Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pastor Garafiano

Pastor Garafiano
Pastor Garafiano
4.2 (84.17%) 24 votes

Introducción de la Raza

El pastor Garafiano es un perro que, como su nombre lo indica, en un pasado protegió y guió rebaños de granjeros. Es un perro de tamaño mediano, pero puede considerársele también un poco más grande para estos estándares. La cabeza de esta raza se caracteriza por ser más pequeña que su cuerpo si se les compara.
El cuello del Garafiano es corto, su cola está bien tupida de pelaje y su nariz es negra.

Tiene bellos ojos de color castaño y orejas que reposan sobre su cabeza hacía adelante. El pelaje de este perro se puede presentar en varios colores como el rojo oscuro o atigrado, no existiendo problema si tiene manchas blancas en el pecho, extremo de la cola y dedos, pero estas usualmente van desvaneciéndose con el tiempo.

No se sabe si es pastor Garafiano es un perro pequeño para los estándares de raza grande o grande para los estándares de raza mediana, lo que se sabe es que es un perro que puede llegar a pesar entre 25 y 45 kg, siendo, como en la mayoría de los casos, el perro macho más pesado que la hembra.

El pastor Garafiano es un perro que nació en la isla La Palma, Islas Canarias, es decir, se puede decir que es un perro de origen español. Su nombre, de hecho, proviene del municipio de Garafía, una población en donde se pueden ver pastores garafianos en grandes cantidades.

Durante mucho tiempo y hasta hace poco se usaron para pastorear rebaños, pero recientemente se han hecho más populares como perros de compañía. Debido a que proviene de una isla su existencia siempre ha estado en riesgo. En el siglo XX el pastor Garafiano estuvo a punto de desaparecer ya que se comenzó a cruzar con otro tipo de perros pastores.

La población de la isla no estuvo de acuerdo con su desaparición y orquestaron un plan de rescate de la raza, buscando a pastores garafianos puros para criarlos en un ambiente controlado. En el año 2003 se reconoce oficialmente la raza por parte de la Real Sociedad Canina española.

Pastor Garafiano

El Garafiano es un perro que no es violento, al contrario, disfruta de la tranquilidad de su hábitat. Es muy obediente y dócil con su amo y le gusta tomar grandes sesiones de reposo.

En su época de perro pastor ayudaba a guiar a las cabras para que se no se alejaran de los terrenos escarpados. Su personalidad es desconfiada, aunque con su dueño es muy apegado. Es bastante curioso y siempre investigará si escucha o ve algo que le parezca extraño.

Cuando ve a un extraño se pone en plan defensivo, ladrando, moviendo la cola y girando la cabeza para ver si viene su amo.

No es un buen perro para tener en interiores del hogar ya que siempre quiere ejercicio u alguna actividad para no aburrirse.

El Pastor Garafiano es un perro poderoso y resistente, por ello no se deben tener cuidados especiales con esta raza más que los que se recomiendan para cualquier otro perro.

El pastor Garafiano necesita ir al veterinario para un chequeo semestralmente, mantener al día sus vacunas y estar bien alimentado para que viva una vida feliz y sin problemas de salud.

Es necesario cepillarlo semanalmente para evitar que en su abundante pelaje aparezcan nudos.

Es un perro que siempre tendrá el campo en su sangre así que necesita jornadas de ejercicio diarias para poder combatir el estrés que siente si no corre. Es un perro perfecto para personas activas y jóvenes que disfrutan dando paseos o trotando.

Si no se cumplen las rutinas de ejercicios el pastor Garafiano puede volverse un perro inestable emocionalmente, dando lugar a conductas destructivas.

Si quieres un perro resistente y saludable que además sea un amigo inseparable te invitamos a escoger un Pastor Garafiano para que así nunca te falte actividad física ni un amigo fiel con quien realizarlas.

Historia y Origen del Pastor Garafiano

El Pastor Garafiano es una raza de perro autóctona que vió su origen en Las Palmas de la Gran Canaria, lugar en donde todavía habitan y llaman mucho la atención por la gran historia que pueden contar estos hermosos ejemplares caninos españoles, el Pastor Garafiano, un perro bastante fiel y muy noble, siempre dispuesto a servir.

