Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Basenji

Basenji
Basenji
5 (100%) 4 votes

Basenji: tu nueva mascota

El Basenji es un perro que vio su origen en el centro de África, es una raza sumamente antigua, quizás una de las más antiguas que aún existe. Quizás sea por estas características que posee dos curiosos puntos a tener en cuenta ya que son bastante extraños.
El Basenji es un perro que tiene un ladrido muy especial, y las hembras solo pueden ser fecundadas una vez al año.

Al contrario de lo que se cree, el Basenji no es mudo, este perro tiene un ladrido apagado que podría no ser catalogado como uno. Aunque puede emitir este sonido, se le escucha emitiéndolo raramente.

La característica más marcada en los Basenji a parte de no emitir ladridos es que las hembras solo pueden entrar en celo una vez al año, en vez de lo normal, que serían dos veces, esto quizás sea por la antigüedad de la raza, ya que los lobos tampoco entran en celo dos veces al año ni los perros cantores (que son perros que curiosamente tampoco ladran).

El Basenji a simple vista desprende elegancia y un escultural cuerpo atlético. Es un perro de raza pequeña y no es muy común verlo como mascota. La cabeza del Basenji le da un aire de inteligencia e intelectualidad, en su cara tiene pequeñas arrugas finas y que se marcan muy bien cuando el Basenji se pone alerta. Su cráneo es algo ancho, pero se va acortando hacía su nariz.

El Basenji siempre tiene ojos oscuros y almendrados, se posicionan de manera oblicua en el cráneo, lo que hace que su mirada sea intimidante. Su cola es alta, la cual se ubica encima de su lomo y está fuertemente enroscada.

El pecho del Basenji es algo profundo y posee una espalda corta. Su cintura se ve claramente estructurada. El pelo de esta raza es corto y muy tupido, fino, suave y brillante. Los colores de pelaje para esta raza son los siguientes:

• Blanco
• Rojo y blanco
• Blanco con manchas rojas
• Negro
• Rojo y negro
• Negro, rojo y blanco
• Rojizo atigrado

Siempre se debe tener en cuenta que las patas, la punta de la cola y el pecho sean blancos y presenten manchas blancas.

Basenji

La altura que se espera de un Basenji se ubica en 43 cm hasta la cruz, en las hembras la altura esperada es de 3 cm menos hasta la cruz, mientras que el peso de los machos es de aproximadamente 11 kg mientras que en las hembras este peso es de 9 kg.

Temperamento del Basenji

El Basenji es un perro bastante activo, que se mantiene alerta ante cualquier anormalidad, bastante afectuoso y en igual grado curioso. Con los extraños puede ser desconfiado y si es provocado puede ser hostil con ellos. No es un perro al que le gusten los niños ya que responde negativamente a las provocaciones.

Es un perro que en la antigüedad era cazador, por lo que no se recomienda que conviva con otras mascotas diferentes a perros, siendo completamente diferente si existen otros perros en donde habita, ya que se lleva bien con ellos, sin embargo, se recomienda que desde cachorro se vaya acostumbrando a la presencia de otros perros para evitar inconvenientes en un futuro.

El estrés de no tener la actividad física suficiente puede provocar que comience a romper cosas para drenar dicho estrés.

El Basenji es un perro un tanto independiente debido a los genes de cazador que corren por sus venas, sin embargo, no le gusta ser ignorado, le gusta que los humanos jueguen con él y le presten atención, cuidados y cariño. Tiene una conducta algo difícil porque tampoco le gusta que lo acaricien demasiado, pero tampoco que no lo acaricien en lo absoluto.

Necesita un entrenador y dueño paciente ya que es un poco desobediente y travieso, sin embargo, en los puntos a favor con los que cuenta se pueden ver que es un perro que no ladra mucho y es bastante limpio.

El Basenji es un perro que si bien es algo testarudo puede aprender bien las ordenes que le da su amo, sin embargo, necesitará que este se arme de paciencia ya que necesitará varias repeticiones para poder aprenderlas. El Basenji si bien es un perro que aprende lento, una vez que aprende las ordenes nunca se le olvidan.

Para poder entrenar a un Basenji lo aconsejable es que se realicen refuerzos positivos a medida que avance el entrenamiento, de esta manera el perro asociará lo que le digas con cosas positivas, asimilándolas mucho más rápido.

Es importante que primero aprenda una orden para después comenzar con otras, esto evita confusiones y hace que las aprenda mucho más rápido. Al principio el Basenji necesita que le repitan las cosas en promedio unas 40 veces, pero estas sesiones de aprendizaje no deben pasar los 15 minutos.

