Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pastor Belga Malinois

pastor-belga-malinois
Pastor Belga Malinois
5 (100%) 4 votes

Pastor Belga Malinois: Tu nueva mascota

Activo e interactivo es el perro Pastor Belga Malinois, el que se define principalmente por su dinamismo y capacidad de mantenerse en movimiento constantemente, es un animal armonioso y bien estructurado, con suficiente resistencia y mucha inteligencia, dedicado y muy fiel a su familia adoptiva.

La historia de este perrito es muy poco clara y no se define muy bien hasta que llega el momento en el que empieza la lucha por formar asociaciones que se dedicaran a su protección y promulgación donde entonces comienza a verse que de hecho existían algunas diferencias que los catalogaban en cuatro variaciones dadas sin duda por la marcada diferencia en el pelaje siendo uno de ellos el Malinois.

Este fue criado en la ciudad de Malinas, donde se usaba principalmente en las actividades de pastoreo y en competencias de destreza canina resaltando por sus habilidades, así como por su implacable concentración y dedicación en la realización de las acciones que se le solicitaban, teniendo también un alto grado de resistencia, lo que hizo que ganara terreno en popularidad y se buscara para mezclarlo con otras razas o incluso dentro de las otras variaciones de pastores belga.

pastor-belga-malinois

Es a causa de esto que principalmente la raza fue criada como herramienta de trabajo y hasta hace pocos años es que se comienza a controlar sus aspectos morfológicos que naturalmente son atractivos pero que se dejaron de lado para fortalecer otros como su resistencia y temperamento, pudiendo hoy en día ser un poco más regulados en el rango anatómico.

Su estándar como raza es muy amplio porque abarca las posibilidades fenotípicas en las cuatro versiones, aunque es muy claro que el Malinois es un perrito mediano a grande, un tanto delgado pero fuerte, ágil, intrépido y muy bien proporcionado, su rango distintivo es un pelaje corto y duro que se pinta en tonos leonados con algunas manchas y una máscara oscura que le cubre casi todo el rostro.

Tanto las hembras como los machos se ubican en una estatura que varía entre los 55 cm a los 62 cm y pueden alcanzar un peso que iría entre los 20 kg a los 30 kg, son perros anatómicamente bien formados que no presentan graves problemas de salud ni tampoco un registro de padecimientos hereditario, de hecho, muchos de ellos fallecen en su mayoría por haber alcanzado una edad suficiente y no por enfermedades graves.

El entrenamiento para los pastores belga Malinois es muy sencillo en realidad, son inteligentes y pueden aprender cualquier clase de órdenes en poco tiempo, siempre que su adiestrador sea capacitado y sepa cuales son las correctas herramientas que debe usar con este can tan activo, pero que no acepta un mal trato y que también puede llegar a especializarse más allá de las rutinas por comportamiento.

Este hecho hace que sea muy buscado por los reclutadores caninos del ejército y de algunos cuerpos policiales, que han descubierto en el un excelente colaborador, dispuesto a trabajar hasta alcanzar la meta que se le ha propuesto y manteniendo su espíritu alegre y juguetón.

Asimismo, los pastores belga Malinois tienen la capacidad de mantener una mentalidad de cachorros por mucho tiempo, lo que hace que aún y cuando ya tenga cuerpo y formación de adulto siga pretendiendo jugar y divertirse como cuando era un infante, llegando algunos a superar esta etapa hasta pasados los tres años de edad y algunos otros pocos hasta los cinco años de edad.

En el hogar son muy buenas mascotas siempre que se les dé la continua posibilidad de ejercitarse, son amigables, amables, muy dulces, amorosos y bastante fieles a sus dueños, los que incluso pueden llegar a ser perros de un solo amo por el estrecho vínculo que forman con ellos a tal punto que se ponen muy nerviosos si se les deja solo por un tiempo prolongado no tolerando tampoco las perreras.

pastor-belga-malinois

Son excelentes con los niños, pueden jugar con ellos sin cansarse y tolerar casi todas sus exigencias, procuran cuidarlos, pero con un poco de tosquedad en sus acciones.

De preferencia son perros de jardín, obviamente con todas las atenciones y prevenciones que se puedan tomar en su cuidado y manutención, asegurando que tengan una buena calidad de vida, pero, especialmente en los últimos años han podido acostumbrarse, luego de su debida etapa de educación, a vivir en interiores siempre que cuenten con un espacio suficiente para ello.

