Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Saluki

Saluki
Saluki
5 (100%) 12 votes

Saluki: Tu nueva mascota

El perro Saluki posee una finura especial tanto en su fisionomía como en su comportamiento, es delicado y posee mucha clase, no hay motivos para no quererlo, y a pesar de no ser conocido como el más cariñoso de todos, el Saluki es una perfecta compañía para aquellos que buscan una mascota inteligente y un tanto independiente.

Proveniente del antiguo Egipto ha dejado huella en toda la zona del Oriente Medio desde épocas ancestrales, apareciendo retratado en los jeroglíficos y en las vasijas y elementos que se han encontrado a lo largo de tiempo, descubriendo que este animalito gozaba de cierto aprecio y preferencia por encima de muchas otras especies, llegando a ser momificado junto a la realeza Egipcia.

Su afirmación fue tal que traspasó las fronteras y fue igualmente respetado por otras culturas como la musulmana quienes lo consideraban como un regalo de Alá, de hecho el Saluki o también conocido como el Galgo Persa no podía ser vendido, sólo era regalado a quienes se les quería dar un símbolo de reconocimiento por su honor, a todos ellos esta mascota les retribuía las consideraciones trayendo presas que cazaba para el sustento de los humanos.

Saluki

Los ejemplares de esta raza son grandes, delgados pero muy fuertes, atléticos y deportivos, aunque no lo parezca por la finura de sus extremidades en realidad son cuadrados, es decir su altura hasta la cruz es igual que su longitud, conservando perfectamente sus proporciones, puede medir entre 58cm a 71cm a la cruz y pesar entre 13kg a 30kg, dependiendo de la cantidad de energía que consumen y las actividades que realizan diariamente.

Por su parte son una raza bastante longeva, además de muy sana, padeciendo de muy pocas enfermedades congénitas, de hecho según las estadísticas una de las principales razones por las que mueren es por ser atropellados por algún coche, puesto que tienen la costumbre de saltar verjas y salir corriendo, razón por la cual hay que vigilarlos cuando salga a pasear.

Otro de los aspectos particulares en la raza es la variedad que posee siendo aceptada por igual, y es que el Saluki se puede encontrar con el pelo corto o con el pelo largo y cualquiera de ellos posee el mismo linaje, aunque el de pelo largo es el más buscado por su exuberancia al parecer que llevara plumas por lo sedoso de su pelaje, ambos son igualmente hermosos.

Asimismo, una de las características especiales de este animalito es su inagotable cantidad de energía, es vigoroso y le encanta jugar y jugar, pudiendo correr por horas sin parar, razón por la cual podía alcanzar a sus presas cuando estaba de caza, alcanza una gran velocidad en la carrera siendo ayudado también por su composición muscular que lo hace ligero al paso, llegando a ser uno de los perros más rápidos en el mundo, sin duda demostrando ser parte de la familia de los Galgos.

Con una particularidad especial, los Saluki son extremadamente inteligentes, tanto que pareciera que pudieran razonar, pueden solucionar problemas que no son hechos para ellos y actuar en consecuencia, además de tener una excelente memoria, lo que los distingue en  comportamiento.

Aunque en ocasiones esa dulzura y docilidad puede verse opacada por un viejo instinto de superioridad, en el que manifiestan creerse una raza superior y que los humanos estamos para servirles, pero si se les demuestra liderazgo autoridad y respeto se puede ganar su estima y ayudarlos a comprender que es un miembro más de la familia.

El Saluki es ideal para mantenerse en forma, es perfecto compañero en el trote, además de aportar cierta elegancia en su andar, tiene un innegable instinto protector que lo hará sentir en segura compañía, además de que este ejercicio lo ayudará a mantenerse en calma y relajado, pues los canes de este linaje se aburren en casa y necesitan salir diariamente.

Saluki

Para quien quiere adoptar a un Saluki si no lo ha hecho ya, es recomendable cierta asesoría con aquellos que han tenido la maravillosa oportunidad de tener uno, pues si bien es cierto que son hermosos, adorables, dulces y dóciles también requieren de cierto entrenamiento y correctas estrategias en su educación, las que si logra aplicarlas y tener buenos resultados muy seguramente se convertirá en un aficionado a la raza manteniéndolo en su hogar por generaciones.

Historia y Origen del Saluki

Con respecto a la evolución histórica del Saluki, se encuentra en las referencias bibliográficas una variedad de vertientes, especialmente en lo que al significado de su nombre se refiere, teniendo muchas posibilidades etiológicas posibles.

Entre ellas se encuentran algunas como en la que se considera que su nombre se deriva del de un poblado antiguo conocido como Saluk, ubicado en una región que hoy en día estaría en Yemen, otros indican que son variantes de “salugi”, “salooki” o “selughi”, entre otros, lo cual ha hecho que no haya un acuerdo sobre la verdadera derivación de la palabra.

Saluki

Sin embargo, en un punto si se pueden observar muchas coincidencias y es en el hecho de haber sido unos integrantes importantes en el antiguo Egipcio, encontrándose evidencia de ello en los gráficos de las tumbas y en las huellas que dejó esa civilización en sus sellos y vasijas, remontándose a unos 5.000 años atrás.

