Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Yorkshire Terrier

yorkshire-terrier
Yorkshire Terrier
5 (100%) 7 votes

Yorkshire Terrier: Tu nueva mascota

El Yorkshire Terrier es un perro originado en Reino Unido, se trata del resultado de muchos cruces entre perros ingleses y escoceses, los cuales acompañaron a sus dueños en sus desplazamientos durante la revolución industrial. Son perros pequeños de compañía con un pelaje abundante muy emblemático. Si quieres conocer más sobre ellos deberías leer el siguiente artículo.

Los Yorkshire Terrier son perros pequeños que se encuentran incluidos dentro de la categoría toy, sus dimensiones están acordes a dicha clasificación ya que su altura apenas alcanza entre 20cm y 30cm; por su parte el peso oscila entre 2 y 3 kg.

Los ejemplares más livianos también son posibles según los estándares (el record Guinnes lo obtuvo Lucy una perra de apenas 2,5 libras) pero presentan ciertos inconvenientes, esto se debe a que la reducción de tamaño se logró con un proceso de crianza artificial acelerado propiciando así la aparición de problemas de salud.

Le encanta estar al lado de su amo, por lo tanto si su dueño quiere llevar a su mascota a todas partes el Yorkshire es una opción idónea, solo es necesario educarlo desde cachorro para que se comporte bien en multitudes, de tal manera, su presencia junto a nosotros no significará nunca un inconveniente.

Los Yorkshire son perfectos para alguien deseoso de tener una mascota, pero no dispone de gran espacio para mantenerla, se adapta perfectamente a la vida en interiores, por lo tanto un apartamento es suficiente para ellos, sin embargo sigue siendo necesario sacarlos a pasear de vez en cuando para que no pierdan contacto con el mundo exterior.

No son perros que demanden ejercicio físico intenso, pero sigue siendo necesario que realicen al menos una caminata diaria, de modo que se les garantice algo de actividad física que los mantenga en forma, además esta actividad les permite socializar, lo cual evitará que en el futuro surjan problemas con su carácter.

Los Yorkshire Terrier suelen vivir unos 15 a 20 años, sin embargo su esperanza de vida decrece en los ejemplares más pequeños con pesos por debajo de 1,5kg, esto se debe sobre todo a la facilidad con la cual pueden lastimarse al ser tan frágiles y la gran propensión que tienen a sufrir de diarreas y vómitos constantes, incluso si mantienen con una dieta adecuada.

yorkshire-terrier

La capa de pelo que cubre su cuerpo es muy abundante, suele ser sedoso en lugar de lanudo, por lo general se divide en dos partes al pasar por la línea media, esta división empieza en la base del cuello hasta la cola y no debe impedir el movimiento. Una gran ventaja que presentan es que su pelo aunque es largo no se desprende con facilidad, lo cual es un alivio para dueños alérgicos y evita que ensucien la casa tan seguido.

El pelo presenta colores muy variados, desde negro hasta gris oscuro; así mismo sus patas, cabeza y pecho suelen tener un bonito color tostado. Cualquier cambio en sus características habituales podría indicar cambios importantes en la salud del can, por eso los dueños deben monitorizarlos minuciosamente

El pelaje del Yorkshire debe ser cuidado con gran ímpetu, el mismo crece hasta grandes dimensiones y por ende recortarlo es una preocupación mayor, de otra manera el mismo entorpecerá el movimiento del Yorkshire Terrier; así mismo su cepillado debe ser realizado cuidadosamente por lo menos una vez cada dos días. Un perro de exhibición requerirá mayores cuidados ya que se le debe recortar el pelaje para que este a ras del suelo.

Un perro con un pelaje tan largo como el Yorkshire Terrier podría confundirnos y hacernos pensar que resisten bien el frío, sin embargo la realidad es que su pelaje aunque es largo también es muy fino, por lo tanto no representa gran protección contra el frío, así mismo son perros originarios en Reino Unido, por lo tanto no están adaptados para resistir altas temperaturas.

Si queremos que nuestro Yorkshire Terrier este en un ambiente adecuado lo mejor es un clima templado, alejado de temperaturas extremas, si nuestro país no cuenta con tales condiciones lo mejor es que el perro permanezca adentro de la casa (en un ambiente controlado) durante la mayor parte del tiempo.

El Yorkshire Terrier convive excelentemente con casi cualquier familia, son muy inteligentes y se llevan muy bien con las personas, sus actividades diarias llenan de diversión a sus dueños, sin embargo es necesario educarlos convenientemente para evitar problemas de conducta comunes.

Uno de los problemas de conducta que suelen presentar son los ladridos constantes, una característica que han preservado de sus ancestros, si se quiere evitar esto es necesario entrenarlos con obediencia desde edades tempranas u optar por una raza que exhiba menos este hábito.

yorkshire-terrier
En general se llevará bien con los miembros de la familia sin importar su edad, aunque los niños deben tener cuidado para no lastimarlos. Con otras mascotas tampoco habrá grandes problemas siempre que sus dueños los expongan a una socialización temprana y consciente.

