Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Sealyham Terrier

sealyham terrier
Sealyham Terrier
5 (100%) 3 votes

Sealyham Terrier: Tu nueva mascota

El sealyham terrier es un perro grande en un cuerpo pequeño, el sealyham terrier es un perro “casi” pequeño ya que es considerado dentro del estándar de los perros medianos por poco, si no fuese por su robustez característica estaría clasificado como un perro pequeño.

Con buena musculatura, de bajo perfil gracias a sus patas cortas y siempre se mueve con movimientos gráciles y largos. Posee un pelaje impermeable que casi siempre es mayormente blanco, aunque tenga otros colores en él. Una característica que hace identificar fácilmente a la raza es su pelaje facial que actúa como un vello facial actúa en los humanos, dándole personalidad y presencia a la raza.

Es una raza que disfruta de pasar buenos momentos con su amo, en los cuales la hace feliz el hacer feliz a su amo mediante cualquier tipo de payasadas, son afectuosos con los miembros de su familia, les gusta salir a pasear y son fácilmente entrenables si su amo sabe un mínimo de entrenamiento canino.

El ladrido de estos perros es usualmente confundido con el de un perro mucho más grande, por lo que son eficientes como perros guardianes que ocupan poco espacio y de poco requerimiento alimenticio.

pero sealyham

Los sealyham terriers son perros que se adaptan muy bien a cualquier entorno en el cual se los mantenga siempre y cuando este les brinde las condiciones mínimas de entorno para que puedan vivir cómodamente. Requieren de un espacio que puede ser mediano e incluso pueden vivir en el interior de casa con el debido ejercicio a diario llevado a cabo por parte del dueño. Tanto si vives en el campo como en la ciudad no debes preocuparte ya que el sealyham terrier puede ser un perro apto para cualquier tipo de terreno.

Probablemente te preguntes de adonde salió el nombre de “Sealyham” terrier, pues este nombre hace honor a Sealy Ham, un estado costero en donde se fueron criando estas variedades de cachorros y posteriormente se hicieron muy populares. En este lugar se avistaron por primera vez. El emprendedor responsable de la popularización de esta raza fue John Edwardes, un veterano de guerra de mitad del siglo XVIII quien a sus 40 años cumplió el sueño de su vida, criar un perro sumamente dócil y buen compañero.

En el temperamento del sealyham terrier es común ver un poco de orgullo, altivez debido a su fuerza y belleza (como si supiese de antemano que se trata de un ejemplar raro y hermoso), es activo y disfruta tanto de la compañía de su familia en un terreno abierto con abundante vegetación como en un patio en medio de una gran ciudad. Lo único que necesita para estar siempre sano mentalmente es la constante interacción con su familia.

Otro punto totalmente necesario, muy especialmente si el entorno en donde vive es uno urbano, es el ejercitarlo a diario durante al menos unos 45 minutos para que pueda interactuar con otros perros, personas y el ambiente que lo rodea. Los paseos diarios en conjunto a la interacción con su familia harán que esta raza esté sana física y mentalmente.

Uno de los clubes que tienen a esta raza entre su fichaje es el AKC (American Kennel Club), sociedad que sostiene que “… es un perro sumamente activo que no solo necesita ejercicio físico para mantenerse saludable, sino que también necesita ejercicio mental para ejercitar toda su capacidad cerebral, puesto que si no se le imponen retos que pongan un desafío en su inteligencia puede aburrirse y comenzar a comportarse de una manera destructiva.”

El sealyham terrier fue reconocido como una raza oficialmente por el AKC durante el año 1911.

Actualmente el número de sealyham terriers es bajo a nivel mundial, por lo que si quieres ser un criador casero de esta raza puedes entrar en contacto con el American Kennel Club para que te informen sobre los centros de raza más cercanos a tu comunidad y así puedas obtener un ejemplar de esta raza si te encuentras en los Estados Unidos.

Te darás cuenta de que es una raza sumamente cariñosa, fiel y fácilmente entrenable, lo cual resulta muy llamativo para personas que quieren un cachorro que no se convierta en un adulto indomable, sino que puedan entrenar, aunque no tengan demasiados conocimientos sobre entrenamiento canino.

Historia y Origen

sealyham

El sealyham terrier como lo conocemos es una raza que apareció durante los años 1850 y 1891 gracias a los esfuerzos del capitán John Edwardes, un militar que procede del condado galés de Pembrokeshire. La idea principal del capitán era conseguir una raza capaz de ser pequeña, compacta, para que así fuese lo suficientemente ágil como para acabar con las alimañas que existían en el hogar, además de ser un perro vigilante y alertase sobre cualquier inconveniente en su entorno.

