Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Corgi galés de pembroke

corgi
Corgi galés de pembroke
5 (100%) 7 votes

Corgi galés de pembroke: Tu nueva mascota

El Corgi galés de pembroke es una raza de perro que cada vez gana más popularidad debido a su carácter, habilidades y a su porte, que lo ha llevado también a ser uno de los preferidos para exposiciones caninas.

Proveniente de Gran Bretaña, aunque se cree que fue llevado por los Vikingos, el Corgi galés de pembroke fue criado originalmente para arriar ganado, debido a su gran resistencia y a su habilidad de mantenerlos juntos mordiéndoles las patas, fue perfecto para el pastoreo, sin embargo alrededor de los años 30 se comenzó a acentuar la diferencia existente entre dos de su especie, siendo desarrollado el ahora conocido como Corgi de Pembroke en Pembrokeshire y el no tan popular Corgi Cardigan en el condado de Cardiganshire, la descripción de este artículo corresponde al primero.

El Corgi galés de pembroke es un perro pequeño, que por lo general posee patas y cola corta con el cuerpo alargado, corpulento, de apariencia parecida al pastor alemán, fuerte, con pelaje en dos capas, puede llegar a medir entre 25cm y 30cm, por su contextura fornida alcanza un peso entre 10 a 14 kilos (entre 22,04 a 30,86 libras) y con una buena alimentación y moderados cuidados, puede llegar a vivir entre 12 y 14 años.

corgi

Por sus características y especialmente la densidad de su melena y su tipo de piel (que se describirán a detalle más adelante, en este artículo) el Corgi galés de pembroke no soporta climas muy fríos ni muy cálidos o húmedos, se adapta fácilmente a climas templados, o controlados mecánicamente, por lo que se instalan fácilmente en apartamentos o espacios cerrados siempre que mantengan una buena temperatura.

Como sucede con casi todas las familias caninas, el Corgi galés de pembroke que se conoce hoy en día difiere en gran medida de la de sus ancestros, lo que se debe a la innumerable cantidad de cruces y matrimonios dados con otras o las misma especie, obteniendo esta variación conocida como “perro enano” producto de las mutaciones que se fueron generando con el paso de los años, sin embargo, como se mencionó previamente y se detallará a continuación, estos cruces generaron lo que hoy se conocen como dos tipos diferentes, el Corgi Cardigan y el Corgi Pembroke.

Un aspecto atrayente sobre esta especie es su variabilidad, si bien puede estar cómoda en un apartamento o en una casa campestre, puede también servir para el ejercicio libre ligero o pesado, es ideal para exposiciones caninas debido a su inteligencia y capacidad de adiestramiento, e incluso en algunas ocasiones, en especial cuando se encuentra con niños, el Corgi galés de pembroke tiende a tener un comportamiento humorista, procurando risas a su compañía, intentando que se sienta agradada.

Debido a estas aptitudes tan familiares, a su comportamiento y obediencia, además de su interesante fisionomía, una aparente mezcla entre varias especies caninas, que lo hace parecer un pastor alemán con patas cortas, esta raza ha aumentado en popularidad desde que se convirtiera en el favorito de la realeza británica en la década de 1930, donde fue adoptado por la reina Elizabeth II, causándole gran afición, llegando a ser visto desde entonces como la mascota real.

Una de las cualidades de este animal es su exacerbada cantidad de energía, lo que combinada con una aventurera inteligencia lo convierte en el compañero perfecto para juegos que lo estimulen y lo reten, necesitando ejercitarse diariamente por lo mínimo con paseos ligeros, ayudándolo a quemar grasas ya que el Corgi galés de pembroke es un amante empedernido de la comida, insaciable, come por puro placer, por lo que es necesario ser estricto con su alimentación de manera de prevenir futuras enfermedades provenientes de la obesidad a la que tienden padecer.

Es recomendable sea entrenado a temprana edad, ya que posee una gran capacidad intelectual que demanda estimulación, además el Corgi Pembroke no tolera muy bien la soledad, y no es muy dado a socializar, siendo tímido con otras razas y un poco intolerante a vistas de extraños, por lo que sin una buena educación puede tender a conductas inapropiadas o ladridos excesivos.

corgi

Para quien desea incluir en su familia a un Corgi galés de pembroke debe saber que tendrá un nuevo integrante con necesidades propias, un poco bullicioso, capaz de tomar sus propias decisiones, y sobre todo que por sus capacidades innatas tiende a mordisquear los tobillos de las personas, pero con un correcto adiestramiento, paciencia, humildad y amor en su entrenamiento se puede convertir en el perfecto y más colaborador compañero.

El Corgi Pembroke es pues, un dinámico aliado, posee una encantadora y vivaz mirada, un amiguito que cambiará sin duda la vida de sus amos, trayendo alegría, distracción, seguridad y alguno que otro disgusto, propios mientras se establece su entrenamiento, pero lo más importante es que lo amará una vez entre en su hogar.

