Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Cirneco del Etna

Cirneco-del-Etna
Cirneco del Etna
5 (100%) 3 votes

Cirneco del Etna: Tu nueva mascota

El Cirneco del Etna o galgo siciliano es una raza de perro mediano que se caracteriza por su habilidad para la caza aunque como mascota suele ser cariñoso, alegre, sociable y juguetón.

Tienen un sentido de la visión, olfato y oído sumamente desarrollados lo que los hace muy eficaces a la hora de atrapar a su presa. Por su velocidad es apto para la caza de conejos y liebres.
Algunas personas los llaman “perro rastreador siciliano” ya que es resistente como pocos al cansancio, puede trabajar durante muchas horas sin comida ni agua.

Se cree que es una de las razas más antiguas de perros cazadores, hay incluso evidencia de su existencia varios siglos antes de Cristo, desde el siglo VII específicamente, por tanto se trata de una raza con mucha historia y fuerza.

Es poco conocida, se supo de su existencia alrededor de la década de los años 30, y su origen es de Sicilia, Italia.
Forma parte de un conjunto de razas caninas provenientes del Mediterráneo, propias del Antiguo Egipto, y que tienen cierta similitud con el dios egipcio Anubis, inclusive hay representaciones de este en la fachada de las tumbas de los faraones cuya data se remonta a 4000 años aproximadamente. No suelen criarse fuera de Italia, por lo que conseguirlos fuera de su zona de cría es muy difícil y costoso.

En inglés se le conoce por “Sicilian Hound” y “Cirneco Dell’Etna”. Su nombre hace referencia a Cirene, antigua ciudad griega en la actual Libia, donde Aristóteles aseguró haber visto perros de esta raza. Sin embargo, otras teorías afirman que su nombre proviene del término siciliano “cirniri” cuyo significado literal es “separar en la era el grano de la paja”.

Se cree que pudieron ser los fenicios quienes habrían llevado a este perro allí, y posteriormente la raza fue criada y cuidada por los campesinos sicilianos. El hecho de que Sicilia sea una isla ayudó a preservar la pureza de la raza, que no se cruzó con otras razas continentales, se puede casi asegurar que sus características se han mantenido invariables en el tiempo ya que inclusive hay evidencia de una antigua moneda siciliana de Segesta donde aparece junto a una divinidad fenicia con facciones humanas.

Estos perros son delgados y de pelaje corto, por lo que no toleran muy bien el frío. Los machos pesan de 10 a 12Kg, mientras que las hembras pesan de 8 a 10Kg. Su cabeza es estrecha y su hocico alargado y puntiagudo, tienen orejas puntiagudas giradas hacia adelante.

Cirneco-del-Etna

Su expectativa de vida es de 12 a 14 años. Su aspecto es ligero y atlético, de personalidad fuerte, vivaz y muy activo. Son muy inteligentes y fáciles de entrenar.
Como en cualquier otro animal es muy importante revisarlo constantemente, sobretodo la piel, para evitar cualquier enfermedad grave. En general es un perro sano y fuerte, características propias de un enérgico cazador.

En líneas generales es un perro tranquilo, pero sus altos niveles de energía hacen de él un animal con el cual se debe tener mucho cuidado en la rutina de paseo o ejercicio. Siempre están alertas y pueden llegar a ser perros muy dependientes y leales a su dueño. Disfrutan mucho de la libertad, los paseos en terrenos montañosos son ideales para que puedan liberar energía. Sufren de mucho estrés en las ciudades. En el caso de que vivan en casa esta debe contar con un jardín, pero es muy importante que se les coloque un cercado bastante seguro, pues son unos escapistas muy habilidosos.

Esta raza no es recomendable para personas de la tercera edad o para aquellas personas que desarrollen algún tipo de actividad profesional que no les permita dedicarle tiempo a sus mascotas y que los mantenga la mayoría del tiempo ociosos o sedentarios. Por el contrario es ideal para cazadores, deportistas, o personas y/o familias que dediquen su tiempo libre a salir de paseo fuera de casa, siguiendo un ritmo de vida muy dinámico.

El Cirneco del Etna pertenece a las siguientes federaciones caninas:
* American Kennel Club: AKC (Estados Unidos). En el Foundation Stock Service. Se integró oficialmente el 1 de enero de 2015.
* American Rare Breed Association: ARBA (Estados Unidos).
* Federation Cynologique Internationale: FCI (Bélgica, con federaciones afiliadas en el resto del mundo).

Durante años esta raza ha sobrevivido gracias principalmente a la clase campesina que ha logrado mantenerlo puro, ya que beneficiosamente lo utilizan para la caza del pequeño conejo salvaje en zonas de pendiente inaccesible por la lava solidificada del volcán Etna, ubicado en la costa este de Sicilia.
Más recientemente, el doctor Migneco, recuperó algunos ejemplares ya que estaban en peligro de extinción, él logró salvar y reafirmar esta raza.

En la actualidad el Cirneco del Etna no corre ningún peligro, está siendo criado tanto en Italia como en otros países europeos, sobretodo en Suiza y en Holanda.

Historia y Origen del Cirneco del Etna

El Cirneco del Etna es un perro que ha conservado sus principales características morfológicas desde tiempos antiguos; su evolución ha sido completamente natural, el que hace seguramente parte de su encanto, así como el aspecto exótico y especialísimo.