Muchas de estas inscripciones muestran a un perro claramente identificado como Saluki y diferenciado de otros de los provenientes de esa época debido a sus particularidades físicas, llegando a ser encontrados momificados al lado de los cuerpos de los faraones, dando indicios del respeto y estima que se tenía por esta raza, condición que se creía era exclusiva de los gatos.

Cabe destacar que los egipcios consideraban que la momificación era un proceso sagrado en el que se aseguraban una vida eterna acompañados de los elementos que eran enterrados con ellos y el hecho de que el Saluki fuera parte de esto, permaneciendo al lado de sus dueños es una muestra evidente de la importancia y rango de la cual gozaban.

Asimismo, existen pruebas históricas que demuestran que incluso Tutankamon era poseedor de dos ejemplares de esta raza, lo que ha dado pie a descubrir que los Saluki no han cambiado mucho desde entonces por el inmenso parecido que tienen con sus ancestros, salvo algunas pequeñas refinaciones en sus rasgos.

Por su parte, se han encontrado también elementos que demuestran su existencia algún tiempo después en toda la zona del Medio Oriente, incluyendo Egipto, Siria, Arabia, Persia y Mesopotamia, teniendo los mismos privilegios que sus ancestros cercanos siendo tratados con el mismo cuidado e importancia que se le daba al caballo árabe.

De hecho, hubo una época en la que los musulmanes consideraban que los perros en general eran animales impuros y ni siquiera comían lo que ellos cazaban, pero el Saluki si era visto como “un regalo de Alá” y más especialmente aquellos que tenían una mancha blanca en su manto ya que pensaban que era “el beso de Alá”.

Saluki

Debido a este pensamiento de poseer características divinas, los Saluki no podían ser vendidos, sólo heredados o regalados como muestra de honor y respeto hacia sus dueños, siendo los únicos perros a los que se les aceptaba las presas de caza para comer.

Además de ello una de las culturas que tuvo su participación en la presencia de este ejemplar en el resto del mundo y en su futura cría para ser usado en la caza aprovechando sus habilidades en la velocidad fueron los griegos.

Y aunque la raza muestra una variedad en su estilo, siendo algunos de pelo corto “smooth” y otros de pelo largo en algunas áreas conocido como “feathered” catalogado como con plumas, su popularidad siguió en acenso y no limitó su crianza, al contrario, fueron más deseados, llegando a existir grupos aficionados que luchan para evitar que se den cruces de homogeneización.

Su internacionalización inicia hacia Gran Bretaña en el año 1895, llevado por Florencia Amshet desde Egipto, y es luego que culmina la Primera Guerra Mundial que comienza a obtener popularidad como para ser incluido en el Kennel Club Británico alrededor del año 1923, llegando a aparecer en la obra “The Book of Dogs” editada por la National Geographic Society siendo reconocido su linaje.

Luego de ser aprobado por esta importante federación no tarda mucho en ser reconocido por el American Kennel Club en el año 1927 y luego por el Canadian Kennel Club en 1938, dando soporte al establecimiento de la raza.

Aunque los Saluki fueron ampliamente importados por un tiempo cuando llega la segunda Guerra Mundial se hace necesario detenerlas y cerrar algunos criaderos debido a la cantidad de restricciones que tuvieron que superar, disminuyendo de nuevo su demanda.

Afortunadamente esta raza cuenta con seguidores en casi todo el mundo, amparados sin duda por la exuberancia y elegancia de su físico y temperamento, lo que ha hecho que aún para el año 2014 estuviera en el ranking de popularidad número 128 en Estados Unidos, muy a pesar de que las presas que acostumbraba cazar ahora pueden ser alcanzadas por métodos modernos.

Hoy en día el Saluki es más usado como perro de compañía adoptado por familias y como modelo en las exhibiciones de belleza canina.

Características Principales

Saluki

El perro Saluki es un animal muy agradable y posee un temperamento muy equilibrado, aunque algunos lo consideran como distante en realidad es bastante inteligente y capaz de discernir efectivamente, por lo que su entendimiento de las situaciones lo hace ser bastante calmado y ecuánime.

Si usted es de las personas que no quiere tener a un perro exigente de atenciones tendrá en esta raza al compañero ideal, en su mayoría no sufre de ansiedad ni tampoco ha dado manifestaciones de agresividad, es independiente y sensible aunque no muy afectuoso.

Los ejemplares de esta raza muestran una altivez digna de la realeza, heredada seguramente de sus ancestros, pero a pesar de ello son dulces, tienen clase, no son muy ladradores aunque si son protectores de su familia adoptiva.

Son muy activos, tienen mucha energía y les encanta jugar y correr, están catalogados como una de las razas de perros más rápidas del mundo, pudiendo cazar a sus presas persiguiéndolas hasta agotarlas.

Por su parte tienen una costumbre un tanto particular y es que les gusta asearse tal como lo hacen los gatos, son bastante limpios y tienden a dormir en posiciones muy felinas.

