Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Perro Lobo Herreño

Perro-Lobo-Herreno
Perro Lobo Herreño
5 (100%) 9 votes

Perro Lobo Herreño: Tu nueva mascota

El Perro Lobo Herreño es, en esencia, una raza con similitudes al lobo común en cuanto a colores, aspecto y constitución.

Hoy en día existen más de doscientas razas de perros, todas las cuales descienden directa e indirectamente de los animales primitivos de la más remota antigüedad y quizá también de lobos y chacales.
Una de ellas es el Perro Lobo Herreño, que sin duda alguna es una de las razas más bellas pero de las menos conocidas.

Desde siempre se ha dedicado a actividades de pastoreo de cabras y oveja, siendo una raza muy hermosa y de gran utilidad a pesar de su poca popularidad. Tiene un carácter muy fuerte y unas ganas inmensas de correr y jugar, por lo que es el compañero ideal para familias a las que les gusta salir al aire libre para practicar deporte.

Hoy queremos presentarte algunas particularidades de esta raza, la cual está llena de grandes enigmas y características que la hacen aún más interesante. Sigue leyendo este artículo y conoce más sobre ella.

A pesar de tratarse de un híbrido entre lobo y un perro, este mamífero integra la familia Cánidos y es musculoso, atlético pero netamente doméstico y estilizado que llega a pesar 25 kilogramos en el caso del macho, mientras que la hembra puede tener un peso máximo de 18 kilogramos. Además cuentan con una altura máxima promedio de unos 55 centímetros, por lo que es considerada una raza mediana.

Cuentan con un aspecto robusto y fuerte, con una estructura rectangular que se asemeja considerablemente al lobo común. Sus orejas tienden a ser mucho más alargadas con un pelaje más recto y denso, predominando las especies de color gris en distintas tonalidades y los de pelaje blanco.

El Perro Lobo Herreño nace en las Islas Canarias de El Hierro, ubicadas en España; si bien actualmente ha emigrado a diversos países en todo el mundo, no resulta tan fácil conseguirlo en otro continente que no sea el europeo. Algunos ejemplares se pueden encontrar también en las islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma.

Como hemos mencionado, el pastoreo es una de las principales actividades que se asocian con esta raza. Es por esta razón que por lo general el Perro Lobo Herreño puede ser encontrado en casas de campo, como una mascota de compañía. Es necesario recordar que suelen convivir sin problemas con niños cuya relación es cercana a ellos, no obstante, debemos realizar una presentación con personas externas a la familia para brindar confianza y seguridad al perro.

Por ser un muy enérgico, es difícil mantenerlo en lugares pequeños y cerrados por lo que se recomienda ubicarlo en terrenos libres donde pueda mostrar sus agilidades y costumbres propias de la raza como lo son: olfatear, jugar, correr, etc.

Su energía lo hace tener una esperanza de vida que no sobrepasa los 12 años como gran parte de los perros de tamaño mediano, sin embargo, puede vivir unos años más si se le trata con amabilidad y tiene los cuidados necesarios. El Perro Lobo Español como también se le llama, es inteligente y suele ser amable y muy familiar si se adapta en un lugar en el que pueda compartir con humanos y con otros animales ya que en ocasiones puede ser territorial y de mal carácter.

Al igual que con cualquier otra raza, el Perro Lobo Herreño requiere de ciertos cuidados especiales que garanticen un óptimo desarrollo y estado de salud favorable. Si quieres que tu can pueda vivir más del promedio habitual es fundamental que lo mantengas en constantes visitas a su veterinario y que le brindes la alimentación más balanceada posible según sus rasgos y características físicas.

Su contextura lo vuelve un canino ideal para soportar temperaturas sumamente elevadas y bajas, aunque no sobreviven en frío extremos. Tienen la capacidad de soportar los constantes cambios climáticos repentinos que se hacen se hacen sentir en las Islas Canarias por ejemplo, de donde son originarios.

Son capaces de estar en temperaturas por encima de los 30 grados centígrados y por debajo de los 15 grados centígrados, lo que lo convierte en una raza de perro ideal para muchos tipos de climas a nivel mundial. Así se encuentren en el Caribe, en Suiza, o en algún otro lugar del planeta, esta raza es capaz de vivir una vida tranquila y sana, dando la mejor compañía y su mejor potencial.

Historia y Origen del Perro Lobo Herreño

Perro-Lobo-Herreno

La historia del origen de esta raza no es conocida con exactitud. Algunos historiadores datan sus inicios hacía apenas el siglo XV con su arribo a la Isla del Hierro, en España, lugar donde se establecieron ganando gran popularidad entre sus habitantes.

Su actividad principal no era solo el de una simple mascota de compañía. Por el contrario, este majestuoso can fungía como un pastor de animales, siendo sus funciones el cuidado, protección y guía del ganado.