Este cometido lo cumplió a la perfección, siendo capaz no solo de cazar ratas y ratones, sino también tejones y otras alimañas menores que querían colarse en caza.

El capitán del ejército no detalló mucho sus investigaciones, anotando en escazas ocasiones sus avances con respecto al sealyham terrier, pero en los documentos que existen se detalla que quería un perro preferiblemente de color blanco, con una capa de pelaje dura y con una mordida sólida para ser capaz de tomar con fuerza a su presa y no dejarla escapar.

El pelaje blanco se presume que era para que los cazadores pudiesen distinguir al perro que tenía como cometido el cobrar a la presa con cierta facilidad, ya que en pocas ocasiones una presa era de un color blanco tan puro como el del sealyham terrier.

El capitán del ejército de Pembrokeshire tenía una mano muy dura con la crianza de esta raza ya que los ejemplares que nacían con algún problema o les detectaba algún tipo de problema durante el desarrollo de su vida cotidiana eran sacrificados inmediatamente, dejando solo a los ejemplares más fuertes a su cuidado, los cuales cruzaba entre sí.

La muerte le llegó a Edwardes durante el año 1891, año durante el cual varios criadores que venían viendo los progresos de Edwardes se interesaron por esta raza y comenzaron a criarlas ellos mismos, uno de los criadores que adoptó a la raza y tuvo mucha importancia en la continuación del ejemplar fue Fred Lewis.

Durante el año 1903 fue que hizo su primera aparición pública y agradó tanto que en 1908 ya tenía su propio club de la raza, el Sealyham Terrier Club, quien impulsó tanto el activismo por popularizar a esta raza que lograron que el AKC lo considerase una raza de manera oficial. Los primeros años después de su reconocimiento se llamaba “border terrier galés”, siendo también alternativamente llamado como “terrier cowley”, pero durante el año 1913 fue que cambió su nombre al Sealyham Terrier Club, año durante el cual también se creó un club de la raza específico para el continente americano, el Sealyham Terrier Club of América.

El sealyham terrier fue muy popular durante los años 1920 y 1930 ya que Jocelyn Lucas, un noble, descubrió que esta raza podía ser entrenada para la caza de tejones, pero esto no fue todo, Lucas también aprovechó su inteligencia y flexibilidad para entrenarlo para la caza de nutrias, ardillas entre otras presas menores.

Lucas decidió que quería algo más que el sealyham terrier, por lo que procedió a cruzar a esta raza con perros llamados Norfolk, los cuales también eran terriers, pero este cruce de razas no fue reconocido por ninguna asociación cinologica, a pesar de que él mismo llamó a su creación “el terror absoluto de las alimañas del jardín.”

El sealyham terrier fue un perro bastante suertudo ya que más o menos después de la Segunda Guerra Mundial diferentes actrices y personas en eminencia decidieron adoptar a un perro de esta raza, por lo que varios fans de estas personas también adoptaron a un sealyham terrier como mascota.

Lamentablemente las modas pasan y durante el año 2008 apenas se obtuvo 48 cachorros nacidos en UK. Esta reducción de ejemplares vertiginosas se debe a que las personas están cada día adoptando a más perros de diseño que a perros de razas reconocidas, además que ya existen métodos más avanzados para la eliminación de las alimañas del jardín y dentro de casa, por lo que el sealyham terrier se ha quedado “sin trabajo” de momento.

En tiempos actuales el sealyham terrier está categorizado como una raza en peligro de extinción por el American Kennel Club, por lo que se ha comenzado una campaña de adopción masiva de este ejemplar de perro para que así su número vaya en aumento.

Características de la raza

sealyham

Describir al sealyham terrier es sencillo. Una descripción precisa de esta raza no dejaría por fuera lo divertida que es. Siempre está en la búsqueda de hacer reír a la familia por medio de diferentes payasadas y ocurrencias, el sealyham terrier es un perro súper inteligente, pícaro y sabe perfectamente cómo llegar al corazón de las personas por medio del humor.

Pero si hablamos primero de sus características físicas tenemos al frente un perro de porte bajo debido a sus patas cortas, compacto, robusto y fuerte debido a su musculatura desarrollada y con una cola que usualmente era cortada hasta el año 2007, durante el cual se prohibió la amputación de la cola en las razas de perros en el territorio estadounidense, con excepción de varias razas destinadas a trabajos en los cuales una cola larga puede suponer problemas. Sin embargo, algunos propietarios siguen la práctica de la amputación de la cola en esta raza, aunque sea ilegal.