Historia y Origen del Yorkshire Terrier

Precisamente es el siglo XIX, específicamente en 1860 cuando empezaron a producirse las primeras exposiciones de terrier miniatura en Gran Bretaña, en esas exposiciones se destacaron unos perros provenientes de los condados de York y Lancaster, se trató de los primeros Yorkshire terrier reconocibles los cuales rápidamente ganaron varios trofeos.

Es difícil establecer que razas dieron origen a los Yorkshire terrier originales, existen varios candidatos probables, sin embargo nada es seguro, lo que se piensa es que su largo pelaje proviene probablemente de los terrier de Clysdale, Pasley y Skye, el maltés también habría contribuido con el pelaje y con su pequeño tamaño, así mismo su coloración habría sido un vestigio del English Toy Terrier.

Si bien es cierto que varias de esas razas poseían un pelaje áspero, es probable que el Yorkshire mantuviese solo el carácter sedoso gracias a la crianza selectiva que favoreció a los individuos con pelo suave. Este gran logró se debe al esfuerzo titánico de los criadores de Yorkshire, quienes deseaban un perro útil para el trabajo como lo terrier, pero con apariencia hermosa y sin su carácter agresivo natural, prefiriendo así una personalidad más cariñosa.

Luego de tal proceso de cría aparecen los Yorkshire actuales quienes son considerados perros de compañía y exposición, pero con la genética de perros de trabajo que combatían a las ratas con ferocidad. Sin duda tal función era vital para tareas como la minería la cual experimentó un enorme auge durante la revolución industrial.

Aunque la caza de ratas tenía un componente principalmente práctico, también se prestó para el espectáculo, de manera que a finales del siglo XIX existían concursos para matar ratas, los cuales eran muy populares. En tales competiciones los pequeños Yorkshire terriers mostraron su destreza matando decenas de roedores en el menor tiempo posible, se tiene registro de perros que mataron cientos de ratas en tan solo diez minutos.

Este tipo de espectáculo podía terminar con heridas considerables para los pobres canes que participaban en él, sin embargo la popularidad que tenía tal competencia era comparable con la de peleas de gallos y peleas de perros.

Por supuesto, mientras muchos se deleitaban en los horrendos espectáculos otros lucían a estos bellos perros en exposiciones caninas, uno de ellos sería Peter Eden, un habitante de Manchester (Inglaterra) que contribuyó enormemente a la crianza de esta raza y su introducción a los concursos caninos oficiales, tanto es así que su perro Albert se convirtió en el primer ejemplar de Yorshire Terrier inscrito en el Kennel Club (el cual reconoció a esta raza en 1873).

Para comienzos del siglo 20 ya se habían definido estándares para la raza con un peso fijo entre 3,6kg y 4,5kg lo cual representaba un peso significativamente menor al que poseían los primeros Yorkshire del siglo XIX, esto se debió probablemente a la moda victoriana de poseer perros de pequeñas dimensiones.

Este estándar fue establecido oficialmente con la creación del Yorkshire Terrier Club en 1898, gracias al cual los perros pudieron participar con su nombre de raza en cualquier concurso, incluyendo al prestigioso Crufts Dog Show, antes de este evento estos canes debieron ser registrados en categorías como “Terrier miniatura escoces” o “Terrier de pelaje quebrado”.

En los Estados Unidos la historia del Yorkshire Terrier inició en 1877, con una perra llamada Belle la cual fue registrada en un libro privado antes de la creación del American Kennel Club. Luego de esta perra parecieron varios ejemplares traídos por entusiastas de todo el país, los mismos participaron en varias exposiciones importantes y finalmente ganaron el reconocimiento del AKC.

Estos perros siguieron aumentando en popularidad con un ritmo estable y para los años 50 ya se habían convertido en perros de exhibición por excelencia, es gracias a eso que en 1958 se crea el Yorkshire Terrier Club of America, el cual se encargó de revisar los estándares establecidos por el club inglés, apegándose a las nuevas tendencias.

En 1978 un Yorkshire Terrier logró obtener el título de campeón en la exposición de Westminster, la más antigua de Estados Unidos y la cual cuenta con el mismo nivel de prestigio que la exposición Crufts inglesa.

Desde entonces los Yorkshire Terrier han seguido cosechando distintos éxitos a lo largo del mundo, el número de sus dueños se sigue incrementando y aunque ya no se dedican a exterminar peligrosas ratas, aún son capaces de cumplir una función vital, la de acompañar a su dueño y brindarle felicidad.

Características Principales

yorkshire-terrier

El Yorkshire Terrier es un perro bastante único y muy diferente a los demás sobre todo en tamaño, pero también lo es en apariencia, en contextura y en temperamento ya que de algun modo sus estándares se encuentran basados en sus ancestros; a pesar de ello, es un perro que se ha convertido en el escogido por muchas familias y aún más por el mundo de la moda.

Entre las principales características que posee este animal perruno, se encuentra la habilidad de desfilar por grandes alfombras de moda perruna, una gran variedad de lazos, coletas, vestidos y trajes diseñados exclusivamente para ellos y cautivar a los amantes de esta actividad canina; destacando siempre por ser tan tierno, pequeño pero luciendo como todo un rey o reina de la moda perruna.