En algún momento de la historia el Perro Lobo Herreño se vio gravemente afectado por la disminución de la actividad ganadera en la región. Esto trajo como consecuencia la desaparición de muchos ejemplares hasta considerarse casi en extinción.

El Lobito como también se conoce guarda una relación directa según las pocas pruebas existentes con los lobos, una raza designada por los aborígenes Cancha hace apenas unos siglos y con cierta similitud con el lobo árabe.

Son muchas las líneas de investigación que se han abierto para conocer con exactitud cuando llegaron los primeros ejemplares a la Isla del Hierro, motivado al interés de los habitantes en esta enigmática raza.

El reconocimiento parte delos diferentes clubes caninos en todo el mundo aún no es oficial, lo cual es consecuencia directa de la falta de información y pruebas concretas sobre su verdadero origen. La Real Sociedad Canina de España los define como un grupo étnico.

Asociación histórica

Gracias a la popularidad de la raza y a los esfuerzos de diversos pobladores amantes de este can se logró fundar la Asociación para la Recuperación del Perro Lobo Herreño o AMILOBO con el objetivo de finalmente recolectar todo lo necesario para su reconocimiento.

Para el año 1989 inicial formalmente el proceso de recuperación cuando apenas existían una docena de ejemplares. Las actividades realizadas por esta organización eran entre otras: el censo de perros y sus criadores, reunir información sobre su historia, linaje, etc., y el trabajo en conjunto con universidades para optimizar la distribución de tareas.

Uno de los grandes avances de esta organización es la recopilación de evidencia para constatar que el Perro Lobo Herreño es una auténtica raza prehispánica canaria lo que le debe otorgar un reconocimiento por parte de todos los clubes correspondientes.

Esta teoría actualmente cuenta con suficientes argumentos para su confirmación ya que se realizaron pruebas arqueológicas para a través del ADN darle un mayor sustento.

Los habitantes de la Isla del Hierro durante muchos años han colaborado con los trabajos científicos de investigación debido a la creciente popularidad de la raza. Expertos y conocedores indican que el Perro Lobo Herreño es reconocido en diferentes lugares de la isla. Una de las anécdotas más destacadas establece que por lo general suelen ser vistos en la parte trasera de los vehículos de ganaderos, una particularidad compartida por muchos.

Manolo Pérez Ramírez, reconocida personalidad de la organización AMILOBO es uno de los principales adeptos de la raza y quien inicia todo el proceso de recuperación. A partir de 1989 este criador y entrenador presta atención a la mínima cantidad de ejemplares y decide multiplicarlos.
Una de sus principales tareas fue realizar un cruce para mantener la descendencia y a partir de allí, efectuar un análisis de ADN para definir la morfología final y características físicas de la raza. Este largo proceso de multiplicación permitió la cría de 52 Perros Lobos Herreños.

Jose Pestano, un importante genetista de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria recibe por parte de la Asociación AMILOBO una serie de muestras para su análisis. El resultado final de este estudio arrojo como resultado que el ADN mitocondrial de los ejemplares pertenecía a una raza autentica y original y no a una mezcla como se creía.

Este fue un gran avance en la investigación y en todos los esfuerzos por lograr el reconocimiento de la raza. A partir de ese momento y en base a las pruebas ya confirmadas surgen nuevas teorías e hipótesis que debían ser confirmadas. Este descubrimiento fue sustentado por medio de documentación real sobre su origen y el testimonio de otras personas.

Con la experiencia de pobladores de la isla en años pasados y la información publicada por historiadores se llegó a la conclusión que desde hace algunos siglos atrás existió una raza de pastores que guardaron una relación muy directa con el Perro Lobo Herreño.

La historia de este animal sin duda carece pruebas físicas concretas para establecer sus inicios. A pesar de ello han podido ganarse el afecto de personas no solo en su lugar de origen sino también en las Islas de La Palma, Tenerife, entre otras.

Gracias a la definición de algunos estándares para el año 2009 se lograron sumar unos 40 ejemplares que hoy en día, son fundamentales en todos los estudios.

Características Principales

Perro-Lobo-Herreno

No, el perro lobo herreño no es un lobo salvaje, pero muchas personas terminan confundiéndolo con uno debido a su extraordinario parecido con estos, lo cual le hizo merecedor el nombre de perro lobo herreño. Es un aspecto sin dudas llamativo, sobre todo si vives en una ciudad o urbanización, las personas no están acostumbradas a ver a lobos por las calles de la localidad, por lo que sería un excelente perro exótico para pasear.

Estos perros no son para nada débiles, al igual que sus parientes los lobos, son perros robustos, fuertes en todo sentido, en el caso de los machos, pueden alcanzar unos 55 centímetros de altura y las hembras unos 52 centímetros. El peso de los machos puede llegar a los 22 kg y el de las hembras hasta los 18 kg. Es un perro de tamaño mediano.