El sealyham terrier es un perro mediano que por poco lo es, ya que su cuerpo lo hace parecer mucho un perro de tamaño pequeño, pero debido a su musculatura desarrollada se encuentra catalogado como perro mediano, ya que en los perros pequeños no es frecuente ver una musculatura desarrollada.

Es un ejemplar que puede llegar como máximo a los 30 cm de altura indiferentemente del sexo de este terrier, sin embargo, las hembras son un poco más livianas que los machos, ya que el macho puede alcanzar unos 9 kg de peso mientras que las hembras como máximo llegarán a 8 kg.

El sealyham terrier no pasará inadvertido ya que es un perro sumamente hermoso, sobre todo si se le hacen cortes exuberantes y excéntricos en su pelaje, los cuales pueden hacerlo parecer un perro miembro de la realeza por completo. Normalmente el sealyham terrier deberá tener una trufa negra acompañada de unos ojos de color oscuro, simétricos, expresivos y ni grandes ni pequeños.

Las orejas son anchas y medianas – grandes, las puntas son ovaladas, estas se encuentran a cada lado de su cabeza, pero se acercan mucho a las mejillas del sealyham terrier. Esta raza tiene en su hocico un perfecto juego dental en forma de tijera, por lo cual se pude deducir que posee una fuerte mordida. El cuello del sealyham terrier siempre será largo, bien musculoso y fuerte, tendrá muy buena contextura, este termina en los hombros de manera armoniosa.

Las patas delanteras del sealyham terrier tienen mucha fuerza, aunque sean cortas. El pecho se encuentra semi-descendido entre las patas delanteras. El cuerpo del sealyham terrier es más largo que alto, dándole un aspecto de tekkel (perro salchicha) característico.

La parte posterior del sealyham terrier es fuerte debido a la presencia de varios músculos desarrollados en dicha zona, incluyendo sus patas traseras, con las que puede saltar considerablemente alto para su altura. Las patas son casi tan redondas como las de un felino, también están provistas de almohadillas grandes y resistentes.

La cola del sealyham terrier es gruesa en la base y considerablemente larga, esta cola se va agudizando hacía su punta. Es normal ver una expresión corporal del sealyham terrier con la cola en posición vertical cuando tienen emociones fuertes, ya sea de alerta o de felicidad.

El sealyham terrier cuenta con dos capas de pelo, una interna y una externa, siendo la superior dura, enredada y larga mientras que su capa interior es densa y suave como la lana. Existen colores específicos para que un sealyham terrier sea considerado un ejemplar puro, las cuales son las combinaciones de blanco y blanco con marcas azules, negras, marrón tostado y color tejón.

La manera de moverse del sealyham terrier es otro punto que lo distingue no solo de los demás terriers, sino también de otros perros ya que el paso de este es con impulso, vigor y energía, como si invitase a los demás perros y a su amo a seguirlo.

Con esta raza en específico el American Kennel Club se encuentra muy al pendiente ya que existen pocos ejemplares en existencia, por lo que estos deberán ser completamente aptos para la reproducción del ejemplar, descalificando a cualquier sealyham terrier como raza pura cualquier exageración de sus características, un tamaño irregular y un pelaje que no sea blanco.

Comportamiento con los humanos

sealyham

El sealyham terrier puede quedarse solo en casa sin problemas mientras los miembros de su familia trabajan, sin embargo, pobres de ellos si no le prestan atención a ninguna hora del día, ya que esta acción provocará una sensación de abandono en él, pudiendo ser el causante de la destrucción de tus muebles de jardín o de tus zapatos si tiene acceso a la casa mientras no estás presente.

El sealyham terrier al igual que puede ser un perro independiente cuando no estás, cuando estés en casa se convertirá en un perro totalmente dependiente de ti, es decir, el tiempo que no estuviste se lo pagarás el doble cuando no estés, y con esto queremos decir que a esta raza le encanta acostarse en las piernas de su amo y sin ningún problema tomar una siesta.

No es tan arisco ni desconfiado como otros terriers, pero como un punto en contra tenemos que es una raza sumamente ladradora, sin embargo, lo bueno es que puede ser todo un comediante cuando se lo propone, haciendo cualquier tipo de payasada cuando siente que tiene la completa atención de los miembros de su familia.

Es un perro grande encerrado dentro de un cuerpo pequeño ya que nuestro querido amigo no entiende el concepto de la cobardía (en la mayoría de los casos), pudiéndose enfrentar a perros mucho más grandes que él. Tenemos que no es un perro del cual recomendemos que interactúe con niños debido a que es demasiado delicado con las personas que lo tocan, además no dudará en defenderse con una mordida en caso de que le hagan daño.

