Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Maine Coon

maine-coon
Maine Coon
5 (100%) 9 votes

🐾 Gato Maine Coon: Tu nueva mascota

La raza de gato con el que quedaras verdaderamente encantado, después de conocer todo sobre el Maine coon no te podrás resistir, tanto que querrás salir corriendo y adoptar una de estas hermosas criaturas, no es juego, es que este gato es particularmente diferente a muchos otros gatos.

Una de las características que hacen realmente fascinante al Maine coon es su enorme tamaño, por lo que los gatos de esta raza son considerado gatos gigantes, llegando a tener un peso en las hembras de entre 5 y 7 kilogramos, siendo en los machos un poco más, los cuales van desde los 7 e inclusive 11 kilogramos.

El Maine coon es una raza proveniente del noroste de los Estados Unidos y su origen no está del todo confirmado, sino que existen diversas teorías en cuanto al nacimiento de esta extraordinaria raza.

El gran tamaño del Maine coon y en su vida salvaje, lo llevarían inclusive a ser un perfecto cazador de animales del tamaño de una liebre. De hecho su destreza para la caza fue reconocida por los granjeros y en la actualidad su popularidad se ha ido incrementando, tanto así, que uno de ellos se ha ganado el título de estrella del momento y no precisamente por haberse destacado en algún concurso de exposición felina, ese es Lotus el Maine coon con su propia cuenta de Instagram donde es admirado por cientos de seguidores que quedan impresionados por su gran tamaño.

Y esa es una de las muestras de como la fama de estos ejemplares se ha ido en ascenso, llegando a ser una de las razas con mayor preferencia en todo los Estados Unidos. Sin embargo no siempre fue así, ya que los gatos persas y otras razas similares eran preferidos por encima de ellos, tanto así que pasaron años para que el Maine coon fuese una raza oficialmente reconocida.

maine-coon

Por otro lado, el gato Maine coon resalta no sólo por su gran tamaño sino por su hermoso y brillante pelaje, que también se vuelve un punto a su favor ya que por poseer un pelaje grueso lo hacen adaptarse muy bien a los ambientes de bajas temperaturas y está por demás decirlo pero su fisonomía está perfectamente diseñada para la vida salvaje.

Asimismo el Maine coon posee un rasgo característico y esa son sus orejas, las cuales son grandes, puntiagudas y con terminación de apariencia a pincel.

Al Maine coon se podrá encontrar con diversos colores en cuanto a su pelaje desde tonos sólidos a rayados y moteados, sin embargo no son admitidos por las federaciones aquellos gatos que tengan tonos que le den la apariencia del gato siamés, eso quiere decir colores como el chocolate, lila y otros parecidos.

En cuanto a los cuidados que se deben de tener para con el gato Maine coon, no hay porque preocuparse tanto ya que no son para nada exagerados, sólo lo esencial en cuanto a un cepillado regular ya que al tener el pelo tan largo será preciso para evitar que se le formen nudos o bote gran cantidad de ellos por toda la casa y como es con la mayoría de los gatos de pelo largo hay que darles de tomar aceite de parafina para evitar que se le acumulen las bolas de pelos en el transito digestivo.

Por lo general los gatos Maine coon gozan de buena salud, sin embargo debido a su personalidad que suele ser algo perezosa tienden a sufrir de problemas de sobrepeso y las demás consecuencias que esto puede llegar a acarrear, por lo que será necesario tener bastante cuidado en cuanto al tipo de alimentos y las porciones, así como cuáles son esas enfermedades de las que hay que cuidar al Maine coon, pero de eso estaremos hablando más adelante.

Y aunque el gato Maine coon tenga la expresión que lo hace ver como un gato amargado, no es así, estos gatos suelen ser bastante dulces, juguetones y se la lleva muy bien con los más pequeños de la casa  por lo que será un perfecto acompañante, por otro lado y aunque parezca algo extraño, al Maine coon le encanta nadar así que si cuentas con una alberca en casa, el verano será perfecto para nadar junto a este hermoso felino.

maine-coon

El Maine coon es el compañero ideal para aquellos amantes de los felinos y que además tienen gustos extravagantes, ya que esta raza siempre será el centro de atención y es muy raro que este gato llegase a pasar desapercibido.

