Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Perro Esquimal Americano

perro-esquimal-americano
Perro Esquimal Americano
5 (100%) 16 votes

Perro Esquimal Americano: Tu nueva mascota

Este pequeño amigo destaca por su belleza, siendo dado a conocer al público en general por trabajar en un famoso circo de Estados Unidos, el “Ringling Brothers and Barnum & Bailey” donde además de compartir escena con los payasos también logró caminar por la cuerda, causando sensación en la fanaticada, pero gracias a que pierde ese empleo con el cierre del circo es que se ha podido quedar en las familias demostrando que a su vez tiene una personalidad encantadora, es muy obediente y se adapta fácilmente a la vida hogareña.

Aunque prácticamente ese ha sido su desempeño como trabajador, el Perro Esquimal Americano da mejores resultados como mascota, demostrando a su vez que tiene buenas aptitudes como guardián pues es sumamente protector de los suyos, es amable, juguetón y muy inteligente, además de poseer una capacidad admirable para acatar órdenes y aprender fácilmente, siendo ubicado entre las razas de más fácil entrenamiento.

Aunque su nombre lo ubica en América en realidad proviene de Alemania y no tiene nada de Esquimal, no se sabe con exactitud la época en la que fue desarrollado por primera vez pero si se tienen registros que muestran su llegada a Estados Unidos hace aproximadamente tres siglos, quedando en el continente y siendo hoy en día mayormente de producción Americana.

Por su puesto su nombre tuvo que ser modificado ya que antes se le conocía como el Spitz Alemán, pero a causa de los problemas y cambios culturales que trajo la Primera Guerra Mundial se decidió cambiarle el nombre a Perro Esquimal Americano evitando así que sufriera discriminaciones en una época tan difícil.

Una característica que llama la atención en estos perros es su manto, el cual es totalmente blanco, sin manchas, siendo apenas aceptado una variación en castaño claro, además de ello la textura de su pelaje lo hace ver esponjoso, hace querer abrazarlo y es lo que lo ha ayudado a ser reconocido como raza.

perro-esquimal-americano

Los ejemplares del Perro Esquimal Americano son hermosos sin lugar a dudas, vienen en diferentes tamaños aunque no son grandes, son resistentes, enérgicos, suspicaces y tienen un excelente olfato, se ven atléticos aunque pueden llegar a desarrollar enfermedades en sus pequeñas articulaciones, tienen mucha fuerza y tienden a ser bastante ladradores.

Su variedad en su tamaño es relativamente corta, por lo que por lo general se les conoce como un perro pequeño, aunque en realidad los hay Toy, Pequeños y Medianos, midiendo entre 20cm a la cruz hasta 50cm a la cruz y alcanzando un peso que varía en función a su talla desde 3Kg hasta 20kg aproximadamente.

Generalmente son mascotas bastante sanas, sufriendo de pocas enfermedades mayormente hereditarias y otras por abusos en su juventud, ya que por ser tan enérgicos y juguetones pretenden hacer cualquier tipo de actividad o ejercicio, los que a la larga puede causarles problemas en los huesos y en la cadera, debido en parte a su contextura física.

Asimismo, debido a su disposición al juego, su nivel de energía y su naturaleza protectora se pueden considerar como totalmente aptos para acompañar a los niños en sus tardes de parque, teniendo la seguridad de que los seguirá en todas las actividades que se les ocurra hacer y además los vigilará de posibles amenazas eficientemente.

En este sentido se puede acotar que deben ser entrenados especialmente si usted posee constantes visitas de extraños, pues los consideran como una amenaza y aunque no son agresivos ni se les ha visto mordiendo a humanos, si ladran constantemente, llegando a causar molestias tanto a usted como a sus vecinos.

El Perro Esquimal Americano es muy seguro de sí mismo, amante de su familia humana y el más agradable cachorro, el que puede dar tantas satisfacciones que parece poco todo lo que se pueda hacer por él, procurando ayudarlo a tener una excelente calidad de vida, la que dependerá de nuestras acciones y de la manera como decidamos que se desarrollará, a la cual se adaptará fácilmente, pero es importante tener en mente la responsabilidad que se adquiere cuando se adopta a un cachorro de esta o de cualquier raza de manera que le garanticemos el respeto por sus derechos y el disfrute de una vida digna.

Historia y Origen del Perro Esquimal Americano

Su historia es basada en lo que ha podido encontrar en los últimos tres siglos, donde se evidencia que en realidad esta raza no es americana sino de origen Alemán.

perro-esquimal-americano

Este Spitz fue producido en Alemania originalmente, el que llega a América en las exportaciones de perros que se hacían para distribuir las razas en el continente hace siglos, pero luego del 1913, a causa de la Primera Guerra Mundial  tuvo que ser renombrado de Spitz alemán blanco a Perro Esquimal Americano para evitar que sufriera discriminaciones por su procedencia.