Es muy agresivo con desconocidos, siendo capaz de seguirlos hasta lograr morderlos y con esto ahuyentarlos de su territorio. Es un perro que era toda una estrella en el arte de perseguir roedores y cualquier tipo de animal pequeño que pueda identificar como presa, por lo que no es recomendable que comparta espacios con animales de corral pequeños, como conejos, gallinas, entre varios tipos más de aves.

Si quieres ser un feliz dueño de un sealyham terrier debes saber que cuando regreses del trabajo, por norma general, deberás tomar una correa y proceder a pasear a tu perro con tal de que esté feliz y agotado para que no intente ninguna travesura en el hogar. También puedes pasearlo un rato antes de irte al trabajo y después otro rato cuando llegues, de esta manera podría examinar el ambiente que rodea su casa en diferentes horarios, siendo para él una actividad más interesante.

No se llevan muy bien con los gatos ya que estos se mueven rápidamente, lo cual podría activar el sentido de presa del sealyham terrier y hacer que los persigan. Sin embargo, si el gato crece junto al sealyham la convivencia podrá darse sin problemas.

A los sealyham terrier les gusta en extremo comunicarse con otros perros y con su familia por medio de ladridos, por lo que es necesario que tengas a consideración este aspecto antes de adoptarlo, ya que puede ser algo molesto para algunas familias a las cuales no les gustan los perros ladradores, incluyendo a vecinos.

Los sealyham terrier con seguridad se convertirán en perros dominantes y agresivos si no se lleva a cabo en ellos un correcto proceso de socialización, la cual se debe llevar a cabo desde que son pequeños, sin excepción. Nunca adoptes a un cachorro de manera prematura, puesto que estás limitando su proceso de socialización (que por lo general dura entre 2 meses y medio y tres meses).

Los amos de sealyham lo describen como perros perfectos para ser compañeros de vida de las personas que quieran a una mascota leal y desvivida por su amo. Harán casi cualquier cosa para complacer a su amo, en el cual depositan toda su confianza. Pueden ser entrenados para la caza de alimañas si se fomenta su instinto de presa, trabajo para el cual pocos perros serán tan eficientes como él.

Si quieres un perro guardián que te haga saber al instante que algo anda mal en tu terreno entonces no dudes en adoptar a un sealyham terrier, serás doblemente ganador ya que además de un vigilante del hogar también obtendrás a un amigo fiel.

Dieta y alimentación

sealyham

El sealyham terrier es un perro que requiere alimentación de primera calidad para perros debido a que posee un pelaje que debe ser muy bien cuidado por medio de una correcta alimentación y además su cuerpo musculoso se mantendrá en condiciones óptimas solo si su alimentación es la correcta. La alimentación del sealyham terrier puede ser de dos tipos sin ningún tipo de problemas: la alimentación con croquetas comerciales para perros y la alimentación casera creada a partir del consejo de un médico veterinario.

También deberás tener en cuenta que no todos los perros de esta raza comerán exactamente la misma proporción o marca de croquetas ya que en algunos casos un sealyham terrier puede ser un perro poco activo (sedentario), ser demasiado activo o quizás también puede tener algún tipo de deficiencia que le haga merecer una dieta especial.

La edad también es un factor determinante a la hora de alimentar correctamente a el sealyham terrier ya que un cachorro no deberá comer croquetas para adulto ya que estas tienen importantes carencias de algunas vitaminas o minerales que los cachorros sí que necesita, en cambio, un sealyham adulto no deberá comer croquetas para cachorro (a menos que así lo indique un médico veterinario) ya que engordará mucho o, en casos más graves, podría padecer de algún tipo de desperfecto en sus huesos o articulaciones debido a la sobredosis de vitaminas que representaría la alimentación frecuente con croquetas para cachorros para los perros adultos.

La alimentación es un factor vital a tener en cuenta si el sealyham terrier participará en competiciones caninas, ya que una alimentación deficiente o una alimentación inadecuada podría provocar que el color del pelaje pase a ser de un color blanco a un color algo amarillento, lo cual restaría puntos de calidad a tu ejemplar de esta raza.

El sealyham terrier es un perro que también es propenso al sobrepeso ya que es demasiado “tragón”, plato que le pongan frente a su hocico inmediatamente lo devorará, y si fue de su agrado en cuanto a sabor podría pedir más tan solo por su sabor y no porque haya quedado con hambre. Esto es muy importante que los sepan los amos de un sealyham, ya que muchos de ellos creen que están alimentando de manera deficiente a su perro cuando la dieta que se está implementando en ellos es la correcta.

¿Comida casera o croquetas cuál es la mejor alimentación del sealyham terrier?

