Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pequeño Brabantino

pequeno-brabantino
Pequeño Brabantino
5 (100%) 4 votes

Pequeño Brabantino: Tu nueva mascota

El pequeño brabantino es un perro toy muy especial, cuenta con una cabeza pequeña redonda y chata la cual en conjunto con sus ojos agrandados y sus orejas caídas le dan una mirada casi humana.

Sin embargo son perros bastante robustos, que no requieren de tantos cuidados, por lo que son una opción muy óptima económicamente, sin embargo no son muy populares entre los criadores profesionales, quizás porque no han sabido apreciar todas las virtudes de esta raza

Hay varios aspectos que debemos conocer con respecto al pequeño brabantino si deseamos criar uno, dichos aspectos son:
• DIMENSIONES Y PESO: Si tuviéramos que colocar al pequeño bravantino dentro de un cuadrado probablemente encajaría perfectamente, esto se debe a que su altura y su longitud son casi iguales, en general puede decirse que son perros muy pequeños con una altura de apenas 18 a 20 cm, además pesan aproximadamente 3,5 y 5 kg.

• APARIENCIA CARACTERÌSTICA: tienen una cabeza pequeña pero una frente comparativamente abultada, lo cual se conjuga con orejas que cuelgan a los lados y ojos grandes, todo esto colocado sobre un cuerpo robusto.

Las proporciones de la cabeza son el resultado de muchos años de crianza selectiva y aunque las mismas le dan una apariencia estética agradable también les crea dificultades a la hora del parto, tanto es así que en muchos casos es necesario recurrir a la cesárea, quizás este sea uno de los mayores impedimentos para la difusión de esta bella raza.

• ESPACIO NECESARIO PARA VIVIR: La vida en el campo le agrada bastante, son perros que buscan aventuras y quieren experimentar cosas nuevas todos los días, así que un casa rural o una residencia con gran patio, son las más aptas para que viva este perrito.

Aun así sus dimensiones lo capacitan como perro de interiores, pudiendo vivir bien incluso en los apartamentos más pequeños, todo lo que necesita para estar tranquilo es la presencia de sus dueños, los cuales deben recordar jugar con él diariamente.

• EJERCICIO NECESARIO: Son perros enérgicos quienes disfrutan la actividad física intensa, sobre todo si es realizada junto a su dueño, por ello los paseos y juegos juntos son parte indispensable para crear un sólido vínculo afectivo entre este perro y los humanos.

• ESPERANZA DE VIDA: Su esperanza de vida es de entre 12 y 14 años, son perros bastante sólidos y es poco común que se enfermen, sin embargo pueden beneficiarse del control veterinario habitual como cualquier raza de perro.

La alimentación del pequeño brabantino no tiene que ser demasiado especializada, en general no es quisquilloso, pero debemos cuidar de no excedernos demasiado en las cantidades provistas y de usar siempre alimentos secos especiales para perros pequeños.

• PELAJE: Sus colores más usuales son el negro, marrón, rojizo, fuego y canela, sin embargo también destaca la existencia de manchas alrededor de los ojos en forma de antifaz el cual suele ser negro.
En general el manto suele ser fino y suave, resistente a la tracción, para mantenerlo impecable basta con cepillarlo unas dos veces a la semana con un cepillo suave.

• CLIMA ADECUADO: Son perros acostumbrados a los climas templados o fríos, sin embargo las temperaturas extremas deben ser evitadas para garantizare u estado de salud óptimo, las altas temperaturas son especialmente perjudiciales ya que estos perros no pueden refrigerarse bien debido a su pequeño hocico.

Le encanta pasar tiempo junto a su amo, es un perro alegre y vivo. Durante generaciones fue criado para cazar ratas y aunque actualmente su principal ocupación es la de perro doméstico sigue siendo una raza muy despierta a sus alrededores, los pequeños brabantinos siempre están vigilantes y pueden ladrar para avisar de la presencia del peligro, así que pueden servir como excelentes perros de alarma.

pequeno-brabantino

Como perros hogareños muestran un comportamiento muy afable, pueden permanecer acurrucados en el regazo de su dueño por mucho tiempo, allí se sienten muy seguros.