Su nombre puede proceder del de la antigua ciudad de Cirene, donde Aristóteles, en De natura animalium, dice haber visto un perro cuya descripción coincide con la de este. Aunque parece claro que la raza es autóctona de Sicilia, es posible que fuese anterior a la civilización egipcia, y que hubiese sido llevado al norte de África por los fenicios. Esta hipótesis se vería confirmada por la existencia de una estatuilla hallada cerca de Siracusa.

Y está presente en Sicilia por “menos” tres mil años, porque si tienen huellas históricas desde aquel tiempo: no sabemos, sin embargo, si estuviera presente en el territorio en época aún más antigua (probablemente sí). Muchísimas monedas sicilianas antiguas llevan el retrato de este perro datan del siglo Vl al siglo III a.C.

Otros testimonios se encuentran en los mosaicos de la Villa Romana de Piazza Armerina. Naturalistas como Bellin y Keller han estudiado los orígenes de estos perros de tipo galgos pero no son exactamente galgos; la teoría más acreditada, en el momento, parece lo que les ve descender del lobo etíope.

Como el “primo” Pharaon Hound (o “podenco faraónico” en español, que le asemeja mucho, pero es de tamaño mayor) se ha desarrollado en la cuenca del Mediterráneo, donde fue usado por el hombre en la caza a partir de la era faraónica, pero si un tiempo se consideraba que el Pharaon Hound fuese su directo antecedente, hoy se tiende a creer que la raza se haya desarrollado de manera autónoma y que sea autóctona siciliana.
La semejanza con los galgos es indiscutible, pero los Cirneco de tipo primitivo son mucho más rústicos y más adaptados al tipo de terreno en el que se deben mover, en particular a la roca volcánica en el caso del Cirneco. Otra diferencia de los galgos es que el Cirneco caza usando tanto el olfato que la vista (mientras que los galgos expulsan casi exclusivamente a la vista).

La raza fue reconocida por la ENCI en 1940, Y se redactó el patrón morfológico de la raza por primera vez, esta primera descripción logró una gran contribución al establecimiento del Cirneco del Etna como una raza autónoma y propia de la isla de Sicilia.

Dada la localización extremadamente limitada del Cirneco, que sólo pocos años ha cruzado las fronteras sicilianas, la bibliografía en la materia es escasa.

En el siglo XIX fue publicado un tratado de José Galvagni, Fauna Etnea, memoria de 3° de la tercera familia de los carnívoros, que describe cuidadosamente y restaurada el Cirneco y lo llama, a la manera naturalista, canis etneus. En 1972 fue publicada una monografía muy cuidadosa por Juan Bonatti Nizzoli de Carentino, que aún hoy constituye la obra más completa sobre la raza.

La fama de este perro nace sobre todo por el hecho de que el Cirneco raramente traspasa las fronteras de la Sicilia y casi la totalidad de su población es custodiada por los cazadores de la isla; en la cultura de esta tierra el Cirneco siempre ha sido objeto de envidias y rivalidades, tanto que la actitud común ha sido siempre el de tenerlo “escondido”, sobre todo por el miedo que pudiera ser objeto de robo.

La experiencia de cría de esta raza ha cambiado en las últimas décadas de modo que nos revela un animal con un carácter que se disocia profundamente las descripciones oficiales. Partiendo del supuesto de que se trata de una raza primitiva y poco manipulada, se ha puesto mucha atención a la socialización de los cachorros ofreciéndoles todas las oportunidades de convertirse en animales sociales, tanto hacia los ambientes y hacia las personas y animales.

El Cirneco que ha sido sometido a un crecimiento socialmente correcto, muestra un carácter alegre, afectuoso y dispuesto también hacia las personas que no conoce. Respecto al crecimiento se pueden distinguir dos períodos contrapuestos, donde el carácter que caracteriza sus comportamientos es completamente diferente: la infancia con la adolescencia y después del año, con la madurez.

Cirneco-del-Etna

El primer período nos muestra un perro muy vivaz y curioso hacia todo lo que lo rodea, con la necesidad de moverse libre para descargar su energía; es un perro grande y fuerte, un poco prepotente, tanto que se aconseja impregnarlo, cuando sea posible, con juegos inteligentes con los cuales pueda, junto al dueño, ejercitar el cuerpo y la mente.

Pero esto no basta para garantizar un temperamento equilibrado que sea a prueba de todo, los nuevos criadores como en la mayor parte de las razas de canes, deben hacer un esfuerzo especial para consolidar el trabajo iniciado para lograr superar el momento de “Rebelión” de la edad adolescente.

Características de la Raza

Este canino, tiene una característica muy peculiar, y es que su relación “podenco” se debe a la manera en que este tipo de perros cazan, ya que son animales entrenados para la caza de conejos y liebres, han sido adaptados a terrenos relativamente difíciles.

Por sus características físicas, el perro Cirneco del Etna, no tiene un cuerpo musculoso, pero si largo y recto, un pecho no pronunciado, pero si erguido, cuello erguido, lo que lo hace ver poderoso y seguro de sí mismo.

Tienes unas patas largas lo que le proporcionan altura, además las mismas son fuertes y ágiles aun cuando no se demuestre, estas hermosas, largas, fuertes y ágiles patas son las que lo ayudan a tomar velocidad para realizar una gran caza.

