Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Jack Russell Terrier

jack-russell-terrier
Jack Russell Terrier
Valora esta información

Jack Russell Terrier: Tu nueva mascota

El Jack Russell Terrier es un perro de raza pequeña que pertenece al grupo de los perros conocidos como Terrier, básicamente blanco con manchas marrones, tostadas o negras en varias partes del cuerpo

Su hocico es ligeramente ancho, y tiene orejas caídas y largas. Es parecido al Parson Russell Terrier la diferencia entre ellos es que el último es un perro de mayor tamaño.

Es originario del Reino Unido, pero Australia contribuyó activamente a su desarrollo y reconocimiento a nivel internacional. Debe su nombre al Reverendo John “Jack” Russell quien era amante a los terrier y durante sus estudios en Oxford compró su primer perro con estas características, una perra blanca con marcas en la cabeza llamada “Trump”.

Al Reverendo le gustaba mucho la cacería del zorro, la cual se practicaba frecuentemente en el condado de Devon y para cuya actividad utilizaba a su terrier. Su afición lo condujo a la crianza de los perros, con el objetivo de mejorar las aptitudes de los ejemplares. Su práctica provocó muchas diferencias entre los descendientes y esto generó mucha discusión acerca del verdadero aspecto de este perro.

Jack-Russell-Terrier

Esta raza fue reconocida por las diferentes asociaciones: en el año 2000 por la FCI, en 2009 por el United Kennel Club, y en junio del 2012 por el American Kennel Club (AKC). Es el miembro más reciente del grupo terrier del AKC, aunque esta admisión se produjo en medio de las protestas de aquellos aficionados que temían que el reconocimiento del AKC no iba a ser bueno para la raza.

El resultado es que existen dos asociaciones nacionales en los Estados Unidos para la raza, el Jack Russell Terrier Club of America originario, y la reciente, y reconocida por el AKC, Jack Russell Terrier Association of America.

Se encuentran entre las razas más longevas del mundo, son muy sanos, su promedio de vida está entre 14 y 15 años. Pesan aproximadamente entre 5 y 7Kg. Pueden tener entre 4 y 6 cachorros por camada y su gestación dura 2 meses.
Su pelaje puede ser de 3 tipos: liso, duro y semi-duro.

jack-russell-terrier

Los Jack Russell Terrier son perros muy activos y llenos de energía, por lo que son muy juguetones. Son intrépidos, curiosos y amigables. Su condición de cazador por naturaleza hace que requiera de un espacio amplio donde moverse o ejercitarse. No son recomendables para familias con niños pequeños, adultos de la tercera edad o personas sedentarias, ellos necesitan mucho movimiento.

Pueden saltar hasta 5 veces su propia altura. Se distraen con facilidad y se interesan por otras cosas, pero es un perro inteligente y responde al adiestramiento, se le debe educar desde pequeño para enseñarlo a socializar desde cachorro, solo hace falta un poco de paciencia.

Esta raza de perro es un poco temperamental, característica común en los perros de caza. Son muy trabajadores, y aprovechando su hábil curiosidad pueden ser entrenados como perros de búsqueda, por ejemplo, de trufas. No es mordedor y tampoco nervioso, aunque necesita que se le eduque con mano firme.

Además de juguetón es un excelente rastreador. Es un perro algo independiente y testarudo. Tienden a ladrar en exceso debido a su gran curiosidad y estado de alerta lo que lo hace reaccionar ante cualquier ruido extraño. Por eso, es mejor enseñarle cuándo debe ladrar y cuando no para que no se vuelva molesto, además de evitarle ratos de ansiedad innecesarios.

Jack-Russell-Terrier

Como ocurre con otras razas pequeñas, el Jack Russell Terrier tiende a sufrir de obesidad. Para prevenir esta condición es necesario en ejercicio adecuado y constante, y con una alimentación acorde a su tamaño y actividad.