Con los niños son muy tolerantes y amigables, son perros muy enérgicos así que disfrutan mucho las horas de juego en compañía de los infantes, pero siempre debemos recordarle a los niños muy pequeños que deben tratar a los perros con respeto, un bravantino sometido a mucho estrés por el acoso podría mostrar una parte de su temperamento oculto y ponerse violento.

Si socializaron desde pequeños con otros animales, pueden vivir en perfecta armonía con otras mascotas, por lo tanto son una buena opción para familias que deseen tener varios animales bajo el mismo techo.

Como ya mencionamos antes, les gusta ladrar y a veces pueden volverse un poco ruidosos, será necesario llevar a cabo un correcto entrenamiento de obediencia para que estos perros eviten esta conducta desfavorable.

Historia y Origen del Pequeño Brabantino

El pequeño brabantino no es una raza muy conocida de perros, sin embargo dentro de la categoría Toy es considerado como una opción muy interesante, su historia está ligada profundamente a Bélgica siendo sus ancestros provenientes de ese país

En general el pequeño brabantino es un perro emparentado profundamente con los grifones, particularmente se cree que provienen de un perro llamado Smousje. Ese tipo de perro es en el ancestro común de 3 razas importantes de la actualidad: el grifón de Bruselas, el grifón belga y el pequeño perro brabantino.

Los Smousje fueron perros muy antiguos esparcidos por todo el territorio de Bélgica, aparecieron aproximadamente en el siglo 10. Contaban con un pelaje rustico, su tamaño era pequeño, aunque de mayores dimensiones que el pequeño brabantino de la actualidad. Un punto de comparación sería los terrier, con los cuales comparte muchas características.

Es probable que su primer uso haya sido como compañeros en la caza, no hay duda de estos ancestros de mayor tamaño habrían tenido la agilidad suficiente para dar caza a pequeñas presas. Sin embargo este papel rápidamente sería reemplazado y los Smousje poco a poco pasarían a poblar los establos.

La existencia de los Smousje en los establos permitía que los granjeros no se tuviesen que preocupar de las plagas de roedores que acosaban constantemente sus cosechas y los cuales además transmitían mortales enfermedades como la peste negra.

Estos perros serian lo bastante populares como para aparecer representados en algunas obras artísticas, como por ejemplo el perro que aparece “el matrimonio Arnorfini”, un cuadro de Jan van Eyck.

pequeno-brabantino

El pequeño Brabantino y el siglo 19

Parece que los belgas se volvieron muy apegados a estos perros los cuales pasaron a ser denominados Griffons d´Ecurie (Perros de establo con pelo de alambre). Estos perros permanecerían con pocos cambios durante buena parte de la historia, sin embargo en el siglo 19 los belgas comenzaron los cruces entre estos Grifones y otras razas de perro.

Los cruces se debieron principalmente a que empezaron a ganar la atención de la nobleza, las características que los hicieron resaltar fueron probablemente su pequeño tamaño y su actitud leal y tranquila, ambos elementos facilitaban que pudiesen acompañar a su dueño a cualquier parte e incluso subirse a los carruajes sin ninguna dificultad, sin embargo aún el tamaño era mayor del esperado para un perro faldero que atendería a los monarcas.

Es así como se inicia el proceso de transformar a los grifones en perros aptos para la nobleza, proceso en el cual se reduciría su tamaño. Las razas de perro usadas para los cruces incluyeron muchas razas extranjeras, consideradas exóticas para la época y las cuales contaban con características muy deseadas.

Es así como la raza de los grifones terminaría cruzándose con el pug, generándose así el parecido innegable que existe entre ambas razas, esta mezcla acompañada del cruce con el King Charles Spaniel es lo que produciría el color más oscuro característico del pequeño brabantino de la actualidad, sin embargo en aquella época tal color era considerado como un defecto en la raza.

Los spaniels también aportaron otros colores interesantes, como tonos de rojo negro y aleonado los cuales pueden verse en los actuales grifones de Brúcelas y el Grifón Belga.