La cabeza del Cirneco del Etna, es alargada (incluso esta no es ancha), y tiene un hocico largo, delgado pero fuerte, su nariz es característico de color marrón.

Sus orejas, tienden a siempre estar erguidas, además las mismas son puntiagudas, gruesas y nunca están abajo.

Los hermosos ojos del perro Cirneco del Etna, son en forma de una almendra, y su color variará, pero sólo en distintos tonos castaño, su pelaje será el mismo en todos los ejemplares, por lo que podemos decir, que sólo existe un ejemplar de esta raza en cuanto pelaje en distintas tonalidades (marrón, cobrizo, castaño, beige) solo uno más claro o más oscuro que otro, su color de ojos ni ninguna otra parte del cuerpo cambiará según su color de pelaje, por lo tanto colores o tonalidades que no variaran en cuanto pureza de raza hablamos.

Así mismo su pelaje siempre será corto pero espeso, de los colores mencionados anteriormente (que en realidad serían tonalidades de color).

Su característica principal que lo hizo ser nombrado perro de caza, se debió a su inteligencia, velocidad, agilidad, tenacidad, ser tan activo, seguro de sí mismo y decidido.

El perro Cirneco del Etna, es un perro que ha mantenido cada de sus características de manera intacta, tanto así que sólo existe la hipótesis de que muchos siglos atrás fueron emparentados con el perro faraón, pero de ese tiempo para acá (desde que son criados en por los campesinos de Sicilia) no han sido ligados con ninguna otra raza, lo que les permitió a sus criadores mantener su pureza al cien por ciento (100%).

Gracias a sus patas alargadas, tiene un tamaño que va entre los cuarenta y nueve (49) hasta los cincuenta y seis (56) centímetros (cm), aunque otros dicen que su tamaño va desde los cuarenta y dos (42) cms, las mismas incluso han sido llamadas como “patas de liebre” por la capacidad que tienen de moverse a una gran velocidad, lol que les ayuda en la caza.

Su tamaño define que este hermoso canino de patas largas, es de tamaño mediano, con lo que se puede deducir que su dorso no es tan alto, sino que su altura es definida por sus ágiles patas.

En cuanto al peso del perro Cirneco del Etna, este dependerá de si el ejemplara es macho o hembra, en los ejemplares machos el peso variará o tendrá un estándar de entre diez (10) y doce (12) kilogramos (kg), y en el ejemplar hembra este irá desde los ocho (8) a los diez (10) kg, teniendo así un estándar completo de entre ocho (8) hasta los doce (12) kg para este canino.

La cola del perro Cirneco del Etna, es alargada y gruesa, pero la misma es baja en cuanto a la posición que podemos observar “normalmente” en algunas otras razas de perros.

Lo interesante en cuanto al pelaje de este canino, es que algunos pueden salir con manchas blancas, y esto no quiere decir que no sea algo de característica original en ellos.

Es un perro que siempre estará atento a todo, se adapta fácilmente a lugares de campos, con climas secos y calurosos, se adapta a muchas situaciones, como ejemplo el hecho de que entre su caza se encontraban lugares de lavas solidificadas.

Para resumir sobre el perro Cirneco del Etna, el mismo es un canino de tamaño mediano, con largas, fuertes, ágiles y veloces patas que le dan el típico y característico tamaño que tiene que es entre los cuarenta y dos (42) y los cincuenta y seis (56) centímetros (cm).

Su cuerpo no es tan musculoso, incluso su pecho no es tan pronunciado, pero su cuerpo que no tiende a verse atlético, en realidad si lo es (y lo debe de ser) por la genética que traen de adaptarse a cazar, incluso roedores, con una facilidad impresionante.

Aunque el perro Cirneco del Etna es conocido como perro de caza, el mismo puede ser amoldado a perro doméstico, que incluso es su genética, pero que mejor que tener un perro que tiene instintos cazadores que alejaran a roedores de tu casa.

Comportamiento Con Otros Perros

Es un canino que no tiene ningún tipo de problema en socializar con otros perros u otras mascotas, es en realidad un perro muy tranquilo, además de fiel, amigable, compañero, amoroso, cariñoso, en fin, tiene muchas peculiaridades en su personalidad que lo hacen un gran perro.

Siempre será de vital importancia que hagas que tu perro Cirneco del Etna pueda tener socialización con otros perros y otras personas desde cachorro para evitar que exista o se genere en el miedos y desconfianza hacia las personas o incluso mascotas.

A diferencia de otros perros, el Cirneco del Etna, es un canino que tiende adaptarse o amoldarse a compañías a las que fue adaptado desde cachorro, es por ello la importancia de la buena socialización.

Es un perro muy juguetón, por lo que le encantará pasar ratos agradable junto a otros perros e incluso mascotas.

Cuando tu perro Cirneco del Etna es un perro que ha socializado con otros animales y perros desde que es cachorro, este no tendrá ningún problema cuando sea adulto para hacer lo mismo, recordando que todo esto cambia cuando otro perro que no sea sociable busque generar conflictos con el Cirneco del Etna, quien a pesar de que evitará no tener ninguno, como todo canino, cuando es tentado, se generaran problemas.

De lo contrario tu hermosa mascota de patas largas y cuerpo mediano, mantendrá siempre un ambiente muy agradable junto con otros perros y animales.