En cuanto al resto de cuidados esta raza no requiere de mayores atenciones. Un par de peinados semanales para eliminar pelo muerto, incrementándolo a tres o cuatro en época de muda es suficiente; además de complementarlo con un baño una vez al mes o mes y medio, cuando esté realmente sucio.

Por su expresividad son muy utilizados para películas y anuncios de televisión. Por ejemplo, en la película La Máscara del año 1994, protagonizada por Jim Carrey, el perro Milo es un Jack Russell Terrier mediano cuyo verdadero nombre es Max.

Otro perro de esta raza también apareció en la película francesa El Artista, en el año 2011, su nombre era Uggie, el falleció producto de un cáncer de próstata en el año 2015. Él además apareció en la película Como Agua Para Elefantes junto a los actores Reese Witherspoon y Robert Pattinson. Su fama fue tal que se convirtió en el primer perro en dejar sus huellas en el Hollywood Boulevard, al frente del teatro chino de Grauman.

jack-russell-terrier

Además, estos perros son muy queridos por la realeza del Reino Unido, la Duquesa de Cornwall, Camilla Parker Bowles, esposa del Principe Carlos de Gales, es dueña de dos Jack Russell Terrier llamados Bluebell y Beth. Ella los adoptó durante una visita que realizó a un refugio de mascotas.

Historia y Origen

El Jack Russell Terrier es originario de las islas británicas y se conoce de su existencia en dicho lugar desde principios del siglo XIX cuando eran criados para meterse debajo de la tierra usando los hoyos que se encontraban en la misma para sacar ratas y otras alimañas que ponían en peligro las cosechas, los perros eran escogidos debido a su valentía y los que no lo lograban eran sacrificados buscando desde aquella época características específicas en la raza.

También se buscaban otras características particulares como las patas cortas para los que eran usados para el trabajo bajo la tierra, pelaje grueso para obtener protección contra los elementos y en general se esperaba que tuviesen buena dentadura. El nombre “Terrier” proviene del latino “terra” que significa tierra, quizás por esta razón se les llamó de esta forma, por sus trabajos en tierra.

En el año 1735 aproximadamente el Sportsman’s Dictionary (Diccionario del Cazador) define al terrier como un perro usado en la cacería de zorros y tejones, en la época era muy usado en estas faenas debido a su valentía ya que era capaz de meterse en las madrigueras y sacar los animales con relativa facilidad debido a que aunque es un perro de tamaño pequeño es muy ágil y fuerte cualidades por las que se lo valoraba mucho en la época.

La raza obtuvo su nombre del reverendo John (Jack) Russell que nació en el año 1795 en Dartmouth y se crió en el norte de Devon.

Jack-Russell-Terrier

Su padre era un cazador y John aprendió a cazar junto a él, interesándose desde muy pequeño en la cacería y la crianza de perros. Se dice que se encontraba en Oxford cuando vio una pequeña hembra de Fox Terrier y se enamoró de ella empeñándose en comprarla para llevarla consigo, era un ejemplar muy hermoso casi completamente blanca a la cual llamó Trump y de inmediato observó que la misma poseía un pelaje grueso que la protegía de los elementos del clima pero además la protegían de las heridas causadas por las zarzas y demás arboles mientras perseguía zorros.

Esta pequeña perra se convirtió en la base de crianza de los Jack Russell Terriers y se dice después de 50 años aún se podían rastrear el parentesco de todos los Jack Russell Terriers hasta Trump.

En el año 1819 John Russell fue ordenado párroco y era un hombre muy apreciado en su comunidad por sus predicas y amabilidad, era conocido por su amor a los animales y nunca llegó a vender un perro, siempre los daba como obsequio a las personas que sabía que los iban a valorar y cuidar como él.

