Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Schnauzer

Schnauzer
Schnauzer
5 (100%) 7 votes

Schnauzer: Tu nueva mascota

El Schnauzer es un perro de raza pequeña y elegante, se caracterizan por ser cariñosos, amigables y con una inteligencia superior al promedio.

Los Schnauzer tienen como característica principal barba y cejas largas. Poseen una doble capa de pelo, la externa o manto de protección que es dura, y la capa interna que es suave. Son el resultado del cruce de las razas Schnauzer Estándar, Poodle y Affenpinscher.

Es un perro originario de Wurtemberg, Alemania. Su nombre deriva de la relación de las palabras alemanas Schnauze y Schnauzbart, que significan “hocico” y “bigote” respectivamente. Estos eran criados para pastorear, pero al notar su inclinación natural por cazar ratas y animales pequeños de granjas se fue reduciendo su talla y orientando los cruces a obtener una raza orientada a esta actividad. Fue también utilizado con propósito militar en la I y II Guerra Mundial.

Según su tamaño se subdividen en tres tipos:
• Schnauzer miniatura – mide entre 30 y 36cm y pesa entre 5,4 y 9Kg.
• Schnauzer estándar – mide entre 44 a 50cm y pesa entre 14 y 20Kg.
• Schnauzer gigante – mide entre 58 y 71cm y pesa entre 25 y 48Kg.

Los Schnauzers miniatura sueltan poco pelo y han sido clasificados como hipoalergénicos (es decir, que no suelen provocar alergias) por el American Kennel Club. Sin embargo, hay que cepillarlos diariamente porque su pelo tiende a formar nudos. Es importante mantenerlos aseados, sobretodo en el área de las orejas, ya que en caso de no cuidarlos pueden sufrir de otitis u otras afecciones.

Pueden ser de diversos colores, negro y plata, negro sólido, gris y blanco, blanco puro, entre otros. A pesar de su pequeño tamaño son muy fuertes, poseen un gran espíritu de superación y son muy fuertes, lo que es ideal para poder hacer excursiones y practicar deportes con ellos.

Los Schnauzer viven en promedio entre 12 y 14 años, pueden pesar entre 4 y 8Kg.

Las camadas de estos perros Schnauzers suelen ser numerosas, y por lo general se alimentan de forma artificial. Generalmente al poco tiempo de nacer se les corta el rabo, además, algunas personas suelen cortarles las orejas también cuando tienen entre 60 y 90 días. Estos animales no toleran la leche de vaca, si en algún momento necesitan tomar más calcio deben hacerlo a través de un medicamento especifico o algún producto especial en polvo para perros.

Schnauzer

Los Schnauzer son perros muy territoriales y leales que desconfían en los desconocidos y se entregan a su familia o dueño en cuerpo y alma. Son ideales para las familias con niños pequeños o que ya tienen otros perros ya que son muy nobles y equilibrados. Son protectores por naturaleza y por tanto suelen estar atentos a cualquier anormalidad en el entorno para poder avisar oportunamente.

Deben ser entrenados adecuadamente desde pequeños ya que esta cualidad puede ocasionar que ladre descontroladamente.

Necesitan de mucho ejercicio al aire libre, así se logra rebajar sus excesos de energía y evitar que se vuelva hiperactivo, excesivamente ladrador o aplique su gran vitalidad a perpetrar ideas destructivas como agujerear el jardín, escaparse o morder objetos en casa. Es un perro con mucha energía, disfruta tanto de la tranquilidad como del juego, dependiendo el momento en el que se encuentre. Es muy importante mantenerlo ocupado, son rápidos y fáciles para aprender trucos.

Debido a su tendencia a ladrar ante ruidos extraños resultan ser muy buenos perros de guarda. Este perro al ver algo inusual ladrará sin cesar, al igual que al ver un perro de mayor tamaño, ellos no toman en cuenta la diferencia de tamaño así que se debe suponer que es un perro muy valiente.

La Federación Cinológica Internacional no permite el cruce entre variedades de color, lo que ha reducido las mejoras entre las variedades de color blanca, negra y negra plata, ya que la mayoría de los criadores que siguen el estándar de la raza se concentran en la variedad sal y pimienta.

En 1933 el American Kennel Club reconoció el Schnauzer miniatura como una raza distinta al Schnauzer estándar y llegó a ser la tercera raza más popular en los Estados Unidos. Actualmente es una de las razas preferidas para la compañía de familias, así como también para ser utilizado como perro guardián y policía en muchas ocasiones.

Esta raza ha ido obteniendo títulos en las pruebas de obediencia en las competencias. En los Estados Unidos el primer Schnauzer que ganó un título de Perro de Utilidad (Utility Dog, UD) fue Ch. Mein Herr Schnapps UD, un ejemplar miniatura cuyo propietario escribió: “Un perro bien adiestrado es todo un placer”.

Desde los años 50, más de 120 Schnauzer Miniatura estadounidenses han ganado títulos tanto en el ring de belleza como en obediencia. Quince ejemplares no sólo han obtenido un título de campeón de belleza sino que también han obtenido sus títulos de Perro de Utilidad. Más de diez Schnauzer han conseguido el título de UCX (Utility Dog Excellent).

