Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Skye Terrier

Skye-Terrier
Skye Terrier
5 (100%) 2 votes

Skye Terrier: Tu nuevas mascota

Conozcamos al skye terrier, un perro muy llamativo, al mejor estilo de la alta clase a la que pertenecen los aristócratas ingleses, que tuvo como fan a  la misma reina de Inglaterra, un amigo peludo muy elegante, de carácter fuerte y dominante, que si bien no es tan popular, es una raza digna de admirar no solo por su apreciado físico si no por su buena personalidad.

Su nombre fue adoptado de la conocida isla de Escocia, Skye, en la cual se cree que aparecieron por primera vez los perros de esta raza, cuando fueron cruzados algunos perros malteses españoles con terriers locales, y posteriormente adoptados por los granjeros para ser cazadores de alimañas, trabajo que desempeñan con gran virtud aun hoy en día. Más aun, existen evidencias de descripción de una raza compatible con el skye terrier desde el siglo XVI, por lo que estaríamos hablando de la raza de terriers más antigua conocida.

Este perrito tiene un físico muy llamativo, un pequeño cuerpo alargado, de estatura mediana a pequeña por unas cortas patitas redondeadas y musculosas, con unas orejas que parecen un par de pequeños cuerpos cubiertos por pelo, y unos ojos grandes muy expresivos y tiernos. Este perrito está totalmente cubierto por una capa doble de pelaje grueso semilargo o largo y liso, que es suave al tacto y que puede ser de color sólido, como negro o gris, o color crema con machas oscuras en el hocico y la cara.

Es un perro valiente, alerta y con un gran sentido territorial, por lo cual, no recibe bien ni a los extraños, ni a otros perros, suele ser evasivo, dístate reservado con ellos, y a veces hasta agresivo. Por lo que, la socialización es el proceso que se encargara de mitigar y controlar estas conductas para que no las desarrolle. Así mismo, los Skye terrier no son la mejor raza para convivir en hogares con niños, puesto que son poco pacientes y probablemente no podrán tolerar los juegos pesados de los pequeños.

Si deseas adoptar un perro de esta raza, presta atención a los cuidados que amerita en cuando a su adecuada alimentación, a su salud y a los procesos de vacunación y desparasitación, y principalmente a su higiene y aseo.

El abundante pelaje largo y liso del skye terrier amerita numerosos cuidados, empezando con un cepillado casi diario para evitar enredos, y baños cada 3 meses con productos de champú especiales para canes que no maltraten ni dañen su pelaje, sino que lo ayuden a mantenerse brilloso, limpio y suave.

El tener un skye terrier en casa puede ser una experiencia maravillosa. Su pequeño tamaño hace que no necesiten el estar en un ambiente muy grande y puedan vivir cómodos en la ciudad en un apartamento. Sus necesidades de ejercicio y actividad son pocos, para ellos con un par de paseos de 15 minutos diarios basta. Estos perritos son excelente compañía para abuelos y para solteros jóvenes.

Conoce a continuación todo sobre esta raza y descubre si te animas a adoptar a un Skye terrier.

Historia y Origen

Skye-Terrier

La raza Skye Terrier, se considera una de las más antiguas razas dentro del grupo de los perros terrier. La información indica que aun en los tiempos del siglo XVI, se identificaban perros descritos con las características físicas de este can. Su nombre, probablemente fue tomado a partir de la irla de Skye, la cual se ubica cercana a la costa de Escocia.

Se plantea que esta bonita y curiosa raza de terrier, surgió en el siglo XVI, por el interés de los granjeros en conseguir un perro que les sirviese para el trabajo, sobre todo para la caza de alimañas y roedores en las granjas.

Probablemente, los granjeros comenzaron a adoptar a los estos terriers, después de que ellos inmigraron de otro país de Europa. España. La historia cuenta que el antepasado de esta raza, llegó a la isla de Escocia desde España, siendo sobreviviente de un naufragio que tuvo lugar cerca de la costa de la Isla.

