Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Chihuahua

chihuahua
Chihuahua
5 (100%) 1 vote

Chihuahua: Tu nueva mascota

El Chihuahua o chihuahueño es un perro miniatura o toy originario de México y una de las razas de perros más antiguas del continente americano.

Estos perros son tan famosos que se han convertido en símbolos de la cultura popular, aparecen en películas, son las mascotas preferidas de muchos famosos, incluso se los suele asociar con el estereotipo de lujo y dinero.

Esta fama apoyada por las series de televisión y las películas de Hollywood, hace que los Chihuahua tengan un gran lugar entre los interesados en adquirir una bonita mascota, pero ¿cuáles son las características más resaltantes de estos perros?.

Hay varios aspectos que debemos conocer con respecto al chihuahua si deseamos criar uno, dichos aspectos son:
• DIMENSIONES Y PESO: Los Chihuahua son los perros más pequeños del mundo, incluso poseen el record Guinness. Sin embargo, los estándares para esta raza no son tan estrictos como en otras similares, al menos en lo concerniente a altura, por eso pueden tener una variabilidad enorme, desde los 15 cm de altura hasta incluso los 38cm.

Los perros considerados aptos para exhibición son aquellos que no pesen más de 2,7kg según la AKC, sin embargo el peso de los Chihuahua de raza pura puede alcanzar hasta 4,5kg o incluso más dependiendo de su estructura ósea.

• SIEMPRE JUNTO A SU DUEÑO: El tamaño hace que sean excelentes para viajar con ellos a cualquier parte, sus dimensiones y peso reducido contribuyen a que puedan ser cargados sin ninguna incomodidad, también permanecen muy calmados siempre que su dueño se encuentre a su lado, además no requieren grandes cantidades de comida y bañarlos es sencillo, por lo tanto puedes aplicar sus cuidados básicos incluso fuera de casa.

• ESPACIO NECESARIO PARA VIVIR: Son perros muy pequeños y por lo tanto no necesitan de una casa amplia para estar felices, un apartamento pequeño es suficiente para cubrir sus necesidades. Tampoco es necesario apartar un lugar especial para ellos, pueden dormir en la habitación del dueño o incluso en su misma cama, no sienten la necesidad de tener un espacio considerado como propio.

• EJERCICIO NECESARIO: Solo necesitan un ejercicio ligero todos los días, las sesiones de entrenamiento extenuantes no se recomiendan, pues demasiado esfuerzo físico podría afectar sus articulaciones.

• ESPERANZA DE VIDA: Son perros muy longevos, pueden vivir incluso 18 años o más, por lo tanto si se adquiere un Chihuahua el pequeño nos podrá acompañar por buena parte de nuestra vida, sin embargo son perros delicados que deben ser tratados con cuidado, además requieren de buen control veterinario para vivir muchos años.

• PELAJE: Quizás este sea uno de los secretos de su éxito, poseen diferentes tipos de pelaje para los distintos gustos de sus dueños, puede ser largo o corto y su coloración varía entre el blanco, chocolate, café, negro y crema, con la posibilidad de que sea moteado o machado.

• CLIMA ADECUADO: Los Chihuahua han evolucionado durante muchos siglos para vivir en el clima de México, particularmente en ambientes bastante calurosos, por lo tanto este tipo de temperaturas no representan un reto para los pequeños canes.

chihuahua

Sin embargo, el frío es algo que definitivamente debe evitar el Chihuahua, su pelaje corto no está preparado para abrigarlo si las temperaturas bajan, así que si se vive en un país con estaciones bien marcadas es mejor mantener a nuestro amigo canino en un ambiente templado mientras pase el invierno, algunos dueños optan por protegerlos usando abrigos especiales, pero para ello el perro debe ser acostumbrado previamente.

Carácter y personalidad del Chihuahua

Los Chihuahuas son perros de compañía excelentes. En general son sumamente afectuosos con sus dueños. Los perros Chihuahua elijen un solo amo durante su vida, mientras estén con él se sentirán seguros y en confianza, sin embargo podrían ser algo tímidos con otras personas, o volverse celoso si se acercan a su dueño.