La adopción de un pastor belga Malinois es una excelente dedición siempre que se tenga en mente que no son perros de pernocta ni de descanso, son mascotas muy activas que usualmente abarcan todo el espacio con el que cuentan para entretenerse, requiriendo caminatas y juegos diarios, lo que combinado a su audaz inteligencia lo convierte en buenos competidores de deportes caninos como el Agility.

Historia y Origen

pastor-belga-malinois

La historia del Pastor Belga Malinois tiene un poco de incertidumbre en cuanto a sus inicios se refiere, pues no hay una documentación registrada que indique a partir de que fecha existe o a partir de cuáles razas fue criado, teniendo algunos indicios por su parecido con otros perros pero nada realmente aprobado aún, esto se debe a que el interés que se tiene actualmente en la crianza y cuidado del linaje en los perros aunque sí es antigua no data a la fecha en la que existían muchos ancestros de nuestros canes los que no pudieron ser registrados debidamente.

Lo que si se tiene confirmado es que los pastores Belga eran los perros que cuidaban los rebaños, y no es hasta 1891 que no se les había dado importancia en cuanto al establecimiento de una raza aprobada sino que eran vistos exclusivamente como perros de trabajo, a diferencia del Pastor Alemán que si fue conformado con un propósito.

Sin embargo, hubo dos aficionados, el veterinario Dr. Reul Van Der Snickt y el señor Huyghebaert que se interesaron en las características de la raza y se dedicaron a cultivarla, logrando formar el primer club de protección en Bruselas en el año 1891 conocido como la Asociación del Pastor Belga o el “Club du chien de Berger” oficializándose la primer reunión el 15 de noviembre del mismo año con los ejemplares de varias provincias que se encontraban afiliados y reuniéndose en la clínica veterinaria Cureghem.

pastor-belga-malinois

Dicha reunión se hizo principalmente para determinar si efectivamente había una concordancia en todos los 117 pastores de los que se escogieron a los 40 mejores para comenzar a regular la raza, observándose que, aunque tenían líneas muy parecidas su pelaje variaba en longitud, color y textura.

Al año siguiente se realiza una exposición donde se establecieron las primeras pautas en la estandarización de la raza, la que aún era muy amplia pues incluía las características en varios tipos de manto, ubicando en ese entonces tres tipos de capa, los de pelo largo, los de pelo corto y los de pelo duro, sin embargo con el paso de los años se han hecho varias modificaciones que provocaron que ahora se encuentren cuatro tipos de pelaje, lo que ha ocasionado controversias en ello.

Para el año 1898 el señor Huyghebaert decide fundar otra asociación debido a las continuas disputas que tenía con el Dr. Reul en función a las inquietudes que apaleaba con respecto a la capa de los pastores Belga y al desinterés que al parecer se estaba mostrando en mantener firme su fortaleza en el trabajo prefiriendo la belleza y su morfología, lo que hizo que decidiera separarse y consolidar en Malinas el “Berger Belge Club”.

Este último tomó mucha más fuerza que la asociación antecesora y terminó apuntalándose como la principal logrando que el “Club du chien de Berger” desapareciera junto con el trabajo del Dr. Reul, de hecho el “Berger Belge Club” fue luego reconocido por la “Royal Society Saint-Hubert” y por el “Real Club del Groenendael”, que continuaron ejecutando sus actividades en conjunto hasta que el 30 de marzo de 1990, casi un siglo después logran fundirse en una sola, la “Real Unión de los Clubes del Pastor Belga” siendo hoy en día la única responsable en la vigilancia de los parámetros de la raza.

Sin embargo, antes de que esta unión se diera, cada asociación trabajaba por su cuenta y es en la “Royal Society Saint-Hubert” que logran determinarse que existían cuatro variaciones muy definidas en los pastores Belga, separándolos ahora con sus propios nombres los que calificaban casi exclusivamente por su tipo de pelo y eran los Malinois, los Groenendael, los Tervueren y los Lakenois.

Los Pastores Belga Malinois habían sido criados en la ciudad de las Malinas, donde eran muy apreciados por sus excelentes habilidades en el trabajo de pastoreo y en algunas competencias caninas, por lo que no se les había dado tanto énfasis en procurar una singular belleza sino más bien en fomentar su contextura, su resistencia y su temperamento.

Es así como se forma el Club para el Pastor Belga Malinois siendo referenciado como el Club de las Malinas, donde por un tiempo los pastores se habían formado con muchas habilidades, pero su color era bastante claro, lo que hizo que luego se le prestara atención a ese aspecto y se tomaran las previsiones en reestablecerlo.