Los Yorkshire Terrier son animales de una estatura bastante pequeña y que realmente se caracteriza por tener la apariencia de no envejecer por ningún concepto. De hecho este perro tiene unas medidas muy particulares, siendo las hembras y los machos de medidas casi iguales midiendo entre los 15 cm y los 35 cm con un peso que va entre 1 kg y los 3,5 kg aproximadamente ambos géneros. Ello dependerá de la alimentación que este tenga cada uno y sus debidos cuidados.

La contextura corporal de los Yorkshire Terrier se encuentra bastante proporcionada en cuanto a tamaño y peso se refiere. Su cara es encontrada un poco delgada, de tamaño medio y con mucho pelo reflejando una gran ternura que enamora a los más grandes y pequeños. Asi también los ojos de esta pequeña raza son de un color brillante, las cuales se acercan un poco al color negro, además de ser redondos y de tamaño mediano que también se encuentran bien centrados en la cara reflejando gran inteligencia.

Por otro lado, las orejas del Yorkshire Terrier  se encuentran largas y colocadas erguidamente encima de su cabeza, además que son un poco puntiagudas y bastante pequeñas aunque se observan proporcionadas con la cabeza de este animal perruno. El hocico es ancho aunque pequeño con la nariz de color negro y en forma de un pequeño triangulo lleno de pelaje largo.

Hay que resaltar que el tiempo aproximado de vida en los Yorkshire Terrier está entre los 14 y los 16 años aunque el cual dependerá también del cuidado, alimentación y mantenimiento de sus dueños. El pelaje es totalmente liso y su longitud es bastante larga con colores que se mezclan un poco con los colores gris oscuro, negro y una especie de marrón tostado brillante.

Los Yorkshire Terrier son animales muy delicados con su pelaje y por ello tienen que ser recortado cada 4 o 6 seis semanas para que no se le formen nudos entre el pelo. Ademas de bañarlo constantemente y visitar al veterinario cada cierto tiempo para una limpieza profunda en orejas, dientes, ojos y pelo, quitando toda suciedad y todo aquello que no le beneficie a la belleza de este perro pequeño.

Otra característica de los Yorkshire Terrier es que también requieren de una alimentación muy variada dependiendo la capacidad digestiva que tenga esté perro, y asesorándose con el médico veterinario de confianza, recordando que este animal de raza perruna es bastante pequeño y podría entrar en un estado de sobre peso rápidamente, si no se está al pendiente.

Es necesario nombrar entre sus características que el temperamento de los Yorkshire Terrier radica en que si no realizan suficiente ejercicio diariamente pueden ser bastante problemáticos ya que harán muchas travesuras para descargar asi su energía acumulada. Todo el aprendizaje y educación de esta raza mixta de perro pequeño deberá hacerse desde cachorros ya que son inteligentes, brillantes y rápidos, muy capaces de aprender siempre y cuando sea de una forma divertida pues el mucho entrenamiento monótono los aburre también muy rápido.

Ademas de todo lo mencionado anteriormente, los Yorkshire Terrier tienen como características que puede ser excelentes perros cuidadores, o de guardia, o de terapia o de todo aquello para lo cual se le entrene en su debido momento de cachorro y a medida que vaya creciendo. Pero en definitiva a pesar de sus diferentes personalidades no dejan de causar furor en las familias y las familias no dejan de escogerlo.

No obstante es importante tomar en cuenta, las oportunidades de crecimiento y entretenimiento que pueda dar el Yorkshire Terrier y así mismo recibirla para que se sienta feliz al ser considerado también uno más de la familia pero una excelente mascota activa, demostrándole al animal perruno que es importante y necesario para el bienestar familiar e individual. Por ello es muy necesario que se le otorguen al can distracciones y actividades para su día a día como clases de modelaje, educación o todo aquello que los ayude además a socializar con otros animales perrunos.

Comportamiento del Yorkshire Terrier con los Humanos

Yorkshire terrier

Desde hace muchos años atrás, se ha conocido que la relación entre las personas y los animales perrunos se ha convertido en una de las más comunes; para ser más específicos, desde sus inicios, de manera tal que han creado como frase certera que “el perro es el mejor amigo del hombre” y eso ha sido debido a esa conexión maravillosa que existen entre las personas y los perros, cualidades entre las que destacan el pequeño perro de raza llamado Yorkshire Terrier.

En el caso del Yorkshire Terrier tenemos que son unos famosos de la moda convertidos en perros con la familia. Ellos siempre están a la espera y con el deseo de obtener cariños y muchos mimos de parte de sus dueños, lo que los convierte en los ideales para ser integrados al núcleo familiar.

Con sus dueños el Yorkshire Terrier no se presenta territorial ni dominante siempre y cuando hayan sido participes de un entrenamiento y una educación ideal, pero además, se muestran bastante tolerantes y pacientes con los niños que conocen y forman parte de lo que él considera su familia.

Son muchos los hogares en donde se desean tener un Yorkshire Terrier y en su gran mayoría existen niños; de hecho, muchos padres comienzan a tomar en cuenta la idea de adoptar a un perro para la casa bajo la petición realizada por sus hijos, sobre todo los más pequeños, debido a lo juguetones, activos e inteligente que son estos diminutos perros.

