Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Alaskan Klee Kai

alaskan-klee-kai
Alaskan Klee Kai
5 (100%) 5 votes

Alaskan Klee Kai: Tu nueva mascota

El Alaskan Klee Kai es un perro de raza muy particular, la cual posee una procedencia de los Spitz en los Estados Unidos, sin embargo, muchos dicen que el Alaskan Klee Kai es una copia en miniatura del Alaska Husky, el cual se caracteriza por ser utilizado en las carreras de trineo, pero estos, no son los mismos.

De hecho, su nombre conocido como “Klee Kai”, es debido a su idioma en Athabaskan el cual significa “perro pequeño”.  Este perro es proveniente de una raza que denota inteligencia, valentía, belleza y mucha energía; el Alaskan Klee Kai tiene como tradición la realización de juegos donde correr sea su mínimo esfuerzo.

El Alaskan Klee Kai fue formado en la década de 1970, a través de una fusión de razas impresionante, entre ellas el Husky Siberiano y el Alaska Huskies con un Schipperke y un American Eskimo.

Esto se realizó por la insistencia de una señora llamada Linda S. Spurlin que al observar el hermoso resultado del apareamiento accidental ocurrido por un Alaska Husky y un perro cuya raza permanece aún desconocida, decidió desarrollar un perro con características parecidas a ese. La mezcla de razas fue metódicamente escogida para reducir su tamaño sin llegar a ser un perro enano.

Linda S. Spurlin crió a sus perros en privado durante un tiempo, y en el año 1988 los presentó oficialmente al público, con el nombre original de “Klee Kai” pero posteriormente fue cambiado su nombre a “Alaskan Klee Kai” y fue reconocida oficialmente como una raza por la ARBA (American Rare Breed Asociacion) en el año 1995 y en 1997 fue reconocida por el UKC (Kennel Club Unidos).

El Alaskan Klee Kai posee un comportamiento que se considera bastante conveniente para las familias especialmente donde existen niños, este perro a pesar de que tiene un carácter muy fortín, desconfiado y se considera libre, son perros muy amantes de la familia.

Son notablemente  inteligentes, potentes y un poco territoriales, sin embargo, si se educan de buena manera pueden llegar a ser muy cumplidores, apegados, manejables y protectores; de hecho, si algo ocurre con los niños no dudaran en salir a defenderlos, debido a que con ellos son muy condescendientes, serenos, reservados, poco aulladores y equitativos.

El perro canino spitz llamado Alaskan Klee Kai es bastante firme, de hecho sus medidas varían en 3 tamaños, el Toy puede medir hasta 33 cm de altura, el Miniatura puede llegar a medir entre los 33 cm y los 38 cm  y por último el Estándar que puede llegar a medir entre 38 cm y 43 cm, asi mismo, de acuerdo a su tamaño puede llegar a pesar; de hecho, no se conoce un peso estándar para esta raza.

La cabeza del Alaskan Klee Kai es levemente amplia y triangular al igual que sus orejas, sus trufas son negras y amplias a diferencia de sus ojos que son también negros pero de un tamaño mediano. La cola posee mucho pelaje y es muy poderosa.

Son reacios al dolor y gracias a su pelaje (que es de doble capa) también al frío. Sus tonalidades varían entre blanco, negro, gris, una mezcla de ambos y otros más. Su cola se conecta al lomo dándole mucha firmeza y esbeltez.

Los Alaskan Klee Kai son bastante pulcros, de hecho se limpian después de comer o de jugar a sí mismos. Además por ser un perro tan enérgico hay que sacarlo al menos 2 o 3 veces al día.

Sus uñas deben ser cortadas siempre que sea necesario, sin embargo, bañarlo es algo que puede dejarse y hacerse cada mes y medio o incluso cada dos meses.

Su pelaje requiere que sus dueños tengan mucho interés en cuidarlo, por ello tiene que ser cepillado todos los días. Hay que proporcionarle juguetes para que puedan recrearse y morder, debido a que ellos desde muy jóvenes les gustan hacer eso.

El temperamento de los perros Alaskan Klee Kai es bastante imperioso, autoritario, fieles, modesto, agiles e inteligentes. También son muy apasionados, afectuosos, cuidadosos y delicados con sus familiares y dueños.

Es un perro que necesita de educación y adiestramiento sobre todo físico para que pueda mantenerse en forma, saludable y feliz. Son muy independientes pero también son bastante disciplinados y fáciles de manejar.

El Alaskan Klee Kai no es un animal provocador ni ofensivo, sin embrago, bastará con un poquito de agresión o resistencia del otro para que se desate la guerra; no es un perro monstruoso ni brutal pero a pesar de ello si el otro no se rinde ellos tampoco lo harán, buscaran el triunfo o ser derrotados, ya que ellos no tienen un punto medio.

Para ello es estrictamente necesario adiestrar y educar muy bien a los Alaskan Klee Kai para que ese león interno se mantenga siempre dormido y sea fácil controlarlos.

Hay que resaltar que lo mas ideal para una familia donde existen niños son las hembras pues son mucho más pacientes y se la llevan mejor que los machos y de esta forma se disminuye el riesgo de contiendas o confrontaciones.

En general se considera al perro Alaskan Klee Kai dominante pero con un carácter muy noble. Donde incluso su apariencia refleja la fuerza, inteligencia y magnitud del animal pero su trato refleja la ternura, el cariño y la fidelidad que realmente tiene.