El reverendo Russell se convirtió en miembro fundador del Kennel Club del Reino Unido en 1873, y valoró a los Fox Terrier en la exposición celebrada en el Crystal Palace, en 1874. En esos tiempos ya era obvio que había una separación entre el Fox Terrier de exposición y los Terrier de trabajo que prefería el reverendo Russell. Tras su valoración apuntó que: rara vez o nunca veo un verdadero Terrier en la actualidad.

En el año 1895 se fundó en Inglaterra el Parson Jack Russell Terrier Club, con la finalidad de promocionar y afianzar la cría del Fox Terrier del norte de Devon que se habían hecho famosos a partir de los Terrier criados por el reverendo John Russell. Arthur Heinemann se convirtió en secretario de la organización y continuó con la labor emprendida por el reverendo buscando para ello tantos ejemplares emparentados como le fue posible, en 1909

Heinemann presento los ejemplares en la exposición Crufts logrando potenciar los ejemplares criados por el reverendo Russell.

Jack-Russell-Terrier

En el año 1925 Arthur Heinemann se presentó en un debate alegando que Jack Russell Terriers eran una raza aparte del resto de los Terriers y aunque no habían sido reconocidos por el Kennel Club como una raza pura habían sido criados por generaciones en forma selectiva aparte y poseían características particulares que los distinguían, el jurado le dio la razón en aquella oportunidad lo cual significó un avance.

En los años 1920 y 1930 existían en el reino unido varios grupos de criadores de Jack Russell Terriers y la raza prosperó como perro de compañía doméstico, llegaron a multiplicarse en gran cantidad en el reino unido y comenzaron a ser llevados a America donde fueron aceptados. Todo esto cambió con la llegada de la segunda guerra mundial en Europa, época en la cual la raza llegó a desaparecer casi por completo debido a la imposibilidad de conservar los criaderos de gran Bretaña.

Luego de la guerra gran Bretaña quedo bastante golpeada nación y no fue hasta los años 70`s que comenzarían a aparecer nuevos entusiastas de estos perros llegando a fundar en el año 1975 el Jack Russell Terrier Club of Great Britain, escribiéndose para la época los estándares de la raza que aun hoy son los mismos.

Características de la raza

Jack-Russell-Terrier

El Jack Russel terrier es un canino muy simpático, su apariencia de pequeño tamaño, lo convierten en un perro adorable, una mascota muy solicitada en diversas familias, por su lealtad, carácter amable con sus dueños y sus actitudes para el trabajo y el cuidado de la casa. Podemos describir a este cachorro de la siguiente manera.

Este perrito tiene un cuerpo pequeño con líneas alargadas, las cuales son finas y bien marcadas, proporcionado y con aspecto fuerte, goza de buen desarrollo muscular. Esto, hace que sea muy ágil en cuanto a sus movimientos, marcha con confianza, siempre firme y atento.

El porte pequeño del Jack Russell terrier, sumado a su cuerpo largo, le da una forma de silueta rectangular. En muchas ocasiones, esta raza es confundida con el parson Russell terrier, otro grupo de canes que comparten un origen común con esta raza, y de hecho, prácticamente son iguales, siendo solo posible distinguirlos por la longitud de las patas, ya que el Jack Russell terrier tienen unas patas cortas al estilo Basset, mientras que el parson Russell terrier tienen las patas más largas, es unos 10cm más alto que el miembro de su raza hermana. Los perros Jack Russel pueden llegar a pesar hasta unos 5 o 6 kg, de hecho hay una regla de proporciones que dice que por cada centímetro de altura, el Jack Russell terrier gana 5 kg más de peso.

En relación a su cabeza, el Jack Russell tiene una región cefálica de tamaño mediano, donde se puede apreciar un hocico que es ancho y, los labios están remarcados por una línea negra. Con respecto a las orejas, estas son medianas y se disponen en una actitud semierguida, tienen gran movilidad. Así mismo, los ojos de este perro son pequeños, de color oscuro, con una forma ovalada o de almendra, y en sus párpados se puede apreciar que por su borde interior se demarcan con una línea negra. La nariz o trufa también es oscura.