Por su parte los Malinois habían alcanzado popularidad debido a las referencias que se habían extendido en cuanto a su comportamiento y a que tenían mucho éxito en las competencias, logrando que fueran usados en los cruces con otras variaciones, lo que explica porque los Pastores Belga Tervueren tengan en su sangre parte del Malinois.

Hoy en día la raza es preferida por su capacidad en el trabajo, siendo uno de sus principales usos, aunque muchas familias han logrado adaptarlo a sus necesidades debido a su buena disposición al entrenamiento.

Características de la raza

pastor-belga-malinois

Tamaño.

Los Pastores Belga Malinois se pueden ver diferenciados entre los machos y las hembras por su estatura, lo que hace que se dividan de la siguiente manera:

Para las hembras la estatura aceptada es de 55 cm, con una tolerancia de 2cm hacia abajo y 4 cm hacia arriba permitiéndose entonces un tamaño que va entre los 53 cm hasta los 59 cm.

Para los machos la estatura aceptada es de 62 cm, igualmente con una tolerancia establecida en el mismo rango que para las hembras, permitiendo encontrarlos entonces entre los 60 cm hasta los 66 cm.

Peso.

Normalmente su peso va ajustado a su tamaño por lo que también puede catalogarse entre machos y hembras:

Los machos llegan a pesar los 25 kg a los 30 kg.

Las hembras tienden a pesar entre los 20 kg a los 25 kg.

Cabeza.

Los animales de esta raza tienen una cabeza que en líneas generales se califica como fina, es muy bien moldeada y de longitud moderada, la proporción en la longitud del cráneo y del hocico es muy cercana llegando a ser casi iguales, la amplitud del cráneo es mediano y su frente es un tanto chata con el surco frontal poco definido.

Región Facial.

El hocico en ocasiones puede encontrarse un poco más largo que la medida del cráneo, pero no en exceso viéndose igualmente acorde a su rostro, su mandíbula es bastante fuerte y bien estructurada, tiene mordida de tijera y los dientes son bastante blancos.

Sin embargo, el hecho de que sean pastores también les proporciona la posibilidad de que su dentadura se forme en estilo pinza, es decir que los dientes se monten uno sobre los otros, lo que era muy apreciado por los que conducían el rebaño ya que así podían capturarlos con sus dientes y movilizarlos.

Trufa.

La nariz del Pastor Belga Malinois es de tamaño mediano, bien proporcionada a su hocico y a su rostro, las ventanas son medianamente visibles si se observa de frente, aunque son bien abiertas.

Siempre es de color negro sin despigmentaciones.

Ojos.

Los ojos de este animal demuestran lo alerta que normalmente son, son bien abiertos sin llegar a ser grandes ni prominentes, son de tamaño mediano, con una forma con tendencia almendrada, bien proporcionados y bien ubicados.

El color del iris generalmente es pardo oscuro y los párpados se encuentran delineados en color negro bien definido.

Orejas.

Son de forma con apariencia triangular, de base amplia y terminan en punta, se ubican en la zona alta del cráneo y siempre las lleva en forma erecta, en parte por la rigidez de las mismas, su longitud es proporcionada, aunque suelen verse un tanto grandes por la manera en la que se presentan, el pabellón es redondo y visible.

Cola.

Está implantada justo al terminar la espalda, es fuerte y tiene forma de látigo, su longitud es mediana con una ligera variación en el grosor siendo más ancha en la base que en la punta.

Su posición viene dada por las actitudes del can, cuando se encuentra tranquilo y en reposo la lleva baja con la punta hacia abajo y cuando está activo y alerta la eleva un poco con la punta hacia arriba pero nunca la posa sobre la espalda.

Pelaje.

Este es el aspecto que más particularidad tiene en esta raza, pues las cuatro variaciones que se catalogan se hacen en base a este factor, mostrándose diferente en cada uno de ellos, pero con pocos elementos coincidentes como la presencia de una sub capa de pelo muy fina y pequeña que cubre toda su piel siendo reconocida como una lanilla, además que todos tienen su manto externo muy abundante y apretado.

Sin embargo, el Malinois se ubica en los pastores Belga de pelo corto, donde se denota un tipo de vello especialmente más pequeño en el rostro y en las orejas, así como en la parte inferior de las patas y otro tipo levemente más largo en el resto del cuerpo, en la cola y en el cuello formando una especie de collar que fluye desde las orejas hasta la zona de la garganta.

Color.

Este tipo de pastor Belga es de color leonado, es decir posee una base muy parecida al color trigo con manchas que van entre marrones a grises, estableciéndose un parámetro que abarca ocho tipos de marcas, su rostro generalmente tiene una especie de máscara negra que le cubre desde los ojos hasta el hocico y la boca.

