Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Perro de Agua Portugués

perro-de-agua-portugues
Perro de Agua Portugués
5 (100%) 5 votes

Perro de Agua Portugués: Tu nueva mascota

Es probable que reconozcas a este fiel amigo luego de su visita a la Casa Blanca en Washington, así es, este encantador perrito fue uno de los huéspedes de la casa presidencial de Estados Unidos, en realidad dos de esta especie, Bo y Sunny, siendo la mascota oficial del ex presidente Barack Obama, a quienes se les observó en varias oportunidades jugando con su amo.

Pertenece al grupo de canes denominados como Perro de Agua, llamado así por sus excelentes habilidades en el nado y buceo, son además característicos por la gran cantidad de pelaje que poseen, teniendo rasgos parecidos entre ellos, de hecho, a la mayoría se le pudiera catalogar como primos, son en general, extrovertidos, juguetones, inteligentes y con gran cantidad de energía.

De este precioso perrito se desconoce la fecha de su aparición, aunque se tienen dos teorías que apuntan al siglo V con la llegada de los visigodos a Portugal, o en el siglo VIII cuando fue el momento de los moros del Norte de África, lo cierto es que desde que se ha podido obtener un registro histórico sobre la raza se ha determinado como originario de Portugal, siendo usado principalmente como ayudante en la pesca, lanzando las redes, llevando mensajes de barco en barco y asegurando la presa del día.

Así es, ya que este inteligente animalito tiene el sentido de la vista tan desarrollado que cuando a su amo pescador se le escapaba la presa el Perro de Agua Portugués saltaba al mar en su caza, obteniéndola exitosamente, por lo que aunado a la posibilidad de divisar embarcaciones aún y cuando la niebla no lo permitiera se convirtió en el colaborador principal de las actividades marinas.

Sin embargo, aún y cuando es conocido hoy en día por su participación en el alto mando de un importante país como EEUU, no siempre fue así, de hecho, al llegar los avances tecnológicos en el ámbito marino, éste, ya no fue tan necesario como colaborador en las barcazas, por lo que fue quedando relegado de tal manera que estuvo al borde de la extinción, siendo rescatada la raza por algunos que se aficionaron a ella.

Por su parte, tal como sucede con la mayoría de las especies que surgieron de manera natural, esta tipología de canes difiere un poco de sus familiares antecesores debido a los cruces que se dieron de manera espontánea a lo largo de los años, siendo los perros de Agua Portugués existentes en los siglos V y VIII diferentes a los que se conocen hoy en día, cuyas características se detallaran a continuación en este artículo.
El Perro de Agua Portugués, es un can de tamaño mediano, con un pelaje que puede presentarse rizado y corto o largo y ondulado, con disímiles colores como negro, blanco o marrón y algunos bicolores pudiendo ser marrón y blanco o negro y blanco, son fuertes, compactos, fornidos, llegando a alcanzar una altura a la cruz de 43 cm a 57 cm, consiguiendo un peso que oscila entre los 16 kilos y los 27 kilos (35,27 a 59,52 libras), estimándose una duración de vida de 12 a 14 años.

Una de las características propias de la mayoría de los perros de agua es su pelaje, y nuestro amigo no es la excepción, éste posee una melena tupida que lo hace parecer un peluche, sin embargo, debido a prácticas antiguas para fortalecer sus habilidades en la natación y proteger su salud, es muy común verlos con un corte tipo león, el cual básicamente se trata de mantenerlo largo desde las costillas hasta el rostro y muy corto en la parte posterior.

Tiene una excelente capacidad para adaptarse a cualquier entorno, tanto en climas extremadamente fríos, como en climas calientes, así como también se le ve feliz en una casa con amplio jardín o en un apartamento, necesitando la realización de actividades diarias que le permitan explotar su reserva de energía, lo que lo ha catalogado como uno de los más aptos para actividades como el agility.

