Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Bobtail del Mekong

Mekong-Bobtail
Bobtail del Mekong
5 (100%) 3 votes

🐾 Bobtail del Mekong: Tu nueva mascota

Este es un gatito que podría robarse su corazón de forma inmediata, su dulzura no tiene comparación, además es tan lindo que se vuelve atractivo para todo el que lo observa, aprende rápido y tiene muy buenos hábitos de convivencia, puede ser un poco consentido en ocasiones, pero no es nada que altere a sus dueños, además a quien no le provoca darle amor a un felino como este.

La procedencia de este gatito se reconoce desde Rusia, pero sus antecesores y la base por la cual se deriva esta raza en realidad se origina desde Tailandia, donde se realizaron los cruces adecuados para formar a los mininos que se caracterizaban por tener una pigmentación tan particular.

En función a ello se extendió el interés por su crianza y llegaron hasta Siam donde se termina de purificar y de fijar los parámetros de la especie, dando origen a los gatitos Siameses que fueron exportados a algunas zonas de Europa y a Estados Unidos.

Mekong-Bobtail

Pero el hecho de que tuvieran la cola tan cortita no le dio la suficiente fama y en comparación con los siameses no causaron tanta atracción por lo que fueron desapareciendo, es allí cuando entran unos aficionados rusos en la historia, que lograron tomar a los pocos que quedaban y recrearon la raza dándoles más apoyo y volviendo a exportarla.

Por su parte hay muchas leyendas que se asocian a sus características físicas, pero hasta ahora ninguna ha sido comprobada, lo que si se ha podido reconocer es que ha sido debido a su extraordinaria finura y a lo ajustados que son a las costumbres humanas que fueron cada vez más queridos y adoptados.

Y es que como se puede observar, estos son unos animalitos muy bien proporcionados, su rostro es casi perfecto, con unos ojitos bien abiertos en tonos azules limpios y brillantes se roban todo el espectáculo y lo rematan con el pompón de colita que desarrollan.

Además, la pigmentación propia de los Siameses, con una base beige claro y puntos de color oscuro degradados en zonas estratégicas, como son el rostro, las orejas, las patitas y la cola le otorgan cierta distinción entre los demás, puesto que su tamaño es mediano y su peso es regular, conforme a sus proporciones.

Su temperamento es increíble, es dulce, amoroso, le encanta estar con los humanos, es juguetón, activo y tiene sus momentos a solas,  pero lo que más sorprende es que desarrollan una afición tal por su familia adoptiva que no les gusta estar lejos de ellos lo que no corresponde con la actitud de la mayoría de los gatos que tienen un comportamiento más relajado al respecto.

Se llevan muy bien con los niños y les encanta ser acariciados por todos, de hecho, tienden a llevarse bien con todos sin mucho problema.

Sin embargo, requieren de un proceso de socialización temprana, pues pueden desarrollar un poco de timidez por lo que mientras más pronto se le enseñe a compartir tanto con los humanos como con los animales mejor será para su temperamento, en el que se acostumbren a este tipo de interacción y lo vean como parte natural de su vida.

Su mantenimiento no es tan exigente, son animales de pelo corto que sólo lo expulsan en época de muda y que debido a su tendencia a permanecer en interiores no se ensucian mucho, además su preferencia por lamerse le ayuda tanto a refrescarse cuando tiene calor como a mantenerse limpio.

Obviamente esto no es suficiente y necesita que se le de su momento de cepillado, preferiblemente uno semanal y su baño, el que podría ser uno mensual, además de limpiar sus dientes y sus oídos como cuidarle las uñas con los productos adecuados diseñados especialmente para gatitos de este tipo.

Su salud es muy buena, aunque algunos de ellos sufren de estrabismo la mayoría no ha reportado ningún incidente con padecimientos hereditarios, por lo que básicamente su tratamiento se abocará al suministro adecuado de las vacunas y a la vigilancia en sus hábitos alimenticios además de prevenir el contagio de cualquier virus local.