Historia y Origen del Corgi galés de pembroke

Existe evidencia que indica que los Vikingos realizaban sus travesías en barcos donde llevaban a algunos de sus perros, lo cuales les servían como colaboradores, de hecho, con sólo mirar a algunos escandinavos se puede tener una idea de su familiaridad con los Corgi.

Los Corgi llegaron a las granjas de Gales, donde la mayoría estaban situadas en zonas rocosas, con climas extremos, con mucho viento, donde fueron cruzados con otras razas obteniendo modificaciones que cambiaron un poco la versión de sus ancestros, estos perros eran llamados “ci socli” lo que significa “hasta el talón”, ya que trabajaban arreando el ganado mordisqueándoles los talones, (costumbre que hoy en día poseen algunos Corgi no entrenados, tendiendo a intentar arrear a sus familiares humanos).

El perro era mucho más pequeño que la otra versión que se desarrolló, el Corgi Cardiganshire, poseía un cuerpo más compacto, y sus patas delanteras eran mucho más rectas que las de su primo, muchas veces, el de Pembroke nacía sin cola y usualmente su pelaje era más corto y abundante, con orejas más pequeñas, lo que generó que se establecieran dos derivaciones de una misma raza.

corgi

El Corgi de Pembroke era maravilloso para arrear el ganado, llegando a ser muy necesarios en las actividades de granja como colaboradores de granjeros, por lo que en sus inicios tenía un tipo de vida muy humilde, convirtiéndose por su adaptabilidad en parte de las familias, trabajando duro a la par que sus compañeros humanos, protegiéndolos en la noche y muchas veces sirviendo hasta como “niñeras” cuando los adultos no se encontraban en el hogar, en el estudio denominado “The Welsh Corgi” los autores bromearon diciendo que estos perros “hacían de todo menos esperar en la mesa”.

Estas familias de agricultores que estimaban y cuidaban a los Corgi galés de pembroke como un miembro más, no se imaginaban que en algún momento sus cachorros se iban a convertir en parte de la realeza y a ser expuestos en competencias de belleza alrededor del mundo, obteniendo un futuro mucho más glamoroso que el que se vislumbraba.

Es aproximadamente en el año 1920 que el Corgi galés de pembroke es presentado socialmente en exposiciones caninas, donde deja de tener una actividad exclusiva como colaborador en las granjas y pasa a obtener mayor popularidad, aunque no es hasta que se restaura la paz, a partir del año 1934 que el Kennel Club de Gran Bretaña lo acepta como raza, dividiéndolo en Cárdigan y Pembroke, generando una serie de requisitos para ubicarlos dentro de cada categoría, fundándose el Club Corgi Gales de Pembroke de América en 1936.

Es también durante la década de los 1930 que aumenta su fama debido a que el rey Jorge VI le regala a su hija un Corgi de Pembroke como mascota, quedándose esta raza, desde entonces como parte de la familia real, incluso aún son los compañeros preferidos de la Reina Elizabeth II.

Este hecho hizo que muchas familias lo adoptaran en sus hogares, teniendo algunos la costumbre de cortarles la cola, lo que fue prohibido a partir del 2002, ya que se considera como una agresión y vulnera la integridad de los perros, sin embargo, ha permanecido como una mascota muy aceptable debido a su belleza y comportamiento.

Caracteríticas principales

El corgi galés de pembroke en ocasiones también llamado welsh de pembroke es un perro originario de Gran Bretaña, el cual ha pasado largos periodos de su vida como perro pastor, ya que tiene una excelente capacidad para practicar esta disciplina gracias a su amplia inteligencia.

Su reducido tamaño también hace que sea difícil de patear por parte del ganado, puede moverse entre él con suma facilidad y debido a su rapidez puede poner al ganado a salvo en cuestión de minutos.

Sin embargo, en la actualidad este perrito se trata de un perro casero, son muy pocas las personas que al sol de hoy lo usan como perro pastor, por lo que su tarea principal se ha convertido en darle felicidad a las personas por medio de sus astutas ocurrencias y travesuras.

Es importante diferenciar a los corgi de pembroke de los cardigan que, aunque son parientes cercanos, su descripción física varía.

En los corgi de pembroke podemos ver un cuerpo robusto, fuerte y un estado de ánimo que lo empuja a estar siempre alerta. Estos factores lo hace un perro proactivo, siempre dispuesto a tomar cartas en el asunto, lo que transmite una sensación de buena vitalidad.

La cabeza es parecida a la de los zorros, con una expresión de alerta constante y astucia. La cola por su parte es corta, debido a la costumbre de cortarles la cola algunos nacen sin ella, aunque no es una práctica que recomendemos ya que aparte de ser cruel, puede ser ilegal en tu país.