Son perfectos para personas que viven solas, los adultos mayores se benefician mucho de su compañía, sus dimensiones reducidas hacen que puedan encontrarse todo el tiempo en el regazo del dueño, además sus cuidados son fáciles, por lo tanto pueden ser manipulados por personas un poco débiles.

No se recomienda que estos perros jueguen con los niños, para empezar son muy frágiles, si los infantes son bruscos podrían lastimar al Chihuahua, además estos canes pueden ser algo temperamentales, o ponerse nerviosos, así que no es poco común que muerdan a los niños si les hacen alguna travesura, una mordedura de Chihuahua debe ser atendida, incluso si su boca es pequeña siguen teniendo una potente dentadura.
Sus relaciones con otros perros pueden variar.

En general adoptan una aptitud similar a un clan con otros miembros de la raza, por lo cual desarrollan relaciones muy estrechas, incluso podrían juntarse decenas de ellos y no habría conflictos. Por el contrario no se sienten cómodos con otras razas, e incluso podrían pelear con otros tipos de perro, el tamaño superior de otros canes no los detendrá puesto que los Chihuahua son muy valientes.

chihuahua

Aun así es viable entrenar a los Chihuahuas para convivir con otros perros, siempre y cuando se los someta a una socialización temprana que les permita familiarizarse con ellos, lo mismo aplica para sus relaciones con personas desconocidas.

Historia y Origen del Chihuahua

Existen muchas teorías con respecto al verdadero origen del Chihuahua, estos perros habitan América desde hace muchos años, sin embargo los registros históricos de las culturas humanas mesoamericanas no son claros al respecto y en muchos casos están incompletos.

También es difícil resolver está incógnita a través de los estudios genéticos, esto se debería a que los cruces que originaron esta raza debieron haberse dado hace mucho tiempo entre razas muy antiguas, lo cual dificulta considerablemente su inclusión entre alguno de los clados de perros.

Prácticamente todo apunta al hecho de que son perros originarios de México, sin embargo es incierto como llegaron hasta allí. Algunos se aventuran a sugerir que proceden de pequeños perros traídos por Hernán Cortes en 1519.

Otra teoría un poco más osada sugiere que los ancestros del Chihuahua viajaron a México en compañía de los antiguos Chinos mucho antes de la llegada de los europeos.

Sin embargo, la teoría más popular y también la más probable, es que provengan de una raza llamada Techichi, esta raza fue criada originalmente por los toltecas, los cuales vivieron en el centro de México durante un periodo de tiempo anterior al pueblo Azteca.

El Techichi como perro Precolombino

Aunque los registros más antiguos del Techichi datan del siglo IX muchos opinan que estos perros existieron desde mucho antes y acompañaron a la civilización Maya. Así pues se han encontrado restos de estos perros ancestrales cerca las pirámides de Cholula y de Chichén Itzá.
También es posible encontrar representaciones artísticas de estos perros por toda Mesoamérica, incluyendo pequeños juguetes que representan incluso a las variedades de chihuahua cabeza de manzana y cabeza de ciervo.

Los usos que se les dieron a estos perros fueron variados, algunos no están comprobados y son más parte de la legenda que rodea a estos perros antiguos. Seguramente fueron perros de compañía como hoy en día, pero es probable que también tuviesen un significado más espiritual y religioso, ya que solían ser usados como sacrificio en distintos rituales religiosos, algunos también creen que se los crío para servir como alimento, al igual que a los conejos y liebres.

El Chihuahua después de la conquista

Estos perros probablemente sobrevivieron casi sin cambios a la conquista española y algunos empezaron a vivir en la naturaleza volviéndose animales silvestres debido al abandono que sufrieron por parte de las culturas precolombinas.

