Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Peekapoo

pekapoo
Peekapoo
5 (100%) 7 votes

Peekapoo: Tu nueva mascota

El peekapoo, cabe aclarar, no se trata de una raza oficialmente, se trata de un perro mestizo, pero con rasgos bastante bien definidos y bien cuidados, por lo que se puede decir (y así lo llamaremos desde ahora) que es un perro de diseño.

Como todos los perros de diseño, estos fueron creados exclusivamente para darles acompañamiento a los hombres, es decir, para que sean perros de familia, labor que cumple de manera excepcional. El peekapoo es un perro bastante popular ya que se trata de un perro que no causa alergias, por lo que es bastante adoptado por familias alérgicas o que nunca han tenido mascotas y temen serlo.

Algunos peekapoo sin embargo, han producido alergias a sus dueños ya que no se trataban de perros hipoalergénicos o por temporadas soltaban una moderada cantidad de pelo, produciendo alergias a unos pocos dueños, sin embargo, esto ocurre por la falta de estandarización de la raza, la cual ocurre porque no hay estándares completamente establecidos por instituciones dedicadas a ello, lo cual produce que algunos ejemplares tengan variaciones pequeñas en su tipo de pelaje, tamaño y peso.

En el peekapoo vemos a un perro realmente amigable e inteligente, dos de las mejores características de las razas que crean este perro de diseño, el poodle y el pekinés. El resultado de la combinación de estas razas es ampliamente adorable, pocas personas pueden resistirse al encanto de estas pequeñas y bellas mascotas.

Justamente por esta característica, de ofrecerle felicidad instantánea a cualquiera que lo vea y aún más si interactúa con él, es que se ha clasificado como un buen perro de terapias para personas enfermas e internadas en hospitales, debido a su inteligencia puede ser entrenado para ello.

Este perro toma la defensa de su terreno muy en serio, aunque cualquier “invasor” se reirá ante la amenaza que representa este perrito, tomará en serio el escándalo que puede armar cuando nota la presencia de un extraño, alertando inmediatamente a su amo de que algo no anda bien en casa.

Esta característica es importante recordarla si piensas adoptar a uno, ya que puede no gustarles tener a un perro especialmente ladrador como vecino.

El peekapoo es un perro pequeño, pero su ladrido es potente, aunque agudo.

Al peekapoo no le conviene vivir en regiones calientes, ya que su gran y enroscado pelaje puede ser un obstáculo para ello ya que puede sufrir fácilmente de un golpe de calor debido a su pequeñez.

El peekapoo debido a su tamaño puede vivir perfectamente en un apartamento, aunque necesita ejercicio a diario ya que se trata de un perro especialmente activo y enérgico, con la cual puede haber problemas si no se toma en cuenta el drenado de energía que debe tener a diario a base de ejercicios y juegos.

Tiene problemas viviendo en exteriores, especialmente jardines con mucha extensión de terreno, ya que es bastante pequeña y escurridiza, características que puede hacer que se salga por cualquier agujero que encuentre en el vallado (si es que no lo crea el mismo) y debido a su hermosura es probable que, si no está identificado, lo adopte otra familia, en el mejor de los casos.

Este perro no exige una caminata a diario, con jugar en el jardín que cuente con un buen tamaño con su dueño será suficiente para drenar la gran energía que posee, sin embargo, es necesario sacarlo a pasear semanalmente para que pueda distraerse y así desaparezca cualquier aburrimiento que lo esté afectando.

Algo importante que debes saber de este perro es que es sumamente apegado con su familia y que necesita de afecto constante, si no se le suministra el suficiente afecto se comportará de manera destructiva debido al aburrimiento, depresión y nerviosismo que puede desarrollar, haciendo posibles importantes “desastres” que puede ocasionar cuando está solo.

No es un perro que pueda amarrarse, de hecho, ningún perro debería vivir amarrado por su bien psicológico y de salud, pero especialmente el peekapoo lo toma muy mal.

Al ser un perro de compañía, el Peekapoo no es feliz cuando se le deja solo por largos períodos a la vez. Se puede sufrir de ansiedad por separación y se convierten en destructivas cuando por su propia cuenta.

Historia y Origen del Peekapoo

peekapoo

La mayoría de los perros de diseño simplemente no tienen una historia definida debido a que no se consideran perros de raza, sino mestizos, por lo que la mayoría de los orígenes son meramente especulativos, aunque en el caso del peekapoo, su origen está bastante más claro que en otras razas de diseño como el cockapoo o el pomsky.