Un perro que los niños y grandes aman por su pelaje y por lo juguetón que es al estar y sentirse en familia.

Historia y Origen del Alaskan Klee Kai

alaskan-klee-kai

Los orígenes del Alaskan Klee Kai  se encuentran directamente relacionados en el contexto histórico con la década de 1970, una fecha en la que se desarrollo esta raza tan espectacular. Principalmente en las labores de carreras en la frontera se llevaban a cabo por otro tipo de perros de raza, pero tras un resultado de una unión accidental de un Alaska Husky con otro perro de raza desconocido, generó un perro muy parecido al Alaskan Klee Kai.

La exportación de razas provocó en los perros de las zonas más pobladas, que frecuentemente hubiera un cruce entre ellos y fue así como la pureza de los perros de razas nativas disminuyó. Pero a pesar de ello, los perros que habitaban en las más remotas regiones del país lograron mantener de una condición muy sencilla su pureza a través de la falta de contacto con las otras razas.

Esta separación entre ellos generó problemas más graves de los que se estaban tratando de evitar, ya que muchas de esas razas nativas que aun permanecían en existencia se tuvieron que enfrentar a una consunción potencial durante diferentes épocas de la historia. En un principio, los perros desarrollados por Linda S. Spurlin fueron criados privadamente por muchos años, aproximadamente 20 años.

Pero fue en 1988 cuando la raza de los Alaskan Klee Kai fue mostrada públicamente, y asi mismo dada a conocer a todas las personas que desconocían la existencia de esta raza spitz. En el periodo de la historia Estadounidense estos perros fueron llamados “Klee Kai” que también significa “Perro pequeño”. De hecho, estos perros fueron utilizados desde un principio para la carrera de trineos y educados para las labores que requieran de peso y fuerza.

Existen actualmente muchas organizaciones encargadas de oficializar a las razas. En el caso del Alaskan Klee Kai fue reconocido oficialmente en el año 1995 por el American Rare Breed Association (ARBA). Sin embargo, solamente el American Kennel Club, es el que de manera oficial ha concedido su reconocimiento y posteriormente el Kennel Club Unidos (KCU) completando la oficialidad de la raza con el estándar del Alaskan Klee Kai.

alaskan-klee-kai

Cuando Linda S. Sprint observó la raza resultante de un accidente, quiso tener la posibilidad de mezclar lo mejor de los Husky y de los Alaska, por ello realizó un cruce muy metódico entre un Husky Siberiano, un Alaska Huskies, Schipperke y un American Eskimo, obteniendo como resultado lo mejor de estos spitz hacia una raza llamada Alaskan Klee Kai.

El respeto existente y la dedicación evidente hacia los propietarios, los criadores y la raza como tal provienen de la confianza que otorgó Linda, al asegurar que estos perros son totalmente cariñosos, leales, enérgicos y cuidadosos. Además Linda decía que en más de una oportunidad el perro la acompañaba a donde fuera que se dirigiera, siendo su perro guardián, su apoyo y su mayor motivación durante las largas jornadas de trabajo.

La grata compañía que le hacia el perro spitz Alaskan Klee Kai, era lo que ella necesitaba desde el momento en que decidió crear a estos perros tan peculiares. Ella era una mujer que traspasó sus perros a todos los miembros de su familia y junto con eso, el amor por esta raza canina tan interesante.

Asi mismo ocurrió tras  el despliegue en los Estados Unidos del primer Alaskan Klee Kai en el resto de los estados americanos. Donde una gran cantidad de norteamericanos fueron descubriendo a esta increíble raza y sus cualidades “espirituales”, terminando por enamorarse profundamente de ellos y también haciendo de estos compañeros perrunos la mejor compañía.

Posteriormente, se registra un fuerte resurgimiento de una renovada actividad, dirigida a recuperar la originalidad de los Alaskan Klee Kai, lo cual también evitó de alguna forma que la raza se extinguiera después de la Segunda Guerra Mundial. Ya que, la batalla acaba en todos sus aspectos tanto con personas como con animales, la dificultad de supervivencia por la falta de alimentos principalmente son una de las consecuencias que más afecta a los Alaskan Klee Kai.

Durante 30 años se formó una concentración impresionante de esfuerzos para producir un Alaskan Klee Kai consistente en conformación, color y tipo, siendo esta la recompensa de los criadores que tuvieron la visión unificada de trabajar en conjunto para ayudar a esta raza. Ya que ellos tenían una capacidad para observar a la raza de los Alaskan Klee Kai dentro de un contexto histórico, cuya intención no era cambiar la raza sino mejorar lo más posible la que ya existe, llegando hacia la perfección.

Características de la raza

alaskan-klee-kai

El Alaskan Klee Kai es un perro pequeño, de hecho se considera que es un perro miniatura a diferencia de sus antepasados; además se conoce que tiene una estructura corporal muy solida que lo ayuda a estar bien equilibrado; además, es necesario reconocer que sus huesos son pesados y con mucha sustancia que le otorgan gran parte de la fuerza.

En referencia a su aspecto físico o externo; sabemos que son perros que muestran una gran fortaleza física, también se conoce que son bastantes infatigables al dolor y al frío, gracias a la doble capa de pelaje que esta raza presenta. El manto de los Alaskan Klee Kai se presentan en distintas tonalidades donde se pueden encontrar con una máscara negra o incluso no tener máscara como también pueden tener un blaze o incluso su cabeza totalmente de color gris oscuro; además su cola debe ser llevada sobre el lomo levemente enroscada.