La apariencia tan parecida con la del lobo no es lo único que hace comparar a estos dos animales, su pelaje, manera de desplazarse y un característico aullido de lobo hacen del lobo herreño un perro increíblemente parecido a los lobos salvajes en todo sentido, solo que en un tamaño miniatura si se compara con los lobos salvajes.

La cabeza del perro herreño tiene una forma triangular debido a su hocico y es bastante fuerte en apariencia y forma. Las mejillas no sobresalen, tienen una constitución perfectamente adaptada a la cara, sus ojos tienen forma ovalada y ancha, se prefieren de color marrón claro y siempre deben ser pequeños. La zona circundante a la nariz es negra.

Las orejas casi siempre las lleva muy erguidas, tienen forma triangular y no sobresalen por encima del tamaño de la cabeza. Algo bastante particular en esta raza cuando se habla de sus orejas es que suele moverlas hacía atrás cuando tiene algún tipo de alerta, temor o está ante él una circunstancia desconocida.

Su cuerpo forma una fuerte estructura en forma de rectángulo. Su cola se sitúa en una posición alta en la extremidad posterior, cuando se encuentra en reposo descansa de manera recta y cuando se encuentra en movimiento dibuja un medio circulo en el aire con la punta levantada.

Su pelaje es en punta y no es para nada largo, aun así, posee un pelaje interior bastante tupido. El pelaje puede presentarse en dos diferentes colores y tonalidades variantes de estos, los cuales son el gris crema y el gris plateado. En contadas ocasiones pueden ser vistos perros herreños blancos ya que son bastante raros.

El hocico presenta un largo pronunciado aunque nada que no vaya en armonía con la cabeza, los labios en él están apretados y bien ceñidos a las mejillas, los bordes de la comisura son negros y sus dientes son bastante afiliados y fuertes, con una poderosa mordida de tijera. Tiene 42 dientes de buen largo en los cuales se pueden ver los colmillos que poseen un tamaño levemente superior al de los demás.

Si de compararlo con el lobo se trata, el pelaje es la característica más importante en este perro, ya que está diseñado completamente para soportar temperaturas bajas gracias al subpelo y también puede crecer aceleradamente si entra una época considerablemente fría. El pelaje puede ser más claro en las extremidades.

En ocasiones se pueden encontrar lobos herreños con una máscara blanca y un “antifaz” negro alrededor de sus ojos.

Los perros lobos herreños son perros longevos si se les cuida bien, un ejemplar puede vivir entre 12 y 14 años en condiciones normales.

Comportamiento del Perro Lobo Herreño con otros perros

El lobo herreño es un perro que ha sido usado a lo largo de la historia como perro pastor, a pesar de su pequeño tamaño para el estándar de los perros que desarrollan este trabajo.

Perro-Lobo-Herreno

Su tamaño no le impide mostrar la valentía para defender al rebaño, pero tienen que ser varios los perros herreños que se dediquen a esta tarea para poder así minimizar los daños a los miembros de la manada. Un solo perro herreño poco podría hacer contra un animal salvaje como un lobo, así que los granjeros en tiempos antiguos usualmente manejaban pequeñas manadas de perros pastores, entre los cuales figuran los perros lobos herreños, para que pudieran hacerles frente de manera sencilla a estos depredadores de ovejas, cabras o vacas.

Esta crianza constante con demás perros y animales de granja hizo que el perro lobo herreño fuese un perro bastante sociable, en la actualidad es un perro muy amistoso con todos los integrantes de su familia y eso incluye a otras mascotas. Es un perro que puede convivir con una gran variedad de mascotas sin inconvenientes, siempre y cuando esas otras mascotas puedan respetarlo a él.

Es un perro con un instinto territorial marcado en el caso de los machos hacia otros machos. Es totalmente aconsejable adiestrarlos cuando aún son cachorros para que ese instinto territorial y dominante de macho a macho no se desarrolle y puedan convivir con otros machos no castrados en armonía.

Un carácter amistoso y sociable tanto con los miembros de su familia humana como con otros perros no se forja de la noche a la mañana ni “mágicamente” en perros de esta raza, se debe trabajar en ello y hacer que el perro se relacione con los demás animales que hay a su alrededor. Para esto puedes hacer que comparta tiempo y espacio con otras mascotas pacíficas, con ellas entenderá que no hay nada que temer si se le acercan y que se debe comportar de la misma manera que ellas, caso contrario sería si se juntan con perros agresivos que puedan maltratarlos, de lo cual aprenderán que es necesario defenderse de todo perro ya que pueden hacerles daño.

Lo mejor,  en el caso de que tu perro sea un perro lobo herreño adoptado o que no haya recibido socialización o algún tipo de educación que le permita saber que los demás perros no representan una amenaza es que les indiques a las personas que pasean con sus perros y se acercan a ver al tuyo que no se acerquen mucho, puesto que tu perro podría reaccionar de una manera agresiva si el perro al que pasea la otra persona es un macho.