Para aquellos que estén considerando adoptar un Perro de Agua Portugués, debe tener en cuenta que son muy inteligentes y muy capaces de tomar decisiones propias, por lo que tienen que sentir una voz de mando para evitar confusiones sobre quien es el líder, pero, se debe tener mucho cuidado con evitar los gritos, puesto que, por tener una sensibilidad muy desarrollada, no tolera tonos elevados de la voz o grandes cantidades de ruido, el amo, debe tener también en consideración la necesidad de educarlo desde temprana edad, ya que tiende a mordisquear todo lo que le atraiga.

perro-de-agua-portugues

Fiel, inteligente, juguetón, mordelón, gran nadador, es hoy en día un excelente colaborador como salvavidas en las playas o piscinas, ideal con los niños y encantador compañero, posee un temperamento muy dócil y fácil de entrenar, sin duda una excelente decisión al momento de incluir un miembro perruno en el hogar.

Historia y Origen del Perro de Agua Portugués

La naturaleza del Perro de agua portugués es en realidad inexplorada, no pudiendo tener un resultado fidedigno, en parte a ciertos vacíos que hay en la historia registrada que han venido cortando el hilo cronológico en muchas muestras, generando diversas opiniones.

Lo importante en este sentido es saber que todos los perros tienen una misma base ascendente, y es que son producto de una derivación de lo que antes se conoció como canis lupus llegando luego de muchos años a ser canis familiaris, es decir los ancestros de todos los canes que comparten con nosotros nuestros días, cada raza con un destino diferente.

Características Principales

Generalmente, debido a su habilidades para el nado y a su configuración genética, el Perro de Agua portugués muestra una apariencia compacta con líneas rectas y de tipo bracoide, es armónico, simétrico, fuerte y musculoso, que por sus proporciones y su particular pelaje tiende a verse muy agradable.

Por su parte, ayuda en su aceptación el hecho de poseer un temperamento tan dócil y sociable, es extrovertido, valiente, con una gran cantidad de energía, dispuesto a realizar cualquier actividad, posee una amplia inteligencia y sus sentidos del olfato y vista bien desarrollados, siendo éste último bien particular ya que la mayoría de los perros manifiestan problemas visuales.

Sin embargo, su fisionomía ha sido descrita y estandarizada tanto para aceptarla como raza como para establecer criterios de manera de cuidar las facciones del perro de agua portugués, garantizando la pura preservación de su linaje, entre las que se pueden distinguir algunas características propias que se describen de la siguiente manera:

Su cabeza:
-Con el cráneo un poco más largo que su hocico y parietales voluminosos, puede verse un surco que va desde la frente.
-La depresión naso frontal, o también conocida como stop es marcada.
-La trufa es ancha, con orificios abiertos, de color negro o de color blanco, dependiendo del tinte de su pelaje.
-El Hocico se hace un poco más estrecho hacia la nariz y un poco más grueso hacia la base.
-Los labios son gruesos vistos desde el frente.
-El paladar, lengua y encías por lo general se observan de color negro.
-Sus mandíbulas son resistentes, con colmillos fuertes.
-Sus ojos son redondos, separados proporcionalmente y de tamaño mediano, tienden a ser de color negro o marrón oscuro, enmarcados en un delineado negro que poseen los párpados.
-Las orejas son pequeñas, ubicadas un poco más arriba que la línea que proyectan sus ojos, poseen una forma parecida a un corazón, bien cercanas a la cabeza, las que, generalmente poseen una longitud que no llega al cuello.

Su Cuello:
-Se muestra recto, un poco corto, redondo, fuerte, musculoso, sin papada, bien diseñado por lo que genera una transición agradable desde la cabeza hasta el cuerpo.

Su Cuerpo:
-La Cruz, el lugar donde termina el cuello y comienza la espalda, siendo el punto donde se toma su altura, es ancha sin llegar a ser exagerada.
-Su espalda es corta, amplia también, así como la cruz, corta pero proporcional a su estatura, y musculosa, desarrollada de manera que se puede apreciar la tendencia a la natación de este ejemplar.
-Su pecho es profundo y ancho, con gran capacidad respiratoria debido a que sus costillas son largas y abultadas.
En general muestra un porte bastante elegante.

Su Cola:
-Ayuda al perro de aguas portugués a nadar y a lanzarse al agua, por lo que no se recomienda cortarla ya que le aporta balance.
-Naturalmente nace con cola, su espesor va disminuyendo desde la base hasta la punta, redonda.
_Con ella el perro muestra cuando está alerta, generalmente colocándola en forma de círculo.