El peekapoo es un perro que cuenta con criadores que se preocupan mucho por la mantención de un estándar de “raza” creado por ellos mismos. Un criador en los Estados Unidos, en los años 1950-60 se dedicó a cruzar a perros caniches (poodle) con diferentes razas, ya que los resultados de los cruces entre el poodle y otras pequeñas razas peludas y adorables le encantaban.

Este criador cruzó a un pequinés con un poodle y el resultado le encantó ampliamente, llegando a criar y hacer engendrar a varios pequeños peekapoo, los primeros en existir.

Ciertas personas adoptaron al peekapoo, aunque no tantas para que tuviese tanto éxito desde un principio como el cockapoo. Sin embargo, estas personas se mostraron bastante agradecidas de poder contar con un peekapoo en casa, llegando a adoptar a más ejemplares, y estos, a engendrar a más peekapoos.

Estas personas no pudieron ocultar las bondades de tener a uno de estos perros en casa, por lo que se fue regando la voz del buen amigo y guardián del hogar en el que podía convertirse un peekapoo. Poco a poco este perro de diseño fue extendiéndose, logrando la aprobación de un gran número de familias hasta llegar a distintos continentes.

Con el peekapoo siempre han existido importantes discrepancias en cuanto a clubes de criadores, ya que la gran mayoría son amateurs. Algunos sostienen que no deberían cruzarse peekapoos con otros peekapoos, sino que deberían ser el resultado del cruce directo entre un poodle de raza pura y un pekines de raza pura. Esto lo desmienten otros clubes de cría, que sostienen que los peekapoos, para establecer correctamente sus estándares de raza deben cruzarse con especies de su misma raza.

A pesar de estos importantes desacuerdos entre criadores, no existe un criadero ni un club oficial de la raza que impulse su reconocimiento como raza oficial, lo cual es lamentable, ya que se trata de un perro hermoso, muy inteligente y atento, que merecería su propia raza formal ante las instituciones cinológicas.

El no poseer un reconocimiento de instituciones expertas en razas hace que las posibilidades de que el peekapoo pueda heredar importantes enfermedades sea alta, aunque esto depende de lo experimentado que sea el criador, no se recomienda que padres e hijos ni parientes cercanos se crucen, para evitar problemas graves de salud en los cachorros y descendencia de los mismos.

Características de la raza

peekapoo

Reciénteme es que se ha podido ver como comienzan a surgir una importante cantidad de peekapoos, aunque es una raza que data de los años 50.

Es fácil identificar a un peekapoo, ya que esta raza es una bolita de algodón con patas, con una expresión sumamente adorable y sobre todo muy cariñosos, resulta imposible dejarlos solos sin que busquen la manera de escaparse o comenzar a ladrar para estar cerca de su familia.

La apariencia por defecto del peekapoo es la de un perro pequeño. Existen incluso peekapoos toy, los cuales no cambian en nada su personalidad ni casi en nada su aspecto, solo cambia su tamaño.

El peso promedio de esta raza de diseño es de 4.5 kg para ambos sexos como máximo, aunque también es común ver ejemplares pequeños de tan solo 2.5 kg. Los colores que comúnmente pueden verse en el peekapoo son el negro, blanco, plata o marrón claro.

Son muy pocos los peekapoos que poseen dos capas de pelaje, usualmente y gracias a la utilización del poodle en el proceso de reproducción, solo poseen una capa de pelo, por lo que sueltan muy poco pelo o incluso nada, por lo que son perfectos para las personas que tienen alergia al pelo suelto.

El peekapoo es un perro semi-longevo para los estándares de los perros pequeños ya que puede vivir como mínimo, si se cuida bien, unos 11 años, pero si se cuida de manera excelente puede vivir incluso 15 años.

Debido a que el peekapoo no es una raza oficialmente reconocida por la AKC, no existen datos plenamente confiables sobre cómo debería ser el estándar oficial de esta raza, lo que se sabe es lo que puede verse a simple vista, son peludos, con una expresión tierna y extremadamente apegados a sus dueños.

Comportamiento con los Humanos

peekapoo

El peekapoo es un perro que guarda mucha semejanza en cuanto al comportamiento con sus predecesores, el caniche y el pequinés, ya que en el carácter de esta raza podemos ver una gran dulzura, típica en su expresión y modo de actuar, un gran apego y una necesidad de atención constante por parte de sus familiares.

El peekapoo es un perro hiperactivo, especialmente cuando es un cachorro, etapa en la que le gustará mucho el poder compartir con otros cachorros para así juguetear, correr y drenar así la gran energía que poseen.