Hoy en día es un Perro elaborado en América, con ascendencia Alemana, muy querido como mascota en los hogares, siendo dado a conocer mayormente por su participación en el circo “Ringling Brothers and Barnum & Bailey”, el que fue muy popular y se presentó en Estados Unidos entre los años 1871 hasta el 2017, en el que se exhibían rarezas en animales, se mostraban nuevos inventos y se hacían actos de entretenimiento, entre los que este perro era muy apreciado por ser muy atractivo y poder caminar por la cuerda apretada, aunque era una actividad que se ha descubierto ser contraproducente en su salud.

Características Principales

Los animales que entran en la raza de Perro Esquimal Americano cautivan por además de ser muy bellos y exóticos también por su personalidad siempre atenta, siempre están en estado de alerta y poseen gran cantidad de energía aunque son bastante controlables.

perro-esquimal-americano

En este sentido es valioso destacar que estos perros son muy obedientes especialmente al momento de someterse a una rutina de entrenamiento, llegando a ser relativamente fácil educarlos.

Les gusta ser parte de la familia, más que una mascota les gusta ser tratados como iguales y ser considerados para la mayoría de las acciones que se tomen especialmente en el exterior, disfrutando de las salidas a caminar, trotar y jugar con sus humanos favoritos, pero no es conveniente que se sometan a ejercicios muy rudos o piruetas.

Tienen un carácter muy dulce y juguetón siendo muy apreciados por los niños los que intentan permanecer a su lado todo el tiempo que puedan, son ladradores y jadeantes, queriendo jugar la mayor parte del tiempo, tienen una naturaleza protectora con los suyos lo que los hace ser un poco perspicaces y amenazantes con los extraños, aspecto que ha podido educarse en las sesiones de entrenamiento.

Apariencia general

Los Perro Esquimal Americano tienen una constitución cuadrada y compacta, son atléticos y resistentes, con un manto característico y cabeza triangular bastante proporcionales.

Los machos son ligeramente más grandes y robustos que las hembras, siendo ellas un poco más refinadas en cuanto a su constitución física, estos animales se encuentran en tres tipos de estatura, ubicadas de la siguiente forma:

  • Toy o juguete: Cuentan con 20 cm a 31cm de altura a la cruz, y pesan aproximadamente de 3kg a 6 kilos (6 a 13 libras).
  • Pequeño: Miden 31cm a 41cm de estatura desde el piso a la cruz, y pesan 6kg hasta 12 kilos (13 a 26 libras) aproximadamente.
  • Mediano: Su altura se ubica en los 41cm a 51cm, pesando cerca de 12kg a 20 kilogramos (26 a 44 libras).

El peso varía según su altura y estilo de vida, normalmente son muy activos lo que los ayuda a controlarlo, pero debe ser monitoreado para proteger sus articulaciones.

Su cabeza es pequeña, con el cráneo un poco alto, su hocico es puntiagudo con un stop bien definido, está recubierta de pelo corto y en las mejillas se hace más largo uniéndose con el del cuello.

Su boca es proporcional a su cabeza con labios negros y trufa negra, lo que combinado con sus ojos hace un excelente contraste con su pelaje blanco.

Su mandíbula es fuerte, tienen mordida de tijera, lo que hace que los dientes de arriba cuadren en los espacios de separación de los dientes de abajo.

Sus ojos son ovalados y tienden a ser un poco abultados, lo que lo disimulan al mantener los parpados semi cerrados, para no exponerse en exceso a la luz, son de color marrón muy oscuro o negros.

Sus orejas son bastante pequeñas y erguidas, se ubican en la parte alta de la cabeza, su separación es un poco más alejada que la de sus ojos aunque es proporcional a ellos, son puntiagudas y la base donde se insertan posee pelo largo que hace que se vean como escondidas en el manto.

Su cola es larga y la mantiene curvada hacia arriba recostándola muchas veces sobre su lomo, se encuentra inserta al finalizar la columna en la parte baja de la espalda, se ve gruesa debido a la cantidad de pelo largo que posee, el cual es tan fino que parecen plumas, por lo que su cola es muy suave y casi llega a perderse al tacto.

Sus extremidades son rectas y pequeñas, con huesos cortos pero bien formados, su sistema óseo no es tan fuerte como el de otras razas llegando a debilitarse pero en su juventud son bastante resistentes, los muslos están bien recubiertos de musculo, sus patas en general están cubiertas de pelo.