Sus Extremidades:
-Miembros anteriores rectos y fuertes.
-Sus hombros son bien inclinados y musculosos.
-Sus brazos son medianos en cuanto a su longitud, pero han mostrado ser bastante fuertes, ubicados proporcionalmente.
-Sus antebrazos son musculosos y largos.
-Los pies delanteros son planos y redondos.
-Generalmente las uñas son de color negro, aunque se han visto con tonos blanco, marrones y rayadas, que van en función a las tonalidades de su pelaje.
-Miembros posteriores musculosos y rectos.
-Sus Glúteos son un poco gordos y alargados.
-Sus muslos medianos y musculosos.
-Poseen piernas largas con una fuerte composición muscular.
-Los pies traseros son exactamente iguales a los delanteros.

Su Movimiento:
-Ágil.
-De buen aplomo.
-De pasos cortos.
-Trote suave y constante.
-La carrera es poderosa y de buen galope.

Su Pelo:
-Es fuerte.
-Abundante.
-Con mucha presencia en todo el cuerpo, cubriéndolo por completo.
-Sólo posee una capa, la que se muestra a simple vista.
-Se le puede encontrar con dos tipos de pelaje: Los que lo poseen largo y ondulado, suave y brillante, en las orejas se muestra también largo y Los de pelo corto y rizado, abundante, plano y opaco, casi siempre forman una maraña en la

Su Color:
-Se presentan en varias tonalidades y entre ellos se han visto con un solo tono o con dos (unicolor y bicolor).
-Los tonos más comunes son blanco, negro y marrones.
-Los bicolores pueden verse en combinaciones entre negro y blanco, o castaño y blanco, son muy pocos los encontrados entre negro y castaño.
-Los unicolores totalmente de tono blanco sólo se catalogan como albinos cuando su trufa, parpados y boca no sean negras.
-A excepción de los castaños, la piel tiende a tener un toque suavemente azulado.

Toda su expresión serena y muchas veces penetrante unido a su contextura deportiva, cubierta por un exótico pelaje hace que el perro de aguas portugués sea una mascota muy apreciada.

Comportamiento del Perro de Aguas Portugués con los Humanos

En el perro de agua portugués encontrarás a un gran amigo el cual es muy fiel, dócil, servicial, obediente y muy alegre. Con esta mascota de seguro tus días serán mucho más divertidos y entretenidos. La convivencia con esta raza de perros es sumamente agradable y sencilla, ya que estos perritos son en extremo cariñosos con sus dueños y disfrutan al máximo de la compañía de su familia, día a día estos cachorros buscan sentirse parte de su hogar como miembros más de la familia.

Los perros de agua portugués en su mayoría presentan un temperamento algo extrovertido e impetuoso, son grandes atleta. Como mascota para las personas este perrito es sensible y tierno, ideal para convivir tanto con los abuelos como con los niños pequeños.

Se muestran muy inteligentes y curiosos, dispuestos a servir y a aprender. Su carácter es equilibrado, y se la llevan más fácil con los humanos que son calmados, ya que estos perritos detestan los gritos. Sin embargo, no se le debe dar demasiada libertad al perro de agua portugués, ya que les gusta ser dominantes, ellos siempre quieren ser los “líderes”, lo cual podría hacer que el perro sintiera que tiene más autoridad que el propio dueño. Se requiere entonces un humano firme, constante y seguro de sí para educar a este perrito para la convivencia dentro del hogar.

Por su amor por el agua y sus habilidades visuales y físicas, el perro de agua portugués se ha caracterizado desde sus orígenes por trabajar al lado de los pescadores y marineros, a quienes acompaña ayudándoles a recuperar objetos caídos al agua, e inclusive también para la caza de aves acuáticas. Es muy común encontrarse a un perro de agua portugués cercano a las costas, ya que es una excelente compañía para los marineros y los salvavidas.

Del mismo modo, por sus habilidades de guardián para custodiar a las personas, y proteger a su familia, el perro de agua portugués también labora como “perro salvavidas” ya que es un excelente nadador,  e igualmente como perro guardián, por su compañía y fidelidad para con los humanos.

Este perrito es también un gran ayudante de pescador. Puede suceder que por un lado se encuentra su dueño pescando mientras que por otro se puede observar al perro de agua portugués como sigue a la presa con su agudísima vista, manteniéndose muy atento por si esta llegara a escapar, el perrito, con solo zambullirse en las aguas, fácilmente es capaz de atrapar a la presa, ya que es también un gran cazador.