Jack-Russell-Terrier

Un aspecto muy llamativo de la apariencia del Jack Russell terrier es su característico pelaje. Esta raza de perros va a presentar unas características diferentes en su pelaje de acuerdo al ejemplar que se trate, por ejemplo, hay canes que tienen un pelo duro, corto y adherido, mientras que hay otros perros de esta misma raza que van a mostrar un pelo liso, suave pero quebradizo. Ambas variantes son aceptadas y se describen dentro del estándar de la raza. Así mismo, el pelaje puede ser corto o semilargo.

Su color presenta muchas particularidades. En todos los casos se define como color de base del Jack Russell terrier el blanco, a su vez, encima de este color blando pueden disponerse una serie de manchas que varían en color, pudiendo ser negras, castañas, marrones, y en distintos tonos del mismo color. Es muy curioso que en la región facial, las  manchas se aparecen como formando una máscara en la región facial. Casi siempre, estas manchas coloridas se encuentran en diversas zonas del cuerpo.

Comportamiento con otros perros

Jack-Russell-Terrier

El Jack Russell terrier es un perro que tienen un carácter imponente y fuerte, el cual no combina mucho con su tierna apariencia de raza pequeña. De hecho, se dice que este perrito “tiene una personalidad mucho más grande que su tamaño”, y es que su actitud es siempre la de estar alerta, mantenerse activo, observador, atento y es muy vivaz. El Jack Russell terrier es un can que muestra mucha confianza en sí mismo, siendo espontáneo, arriesgado e intrépido. El temor es una cualidad que no se observa en esta raza.

Estos perros tienen un ladrido fuerte, aunque no suelen ser muy ruidosos, por lo general, si lo escuchas ladrar es porque alguna situación lo ha alertado, solo ladra cuando es necesario. En relación a la convivencia del Jack Russel terrier con su familia y su entorno, a groso modo, podemos decir que es buena, es efectiva y tiende a responder ante la educación y el entrenamiento. Sin embargo, esto se aplica más para el trato con las persona. Con otros animales, ya sea que se trate de perros u otras razas, es un poco variable la conducta y la situación.

Los Jack Russell terrier no suelen ser perro agresivos, no inician conflictos ni peleas por territorio, aunque tienen la sangre terrier en su cuerpo, lo que se hereda en una personalidad dominante. Sucede por lo común, que con otros perros, el Jack Russel terrier puede desarrollar una convivencia efectiva, particularmente si esta inicia a temprana edad, si se trata de perros de raza pequeña y con un carácter pasivo que no busque problemas.

Las razas de canes con caracteres fuertes, dominantes y o violentos podrían no ser las compañeras indicadas para este can. Todo se trata de encargarse efectivamente de un adecuado proceso de socialización que permita que el Jack Russell desarrolle, desde que es cachorro, tolerancia y receptividad para la convivencia con otras razas caninas, no solo dentro del hogar, sino también cuando haya visitas o se realicen actividades fuera de casa como visitas al parque o sencillamente caminar por la calle.

Jack-Russell-Terrier

No es tan sencilla su relación con otras mascotas. Debemos recordar que los orígenes de la raza Jack Russell terrier se relacionan con la caza. Este perrito tiene un gran espíritu de cazador, es fuerte, arriesgado, no teme enfrentarse a presas grandes, y en efecto, es un gran cazador de zorros. Así que si en la casa existen otras mascotas, especialmente algunos roedores como hámsteres, cobayos, inclusive hasta los gatos, el Jack Russell terrier podría despertar sus instintos cazadores contra estos animales y provocar accidentes lamentables.

De modo que no se recomienda dejarlo solo con animales pequeños y si precisa, tener una socialización efectiva con otras razas de mascotas; es posible socializar efectivamente con los gatos, cuando conviven desde temprana edad, sin embargo, los roedores no son recomendables para estar en el mismo hogar que el Jack Russell terrier. Cabe resaltar que estas conductas son simplemente instintos propios de la raza, y no deben interpretarse como que se trata de una raza agresiva ni de difícil convivencia, por el contrario. Este perrito es leal y un gran compañero.