Se encontraron algunos perros malteses que lograron sobrevivir a la tragedia y que posteriormente serían adoptados por los granjeros y agricultores locales; en dichas adopciones se dieron cruces con los perros terriers locales, surgiendo así la raza, Skye terrier. Desde su origen, el Skye terrier nació para ser un perro de caza de animales de madriguera, de hecho, en la actualidad esta raza es una de las más atractivas y elegantes razas de perros.

El siglo del Skye Terrier fue el siglo XIX, pues su popularidad y fama crecieron rápidamente dándose a conocer, ya que la reina Victoria era una aficionada devota de esta raza, lo que hizo que este can se convirtiese en un importante miembro de la aristocracia de los ingleses.

Existe una historia en torno al comienzo de la de esta raza en la cual se demuestra una devoción y lealtad hacia los humanos. Alrededor del año de 1858, había un Skye terrier, cuyo nombre era Bobby, cuyo amo murió en ese año y había quedado huérfano.

Era tanto el amor que tenía por su amo que Bobby permaneció en las proximidades de la tumba de su amo en el cementerio de la iglesia de Greyfriars Kirk, ubicado en la ciudad de Edimburgo.

Los habitantes de aquella ciudad sentían afecto especial por el perro y se encargaron de alimentarlo y cuidarlo. Algunos años luego de su muerte, una mujer de la nobleza, la Baronesa y filántropa Burdett Coutts, en honor a Bobby, organizó la construcción de una estatua con la imagen de este perro en las puertas del cementerio. Desde ese año de 1873, la estatua de Bobby recibe a los visitantes de aquel lugar. Un siglo después, esta historia se recuerda en una famosa película.

A pesar de toda la fama y aristocracia a su alrededor, esta raza vio decaer su popularidad en las últimas décadas del siglo, al punto de que hoy en día los Skye terrier son poco conocidos fuera de su región, aunque sigue siendo uno de los favoritos perros para los distinguidos británicos.

Características de la raza

Skye-Terrier

Como si fuera un pompón de porristas, este peludo amigo, parece una alfombra de pelaje liso y largo andante. Su apariencia única y tierna, lo convierten en una raza muy apreciada y valorada, sobre todo por las distinguidas familias de la alta sociedad entre los británicos, resultado difícil de creer que esta bolita de pelos es un experto cazador de roedores y alimañas.

El skye terrier es un perro que se ubica en el grupo de las razas medianas. Las medidas de este can varían ligeramente de acuerdo al sexo, siendo los machos ligeramente más grandes que las hembras. La altura a la cruz del macho se sitúa entre 25 y 26 cm, si se mide su longitud, desde la punta de la nariz a la cola, la medida se encuentra entre unos 100 y 103 cm, suele tener un peso de 10 a 12 kg, aunque no es una medida restrictiva en el estándar de la raza. El cuerpo del skye terrier tiene la particularidad de ser algo más largo que alto, a pesar de lo cual, este perrito luce perfectamente proporcionado. Lo que describe el estándar de la raza de los skye terrier es que el cuerpo debe ser unas dos veces más alargado que alta, para que conserve esta figura característica y tan particular.

Podemos ver además que su cuerpo tiene un pecho profundo y largo, grueso, semejante al que tienen las razas altas, la espalda es arqueada y proporcional al cuerpo. La verdadera limitante en el tamaño del skye terrier son sus patas, cortas, redondeadas, aunque fuertes y musculosas. Pueden parecer un tanto engañosas, sin embargo, son bastante ágiles y le ayudan a moverse con elegancia, destreza y facilidad.