Es un perro que necesita juegos en donde pueda usar su inteligencia, ya que de verdad que es muy inteligente y podrás darte cuenta de ello a medida que vayas interactuando con él apenas lo adoptes.

Esta pequeña bolita de algodón se lleva muy bien con los niños, mientras estos sepan cómo cuidar de un perro pequeño. Debido a la naturaleza juguetona y despreocupada de los niños no recomendamos que entren en contacto con el peekapoo sin antes darles unas buenas clases de cuidado animal, explicándoles el porqué es necesario cuidar a las mascotas, explicarles que sienten y tienen sentimientos que respetar.

La mejor manera de hacerle entender este concepto a los niños es diciéndoles que son “pequeñas personas” de otra raza diferente a la de nosotros, con su propio idioma y costumbres.

El poodle es bien conocido que posee una inteligencia superior a la media de los perros, por lo cual los peekapoos no son la excepción, poseyendo una gran inteligencia que le permite tomar decisiones por el mismo, ser entrenado rápidamente y saber llamar la atención de su amo con curiosos ladridos, aullidos y hasta acciones.

Peekapoos son dóciles y bien simpáticos, y necesitan poco ejercicio. El temperamento del Peekapoo es un reflejo de las dos razas utilizadas para crear el perro. El pekinés tiene una naturaleza digna, inteligente y el Poodle es inteligente y fácilmente se completa el entrenamiento de obediencia.

¿Cómo saber si soy la persona correcta para adoptar un peekapoo?

Eres la persona correcta para realizar la adopción de un peekapoo si:

  • Sientes una gran necesidad de tener a tu perro cerca de ti.
  • Quieres a un perro con una capacidad intelectual superior.
  • Quieres a un perro que no coma demasiado ni ensucie mucho.
  • Necesitas a un perro que pueda vivir en interiores.
  • Quieres a un perro obediente y que se lleve bien con los niños.
  • Quieres a un perro que pueda llevarse bien con otras mascotas.
  • Tienes tiempo disponible para prestarle atención durante varias horas diariamente.
  • Quieres que tu perro sea adorable visualmente.
  • Quieres a un perro que no te dé alergias.

Este es el perfil resumido de la persona que puede ser perfecta para un peekapoo.

Usualmente podrás ver que tu peekapoo te observa de una manera casi humana, como si tratara o entendiera de que están hablando sus familiares. No es algo extraño, debido a que su inteligencia es suficiente para que pueda incluso entender algunas palabras de las palabras que usan sus amos, al mismo tiempo que entienden gestos y comprenden la diferencia y significado entre los tonos de voz.

Tu peekapoo comprenderá muy bien cuando le hablas para regañarlo, de forma normal y cuando lo estás consintiendo por algo que hizo bien. También comprenderá muy bien cuando está cerca el momento de la comida, porque usualmente las personas acuden a la cocina a una hora determinada y suenan cacerolas y platos, lo cual el peekapoo asocia inmediatamente con que le están preparando su plato de comida.

Si quieres adoptar a un perro para que viva en espacios reducidos como el interior de una casa pequeña o quizás un apartamento, entonces el peekapoo será una elección sabia, ya que es un perro que no necesita demasiado ejercicio y solo te pedirá un paseo de vez en cuando en el transcurso de la semana. Eso sí, es vital que tanto tu como los otros miembros de la familia lo tomen en cuenta en todo momento, ya que para él, él es un miembro más de la familia, por lo que debe ser atendido siempre.

Si no le prestas atención suficiente verás como su comportamiento se va afectando gradualmente, primero, tenderá a ladrar más de lo común, pidiendo atención, acción que pasará a transformarse en aullidos, hasta que se aburra y rompa cualquier cosa que tenga a su alrededor, como símbolo de nerviosismo, aburrimiento y ser apartado del contacto con los humanos.

Comportamiento con otros animales

peekapoo

El peekapoo es un perro con un curioso temperamento ante otros animales, ya que se pueden ver signos del típico temperamento un poco desconfiado, pero amigable del poodle ante otros animales, pero también puede sacar su lado dominante, territorial y desconfiado del pequinés. Sin embargo, su comportamiento ha sido fuertemente aplacado en los últimos años, gracias a los esfuerzos de los criadores a nivel mundial de esta raza de diseño, para hacerlos amigables con otras mascotas siempre.