Los pastores garafianos son perros que eran empleados por los canarios para controlar los diferentes rebaños de ovejas o vacas. Antiguamente casi desaparecen, pero las personas oriundas de La Palma lograron salvarlo ya que es un patrimonio de este lugar así como de toda España. Fue un acto de bondad en donde participo la sociedad civil, las organizaciones de protección animal y cazadores.

Muchas personas que se dedicaron a contar historias sobre la colonización y conquista sostuvieron que los pastores garafianos estuvieron siempre al servicio de los canarios en la antigüedad. Hay muy pocas referencias que puedan avalar tal afirmación, aunque ciertas líneas de estas historias llaman mucho la atención, una de estas es la manera en como describen al Pastor Garafiano en la antigüedad: “es como un lobo, pero más pequeño.”

Historiadores afirmaban que los canarios que habitaban La Palma en la antigüedad adoraban al demonio que se presentaba en forma de perro, a este demonio lo llamaban haguanran, Abreu Galindo, uno de estos historiadores, afirmaba que a las personas de La Palma ocasionalmente se “les aparecía el mismo demonio en forma de perro”, los cuales eran llamados truenes.

Sin embargo, la verdad es que los canarios en la antigüedad hallaron un buen amigo para hacer más llevaderas las labores diarias, de hecho, era tanta la ayuda que le prestaban a la sociedad canaria que ellos rápidamente se convirtieron en un icono popular del momento, llegando a ser incluso plasmados en artesanía, collares y adornos, según los hallazgos producto de excavaciones en esta zona.

El Pastor Garafiano se volvió un perro tan común en esta isla que algunos pobladores exclusivos, queriendo mostrar su poder adquisitivo o “buenos gustos”, adoptaron pastores alemanes y estos también se volvieron una tendencia de los más excéntricos. El cruce del Pastor Garafiano con el pastor alemán produjo un perro agresivo con el rebaño, por lo cual las personas que admiraban al esta raza emprendieron acciones para criar de nuevo al Pastor Garafiano y este fuese puro.

Las personas particulares que emprendieron acciones para rescatar a esta raza pronto fundaron una institución para la protección de la pureza de la misma, llamada Grupo de Trabajo para la Recuperación del Pastor Garafiano, asociación que después pasó a llamarse Asociación Española del perro Pastor Garafiano, la cual trabaja hasta hoy en día para conservar a esta raza típica de la isla La Palma.

Una de las personas que más ha colaborado en la crianza, reproducción, censos y concursos para perros de esta raza es Antonio Díaz Rodríguez. Otro gran colaborador, Bonnet, afirma que los pastores garafianos son perros bastante dóciles, amigables y enérgicos, aunque siempre serán desconfiados con gente que no conozcan. También afirma que esta raza es muy inteligente y esto se puede constatar por la facilidad con la que aprenden sus tareas. Además es un perro que siempre ejecuta las tareas sin dudar.

Pastor Garafiano

El Pastor Garafiano es un perro que ha sido visto desde el siglo XVI, primeramente fue visto en la isla de donde provienen los perros de Flandes, Mallorca, Extremadura y Galicia. Es un perro símbolo del sentimiento canario, muy popular en esta región.

Características Principales

El Pastor Garafiano se encuentra entre un tamaño mediano y grande. Este hermoso ejemplar tiene características muy especiales que lo hacen ver como una criatura muy tierna. El cuello de este peludo es corto y su cabeza no es tan grande sino más pequeña que el cuerpo del animal.

Este perro tiene una personalidad muy marcada por su ego. Es muy seguro de sí mismo y busca desempeñarse perfectamente en todas las tareas que le encargan. Es una raza que puede estar tranquila en sus tiempos de descanso pero a la hora de trabajar su actitud se vuelve muy activa.

Las orejas del Garafiano se observan “partidas hacia adelante” y pueden plegarse antes cualquier estimulo. Son de tamaño mediano y cubiertas de mucho pelaje.

La forma de los ojos es oblicua, tiene una mirada profunda y viva e inteligente que se transmite gracias a sus hermosos ojos castaños.

Tamaño del macho y de la hembra

Estos perros suelen verse un poco más grande de lo que son debido a su abundante pelaje. La hembra suele verse más delicada y menos robusta que el macho quien supera el tamaño de la hembra por centímetros y medidas un poco más altas.