Apariencia general

Saluki

Por su delgadez y estilismo en sus piernas da la impresión de ser más alto que largo, pero en realidad tiene unas proporciones cuadradas, es muy fino en todos sus rasgos, mostrando un toque de gracia y elegancia que lo ha catapultado en las competencias de belleza.

La combinación entre pelo corto y áreas con pelo largo lo hace ver exótico y vivaz lo que acompañado con su constante estado de alerta hace que se muestre como una raza muy llamativa e interesante.

Talla y peso

Los Saluki miden aproximadamente entre 58am a 71cm a la cruz, aunque al igual de como sucede en muchas especies tanto humanas como animales, muestran una ligera diferencia en la estatura y complexión de las hembras en comparación a las de los machos.

Por su parte el peso posee un rango bastante amplio, ya que varía en función al sexo, tamaño, edad y tipo de vida, pero usualmente se ubican entre los 13kg y 30kg aproximadamente, no siendo recomendable permitirles subir mucho de peso ya que afectará su habilidad para correr y su salud física y mental.

Proporciones físicas

El Saluki posee la cabeza en forma alargada, lo que les ayuda a cortar el aire cuando corren usándolo a su favor y ganando más velocidad, rematando con un hocico muy fino que culmina casi en punta, llegando a una trufa o nariz de color marrón o negra dependiendo de los tonos que tenga en su pelaje.

Asimismo posee una dentadura fuerte con una mordida perfecta en tipo tijera, lo que le ofrece una mandíbula resistente.

Por su parte los ojos de estos perros son largos y en forma de ovalo, con buen tamaño aunque no saltones, dan una sensación de gentileza y dignidad, tendiendo a mostrar colores oscuros o avellana.

Sus orejas son altas y largas, colgando graciosamente, cubiertas de un suave pelo largo, ligeras y bastante móviles.

Acompañando la finura de su cabeza el Saluki posee un cuello alargado que le otorga ese aire de delgadez y elegancia, además de ser musculoso y fuerte, llevando con una suave transición a sus hombros los que son bien musculados sin parecer un luchador.

En cuento al cuerpo de los perros de esta raza podría decirse que  son de espalda ancha y arqueada, cuadrados, delgados, de talla grande y con un pecho profundo sin muestras prominentes de las costillas.

Poseen una cola llamativa, implantada en la parte baja y llevada en forma de curva hacia arriba, es suficientemente larga como para mantener la proporción con los rasgos de su cuerpo, pero a diferencia de su lomo, está cubierta de abundante pelaje largo y muy sedoso, sin llegar a parecer un plumero.

Movimiento

Saluki

El estilo en la caminata y trote del Saluki evidencia toda la finura de sus rasgos físicos, posee un movimiento fluido demarcando la falta de esfuerzo al hacerlo, al trotar sus patas se posan sin llegar a levantarse mucho del suelo ni tampoco dando pisadas fuertes en el, dando la impresión de ligereza.

Asimismo, cuando corren que lo hacen muy a menudo, demuestran también fluidez y falta de peso, llegando a alcanzar grandes velocidades y mostrando mucha resistencia.

Pelo

Este galgo posee un pelo muy suave, perdiendo poco manto en la época de muda, puede encontrarse en dos variedades si de pelaje se refiere, algunos son de pelo muy corto y liso y otros son de pelo largo y con flecos.

En el caso de los ejemplares que poseen flecos, generalmente los llevan en la cola, orejas y parte posterior de las cuatro patas.

Color

Se han encontrado variedades de colores en los ejemplares de esta raza, por lo que no hay una lista definida en su aceptación, aunque la única excepción que no es aceptada por algunas federaciones es la de color atigrado.

Comportamiento del Saluki con otros perros

Los perros son animales de costumbres, por así decirlo, si desde pequeños se les enseña a compartir con otros es muy probable que se adapten a sus compañeros fácilmente, aunque algunas razas requieren de un empujón adicional a través del entrenamiento debido a sus habilidades naturales.

Saluki

En el caso de los Saluki, estas habilidades fueron explotadas con el transcurso de los años, a través de la caza de animales pequeños, lo que acompañado de ciertas fases de su temperamento pudieran convertirse en inconvenientes en especial si tiene que vivir con perros pequeños, gatos o aves a los que intentará darle casería.

Los perros de esta raza generalmente son muy tolerantes en especial a aquellos que son de su linaje o de su tamaño, aunque los canes con un carácter muy extrovertido o dominante lo incomodan y puede llegar a dar muestras de ello, bien sea ignorándolos o con agresividad.

Así que, para ayudarlo a tener una buena convivencia con otros animales, especialmente con los más pequeños, además de someterlo a un proceso de adiestramiento basado en el refuerzo positivo, es conveniente socializarlo desde cachorro, en sus primeros días.

Por lo que, una de las estrategias que se pueden implementar en pro de esta formación, es la de no retirarlo de su madre justo al momento de nacer, y dejarlo con ella por lo menos hasta que comience a comer por su cuenta, aunque lo ideal hasta para su salud es permitirle que ocurra el destete, ya que en esta etapa tendrá que compartir tiempo y espacio muy cercano a sus hermanos, habituándose a la compañía.

