Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Sussex Spaniel

Sussex-Spaniel
Sussex Spaniel
5 (100%) 3 votes

Sussex Spaniel: Tu nueva mascota

El sussex spaniel es una variedad de spaniel poco conocida a nivel mundial, aun por expertos en razas. Se trata de un perro con muy buenas capacidades para el deporte, así como también en el cobro por sangre, que no es más que rastrear presas heridas por medio de su olfato una vez que están sangrando.

Es un perro de características parecidas al tekkel (perro salchicha), tiene un cuerpo largo y de poca altura, con patas cortas, solo que en esta versión de spaniel se ve un pelaje mediano – largo distintivo. A lo largo de su historia ha estado a punto de desaparecer varias veces, sin embargo, gracias al esfuerzo de sus fans ha logrado sobrevivir.

El sussex spaniel es un perro que pudiese ser más activo de lo que es si su constitución física fuese diferente, ya que no puede prolongar los ejercicios por demasiado tiempo o correr más de lo que puede debido a sus pequeñas patas, sin embargo, aunque no alcance la misma velocidad que otras versiones de spaniel ni tampoco pueda prolongar el ejercicio por varios minutos, este spaniel es una raza activa, aunque menos activa que otros spaniel y retrievers debido a sus limitaciones.

Con esto queremos decir que al sussex spaniel le puede parecer bien el correr durante 10 minutos sin parar, para él no existe limitación en cuanto a esto, sin embargo, su cuerpo puede que no lo soporte y se canse antes de terminar, por lo que amerita descansos frecuentes.

Sussex-Spaniel

Los sussex spaniels tendrán un comportamiento enérgico que necesitará a un amo que frecuentemente practique caminatas. Es un perro versátil que puede adaptarse tanto a entornos cerrados como abiertos, aunque si decides mantenerlo dentro de casa tendrás que cuidar su ritmo de vida, ya que este requiere de paseos diarios. Verás que su personalidad se desarrolla cuando pueden correr y recrearse todos los días.

Por lo general y si le brindas todos los cuidados que requiere un perro el sussex spaniel es una raza que puede vivir entre 14 y 16 años.

Te preguntarás en donde se originó esta raza, la respuesta es en Inglaterra durante el siglo XIX, el responsable del cruce y crianza de la misma es Autustus Fuller, un famoso deportista y dueño de tierras entusiasta con la experimentación genética con perros para lograr una raza que fuese capaz de ajustarse a su ritmo deportivo en la caza.

La idea de Fuller era muy clara: crear un perro capaz de ir y recuperar la presa herida por un disparo del cazador, independientemente de la cantidad de maleza o características del terreno en el cual se practicaba la caza. Según documentos recuperados sobre esta raza se tiene que se realizaron cruces de perros sabuesos, dando como resultado al sussex spaniel que conocemos hoy.

Estos nuevos spaniels tenían características que nunca antes se habían visto en un spaniel, tenían espaldas de buena longitud, eran menos altos que los demás espaniels y eran buenos para saltar. Lamentablemente Fuller murió en 1857, dejando su trabajo a la mitad, pero varios de sus admiradores lo continuaron, después de ello se presentó en varias competencias caninas siendo la primera de ellas en 1862.

Durante el año 1884 daba inicio el Kennel Club de América y en su libro de razas se incluyeron primero a solo 10 razas, entre ellas ya se encontraba el sussex spaniel. Pero a pesar de este reconocimiento de parte del AKC, durante la Segunda Guerra Mundial la población total de sussexs spaniel bajó mucho, al igual que pasó con otras muchas razas.

Entre los aspectos más resaltantes del sussex spaniel se encuentra su tendencia a ladrar o lamer la mano de su amo para que lo deje libre cuando detecta un rastro de sangre.

Es un perro muy activo e hiperactivo, teniendo más resistencia que el clumber spaniel al correr, sin embargo, sacrifica la velocidad por la resistencia ya que no es tan rápido como el cocker spaniel o el springer.

Tiene una popularidad moderada en Europa, que fue el continente en donde fue usado como perro cazador, en especial en Reino Unido. Sin embargo, en América es apenas conocido ya que la diferencia de terrenos entre los de Europa y, por ejemplo, los de Estados Unidos es mucha y no fue usado como ayudante de caza en una gran parte de este continente.

Historia y Origen

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel fue una raza reconocida desde el siglo XVII de manera extraoficial, ya que durante este siglo comenzó a ser usada como ayudante para la caza de faisanes y perdices en Sussex, Inglaterra. No fue una raza reconocida inmediatamente debido a que Sussex es un lugar un tanto aislado, pero esta raza fue presentada al público durante el año 1862 en Londres, para después ser oficialmente reconocida treinta años después por la Federación Cinológica Internacional.