Historia y Origen de la raza

basenji

El Basenji es un perro que se origina en África, a diferencia del origen de otros perros, que son inciertos, del Basenji se sabe con exactitud su origen. Proviene de la región bashingi, una población que se encuentra en los alrededores del río Congo, pero no es sino en el Ituri en donde se comenzaron a ver especies de esta raza.

Su origen se encuentra lleno de leyendas, por ejemplo, se cree que hace unos cuantos miles de años los hombres blancos cazaban por tierras africanas con Basenjis como única compañía ya que estos perros eran capaces de matar leones en una lucha justa, aunque debido a las características físicas del Basenji se sabe que esta historia está un poco exagerada ya que el Basenji como máximo podría haber cazado antílopes y diferentes tipos de aves.

El Basenji comenzó a ser un perro guardián en esta región gracias a la creencia de que era un perro que alejaba a los malos espíritus.
La raza se esparció por el África gracias a los egipcios, ya que un grupo de personas de esta nacionalidad decidieron explorar la zona tropical del África, encontrándose con el Basenji.

Les pareció un perro de amistosos rasgos por lo que decidieron adoptar unos cuantos ejemplares, pero después de algún tiempo la fama de este perro en Egipto fue tal que lo convirtieron en un perro venerado.

Esto se sabe ya que los jeroglíficos de los sepulcros cuentan la historia de que se tenía la creencia de que los Basenji acompañaban a sus amos al más allá después de morir.
En una gran cantidad de tumbas se podían ver dibujos de un perfecto Basenji ilustrado hace más de 3.600 años a.C. También se sabe que los egipcios lo llamaron “perro de Keops”.

Estos puntos son los que se conocen del origen antiguo del Basenji, lo siguiente que se supo de él se remonta hasta el siglo XIX, exactamente en el año 1870, cuando unos ciudadanos ingleses descubrieron que existían Basenjis entre el Congo y Sudan, luego, en 1895, los Basenjis (esta vez llamados “terriers del Congo”) aparecieron en un programa llamado National Cruft’s, un show de Londres.

Los perros que fueron encontrados entre el Congo y Sudan fueron exportados, sin embargo, murieron del mal de Carré y no produjeron crías. Se intentó lo mismo sin suerte en 1923 con otros 6 perros, pero corrieron con el mismo destino y murieron de Carré.

En África no existía el Carré para ese entontes, por lo que los perros no se encontraban inmunizados para evitar esta enfermedad, cosa que los ingleses no sabían.

El Basenji no pudo exportarse hasta Gran Bretaña sino hasta el año 1937, mientras que en los Estados Unidos esto ocurrió en 1941.

En África existen una gran cantidad de razas de perros, como también una gran cantidad de perros mestizos, cabe destacar que varios de estos perros mestizos guardan un parecido extraordinario al Basenji, sin embargo, no son de raza pura no deben ser considerados Basenjis.

Si se quiere saber si un perro mestizo y parecido a un Basenji no es puro solo se debe observar como ladra, de hecho, si lo hace como un perro normal, no es un Basenji puro ya que los Basenji no ladran, solo emiten un sonido que es parecido a una risa apagada.

El Basenji en África

Si has observado con detenimiento en algún contenido multimedia algunos jeroglíficos egipcios de seguro habrás notado que existen perros en ellos, pero no cualquier perro, estos perros representados en ellos se trata del Basenji ya que cuentan con las características de estos (orejas grandes, patas rectas y delgadas y pelaje corto).

En todo el continente africano el Basenji siempre ha sido un perro bastante respetado y admirado, no solo por su estilizada forma y que era venerado por los egipcios sino también por ser un perro sumamente independiente, silencioso y además es un buen rastreador.

El Basenji en América

Los americanos descubrieron al Basenji en el año 1895, en una expedición al Congo, luego fueron llevados algunos perros de esta raza hasta el momento desconocida para ellos y para los ingleses hasta Inglaterra.
Sin embargo, la única función del Basenji en Europa y Estados Unidos actualmente es la de perro de compañía.

Mito sobre el ladrido del Basenji

En todo el mundo se ha esparcido el rumor sobre el inexistente ladrido del Basenji, cuando de hecho, no es que no ladre, sino que lo hace muy a su manera. El Basenji al ladrar emite un sonido opaco y “apagados”.

Aunque estos ladridos sean muy poco audibles el Basenji si se comunica, pero es aullando y “cantando” que prefiere hacerlo. El Basenji no ladra como cualquier otro perro debido a la estructura de sus cuerdas vocales, las cuales son primitivas y son más parecidas a la de los lobos que a la de los perros modernos.

