetales.

gato-munchkin

Es importante recordar que antes de ser adaptado como mascota doméstica sus ancestros eran colaboradores en algunos de los trabajos de los humanos, siendo el principal el de la cosecha, donde los felinos ayudaban exterminando a los roedores y alimañas, a los que por supuesto, se las comían, siendo esto su principal fuente de sustento.

Muchos de estos gatos debían recurrir a la alimentación espontánea, es decir, comer lo que encontraban, ratas, roedores, insectos, carne cruda y hasta huevos, lo que hizo que su desarrollo se basara en la ingesta de proteína y los nutrientes que se encuentran mayormente en la carne como son la arginina, niacina, calcio, taurina, tiamina, entre otros.

Es por ello que pretender criarlo en base a vegetales o cereales es totalmente perjudicial para su salud, lejos de beneficiarlo como erróneamente se cree.

Los gatos pasan por tres estados en su alimentación a lo largo de su vida:

El primer estado corresponde a su infancia temprana, cuando deben ser amamantados por la madre, en esta etapa el Munchkin recibirá todo lo que necesita para su formación y desarrollo incluso estará inmune por el tiempo que reciba la lactancia de su madre, en cuanto se acerque a la sexta semana de vida debe ir incorporando alimentos complementarios recetados por su veterinario.

Es importante que tenga en cuenta que la leche de vaca no es indicada para estos mininos, pues son, en su mayoría, alérgicos a la lactosa y puede ocasionarle daños en su sistema digestivo.

Una vez que su Munchkin deje por completo la leche materna entra en una etapa de manutención que es la más larga de su vida, llegando a cubrir hasta sus diez años humanos.

En cuanto a que tipo de comida administrar en este momento, puede tener varias opciones, una de ellas y es la más recomendada, es el uso de la comida seca industrializada, conocida como pienso, combinada con las enlatadas, obviamente debe asegurarse que ésta sea especialmente para gatos y que el producto esté hecho mayormente a base de carne.

Esta combinación se trata de servirle una lata de comida en la mañana y una lata de comida en la cena, y llenar su plato con la comida seca o pienso dejándoselo todo el día para que ingiera cada vez que lo necesite.

Sin embargo, esta metodología requiere de cierta vigilancia, pues las latas de comida para gatos están compuestas principalmente por agua, en su mayoría poseen alrededor del 75% de líquido y el resto es carne o pescado, por lo que no se debe dejar servido en el plato por más de 45 minutos, para evitar que se dañe y le cause algún malestar al felino.

Por su parte, el pienso debe tener bastantes pedazos de carne seca por lo que tiende a durar más tiempo sin dañarse siempre y cuando se mantenga seca.

Otra opción a la que puede recurrir en la alimentación de su Munchkin es la comida casera, que en realidad es basada en servirla tal como la pudiera haber cazado el mismo, pues los gatos no deben comer alimentos con excesiva preparación como lo hacemos los humanos, este tipo de alimentación incluye carne cruda, hígados, huevos, entre otros.

Si decide optar por este tipo de comida debe asegurarse que su gatito ingiera todos los minerales y vitaminas que requiere para su completo desarrollo, de no ser así consulte con su veterinario sobre que suplementos debe administrarle.

En cualquiera de la metodología que decida usar debe siempre tener en cuenta que su gatito necesita suficiente agua potable, limpia y accesible todo el día, por lo que debe recargar el envase cada vez que pueda asegurándose que se encuentre limpio.

Una vez cumpla sus diez años, su Munchkin entra en la etapa de vejez y es el momento de controlar su salud a través de la alimentación, para lo cual lo más recomendable es establecer una dieta programada por su veterinario, el cual evaluará el estado de su gatito y definirá cuales alimentos suministrar y cuáles no.

En la alimentación del Munchkin, independiente la edad que tenga, se debe tener mucha disciplina, pues tiende a padecer de obesidad, se debe ser estricto en la cantidad y veces que se le coloca su comida, en el control del sodio que poseen los alimentos y sobre todo en las golosinas que ingiere.

Otro factor importante a tener en cuenta es que la comida de humanos realmente le hace daño, así que lejos de premiarlo permitiéndole comer de las sobras, puede usted sin quererlo contribuir al deterioro de su salud y al padecimiento de enfermedades que naturalmente no tendría si se le administra un correcto régimen alimenticio.

🐾 Salud del Gato Munchkin

gato-munchkin

La Salud del Muchkin es bastante buena, no suele padecer de enfermedades congénitas, ni sufrir problemas por la forma de sus patas, de hecho, al contrario de lo que se piensa es muy ágil y no manifiesta tendencia a sufrir de problemas en su espalda, huesos o articulaciones, el principal aspecto a considerar en su cuidado es su peso, ya que tiende a sufrir de obesidad.