Schnauzer

Además, también sobresalen en las pruebas de Agilidad, donde se les enseña a correr por un circuito con vallas, escaleras, saltos y varios obstáculos.

Historia y Origen del Schnauzer

No se sabe con precisión el año o la época en la que apareció el Schnauzer, algunos mencionan historias de ganaderos y artesanos que recorrían la Alemania del siglo XIV con sus mercaderías y usaban estos perros para cuidar las mismas en los pueblos donde llegaban debido a que era un perro suficientemente grande para hacerse notar si alguna situación de peligro se presentaba, y a la vez eran lo suficientemente pequeños para ser transportados en las carretas cuando se transportaban desde un lugar a otro.

Este es el relato más conocido sobre los orígenes de la raza por lo que se supone que sean el más real o cercano a la realidad.

Otro indicio de la antigüedad de la raza está representado en los cuadros de Alberto Durero, el más notable de los cuales es su obra titulada Virgen con muchos animales, pintado en 1492. Durero debía, evidentemente, tener un Schnauzer, ya que sus obras posteriores parecen mostrar al mismo perro a medida que envejecía. Es decir que el Schnauzer como lo conocemos tiene por lo menos 500 años de antigüedad en Europa.

Muchos artistas de la época representaron al Schnauzer en sus obras, por lo que sabemos que era un perro muy apreciado ya que no es casualidad que se lo pueda ver en tantas obras Lucas Cranach lo representó en un tapiz en el año 1501 y en otras obras de su autoría se pueden ver perros parecidos al Schnauzer, pero el pintor más conocido que representó en sus obras a este pequeño can fue el propio Rembrandt, quien se dedicó a pintar en sus obras a esta raza en varias oportunidades. En el siglo XVIII el pintor Sir Joshua Reynolds lo represento en una de sus obras.

El Schnauzer es conocido como Mittelschanauzer en Alemania y Standard Schnauzer en los Estados Unidos de America, y Schnauzer mediano en otras partes del mundo, mucho se le ha confundido con sus parientes miniatura y gigante pero la realidad es que son tres razas distintas entre sí que comparten ciertos rasgos pero que pertenecen a distintos tipos.

Tanto el Schnauzer miniatura como el gigante tienen gran parecido entre si los criadores crearon claramente razas distintas, razón por la cual el “Schnauzer” viene a ser su apellido, este nombre se les coloco probablemente en la época en la cual eran menos conocidos y se los llamaba de esta forma por tener pelo en el hocico.

Los pinscher de pelo duro (nombre con el cual se les conocía en la época) fueron expuestos por primera vez en la tercera exposición canina internacional de Hannover en el año 1879, fueron expuestos tres ejemplares y uno de ellos se llamaba “Schnauzer” y desde ese momento se le conoce a la raza con este nombre.

En Alemania donde la raza tuvo origen las tres razas de Schnauzer pertenecen al mismo club de la sociedad canina y siguen perteneciendo hasta la actualidad aunque son cuidadosamente criados por separado para mantener la pureza de las razas. En los estados unidos el standard Schnauzer es criado y exhibido junto a su primo gigante como perros de trabajo, mientras que en gran Bretaña es exhibido junto a su primo miniatura entre los perros de utilidad.

El Schnauzer fue usado durante la primera guerra mundial como parte de la cruz roja y como perros del correo por el ejército alemán, sus características principales tamaño pequeño, obediencia e inteligencia, así como la facilidad de entrenamiento los hicieron perros muy apreciados en la difícil época.

Aunque en la época anterior a la guerra se exportaría uno que otro Schnauzer y comenzaron a ser conocidos en algunas pates del mundo no fue hasta después de la segunda guerra mundial cuando los soldados que regresaban a sus hogares llevarían consigo ejemplares de estos perros a los cuales llegaron a apreciar, de este modo se multiplicó exponencialmente la presencia del Schnauzer en los países donde no era tan conocido y llegó a hacerse un perro de cría domestico muy apreciado luego de la guerra.

En los estados unidos la raza ganó popularidad rápidamente y en el año 1925 se creó el Schnauzer Club of America, de principio se presentaban al miniatura y al standard juntos pero luego se les presento como dos razas distintas. Hasta la fecha han aparecido varios clubes auspiciados por la sociedad canina nacional y la popularidad del Schnauzer ha ido aumentando en Norte America.

El Schnauzer nunca ha tenido la misma popularidad que el Schnauzer Miniatura y que el Gigante. No obstante, y debido a un pequeño grupo de aficionados entusiastas, se ha podido apreciar un pequeño crecimiento. En el año 2000 nacieron unos 300 cachorros en el Reino Unido, lo que representa sólo alrededor del 1% de la población canina total.

Esta actual falta de popularidad ha hecho que la labor de encontrar un cachorro de Schnauzer no siempre sea fácil. Los aspirantes a propietarios deben esperar pacientemente para obtener un cachorro, especialmente si el sexo del animal es un asunto que consideran importante.

Características de la raza

Schnauzer

El schnauzer es una raza de perro miniatura, mediana y gigante con una musculatura bien distribuida, es fuerte y ágil. El schnauzer miniatura no mide más de 36 cm de altura mientras que el mediano tiene una altura de 45 a 50 cm, por último el gigante puede medir de 60 a 70 cm de altura.