Para diferenciar a un corgi galés de otras especies se debe mirar su cola, si esta es corta o simplemente no existe, entonces es un corgi galés de pembroke, o corgi welsh, en cambio, si es grande y muy peluda puede tratarse de su hermano el corgi cardigan u otra especie (¡no confundas un zorro con un corgi!).

El pelaje del corgi galés de pembroke es liso y tiene buen largo, puede venir en varios colores como es el rojo, azabache, negro, naranja oscuro o marrón. Pueden presentarse manchas blancas en él sin ningún problema.

Su tamaño puede ser de entre 15 y 35 cm siendo las hembras menos altas y más livianas, el peso del corgi galés puede variar entre los 10 y 25 kg. Para su altura se considera este rango de peso como saludable, pero ya puedes imaginarte la robustez de este ejemplar como para que pueda pesar 25 kg teniendo tan solo 35 cm de altura como máximo.

Sus orejas son puntiagudas por lo cual su aspecto es bastante parecido al de los zorros comunes. Estas llaman mucho la atención ya que se encuentran un poco desproporcionadas si se les comparan al estándar de tamaño de la cabeza, lo que lo hace un perro bastante peculiar.

Sin embargo dichas orejas en punta y de gran tamaño no lo hacen un perro “feo”, todo lo contrario, estas le añaden un toque dulce que todos los que han tenido un perro de esta raza adoran.

Los ojos del corgi galés de pembroke son oscuros y tienen un tamaño medio. En algunos ejemplares pueden presentarse ojos de color azul, pero estos seguirán siendo oscuros.

El pelaje puede describirse como un poco áspero y duro, puede tener varios colores pero nunca debe ser totalmente blanco o tener manchas blancas que hagan predominar el blanco sobre su color base.

Es un perro que a simple vista se puede catalogar como pequeño, aunque su pequeñez se ve opacada por su gran robustez, que lo hace un perro bastante fuerte y dispuesto a correr largas distancias junto al ganado. Digamos que se trata de un perro grande encerrado en el cuerpo de un perro pequeño, lo verás cuando lo invites a hacer ejercicio y a dar paseos.

En cuanto a sus miembros anteriores se puede ver que están bien pegados al cuerpo, son cortos y poseen muy buena robustez en sus huesos y músculos. Los miembros posteriores por su parte tienen las mismas características pero estos cuentan con muy buena flexibilidad.

Los pies tienen una forma redondeada, son fuertes y arqueados. Los dedos del medio son un poco más largos que los laterales. Tiene unas grandes almohadillas resistentes.

Por último, podrás diferenciar al corgi galés de pembroke de los demás perros al verlo moverse. Tiene una manera de andar desenvuelta, viva que invita a los demás a seguirlo. No levanta las patas traseras mucho lo que le da una fina y peculiar manera de andar.

Comportamiento del Corgi galés de pembroke con otros perros

Corgi-gales-Pembroke

El comportamiento del corgi galés de pembroke es característico de los perros pastores. Se trata de un can al que no le cae bien cualquier perro, por lo que no se acercará a animales extraños para interactuar amablemente con facilidad, aún menos si no tuvo socialización durante su etapa de cachorro.

Decimos que este perro tiene un típico comportamiento de perro pastor debido a su extrema desconfianza con extraños, sean humanos o animales. Si otro perro, gato, animal de granja desconocido o humano se acerca a su territorio no dudará en saltar de donde se encuentre para advertirle rápidamente a dicha especie que se encuentran invadiendo su territorio.

Por más que sea un perro algo paciente con los niños, debido a esta característica de su comportamiento puede volverse impredecible a la hora de que interactúe con niños desconocidos para él debido a que ciertos comportamientos pueden desencadenar agresividad en el corgi galés de pembroke.

El corgi galés es un perro muy inteligente que no se conformará siendo tratado como los demás perros que no gozan del don de una amplia inteligencia, puede que pidan más atención que otras mascotas debido a su característica de perro seguidor.

Es un perro que puede ponerse celoso fácilmente si le dedicas más tiempo, caricias y halagos a otro perro que a él, por lo que si tienes varias mascotas es necesario que le prestes igual atención a ambas mascotas para evitar cualquier tipo de problemas.

Otro problema que tiene el corgi de pembroke al relacionarse con otras mascotas es que a menudo, y aún más siendo cachorro, tiende a mordisquear las patas de otros perros a modo de juego o dominancia. Esta conducta la aprendió hace cientos de años cuando aún vigilaba los ganados.

Mordisqueando las patas del ganado hacía que caminarán rápidamente, para alejarse del peligro inminente que asechaba en las cercanías, dirigiéndolos a un lugar seguro.

Naturalmente, todos los problemas de comportamiento en esta raza pueden ser erradicados fácilmente con adiestramiento de obediencia desde pequeños. Son perros inteligentes que si se entrenan para ser perros modelos en obediencia, fidelidad y amistad con otras especies entonces podrán serlo.