Ahora bien, si estás pensando en tener a tan distinguido gato como lo es el Maine coon, aquí te vamos a describir todo lo necesitas saber referente a esta raza, tocando cada tema con mayor profundidad, tan sólo tienes que seguir leyendo.

🐾 Historia y Origen del gato Maine Coon

Esta espectacular raza, tiene su origen en el noreste de los Estados Unidos o al menos eso es lo que se tiene registrado, ya que son muchas otras las teorías sobre el lugar de nacimiento de la raza Maine coon, por lo que ha medida de conocimiento hablaremos a cerca de algunas de esas teorías, lo que es importante es que sea como sea este felino es real y lo que sí se conservan son los estándares de la raza, ya que al ser cruzados con otros felinos pueden llegar a poseer características que no son aceptadas por ciertas federaciones.

maine-coon

Asimismo, se puede decir que el gato Maine coon viene como consecuencia de cruces entre gatos nativos del noreste de los Estados Unidos y los gatos angora, quienes fueron traídos por emigrantes ingleses y otros que fueron introducidos en la región por medio de los barcos que arribaban en los muelles de la tierra Maine, siendo éste el primero en ser nombrado como gato de raza en aquella región.

Otras versiones, describen que la existencia del Maine coon viene dado gracias a los vikingos, quienes a mediados del siglo XI se embarcaron junto a gatos peludos antecesores de los bosques de Noruega y que los mismos se cruzaron con el gato montés, formando así al Maine coon.

Por otro lado, se dice que María Antonieta de Austria, la reina consorte de Francia buscando una forma para escapar de los problemas por los que estaba atravesando, decide estibar a los Estados Unidos y en medio de su huida lleva consigo a seis gatos angora y se rumora que aunque María Antonieta no llego a los Estados Unidos, los gatos sí y llegaron a Maine de Wiscasset.

Otra de las teorías, aunque ante los ojos de la biología es sencillamente inviable, cuenta que el Maine coon viene de la liga de un gato común con un mapache y que de allí se desprende el nombre que según está compuesto por el nombre de mapache y gato en inglés, así como cat- racoon, otros dicen que el nombre se debe a un marinero que se llamaba Tom Coon y que usaba a los gatos en las embarcaciones para tener buena suerte.

Y aunque son muchas versiones, entre los ascendentes del Maine coon, se puede ver como algo un poco lejano al gato angora ya que en comparación el Maine coon es mucho más grande, en fin el origen de esta raza es bastante incierta, aunque si se conoce parte de su transitar a través de los tiempos pasados y cómo es que hasta la actualidad ha logrado preservarse.

El primer ejemplar de la raza Maine coon fue nombrado como el Capitán Jenks, siendo éste el que debuto en las exhibiciones en Nueva York alrededor del año 1860 y otras exposiciones en Boston Massachusetts, así como en 1895 el Maine coon representado por una hembra llamada Cosey, participo en un concurso también en Nueva York y se llevó el primer lugar.

Pero en aquel tiempo, ocurrió algo que retardo por así decirlo el reconocimiento y popularidad del Maine coon, siendo otras razas las que ganaran la admiración de todos, para ese entonces los gatos siameses y los persas quienes tomaron la fama y fueron los preferidos en América. Los gatos persas porque contaban con un pelaje ubérrimo, dejando al Maine coon en segundo lugar, sin embargo éste felino se destacó por otra de sus grandes habilidades, como lo es su gran talento para cazar lo que le permitió no ser olvidado.

Sin embargo no todo fue tan malo para el Maine coon, y aunque tuvieron que pasar algunos años para que la raza por fin fuese reconocida, todo el tiempo transcurrido y el apoyo por parte de los granjeros quienes continuaron prefiriéndolos ya que se beneficiaban por la caza, fueron ellos y otros tantos quienes ayudaron a que en el año de 1950 el Maine coon obtuviera un puesto en las exposiciones de gatos, así como se llegó a inaugurar ese mismo año el club especifico de los gatos Maine. Pero como se dijo anteriormente, no fue tarea fácil ya que antes de los años 50´s el Maine coon solo era una raza de apoyo para los gatos Persas en Estados Unidos.

A pesar de los pocos logros obtenidos por la raza del Maine coon, aún no se ganaba el reconocimiento oficial y no fue sino hasta el año de 1967 cuando la raza alcanza por fin la autorización y de forma legal pasa a ser admitida como raza independiente.