Algunas décadas después la raza adquiere buena notoriedad en el ámbito deportivo de la caza por lo que se decide crear la Sussex Spaniel Association, asociación que se encargó de refinar el estándar de la raza para sus labores de caza y así evitar dobles tipos de ejemplares.

Sin embargo, esta asociación ayudó en poco al desarrollo de la raza debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, los que menos se esperaba a nivel mundial que rescataran la raza fueron los que la rescataron, los estadounidenses. A pesar de que el sussex spaniel no era usado con propósitos de caza en gran parte de los Estados Unidos criadores fanáticos de la misma decidieron salvarla incluyendo sangre de clumber spaniel, sangre que le dio un nuevo aspecto: el rechoncho.

Los primeros sussex spaniel no eran tan parecidos a los que actualmente pueden verse ya que los primeros ejemplares eran más livianos, tanto en aspecto como en peso neto. A partir de este momento el sussex spaniel se convirtió en una raza muy popular en los Estados Unidos ya que este país había logrado salvar a una raza que estaba a punto de extinguirse, cosa que los clubes cinológicos de este país celebraban promocionándola como mascota ideal.

Actualmente existen más sussex spaniels en Estados Unidos que en Reino Unido, siendo este el país que les dio la vida y los Estados Unidos el país que les permitió seguir existiendo. El sussex spaniel, sin embargo, es la raza más desconocida de spaniel que existe en la actualidad ya que la totalidad de otras razas spaniel y retrievers (familias del sussex spaniel) gozan de una popularidad aplastante que empaña al sussex.

Sussex-Spaniel

Augustus Elliot Fuller fue el encargado de seleccionar varios tipos de perros de presa sabuesos para lograr que el sussex spaniel fuese un perro alargado y bueno para saltar y escabullirse entre la maleza, no importándole la altura ni la espesura de esta, haciendo que solo le importe sobre todas las cosas cobrar a la presa herida.

La maleza alta es propia de Inglaterra, por eso se requería a un perro valiente sin temor a las zonas con maleza alta. Fuller fue capaz de comprar varios perros y mantenerlos en sus terrenos sin ningún tipo de problema ya que era acaudalado por ser un conocido terrateniente y también era un deportista entusiasta y decidido a encontrar un perro que pudiese ayudarlo con su deporte por excelencia: la caza.

Las investigaciones de Fuller dieron resultados y nació el sussex spaniel antiguo, el cual era una versión liviana y frágil del actual sussex spaniel.

Después de la Segunda Guerra Mundial un fanática y entusiasta por esta raza llamada Joy Freer decidió que era hora de hacer algo por los sussex spaniel y adquirió una pareja de ellos en 1923, comenzando así un programa de cría, haciendo que la raza no desapareciese debido a la falta de interés por los perros durante esta dura etapa. Lo bueno es que siempre le mantuvo un comportamiento dispuesto a la caza ya que entrenaba con cada ejemplar las labores de caza para que así no perdieran su talento que los hacia especiales.

Características de la raza

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel es un perro compacto, pero esto no significa que sea débil, ya que cuenta con un cuerpo fuerte y robusto gracias a los cruces estratégicos que plantearon las personas que lo salvaron de la extinción hace cientos de años atrás.

Todos los aspectos de esta raza recuerdan a una morfología fuerte, por ejemplo, su cabeza es robusta, pero bien proporcionada en cuanto al resto de su cuerpo, el hocico es poderoso, cuenta con una mordida de tijera y orejas anchas que caen a cada lado de su cabeza, estas orejas tienen lóbulos amplios y anchos con un color que frecuentemente es dorado, aunque también puede presentarse en otros colores, sin embargo, es importante que sean de otro color diferente al del resto del cuerpo.

El cuello del sussex spaniel es medianamente largo y es tan solo un poco arqueado en casos aislados puede presentar una papada, la cual deberá ser de proporciones normales en cuanto a tamaño (no muy grande ni colgante). Sus patas posteriores son cortas y poseen gran fuerza como para saltar con fuerza, poseen buena musculatura.

El pelaje es lo que distingue a esta raza de otras razas pequeñas y alargadas ya que el sussex spaniel es una raza con un pelaje liso, sedoso y con mucho brillo, lo cual resulta muy llamativo a los que la ven por primera vez.