Una de las características también muy marcada en esta raza es su cabeza ancha, de manera que se encuentra en forma de un triangulo obtuso, con el hocico bien profundo, sus ojos son relativamente pequeños en tamaño y sus orejas son erguidas en forma rectangular con una pequeña tendencia hacia adelante, en línea con la línea superior del cuello aproximadamente.

El Alaskan Klee Kai es un perro con una capacidad auditiva bastante aguda, capaz de escuchar sonidos desde largos metros de distancia, asi como también se encuentra muy bien desarrollado su olfato. Es conocido que existen una diferencia de perros entre los Alaskan Klee Kai, y aunque pareciera que fueran iguales a los Husky miniatura, estos realmente son bastante diferentes. Es por ello, que mencionaré algunas diferencias principales que existen entre el Husky miniatura y el Alaskan Klee Kai.

Para comenzar se observa que el Husky Miniatura es mayor de estatura y de peso, además de ser más imponente y grueso que el Alaskan Klee Kai. Por otro lado, la cabeza del Husky Miniatura tiene su cabeza en forma triangular y sus orejas son formadas también triangulares muy aparentadas a la raza spitz, resaltando la diferencia que este tiene delante del Alaskan Klee Kai además de su notable y característica mascara. La nariz en la parte de la trufa es negra completamente y los ojos del Husky Miniatura son pequeños y de color negro.

Otra de las diferencias se encuentran en la capa de estos perros, ya que el Alaskan Klee Kai tiene una doble capa de pelaje, el cual lo ayuda a protegerse muy bien del clima frío y además le proporciona un aspecto impresionantemente elegante añadiendo mucho estilo a la gruesa y fuerte cola que se enlaza en el lomo; a diferencia del Husky Miniatura cuyas capas son más delgadas y en menor proporción que a pesar de su gran tamaño, le resta elegancia.

En casi todas las razas se tiene el conocimiento de que los perros machos suelen ser en tamaño y peso algo más grandes que las hembras; de hecho sus medidas varían entre los 33 cm y los 45 cm siendo los machos más altos pero caracterizándose por tener 3 tamaños: el Toy que mide hasta los 33 cm, el Miniatura que mide entre los 33 cm y los 38 cm y por último el Estándar que puede llegar a medir entre los 38 cm y los  43 cm.

En cuanto al peso, los Alaskan Klee Kai se caracteriza por no poseer un peso muy especifico, sino que de acuerdo a su tamaño, si es Toy, Miniatura o Estándar, será su peso tratando que siempre se mantenga en proporción a su tamaño y a la alimentación que este lleve, adaptándolos al ejercicio constante.

Por otro lado, las tonalidades en las cuales se encuentran esta raza de perros generalmente se encuentra en variación entre los colores blanco, gris, negro, pinto y la combinación de ellos. Lo cual le aporta esa majestuosidad y elegancia que caracteriza al Alaskan Klee Kai, pareciéndose en gran proporción a un perro lobo auténtico.

Hay que recordar que en definitiva, el Alaskan Klee Kai es un perro de tamaño mediano pero que posee gran fuerza y de grandes habilidades, las cuales en su mayoría son debido a su cuerpo pero, este perro no puede realizar ninguna actividad si no se encuentran acompañado de una alimentación correcta, un ejercicio constante y un entrenamiento que le haya sido habituado desde su nacimiento, de manera tal que pueda ser aprovechada cada parte de la vida de esta raza.

alaskan-klee-kai

Es necesario reconocer la combinación de agilidad, de coraje, de dignidad, de fidelidad, de lealtad y de devoción a su patrón que caracteriza a este perro, lo cual le permite mostrarse afectuoso ante su familia principalmente y sus amigos.

Otra característica temperamental que define o describe a los Alaskan Klee Kai es su completa territorialidad, razón por la cual requiere ser socializado desde que es muy cachorrito. A esta raza de perro grande, fuerte y poderoso debe brindársele ejercicio, disciplina y afectos para mantenerlo no solo saludable sino también un perro feliz.

Entre tantas descripciones, tenemos además; la inteligencia e independencia de este perro el cual lo asemeja mucho al Husky Miniatura, con la diferencia de que los Alaskan Klee Kai son más adiestrables y obedientes, lo que los convierte en un mejor alumno que el Husky Miniatura. El control debe ejercerse sobre esta raza de perro grande deberá ser igual que su tamaño e incluso un poco más para evitar cualquier malestar con la mascota.

Comportamiento con los Humanos

Con el pasar de los años e incluso de los siglos, han sido muchas las familias que han considerado adoptar, comprar o obtener de cualquier medio diferentes mascotas, bien sea para que les hagan compañía, porque aman a los animales o simplemente para tener a alguien en casa diferente a las personas en quien sentirse seguro como el Alaskan Klee Kai.

alaskan-klee-kai

Pero sin duda alguna, la mayoría han adoptado a mascotas, en especial a los perros porque tienen un amor muy presente y especial por ellos, de manera tal que desean convertirlos en un miembro más de la familia. Sin embargo, muchos de los animales no son recomendados para habitar en el núcleo familiar, a pesar de que no es prohibido, pero ese no es el caso del perro de raza del cual haremos mención, como lo es el Alaskan Klee Kai.