Gracias a la excelente y envidiable visión que tiene el perro de agua portugués en el pasado se lograron evitar un sin número de colisiones y accidentes, debido a que la visión de este perrito era capaz de divisar los barcos aun cuando la niebla hacía increíblemente difícil  poder divisarlos en el mar. Lo que este perrito hacía era alertar con fuertes ladridos al capitán del barco.

Con la llegada de la tecnología y la invención de los radares marinos, estas labores del perro de agua portugués han quedado un poco desplazadas por los increíbles avances tecnológicos. Aunque hoy en día sigue siendo la compañía de muchos marineros, y se le puede ver a este cachorro habitando en los muelles y costas en muchas regiones.

En la actualidad el perro de agua portugués cumple principalmente labores de guardián, ya que es fiel y celoso con sus dueños, siempre buscar cuidar de ellos y protegerlos, así mismo es una grandiosa mascota para cualquier clase de  familia, ya que es una gran compañía para todos, una mascota fiel, inteligente amigable, este perrito amistoso es ¡todo un nadador y pescador innato!

Comportamiento del Perro de Aguas Portugués con otros perros

El perro de agua portugués ha mostrado ser muy inteligente y extrovertido, llegando a tomar decisiones propias, pudiendo involucrarse rápidamente con otras razas, pero, necesita de la orientación y entrenamiento para que pueda mostrar una correcta socialización.

En este sentido, la base histórica de la evolución canina es una fuente principal para reconocer muchos de sus comportamientos actuales y también para poder deducir cuales son las acciones que pueden desagradarles o agradarles, al respecto, es necesario recordar que los perros crecieron y se formaron principalmente en jaurías, por lo general de la misma especie, pero luego fueron educados para trabajar en equipo con otras razas en busca de un objetivo.

Esto da pie para entender que naturalmente el perro tiene la tendencia a mostrar un buen comportamiento con otros perros, aunque algunos no lo muestran con otros animales como los gatos, para lo cual, si necesitan un entrenamiento mas acertado, en todo caso, siempre será necesario educarlo, ya que sus modales vienen más por formación que de manera innata.

Para entender cómo será el comportamiento de su perro de aguas portugués debe también mirar un poco en su evolución histórica y en sus habilidades y carácter, mostrando ser muy inteligente y extrovertido, pero ni dominante ni tímido, por lo que se puede inferir que no tendrá problemas de agresividad ni de sumisión, a menos que haya sido educado de esa manera.

Cuando éste tiene una visita o un nuevo compañero que le muestre no ser un elemento peligroso para él ni para ningún miembro de su familia, el perro de agua portugués por lo general es muy dado a invitar al juego, ya que disfruta de él y debido a su gran cantidad de energía puede parecer no llegar a agotarse.

Podrá reconocerse fácilmente ya que puede ser muy insistente en su cometido, salir a jugar, cuando desee invitar a otro perro puede ladrar y brincar, arquear la espalda, morderlo y correr, hacer piruetas, entre otras acciones, le recomendamos que le permita hacerlo siempre que se conozca el terreno de juego o que no implique un factor de riesgo tanto para él como para su o sus compañeros.

Como le sucede a muchos perros de este tipo de carácter y tamaño, el perro de agua portugués pocas veces se mostrará agresivo a menos que entienda que se siente amenazado, tanto el como su familia humana, pero por ahora no se ha visto más que una buena cantidad de ladridos hasta que muestra su presencia y territorialidad.

Por su parte, hasta la fecha no se le ha visto nunca con un comportamiento tímido ante la presencia de otro miembro canino, incluso cuando sus compañeros lo superen en peso o tamaño.

Cuando el Perro de Aguas Portugués llega al momento del apareamiento

La naturaleza llama en el momento indicado, por lo que debe tener mucho cuidado con su perra sobre todo si desea cuidar su descendencia, con la que también se debe tener una especial consideración y antes de buscarla, asegurarse de tener un lugar para cada cachorro de la camada, de manera que no terminen en n centro de adopción, o peor aún, en la calle.

En este sentido, la hembra mostrará su primer período aproximadamente en sus diez meses, sin embargo, según la opinión de varios expertos, es mejor esperar hasta su segundo o incluso su tercer período de manera que sus órganos y su estructura ósea esté lista para soportar un proceso de gestación.