Por otro lado, cuando tu perro Cirneco del Etna no ha socializado desde pequeño con algún otro perro o mascota de cachorro, este de igual manera podrá aprenderlo y adaptarse en su edad adulta, siempre manteniendo cuidado de no generar ningún problema, ya que una vez que el Cirneco del Etna agarra desconfianza es muy difícil que vuelva a confiar y más cuando e otros animales o perros se trata.

Y, como todo perro cuando nunca ha socializado, ni salido a pasear, tenderá a ser muy desconfiado, pero como se viene comentando, esto puede cambiar ya que es un perro muy adiestrable, pero como todo animal a principio será difícil.

Recuerda que todo el ambiente que se genere con otros perros u otros animales va a depender de cómo lo hayas criado, aunque no lo parezca es una parte fundamenta en cualquier mascota.

El perro Cirneco del Etna no es una mascota que te generará problema con otros perros ni los dueños de los mismos, lo único es que hay que siempre estar atentos cuando nos encontramos con nuestro Galgo Siciliano en lugares públicos y abiertos donde pueda sentirse incómodo o inseguro.

Siendo un perro muy seguro de sí mismo, no quiere decir que en algún momento no pueda sentirse inseguro frente a una situación, y más si se trata de un perro o algún otro animal, pues recordemos que el Cirneco del Etna, tratará en lo posible de no generar conflictos.

Lo único que si tendrá el perro Cirneco del Etna es que marcará su territorio, demostrando lo que le pertenece sin necesidad de ser agresivo.

Es importante siempre enseñar a tu mascota desde cachorro a socializar con otros perros, para evitar siempre pasar un mal rato.

Hacer que tu Cirneco del Etna juegue con otros perros es una buena idea de socializar desde cachorro, al igual que pasearlo seguidamente por lugares públicos donde haya pocos o muchos perros es también una buena idea.

Para resumir, el perro Cirneco del Etna, es un perro que evitará en lo posible buscar problemas con otros perros, aun cuando es adulto y no haya socializado desde cachorro con otros perros,

Pero, como todo animal, se sentirá inseguro o incomodo ante presencia de otros perros que insistan en querer pelear, lo que puede provocar dos (2) cosas, que tu perro se intimide (lo que provocaría que lo lastimen, por lo que hay que estar atentos) o que se sienta capaz de enfrentar al otro perro (de lo cual también hay que estar pendiente).

Crear en tu perro Cirneco del Etna una relación cariñosa y amigable con otros perros, nunca estará de más, recuerda que para ellos pasar la mayor cantidad de tiempo rato agradables es y será siempre de suma importancia para que se sientan completamente feliz.

Así que no dudes en enseñar a tu perro Cirneco del Etna a socializar desde cachorro con otros perros, no importa donde vivas, lo importante es crear un ambiente totalmente seguro a tu pero para que este pueda saber cómo afrontar y enfrentar cualquier situación sin temor pero a la vez sin un gran nivel de agresión.

No cabe duda, que tu perro Cirneco del Etna se sentirá completamente agradecido por el hecho de que lo ayudes y lo incluyas en socializaciones, además que es algo que ellos aman, ya que, si de algo hay que estar seguros, es que este canino le encanta compartir.

Comportamiento con los humanos

Al ser un canino muy protector, el perro Cirneco del Etna, como cualquier otro perro, estará incomodo ante la presencia de alguna persona extraña a su círculo sociables, incluso la única excepción al ser agresivo es cuando se acerca alguien del cual él pueda desconfiar.

Es un canino totalmente apto para niños, ya que, al no ser agresivo, los más pequeños de la casa nunca estarán inseguros con este hermoso canino, además que al ser protector no dejará que una persona extraña se les acerque (en caso de encontrarse en lugares abiertos donde están expuestos a esto) además ningún roedor podrá permanecer en tu casa ya que el hermoso Cirneco del Etna estará siempre atento para que esto no suceda.

Ama pasar ratos de compañía, un rato de juegos, de paseo, de abrazos, etc., no le caerá nunca mal a tu hermosa mascota canina que siempre te acompañará a donde quiera que tú vayas, y siempre te apoyará y comprenderá, aunque suene raro, así es, recuerda que lo caracteriza a las mascotas, es la fidelidad que tienen con su o sus dueños, en realidad con su círculo familiar.

Sacarlo a pasear, es un rato muy agradable que agradecerá y siempre amará, ya que le estarás brindando un momento de compartir entre perro y dueño por así decirlo que él amará sin duda alguna, pero no bastará con un día, este tipo de paseos se necesitan hacer de manera periódica.

Acostumbrar a tu Cirneco del Etna desde cachorro a ver personas que no sean aquellas que comprenden su círculo familiar, es muy importante para que este se vaya adaptando a ver rostros distintos, comportamientos distintos, temperamentos, costumbres, etc., porque sí, aunque no lo parezca, toda mascota tiene algo parecido a los humanos, y que, para poder pasar un rato agradable, es muy necesaria la socialización.

Y así como los seres humanos van descubriendo tanto el temperamento, como los gustos, entre otros, así mismo son los perros, y en el caso del perro Cirneco del Etna no hay ni existe excepción.