Características de la raza

Se tiene conocimiento sobre que los machos pueden alcanzar una altura de 43 cm y unos 11 kg de peso. Los colores del pelaje pueden ser en negro, fuego y blanco, rojo y blanco, negro y blanco o blanco aleonado. Es un perro que le gusta tener un rincón en el cual apartarse para poder tener un momento a solas, es independiente. Puede vivir 10 años en promedio y tiene una excelente relación con otros perros. Para las familias que tienen niños no hay de qué preocuparse ya que se llevan muy bien con estos si hay un respeto mutuo.

Basenji

En la actualidad es usado como perro mascota, anteriormente fue usado como perro cazador. Debido al tiempo que ha sido usado como mascota puede adaptarse a hogares pequeños sin problemas.

El Basenji debe ser alimentado a diario con máximo 270 gr de alimento (purina). No es un perro con el que se deba tener un cuidado especial en cuanto a su pelaje y el coste general que el dueño debe tener mensualmente para mantener a un Basenji es poco.

Al Basenji se le conoce como “el perro gato”, lo cual lo describe perfectamente ya que es un perro que “no ladra”, o al menos, como es en realidad, tiene un ladrido que no es tan audible como el del resto de los perros. Sin embargo, esto no es lo único que lo hace ganarse este apodo, también se lo gana porque se acicala como un gato. Algunos Basenji también se suben a grandes alturas como lo hace cualquier gato, a algunos Basenji les gusta dormir en sillas o espacios con cierta altura.

Pero lo que caracteriza al Basenji también es su comportamiento. Cuando a los dueños del Basenji le nombran esta raza inmediatamente se imaginan a un perro peludo y muy juguetón, con un toque testarudo, por lo que conviene entrenarlo desde cachorro con firmeza. Si un dueño lo mima mucho el Basenji no dudará en hacer lo que se le dé la gana siempre, aunque el dueño le esté ordenando justamente lo contrario.
Pero lo cierto es que cuando un Basenji te identifica como su amo no se apartará de ti. Si le eres indiferente de seguro se hará notar hasta que le prestes la atención que sabe que merece.

Lo mejor del Basenji según sus propietarios es su independencia, otro factor que lo hacen parecer un gato. Cuando se siente molesto se aleja tanto de los humanos como de las otras mascotas. El Basenji es un perro que goza de mucha curiosidad y algo gracioso de él es que pareciera que siempre está planeando un ataque furtivo.

Para que esté dispuesto a vivir dentro de un hogar se le tiene que tener en este desde cachorro para que se vaya acostumbrando. Siempre va a preferir estar libre, por lo que también se le deben dar grandes sesiones de ejercicios. Si el hogar en donde vivirá tiene un jardín o grandes extensiones de terreno mucho mejor para él ya que así podrá salir a estirar las patas él mismo. El terreno a donde tenga acceso el Basenji deberá estar delimitado ya que puede que quiera explorar y no encuentre el camino de vuelta a casa.

El Basenji no es un perro que necesite cuidados especiales con su pelaje ya que siempre está limpio naturalmente. Si el dueño gusta puede cepillarlo de vez en cuando. No es un perro que sufra de alguna enfermedad típica de su raza, pero si debe cuidarse de las temperaturas bajas ya que podría enfermarse. Recordemos que es un perro originario de África por lo que no tolera el frío.

Una característica de las hembras dejan al descubierto la antigüedad de esta raza, solo tienen celo una vez al año en vez de dos veces. En la camada de cachorros basenjis pueden venir de 5 a 6 cachorros y estos nacen casi siempre en los meses de noviembre o diciembre.

En África el Basenji es todavía usado para cazar pequeñas alimañas o pájaros mientras que en los Estados Unidos y Europa su única utilidad es como perro mascota.

Los Basenji que no realicen actividades físicas tienden a ponerse bastante gordos y sedentarios.
Podrás saber que un Basenji tiene buenas características genéticas si tiene manchas blancas en el pecho, punta de la cola o patas.

Comportamiento con otros perros

El basenji es un perro con un comportamiento un tanto excéntrico que puede ser perfectamente descrito por los que han sido dueños de un perro con costumbres tan ancestrales. Muchos dueños de basenji afirman que en realidad pareciese que decidieron adoptar un gato, debido al parecido entre las costumbres de estos y el basenji.

basenji

Al basenji le encanta subirse en superficies elevadas por el simple placer de sentirse en otro nivel más alto que las demás personas y de esta manera poder observarlos y observar todo el entorno que los rodea para poder vigilar a donde llegue su vista.