Asimismo, es importante tener en cuenta ciertas consideraciones generales, como la de aplicar las vacunas correspondientes, en primer lugar, para proteger la salud de nuestro amigo felino y en segundo lugar, es nuestro deber como ciudadanos evitar la propagación de virus teniendo la posibilidad de hacerlo.

La cantidad y tipo de vacunas a colocarle a su gato va a variar dependiendo de la zona donde viven, pues el desarrollo de los virus varía dependiendo del clima y su ubicación geográfica, así como aquellos que aparecen de forma concreta, por lo que es importante consultar con su veterinario cual será el calendario de vacunas que deberá suministrarle.

En cuanto al momento para iniciar su vacunación, también deberá ser definido por su especialista, aunque generalmente debe hacerse luego del destete, pues al igual que a los humanos y otras especies, la lactancia materna le provee de gran cantidad de defensas y favorece la maduración de su sistema inmunológico.

Una vez culmina su proceso de lactancia, estas defensas comienzan a disminuir y es cuando se hace necesario abordar la etapa de vacunación, siendo aproximadamente a partir de su segundo mes de vida, lo que es importante antes de que su sistema inmunológico se debilite por completo, de hecho, es recomendable mantenerlo en cuidado si es posible dentro del hogar hasta que su primer ciclo de inyecciones esté completo, de manera de prevenir que contraiga enfermedades.

Usualmente antes de vacunarlo su veterinario le hará algunos exámenes para controlar su estado y lo desparasitará para definir cuales administrar, aunque estas varían por zona generalmente se aplican la trivalente (calicivirus, rinotraqueitis y panleucopenia), leucemia felina y vacuna contra la rabia, entre otras.

Aunque el Munchkin es un gato muy sano puede, en algunas ocasiones, llegar a presentar los padecimientos comunes que sufren la mayoría de los mininos, como es el caso de la artrosis felina, que va asociado a una condición que puede tener cualquier raza de la especie y no una condición propia de los Munchkin.

Usualmente es una enfermedad que se desarrolla en gatos de edad avanzada, siendo muy característica en la vejez, pudiendo llegar a padecerla a partir de sus 10 años de vida, aunque la mayoría de ellos puede llegar a vivir hasta 15 años.

Es importante recalcar que los gatos tienen una capacidad de tolerar más el dolor o de no demostrarlo tan evidentemente como otros animales como los perros los que si hacen notar inmediatamente su malestar, en cambio, los felinos sufren en silencio, pero hay algunos cambios en su conducta que pueden ser considerados como una alarma.

En este sentido si su mascota muestra menos agilidad que de costumbre, está apático, prefiere estar descansando, está irritado o manifiesta dolor y hasta se enfurece si se le acaricia la espalda o las patas traseras entonces es recomendable que lo lleve a su veterinario para que le realice un diagnóstico.

Esta enfermedad viene dada por el envejecimiento de sus articulaciones, siendo padecido aproximadamente por el 90% de ellos, esto hace que se deterioren sus cartílagos y dejen de hacer el papel de amortiguador, causando mucho dolor en sus huesos los que ahora están expuestos.

Una vez sea diagnosticada la artrosis, a través de radiografías su veterinario definirá el nivel de avance de la misma, recetando antiinflamatorios que calmarán su dolor y algunos suplementos que retardarán su progreso, de la misma manera se deberá controlar su alimentación ya que es un elemento importante en el control de este padecimiento, la obesidad genera más deterioro y por lo tanto más dolor.

Otra de las enfermedades comunes en los gatos y que puede llegar a afectar al Munchkin es la alopecia, o pérdida de pelo, generalmente en la misma región causando muestras evidentes de calvicie, dejando expuesta la piel de su gato, lo que a su vez puede ocasionar otras afecciones como consecuencia.

Este padecimiento puede ser provocado por varios factores, algunos endocrinos, otros psicológicos y en la mayoría de los casos a causa de alguna alergia, ácaros, hongos o picadura de pulgas, que tienden a ser muy dañinas en los mininos.

El tratamiento para la alopecia va más asociado a la causa que lo produce que a la calvicie en sí, teniendo varios posibles métodos de tratarla, aunado a ello su veterinario le podrá indicar la incorporación de algunas cremas o medicamentos de uso tópico para ayudarlos a regenerar su piel y al nuevo nacimiento del pelo perdido, así como la ingesta de vitaminas o suplementos que favorecen su salud física y mental.