Cuando se presente el momento y tenga vista la pareja con la que se hará el cruce, puede tomar en cuenta ciertos aspectos para facilitar el proceso, como llevarla al lugar donde se encuentre el macho, el seguramente la aceptará en seguida y podrá mantener la confianza de sentirse en su territorio, sin embargo, es importante saber que una vez se encuentren en el mismo lugar, es necesario dejarlos solos, no presionarlos y esperar a que ocurra naturalmente, es probable que si la hembra se siente presionada no permita ser montada.

Antes que esta etapa llegue, primero pasan por una conocida como el cortejo, donde se examinan sus olores, y toman acciones de manera de reconocerse mutuamente, una vez se hayan aceptado el procederá a intentar montarla, pudiendo tardar en varios intentos.

Una vez se de la monta, es sumamente importante no separarlos hasta que lo hagan naturalmente, ya que podrían herirlos seriamente a ambos, a ella podrían ocasionarle un desgarre y él podría quedar impotente el resto de su vida, ya que una vez se da el abotonamiento, el pene del macho forma una bolsa en el extremo donde se libera lentamente el semen, además de poseer un hueso que podría romperse.

Luego de que se la copulación y su perra de Aguas Portugués se muestre en gestación, asegúrese de darle los cuidados necesarios y una correcta alimentación.

Dieta y alimentación

Al adoptar una mascota surgen muchas inquietudes sobre cómo alimentarlo, cuáles son sus horarios para comer, cuáles son las porciones que debo usar, cuales son los que no le debo dar, en fin, surge una gama de dudas que en realidad recomendamos sean aclaradas por el médico veterinario de su confianza, cualquier documento que encuentre en la red es netamente orientativo, ya que los perros, al igual que los humanos, poseen condiciones diferentes entre ellos, como su nivel de ejercitación, o predisposiciones genéticas a ciertas enfermedades.

En este sentido, no hay nada mejor que una dieta establecida por un especialista que haya evaluado el estado de salud de su cachorro y defina cuál sería el estilo de alimentación más apropiado, lo que será una guía tanto para su perro de aguas como para usted, ya que nosotros tendemos a cometer ciertos errores especialmente con aquellos que conviven dentro de nuestro hogar, proporcionándoles una alimentación desbalanceada causándoles obesidad.

Al respecto se puede ver cómo existen en el mercado una gran cantidad de productos de alimentación industrializada fabricada para varios tipos de razas, de tamaños y de edades que facilitan la selección de las mismas, siendo esta la más recomendada ya que posee todos los nutrientes necesarios para su salud distribuidos de manera homogénea con lo que tendrá la seguridad de que su cachorro obtendrá una alimentación completa, las cuales se presentan también en bolsas de alimentos secos que se sirven directamente al plato o en enlatados y conservas.

Aunque si no le agrada este tipo de comida y prefiere realizarla en casa debe entonces seguir las recomendaciones de los especialistas y verificar que su perro de agua consuma todo lo que se le ha suministrado para evitar carencias en su dieta.

La alimentación por edades

Tal como sucede con los humanos, que debemos ajustar nuestra dieta en función a nuestras necesidades calóricas debido al crecimiento y maduración de nuestros órganos, de la misma manera se presenta en los perros, los que pasan por diversas etapas en función a su crecimiento, que calculado en el tiempo ajustado para ellos es mucho más rápido si lo comparamos.

En este sentido, cuando su cachorro es un bebe, lo mejor es que reciba leche materna, más o menos hasta que cumpla los dos meses, en un principio no es necesario complementarlo con otros suplementos ya que recibirá todo lo necesario a través de la lactancia, sólo debe verificar que tenga una buena succión y que no se quede por fuera al momento que la camada se alimente, este momento es importante ya que el perro de agua no se madura dentro del útero de la madre, ellos nacen formados pero su estructura ósea y muchos órganos terminan su formación en los primeros meses.

Cuando ocurra lo que se conoce como el destete, que se recomienda se haga paulatinamente, se debe darle al cachorro alimentos que contengan proteína, sales minerales, aceite vegetal, cereales y lo más importante agua, para ayudarlo a adaptarse a su nuevo estilo de alimentación, aunque las marcas industrializadas ya posen todos estos nutrientes.