Esto es una recomendación que se extiende también para las hembras del perro lobo, las cuales pueden atacar si las molestan mientras están en celo. No exageramos con esta recomendación ya que usualmente los ataques suceden muy rápido y es mejor prevenir que lamentar.

Si desafortunadamente no tuviste la oportunidad de adiestrar correctamente a tu perro lobo herreño te tocará advertirles a los demás dueños de perros que tu perro se trata de un perro que no se relaciona muy bien con los demás perros, esto evitará cualquier tipo de inconveniente en donde se vea envuelto la mascota del vecino o alguna persona paseando cerca del territorio del perro lobo herreño.

¿Cómo evitar los maltratos hacía los cachorros de parte de otros perros en la socialización del perro lobo herreño?
Es muy fácil determinar cuándo una interacción terminará mal entre dos perros. Primero, debes asegurarte que el cachorro tenga la suficiente edad como para interactuar con un perro adulto de un tamaño mucho mayor que el de él. Durante su etapa de cachorro puede relacionarse perfectamente con sus hermanos cachorros, pero cuando se trata de un perro más grande que él debemos detenernos a pensar si sería una buena idea que se relacione con él, todo depende de cómo se comporte dicho perro adulto con los demás perros y si es una raza que tiende a ser dominante.

Si no sabes cómo se comportará tu otra mascota con la incursión en el hogar de un cachorro lobo herreño debes presentárselo amigablemente a tu mascota y ver cómo se comporta, si no hay indicios de agresividad puedes colocarlo en el suelo y ver como interactúa con él tu mascota, si todo va bien vigila desde lejos la interacción de estos dos.

Si notas que tu mascota adulta reacciona de manera desfavorable a los juegos del cachorro entonces se trata de un perro que no es tolerante con los cachorros o podría ser dominante y agresivo con los demás perros, por lo cual no es conveniente que tu perro lobo herreño se socialice con él.

Dieta y alimentación del Perro Lobo Herreño

Perro-Lobo-Herreno

Es cierto que la genética juega un papel fundamentalmente importante a la hora de definir los estándares de un cachorro recién nacido hasta su transición a la etapa adulta. Todo perro nacido de dos padres de iguales características tiene un 100% de probabilidades de nacer con las características compartidas de ambos padres o con cierta predominancia de las características de uno de los dos padres.

Pero si bien es cierto esto, la alimentación también influye un papel fundamental en el desarrollo del cachorro. Los cachorros hijos de dos lobos herreños podrían ser en un futuro bastante musculosos, fuertes y atléticos, pero si se los sobrealimenta entonces no conseguiremos más que perros cansados, con sobrepeso y un estilo de vida bastante sedentario.

Ahora, si se los alimenta muy poco, en vez de perros atléticos, proactivos y enérgicos, obtendremos como resultado a unos perros sin mucha energía, con un apetito poco desarrollado y sin fuerzas como para jugar durante mucho tiempo, eso, sin nombrar a los problemas de salud que podrían aparecer en cualquiera de los dos escenarios.

La alimentación es un pilar fundamental para que los cachorros adquieran todas las características de sus padres mientras van creciendo. Solo alimentando correctamente a tus cachorros de perro lobo herreño conseguirás un perro lobo herreño adulto fuerte, sano, activo, atlético y bastante fuerte.

¿Cómo alimentar correctamente a un perro lobo herreño?

Para poder tener las bases genéticas de sus padres y con esto dejar a tus vecinos completamente atónitos al ver que has sido capaz de domesticar a un “lobo salvaje” desde cachorro el perro lobo herreño deberá alimentarse con comida de calidad. Su alimentación deberá comenzar con el amamantamiento de su madre, naturalmente, para luego, a sus dos meses, comenzar a comer croquetas para cachorros humedecidas para que puedan comenzar a desarrollar el apetito por alimentos sólidos y que sus dientes comiencen a desarrollarse de una manera acelerada.

Los cachorros comenzarán a comer alimentos sólidos y a ser especialmente activos gracias a toda la proteína que ellos pueden tener. Es importante brindarles agua fresca en todo momento y cambiársela una vez al día si han caído partículas en ella, de todas maneras no es conveniente esperar más de dos días para cambiar el agua por agua fresca. Debido a todo el ejercicio que practicarán en sus vidas es normal que la especie adulta pueda beber varios litros de agua al día, por lo cual esta se puede acabar, debes estar pendiente de reponer en plato de agua al igual que el de comida.

Al principio los cachorros de perro lobo tendrán que comer hasta cuatro veces al día, por lo que tendrán que tener toda tu atención para poderse alimentar de manera sólida y dejen a su madre en paz, recuerda que al comenzar a crecerles los dientes a los cachorros pueden hacerle daño a su madre al succionar la leche, por lo que es mejor que se olviden de mamar y comiencen a comer sólo alimentos sólidos.