Sin embargo, para el Yorkshire Terrier esta situación no genera mayor problema, ya que su agudeza, la habilidad y los talentos que esta raza tiene son mucho mejor aplicadas cuando se trata de los más chicos de la casa. El Yorkshire Terrier tiende a tener un comportamiento con los niños que no es compartida con otros perros que tienen una característica igual o similar; esa virtud es la de ser un perro muy cuidadoso e increíblemente paciente con ellos.

El Yorkshire Terrier se caracteriza por vigilar cada uno de los movimientos que pueda realizar en cualquier situación, evitando que sean bruscos para así no dañar a los niños más pequeños que se encuentren en casa. A pesar de su grande, majestuosa y tierna apariencia, el Yorkshire Terrier es un perro bastante sensible e inteligente, el cual se dará cuenta rápidamente de los cambios de ánimo que puedan poseer los niños y los adultos. Sin lugar a dudas dentro de un ambiente adecuado, este canino sorprenderá a cada integrante del hogar con lo tierno y cariñoso que puede llegar a ser.

Muchos expertos y conocedores de la raza, recomienda la adopción de un Yorkshire Terrier hembra para los hogares donde los niños sean más de uno, ya que a diferencia de los Yorkshire Terrier machos, las hembras son mucho más pacientes y tolerantes, además de juguetonas con los más pequeños. Esta situación con las hembras les emplea más confianza al momento de dejar a los niños al cuidado de la perra.

Es necesario que no se olvide que con los desconocidos estos animales no son tan sociables y pueden llegar a mostrarse bastante indiferentes frente a las personas. Sin lugar a dudas, cuidarán de su familia con todo lo que les sea posible frente a posibles amenazas. El carácter del Yorkshire Terrier es bastante equilibrado, tranquilo y seguro de sí mismo, pero su educación deberá ser realizada con mucho amor y llena de estímulos.

Nunca está de más recordar que siempre y cuando el Yorkshire Terrier tenga una educación correcta, adorará las caricias y los juegos tanto de los más grandes como de los más pequeños, recordando también que sus dueños deben mostrar mucha firmeza durante su entrenamiento.

Desde sus años de origen, el Yorkshire Terrier ha sido utilizado para trabajar en cuidados del ganado y vigilancia de grandes propiedades, además de laborar en actividades de modelaje, actuación, que hoy en día permanecen activos en dicho trabajo. La labor del Yorkshire Terrier se ha basado últimamente en la labor de vigilancia que no ha variado a pesar del tiempo que ya ha transcurrido.

Actualmente son utilizados por muchos movimientos de seguridad asi como también han desfilado en fotos con personajes como Paris Hilton, Katty Perry o Cristina Aguilera. Además de eso, estos grandes canes han sido escogidos por policías, bomberos, militares y vigilantes mayor mente.

Estos miembros de un área de trabajo le han otorgado un valor nuevo y más importante a la raza, siendo en muchas ocasiones héroes de grandes e impresionante operativos, resaltando sus valores y su lugar de enseñanza. Una nueva área en la cual se encuentra también a esta raza además de ser mascota, es en grandes y reconocidos concursos de belleza y talento, clasificando en diferentes posiciones que han enorgullecido a los amantes de esta raza e instado a otras generaciones a aportar lo mismo por estos lugares donde se encargan de cuidar y proteger la vida de los animales mientras existe su proceso de adopción.

Comportamiento del Yorkshire Terrier con otros perros

El Yorkshire Terrier es un perro que sin duda alguna llena las expectativas de una gran cantidad de personas desde el momento en que la conocen, además ha sido por mucho tiempo la sensación por su tierno carácter, por su dulce apariencia y por supuesto por su impresionante tamaño y peso, capaz de transportarlo a donde sea en cualquier lugar, ya que no ocupa mucho espacio.

perro Yorkshire

El Yorkshire Terrier es un perro resultante del cruce entre dos perros de pequeño tamaño pero con grandes temperamentos. Este perro de raza es característico por ser un perro que no produce alergias a las personas que estuvieran a su alrededor o pudieran sufrir de ellas y con un trato lleno de ternura además de ser bastante dulce convirtiéndolo así en el perro popular del momento.

Conforme al cruce realizado para llegar a obtener como resultado esta raza, el Yorkshire Terrier posee características y temperamentos de sus antepasados pero que con el tiempo al mezclarse se han ido convirtiendo en únicas, obteniendo un temperamento y una apariencia firme – propia que ha creado el estándar correcto del Yorkshire Terrier. Resaltando lo social y entrenables que son estos perros de raza su comportamiento dependerá en gran parte de su crecimiento dentro de la familia.

Para muchas personas que su mascota se sociabilice con otros es muy importante, a algunos porque les gusta hacer caminatas al aire libre o salidas al parque y un perro que no socialice podría hacer estas actividades bastante incómodas; y a algunos otros porque quizás les gusta la idea de tener muchas mascotas diferentes dentro del hogar y si el perro no socializa, la convivencia podría ser muy molesta.

Entre las cosas que se conocen del Yorkshire Terrier, una de las más importantes y que de alguna manera afectará positiva o negativamente a la familia, es el comportamiento de este perro tanto con las personas como con otros animales, ya que en su vida diaria este canino tendrá que convivir con animales fuera o dentro de la casa, tomando en cuenta además que pueden llegar a ser perros de otras razas o incluso otros animales como aves, insectos, entre otros grupos.