En cuanto a su pelo se debe recordar que esta es una de las características que hace que se clasifiquen en la gama de los spitz, pues posee dos capas de pelo, una interna pequeña y corta que le ayuda a cubrir su piel la cual es bastante delicada y otra externa que es la que lo diferencia de los demás, siendo suave y esponjosa, su longitud varía dependiendo del lugar del cuerpo donde se ubica, viéndose más larga alrededor del cuello y pecho.

Los colores del Perro Esquimal Americano no son muy variados, siendo el más buscado y reconocido el que tiene exclusivamente un tono blanco nieve homogéneo en todo el manto, aunque algunos organismos aceptan el color castaño muy claro.

Comportamiento con otros perros

perro-esquimal-americano

Son muy pocas las razas de perros que no han tenido la posibilidad de compartir con otros animales y son en su mayoría porque los humanos los han criado así, obteniendo por su puesto resultados poco amigables, pero en realidad los canes tienen una predisposición natural a compartir su espacio y su tiempo con otros de su especie o de su raza, ya que han tenido que aprender a colaborar en sus trabajos a lo largo del tiempo.

En realidad los perros son animales de rutinas y costumbres, si no se le enseña no lo aceptará fácilmente, por lo que la manera ideal para que su Perro Esquimal Americano se lleve bien con otros es socializarlo desde temprano, mientras más pronto comience a codearse con aquellos que serán sus compañeros más fácil será la convivencia.

Esta es la primera fase de entrenamiento que reciben pues su madre los pone en situación de socialización al amamantarlos y cuidarlos a todos juntos, haciendo que se lleven bien entre ellos el tiempo que viven y se alimentan de ella, lo que hace muy importante que se respete el tiempo de la lactancia no solamente para aprovechar sus beneficios en la formación de su cuerpo y fortalecimiento de su salud sino también en el aprendizaje de vivir en compañía de otros.

Sin embargo, todos los animales tienen entre sus múltiples habilidades, el instinto de preservarse lo que hará que quiera defenderse cuando se sienta acorralado o intimidado, siendo en muchos casos una reacción provocada y a veces soportada por la conducta de los hombres.

Por ejemplo, un animal encerrado en una jaula o ubicado en una posición en la que no tenga posibilidad de escapar tenderá a responder amenazadoramente ante su visita, tratando de infundir respeto.

Pero con la correcta socialización y un poco de entrenamiento en el respeto de las propiedades, espacio e integridad de los otros animales el Perro Esquimal Americano podrá tener una vida tranquila en compañía de otros, recordando que su temperamento no es del todo dominante ni agresivo.

El apareamiento del Perro Esquimal Americano

Lastimosamente se pueden encontrar aún tantas razas de perros sobreviviendo en las calles, en algunos países más que en otros, que los hombres nos hemos acostumbrado a observarlos realizar sus necesidades, comer y responder a su naturaleza en cualquier parte, por lo que la forma como se da el apareamiento entre canes no es un misterio, respondiendo de forma natural al celo de la hembra.

perro-esquimal-americano

Sin embargo, hay una serie de recomendaciones a seguir, en especial si se desea conservar el linaje de su Perra Esquimal Americano o si desea que su macho tenga hijos puros, incluso muchas personas deciden experimentar mediante la hibridación de especies.

Una de dichas recomendaciones va abocada a la salud de la mascota hembra, la que no debería ser montada en su primer período y muchas veces tampoco en el segundo, ya que los perros nacen con sus órganos, músculos y sistema óseo formados pero sin madurez, los que se van ajustando y estableciendo con el paso de los primeros meses, por lo que no es conveniente que la perra lleve un proceso de gestación hasta su tercer celo.

Cuando ya su mascota sea apta y decida buscarle pareja, intente evaluar no solamente las condiciones físicas del macho sino también su salud, tratando de investigar sobre sus padres, si aún viven, que tipo de vida llevan o si padecen de enfermedades hereditarias, obviamente no podrá descartarlos a todos porque es difícil encontrar familias cien por ciento sanas, pero si podrá evaluar cuál sería el mejor semental o a que deberá estar atento una vez que nazcan los cachorros.

Una vez que tenga al futuro padre y su hembra esté en su tercer celo intente llevarla a ella al lugar donde vive el macho, dejando a la naturaleza hacer su efecto, pero una vez que esté fecundada deberá extremar la protección hacia ella para evitar que caiga en infidelidades que pongan el riesgo de contaminar la camada.