La mejor elección para la alimentación de un perro es ambos tipos de alimentación, pero desde cachorro deberá comenzar a comer croquetas para perros de pequeño tamaño y que sean especialmente diseñadas para cachorros ya que una alimentación con comida casera desde una edad temprana podría tener deficiencias de ciertos componentes esenciales para el desarrollo de los cachorros que las croquetas para cachorros si tienen.

Comenzarán a comer croquetas cuando cumplan aproximadamente dos meses de edad, tengan una dentadura inicial bien desarrollada y su madre comience a rechazar el contacto con ellos debido a que sus dientes lastimarán sus tetillas pudiéndolas romper, por lo que decidirá conseguirles algo duro que puedan comer, pero no tendrá que preocuparse por ello ya que estarás tu allí para comenzar a alimentarlos con croquetas tan solo un poco humedecidas con agua para que así comiencen a ejercitar sus dientes y a estimular sus encías por si faltan algunos dientes por salir.

Desde este momento los cachorros deberán tener en todo momento una taza con agua fresca y limpia disponible, ya que las croquetas les darán mucha sed, lo cual es normal ya que las croquetas están diseñadas para que le permitan al perro tener sed y así estas, en conjunto con el agua, expandirse en su estómago, ya que las croquetas se tratan simplemente de alimento deshidratado.

Ahora, en cualquier momento deberás estar preparado para que tu sealyham terrier rechace de manera absoluta las croquetas debido a que está aburrido de ellas ya que de alguna u otra manera probó comida casera, en estos casos conviene cambiar su dieta paulatinamente por comida casera recomendada por un veterinario. Pero este proceso no puede ser inmediato, es necesario agregar un poco de comida casera en su plato de croquetas, en proporción 80% croquetas y 20% comida casera (por ejemplo, carne y arroz) y así ir añadiendo más comida casera a su plato hasta que se componga solo de ella.

Deberás tener más cuidado con su higiene dental, ya que la alimentación casera produce placa dental de manera acelerada.

Salud y cuidados generales

sealyham

Los cuidados del sealyham terrier se componen prácticamente de un conjunto de consejos para cuidar a cualquier raza de perros, pero también tomamos en consideración las particularidades de esta raza para que así los cuidados sean perfectos para ella, para que puedas mantenerlo completamente saludable y sano.

Cuidados del sealyham terrier cachorro

Comenzamos por lo más urgente y esencial al momento de tener a cualquier perro: el entorno en donde vivirá. Debes tener mucho cuidado con su entorno, ya que este puede convertirse en su peor enemigo durante los primeros meses de vida. Un cachorro de dos meses deberá mantenerse en un lugar fresco, pero con cierto nivel de calor para que los cachorros no sientan frio (son vulnerables a él debido a la ausencia de sus capas de pelaje).

Este lugar es muy recomendable que se encuentre dentro de casa, ya que así los cachorros estarán completamente seguros y no tendrás que preocuparte de que ningún animal salvaje los cace o por que llueva y el área en donde están se inunde.

Lo siguiente a tener en cuenta es la vacunación. Cuando los cachorros cumplan 45 días de nacidos deberán comenzar a ser vacunados con la vacuna triple contra las principales enfermedades caninas con resultados fatales, como pueden ser la parvovirosis o el distemper canino. Estas vacunas frecuentemente vienen en tres dosis, cada una de las cuales se aplica en intervalos de 21 días.

Una vez el sealyham terrier esté vacunado lo siguiente a tener en cuenta será preguntarle al veterinario cuando será la primera desparasitación, para que puedas llevarla a cabo cuanto antes.

sealyham

Desde este momento tu sealyham terrier estará casi libre de cualquier peligrosa enfermedad, por lo que lo único que debe preocuparte es brindarle una vida con todos los cuidados que necesita.

Cuidados del sealyham terrier adulto

El sealyham terrier adulto desarrollará una imponente capa de pelaje duro y blanco, seguido de una capa de pelaje algo lanoso y suave al tacto, por lo que una gran parte de los cuidados que necesitarás llevar a cabo con él tendrán que ver con su pelaje.

Comenzamos recomendándote que el cepillado de dicho pelaje sea diario, es decir, todos los días deberías dedicarle al menos 5 minutos a cepillar a tu sealyham terrier para que pueda mantener una capa de pelaje saludable y hermosa.

El cepillado diario evitará que se queden restos de pelaje muerto en su cuerpo y además le permitirá que este se vea completamente desenredado, libre de restos de vegetación e impurezas y además permitirá que te percates de la presencia de insectos molestos que suelen adherirse al pelaje de los perros como son las garrapatas y las pulgas.

Los baños en esta raza deberán ser mensuales, en los cuales eres libre de usar diferentes tipos de champús para blanquear el pelaje de tu perro y fórmulas que alejen a las garrapatas durante un buen tiempo.