Todos los perros provenientes del Smousje ganaron gran popularidad en el siglo 19 tardío, incluyendo al pequeño brabantino, en esta época obtuvieron la aceptación tanto de los nobles como los trabajadores, su crianza se volvió algo muy extendido en dicha nación, lo cual empezó a despertar la atención de las asociaciones caninas internacionales, siendo entonces reconocidas en el club Kennel en el año 1883.

La popularidad de estos perros se vio incrementada enormemente gracias al interés mostrado por la reina María Henrieta, la cual era una entusiasta notoria de los perros y quien visitaba las exhibiciones caninas de Bélgica de forma religiosa, gracias a ella las razas belgas lograron mayor notoriedad y fama mundial, aunque los más beneficiados serían los grifones de Bruselas.

El pequeño Brabantino en la actualidad

Es así como llegamos a tiempos modernos, donde ocurren dos sucesos fundamentales para la historia mundial, las dos guerras mundiales. Ambos conflictos bélicos serían desafíos importantes para cría sistematizada de perros, la mayoría de las razas europeas experimentarían tiempos difíciles con un decline muy marcado.

Los pequeños brabantinos cuyos números no eran tan enormes casi experimentaron la extinción y muchos de los especímenes que sobrevivieron eran no aptos según los estándares de las asociaciones internacionales.

Sin embargo, gracias al esfuerzo de criadores profesionales a lo largo del mundo la raza consiguió ser restaurada, obteniendo nuevos ejemplares perfectos. Este proceso sería llevado a cabo a partir de los años 50 en países como los Estados Unidos y Reino Unido, en vista de que el primero no sufrió directamente los embates de la guerra y el segundo mostró una rápida recuperación.

pequeno-brabantino

Aun así el pequeño Brabantino sigue siendo considerado como una raza rara con pocos ejemplares a nivel mundial. Quizás hagan falta otras décadas antes de que obtenga la popularidad que se merece un perro con características tan favorables como este.

Características de la raza

El pequeño Brabantino pertenece a una raza de perros toy o perros de pequeño tamaño muy populares en Europa. Se le conoce también con los nombres de “petit brabancon o pequeño brabanzón”, este perrito toy, con una chistosa cabeza redondeada es muy similar a otra raza de perros pequeños, la cual es el grifón belga de Bruselas, y también se parece al pug carlino, aunque se diferencia de este último por su color principalmente. Incluso, hay asociaciones caninas que lo agrupan en una sola raza con el grifón de Bruselas, mientras que otras los reconocen como razas diferentes.

Comenzamos diciendo que es un perro de pequeño tamaño, con un peso que se sitúa entre los 3,5 y los 5 kg, su altura de cruz va en concordancia con este peso y siempre se mantiene proporcional al mismo.

Estas características en su cuerpo, le ofrecen un porte elegante y distintivo, que resalta entre las demás razas de perros pequeños, y también se identifica por tener una osamenta óptima y fuerte entre los perros pequeños que usualmente son frágiles.

pequeno-brabantino

El pequeño brabantino se reconoce por su simpática cabeza, esta es pequeña, redondeada, aunque grande en comparación con el resto de su cuerpo, es decir, es braquicefálica. El hocico es chato, y la frente se dispone abombada, con una marca que sobresale en el arco superciliar. Este perrito tiene un par de ojos que tienen la forma redonda, sobresalen y se disponen muy separados, son principalmente estos rasgos faciales los que hacen que el pequeño brabantino se parezca al pug carlino. En cuanto a sus orejas estas se encuentran aguzadas, y cuelgan hacia cada lado de la cabeza, el tamaño de éstas es mediano, con una nariz o trufa que es grande, y que se dispone casi a la misma altura de los ojos de este perro.