Es por ello la suma importancia de que sean acostumbrados desde cachorros a socializar con otras personas, incluyendo totas las edades, niños, jóvenes, adultos y ancianos, ya que cada una tiene una forma distinta de comportarse, ejemplo, lo niños querrán jugar y correr, pero si tu perro Cirneco del Etna no está acostumbrado puede que no lo vea de esta manera y responda de mala manera.

Otro ejemplo, aquellos jóvenes que aman tocar un perro apenas lo ven, con la mayor de la confianza, pero si no se acostumbró a socializar fuera del círculo familiar, sino que se acostumbró sólo a cuidar de sus dueños, de igual forma no reaccionará de la mejor manera.

En cuanto adultos, tienden a ser un poco más alejados e inseguros (algo que podría pasar en cualquier edad) pero para el perro Cirneco del Etna podría ser de desagrado.

En cuanto a los ancianos, acostumbramos a ver aquellos que aman los perros, y que se acercan confiados, como aquellos que tienden a pasear con perros muy protectores, en ambos casos el Cirneco del Etna podría reaccionar mal.

Pero caso contrario a todo esto es si el perro Cirneco del Etna es enseñado, adaptado y/o adiestrado para socializar sin generar conflictos con los humanos.

Por lo que es de suma importancia, enseñarles a socializar en distintos ambientes con distintas personas.

Para resumir, el perro Cirneco del Etna es un perro que de naturaleza es sociable, pero como todo perro, esto se desarrolla a lo largo de su vida con la crianza que le podamos dar al mismo.

Es por ello, que sacar a pasear a tu perro y dejarlo libre en lugares donde haya personas (de los cuales es recomendable que sean parques donde hay más personas, pero que no tienen el estrés de sus rutinas), lo hará acostumbrarse a ver y tratar personas que estén fuera de su círculo familiar, incluso a sentirse seguro en este tipo de lugares.

El perro Cirneco del Etna, es un hermoso canino de tamaño mediano que, gracias a su inteligencia, logrará entender de manera rápida la socialización con otras personas, pero recuerda que todo dependerá de ti.

Transmítele confianza a tu perro, y verás cómo se le hará incluso más fácil el hecho de poder convivir con otras personas, tanto estando contigo, como en caso de no estarlo.

Recuerda siempre, mantener un ambiente agradable entre tu perro Cirneco del Etna y tu es de mucha importancia para él, ya que es un perro que ama sentir el cariño, amor y afecto de sus seres queridos.

Cuidados Generales

Entre los cuidados que le debemos brindar al perro Cirneco del Etna, se encuentra el ejercicio, ya que es un perro que debe estar en constante movimiento y ejercicio para poder estar en forma, ser ágil, fuerte, audaz y tenaz.

En cuanto a su pelaje no será muy necesario el cepillado, pero tampoco quiere decir que no lo necesite, recuerda que cepillar el pelo de tu perro, evitará que tu casa (mayormente tus sofás) esté llena de pelo por el hecho de no cepillarlo para disminuir dicha cantidad.

En su época de mudanza de pelo siempre será recomendable mantener un cepillado de su pelaje constante, y algo importante para todo perro, es que le mantengas a tu Cirneco del Etna, un cepillo de cerdas ni tan suaves ni tan duras, que ayuden a mantener un pelaje sano, además que sea específico para él, para evitar cualquier contaminación, incluso de garrapatas.

Al no ser un pelaje largo, con un cepillado de dos (2) a tres (3) veces a la semana será suficiente, para mantener el hermoso pelaje del Cirneco del Etna, totalmente limpio de cualquier suciedad que pueda tener y de restos de pelaje de él.

Por lo poco que ya se ha hablado en las características de esta raza, el perro Cirneco del Etna no es un canino difícil de cuidar, pero recuerda que esto no significa que no se debe de cuidar.

Por ejemplo, el ejercicio es algo que como ya mencionamos es fundamental para esta raza, incluso es necesario que hagas que tu perro Cirneco del Etna realice ejercicio de dos (2) a tres (3) veces al día.

Algo que sería de agrado para tu mascota, aun cuando no exige nada sino solo pasar un rato agradable con su dueño, es que las salidas sean a lugares donde tu perro Cirneco del Etna pueda tomar aire fresco, explorar nuevos lugares, nuevos olores (recordando que el olfato es su mejor órgano sensitivo).

Sacar a pasear a tu perro Cirneco del Etna, hará que este pueda generar la adrenalina que necesita, quemar las calorías necesarias, y sentirse el perro más activo.

Un dato muy importante, es que, en temporadas de temperaturas bajas, puedas consideras mantener el calor normal de tu perro Cirneco del Etna, recuerda que no les agrada el frío y no están aptos para esto.

Su temperatura la puedes mantener con mantas, y tener mucha más previsión en la noche, en estos tiempos trata de bañarlo a una hora adecuada y ayudar a secarlo preferiblemente con un secador, para evitar un resfriado.

En cuanto a su baño no debe ser muy seguido, hay quienes recomiendan bañar al perro Cirneco del Etna cada cuatro (4) a seis (6) semanas, pero todo este tiempo variará, recuerda que puede suceder que tu hermosa mascota canina e ensucie muy seguido y no debas dejarlo sucio ya que no es nada bueno para su salud.

Mantener citas periódicas al veterinario son de suma importancia para tu perro Cirneco del Etna, recuerda que será el veterinario quien te las especificaciones e incluso cuidados necesarios para tu nueva mascota.