Asimismo, el Maine coon por estándar de las federaciones, debe cumplir con ciertas características tanto generales como específicas para poder participar en las exposiciones y ser nombrados como gatos de pedigrí y de esas características te estaremos hablando a continuación así que no dejes de leer.

🐾 Características Principales

gato maine-coon

A parte de su vasto tamaño, el Maine coon cuanta con muchas otras características que lo hacen único una de las razas de gatos más extravagantes y hermosa de todas, entre ellas tenemos que el Maine coon cuenta con un pelaje privilegiado que no solo es hermoso, suave, brillante y abundante, sino que gracias a su constitución le proporcionan al gato una especie de manta protectora que lo cubre al estar expuestos a bajas temperaturas, lo que le permite adaptarse fácilmente a los ambientes fríos.

Asimismo el Maine coon cuenta con una composición esquelética bastante fuerte, su cuerpo es cuadriforme, también es de contextura robusta teniendo un buen desarrollo de la musculatura, poseen un cuellos por los demás fornido y un pecho ancho, aunque en caso de las hembras son más pequeñas y la zona abdominal la suelen tener un tanto más abultada, el Maine coon puede llegar a pesar de 5 a 7 kilogramos las ejemplares hembras y de unos 7 y aproximadamente 11 kilogramos los machos.

Aunque el desarrollo de los Maine coon es bastante completo, los mismo se tardan un poco más de tiempo que otras razas en alcanzarlo a cabalidad dicho desarrollo, llegando inclusive a los cuatros años de edad para poder adquirirlo.

En cuanto a la cabeza del Maine coon,  no es tan grande más bien se encuentra en el término medio en cuanto a su tamaño y su forma es algo cuadrada, así como si se le ve de perfil se puede llegar apreciar cierta depresión, la frente un poco más sobresaliente, el hueso malar es prominente y el mentón se encuentra justo en dirección con la nariz y el labio anterior.

Respecto a sus ojos, no son pequeños, se encuentra uno separado del otro y son de forma ovalada, donde sus colores van  desde tonos verdes, otros color cobre y en su mayoría claros, por otro lado también los hay de color azul pero estos sólo son aceptados en los Maine coon de pelaje blanco.

El pelaje del Maine coon, se puede presentar en diversos tipos, desde colores sólidos hasta atigrados, con rayas y moteados, diludos, en tonos grises, tipo humo, tabby y otros tonos que lo hagan parecerse al lince, en cuanto a los colores sólidos son permitidos el negro y el blanco, por otro lado, quedaran excepto todos aquellos colores que le den la apariencia de un gato siamés, como lo son los tonos chocolate, lila, canela y otros parecidos.

El tipo de pelo es semilargo, el cual va corto en la corona y va en crecimiento alargándose a medida que se acerca a la cola donde es bastante abundante, el Maine coon tiene el privilegio de contar con un pelaje que es capaz de resistir la nieve y el agua.

Las orejas del Maine coon tienen una particularidad, y es que estas son algo grandes anchas en la base y se van alargado hasta terminar en forma puntiaguda teniendo en la punta pequeños pelos que forman lo que se puede decir parece ser un pincel, aunque en algunos casos esta características de la terminación en pincel no suele presentarse, más si se tratan de los ejemplares desarrollados en las regiones europeas.

El hocico del Maine coon es cuadrado y cuenta con una parte alta bastante marcada, además el mentón es fuerte y visto de perfil se encuentra en línea recta con la punta de la nariz y el labio anterior, de esta forma se determina que el Maine coon no posee la convexidad que viene formada por los folículos pilosos en la raíz de los bigotes.

Las extremidades están perfectamente proporcionadas con el cuerpo del Maine coon y tiene las patas fornidas, las cuales se encuentran en un término medio respecto a su longitud, por lo que no son cortas y tampoco muy largas, las tiene separas y son ovaladas.

Las patitas del Maine coon con grandes y redondas, posee una especie de plumero y abundante pelo entre las pesuñas, lo cual le facilita su andar en la nieve y también el nadar por lo que le sirven como una clase de aletas, los dedos son largos y en vez de parecer patitas, parecen más bien manos cosa que le facilita el agarre y las almohadillas con del mismo tono que el pelaje.

maine coon

El Maine coon debe de tener una cola de un largo mínimo al trayecto que va desde la inclusión hasta llegar a los hombros, siendo ancha en la base con terminación en punta redonda, el peaje de la cola es sumamente abundante, largo y tupido.