La gran cantidad de pelaje que tiene el sealyham terrier hace que sea difícil divisar a las garrapatas o las pulgas, por lo que deberás revisarlo frecuentemente para que puedas darte cuenta de la presencia de las mismas y procedas a actuar de inmediato antes de que la infección sea peor.

El pelaje abundante de esta raza también hace que sus ojos puedan irritarse al caerles pelo dentro de él, lo ideal sería que pudieras cortar un poco de pelaje que rodea los ojos y así evitar esta molestia en otras ocasiones. Revisa sus ojos y límpialos si notas la presencia de lagañas ya que si estas no son limpiadas pueden infectarlos a la larga.

Revisa su salud dental y cepilla sus dientes semanalmente para quitar los restos de sarro que hayan quedado adheridos en sus dientes. Con un cepillado frecuente y desde cachorro evitarás la aparición de placa dental, de la cual se alimentan las caries, por lo que estarías evitándole caries a futuro a tu cachorro. El cepillado debe ser una actividad común y corriente, pero para que tu sealyham terrier lo perciba así deberás comenzar a practicarla con él desde muy cachorro.

Como consejo final no te olvides que el veterinario será un buen amigo de tu mascota (aunque el sealyham terrier no lo perciba así), una visita cada seis meses sería ideal para mantenerte al tanto de la salud de tu perro, mientras que una visita al año sería obligatoria si te interesa la salud de tu perro.

sealyham

Comportamiento con otros perros

Los sealyham terriers son perros que al detectar cualquier anormalidad estarán ladrando, esto abarca incluso momentos en los que se emocionan, por ejemplo, la llegada de su amo a casa después del trabajo, el momento de la comida, en las mañanas cuando escuchan que su familia se está despertando entre otros muchos escenarios que harán que ladren de emoción, tristeza o para alertar a sus amos de algo que está ocurriendo.

Quizás uno de los mejores puntos a favor que tenga el sealyham terrier es su capacidad para ponerse en acción rápidamente, ya sea atacando al rival que esté siendo entrometido en casa o alertándole a su amo yendo hacía donde él esté y comenzando a ladrar frenéticamente invitándolo a que lo siga.

Este comportamiento quizás sea algo molesto para su amo, pero nada que no se pueda pasar por alto sabiendo lo dulce que puede ser, sin embargo, el problema viene cuando tienes a una considerable cantidad de perros en casa, los cuales al escuchar ladrar al sealyham terrier lo más seguro es que también comiencen a ladrar, comenzando así una continua ola de ladridos que puede terminar en varios minutos a menos que tú intervengas.

Los sealyham terrier son perros que disfrutarán de la compañía de otros perros, incluso si estos perros son del mismo tamaño que él y también si son del mismo sexo. Poco interactuarán con otros perros si tu como dueño estas cerca, pero en momentos en los que no estés se pondrán muy felices de contar con compañía todo el tiempo. La única manera de que se molesten (y vaya que se molestan rápidamente) es que otro perro no los deje en paz queriendo jugar con ellos.

sealyham

El sealyham terrier seria el compañero de juegos ideal para un perro tranquilo, poco territorial, muy amable y juguetón, no se llevarán nada bien con perros con tendencia territorial marcada. A los sealyham terrier les gusta sentarse a observar, por lo que si comparte entorno con otros perros a los que les guste sentarse a ver la TV podrían pasar un excelente rato junto a su amo.

El sealyham terrier fue un perro que se dedicaba a labores de caza, por lo que genéticamente se encuentra acostumbrado a formar parte de un grupo de perros, las cuales son buenas noticias si tienes a varios perros en tu hogar. Se puede llevar bien con gatos e incluso algunas que otras mascotas pequeñas si desde muy cachorro se crio con ellas o las ha visto desde el principio de sus días deambular de un lado a otro en el hogar, sin embargo, no conviene avivar la necesidad de caza que posee ya que estas mascotas pueden resultar heridas por el sealyham.

Una de las mejores características en cuanto a lo sociable si se habla del sealyham terrier es que será capaz de confiar en las personas y animales que visitan el hogar en lugar de mostrarse agresivas a primera instancia por defecto. Esto hace que sea posible que familiares y amigos visiten tu hogar incluso con sus mascotas, pero estas mascotas no deberán tener un comportamiento agresivo.

Esto no quiere decir que no sean capaces de ladrar si se acerca un animal extraño ya que estos terriers saben diferenciar muy bien cuando un animal viene con buenas o malas intenciones, por lo que si notan que un animal se cuela en su territorio instantáneamente comenzará a ladrar para ahuyentarlo y avisar a su amo de esta situación.