Si observamos el cuerpo del pequeño brabantino, a diferencia de otras razas “toys” este es un perrito con un cuerpo pequeño pero compacto y musculoso, su espalda de diminuto tamaño es fuerte y dibuja una línea recta, se puede ver como el lomo es corto y musculoso, ligeramente levantado, y con un pecho que es profundo, amplio y bastante ancho. De la parte posterior del cuerpo nace la cola, en actitud siempre erguida, la cual está implantada alta y puede estar recortada por lo general. También, de este cuerpo parten las extremidades, redondeadas, compactas y fuertes, tal cual como el resto del cuerpo, van a terminar en unos pies pequeños y redondeados con unos dedos que están juntos y muy próximos entre sí, las uñas son pequeñas y de color negro.

El pequeño brabantino exhibe un pelaje que es corto, y suave aunque al tacto ofrece una textura gruesa. Sus colores varían entre el rojizo, el caoba, el marrón rojizo y el negro. Otras combinaciones son el negro y fuego o el negro y canela. Presentan además un antifaz de color oscuro, negro, en el rostro, que en ocasiones tiene manchas rojizas o de color fuego.

Todas las características de este perrito de la talla toy hacen que su silueta recuerde un cuadrado.

Comportamiento con otros perros

El pequeño brabantino es una raza adorable, no lo por su aspecto físico tan gracioso y llamativo, sino también por lo fácil que es convivir con su carácter y temperamento, es un perrito pacífico, cariñoso y con un carácter calmado y equilibrado, es ideal para tener en un hogar con muchas personas e inclusive con otras mascotas, ya que son fáciles de socializar, buenos compañeros de otros perros, sobre todo si se comienza el estimulo de la convivencia desde que son cachorros, y por lo tanto este perrito es apto para vivir en armonía y compartir y relacionarse con otros perros.

El pequeño brabantino es un perro alerta, inteligente y muy listo; este cachorro demuestra unas carácter pacífico y calmado, el cual a pesar de su pequeño tamaño es valiente y no muestra ni una pizca de miedo ante situaciones difíciles, este perrito siempre está atento y despierto, a la vez que es orgulloso y apegado a su dueño con quien tiene un vínculo especial de cariño y afecto.

pequeno-brabantino

El pequeño brabantino es un excelente perro de guarda, se desempeña como un vigilante muy cariñoso con sus acompañantes pero al mismo tiempo es curioso y observador, cuando está acompañado de sus seres queridos disfruta de los juegos y de las travesuras, este perrito es curioso y le gusta compartir mucho con su familia.

Estos perros no suelen tener para nada problemas de agresividad ni de comportamiento, todo lo contrario, más bien, son perros sensibles, afectuosos y apegados que disfrutan del compartir el máximo tiempo posible con su familia, les encanta echarse al lado de sus humanos y acurrucarse en esa posición.

Su carácter tan amable y pacífico los hace buenos compañeros para otras mascotas, ya sean perros, gatos u otros animales domésticos, por lo general, el pequeño brabantino es un perro receptivo y tolerante con los demás congéneres, es paciente y amigable, aunque necesita cierto proceso y normas para socializarse y establecer este carácter empático con otras mascotas, usualmente es un proceso muy sencillo que no requiere mayores esfuerzos, de hecho, el pequeño brabantino es mucho más sencillo de educar que otras razas de perros pequeños, ya que es dócil, amoroso, y muy tranquilo, es también obediente y receptivo ante las órdenes y ante los invitados los recibe de buena manera.

Un perrito como el de esta raza es fácil de educar y adiestrar, por lo general es sencillo su entrenamiento y de inmediato se transforma en un gran perro. Un aspecto particular de su comportamiento es que necesita hacer ejercicio y ocuparse varias horas al día, por lo cual, otro perro de compañía puede ser un buen amigo para este can. Es un perro tolerante, buen compañero y para nada agresivo, en otro can, el pequeño brabantino tendrá la oportunidad de correr, jugar y compartir. Se la lleva bien con otras razas de perros de carácter similar al suyo, de preferencia perros pequeños o medianos, ya que los perros grandes suelen ser más difíciles de socializar y son por lo general más territoriales.