Estos primeros meses son de cambios muy notorios en el perro de aguas portugués, llegando a desarrollarse rápidamente en su primer año, mostrando en muchas ocasiones un gran apetito, el cual debe ser controlado debido al tamaño que llegan a alcanzar de manera de no provocarles obesidad.

En este sentido, es conveniente educarlo con horarios de comida, el agua si es, a demanda, con porciones medidas de acuerdo a su talla, evite el exceso de golosinas, aunque no las suprima del todo, éstas sirven para el proceso de entrenamiento ya que tienen un sabor mucho más agradable que los motiva, estas también se encuentran entre los productos industrializados, recuerde las golosinas de perros son productos diseñados para ellos, no son las mismas que la de los seres humanos, de hecho, éstas pueden afectar considerablemente su salud.

El nivel de energía del perro de agua portugués puede ser compensada con buenas dosis de comida, galletas, agua, y una diversidad de complementos alimenticios de manera que mantenga esta energía, pero debe evitar que su apetito le provoque problemas digestivos.

Una vez va alcanzando la madurez, su perro de agua puede llegar a necesitar una dieta un poco más estricta debido a ciertos padecimientos propios de la vejez que serán evaluados por su médico veterinario, por lo que recomendamos hacerle visitas periódicas de manera que evalúe su estado de salud y reflejos motores y neurológicos de manera de proporcionarle una mejor calidad de vida, recuerde que la alimentación es uno de los factores que intervienen mayormente en la recuperación o control de cualquier enfermedad.

En cualquier caso, es necesario siempre recordar que la disciplina y educación en los hábitos alimenticios es de suma importancia para la salud tanto física como mental de su perro de aguas portugués, que tendrá una vida longeva y sana siempre que sea alimentado según lo recomendado, evitando excesos.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro de agua Portugués

Primeramente se comienza enseñando al perro de agua portugués que más que una mascota es nuestro amigo y somos nosotros la persona en la que él puede confiar, no hace falta tener un carácter estricto, rudo o imponente, esto podría ser contraproducente y asustar al cachorro más que enseñarlo. Al momento de entrenarlo se le debe tratar con firmeza pero a la vez con cariño, que el perro de agua portugués sepa que se trata de su humano, su dueño que será su maestro para aprender cosas. Cada vez que el perro haga alguna tarea correctamente, se le debe elogiar diciéndole palabras gratificantes, esto va a hacer que desarrolle confianza en sí mismo y se sienta a gusto con el entrenamiento.

Gritar o golpear al perro de agua portugués cuando es cachorro es un grave error, esto podría desencadenar ciertos miedos y conductas inapropiadas en la adultez del perro, tales como temor ante la voz de su amo, o incluso agresividad. Para corregirlo, hablarle con firmeza en un tono de voz adecuado es lo recomendable.

El perro de agua portugués necesita sociabilizar con otros perros, ya sean de su raza o de otras razas diferentes, para ello es recomendable sacarlo a pasear al parque donde pueda convivir con otras mascotas, este contacto con otros perros debe ser a temprana edad, para que al llegar a la adultez no presente problemas de convivencia.

Algunas sesiones de entrenamiento se implementan para que el perro de agua desarrolle poco a poco sus habilidades y brille su inteligencia. Por ejemplo, en la etapa media de su crecimiento se le puede enseñar a buscar objetos, primero se le deja olfatear aquello que queremos que encuentre, luego se esconde dentro de una habitación o en el jardín, donde sea que estemos entrenando sin que el perro vea y luego se deja entrar al perro, este debe ladrar o traerlo hasta nuestra mano cuando lo encuentre. Otro juego es esconder objetos dentro de tanques o cubetas; se llena un recipiente más o menos de buen tamaño con agua y se deja caer hasta el fondo algún objeto, luego se le pide al perro de agua que lo busque, con este ejercicio el can podrá desplegar sus habilidades de nadador al tiempo que se divertirá nadando.

Los perros de agua portugués también soy canes ágiles y trabajadores. Se puede formar en un espacio abierto algún circuito de entrenamiento, con cajas, mesas, sillas, y demás obstáculos, que el perro de agua deba superar para poder llegar a una meta o alcanzar algún objeto. Esto va a afinar sus destrezas y habilidades, así como su sentido a la hora de buscar objetos.

