Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pastor Groenendael

Pastor Groenendael
Pastor Groenendael
5 (100%) 1 vote

Pastor Groenendael: Tu nueva mascota

Entre las cuatro variedades de pastores belgas que existen el Pastor belga Goenendael se lleva el segundo puesto en cuanto a popularidad, este perro es una belleza gracias a su pelo negro que lo identifica tanto. El Groenendael es un perro que porta suma elegancia y es símbolo de estatus para quien lo tenga gracias a que tiene un pelaje sumamente hermoso y llamativo.

El Groenendael es un perro espectacular que además goza de una inteligencia bastante alta y un carácter no muy feroz, pero tampoco muy pasivo. Con este perro una persona con experiencia en entrenamiento canino se sentirá muy feliz ya que asimila las órdenes en tiempo record, incluso las más avanzadas. Sin dudas, un perro para nada cotidiano.

Si te han ofrecido regalarte un Groenendael o buscas un perro obediente e inteligente entonces puedes guiarte por este articulo y saber si es él el compañero que andas buscando.

Nicholas Rose fue la primera personas en la historia (al menos en la que está documentada) que se dedicó a la crianza de esta raza, de hecho, este pastor belga tiene el nombre de una de las propiedades de este adinerado señor, la cual se situaba en el bosque Soignes. El nombre de esta raza en flamenco significa “valle pequeño floreciente”. Fue el perro que abrió la variedad de raza de los pastores belgas en el año 1896.

A simple vista se puede saber que se trata de un perro bastante robusto y fuerte. Es bastante resistente y enérgico. Aunque su aspecto pudiese ser el de un perro pesado, no está dentro de los perros con gran peso. Es un perro que goza de gran agilidad. Es un perro con un cuerpo cuadrado ya que su altura es igual a su longitud, con un lomo recto y una frente un poco redondeada.

Las orejas de este tipo de pastor belga tienen forma triangular y son de pequeño tamaño. Sus ojos tienen forma de almendra y es conveniente que sean de un color oscuro y tener una posición oblicua.

A pesar que el hocico del Groenendael es un poco menos ancho en su punta que en su base no es puntiagudo. Es un perro con una mordida bastante fuerte gracias a su mandíbula con esta misma característica. Su pelaje es largo, sin embargo, no es tan largo como otras razas de pelo largo, como por ejemplo el Border collie.

El pelo que rodea su cuello se asemeja al de un león, dándole un toque fiero que le va muy bien. Este pelo también es más largo en la cola y los muslos.

Pastor Groenendael

El Pastor Groenendael solo puede tener manchas blancas en sus dedos y en el cuello para guardar los estándares de la raza. Las patas traseras son rectas y paralelas si son vistas desde el frente, mientras que las posteriores son fuertes, pero sin llegar a verse pesadas. El ángulo de los dos pares de patas es normal.

Los machos Groenendael pueden llegar a tener una altura de hasta 66 cm mientras que las hembras pueden medir hasta 62 cm. El peso ideal para los machos es de entre 25 y 30 kg mientras que en las hembras oscila entre los 20 y 25 kg.

Los perros de esta raza tienen una gran inteligencia, acumulando además grandes características como su gran valentía, lealtad y amor hacía su amo. Es un perro que no dudará en proteger a la familia ya que, como su nombre lo indica, fue usado como perro pastor, por lo que su instinto de protección viene de generación en generación. Es un perro bastante territorial, como todos los perros pastores, por lo cual se le tiene que enseñar desde pequeño a socializar con otros animales y personas si se tendrá como mascota.

Debido a su gran inteligencia se aburre fácilmente, es necesario conseguirle algo que hacer para que no se estrese o aburra, el ejercicio es su actividad favorita, por lo que si eres una persona a la que le encanta salir a caminar no podrás ir a pasear sin tu Groenendael. Si este perro no recibe suficiente ejercicio o actividades que lo entretengan puede tornarse inestable y neurótico. Debido a que es un perro que en la antigüedad pastoreaba grandes rebaños puede que tenga la necesidad de dirigir a su dueño (o extraño).

Si es educado desde cachorro podrá llevarse perfectamente con otras mascotas del hogar y personas que visiten el mismo. Si no se lo educa puede tratar de ser dominante con cualquier perro que vea a su alrededor y al mismo tiempo ser muy desconfiado con otras mascotas.