🐾 Cuidados Generales

Uno de los aspectos que siempre nos causa preocupación al momento de adoptar una mascota es como debo realizar su cuidado, especialmente el de los gatos, ya que es fácil observar que tienen una tendencia a acicalarse continuamente, lo que da pie a entender la importancia que tiene para ellos el sentirse limpios.

gato-munchkin

Cada vez que se acuestan a o se sientan y se pasan la lengua por el cuerpo en realidad se están limpiando, lo que ocupa gran parte de su tiempo diario, es por lo que bañarlos se hace necesario con poca frecuencia y va más asociado al estilo de vida que posee.

Si su Munchkin se ha ensuciado en lugares de poco acceso para él, ha tenido diarrea, se ha manchado o está muy obeso y por ello tiene poca movilidad para llegar a limpiarse en algunas zonas, entonces será el momento de un baño, el cual debe hacerse con sumo cuidado.

Uno de los aspectos a tomar en cuenta en este proceso es que se debe evitar que su Munchkin ingiera champú, por lo que evite que le caiga cerca de la cara, en los ojos o en los oídos, de igual manera procure que el agua sea tibia y que la marca de su champú sea indicada especialmente para gatos.

Debe asegurarse de eliminar cualquier rastro de champú, recuerde que los gatos tienden a pasarse la lengua por todo su cuerpo y es importante evitar que tome restos de jabón, luego puede proceder a secarlo, al hacerlo sáquelo del baño y téngalo en sus brazos, esto le ayudará a calmarlo, con una toalla seca elimine toda la humedad.

En cuanto a las tijeras, es totalmente contraproducente su uso con el Munchkin, estos gatos, tienen dos capas de pelo, una muy pequeña que es parecida a la pelusa y otra un poca más larga, este manto tiene dos funciones principales además de darle belleza a su felino.

La primera función es orientativa, su brillo fuerza y suavidad indican la salud de su minino, si esta cambia se torna amarrillenta opaca o áspera es probable que tenga que verificar que productos está consumiendo o llevarlo al veterinario para descartar cualquier enfermedad o carencia en las vitaminas y suplementos.

La segunda función es reguladora de su termostato, esta combinación de tipos de pelo le ayuda a protegerse del frío, y cuando tienen calor se refrescan con su saliva, pues los gatos no tienen la capacidad de sudar, por lo que necesitan mojar su piel con su saliva y al evaporarse se lleva un poco del calor que lo agobia.

Es por ello que el uso de las tijeras debe estar condicionado únicamente a eliminar elementos que se hayan pegado o atascado y arrancarlos sea muy doloroso para él.

Por su parte el cepillado es necesario hacerlo de manera frecuente, preferiblemente con un cepillo de cerdas suaves, esto permitirá revisar que no posea pulgas u otros parásitos que le causan mucho daño a su salud, de igual forma le ayudará a prevenir la formación de nudos y a eliminar el pelo muerto rápidamente.

Otro de los aspectos que es necesario tener en cuenta en el cuidado del Munchkin es su higiene bucal, siendo un factor de suma importancia para su tranquilidad y su salud.

Estos gatos tienden a desarrollar una capa de sarro en sus diminutos dientes con mucha facilidad, acumulándose de manera que comienzan a generar afecciones, la principal es que su felino tendrá mal aliento, si este sarro no se elimina entonces el daño puede llegar a inflamar sus encías y causar gingivitis, que es una infección que causa dolor y eventualmente la caída de las piezas dentales.

Para evitar que esto le suceda a su mascota, es recomendable que le aplique un cepillado frecuente, tanto la pasta dental como el cepillo puede encontrarlo en tiendas para gatos, igualmente le aconsejamos usar guantes por la salud de ambos.

En caso de que por algún motivo no pueda realizarle el cepillado con relativa frecuencia puede optar por otros artículos existentes en el mercado que son bastante efectivos en la protección bucal de su minino, como polvo que se mezcla con la comida, sprays o tabletas masticables.

Por su parte, es importante que lo lleve a ver a su veterinario ocasionalmente y no sólo por la presencia de alguna enfermedad, esto le ayudará a prevenir que alguna afección aparezca y podrán evaluar si la alimentación que lleva es la indicada para su evolución, de la cual depende en un alto porcentaje no solo su salud sino también su belleza.

Estos factores dependerán en gran medida del tiempo que usted le dedique a su Munchkin, aunque tiende a ser un animal relativamente limpio comparado con otras especies igualmente necesitará de su ayuda para mantenerse sano y hermoso, lo cual es muy importante para él y le causa felicidad sentirse de esa manera.