El peso que tenga cada ejemplar depende de su tamaño, la versión miniatura tiene un estándar de peso ideal de 4 a 8 kg, el mediano de 14 a 20 kg y el gigante de 37 a 45 kg.

Al schnauzer le encanta hacer ejercicio y estar ocupado con actividades divertidas. También le encanta comer en gran manera por lo que hay que controlar su ingesta diaria para evitar el sobrepeso en un futuro. Necesita drenar su exceso de energía cada día para sentirse cómodo y tranquilo. Si se tiene un departamento hay que dedicar tiempo para sacarlo a hacer ejercicio en espacios abiertos como por ejemplo una plaza para que pueda jugar y correr a su gusto.

Posee una cabeza con forma alargada y cuadrangular bien proporcionada conforme a su cuerpo.

Sus orejas de inserción alta tienen forma triangular en sus extremos y descendidas en la parte final. Si se opta por cortarlas las tendrá erguidas hacia arriba.

Su pelaje debe poseer tonalidades grises, negras o blancas, existen tonalidades de gris más oscuras conjunto a pelos más claros, a este tipo de pelaje se le llama comúnmente como “Sal y pimienta”. Su capa de pelaje más externa tiene una textura algo brusca y rígida, la capa interna es mucho más suave y sedosa.

El pelo situado en las cejas y barba es más largo que el pelaje del resto de su cuerpo, confiriéndole una apariencia única. Esta característica es la más resaltante de la raza ya que se puede identificar fácilmente por ello.

Su cola es pequeña y corta con una ligera curvatura hacia arriba.

El schnauzer tiene un promedio de vida alrededor de 14 años, por lo que es un perro que posee una esperanza de vida media.

A los schnauzers que están en sus primeros meses de vida hay que darle cuidados especiales y estar muy al pendiente de ellos. Se alimentan de la leche que les proporciona su madre por la lactancia, hay que vigilar que toda la camada de cachorros recién nacidos puedan obtener leche de su madre en igual cantidad, esto es fundamental en su primer mes de vida ya que influye directamente en el desarrollo de su crecimiento.

Si su madre no produce la leche suficiente para la camada se pueden usar otros métodos como leche formulada especialmente para cachorros o un plan de alimentación especial, en todo caso hay que consultarlo con un veterinario.

Los recién nacidos no pueden mantener su propio calor corporal por lo que buscan estar cerca de su madre, por esto que hay que procurar que estén en un ambiente cálido, también hay que mantener un nivel de iluminación adecuado.

Cuando el cachorro camine, juegue y desarrolle curiosidad por todo será el momento de comenzar con algo de adiestramiento. Esta raza se caracteriza por tener una amplia inteligencia por lo que acatara lo que se le dice en un tiempo corto la mayoría de las veces. Al ser un cachorro tendrá mucha más energía y puede que cause problemas como lo son romper papeles, zapatos o cosas que se dejen a su alcance ya que sus dientes estarán saliendo y con ello sus ganas de morder todo lo que ve.

Para evitar un mal comportamiento se le debe reñir firmemente, sin gritar ni emplear la violencia y guiarlo a hacer lo correcto siempre, para que así en un futuro sea un perro con un comportamiento equilibrado y correcto. Exprésale una desaprobación firmemente cuando haga algo indebido señalando el daño que causo, así entenderá que está prohibido ese tipo de actos.

También hay que instruirlos en el tema de donde van a hacer sus necesidades, hay que buscar un lugar específico para que se acostumbren a hacerlo allí o enseñarles en los momentos de salidas de la casa.

Un cachorro tendrá muchos caprichos y uno de ellos puede ser subirse en los muebles, camas o sillas, no hay que dejarlo subir si no se quiere esta conducta en un futuro.

En esta etapa hay que pasar tiempo con el cachorro jugando, acariciándolo y hablándole, esto lo hará muy feliz ya que le encanta estar en compañía de su dueño. También hay que darle a conocer a todos los miembros del núcleo familiar para estrechar sus relaciones.

Dieta y alimentacion del Schnauzer

Schnauzer

El schnauzer necesita una dieta balanceada conforme a sus necesidades nutricionales, hay que tener en cuenta siempre su ritmo de alimentación y horarios para no incurrir a errores. Esta raza es glotona por naturaleza por lo que hay que controlar la cantidad de comida para que no coma demasiado y con ello afecte su peso corporal. Para un adulto lo mejor es separar las raciones diarias en dos porciones.

A pesar de ser voraz con la comida en el caso del agua no es lo mismo ya que sabe administrarla de buena manera para tomar lo necesario, es importante que su recipiente este limpio y el agua fresca. Esta hay que cambiarla cada día.

Hay muchas opciones en cuanto a alimentos que se pueden usar, un ejemplo seria la comida natural y la comida procesada.

Hay variedades de marcas y calidades en cuanto a la comida procesada para perros, algunos tipos pueden resultar beneficiosos para el perro, pero en muchos casos estos alimentos de croquetas secas no son de preferencia para el schnauzer por lo que puede ser difícil lograr que coma con naturalidad el producto. Otra desventaja es que en muchos casos estos alimentos no poseen los nutrientes necesarios que necesita la mascota por lo que habría que buscar una opción segundaria a la hora de las comidas.