El peekapoo no es un perro que de muchos dolores de cabeza a sus dueños en cuanto a su comportamiento en general con otras mascotas, sin embargo, es necesario que su dueño tenga el ánimo de instruirse en el adiestramiento canino para así evitar que se convierta en un perro mimado y dominante con su dueño, debido a los múltiples mimos “sin razón” a los cuales es sometido a diario.

El peekapoo desde que nace se le ve bastante activo y alegre. Cuando cumple un mes ya estará dispuesto a jugar con sus hermanos a las luchas, para determinar quién es el perro más fuerte de la camada. Cuando cumplen dos meses ya podrás ver como juegan de manera frenética por todo el hogar, corriendo y brincando, algo muy tierno de ver y que quizás te convenza de adoptar a más de un perro de esta raza de diseño.

El peekapoo es un perro con una buena paciencia para tratar con otros cachorros de perros o gatos, siempre y cuando haya sido socializado desde pequeño correctamente, claro está.

Con los pequeños cachorros tendrá mucha tolerancia ya que su personalidad lo hace un perro dulce y tierno, tanto por dentro como por fuera, pero también se le añade la capacidad de juego casi infinita que posee, por lo que es capaz de jugar durante varios minutos sin cansarse con estos cachorros, por lo que si tienes cachorros en casa no habrá problemas al adoptar a un peekapoo o viceversa.

Algo importante que debes tener en cuenta es que el peekapoo es un perro sumamente apegado a su dueño, por lo que para él perderte sería como perder su vida misma. Es algo a tener en cuenta cuando adoptas a un nuevo perro, sea cachorro o no, ya que si le prestas más atención al nuevo cachorro en vez de a él, como siempre ha sido durante años, entonces comenzará a sentir celos.

Un perro celoso no verá con buenos ojos al objeto de sus celos (como puede pasar en el mundo humano…) Tratando de apartar del contacto con su amo a susodicho perro o gato, pudiendo resultar incluso agresivo al hacerlo.

Para evitar esta incómoda situación debes actuar al igual que una madre con dos hijos de la misma edad. Dale igual atención a uno que a otro, pero en este caso, haz eso a partir de la semana de estadía con el nuevo perro en casa. La primera semana que estará el nuevo animal en casa deberás darle más atención a tu peekapoo, para que no relacione la estadía del nuevo animal como objeto de celos por reemplazo.

Cuando entienda que el otro perro o gato no resultará una amenaza para la relación entre él y su amo, verá como normal la estadía de este. Al cabo de una semana podrás tratar con ambos perros por igual, nunca le des más atención a uno que a otro para evitar conflictos, o si lo haces, que sea a escondidas del otro perro para que no sienta celos.

De resto, el peekapoo es un perro sumamente inteligente que incluso puede aprender comportamientos observando a otros perros. Dueños afirman que adoptaron a un peekapoo y este aprendió a hacer sus necesidades en el periódico tan solo viendo como su otra mascota lo hacía. Pero con esto hay que tener cuidado, ya que también podría aprender a hacer sus necesidades en tus flores, cavar agujeros en todo el jardín o morder tu teléfono de última generación. Por lo que ambas mascotas deberán estar completamente adiestradas para evitar malos comportamientos en ambas

Si trabajas y no queda nadie en casa no adoptes a un peekapoo. Son perros que necesitan ver a personas moviéndose en casa que eventualmente hablen con él y le hagan cariñosos cumplidos.

Pero si te surge una oferta laboral en la que deberás estar por una temporada fuera de casa durante mucho tiempo por nada del mundo lo dejes en la calle, primero, busca algún familiar, amigo u hotel para perros en donde puedan cuidarlo. Sino, busca a alguien que pueda adoptarlo y cuide muy bien de él.

Si el tiempo que estarás fuera no es excesivo puede que sea una buena idea adoptar a un nuevo perro para que le haga compañía mientras tú no estás en casa.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Peekapoo

peekapoo

El peekapoo gracias a sus dos perros “padres” como lo es el caniche y el pequinés, goza de una increíble inteligencia que hace que entender el lenguaje humano y las señas que puedan hacer los mismos sean pan comido para él.

Si se los deja sin entrenamiento seguirán siendo cariñosos y muy enérgicos, pero verás un comportamiento latente que es poco agradable en perros de diseño como es la repentina agresividad o dominancia en ciertas situaciones.

¿Has tenido perros que se molestan al punto de intentar morderte cuando te acercas a su plato de comida? ¿Qué tal si están durmiendo y los molestas por alguna razón y comienzan a ladrarte o gruñir?