Dieta y alimentación

No te confundas, a pesar del pequeño tamaño y las proporciones pequeñas de este perrito, no debes olvidar que el pequeño brabantino tiene una complexión robusta, gruesa, compacta y fornida, por lo cual necesita una alimentación correcta y de calidad, para mantener estas características físicas y conservar su salud en estado óptimo.

pequeno-brabantino

Se dice que el pequeño brabantino inicialmente se desempeño como perro de caza de pequeñas alimañas de las cuales se alimentaba, de modo que en sus inicios, solía comerse las ratas y los ratones que cazaba. Esto nos da una idea de que este perro no es demasiado exigente en lo que respecta a sus alimentos, lo cual es una ventaja a la hora de suministrarle la comida.

Sin embargo, es recomendable guiarse por unas pautas y conceptos de alimentación ideales para los perros de raza pequeña y en particular para el perrito de esta raza, a los fines que mantener una buena calidad de vida, que alcance su máxima esperanza de vida y que conserve en el can un aspecto llamativo y saludable.

La alimentación de tu pequeño brabantino será el aspecto principal de su cuidado al momento de adoptarlo, la clave está en proporcionarle la más alta calidad de alimentos, ricos en proteína animal que funcionen como el sustrato para que mantenga su contextura fuerte, su pelaje vistoso y su organismo sano. Se dice que el can que está bien alimentado, es un perro que tiene una mayor resistencia a enfermedades, y esto es totalmente cierto, de modo que debes asegurar que la alimentación de tu perrito sea lo suficiente para conservar su estado de salud.

Específicamente para los perros de raza pequeña, o perritos “toy”, en el mercado se ofrecen una amplia variedad de productos y marcas de pienso seco especialmente compuestos para ellos, para satisfacer las necesidades nutricionales de estas mascotas. Los perros toy o perros mini necesitan alimento de calidad, que contenga en su composición nutricional los alimentos necesarios, tales como, carne o pescado, el cual además debe ser la mayor cantidad y componente principal del preparado, pues de éste va a enriquecerse de proteínas para formar tejidos y músculo; como ingrediente secundario debe contener vegetales y frutas deshidratados, en una mezcla óptima, que serán la fuerte de carbohidratos y de energía rápida para tu pequeño brabantino; en último lugar puede tener vitaminas, minerales, ácidos grasos poli-insaturados y demás antioxidantes, que funcionan como factores protectores de la alimentación.

Así mismo, se recomienda evitar los piensos que sean preparados o elaborados a base de cereales como el trigo, el maíz, entre otros, y los que se agregan con colorantes artificiales, saborizantes y demás, pues estos ingredientes tienen escaso valor nutricional y pueden ser la causa de alergias alimentarias en tu pequeño brabantino.

Otro aspecto que debes manejas es regular las porciones de alimento, puesto que estos perritos tienen tendencia a la obesidad, además, asegúrate de ofrecerles un tazón de agua limpia y fresca regular que le sirva para mantenerse siempre bien hidratado, fundamental para el adecuado funcionamiento de su sistema digestivo.

Salud y cuidados generales

El pequeño brabantino es un perro de una raza afortunada desde el punto de vista de sus cuidados e higiene, además, este can goza de una salud muy fuerte y resistente, de modo que tan solo con los cuidados sencillos y básicos de todo can, esta mascota será un compañero fuerte, sano, hermoso y fiel, alrededor de 12 a 14 años, la cual es su esperanza de vida.

Como el aspecto de este perrito es bastante tosco y fuerte, además de ser rústico, el pequeño brabantino no necesita de atenciones especiales, los cuidados comunes a todas las razas de perros, asociado a una actividad y ejercicio físico regular para poder mantenerse en forma, y a una adecuada rutina de entrenamiento y socialización, pronto darán frutos y gozarás de un perro exclusivo, como ningún otro.

En relación  a su higiene y limpieza, el perro de la raza pequeño brabantino se caracteriza por ser un perro limpio en extremo, puesto que adora verse aseado y brillando de limpio. Otra fortuna es que al ser su pelo corto, tampoco va a necesitar de demasiados cuidados especiales para mantenerlo.