Además de esta “altivez”, no le gusta compartir su territorio con otros perros y mucho menos otras mascotas. El basenji es un perro que en la antigüedad siempre trabajó como perro de caza, por ello siempre estará dispuesto a iniciar una cacería si otros perros más pequeños o del mismo tamaño que él muestran algunos comportamientos típicos de presas, despertando el instinto cazador que se encuentra dormido dentro del basenji, ocasionando problemas naturalmente. Esto es mucho peor si se cuenta con mascotas pequeñas como conejos, tortugas, aves u otro tipo de mascotas que pueda identificar como presas ya que de seguro, querrá cazarlas por diversión ya que en su instinto tiene muy marcado el sentido de caza desde hace muchos siglos.

Para evitar que los basenji vean como presa a otros perros se los debe someter a un proceso de sociabilización avanzado, en donde desde cachorros tendrán que interactuar con perros de su mismo tamaño, perros más grandes que él y su familia humana, con esto comenzarán a entender que las personas ni los otros perros ni animales que se encuentran a su alrededor son presas, sino amigos. De todas maneras, aunque un basenji esté socializado no recomendamos que comparta el mismo espacio que conejos u aves libres ya que su instinto puede resultar más fuerte que su entrenamiento en ocasiones.

El basenji desde siempre ha sido un pero muy actuvo y esto se lo debe a su entrenamiento como perro cazador al que fue sometido durante cientos de años por parte de las personas que lo criaron para este trabajo. El basenji tuvo un gran éxito como cazador en sus tiempos, hoy en día no es tan usado para la caza ya que se popularizó en gran manera como perro mascota.

El ser un cazador tan hábil desgastaba su energía diariamente, además, para lograr ser un perro cazador con muy buena destreza en lo que hace tuvo que desarrollar mucha energía contenida para gastarla a lo largo de un día de caza. Esta energía la conserva aún, por lo que es necesario sacarlo a pasear durante al menos una hora para que pueda desgastar las grandes reservas de energía que posee, sobre todo cuando es cachorro.

Lo que debes saber es que durante la etapa de cachorro puede ser una excelente idea llevarlo a pasear junto a tus demás mascotas para que así vaya socializándose y relacione la presencia de las demás mascotas con paseos y un buen rato, logrando que las respete y no se busque problemas en un futuro.

Al basenji le gusta tener cierta independencia, sin embargo, esto no significa que se deba dejar solo mucho tiempo. Si aprendió como relacionarse con demás mascotas un compañero un poco más pequeño que él o mucho mejor aún, de su mismo tamaño, será un gran compañero con el cual jugar mientras no estás en casa por asuntos laborales.
Si decides no interactuar con él porque no tienes tiempo, ni tampoco llevarlo a pasear al menos por media hora entonces deberás prepararte para comportamientos neuróticos típicos de esta raza como destrucción de muebles, cavar muchos hoyos en el jardín, perseguir su cola entre otros.

El basenji quiere que lo abraces y le muestres cariño ¡Pero no demasiado! Se aburrirá fácilmente de muchas muestras de cariño y decidirá ir a otra parte para estar solo o se subirá a algún mueble para estar tranquilo, luego te buscará de nuevo cuando sienta que llegó el momento de recibir afecto.
No tendrás problemas si otros perros desconocidos pasan junto a tu casa ya que el basenji no es un perro al que le guste ladrar mucho o por lo menos su ladrido no se escucha ya que es un poco apagado.

Dieta y alimentación

Basenji

El basenji no es un perro que necesite de mucho alimento. Se recomienda alimentarlo con 2 porciones de alimento al día, divididos en las mañanas y noches, estos son de 250 gr a 300 gr de croquetas por porción.

Cabe destacar que si estableciésemos un régimen alimentario para la especie humana no podríamos decir que cada persona come lo mismo y se sentirá satisfecha con ello. Así como existen millones de personas también existen miles de basenji que pueden querer menos o más alimento, dependiendo de su musculatura, actividad física, tamaño y gusto por la comida.

Un perro al que le gusta reposar sobre su cama durante la mayor parte del día y solo sale a pasear cuando tu lo invitas no necesitará tanto alimento como un perro que tiene un buen jardín para corretear cuando él quiera y todos los días salga a trotar con su amo. La alimentación del basenji depende de su metabolismo, el cual está relacionado con su estilo de vida. Un basenji con un estilo de vida saludable, con un buen régimen de ejercicios podrá comer más que un basenji sedentario debido a que su metabolismo es más rápido procesando los alimentos.

El cuerpo del basenji es compacto y bien proporcionado, pero no posee huesos tan fuertes como para resistir un exceso de peso, por lo cual no es recomendable sobrealimentar a un basenji si ya sabes que se trata de un perro sedentario, al igual que no es conveniente el dejarlo con hambre si ya sabes que se trata de un perro atlético y entusiasta por el ejercicio.