Asimismo, se sabe que los animales actúan inicialmente por instinto, siendo lo primordial para ellos su protección y sobrevivencia, por lo que si se sienten amenazados o si sienten que su familia humana está en peligro, actuarán con el propósito de defenderse y defender a los suyos, hasta que comprenden que no existe tal amenaza (en caso de que no la haya) y se calmen, lo que en el caso de los Saluki a pesar de ser tan equilibrados e inteligentes también ha llegado a suceder.

Queda claro que la clave para que su Saluki se adapte a su nueva sociedad y compañeros caninos o de otras especies es la de la socialización temprana, mientras más natural el vea la compañía, más fácilmente lo considerará como parte de su rutina diaria, aunque si va a necesitar cierta vigilancia pues su carácter es a veces un poco distante.

El apareamiento del Saluki

En cuanto a este tema los Saluki son iguales a la mayor parte de las razas de perros existentes, es decir, responden a una serie de atrayentes que la hembra despide cuando está en celo, siendo en su mayoría feromonas que deja en su orina o que expulsa en su aroma.

Saluki

Por lo que naturalmente cuando ella esté lista dejará que la monten y entrará en un proceso de gestación, pero, si usted considera que lo ideal para la raza y para su perra es conservar el linaje o quiere participar en la tendencia de crear perros de diseñador, es conveniente que tenga el control de ciertos elementos asociados al momento ideal, la pareja, la protección de la perra en su preñez y el cuidado y protección de la camada por mencionar algunos.

En cuanto al momento ideal, se refiere a la edad en la que su perra Saluki debería ser montada por primera vez, para lo cual es recomendable que sea luego de pasar el primer celo, incluso existen algunos veterinarios que aconsejan que se espere hasta el tercer celo para buscar una nueva cría en ella, debido a que hay que esperar que sus órganos estén totalmente maduros y listos para llevar a cabo este proceso.

Por su parte, la pareja, debería ser evaluada no solo físicamente en cuanto a rasgos y belleza sino también en función a su salud y posibles condiciones hereditarias, además si es posible es muy prudente investigar también sobre el historial de sus ancestros.

Una vez superadas esas etapas y montada por el semental seleccionado, es de sumo valor cuidar que su celo termine sin cometer infidelidades o indiscreciones, además de cuidar que todo el proceso de gestación sea llevado tranquilamente con la alimentación y ejercitación adecuadas, así como el suministro de vitaminas indicadas por el veterinario.

Pero no todo termina allí, ahora se entraría en la fase del cuidado de la camada, una etapa tierna y hermosa en la que se debe ser muy responsable para definir qué sucederá con los cachorros, así como de proveer las atenciones y alimentación que necesite la madre en su período de lactancia, además de ayudarla a cuidar a sus hijos cabalmente mientras se les encuentra un hogar a cada uno, donde se asegure de que serán bien atendidos.

Dieta y alimentación del Saluki

Saluki

Para definir correctamente la alimentación de cualquier animal o ser humano es necesario tener en cuenta sus requerimientos calóricos, puesto que cada organismo es diferente y se rigen por un estilo de vida diferente también, por lo que aunque puedan se dar pautas generales que aplican a la mayoría de los ejemplares de esta raza, lo ideal es consultar con un veterinario o nutricionista animal quien luego de una evaluación a su mascota definirá que tipo de alimento, cuanta cantidad y con cuanta frecuencia se le suministrará.

En este sentido, se pueden incluir algunas pautas generales que, de no haber ninguna otra indicación especial suministrada por su especialista, pueden servirle como guía a la hora de otorgar una correcta alimentación a su Saluki.

Una de estas normas generales es la del suministro de agua, los animales como el Saluki necesitan estar bien hidratados debido a su continua ejercitación y en especial en la época de calor, por lo que es recomendable mantener en su espacio para alimentarse una tasa con agua potable llena, la que debe ser recargada o cambiada mínimo tres veces al día para asegurarse que se mantenga limpia.

Otro aspecto importante es la selección del tipo de alimento que recibirá, si desea darle comida elaborada en casa o alimentos industrializados secos o en conservas, teniendo en cuenta que es probable que la manera como lo comience a alimentar en sus primeros años de vida sea la que deba tener hasta el final de sus días, puesto que los Saluki son rutinarios y una vez se adapten a un sabor o estilo de alimentación será sumamente complicado hacerlos cambiar a otro estilo.

En este sentido cabe destacar que cada una tiene sus ventajas y sus desventajas, por ejemplo, la comida hecha en casa, aunque puede ser más placentera para su mascota y a la vez más agradable para usted controlar exactamente cada componente de lo que ingiere, también tiene la posibilidad de mal alimentar a su Saluki puesto que el en algunas ocasiones no comerá todo lo que hay en su plato, perdiendo valores nutricionales.

Asimismo los alimentos industrializados hechos en conserva tienen un alto porcentaje de agua y deben suministrarse inmediatamente una vez abiertos, así como retirar los restos para evitar que se contaminen y causen problemas estomacales en su Saluki.