Este perro pastor, a diferencia de sus hermanos de raza, puede adaptarse a vivir en el interior de un apartamento o casa, pero es conveniente que sean lo suficientemente amplios como para que pueda estirarse, si tienen jardín amplio muchísimo mejor.

De igual manera es necesario que sus dueños interactúen con él ya que ama que lo tome en cuenta como uno más de la familia. Si no puedes darle un buen tiempo a diario al Groenendael entonces no es la mejor elección como mascota ya que no soporta la soledad.

Historia y Origen del Groenendael

Pastor Groenendael

El Groenendael es un perro que guarda cierta popularidad en la actualidad, sin embargo, la gran mayoría de los perros en la antigüedad eran obviados y, por lo tanto, no existe mayor documentación sobre los orígenes de estos, en especial, de los pastores belgas, entre ellos, el Groenendael. Sin embargo te informaremos sobre lo que se sabe del pastor belga Groenendael.

El pastor belga Groenendael, como su nombre lo indica, nació en Bélgica y fue usado por los granjeros como perro protector para los rebaños de ovejas y vacas. A finales del siglo XIX, con precisión, en el año 1891, el Groenendael era solo un simple perro de trabajo al que sus dueños explotaban en molinos y haciendo que vigilaran y guiaran al rebaño. Durante este tiempo no fue admirado ya que era un perro común, para nada “sangre pura”.

Otras razas, como el pastor alemán, tienen una historia muy bien documentada ya que era un perro admirado por su tamaño y características físicas, incluso se sabe que fue Max Von Staphanitz el que se encargó de criarlos selectivamente y establecer los estándares de la raza, con el pastor belga Groenendael sucede lo mismo, solo que no fue una persona la que se encargó de la crianza y cuidado de la raza, fueron tres amantes de los animales y naturalistas, Huyghebaert, Snickt y Reul.

Durante el mes de septiembre de 1891, específicamente el 29 de dicho mes, se fundó en la capital de Bélgica el Club du Chien de Berger Belge, la cual fue una fundación para ayudar en todos los aspectos a los perros pastores belgas. Durante ese año, el Dr. Reul, uno de los fundadores e impulsadores de la raza organizó una gran reunión con el fin de reunir a varias especies de pastores belgas de varias provincial de Bélgica, dicha reunión tenía como propósito el averiguar si existía un estándar nacional a la hora de hablar de pastores belgas.

La reunión fue un éxito y lograron tener en las instalaciones de la clínica veterinaria de Cureghem a 117 ejemplares, llegándose a la conclusión de que si existían características que se repetían en cada uno de ellos, escogiéndose 40 para procesos de cría ya que eran completamente iguales físicamente, aunque el pelo de estos variaba en colores y longitud.

Luego, en el año 1892 se celebró una segunda reunión en donde se expusieron los estándares de esta raza, viéndose representados la totalidad de colores, texturas y largo del pelo de estos.

En 1892 se describió un estándar perfecto para la raza, redactado de manera oficial durante ese mismo año, sin embargo, este estándar se ha modificado unas cuantas veces a lo largo de los años, al principio solo eran aceptados como Groenendael perros con tres tipos de pelaje, corto, largo y de pelo áspero. El estándar de la actualidad acepta cuatro tipos diferentes de pelaje.

Dado que no se ponían de acuerdo sobre que tipos de pelaje no debían aceptar y cuales si se produjo una gran controversia que ha mermado de manera importante la normal proliferación y expansión de esta raza. Dichos malentendidos incluso han terminado a golpes entre las partes que no se lograban poner de acuerdo.

Las partes que no se lograban poner de acuerdo fundaron otra asociación en donde los presidentes eran Huyghebaert y G. Geuden, la cual se ubicaba en Malinas y abrió sus puertas en 1898, sin embargo, esta era una rama del club principal de pastores belgas.

Las disputas y peleas siguieron entre los más importantes personajes que impulsaban la raza, la mayoría de ellas porque no lograban ponerse de acuerdo en cuanto al color de pelaje y estándares de belleza menores.

El primer fundador, el Prof. Reul fue desacreditado irreversiblemente y su club acabó por desaparecer, pasando la responsabilidad de los estándares de la raza al nuevo club Berger Belge que se fundó en el año 1898, club que recibió el reconocimiento de la importante asociación canina Royal Society Saint-Hubert.