Una alternativa a estos alimentos es la comida natural sin procesar, esta conserva todos sus nutrientes intactos, pero puede resultar difícil equilibrar las porciones de cada alimento para que sustente de forma eficaz al schnauzer, pero sin duda es una buena posibilidad en cuestiones de alimentación.

También se pueden combinar ambas opciones pero hay que tener en cuenta que es posible que la mascota se incline más a comer el alimento natural ya que es de su preferencia y deje el alimento procesado. En este caso es mejor acostumbrarlo a las croquetas ya que la comida natural podría desencadenar en ocasiones problemas estomacales.

Hay algunos consejos que se pueden seguir si se quiere una alimentación de calidad:

  • Si se alimenta con croquetas artificiales lo mejor es elegir una marca de buena calidad, se recomienda revisar la tabla de contenido para calificar si es beneficioso o no para tu perro. La comida procesada de alta gama suele tener un precio más elevado que las normales pero estas tienen un buen equilibrio en sus nutrientes.
  • En caso de querer cambiar de alimento en croquetas hay que hacerlo poco a poco, si se hace demasiado rápido podría desencadenar dolores estomacales y diarrea. Hay mayor riesgo de esto si es un cachorro.
  • La leche de vaca no es recomendable para él, la mayoría de los schnauzers no la tolera bien, por lo que si se necesita calcio se podría recurrir a quesos, yogures, o incluso suplementos. En caso de cachorros que estén huérfanos y todavía tomen leche es mejor recurrir a un veterinario que le pueda recetar alguna fórmula láctea en polvo para perros.
  • Hay que establecer un límite diario en la cantidad de comida, ya que el schnauzer fácilmente puede comer en sobremanera por su apetito voraz, si dejamos que coma a sus anchas en poco tiempo podría desarrollar sobrepeso.

Hay alimentos que son dañinos para nuestro schnauzer, hacerlos consumir estos alimentos puede desencadenar diversas afecciones, entre ellas están los dolores estomacales, vómitos y diarrea en casos leves.

En otras circunstancias más graves están las obstrucciones intestinales, problemas renales e incluso hasta la muerte. Algunos de estos alimentos son: el ajo, las chucherías dulces y el azúcar, café, chocolate, el huevo crudo, las nueces, tomates, uvas, aguacate, cebolla, etc.

También hay alimentos que se permiten y son beneficiosos para agregarlos a su dieta diaria, están las lentejas, frutas como la toronja, los frutos secos, algunas verduras como la zanahoria, lechuga, brócoli, coliflor, remolacha, apio y las algas. También las carnes como pollo, pescados y corderos.

En caso de que sea un cachorro que este empezando sus primeros meses de vida, lo mejor es dejar que se supla con la leche que le proporciona su madre.

Cuando el cachorro empiece a dejar el pecho de su madre se puede comenzar a introducir la comida, las croquetas tienen que estar humedecidas ya que el cachorro es muy pequeño para poder masticarlas.

En sus primeros 3 meses deberán consumir de 150 a 200gr de comida humedecida en 4 porciones al día.

En su 4to y 5to mes deben consumir una media de 250 gramos de comida seca en 3 porciones al día.

En su 6to y 7mo mes necesitaran una ración de 300 a 400gr, en 2 porciones al día.

Por ultimo a partir de su 8vo mes requerirán 300gr diarios repartidos en 2 porciones al día.

Comportamiento del Schnauzer con los Humanos

Schnauzer

El schnauzer tiene un carácter juguetón, cariñoso y afable, le encanta convivir con la familia por lo que es ideal para las que tienen niños.  Goza de mucha energía por lo que puede jugar mucho tiempo con ellos sin cansarse

Es muy fiel y apegado a su dueño, siempre tendrá cariño y tiempo para él.

Estos están al pendiente de todo lo que pasa a su alrededor por lo que si perciben algo extraño en el ambiente hay una presencia de una persona ajena a la familia o desconocida no dudara en ladrar para alertar a su dueño. Tiene un fuerte instinto guardián junto con una actitud territorial por lo que es bastante preocupado y atento.

Es muy inteligente por lo que cada día aportara convivencias positivas, tiene una manera de comunicarse muy acorde, con él se puede establecer un fuerte vínculo afectuoso.

Los schnauzer naturalmente son muy amigables pero hay excepciones que conviene socializar frecuentemente para dejar atrás una mala conducta, se puede aprovechar los paseos y visitas a otras casas para adiestrarlo en este punto. Si le tiene desconfianza a las personas que van de visita al hogar, algún familiar o un desconocido lo mejor es ir poco a poco pero con firmeza en cada paso.

Para acostumbrarlo a su presencia hay que dejar al perro en un espacio junto a la persona mientras mantienen algo de distancia, de esta manera el perro se irá dando cuenta que el humano no es una amenaza. Luego podrá introducirse al contacto físico con el desconocido empezando por una leve caricia para reconocerlo como alguien afectuoso que no le quiere hacer daño.

Que aprenda a relacionarse llevara su debido tiempo por lo que hay que tener bastante paciencia.