Durante el embarazo deberá llevar a su mascota al veterinario con la frecuencia que él le indique de forma que tenga monitoreado el proceso, usualmente se dan si ninguna contrariedad pero debe cuidar que su perra no aumente demasiado de peso ya que sus piernas o cadera pueden terminar afectadas.

Normalmente estas camadas son de cinco cachorros aproximadamente, por lo que es importante planificar el destino de cada uno de los nuevos canes, si va a desear renovar la raza en su hogar o si los dará en adopción a todos, procurando que queden en familias dedicadas a su cuidado y protección.

La llegada de estos cachorros es una etapa de esperanza, son hermosos y muy tiernos, pero al menos por los dos primeros meses deberá contemplar la necesidad de tenerlos en el hogar mientras su madre los alimenta hasta que tengan la fortaleza para comer por su cuenta y se vayan a su nuevo destino.

Dieta y alimentación

perro-esquimal-americano

Antes de comenzar a aplicar una dieta específica a su Perro Esquimal Americano, deberá, con la ayuda de un veterinario o especialista, evaluar las condiciones de su salud y sus requerimientos calóricos, los cuales pueden variar dependiendo de varios factores, entre ellos el clima, la edad del cachorro, su tamaño, su peso y su estilo de vida, por lo que cualquier recomendación sugerida se aplican a nivel general y debe ser consultada antes de establecerla como definitiva.

En este sentido, las pautas aquí indicadas no deben ser tomadas como una dieta estricta para su mascota sino como una sugerencia, las que se aplican generalmente a todas las mascotas que cumplen con el tamaño y estilo de vida que posee el Perro Esquimal Americano.

Asimismo, una de las características comunes entre muchas razas es la de la necesidad de vivir bajo una rutina diaria, los perros asumen esto como un entorno controlado sintiéndose seguros, por lo que es muy probable que sea mucho más feliz recibiendo siempre la misma comida, a la misma hora y en el mismo lugar, no es cierto que se aburren del sabor, siendo a veces necesario establecer estrategias de transición cuando necesitan, por cualquier motivo, variar de alimento.

Otro aspecto que deben decidir todos los dueños de mascotas caninas (con pocas excepciones) es el de qué tipo de alimentación recibirá el can, ya que puede optar por comprar un pienso adaptado a su tamaño y edad o elaborar en casa su comida diaria con los componentes que su dieta establezca.

Al respecto se pudiera sugerir como la más apropiada la de tipo industrializada, ya que además de ser más rápida siendo necesario solamente escogerla correctamente en las mejores marcas que se encuentren el mercado, también ofrece mejor posibilidad de absorción debido a que cada grano está formulado con todos los ingredientes que se indican en el paquete, asegurando que su can ingiera exactamente lo que necesita en cada dosis.

Por su parte, la comida casera, requiere más tiempo de preparación, debe hacerse a diario y en muchas ocasiones el perro decide no comer todo lo que se encuentra en el plato, perdiendo con esto valor nutricional.

En cualquiera que sea el caso, su Perro Esquimal Americano deberá en primer lugar aprovechar su período de lactancia, está comprobado que la leche de la madre posee en su composición además de mucha agua, elementos que ayudan en el fortalecimiento del sistema inmunológico de su cachorro, la cual además de alimentarlo le provee de vitaminas y salud suficiente haciéndolo más resistente a padecer de ciertos virus o enfermedades.

Esta etapa durará al menos por sus dos primeros meses o hasta que su dentadura empiece a endurecer, momento en el cual deberá comenzar a darle papillas hasta que cambie por completo a su pienso de preferencia el que recibirá durante toda la adultez.

Es debido a la duración a lo largo de su vida de este nuevo tipo de alimentación que recibirá su mascota que debe ser muy cuidadoso de seleccionarla correctamente, además de complementarla con una buena rutina de ejercitación diaria y de normas básicas de comportamiento ante la comida o golosinas.

En la búsqueda del pienso apropiado, puede verificar que en el empaque se indique la fecha de ejecución y caducidad, los permisos apropiados y la composición que posee el producto, siendo necesario que este elaborado con un alto porcentaje de proteínas animales, las que deben proceder preferiblemente de la carne y otro valor de algunos vegetales.

Normalmente deben contener poco porcentaje de carbohidratos, lípidos o glúcidos, pero deben estar presentes, así como de vitaminas y minerales, con la menor cantidad posible de cereales.

En cuanto al suministro adicional de vitaminas o suplementos se debe aclarar que debe ser consultado con su veterinario, pues en la mayoría de los casos no es necesario ya que los alimentos que consume su can debería contenerlos, especialmente vitamina B12 y de tipo A y D, que le ayudan en la belleza y brillo de su pelaje.