En cuanto a la porción cefálica, la cabeza del skye terrier es grande, fuerte, en proporción ancha y larga. Presenta un hocico ligeramente alargado, que es redondeado y simétrico. En la punta se observa una nariz o trufa de color negro. Además, presenta unos ojos de tamaño mediano, los cuales son oscuros o marrones, combinando con el pelaje, y se muestran muy expresivos, revelando la ternura y el cariño de su personalidad. En relación a las orejas, estas por lo general son grandes, la primera porción se dispone erecta, la porción final cuelga un poco, son como un par de cuernos cubiertos de pelaje liso y largo, a este nivel el pelo es muy abundante, lo cual es algo muy característico de la raza skye terrier.

En el extremo posterior se inserta la cola del Skye terrier, va a estar cubierta por un pelaje que se dispone a manera de flecos, haciendo  que este perrito se vea muy elegante y que se empareje en armonía con la disposición del pelaje en el resto del cuerpo. Usualmente la cola esta en actitud de reposo, caída, graciosamente se puede ver como el perrito la levanta cuando juega o está realizando alguna actividad.

La característica más resaltante de esta raza es su pelaje. Es un manto inconfundible, formado por dos capas, una interna, de pelo corto, suave, un tanto lanoso y tupido, mientras que la capa externa, que es la más notoria, es un pelo largo, duro, recto, suave y liso. Los colores por lo común son oscuros como el negro, el gris, el leonado, aunque hay ejemplares color crema con manchas oscuras. Siempre las orejas y la nariz son oscuras.

Comportamiento con otros perros

Skye-Terrier

El comportamiento social del skye terrier va a estar muy influenciado y marcado por aspectos de su entrenamiento, adiestramiento, convivencia, y sobre todo por la efectividad de un proceso de socialización en este can. Sin embargo, es un perro amistoso y cariñoso cuando desarrolla efectivas cualidades de personalidad que le permitan adaptarse al medio, a las personas y a compartir con otros animales.

Cuando el skye terrier esta frente a una situación extraña o un individuo desconocido, se muestra bastante suspicaz y alerta, con su ladrido da la señal de alarma de que algo no anda funcionando bien en su entorno.

En relación a su comportamiento con otras mascotas, se ha descrito que el skye terrier puede comportarse agresivo, evasivo e indiferente. Sucede que estos perritos tienen un carácter territorial, su personalidad es fuerte y se imponen para mantener su jerarquía social, de modo que el instinto de la competencia y de cazador sale a flote rápidamente cuando ve a otro perro entrar en su territorio.

Igualmente, se ha descrito que puede ser reservado, rechazar e incluso mostrarse agresivo con adultos desconocidos.

Por ello, esta raza de perros necesita de un proceso de socialización efectivo, que les permita una adaptación adecuada a los cambios en su ambiente, especialmente para la convivencia con personas, otros perros y otro tipo de mascotas. Cuando la socialización es buena y se hace a temprana edad se logra que el Skye terrier acepte el compartir con perros desconocidos un mismo territorio, aunque nunca van a llegar a ser los mejores amigos de dichas mascotas, pueden aprender a tolerarlas.

Preferiblemente, el proceso de socialización comenzará a temprana edad, cuando el skye terrier aun sea cachorro. Todo iniciará llevando a tu perrito a lugares donde fácilmente pueda entrar en contacto con otras personas, y animales, puede ser un parque, una plaza, déjalo que juegue, explore y se mezcle con los demás.

En este punto es importante que reprendas cualquier tipo de comportamiento negativo o agresivo que pueda tener, corrige oportunamente si ladra o si intenta atacar a otros.

Así mismo, puedes ir instruyendo sobre las reglas básicas como sentarse y acudir al llamado, incluso hasta traer objetos o cosas. Es muy útil incorporar al entrenamiento para mayor facilidad, una técnica como el refuerzo positivo, con el cual sea más fácil la adopción de las conductas deseadas por parte del cachorro. La edad apropiada para comenzar a entrenar a tu cachorro de skye terrier es alrededor de los cuatro meses.