Años después de la desaparición del primer club dedicado a los pastores belgas y que tomara su puesto el segundo club que era rama de este nació el Real Club Groenendael, club que se dedicaba a las mismas tareas, después de mucho esfuerzo de ambas partes para que sus directivas se pusiesen de acuerdo ambos clubes se unieron en uno solo en el año 1990, siendo la única institución que se responsabiliza por los pastores belga en Bélgica.

Fueron tantas las discusiones que se dieron en cuanto a los estándares aceptables que hoy en día se reconocen cuatro tipos de pastores belgas, el pastor belga malinois, tervueren, el lakenois y el Groenendael. Todas ellas variando en su tipo de pelaje, largo y textura. Lo bueno de esto es que gracias a las discusiones tenemos 4 razas de pastores belgas en vez de solo una, que hubiese sido la propuesta por el primer club de pastores belgas.

Características de la raza

Groenendael

El Pastor Belga Groenendael es posiblemente el pastor belga con más fama entre las cuatro especies de pastores belgas que existen. Es un perro con un carácter muy definido, rápido, con un instinto que ha sido característico en la raza por muchos siglos, tierno y muy amistoso.

El dueño de un pastor belga Groenendael de seguro podría afirmar que es un gran perro mascota, amable con los niños y que le encanta jugar en zonas con mucho espacio al aire libre.

Este perro mediano es fuerte, robusto y de aspecto cuadrado, puede tener un peso de hasta 30 kg.
Recordemos que existen cinco variedades de perros pastores belgas, el Laekenois, Malinois, Drako, Tervuren y el Groenendael, aunque en el continente americano el Lakenois no goza con el apoyo de la F.C.I, entidad que regula las características de las razas para ser considerados perros puros.

Existen asociaciones como el Kennel Club que solo dan reconocimiento al Pastor Belga Groenendael como el único perro Pastor Belga, siendo las demás variedades de este perro pastor pastores belgas Groenendael con variaciones de color y tipo de pelaje.

El Groenendael se caracteriza por ser un perro bastante trabajador, incansable, muy inteligente y a pesar de su tamaño tiene un buen temperamento, contrastando mucho con su apariencia que lo hace parecer un perro de mal carácter.

Los perros pastores belgas se encuentran tan estrechados a nivel genético que, si dos Groenendael se cruzan, el cachorro puede ser muy bien un Tervuren, por lo que se tiene suerte si resultan de la misma clase de pastor belga que se quiere obtener.

Sabiendo que el Groenendael es un perro inteligente y enérgico es sabido que puede ser adiestrado de una manera sencilla. De hecho, es usado frecuentemente en competiciones caninas de diferentes partes del mundo ya que su potencial para aprender y su imponente porte lo hacen idóneo para ello.

El Groenendael además de ser inteligente es un perro de excelente olfato, lo cual lo hace también un buen perro cazador, también usado en labores de búsqueda y rescate, perro policía y detección de focos de incendios. Sin duda un perro realmente talentoso y de excelente apariencia.

Este pastor belga tiene múltiples ventajas a su favor que fueron heredadas por sus antecesores muchos siglos atrás, pero quizás lo mejor de este perro sea su comportamiento. El Groenendael es un perro muy impulsivo, enérgico y sobre todo, muy tierno con la familia.

A sus dueños nunca les faltará la compañía del Pastor Belga Groenendael ya que siente un afecto muy profundo hacía ellos, siendo incluso mayor en el caso de los niños que con los adultos, realmente los adora. Algunos Groenendael se muestran extrovertidos con todas las personas, sin importar si las conoce o no, pero otros se muestran un poco más tímidos, pero en muy pocos casos agresivos.

Comportamiento con otros perros

Groenendael

El pastor de groenendael es un perro vistoso, llamativo, con una apariencia imponente y que cautiva miradas, es sin lugar a dudas, un hermoso ejemplar canino, y sus cualidades de personalidad aunque son complejas son también muy nobles, protectoras, fuertes e inteligentes.

Este perro tiene un carácter muy vivaz, ya que se mantienen en un estado constante de alerta, atento y observante de su alrededor, es un perro fiel, valiente, valeroso e inteligente, en su personalidad están fuertemente sembrados los instintos de protección, de guardián y de territorialidad, y su carácter es el de un líder nato. Por todas estas cualidades, el groenendael es un excelente perro de pastoreo.