Sin embargo los pobladores los domesticarían nuevamente, de esta manera se ganaron un lugar importante en los hogares mexicanos, esto siguió así hasta el año 1850 aproximadamente. En esa época era común la venta de estos perros a los turistas estadounidenses, este comercio fue particularmente popular en el pueblo de Casas Grandes el cual es parte del estado de Chihuahua, es por esta razón que estos divertidos perritos fueron llamados chihuahuas.

El Chihuahua en la actualidad

A pesar de su llegada a los Estados Unidos, esta raza no llamaría la atención de forma tan rápida, apenas logró ser reconocido por el American Kennel Club en 1904 y en Reino Unido en 1907. Aunque en Estados Unidos había apenas 30 Chihuahuas registrados en 1915 los ejemplares rápidamente se multiplicaron y en 1923 se fundaría el Club Chihuahua de los Estados Unidos.

No hay duda de que la popularidad de los Chihuahua explotaría a partir de entonces, muchas personas adineradas poseían uno, se volvieron animales icónicos en Estados Unidos. De hecho la raza se volvió más popular en ese país que en el propio México.

Por supuesto, al ser tan reconocidos en un país tan importante como los Estados Unidos es normal que su popularidad se trasladase al resto del mundo, sobre todo en países profundamente influenciados por la cultura estadounidense. Es así como incluso lograron desplazar a otros perros locales que gozaban de popularidad antes de su llegada, como en el caso del perro habanero en Cuba.

En el caso de su conquista en Europa es probable que haya iniciado en Reino Unido, allí los Chihuahuas crecieron rápidamente en número luego de la Segunda Guerra Mundial, ya que las familias devastadas por el conflicto rápidamente buscaron criar nuevos perros que los acompañasen a superar la depresión de tener que empezar.

Desde Reino Unido serian importados al resto de Europa convirtiéndose en mascotas muy populares. El pequeño tamaño del Chihuahua probablemente le facilito adaptarse a los espacios más cerrados donde Vivian sus dueños en la postguerra.

Actualmente la raza es una de las más conocidas en todo el mundo, cada año se registran en el American Kennel Club más de 20000 Chihuahuas nuevos. Sin duda este éxito se lo deben en parte al gran esfuerzo que han colocado sus criadores en mantener sus características especiales.

Comportamiento con otros perros

El perrito de la raza chihuahua es un can muy cariñoso y juguetón, aunque al mismo tiempo tiene un carácter particularmente especial, puede llevarse bien con otros, así como puede suceder todo lo contrario y rechazarlos.

chihuahua

El chihuahua o chihuahueño, verdadero nombre de esta raza, es un perro con un temperamento algo lábil que pudiera parecer hasta inestable; dentro de su grupo familiar prefiere seleccionar a un humano principal que haga las veces de líder, y será a esta persona a la que va a obedecer  y a seguir a todos lados.

La relación del chihuahua con otros perros es variable, mucho depende de las costumbres y la crianza. Por lo común con otros perros de su misma raza suele llevársela muy bien, los verá como amigos y compañeros de juegos y travesuras. Aunque, con perros de razas diferentes, el chihuahua puede mostrar un comportamiento difícil, reservado, esquivo, y quizás hasta hostil y antisocial.

Para poder evitar estos inconvenientes en el trato del chihuahua con otras mascotas, es necesario iniciar tempranamente un proceso de socialización y adiestramiento en el perrito chihuahua. Los perritos de esta raza son animales que siempre están en un estado de alerta, son vivaces y muy inquietos a la vez. Su pequeño tamaño no es ningún impedimento para que tengan un carácter valiente y temerario, capaz de enfrentar no solo a personas desconocidas, sino también a perros más grandes de otras razas.

Los chihuahuas pueden ver a los perros de otras razas como desconocidos, rivales, o como una amenaza, si son estos otras mascotas del hogar pueden incluso llegar a sentir celos ya que a los perros de la raza chihuahua les gusta ser el centro de atención del hogar, ellos quieren ser los consentidos de sus dueños, desarrollan un vínculo muy cercano y especial a su amo, por esto es común ver que algunas veces su carácter es agresivo y receloso con otras mascotas, especialmente si se sienten faltos de atención o de demostraciones de afecto.