Estos comportamientos son típicos de perros sin ningún tipo de adiestramiento temprano ni entrenamiento canino, por lo que es necesario evitar a toda costa un crecimiento de los cachorros sin que sepan que es el adiestramiento.

Adiestramiento de los cachorros peekapoo

Cuando apenas son cachorros que toman la leche de su madre es que comienza el entrenamiento. El primer entrenamiento que llevarán a cabo es el de “soportar” a sus hermanos, ya que todos los cachorros de esta raza son bastante juguetones y les encantan los juegos bruscos con tal de demostrar quien en el ejemplar más fuerte.

Afortunadamente estos juegos no pasan a convertirse en peleas la mayoría de las veces y se quedan como simples juegos. Pero estos juegos son fundamentales en la crianza de los peekapoo, ya que determinan las reglas de convivencia que todo peekapoo debe tener en cuenta a la hora de tratar con otro perro desde ese momento y en un futuro.

Durante la etapa de cachorro y mientras estén con su madre y hermanos podrán entender:

  • Que no es debido ser agresivo con los demás o se quedarán sin compañeros de juegos.
  • Que deben esperar su turno para comer.
  • Ser amables les abrirá más puertas que siendo agresivos.
  • Que puede que otro sea mejor líder de la manada que él

Entre otros comportamientos que aprenderán de su madre y padre si se encuentra viviendo con ellos.

El peekapoo aprenderá todo esto en tres meses de convivencia con su madre y hermanos, la cual es la permanencia que se recomienda a la hora de criar y dar en adopción a cachorros.

Durante estos meses es conveniente que el criador los junte con todo tipo de personas extrañas para que así no desarrollen nerviosismo ante la presencia de extraños en casa, de igual manera, es conveniente que se les presenten otros perros para que se den cuenta que perros extraños no les harán daño si ellos no les hacen daño.

Estas interacciones deben ser llevadas a cabo con cuidado, las personas que interactúen con los cachorros no deberán asustarlos de ninguna manera, ya que en esta etapa es en donde se define la personalidad de cada ejemplar y puede que desarrollen una personalidad temerosa si sufrieron sustos durante los primeros meses de su vida.

De igual manera, no se recomienda juntarlos con perros de los cuales no se sabe que comportamiento tendrían a la hora de interactuar con pequeños cachorros. Recomendamos que los juntes con perros pequeños y hembras, los cuales tienen bajas probabilidades de atacar a los pequeños cachorros por alguna razón.

A penas lo adoptes debes hacerle saber que tu eres su líder, y como líder, debes tomar las riendas del hogar y guiar la “manada” como es debido para que tu peekapoo no piense que eres un líder patético y asuma el rol de líder el mismo.

Para ser un líder ante los ojos de tu perro puedes:

  • Mostrarte siempre sereno.
  • Comer antes que él siempre.
  • Si hace algo mal, corrígelo siempre.
  • Si hace algo bien debes elogiarlo y premiarlo.
  • Si notas que se acostó en tu mueble favorito pídele que se baje, te sientas y luego le pides que se acueste a tu lado.

Como verás, es bastante sencillo hacer que tu perro te vea como el líder de la manada, tan solo debes actuar como actuaría cualquier líder de casa, aunque en la tuya puedan quitarte el control remoto de la TV…

Luego de este adiestramiento de comportamiento general, viene el entrenamiento, con el cual podrás enseñarle varios trucos que hará en determinadas situaciones. Por ejemplo, puedes enseñarle a sentarse y quedarse quieto mientras le sirves la comida, para que luego, cuando la comida esté servida en su plato y junto a él decida no comer hasta que le pidas su patita.

Este tipo de comportamientos es bastante atractivo para otras personas, ya que demuestra tanto lo buen entrenador que eres como también lo inteligente que es tu mascota.

Para enseñarle estos trucos simplemente debes:

  • Contar con un espacio en donde sea difícil ser interrumpidos por otras personas o animales.
  • Que no existan ruidos fuertes en las cercanías ni tampoco objetos que puedan llamarle la atención.

Luego de que encuentres el lugar adecuado comenzarás el entrenamiento en positivo, el cual se trata de hacer que tu perro obedezca a cambio de un sabroso bocadillo. Si lo piensas bien, tanto tu perro como tu saldrán ganando, ya que tu obtendrás su obediencia total y el obtendrá sabrosas golosinas que tanto le gustan a cambio de hacer sentir bien a su dueño.

Para comenzar con el entrenamiento primero debes contar con golosinas. Una buena idea es hacer bolitas de carne molida y cubrirlas de pan para luego freírlas un poco con muy poco aceite. Quedarán como unos sabrosos y saludables snacks, los cuales le darás a oler antes de iniciar el entrenamiento para captar la atención de tu perro.