Siendo estas algunas de las características específicas y bien aceptadas por las federaciones para con la raza del Maine coon, y por otro lado continuaras conociendo un poco más referente a como es el comportamiento de Maine coon, el cual te compartimos a continuación.

🐾 Carácter y personalidad del gato Maine Coon

El Maine coon aunque es un felino naturalmente dispuesto a la vida salvaje, gracias a su personalidad es fácilmente adaptable al entorno familiar, este gato posee un carácter bastante equilibrado, siendo también muy seguro y un excelente compañero pues es tanta su fidelidad que te seguirá a donde quera que vayas, al igual que son sumamente perceptivos por lo que podrás disfrutar de su compañía aun en los momentos en los que no te sientas tan animado.

maine coon

Este felino se la lleva de maravilla con los niños, otro punto a su favor que te llevará a querer tener a un Maine coon como mascota.

Por otro lado el Maine coon es sumamente independiente, por lo que se le va muy bien vivir en ambientes abiertos, tales como fincas o granero en donde fácilmente pueda salir a cazar y sustentarse por cuenta propia, a diferencia de que conviva en un ambiente familiar en donde no cuente con un entorno en el que pueda conseguir su propio alimento, ya sea en casa o en campo lo importante será alimentar el espíritu libre del Maine coon,  el cual buscará la forma de sea donde esté el hacerse sentir.

De esta forma hay que tener en cuenta que el Maine coon necesita convivir con personas igualmente tranquilas y equilibradas que sepan respetar el espacio que será destinado para él, ya que también requerirá de momentos en los que pueda está solo y sentirse que está en un sitio el cual le pertenece.

Asimismo el Maine coon es muy amigable aunque quizás no lo parezca y es que este felino puede llegar a tener una expresión bastante malhumorada, pero no quiere decir que este gato sea amargado sino que es solo una expresión, verás que si se le da afecto serás muy bien recompensado brindando de igual forma todo su cariño, que por lo demás no es exclusivo el Maine coon llega a ser bastante dado a las caricias, todo aquel que le inspire confianza ya sea que no forme parte de su círculo íntimo se volverá su amigo.

También hay que tener en cuenta que alguna de las características antes descritas que posee el Maine coon, soló se verán reflejadas si se adapta desde pequeño a entornos donde sociabilice con los adultos, ya que no es igual conseguir a esta clase de felino en un criadero especializado y tenerlo desde pequeño, a que te vayas a conseguir uno de estos ejemplares en una zona abierta acostumbrado a la vida salvaje.

De allí que los adultos cuentan un papel primordial al momento del comportamiento que pudiesen llegar a desarrollo los Maine coon, siendo el responsable de éste en su mayoría con el entorno en donde se crie y el trato que reciba por parte de su dueño o persona encargada.

Otro de los gustos particulares del Maine coon y que puede llegar a ser bastante extraño para alguno, ya que se tiene la creencia de que los gatos no son amantes del agua, es que este felino en particular disfruta el nadar por lo que fácilmente puede pasar los días de verano compartiendo un momento de sol junto a la familia en alguna alberca. Y no es de extrañarse que si en casa se encuentra con la facilidad de nadar un sin contar con la supervisión de algún humano, lo hará de igual manera ya que como se describe anteriormente el Maine coon posee un espíritu libre e independiente.

Y eso tampoco quiere decir que por ser independiente no se pueda adaptar a la vida familiar, por el contrario el Maine coon es un felino verdaderamente encantador y también tiene una forma particular de mostrar su cariño a todas aquellas personas que están en su entorno y que le agradan, este gato tiene una forma de saludar bastante alegre y que se llega a definir como el gorjeo que parecido a ciertos pájaros, el Maine coon produce un sonido agudo y prolongado como especie de canto en lugar del maullido común.

Otro de los rasgos del Maine coon es que puede llegar a ser bastante manejable, los machos un poco más que las hembras, cosa que no es de todo aconsejable pero se han dado los casos en que el que toma a este grande y peludo minino como una especie de bebé al que se le mima y consiente, todo requiere de un equilibrio y es comprender que se tiene a un compañero y amigo, no aun juguete.