Si desde que son cachorritos los chihuahuas se crían compartiendo el hogar con otras mascotas perrunas, los problemas de convivencia tienden a ser menores. Son traviesos, por lo que pueden jugar y hacer travesuras con los perros grandes aunque no se recomienda que correteen junto a estos ya que accidentalmente, por su pequeño tamaño, el chihuahua podría salir lastimado.

Si el chihuahua se siente encerrado o acosado por otras mascotas, podría volcarse en una actitud agresiva e intentar defenderse atacando, por tal motivo es mejor que de compartir el hogar sea con otros perros chihuahuas o con razas de canes que sean tranquilos, equilibrados y pacíficos.

A pesar de que el chihuahua es un perro muy inteligente, su adiestramiento no es nada sencillo, ya que las técnicas tradicionales para el entrenamiento de los perros no son las más apropiadas para los canes de tan pequeño tamaño como los chihuahua. El principal objetivo del adiestramiento y entrenamiento del perro chihuahua debe ser lograr un proceso de socialización efectiva con humanos y con otras mascotas para que el perro tenga tolerancia en un ambiente compartido.

La actitud dominante del chihuahua puede hacer que se posicionen como los perros líderes guardianes del hogar, ya que son muy desconfiados, alerta y recelosos ante los desconocidos, esto podría traer conflictos con otros canes con un temperamento dominante. Particularmente, estos problemas de convivencia pueden evitarse con la socialización y educación del chihuahua desde que es un cachorrito.

La educación del chihuahua en muchos casos suele ser exitosa. Así tenemos por ejemplo la famosa película ¡Ay Chihuahua!, donde vemos como efectivamente con un entrenamiento perfecto los chihuahuas, protagonistas centrales de la historia, comparten cámara con perros grandes de otras razas.

Dieta y alimentación

Con respecto a la alimentación de estos perritos, es oportuno señalar que la nutrición completa de los perros chihuahuas puede llegar a ser un proceso cuidadoso y complejo, lo que es en parte ocasionado por la actitud de estos canes a la hora de comer.

chihuahua

Los chihuahuas son un poco selectivos en lo que se refiere a su alimentación, puede verse con algo de humor como estos perro tienden a separar la comida que les agrada de la que no les gusta, aunque la ventaja es que siendo el chihuahua un perro de tan diminuto tamaño, su alimentación requiere porciones de alimento muy pequeñas, y es fácil adquirir para ellos productos de la mejor calidad que duraran mucho en la despensa.

En el momento de su alimentación como en todos los canes, es importante considerar el tema de las porciones. Los chihuahua son canes con tendencia a la obesidad, y el sobrepeso es un problema difícil en perros tan pequeños, además, puede llevar a complicaciones en otros órganos como bronquitis crónica, problemas osteomusculares, y reducción de su esperanza de vida.

En su dieta los chihuahuas pueden consumir además de productos cárnicos, frutas, verduras y granos. Para la alimentación correcta de esta raza se recomienda administrarle varias porciones durante el día en cantidades pequeñas, en promedio se puede alimentar unas 4 o 5 veces por día, sobre todo para controlar la hipoglicemia o baja azúcar en la sangre que pueden presentar estos canes. Las porciones de alimento pueden ser alrededor de unos 70gr que contengan entre 170 y 210 calorías, así podremos conservar su peso entre 1,5 y 2,5 kg como margen máximo.

Las tazas con las raciones de alimentos deben ir acompañadas en lo posible de un tazón de agua limpia fresca, ya que la hidratación adecuada es importante para conservar salud y vitalidad, para que el organismo trabaje mejor y se absorban correctamente los nutrientes, importantes para la apariencia atractiva del perro chihuahua, un suave y brillante pelaje y unos dientes fuertes y sanos.