Luego, por ejemplo, si quieres enseñarle a dar la pata, primero deberá entender la orden “siéntate”, ya que de una posición deriva otra. Luego de que esté sentado, coloca tu mano extendida frente a él y guía su pata hasta la parte superior de tu mano. Lo siguiente que debes hacer será darle la golosina y felicitarlo verbalmente. Luego de dos repeticiones intenta que ponga la pata en tu mano él mismo, si no lo hace, repite el procedimiento, pero no le des golosina hasta que lo haga por sí mismo. Pueden ser necesarias varias sesiones, pero asegúrate de que cada una sea, por lo mínimo, con una hora de separación.

Dieta y alimentación

peekapoo

Un perro grande o mediano no comerá misma cantidad de comida que un perro pequeño como el peekapoo. De igual manera, no es conveniente que un perro pequeño cachorro tenga la misma alimentación de un perro adulto con las mismas características. Eso, sin contar los ingredientes que tu perro no debería comer en sus comidas diarias ya que pueden enfermarlo gravemente, pero no te preocupes, te enseñaremos lo que necesitas saber para que la alimentación de tu peekapoo sea excelente.

La alimentación del peekapoo comienza apenas nace. Cuando es un cachorrito recién nacido correrá al calor de su madre para cobijarse y tomar su leche materna, la cual tiene una gran cantidad de anticuerpos que los protegerán hasta que llegue el momento de vacunarlos.

Ellos tomarán leche hasta aproximadamente el mes y medio, cuando ya comenzarán a asomarse los pequeños dientes de leche, con los cuales podrán comenzar a triturar alimentos suaves.

Durante esta etapa se recomienda humedecer con un poco de agua o leche deslactosada las croquetas para cachorros que se usarán para alimentar a los cachorros durante sus primeros meses de vida. Es importante que selecciones croquetas para cachorros de alta calidad, ya que estas tienen todo lo que necesitan los cachorros para poder crecer de manera sana y que sus huesos puedan ser muy fuertes.

Moja un poco las croquetas y gradualmente, con el paso de las semanas y el crecimiento de sus dientes acelerado debido a la interacción con sólidos, disminuye la cantidad  de agua o leche que le colocas a las croquetas, para que así poco a poco se vayan tornando más duras y el cachorro pueda hacer uso de sus poderosos dientes ya crecidos.

La alimentación del peekapoo debe ser cuatro veces al día hasta los tres meses de edad. De tres a seis meses procura darles dos comidas y una pequeña merienda en la tarde y después de los seis meses las dos comidas definitivas a las que se acostumbrará hasta la adultez.

Consejos para alimentar a tu pequeño peekapoo correctamente

Cuando sea adulto puedes alternar las comidas caseras con las croquetas, siempre haciendo que esta transición sea de al menos 4 días en llevarse  a cabo para que su estómago se acostumbre al cambio de buena manera. Puede que la transición deba llevarse a cabo cuando tu perro desarrolle un mal aliento, síntoma de que se está produciendo una cantidad considerable de sarro.

Cuando esto ocurre significa que tu perro debería comenzar a comer croquetas de nuevo para eliminar todo el sarro de su boca, ya que las croquetas secas están diseñadas para eliminarlo debido a su dureza y aspereza.

Gracias al tamaño del peekapoo no deberás adquirir croquetas frecuentemente si adquieres un paquete lo suficientemente grande, por lo que quizás sea una buena idea, si puedes permitírtelo, el comprar solo croquetas de excelente calidad, en especial cuando el peekapoo aún es un cachorro. Vale la pena invertir en una buena alimentación, ya que alimentándolo bien desde pequeño te ahorrarás visitas de emergencia al veterinario por diferentes problemas que pueden desarrollarse debido a una alimentación deficiente.

Junto a su plato de comida siempre debe tener agua fresca, ya que si come croquetas siempre querrá beber agua al final de la comida ya que estas están diseñadas para que al terminar de comerlas tu peekapoo necesite beber agua y así hidratarse y alimentarse.

Siempre limpia su plato de comida luego de que coma comida casera, déjalo bien limpio para que reciba su próxima comida en un plato sin bacterias ni moscas. Su agua debes cambiarla cada dos días y mantenerla en un lugar protegido del polvo, suciedad y apartada de cualquier superficie ya que si colocan líquidos en ella podrían derramarse sobre su agua.