Lo cierto es que aunque es un gran perro para trabajo y protector y guardián del hogar, respetoso y atento con los humanos, sus cualidades de personalidad dominantes e imponentes hacen que el convivir con otros perros y mascotas sea una tarea un tanto difícil. Ya que el sentido de liderazgo y de territorialidad es muy fuerte y arraigado en este perro, el compartir el hogar con otros perros es una tarea que se logra efectivamente solo si el pastor de groenendael pasa por un cauteloso y dedicado proceso de socialización desde cachorro que le permita dominar y regular sus instintos de líder, y tolerar y convivir efectivamente con otras macotas.

Este perro, muestra una tendencia innata a ser dominante, fuerte en carácter y personalidad, además es desconfiado e incluso puede ser agresivo hacia otros perros y otras mascotas, particularmente con los gatos.

De modo que la socialización adecuada y efectiva será el objetivo principal del adiestramiento y educación del pastor de groenendael, para que adopte un carácter más apacible y dócil, que haga posible la tolerancia y aceptación de otros iguales y también de los humanos, pues ante los extraños su reacción natural es mostrarse a la defensiva.

En sí, el pastor de groenendael no puede relacionarse de una manera efectiva y pacífica con otros animales, ya sean perros o de otro tipo, y tampoco es receptivo ante todas las personas, es por ello, que esta raza necesita que se le enseñe a hacerlo. Desde pequeño se debe inculcar el proceso de socialización al compartir y jugar con otros perros y personas, llevándolo al parque a pasear y a conocer los exteriores, para ir modificando esta conducta innata de su temperamento.

Se ha descrito que el pastor de groenendael puede llevársela bien con otras personas y mascotas, gracias a un proceso de socialización efectivo y óptimo iniciado tempranamente en la vida de este perro. Por el contrario, un fracaso en la socialización con los demás, acentuaría los rasgos ya descritos en su personalidad, dominancia, liderazgo, territorialidad e intolerancia hacia otros, sería desconfiado con otros de sus congéneres y con otros animales.

A pesar de todo, el pastor belga de groenendael es un excelente ejemplar canino, con un dueño preocupado e interesado por su educación y tolerancia, se logrará aflorar en este can las mejores cualidades de su personalidad. El temperamento de este can está fuertemente influenciado por factores como la herencia, el adiestramiento y la socialización. De modo que es cuestión de entrenamiento el lograr que se la lleve bien con otros perros, compartiendo con ellos desde que es cachorro para que la convivencia no sea un problema cuando llegue a adulto.

Dieta y alimentación

Groenendael

La alimentación es un aspecto clave y de fundamental importancia en el cuidado de cualquier mascota, no solo de los perros. En el caso de los caninos de razas grandes, la alimentación es el recurso que les proporciona los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo óptimos, así como para fortalecer y preservar su estado de salud en general.

Como todos los perros grandes, el pastor belga de groenendael exhibe un apetito voraz, y necesita que en cada plato con el que se alimente se le ofrezcan las porciones adecuadas de nutrientes que le permitan adquirir su máximo desarrollo físico. Del mismo modo, es la alimentación la que le proporciona los elementos necesarios para exhibir la hermosa apariencia de su pelaje oscuro y brilloso, de tal manera que cualquier déficit en su nutrición, se observará en su apariencia con gran repercusión.

Además, la dieta de este perro, debe suministrarle la cantidad apropiada de minerales, vitaminas, y de más factores protectores y enriquecedores de la alimentación para garantizar el máximo aporte de energía y de sustratos para el organismo.

El pastor belga de groenendael es un perro de gran tamaño, con un nivel de energía y de actividad alto, de modo que necesita ser alimentado con alta calidad de productos. En el mercado se ofrecen numerosos preparados en distintas presentaciones para razas de perros grandes y más aun, clasificadas de acuerdo a la edad del can. Es decir, para la etapa del crecimiento de tu cachorro groenendael puedes adquirir pienso seco para razas grandes de la gamma “junior”, ideal para suministrarle la composición de nutrientes que necesita a esa edad.

Igualmente, cuando se trata de un perro adulto, el pienso seco para perros grandes de la gamma “adult” proporciona los elementos nutritivos en la cantidad adecuada que ameritan los perros adultos groenendael.

En cuanto a la composición de estos productos, debes asegurarte de que ofrezcan la mejor calidad de alimentos, lo cual se comprueba revisando la tabla nutricional presente en todos los empaques de pienso. Al leerla, asegúrate de que el principal componente del formulado sean las proteínas de origen animal, sean carnes de res o de pescado, que aportan lo necesario para mantener la complexión fuerte y sana del pastor de groenendael.