Es por ellos que muchas personas amantes de los perros se informan antes de adoptar a alguno. En el caso del Yorkshire Terrier esta es una ventaja ya que este pequeño perro de raza tiene la particularidad de ser sociable tanto con las personas como con otros perros; aunque con los extraños es un poco desconfiado, no espera mucho tiempo para acercarse y comenzar a convivir.

El Yorkshire Terrier es un perro bastante entregado a la familia, por lo tanto si desde cachorro se encuentra acompañado de otros animales, este perro también los considerará parte de su familia y los querrá tanto como al resto de los miembros del hogar. El Yorkshire Terrier no es un perro egoísta ni territorial, por lo tanto podrá estar en un mismo lugar con otros perros, de manera que puede ser incluso él quien comience con los juegos esperando una reacción divertida por parte de sus acompañantes.

Asi mismo como el Yorkshire Terrier es bastante paciente con los niños pequeños, con los perros cachorros también lo es, la inteligencia de este can le ayuda a comprender que son pequeños, indefensos y están en el proceso de crecimiento – desarrollo donde aprenderán lo que necesitan durante su tiempo de vida, haciendo énfasis en la necesidad de otorgarle la misma cantidad de amor, dedicación y atención a todos los perros por igual para que el Yorkshire Terrier no comience con una etapa de celos.

Definitivamente el Yorkshire Terrier es un perro ideal para todas las edades, ni siquiera los bebes podrían ser afectados con un perro como este, debido a que una de sus características es el no ladrar, aunque se encuentre acompañado de otro perro, el Yorkshire Terrier hará lo posible por no hacer ruido si asi se le ordena y se le enseña desde su etapa más pequeña.

Un punto muy particular de estos perros, es que se adaptan a cualquier lugar, no necesitan grandes espacios para convivir, sino que con un lugar acogedor y suficientemente amplio (en caso de que habiten otros perros) el Yorkshire Terrier se encontrará muy bien, a pesar de que las otras mascotas sean peludas en gran medida.

El Yorkshire Terrier es un perro de admirar, social, leal, amoroso, tierno y cuidadoso; donde podría ser un excelente perro guardián incluso de animales que no lo sean. Este perro se encargará de proteger todo lo que le enseñen que pertenece a la casa, y si entre eso se encuentra otro perro u otro animal, no dudará mucho para hacer lo que tenga que hacer con tal de que estén a salvo. Cabe destacar que no es un perro agresivo pero su ladrido puede ser lo suficientemente fuerte para espantar a cualquier extraño.

Cuidados necesarios

Yorkshire terrier

Como todos los perros de raza, el Yorkshire Terrier suele gozar de una buena salud; de hecho, la mayor parte de los ejemplares del Yorkshire Terrier pueden disfrutar de una longevidad mayor que muchos otros perros de raza con gigante tamaño. El tiempo de vida aproximado en el cual el Yorkshire Terrier puede acompañar a su dueño se encuentra entre los 14 y los 16 años; sin embargo, con una muy buena alimentación y una vida saludable pueden tener la fortuna de vivir por unos 17 años.

A pesar de ello, esta raza no es inmune y puede llegar a padecer ciertas enfermedades o algunos problemas de salud que pueden ser comunes para todos los lebreles, por ello su patrón debe de estar consiente acerca de ello y mantenerse atento frente a cualquier síntoma que el Borzoi pueda presentar.

Entre las principales afecciones, la más peligrosa e incluso la más frecuente es la torsión gástrica, en caso de que se presente esta situación el canino deberá necesitar una atención e intervención veterinaria de manera inmediata, ya que si no es tratada al momento y en el tiempo correcto, esta enfermedad podría quitarle la vida al Yorkshire Terrier.

Otro típico problema que presentan comúnmente los perros como estos, es la hipersensibilidad que muestran al frío, por lo tanto, los dueños deben asegurarse por completo de que el clima en donde se encuentre sea correcto, ya que si en algun momento llegase a hacer un frio insoportable, el perro se vería en grave situación de salud.

De la misma manera, debido a que esta raza tiene un tamaño diminuto, el Yorkshire Terrier puede llegar a sufrir una dislocación de tibia o una luxación de rotula, a pesar de que no se presente con tanta frecuencia como en otros perros de mayor tamaño o incluso perros de raza igual de pequeños.

Por otro lado, muchos ejemplares pueden padecer también de difusiones de columna vertebral, generada mayormente por una hernia de disco en el área de la columna. Además el Yorkshire Terrier puede sufrir problemas de retina, que pueden afectarle mayormente cuando se encuentran en edad adulta.

A pesar de lo mencionado anteriormente, este perro es una raza bastante sana y saludable, es un perro muy fácil de cuidar y con muy pocas exigencias diarias. Sin embargo, existen algunos puntos importantes a señalar, debido a su tamaño enorme, a su independiente carácter y a sus altas exigencias de ejercicio.

El Yorkshire Terrier no es un perro que se le puede recomendar a cualquier tipo de familia, ya que sus dueños deberán estar totalmente dispuestos a proporcionarle diariamente mucha actividad y un indudable entretenimiento. Como todos los perros existen algunos cuidados específicos para hacer de la vida del Yorkshire Terrier la mejor y la más duradera posible.