Su personalidad se moldea conforme a las experiencias y tratos que haya tenido, por lo que si fue molestado o maltratado es difícil que vuelva a confiar en esa persona. No hay que esperar un trato amigable por su parte en estos casos.

Es desconfiado con los extraños, ya que los cataloga como un peligro para su familia y hogar.

Los cachorros schnauzers en ocasiones es posible que muestren algo de miedo o desconfianza a los extraños, ya sea por desconocimiento o por otras razones, lo mejor es introducirlo poco a poco en la socialización, hacerlo tempranamente puede traer resultados muy beneficiosos en un futuro.

Los paseos son una gran opción para hacer que se involucren con las demás personas, desde temprana edad son buenos para que en un futuro cuando sean adultos no tengan problemas con las visitas ni desconocidos.

En sus primeros meses de vida se forma su temperamento y personalidad por lo que hay que darle todos los recursos posibles para que se relacione bien, así aprenderá rápidamente a convivir en armonía con los demás.

En cambio, si un schnauzer adulto no ha tenido la socialización necesaria o incluso ninguna puede tener problemas para relacionarse con normalidad, en este caso hay que socializarlo poco a poco haciendo de los paseos y conocer personas nuevas un hábito diario.

Un impacto negativo que tiene los adultos que no están socializados es la territorialidad y distanciamiento, esto los puede llevar a ser desconfiados y en peores casos agresivos con los desconocidos, por ello tener una socialización desde que son cachorros es lo más adecuado para que sean adultos con una personalidad equilibrada.

Si se tiene perseverancia y sobre todo paciencia se puede adiestrar en un periodo de tiempo más corto pero hay que tener en cuenta que un schnauzer adulto necesita más tiempo y dedicación que un cachorro ya que en sus primeros meses no recibió orientación de este tipo y por consecuente adquirió actitudes que no son bien vistas.

En caso de ponerse a gruñir en presencia de alguien desconocido hay que corregir el comportamiento de una manera firme, por lo que se le dirá un firme “No”, sin gritar ni hacerle daño, luego el schnauzer  instintivamente se replanteara si la persona desconocida es una amenaza. Cuando logre comportarse de buena manera frente a los desconocidos hay que reconocer su buena actitud actuando con refuerzo positivo, ya sea una golosina o caricia le demostrara que cada vez que repita la acción será recompensado.

Una buena actitud en un principio seria estar junto a la persona sin mostrar una actitud distante ni desconfiada. Cuando ya esté un poco más socializado se relacionara con más naturalidad y empatía.

La socialización para los schnauzers es un punto muy importante ya que con ella podrán relacionarse con mucha más facilidad en el entorno que los rodean.

Comportamiento del Schnauzer con otros perros

Schnauzer

El schnauzer la mayoría de las veces es muy sociable y se relaciona con facilidad en un ambiente donde hay otros perros. Esta raza se caracteriza por tener un comportamiento muy amigable con cualquiera que lo rodee. A pesar de esto el schnauzer tiene un carácter territorial por lo que es necesario socializarlo regularmente.

Este perro tiene un fuerte sentido de protección a la familia por lo que en ocasiones puede que esté a la defensiva.

Un schnauzer necesita de una socialización temprana si se quiere que no tenga problemas en un futuro, mientras son cachorros tienden a no tener desconfianza o inseguridad ya que todavía se está formando su temperamento, estos están llenos de curiosidad por conocer otros de su misma especie.

Para socializar un cachorro hay que tener en cuenta varios puntos:

  • Tener todas las vacunas es algo primordial si se va a salir a un paseo para conocer otros perros ya que podría haber alguna enfermedad presente en alguno de ellos y el cachorro al ser joven tiene mucha susceptibilidad a ellas.
  • Es importante buscar mascotas que sean calmadas y pacíficas, de esta forma podrán relacionarse más tranquilamente y el momento será más reconfortante para nuestro schnauzer. Las mascotas muy hiperactivas, territoriales o agresivas pueden dejar una muy mala impresión de la socialización a nuestro cachorro y por consecuencia que este niegue el contacto con los demás perros o se aísle.
  • Las mascotas que tengan un tamaño y edad parecida son las que mejor se relacionan debido a que suelen tener más cosas en común. Con estas mascotas es más adecuado introducir a nuestro schnauzer a la socialización para así evitar problemas. Luego cuando ya tengan algo más de experiencia se seguirá con mascotas que tengan mayor o menor tamaño.
  • Los paseos deben ser en zonas amplias y de poca territorialidad para otros perros, los parques y lugares en las calles suelen ser una gran opción ya que son zonas públicas en donde muchos perros se pueden encontrar sin necesidad de que crean que es su territorio.
  • Para comenzar una buena relación con otra mascota hay que dejar que se identifiquen y huelan para que se conozcan, los perros manejan muchas cosas por su olor, por lo que este es un paso importante para tener éxito. Hay que dar libertad a nuestro schnauzer para relacionarse con las mascotas que le agraden.
  • También es de importancia involucrar a nuestro schnauzer con otros animales para que en un futuro cuando sea adulto no tenga una mala reacción.