Hasta aquí hemos conocido un poco sobre la personalidad del Maine coon, pero queda mucho más por conocer de esta maravillosa raza, desde cual ha de ser tu trato para con él y los demás cuidados que se deben de tener en cuenta a la hora de convivir con un ejemplar como éste.

🐾 Dieta y alimentación del Maine Coon

maine coon

El Maine coon es gato por lo demás diferente a muchos otros gatos y esto también incluye su alimentación, ya que por su gran tamaño requiere mayor proporción en cuanto al consumo de caloría, sin embargo no hay que descuidarse ya que esta raza es muy propensa a sufrir de sobrepeso llegando incluso si no se cuenta con el cuidado debido a la  obesidad, la cual acarrea otras enfermedades en las articulaciones, es por ellos que es preciso conocer cuál ha de ser la dieta oportuna para el Maine coon y las porciones de consumo al día.

El tipo de alimento adecuado para el Maine coon, serán aquellos que posean bajo contenido en grasas y altos en proteínas y otros minerales que le proporciones los nutrientes necesarios para su adecuado desarrollo y mantenimiento.

Como es recomendado por los veterinarios, será oportuno buscar un alimento que se adapte a las necesidades del gato, en este caso del Maine coon y como es preciso serán los alimentos de producción comercial, los cuales están especialmente diseñados para cubrir las necesidades de nuestra mascota.

El pienso ideal para nuestro Maine coon serán de tipo seco, aunque se puede llegar a alternar con alimentos húmedos, por otro lado es preciso leer el empaque y cerciorarse de que realmente cumple con las exigencias, por otro lado si se llegara a tener alguna dudo con respecto a cuál ha de ser el alimento adecuado, se recomienda acudir al médico veterinario ya que él como especialista sabrá cual  alimento recomendar, el cual también va a depender en la etapa de desarrollo que el Maine coon se encuentre.

Y dado que en el mercado se encuentra una gran gama de tipo y marcas de alimentos para gatos, hay que escoger aquel que mayor se adapte a las necesidades del Maine coon¸ los cuales tendrán que ser de igual forma ricos en grasas saludables como lo es el omega 3, por otra lado deben tener parte de fibra, las cuales se hayan en los alimentos secos que también están elaborados a bases de vegetales y como ya se dijo anteriormente, el desarrollo del Maine coon es algo lento por lo que hay que velar que reciba la cantidad necesaria de minerales esenciales para su optimo crecimiento y desarrollo.

Como se describió anteriormente, el Maine coon es por naturaleza un excelente cazador y que fácilmente se puede sustentar por sí solo, pero no es igual cuando se ha adaptado a un entorno en el cual no cuanta con el mismo absceso que podría llegar a tener en un entorno abierto tal es el caso del campo o las granjas, por lo que el dueño debe tener cierto control y dirección a la hora de suministrar los alimentos si se encuentra en un espacio con mayores restricciones.

maine coon

De esta forma es preciso que como dueño de un Maine coon, se establezcan horarios en cuanto a la suministración de los alimentos, así que si ya se tiene determinado cual será el tipo de alimento con el cual se ha de sustentar tu felino, es preciso definir los horas y las porciones de las mismas, las cuales van a depender del ritmo de vida que mantenga la familia, pudiendo ser que se le proporcione el alimento una dos veces al día, entre mañana y tarde.

Por otra parte, no es para nada raro que el mismo Maine coon encuentre la forma de cazar así sea pequeños roedores o cualquier otra animalito que pueda encontrar en el jardín, pero eso ya sería algo así como un aperitivo extra.

También hay que proveerle al Maine coon de croquetas grandes y especiales para gatos, ya que debido a las características morfológicas en cuanto al desarrollo de su mandíbula, es preciso que pueda llegar ejercitar mediante la masticación y que de igual forma lo va a beneficiar en cuanto a la salud e higiene dental, evitando de esta manera la formación de la placa dental.

Y tocando el tema de la formación de la placa dental, es preciso evitar que el Maine coon consuma alimentos húmedos de manera constante, aunque si puede y es bueno que cuente con otra alternativa para variar los alimentos, siempre y cuando se eviten los excesos, así como hay que evitar que coma de los alimentos de los humanos ya que al no contener los nutrientes y proteínas especialmente diseñados para él, puede llegar a sufrir de problemas gástricos por lo que es responsabilidad del mismo dueño el cuidar para que esas cosas no sucedan.