El basenji puede convertirse en un perro muy glotón si las croquetas son realmente sabrosas, por ello no es conveniente dejarle la comida siempre a su disposición, podría comer y comer todo el tiempo y con esto, aumentar de peso. Es conveniente mostrarle el alimento únicamente cuando le toca, durante las mañanas y la noche.

¿Cómo saber si un basenji está gordo?

Es sencillo, solo necesitarás colocar tus manos en el lomo de tu perro y, colocando los pulgares uno a cada lado de su columna vertebral, coloca los demás dedos a lo lardo de sus costillas. Si desplazando las manos a lo largo de su columna no logras sentir las costillas, entonces se trata de un caso de obesidad. No es necesario ver las costillas, si las costillas están visibles significa que el basenji no está recibiendo suficiente alimento.

¿Qué alimentos puede consumir el basenji?

El basenji como las otras razas de perro puede comer perfectamente comida casera como croquetas industriales para perro. La comida casera tiene ventajas en la alimentación del basenji ya que es más fresca, contiene más vitaminas y puede darle más energía en comparación a la que pueden darle las croquetas. Pero en este punto las personas suelen equivocarse.

Al igual que las personas, los perros necesitan una dieta balanceada que les aporte todas las vitaminas, minerales y calcio que necesita en su dieta, pero en el caso de nuestros amigos peludos, también deben exceptuarse algunos componentes de las comidas que pueden resultar venenosos, tales como el aguacate, cebolla, sal en exceso, condimentos, entre otros.

La mejor opción es alternar la alimentación del basenji entre el alimento procesado y la comida casera, cuidando el nunca mezclarlos ya que la comida procesada tiene un tiempo de digestión más prolongado que la comida casera.
En el caso de que quieras que tu basenji coma solo comida casera, deberás contar con el aval de un veterinario especialista en nutrición canina para que te recomiende una dieta a seguir y evitar que a tu perro le falten algunos elementos importantes para su alimentación en su comida casera. Proteínas, carbohidratos y vitaminas deben estar muy presentes en la dieta casera de un basenji.

Podrás saber si tu basenji posee un desbalance en su alimentación si presenta enrojecimiento en la piel, picazón extrema o pelaje frágil.
¡Dale siempre vegetales a tu basenji en las comidas!

Salud y cuidados necesarios

Basenji

El basenji, a parte de ser un perro con un comportamiento un tanto excéntrico e independiente también cabe destacar que es un perro súper limpio. Su pelaje es hipoalergénico, lo que quiere decir que no les dará alergia a las personas que sufran de esta debido a los pelos de perro. Otra buena noticias es que este pelaje es muy bien cuidado por el basenji ya que cuando se encuentra solo le encanta acicalarse al igual que los gatos, por ello es tan comparados con los felinos.

Los perros usualmente poseen un fuerte olor cuando se encuentran sucios, pero este empeora si se han mojado o no fueron correctamente bañados. En el caso del basenji esto no sucede, o por lo menos, es muy difícil que un basenji llegue a tener mal olor ya que su cuerpo no despide este “olor a perro” característico.

El basenji es un perro muy limpio por lo cual los baños no son tan necesarios, siéndolo únicamente si ya ha pasado mucho tiempo desde el ultimo baño (2 meses) o cuando se haya ensuciado, se haya acostado en un lugar con mal olor o se haya llenado de tierra. Aunque siempre querrá estar limpio también necesita ayuda humana para limpiezas mayores.

El basenji es un perro con unas orejas bastante llamativas ya que siempre están en punta y son grandes. Esto puede propiciar que se llenen de garrapatas o pulgas, algo muy molesto para el basenji, por lo cual deben ser revisadas constantemente, al igual que sus ojos y su boca.

Es un perro bastante sano que no sufre alergias o enfermedades con frecuencia. La muda de pelo se da unas dos veces por año y durante estas no bota tanto pelo como otras razas de perros.

Por ultimo, el basenji debe ser cepillado con poca frecuencia ya que es un perro que le gusta estar arreglado y bien peinado, tal como un gato. Pero si quieres ayudarlo o en él no se nota mucho esta conducta, puedes con la ayuda de un cepillo de cerdas finas, acariciar su pelaje para quitar el pelo muerto (especialmente durante las épocas de muda)
Desde cachorro conviene acostumbrarlo a que el cepillado dental es algo natural, con esto te será más fácil en la etapa adulta el cepillarle los dientes sin que se oponga.

En cuanto al ejercicio físico, para el basenji es completamente necesario ejercitarse a diario por al menos 45 minutos, pero conviene el sacarlo unas tres veces al día, aunque sean paseos cortos, para que así no piense que está encerrado y se aburra.