Son gatitos carnívoros, necesitan alimentarse de proteína de animal para estar sanos y pueden ingerir tanto comida casera como conservas, compotas o pienso, pero siempre regulando las cantidades acorde a su peso y verificando que pueda tener un correcto suministro de agua, además son muy estrictos con la limpieza por lo que su comida debe ser servida en envases limpios y sin olores.

Dentro de la casa puede vivir tranquilamente en los espacios que se le asignen, una cesta limpia y cómoda sería suficiente, con juguetes adicionales y su tiempo de paseo y diversión, aunque a veces se comporta de forma un tanto testaruda por lo que podría en algunos momentos decidir hacer lo que le provoca y por ejemplo dormir donde quiera sobre todo en su regazo.

🐾 Historia y Origen del Bobtail del Mekong

Mekong-Bobtail

La historia de los gatitos de esta raza se remonta al siglo XIX en Tailandia, donde hubo una proliferación en la cría de felinos con las características de los siameses, especialmente en cuanto a su tamaño y pigmentación de la piel, pero que debido a los continuos cruces se logró hacer varias derivaciones, conociéndose que dichos ejemplares son los antepasados de tres razas de la actualidad que tienen algunos aspectos parecidos.

Para la época la nueva coloración de los felinos era un excelente acontecimiento por lo que se realizaron las primeras exportaciones desde Siam hasta Europa en el año 1884 y un poco más tarde, en el año 1890 llegan a Estados Unidos, de hecho, uno de estos gatitos se convirtió en la mascota preferida de uno de los presidentes de dicho país y la raza llevaba por nombre el de Siam.

Estos coloridos animales que provenían de Siam y fueron llevados en primer lugar a Europa tenían una característica muy diferente a los demás en su colita, la que era corta y curvada, convirtiéndose en lo que le dio más particularidad y llamaba la atención, además en ese lugar se le llamaba a la raza los reyes de Siam, lo que sugiere que en realidad eran muy amados por los príncipes y princesas o gobernantes de sus ciudades.

Sin embargo, un tiempo después esta popularidad cayo en descenso y logró que muchos criadores se abstuvieran de continuar con sus cruces y que se mataran a los gatitos que nacían con este mal llamado defecto en la cola, poniendo en peligro la fortaleza y sobrevivencia de la especie, pero, afortunadamente hubo muchos aficionados rusos que amaron a estos gatitos y lucharon por salvarlo, generando nuevas casas de cría.

A esta nueva raza se le llamó Bobtail de Mekong, por el lugar donde fue rescatada, y además se propagó hacia Moscú donde se instauró una casa que se volvió muy famosa llamada “Korgorushi”, y otros países como Irán, Vietnam y China.

Estos gatitos ahora conocidos como el Bobtail de Mekong y que provenían de los producidos en Siam fueron muy bien aceptados, tanto por su excelente temperamento como por sus facciones delicadas, dándose a conocer como una mascota muy doméstica y apegada a sus dueños, por lo que no vaciló en integrarse a la sociedad al punto de que se encuentren en muchas fotos de álbumes familiares.

Además, otro factor que hizo que se dieran a conocer era lo longevos que solían ser, lo que causó asombro en muchos dueños pues algunos de estos gatitos lograron vivir casi 20 años, cifra muy poco común en la vida de los gatos, y que aunado a ello eran capaces de seguir produciendo cría sin importar la edad que tuvieran.

Por su parte, hay varias leyendas alrededor de la manera como se desarrolló la raza y de su preferencia sobre ellas, lo que le ha dado un toque de misterio o de fantasía a estos mininos, los que se asocian indiscutiblemente con la realeza.

Mekong-Bobtail

Una de estas leyendas cuenta que estos gatos eran usados para la protección de los templos y el exterminio de ratas o serpientes, especialmente porque la piel de los mismos es elástica y puede estirarse sin dolerle en varias direcciones evitando que luego de una mordedura el veneno se extienda por el torrente sanguíneo, asegurando la sobrevivencia del Bobtail.