Sussex-Spaniel

También tiene una segunda capa de pelaje la cual funciona muy bien como protectora contra las temperaturas bajas. El sussex spaniel solo tiene un color de pelaje aceptado por las diferentes asociaciones cinologicas y clubes de raza: el color rojizo tierra, pero en las puntas de este se va convirtiendo en un color dorado, es decir, va perdiendo el color conforme se acerca el pelaje a su culminación.

El tamaño ideal del sussex spaniel es de 36 a 41 cm en el caso de los ejemplares machos y entre 33 a 36 cm en el caso de los ejemplares que son hembras. El peso común en perros de esta raza es el de los 21 kg.

Actualmente (y desde hace muchos años) ha existido un debate importante sobre las características físicas predominantes que debe tener un sussex spaniel para ser considerado un perro puro. Uno de los aspectos determinantes es el color, ya que existen sussex spaniels con un color rojizo – tierra más oscuros que otros mientras que también se han llegado a ver sussex spaniels de color beige. En otros casos un poco más raros también se han llegado a ver sussex spaniels de color negro.

Para solucionar este problema los clubes de perros de esta raza han considerado que los perros sussex spaniels tengan como padres a perros de esta raza de color rojizo tierra y tener en la punta de su pelaje el color dorado y tener las mismas características que ellos, es decir, el estándar oficial rechaza otras variaciones de color y cualquier variación de longitud y altura de la raza.

El libro llamado “Libro Ilustrado del Perro” afirma que el estándar actual del sussex spaniel da mucho que debatir ya que si un perro de esta raza nace con los colores adecuados puede ser automáticamente descalificado como un miembro de la raza certificado por los clubes y asociaciones cinológicas si los padres no tienen los colores distintivos.

Otro libro llamado “Los Perros de las Islas Británicas” de J. Walsh de fecha 1882 dice que “lo más correcto es que los padres sean de un color rojizo – tierra y que el perro en cuestión de raza sussex spaniel también tenga este color acompañado de un color dorado en las puntas del pelaje”.

Debido al estándar de esta raza tan especifico y exigente el estándar se ha mantenido prácticamente sin ningún tipo de cambios desde el siglo XVIII hasta el día de hoy. El color dorado en sus puntas y el color cobre vivo que mantiene en su pelaje hasta el día de hoy tiene más de 200 años de historia, no se ha perdido incluso aunque estuvo a punto de extinguirse después de las guerras mundiales.

Comportamiento con otros perros

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel es un perro que quiere compartir con perros activos al igual que él, sin embargo, estos perros activos no pueden tener un paso acelerado ya que después el sussex no podrá seguirles el paso y no solo se quedará atrás, sino que se sentirá frustrado de no poder hacerlo ya que en él existe la disposición, pero su cuerpo no posee las características necesarias para alcanzar grandes velocidades como es la de tener patas medianamente largas para cubrir más terreno por cada paso.

Al contrario que otros tipos de spaniel puede ser un perro muy calmado dentro de casa, pero cuando sale de ella se comportará con una explosión de energía característica de la raza. El sussex spaniel comparte las mismas características de comportamiento que otros parientes de spaniel como son un comportamiento adecuado al jugar con otros perros ya que son amigables, leales y protectores de la manada, en especial si hay cachorros en ella. Se comportan muy bien con otros animales como gatos si crecen junto a ellos, sino, se mostrarán siempre desconfiados y puede que siempre mantengan un comportamiento de acechanza hacia ellos si los gatos son pequeños.

No se recomienda que permanezcan junto a otros tipos de animales pequeños en un mismo espacio ya que puede que intenten cazarlos ya que, aunque se les enseñe a ser cordiales con ellos su instinto de perro cazador puede aflorar, especialmente cuando alguno de ellos está herido y el sussex spaniel puede olfatear la sangre en el aire, lo cual haría que este corriese directamente hacia el animal en cuestión y lo “cobre”.

Necesitarán que de manera temprana se los socialice, por lo que deberás adquirir a los sussex spaniels de un criador certificado que pueda pasarlos por todos los procesos necesarios para posteriormente darlos en adopción. La mayoría de las veces los criadores no certificados o principiantes se saltan por completo el proceso de socialización, entregando a los cachorros apenas puedan ingerir alimentos sólidos, esto es un error, ya que esto ocurre a los dos meses de edad y los sussex spaniels necesitan al menos 3 meses con su madre y camada de hermanos para poder aprender las bases de un correcto comportamiento canino.