En primer lugar tenemos el mantenimiento del Yorkshire Terrier. Este punto resulta bastante sencillo, a pesar de que esta raza tiene un abundante y largo pelaje. En cuanto a su mantenimiento hay que cepillarlo unas 2 o 3 veces a la semana, utilizando un cepillo de cerdas suaves, de manera tal que su manto liso y sedoso se mantenga libre de enredos y de nudos, aunque como no es un animal que pueda ensuciarse con mucha facilidad, el baño no es requerido constantemente.

Por otro lado tenemos que tener presente, que el Yorkshire Terrier es un perro adaptado a climas templados, por ello posee una capa de subpelo muy abundante que en épocas de calor o de verano tiende a hacerse más espesa. Sin embargo, en invierno o en un clima de frío extremo, el pelo se le comienza a caer para evitar que el Yorkshire Terrier sufra un exceso de frio; en ese momento es necesario que los cepillados sean más constantes para ayudar a que el canino se desprenda de ese pelo muerto.

Por otro lado, el Yorkshire Terrier es un perro que se adecua de mejor manera a la vida en zonas rurales más que en las zonas urbanas, donde este pueda tener una mayor posibilidad de hacer ejercicio, de correr y jugar sin tropezarse con otros animales u otras personas que no conozca.

Tambien es necesario que el Yorkshire Terrier realice visitas periódicas a un veterinario de confianza y tener así un control para las vacunas, las desparasitaciones y las necesidades del perro de raza. Además su dueño tiene que revisar al Yorkshire Terrier exhaustivamente, buscando posibles parásitos o espigas, sobre todo en las orejas y en las patas.

Otra de los posibles problemas de salud en los que se puede encontrar el Yorkshire Terrier es en la sensibilidad o una especie de alergia a químicos fuertes, como jabones, preparados, e incluso antiparásitos. Razón por la cual, los exámenes y la atención frecuente son detalles sencillos pero necesarios que el dueño debe tener con el Yorkshire Terrier, esto ayudara a que el perro dure más años de vida de los estipulados estadísticamente.

Dieta y alimentación del Yorkshire Terrier

Yorkshire terrier

El Yorkshire Terrier es un perro bastante pequeño pero que inevitablemente come. Es un perro de raza que posee un temperamento bastante alegre, travieso y tierno a quien además le encanta sentirse cómodo. Sin embargo, a esta raza se le pueden presentar algunos problemas digestivos si su ejemplar es más pequeño y por lo que recomiendan que la mascota posea un peso saludable para poder combatir este problema.

El Yorkshire Terrier requiere de una buena dieta alimenticia como herramienta eficaz evitar problemas de salud, de hecho una dieta perfecta para esta raza es la realizada con cordero y arroz. Sin embargo, esta dieta posee algunos riesgos a considerar en el Yorkshire Terrier. Es necesario comprender que existen límites para todas las dietas alimenticias, ya que al exagerar podría empeorarse la situación.

Muchos dueños del Yorkshire Terrier argumentan que la dieta de arroz y cordero es muy saludable para aislar al perro de posibles alergias, pero si no se otorgan de manera adecuada, este podría terminar sufriendo de una deficiencia taurina. Por ello lo mejor es que la dieta de arroz y cordero sea realizada en casa, hirviendo carnes con arroz integral y añadiendo algun suplemento vitamínico que ayude a que el perro pueda digerir algo de taurina.

Otra de las dietas que se le recomiendan a los Yorkshire Terrier es la llamada Dieta Cruda. Estas dietas se basan en la prioridad del alimento producido por la naturaleza, es decir, basado en aquello que sus antepasados comieron de la naturaleza, razón por la cual deberá ser consultado con el médico veterinario antes de decidir aplicarlo al Yorkshire Terrier.

Sin embargo, existen tiendas de mascotas donde vendan estos alimentos crudos y a los cuales pueden dirigirse para el mismo. Recordando que esta dieta cruda debe ser una mezcla que incluya huesos molidos y carne de órganos, para que le proporcionen los nutrientes y vitaminas que el Yorkshire Terrier requiera para su desarrollo y crecimiento.

Es importante incluirle al perro de raza Yorkshire Terrier suficientes vegetales, frutas y legumbres en su alimentación, ya que le proporcionarían las grasas, las vitaminas, los nutrientes que el perro necesita para crecer sanos, fuertes y tener un crecimiento durante su vida optimo, que lo ayude a desarrollarse en las áreas para las cuales sea entrenado.

Existen otros métodos alimenticios para el Yorkshire Terrier basado en la comida enlatada, recomendada para aquellos dueños que no poseen el tiempo suficiente para cocinarle a su mascota ni para realizar la mezcla de alimentos crudos. Actualmente hay una variedad de marcas de alimentos para perros enlatados en el mercado, que sin duda alguna facilitará la alimentación de este cachorro.

Aunque esto es una ventaja, hay que fijarse en algunas consideraciones para esto; entre las cuales se encuentra el asegurarse que tenga proteínas y que sean de cordero preferiblemente, además de conocer su fecha de vencimiento y de elaboración para evitarle una indigestión al Yorkshire Terrier.

