Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pequeño Brabantino

pequeno-brabantino
Pequeño Brabantino
5 (100%) 4 votes

Introducción de la Raza

El pequeño brabantino es un perro toy muy especial, cuenta con una cabeza pequeña redonda y chata la cual en conjunto con sus ojos agrandados y sus orejas caídas le dan una mirada casi humana.

Sin embargo son perros bastante robustos, que no requieren de tantos cuidados, por lo que son una opción muy óptima económicamente, sin embargo no son muy populares entre los criadores profesionales, quizás porque no han sabido apreciar todas las virtudes de esta raza

Hay varios aspectos que debemos conocer con respecto al pequeño brabantino si deseamos criar uno, dichos aspectos son:
• DIMENSIONES Y PESO: Si tuviéramos que colocar al pequeño bravantino dentro de un cuadrado probablemente encajaría perfectamente, esto se debe a que su altura y su longitud son casi iguales, en general puede decirse que son perros muy pequeños con una altura de apenas 18 a 20 cm, además pesan aproximadamente 3,5 y 5 kg.

• APARIENCIA CARACTERÌSTICA: tienen una cabeza pequeña pero una frente comparativamente abultada, lo cual se conjuga con orejas que cuelgan a los lados y ojos grandes, todo esto colocado sobre un cuerpo robusto.

Las proporciones de la cabeza son el resultado de muchos años de crianza selectiva y aunque las mismas le dan una apariencia estética agradable también les crea dificultades a la hora del parto, tanto es así que en muchos casos es necesario recurrir a la cesárea, quizás este sea uno de los mayores impedimentos para la difusión de esta bella raza.

• ESPACIO NECESARIO PARA VIVIR: La vida en el campo le agrada bastante, son perros que buscan aventuras y quieren experimentar cosas nuevas todos los días, así que un casa rural o una residencia con gran patio, son las más aptas para que viva este perrito.

Aun así sus dimensiones lo capacitan como perro de interiores, pudiendo vivir bien incluso en los apartamentos más pequeños, todo lo que necesita para estar tranquilo es la presencia de sus dueños, los cuales deben recordar jugar con él diariamente.

• EJERCICIO NECESARIO: Son perros enérgicos quienes disfrutan la actividad física intensa, sobre todo si es realizada junto a su dueño, por ello los paseos y juegos juntos son parte indispensable para crear un sólido vínculo afectivo entre este perro y los humanos.

• ESPERANZA DE VIDA: Su esperanza de vida es de entre 12 y 14 años, son perros bastante sólidos y es poco común que se enfermen, sin embargo pueden beneficiarse del control veterinario habitual como cualquier raza de perro.

La alimentación del pequeño brabantino no tiene que ser demasiado especializada, en general no es quisquilloso, pero debemos cuidar de no excedernos demasiado en las cantidades provistas y de usar siempre alimentos secos especiales para perros pequeños.

• PELAJE: Sus colores más usuales son el negro, marrón, rojizo, fuego y canela, sin embargo también destaca la existencia de manchas alrededor de los ojos en forma de antifaz el cual suele ser negro.
En general el manto suele ser fino y suave, resistente a la tracción, para mantenerlo impecable basta con cepillarlo unas dos veces a la semana con un cepillo suave.

• CLIMA ADECUADO: Son perros acostumbrados a los climas templados o fríos, sin embargo las temperaturas extremas deben ser evitadas para garantizare u estado de salud óptimo, las altas temperaturas son especialmente perjudiciales ya que estos perros no pueden refrigerarse bien debido a su pequeño hocico.

Le encanta pasar tiempo junto a su amo, es un perro alegre y vivo. Durante generaciones fue criado para cazar ratas y aunque actualmente su principal ocupación es la de perro doméstico sigue siendo una raza muy despierta a sus alrededores, los pequeños brabantinos siempre están vigilantes y pueden ladrar para avisar de la presencia del peligro, así que pueden servir como excelentes perros de alarma.

pequeno-brabantino

Como perros hogareños muestran un comportamiento muy afable, pueden permanecer acurrucados en el regazo de su dueño por mucho tiempo, allí se sienten muy seguros.

Con los niños son muy tolerantes y amigables, son perros muy enérgicos así que disfrutan mucho las horas de juego en compañía de los infantes, pero siempre debemos recordarle a los niños muy pequeños que deben tratar a los perros con respeto, un bravantino sometido a mucho estrés por el acoso podría mostrar una parte de su temperamento oculto y ponerse violento.

Si socializaron desde pequeños con otros animales, pueden vivir en perfecta armonía con otras mascotas, por lo tanto son una buena opción para familias que deseen tener varios animales bajo el mismo techo.

Como ya mencionamos antes, les gusta ladrar y a veces pueden volverse un poco ruidosos, será necesario llevar a cabo un correcto entrenamiento de obediencia para que estos perros eviten esta conducta desfavorable.