El sussex spaniel puede incitar a los demás perros del hogar a ladrar en exceso ya que esta raza tienda a no parar de ladrar cuando se siente aburrida, sola, llega la hora de comer o hay alguien extraño en las proximidades del hogar. Es algo que debes tener en cuenta si vives muy cerca de los vecinos ya que si varias veces al día los perros de tu hogar ladran podrían acarrear quejas.

Para evitar el ladrido excesivo de los sussex spaniel deberás prestarle atención v varias veces al día, con esto no queremos decir que lo mires y ya, sino que tendrás que mimarlo, felicitarlo si hace algo bien o hablar con él, estos actos harán sentir parte de la familia al sussex spaniel, lo cual hará que se sienta acompañado y menos aburrido.

Lo segundo a tener en cuenta para evitar comportamientos neuróticos como son los ladridos excesivos es ofrecerle una buena jornada de ejercicios. Con 30 minutos de ejercicios que le des al día podrás ver a un perro totalmente en forma y ejercitado tanto física como mentalmente ya que el ver el exterior del hogar y demás paisajes lo entretendrá mucho. Ten mucho cuidado con los ejercicios que practicará, estos no pueden ser de alto impacto.

En muchas ocasiones el sussex spaniel se confunde con el clumber spaniel, sin embargo, una de las diferencias entre ambas razas en cuanto a sus comportamientos es que el sussex spaniel caza de una manera diferente, mientras caza al sussex spaniel le gusta mucho “vocalizar”, es decir, hacer saber en dónde está por medio de balbuceos o aullidos. Esta característica durante la cacería es la que lo hace un perro especialmente ladrador.

Los balbuceos que frecuentemente suele vocalizar el sussex spaniel pueden aparecer tanto mientras haces ejercicio con él como cuando sale a correr detrás de alguien en bicicleta, es un sello que le da autenticidad y exclusividad a la raza. El sussex spaniel compartirá espacios de maravilla con otros perros cazadores o trabajadores por excelencia.

Dieta y alimentación

Sussex-Spaniel

La alimentación del sussex spaniel es como la de cualquier otro perro con ciertas consideraciones que deben ser tomadas en cuenta sí o sí. Por ejemplo, uno de los principales puntos a tener en cuenta con esta raza es que se trata de una raza activa dentro de un cuerpo que no le permite ser tan activa, es decir, tendrá un apetito sumamente voraz, pero si se le alimenta tanto como ella quiere tenderá a ser un perro obeso, trayendo diferentes complicaciones a su salud general.

Para comenzar su alimentación naturalmente tendrá que estar cerca de su madre, puesto que esta les dará leche materna a todos sus cachorritos, durante esta etapa solo deberás tener cuidado la primera semanada de edad, en la cual podría aplastar con su cuerpo a algún cachorro, de resto ella hará el trabajo en solitario, alimentando a sus cachorros hasta el mes y medio de edad o los dos meses, tiempo en que podrán comenzar a comer alimentos sólidos.

Como alimento sólido te recomendamos encarecidamente las croquetas para cachorros de raza pequeña ya que los alimentos caseros pueden resultar irritantes para el sistema digestivo de un cachorro, a menos que acudas a un veterinario que te recomiende una dieta especial para perros destetados, la cual deberás seguir al pie de la letra para mantener bien alimentados a tus cachorros sussex spaniel.

Pero seguiremos recomendando las croquetas para cachorros de raza pequeña puesto que estas tienen todos los componentes y nutrientes necesarios para que la alimentación de tu cachorro sea suficientemente buena como para crecer de manera sana hasta la adultez.

Las primeras dos semanas quizás sea una buena idea alimentar a tu sussex spaniel cachorro con croquetas humedecidas en agua o leche de cabra, a medida que vayan avanzando los días las humedecerás menos hasta cumplir las dos semanas tras las cuales ya no humedecerás más las croquetas, sin embargo, si notas que la dentadura de tu(s) sussex spaniel está bien desarrollada entonces podrás acortar este periodo a tan solo una semana de croquetas semi-humedecidas.

Las raciones diarias de los 2 a los 3 meses serán de 4 veces al día una cantidad de 260 a 340 gr de croquetas diarias, irás aumentando las croquetas hasta el máximo recomendado a medida que pase el mes.

De los 4 a los 5 meses la cantidad de platos deberás ser 3 al día por una cantidad diaria de 360 gr de croquetas. Es decir, tomarás los 360 gr de croquetas y los dividirás en 3 platos al día.

De los 6 meses a los 12 meses el sussex spaniel cachorro deberá comer una cantidad de 350 gr de croquetas al día divididas en dos platos de comida.