Es de vital importancia mantener las vacunas de tu perro Cirneco del Etna al día para evitar enfermedades y más adelante complicaciones.

Un dato que no se nos puede olvidar es el uso del shampoo adecuado para nuestra mascota, recordando que cada dato no los aportará de manera correcta el veterinario que hayas escogido para tu perro Cirneco del Etna.

Para resumir sobre los cuidados del perro Cirneco del Etna, es necesario siempre velar por él, ya que el hecho de que sus cuidados sean fáciles (realmente para nada complicados) no significa que no debe recibir sus mejores cuidados, recordando que el veterinario es siempre quien dará todas las especificaciones.

Mantener las citas y vacunas al día siempre será primordial y no solo para el perro Cir4neco del Etna, sino para cualquier otro.

Recuerda siempre sacar de dos (2) a tres (3) veces al día a tu Cirneco del Etna, ya que el ejercicio es una base fundamental para su vida, sus patas necesitarán un gran cuidado, ya que son la base de su cuerpo y justo lo más importante para poder moverse de manera rápida en una caza.

Ya sea que tengas a tu perro Cirneco del Etna como un perro de caza o como una mascota doméstica, será necesario mantenerlo bien cuidado y alimentado, mucho más si es de caza.

Comprarle su pechera no e4stá de más, identificarlo con su collar es una forma de cuidarlo, y es que de esta manera podemos reconocerlo en lugares donde hay muchas personas y/o perros.

Así que recuerda siempre, mantener los mejores cuidados para tu perro Cirneco del Etna, y créeme que te lo agradecerá, además que su tiempo de vida lo determinará cada uno dde los cuidados que le brindes día tras día.

Dieta y Alimentación del perro Cirneco del Etna

La alimentación es algo totalmente fundamental para mantener una buena salud en el perro Cirneco del Etna.

Incluso la salud de su pelaje será determinada según su alimentación, y no está de más recordar que es el veterinario quien dirá las especificaciones.

A pesar de que el veterinario será o mejor dicho es el encargado de decir cuáles son los alimentos, vitaminas y minerales que necesito el perro Cirneco del Etna, algo bueno que le podemos aportar es su típica perrarina, recordando que todo irá en torno de la edad, el tamaño y el sexo, recordando también que el ejemplar macho siempre pesará más que el ejemplar hembra, por ende, siempre deberá recibir mayores proporciones de sus alimentos.

La alimentación de comida seca (perrarina) ayudará al hermoso Cirneco del Etna de grandes patas, a mantener una dentadura totalmente limpia del sarro.

La alimentación debe ser la mejor, en cuando adecuada hablamos, no se recomienda dar comida que no sea de perros ya que puede afectar en la salud de su pelaje.

Nunca estará de más e incluso siempre será importante que lleves a tu Cirneco del Etna al veterinario para que sea este quien elija una dieta con forme y adecuada a su edad, tamaño, peso y sexo, para que no exista ningún problema de intoxicación por algún alimento no permitido por su organismo o por exceso de consumo de alguno de ellos.

Algunos alimentos por lo general tienden a traer una cantidad mínima de todos los nutrientes que tu perro Cirneco del Etna necesita, para ello se recomienda recompensarlo con multivitamínicos y minerales para perros, de los cuales una vez más recalcamos que será el veterinario quien decida cuál y que cantidad de ingesta diaria deberás proporcionarle según los datos anteriormente mencionados (Edad, peso, sexo, tamaño), además del tiempo total que deberás dárselo y el tiempo que deberás frenarlo y así sucesivamente.

Por el contrario, también existen alimentos que traen mayor cantidad de nutrientes e incluso exceden la ingesta diaria que tu perro Cirneco del Etna debería consumir, lo que en muchas ocasiones causa una intoxicación.

Siempre será mejor consultar este tipo de datos con el veterinario de tu perro Cirneco del Etna, él te orientará de la mejor manera, pero nunca dudes en hacer todas las preguntas necesarias para mantener la mejor salud y los mejores cuidados a tu perro.

Es también importante cuidar lo que le estamos dando de comer a nuestro perro Cirneco del Etna y el lugar donde le servimos la comida, ya que de esto también dependerá que este hermoso canino de ocho (8) kilogramos (kg) se mantenga totalmente sano.

El cómo está preparada la comida de tu perro Cirneco del Etna también es importante para asegurar que se tendrá una buena salud.

Mantén siempre limpias sus tazas, tanto de comida como de agua, recalcando que el agua incluso en fundamental, ya que determina una buena hidratación para tu perro Cirneco del Etna.

Todo en exceso es malo, y eso lo sabemos cómo ley de vida, por eso es importante dar solo las cantidades necesarias, aquellas que fueron dictadas por su veterinario para mantener al perro Cirneco del Etna totalmente sano.

La dieta del perro Cirneco del Etna, al ser un perro de caza, irá basada en carnes de distintos tipos, estás es fundamental que estén preferiblemente bien lavadas y descontaminadas, porque el hecho de que el perro Cirneco del Etna goce de muy buena salud, no quiere decir que si no se cuida su alimentación el mismo podría sufrir problemas gastrointestinales, y no es lo que queremos para una mascota.