Hay que recordar que el veterinario es el especialista calificado para dar los consejos acerca de la alimentación del chihuahua, los productos a suministrar y demás consejos para lograr el bienestar de este perrito. Consulta con el experto ante cualquier duda.

De modo que la clave para la alimentación del chihuahua es una pequeña cantidad de comida, con alto valor nutricional, varias veces al día.

Entre las opciones para alimentarlo, el mercado dispone de numerosas marcas comerciales, es preferible adquirir la de más ata calidad. Este producto comercial debe tener entre sus ingredientes proteínas de alto valor nutricional, derivadas de la carne de vaca, pollo o carnero. Se recomienda evitar productos con cereales agregados como el maíz o el trigo.

La comida comercial puede ser húmeda o seca. La seca viene en presentaciones como croquetas, es más útil a la hora de alimentar y conservar el aseo bucal por más tiempo. Los productos húmedos se presentan en enlatados y se asocian a mayor formación de placa en la dentadura.

Otra opción para alimentar al chihuahua son los menús caseros. Estas comidas deben ser balanceadas y prepararse a partir de ingredientes frescos. Se debe lograr una combinación saludable de proteínas y grasas. Los productos cárnicos se preparan y se ponen a hervir para su cocción; las mezclas en los platos deben evitar los compuestos que pueden provocar alergias como la soja, el trigo, el maíz y demás cereales.

Por último, la alimentación del chihuahua debe excluir a toda costa alimentos como dulces o chocolate, las pasas y las uvas, productos cárnicos crudos, comida chatarra y compuestos artificiales.

Salud y cuidados

chihuahua

La ventaja de tener un perro de raza pequeña como lo es el chihuahua es que su cuidado, aseo, higiene y belleza es más sencillo de controlar.

Por lo común, los perros de raza pequeña tienen una esperanza de vida mayor que la de los perros de raza grande, y esta afirmación aplica perfectamente para el perro chihuahua, ya que en promedio puede vivir hasta por 16 años, e incluso más, se han descrito casos donde estos perritos han  llegado a cumplir hasta los 20 años.

Sin embargo, los chihuahuas también tienen algunos puntos en contra en lo que a salud se refiere. Debido a su pequeña estructura ósea y a su tamaño, este perrito está en riesgo de padecer algunos problemas de salud con mayor frecuencia que los canes de otras razas; en el aspecto ocular por ejemplo, los chihuahua son propensos a desarrollar trastornos de la córnea y glaucoma. Además, sus huesos pequeños son algo frágiles, especialmente ante caídas de altura, fácilmente pueden sufrir fracturas, más aún si se trata de cachorros.

En el cráneo de los chihuahuas existen puntos que se permanecen sin osificar cuando nacen, estas son las llamadas fontanelas, las cuales se deberían cerrar con el paso de los meses, pero esto muchas veces no sucede y se pueden encontrar estas fontanelas aun en los chihuahuas adultos. Tener este punto en el cráneo desprovisto de tejido óseo, podría generar complicaciones, ya que representa una zona donde el cerebro queda desprotegido y puede sufrir contusiones severas ante cualquier golpe o traumatismo.

Otro aspecto a considerar es que los chihuahuas generalmente nacen por cesárea, esto se debe a que las hembras son perros de pequeño tamaño y los cachorros tienen un diámetro cefálico grande que dificulta su paso por el canal de parto, por lo general un parto de chihuahua trae dos crías.

El sistema inmunológico de los perros chihuahuas es fuerte, y son pocas las enfermedades genéticas que los afectan, de hecho tienen menos enfermedades que otras razas de perros pequeñas.

Otras enfermedades que pueden afectar al perro chihuahua son algunos defectos congénitos como el paladar hendido, trastornos hematológicos como la hemofilia A, algunas enfermedades de las válvulas del corazón, hidrocefalia, apoplejías y epilepsia hereditaria. Los chihuahuas requieren visitas frecuentes al veterinario, hasta 4 por año para vigilar su estado de salud, controlar sus desparasitaciones y vacunas.