Altura a la cruz

La altura a la cruz para los machos puede ser entre los 67 a 70 centímetros.
La altura a la cruz para las hembras es un menor a la de los machos: alcanzando así los 60 centímetros como máximo y los 55 centímetros como mínimo.

Pelaje

Una de las características especiales en el pastor Garafiano es su pelaje, el cual se encuentre entre medianamente corto y medianamente largo.

El pelaje de este Pastor es muy denso y alcanza tonalidades variadas: canela, marrón y amarillo en algunos casos. Se han visto canes de esta raza de color pardo o gris. Suelen presentarse pequeñas manchas de color blanco al finalizar sus extremidades. Estas manchas se observan sobre todo cuando el Garafiano es un cachorro y podrían desaparecer cuando este crece completamente.

Medidas

Este perro es muy delgado y proporcionalmente cuadrado. Sus medidas se encuentran bien definidas a pesar de que pueda lucir un poco desgarbado debido a lo corto de su cuello y lo larga que son sus patas, totalmente desproporcionales al cuerpo. Sin embargo, su pelaje disimula perfectamente todas estas características tan particulares.

Expectativa de vida

Este hermoso ejemplar como todo perro de raza grande/mediana, posee una longevidad no tan larga como las razas pequeñas. El Pastor Garafiano tiene una expectativa de vida promedio entre once y doce años de edad.

Comportamiento del Pastor Garafiano con otros perros

El Pastor Garafiano es ejemplar dócil, educado y amable. No está en su naturaleza causar problemas cuando se topa con perros extraños. Al principio, su actitud y movimientos pueden verse fuera de lo común con respecto a su comportamiento habitual y es por encontrarse ante otros perros de su misma o distinta raza.

Este can ladrará y plegara sus orejas mientras se encuentra investigando al compañero desconocido para él. Suele girar sobre sí mismo y moverá su cabeza constantemente para alertar que se encuentra conociendo al extraño. Es muy difícil que el Pastor Garafiano reaccione de forma violenta o agresiva. Su nivel de desconfianza no es tan grande como para llegar a ese nivel. Por ello, este hermoso ejemplar puede estar tranquilamente compartiendo como mascota dentro de una familia con niños y otros perros vecinos.

Cómo se comportan los machos y las hembras

El macho de Pastor Garafiano puede tener un estado de ánimo más consecuente y estable que las hembras ya que no sufren a menudo de cambios de temperamento.
El macho de esta raza es más impetuoso, atrevido y agresivo en el caso de que se le provoque ya que este perro no suele ponerse arisco.

En el caso de las hembras, pueden tonarse sobreprotectoras con sus cachorros y pueden ser un poco temperamentales pero no causará problema alguno porque suelen ser muy pacientes y sentimentales con su familia.

Las hembras pueden ser muy atentas y amorosas cuando se encuentran de buen humor pero si su estado de ánimo no es el mejor, buscará alejarse de lo que no le gusta para relajarse.

Los machos suelen retarse entre sí mismos mientras que las hembras prefieren hacer las cosas “a su manera” sobre todo si se trata de recibir la cantidad de cariño que ellas prefieren y en el momento que ellas decidan. Las hembras suelen ser un poco más obstinadas que los machos cuando de esta raza se trata.

Territorialidad

Esta raza generalmente no causa problemas de territorialidad ya que su carácter es apacible, paciente y muy dócil cuando se encuentra en su momento de descanso. Cuando el Garafiano empieza su trabajo de pastoreo o vigilancia, lo hace con total temple y seguridad.

Este ejemplar disfruta del cuidado de su territorio pero no se sentirá amenazado si encuentra rondeando a otros perros a su alrededor ya que es un perro que tiende a socializar pese a desconfiar un poco al principio.
El Garafiano es un perro muy curioso que explora a fondo su territorio porque lo ayuda a mantenerse ocupado y en constante ejercicio. No será arisco con los recién llegados sino que los estudiará hasta que se sienta cómodo junto a ellos

Cómo se comportan con otras mascotas

Al adoptar un Pastor Garafiano hay que estudiar un poco sobre su temperamento, su alimentación, cuidados, etc. Esta raza no es problemática respecto con respecto a su personalidad. Es un perro sereno e inteligente que puede acatar rápidamente las órdenes al ser entrenado desde cachorro.