Muchas personas conocedoras de esta raza, han afirmado que el Alaskan Klee Kai es un perro bastante apropiado y recomendado para las familias, sobre todo en aquellas familias en las cuales existen niños desde los más pequeños hasta los niños más grandes. Su hermosa apariencia, su inigualable carácter y sus características más resaltantes, han convertido al perro Alaskan Klee Kai en uno de los favoritos por infinidades de familias y de lugares de trabajo.

A pesar de que esta raza de perro mediano se encuentra calificada como un Perro Potencialmente Peligroso o un perro PPP (generalmente se refieren de esta forma haciendo énfasis solo en las siglas) debido a su carácter independiente; también es necesario reconocer que no es un trabajo muy arduo o de mucha dedicación, ya que los Alaskan Klee Kai son perros que se integran mucho al núcleo familiar, tanto asi que pueden permanecer por mucho tiempo e incluso jugar con los niños dejando que ellos tiren de las orejas, e incluso protegerán sin duda a los más pequeños y vulnerables ante cualquier desconocido o todo aquello que les represente una amenaza.

El comportamiento de los Alaskan Klee Kai con las personas es bastante bueno, según muchos de los expertos de esta raza y aquellos que han sido dueños de un Alaskan Klee Kai mencionan, ya que se muestra paciente y muy tolerante, aunque sean realmente las hembras quienes toleren las travesuras de los niños mucho mejor, mientras que los machos ante estas cosas tiendan a enfadarse con más rapidez, a pesar de no demostrarlo muy apresuradamente.

Sin embargo; es necesario y totalmente recomendable también educar a los pequeños de la casa a respetar a las mascotas y a tratarlos como merecedores de sus derechos como seres vivos, de manera tal que pueda ser encontrado con esta forma que todas las relaciones dentro del hogar fluyan con normalidad. Asi mismo, pueden ser evitados problemas a futuro, enseñándole a todos los tratos correctos que se deben tener con el Alaskan Klee Kai y con cualquier otro animal, en especial los perros.

Una de las grandes e importantes ventajas que tiene el Alaskan Klee Kai dentro del mundo de los seres humanos y las mascotas perrunas es su ladrido, debido a que como esta raza tiende a ladrar realmente poco, otorga de manera fácil ese silencio y esa tranquilidad que los bebés necesitan desde su nacimiento en el hogar y en cualquier lugar en donde sean encontrados.

Este perro de raza, majestuoso y noble, además de ser categorizado como una excelente mascota dentro del ámbito familiar; ha sido escogido también por muchas personas las cuales trabajan en el área de salud y seguridad para que el Alaskan Klee Kai trabaje junto con ellos. Ofreciendo sus habilidades y su temperamento en servicio a la sociedad.

Es por ello que podemos encontrar al Alaskan Klee Kai ejerciendo labores como guía de personas ancianas o con dificultad visual, también lo podemos encontrar como un excelente perro guardián, también como un perro de ejercicio para aquellos que tienen alguna discapacidad en sus piernas o requieran de terapia de alguna forma.

Esta raza es muy asociada también con los rescatistas porque a pesar de no ser muy agresivos tienen esa capacidad de defender y resguardar la vida de una persona a costa de lo que sea. Sin embargo; hay que resaltar, que todo ello va a ser realizado de acuerdo al entrenamiento que tenga el Alaskan Klee Kai desde su nacimiento; es decir, que estos trabajos o labores dependerán de la manera en la cual se ejercite y se rodee el perro desde que se encuentra cachorrito hasta su adultez, haciendo énfasis en sus habilidades mentales y temperamentales.

Ello convierte al Alaskan Klee Kai en un perro integral, capaz de ejercer cualquier tarea que le asigne o se le encomiende, rompiendo con toda limitante que pudieron haber tenido en su creación, recordando la fidelidad que este perro representa, razón por la cual muchas personas, familias y trabajadores lo han escogido como el perro de raza favorito y fiel.

Comportamiento con otros perros

alaskan-klee-kai

Para las personas en su mayoría es mucho más fácil relacionarse con los animales que con otras personas; de hecho, existen estadísticas que indican que un gran porcentaje de la población que tiende a quedarse “sola”, no terminan solos realmente sino que sus vidas giran en torno a la compañía de animales, como lo puede llegar a ser el Alaskan Klee Kai.

Además, muchos psicólogos indican que estas personas que no sociabilizan tienden a encontrar en los Alaskan Klee Kai, la familia que han deseado tener por mucho tiempo y de alguna forma no pudieron tenerla.

Y aunque parezca increíble de aceptar y reconocer, en los Alaskan Klee Kai o los favoritos de mascota para muchos, como lo son los perros ocurre algo muy similar, donde para algunas razas caninas es más fácil establecer relación con las personas que con otros animales o incluso otros perros.

Esto se debe a las características resaltantes y demandantes de cada raza en particular; es por ello que esta difícil relación entre mascotas y razas no es generalizada, sino que va a depender de cada perro, su temperamento, su crianza y educación.

En el caso particular de la raza de perro originaria de Estados Unidos llamada Alaskan Klee Kai, podemos conocer y aprender que a pesar de ser muy dulce y tierno con las personas y aun mas con los niños, es un animal bastante dominante, razón por la cual no suele llevarse muy bien con otros perros que también tengan esta característica de ser dominantes.

Sin embargo, no es asi con todos los perros; pues se relaciona con total normalidad con aquellos perros que no son dominantes en lo absoluto. A pesar de esta situación no se debe escatimar el proceso de sociabilización a la que debe ser sometido todo Alaskan Klee Kai desde muy temprana edad, para tener el control de esta manera sobre ellos y asegurar de alguna forma que pueda relacionarse con facilidad.