Si el schnauzer ya no es un cachorro y no ha recibido la socialización necesaria o incluso ninguna habrá que introducirlo poco a poco ya que podría tener diferentes reacciones a esta nueva experiencia.

Sacarlo del hogar puede ser un problema si no se ha acostumbrado a la presencia de otros perros. En este caso durante los primeros paseos es mejor que se tenga un poco aislado de los demás perros ya que si nuestro schnauzer tiene cierta territorialidad podría mostrarse desconfiado o incluso agresivo en algunos casos. Después de que tenga cierta experiencia hay que dejar que huela a su alrededor y encuentre otro perro con el cual sentirse bien en compañía, es importante que se sienta cómodo ya que esto recae mucho en como se desarrolle su gusto por la socialización.

Si nuestro schnauzer en algún momento gruñe o se muestra mínimamente agresivo hay que reprender esta conducta con un firme “No” y una actitud desaprobatoria, esto le demostrara que no está bien mostrar esa conducta entre los demás perros. Siempre hay que estar al pendiente de su actitud en presencia de las demás mascotas ya que no tuvo un desarrollo fluido en la socialización desde cachorro que es donde se podía predecir mejor sus próximos movimientos.

Si nuestra mascota responde de buena manera a los estímulos sociales de las demás hay que recompensarla para hacerle saber que es lo correcto.

Un método es el de darle una golosina cada vez que se comporte bien, esto le resulta muy atractivo y por ende querrán hacer lo necesario para conseguirla, pero un aspecto negativo de estas es que la mayoría de las veces no son saludables para la dieta general de nuestro perro.

Otra opción que se puede aplicar son las caricias. Procura darle mimos y hablarle a tu perro cuando se comporte bien, de esta manera estrecharas más el vínculo afectivo con él además de ser un refuerzo y motivación positiva.

Salud y cuidados generales

Schnauzer

El schnauzer necesita muchos cuidados con respecto a su pelo, este perro al ser tan lanudo hay que asearlo y acicalarlo regularmente. Un ejemplar posee una capa de pelo externa y una interna que además de ser estéticamente agradable le proporciona beneficios como la protección contra el frio y la radiación solar. Una característica de su pelaje es que no tiende a caerse, este detalle hace que su pelo requiera más cuidados que otras razas.

La capa de pelaje externa es la que podemos ver a simple vista, tiene una textura dura y algo áspera, es la principal capa de protección que posee el schnauzer. Este pelo necesita cepillados regulares para evitar la acumulación de nudos y polvo.

La capa de pelaje interna se encuentra debajo de la externa, este sub-pelo tiene una textura más suave y blanda que el pelo externo siendo similar al algodón. Este pelo tiene consigo una fina capa de aceite natural que protege la piel del schnauzer de la resequedad. Aunque sea difícil de distinguir esta también posee un tipo de pelo duro, muy corto y grueso, este no se cae y no es renovable por lo que si en algún momento se toma la decisión de afeitar al perro este pelo no volverá a crecer y esta capa solo contara con el pelaje suave, esto puede causar que se complique la limpieza del pelaje.

Requiere cepillados diarios para retirar el pelo muerto y pelusas que se hayan quedado pegadas a ellos.

También necesitan de baños en algunas ocasiones, una vez cada mes sería lo suficiente para los schnauzers de tamaño mediano y grande mientras que para los de talla miniatura cada baño tendría un intervalo de 10 o 15 días ya que estos son más propensos a acumular mugre, sucio y arena en su pelo.

El schnauzer es propenso a contraer problemas referentes a la salud, su sistema digestivo forma parte de las zonas más propensas a presentar problemas por su sensibilidad al igual que su piel.

También hay que chequear su peso de manera periódica ya que es propenso a desarrollar sobrepeso por irregularidades en su alimentación. Puede desarrollar junto a esto problemas en el colesterol y grasas presentes en la sangre y que por consecuente desarrollaría problemas cardiacos. Por ello hay que darle la actividad física necesaria cada día.

Schnauzer

La pancreatitis también es un problema relativamente conocido en esta raza, esta enfermedad está vinculada directamente al sistema digestivo. El páncreas se inflama por la ingesta de alimentos cargados de grasa, en el schnauzer es muy susceptible a reaccionar a estos alimentos. En casos graves suelen presentarse diferentes etapas de la enfermedad en periodos muy prolongados de tiempo. Los síntomas más comunes de este padecimiento son los vómitos acompañados con diarrea, la paralización debido al dolor en la zona abdominal y el sedentarismo.

El schnauzer al tener mucho pelo es propenso a ensuciarse y acumular mugre, por lo que debe ser asedo regularmente, pero si esto no se cumple puede desarrollar alergias en la piel. La dermatitis alérgica suele ser uno de los problemas más comunes, está caracterizado por el prurito y picazón en las zonas afectadas, también puede conllevar a la pérdida de cabello e hinchazón en casos graves.

También hay otro tipo de dermatitis que pueden contraer, es la dermatitis folicular, esta se identifica por la presencia de poros tapados o puntos negros en la superficie de la piel. Otra característica de este tipo de dermatitis es la inflamación y protuberancia en los poros de la piel.