El corgi es un perro de manada. Naturalmente este pequeño perro no podría cuidar a un gran número de ganado por sí solo, sino que actuaban en grupos pequeños y medianos para poder así mantener seguro el terreno. Por ello han desarrollado un buen comportamiento por defecto con otras especies de animales, pero aunque esto sea así la socialización es fundamental.

El corgi deberá ser entrenado desde cachorro para que pueda llevarse bien con otros perros, esto se logra dejando que pase el tiempo suficiente con sus hermanos de camada, para que aprendan bases sólidas de convivencia, y luego, cuando ya estén en casa y con otras mascotas en el lugar, hacer que pasen tiempo con ellas si son mansas.

Esta convivencia con otros animales les enseñará que todos pueden vivir en un mismo entorno y que son parte de su manada, lo que significa que deben ser cuidados por él, como si se tratase de ganado.

Si eres una persona con vida laboral activa entonces lo mejor es que cuentes con otras mascotas antes de adoptar a un perro de esta raza ya que lleva muy mal la soledad. Con otros perros podrá interactuar y sentirse acompañado, pero en total soledad puede desarrollar rápidamente aburrimiento y depresión, dos factores que pueden hacer que se comporte de manera destructiva u agresiva.

El corgi galés de pembroke disfrutará estando acostado junto a otras mascotas mientras ven lo que hacen los humanos, son perros que pueden convivir bien con otros perros amables igual que ellos. Al momento de los juegos y el entrenamiento no habrá problemas ya que no es un perro muy competitivo con otras mascotas.

Si tu corgi galés de pembroke tiene algunos comportamientos agresivos que libera ante ciertas situaciones con otras mascotas reprueba estos inmediatamente y aleja a la otra mascota para que sepa que hizo algo mal y por ello se acabó la diversión.

También debes saber que ciertas conductas agresivas pueden ser eliminadas interactuando frecuentemente con él, teniendo momentos en los que compartan divertidos juegos o jornadas de ejercicio, como también simplemente manteniéndolo cerca e interactuando a lo largo del dia por breves momentos con él. Estas acciones lo harán muy feliz y evitarán que se estrese por falta de interacción.

Cuidados necesarios

Corgi-gales-Pembroke

El corgi gales de Pembroke es un perro de talla pequeña por lo que hay que cuidarlo de la obesidad llevando una dieta balanceada y fomentando la actividad física. Es muy enérgico y le encanta correr, jugar y pasar tiempo paseando, el ejercicio es muy bueno para él ya que esta raza es propensa al sobrepeso que con el tiempo podría causarle problemas mayores.

Es propenso a sufrir de displasia de cadera y osteoartritis, estos problemas empeoran si hay sobrepeso de por medio, por lo tanto es de suma importancia no sobrealimentarlo ni tener excesos de algún alimento en su ingesta diaria.

Hay que destacar que el corgi gales de Pembroke es sumamente glotón ya que casi nunca esta saciado con una porción de comida y que en ocasiones puede ser difícil controlar su gran apetito.

Su cantidad de comida diaria promedio adecuada es de unos 150 a 300gr diarios de alimento comercial, lo ideal sería uno que le aporte los nutrientes necesarios, tales como las proteínas, carbohidratos y leve cantidad de lípidos.

El sobrepeso puede afectar negativamente su interés en el ejercicio por lo que hay que incentivarlo para los paseos y ejercicios, hay que establecer una intensidad moderada para que drene su exceso energía y se sienta cómodo, de ninguna manera podemos exigir más de la cuenta ya que le estaríamos perjudicando.

Se requiere un ritmo adecuado en los paseos para quemar grasas uniformemente y aumente su resistencia cardiovascular, este perro la mayoría de las veces es forzado a ir apresuradamente a causa de su constitución corporal, sus patas cortas suelen mantener un paso más lento que el promedio de las demás razas. Poseer una casa con espacios amplios es una gran ventaja para su rutina de ejercicios.

Hay que evitar en la medida posible los juegos que impliquen saltos y subidas y bajadas demasiado bruscas ya que estos factores pueden perjudicar su columna, haciendo que en un futuro sufra algún problema en ella, esta suele ser sensible gracias a su longitud.

Hay que evitar los paseos en las horas más calurosas del día, esto puede ser perjudicial para sus patas por el suelo de las calle caliente, además se evitarían posibles golpes de calor, esta raza tiene poca altura por lo tanto puede percibir en mayor manera el calor que emana el suelo.

Puede ejercitarse también mientras juega con una pelota o con otros perros, esto sería una gran motivación y diversión para él.

Otra alternativa para evitar el sobrepeso es la natación, incluirla en la rutina puede ser de gran ayuda para disminuir calorías y desarrollar su destreza en el nado. Con este ejercicio no hay que preocuparse por factores como el calor.