Particularmente con los perros de raza mini se debe hacer énfasis especial en conservar una adecuada higiene, puesto que sucede con los perros de raza pequeña que el dueño y los miembros de la casa tienden a cargarlo y llevárselo a los brazos con frecuencia. Por tal motivo, es recomendable bañar a tu pequeño brabantino una vez al mes, con un champú especial para perros que tenga el pH adecuado para la piel de tu mascota, por lo general alrededor de 7.

Una vez bañado, se procederá al secado de tu can, para esto utiliza una toalla de algodón de preferencia, la cual esté limpia, y retira toda el agua, luego puedes usar un secador eléctrico a una distancia considerable de la piel y a temperatura media para que no queme la piel del perrito. Es muy  importante que te asegures de secarlo bien antes de sacarlo al ambiente exterior, particularmente en las épocas de invierno para evitar resfriados.

En cuanto al cepillado, la fortuna que tiene este perrito es que su pelo es corto, y por lo tanto fácil de cuidar, solo con peinarlo semanalmente o un par de veces cada semana, el pequeño brabantino lucirá maravilloso.

Otro aspecto que no debes olvidar es su higiene dental. Es un problema característico de estas razas de perro “toy” el que desarrollen enfermedades bucodentales por mayor predisposición a la acumulación de placa bacteriana y sarro, ya que sus dientes son pequeños y su cavidad oral es poco espaciosa. Las enfermedades pueden manifestarse desde el mal aliento hasta la periodontitis. Estas patologías se previenen con un cepillado dental tres veces a la semana e incluso más, comenzando desde que es cachorro para que se acostumbre a dicho hábito. El mascar galletitas o huesos para perros, que funcionan como especie de golosinas, son un buen consejo para mantener sus dientes sanos.

En el ámbito de la salud del pequeño brabantino, debemos decir que es un perrito fuerte y resistente, con una esperanza de vida que puede alcanzar hasta los 14 años. Se recomienda llevarlo al veterinario un par de veces al año, para vigilar su crecimiento y desarrollo, para cuidar de sus desparasitaciones y vacunas.

Aunque es muy sano, si existen ciertas patologías que pueden presentarse en esta raza, particularmente son los problemas oculares los más comunes, estos se presentan debido a que los ojos del pequeño brabantino son muy grandes y prominentes, lo que favorece las infecciones, las lesiones como úlceras, las cataratas, la atrofia de retina, entre otras enfermedades. Patologías del sistema nervioso también pueden afectar a este pequeño perrito tales como las epilepsias. Finalmente, esta raza no escapa de las enfermedades osteomusculares como la luxación de la rótula.

En el caso de las hembras, usualmente dan a luz a través de una cesárea planificada, ya que el dar a luz es un proceso algo traumático debido a que los cráneos de estos cachorros son demasiado grandes para el canal de parto.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Pequeño Brabantino

pequeno-brabantino

Los perritos de la raza pequeño brabantino son por lo general muy fáciles y sencillos de adiestrar, aunque en ocasiones algunos ejemplares pueden poner a prueba nuestra paciencia y tolerancia, con la dedicación y el tiempo adecuado de un dueño comprometido el pequeño brabantino rápidamente se convertirá en una gran mascota, puesto que en esencia este perro es mucho más fácil de educar que otras razas de perros pequeños.

Una de las principales ventajas que ofrece el adiestramiento del pequeño brabantino es el hecho de que este es un perrito muy inteligente, alerta, atento, listo y siempre dispuesto para aprender cosas nuevas. Además, en este pequeño perro también se distinguen cualidades de líder, es capaz de dominar rápidamente a otros perritos de raza pequeña y ser el jefe. Sin embargo, con sus dueños se muestra obediente, cuidadoso, afectuoso y cercano, le gusta complacerlos y sobre todo recibir atenciones y cariños.

Las características del dueño entrenador del pequeño brabantino debe ser una persona con un carácter firme y amoroso, capaz de mostrarle al perrito que él, como su dueño, es el verdadero líder del hogar, y que no sea excesivamente condescendiente ni complaciente con este can, sino que imponga las órdenes y límites necesarios para su adecuada educación. De lo contrario, el pequeño brabantino podría desarrollar el famoso síndrome del perro pequeño.