El pienso puede tener en su fórmula también carbohidratos a partir de verduras y frutas en menor proporción que las proteínas, y también menor cantidad de grasas o componentes adicionales. Sin embargo, no es recomendable que los carbohidratos sean derivados de cereales como trigo, cebada, entre otros, pues estos tienen un escaso valor nutricional y son causa de muchas alergias alimentarias entre los caninos.

La alimentación del pastor belga de groenendael se reparte en dos o tres platos principales, las mayores porciones se ofrecen durante el día y una más al final de la tarde. Se puede complementar con suplementos nutricionales, previo consejo del médico veterinario.

Además, toda alimentación de calidad va acompañada de una adecuada hidratación ofreciéndole una taza de agua limpia y fresca que siempre este a la disposición del can para mantenerse correctamente hidratado.

Salud y cuidados generales

Groenendael

El pastor belga de groenendael es un can que requiere de todos los cuidados que necesita cualquier raza de perros, con algunas consideraciones para vivir cómodamente y feliz en su hogar. Los cuidados para esta raza los podemos distinguir de acuerdo al aspecto por el cual se interesan, hablando entonces de su recreación, de su aseo y de la salud de este perro.

Esta raza de perros, está integrada por ejemplares groenendael que exhiben gran energía y destrezas físicas de modo que necesitan de altas dosis de ejercicio diario, no solo físico, sino también mental. Es necesario que se le ofrezca al pastor belga de groenendael sesiones de actividad física diaria, en promedio de 30 minutos, lo cual resultará muy beneficioso para este perro puesto que liberara sus niveles de energía y practica estimulación tanto de su cuerpo como de su mente. Se recomienda enseñarlo a practicar deportes caninos, tales como pruebas de agilidad y destreza, con frecuencia, y por supuesto, los clásicos juegos de atrapar objetos y traerlos.

El groenendael es un perro que necesita de compañía y atención prácticamente constantes, puesto que no tolera verse solo y no maneja bien el estrés y la ansiedad que le produce estar sin compañía. Aunque es una maravillosa raza para tener de mascota, y de perro de trabajo en el campo, la persona que planee adoptar un pastor belga de groenendael debe conocer sus necesidades y saber si puede satisfacerlas antes de adquirir uno.

Con respecto a su higiene, por lo general es un perro muy aseado, se mantiene limpio la mayor parte del tiempo, y su color oscuro disimula cualquier falta al aseo. Sin embargo, al ser un perro para el trabajo de campo, para pastoreo, se recomienda revisarlo bien posterior a cada jornada, puesto que entre su denso pelaje largo pueden quedar atrapados polvo, ramas y restos de hojas.

El baño se puede realizar trimestral, acostumbrándolo desde pequeño y utilizando siempre productos especiales para perros que conserven la belleza de su pelaje. Además, el groenendael pierde mucho pelo, esto se debe a que su pelaje es liso y largo, y esta pérdida se acentúa en las épocas de muda, cada seis meses suceden. Se debe cepillar con un cepillo de cerdas firmes con frecuencia, tres veces a la semana o  más de ser posible, y en el tiempo de muda se recomienda cepillarlo diariamente. Incluso, trimestral se le puede llevar a la peluquería canina.

Hablando de su salud, el pastor belga de groenendael es un perro fuerte, fornido y sano; no existen enfermedades o dolencias específicas de esta raza. Se recomienda acudir al veterinario de manera regular para que vigile su estado de salud, y su crecimiento y desarrollo, además, es muy importante en todos los perros que trabajan al aire libre mantener al día sus vacunas y desparasitaciones.

Algunas enfermedades que pueden afectar a esta raza de perros son la displasia de cadera, la epilepsia, y los procesos alérgicos en la piel. También, el pastor de groenendael tiene cierta tendencia a sufrir obesidad, de modo que debes asesorarte con el especialista para brindarle la mejor calidad de alimentación a tu perro.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Groenendael

Groenendael

Comencemos el punto del entrenamiento y educación de la raza pastor belga de groenendael diciendo que es un maravilloso ejemplar, fuerte, valeroso, atento, trabajador, protector, pero con un carácter y un temperamento muy arraigado a los sentidos de liderazgo y personalidad, de modo que esta raza no es recomendada para inexpertos en materia de crianza de perros.

