Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Bull Terrier miniatura

Bull-Terrier-miniatura
Bull Terrier miniatura
5 (100%) 1 vote

Introducción de la Raza

Los Bull terrier son muy conocidos en todo el mundo, cualquiera podría identificar uno a simple vista con su cabeza tan icónica, puede que su fama muchas veces sea relacionada con una imagen de perro agresivo, la misma es muy exagerada y dista mucho de la verdadera naturaleza de estos canes. Como perros de compañía son muy protectores y perfectos para realizar actividades al aire libre con sus dueños.

Si bien es cierto que los Bull terrier no son perros precisamente pequeños existe una variedad de ellos que tiene dimensiones reducidas, ideales para aquellas personas que viven en espacios reducidos como los de un apartamento, estamos hablando del bull terrier miniatura. En el siguiente artículo resumiremos las características básicas de estos perros, los cuales si bien provienen de perros de pelea han evolucionado para ocupar perfectamente un rol como perros de compañía.

Son perros pequeños si los comparamos con sus parientes más grandes, apenas alcanzan los 35 cm de altura, aunque su largo es mucho mayor, su peso oscila entre los 11 y los 15kg.

Bull-Terrier-miniatura

El aspecto del Bull terrier es inconfundible, un rasgo muy notorio es su cabeza ovalada la cual se asienta sobre un cuerpo musculoso y bien desarrollado. La forma de su cabeza es prácticamente única de esta raza, la misma es alargada y puntiaguda, con una nariz prominente y ojos comparativamente más pequeños.

Prefieren un espacio abierto donde puedan ejercitarse tanto como quieran, una casa grande con mucho terreno abierto es el ambiente ideal para ellos, sin embargo vivirán en un apartamento sin ningún problema siempre que su dueño los saque a pasear frecuentemente y se encargue de que su perro se mantenga ejercitado.

Son perros muy enérgicos a los cuales les encanta realizar gran cantidad de actividades físicas, combinan perfectamente fuerza y agilidad, por lo tanto son perfectos para compartir al aire libre, si no se les da la oportunidad de ejercitarse entonces acumularán sobrepeso con mucha facilidad, lo cual será muy perjudicial para su salud y su esperanza de vida.

Por lo general viven solamente de 9 a 10 años de vida, además deben ser llevados al veterinario de forma constante para asegurarles un estado de salud óptimo, debido a que suelen sufrir de enfermedades crónicas que incluyen algunas alergias, problemas oculares, cardíacos y renales.

Como ya se mencionó antes las alergias pueden ser un gran problema para esta raza, esto incluye trastornos causados por picaduras de artrópodos tales como pulgas y garrapatas. También puede presentar alergia a ciertos alimentos, por lo cual es preferible evitar darles pollo o cereales o alimentos caninos basados en tales elementos.

También su sistema musculoesquelético puede sufrir con facilidad si el perro presenta sobrepeso, por lo tanto una alimentación sana combinada con ejercicio frecuente son medidas indispensables para el cuidado de estos perros.

Su pelaje es corto y liso, bastante apegado al cuerpo, su coloración es blanca por lo general, pero se acepta que porte manchas en su cabeza, un color atigrado o aleonado también es posible que porten un bonito color aleonado o atigrado.

Son perros que prefieren los climas templados, es mejor evitar exponerlos a inviernos demasiado fríos y húmedos, de otra manera puede que enfermen con mucha facilidad.

Los bull terrier fueron criados por mucho tiempo como perros de pelea, se esperaba de ellos que fuesen muy agresivos y combatiesen hasta el final, aunque la raza actual es muy diferente de sus ancestros mostrando un carácter equilibrado, aún pueden tener ciertas tendencias agresivas si no se los entrena.

El entrenamiento debe comenzar desde que el perro es un cachorro, la obediencia es fundamental deberán entender las normas y controlar su carácter obstinado. El entrenamiento de obediencia se debe llevar a cabo paralelamente con la socialización temprana; el perro debe acostumbrarse a interactuar con muchas personas de todas las edades, de tal forma cuando se encuentre entre multitudes no quedará perturbado y mostrará perfecto autocontrol.

Al final de su educación el perro debe mostrar el carácter equilibrado que es tan apreciado en esta raza, sabrán diferenciar perfectamente entre amigos y enemigos, con los niños serán muy tolerantes y jamás se pondrán violentos mientras jueguen con ellos. Con el resto de la familia serán muy cariñosos y prácticamente no ladrarán.

En general son perros que se llevan bien con otros animales, siempre que hayan pasado por un proceso de socialización adecuado y cuidadoso, sin embargo es mejor evitar su contacto con mascotas pequeñas como hámsteres o cobayos, ya que son perros con un instinto depredador oculto, el cual no suele mostrarse pero que podría despertar en ciertas condiciones.