En todos los años que su Perro Esquimal Americano sea alimentado como adulto debe vigilar que su entrenamiento se cumpla al pie de la letra, no solo por el sino también por el de todos los miembros de la familia, los que deberán evitar darle de las sobras o proporcionarle algunos snacks debajo de la mesa mientras los adultos comen, por su parte el uso de golosinas debe ser restringido aplicándolo en ocasiones especiales.

Esto se debe a que su mascota puede llegar a sufrir de obesidad aun y cuando su nivel de energía es bastante alto, pues también solicitará más alimento y al estar dentro de la casa tendrá más factibilidad de acceso a ella, siendo importante monitorear su peso ya que puede a afectar su movilidad y sus huesos o articulaciones.

Cuidados generales

perro-esquimal-americano

Aseo y belleza del Perro Esquimal Americano

El Perro Esquimal Americano es una raza bastante fuerte y de fácil educación lo que lo convierte en la mascota ideal pero tiene necesidades específicas de manutención debido a su tipo de pelo y a su piel, siendo ésta quizás la única exigencia natural que tenga, la cual es lógica y previsible pues se puede notar en los ejemplares que están bien cuidados por sus amos, siendo su especial manto blanco su mayor atractivo.

Es por ello que tendrá especial cuidado con el aseo de su can, el que no debe recibir baños muy frecuentes ya que su piel tiende a resecarse por lo cual deberá vigilar su entorno y la manera de mantenerlo limpio.

Asimismo el Perro Esquimal Americano ha demostrado que necesita un cepillado frecuente, si es posible interdiario, pues aunque los ejemplares de esta raza son de poca expulsión durante la muda su pelo es delicado y es debido a su textura y longitud que tiende a enredarse causando nudos molestos.

En este sentido se puede recomendar que antes de iniciar el cepillado se le haga una revisión manual, vigilando que todo el manto se encuentre suelto, en caso de no ser así, puede proceder a desenredarlo con sus dedos, muy suavemente, sosteniendo también la piel del can para evitar romperla, esta revisión puede incluir el retirar elementos pegados a su pelaje o incluso ir más allá del aseo tratando de verificar que su mascota no se haya contagiado de parásitos o garrapatas.

Una vez se cerciore de las condiciones de su perro puede también revisar rápidamente sus orejas, que aunque a lo interno deben tener un cuidado más esporádico mediante la limpieza del conducto con un trozo de tela suave humedecida en aceite, puede a través de la vigilancia frecuente evitar que se acumulen elementos que lleguen a causarle enfermedades auditivas o infecciones.

En cuanto al cepillado en sí, es recomendable hacerlo con un cepillo de cerdas suaves sin punta y repasar con un peine de cerdas separadas, debido al tamaño y docilidad del Perro Esquimal Americano la manera de hacerlo dependerá de la comodidad del dueño, tratando de ir desde el cuello hasta la cola sin lastimarlo.

Debido a que los perros de esta raza requieren que su cepillado sea casi diario es importante que se haga de manera que lo disfruten y no sea para ellos un proceso estresante, por lo que aproveche el momento para que sea placentero, calmado, háblele dulcemente, muéstrese sonriente, recuerde que puede ser propicio para fomentar la unión entre su dueño y el can.

Por su parte, la etapa del baño debe tratarse de una manera diferente, ya que estos perros pierden su capa aceitosa protectora de la piel con el agua y jabón, quedando expuestos a agentes externos o a sufrir resequedad o caspa, por lo que bañarlos debe hacerse cuando sea necesario llegando a esperar hasta 7 semanas si es posible, por su puesto esto dependerá del contacto con el exterior que tenga su can o del olor que despida en ese lapso de tiempo.

Para ello use solo productos especialmente elaborados para perros, sin ningún perfume adicional, nunca use productos de humanos en ellos ya que puede afectar seriamente su olfato causándole malestares que durarán por días.

Este proceso debe hacerse con agua tibia, en una tina preferiblemente para su comodidad y seguridad del can, tratando que sea rápido y seguro, de manera de eliminar el mal olor y el sucio sin alargar el tiempo de remojo, procediendo al secado el que debe hacerse con una toalla y luego con un secador asegurándose que no quede húmedo.

Debido a que el Perro Esquimal Americano es una mascota de interiores y su contacto con el exterior es en su mayoría parte de su ejercitación diaria, no posee mucha posibilidad de mantener sus uñar cortas naturalmente, por lo que hay que recurrir a cortarlas esporádicamente.