Sin embargo, esta anécdota, aunque se vuelve muy probable no se sustenta con el hecho de que los ejemplares de esta raza no muestran hoy en día una tendencia marcada a la caza de este tipo de alimañas, lo que normalmente se heredaría de una generación a otra.

Otra leyenda mucho menos posible era la de que estos gatos hace muchos años tenían la tarea de proteger los valiosos floreros que adornaban los templos, pero que en una oportunidad uno de ellos enroscó su cola sobre uno y se lo quedó mirando, el florero se rompió cortando su colita y causándole estrabismo en la visión.

En cualquier caso, hoy en día se sabe que el Bobtail fue el resultado de los siameses exportados desde Siam y que los tailandeses lo apreciaban de igual manera, al punto de prohibir que se les hiciera daño o que se les tuviera en cautiverio, pero igualmente se convirtió en el regalo favorito que obsequiaban los reyes a sus concubinas.

Actualmente los gatitos Bobtail de Mekong tienen la ventaja de ser muy queridos en muchas familias, y aunque no es el más popular en todo el mundo si se ha dado a conocer con mucha facilidad, tanto por su parecido a sus primos siameses como por las características de su cuerpo y de su cola, acompañado de un carácter muy dócil y bastante cercano a los humanos, que también lo diferencia de muchas otras razas felinas que son más independientes.

🐾 Características de la raza

Mekong-Bobtail

Definitivamente estos son uno de los gatitos más tiernos que se pueden ver en la familia felina, son lindos, bien formados, con unos ojitos muy abiertos, de tamaños compactos y perfectos para incluirlos en el hogar, su temperamento se ajusta a la medida a su figura, llamando aún más la atención con su cola tan cortita lo que lo convierte en un ejemplar muy particular.

Apariencia General

Su apariencia es muy ligera, son gatos de forma rectangular pues son más largos que altos, proporcionados, con piernas delgadas, pero en buena forma, ágiles, deportivos, con un rostro precioso de finura en sus facciones.

Son gatitos que nacen sin manchas, generalmente en el tono base que luego tiende a oscurecer levemente, luego de un corto período de tiempo van evolucionando y desarrollando los colores que los caracterizan, su corta colita los separa de otras razas que poseen la misma pigmentación y sus ojos deben ser invariablemente azul celeste.

Peso.

Los Bobtail del Mekong son bastante esbeltos y su cuerpo demuestra agilidad por lo que su peso, independientemente de si son hembras o machos y ya cuando han alcanzado la madurez y el crecimiento total no debería exceder los 4 kilos.

Tamaño.

Generalmente estos mininos no se diferencian entre las hembras y los machos ni por su estatura ni por su longitud, por lo que ambos géneros se podrían calificar en los mismos valores, por lo que se consideran como gatitos medianos, recordando que ellos crecen hasta poco más pasado el año de vida y pueden obtener una longitud que oscila entre los 50 cm a los 70 cm.

Región Facial.

Su cabeza es tan bien proporcionada y tan bien formada que podría considerarse casi perfecta, la parte superior es plana con el mentón bien pronunciado y una forma ovalada que se ensancha ligeramente hacia el área de las orejas, su hocico es fino lo que le da un perfil tipo romano.

Nariz.

Tienen una nariz pequeña y bien definida en forma de gotita, es de color negro y se difumina debido a que usualmente tienen una mancha oscura en esa área del rostro.

Ojos.

La forma de los ojos del Bobtail del Mekong es hermosa y muy particular, pues la parte inferior es casi ovalada y el párpado superior tiene la curvatura de una almendra, son grandes se encuentran levemente inclinados en el rostro y son muy expresivos, siendo sumamente importante que el iris sea azul nítido, sin manchas y ligeramente claros.

Su mirada es siempre atenta, dulce y en búsqueda de atención.

Orejas.

Las orejas de estos gatitos son bien proporcionadas al rostro, aunque su base ancha puede a veces verse como ligeramente grande, tienen forma triangular y se redondean en la punta, pero no son muy altas, son llevadas siempre en forma erguida con el pabellón al frente.

Cola.