Para garantizar un buen comportamiento con extraños y la buena convivencia con otras mascotas del hogar, el entrenamiento del Garafiano debe estar presente desde los primeros meses de vida.

El entrenamiento constante a corta edad evitara comportamientos indeseados e incitara al perro a ser más abierto y paciente con otro tipo de mascotas que vivan dentro del hogar.

Es necesario que al pastor Garafiano desde pequeño se le enseñe a socializar con otros perros y mascotas en los parques o en los paseos diarios para que este pueda sentirse más cómo alrededor de humanos, perros y demás mascotas. Sin embargo, por naturaleza, esta raza no suele ser arisca sino amable y muy abierto a conocer a otras especies de animales e incluso a convivir con ellos dentro del hogar siempre y cuando cada mascota tenga su propio espacio.

Dieta y Alimentación del Pastor Garafiano

Cuando se trata de alimentación del Pastor Garafiano se debe tener especial cuidado. Esta raza posee muchas características físicas e internas que necesitan cuidarse a través de la nutrición. El pelaje de este animal es medianamente largo y es por eso que la alimentación garantizará que se vea sano, brillante y la caída del pelaje no sea tan extrema.

El cachorro y adulto de Pastor Garafiano necesitan nutrición especial en cada una de estas etapas de su vida para mantenerlo sano, activo y para evitar enfermedades y problemas que se puedan presentar en el tiempo que se va desarrollando y alcanza la etapa de su adultez.

La dieta de un Pastor Garafiano no requiere de tratamientos especiales, debe ser tan normal como la de cualquier otro perro de raza grande a menos que su veterinario indique lo contrario. Lo importante es que el alimento que se le dé a ingerir cumpla con los valores nutricionales necesarios para complementar su sistema inmunológico, mantenerlo feliz, satisfecho y con buena salud.

La alimentación de los cachorros

Es necesario comprender que el cachorro Garafiano necesita alimentarse muy bien y que requiere de elementos distintos a los de un perro adulto. El crecimiento de un cachorro de raza grande es un poco más lento y la alimentación es la base fundamental de este proceso.

En sus primeros meses de vida, el Pastor Garafiano necesita en su dieta todo tipo de elementos nutricionales que lo ayudaran a desarrollar sus defensas, sus músculos y sus huesos. Generalmente en los empaques de croquetas aparecen etiquetas con los valores nutricionales que contiene el alimento. Es necesario no exceder las cantidades ni ofrecerle comida que sobrepase el nivel calórico porque puede padecer sobrepeso.

Alimentación de adulto

Cuando el Pastor Garafiano llega a su etapa adulta, se deben cuidar ciertos aspectos de su alimentación ya que pueden fácilmente tener problemas para digerir ciertos alimentos.

Se recomienda una dieta con proteína y bastantes calorías para que pueda reponer toda la anergia que pierda en sus actividades diarias. Se recomienda disminuir el fosforo pero agregar muchos antioxidantes de forma natural, ciertos vegetales son muy buenos para los perros y les ayuda a salir de la rutina alimenticia.

En su adultez el Garafiano debe comer por lo mínimo dos veces al día en un horario dijo y su tazón debe situarse casi a su misma altura para evitar problemas en el cuello y mala digestión.
Si bien es cierto que deben comer dos veces al día, debe ser la cantidad correcta, al menos unos 900 gramos de croquetas para perro. Esta cantidad puede variar por el peso del perro, su tamaño o la cantidad recomendada por el veterinario. Todos los días debe comer a la misma hora porque les facilita todo el proceso de digerir la comida e ir al baño.

Alimentos recomendados

Los perros de gran tamaño como el Pastor Garafiano necesitan una buena nutrición para reponer toda la energía que gastan en cada simple movimiento. La cantidad de alimentos que consume y todos los elementos nutricionales que estos tienen no son los mismos que puede consumir un perro de raza pequeño.

Se recomienda hacerle un seguimiento con el veterinario al perro desde sus primeros meses de vida para no exceder la cantidad justa de alimento recomendada para cada etapa de su crecimiento y el desarrollo de su organismo.