Dieta y alimentación

Jack-Russell-Terrier

A pesar de su pequeño tamaño no hay que dejarse engañar, este peludo amiguito tienen un gran apetito que necesita ser regulado, controlado y vigilado para lograr una dieta específica y apropiada que le permita adquirir un buen desarrollo muscular y un fuerte y sano estado físico, que además también influye en su comportamiento emocional.

El Jack Russell terrier precisa un tipo de alimentación que va a cambiar a lo largo de su crecimiento y desarrollo. Los cachorros necesitan mayor cantidad de nutrientes como proteínas para la formación de los tejidos y el crecimiento, y también precisan de carbohidratos para proveerse de energía para realizar la gran cantidad de actividades que disfrutan hacer. El caso del Jack Russell terrier adulto, requiere igualmente un contenido alimenticio a predominio de proteínas, y en menor proporción carbohidratos y ácidos grasos esenciales.

Los perros de razas pequeñas tienen ciertas particularidades que deben ser consideradas a la hora de su alimentación. En primer lugar, la raza de perros pequeños va a necesitar de un tipo de comida, hablando del pienso seco, que sea especialmente elaborada para ellos, tales como los productos de pienso seco para razas de perros pequeñas.

Los  mismos tienen la particularidad de que los granos son más pequeños y fáciles de masticar, mejorando el proceso de masticación y deglución, y en general, ayudando al mejor funcionamiento del proceso digestivo. Por otro lado, el pienso seco de la gamma junior tiene la ventaja de que se elabora con la proporción adecuada de nutrientes para permitir el óptimo desarrollo del can en esta etapa de cachorro.

Cuando el Jack Russell terrier es adulto, se sugieren cambiar por los formulados para perros mayores de un año de razas pequeñas.

Debes asegurarte de que el pienso seco que le proporciones a tu can sea el de mejor calidad, lo que no está dado tanto por la parte más famosa como por la tabla nutricional de los ingredientes con los que se elabora el producto.

Un consejo útil para saber con qué estas alimentando a este animal es verificar esta tabla nutricional, el principal componente serán las proteínas, de origen animal, como las derivadas de pollo o pescado, y también carnes rojas, que se reconocen por ser las de alto valor nutricional. Ingredientes secundarios serán los carbohidratos y las grasas; del mismo modo se aconseja evitar los cereales sobre agregados que carecen de valor nutricional y son altamente alérgenos.

El Jack Russell terrier amerita de un tazón con agua limpia y fresca que se cambie de manera regular para garantizar su hidratación y contribuir a la buena salud digestiva.

Un aspecto importante a considerar en el cuidado de la alimentación de este perro es que tiende a padecer de obesidad. Este problema se resuelve controlando las raciones de comida, en general, se distribuirán durante el día dos comidas principales, máximo tres, y se pueden adicionar algunas galletas los días de adiestramiento.

Un factor clave para prevenir la obesidad canina es el estímulo de manera regular para el ejercicio adecuado. Para mayores consejos de sobre la alimentación del Jack Russell terrier lo ideal es consultar con el especialista.

Salud y cuidados generales

Jack-Russell-Terrier

El Jack Russell terrier es miembro de una raza de perros muy divertida, su energía y disposición para su familia lo convierten en un can muy amistoso y compañero. El cuidar de tu mascota canina significa vigilar los aspectos que mantienen su buena calidad de vida, esto es, cuidar de su aseo e higiene para que siempre luzca impecable, garantizar su alimentación y adecuada nutrición, y por supuesto, prestar atención a su salud.