La educación correcta en este perrito eliminará los aspectos negativos de la personalidad de un can inseguro, tales como el nerviosismo, la ansiedad, la timidez, e inclusive la agresividad. Al inicio de la educación y adiestramiento de tu perro, el primer paso será establecer las normas y los límites necesarios, para que comiencen a entender desde cachorros que no son ellos los que tienen el control. La edad óptima de adiestramiento se encuentra entre los tres y los seis meses de edad.

Se pueden emplear técnicas para mejorar la adopción de las órdenes por parte del can, tales como el adiestramiento positivo o la técnica del clicker, con esto motivaras a tu pequeño brabantino a prestarle atención a las órdenes y a ejecutarlas para ser premiado, desarrollando en él un carácter obediente y una personalidad dócil, fiel y amable. Los límites son parte de la educación de toda mascota, de modo que si no le permites realizar algo, como echarse sobre los muebles, nunca dejes que haga esto y siempre recuérdaselo con voz firme cada vez que lo intente. Lo mismo que el hacer sus necesidades, si lo encuentras dentro de casa, sácalo fuera en ese momento para que continúe allí, que poco a poco aprenda que esta actividad es para hacerla en los paseos y cuando se está fuera de casa. Por lo común, esto último no es un problema ya que son perros muy aseados.

El entrenamiento de tu pequeño brabantino también puede ser una gran herramienta para crear lazos y vínculos familiares, así como para desarrollar y estimular su capacidad mental. Para ello invítalo a jugar con regularidad, de preferencia que sean juegos en espacios al aire libre donde pueda correr y entrenar habilidades y destrezas, cambia con frecuencia las rutinas y sesiones de juegos y así estimularas sus capacidades de inteligencia y aprendizaje. Entre los juegos y los paseos diarios pueden tomarse al día unos 30 minutos.

Con estas muy básicas consideraciones de entrenamiento, lograrás una mascota sensacional para tu hogar.

Comportamiento con los Humanos

El pequeño brabantino tiene numerosas cualidades positivas para ser una excelente mascota compañía de cualquier familia. Este perrito es un can con un espíritu alegre y familiar, es muy astuto, atento y siempre alerta de su alrededor, además es muy observador e inteligente, dotado de una gran curiosidad, cualidades que lo hacen una excelente compañía en cualquier hogar. Siempre lo verás deseoso de conocer y explorar todo aquello a su alrededor.

Algunos perritos de esta raza suelen ser un tanto ruidosos y les gusta el ladrar, sin embargo, esto puede ser modificado durante su entrenamiento, ya que por fortuna, estos perros son obedientes, y dispuestos a complacer a su amo, por ello es fácil educarlos e integrarlos al resto de la familia.

El comportamiento del pequeño brabantino es muy similar al de sus parientes el grifón belga y el de Bruselas, ya que se ha observado como este perrito es capaz de adaptarse a cualquier situación con gran capacidad de tolerancia con respecto a su medio ambiente. Además, estos perros son tranquilos, pacíficos, y serenos, rara vez comenzaran una pelea o serán los causantes de una agresión. Siente apego, afecto y mucho cariño por su familia adoptiva, pero también pueden llegar a ser bastante independientes y dominantes, aunque adoran recibir mimos echados en el regazo de sus parientes, o acurrucados junto a sus humanos, también los podrás ver inventando juegos por sí solos, y curioseando de un lado a otro; estos perritos disfrutan de un espacio que les permita moverse con libertad.

Aunque su aspecto y su nombre, “pequeño brabantino”, sugieren estar ante un perro gruñón y malhumorado, nada puede estar más lejos de la realidad, puesto que estos perritos pertenecen a una raza amable, sociable, tierna y hasta divertida, tolerante con las personas y con otras mascotas, ya sean perros o gatos. Son grandes y numerosas las virtudes que poseen los perritos de la raza de pequeños brabantinos, lo cual lo convierte en uno de los mejores canes para compañía.