Hay una serie de consideraciones especiales en este aspecto, pues el mayor distintivo en el Bobtail del Mekong y que incluso lo diferencia de las otrazas razas que poseen la misma pigmentación es la longitud de su cola, la que puede llegar a medir como máximo sólo un cuarto de la longitud del gatito, y como mínimo tres nodos o vértebras, no debe ser superior ni debe ser inexistente.

Pelaje.

El manto de estos gatitos es suave, sedoso, no muy pegado al cuerpo, pero corto, abundante, grueso y brillante. Posee un subpelo muy fino que le brinda protección a su piel pero que no es muy densa.

Si se llegara a observar que el gatito pierde fuerza o brillo en su manto es necesario acudir al veterinario, pues esta es una cualidad muy natural en ellos y que podría verse afectada tanto por enfermedades como por problemas de mala alimentación.

Color.

Un rasgo bastante característico en los ancestros del Bobtail del Mekong es que estos gatos poseen variaciones en su color manifestándose en puntos o manchas bien ubicadas y más oscuras que la base, que tiende a ser un tono claro y sólido.

El más popular es el color point, que ubica un tono más oscuro que su base, en el área del rostro justo en la nariz, las orejas y las patas como en forma de medias en degradación, así como en la pequeña cola.

Sin embargo, hay otras variaciones menos populares pero que también son aceptadas, como los de punto rojo, que son ya casi extintos, y marcan una degradación en tonos durazno o los punto azul que sus degradaciones se enmarcan más en el plateado.

Movimiento.

Con unas patitas redondeadas y piernas delgadas y de mediana longitud, el movimiento del Bobtail del Mekong es suave y se denota un mínimo y casi imperceptible esfuerzo en su andar, de hecho, hay ocasiones en las que pareciera que se desliza, es ágil y puede brincar buenas alturas, aunque no es de los más destacados en ello.

🐾 Carácter y personalidad del gato Bobtail del Mekong

Mekong-Bobtail

El gatito Bobtail del Mekong es muy singular en su carácter, pues, aunque la mayoría de los felinos tiene un comportamiento un poco más retraído en el que ellos deciden cuando descansar, cuando jugar y cuando compartir con sus dueños, e incluso no los consideran como tal cosa sino más bien como compañeros, el minino de esta raza muestra un temperamento un poco diferente, pues es más amoroso y sociable de lo normal.

En este sentido estos gatitos son considerados como extrañamente muy necesitados de la presencia de sus dueños a quienes ve de esa manera, incluso hay quienes opinan que es la raza que más tiende a parecerse a los perros en ese sentido debido a que son leales, empáticos y prefieren estar cerca de los humanos todo el tiempo posible, incluso no hay nada que disfruten más que descansar en los brazos de los suyos.

De hecho, el Bobtail del Mekong puede llegar a sufrir de ciertos episodios de lo que se conoce como angustia por separación, en el que las mascotas desarrollan comportamientos desequilibrados para demostrar que se sienten alterados por estar a solas, dando a ver que no son aptos para estar sin su familia.

Por lo que si usted desea adoptar un gatito de esta raza deberá considerar que sea posible tener que mantenerlo el mayor tiempo posible consigo o que en el mejor de los casos haya casi siempre alguien en el hogar para ayudarle a sentirse más cómodo.

Sin embargo, se han desarrollado varias técnicas de entrenamiento en el que se le enseñe a los mininos a emplear su tiempo de soledad en actividades que lo mantengan entretenido o en su defecto también podría enseñarle a viajar en coche con tranquilidad para que no se convierta en una dificultad salir con él.

Otro aspecto que también los caracteriza y que sí comparten con su familia gatuna es su necesidad de descanso, aunque a diferencia del resto prefieren hacerlo cerca de su familia humana y no se esconden para hacerlo, simplemente se dedican a relajarse cada vez que les provoca y aún más si se encuentran en el regazo de sus dueños, pues a estos gatitos les gusta mucho ser los consentidos.

Asimismo, se debe recalcar que, aunque amorosos y relajados los Bobtail del Mekong tienen muy despierto su deseo de jugar y no rechazarían ninguna invitación que les provoque entregarse a la diversión, mostrando otra faceta encantadora en la que pueden relacionarse ampliamente con cualquiera en el hogar.