Esta raza no es propensa solamente a los inconvenientes anteriores, también suelen sufrir de problemas oculares tales como las cataratas y la displasia de retina. Una de las enfermedades más graves que puede presentar es la mielopatía degenerativa, la cual es una enfermedad progresiva que afecta directamente a la medula espinal y conlleva a la parálisis de las patas traseras, esta enfermedad reduce en gran manera su calidad y esperanza de vida.

Para evitar de la manera más efectiva estas enfermedades se debe tener un régimen de vacunación puntual y de calidad, es necesario visitar a un veterinario ya que puede evaluar la cantidad, intervalo de tiempo y diversidad de vacunas que necesita el perro.

El corgi gales de Pembroke tiene una esperanza de vida que va desde los 12 a los 14 años.

En el ámbito del cuidado de su pelaje hay que destacar el cepillado dos veces por semana para retirar pelos muertos, nudos y parte de la suciedad que se acumula, tiene un espeso subpelo en donde se pueden encontrar la mayoría de nudos. En épocas de muda de pelaje el cepillado debe ser diario para evitar que se quede el pelo muerto pegado al resto. Su pelaje no demanda mayores cuidados por lo que no es difícil de mantener.

Los baños no tienen que ser muy frecuentes, pueden tener un intervalo de cada tres semanas o cuando demuestre algo de suciedad en su pelaje. No hay que excederse ya que lo perjudicaríamos quitándole parte de su capa aceite protector.

Conforme a como haya sido su cuidado a lo largo de la vida tendrá una mejor calidad de vida en su vejez. A partir de esta etapa hay que reforzar sus cuidados ya que puede presentar problemas como la osteoporosis y otras afecciones ligadas a la edad avanzada, así se lograra tener un compañero fiel y cariñoso por muchos años más.

Comportamiento del Corgi galés de pembroke con los Humanos

El Corgi galés es una raza muy amable, fácil de adiestrar, ya que le encanta servir, pero sobre todo se trata de una raza excepcionalmente inteligente. Es catalogado como un perro que cumple un rol perfecto como perro de compañía gracias a estas características típicas de su modo de ser.

Corgi-gales-Pembroke

El corgí gales fue usado como perro pastor durante varios años. Los campesinos que lo usaban para esta tarea no podían permitirse perder ganado producto de ataques de bandidos o animales salvajes hacia su rebaño, así que debido a la facilidad con la que se adiestra a esta raza lo enseñaron a cuidar a los demás animales de la granja.

Los campesinos no podían tener limitaciones ni defensas en sus terrenos debido a que estos terrenos no les pertenecían, sino que eran parte de los terrenos reales de la corona. Afortunadamente el corgi galés de pembroke aprendió de manera apresurada y precisa que terrenos debía guardar y como debía actuar ante una amenaza.

El corgi galés hacía uso de su inteligencia de una manera increíble al redirigir al ganado a una zona segura mientras ahuyentaba a los peligrosos animales salvajes y bandidos, pero además tenía un cuerpo compacto, el cual le permitía pasar sin problemas por debajo del ganado sin ser herido por este.

Este modo de vida le ha enseñado el corgi galés a ser un perro bastante obediente y muy familiar y protector con las personas que lo rodean. Se trata de un ejemplar que se llevará de una manera excepcional con su dueño y muy bien tanto con los demás adultos del hogar como con los niños.

En cuanto a la relación que esta raza tiene con los niños podemos decir que es buena siempre y cuando tengan un buen comportamiento con él. El problema no es el corgi galés de pembroke, el problema son los niños traviesos que pueden llegar a molestarlo producto de tirones de pelo, golpes o travesuras.

En cuanto a su modo de ser se puede ver que se trata de un perro callado, no ladra mucho, solo cuando es estrictamente necesario, que es cuando se avecina un peligro real debido a que una persona u animal se encuentra demasiado cerca de sus dominios.

Muchos propietarios de perros de esta raza sostienen que su perro es inteligente porque logran hacer caso rápidamente y otros afirman que su corgi galés es inteligente debido a que posee cierta independencia y sabe resolver ciertos problemas por sí mismo.

Lo cierto es que dependiendo de cómo críes a tu corgi galés de pembroke este desarrollará un tipo de inteligencia u otro, es decir, si es criado con con un buen entrenamiento de obediencia entonces será un perro muy obediente que le costará realizar ciertas acciones por su cuenta.

Por su parte, si el corgi galés tan solo es socializado y no adiestrado será más independiente y puede que le cueste mucho aprender órdenes y nuevos modos de comportarse a los que ya está acostumbrado después de los 8 meses de edad.

En cualquiera de los dos casos los perros de esta raza están haciendo alarde de su gran inteligencia del modo que han sido criados, como fieles y obedientes seguidores de su amo o como perros independientes.

De todas maneras no debes preocuparte por la seguridad de tu hogar, ya que el corgi galés de pembroke, independientemente de cómo haya sido criado, siempre te alertará de peligros inminentes que se desarrollen cerca de su territorio.