Historia y Origen del Pequeño Brabantino

El pequeño brabantino no es una raza muy conocida de perros, sin embargo dentro de la categoría Toy es considerado como una opción muy interesante, su historia está ligada profundamente a Bélgica siendo sus ancestros provenientes de ese país

En general el pequeño brabantino es un perro emparentado profundamente con los grifones, particularmente se cree que provienen de un perro llamado Smousje. Ese tipo de perro es en el ancestro común de 3 razas importantes de la actualidad: el grifón de Bruselas, el grifón belga y el pequeño perro brabantino.

Los Smousje fueron perros muy antiguos esparcidos por todo el territorio de Bélgica, aparecieron aproximadamente en el siglo 10. Contaban con un pelaje rustico, su tamaño era pequeño, aunque de mayores dimensiones que el pequeño brabantino de la actualidad. Un punto de comparación sería los terrier, con los cuales comparte muchas características.

Es probable que su primer uso haya sido como compañeros en la caza, no hay duda de estos ancestros de mayor tamaño habrían tenido la agilidad suficiente para dar caza a pequeñas presas. Sin embargo este papel rápidamente sería reemplazado y los Smousje poco a poco pasarían a poblar los establos.

La existencia de los Smousje en los establos permitía que los granjeros no se tuviesen que preocupar de las plagas de roedores que acosaban constantemente sus cosechas y los cuales además transmitían mortales enfermedades como la peste negra.

Estos perros serian lo bastante populares como para aparecer representados en algunas obras artísticas, como por ejemplo el perro que aparece “el matrimonio Arnorfini”, un cuadro de Jan van Eyck.

pequeno-brabantino

El pequeño Brabantino y el siglo 19

Parece que los belgas se volvieron muy apegados a estos perros los cuales pasaron a ser denominados Griffons d´Ecurie (Perros de establo con pelo de alambre). Estos perros permanecerían con pocos cambios durante buena parte de la historia, sin embargo en el siglo 19 los belgas comenzaron los cruces entre estos Grifones y otras razas de perro.

Los cruces se debieron principalmente a que empezaron a ganar la atención de la nobleza, las características que los hicieron resaltar fueron probablemente su pequeño tamaño y su actitud leal y tranquila, ambos elementos facilitaban que pudiesen acompañar a su dueño a cualquier parte e incluso subirse a los carruajes sin ninguna dificultad, sin embargo aún el tamaño era mayor del esperado para un perro faldero que atendería a los monarcas.

Es así como se inicia el proceso de transformar a los grifones en perros aptos para la nobleza, proceso en el cual se reduciría su tamaño. Las razas de perro usadas para los cruces incluyeron muchas razas extranjeras, consideradas exóticas para la época y las cuales contaban con características muy deseadas.

Es así como la raza de los grifones terminaría cruzándose con el pug, generándose así el parecido innegable que existe entre ambas razas, esta mezcla acompañada del cruce con el King Charles Spaniel es lo que produciría el color más oscuro característico del pequeño brabantino de la actualidad, sin embargo en aquella época tal color era considerado como un defecto en la raza.

Los spaniels también aportaron otros colores interesantes, como tonos de rojo negro y aleonado los cuales pueden verse en los actuales grifones de Brúcelas y el Grifón Belga.

Todos los perros provenientes del Smousje ganaron gran popularidad en el siglo 19 tardío, incluyendo al pequeño brabantino, en esta época obtuvieron la aceptación tanto de los nobles como los trabajadores, su crianza se volvió algo muy extendido en dicha nación, lo cual empezó a despertar la atención de las asociaciones caninas internacionales, siendo entonces reconocidas en el club Kennel en el año 1883.

La popularidad de estos perros se vio incrementada enormemente gracias al interés mostrado por la reina María Henrieta, la cual era una entusiasta notoria de los perros y quien visitaba las exhibiciones caninas de Bélgica de forma religiosa, gracias a ella las razas belgas lograron mayor notoriedad y fama mundial, aunque los más beneficiados serían los grifones de Bruselas.

El pequeño Brabantino en la actualidad

Es así como llegamos a tiempos modernos, donde ocurren dos sucesos fundamentales para la historia mundial, las dos guerras mundiales. Ambos conflictos bélicos serían desafíos importantes para cría sistematizada de perros, la mayoría de las razas europeas experimentarían tiempos difíciles con un decline muy marcado.

Los pequeños brabantinos cuyos números no eran tan enormes casi experimentaron la extinción y muchos de los especímenes que sobrevivieron eran no aptos según los estándares de las asociaciones internacionales.

Sin embargo, gracias al esfuerzo de criadores profesionales a lo largo del mundo la raza consiguió ser restaurada, obteniendo nuevos ejemplares perfectos. Este proceso sería llevado a cabo a partir de los años 50 en países como los Estados Unidos y Reino Unido, en vista de que el primero no sufrió directamente los embates de la guerra y el segundo mostró una rápida recuperación.

pequeno-brabantino

Aun así el pequeño Brabantino sigue siendo considerado como una raza rara con pocos ejemplares a nivel mundial. Quizás hagan falta otras décadas antes de que obtenga la popularidad que se merece un perro con características tan favorables como este.