Los sealyham terrier son juguetones, no perderán ese espíritu de cachorro cuando ya comiencen a envejecer por lo que serán una compañía excelente para otros perros del mismo espíritu.

En el caso de que vivan en un mismo entorno con otros perros o mascotas y este entorno sea pequeño asegúrate de que cada una de las mascotas tenga su propio espacio para dormir, la invasión de espacios es una razón más que válida para que el sealyham terrier se comporte de una manera agresiva.

A los sealyham terrier les gusta mucho cavar, conducta que difícilmente será quitada de su comportamiento por completo, por lo que deberás encontrar zonas en donde pueda cavar con tranquilidad e invitarlo a hacerlo en dichas zonas en vez de en donde se encuentran tus plantas.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Sealyham

sealyham

El sealyham terrier es un perro terco, es cierto, pero esta característica de su comportamiento puede aplacarse un poco si uno como amo se entrena a sí mismo para poder entrenar a un perro arisco al entrenamiento.

El sealyham terrier no es un perro recomendado para personas con poco interés o poca experiencia en aprender el arte del entrenamiento canino, por lo que si quieres una mascota que siempre te haga caso sin chistar te conviene otra raza o aprender al menos lo que estamos a punto de enseñarte sobre el entrenamiento canino del sealyham terrier.

Entrenando a un sealyham terrier

El entrenamiento de todo perro debe contar con tres bases fundamentales que explicamos en todo entrenamiento canino de cualquier raza: el adiestramiento de obediencia, adiestramiento de comportamiento y la socialización temprana. Con estos tres puntos conseguirás a un perro totalmente adiestrado que no solo te hará caso, sino que también se comportará como tú lo has enseñado, aunque tú no se lo demandes de manera presente.

Socialización del sealyham terrier

La socialización es la forma en la que tu ejemplar de sealyham podrá comprender que forma parte de una manada y no necesariamente él debe ser el líder de la misma, sino que el líder de la manada eres tú y como tal debe respetarte. La socialización no solo le enseñará sobre liderazgo, también le enseñará a tu ejemplar a tratar bien a las demás mascotas de su entorno.

La socialización no es más que permitir que pase un tiempo reglamentario con su madre y hermanos de camada antes de dar en adopción o vender a los cachorros que conforman la camada. El tiempo por defecto pueden ser tres meses, pero en casos muy específicos puede acortarse a los dos meses y medio, después de este tiempo podrán ser adoptados por su nueva familia.

Durante estos meses que estarán juntos en camada podrán aprender que la agresividad es completamente rechazada por parte de cualquier miembro de la camada, es decir que, si cualquier ejemplar agrede a otro, este otro ejemplar rechazará al miembro de la manada que le gusta agredir, quedando este último en solitario debido al rechazo de la manada, no quedándole otra opción que modificar su comportamiento a uno correcto que se ajuste al estándar de la manada.

La socialización debe continuar cuando llegue a tu casa, de hecho, la socialización nunca debe parar. El llamarlo para que comparta un momento contigo, para que juegue con otros perros y tu o para pasear son momentos de socialización entre tú y tu perro, los cuales tendrán que darse a diario. Para aplacar cualquier comportamiento agresivo en contra de invitados deberás presentar el nuevo cachorro a tu familia entera e incluso a vecinos, con ello conseguirás que el cachorro sealyham entienda que no es necesario ser agresivo con personas que no conoce sin antes ver cuáles son sus intenciones.

Entrenamiento de comportamiento para el sealyham terrier

El entrenamiento de comportamiento es la manera en la que el sealyham entienda como debe actuar y comience a crear patrones de conducta en torno a dichos comportamientos a los cuales se ha venido acostumbrando. Este punto trabaja de cerca con lo que es el entrenamiento en positivo, que no es más que felicitar al perro con una golosina o una caricia cuando hace algo bien y reprender su comportamiento “amablemente” cuando hace algo mal.

Para que estos dos puntos de entrenamiento se complementen deberás estar atento al comportamiento de tu sealyham terrier, por ejemplo, si notas que está orinando sobre tus flores inmediatamente deberás acercarte a él de manera normal y decirle un firme “no”, después de esto el sealyham debería entender que lo que hizo fue algo malo y por ello no es conveniente que lo vuelva a hacer si no quiere recibir un nuevo regaño.

Pero allí es donde entra el entrenamiento en positivo, ya que si orina en donde debe orinar se llevará un premio la primera vez que lo haga y después varias felicitaciones, por lo que querrá siempre orinar en el sitio correcto.