Lo recomendable es darles croquetas humedecidas en la mañana, a media tarde, entrando la noche y luego ya más o menos tarde en la noche para que no les dé mucha hambre en el transcurso de la mañana. A medida que sus dientes van creciendo puedes ir dándoles algunas croquetas sin humedecer, sus fuertes dientes podrían destruirlas con mucha facilidad, momento en el cual te darías cuenta de que llegó la hora de dárselas sin remojarlas.

Recomendamos las croquetas durante su etapa de cachorro ya que estas pueden darle todas las proteínas, vitaminas y carbohidratos que necesitan durante esta etapa. Las croquetas de buena calidad le ofrecerán al cachorro todos estos nutrientes haciéndolos crecer sanos y fuertes.

Pero debes revisar bien el contenido de cada alimento para perros que compras, no todos los alimentos de alto precio son de buena calidad, al igual que no todos los alimentos de precios bajos son de mala calidad. Revisa siempre las etiquetas buscando que tenga un alto contenido de proteínas como la carne de cerdo, aves o reces junto a vegetales, también busca el contenido calórico y las grasas buenas que pueda tener.

Lo mejores alimentos para perro contienen una buena cantidad de proteínas, vegetales, vitaminas, minerales y no contienen harinas.

También puedes alimentar a tu perro lobo herreño con carnes como parte de una dieta casera que podría darle mayor energía que una dieta basada en croquetas, además, será mucho más sabroso para él probar el sabor del pollo, carne de res o carne de cordero en su estado natural.

Lo único que tienes que tener en cuenta si piensas darle una dieta casera es tener una higiene bastante controlada de su boca y comprar la carne en carnicerías con altos estándares de calidad, nunca compres carne barata y de dudoso procesamiento porque es para tu perro, trata su alimentación como si fuera uno más de la familia, con la excepción de no colocar en su dieta los diferentes ingredientes que podrían intoxicarlo, como la cebolla, nueces y aguacate, por nombrar solo unos pocos.

Cuidados necesarios

Perro-Lobo-Herreno

Aseo general.
 Este necesita limpieza cada cierto tiempo en las orejas ya que podría acumularse polvo y pequeñas partículas en ellas retirando la suciedad con un pañuelo húmedo, también es necesario hacer lo mismo con los ojos y sus alrededores.

Baño y Secado
Si eres un inexperto en el cuidado canido no tengas el pensamiento de que el intervalo de tiempo entre el baño del perro y un humano es el mismo ya que estarías incurriendo en un gran error. Los perros no necesitan baños seguidos, al contrario, esto le hace daño a su pelaje y piel ya que remueve los aceites esenciales que son necesarios para mantener su protección.

No hay que excederse de un baño al mes, a menos que sea estrictamente necesario. Siempre hay que tener a disposición un champú canino, preferiblemente que sea para su tipo de pelaje. El pH es muy importante es por eso que hay que elegir productos para su aseo que tenga el mismo pH o similar, este sería el pH 7.

Cuando termine la hora del baño hay que secarlo con una toalla limpia para eliminar el goteo excesivo. En el clima frio no hay que dejar salir al perro mientras este mojado o húmedo al exterior, esto para evitar resfriados o algunos otros inconvenientes. Para que su pelaje luzca brillante y saludable puedes secarlo con un secador a temperatura media.

Cepillado
El perro lobo herreño tiene mudas de pelo a lo largo del año, estas mudas se notan más durante el cambio de las estaciones otoño y primavera. Este requiere cepillados regulares para retirar el pelo muerto, evitar los nudos y que lo suelte por toda la casa.

Corte de uñas.
No es necesario ser un profesional para cortarle las uñas a nuestra mascota solo se deben seguir una serie de pasos para lograr hacerlo sin ningún inconveniente tales como la paciencia y sobre todo la higiene. El perro tiene en sus uñas una serie de venas, arterias y nervios por lo tanto hay que tener extremo cuidado en manipular el corte ya que si se corta más de lo debido le dolerá mucho y sangrará.

Hay que tener en cuenta  que las uñas se gastan con el uso diario, tales como caminatas y juegos, mientras más uso mejor para mantenerlas en un rango saludable, pero si aun así las uñas chocan con el suelo mientras camina hay que considerar un corte.

Existen varios tipos de aparatos caninos para el corte de uñas, trata de escoger uno que se amolde perfectamente a su uña, jamás hay que usar uno para humano, no sería lo adecuado para él.

Para empezar el proceso relaja al perro y dale un ambiente tranquilo así no habrá mayores problemas si es inquieto, sujétalo y ten a la mano los objetos necesarios para desinfectar en caso de que cortes más de lo necesario. Primero has una prueba sosteniendo su pata y tocando sus uñas con el instrumento para que se acostumbre a lo que viene. Cuando se proceda al corte sostén su pata firmemente haciendo un poco de presión sobre ella con el pulgar y corta con seguridad y firmeza la uña, asegúrate de darle golosinas o caricias y palabras de aliento entre cada corte para que se sienta seguro.