Este hecho hace que su relación con los niños sea excelente, son juguetones, activos, tienen mucha energía y son bastante audaces, aunque no son tan tolerantes a sus tratos bruscos y tratan de defenderse si se consideran amenazados o con intenciones de ser agredidos.

Es por ello que siempre se recomienda tener especial consideración tanto en la educación de sus mascotas como en la de sus niños, a los que se les debe enseñar que deben tratar con respeto a esos seres que a veces ven como juguetes y que tomen en cuenta que tienen sensibilidad y que incluso pudieran agredirlos sin querer como una reacción natural en su defensa.

A pesar de que el Bobtail del Mekong es más dispuesto a permanecer recibiendo el aprecio de sus dueños o jugando con ellos, muestran en muchas ocasiones una curiosidad natural que los hace explorar en sus inmediaciones, llevándolos a tratar de reconocer lo que les rodea y a entretenerse con los objetos que les pueden atraer.

Su capacidad de entrenamiento es mediana, es decir, requiere de paciencia, porque, aunque son inteligentes, el hecho de querer ser los consentidos los hace ser un poco testarudos tratando de salirse con las suyas, por lo que se debe tratar de enseñarle desde temprano que debe cumplir con algunos requerimientos básicos de convivencia.

Entre estas estrategias la primera que debe explotar es la de la socialización, pues su gatito se sentirá más en confianza tanto con los humanos que le rodean como con los animales que lo puedan visitar mientras más pronto sea codeado con ellos, dándole a ver que son acciones naturales y que no representan un riesgo o una amenaza, lo que ayudaría a que tengan una mejor respuesta o un mejor temperamento.

Por su parte, el trato con otros animales es bastante cordial, aunque necesitan de socialización, se ha visto que se llevan bien con cualquier compañero, no demostrando un alto deseo de territorialidad, por supuesto hacen respetar lo suyo, pero no les molesta compartir el espacio, ni tienen hábitos de caza muy desarrollados.

Incluso han demostrado ser buenos padres, manteniendo la relación filial con sus hijos por mucho más tiempo que lo harían otras razas y hasta se ha visto que pueden adoptar a otros gatitos de otras razas sin ningún problema.

🐾 Dieta y alimentación

Mekong-Bobtail

El factor primordial a tener en mente al momento de tomar una decisión sobre la dieta que se le administrará a nuestro gatito es que su naturaleza es carnívora y que es necesario respetarla independientemente del estilo alimenticio que como familia tengamos, pues su formación física, su salud y su belleza depende en gran medida de la ingesta apropiada de la proteína de animal.

Sin importar el hecho de que su Bobtail del Mekong haya sido adoptado de una camada proveniente de padres domesticados estos mininos igualmente responden a la forma como todos los gatos tuvieron que recurrir en su alimentación, contando épocas remotas.

Es de recordar que los gatitos no siempre fueron animales apreciados por las familias y que en muchas ocasiones tuvieron que buscar su propio alimento a través de la caza, desarrollando gustos y habilidades en ello, incluso su propio olor hace que se alejen las alimañas o roedores que normalmente son parte de sus presas preferidas.

Esta predilección responde también a las necesidades nutricionales de su organismo y no sólo a la saciedad del hambre, pues los mininos requieren de los aminoácidos que les aporta la carne para mantenerse saludables y vigorosos, previniendo enfermedades como ceguera o alopecia, por otra parte la cantidad de agua que contiene (que es un alto porcentaje) ayuda a su mascota a mantenerse hidratado.

Igualmente debe ser complementado con los carbohidratos y vegetales aceptados que aporten el resto de los nutrientes, así como las vitaminas que allí se encuentran como la B12 o la A.

Por su parte, hay otro aspecto generalizado que también atañe a los gatitos de esta raza y es que todos pasan por edades de madurez en sus órganos que los obligan a tener alimentos con cualidades diferentes, reconociéndose principalmente tres etapas, siempre que no se vean afectados por otras causas diferentes como enfermedades, problemas estomacales o incluso el embarazo.