Salud del Perro Esquimal Americano

perro-esquimal-americano

Los ejemplares de esta especie son sanos, aunque han manifestado padecer de enfermedades hereditarias como la displasia de cadera, algunas otras de tipo visual y han padecido de debilidad o afecciones en su sistema óseo.

Su tiempo máximo de vida puede llegar hasta los 15 años humanos, pero ello dependerá de su estilo de vida, pudiendo contribuir con su bienestar y salud con la aplicación de las vacunas pautadas en su proceso de inmunización, las que serán planificadas por su especialista, el que indicará el tiempo, cuáles y la dosificación que debe aplicarse a su cachorro, siendo algunas las que protegen del moquillo, rabia, piroplasmosis, hepatitis, leptospirosis entre otras.

El aseo, belleza y salud de su mascota dependerá en un alto porcentaje del nivel de cuidado y dedicación que tenga con él, evitando caer en excesos, para lo que se recomienda hacer visitas periódicas al veterinario el que vigilará el estado de su cachorro y a su vez podrá asesorarlo adecuadamente en cada paso.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Perro Esquimal Americano

El Perro Esquimal Americano ha demostrado una excelente habilidad en el entrenamiento, porque aunque es muy inteligente, denota su docilidad y disciplina, por lo que se convierte en una raza de fácil entrenamiento pudiendo ser educada desde casa o por especialistas en el tema.

perro-esquimal-americano

Generalmente los cachorros de esta raza son adoptados para ser compañeros en la vida familiar, pues aunque por un tiempo fueron usados como atractivos en los circos debido a su belleza, su estructura ósea no le permite hacer muchas maromas sin afectar su calidad de vida, siendo importante considerar que su rutina de entrenamiento no debe incluir piruetas.

Así pues, se puede tener una idea del estilo de educación más apropiado para esta raza, familiar, de casa, con cierta demanda de ejercitación diaria, pero sin saltos o acciones que pudieran causarle daños a su organismo, de la misma manera se puede apreciar que debido a su docilidad no necesita un trato riguroso ni mucho menos agresivo, que en realidad ya no deben aplicarse para ninguna especie en específico pues atenta en contra de sus derechos como animales.

En esta selección de la rutina de entrenamiento debe escoger también los términos o palabras adecuadas y que serán usadas de forma indefinida en la vida de su mascota, procurando no incluir sinónimos, use un término para cada acción, sencillo y de fácil entendimiento, recuerde que el idioma no es tan importante ya que su perro no puede entenderlo, sólo asociará una instrucción a la manera como se le dice una palabra en especial.

De la misma manera es recomendable seleccionar el espacio para practicar las rutinas de entrenamiento, las que no deben hacerse en lugares al azar o con una alta presencia de personas o animales cerca, ya que corre el riesgo de distraer a su cachorro, el que en primer lugar necesitará hacer un reconocimiento de cada zona que escoja, para ello una vez que tenga el sitio apropiado, intente sacarlo a pasear un rato antes de comenzar con el entrenamiento, de modo que haya perdido un poco tanta energía acumulada y esté más calmado.

Planifique sus rutinas de entrenamiento a la misma hora del día, evaluando también las condiciones del clima, recuerde que sólo debe tratar de enseñarle una lección por día y si no llega a comprenderla déjela para el día siguiente, no la intercale o la salte hasta que sepa que la ha comprendido, si observa que está estresado o que no desea continuar, deténgase, descanse y vuelva a comenzar, trate que su perro practique estas instrucciones por media hora diaria, si se excede un poco dele un descanso en el medio de al menos diez minutos, mientras su can se encuentre fatigado no aprenderá nada y usted podría correr el riesgo de perder la paciencia y con ello su entonación o expresión corporal.

Cuando su mascota se muestre desobediente, que en el caso del Perro Esquimal Americano es muy poco frecuente por lo que debe investigar qué es lo que lo está afectando, cuando esto suceda, no le grite, no lo amenace y no lo agreda, con un “no!” seco y firme será suficiente, si continua ejecutando la acción prohibida repita “no!” Y retírelo de lo que se encuentra haciendo, deberá repetir constantemente con el mismo tono y sin permitirle ni una infracción.

Por su parte, los ejemplares de este linaje son muy observadores y recuerdan que hace felices a sus dueños y que no, así que puede usar esta habilidad a su favor, cuando su mascota ejecute correctamente una orden, muéstrese naturalmente feliz, sin exageraciones ni contenciones, de manera natural felicítelo, sonríale, el asociará el cumplimento de esta norma con la alegría de su dueño, además se sentirá agradado con cualquier recompensa que reciba tanto golosinas, que deben ser correctamente suministradas, tanto como caricias o buenas palabras.