Por su parte los alimentos secos, conocidos en algunos países como pienso, parecieran ser la mejor opción por su homogeneidad en la composición de cada grano, así como otorgarle comodidad a los dueños de las mascotas, sobre todo en estas épocas donde el tiempo es un factor fundamental, pero debe asegurarse de revisar que sea el indicado para su mascota, los que van en función a tamaño y edades, así como leer en el empaque cuales son los nutrientes que posee.

Una vez tenga definido cual tipo de comida le suministrará a su Saluki, debe tener en cuenta que éste pasará por tres cambios alimenticios a lo largo de su vida, que irán divididos en su primera infancia, la adultez y luego la vejez, teniendo requerimientos especiales en cada una de ellas y siendo necesario pasar por un proceso de transición entre las mismas para asegurarse que se adapte al nuevo estilo con tranquilidad.

Cuando su Saluki sea un cachorro, lo ideal es que espere al menos dos meses antes de separarlo de su madre, con el propósito de que reciba la lactancia que ella le provea, ésta es de gran importancia en el desarrollo de todo su organismo, desde su estructura ósea, muscular, maduración de órganos y hasta pelaje, además de ayudarlo a comprender la socialización como parte natural en su existencia.

Una vez destetado y alimentado con comida complementaria de la selección de su preferencia su mascota mostrará una dentadura más fuerte y será el momento de cambiar a la gama de adultos, en la cual debe asegurarse de que ingiera la mayor cantidad de proteína posible, vegetales, vitaminas y nutrientes, pocas cantidades de carbohidrato y la mínima de calorías.

Por último, cuando ya ha pasado los siete años de vida humana debe ir contemplando con la ayuda de su veterinario la posibilidad de cambiar su régimen alimenticio a la de un adulto mayor, puesto que sus valores sanguíneos tienden a manifestar una variación natural en todo ser vivo que se acerca a la vejez y es forzoso protegerlo para evitar complicaciones.

Por su parte, es necesario aclarar que aunque los Saluki tienden a ser delgados y bastante sanos, no se debe abusar del suministro de las golosinas, las que deben ser consideradas más como un premio ocasional que como un elemento en su dieta diaria, así como evitar darle algunas comidas para humanos que lejos de ayudarlo pueden causar severos problemas o malestares estomacales graves, recuerde que la longevidad y salud de su perro está en sus manos.

Salud y cuidados necesarios

Saluki

Los perros en general tienen el derecho al buen trato y al cuidado de su vida abarcando más etapas que las que van referidas exclusivamente a su alimentación o un techo para dormir, ellos necesitan que los tratemos bien, los limpiemos, y vigilemos que no lo afecte todo aquello que puede llegar a dañar su salud, dándole la posibilidad de tener una larga vida.

En este sentido, al momento de adoptarlos se adquieren una serie de responsabilidades que se extienden a todas las personas que conviven con él, sin embargo hay un punto a favor del Saluki y es que los cuidados que requiere son mínimos.

Una de las razones por la que el Saluki necesita los cuidados básicos es porque como por mucho tiempo fue usado para la caza y vivía en zonas desérticas, sus criadores seleccionaban a los más resistentes y esto hizo que la raza se fuera purificando, siendo hoy en día invulnerables, aunque por su delgadez y textura del manto requieran vivir bajo techo preferiblemente.

En cuanto a la higiene y belleza del Saluki, no abuse en mimos pero tampoco los evite, considerarse cuidado lo hará feliz siempre que no se sienta abrumado, por lo que un cepillado cada tres o cuatro días es ideal, si su raza es de la variante de pelo corto será muy fácil realizar esta actividad, procurando usar un cepillo de cerdas suaves y gruesas, al mismo tiempo revise con sus manos que no haya presencia de pulgas ni parásitos.

Por su parte, el cepillado en los ejemplares de “plumas” o de pelo largo en algunas zonas, tendrán un poco más de dedicación aunque no es mucha la diferencia, estos perros requieren el mismo trato en sus áreas de pelo corto y una revisión inicial en las orejas, patas y cola, la que se debe hacer con las manos para tratar de desenredar nudos en caso de que los tenga, luego se procede al cepillado con un peine de cerdas gruesas seguidamente de otro de cerdas metálicas y separadas.

El cepillado dental también debe hacerse con cierta periodicidad, aunque sus dientes son grandes y generalmente no acumulan tanto sarro como los perros de dientes pequeños, siempre es importante revisarlos y cuidar su dentadura y su aliento, en función a esto, se pueden encontrar en las tiendas para perros, crema dental, cepillos, hilos dentales y enjuagues bucales ideales para ellos.

Si hablamos de sus duchas o baños, es necesario recordar que los Saluki poseen una capa natural en su piel que los protege de cualquier elemento del exterior, se trata de una grasa natural interna que lo humecta y favorece la eliminación de hongos o resequedad, la cual es importante preservar pues también le sirve como protector solar.

De esta manera se hace evidente que esta actividad no debe darse con mucha frecuencia para poder ayudar a mantener activo este aceite natural y no eliminarlo del todo, planificando sus baños generalmente para cuando lo necesite, manifestándose en las características que se perciben fácilmente, por ejemplo cuando tenga muy mal olor, se haya ensuciado o manchado en extremo en los exteriores o tenga más de ocho semanas sin hacerlo.