Así pues, lo primero que se debe considerar es que el Bobtail del Mekong debería, preferiblemente, ser alimentado en sus primeros dos meses por su madre a través de la lactancia, haciendo hincapié en el hecho de que no hay mejor forma que esta, aunque hayan muchas opciones en el mercado lo ideal es que sea amamantado pues le ayuda en su nutrición, crecimiento, inmunización y hasta en su socialización y desarrollo de su temperamento.

Una vez que cumplen las seis semanas de vida pueden comenzar a ingerir alimentos de otro tipo como conservas o enlatados que son suaves y no le molestan en su pequeña dentadura, logrando estabilizar su estómago hasta que entran en la fase de adultos donde se define un estilo más prolongado, pudiendo optar tanto por la comida casera como por las croquetas o conservas.

De cualquier forma, siempre es importante llevar a su Bobtail del Mekong a una visita periódica con su veterinario, el que le indicaría cuales son las opciones más apropiadas e incluso si debe requerir alguna dieta especial en función a las necesidades nutricionales de su minino.

Comida Casera para el Bobtail de Mekong

A diferencia que los humanos, los mininos de esta raza no pueden tolerar en su sistema gastrointestinal muchos componentes que nosotros ingerimos por costumbre, por lo que su comida debe ser preparada aparte de la nuestra y con unas leves diferencias.

En primer lugar sus alimentos no deben ser condimentados, ni con sal, pimientas, picantes, ajo, salsas preparadas, ni nada de especias, además la cocción de los mismos debe evitar las frituras y los guisados, siendo servidos al natural tanto a la plancha como al vapor u horneados.

Evite también basar su menú exclusivamente en pescados o en atún, tratando de servirlos cocidos, no se los ofrezca crudos ni enlatados pues causan daño en su sistema digestivo.

Las Croquetas o conservas

Sin duda alguna esta es una opción que aventaja mucho a la preparación de la comida casera pues facilita en cuanto a la selección y en cuanto al tiempo que se le invierte al proceso, además tiene la posibilidad de ofrecer todos los valores que se necesitan de manera muy homogénea, lo que se garantiza simplemente sabiendo escoger el producto adecuado.

Lo que se debe vigilar es que en el empaque se indique que contiene una buena proporción de proteína de animal, así como vegetales y carbohidratos, trate de evitar los subproductos, los cereales no son del todo dañinos pero no deben ser el elemento principal.

Una de las consideraciones que se debe tener si desea suministrar a su gatito este tipo de alimentos es que van a requerir más cantidad en el servicio del agua, esto se debe a que la carne en su forma principal esta compuesta por agua lo que hidrata a su minino pero ya en la forma de croquetas es diferente y debe ser complementada con una dosis aparte de este líquido.

🐾 Salud del Bobtail del Mekong

Mekong-Bobtail

Hasta la fecha no se ha comprobado la existencia de ninguna patología de carácter hereditaria en los gatitos de esta raza, pudiendo ser entonces catalogados como animales muy sanos o que no tienden a sufrir enfermedades que puedan afectar seriamente su calidad de vida.

Sin embargo, se debe evitar caer en el error de pensar que a causa de ello no hay probabilidades de que se quebrante especialmente cuando puede verse amenazado por parásitos, virus en el ambiente o felinos cercanos, bacterias e incluso por mala alimentación, lo que debe mantenerse en vigilancia y con la debida inmunización autorizada por su veterinario.

Para ello lo primero que debe hacer es llevar a su Bobtail a una revisión inicial con su especialista de preferencia, el que evaluará las condiciones generales de su gatito y propondrá las fechas en las que deba aplicar los primeros desparasitantes y el cronograma de inmunización.

Al respecto es importante tratar de respetar al menos dos meses para destetarlo de su madre y permitir que la lactancia cubra ese período completo, pues es el tiempo que aproximadamente se espera para iniciar con las vacunas y la leche materna le proporciona inmunización mientras la esté tomando, además de hacerlo más fuerte en su constitución y ayudarle en la correcta maduración de sus órganos.

