Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Perro de Agua Español

perro-de-agua-espanol
Perro de Agua Español
5 (100%) 2 votes

Introducción de la Raza

Hábil, fiel, inteligente, extrovertido y juguetón, es este perrito poco conocido fuera de su país natal, pero que posee excelentes destrezas y un temperamento ideal como para ser la mascota preferida de cualquier hogar, el Perro de Agua Español, un can de gran energía y amplia capacidad de adaptación a cualquier entorno.

Como se puede constatar en nuestra página, existen una gama de canes denominados como perros de agua o asociados a ello, ya que éstos son un grupo de animalitos que además de poseer, obviamente, habilidades para el nado o el boceo, tienen una fisionomía parecida, por lo general, son de tamaño mediano, con mucho pelaje, frecuentemente rizado, son diestros y con bastante carácter.

Debido a su antigüedad en el mundo es difícil establecer una raza creadora o una época específica de su aparición, aunque la versión más aceptada por los historiadores de este tipo de perros, es que hay indicios de su existencia que datan desde el año 1000 A.C. aproximadamente, aunque otros consideran que llegó a Andalucía cerca del año 700 en la invasión turca, usándose como ayudante en el pastoreo, en el trabajo en los barcos y en la caza, conociéndose en ese entonces como “el perro turco” o como “churrino”.

Sin embargo, alcanza su popularidad en el país vasco y algunas zonas europeas, en los siglos XIV, XVI y XVII, donde es probable que haya traspasado las fronteras por su increíble resistencia y sus habilidades para el nado, llegando incluso a conquistar el corazón de Napoleón Bonaparte, de quien se dice, que regresa a Francia llevándose varios ejemplares de este precioso animal.

perro-de-agua-espanol

Este adorable perrito, debido a su historial cronológico, es, así como la mayoría de las razas que aparecieron espontáneamente, probablemente, muy diferente a sus predecesores, que se fueron apareando combinando entre la misma o diferentes especies hasta quedar asentada con características propias, de manera natural, sin la intervención del hombre, es aparentemente un descendiente del Barbet, sin embargo, posteriormente a su popularización, se asegura que, al extenderse por Europa, pudo ser parte de la creación de nuevas razas.

El Perro de Agua Español, es un perro mediano, con un pelaje rizado que puede presentarse con diferentes colores sólidos como negro, blanco, marrón o beige y algunos bicolores entre blanco y negro o marrón y blanco, frecuentemente cambian el tono con el que nacen, son fuertes, compactos, vigorosos, las hembras son más pequeñas que los machos, llegando a alcanzar a nivel general una altura a la cruz de 41 cm a 50 cm, rondando entre los 14 kilos a los 22 kilos (30,86 a 48,50 libras), los que con un buen cuidado de sus amos puede llegar a vivir de 10 a 14 años aproximadamente.

Cabe destacar que el tiempo de vida de cualquier animal, en este caso de nuestros amigos los perros, va íntimamente relacionado con el trato, atenciones y correcta alimentación de sus dueños, que más allá de tener una existencia longeva es importante que sea de calidad.

Las características especiales de la melena del Perro de Agua Español, lo hace muy vistoso, llegando incluso a parecer que sus rulos cubren sus ojos, sin embargo, posee necesidades propias de cuidado y aseo (que se detallarán a continuación en este artículo) que no requieren de excesivos trabajos, de hecho, es de notar que muda poco pelo, lo que lo hace genial para aquellos que consideran de éste un factor importante en su adopción.

Por su extraordinaria cantidad de energía y su gran capacidad de adaptación, en especial con los niños, será muy común verlo hacer piruetas a su alrededor en busca de invitar al juego o de agruparlos dando la sensación de pastorearlos (esto debido a sus habilidades heredadas de sus antepasados), sin embargo, será necesario educarlo propiamente desde temprana edad ya que, aunque no es agresivo, es en extremo desconfiado de los desconocidos, lo que podría ocasionar incomodidades con sus visitas.

Una de las cualidades de este animalito es que se adapta fácilmente a cualquier ambiente, siendo muy hábil y dado a ayudar a los humanos, aunque fue usado en sus inicios en la caza y en el pastoreo, hoy en día es un gran colaborador en la búsqueda de personas desaparecidas, e incluso drogas y explosivos.

Para quien quiera incluir en su hogar a un Perro de Agua Español, debe considerar la amplia necesidad de salir al exterior a ejercitarse de este perrito, el cual por lo general requiere de hasta dos o tres paseos diarios, juegos que desarrollen sus habilidades físicas y mentales, así como actividades entretenidas, debe también saber que, aunque se llevan muy bien con toda la familia, tienden a seleccionar un miembro preferido, por lo que es recomendable que sea entrenado para aceptar las órdenes y el alimento de todos por igual, previniendo la ausencia del seleccionado por él.