Este proceso debe realizarse en el interior de la vivienda si del Saluki se trata, procurando evitar las temperaturas extremas o la exposición prolongada al sol, además es necesario controlar la temperatura del agua, aplicándola cuando esté templada, así como es ideal el uso de jabones o de champú no perfumado especial para perros, nunca use productos para humanos.

Antes de bañarlo cepíllelo varias veces, y limpie sus ojos con un algodón humedecido solo con agua, luego puede limpiar sus orejas con un trozo de tela de algodón o de tela suave bañada en aceite.

Una vez que lo introduzca en la bañera y aplicarle el jabón aplique abundante agua para evitar dejar rastros, séquelo con una toalla y luego aplique un secador a temperatura ambiente de forma que asegure que quede totalmente seco, si lo desea puede volver a cepillarlo.

Otro de las acciones que se hacen evidentes, de total importancia y muy necesarias son las de cumplir con su proceso de vacunación, en el cual su veterinario indicará cuales son las edades y dosificaciones a suministrar, tratando de llevar a cabo estrictamente este cronograma, de manera que lo proteja de algunos virus a los que son propensos y de las molestias originadas por ciertos parásitos como las garrapatas.

Por su parte, los ejemplares de esta raza han demostrado gozar de una muy buena salud, padeciendo de muy pocas enfermedades peligrosas, siendo la mayor causa de muerte la de ser atropellado por algún vehículo, aunque cabe denotar que pueden llegar a sufrir de cáncer, así como de algunas enfermedades oculares o de algunas desarrolladas de forma psicosomática afectando especialmente su sistema digestivo.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Saluki

Saluki

Al momento de incluir en su hogar a un ejemplar de esta raza debe tener en cuenta que es de carácter indispensable entrenarlo para que se adapte a las normas de su hogar y pueda atender a ciertas órdenes que le facilitarán su estadía en su casa, teniendo la posibilidad de educarlo en casa o en algún centro especializado.

Por las condiciones expuestas en su temperamento el Saluki va a necesitar de una correcta educación basada en el refuerzo positivo y acompañado de mucha paciencia y liderazgo, de manera de controlar algunos rasgos que podrían originar problemas a futuro.

Muchas de las preguntas que se hacen los dueños de los cachorros Saluki es cuando es el momento para comenzar a entrenarlo, cuando es muy pronto o acaso ya es muy tarde y no aceptará que se le enseñen las órdenes, en realidad nunca es tarde, pero a veces si es demasiado pronto, a esta mascota hay que permitirle que disfrute su infancia, que juegue y se distraiga, siendo su primer aprendizaje el de socialización con los humanos y con otras mascotas.

En este sentido cabe destacar que la socialización con los humanos es primordial, ya que esta raza tiene una personalidad un poco particular y hasta diferente a la mayoría de las mascotas tendiendo a considerarse los príncipes de la casa a quienes hay que servir, así como que tienen una tendencia retraerse en visita de extraños, por lo que el continuo contacto con su familia humana y amigos lo hará sentirse más a gusto.

Una vez tenga la madurez suficiente para empezar en un proceso de entrenamiento, que tiende a ser luego de los primeros seis meses y si ha optado por entrenarlo en casa debe tener en cuenta que los mejores resultados se tienen en base a una relación de confianza y aprecio, en la que su Saluki lo respete por sus demostraciones de liderazgo y no por temor a ser maltratado u ofendido, en cuyo caso su mascota lo ignorará.

Por lo que no es recomendable usar métodos antiguos de coacción, tales como látigos, palos, collares de ahogo o cualquier tipo de castigo que pasan a ser crueles y poco efectivos, así como gritarlo o presionarlo para que realice alguna acción, siendo necesario tener mucha paciencia y tranquilidad a la hora de adiestrarlo.

Antes de comenzar con la rutina de entrenamiento es deseable que escoja el lugar donde se realizará, el que debe ser tranquilo y relativamente alejado de ruidos y tránsito vehicular de manera de evitar que hayan elementos de distracción, de la misma manera debe escoger claramente cuáles serán los términos que les va a enseñar, evitando usar sinónimos en ellos, por ejemplo si usará el término “sentado” no puede combinarlo con “sit” ya que para él es sólo una palabra sin significado asociado.

Cada rutina puede tener una duración aproximada de treinta minutos, procurando evitar superar los sesenta minutos en los que debe haber períodos de descanso de quince minutos, recuerde que mientras menos estresante para su mascota sea este proceso más rápido aprenderá.

De la misma manera es importante llevarlo a jugar y ejercitarse primero, permítale que se distraiga que realice sus necesidades y expulse cualquier exceso de energía para que esté más calmado a la hora de aprender las lecciones.

Escoja el término del día, no es recomendable que intente enseñarle más de una lección, de hecho si observa que la aprendió muy rápido opte por reforzarla y descansar, en la próxima oportunidad aprenderá otra, aunque por lo general se requiere más de un día en atender las órdenes a la perfección.