A la par del proceso de vacunación se debe ir pasando por una etapa en la que se ajusta su rutina alimenticia, proporcionándole las raciones con las dosis adecuadas y garantizando que ingiera los nutrientes y vitaminas necesarias, pero lo más importante es que se controle su peso.

Al igual que la mayoría de los mininos que se dedican a hacer vida con los humanos y especialmente esta raza en particular que es muy propensa a permanecer con ellos el mayor tiempo posible, los Bobtail pueden llegar a sufrir de obesidad con mucha más facilidad a causa de malos hábitos alimentarios.

Esto hace que no solamente se vea afectado a nivel estético, sino que también se desencadenen una serie de reacciones en función a ello, como la afectación en sus valores hormonales, problemas sanguíneos, problemas en las articulaciones, pérdida de movilidad y hasta depresiones por no poder actuar como regularmente lo haría.

Otra condición que no tiene que ver con aspectos hereditarios, pero sí con las costumbres de los felinos es su tendencia a acicalarse la que es muy buena para mantenerlo limpio por su propia cuenta pero que debido a lo áspera que es su lengua tiende a traer consigo muchos rastros de suciedad, parásitos y pelo.

Este último no es digerible por lo que se acumula en el tracto digestivo y en el estómago, volviéndose como una especie de bola de pelo que se complica y produce la enfermedad denominada tricobezoares, que por su naturaleza y por las pocas posibilidades de extracción que tiene llega a ser mortal en muchas ocasiones.

Es por ello que se recomienda que se le practique su cepillado semanal sin falta y que se aumente la frecuencia cuando el minino se encuentre en muda del manto.

Otras enfermedades comunes en ellos que podrían llegar a molestarlo serían la artrosis o la ceguera senil, que se presentan usualmente cuando el gatito ha superado más de los diez años de edad, por lo que se asocian a los padecimientos de la vejez pero que pueden retrasarse con buena alimentación, controles preventivos, ejercicios y sus respectivos cuidados asociados.

Asimismo, se han visto varios gatos de esta raza con evidentes muestras de alopecia la que se observa como calvicies puntualizadas o espacios sin pelo, que se caen sin que sean extraídos manualmente pero no tienen que ver con el proceso de muda pues no es homogéneo ni temporario.

Cuando esto ocurre lo mejor es acudir inmediatamente al veterinario, pues las causas son tan variadas que pueden pasar desde problemas endocrinólogos, hasta problemas psicológicos, ansiedad por separación y hasta asuntos nutricionales, esto se debe a que la alopecia es más una consecuencia de otras enfermedades que una en sí misma.

Los ungüentos o cremas tópicas son buenas opciones para ayudar a que la piel expuesta no se vea más comprometida y evitar posibles infecciones, pero no son en realidad el tratamiento para erradicarla siendo necesaria la intervención de su especialista.

Su reproducción

Generalmente estos felinos se reproducen normalmente como cualquier raza gatuna, respondiendo al celo que afecta a la hembra en períodos regulados y que se pueden calcular luego que suceda el primero y que continúan con más frecuencia hasta quedar embarazadas.

Ellas lo manifiestan a través de la expulsión, por distintas vías, de las feromonas que atraen a los machos y que los obligan a satisfacer su instinto reproductor, por lo que si se desea cuidar la camada y planificar la unión se debe tener mucho cuidado en la protección de la misma para que no se vea comprometida con hibridaciones no esperadas.

🐾 Cuidados generales

Mekong-Bobtail

El Bobtail del Mekong es un animalito bastante limpio, su preferencia por estar siempre cerca a los humanos hace que la mayoría de su tiempo de juegos o de interacción sea en el interior del hogar, por lo que son poco propensos a ensuciarse, pero se deben tener las previsiones para procurar mantenerlo sano y tranquilo.

Sin embargo, no siempre se lo facilitan a sus dueños pues no son del todo amantes al agua, teniendo que recurrir a diversas técnicas para calmarlo y hacer que acepte el tratamiento, entre ellas la principal es acostumbrarlo desde cachorro.