A pesar de todo el entrenamiento que este perro pueda tener, no dudará en seguir una pelea si se siente desafiado, aunque se puede estar seguro de que no la va a iniciar. Más allá de todo lo mencionado anteriormente, hay que recordar que este Alaskan Klee Kai se mantiene impasible en muchas ocasiones donde otros canes considerarían esas situaciones como irritantes; características que le añaden una gran ventaja ante muchas otras razas.

A pesar de ser un perro muy dominante sobre todo ante la presencia de otros perros, también es un perro muy paciente, sobre todo las hembras, capaces de compartir un espacio si es educado para ello.

Por eso muchos veterinarios recomiendan que desde que estos perros de raza como el Alaskan Klee Kai es un cachorro, le establezcan una convivencia constante con otros perros y aun más con otras mascotas, de esta forma será más sencilla y lograran compartir cualquier espacio estando todos juntos. Un ejemplo de ello son los parques, los grandes patios y las enormes ciudades.

Muchos especialistas hacen referencia con respecto al carácter dominante social de este perro con tendencia a ser mostrado con desconocidos y con perros del mismo sexo, especialmente. Y aunque son perros criados para estar solos o en pareja, no son excluidos de los grupos sociales en los que puedan permanecer, sobre todo cuando están muy pequeños y conviven con sus hermanos, hermanas y padres; creándose en el cachorro esa nobleza que caracteriza al Alaskan Klee Kai.

Es necesario recordar también, que ellos a pesar de no ser sanguinarios, una vez que siguen una batalla o una guerra que fue comenzada por otro animal que le inyectó una amenaza, no van a parar hasta obtener la victoria o hasta ser vencidos.

alaskan-klee-kai

Ellos consideran que en una batalla no hay punto medio, es por eso que hay que tener sumo cuidado cuando un Alaskan Klee Kai se siente amenazado y hacer lo posible por evitar una cruel guerra que en definitiva terminará con que uno de los dos termine muy mal herido o incluso muerto.

La educación continua para los Alaskan Klee Kai son herramientas que cualquier experto en animales no le dejará de sugerir y resaltar, a pesar de ser muy obedientes a sus dueños, no escucharán la voz de nadie más con quien no se relacione constantemente. Allí se encuentra una vez más, incluida las relaciones y la sociabilización con otros perros o cualquier otra mascota con las cuales el Alaskan Klee Kai pueda convivir.

Salud y cuidados generales

Adoptar a un perro independientemente de la raza que sea, genera una serie de responsabilidades que durarán toda la vida del perro y por ello es una decisión que hay que tomar con conciencia y madurez.

En el caso del perro Alaskan Klee Kai va en un rango entre los 15 años y los 20 años aproximadamente y eso varía según el cuidado y la alimentación que este perro tenga.

Por ello hay que resaltar los cuidados que requiere esta raza de manera tal que todo aquel que desee adoptar, comprar u obtener un perro de esta raza pueda hacerlo consiente de todos los pro, los contra, las obligaciones y las satisfacciones que esta raza tiene.

Perro alaskan-klee-kai

Principalmente nos presentamos ante una de las características de este perro y es que el Alaskan Klee Kai es un perro extremadamente limpio, de manera tal que al concluir con su comida o con su rato de juegos, este se retirará a acicalar a sí mismo de manera regular.

Sin embargo; esto no indica que no es importante ocuparse del aseo personal del Alaskan Klee Kai; además de ser una excelente forma de mantenerlo sano, también es una manera muy eficaz de facilitar la convivencia en la casa. Por ello hay que recordar que mientras más grande sea el tamaño del perro, más grande será su cuidado y limpieza.

En primer lugar tenemos la higiene bucal; donde es necesario evitar que se le deposite y acumule el sarro en la parte de arriba de los dientes haciendo un constante cepillado dental al Alaskan Klee Kai desde que es muy cachorro, acompañándolo con un pequeño y un simple sistema de recompensas donde sean incluidos los snacks antisarros.

De esta manera el perro puede obtener una correcta limpieza bucal y asi se reducen las posibilidades de sufrir de diferentes patologías, entre ellas, las dolencias cardíacas, hepáticas, renales o la enfermedad más peligrosa llamada periodontal a la que se pueda enfrentar el Alaskan Klee Kai.

Posteriormente tenemos el baño y el secado del perro; donde se recomienda que el Alaskan Klee Kai sea bañado una vez al mes o cuando le sea notoria la suciedad en el perro, no es aconsejable hacerlo con mucha frecuencia porque puede ser eliminada la capa de protección natural que tiene la piel de este perro.

Además se recomienda, que el Alaskan Klee Kai sea bañado con un agua templada, ni muy fría ni muy caliente, también durante el baño debería utilizarse un cepillo con la cual enjabonen al perro haciendo que el champú especialmente creado para ellos penetre fuertemente su manto de pelo. Luego, al salir del baño, el perro deberá ser secado durante un largo tiempo ayudándose de un secador eléctrico a una temperatura bastante moderada. El pelo deberá quedar totalmente seco, ya que de manera contraria podrían existir apariciones de algunos hongos en la piel.

Además de lo mencionado anteriormente, nos encontramos también con el cepillado del pelo del Alaskan Klee Kai; donde debe ser realizado diariamente para asi eliminar todo el pelo muerto y hacer lo posible por mantener al manto libre de cualquier partícula de suciedad.