Asimismo, siempre será recomendable es asistir al médico veterinario en caso tal que no se este del todo seguro en cuanto a la elección del pienso necesario para el Maine coon, así como las porciones de los mismos según sea la etapa en que se encuentre, por otro lado también es necesario llevar un control del peso para cuidar de que se esté excediendo en las porciones y llegue a pesar más de lo debido.

🐾 Salud del gato Maine Coon

gatos maine coon

El Maine coon tiene por lo general con un excelente estado de salud, contando con una esperanza de vida que va desde los 9 a los 15 años de edad y no tendrá mayores complicaciones de salud siempre y cuando se le den los cuidados necesarios, lo cuales van desde mantener un control veterinario, al igual que se lleve una alimentación balanceada como se describió anteriormente.

En cuanto a las afecciones específicas de la raza del Maine coon, aunque no suele ser algo grave se encuentra la polidactilia que se cuándo el gato nace con dedos extras, dicha deformación se encuentra presente en los ejemplares de mayor tamaño y de estructura esquelética fuerte, sin embargo no son admitidos en los concurso razón por la cual los criadores dan prioridad a los Maine coon que no presentan los dedos extras, llevando a que los ejemplares que existen en la actualidad sean un poco más pequeños y débiles en comparación a los que tenían la polidactilia.

Por otra, el Maine coon puede sufrir de ciertas enfermedades asociada a la mala alimentación que provoca la obesidad y a su vez otros males que se derivan de ella misma, como lo son la displasia de cadera y otros problemas en las articulaciones, es por eso que se insiste en cuidar la alimentación de este felino, por lo que si se tiene una mala alimentación y a su vez está acompañada del sedentarismo, el Maine coon podría llegar a superar los 20 kilogramos lo cual no es para nada saludable.

Al igual que otros felinos, el Maine coon podría estar propenso a padecer de ciertas enfermedades, por lo que ha medida de información y para que se pueda detectar en caso tal de que el Maine coon presenten algunos síntomas similares, se pueda llegar a tomar las medidas necesarias.

Entre las enfermedades que podrían llegar a padecer el Maine coon, se encuentra la cardiomiopatía hipertrófica felina, la cual provoca que las paredes de uno de los ventrículos del corazón se ensanche causando fallas cardiacas y otros males asociados. Aunque esta enfermedad no es del todo común, se podría dar el caso de que exista aunque en un bajo porcentaje pero que de igual forma se presente y lo grave de esta enfermedad es que no suele tener cura.

Asociado al sobrepeso como se dijo anteriormente esta la displasia de cadera, la cual se evidencia por una depresión en el costo bajo que también llevan a causar en los Maine coon que la padecen el caminar cruzando las patas traseras, dicha deformación causa muchísimo dolor y aunque viene dada de que el animal lleve más del peso que podría soportar, de igual forma puede ser por algún mal congénito y que lo lleve a nacer con este mal.

Los Maine coon también podrían estar propensos a sufrir de Pectus excavatus, la cual es una deformación en el esternón y que comprime el corazón y los pulmones, haciendo imposible el buen funcionamiento de los órganos.

Por otro lado, se encuentran las enfermedades infecciosas de las cuales se podrá proteger al Maine coon si se lleva un adecuado control de vacunas y desparasitación, por lo que será preciso llevar al felino al veterinario, de igual forma estar atento a cualquier mínimo signo de debilidad que presente el Maine coon y que requiera de la visita al médico veterinario.

Entre las enfermedades infecciosas que pueden llegar a padecer los felinos, entre ellos el Maine coon, están la rinotraqueitis y la calivirosis que se caracteriza por la presencia de tos, catarros y flema, la cual requerirá de asistencia inmediata para que no llegue a convertirse en neumonía.

Otros virus que suele ser bastante grave y por el que hay que tener extremo cuidado, es la panleucopenia que provoca diarrea y continuos vómitos llevando a la deshidratación del Maine coon e incluso la muerte, las medidas preventivas para esta enfermedad es igualmente llevar el control de las vacunas y evitar cualquier contacto con las zonas infectadas, teniendo en cuenta que el virus se mantiene activo hasta cumplir el año.

Entendiendo entonces que como toda mascota, la buena salud va a depender de manera directa en los cuidados que se le den, de allí que para mantener al Maine coon  en buenas condiciones de salud, evitar enfermedades y aportar para el óptimo desarrollo se debe cuidar como se dijo anteriormente la alimentación, así como otros cuidados en cuanto a la higiene del felino y el entorno, lo cual se describe a continuación.