Si vive dentro del hogar necesitará un lugar en donde acostarse y tumbarse, este lugar no debe ser frecuentado por muchas personas ya que el basenji ama la tranquilidad y la paz, se pone nervioso cuando muchas personas hablan al mismo tiempo y cuando hay personas que no conoce en su territorio, por ello es recomendable que cuente con una habitación para él.

Si en cambio vive en exteriores las cosas mejoran. En un jardín puede encontrar la paz y tranquilidad de manera más sencilla, pero de todas maneras debes enseñarle su lugar para tumbarse y dormir. También debe contar con una caceta para perros, para así poder resguardarse del frio y el calor y sentirse protegido.

Es importante recalcar que el basenji a pesar de ser un perro independiente necesita interactuar con sus dueños.
Finalmente, es necesario que un basenji cachorro sea vacunado por el criador, sin embargo, muchos criadores entregan irresponsablemente al cachorro sin las vacunas y es la persona que adopta la que debe llevarlo al veterinario para así poder colocarle las primeras vacunas que le permitirán superar los primeros meses de vida. Luego de estas vacunas un perro deberá recibir los refuerzos anuales necesarios y desparasitarse cada seis meses para así obtener un ejemplar de excelente salud.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Basenji

El basenji es un perro que requiere un entrenador con un buen sentido de la paciencia, no todos tienen esta virtud al tratar con perros, pero si serás el dueño de un perro de esta raza deberás buscarla o simplemente desistir de la idea de tener uno.

Basenji

Un basenji constantemente te intentará dominar hacerte sabiendo que tu eres su subordinado ya que le gusta mucho el dominar a otros perros y humanos, tú serás el encargado de hacerle saber que el que debe ser dominado es él y lo debe ser por ti, siempre con respeto y cariño pero siempre con mano firme para evitar que esta idea sea frecuente en él. Si de plano tu basenji se cree el líder y hace lo que quiere entonces necesitas un adiestrador profesional de perros que le hará saber esto a tu basenji y también te enseñará las mejores técnicas para evitar ser dominado por tu perro. Actualmente se manejan precios razonables por lo que no debes tener miedo al escuchar la frase “adiestrador profesional para un basenji”

Otro problema con el basenji es que es un perro muy arisco al entrenamiento, algo aunado a su idea de ser el perro dominante. En su mente estará el pensamiento de “¿Por qué tengo que hacerle caso a ese humano si es mi subordinado?” razón por la cual puede rehusarse a seguir tus órdenes y comandos de adiestramiento.

Si esto está siendo así la única solución es que te quites su dominancia de encima y le hagas saber que tú eres el líder, esto se logra siendo firme en tus decisiones, diciéndole firmemente “NO” cuando lo veas haciendo algo indebido etc, pero quizás lo mejor es que no tengas que llegar a los extremos si pruebas con el entrenamiento en positivo, el cual consiste en premiarlo con una rica golosina si te hace caso.

Esta característica del basenji lo hacen un perro difícil de entrenar, pero no es por tener una inteligencia inferior, todo lo contario, es porque es muy inteligente, tanto que cuestiona el mando de la persona que lo está entrenando y ya quisiera él ponerte a ti a dar la patita…

Entrenamiento en positivo para un basenji

Debido a la dificultad a la hora de entrenar a un basenji es recomendable que realices un entrenamiento en positivo. Con el entrenamiento en positivo poco a poco tu perro irá asociando la hora de entrenamiento con golosinas y al mismo tiempo lo asociará con un agradable rato. De esta manera, inconscientemente asociará que el entrenamiento es bueno, teniendo una respuesta mucho mejor a él.

¿Por qué no es recomendable el entrenamiento tradicional?

El adiestramiento tradicional no funciona en un basenji. Esta raza es muy inteligente y no aguantará que lo castiguen. Los castigos crearán en el basenji ansiedad, aburrimiento y miedo y créeme que no quieres un perro con el temperamento del basenji ansioso y miedoso ya que puede volverse impredecible. No es buena idea encerrarlo si no quiso seguir el entrenamiento, privarlo de sus paseos, juguetes o espacio para dormir. Estas prácticas fomentarán que destruya muebles, cave hoyos, intente escaparse entre otras conductas neuróticas propias de la ansiedad.

Entonces ¿Cómo entrenar a un basenji?

El entrenamiento del basenji es bastante simple si ya lo asocia con un buen momento, pero para lograr esto deberás iniciar lo más pronto posible en su vida. Si tienes la dicha de entrenarlo desde cachorro comienza con las órdenes básicas: sentado, da la pata, quieto, ven, come y salte, cuando el cachorrito repita con éxito una acción prémialo con una golosina para perros para atraer su atención.