En la adultez del sussex spaniel ya podrás decidir si es que comerá comida casera o seguirá comiendo croquetas para perros pequeños adultos. Si eres una persona ocupada o que no tiene la disposición de prepararle comidas especialmente diseñadas para perros a diario entonces te recomendamos que sigas alimentándolo con croquetas, las cuales tienen la mayoría de los nutrientes que un perro necesita para tener una buena salud, pero en cambio, si quieres que tu perro tenga una alimentación de lujo, con todas las proteínas, carbohidratos, grasas buenas, vitaminas y minerales que necesita, entonces una alimentación casera, especialmente diseñada por un veterinario para tu sussex spaniel será la adecuada.

En el caso de que escojas las croquetas para seguir alimentando a su sussex spaniel deberás conocer que existen varios gramos de croquetas recomendados, por una parte, los sussex spaniels activos tendrá que comer 370 gr de croquetas al día en dos platos de comida, pero los sussex spaniels que tengan un comportamiento un poco más sedentario deberán comer solo 285 gr de croquetas al día.

¿Qué ocurre si no puedes definir claramente si tu sussex spaniel tiene un comportamiento activo o sedentario ya que algunas veces está activo y otras veces tranquilo? Probablemente tenga un comportamiento normal, por lo que tendrás que alimentarlo con una cantidad de 330 gr de croquetas al día.

Recuerda que si quieres alimentar de manera casera a tu perro debes seguir recetas especiales para ellos ya que muchos alimentos e ingredientes que consumen los humanos resultan nocivos para la salud de nuestras peludos amigos.

Salud y cuidados necesarios

Los cuidados del sussex spaniel son algo exigentes tan solo en su pelaje y en sus orejas, pero también tiene otros cuidados puntuales referentes a su constitución física.

Sussex-Spaniel

Por ejemplo, debido a la estructura alargada de su cuerpo deberás tener mucho cuidado a la hora de que practique ejercicios de alto impacto, los cuales están desaconsejados para esta raza ya que pueden lesionarse su columna vertebral, algunos de estos ejercicios son el subirse encima de superficies altas por medio de saltos o el bajarse de las mismas ya que estos impactos pueden afectar esta zona.

Tampoco deberás forzarlos más allá de lo que pueden dar en cuanto a velocidad y resistencia. Los sussex spaniels son perros que tienen una gran resistencia a la hora de correr, pero que no cuentan con la velocidad necesaria para, por ejemplo, atrapar a una presa que se encuentre en movimiento, pero en la mente del sussex spaniel está la idea firme de que si se esfuerza más podrá alcanzarla, cuando lo único que estaría haciendo es exigirle más a su cuerpo de lo que puede dar, lo que acarrearía diferentes tipos de lesiones.

Es necesario que su amo vaya al ritmo que el sussex spaniel pueda seguir, por ejemplo, no es para nada recomendable que el amo vaya en bicicleta y el sussex spaniel intente seguirlo mientras corre debido a que puede sobreesforzarse y lesionarse.

Sussex-Spaniel

En cuanto a los cuidados específicos del cuerpo del sussex spaniel tenemos que es una raza propensa a las infecciones en sus oídos ya que tiene orejas grandes y amplias que albergan humedad y pueden infectarse rápidamente si no se les da los cuidados necesarios.

Estos cuidados deben ser una limpieza dos veces a la semana con la finalidad de quitar toda la cera que se haya acumulado y también inspeccionarlo a profundidad para descartar la presencia de insectos como garrapatas o pulgas, siendo las garrapatas los insectos que con mayor frecuencia se pueden encontrar en los oídos de los perros que no tienen cuidados de su higiene por parte de sus propietarios.

El pelaje es otro punto fuerte en cuanto a los cuidados del sussex spaniel ya que es un pelaje delicado que requiere de cepillados frecuentes para que mantenga su liso característico y esté totalmente libre de nudos, el aspecto opaco e insectos que puedan encontrar en él un hogar perfecto.

Se recomienda un cepillado diario de su pelaje para mantenerlo en óptimas condiciones, también se recomienda cuidar mucho la alimentación del sussex spaniel si se quiere que este pelaje no se vaya desprendiendo con el tiempo, siendo un factor que puede dar alergia a las personas alérgicas al pelo de los animales.