Enfermedades propias de esta raza
Esta raza tiene la cualidad de ser resistentes y bastante saludables, esto se debe a que tiene una alta probabilidad de no haber sido cruzada ni manejada para lograr un aspecto conforme a la complacencia de las personas.

A pesar de lo sana que es esta raza no está exenta de las enfermedades que presentan la gran mayoría de los perros, no hay un patrón específico, algunas enfermedades pueden presentarse con más frecuencia que las demás. Lo mejor es cuidar a nuestro perro haciéndole con regularidad chequeos de salud.

Siempre hay que estar alerta a cualquier síntoma anormal en nuestro lobo herreño ya que podrían ser indicios del comienzo una enfermedad. Si se detecta algún cambio de actitud brusco o anormal que no venga de alguna acción anterior hay que consultar al especialista veterinario. El veterinario sabrá detectar con precisión el problema del perro aun si no sabes de donde proviene o síntomas que conlleva la enfermedad.

Es mejor actuar con rapidez para detectar cualquier  anormalidad a tiempo, esto puede salvar su vida si es una enfermedad realmente grave.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Perro Lobo Herreño

El lobo herreño es un perro con una gran inteligencia y un gran entusiasmo al saber que puede colaborar con las metas del ser humano, comportamiento que se ha venido moldeando a través de su trabajo como perro granjero. Pero, ¿Cómo se explota ese potencial?

Si eres de los que disfruta compartiendo con su perro varios momentos al día entonces te será sencillo entrenar a un perro lobo herreño. Ellos lo único que quieren es complacerte y adaptarse correctamente a tu estilo de vida, por lo cual muchas personas han expresado que se sienten sumamente complacidas con los perros de esta raza ya que hacen exactamente lo que se les enseña.

La mejor manera de entrenar a un perro de esta raza es reforzando el entrenamiento con momentos de alegría para él. A este entrenamiento se le conoce como entrenamiento en positivo y tiene el poder de cambiar la manera en que tu perro ve las sesiones de entrenamiento, haciendo que estas se conviertan de aburridas y hasta traumáticas experiencias en donde el miedo es el que manda en experiencias siempre positivas en donde él siempre saldrá ganando (y tú también).

Pero para entrenar de manera positiva a tu perro primero debes saber que le gusta. Al perro lobo herreño le encantan los paseos, hacer ejercicio y pasar tiempo contigo. Si quieres que un entrenamiento surta efecto de manera positiva en su vida debes combinar sus aficiones con momentos de entrenamiento.

¿Cómo entrenar correctamente a un perro lobo herreño?

Entrenarlo es sencillo. Partiendo del hecho que le encantan los paseos y pasar momentos contigo es una excelente idea que le ofrezcas estas dos cosas antes (o después) de cada entrenamiento, de manera que asuma que el entrenamiento es la puerta a dicha diversión o la recompensa por haberse comportado bien durante el paseo, incluso es una excelente idea el entrenarlo mientras haces un paréntesis en el paseo ya que cuando lo llames para salir a pasear sabrá que será un buen momento, el cual relacionará con el adiestramiento, haciendo que este sea un momento agradable para él independientemente del lugar en el que se realice después de comenzar esta rutina.

No pretendas que sea un perro sedentario

¿Te preguntas porque tu perro lobo herreño es desobediente, destructivo y un poco agresivo en ocasiones? Puede ser tu culpa, y es que a los perros lobo debe dárseles la posibilidad de correr al menos unos 20 kilómetros al día, son perros sumamente activos que necesitan aire libre y largos caminos para poder correr en libertad, si no cumples con estas expectativas a la hora de tener a un perro de esta raza no habrá entrenamiento que valga, ya que estaría yendo contra sus genes y por esto mostraría dichos comportamientos destructivos aunque haya sido criado con buena socialización y entrenamiento de obediencia.

Trata de darle paseos diarios de al menos una hora si no tienes un terreno amplio para que pueda correr libremente y si tienes un terreno amplio trata de sacarlo a pasear incendiariamente. Notarás la diferencia en la primera semana ya que no tendrá energías para comportarse inadecuadamente ya que todas sus fuerzas las habrá usado durante el paseo o juegos.

Los lobos herreños son perros de compañía y de guardia, es decir, tendrás un perro realmente bueno detectando a intrusos de cualquier tipo gracias a su pasado como perro ovejero, pero también tendrás la posibilidad de que esa misma mascota sea un perrito faldero que esté siempre pendiente de ti.

Para entrenarlo y que sea un perro mascota ideal deberás hacerlo mediante el refuerzo positivo ya que debido a su inteligencia no tolerará ningún comportamiento agresivo de tu parte, siendo aún más arisco para ser entrenado y si hace caso, será solo por miedo, haciéndolo inestable emocionalmente y propenso a atacarte a ti, a un familiar o en mayor grado de probabilidad, a otro perro del mismo sexo.