Otra afección que pueden presentar los schnauzers es la displasia de cadera. Los ejemplares de tamaño gigante y mediano son los más propensos a desarrollarla debido a sus dimensiones.

Esta dolencia está caracterizada por una malformación que daña progresivamente la unión del hueso fémur con el del coxis. Este inconveniente tiende a aparecer más frecuentemente en la etapa de desarrollo del perro. Para identificar esta enfermedad hay que estar al pendiente de si el ejemplar presenta dolor, cojea o si hay menos movilidad en la zona afectada.

Una enfermedad poco frecuente pero de mucho cuidado es la enteritis hemorrágica grave. Esta se caracteriza por presentar una gran inflamación en el intestino junto con hemorragia, es posible que el schnauzer presente este problema entre sus 2 y 4 años de vida. Tiene síntomas como vómitos y diarreas muy seguidos por lo que habría que hidratarlo y proporcionarle nutrientes de forma intravenosa.

Es muy importante cuidar la salud de nuestro schnauzer para que goce de una vida plena y feliz, para protegerlo de estas afecciones se necesita una alimentación de calidad, visitas al veterinario para revisiones, cumplir las fechas de vacunación y pasar tiempo con él para ejercitarlo y brindar compañía.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Schnauzer

El schnauzer necesita de un entrenamiento firme y completo en todo momento, un ejemplar que no haya recibido el entrenamiento necesario puede volverse un gran problema para la tranquilidad del hogar.

Schnauzer

Una de las primeras cosas que hay que tener es paciencia, el perro no aprenderá de inmediato cualquier orden que se le exija, los schnauzers tienen una inteligencia prodigiosa pero de igual forma hay que practicar y reforzar las órdenes para que no las olviden, se necesita tiempo para que puedan aprender un ejercicio u orden por completo, así que lo mejor es ser perseverante y paciente.

Un punto muy necesario en el adiestramiento es demostrar nuestro liderazgo sobre él desde un principio, para el perro es establecer nuestro rol principal en la manada para que nos comience a ver como un líder alfa. De esta forma tendrá más respeto y atención a lo que se le ordena.

Una forma de demostrar el liderazgo es no dejar que se adelante en los paseos tirando hacia delante la correa, muchas veces este comportamiento nos hace seguir su ritmo y no el nuestro en los paseos, la opción correcta sería dejar que camine a nuestro lado para que tenga el rol de seguidor.

Otra alternativa es que a la hora de las comidas lo dejes que te vea comer primero antes de darle su alimento. También hay que aplicar el liderazgo cuando se vaya a salir de forma que nosotros seamos los que crucemos la puerta primero y no él.

Para que al comienzo del entrenamiento no haya problemas de entendimiento o dificultades lo mejor es empezar con órdenes básicas. Algunas de ellas pueden ser buscar el objeto lanzado, sentarse, quedarse quieto o dar la pata. Si se comienza con órdenes muy avanzadas es posible que el schnauzer no logre aprenderlas y pierda el interés por practicarlas.

Es de suma importancia seguir un ritmo seguido en los primeros días de entrenamiento para una orden, de esta forma se familiarizara con esta práctica. Más adelante cuando ya tenga algunas órdenes sencillas aprendidas se podrá comenzar con algo más complejo.

Después de entrenar por algo de tiempo y aprender lo que queremos nuestro schnauzer necesita descanso, es totalmente perjudicial para nuestro perro si lo forzamos más de la cuenta, él tiene un límite. Al igual existe un intervalo de tiempo en donde le será más fácil prestarnos atención, una jornada estándar de entrenamiento para un ejercicio es de 10 a 15 minutos, si se excede el tiempo es posible que el schnauzer se aburra y ya no acate las ordenes como queremos.

Una buena motivación para el perro a la hora de realizar órdenes es la forma en que se le recompensa. El refuerzo positivo es una gran herramienta en estos casos ya que incentiva al ejemplar por medio de caricias y recompensas lo que lo hace muy efectivo.

Algunos momentos para usarlo son cuando logra una orden y culmina el entrenamiento con un buen resultado. Usar golosinas u otro tipo de comida que le agrade es una buena alternativa pero este acabara por acostumbrarse si se usa demasiado, puede llegar al punto de no querer cumplir una orden si no se le da una golosina por lo que es mejor incentivarlo en mayor manera con caricias y mimos.

Es muy importante no poner en práctica un entrenamiento a base de golpes y gritos, esto se verá reflejado en el carácter del perro y lo afectara de forma negativa haciendo que se vuelva inseguro y desconfiado, además alagara el transcurso del adiestramiento.

Una característica primordial de un buen entrenamiento es la firmeza. Un ejemplo de esto puede ser cuando se le enseña al schnauzer no entrar a un lugar como la cocina, si luego de unos días se le deja pasar a su antojo perderá esa disciplina y cuando se quiera retomar la orden en un futuro no la acatará. Lo mismo pasa en el tema de las ordenes habladas, si por ejemplo se le enseña la orden de dar la pata solo con la palabra “pata” y de pronto le decimos “dame la pata” le podríamos crear confusión entre ambas.

Para que el aprendizaje sea rápido y eficaz se necesita completa concentración en el ejercicio tanto como por parte del schnauzer como del dueño. Las distracciones pueden prolongar mucho el proceso de aprendizaje. Hay que procurar buscar un lugar tranquilo sin mucho ruido y tráfico de gente, de esta manera habrá más comodidad.