En relación a otras mascotas, este perrito puede convivir con gatos, cuando han crecido juntos, el proceso de aceptación es más sencillo y tolerable en la convivencia. Sin embargo, con otras mascotas, especialmente roedores, tales como hámsteres, cobayos, inclusive hasta conejos, el skye terrier no es una buena opción de compañero, recordemos que este can tiene fuertes instintos y habilidades para la caza, que podrían llevar a accidentes en esta convivencia.

En resumen, la socialización puede adiestrar a un skye terrier para la convivencia, aunque no es el mejor amigo para otros perros o mascotas.

Dieta y alimentación

Skye-Terrier

La alimentación es un punto indispensable dentro de los cuidados y atenciones que debes tener con tu can, skye terrier. En el caso de esta preciosa raza, los nutrientes necesarios para mantener su pelaje brillante, suave y sedoso, solo se consiguen con una alimentación sana y adecuada cuyo dueño debe proveerle siguiendo ciertos consejos.

Lo primero a considerar a la hora de alimentar a tu skye terrier es, la edad, pues los requerimientos nutricionales varían en caso de que se trate de un cachorro, de un adulto o de un perro envejecido.

Son los cachorros los que necesitan mayor aporte energético principalmente proteico para crecer y desarrollarse hasta la adultez. Luego del año, o año y medio de edad, el skye terrier se considera un perro adulto y su alimentación estará dirigida a suplir su consumo diario de calorías de acuerdo sobre todo con su nivel de actividad.

Las opciones para alimentación son variadas, desde el pienso seco, el pienso húmedo y las comidas preparadas en casa a base recetas y dietas especiales para las mascotas. Sin embargo, apostamos a los métodos más tradicionales para su alimentación, y aseguramos con el pienso seco. Este producto es fácil de administrar, disponible en cualquier tienda de animales o supermercado, elaborado en varias presentaciones para cada etapa de la vida del can, sin complicarle mucho al dueño la alimentación del can.

Skye-Terrier

Asegúrate de adquirir un pienso seco de la mejor calidad, que le ofrezca a tu can una buena cantidad de proteínas derivadas de animales, que son las que poseen alto valor nutricional. En la tabla nutricional, verifica que el primer ingrediente de la preparación sean proteínas derivadas de pollo, res, o de pescado. Complementariamente, son necesarios cierta cantidad de carbohidratos y grasas saludables. Evita en lo posible alimentos elaborados con cereales agregados. Lo cereales son carbohidratos de pobre valor nutricional y pueden causar alergias tu can.

Las raciones de comida se dan repartidas por lo general, en dos comidas principales al día. Algunas veces se le ofrecen bocadillos entre las comidas, como huesos y croquetas. Se servirá por taza, entre una taza y media y dos tazas por razón.

Atiende el hecho de que no todos los perros comerán la misma cantidad de comida, unos pueden necesitar más que otro, dependo a su metabolismo y sobre todo a su grado de actividad. Estos perros pueden tener cierta tendencia a engordar, por lo que se aconseja cuidar y vigilar de cerca su alimentación y tratar la obesidad de inmediato estimulando constantemente el ejercicio  y la actividad física regular, ya que algunos perros exhiben un apetito manifiesto y excesivo.

El agua es una parte importante de la alimentación de los canes; si no se les ofrece de manera regular una taza de agua fresca, limpia y que se recambie diariamente, los puerros pueden olvidar el tomar agua hasta el punto que realmente sientan sed, por lo que debes darles agua constantemente o dejarla a su disposición para cuando sientan el deseo el agua esté a su alcance.

Salud y cuidados necesarios

Los cuidados de toda mascota se enfocan en prestar atención a sus necesidades básicas, estas son: cuidar se higiene y su aseo, proteger su salud, ofrecerle un buen entrenamiento y recreación y por supuesto la alimentación.