Con la ayuda de un buen cepillo, escogido acorde al grosor del pelaje y a la cantidad de pelo, el cepillado también ayuda a que la mascota no suelte por toda la casa su pelaje y evitar así que la casa se encuentre llena de pelos de perro.

Por otro lado y de alguna forma, el punto del cuidado más importante tenemos las vacunas y sus tratamientos antiparásitos; donde es requerida con mucho valor la guía de un veterinario para que asi le sean administradas al Alaskan Klee Kai las dosis de vacunas que le correspondan.

Para ello hay que revisar constantemente el calendario de vacunaciones que también ayuda a evitar el contagio de algunas enfermedades infecciosas. Unas herramientas muy útiles para mantener lejos las garrapatas, los gusanos intestinales o las pulgas son las pipetas o los collares antiparasitarios que evitan también graves enfermedades.

Entre las enfermedades genéticas más comunes que pueden llegar a padecer los Alaskan Klee Kai patológicamente tenemos la displasia de cadera; la cual no permite que se desarrolle adecuadamente la articulación de la cadera durante el crecimiento del perro.

alaskan-klee-kai

Por ello es recomendable controlar los movimientos del Alaskan Klee Kai, hasta que no alcance el año de edad es mejor que no haga movimientos ni ejercicios bruscos. Tambien tenemos la torsión del estomago y los eccemas, cuyas patologías suelen afectar a esta raza y solo pueden ser tratadas con visitas al veterinario constantemente.

Otras enfermedades que pueden aparecerse en los Alaskan Klee Kai son el hipotiroidismo y atrofia de la retina en aquellos que ya tienen una edad avanzada; también pueden ser alérgicos a algunos medicamentos y sufrir de una displasia de rodillas. Sin embargo, hay que recordar que ellas pueden ser evitadas lo más posible con una buena alimentación, un ejercicio adecuado y la colocación de sus vacunas correspondientes y a tiempo.

Dieta y alimentación

El Alaskan Klee Kai se caracteriza por ser un perro que se mantiene muy fuerte, en perfecta salud y con un pelaje magnifico, eso en gran medida es debido a la alimentación que puede ser otorgada al perro, ayudando a llenar su cuerpo de los nutrientes y vitaminas necesarias para su correcto desarrollo y su extraordinaria apariencia.

alaskan-klee-kai

De igual manera, si la alimentación dada al perro no es la correcta, esto podría generar un gran impacto negativo en la salud del Alaskan Klee Kai siendo notado en su apariencia y comportamiento durante su rutina de todos los días, es por ello que la alimentación que se le da a este perro de raza es muy importante y vital para sus años de vida y para poder ejercer las funciones para las cuales se le capacite.

Por ello es recomendable, asesorarse con un especialista en esta raza, que pueda recomendar su alimentación en base a las necesidades especificas del Alaskan Klee Kai como lo son su actividad física y su desarrollo en las diferentes etapas (cachorro, joven, adulto, viejo) en las que se mantenga la vida de la mascota, tomando en cuenta la proporción de productos de buena calidad para el bienestar de esta raza.

Hoy en día, son muchas las personas que prefieren la alimentación de su cachorro en base a comidas preparas comerciales debido a la gran comodidad que estas presentan para los propietarios del perro, verificando que en el empaque del producto se encuentre la frase “nutricionalmente completo”, considerando que este cumple con las necesidades del perro.

Sin embargo, no todos los alimentos comerciales que existen en el mercado son de alta calidad, lo que llevaría a realizar una investigación profunda sobre los componentes del alimentos antes de adquirirlo, posteriormente dárselo al Alaskan Klee Kai y por consecuencia una baja alimentación.

Actualmente existen marcas populares para el alimento del Alaskan Klee Kai como lo son Acana, Alpha Spirit, Natural Menu o también Taste of Wild, además de otro sin numero de marcas que pueden ser utilizados para proporcionarle una buena alimentación al perro y de la manera más segura para el dueño y el resto de la familia incluyendo a los más pequeños.

Sin embargo, existen también algunas comidas caseras recomendados para una excelente alimentación del perro mascota de raza, destacando la idea de muchos expertos en que no existen alimentos como los realizados en casa, natural y frescos. Además, de que este estilo de alimentación permite a los dueños poseer un control total sobre los productos y su origen.

En primer lugar, presentamos una dieta basada en la carne sin cocinar, es decir, cruda o como es llamada “Dieta BARF”, utilizando carne magra con los huesos crudos acompañados también de algunas frutas y verduras que pueden beneficiar en gran manera la vida del Alaskan Klee Kai. Es importante mencionar, que los huesos no deben estar cocinados, ya que de lo contrario podrían astillarse y colocar a la mascota en un grave peligro.

A pesar de ello, es necesario saber que existe un alimento diferente para los Alaskan Klee Kai en edad cachorra y otra para cuando están en edad adulta. De manera que se le pueda proporcionar lo correcto conforme a su desarrollo, tamaño y peso. Conociendo que después de su tercera semana de vida, se comienza el proceso de destete del cachorro con la madre.

Esto es un proceso progresivo, en el cual se le dará al pequeño comida húmeda para posteriormente darle comida sólida durante un tiempo de 2 meses aproximadamente. Recordando que todo alimento que se le dé al cachorro Alaskan Klee Kai deberá ser formulado para perros en etapa de cachorros específicamente, por un tiempo máximo de un año. Para esto se pueden utilizar algún pienso que exista en el mercado.