Historia y Origen del Bull Terrier miniatura

Los Bull terrier originales eran muy diferentes a los perros actuales, para empezar sus ancestros se desempeñaron como perros de pelea, y también como asesinos de ratas, ambas actividades fueron prohibidas en Inglaterra en el siglo XIX.

El Bull Terrier como perro de pelea

Los bulldogs fueron eran populares en Inglaterra de principios de 1800, solían estar asociados al deporte de la pelea entre perros, tal actividad estaba penada por la ley pero se desarrollaba en cubierto en centros del bajo mundo.

Los bulldog poseían gran fuerza, pero les faltaba agilidad lo cual hacia que las peleas fuesen muy monótonas y que no ofreciesen un espectáculo adecuado. Para solucionar el problema se propuso cruzarlos con los terriers conocidos por su agilidad, sin embargo el resultado final fue bastante feo estéticamente.

Es allí cuando aparece el Bull Terrier, cuyo origen probablemente puede fijarse en 1850 cuando esta raza fue presentada por un hombre de Birminghan (Inglaterra), se trata de James Hinks quien estuvo comprometido durante muchos años con la crianza de perros.

Hinks buscaba criar un perro basándose en el English White Terrier pero cruzándolo con perros bull y terrier, este hombre quería producir un perro que pudiese competir en las peleas de perros, pero que a su vez poseyese un aspecto estético más hermoso.

Para empezar él deseaba eliminar el prognatismo, así como también el dorso cóncavo y mejorar las extremidades posteriores, también deseaba que el resultado final tuviese algo de tamaño para lo cual se usaría al pointer español. Gracias a esta mezcla tan bien diseñada se obtuvo un luchador sofisticado que podría acompañar incluso a un aristócrata.

Aun así su aspecto refinado no le impidió convertirse en una de las estrellas de las terribles peleas entre perros. Eran capaces de vencer a perros que los superaban notoriamente en tamaño y la leyenda dice que Hinks incluso podía llevar a sus perros a pelear en la mañana y a exposiciones de belleza en la tarde con resultados satisfactorios.

Si bien Hinks estaba satisfecho con su creación y con su desempeño en las peleas, él deseaba obtener más títulos en los certámenes de belleza, al darse cuenta de que los jueces mostraban favoritismo por los ejemplares blancos decidió crear perros de este color, eliminando así las manchas, es así como aparecieron las dos variantes principales de la actualidad.

El Bull Terrier como perro de compañia

Poco a poco los bull terrier se ganaron el afecto de los hombres adinerados, y se volvió casi una norma que los acomodados ingleses debían llevar uno a su lado, gracias a esto se ganaron el apodo de “caballero blanco”.

Los bull terrier se beneficiaron mucho de esta relación con la aristocracia pues era obvio que los perros de clase alta serian entrenados para llevarse bien con la gente, pudiendo así desarrollar el carácter pacífico que exhiben en la actualidad, esa personalidad amable es lo que les permitió sobrivir tras la abolición de las peleas como perros de compañía.

Bull-Terrier-miniatura

Paulatinamente fueron apareciendo por selección artificial otros rasgos comunes de la actualidad como el clásico hocico ovalado, hasta que en 1874 el Kennel Club inglés reconoció a los Bull Terrier actuales.

El origen del Bull Terrier miniatura

Con respecto a la versión más pequeña, conocida como MiniBull o Bull Terrier Miniatura, este apareció en el siglo XIX siendo una versión más orientada a otro deporte en el cual los perros eran usados, la caza de ratas.

La matanza de ratas se realizaba como un horrendo espectáculo en el cual los canes competían para ver cuál era capaz de matar más roedores en el menor tiempo, en esas sangrientas peleas no solo morían cientos de ratas sino que también salían heridos los pobres canes.

Para estos enfrentamientos era ideal un perro que tuviese más agilidad que fuerza, es así como decidieron obtener por crianza selectiva un bull terrier más pequeño, sin embargo los primeros intentos fracasaron debido a la aparición de deformidades importantes.

En 1930 un grupo de criadores volvería a intentar conseguir disminuir el tamaño de los Bull Terrier, abordaron el problema con una crianza selectiva y sistemática, gracias a semejante esfuerzo obtuvieron una mascota atractiva y pequeña, que no contaba con los defectos de sus antecesores.

En los Estados Unidos se registró al primer Bull Terrier en la AKC en 1885 y a partir de allí está raza aumentó notoriamente en popularidad. Cuando la variedad mini apareció se volvió rápidamente la mascota de cientos de americanos.

Las exhibiciones caninas fueron testigos de cientos de competidores hermosos que mostraban excelentes cualidades, tanto fue así que en 2006 lograron obtener el título de campeón de la exhibición de Westminster, dicha exhibición es la más prestigiosa de los Estados Unidos y una de las más importantes a nivel mundial.

Mucho ha pasado desde que los Bull Terrier fueron considerados meramente como perros de pelea, en la actualidad estos mini peros se han ganado el amor de cientos de familias quienes se benefician mucho de poseer un hermoso perro completamente pacífico.