Tambien están los alimentos secos como una muy buena opción. Estos poseen una gran ventaja frente a los alimentos enlatados ya que ayudan a limpiar los dientes del Yorkshire Terrier. En este caso, es necesario que también se busquen alimentos que posean como primer ingrediente al cordero y como segundo cualquier otra proteína, tratando de evitar comprar alimentos que se basen en el trigo o en el maíz, debido a que estos se utilizan como alimentos de relleno.

Es importante crearle al Yorkshire Terrier un plan de alimentación bastante específico y excelente para poder proporcionarle los beneficios que su cuerpo y organismo requieran para su bienestar.

El perfil nutricional correcto para un perro de raza como el Yorkshire Terrier, tiene que tener un 25% de carbohidratos, un 25% de grasas y otro 50% de proteínas. Dependiendo también del peso de este perro de raza y de sus hábitos de ejercicio, se le pueden entregar raciones de comida mayores o menores a los recomendados, recordando tener siempre el contacto y la opinión de un experto veterinario.

A estos tan perros pequeños se les puede hacer cambios dietéticos pero tomando en consideración hacerlo de manera gradual, permitiendo que el Yorkshire Terrier se adapte al nuevo estilo de alimentación y poder monitorear si posee alguna reacción alérgica o diferente a la deseada. Por lo tanto se sugiere añadir los nuevos alimentos con una pausa del 10% a un 25% cada semana, para ir observando su adaptación con el nuevo plan alimenticio.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Yorkshire Terrier

El perro de raza Yorkshire Terrier fue criado durante todo su origen por su dueño y por quienes acompañaban al dueño del perro. Por ello este perro de raza es bastante cariñoso con aquellas personas que conoce, a pesar de mostrarse desconfiado con los que le parecen extraños; el subconsciente del Yorkshire Terrier no se encuentra preparado para recibir en su vida a otras personas fuera de las que ya conoce, de tal manera que puede llegar a ser un poco agresivo con ellos.

A pesar de ello, el Yorkshire Terrier no se toma mucho tiempo para conocerlos y tomarles confianza, aunque eso no indique que se le pueden acercar cuando quieran y quien quiera, sino que será el perro quien decida el momento ideal para acercarse. A esta raza no se le puede forzar a dejarse acariciar o mimar por otras personas cuando lo deseen ya que podrían disgustarse en gran manera en casos de los desconocidos.

Estos perros son bastante juguetones, traviesos y a pesar de ser pacientes, pueden llegar a ser bastante desastrozos. No obstante, hay que destacar que el Yorkshire Terrier es un perro muy sigiloso para el momento de actuar y al moverse tiene una delicadeza que se caracteriza como excepcional.

Sin embargo, es totalmente recomendable de que el Yorkshire Terrier sea entrenado y educado. Realmente muchos especialistas, sugieren que el Yorkshire Terrier se mantenga atado en el momento en que se considere necesario y en los lugares que deseen con una correa larga, ya que al estar suelto y además permitirle que se lance al galope, puede dar rienda a que este gran perro Yorkshire Terrier sufra o genere daños mucho antes de que su dueño logre reaccionar y detenerlo.

Con respecto a todo esto, es totalmente necesario y prácticamente obligatorio que como a cualquier otro animal o perro de raza, este se encuentre muy bien adiestrado. El dueño, amo y señor de este canino debe convertirse en un líder autentico, de tal manera que el Yorkshire Terrier lo obedezca ciegamente, tanto como le sea posible.

Realmente, adiestrar y educar en obediencia a este pequeñito perro Yorkshire Terrier puede ser una tarea no tan complicada, ya que generalmente los perros de esta raza suelen ser muy testarudos y necesitan de un dueño que se muestre firme y paciente ante el perro, aunque si su dueño es muy firme, el canino obedecerá gustosamente.

Es aconsejable por muchos conocedores de esta raza, de que sus dueños acudan a un profesional o a un buen criador para que les ayude y aconseje sobre la educación del Yorkshire Terrier. Tambien puede favorecer el acudir a alguna asociación o a algun club al cual pertenezca la raza.

Sin embargo, existe un método llamado “Refuerzo Positivo”, el cual consta de premiar las conductas buenas que se le fueron solicitadas al perro y de olvidar las conductas negativas que este pueda tener. Este método se ejerce en contra del anteriormente usado para entrenar a los perros, el cual constaba de producir miedo a través de castigos y por lo cual generaba en los caninos en proceso de aprendizaje conductas contrarias a las esperadas.

Este método puede resultar bastante bueno si es utilizado correctamente con el perro Yorkshire Terrier, debido a que motivará su proceso de aprendizaje y le será más efectivo obedecer que produciéndole miedo, recordando que estos perros fueron utilizados para la cacería, razón por la cual, la cobardía no es una característica que esta raza puede llegar a tener.

Otro punto a resaltar, es que este perro de raza debe ser entrenado desde que se encuentra en su etapa de cachorro, iniciando por órdenes simples como sentarse, dar la pata, traer algo o acostarse. Poco a poco estas órdenes pueden ir avanzando de nivel conforme a las respuestas de obediencia que el Yorkshire Terrier le entregue. De lo contrario, este perro puede mostrar rebeldía al entrar en la etapa de la adolescencia, y una vez estando en esta etapa, será difícil controlarlo.