Considerando la importancia que los alimentos que se le otorguen tengan una proporción ideal entre las proteínas, las grasas, las vitaminas y los minerales que garantizarán en el Alaskan Klee Kai un crecimiento adecuado y perfecto desarrollo físico – mental. Esto bajo supervisión del médico veterinario que ha atendido al perro constantemente y de confianza para asegurar el bienestar del animal canino.

Los Alaskan Klee Kai en edad comprendida entre los 2 y 3 meses deberán ser alimentados con un aproximado de 4 veces en el día, para tratar de evitar la hipoglucemia. Posteriormente entre las edades de los 3 y 6 meses pueden reducir la dosis de alimentos a 3 veces en el día y luego, desde los 6 meses hasta el primer año de vida puede alimentarse al cachorro tan solo 2 veces en el día. Aunque según deseen los dueños, pueden mantener de igual manera la alimentación diaria de 3 veces en el día.

A diferencia de los cachorros, los adultos necesitan suplir las necesidades calóricas que se encuentran entre los 970 kc en los machos y los 790 kc en las hembras, por lo tanto después del primer año de vida su alimentación debe aumentar progresivamente en una, dos o hasta tres tomas según desee y considere cada dueño debido a su disponibilidad para con el Alaskan Klee Kai.

Además existen otros alimentos que se le pueden proporcionar de manera ocasional con excelentes propiedades para la vida del Alaskan Klee Kai como lo son el huevo (entre 2 o 3 veces a la semana, cocido o crudo), la alfalfa, vinagre de manzana o espirulina. Recordando que la alimentación canina es bastante amplia y por lo cual siempre se sugiere consultar con el veterinario sobre los tipos de alimento que se le pueden dar a la mascota.

Cómo entrenar, educar o adiestrar al Alaskan Klee Kai

alaskan-klee-kai

Esta raza de perro llamada Alaskan Klee Kai es bastante inteligente, de manera tal que aprenderá todo forma de órdenes que se le demande; sin embargo, es un perro que se caracteriza por ser de un solo patrón, por ello si se le intenta educar o de alguna manera enseñarle trucos, lo más seguro es que no hará caso si no es el dueño quien se lo indica.

Además de ello, el Alaskan Klee Kai puede ejercer la función de un buen perro corredor y de vigilancia, aunque no es recomendable utilizarlo para ello, debido a que posteriormente puede desencadenar una gran cantidad de actitudes negativas que serían bastante difíciles de controlar cuando se desee.

Desde muy cachorro el Alaskan Klee Kai debe ser educado, ya que desde el primer momento en el cual descubra la habilidad de morder, no abandonará la idea ni la oportunidad para hacerlo, lo cual generará para el perro el inicio del control y el dominio.

Para muchas personas es increíble e impresionante que califiquen al Alaskan Klee Kai como un PPP (Perro Potencialmente Peligroso), siendo un perro representado por la facilidad que tiene para integrarse al núcleo familiar, además de dejar que los niños jueguen con él y defenderlos sin dudar ante cualquier desconocido considerándolos los más delicados.

Es necesario recordar que el hecho de que sea considerado o calificado como un “perro potencialmente peligroso” es debido básicamente al tipo de mordida que este tiene y no está ligado a los muestras de agresividad con los humanos que este pueda tener.

Además, hay que saber que en países como España una mordida realizada en forma de tijera es convertida a una mordida muy potente, la cual no puede ser abierta desde el exterior sino que hay que esperar hasta que el perro Alaskan Klee Kai decida soltar.

El Alaskan Klee Kai tiene el caso de que además de su mordida, se encuentran estimaciones como su poderosa constitución física, su peso y altura los cuales son bastante considerables, y son razones por la cual le otorgan tal calificación. Sin olvidar también, que el instinto corredor que esta raza tiene desde su origen lo convierte en un peligro para la sociedad si no es educado socialmente desde que está bien cachorro.

Sin embargo; a pesar de que los ataques de un Alaskan Klee Kai son indudablemente fuertes y traen consigo un resultado tremendamente feroz debido a la calidad del animal, también hay que reconocer a favor de esta raza, que ellos no tienden a atacar a los humanos tan fácilmente, pues a pesar de su temperamento dominante, son bastante tolerantes.

La razón de que un Alaskan Klee Kai pueda llevar a cabo una defensa con un coraje extraordinario, comprometiendo incluso su seguridad propia de ser necesario, es dado más posiblemente a su pundonor y valentía como un perro defensor de los suyos y muy poco relacionado con que sea un perro muy peligroso o con instintos homicida de humanos.

Ese instinto corredor que tiene el Alaskan Klee Kai junto con el comportamiento territorial puede ser muy controlado mediante un proceso de temprana edad sobre la sociabilización. Pero además, este perro majestuoso es considerado en su región de origen como un símbolo de lealtad, de prestigio y de fortaleza, considerado también como el perfecto amuleto de la buena suerte para los japoneses.

Con todas las características antes mencionadas, es bastante lógica que esta raza de perros no es recomendada para cualquier persona o para cualquier familia, por ello es realmente importante que sea planteado antes de adoptar, si se consideran ser el dueño ideal para un Alaskan Klee Kai. Haciéndose preguntas que dejen claro los aspectos más sencillos sobre este perro e incluso si se tiene la suficiente fuerza física para controlar de alguna forma a un perro con dicha envergadura.