Las primeras ordenes que puede y debe aprender un lobo herreño durante su etapa de cachorro es la de “ven aquí”, “espera”, “siéntate” y “sal”, con estas órdenes podrás hacer que entienda que necesita esperarte en un lugar en específico, acudir hacia donde lo estés llamando en caso de algún peligro, sentarse para hacer que preste atención a lo que está por suceder y salir de casa. Luego podrás enseñarle órdenes como “dar la pata”, “busca la correa” u otras más avanzadas.

También debes enseñarle que no debe hacer sus necesidades dentro de casa, sino que hay una parte dedicada para eso en el jardín, con el fin que después puedas acudir a la parte en donde tu perro las hace y puedas recogerlas todas en un mismo lugar.

Recuerda que mediante el adiestramiento en positivo tanto tu perro como tu serán los ganadores. Tú ganarás la obediencia de tu perro siempre y él se ganará sabrosas golosinas, paseos o elogios cuando las cumpla.

Comportamiento del Perro Lobo Herreño con los Humanos

El perro herreño lobo es un perro con un carácter bastante fiel a su dueño, amigable con la familia y bastante reservado con los desconocidos, sin embargo, no atacará ni amenazará a los invitados sin que estos representen una real amenaza para él o para su “manada”. En la antigüedad fue un perro pastor por lo que siempre actuará intentando mantener a todos a salvo y reine la armonía en el hogar. No le gustan los enfrentamientos, las peleas ni ver a muchas personas en un mismo sitio.

Es un buen perro para la familia, le agradan los niños, sin embargo, no le agradan los niños que no son parte de su familia ya que al igual que los adultos estos son personas extrañas para él.

El lobo herreño es un perro que debe ser socializado apenas se pueda ya que al igual que los lobos salvajes posee un instinto de dominancia que se encuentra en sus genes y conviene que no aflore.

Para evitar cualquier tipo de comportamiento agresivo que pueda desarrollar en contra de las personas desconocidas que se acercan a su territorio, que muy bien pueden ser desconocidas para él, pero tratarse de familiares cercanos, lejanos o amigos para su dueño, es conveniente iniciar un proceso de socialización desde muy temprano.

Para lograr una correcta socialización se debe colocar al cachorro con otros animales para que pueda interactuar con ellos, jugar, divertirse, pero sobre todo, ser disciplinado de manera amigable por estos.

De seguro has escuchado, mientras un cachorro juega con sus hermanos, que uno de estos se queja con un chillido sobre el comportamiento del otro, puede que un cachorro le haya mordido la oreja, lo haya mordido muy fuerte en el hocico y el segundo esté avisando que se trata de un comportamiento indeseado, avisando con esta advertencia y posteriormente retirándose de inmediato de la presencia del cachorro agresor.

Esa simple acción podría hacer que el cachorro que se encontraba jugando bruscamente con el otro reflexione sobre su comportamiento y no vuelva a practicarlo ya que se encontraba divirtiéndose y pasando un buen rato con su hermano, pero de un momento a otro esa diversión paró por su culpa.

No es un perro grande, es un perro mediano, por lo que no se parece totalmente a los lobos salvajes. Pero esto tiene sus ventajas ya que podría vivir bien en espacios cerrados.

En cuanto a su comportamiento a diario se puede ver que se trata de un perro muy inquieto cuando es cachorro y moderadamente inquieto y curioso cuando es adulto. Posee una excelente habilidad para detectar cuando algo no se encuentra bien y cuando lo hace sale inmediatamente a averiguar que está sucediendo. Se puede identificar inmediatamente a un perro lobo herreño preocupado ya que sus orejas se encontrarán inclinadas hacía atrás.

Es un perro con un rápido ritmo de aprendizaje ya que cuenta con la predisposición a ser entrenado. Debido a que fue un perro granjero se encuentra acostumbrado a recibir órdenes y cumplirlas para recibir su premio.

Hay muchos dueños que afirman que no se trata de un perro desconfiado con extraños, sino más bien prudente. No se acerca a una persona a menos que sepa que se encuentra siendo invitada por su dueño a cruzar el territorio del hogar. Hasta que ese momento ocurra y su dueño se apersone, entonces estará siendo prudente y alertará con ladridos si lo cree necesario.

Si quieres un perro faldero que al mismo tiempo cumpla una labor impecable como perro guardián entonces el lobo herreño es un perro totalmente apto para vivir a tu lado. Sus dueños afirman que es un perro que siempre estará a tu lado, todo lo contrario a un lobo en su comportamiento ya que estos ejemplares salvajes prefieren tener su espacio y los descendientes de estos como el Siberian Husky solo solicitarán cariño cuando lo necesiten. El lobo herreño siempre estará solicitando cariño y atención por parte de su amo, por lo que también como perro de compañía es excelente.