A veces pretender que una montaña de alimento mantenga bien al perro no es suficiente. Lo ideal es que esta cantidad que se le sirva al animal pueda cumplir con los elementos calóricos, nutricionales y vitamínicos necesarios para mantener un buen estado de ánimo y de salud.

– Las mejores marcas de croquetas para perro son la mejor opción para mantener al perro bien alimentado. Basta mirar las etiquetas para entender cuáles son los elementos que contiene el paquete en su composición.
– Las comidas blandas son buenas pero no deben ofrecerse como una opción diaria sino para cambiar un poco la rutina alimenticia.
– Las golosinas para perro deben ser controladas para evitar problemas de azúcar, colesterol y sobrepeso.
– Las comidas caseras con mucha proteína animal y vegetales ayudará a sus dientes y sus niveles inmunológicos.

Todas estas recomendaciones deben ser tomadas en cuenta para mantener la alimentación adecuada del Pastor Garafiano. Este hermoso ejemplar ama la hora de la comida y la disfruta muchísimo, de vez en cuando se vale recompensarlo por su buen comportamiento y darles alimento de buena calidad para que puedan seguir con su personalidad sin ningún cambio repentino. La buena salud y el estado anímico del perro dependerán de cómo es manejado su alimentación y sus chequeos regulares con el veterinario de confianza.

Cuidados necesarios

Mantener el cuidado del Pastor Garafiano no es muy complicado. Bastará con dosis de ejercicios diarios y un buen aseo al canino para mantenerlo sano de forma física y mental. Este perro suele ser muy activo y cuando se encuentra aburrido y sin ningún tipo de actividad puede ponerse un poco nervioso y su pelaje puede caerse con más frecuencia debido a estas situaciones de estrés.

Hay que mantener un cuidado especial con sus uñas, sus orejas y sus ojos, además de la piel y el pelaje el cual puede fácilmente contraer parásitos desagradables que pueden infectar al perro y al hogar.
Los cuidados básicos que se deben dedicar a este perro evitaran la aparición de enfermedades y las malas conductas por parte del animal para con su hogar y sus familiares.

Aseo

Mantener el aseo del perro es una tarea que lleva tiempo y dedicación de cada miembro de la familia por el bien del hogar, de sus habitantes y del perro mismo. El Pastor Garafiano le encanta estar al aire libre por lo que pasara más tiempo en el exterior es por ello que mantener su pelaje limpio evitará que contraiga pulgas o garrapatas.

Toda la familia debe estar atenta al estado físico del perro, revisar sus orejas para evitar acumulación de cera, el largo de las uñas que si llegan a un tamaño considerable puede lastimar sus dedos, observar los ojos para retirar pelos dentro de los mismos y evitar inflamaciones e incluso es necesario retirar las lagañas que se puedan formar en su zona lagrimal.

Todas estos elementos bien atendidos llevaran al perro a tener buena salud, buena apariencia física y se encontrará menos propenso a estar de mal humor.

Salud

El Pastor no es un perro delicado sino más bien rustico. En sus venas corre el pastoreo, la vigilancia y la protección de sus terrenos. Su anatomía está hecha para todo terreno por lo que no presenta enfermedades graves.
Lo que sí es verídico son los cuidados veterinarios comunes que deben realizarse regularmente para mantenerlo en buen estado físico y de salud; revisión de uñas, ojos, baños, cepillados, etc.

Belleza

El Pastor Garafiano es un hermoso ejemplar por naturaleza. Mantenerlo hermoso necesita de tiempo y dedicación. El pelaje es su característica principal y la más llamativa. Utilizar champú con acondicionador lo mantendrá hidratado y suave.

El cepillado constante deshace los nudos que pueden ocasionar problemas de higiene. Y los baños de por lo mínimo una vez al mes lo mantendrán con buen olor. Sus uñas bien cortadas y limadas evitaran molestias en sus patas y los cortes de cabello para emparejar los lugares desiguales harán que este hermoso ejemplar luzca listo para una competencia canina.