Otra zona del cuerpo que debe ser revisada mensualmente son las uñas ya que crecen mensualmente y pueden ser molestas a la hora de caminar para el sussex spaniel. Las uñas deberás recortarlas (previa investigación de cómo hacerlo) o limarlas. Recuerda que las uñas de los perros no son como la de los humanos, estas uñas poseen vasos sanguíneos en el centro, por lo que conviene aprender a como cortarlas correctamente o si no quieres correr riesgos de romper dichos vasos sanguíneos será mejor que lleves a tu sussex spaniel a un centro de estética canina en donde además puedas aprovechar para que le cepillen y laven el pelaje a tu elegante perro.

Sussex-Spaniel

Los baños no deberán ser frecuentes ya que los baños frecuentes pueden afectar negativamente el pelaje del sussex spaniel. Se recomienda un baño al mes en el cual también añadas un poco de champú antipulgas y garrapatas o añadas al agua del enjuague del jabón o champú amitraz (previa recomendación de un médico veterinario) diluido en suficiente agua.

A los sussex spaniel les gusta inmiscuirse en la vegetación alta, por lo que si tienes de este tipo de vegetación en tu jardín o conviene quitarla o simplemente deja que tu sussex spaniel disfrute el momento y después llámalo para proceder con el cepillado de rutina.

Por su puesto, nunca olvides vacunar a tu sussex spaniel al mes y medio de edad ya que la vacuna es lo único que le asegurará su supervivencia. Existen varias enfermedades que podrían matarlo antes de que cumpla el año de edad, la vacunación temprana lo salvará.

Comportamiento con los Humanos

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel es un perro con mucha personalidad debido a que en esta raza se pueden encontrar características únicas que difícilmente pueden verse en otros perros. Una de estas características es su peculiar “vocalización” y disposición al ladrido frecuente. La vocalización consiste en una gran variedad de balbuceos que deja escapar cuando se siente feliz, está haciendo ejercicio o cuando se va tras la pista de algún rastro que haya dejado una “presa”.

Los ladridos por su parte, son frecuentes por lo que si tienes vecinos cerca o a ti mismo no te gustaría que tu perro ladrase insistentemente por casi cualquier cosa entonces sería mejor que pienses en adoptar a otro tipo de raza más discreta.

Este tipo de spaniel es el más “bullicioso” de todos los tipos de spaniel debido a esta característica de su comportamiento, el cual se hizo una costumbre debido a que cuando salía a cazar comenzaba a balbucear y ladrar para hacer saber a su amo en donde se encontraba con el fin de que el humano pudiese seguirlo y ayudarlo de ser necesario. Sin embargo, en algunos ejemplares de sussex spaniel no se ve tanta vocalización, pero si los ladridos excesivos.

Este tipo de balbuceo fue bautizado como “baying”, lo cual a su vez fue lo que lo hizo un perro famoso a la hora de buscar presas heridas y cobrarlas, ya que su amo podía seguirlo adónde quiera que fuera y este podía incluso alertar si algo andaba mal con el proceso de cobro.

El sussex spaniel ha heredado este baying en el entorno cotidiano, pudiendo balbucear cuando siente miedo, se siente inseguro, solo, tiene hambre o se encuentra haciendo ejercicio. Cuando lleva mucho tiempo sin ver a su amo y este al fin llega es muy común que se le escapen varios balbuceos, los cuales su amo interpreta como un gran amor por él, correspondiéndolo en la mayoría de los casos.

Sussex-Spaniel

Pensemos en el sussex spaniel como un sensor de movimiento peludo, cualquier movimiento o sonido sospechoso, por más mínimo que sea para un humano inmediatamente lo alertará y comenzará a ladrar conforme al peligro que interprete esta raza. Si el sussex spaniel vivirá dentro de casa deberás estar preparado para los ladridos frecuentes que enfrentarás continuamente, por lo que recomendamos que su tenencia sea en un jardín de mediano a grande.

Lo bueno es que el sussex spaniel es un perro de gran inteligencia, por lo que puede aprender un gran número de comandos, entre ellos el “callarse” cuando su amo se lo indique, lo cual resulta bastante útil.

El sussex spaniel tiene una personalidad tranquila, activa cuando tiene que serlo y sociable, le encanta pasar tiempo con los miembros de su familia para que interactúen con él.

No puede quedarse solo en casa durante mucho tiempo ya que esto acarrearía en él importantes periodos de ansiedad, la cual si no es atendida se convertirá finalmente en depresión y puede convertirse en un perro destructor de su entorno y emocionalmente inestable, tanto, que puede convertirse en un perro nervioso, lo cual si se combina con su tendencia a ladrar puede terminar siendo un perro que ladre incluso sin ningún motivo aparente.