Aunque esta es una raza de perros fuerte y sana, no se escapa de poder sufrir ciertas dolencias de salud que deben reconocerse a tiempo y tratarse.  Entre las afecciones de salud que pueden comprometer al Jack Russell terrier se mencionan problemas oftalmológicos como el desprendimiento de la retina y las cataratas, también enfermedades inmunológicas y hematológicas como la enfermedad de Von Willebrand, patologías neurológicas como es el caso de las epilepsias, la sordera congénita, y una serie de afecciones en la piel como dermatitis y eczemas e infecciones cutáneas causadas por hongos y bacterias que pueden llevar a zonas de alopecia o pérdida de pelo en el can.

Con todo esto, la expectativa de vida de los miembros de la raza Jack Russel terrier es buena y larga, se acerca a los 15 años, tal cual como sucede en los perros de razas pequeñas. Esta larga vida se garantiza con los cuidados apropiados por parte de su dueño, buena alimentación, ejercicio regular, visitas al veterinario para vigilar su estado de salud y sin duda, mantener al día las desparasitaciones y el calendario de vacunaciones.

El Jack Russell terrier es una perro muy activo y lleno de energía, le gusta jugar y realizar constantemente actividad física. El ambiente ideal para él es un hogar seguro que disponga, en caso de que sea una casa, de cercas o muros altos que no pueda saltar y escaparse o correr hacia la calle donde un carro podría lastimarlo.

Con respecto al tema de la higiene, este perrito no necesita demasiadas exigencias en el tema del aseo corporal. El baño puede ser una actividad que se realice una vez cada tres meses, dependiendo de sus hábitos, y de si luce o no sucio, es preciso usar productos de baño especiales para perros cuidando el pH de la piel. También, se pueden limpiar sus ojos y orejas con extremo cuidado, una vez a la semana, con un apósito estéril y agua limpia a temperatura ambiente o solución fisiológica.

Quizás el aspecto más importante de la higiene del Jack Russell terrier es su pelaje; este perrito por fortuna, presenta un pelaje corto, algunos ejemplares un poco más largo, un par de cepilladas a la semana le ayudara a remover el polvo, los cabellos muertos y a estimular la circulación cutánea. El cepillado se aumenta en ciertas épocas del año en las que es común que este perrito pierda más pelo de lo normal, son las épocas de muda.

Con estos sencillos cuidados, un dueño amoroso y comprometido, puede garantizar la salud y vitalidad del Jack Russell terrier por muchos años.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Jack Russell Terrier

Jack-Russell-Terrier

El Jack Russel terrier es un perro de una raza muy juguetona y divertida, su personalidad encaja muy bien con aquellas familias que necesitan un compañero fiel, leal, inteligente y alegre, dispuesto siempre para pasar un rato libre muy agradable. El dueño de esta raza de perros necesita ser activo, disfrutar de las actividades al aire libre, y tener cierto tiempo libre así como la disposición adecuada para dedicarse al entrenamiento y educación de este perro.

La idea es comenzar un entrenamiento lo más temprano posible, de manera que el Jack Russell terrier desde cachorro aprenda los comportamientos, órdenes básicas, practique la obediencia y sobretodo, desarrolle un efectivo proceso de socialización, tanto con adultos, como niños, y también con otros animales y mascotas.

El Jack Russel terriers es un perro muy inteligente y observador, la mayor parte de las veces los ejemplares de esta raza están dispuestos para el entrenamiento, y responden bien a los comandos. No necesitan de un entrenador firme y estricto, sin embargo, si se prefiere que su dueño tenga el carácter adecuado para demostrarle quien es el líder, y que haga que le preste atención y obedezca. Es fácil que este perrito aprenda trucos, y de hecho, puede aprenderlos inclusive antes de aprender las órdenes básicas. Este can es listo, comprensivo, atento y siempre está.

Las órdenes básicas como sentarse, acostarse o echarse, traer algo, se aprenden fácilmente. El comando se dicta, la orden se demuestra y ejecuta; muchas veces puedes mejorar la disposición del perro para el entrenamiento incorporando alguna técnica que facilite como por ejemplo, el refuerzo positivo.