¿Cómo se sabe que el corgi galés de pembroke es una raza de perro con una amplia inteligencia?

Esto se puede saber fácilmente debido a los siguientes puntos que se cumplen en su comportamiento:

  • Son fáciles de adiestrar debido a que aprenden muy rápido.
  • Son perros que resuelven problemas por ellos mismos en algunos casos.
  • Están dispuestos a cumplir las expectativas de su amo.

Esta raza tiene una raza hermana llamada welsh corgi cardigan, una raza de perro que tiene un comportamiento parecido al del corgi galés ya que también son bastante inteligentes.

Corgi-gales-Pembroke

Dejando a un lado su inteligencia tenemos a un perro que si se quiere se puede definir como faldero. Esto es porque siempre está dispuesto a cumplir con los deseos de su amo y siempre estará atento a una próxima orden. El corgi galés es un perro que estará feliz de poder verte hacer tus quehaceres durante el día mientras él está en su cama.

Por supuesto, al ser un perro mascota faldero este necesita un montón de atención para que no se sienta solo y llegue a estresarse y se desarrollen conductas agresivas o nerviosas en él.

Dieta y alimentación del Corgi

La alimentación es un factor clave en el desarrollo tanto de la especie humana como en los animales. En el caso de los perros como el corgi galés de Pembroke la alimentación corre por nuestra cuenta ya que de seguro será un agradable compañero mascota para el hogar.

Corgi-gales-Pembroke

Desde pequeños los cachorros del corgi galés deben alimentarse de la leche materna el tiempo suficiente para desarrollar defensas fuertes, huesos sanos y adquirir buen peso. Luego de la etapa de amamantamiento vendrá una etapa en la cual tendrás que ayudarlos un poco a alimentarse.

Después de ser amamantados necesitan comenzar a estimular sus dientes y para ello necesitan comer alimentos semi-sólidos, ya que aún no tienen sus dientes completamente afuera como para comer alimentos duros sin lastimarse y no pueden seguir comiendo alimentos blandos ya que los dientes podrían no crecer de manera óptima.

Una excelente idea para iniciar esta etapa es alimentarlos con croquetas para cachorros de alta calidad remojadas en leche de cabra o un poco de agua, no deben quedar completamente blandas para asegurar así que sus dientes sean estimulados.

Esto saciará mucho la necesidad de morder que surge durante esta etapa, por lo que el tiempo de la comida será un espacio en sus días muy alegre. Es un perro muy glotón por lo que debes tener cuidado de sobrealimentarlo, algo muy fácil cuando te mira con ojos pequeños y llorosos pidiéndote más de ese sabroso alimento.

Un corgi galés de pembroke obeso puede desarrollar problemas de salud de cuidado por lo que lo recomendable es alimentarlo con moderación. Mientras son cachorros recién nacidos no habrá problema de sobrealimentación ya que la leche materna no los pondrá obesos.

El problema de obesidad es cuando se les da, luego de esta primera etapa en sus vidas, croquetas en exceso. Con tan solo un puñado de croquetas mientras son cachorros pequeños bastará en cada comida. En total el corgi galés deberá comer unas cuatro veces al día para sentirse saciado.

Los cachorros también podrían comer comida casera cocinada especialmente para ellos, dieta que puede extenderse perfectamente hasta su vida adulta, pero debido a la facilidad en la alimentación con croquetas muchos dueños de corgis galeses optar por alimentarlos con alimento industrial.

Luego de 6 meses de nacidos los corgis pasarán a comer unas dos veces al día, esto no será su decisión, sino que tú deberás adaptar su dieta conforme a su edad. Este régimen alimentario lo mantendrán durante toda su vida, así que lo mejor es crear una rutina para que se vaya acostumbrando a ella. Lo mejor es alimentarlo una vez en la mañana y otra a comienzos de la noche.

No importando si optas por alimentar a tu corgi galés con alimento para perros industrializado (croquetas) o comida casera especial para perros (dieta BARF o comida casera cocinada) debes tener muy en cuenta los estándares de calidad de cada alimento que le proporcionas a tu can.

Las croquetas para perros se clasifican en alimentos de alta, mediana y baja calidad. Las croquetas de alta calidad serán caras, pero le darán a tu corgi galés de pembroke una alimentación excepcional, sin ningún déficit. Las croquetas de mediana y baja calidad, sin embargo, pueden hacer que el pelaje del mismo se opaque, no tenga mucha energía al hacer ejercicio e incluso podrían acortar su vida.

Sin embargo, en el mercado de alimentos para perros existen una gran cantidad de opciones, solo basta conseguir las croquetas de alta calidad que ofrezcan una buena relación precio-calidad y hacerte con ellas.

Para determinar la calidad de unas croquetas para perros debes mirar el dorso del empaque, en la zona de tabla de nutrientes, allí podrás ver si el alimento es de calidad como dice ser. Los alimentos de mayor calidad son balanceados y poseen una gran cantidad de proteínas y ninguna o muy poca harina.