El amo ideal para el sussex spaniel será aquel que tenga un trabajo que le permita estar en casa en compañía de su mascota. Aquellos que tienen largas jornadas de trabajo y que pueden ser obligados a cumplir sobretiempo constituyen los peores amos para el sussex spaniel y que probablemente les toque ver el peor lado de esta raza.

Es un perro que puede adaptarse al ritmo de vida de su amo, si su amo es activo será un perro muy activo como cuando cazaba, pero si su amo es inactivo entonces se convertirá en un perro sedentario. El único problema con este último escenario es que el sussex spaniel se sentirá aburrido si no realiza ejercicio y podrá hacerlo saber por medio de la destrucción de su entorno.

El sussex spaniel necesita vivir en entornos adecuados a los que ya está acostumbrado, es decir, zonas rurales o semi-urbanas. No es conveniente que vivas con vecinos demasiado cerca ya que les puede molestar los alaridos constantes de tu querido y pequeño sussex.

Como entrenar, educar o adiestrar un perro Sussex Spaniel

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel es una raza tranquila, pero con “arranques” de actividad alta frecuentes ¿Qué quiere decir esto? Que necesitará un amo que, aunque no lo saque a pasear a diario al menos si lo haga cada dos días por un intervalo de 30 minutos al día, sin olvidar por supuesto las sesiones de entrenamiento de obediencia tan necesarias para su desarrollo mental.

¿Por qué recordamos la necesidad de ejercicio del sussex spaniel antes de comenzar a hablar de su entrenamiento? Sencillo, primero necesitamos que un perro de esta raza esté equilibrado tanto física como mentalmente para que puede recibir el entrenamiento. A la hora de entrenarlo nos encontramos ante una raza que es tan inteligente que se convierte en una raza sumamente terca, por lo que tendrá que estar del mejor humor posible para poder entrenarla.

El sussex spaniel no admitirá ningún tipo de entrenamiento que no sea el entrenamiento en positivo, ya que lleva muy mal los entrenamientos caninos basados en el miedo o los castigos. El entrenamiento en positivo consta de dos pasos, el identificar el momento adecuado para premiar a tu sussex spaniel con una golosina sana y sabrosa para él y el suministrársela.

El entrenamiento en positivo nos servirá para todas las fases del entrenamiento canino que realicemos, desde el entrenamiento de comportamiento hasta el entrenamiento de obediencia.

El entrenamiento de comportamiento

Afortunadamente para ti como dueño de un sussex spaniel debes saber que es un perro que aprenderá un comando casi de inmediato, por lo que si no quieres que vuelva a hacer pipí en el interior del hogar pocas veces más tendrás que hacérselo saber antes de que aprenda el lugar correcto en donde debe llevar a cabo dicha acción.

El sussex spaniel puede aprender un determinado comportamiento en aproximadamente de 15 a 25 repeticiones por parte del propietario de dicho comando, pudiendo incluso aprender el nuevo comportamiento con una sola repetición, pero necesitando otras repeticiones a lo largo del tiempo para reafirmar la conducta.

El entrenamiento de obediencia del sussex spaniel consiste en hacerle saber, por medio del entrenamiento en positivo qué está bien y qué está mal, por ejemplo, si hace pipí en la alfombra deberás reprender dicho comportamiento de una manera firme, pero nunca con amenazas físicas ni gritando, es un perro muy inteligente que comprenderá al escuchar tu tono de voz que no ha hecho algo bien.

En caso de que haga sus necesidades en una porción de césped alejada de los caminos del jardín, en donde puedas limpiar fácilmente, apenas veas que está realizando este comportamiento deberás buscar una golosina y cuando termine de realizarlo se la darás, de esta manera querrá hacer más seguido sus necesidades en dicho lugar ya que esto acarrea recompensas.

De igual manera puedes hacer con otros tipos de comportamiento, como el evitar que pase a casa, el evitar que se acueste en los muebles o en la cama, felicitarlo por jugar con sus juguetes en vez de tus zapatos, acostarse en su cama en vez de sobre las flores entre otros muchos escenarios.

El entrenamiento de obediencia

El entrenamiento de obediencia para el sussex spaniel será aquel que le hará aprender nuevos “trucos” por medio de comandos de voz del propietario, por ejemplo, podrás enseñarle a sentarse, a dar la pata, a salir a buscar la presa, a acostarse, a esperar sentado la comida entre otros muchos comandos.

Para que esto sea posible deberás hacer uso del entrenamiento en positivo y tener a mano algunos bocadillos. Es importante resaltar que para cada repetición no necesitarás un bocadillo, estos deberás alternarlos de manera que el bocadillo sea una recompensa especial cuando realice el comando de buena voluntad.