Skye-Terrier

El Skye Terrier es un perro muy fácil de cuidar en la mayoría de los aspectos, prácticamente el aspecto más demandante de sus cuidados es el aseo de su pelaje para conservarlo en perfecto estado y mantener su belleza.

Comenzando por este principal aspecto de su pelaje, el skye terrier demanda unas atenciones muy específicas sobre la higiene de su hermoso manto. El cepillado es un cuidado básico para su pelo, debes cepillarlo unas tres o cuatro veces por semana si no diariamente para evitar los enredos, ya que un pelo largo y liso como el de este can con frecuencia se enreda con facilidad. Además, el cepillado ayuda a remover los pelos muertos, y así a disminuir la cantidad de pelo que pierden los skye terrier.

En relación al baño, casi siempre esta raza es muy aseada, solo será necesario el baño si están sucios, más o menos a los tres meses. Al bañarlo, asegúrate de usar productos de baño, como champús y jabones especiales para perros que cuiden su hermosa cabellera larga y lisa y siempre la mantengan en perfecto estado.

Del mismo modo, debes limpiar sus orejas, ojos y nariz, con una toalla humedecida en una solución fisiológica y que esté limpia, una vez a la semana. La higiene bucodental es importante para prevenir los problemas de tipo infeccioso en las encías y en las piezas dentales, de modo que puedes cepillarlo con regularidad durante la semana, y desde pequeño para que se habitúe a esta rutina.

Para su entrenamiento, a pesar de ser excelentes cazadores de alimañas, el skye terrier no es el perro más activo del mundo, necesita de poco ejercicio, y puede conformarse con un par de paseos diarios de 15 a 20 minutos de duración para ejercitarse y mantener en forma. Lo que más necesitan estos perritos es compañía, no les gusta la soledad, pueden presentar ansiedad y agitación si permanecen solos por mucho  tiempo. Disfrutan mucho de la compañía de su amo, y le gustan las atenciones, los cumplidos y las caricias.

Por otro lado, la salud del skye terrier es bastante buena, son perros cuya esperanza de vida se sitúa entre los 10 y los 12 años. Siempre es importante estar atento y cuidar su salud, aunque son bastante fuertes, su morfología en particular puede predisponer a ciertas enfermedades de tipo osteoarticulares, como las deformaciones en la columna vertebral, en las extremidades y artritis.

El Skye  terrier puede verse afectado por cáncer, alergias, enfermedades autoinmunes y problemas tiroideos. Particularmente son graves las enfermedades autoinmunes, cuando aparecer puede conllevar a la muerte, se manifiestan afectando con trastornos de la coagulación graves.

Lo recomendable es llevar a tu Skye terrier cuando menos dos veces al año cada 6  meses con el veterinario, el profesional de salud es el encargado de detectar y prevenir cualquier enfermedad, y también de llevar al día su calendario de vacunas y desparasitaciones.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Skye Terrier

Skye-Terrier

En el entrenamiento del Skye terrier vamos a considerar ciertos aspectos que son importantes de seguir para lograr una adaptación adecuada para la vida de mascota, ellos se basa en el aprendizaje de ordenes básicas, la adopción de los hábitos evacuatorios en el momento de sus paseos, algunos juegos y actividades de entretenimiento, y por supuesto el proceso de socialización, esencial para la convivencia efectiva con otras personas y demás mascotas.

El entrenamiento del skye terrier, como el de todos los perros, está dirigido a fomentar la obediencia canina, y para ello, el entrenamiento se va a centrar en ciertos aspectos que son esenciales de adquirir en una mascota, y no solamente en la realización de ejercicios y de competencia.

Se comienza por lo general a la edad de 4 meses, lo más apropiado es iniciar antes de los 6 meses de edad, cuando aun es cachorro, ya que en esta edad temprana es más fácil la adquisición de conductas y el aprendizaje de los comportamientos, así como la corrección de hábitos inadecuados. Para facilitar este aprendizaje puedes tomar ventaja e incorporar alguna herramienta como el clicker o el reforzamiento positivo, que te facilite en el can la adopción de las conductas.