Cómo bañar a un Pastor Garafiano

No hay un manual exacto que dicte cuantas veces se debe bañar al Pastor Garafiano, sin embargo, este es un perro con mucho pelaje que debe mantenerse aseado para evitar afecciones en la piel, nudos y enredos en el pelo y sobre todo malos olores, es por ello que se recomienda bañarlo por lo mínimo una vez al mes con un buen champú para perros y con agua tibia en un lugar abierto.

Para que el perro no huya cuando le toque el baño es necesario hacerlo desde pequeño para que se acostumbre a esta rutina, al principio puede resultarle un poco extraño pero luego amará este ritual que puede hacerse en compañía de toda la familia.

Cómo cepillar a un Pastor Garafiano

El pelaje del Pastor Garafiano necesita ser cepillado ya que es abundante y es importante deshacerse de todos esos pelos muertos que el perro va mudando a diario.

El cepillado para el Pastor Garafiano debe ser como un ritual, un momento de mimos y relajación. Realizar el cepillado del perro no es muy difícil pero se debe hacer con delicadeza, con calma y en un ambiente tranquilo para que él pueda sentirte en confianza y entregado al cepillado. Cepillarlo suavemente y dedicándole el tiempo necesario tendrá como consecuencia buenos resultados.

Es recomendable cepillar el pelaje del Pastor Garafiano desde que es cachorro ya que permitirá que se acostumbre a este tipo de acción que es necesaria para mantener la higiene del perro. La mejor forma de hacerlo es iniciando desde la cabeza y luego descendiendo hasta la espalda, por los lados del animal y a partir de allí, llegar a lugares un poco más difíciles de cepillar como lo son las patas del perro y su cola.

Este perro tiene un pelaje medianamente largo por lo que es necesario cepillarlo casi a diario para evitar que todo el hogar se llene de pelo muerto y evitar los nudos y enredos que pueden dificultar la tarea del cepillado si se deja pasar esta actividad por mucho rato.

Enfermedades que puede contraer por su raza

Son pocas las enfermedades que se registran en esta raza más que las comunes en los perros de raza grande como la torsión gástrica, sobrepeso, y displasia de cadera y codo.

Ejercicios recomendados y por cuanto tiempo

El Pastor Garafiano es un perro rustico que le encanta jugar, corretear y estar al aire libre. Cuando se adopta a este tipo de perro hay que tener en cuenta sus necesidades, especialmente sus ejercicios.
Es recomendable que diariamente el perro pueda ejercitarse por lo mínimo una hora al día.
Se recomiendan caminatas relajadas, juegos con pelotas o frisbee, entre otros ejercicios que puedan surgir al tiempo del ejercicio.

Cada cuanto vacunarlo contarle el pelo y las uñas

Corte de uñas

Las uñas del Pastor Garafiano suelen crecer rápidamente pero es algo que en su entorno natural no les afecta porque las actividades diarias suelen mantenerlas a raya. Al ser una mascota de casa, las cosas cambian y a pesar de que los ejercicios diarios y los juegos pueden ayudar a limar un poco las uñas es necesario que se revise constantemente si se encuentran muy largas y utilizar un corta uñas especial para perros para recortar un poco cuidando de no traspasar la planta blanda de la uña la cual puede sangrar si se corta, ocasionando dolor e incomodidad al perro.

Vacunas

Es imperativo llevar un control de vacunas desde que el Pastor Garafiano está en sus primeros meses de vida. Las vacunas mantienen sano al perro pero también lo alejan de enfermedades que pueden arriesgar su vida y que llevarán a gastar muchísimo dinero.

La vacuna Séxtuple que contiene: parvovirus, moquillo, hepatitis, parainfluenza, leptospirosis y coronavirus. Esta debe aplicarse varias veces en diferentes etapas de la vida del perro, a los dos, tres, cuatro y doce meses de su vida, luego, bastará aplicarla una vez al año.

Con respecto a la antirrábica, se recomienda aplicarla en los primeros seis meses de vida, luego al año de edad y luego una vez al año después de estas dos dosis.

Corte de pelo

No hay reglas definidas para un corte de pelo. El Pastor Garafiano muestra su belleza a través de su pelaje denso y largo. Cortarlo regularmente ayudará a mantenerlo ordenado y parejo, pero no siempre son necesario los cortes ya que con los cepillados diarios rápidamente el pelo muerto queda en cada sesión.