Movimiento.

El Pastor Belga Malinois tiene la misma manera de desenvolverse que los otros tres Belga, son un tanto petulantes, ágiles y bastante activos, casi siempre están en movimiento procurando abarcar todo el terreno posible, prefieren hacer círculos que ir en línea recta, pero su andar es fluido y demuestra mucho dominio y facilidad tanto en el caminar, como en el trote y hasta en el nado.

Comportamiento con otros perros

pastor-belga-malinois

El Pastor Belga Malinois es un animal con muy buenas posibilidades de educación, es inteligente y bastante sociable, tiene bastante carácter, aunque no llega a ser agresivo, pero es a veces un tanto dominante, es muy dado a colaborar con otros perros especialmente si tienen trabajos por hacer en grupos, siendo muy buen líder y dejándose llevar por otros sólo si aquellos le han mostrado su superioridad en temperamento y en fuerza.

Socialización con otros perros

El Pastor Belga Malinois necesita que se le ponga en contacto directo con otros perros incluso desde el momento en el que será separado de su madre, puesto que esto le ayudará a mantener un temperamento más acorde y equilibrado cuando se encuentra cerca de otros perros, con los que dependiendo de las actividades que vaya a realizar requerirá de buena comunicación e interpretación correcta de la jerarquía a seguir sin caer en competencia entre ellos.

Este proceso de socialización canina generalmente se da de forma natural justo cuando nacen los perritos, donde los cachorros empiezan su etapa de reconocimiento del mundo acompañado de sus hermanos y a la vez aprenden a defenderse y a luchar por su alimento, así como a modular los juegos sin caer en provocaciones.

Pero, cuando son separados de ese espacio y son llevados a lugares donde crecen aislados de otros canes entonces se debe procurar que tengan contacto con ellos todos los días para ayudarlos a que superen cualquier rasgo de timidez o de intimidación, que en el caso de los Pastores Belga es bastante reducida, siendo necesario que se controle su instinto a controlar la camada.

Es vital también que se vigile esta interacción pues pueden llegar a tener una mala interpretación especialmente si su contacto es con otros perros mal socializados o poco entrenados que inicialmente tengan un impulso a la agresión, lo que le dará una mala idea de cómo debe ser esta relación.

Los juegos con otros perros

Estos animales son demasiado propensos a mantenerse jugando, siendo su etapa infantil más larga en comparación que con otros perros, pues, aunque físicamente dejan de ser cachorros al año o al año y medio, mentalmente son pequeños juguetones hasta superar los tres años por lo que la incitación al juego es continua e insistente.

Esta invitación es provocada por ellos especialmente cuando han perdido la timidez a través de la socialización, los que cuando reciben visitas o se encuentran con otros perros a los que no consideran una amenaza tratan de convidarlos mediante acciones naturales como arquear la espalda, ladrar, dar vueltas en su mismo eje e incluso brincar hacia atrás o adelante.

Si han sido entrenados no se necesita que se tenga un monitoreo constante de esta interacción, a menos que no se sepa de la procedencia de su compañero, pero siempre es importante vigilar que no se hagan daño con juegos agresivos o que se peleen por dominio de territorio.

El Pastor Belga Malinois con otros animales

Generalmente son perros muy tolerantes con otras especies, sobre todo con las más pequeñas, con las que a veces tiene un comportamiento más bien protector o simplemente las ignora sin mostrar rasgos problemáticos, por lo que la socialización con ellos sería suficiente y muy valiosa en la formación de una buena convivencia.

El apareamiento del perro

Este aspecto es muy natural en estos perros, los que no han mostrado problemas en el plano reproductivo ni tampoco han mostrado enfermedades relacionadas, por lo que la planificación de sus cruces puede ser llevada de manera sencilla, con la asesoría de su veterinario o del especialista de su confianza y teniendo en cuenta los elementos tradicionales para obtener una buena camada y asegurar la salud de su perra.

En este sentido deberá en primer lugar esperar a que su cachorra tenga la edad indicada en la cual pueda sostener un proceso de gestación, la que puede ser cuando ella tenga los dieciocho meses cumplidos que casi siempre marcan una coincidencia con la presencia de su tercer celo, hecho que usualmente se cuenta como indicios de madurez en sus órganos.

Otro elemento que se debe considerar es la vigilancia y revisión de la salud del macho o de la hembra si su caso es el de buscar una madre para los hijos de su mascota, donde examine que tengan buena salud y no hayan sufrido de enfermedades que pudieran ser hereditarias, más allá de los virus o malestares a los que puedan estar expuestos, corroborando también cual ha sido su temperamento y las condiciones en las que se ha desarrollado.