Debes descartar totalmente los castigos, no son bien tolerados en esta raza y pueden ser contraproducentes durante el adiestramiento.

El skye terrier puede presentar algunas dificultades durante su educación, problemas como agresividad y ansiedad por separación son frecuentes ya que esta raza necesita atención especial en el tema de la socialización.

Estos inconvenientes se relacionan muchas veces con un mal trato por parte del propietario o criador. El carácter que el dueño debe tener hacia su can debe ser un carácter amigable, firme, pero paciente, y calmado, ya que todos estos inconvenientes se pueden corregir con un adiestramiento canino apropiado.

Debido a los retos que plantea la educación de esta raza de perros, lo ideal es que su dueño tenga cierta experiencia en el cuidado y entrenamiento de un can, si bien no necesita ser experto. Se empieza con la instrucción de las órdenes básicas, tales como sentarse, acudir al llamado, y traer objetos (pelota, juguete), cuando la conducta sea la esperada se da un refuerzo positivo o alguna felicitación; en caso contrario, se indica se repite el procedimiento de la orden.

El skye terrier debe entender que su dueño es su líder. Algunos consejos para que sepa cuál es su lugar como mascota son por ejemplo, al salir a pasear, nunca dejes que tu perro tire de la correa como si él estuviera llevándote, sujétala firme cada vez que quiera salir corriendo y no te muevas del sitio hasta que entienda que debe caminar a tu lado. Esto marca el lugar de quien es el líder. Además, este perrito es muy sensible, responde bien a la voz firme, y atenderá cuando le indiques lo que debe hacer.

Con un entrenamiento efectivo, sin lugar a dudas, el skye terrier se convertirá en una mascota de lujo en tu hogar.

Comportamiento con los Humanos

Skye-Terrier

Los miembros de esta raza, skye terrier, ocultan un carácter fuerte, dominante, tenaz y muy valiente, detrás de una tierna apariencia de muñeco de felpa.

Esta raza describe a sus ejemplares como perros muy leales, afectuosos y cercanos con sus seres queridos, en su grupo familiar, por lo común desarrollan un vínculo especial con una persona con la cual son más apegados, cariñosos y al cual siguen a todas partes, por ello, se considera que estos perritos son “cachorros de un solo dueño”.

Una hermosa historia basada en la vida real, describe como un perro de esta raza acompaño a su dueño aun después de la muerte durante el resto de su vida, nunca se apartó del cementerio donde se encontraba enterrado su amo.

En relación a su conducta con los extraños, el skye terrier tiende a ser reservado y evasivo con los extraños, a veces puede incluso comportarse en alerta y hasta agresivo. Su ladrido, te indicará que hay una situación acontecimiento. Por otro lado, con las personas cercanas a él, este perrito es muy especial.

Demanda la compañía de su persona especial, no solo verlos de ocasionalmente. Sufren mucho si se da el caso de que su amo trabaja y pasan mucho tiempo solos en casa, incluso, este tiempo solo cuando es excesivo puede causar que el perro desarrolle estrés y ansiedad, y comience a tener comportamientos como rasgar los muebles y demás cosas dentro del hogar. De modo que, si trabajas en exceso y tu hogar permanece mucho tiempo solo, reconsidera el adoptar un perrito skye terrier.

Fiel y cariñoso, este can es muy apegado a los suyos, los respeta, y aunque es territorial y dominante, sabe reconocer en su dueño la figura del líder, obedecerlo y seguirlo a todas partes en el hogar. Con los demás miembros de la familia, también se muestra muy cariñoso y afectuoso. Cuando está bien socializado, tolera nuevas situaciones, como ambientes de visita donde esté rodeado de personas ajenas a su hogar, aunque siempre se mostrará distante y reservado, ya que solo guarda sus afectos para su familia.