Hay que tomar en cuenta que un entrenamiento desde cachorro es la mejor opción para que durante su desarrollo futuro sea fácil y familiar para él esta rutina.

Entorno ideal del Schnauzer

En el caso del schnauzer ocurre un caso muy particular, se presenta en tres tamaños, la versión miniatura, que alcanza como máximo unos 36 cm de altura a los hombros, el mediano, que puede alcanzar unos formidables 50 cm de altura y su versión gigante, que puede llegar a medir unos asombrosos 70 cm desde el suelo hasta sus hombros.

Debido a esto te recomendaremos un entorno ideal para cada uno de estos tamaños de schnauzer.

Entorno ideal para un schnauzer miniatura

Los schnauzer miniatura son perros adorables y muy solicitados como mascotas. Estos pueden vivir perfectamente dentro de casa, en un apartamento o en lugares que no sean muy espaciosos que digamos, pero existe un problema, por más de que puedan vivir en lugares cerrados, esto no significa que les guste permanecer mucho tiempo sin ver los rayos del sol.

Si vas a adoptar a un schnauzer miniatura (o cualquier perro en general) asegúrate que tienes el tiempo suficiente para que puedas acompañarlo a pasear, no permitas que salga a pasear solo ya que es un perro que no tiene experiencia en exteriores y puede ocurrir un accidente fatal en el caso de que no sepa como esquivar un auto o motocicleta.

También es un perro muy hermoso y puede que quieran robarlo o “adoptarlo” si no tiene collar. Ofreciéndole una buena dosis de ejercicio al aire libre diariamente o como mínimo cada dos días el schnauzer miniatura se sentirá muy feliz con su entorno, ya que te tiene cerca y también tiene la dicha de que lo saques a pasear periódicamente para que pueda estirar sus patas, correr y jugar.

Entorno ideal para un schnauzer mediano

Un schauzer mediano tiene más o menos las mismas necesidades que su versión en miniautra, sin embargo, debido a que es más grande y alto que esta, necesitará más ejercicio y más espacio disponible, por lo que no le bastará contar únicamente con una zona cerrada, como puede ser un hogar, un departamento o cualquier zona que delimite mucho su espacio, para poder vivir tranquilamente.

Recomendamos la adopción de un schauzer mediano para vivir en interiores si eres una persona activa y que tiene buen tiempo libre para dedicárselo a esta raza, necesitarán paseos diarios de unos 30 minutos para estar tranquilos y no sacar su lado destructivo a causa de la ansiedad, depresión o aburrimiento por estar encerrados en casa todo el tiempo.

De lo contrario, si no puedes dedicarle el tiempo suficiente a tu schnauzer mediano entonces permítele que pueda vivir en un pequeño – mediano jardín, en donde pueda divertirse por su cuenta mientras llegas del trabajo o te desocupas de tus oficios.

Recuerda que independientemente si vive en un jardín o dentro de casa, siempre deberás prestarle atención diariamente para evitar que se sienta triste y nervioso.

Entorno ideal para un schnauzer gigante

Un schnauzer gigante es un caso aparte de las dos versiones que hemos revisado anteriormente ya que se trata de una raza gigante y con necesidades de espacio puntuales.

El schnauzer gigante no podrá vivir en el interior del hogar, es un perro muy grande para que viva dentro de casa y pueden presentarse problemas a la hora de controlarlo para que vaya al baño, lo cual puede derivar en un escenario desagradable que debe ser limpiado con algo de esfuerzo.

Tampoco se recomienda que un schnauzer gigante viva dentro de casa ya que puede estropear adornos, curiosear en donde no debe y romper cosas que por lo general no estarían al alcance de cualquier otro perro. No es raro ver a un schanauzer gigante comiendo a escondidas del plato de su amo solo porque le pareció muy atrayente el olor de la comida…

El schnauzer gigante debe vivir en el jardín, y este debe ser amplio para que pueda corretear aves, divertirse corriendo cuando él quiera y sobre todo, se sienta amo y señor de estos terrenos. De esta manera se sentirá como en casa y junto con la interacción que le ofrezcas como dueño puede sentirse realmente cómodo conviviendo con la familia ya que se sentirá parte de ella.

Consejos generales a la hora de ordenar el entorno para un schnauzer

Antes de adoptar un lindo schnauzer deberás ordenar y adquirir diferentes muebles para perro, para así asegurar la comodidad de este y su correcta alimentación, entre los muebles que sugerimos están los siguientes:

  • Casa para perros
  • Plato de agua y comida
  • Juguetes comestibles (sobre todo cuando son cachorros)
  • Zonas en donde pueda excavar / desenterrar “tesoros”

También debes tener en cuenta que estos accesorios para tu schnauzer no se encuentren en donde pueda inundarse, darle el sol directo durante todo el día o ensuciarse por la arena del ambiente, sobre todo los platos de agua y comida. Finalmente, asegúrate de cambiarle el agua diariamente y de rellenar su plato de comida dos veces al día o una porción generosa como mínimo si no tendrás tiempo para una segunda.