🐾 Cuidados generales

Es necesario informarse a la hora de adquirir la responsabilidad que acarre el tener una mascota en casa, más aun cuando el animal que se quiere tener se encuentra fuera de lo común, tal es el caso del Maine coon por lo que a continuación se describen algunos de los cuidados a tomar en cuenta para convivir con este hermoso y extravagante felino.

Lo primero será adecuar el ambiente en que se va a tener al Maine coon, tomando en cuenta que es un felino bastante grande por lo que requerirá de un espacio en el que se sienta cómodo y tenga la libertad de andar por el lugar, de igual forma que pueda tener el alimento a la hora y que tanto estos como el agua estén a su alcance.

Asimismo, hay que hacer lo posible para evitar que el Maine coon se mantenga encerrado en un solo sitio incentivando más bien la actividad del felino, hay que procurar el ejercicio así sea mediante el juego, ya que es necesario que el Maine coon se ejercite de forma regular para evitar que sufra de problemas de obesidad, ya que poco se puede hacer si cuida la forma y porciones que ingiere a diario, pero se descuida la actividad del mismo.

En cuanto al aseo e higiene del Maine coon, es esencial mantener limpia las áreas de los ojos y las orejas tomando para eso un pequeño trozo de gasa y luego de humedecerlo, pasar de forma suave. Esto es necesario hacerlo unas dos veces por semana para así evitar la acumulación de suciedad que posteriormente pueda llegar a provocar alguna infección.

El pelaje del Maine coon aunque es largo, no necesita de mayores cuidados más que un cepillado regular con un cepillo especial para gatos de pelo largo los cuales se encuentran en las tiendas donde venden productos para mascotas, de esa forma se puede evitar la formación de nudos y para quitar el excedente de pelo que vaya mudando, de igual forma hay que recordar que como los felinos suelen asearse solos, el lamerse les hace ingerir cierta cantidad de pelo que luego forman pelotas que se van hacia el tracto intestinal, llegando a causar obstrucción del mismo, por lo que es preciso darle una dos veces al mes aceite de parafina que ayudará al Maine coon  a expulsar las bolas de pelo.

De igual forma el Maine coon cuenta con un pelaje privilegiado, de allí que no requiera mayores cuidados, más que mantenerlo siempre hidratado y que consuma los alimentos recomendados para que así pueda tener el pelaje sedoso y brillante.

Al Maine coon no es necesario estarlo bañando de forma constante, solo si se ensucia mucho lo cual no es algo común, y llegar a requerir darle un baño no será para nada complicado ya que a los Maine coon les encanta el agua. Como recomendación a la hora de dar el baño es necesario utilizar los productos que son estrictamente diseñados para la piel y el pelaje de los gatos, no usando los mismos productos que usan los humanos.

El Maine coon también necesitará una caja de arena bastante grande, si es que no se cuenta con patio, parque o jardín en el que pueda hacer sus necesidades fisiológicas. En caso de la vida en apartamento o casa pequeña es indispensable el uso des arenero, por lo que hay que mantener siempre limpio cambiando la arena a diario.

Y que más cuidados de los que se le pueda dar al Maine coon que el mismo cariño y amor por parte de sus dueños, el cual va desde toda la atención que le puedas brindar, como las caricias, los juegos y todo lo que requiera el pasar tiempo junto al Maine coon, como también podrás compartir con él como ya se dijo anteriormente de un baño en la piscina.

Todos los cuidados descritos, aunque son pocos se puede decir que son los esenciales, los cuales si se siguen podrás mantener al Maine coon sano y feliz, recordando siempre las visitas periódicas al médico veterinario o cuando se presenten señales que adviertan cuando algo no está del todo bien.

Y esta ha sido un poco de toda la información en cuando a lo que debes conocer referente a la raza del gato Maine coon,  así que si quieres tener a un ejemplar como este de mascota ya sabes cuales son las medidas a tomar en cuenta y todo el cariño que este gato le puede brindar tanto a ti como a tu familia, sabiendo que cada minuto junto a él será una real aventura, además que siempre será en centro de atención pues las personas no están acostumbradas a que se tenga un gato de ese gran tamaño y con un pelaje tan llamativo como el Maine coon.