Este perro es bastante inteligente y puede darse cuenta fácilmente si el dueño tiene miedo o no se encuentra muy seguro de las decisiones que pueda tener; es más, se puede llegar a observar de esta raza un poco de manipulación tomando este el liderazgo que no le fue mostrado desde su llegada al hogar.

A pesar de ello, no hay que perder la calma y la cordura, pues siempre se podrá contar con un buen entrenador que pueda ayudar, asesorar o dar consejos para limitar los niveles de rebeldía y agresividad que el Yorkshire Terrier pueda estar teniendo. Cabe destacar y resaltar que todo esto puede ser evitado si los dueños muestran gran firmeza al momento de educarlo y no titubean con las decisiones.

Para ello es muy necesario que el Yorkshire Terrier se encuentre atado y controlado la mayoría del tiempo a pesar de que se pueda encontrar en reposo y tranquilidad.

Entorno ideal del Yorkshsire Terrier

En líneas generales, todos los perros de raza necesitan de un lugar donde habitar acorde a su temperamento, a su tamaño, a su carácter y a sus necesidades básicas. Sin embargo, el Yorkshire Terrier es un perro de raza que puede adaptarse fácil y cómodamente en cualquier lugar o en cualquier área debido a su pequeño tamaño y a su carácter tan peculiar.

A pesar de ello existen algunas cosas a considerar antes de adoptar a un perro de raza como lo es el del Yorkshire Terrier. En primer lugar, es necesario asegurarse que las instalaciones en las que esté el perro, bien sean jaulas y también los comederos se encuentren bien limpios; antes y durante el desarrollo de la mascota, así como que la zona sea de un clima templado.

En segundo lugar, es importante que el Yorkshire Terrier se encuentre rodeado de personas que los quieran y que además los cuiden correctamente, permitiéndoles vivir sanos y activos todo el tiempo que puedan. Es por ello, que se sugiere que antes de adoptar a un perro de esta raza, los futuros dueños se informen correctamente sobre todo lo que concierne a su futura mascota.

Posteriormente, sus dueños deben tener conocimiento sobre los padres de la mascota que poseen para asi asegurarse en las comidas correctas a proporcionar y tener una idea clara de la salud tanto de los padres como de los cachorros. Además que de este modo se podrá cuidar y proteger al Yorkshire Terrier de la manera mejor, evitando problemas de salud por desconocimiento.

Si es una adopción, se tiene que tomar en cuenta que no entregarán al Yorkshire Terrier cachorro con menos edad que dos o tres meses, para seguridad y bienestar de la raza.

Asi mismo hay que recordar que es necesario que el hábitat del perro de raza sea el más idóneo según sus características. Por ello, el Yorkshire Terrier podría tener una casa donde existan patios con dimensiones grandes o pequeñas, lo importante es que este perro pueda moverse, correr, jugar, y quemar las energías con los ejercicios que este desee.

Hay que hacer énfasis en la característica del Yorkshire Terrier en ser un perro territorial, y esta es una razón más para ubicar a esta raza de perros en casa cercanas de lugares como parques, donde pueda soltar todo ese vigor que tiene diariamente. Sin embargo, debido a su tamaño, el Yorkshire Terrier puede vivir perfectamente en casa pequeñas o en apartamentos, ya que se adapta a cualquier espacio.

Hay muchas personas a las que les gusta caminar, pasear, hacer ejercicio, e incluso escalar montañas, además de actividades que beneficien a la salud. Sin embargo, existen personas que no tienen esas mismas disciplinas al aire libre, las cuales son beneficiosas ya que esta raza llamada Yorkshire Terrier es bastante floja, no obstante deberán acostumbrarse a realizar paseos diarios.

Sin embargo, considerando que un perro de raza, inteligente, enérgico y cuyos antepasados se encargaban de labores de vigilancia; no es un perro que pueda estar en una casa, encerrado, solo ni aburrido, pues esto terminará por disminuir la calidad de vida del animal, sino muy por el contrario, deben hacer actividades juntos, juegos y salidas al aire libre donde el pueda sentirse feliz.

Algo muy único del Yorkshire Terrier es que a medida que se le sea impartida dosis de amor, cariño, ternura, dedicación, lealtad, confianza y alegrías; de esa manera el perro sin importar el sexo, le impartirá a sus dueños cuidados, protección, fidelidad, cariño, diversión y todo lo que una familia desee tener con su mascota y de su mascota.

Es bastante importante otorgarle al Yorkshire Terrier a cualquier otro perro o animal que se adopte, el entorno ideal para su felicidad. Tal y como los padres desean para sus hijos los mejores deseos y trabajan para que sean felices; asi mismo, a los perros como unos miembros más de las familias deben ser otorgados los mejores ambientes para que ellos sean felices.

Tener a una mascota no es un juego, sino más bien una gran responsabilidad muy grande, de manera tal que todo aquel que desee adoptar a una mascota debe también aceptar y cumplir con las responsabilidades y necesidades que el perro requiere para lograr tener un bienestar óptimo y disfrutar de los años de vida que le sean permitidos llenos de alegría tanto para el perro Yorkshire Terrier como para la familia y el hogar.