Finalmente, examina muy bien los alimentos que compras, ya que muchos contienen abundancia de harinas, las cuales no alimentan a tu perro. Compra alimentos que tengan abundancia de proteínas para que así siempre tenga energía suficiente para jugar y correr.

Si alimentarás a tu perro  con comidas caseras investiga muy bien diferentes platos e ingredientes a usar, existen muchos ingredientes como la cebolla, chocolate y frutos secos, que son muy perjudiciales para tu perro, y estos son solo tres de cientos de ellos. Aliméntalo con ingredientes que aporten proteína, grasas buenas, un poco de carbohidratos y vitaminas y minerales en cada comida.

Salud y cuidados generales

peekapoo

El peekapoo es un perro que gozará de una buena salud si tú como dueño estás pendiente de cada uno de los procedimientos necesarios para cuidarlo durante todas las etapas de su vida. Por lo general es un perro con una buena salud, pero su tamaño y características lo hacen un perro frágil ante los accidentes y algunas enfermedades.

Primero que nada, debes preparar tu bolsillo para que tu médico veterinario de confianza pueda administrarle a tu cachorro de peekapoo la vacuna en contra del parvovirus y otros virus mortales que también anula esta dosis.

Cuando el veterinario inyecta la vacuna, esta en realidad son pequeñas dosis de varios virus que entran al cuerpo del perro, pero que debido al tamaño de estas es imposible que se multipliquen y ataquen todo el cuerpo sin que antes el mismo organismo las elimine.

Cuando la eliminación es correcta, el cuerpo conoce como eliminar el virus por completo, técnica que volverá a usar si en un futuro el virus vuelve a entrar al cuerpo del perro, eliminándolo y permitiendo que tu amigo peludo viva feliz.

Luego de vacunado lo siguiente a tener en cuenta serán las desparasitaciones, que tendrán lugar en tu casa, ya que estas se hacen por medio de pastillas o jarabes y pueden hacerse de manera casera. El médico veterinario te informará cuando administrárselas.

Cuando tu peekapoo tenga las vacunas mínimas ya podrás sacarlo a pasear, antes no, ya que podría contraer rápidamente los virus que se encuentran en el ambiente.

El peekapoo es un perro con un largo y denso pelaje un poco enrulado, por lo que en él pueden hacer casa pequeños y molestos bichos como las pulgas y las garrapatas. Para asegurarte de que esto no ocurra deberás prestar mucha atención al cepillado ya que cepillándolo puedes eliminar tanto los insectos en su mayoría como también los pelos muertos adheridos al pelaje.

Ten en cuenta que si tu perro tiene garrapatas o pulgas quizás el cepillado no sea suficiente para quitarlas todas si están proliferadas por todo el cuerpo, por lo que tendrás que recurrir a productos que las eliminen, tales como el amitraz, pero ten cuidado, productos para eliminar las garrapatas y pulgas como ese son bastante fuertes y con tan solo cinco gotas en un litro de agua será suficiente para alejar y matar a las garrapatas de tu perro.

El peekapoo puede ser bañado con agua de amitraz. Para que los insectos mueran o salgan de su pelaje es conveniente bañarlo y masajear su piel suavemente mientras se encuentra empapado con el agua de este producto. Luego de terminado el baño, sécalo, pero no enjuagues.

El baño del peekapoo puede llevarse a cabo cada mes o mes y medio, ya que es un perro que no se ensuciará tanto ya que vive perfectamente en el interior de casa y muy pocas veces se ensuciará tanto en menos de un mes como para considerar bañarlo.

Durante el baño puedes ponerle champú para asegurar un pelaje brillante. Si tu peekapoo huele un poco mal por alguna razón puedes usar perfumes hasta que el olor desaparezca. Si no desaparece, sabrás que llegó el momento de bañarlo.

Otros cuidados que debes tener en cuenta es el corte de sus uñas y pelo, ya que ambos pueden crecer tanto que representarán un problema.

Para cortar sus uñas, deberás saber en qué lugar es conveniente cortar, ya que puedes cortarles el vaso sanguíneo que se encuentra ya a la mitad de la uña, produciendo un sangrado moderado. Si no tienes experiencia cortando sus uñas es mejor que acudas con un especialista veterinario para este propósito y sea él el que te explique en persona como cortarlas.

La segunda opción es limarlas, evitando así este posible problema, límalas de manera que ya no estén tan largas. El pelaje debe ser cortado cuando se vea excesivo o por recomendación del veterinario, siempre en un centro de estética canina.