Debido al sabor tan rico que se encuentra probando te prestará atención para ver si logra conseguir más, momento que debes aprovechar para terminar de enseñarle el comando. Es importante no pasar de una orden a otra si no aprendió la primera, cuando la domine será el momento para pasar a una nueva orden.

Un basenji puede aprender una nueva orden en 40 repeticiones de la misma. Este aprendizaje naturalmente debe ser en varias sesiones, así que no te extrañes que aunque hayas gastado 10 golosinas todavía no realice la orden por si solo.

Las sesiones deben tener una duración de aproximadamente 6 minutos para aprovechar toda la atención del perro, si dura más de 10 comenzará a sentir ansiedad y con esto a desmejorar su atención. Luego de que se lleve a cabo una sesión de adiestramiento con un basenji conviene intentar de nuevo en algunas horas y luego al día siguiente. No se debe abandonar las sesiones de entrenamiento ya que olvidará la orden que está aprendiendo.

Comportamiento con los Humanos

El basenji es un perro que siempre se encuentra alerta, tiene mucha curiosidad por satisfacer y es bastante amistoso y cariñoso con su dueño. Es un perro que tiene doble personalidad ya que aunque le gustan los mimos, ser juguetón y carismático, en ocasiones simplemente deja todo eso de lado y procede a ser un perro bastante independiente, tendiendo a recostarse en lugares un poco extraños para poder disfrutar de la soledad.

Es un perro al que no conviene molestar ya que no dudará en mostrarse agresivo, por lo que no es una opción para familias que tengan niños pequeños que no sepan todavía como tratar correctamente a una mascota.
Cuando un basenji desarrolla una personalidad totalmente independiente pueden parecer perros algo distantes, pero estos no se olvidarán que los escogiste como amigos y te mostrarán su cariño incondicional cuando ellos quieran.

A los perros basenji no les agrada el adiestramiento. Les cuesta mucho hacerles caso a las ordenes que les da su amo al momento de adiestrarlo, por lo cual se debe tener mano dura y entrenarlo rigurosamente, siempre con cariño y respetándolo, sin nada de maltratos, con esto el basenji entenderá que no puede dominarte y no tendrá otra opción que aceptar el adiestramiento que le estás dando.

Si por el contrario el basenji llegase a mostrarse agresivo contigo producto del entrenamiento no quedará otra opción que contratar a un experto en adiestramiento canino para que trate con el fuerte carácter que el basenji le tiene preparado.

Los machos tienen buena posibilidad de dominar a sus dueños más que las hembras. Los perros basenji siempre tendrán la tendencia a dominar no solo a otros perros que se encuentren en su territorio sino también a los miembros de la familia y a su amo, por ello es importante siempre ser firme en las decisiones en donde participe este can. Se debe tener cuidado cuando interactúe con perros del mismo sexo invitados al hogar ya que es muy territorial, el macho más que la hembra. La agresividad aumenta si el perro invitado es del mismo sexo que el basenji.

Los basenji no son recomendados para niños, son perros que tienen mucho temperamento y no aguantarán una halada de pelo, que se les monten encima o que les hagan daño, pudiendo reaccionar violentamente hiriendo al niño pequeño en cuestión. Por lo tanto, es recomendable que se les enseñe muy bien a los niños a tratar a las mascotas antes de que puedan acercarse a un basenji, junto a esto, la interacción entre el niño y el basenji siempre deberá ser monitorizada para evitar que el niño le haga daño al perro y viceversa.

El basenji no es un buen perro protector debido a pesar de su amplio instinto de la territorialidad ya que no puede ladrar como cualquier otro perro. Su ladrido es apagado y bajo, lo que imposibilita advertirles a sus amos la presencia de un intruso, sin embargo, siempre tratará de atacar la amenaza.
No es un buen perro para ambientes en donde existe mucho movimiento de personas ya que puede ponerse nervioso. Tampoco le gustan los extraños.

En resumen, hablamos de un perro que tiene muy baja tolerancia a los niños ya que su forma de ser no es muy juguetona que se diga en la adultez, son perros tranquilos, independientes y les gustaría permanecer así, por lo cual no son perros recomendables en hogares que existan niños ya que a estos les gusta bromear con los perros y jugar con ellos, actos que no le gustarán al basenji y podrían mostrarse agresivos. Tampoco son perros a los que les gusten los apapachamientos frecuentes, los consideran cansones y puede que se te salgan de las manos para ir a algún lugar tranquilo, pero luego de un rato los veas demandando atención.