Si en cambio optas por la alimentación casera debes estar muy pendiente de el balanceo de las comidas para tu corgi, no puedes darle solo carbohidratos, solo grasas o solo proteínas, debes preparar un platillo balanceado con elementos que no hagan daño a tu amigo peludo.

No se recomienda alimentarlo con sobras debido a que estas se encontraban preparadas para el consumo humano y, claramente, puede no ser conveniente que tu perro ingiera determinados ingredientes.

Corgi-gales-Pembroke

El corgi galés de pembroke adulto bien alimentado será enérgico, voluntario y se notará su buena alimentación con solo mirarlo. En cambio, si se encuentra mal alimentado sus costillas se marcarán a través de su pelaje con bastante claridad.

Como entrenar, educar o adiestrar un Corgi galés de pembroke

El corgi de pembroke es un perro que se caracteriza por tener una inteligencia notable, pero sobre todo, tiene un amplio sentido de la obediencia. Los perros pastores han demostrado ser muy buenos seguidores gracias a los múltiples años que han venido trabajando en el cuidado del ganado con la ayuda del hombre.

Estas enseñanzas han quedado profundamente arraigadas en los genes del pembroke, lo cual lo hace un perro muy amistoso, seguidor y obediente aunque ya no se encargue de labores de pastoreo. Su personalidad es muy dulce y a la expectativa, por lo que su entrenamiento debe ser suave, sin maltratos y sin gritos.

Años atrás solo existía una forma de adiestrar a los perros, que era mediante el entrenamiento de obediencia por miedo. Este entrenamiento tenía como característica el infundirle miedo al perro para que no volviese a repetir una mala conducta.

Este antiguo y descontinuado entrenamiento funcionaba, pero tenía importantes efectos negativos como el ganarse la total desconfianza del animal, ya que algunos propietarios infundían miedo maltratando físicamente a sus perros, los cuales decidían defenderse y con ello se tornaban agresivos la mayoría de las veces.

En el caso del corgi galés de pembroke, existe una gran probabilidad de que muestre un comportamiento agresivo en el caso de que sean agresivos con él, ya que se encuentra acostumbrado a tratar con fieras que tenían este comportamiento y en sus genes se encuentra la necesidad de defenderse por su bien y el de los animales y personas que cuida.

Corgi-gales-Pembroke

Además, el corgi es un perro bastante dócil, tierno y faldero, por lo que tratarlo mal también desencadenaría en él depresión y nerviosismo, haciendo que muestre comportamientos obsesivos compulsivos, destructivos o escapistas.

¿Cómo entrenar correctamente a un corgi galés de pembroke?

Es necesario, para un correcto entrenamiento de esta raza aplicar el entrenamiento en positivo. Este tipo de entrenamiento deja en el olvido cualquier tipo de agresividad por parte del amo hacía su perro, reemplazándola por sabrosas recompensas que harán saber a tu perro que lo ha hecho bien y por eso es merecedor de las mismas.

Debido a la inteligencia natural del corgi galés de pembroke, este se sentirá muy alagado de que reconozcas sus esfuerzos por agradarte mediante un sabroso bocadillo, esto hará que repita el truco o comportamiento más adelante con la esperanza de que sigas recompensando sus esfuerzos con bocadillos o con caricias o afecto verbal.

Otra excelente manera de entrenarlo y que esta rutina no le parezca aburrida y pierda el interés fácilmente en el adiestramiento es ingeniándotelas para que sea divertidos, aquí algunas ideas:

  • Haz que el entrenamiento sea la antesala a un gran acontecimiento en su día: Puedes invitarlo a sesiones de adiestramiento antes de salir a pasear, de comer o de jugar. Al acostumbrarse a que después del entrenamiento vienen algunos de estos acontecimientos se sentirá muy feliz y se esforzará en hacerlo bien para pasar a la diversión real.
  • Antes de interactuar con él tras un rato de no tener contacto incítalo a realizar jornadas de adiestramiento antes de pasar a la interacción afectiva que se desarrollaría naturalmente. Esto hará que aprenda rápidamente las lecciones y relacione positivamente el entrenamiento con la felicidad de que ya estés de vuelta.
  • Entrénalo brevemente antes de la comida: Esta sesión no debe durar mucho ya que el corgi galés podría desarrollar ansiedad, un pequeño entrenamiento de 5 minutos antes de la comida relacionará este con la hora de alimentarse, algo que sin duda le gusta mucho a este pequeño glotón.
  • Usa siempre pequeñas golosinas al principio, luego haz que se adapte poco a poco a la ausencia de ellas y reemplázalas por caricias o felicitaciones verbales. Si notas que pierde un poco el interés en el entrenamiento vuelve a usar algunas golosinas.
  • Prueba entrenándolo en lugares con poca interferencia por parte de agentes externos, el lugar de entrenamiento no debe tener ruidos fuertes, otros animales que quieran jugar con él o lo distraigan de alguna manera y no debe haber personas cerca.