Los ejemplares de esta raza que son de color moteado o descendientes de padres con esta característica, adicionalmente pueden presentar severas patologías hereditarias, tales como ceguera, sordera, esterilidad, entre otras.

Como todos los perros de pequeño tamaño que tienen un metabolismo elevado, los chihuahua presentan inconvenientes para conservar la temperatura corporal, son muy susceptibles a los cambios climáticos y a las temperaturas extremas, no son perros para tener al aire libre, son más perritos de los interiores de la casa.

Con respecto al aseo de esta raza, comenzaremos hablando de su pelaje. Los chihuahua pierden mucho pelo de manera constante, por tanto es recomendable un cepillado frecuente que permita remover los pelos muertos y mantener aseado el hogar. Los ejemplares de pelo corto no necesitan de mayores consideraciones en su pelo, mientras que los chihuahuas de pelo largo si requieren de un cepillado diario. Los baños puede ser uno mensual, teniendo la consideración de secarlos muy bien, no dejarlos húmedos dentro de la casa, y asear con paños limpios sus orejas y ojos para evitar infecciones.

chihuahua

Estos perritos son adecuados para habitar en pequeños espacios como apartamentos, aunque con bastante regularidad necesitan de paseos y diversión en terrenos espaciosos, disfrutan mucho compartir con su familia, jugar con ellos, y sobre todo recibir atenciones, mimos y caricias de sus humanos.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Chihuahua

Esta raza requiere de un entrenamiento constante y adecuado especialmente en la edad de cachorros para eliminar las conductas y hábitos contraproducentes. Como consideración inicial, el dueño de un perro chihuahua o la persona que quiera adoptar uno debe tener el tiempo y la disposición para dedicarse al adiestramiento de esta raza, ya que los chihuahuas no son las mascotas más recomendadas para los inexpertos en el tema de cuidar de los perros.

Se puede empezar por lo básico, enseñarle al perro chihuahua a que haga sus necesidades fuera del hogar, en esto el dueño debe ser consciente de que al ser un perro de tamaño pequeño, el tamaño y la capacidad de almacenamiento de su vejiga urinaria será menor, por lo cual sus pasos deben ser más frecuentes en comparación con un perro grande. El primer paseo puede ser justo a la hora que te despiertes y el último paseo del día será antes de irse a la cama, en promedio se sacan a pasear unas cinco veces, particularmente es aconsejable después de comer.

El objetivo de estos paseos será lograr que el chihuahua relacione las salidas con el momento de hacer sus necesidades fisiológicas. También debes hacer la salvedad de que inicialmente en la educación del chihuahua el acceso a todos los lugares del hogar debe ser restringido, ya que esto podría ocasionar que el chihuahua evacuara en cualquier lugar. Lo apropiado cuando se está adiestrando a un perro de esta raza es tenerlo siempre a la vista, así se controlará lo que esté haciendo en cualquier momento. Así mismo, es preferible sacarlo a paseas en horarios fijos, lo que ayudara a regular su organismo y sus procesos fisiológicos.

El reforzamiento positivo es una técnica muy útil para el entrenamiento de los perros chihuahuas. Cuando obedezcan las órdenes y realicen las tareas adecuadamente es apropiado premiarlo con algún bocadillo, un cumplido, o algunas caricias, esto mejorara la comunicación entre tú y tu chihuahua y así el perrito aprenderá que debe hacer y que no. Cuando tenga alguna conducta inapropiada debe señalarse con voz firme y dominante que lo que ha hecho no está bien, y no permitir que la siga desarrollando. Cada vez que se le habla para educarlo, el chihuahua debe comprender que es el humano el dominante y el líder, pues estos perritos tienen un carácter caprichoso, difícil y un tanto imponente, les gusta salirse con la suya.