Sin dudas el basenji es un perro con mucha personalidad, no es un perro para cualquier familia, se recomienda como mascota de una familia con personas maduras y responsables con otros perros de igual o mayor tamaño, si se tienen otras mascotas como conejos, gatos y aves estos deben estar separados del basenji, aunque tengan mayores chances de no ser atacados por el si este fue criado desde cachorro con ellos.

Entorno ideal

El basenji es un gran perro para las personas que aman las mascotas un poco excéntricas. Si eres fan del galgo afgano de seguro también te gustará un basenji como mascota.

El basenji es un perro con una gran cantidad de energía, le cuesta estar quieto ya que por sus raíces de perro cazador le encanta estar corriendo de un lado para otro, persiguiendo aves, ladrándole a extraños que se acercan o jugando con su amo.

Debido a estas características esperarás que se trate de un perro que exclusivamente deba estar en un hábitat abierto para permitirle todo esto, sin embargo, puede vivir perfectamente en el interior de un apartamento o casa ¿Cómo es posible? Sencillo, por su tamaño. Aunque sea un perro muy activo su tamaño facilita que pueda vivir en el interior del hogar, pero esto no quiere decir que existan inconvenientes.

Si un basenji que vive en el interior del hogar no recibe la suficiente atención por parte de la familia y tampoco es llevado a pasear sus instintos destructores que creías que había dejado atrás junto a su etapa de cachorro aflorarán y comenzará a destruir adornos, muebles, cobertores de paredes, camas, puertas y también le parecerá buena idea destrozar almohadas y esparcir su contenido por el resto del hogar.

Para evitar esto a toda costa es necesario que lleves a pasear a tu basenji al menos durante unos 45 minutos cada día y no solo esto, juega con él y si es posible lleva a otras mascotas para aprovechar y permitir que se diviertan juntos.
Sin embargo, esto podría no ser todo lo necesario para que tu basenji se comporte correctamente, también necesitarás pasar tiempo de calidad con él dentro del hogar.

Si en cambio decides (después de leer las acciones que podría llevar a cabo tu adorable basenji dentro del hogar) mantenerlo en el jardín, debes saber que no es para nada amable el confinarlo a este espacio y solamente interactuar con él cuando le vas a dar su comida o le cambias su agua. Los basenji son perros sentimentales a pesar de su sentido de independencia, por lo que requieren que están siempre en contacto con ellos, hasta que él lo decida. Siempre que viva en exteriores se le debe tener reservado un lugar para que pueda acostarse y resguardarse del sol y las bajas temperaturas.

Si el basenji recibe el cariño de un dueño atento y además se le da todo el ejercicio que necesita al día será un perro modelo, para nada pegajoso con su dueño pero que te hará saber cuando quiere que le hagas mimos, lo que suma puntos a la hora de considerar que viva en el interior de la vivienda, otra de las ventajas que tiene el basenji sobre los otros perros que viven en interiores es que es un perro que no despide el característico “olor a perro” cuando está sucio, además es un perro hipoalergénico, es decir, es perfecto para las personas que tienen alergias leves a causa del pelo de las mascotas.

Finalmente debes saber que un basenji puede vivir en interiores perfectamente sin ocasionar ningún daño, pero para esto deberías ser una persona que salga mucho de casa o delegar la labor de sacarlo a pasear a una persona que pueda salir de casa varias veces al día y llevar al basenji consigo. De esta manera nuestro amigo podrá sentirse como en una cacería, salir a buscar una presa con su dueño o familiar, aunque simplemente te dirijas a hacer una pequeña compra.

A resumidas cuentas el basenji no es un perro adecuado para una persona que espere un perro cariñoso en extremo, que siempre ande tras su pista. El basenji es todo lo contrario, te seguirá cuando el quiera y cuando no se mantendrá husmeando por allí o acostado en algunos lugares altos. Le encanta la tranquilidad de contar con un lugar para poder estar tranquilo y alejado de todo.

Si vas a adquirir un basenji cachorro es recomendable no cambiarlo de entorno ni alejarlo de su madre ya que se encuentra en un proceso de crecimiento y sociabilización realmente importante que solo su madre y sus hermanos pueden enseñarle, durante esta etapa se nutrirá con la leche de la madre, la cual tiene un sinnúmero de anticuerpos necesarios para que se desarrolle a lo largo de su vida una buena salud, como también deberá aprender las lecciones de vida que ella le enseñará, al mismo tiempo que se adapta a la convivencia con sus hermanos.

Durante este proceso que suele durar dos meses es mejor dejar al basenji cachorro con su madre aunque ya lo hayas adoptado, con esto te asegurarás de tener a un perro muy saludable y con la mitad de su sociabilización realizada.