Estos perros prefieren que cualquier actividad que vaya a desarrollar se lleve a cabo junto a su amo, esto afianza el vínculo entre ambos, así que lo más apropiado es crear para ellos una rutina de entrenamientos basados en actividades variadas, en las que ambos puedan participar para que la interacción entre los dos mejore y afiance la relación entre el perro de agua portugués y su dueño.

Cuidados necesarios

Aspectos referidos a la salud del Perro de aguas portugués

Generalmente los perros de aguas portugués tienden a ser bastante sanos y equilibrados, registrándose pocas enfermedades graves en comparación con otras razas pequeñas y grandes, lo que va asociado a su estilo de vida y régimen alimenticio, la cual definirá en gran medida su salud, a excepción de las pocas enfermedades congénitas que se han registrado en el historial de esta especie.

A tal efecto, en el caso de esta raza en particular se podría hacer alusión a algunas enfermedades hereditarias como la displasia de cadera, este padecimiento tiene rasgos hereditarios y genéticos que en algunos casos no afectan al perro, aunque sí lo transmiten, por lo que puede que el padre o madre de su perro de agua portugués no la padezca, pero sus hijos sí.

Esta enfermedad genera un dolor crónico que aunque puede ser tolerado por algún tiempo por su mascota, podría originar que le cause cojera, la manera como se desarrolla va asociada a varios factores, en primer lugar se forma luego de que su estructura ósea halla madurado y sus huesos dejen de crecer, adquiriendo esta malformación con el paso de los años.

En este sentido, puede tomar ciertas precauciones que lo ayudarán a evitar que esto lo afecte seriamente en el caso que desarrolle la displasia de cadera, una de ellas es evitar que crezca en un suelo duro como el concreto, pudiendo construirle una casa en el jardín o colocarle una manta o colchón dentro del piso, lo importante es que pueda descansar sobre una superficie blanda. Otro tema importante es la alimentación, ya que el exceso de peso es un detonante de esta enfermedad, originando que la cadera asuma esta carga y se desvíe.

Sin embargo, si llega a notar que su perro de aguas portugués tiene dificultades para caminar o presenta cojera, debe llevarlo al veterinario para que le realice una evaluación, el cual determinará si necesita un tratamiento o no, por lo general éste va asociado a la ingesta de analgésicos (para perros), vitaminas y terapias.

Otro padecimiento de carácter hereditario que afecta a los perros de aguas portugués es la atrofia progresiva en la retina, siendo una enfermedad degenerativa incurable, es posible que en sus primeras manifestaciones su mascota no vea bien en la oscuridad o no vea bien con mucha luz, así como que desarrolle cataratas o dilatación en la pupila, en este aspecto también es aconsejable que acuda al veterinario lo más pronto posible para que retarde un poco la inminente ceguera del can, lo que usualmente suele hacerse recetando antioxidantes y vitaminas.

Asimismo, una de las posibles afecciones que puede llegar a sufrir el perro de aguas portugués es la distiquiasis, la cual va estrechamente relacionada a su composición física con la cantidad de pelaje que posee, donde el perro produce pelo en el borde de los ojos, evitando que se genere la grasa que colabora con las lagrimas para humectar el globo ocular, causando irritaciones y grandes molestias.

Teniendo todo esto en cuenta debemos entender que la salud de nuestras mascotas es algo que debemos tener muy presente, no solo la salud física sino la salud mental, los que por ser razas tan amigables, vivaces y juguetonas debemos brindarle tiempo de calidad, tiempo de juego de distracción para que así ellos puedan divertirse y sentirse queridos, siendo muy receptivos y apreciando tales gestos, de manera de fortalecer su relación con sus dueños, aumentando el respeto y el apego que sienten hacia su familia humana.

Aseo y belleza

El perro de agua portugués muestra una abundante capa, la cual tiende a ser rizada, causando nudos en ella, en tal sentido, es recomendable cepillarlo y peinarlo con frecuencia de manera de evitar que se formen, ya que el desenredarlos puede ser muy doloroso, en cuanto esto ocurra debe tener mucho cuidado para eliminarlos tratando de hacerlo primero con su mano, coloque una en la piel del perro y con la otra desenrede suavemente el nudo, de forma de evitar que se maltrate.