Pero el mejor consejo que te daremos es que comiences a entrenarlo desde que es un cachorro. Todos los perros a una corta edad pueden asimilar de manera efectiva y rápida todos los comandos que quieras enseñarles, especialmente el corgi galés de pembroke que le ha demostrado a los humanos que puede ser un perro muy obediente, amigable y perfecto para la familia.

Entorno ideal del Corgi galés de pembroke

El corgi gales de pembroke como buen perro pastor necesita un entorno que se adapte a él y a sus necesidades de espacio y ejercicio. Por su tamaño puede ser un buen perro de casa, pero por sus venas corre la sangre de un perro pastor libre, por lo que es una buena idea dejarlo vivir en entornos abiertos.

El corgi galés es un perro que puede vivir en un departamento o en el interior del hogar sin problemas, su tamaño le permite vivir cómodamente en espacios pequeños, pero si no te adaptas a su rutina de ejercicios puedes lamentar el haber escogido entornos cerrados como su hogar.

Esta raza tiene una alta necesidad de ejercicio, su cuerpo es robusto y firme, por lo que necesita actividad física para mantenerlo de esta manera, además, está acostumbrado a corretear ovejas y vacas a diario por lo que necesita actividad física todos los días.

Si no puedes brindarle el tiempo que necesita para ejercitarse entonces sería mejor que optaras por otra mascota más sedentaria y tranquila y no por un escurridizo, vigoroso y fuerte corgi de pembroke.

Si realmente te parece adorable y fácilmente adiestrable existe una solución para que puedas tener a tu corgi galés en casa sin problemas: el ejercicio continuo. Deberás llevarlo a pasear todos los días por unos 30 – 45 minutos de manera que pueda estirar las patas y olfatear nuevos olores, perros y personas.

También puedes combinar con los paseos divertidas actividades como lanzar el disco y que lo atrape, jugar a buscar la pelota, al escondite o a las atrapadas, por supuesto, todas estas actividades deberán realizarse en un recinto debidamente cercado para evitar que pueda escaparse ante un estímulo externo.

En los paseos es conveniente que lo tengas siempre controlado mediante su correa y collar, es un perro que puede tener cierta hiperactividad cuando ve a otros animales, personas o situaciones sospechosas para él, por lo que no dudará en salir corriendo a explorar el entorno para enterarse de lo que no sabe, como todo perro inteligente haría.

Volviendo a casa, el entorno perfecto para él sería un patio más o menos grande, en donde puedan jugar sin problemas. También necesita que el entorno no sea llano, es decir, debe tener árboles, arbustos, piedras grandes o cualquier otra adición que lo vuelva interesante para que se anime a explorarlo y a protegerlo con más firmeza ya que sabe que es divertido permanecer allí.

El entorno en el jardín aparte de contar con múltiples escondites (creados artificialmente), zonas altas en donde pueda ver todo a su alrededor fácilmente y rocas entre otros adornos para que sea bastante atractivo para él, también debe  contar con accesorios logísticos para garantizar la hidratación y correcta alimentación de perro.

En el jardín debe existir un plato de comida y otro de agua, de manera que pueda beber agua cuando quiera y siempre sepa en donde esperar a que le lleves la comida dos veces al día (incluso podría llevarte el plato cuando ya sea la hora de comer y no hayas aparecido por el jardín).

Estos platos deben estar en un lugar protegido de la intemperie, para evitar que restos de hojas, polvo y arena ensucien el interior rápidamente. El plato de la comida deberá ser llenado dos veces al día si se trata de un corgi galés adulto, los ejemplares cachorros deberán comer unas cuatro veces durante al día para sentirse saciados.

Es importante seguir las indicaciones del paquete de croquetas en el caso del corgi de pembroke ya que es fácil sobrealimentarlo debido a que es glotón y casi siempre querrá más comida.

Otra adición al jardín que puede hacerlo sentir como si estuviese en una granja es una gran casa para perros, la cual puedes comprar o hacerla en casa. Esta estructura debe ser de madera y tener suficiente espacio como para que no haya calor en su interior, pero no debe ser tan amplia como para que entre el frio.

En esta casita para perros el corgi galés se resguardará de la lluvia, el frio o el contacto directo con el sol, además se sentirá muy feliz de contar con un espacio personal para él en el jardín.

Finalmente, tú eres el que decide si puede entrar a casa. Si no te molesta su presencia en el hogar no tienes porqué reprenderle que entre a él. Para evitar que haga sus necesidades dentro de la casa debes enseñarle desde cachorro mediante adiestramiento en positivo en donde debe realizar sus necesidades siempre.

Si no tienes el tiempo suficiente para visitarlo constantemente en el jardín es una buena idea tenerlo cerca dentro de casa pero en las noches que duerma en el patio.