El refuerzo positivo consiste en ofrecer al perro un estímulo agradable, generalmente algún bocadillo, luego de la ejecución correcta de alguna orden. La mayoría de los canes responden de maravilla a esta técnica y  el entrenamiento se hace más fácil y llevadero. Sin embargo, no bases el refuerzo positivo únicamente en comidas y bocadillos, recuerda que este can tiene la desventaja de que puede sufrir de obesidad, así que también funcionan bien los cumplidos y las caricias.

Recientemente, otro estímulo es el reforzamiento con clicker, un dispositivo que emite un sonido agradable y percibido por el perro cuando ejecuta correctamente la orden.

La socialización correcta es otro punto básico del entrenamiento de esta raza, de ella depende que se convierta en un perro amigable, cariñoso, juguetón y divertido. Llévalo desde pequeño al parque, a la plaza y a diversos lugares en los que pueda pasear y compartir con otras personas perros y mascotas. Así, desarrollará tolerancia y receptividad.

El Jack Russell es un perrito inquieto, precisa de atención, y prefiere estar desempeñando alguna cosa o actividad, siempre y cuando comparta con su familia. Cabe señalar que el entrenamiento puede estar a cargo de entrenadores experimentados, aunque, al ser relativamente sencillo, se recomienda que sea el propio dueño el que se encargue de la educación de este can, de esta manera también se crea, mejora y fortalece la relación con sus familiares, ya sea que se trate de niños o de adultos.

Comportamiento con los Humanos

Jack-Russell-Terrier

Es probable que las mejores características del Jack Russell terrier deriven de su agradable carácter, su maravillosa personalidad, y la facilidad con la que se desenvuelve en el hogar con su familia, especialmente si es bien entrenado.

Estamos ante un perrito que un gran compañero, amable, amistoso, muy sociable, quien a pesar de su tierno aspecto y su pequeño tamaño, también encierra las mejores actitudes de un perro muy fuerte y protector. Un Jack Russel terrier es un can pequeño que no teme a los desafíos, tienen un sentido de perro guardián, es fiel, apegado y preocupado por su familia.

Por otro lado, este perrito disfruta mucho de su familia y sobre todo de jugar con ellos, adora el compartir actividades al aire libre, donde tenga espacio para correr, saltar, brincar y liberar su energía.

Puede ser un tanto dominante, rasgo que está presente en todos los terriers. El Jack Russell es receptivo al contacto con las personas ajenas al hogar, en principio puede mostrarse un tanto receloso y desconfiado, sin embargo, entra en confianza rápidamente para entablar amistades, es sociable, amable y cariñoso con las demás personas, y muy cercano a los niños con quienes disfruta mucho compartir y jugar.

Sucede lo contrario cuando se trata de otros animales, requiere una buena socialización para convivir en paz con otras mascotas.

El Jack Russell terrier es un perro protector, no teme enfrentarse a desafíos, ya sea que se trate de canes que superen su tamaño, es valiente, audaz, intrépido y muy inteligente. Tienen la ventaja de ser un perro muy observador.

En ocasiones ladra, pero por lo general, su ladrido no es excesivo ni molestoso, ciertamente lo usa como signo de alarma o alerta ante alguna situación que sospecha. Requieren gran cantidad de atención, y no es bueno dejarlos solos en casa por mucho tiempo, ya que pueden comenzar a desarrollar estrés canino y ansiedad, el cual liberan la mayoría de las veces, rompiendo objetos en la casa y causando un gran desorden.

De modo que este perrito ciertamente es un gran compañero, aunque es más para personas que buscan comprometerse con un tiempo mínimo para su cuidado y educación.

Este perrito en sus inicios, y también en la actualidad, en muchos lugares donde habitan en campos y granjas, es un excelente cazador, principalmente de zorros y roedores. En este can se manifiestan fuertes instintos de casa, es inteligente, hábil y ágil, audaz y silencioso, como todo un experto cazador, y particularmente, se divierte mucho con estas actividades.