Cómo entrenar a un Pastor Garafiano

El Pastor Garafiano es muy inteligente y le gusta mantenerse activo, entrenarlo desde cachorro no resultará muy difícil. Lo importante es que su amo pueda entrenarlo de forma correcta armando una sesión de juegos de al menos veinte minutos y así diariamente. De esta forma el perro podrá ir aprendiendo trucos sencillos pero es importante armarse de paciencia.

Es importante que el perro recuerde constantemente quién es el amo y tan solo cambiando un poco el tono de voz él comprenderá que no debe hacerlo nuevamente y si hace algo correcto, la recompensa debe ser inmediata.

Estas son las reglas básicas a seguir para entrenar a uno de estos perros maravillosos. Para esta raza les resulta sencillo aprender y ayudar a controlar su temperamento aligerará su carácter y comportamiento cuando sea un perro adulto.

¿Qué hacer si quiero adoptar uno?

Antes de adoptar un Pastor Garafiano es imperativo conocer sobre su origen, su historia, su personalidad, los problemas de salud que presenta y verificar que el perro se encontrará en el lugar adecuado para mantenerlo feliz y cómodo.

El amo de un Pastor Garafiano debe tener en cuenta que es una raza que requiere cuidados y tiene un apetito voraz donde grandes cantidades de dinero se irán solamente en alimentos y chequeos veterinarios. Tener la disponibilidad económica para todos estos gastos es primordial a la hora de adoptar a uno de estos canes.
Esta raza necesita un poco de tiempo porque aman pasar ratos en familia, las actividades y los juegos al aire libre son sus favoritos es por ello que su familia adoptiva debe conocer este tipo de características de su personalidad.

¿Son inteligentes y obedientes o ariscos?

El Pastor Garafiano es un perro inteligente que al ser entrenado correctamente desde cachorro puede ser muy obediente.

A pesar de su personalidad tan excéntrica, este Pastor deja que su amo lleve la delantera y tome las decisiones.
La única forma de que el Pastor Garafiano se torne arisco es si lo hacen enojar. El carácter de este perro es sosegado y el estrés por estar aburrido o encerrado sin haber tenido su dosis de ejercicio causara que se encuentre en este estado de ánimo negativo donde puede ponerse arisco e incluso desobedecer las órdenes del amo.

Comportamiento con los Humanos

El Pastor Garafiano puede ser un perfecto animal de compañia. Es fiel, amoroso y proyector. Esta raza posee mucha energía y le encanta convivir con las personas y trabajar con ellas en las tareas asignadas, hay que recordar que este es un perro de trabajo.

Esta raza crea un vínculo muy hermoso con su familia. Le gusta mostrarse agradecido y alegre cuando se encuentra al lado de su amo y es muy activo para acatar las órdenes.

Desde el origen de esta raza se ha conocido la relación estrecha mantenida con los humanos. Con el paso del tiempo se han generado cambios y adaptaciones pero siempre se encuentra dispuesto a tratar con humanos porque es parte de su personalidad y características. Este tipo de perro funciona muy bien en el campo y en un hogar como mascota de la familia.

¿Cómo se comportan con extraños y con su familia?

El Pastor Garafiano se caracteriza por su personalidad y por ser tan sociable. Si desde cachorro el perro es entrenado y acostumbrado a conocer personas y a sentirse cómodo en medio de extraños, no causará problemas. Luego de la impresión y desconfianza inicial, el perro podrá convivir con él fácilmente y sin ningún tipo de actitud osca o agresiva.

Esta raza es sumamente paciente a pesar de ser desconfiado hasta cierto punto porque lo que quiere es estar cerca de su familia y protegerlos de cualquier cosa extraña.

El comportamiento del Garafiano con su familia es especial, para él, su manada es su familia y los protegerá a capa y espada. Siempre se comportara bien con su familia, será fiel, amistoso y juguetón, además, su paciencia lo convierte en el compañero perfecto para relacionarse con los pequeños de la casa.

¿Necesitan mucho afecto?

El Pastor Garafiano necesita afecto de su familia pero no en exceso. Suelen tener un carácter amigable y compasivo pero si se les estresa demasiado pueden rechazar este tipo de demostración de afecto. Las hembras sobre todo necesitan de su propio espacio y ellas mismas buscarán el afecto de su familia cuando lo crean necesario.