Los perros de esta raza son una muy buena compañía para personas mayores, o jóvenes solteros, es preferible que no hayan niños en casa, pues no toleran bien los juegos pesados de los pequeños, además de ser poco pacientes, podrían morderlos si se sienten molestados o amenazados.

En otros aspectos, se dice que el skye terrier es un perro complaciente y que disfruta de los cumplidos y caricias de sus seres queridos, por lo que siempre estará ansioso e impaciente por complacer a los suyos. Le gustan los mimos y las recompensas, y se muestra muy voluntarioso.

Entre sus habilidades destaca su notable inteligencia y su muy desarrollado sentido del olfato, por lo que son excelentes cazadores de roedores y otras alimañas. De hecho, en su historia esta descrito que cuando esta raza aparece, los granjeros los criaban para emplearlos en este tipo de trabajos. Así que, además de ser perro de compañía y un excelente cazador, es también un buen perro guardián, protege su territorio y defiende su entorno y a su familia.

Entorno ideal

Skye-Terrier

El skye terrier es un buen perro para la mayoría de los hogares, en lo que respecta a espacio sus exigencias son muy pocas, gracias a sus características físicas. El entorno ideal para esta raza, no tiene mayores consideraciones, ya que al ser una raza de tamaño pequeño a mediano, se mueven libre y felizmente por igual en un pequeño apartamento de ciudad, que en una enorme granja en el campo.

Así mismo, este can no necesita grandes cantidades de ejercicio, lo que hace que pueda vivir sin problemas en medio de lo urbano de las ciudades. Sin embargo, el dueño debe comprometerse con ciertas actividades regulares que sirvan de estimulación para su can, el skye terrier amerita de esos cuidados para mantenerse en forma, conservar su salud y realizar sus necesidades fisiológicas.

Con respecto al tema del clima, recordemos que la raza skye terrier, presenta un hermoso pelaje de doble capa, con una capa interna corta, rizada adherida a la piel, que sirve de protección para los fríos días del invierno, sin embargo, siempre es bueno ofrecerle protección adicional, si le consigues un coqueto abrigo para perros en cualquier tienda de mascota, seguro luirá sensacional mientras lo paseas por la calle. Caso contrario sucede con el caluroso verano, la muda de cabello puede aumentar por el calor, debes asegurarte entonces de aumentar la frecuencia de las veces que cepillas su pelo, así como ofrecerle el agua suficiente para que se mantenga hidratado y también darle un ambiente fresco y acondicionado dentro del hogar para su descanso.

El skye terrier puede llegar a ser una mascota maravillosa posterior a un efectivo proceso de entrenamiento. Sus dueños más apropiados son las personas mayores o los jóvenes solteros sin niños, por el tema de que demandan excesiva compañía y atenciones, no así sucede con los niños, quienes pueden tener juegos pesados que ante un perro de esta raza, que es poco paciente y de carácter fuete, pueden no ser bien tolerados, y en consecuencia, rechazarlos o atacarlos cuando son molestados o amenazados.

Del mismo modo, el dueño del skye terrier debe ofrecerle un entorno de amor, atenciones y presencia, ya que experimentan mucho estrés cuando son sometidos a la soledad por largos períodos, la ansiedad también los ataca y pueden incluso retroceder en su adiestramiento y adoptar conductas destructivas. En lo que respecta a actividad física y ejercicio las exigencias son mucho menores, solo basta con un par de paseos diarios, y algunas veces durante las semanas sacarlo a alguna actividad al aire libre, como jugar, atrapar cosas, o simplemente correr en el parque, lo cual estimula al can tanto física como psicológicamente y mejora la relación con su amo y con toda la familia en general.

Querer a un skye terrier como mascota, implica conocer todos estos aspectos para ofrecerle un adecuado entorno físico, emocional y familiar que le permita expresar las mejores cualidades de su personalidad así como modificar las conductas perjudiciales.