Historia del Perro de Aguas Español

Los antepasados del Perro de Agua Español no están muy claros, sin embargo, se tiene la creencia de que procede de los Turcos Andaluces, los cuales se remontan al siglo X, siendo ésta la época desde la cual se tienen soportes escritos que describen algunas características propias de esta raza, como su pelaje, su comportamiento y su carácter, lo que da pie para convertirse en su referente histórico.

Entre las hipótesis que se encuentran sobre la aparición de este perro, se observa la de la llegada a Andalucía en los barcos provenientes de Turquía (de allí es que eran conocidos como los “turcos andaluces”) los cuales ayudaban en el pastoreo de ovejas merinas que exportaban hacia Australia en los siglos XVIII y XIX, este hecho se muestra avalado con la existencia de perros de fisionomía muy parecida al nuestro en las costas de Turquía.

Otro aspecto a considerar es acerca de la genealogía del Perro de Aguas Español, el que, aparentemente, procede del conocido como “barbet”, denominado así por sus “largas barbas” en francés, lo cierto es que este ejemplar desciende del canis aquiaticus, los cuales no se observan con mucha frecuencia hoy en día, sin embargo, muestra todas las características que demuestran ser el fundador de los perros de agua, tanto del Español como del Portugués.

Por su parte, el uso que, se indica en la historia que obtuvo esta raza, era la del pastoreo de ovejas y rebaños, siendo una actividad muy antigua en España, en la que era necesaria tanto para el sustento como para el comercio de los pueblos de la época, pero que debido a las condiciones del terreno y del clima tuvieron que optar por practicar la Trashumancia, que tenía que ver con llevar los pastos de verano a los de invierno, y al revés.
En estas diligencias en las que se tenía que mudar el ganado continuamente se encontraban varios obstáculos, entre ellos lobos y alimañas, que ponían en peligro la vida de los pastores y del ganado, por lo que necesitaron canes que les colaboraran tanto en la mudanza como en la protección, por lo que se fueron haciendo imprescindibles en las tareas del día a día.

No es hasta el 24 de mayo del 1981 cuando es presentado oficialmente, en la Primera Exposición Nacional Canina, en Málaga, España, un Perro de Agua Español, macho, color canela, propiedad de los señores De Klaas Mesdag, pero, todavía eran denominados como “Turcos Andaluces”, nombre que muchos conocedores de la raza aún defienden como el más propicio pues da muestras de su ascendencia.

Durante los siguientes cinco años, esta especie se volvió muy famosa en las exposiciones caninas, logrando el 19 de mayo del 1985 que se reconociera oficialmente por parte de la “Real Sociedad Canina de España” (RSCE), pero debido a problemas en las asociaciones, esta racha de popularidad se vio disminuida llegando a participar en el 1986 un solo ejemplar.

Por otra parte, se le une a esta decadencia la inseguridad causada por la primera y la segunda guerra mundial, a los criadores de razas caninas quienes mermaron su producción, viéndose obligados a criarlos con menores condiciones que en otros años, restableciéndose luego de instaurada la paz.

Una vez que tales “impases” fueron solventados y que los aficionados restituyeron sus actividades habituales en la crianza y comercialización de la raza, se comienza a internacionalizar, llegando a otros países como Alemania, Gran Bretaña, Finlandia y Estados Unidos, mostrando el Perro de Agua Español una excelente adaptabilidad.

Existen fuentes que indican que estos canes llegaron a los Estados Unidos de América en 1997, siendo recibidos con amplia aceptación, aunque no siendo muy populares, por lo que el número de ejemplares no es muy alto en dicha zona.

En este sentido, se puede describir también su ubicación en Inglaterra, donde se conoce que su llegada se debe a la visita de cuatro Señores ingleses (Audrey Murray, Christine McQueeney, Faye Allen y Diane Philipson) a la Exposición canina mundial del 1992 en Valencia, España, quienes, por separado, se interesaron en la misma especie, fundándose la Canagua Psrtnership en octubre del mismo año.

Al instaurarse los criaderos en Inglaterra se notó que estos animales poseían las mismas cualidades físicas y el mismo temperamento que los de sus ancestros, logrando que aumentara la satisfacción al poder obtener perros con características originales, sin embargo, no es hasta 1992 cuando el Kennel Club de Inglaterra reconoce a la raza, pudiendo ser expuestos en competencias de belleza, siendo a partir del 2001 el momento en el que se les permite participar en la categoría de perros importados.

perro-de-agua-espanol

Es importante que, de ahora en adelante, las organizaciones creadas para mantener la preservación de la raza, participe activamente en la legalización de los derechos animales, de manera que, sean respetados y amados por sus dueños, que sean hábilmente entrenados para el correcto compartir con la sociedad.