Los machos son más juguetones y querrán mantenerse en constante movimiento y en actividades recreativas que lo ayuden a gastar toda la energía acumulada durante la noche. Para ellos, es mucho mejor si este tiempo se lo dedica su familia en los momentos que se ameriten pero son muy independientes como para buscar cómo pasar el tiempo sin necesidad de estar detrás del humano a cada hora.

Este tipo de raza si bien es cierto que son muy emocionales, no se encuentran dependientes de su amo. Pueden trabajar muy cómodamente entre humanos pero le gusta tener su espacio para relajarse, descansar y jugar con otros perros si se encuentra en su lugar de esparcimiento.

Entorno ideal

Debido a que los pastores Garafianos nacieron para cumplir una tarea específica (Pastorear Chivos) estos perros no han cambiado mucho su forma de trabajar a lo largo de los años. Son perros acostumbrados a terrenos rocosos y espacios amplios. Donde puedan correr, trabajar y jugar a gusto porque tienen mucha energía.

Aunque son perros bastante dóciles y amistosos, perfectos para un ambiente familiar, son perros que necesitan estar al aire libre o en patios grandes para poder jugar dado que siempre tienen que estar en movimiento. No se llevarán muy bien con los apartamentos o sitios cerrados porque no tendrán esa libertad que necesitan y por eso no son muy recomendados para la ciudad.

Dado que los Pastores Garafianos tienen mucha energía y siempre tienen que estar en constante movimiento (Tanto para recreación como por salud) Es muy recomendable que se mantengan en patios grandes o campos. Esto servirá para estimular su desarrollo y sus ánimos. A su vez, permite que el perro pueda sentirse más a gusto con su entorno y no cause problemas con los miembros de la familia. Por lo tanto, no es recomendable tenerlos en apartamentos o dentro del hogar.

¿Se adaptan fácilmente a un cambio de hogar?

Esto varía mucho dependiendo del tamaño del perro que tengas, si es un cachorro o si es un adulto, si va a un sitio que ya tenga perros viviendo en ese lugar o si va a un sitio donde será el rey o reina de la casa.

Generalmente los perros de guarda como los Pastores Garafianos requieren tiempo y paciencia para poder adaptarse bien a su entorno, esto sumándole el hecho de que no todos los perros son iguales, aún sean de la misma raza. Si se lleva a un cachorro, hay que dejarlo explorar un poco el sitio y dejar que se acostumbre al lugar, también hay que acompañarlo de vez en cuando para que puedan conocer todos los rincones del lugar de parte de los dueños, así los verá como los líderes de la manada y se sentirá más seguro.

Con un perro adulto el asunto no cambia mucho, aunque este se pueda acostumbrar un poco más rápido porque ya tiene la destreza que carecen los cachorros, de todas formas es muy importante colocarle los límites a los cuales puede acceder o no y hacerlo de manera asertiva, no castigándolos sino de manera firme para que de esta forma se mantenga en zonas seguras y no cause problemas ya que no tiene claro cuáles son los límites en este nuevo hogar.

¿Qué necesidades de espacio tienen?

Estos perros necesitan un patio o jardín bastante amplio y extenso para poder jugar, ejercitarse y correr. Las praderas, campos y bosques son ideales para este tipo de perros.
Los Pastores Garafianos se llevan muy bien con terrenos rocosos y rústicos, lo cual los hace perfectos para ir de excursión y recorrer grandes parajes. Son perros bastante ágiles y fuertes, llenos de energía y siempre activos para ejercitarse o trabajar.

¿Pueden convivir en espacios cerrados?

No es recomendable tener a estos perros en espacios cerrados. Es bien sabido que a los perros de guarda y los perros de gran tamaño se les recomienda espacios extensos donde puedan correr y caminar sin problema alguno, y es que al estar tan limitados, su estado de ánimo puede disminuir al igual que su salud al verse tan sedentarios.

Los pastores Garafianos precisan estar siempre en movimiento, y por eso se le recomienda tenerlos en espacios grandes. La ciudad no es un buen lugar para este tipo de perros tan activos y energéticos que necesitan correr libremente por el campo.