Otro consejo es evitar los mimos en exceso. El chihuahua es un perro de pequeño tamaño pero no es un bebe, no tienes que cargarlo todo el tiempo encima, ni consentirlo en exceso, esto es perjudicial para su carácter. Lo ideal es que entre ambos existan momentos para compartir juegos, momentos de disciplina para el adiestramiento y momentos de paseo. Cuando paseen debes imponer tu autoridad, no permitas que el chihuahua se adelante o que te lleve arrastrado por la correa, al contrario, el humano debe ir unos pasos delante del perro para indicar su figura de autoridad.

Sacarlo de paseo desde pequeño, sobre todo a sitios poblados de animales, perros y humanos ayudará a que el chihuahua socialice con otros. A veces estos perros tienen un comportamiento hostil y agresivo hacia humanos desconocidos y otras mascotas, la socialización y el compartir desde que son cachorros con otros perros va a hacer que el chihuahua aprenda normas de convivencia y de trato con otros.

Comportamiento con los Humanos

El chihuahua es una raza de perro muy particular y peculiar, no solo por su diminuto tamaño que lo ha convertido en el poseedor del record Guinness del perro más pequeño del mundo, sino también a sus características físicas se le suma, su increíble, juguetona y enérgica personalidad.

Para las personas que buscan un diminuto perro, para que les haga compañía en un pequeño hogar, o para tener una mascota sencilla de asear y limpiar, el chihuahua es una buena opción para consideras. No hay que dejarse engañar por su pequeño tamaño, su temperamento es fuerte y en ocasiones hasta imponente, puede aflorar su mal genio si la situación lo requiere. Los chihuahua son temerarios, no temen enfrentarse a desconocidos o a perros más grandes, son cachorros valientes y con espíritu e instinto guardián.

El carácter de los perros de la raza chihuahua es algo variable dependiendo de factores como la crianza, la educación, el adiestramiento y el proceso de socialización que atraviesen durante su crecimiento. Característicamente este perrito suele vivir en un constante estado de alerta, que en ocasiones resulta un tanto inquieto; es un perro valiente y con instinto protector. Se le describe como un tanto arrogante, seguro de sí, decidido, algo ruidoso pues su ladrido es capaz de alertar a toda la casa cuando sucede algo inusual.

Con sus dueños es muy apegado, los chihuahuas pueden ser un tanto “malcriados”, esto es, les gusta recibir atenciones de sus dueños, caricias, mimos y demás, los chihuahuas adoran pasar largas horas en el regazo de sus humanos, recibiendo atenciones, son perros demandantes de afecto. Por lo general, logran desarrollar un fuerte vínculo con una persona del hogar en especial, este será su guía y su amo principal, lo seguirán a todos lados y lo extrañaran cuando no estén.

Por su instinto alerta, los perros de la raza chihuahua están atentos a cualquier novedad. Con los extraños pueden no ser muy amables, ladran como acusándolos, incluso pueden llegar a acorralar y hasta incomodar a los desconocidos que lleguen de visita en el hogar. Poco a poco los van a ir integrando al ver que son amigos de la familia.

El comportamiento y temperamento del chihuahua igualmente va a depender del ambiente familiar en el que se críe. Será un perrito cariñoso y amigable, juguetón, hiperactivo y caprichoso, pero pueden moldearse en el los procesos de socialización y convivencia con otros, ya que los chihuahuas son muy inteligentes y astutos, practican la observación de todo su alrededor, y les gusta estar acompañados más que estar solos. Es muy difícil resistirse a sus tiernas caricias, por lo que es un perro que muchas veces se sale son la suya.

Entre las labores y trabajos que puede desempeñar el perrito chihuahua, básicamente se le ha dado el trabajo de ser el perro compañía de los adultos solitarios, que tienen tiempo suficiente para consentirlos y mimarlos. No son buena opción para los niños, ya que estos son traviesos inquietos y con un características que no congenian bien con el temperamento del perro chihuahua. Es como un perro guardián en miniatura.