El entrenamiento del perro pastor belga de groenendael debe comenzar tempranamente, cuando aun es un cachorro, ya que esta es la edad óptima para introducir modificaciones en la conducta del perrito y que estas luego sean adoptadas por el can cuando sea adulto. La edad óptima es alrededor de los tres o cuatro meses de edad para comenzar el trabajo sobre su educación y entrenamiento. El pastor belga de groenendael es un perro muy listo, atento y observador con grades capacidades para aprender y adoptar conductas. Por las grandes cualidades y capacidades que posee este perro es muy recomendable que constantemente se le propongan actividades y juegos variados, divertidos y recreativos que lo estimulen desde el punto de vista físico y mental.

El primer objetivo del adiestramiento debe ser la educación de la socialización del groenendael. Se necesita que este perro comparta con otros canes desde temprana edad, que conviva y juegue con otros animales y humanos, para que así desarrolle la tolerancia que le permita tener un comportamiento social adecuado y convivir con otros perros, mascotas y personas.

Lo siguiente será enseñarle a nuestro can las órdenes básicas de obediencia, tales como sentarse, echarse, no morder, traer algo, y a medida que se trabaja alguna de estas órdenes se trabaja cada vez en tareas más complejas. Es importante y de gran ayuda incorporar alguna técnica que facilite el entrenamiento del groenendael, como por ejemplo, aplicar el reforzamiento positivo, con galletas, huesos, golosinas, pero sin abusar de ellas, por la tendencia a la obesidad que tiene este can. También se puede felicitar y elogiar con cumplidos y aplicar la estimulación con el clicker.

El pastor belga de groenendael necesita de un dueño firme, con un carácter dominante que le muestre quien es el líder en el hogar, para que mitigue sus instintos de territorialidad y liderazgo. Esto se deja claro con órdenes muy sencillas, como por ejemplo, al salir a dar un paseo que camine a tu lado, si va delante de ti pensará que él te está llevando, en este caso, tira suavemente de la correa y detente para que entienda que no caminarás con esa conducta. Nunca cedas ante la presión de dejarle hacer algo que no debe hacer, como por ejemplo subirse a los muebles, y en el caso de que desobedezca, usualmente la ausencia de recompensa es suficiente para hacerle rectificar su comportamiento. Cualquier agresión, castigo o reprimenda es totalmente desaconsejable y no debe ser practicada ni con este ni con ningún otro can.

La clave para un buen adiestramiento es un dueño con carácter firme, con cierto conocimiento en el manejo de razas de perros dominantes, con paciencia, tiempo y dedicación para avocarse a la educación del pastor belga de groenendael y lograr un maravilloso perro de mascota.

Comportamiento con los Humanos

Groenendael

Este perrito tiene numerosas características en su personalidad que lo convierten en un ejemplar de grandes cualidades, no solo como compañero y amigo en el hogar, donde además es un excelente perro guardián, sino también como ayudante en las granjas y en el campo como perro de pastoreo y para demás labores.

El pastor belga de groenendael es un ejemplar canino muy afectuoso, el cual llega a desarrollar un fuerte vínculo de unión a su familia adoptiva, en este can encontrarás a un amigo leal, fiel, inteligente, atento y observador, siempre alerta y vigilante de lo que está sucediendo a su alrededor. Además, es muy listo, tiene la facilidad para aprender trucos rápidamente, si bien es dominante y territorial, bien educado, este es un perro respetuoso y obediente, inclusive, es una gran mascota para un hogar con niños.

El pastor groenendael es amable y cariñoso con las personas cercanas a él, con quienes además es extrovertido y juguetón, sin embargo, si se trata de desconocidos, por lo general este perro es reservado, tímido y de actuar observador y cauteloso. Su actitud de serio vigilante, ofrece uno de los instintos protectores más fuertes que existen. Estas cualidades hacen de perro de groenendael un gran guardián para el hogar. Siempre está alerta, es un perro valiente y arriesgado. Defiende con gran osadía su territorio, esto hace difícil y un poco complicado el que admita a personas desconocidas u otros animales, pero, su comportamiento puede moldearse con la socialización y el adiestramiento efectivo, los cuales deben empezar desde que es un cachorro.