Comportamiento con los Humanos

perro-esquimal-americano

Casi todas las razas caninas poseen la habilidad de socializar con humanos, de hecho con el paso de los años se ha observado que cada vez se relacionan mejor con los hombres, a los que en algún tiempo los vieron como sus patrones ahora son su familia, desarrollando sentimientos de protección y lazos estrechos de afinidad, necesitando muchos de ellos la presencia de nosotros para poder estar tranquilos y seguros.

Sin embargo, hay un aspecto que se ha descubierto recientemente y que ha hecho que nuestro comportamiento cambie con los canes y es el saber que en realidad ellos no tienen la capacidad para descifrar nuestro lenguaje, en ningún idioma existente, por lo que nuestra manera de comunicarnos ha necesitado ciertos ajustes.

Entre estos descubrimientos se pueden mencionar una serie de estudios que se les han hecho a los ejemplares de una gran variedad de razas en los que se ha evaluado su capacidad para comprender y cumplir una orden en sus procesos de entrenamiento, llegando los más inteligentes a comprender solo unas doscientas palabras y percibiendo que muchos de ellos relacionan la manera como se les dice más que lo que signifique cada término.

Esto hizo que se evaluara en la psicología canina como es que han hecho para convivir con nosotros de tal manera que se ganaran el título del mejor amigo del hombre, y es que en su capacidad de observación y en su deseo de entendernos, los perros han descifrado nuestro lenguaje corporal, adquiriendo esta habilidad de manera innata.

En este sentido el Perro Esquimal Americano ha demostrado ser muy empático con los hombres, leyendo en nuestra expresión que sentimiento tenemos en ese momento y tratando con su comportamiento de agradarnos o de acompañarnos en nuestras tristezas, también han desarrollado la capacidad de recordar que expresiones de ellos o que acciones de ellos nos gustan para sacarlas a relucir especialmente cuando son regañados, por lo que casi siempre tienden a sacarnos una sonrisa y a salirse de las suyas cuando están en aprietos.

Por su parte las mascotas de esta raza crean un excelente apego con su familia humana, al punto de no tolerar mucho tiempo de soledad, necesitando sentirse rodeado de los suyos, siendo este un punto a considerar al momento de adoptarlo ya que si su estilo de vida presenta la posibilidad de ausentarse por largos períodos de tiempo quizás es mejor que escoja una raza menos dependiente.

Asimismo, la necesidad de compañía humana del Perro Esquimal Americano lo hace sufrir de ciertas etapas de estrés cuando se siente abandonado, cayendo en lo conocido como angustia por separación, tomando actitudes desobedientes y llegando a destrozar el mobiliario del hogar, para evitar esto es recomendable dejarlo a cuidado de algún conocido aceptado por el o en algún instituto dedicado al cuidado de mascotas.

En cuanto a su comportamiento con los más pequeños de la casa, se puede decir que es excelente, los animales de esta raza se llevan muy bien con los niños que han sido educados para tratarlos correctamente, pues  aunque son tolerantes y muy juguetones también pueden llegar a responder en señal de defensa cuando se sienten agredidos o maltratados.

Sin embargo no se da el mismo caso con los extraños, a los que en primera instancia los vera como un posible agresor a los suyos, tendiendo a ladrar continuamente para avisar la llegada de un potencial peligro y para demostrarle a este que él se encuentra allí dispuesto al ataque, lo que en realidad no llega a causar problemas pues esta raza no es agresiva aunque sí muy ruidosa.

Al respecto es importante plantear en su rutina de aprendizaje técnicas que le ayuden a identificar mejor la presencia de posibles amenazas o intrusos no esperados y reconocer la llegada de visitas deseadas o continuas en el hogar, así como procurar que atienda el llamado a callar cuando sus amos lo consideren.

Otro aspecto a tener en cuenta es la necesidad de ejercitación del can, los que a pesar de poseer una estructura ósea que le limita la posibilidad de hacer piruetas o juegos muy demandantes, si necesita un paseo diario y practicar algunos juegos con su familia humana, para lo que es importante planificar los horarios de manera de darle su tiempo de atención.

Por el nivel de energía que demuestran los ejemplares de este linaje se puede ver que no son del tipo de perro que descansará junto a su amo en un sofá por un largo período de tiempo, ni mucho menos de los que aceptan realizar actividades que lo aburren y que no entienden como el ver televisión o escuchar una lectura, distrayéndose con suma facilidad, lo que demostrará tratando de buscar alguna otra actividad que hacer e invitándolo a que lo acompañe.