Reconocer si se sabrá educar y adiestrar de la manera correcta teniendo un alma de líder merecedor de la confianza y la lealtad de un Alaskan Klee Kai. Y además de ello, aceptar que se tiene el tiempo suficiente para brindarle a la mascota ese equilibrio físico y también emocional que requiere para poder asi sentirse feliz, realizando actividades diferentes, entre ellas salir a pasear o jugar, correr o hacer deporte utilizando retos emocionales constantes como herramienta para el mejor control del animal.

El Alaskan Klee Kai es un animal muy inteligente, por ello hay que enfatizar el alma de líder en el dueño; ya que requiere de un constante amo, el cual esté seguro de sí mismo para ser seguido por el perro. Si este can ve a su “líder” titubear, no dudará en desobedecerle y asumir su propio mando ante la dirección de su familia adoptiva o de su manada como puede verlo también el Alaskan Klee Kai.

Por ello debe realizarse una investigación profunda y completa sobre esta raza para que al momento de adoptarla, no genere ningún inconveniente ni problema que pueda ser agravado con el tiempo.

Entorno ideal del Alaskan Klee Kai

alaskan-klee-kai

Asi como las personas necesitan estar en un lugar cómodo, agradable y ajustado a sus necesidades para sentirse bien y feliz. Los animales, especialmente los perros, necesitan también encontrarse en un lugar donde puedan sentirse a gusto, cómodos y puedas sentir como “su hogar”.

Cada perro según su raza, su tamaño y sus características requerirá de un lugar diferente, hay perros que pueden encontrarse cómodos en un apartamento mientras que otros los harán en un patio muy grande y abierto un ejemplo claro de esto es el Alaskan Klee Kai.

En el caso exclusivo del Alaskan Klee Kai, sabemos y conocemos que es un perro muy territorial, es un perro que suele estar por la casa o la propiedad patrullando y asegurándose que todo esté en orden. Además, su carácter es muy independiente y se muestra muy reservado ante la aparición de desconocidos.

Por ello, es recomendable que el lugar acorde para esta raza de perro es una casa muy amplia y grande, donde el perro pueda moverse con facilidad y libertad, recordando también que el Alaskan Klee Kai posee un tamaño mediano, sobre todo si es macho por el cual requerirá de encontrarse en un lugar abierto la mayoría de las veces.

El Alaskan Klee Kai es un perro bastante dócil, calmado y equilibrado pero también puede llegar a ser un poco distante en algunos momentos, por ello deberá ser habilitado un espacio exclusivo para el perro y respetar su espacio cuando este desee estar solo. A pesar de ello, este can con los niños es bastante tolerante y paciente, él entiende que son muy vulnerables y que no entienden muchas cosas; no por ello se dejará de enseñar a los niños el respeto por la mascota para evitar malos ratos a medida que vayan creciendo ambos.

Al momento de adoptar a un Alaskan Klee Kai se deberá estar seguro de tener un ambiente familiar, amistoso, cálido y seguro dentro del hogar para que de esta manera se vaya creciendo y formando el perro. Realmente a pesar, de su energía y terquedad, cuando se enfrentan ante un entorno social muy armónico, este can es bastante obediente, leal, protector y amoroso. Por ello es sumamente importante evaluar el lugar y la zona en la cual habitará este Alaskan Klee Kai.

Muchos lugares de adopción y compra de animales – mascotas se toman muy en serio el derecho a evaluar el lugar y a la familia que desea obtener a un perro de raza como este, haciendo responsable a los nuevos dueños de darle un hogar optimo y beneficiario para el bienestar de su mascota. Esto también le brinda la tranquilidad a la agencia de animales de que no será maltratado ni lastimado, haciendo un seguimiento anual a algunas familias, velando por la felicidad del perro.

El Alaskan Klee Kai además de su carácter, es también muy reservado y poco ladrador, por lo cual no habrá problemas al tenerlo dentro de la casa pues otorgará fácilmente ese ambiente tranquilo y equilibrado que cualquier familia pudiera desear aun teniendo a un can en ella. Un hecho resaltante el cual se debe traer a colación es la fascinante historia de “Alaskan Klee Kai”, es el que acompañó por muchos años a su dueña Linda a su trabajo y asi mismo a su hogar.

Además de encontrarse en un ambiente hogareño como mascota; el Alaskan Klee Kai también puede ejercer funciones frente a un entorno laboral. Por ello no estará cómodo pasando su vida en el salón de la casa, echado a los pies de su dueño; sino que requerirá de ejercicio físico diario, de salidas al parque o a la montaña donde pueda desarrollar otras habilidades diferentes a cuidar niños.

Siendo este perro de raza capaz de ayudar a personas a cruzar la calle, ser utilizado para rescatar personas con esa nobleza que mantiene, jugar y soltar toda esa energía que almacena su cuerpo; el Alaskan Klee Kai debe encontrarse cerca de un lugar o un espacio abierto donde pueda correr y sentirse libre.

Hay que enfocar al momento de adoptar a un perro de raza Alaskan Klee Kai las posibilidades que se tiene para jugar con él y dedicarle tiempo, ya que a pesar de ser un animal grande también requiere de muestras de afecto y cariño por parte de sus líderes.

Por otro lado se enfatiza las capacidades y habilidades que tiene este can ante el deporte haciendo saltos, juegos y carreras en los cuales fácilmente podría ganar, a parte de su increíble pelaje el cual enamorará en cada concurso de belleza o de competencias al cual asista, resultando ser uno de los favoritos apoyado de su inteligencia.