Entrenamiento de obediencia para el sealyham terrier

El sealyham terrier después de los dos tipos de entrenamiento descritos anteriormente ya debería estar preparado para aceptarte como amo y, por lo tanto, aceptar tus ordenes mientras te presta atención, por lo que ya se puede practicar lo que es el entrenamiento de obediencia para el sealyham terrier.

Con el entrenamiento de obediencia harás que tu mascota realice “trucos” cuando se lo ordenes con tu voz. Para enseñarle estos trucos deberás ayudar a tu sealyham a llegar a la posición final desde la posición iniciar con tus manos, mientras le repites pausadamente el comando verbal. Cuando con tu ayuda logre finalizar el truco le darás una golosina, después hará el truco por si solo.

Entorno ideal

sealyham

El sealyham terrier es un perro despreocupado por un entorno en específico en el cual vivir, le dará casi igual si vivir en un jardín pequeño, mediano o grande, al igual que en el interior de un hogar (aunque este si deberá ser amplio en su interior si se quiere tener a una mascota viviendo allí).

Por supuesto, si quieres saber el entorno ideal según el punto de vista del sealyham terrier deberás remontarte a tiempos antiguos en donde el sealyham terrier trabajaba como perro cazador de ratas, ratones, tejones y otros animales pequeños, trabajo que hacía de una manera excelente y muy diligente, no dejando escapar a ningún roedor en la gran mayoría de los casos.

Por supuesto, la gran cantidad de alimañas que se encontraban en el ambiente para aquellos tiempos se debía a que el entorno era rural, por lo que el sealyham terrier se encuentra muy bien acostumbrado a los entornos rurales o semi-urbanos, en donde pueda entrar en contacto con la hierba y con todas las pistas olfativas sobre el paradero de un gran número de presas que está acostumbrado a seguir gracias a su excelente olfato.

El entorno rural en donde se mantenga al sealyham debe estar bien delimitado con un vallado especial para perros escurridizos. Si el territorio no se delimita entonces podría suceder que el sealyham, como buen perro cazador, siga un rastro y se nuble completamente sobre lo que pasa a su alrededor, pudiendo entrar en zonas en las cuales esté en peligro, como, por ejemplo, las carreteras, caminos con acantilados, pozos de agua o simplemente podría no averiguar el camino de regreso a casa.

El sealyham terrier sabrá como pedirte compañía en momentos en los que se sienta solo, es por ello que no deberías negarle el ingreso al hogar como hacen algunas familias con el temor de que dejen garrapatas dentro de casa o la ensucien (dos puntos que se pueden atacar fácilmente si como dueño eres responsable y le prestas una buena higiene a tu mascota), pero lo cierto es que el sealyham terrier disfrutará estar dentro de casa ya que así podría pedir fácilmente que le presten atención si se siente algo olvidado por sus amos.

Al sealyham terrier también lo tranquilizará la presencia de sus amos en casa, por lo que sería una muy buena idea establecerle un espacio para él solo dentro de casa, de manera que pueda sentirse parte de la familia al estar siempre cerca de ella.

El sealyham terrier suele ser un perro especialmente juguetón cuando es cachorro, pero un punto que hay que tener en cuenta en su crianza es que suele ser mordelón, por lo que tendrás que comprarle juguetes que inviten a morderse como, por ejemplo, huesos industriales comestibles de los que se venden en supermercados, juguetes masticables entre otros, pero nunca le des un zapato viejo o algo parecido ya que aprenderá que puede morder zapatos, lo cual después intentará con zapatos en buen estado.

Antes de adoptar a un sealyham terrier

En la mayoría de los casos adoptarás a un sealyham terrier cachorro, por lo que debes tener ciertos cuidados con el entorno en donde vivirá para garantizar su supervivencia:

  • Examinar todo el entorno para descartar la presencia de garrapatas o pulgas. En caso de que existan se debe fumigar antes de adoptar a una nueva mascota. Si tienes dudas sobre la existencia o no de estos insectos es conveniente fumigar.
  • Tener en cuenta los peligros del entorno en cuanto a desniveles, agujeros por donde pueda caer, pozos de agua en donde se pueda ahogar y zonas en el vallado por donde pueda salirse.
  • Si hay otros animales en el hogar asegúrate de que estos no representen un peligro para el sealyham terrier.
  • Cada mascota deberá tener su plato de comida, de agua y un lugar para dormir para evitar peleas por comida o territorio.
  • La zona del patio en donde dormirá el sealyham terrier debe ser a prueba de lluvia, inundaciones y sol, es decir, deberá estar cubierta por un techo y tener una buena altura como para que una lluvia fuerte no la inunde.

El entorno no puede aislar al sealyham terrier de ti, colócalo en una ubicación en donde le sea fácil verte, escucharte e interactuar contigo.