Algunos nuevos oficios que está desempeñando el perro chihuahua son bastante creativos. Por ejemplo, en Japón, el perro chihuahua se está entrenando para ser un perro policía. Por su astucia e inteligencia ha superado las pruebas de búsqueda y rescate de personas utilizando su poderoso olfato. Se cree que en un futuro próximo estos perritos podrán formar parte de los cuerpos policiales para la búsqueda de personas en situaciones de desastre, que hayan quedado atrapadas en lugares pequeños donde estos canes tan pequeños podrán llegar sin problemas.

Entorno ideal

El entorno ideal para cuidar de un perro chihuahua no es para nada complejo ni exigente, sin embargo es necesario que considere algunas características que debe de tener para que el chihuahua viva feliz y agradable en medio de aquel lugar que será su hogar.

Primeramente hay que considerar que los perros  de raza pequeña y particularmente los chihuahuas no se adaptan a los cambios de temperaturas extremos, ni a grandes variaciones climáticas, esto es debido a su metabolismo acelerado que hace que prefieran vivir en ambientes cálidos, o en hogares donde puedan abrigarse y resguardarse en los interiores con buena calefacción. Se debe vigilar que el ambiente dentro del hogar tenga una temperatura apropiada, ya que los chihuahuas no soportan los climas fríos a temperaturas menores a 4°C, y si van a salir a la calle por un paseo, se debe abrigar bien, con los divertidos vestidos y trajes que puedes conseguir para los chihuahuas en las tiendas de mascotas. En esos días fríos las caminatas y los paseos tendrán una duración menor.

Desde el punto de vista afectivo, un perro perteneciente a la raza chihuahua requiere mucha estimulación emocional, es un can con un sensible temperamento, apegado a sus dueños, necesita de momentos especiales de calidad con su familia, compartir, cariños y mimos, a su vez requiere de un dueño con un carácter de líder que le enseñe a socializar y tolerar a otras personas, perros y demás mascotas. Los chihuahuas son grandes compañeros para personas solitarias de preferencia jóvenes, les gusta ser el centro de atención, son fieles a sus dueños, les gusta ocuparse en cualquier actividad, como juegos de búsqueda y también de agilidad.

En cuanto al espacio que necesitan, los chihuahuas son perros pequeños y por lo tanto no requieren de mayores áreas para poder vivir cómodos, de hecho estos son los perros modernos de las ciudades más urbanizadas, ideales para vivir en apartamentos u hogares pequeños. Si bien son perro muy activos, los chihuahuas se adaptan con facilidad a vivir en los entornos reducidos, eso sí, hay que sacarlos diariamente a sus paseos y caminatas en promedio unas tres veces. Dentro del hogar son muy activos y puedes verlos saltar de un mueble a otro.

En relación a las casas grandes con amplios jardines y patios, son una gran opción los chihuahuas, ya que en estos ambientes al aire libre pueden disfrutar las tardes de juego y diversión, corriendo, saltando y atrapando objetos jugando con sus dueños, sin embargo, siempre es recomendable ir con regularidad a un espacio abierto público como un parque o una plaza, en estos entornos el chihuahua aprende a comportarse, a convivir y a sociabilizar con los demás. Cabe recordar que  en los días de otoño y de invierno recuerdes abrigar a tu chihuahua así se trate de un paseo en el jardín de la casa, a los fines de evitar resfriados u otras enfermedades, recuerda que no toleran las bajas temperaturas.

Son excelentes perros de compañía. Les gusta que les presten atención y son fieles a sus propietarios. Son perros muy  activos y les gusta estar ocupados.

Al adoptar a un cachorro chihuahua recuerda que es un perro muy inteligente, pero ruidoso e hiperactivo, con un carácter que necesita ser moldeado por la educación y el adiestramiento de un dueño comprometido a tener una gran mascota. Con una familia amorosa, preocupada y comprometida que considere todas las necesidades de aseo, salud, higiene, alimentación y estimulación emocional que requiere el perro chihuahua, seguramente este can será una excelente mascota de compañía para cualquier hogar, ya sea que se trate de un dueño solitario o de una familia.