Al respecto es muy importante que le reconozca su esfuerzo, cuando atienda un término y lo haga bien, disfrútelo, abráselo, dígale palabras motivadoras cortas como “excelente” “muy bien” “así se hace” y recompénselo con alguna golosina para perros o con algún trozo de salchicha o el embutido de su preferencia, esto le hará sentir feliz y asociará que el obedecer es bueno para el pues le trae algo que le gusta, recuerde que el Saluki es una de las razas más inteligentes y puede usarlo a su favor.

De lo contrario, si por obstinación o desobediencia su mascota no atiende y decide no cumplir con lo que se le enseña, no lo presione pero tampoco ceda a sus deseos, no le ruegue, no le de premios, y trate de nuevo, muchas veces hay que esperar y volverlo a intentar.

Recuerde que el entrenamiento es un proceso lento y constante en el que se puede continuar con algunas órdenes dentro de la casa, como que aprenda a no tocar los objetos prohibidos, a no entrar a ciertas áreas de la casa, a hacer sus necesidades en el espacio donde se le permite, entre otras, todas estas acciones son del día a día y requieren la misma cantidad de paciencia y determinación que las otras, siendo importante que todos los miembros de la familia las hagan cumplir sin ninguna excepción.

Comportamiento del Saluki con los Humanos

Saluki

Quizás la principal característica que tiende a llamar más la atención a los aficionados a la raza es la del temperamento del Saluki, el que posee una fascinante combinación entre dulzura y reserva, es un perro amable, dócil y juguetón, pero que no tiende a dar muestras efusivas ni constantes de cariño.

Aunque hay que aclarar que no es un perro asocial, si requiere de atenciones, cariño de sus dueños y sobre todo tiempo de ejercitación, pero el exceso en mimos y abrazos lo incomoda, así como tampoco se comportará como el perro más amoroso que se recuesta al lado de su dueño en espera de aprobación, por el contrario, tiene un espíritu independiente y digno.

De hecho, hay un aspecto en el carácter del Saluki que requiere de cierta vigilancia o control y es su altivez, particularidad que no se hace evidente muy a menudo pero si suele salir a flote de vez en cuando, haciendo que su mascota se muestre digna y con aires de realeza.

En estas ocasiones se puede notar como el Saluki se siente superior tanto a otras razas caninas como a los humanos, tal vez sea asociado a su inteligencia muy desarrollada o al hecho de que por muchos años sus ancestros fueron venerados y apreciados como parte de la familia real, quedando en su memoria genética y saliendo a flote en ocasiones, sin embargo, este es un factor totalmente controlable a través de un entrenamiento positivo.

Por su parte, tampoco se debe pensar que por tener un toque de reserva y control en la expresión de sus emociones entonces significa que no las tiene, en realidad el Saluki es un perro muy sensible, que está atento de su familia y les guarda un gran afecto.

En ocasiones la sensibilidad de esta mascota puede llegar a afectarlo seriamente, como en el caso del entrenamiento o reprensiones que lo hagan sentir ofendido o intimidado, respondiendo de mala manera y guardándolo para siempre en su memoria, puesto que el Saluki tienen una impresionante capacidad de archivar recuerdos que lo afectarán por toda  su vida, por lo que hay que tener sumo cuidado en su trato.

Aunado a ello, los perros de este linaje pueden llegar a padecer problemas de angustia, especialmente cuando son dejados solos por mucho tiempo, llegando a sufrir ansiedad por separación, mostrándolo en un cambio en su comportamiento y a veces hasta en su salud, ya que esta raza puede llegar a desarrollar enfermedades psicosomáticas, por lo que es importante educarlo para que entienda que su momento a solas puede usarlo para su beneficio sin afectar su salud física ni mental.

Es por ello que tener a un cachorro de esta especie es un tanto estimulante, y muchos especialistas no recomiendan que sean adoptados por principiantes, puesto que requieren de un poco de experiencia en el trato de animales inteligentes y sensibles, a los que hay que cuidar con cariño, sin perder la paciencia y mucho respeto pero a su vez con liderazgo y determinación, de manera de poder ganar su respeto y evitar que nos vea como a un sirviente.

Otro aspecto que destaca en su personalidad es su grandiosa inteligencia, tanto que a algunos dueños llega a sorprenderlos, es incluso increíble ver cómo pueden resolver ciertos problemas y atender situaciones que otro perro en su lugar no entendería.

Y aunque este es un rasgo genial y que puede atraer a muchos interesados en adoptarlo, también hace que el Saluki exija más atenciones o mejores estrategias en su cuidado, puesto que tiende a aburrirse fácilmente y un ejemplar de esta especie aburrido no es buena compañía, ya que se convierten en indisciplinados, testarudos y altaneros.

Asimismo poseen mucha energía, con una gran capacidad para correr por horas y jugar hasta que sus compañeros se cansen, lo que combinado con su capacidad de discernimiento hace que se deban tener con el ciertas tácticas para su entretenimiento, bien sea llevarlo a pasear y jugar al menos dos horas diarias y aplicarle juegos didácticos y llamativos.

Es por esta fascinación al juego y a mantenerse activo, como el aprecio que sienten por su familia humana que el Saluki , a pesar de tener en ocasiones un aire de reserva, es muy bueno con los niños, puesto que encuentra en ellos a sus compañeros de juego a quienes además debe proteger.