El Jack Russell terrier necesita de un entrenamiento regular bastante frecuente para liberar toda esa energía, puesto que gustan de actividad física moderada. Así que, tomate tu tiempo para llevarlo al parque a pasear y jugar. Un perro que no es atendido, se vuelve ansioso, estresado, y tomar algunas conductas desordenadas, o incluso hasta volverse perezoso y propiciar la obesidad.

Por todo lo demás, es un excelente perro de compañía para casi todo tipo de familias, además de ser una gran opción para trabajar en granja. Con un temperamento intenso, fuerte, dominante, pero a la vez, leal, amistoso y protector, el Jack Russell terrier es una excelente opción de mascota.

Entorno ideal

Jack-Russell-Terrier

El entorno para la convivencia feliz de este animal, así como para su desarrollo y crecimiento óptimo amerita de algunas consideraciones muy básicas que son fáciles de cumplir para quien desee tener a un Jack Russell terrier de mascota.

Esta raza de perros adquirió notable popularidad en la década de los noventas cuando la película “La Máscara” protagonizada por Jim Carrey, tenía como mascota al famoso “Milo” un Jack Russell terrier astuto, inteligente, audaz y fiel a su amo. A partir de entonces, muchas personas quieren hacer a este can parte de su hogar.

Una ventaja que presentan estos perritos es su pequeño tamaño, esto consigue que el Jack Russell terrier pueda acomodarse en casi cualquier tipo de hogar. Idealmente, este can es más feliz en un ambiente espacioso donde pueda correr, saltar y jugar, pero esto no significa que no pueda adaptarse a vivir en un pequeño apartamento. Este perrito puede estar sin problemas en una casa, un apartamento, una granja, y demás. Solo necesita que su dueño dedique cierto tiempo para sus juegos y entretenimiento, con tan solo eso, el Jack Russell terrier será feliz en cualquier sitio que sea atendido sin importar el tamaño de dicho espacio.

Por ejemplo, si se trata de una casa grande, con jardines y patios, se prefiere que estos estén cercados, para evitar que el perrito se escape a la calle y pueda salir lastimado accidentalmente, de igual manera, que la cerca sea alta. Si vive en un pequeño apartamento, asegúrate de que tenga su paseo diario para hacer sus necesidades fisiológicas, en la mañana y en la noche idealmente, así como también de forma regular, llévalo a un parque o plaza donde pueda jugar y divertirse junto a ti. Si el Jack Russell terrier es mascota de tu granja, este perrito se divertirá mucho corriendo tras los conejos y las zorras.

Mientras te ocupas de trabajar, puedes dejarle a cargo juguetes interactivos disponibles en las tiendas de mascotas, que permitan que el perrito este entretenido y estimule sus capacidades, en lugar de mostrarse ansioso ante la soledad y tomar conductas destructivas.

Con respecto al clima, toma en cuenta algunas consideraciones para el cuidado de tu can. Un entorno a bajas temperaturas, como el que se presenta en los días fríos del invierno, hace sensible al Jack Russell terrier de pelo corto y adherido al cuerpo a los resfriados; por tanto, debes asegurarte de que en esos días, tu perro este bien protegido en la calefacción de tu hogar y que si salen a pasear, vaya bien abrigado, con ropa para perros que puedes adquirir en cualquier tienda de mascotas.

El Jack Russell terrier es la mascota ideal para un entorno de familia con niños y personas activas, de lo contrario no será un perro feliz, pues necesita atención, ejercicio y compartir diariamente. Con los cuidados básicos de un dueño disponible, bondadoso, con actitud firme y a la vez cariñosa, este perrito será la mejor mascota que podrás encontrar. Fuerte, sano inteligente y juguetón, el Jack Russell es un perro longevo que acompañará tu hogar por mucho tiempo.