El cariño que siente por ti lo demostrará todo el tiempo, usualmente suelen saltar buscando que les presten atención, al igual que en los paseos para demostrar su emoción por salir a pasear acompañados por la persona que más quieren y en que más confían. Por supuesto, este afecto tiene que estar bien justificado, son perros a los cuales les gusta que sus dueños les hagan cariños y tengan tiempo a diario para que puedan interactuar con ellos.

Entorno ideal del Perro Lobo Herreño

El perro lobo herreño a través de las generaciones ha sido destinado al pastoreo de corderos y cabras, siendo un perro muy servicial y trabajador, ganando buena reputación y aceptación de los campesinos y pastores de la isla canaria ya que gracias a él pudieron realizar los trabajos del campo más sencillamente.

Los pastores de esta zona y demás partes intentaron obtener un buen nivel de trabajo con otros perros que se obtuvieron por medio de cruces, pero estos no reunían las cualidades ni preferencias de los pastores de la isla canaria, los ejemplares poseían una complexión demasiado pesada o grande y/o un temperamento demasiado impulsivo con el rebaño.

El perro lobo herreño fue criado por los pastores de la localidad, siendo de esta forma es complicado saber el origen con exactitud, esto pasa también con otros ejemplares antiguos que se críen en un ambiente rural.

Existe la teoría de que estos perros se dieron a conocer en el siglo XV junto a los colonizadores de las islas, otros dicen que en fechas anteriores ya existía una raza parecida a esta, a lo que los aborígenes le dieron por nombre “cancha”. Este es parecido al lobo árabe. Se estima que el perro lobo herreño habita la isla desde hace ya 200 años.

También se puede hallar en las islas Gran Canaria, Tenerife y La Palma. A pesar de todo esto la raza se ha encontrado en peligro de extinción a causa del descenso de la industria vacuna durante los tiempos actuales.

Es por ello que esta raza, acostumbrada a la vida en una granja con mucho espacio por recorrer todos los días no se adecúa muy bien a espacios cerrados, como puede ser un departamento u hogar sin jardín, debido a que necesitan estar ejercitándose constantemente y si su dueño no puede darles por un momento el ejercicio que necesitan mediante paseos, ellos mismos se ejercitarán corriendo de aquí a allá esperando el tan anhelado paseo diario por parte de esos.

Si tu como dueño de un lobo herreño te das cuenta que no puedes satisfacer la necesidad de paseos de esta raza y vives en una casa sin jardín u otro tipo de hogar cerrado, es conveniente que no lo adoptes y busques un perro que tenga igual fidelidad con su dueño, pero que no sea tan activo como el lobo herreño.

Es posible que un lobo herreño pueda vivir en entornos cerrados pero para esto tendrá que tener la total atención del dueño, es decir, necesitará que su dueño tenga libre la mayor parte del día para dedicarse a sacarlo a pasear durante al menos unas dos horas al día y luego seguirle prestando atención mediante juegos que pueda jugar en casa, lo cual es un poco afanoso, pero si eres un verdadero fan de esta raza y puedes hacerlo ¡adelante!

De todas maneras te recomendamos que pienses en una ampliación del hogar o mudarte para que tanto tu familia como el lobo herreño puedan vivir cómodamente.

Si ya posees un terreno perfecto para el perro lobo herreño ¡felicitaciones! El terreno es totalmente apto para poder criarlo, pero necesitas saber algunas cosas que complementaran esta ventaja haciéndote perfecto como su dueño.

Prestarle la suficiente atención

Debes prestarle la suficiente atención a tu lobo herreño, son perros que pueden llegar a ser falderos debido a la gran fidelidad que sienten por su amo, por ello, debes evitar ignorarlos en el día a día lo cual los pondría muy tristes.

Llevarlo a pasear diaria o interdiariamente

Aunque posea un gran terreno para “pasearse ellos mismos” a sus anchas, debes llevarlo a pasear para que conozca nuevos entornos y se mantenga entretenido. Si tienes un terreno realmente grande esto no será muy necesario ya que podrías llevarlo a pasear en la misma extensión de tu propiedad, pero siempre agradecerá conocer nuevos lugares, con nuevos olores y sobre todo nuevas mascotas a las que pueda conocer y tener la oportunidad de socializarse con ellas.

Comprar o fabricarle una casa para perros

Necesita un refugio en donde poder permanecer cuando llueve o hace mucho sol, por ello recomendamos que adquieras o fabriques una casa para perros con un buen espacio en su interior, que sea cómodo permanecer en ella para tu perro lobo tanto durante periodos de lluvia como en días soleados. Debe tener un buen espacio en su interior, sobre todo si en altura se refiere para que no sea muy caluroso dentro. Puede ser fabricada de madera, usualmente son muy asequibles en tiendas de accesorios para mascotas.

¡Con estos consejos tu perro herreño vivirá una vida plena y no destrozará ninguno de tus preciados bienes debido al estrés!