Luego de haber eliminado manualmente los nudos, proceda a cepillarlo desde la cabeza hacia la cola repetidamente, primero con un cepillo de cerdas gruesas y separadas y luego con otro más pequeño, cuide que las cerdas no sean filosas y tengan las puntas ovaladas.

Por su parte, incluya en su tratamiento de cuidados y belleza de carácter frecuente el uso de las tijeras, tratando de eliminar el exceso de pelo en zonas como en las orejas y ojos, pero es recomendable que sea comedido en el resto del cuerpo, ya que los perros de agua portugués tienen una piel muy delicada que es protegida naturalmente por la abundancia y tipo de su capa, evitando así posibles complicaciones o incomodidades en su mascota.

Entorno ideal

Estos adorables perritos son sensacionales para tener de mascota en cualquier tipo de hogar. A pesar de que el comportamiento del perro de agua portugués es muy enérgico y activo, no hay necesidad de preocuparse en cuanto a ambientes o espacios, este can va bien en cualquier tipo de hogar ya sea una casa grande con espacios al aire libre, jardines, patios y demás, o un pequeño apartamento donde la familia apenas va comenzando. El carácter, dulce, afable, tierno y dócil de perro de agua portugués hace que su adaptación a cualquier entorno y medio ambiente sea sencilla. Solo es cuestión de un buen entrenamiento y los cuidados adecuados para que esta raza de can sea feliz en cualquier sitio.

A la hora de pensar en si adoptar o no a un can es muy común que los dueños se cuestionen acerca de si el espacio en el hogar es adecuado para traer a un miembro más de la familia. En el caso de la raza de perro de agua portugués es importante pero no indispensable el considerar esta pregunta. Los canes de esta raza tienen una gran capacidad de adaptación a cualquier tipo de entorno y de ambiente, de modo que el perro de agua portugués puede vivir tan cómodo en un apartamento como en una gran casa, lo que hay que tomar en cuenta son algunas consideraciones con respecto a su cuidado.

Como los perros de agua portugués son felinos muy enérgicos y activos que disfrutan el juego y la diversión, es necesario que si vive en un apartamento o en una pequeña casa sin espacios al aire libre, salgas a pasear con tu perro diariamente y al menos unas dos o tres veces por semana visiten un parque o algún espacio abierto y al aire libre donde el perro de agua portugués pueda correr, saltar, jugar entre las plantas y así liberar toda esa energía que caracteriza a este perrito.

Si es el caso de que dentro de tu casa posees un patio o un jardín donde el perro de agua portugués pueda correr, jugar y hacer sus necesidades fisiológicas, pues resulta mucho mejor y más fácil la crianza en este aspecto. Sin embargo, dentro del hogar, los perritos de esta raza son muy obedientes, cariñosos, y amigables, son fieles a sus dueños, y rara vez generan caos o desordenes. Seguramente tener un perro de agua portugués en casa no será ningún inconveniente.

En relación a las condiciones del clima de la zona donde vaya a vivir el perro de agua portugués, es prudente recordar que esta raza nació en la península Ibérica, por lo cual estos canes está muy bien adaptados para vivir en climas fríos y templados, y que gracias a su exportación a otros países y a los diferentes trabajos que ha desempeñado, el perro de agua portugués puede igualmente vivir en zonas cálidas sin ningún problema. Para esto, en condiciones de frío gracias a su manto de pelo lanoso y rizado que difícilmente se cae, es como si vistiese un abrigo que lo protegerá de las bajas temperaturas. Para los días calurosos, sacarlo al aire libre cuando hayan brisas, o mantenerlo en una habitación con aire acondicionado es aconsejable, aunque en los días de verano es lógico que el perro de agua portugués prefiera hacer uso de sus grandes habilidades de nadador y quiera darse un chapuzón para refrescarse.

La familia que vaya a adoptar a un perro de agua portugués como mascota debe proporcionarle un entorno agradable para su crecimiento y desarrollo, esto quiere decir, atención y cuidados apropiados cuando es cachorro, un dueño con un carácter amoroso y a la vez firme que sepa moldear el aspecto emocional del can, y que responda a sus afectos y cariños del mismo modo. Con los cuidados básicos, el perro de agua portugués será la mejor mascota que podrás tener.