Finalmente debes asegurarte de que su entorno esté completamente limpio, evitando así alergias o infecciones en su piel. Debe contar con comida y agua en pulcro estado, así que lávale los platos frecuentemente.

Siempre llévalo con correa en los paseos y dale una dosis de entretenimiento, atención, caricias y ejercicio para que su vida sea plena. Para ti será solo un momento del día, para él será el mejor momento de su día.

Entorno ideal del peekapoo

peekapoo

El peekapoo es un perro que preferiblemente, debería vivir en el interior del hogar debido a que es muy pequeño y lleno de pelos, por lo que podría enredarse entre los arbustos del jardín, ensuciarse mucho y quizás ser atacado por animales salvajes. Además, el peekapoo es un perro que necesita el calor de una familia de cerca… Todo el tiempo.

Para asegurar una estancia de ensueño para tu peekapoo apenas lo adoptes, primero deberás preparar todo el terreno en donde hará todas las travesuras posibles que te hemos estado contando a lo largo de este artículo, para hacer esto debes tener en cuenta:

  • Tener un vallado: el vallado es esencial para que no pueda escaparse o ser robado. Además permitirá que no moleste a personas desconocidas que pasen frente a tu hogar con una mordida inesperada.
  • Inspeccionar el vallado: Si ya tienes vallado es necesario volver a verificarlo a plenitud, buscando posibles salidas por donde pudiera escaparse. Encuentra estas salidas y tápalas de manera muy segura para que nunca pueda perderse.
  • Inspecciona tu patio en general: Ten en cuenta que adoptarás a un cachorro y estos, al igual que un niño, se lo llevan todo a la boca. Quita cualquier elemento que tu cachorro pueda llevarse a la boca de su camino, sube cualquier botella con líquidos peligrosos de su alcance, vamos, los cuidados estándares que tendrías con tu hijo, solo que este hijo tiene pelos.
  • Inspecciona tu casa: Lo mismo que con el patio, solo que dentro de casa, en donde vivirá. En este punto debes tener en cuenta que como se trata de un cachorro puede realizar numerosas travesuras, así que quita decoraciones caras que pueda romper y estén a su alcance y elimina por completo cualquier mesa con objetos que pueda alcanzar fácilmente.

Después de verificar que tu entorno cumple con todos estos puntos lo siguiente es adquirir una camita para perros, en donde se recostará y descansará. Si puedes, recomendamos que compres dos, una reservada para un espacio en donde irá cuando quiera descansar y tener un poco de independencia (no deberá estar muy lejos de la sala principal del hogar) y la otra, ubicada directamente en la sala principal del hogar, en donde la familia se reúne a ver tv o comer, ya que al peekapoo le encanta ampliamente el reunirse en familia y preferirá acostarse en el suelo que ir a su cama cuando la familia está reunida.

Lo siguiente será adquirir un plato de comida y un plato para el agua. Estos dos platos deberán estar siempre limpios. El de la comida debes limpiarlo a diario para volver a llenarlo y el del agua es conveniente que lo limpies y renueves el agua cada dos días. Esto siempre deberá ser cumplido para evitar infecciones o trastornos estomacales.

Cuando llegue el cachorro a casa encontrará un entorno perfecto para jugar y entretenerse, tendrá todo lo que necesita, pero existe un problema, es posible que quiera orinar o defecar en cualquier parte, por lo que necesitas enseñarle enseguida que el espacio adecuado para esas acciones es el jardín (o sobre un periódico para personas que viven en un apartamento)

Con esto tu peekapoo ya entenderá que no debe hacer sus necesidades dentro de casa y lo que resta es que lo entrenes para que no excave en lugares poco adecuados, como puede ser junto a tus flores o muy cerca de la entrada al patio. Enséñale un sitio en donde pueda cavar o directamente prohíbele que lo haga si tu jardín es pequeño.

Si no quieres que tu peekapoo haga importantes desastres en el interior de tu casa mientras no estás, asegúrate de incorporarlo en tu día a día aunque  “no tengas tiempo”. Puede ser en las mañanas, mientras desayunas, que les dirijas unas palabras y unas caricias.

Al llegar a casa por nada del mundo ignores a tu perro. El estará contento de verte llegar y te lo expresará con el mejor de los ánimos, por lo que debes corresponder ese sentimiento, cosa que se te hará fácil si eres una persona con un gran amor hacia los animales.

Procura que siempre haya alguien en casa para atender las demandas de atención y cariño del peekapoo. Si trabajas de mañana y tu pareja de tarde sería un escenario perfecto para la adopción de esta hermosa raza.