Es vital que el entrenamiento de cualquier tipo sea llevado a cabo desde que el sussex spaniel es cachorro ya que así podrá absorber todo el entrenamiento de la mejor manera y tenerlo como natural durante toda su vida.

Para que pueda comprender todos los comandos primero deberás darle a oler los bocadillos para que así se interese en el entrenamiento, el entorno deberá ser tranquilo, sin otras personas o mascotas cerca, y cuando se encuentre atento al entrenamiento con la ayuda de tus manos lo guiarás a la posición deseada mientras le dices el comando con tu voz.

Cuando llegue a la posición ideal con tu ayuda le darás un bocadillo, después harás que repita esta posición con tu ayuda, pero solo lo felicitarás verbalmente. Después de esto intenta que lo haga él solo y cuando lo haga dale una golosina nuevamente. Intenta que el entrenamiento no dure más de 7 minutos y dale un descanso a tu sussex de una hora entre ellos, como máximo podrás entrenarlo unas cuatro sesiones al día.

Entorno ideal

Sussex-Spaniel

El sussex spaniel tendrá como entorno ideal cualquier entorno que le ofrezca lo que él busca o a lo que está acostumbrado: zonas verdes, una vista de paisaje natural imponente y una muy buena interacción con su amo.

Esto inmediatamente nos transporta a un bosque, pero lo cierto es que no es necesario que no es necesario que el sussex spaniel viva en un entorno totalmente rural para que sea feliz, ya que también puede vivir en perfectas condiciones en un jardín que cuente con buena vegetación, arboles, piedras decorativas, arbustos entre otros tipos de adornos para que así el sussex spaniel pueda interpretar que está viviendo “como en casa”.

Si tienes zonas con hierba alta en donde pueda escabullirse y sea seguro para él mucho mejor, no hay algo que lo entretenga más que adentrarse en la hierba alta o entre arbustos para buscar a una presa, y si en tu jardín colocas casas para pájaros mucho mejor ya que habrá buena presencia de ellos y tu sussex spaniel podrá entretenerse intentando cazarlas día a día.

No es muy buena idea que el sussex spaniel pueda ver a las personas que pasan alrededor de su casa por medio del vallado ya que constantemente estará ladrando advirtiéndole a su amo que “hay gente cerca de nuestro territorio”, lo cual el amo ya sabe y puede resultar muy molesto para él.

Pero esta ausencia de interacción con el mundo exterior debe ser cubierta si o si con la interacción directa y frecuente con su amo, y no nos referimos a los paseos, sino también a las atenciones que a diario deberás darles, como por ejemplo jugar con él o solo permitir que te acompañe a ver la TV.

No es conveniente negarle la entrada a casa a tu sussex spaniel debido a que frecuentemente si tu no le prestas atención por accidente él será el que te busque para que le prestes atención. El negarle la entrada a casa hará que se sienta totalmente aislado, lo cual desencadenará en él comportamientos inadecuados y destructivos.

Permítele entrar a tu sussex spaniel y entrénalo en obediencia para que haga sus necesidades siempre afuera. Es conveniente que cuente con una cama dentro de casa y una casita con cama fuera de ella para que cuando no se sienta a gusto dentro de casa debido a la visita de familiares o mucho ruido vaya afuera y cuando sienta la necesidad de estar cerca de las personas que ama duerma dentro, cerca de ellas.

Es importante que la camita para perros que estará dentro de casa la ubiques en una zona que esté cerca de la habitación con más “acción” dentro de casa, como puede ser el comedor, la cocina o la sala de estar, pero es importante que no la ubiques directamente dentro de esta habitación, sino en una zona en donde no puedan molestarlo, ni donde él mismo moleste al estar ubicado allí, es decir, puedes ubicarlo en la habitación de la lavandería si esta está cerca de alguna de estas habitaciones o en el cuarto de estudio si puede ver y escuchar a los miembros de la familia hablar cerca de él.

Es necesario que sepas que la adopción (si lo adoptarás de un criador) será cuando esté atravesando una tierna etapa de cachorrito, por lo que deberás quitar cualquier objeto de su entorno que pueda ser tragado o cualquier líquido que pueda ser bebido por accidente por él.

También deberás evitar que esté cerca del automóvil de la casa ya que puede que se acueste detrás de alguna rueda o corra alrededor de él cuando te vayas al trabajo, lo que puede acarrear la muerte del cachorro. Mantenlo siempre visiblemente aislado del territorio en donde se encuentra el vehículo cuando te dispongas a moverlo.