Con los niños, se la llevan de maravilla, estos pequeñines son activos, atentos y juguetones, aman compartir con los niños a quienes les llevan el ritmo en sus juegos y travesuras. Su carácter es amable y paciente, sin embargo, se aconseja más apropiado el juego con niños mayores que sepan cómo tratar con respeto a los perros. El pequeño brabantino es una buena compañía para cuidar y entretener a los niños de la casa, aunque se recomienda que siempre estén bajo la supervisión de un adulto para evitar cualquier incidente o inconveniente.

Este perrito es una mascota principalmente para desempeñar el trabajo de perro de compañía en el hogar, es un compañero fiel, afectuoso, cariñoso y muy divertido. En sus inicios vivió en casas y zonas rurales en los que se dedicaba a la caza de pequeñas alimañas, sin embargo, hoy en día es una de las mejores razas de compañía para cualquier familia.

Un pequeño brabantino correctamente educado y socializado es un perro fiel, amistoso, cariñoso, juguetón y divertido, ideal, prácticamente, para vivir en cualquier tipo de hogar.

Entorno ideal

El pequeño brabantino es un ejemplar descendiente de una raza de perros belga, que tiene como características un pequeño tamaño y una graciosa cabeza redondeada, grande con ojos saltones y tiernos. Es un perrito que comparte similitud en apariencia y comportamiento con otras dos razas, el grifón de Bruselas y el grifón Belga; es tanto el parecido que para la FCI son tres razas diferentes y separadas, pero para algunas federaciones caninas como la AKC, estas razas se han unificado en una sola, bajo el nombre de “grifón de Bruselas”.

Como se ha comentado, este perrito es un can pequeño, un perro de las llamadas razas miniatura o raza toy, como compañero es un amigo paciente, tolerante, afectuoso, leal, fiel y protector con su familia, además de numerosas virtudes que lo convierten en una gran raza de perros de compañía.

Sin embargo, para que el pequeño brabantino se sienta cómodo y feliz en su hogar necesita algunas consideraciones en su entorno y alrededores. Comenzando por el ambiente o espacio donde va a vivir, este perrito a pesar de ser pequeño, y de que pudiera no necesitar amplios espacios, es más feliz y disfruta más viviendo en el campo y en las casas grandes con ambientes exteriores y al aire libre, ya que es un perro con espíritu curioso en busca de aventuras, que se anima constantemente a vivir cosas y experiencias nuevas, de modo que su vivienda ideal es una casa rural, una granja en el campo, o una vivienda urbana con un jardín amplio o un patio grande en el que corra, explore, comparta con la naturaleza y otros animales y se sienta libre. Además, le gusta hacer ejercicio y estos ambientes al aire libre le ofrecen el espacio necesario para jugar y ejercitarse con la frecuencia deseada para él.

Sin embargo, también se sabe que el pequeño brabantino es un perro tolerante y pacífico, y sus pequeñas dimensiones lo hacen una opción para ser la mascota de una pareja o una familia que va comenzando y que vive en un pequeño apartamento de ciudad. Eso sí, el perrito entonces va a requerir de la atención constante de sus dueños para que jueguen con el diariamente y de paseos y caminatas diarias, así como también de tarde de visita al parque para jugar, correr y ejercitarse con mayor libertad.

Como veníamos comentando, el ejercicio en estos perritos es un tema importante puesto que muestra una personalidad cargada de energía y de ganas de realizar numerosas actividades, juegos, carreras y demás, particularmente disfrutan el compartir con su dueño al aire libre. Por tanto, se recomiendan paseos y juegos diarios entre 15 y 30 minutos de duración para satisfacer estas necesidades en el can.

En relación al tipo de clima apropiado para esta raza, el pequeño brabantino es un perro que proviene de regiones frías y templadas, aunque las temperaturas extremas pueden perjudicarlo, por ello en los fríos días de invierno, sácalo a pasear con su coqueto abrigo para perros toy, y en los calientes días del verano mantenlo en casa, en un ambiente fresco y confortable ya que no toleran el calor extremo.