Entorno ideal

perro-esquimal-americano

Cuando se empieza una vida con una mascota también se deben definir ciertos cambios en el hogar, como se llamará, que comerá, que tipo de educación va a tener, quien será su mayor autoridad y sobre todo donde ubicarlo, que espacios serán prohibidos o si tendrá acceso libre a toda la instalación, todo ello dependerá básicamente del estilo de vida y costumbres de sus dueños.

Sin embargo estas decisiones deben también tener la consideración de los derechos de su mascota, el que debe poseer una vida feliz, con el correcto sustento y la debida manutención sin padecimientos ni agresiones de ningún tipo, incluyendo las que se originan por una negligencia en cuanto a su espacio para desarrollarse.

En este caso, el adoptar a un Perro Esquimal Americano le traerá tantas satisfacciones que no querrá que padezca ninguna incomodidad, pero en realidad las exigencias de esta raza en este aspecto no son muchas, necesitando quizás acceso diario a un espacio para jugar como un patio o jardín cerrados y sus propios lugares para descansar y para comer, el acceso al resto del hogar dependerá de sus costumbres y permisos.

Generalmente en el caso de estos animales, el tamaño o ubicación de la vivienda no importan, ya que estas mascotas son pequeñas y adaptables, pero si es importante, en caso de que vivan en un lugar de pocos metros cuadrados, sacarlos diariamente a algún parque o jardín seguros y controlados de manera que pueda liberar un poco su energía, jugar y distraerse, de lo contrario podrá llegar a tener comportamientos incómodos dentro del hogar.

Por su parte, a pesar de que el Perro Esquimal Americano es suficientemente valiente y protector de los suyos, pudiendo llegar a servir como guardián, su formación física y su pelaje no son apropiados para que viva en exteriores, lo que puede afectarle en su salud o en su calidad de vida, estos son animales fuertes, protectores de su familia humana, pero cuya belleza además de ser de especial manutención también es atrayente para los que quieran hurtarlo.

En cuanto a su vida en los interiores el Perro Esquimal Americano debe ser entrenado para respetar su uso, como por ejemplo debe aprender a controlar sus esfínteres de manera de conocer cual es el momento de hacer sus necesidades, para ello él puede aprender desde cachorro con el adiestramiento correcto a usar un árbol o cualquier elemento del exterior y a pedir que lo saquen respetando la limpieza del hogar.

En realidad su adaptación a todas estas rutinas y al uso de los lugares designados dependerá de su entrenamiento para ello, procurando por supuesto que se sienta cómodo y seguro en cada lugar asignado.

En este sentido deberá también considerar la necesidad de proveerle un lugar para dormir, generalmente no es conveniente que ellos escojan cualquier área de la casa puesto que tenderá a preferir alguna que en algunos casos no será la más apropiada.

Para evitar esto trate de ubicarlo inmediatamente al llegar, en algún espacio de buena visibilidad pero que no interrumpa al paso diario, equipándolo con un suave colchón, el que le ayudará a prevenir la displasia de cadera o dolores articulares, una manta sin perfume y los juguetes de su preferencia.

Muchas familias optan por permitirle dormir en la cama con sus dueños o por el contrario lo hacen dormir directamente en el suelo sin ningún tipo de acolchado, por supuesto que cada hogar tiene sus propias costumbres y en muchos casos les funcionan, pero lo ideal es evitar estas prácticas, puesto que asignarle su propio lugar le favorece en su autoestima, controla su salud en especial por su predisposición a padecer problemas óseos y además le puede proveer a usted de estrategias para ayudarlo cuando se sienta alterado.

Asimismo, el uso de dicho espacio propio le provee a su Perro Esquimal Americano de libertad para usar cualquiera de sus juguetes a su conveniencia, dormir sin molestar a nadie y calmarse con los olores propios que se van afianzando en su manta o colchón, de hecho, en el caso de necesitar una mudanza el no lavar sus artículos puede ayudarlo a calmarlo en caso de que se estrese por el cambio.

Por su parte, ubicarle un lugar para comer también es propicio para fomentar una correcta convivencia, evitando que se encuentre cerca de la mesa donde usualmente ingiere los alimentos su familia, sorteando con esto la tentación de ofrecerle de otra comida que no sea la seleccionada para él, además de no modificar sus horarios.

Dicho espacio puede estar equipado con un tapete impermeable, el que debe ser aseado constantemente, un tazón para servirle sus alimentos y una taza grande y baja para llenarla frecuentemente de agua limpia y potable, la que debe ser recargada al menos tres veces al día.