Para resumir sobre la alimentación del perro Cirneco del Etna, es necesario que se verifique bien donde se va a servir tan to loa comida como el agua del mismo, manteniendo todo el tiempo posible las tazas totalmente limpias, y limpiándolas cada vez que termine de comer y/o de beberse el agua.

La ingesta diaria de alimentos será dada de mejor manera por un veterinario, sabiendo que será entre las mil (1.000) a mil doscientas (1.200) o mil quinientas (1.500) como máximo de calorías diarias (cal/d) por la gran actividad que amerita hacer diariamente tu perro Cirneco del Etna.

La ingesta de agua si será muy fundamental, por la cantidad de ejercicio que debe de realizar en un día, sin dejar a un lado las calorías a consumir, por la cantidad que debe quemar en un día para poder estar en forma, activo y con buena salud.

Recuerda siempre mantener anotado la marca y cantidad de multivitamínicos y minerales que debe consumir tu perro Cirneco del Etna al igual que la cantidad de calorías que debe consumir diarias para que siempre este totalmente activo.

Y por supuesto nunca olvidar la ingesta de agua que para él será de suma importancia y vitalidad, créeme tu perro Cirneco del Etna te lo agradecerá.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Cirneco del Etna

Para entrenar adecuadamente al perro Cirneco del Etna es necesario hacerlo desde que es un cachorro, para aprovechar toda su inteligencia y agilidad desde una temprana edad, lo que nos da mayor chance y/o tiempo de enseñar diversos mandos u órdenes.

Algunas veces, mayormente al principio se complica entrenar al Cirneco del Etna, ya que tiende a ser un perro muy independiente y otras veces también tiende a ser muy testarudo.

Luego de poder pasar la prueba inicial de adiestramiento, se te hará más fácil ya que el vínculo que se creará entre mascota y dueño será tal que no habrá mando que no aprenda incluso de manera mucho más rápida.

Algo interesante del perro Cirneco del Etna y que incluso, es característicamente normal al ser un perro de caza, es la vista que este posee, al ser tan exacta, al igual que su fino oído, una gran agilidad de rastreo, y un excelente olfato, hacen a este perro totalmente apto para aprender de manera rápida como hallar cosas, e incluso personas sin ningún impedimento.

Pero, existe algo que no se debe dejar pasar por alto con el perro Cirneco del Etna si se quiere adiestrar bien y de manera totalmente correcta, y es que el ritmo normal de él debe ser muy activo, algo que lo haga agotarse de tal manera que sea decisión de él no seguir.

Pero, si se mantiene inactivo, el mismo se aburrirá y te lo hará saber convirtiéndose en un perro muy destructor, al cual será difícil de controlar, tendrá ladridos seguidos para llamar la atención, y en caso de no conseguirla seguirá volviéndose algo tormentoso, y lo peor que no será gobernable.

De aquí la importancia de mantener a tu perro Cirneco del Etna con una vida totalmente activa, para poder mantenerlo totalmente adiestrado y obediente a lo que ya le enseñamos. Recuerda siempre enseñar a cualquier mascota con amor y respeto.

Es fundamental respetar el ritmo con el que aprenden un mando, y repetir la acción hasta que el Cirneco logre captarla y realizarla de manera correcta y en el momento que se la pidas.

Al ser un perro tan inteligente, el Cirneco del Etna es capaz de aprender muchísimos mandos sin problema alguno, recuerda que la parte difícil es el principio del adiestramiento, ya que luego se torna mucho más fácil.

Algo importante a la hora de enseñar trucos y mando a nuestro perro Cirneco del Etna, es siempre entregar una recompensa cada vez que realice la acción (puede ser una galleta, una perrarina, etc.) pero lo importante es que se sienta a gusto mientras aprende.

Dato, es importante que entreguemos de verdad la recompensa a nuestro perro Cirneco del Etna para que realmente aprenda y confíe en que lo que se ofrece verdaderamente se le entregará si realmente obedece.

Otra buena forma de enseñar a tu perro Cirneco del Etna, es mientras realizas actividades divertidas (como juegos) para que asocie de manera rápida cada mando.

El perro Cirneco del Etna, es tan inteligente que puede aprender desde los mandos más básicos (sentarse, pararse, acostarse, echarse, dar vuelta, brincar, correr), como mandos a términos medios (buscar una pelota, atrapar algo, traer algo, etc.) hasta incluso los mandos más complicados (silencio, ladrar, intimidar, morder, buscar a alguien o algo perdido mediante el olor de alguna prenda, rescatar a alguien, etc.)

Es por ello que de ninguna manera se debe todo lo que puede aprender el perro Cirneco del Etna.

Recuerda que es un perro de caza, sus instintos están más abierto que cualquier otra raza de perros, exceptuando aquellos destinados a la búsqueda.

Para resumir sobre el entrenamiento del perro Cirneco del Etna, es importante mencionar, que es un perro que posee una gran inteligencia y habilidad de aprender.

El perro Cirneco del Etna siempre estará dispuesto aprender cada una de las cosas que queramos enseñarle, siempre y cuando estemos dispuestos a premiarlos cada vez que aprendan algo nuevo, aunque no lo hagan excelente a principio, siempre será un incentivo a que sigan haciéndolo hasta que quede excelente.

Cada mando es necesario repetirlo de dos (2) a tres (3) veces para que el perro Cirneco del Etna capte bien cada mando y sepa diferenciar.