Otra característica de este can es que es un perro muy activo, le gusta jugar, hacer ejercicio y necesita de alguna ocupación que lo mantenga realizando algo, por ello, requiere de una buena sesión de ejercicio y juegos regulares que estimulen su condición física y su capacidad mental, con el ejercicio físico frecuente además se controlan sus altos niveles de energía y se pueden resolver o evitar los posibles problemas de conducta de esta raza.

Es un perro hecho para el pastoreo por excelencia, un fabuloso ayudante en el campo para el trabajo en las granjas guiando y cuidando los rebaños. Otras tareas asignadas para este can podrían ser el de ser perro guardián y protector del hogar, las cuales desempeña con admiración y excelencia.

En sí, el pastor belga de groenendael exhibe un comportamiento que resalta entre las demás razas de perro pastor por sus rápidos reflejos, su impulsivo carácter y la sensibilidad de sus acciones, lo cual es muy representativo de esta raza. A la vez, este es un perro cariñoso y entregado, colaborador y hacendoso, es un gran perro, siempre preparado para la acción. Este perrito igualmente manifiesta dotes atléticos y amplias capacidades en lo que se refiere a términos de destreza, agilidad e inteligencia. Su actitud es la de un perro seguro, fuerte, ágil y valiente, cualidades que son esenciales en un perro de trabajo de campo como es esta raza, pastor belga de groenendael.

Este perro es buena compañía para casi cualquier tipo de familia, sin embargo, se recomienda que sus dueños tengan cierta experiencia en el cuidado y manejo de perros y de preferencia si hay niños que estos sean mayores.

Entorno ideal

Conocemos al pastor belga de groenendael como una raza de perros dominante e imponente, hay quienes afirman que de los perros pastores este es el que porta la excelencia. El groenendael es el segundo más popular de los perros pastores belgas, y que se reconoce fácilmente por una majestuosa apariencia de color negro brillante en un pelaje largo y abundante. Su visión es la de un perro deslumbrante, elegante, distinguido, un ejemplar sencillamente admirable.

El llamativo pastor belga de groenendael tiene numerosos atributos además de ser un ejemplar hermoso. Un perro inteligente, protector, guardián y trabajador, su carácter se moldea a través de una socialización y un entrenamiento adecuado que permitan hacerlo equilibrado. Para ello necesita de un entorno favorable, liderado por un dueño firme y cariñoso que le enseñe límites y le ayude a manifestar y a adoptar las mejores conductas y trucos para hacer de él una mascota increíble.

El pastor belga de groenendael necesita de un ambiente a su alrededor, que además de entrenarlo y educarlo correctamente, le complazca y satisfaga sus necesidades desde el punto de vista afectivo emocional, de ejercicio y recreación, y por supuesto, de alimentación.

Este amigo peludo, amerita de mucho ejercicio para sacar toda esa energía que encierra en su atlético cuerpo, de modo que necesita regularmente de juegos de destreza y habilidad, así como de correr y jugar en ambientes al aire libre y de preferencia, compartir todas estas actividades con su dueño. El groenendael a través de esta recreación se estimula tanto física como mentalmente.

En cuanto a la residencia ideal para este pastor, debido a su gran tamaño como es de suponer, necesita de una casa amplia, un hogar con ambientes grandes y espaciosos que le permita moverse sin restricciones, y de preferencia con ambientes al aire libre como jardines grandes o un buen patio. Aunque, este perro también podría acostumbrarse a vivir en un pequeño apartamento, pero se hace necesario sacarlo a pasear diariamente y de manera regular, llevarlo al parque para ejercitarse y jugar con él.

El pastor belga de groenendael, necesita de la estimulación que le proporciona un ejercicio regular, por ello se hace tanto énfasis en este aspecto. Si su hogar es una casa de campo o una granja, este perrito será sumamente feliz corriendo por los alrededores y guiando los rebaños, ama el campo, el aire libre y las actividades en los espacios abiertos.

Algo que no le gusta a este can es la soledad, necesita de compañía y atención casi constante, si se queda solo por mucho tiempo puede presentar problemas de comportamiento.

Es un perro hecho para vivir en climas fríos; su abundante pelaje funciona como un abrigo para protegerlo de los fríos inviernos. Sin embargo, no tolera los calientes días del verano, durante esta época aumenta su muda y puede sufrir golpes por calor, por lo que se recomienda sacarlo por cortos períodos, de preferencia cuando no haya sol, y mantenerlo en un ambiente cómodo y confortable dentro del hogar, fresco, y que esté bien hidratado.