Mientras más joven (en lo permitido por su veterinario) el Bobtail del Mekong comience a recibir sus cuidados mucho mejor será y todo dependerá de la perseverancia que tenga en ellos, pues mientras más lo vean como parte habitual de su rutina menos miedo tendrán a lo desconocido y lo aceptarán de mejor manera.

El cepillado

Aunque su pelaje no es del todo largo y hay muy poca probabilidad de que se le formen nudos, el Bobtail del Mekong va a necesitar que se le ofrezca un cepillado semanal con un peine de cerdas suaves, en el que principalmente se le eliminen los parásitos que pudiera haber adquirido en sus paseos y se le ayude a mantenerse limpio el mayor tiempo posible.

Además, debido a su tendencia de acicalarse continuamente es muy posible que ingieran pelo muerto y se le acumulen en el estómago o le irriten la garganta por lo que el cepillado eliminaría gran parte de ese peligro al extraer el manto dañado con el cepillo.

Otro beneficio de realizar esta práctica es que los gatitos de esta raza se sienten mejor mientras más cariño se les ofrezca, por lo que los dueños pueden aprovechar para hablarles con dulzura y tratar de fortalecer esos lazos de unión entre ambos.

Los baños para el Bobtail del Mekong

Es cierto que estos mininos tienen el mismo habito de limpiarse con su lengua, pero no es un motivo para creer que no requieran de un baño con cierta periodicidad, pues igualmente pueden ensuciarse en lugares de poco acceso para ellos, haber adquirido manchas, vomitar o tener diarrea, en fin, son muchas las causas que hacen que tengan que recibir su ducha.

Sin embargo, al hacerlo se deben tener ciertas previsiones, como establecer un calendario para programar la frecuencia con la que se va a bañar al gatito, tratando de planificarlo cada seis o siete semanas siempre considerando su estado de salud y las condiciones del clima, además de las necesidades de limpieza de su mascota, que en ocasiones requiere que las fechas se adelanten, pero si ha de retrasarlo procure que no sea más de ocho semanas.

Al momento de bañarlo procure que sus movimientos sean rápidos y efectivos, mójelo, enjabone bien y retire el champú con suficiente agua, recuerde que estos felinos pasan su lengua por su cuerpo y con ello pueden tragar estos componentes químicos, además no debe mojar ni enjabonar ni su rostro ni sus oídos.

Una vez que haya culminado de extraer todo el champú tiene que secarlo con una toalla y aplicar el secador con una temperatura agradable, asegurando que no le haya quedado nada de agua ni humedad.

Limpieza Bucal

La pequeña dentadura del Bobtail del Mekong tiene la propiedad de ensuciarse muy fácilmente, especialmente si se le alimenta en base a productos húmedos que generalmente se pegan en sus dientes y acumulan sarro originando enfermedades bucales de varios tipos y degenerándolos de tal forma que pueden llegar a perder las piezas prematuramente.

Por lo que es necesario que al menos una vez a la semana lo cepille y en ocasiones trate de aplicar algún enjuague o hilo dental, si observa que es muy difícil la tarea puede optar por comprar en el mercado polvos especiales o tabletas para que los ingiera como alimento pero que tienen la función de lavar su boca sin causarle daño alguno.

La peluquería

Siempre es una buena práctica llevar a su mascota a un veterinario donde se le realicen baños apropiados y se le otorguen los cuidados especiales que de vez en cuando va a requerir, proporcionándole tiempo de belleza y de mimos, pero debe recordar que el Bobtail del Mekong no se va a sentir del todo seguro si no lo tiene a usted cerca.

Por su parte, no permita que se le ofrezcan tratamientos que incluyan un corte de pelo pues le afectaría severamente, esto se debe a que el pelaje del gatito tiene funciones especiales además de revestirlo y es que por un lado le permite tener conciencia de las condiciones del espacio, dándole la percepción de profundidad o de cercanía de los objetos y por otro lado les sirve en su adaptación a la temperatura.