Asimismo, es recomendable mantener cierta vigilancia cuando los niños juegan con sus mascotas, especialmente aquellas que poseen un gran tamaño, porque aunque estén entrenados y naturalmente se lleven bien entre sí,  siempre hay la posibilidad de que alguno salga lastimado, bien sea porque el Saluki no tolere algunos juegos o tratos bruscos de los niños y responda de mala manera o que los niños no tengan la consideración necesaria y maltraten a su perro sin querer.

Entorno Ideal

Cuando se decide adoptar una mascota es preciso saber que un nuevo integrante va a incluirse en la familia y no debe ser tomado tan a la ligera, pues éste tiene sus derechos a una vida digna y saludable, teniendo también sus propios requerimientos y sus necesidades, por lo que es importante considerar todos los aspectos en los que se verá afectado y uno de ellos es el lugar o entorno donde se desarrollará y pasará gran parte de su existencia.

En tal sentido es necesario otorgarle su espacio, para lo cual es aconsejable que antes de escogerlo se considere las características del temperamento del Saluki, sus capacidades físicas y las costumbres o particularidades tradicionales de su raza, de manera de ubicarlo lo más exitosamente posible.

Una de las interrogantes más frecuentes en los futuros dueños de un cachorro de esta clase es en cual tipo de vivienda puede vivir sin causar estragos y sentirse cómodo; obviamente un lugar amplio, con jardines y suficiente espacio sería ideal para el Saluki ya que su tamaño y agilidad así lo requiere, pero, eso no significa que no pueda adaptarse a una vivienda pequeña, pues su temperamento calmado, un correcto entrenamiento y una rutina diaria de ejercicios le ayudarían a acomodarse tranquilamente.

En realidad la manera como hará que viva su cachorro dependerá básicamente de sus costumbres y estilo de vida, no todas las familias deciden tener a su mascota dentro de la casa y otras familias prefieren que así sea, sin embargo en cualquiera que sea el caso, debe asegurarse de otorgarle todo lo necesario para garantizar que su salud, no solo la física sino también la mental, esté siempre en buen estado, recuerde que ellos dependen de sus decisiones.

Por su parte, uno de los aspectos característicos del Saluki que es importante tomar en cuenta al momento de seleccionar en su futuro lugar es que le encanta correr y tal como le sucede a la mayoría de los perros, ellos no tienen entendimiento de que un golpe de coche puede matarlos, por lo que debe estar atento a la posibilidad y evitar que ocurra, siendo el arrollamiento vehicular una de las principales causas por las que mueren los ejemplares de esta raza.

En caso de que decida optar por tenerlo dentro de casa, debe procurar darle tiempo diario de ejercitación en los exteriores, llevarlo a un parque, centro especializado, playa o cualquier lugar de su comunidad para que juegue y corra siempre bajo vigilancia, de esta manera podrá controlar sus niveles de energía y estará más tranquilo dentro del hogar.

Asimismo, debe definir junto con los miembros de su familia cual sería el espacio ideal para que pernocte, considerando los hábitos de la casa, mayor tránsito de personas, espacios de permanencia, entradas y salidas, puesto que una mala ubicación podría convertirlo en un obstáculo, especialmente a la hora de una emergencia o en la oscuridad, pudiendo salir afectado tanto el cómo los humanos que viven alrededor.

Uno de los elementos a incluir en su entorno es el área de dormir, la que cuando su Saluki sea adulto usará más plácidamente que en la juventud puesto que su ímpetu para jugar estará un poco más controlado ayudado por las sesiones de adiestramiento, éste espacio puede contar con una suave colchoneta o colchón, una manta y sus juguetes para perros, considere que no debe lavarlos con ningún detergente perfumado puesto que le causará malestares tanto en el olfato como en la piel.

Otro de los lugares a preparar es el de comer, siendo importante ubicarlo de manera que no se sienta amenazado por ningún otro integrante de la familia, pudiendo ser equipado con una taza para la comida y una taza de agua, estos elementos son exclusivamente de su cachorro, nunca los comparta con otro animal adoptado en su hogar porque es muy probable que ocurran enfrentamientos entre ellos.

Por otra parte, si no desea tener a su mascota dentro de su casa y cuenta con un patio o jardín adecuado para él, es necesario que tenga en cuenta la prevención de muchos factores que afectan su bienestar como el frío, la lluvia, o las olas de calor, o el sol, así como pulgas, garrapatas y otros parásitos que pueden tener mayor factibilidad de acceso a su cachorro, además debe recordar que debido a su falta de grasa corporal y a su corto pelo no soporta las temperaturas extremas.

En este sentido, procure equiparle su propio lugar, muchas familias optan por construir una pequeña casita para él, la cual sólo requiere el tamaño suficiente para que esté de pie, de la vuelta, se siente y se acueste cómodamente, no necesita jugar allí a menos que sea con sus mandíbulas y juguetes.

Lo ideal es que sea un poco más elevada que el terreno donde se emplaza y tenga un techo compacto para evitar que se humedezca con la lluvia, pudiendo incluir dentro de ella su manta y sus juguetes.