Algo importante es realizar mandos que no posean nombres parecidos para que a la hora de ordenarlos tu perro no se confunda y pueda ejecutarlos sin ninguna complicación.

Así que, si quieres entrenar bien a tu Cirneco del Etna, primero tienes que recordar que es mejor hacerlo desde que son cachorros y ya cuando lleguen a la edad adulta tengan gran agilidad en ejecutar cada mando, otra cosa es que realices esta enseñanza de manera cotidiana para que no la olvide y luego la hagas periódicamente para mantenerlo activo.

No dudes en hacer que tu perro Cirneco del Etna sea el mejor entrenado en tu hogar.

Entorno Ideal

Así como se aclaró es sus características, el perro Cirneco del Etna o Galgo Siciliano, es un perro del que sólo sus características hablan por sí solas, ya que es un perro seguro de sí mismo y muy decidido, algo que refleja muy bien en su postura.

Es un canino con mucha inteligencia, es muy activo, tenaz, atento, entre otras muchas cosas.

Algo interesante, o más bien positivo en el perro Cirneco del Etna, es que, a pesar de ser un perro de caza, el mismo tiene un gran carácter que podemos llamar moldeable, ya que se adapta fácilmente como perro de casa o, mejor dicho, perro doméstico.

Es también una gran mascota doméstica que, gracias a su inteligencia, es fácil de adiestrar y fácil a que se acostumbre al ambiente, siempre y cuando tenga su momento de drenar y generar adrenalina, produciendo así el ejercicio en él, lo que le ayudará en mucho.

Además, son perros muy fieles, cariñosos, adaptables, divertidos, y por supuesto protectores con sus dueños, como todo instinto en cualquier raza de perro.

El perro Cirneco del Etna es un canino muy receptivo y, además, como ya mencionamos, es muy fácil de adiestrar.

El perro Cirneco del Etna, ama el hecho de poder recibir afecto de sus dueños, es un perro que ama las caricias, los juegos, compañía, en fin, es un perro que ama pasar un rato muy agradable con su grupo familiar, ya sea jugando, paseando o simplemente recibiendo ese amor en caricias que cualquier amante de perros ama darle a su mascota.

Algo que no le gusta o mejor dicho no le agrada al perro Cirneco del Etna, es el frío, y es que como sabemos, este canino no tiene un pelaje apto para el frío, ni fue formado para este tipo de clima, incluso tienden a buscar donde poder acobijarse.

Existen personas que dicen que el perro Cirneco del Etna no es un perro muy cariñoso, y tiende a no gustarle o agradarle mucho o incluso no necesitar tanta compañía ni mucho tiempo de esta, pero es algo que en realidad variara del cariño y la crianza que le brindes a este.

Recuerda que todo su entorno se basará en como cuides y críes a tu perro Cirneco del Etna, ya que como toda mascota realmente si necesitan recibir y sentir ese amor y afecto de sus dueños, recuerda también que es un perro muy fiel, que jamás te fallará, no merece más que todo el amor, cariño, cuidado y afecto que le puedas ofrecer.

El mejor ambiente para cualquier perro, del cual el Cirneco del Etna no se escapa, es aquel donde se infunde el amor, respeto, cariño y calor a una mascota, donde el cuidado de su salud es primordial para poder brindarle el verdadero amor que ellos merecen.

El perro Cirneco del Etna es un perro tan sencillo, que el simple hecho de que lo pasees así sea por la acera de la casa, lo hará sentir bien, pero en todo esto está la importancia de que en esos paseos vaya incluido el ejercicio, algo que incluso nos ayudará activarnos a nosotros también.

Recuerda que como comentamos antes, la importancia de que socialicen para que a la hora de salir a cualquier lugar donde lo quieras llevar a pasar un buen rato, este pueda sentirse seguro.

El perro Cirneco del Etna, es un canino que, por ser adiestrable, se desenvuelve bien fuera de casa siempre y cuando se mantenga un control del mismo.

Los paseos que tengan que ver con disfrutar el aire libre son los que más ama el Cirneco del Etna, los que ameritan acción serán los más divertidos para ellos.

Para resumir, el perro Cirneco del Etna es un canino que ama estar en compañía aun cuando tiende a ser muy independiente, ama recibir, amor, cariño y afecto de sus dueños y de aquellos que lo rodean.

Mientras sea un perro que se mantenga en constante socialización no habrá nada que pueda impedirle pasarla bien y sin generar ningún tipo de conflicto ante la presencia de perros o seres humanos.

Recuerda pasearlo por lugares donde tu perro   Cirneco del Etna pueda disfrutar el aire libre, donde también pueda vivir acción.

Realizar juegos donde el perro Cirneco del Etna deba buscar, atrapar cosas es lo que más le llamará la atención y le gustará, por eso procura siempre tener un día diferente donde puedas realizar junto a él diversas actividades que lo saquen de una rutina diaria, que no es para nada o más recomendable para el Cirneco del Etna.

Así que ya sabes, mantén un ambiente agradable, rodéalo de personas y otros perros desde cachorro para inculcarle la seguridad ante cualquiera de ellos.

Permítele en el hogar sentir el mayor y mejor amor posible, no impidas pasar un rato tranquilo con él, incluso tu perro Cirneco del Etna ama tanto pasar ratos agradables con sus dueños, que una película o un rato de caricias, también lo agradecería.