En este aspecto la mayoría de los dueños de otras razas tratan de buscar perros hermosos que tengan como resultado bellas camadas, pero este es un factor que hasta la fecha no ha sido muy exigido para el Pastor Belga Malinois pues la tendencia es una preferencia a que sean fuertes y saludables, así como buenos trabajadores.

Dieta y alimentación

pastor-belga-malinois

Etapas en la alimentación del Pastor Belga Malinois

Estos perros tienen una evolución muy marcada en su desarrollo, cambiando rápidamente de talla y manteniendo un alto nivel de energía y ejercitación lo que hace que muy pronto requiera de alimentos que lo satisfagan y lo nutran con mayor potencia, por lo que su estilo de alimentación varía rápidamente.

En este sentido se pueden diferenciar tres etapas en las que sus platillos necesariamente deben poseer elementos desiguales para que le aporten otros nutrientes, los que idealmente deben ser monitoreados o al menos asesorados por un veterinario que tenga en mente el estilo de vida del can y sus condiciones de salud.

Hay algunas fases que, aunque tienen una corta duración en su implementación son estrictamente necesarias, como en el caso de los Pastores Belga Malinois recién nacidos que deben ingerir su debido proceso de lactancia en el que la madre le suministre a través de los componentes de la leche materna muchos nutrientes que le ayudarán en su evolución y otros que lo mantendrán inmune hasta que cumpla la edad suficiente para comenzar con sus vacunas.

Ya cuando el cachorro tiene gran parte de su dentadura, que es más o menos a los dos meses desde su nacimiento, puede comenzar a ofrecerle comida suave y de fácil digestibilidad, dependiendo del estilo que escoja tanto en comida industrializada o pienso y la comida preparada en casa.

Al paso de un año aproximadamente y con la autorización de su veterinario, podrá introducir la comida calculada para adultos, pasando primero por su debido proceso de transición, y considerando que ahora su Pastor Belga Malinois necesitará principalmente de proteína de origen animal acompañada de vegetales y carbohidratos.

Modo de Preparación de la comida casera

Al Pastor Belga Malinois le gusta comer casi cualquier cosa, es un perro que en realidad se adapta a todo tipo de comida y que una vez que aprueba un platillo puede aferrarse a él por mucho tiempo, por lo que la variación en ellos tampoco es una preocupación para su dueño el que puede planificar en el menú una o dos recetas tranquilamente.

Sin embargo, hay algunos factores que se tienen que considerar para procurar mantener en buenas condiciones su salud y su fortaleza, que normalmente son más cuidadas en estos perros que incluso su belleza, y es que estos canes no deben consumir varios de los ingredientes que se usan en el día a día para preparar la comida de los humanos.

En este sentido es estrictamente necesario que se evite el uso de los condimentos al momento de elaborar sus platillos, tratando de no aplicar bajo ningún concepto la sal, pimienta, azúcar u otros aromatizantes como el tomillo, orégano, menta o cualquiera de este tipo de elementos que agregan o cambian el sabor de los ingredientes principales, no siendo necesarios al paladar del Pastor Belga.

Hay que siempre tener en mente que el olfato es un potente aliado en la percepción de los sabores y que el de estos animales es muy desarrollado por lo que algunos condimentos lejos de ayudarle a tener una buena degustación les harán pasar momentos desagradables por la fuerza con la que se presentan, siendo lo más aconsejable darle su comida de la manera más natural posible, además una vez acostumbrados no les hará falta que se le agregue ningún saborizante.

Por su parte, la manera en la que deberá cocinar la proteína, los vegetales y los carbohidratos puede variar en el mismo plato, pero procurando que sólo sean asados, cocidos en agua sin agregar vinagre, al vapor o hasta horneados, pero nunca fritos o guisados.

El momento de servirlos debe ajustarse a la cantidad de gramos que haya recomendado su veterinario, manteniendo la proporción en la que la proteína domine el plato y los carbohidratos y vegetales se consideren como complementarios en iguales cantidades.

Croquetas para el Pastor Belga Malinois

El pienso es una fuente de alimentación bastante apropiada para el Pastor Belga Malinois siempre que se suministre en las cantidades correctas y se escoja aquel que sea elaborado principalmente por proteína de animal, tratando también de optar por las marcas con mayor aceptación en el mundo canino o las más recomendadas por su especialista.

En esta selección de cual sería el producto ideal entra en juego la correcta lectura de los ingredientes que se registran en el empaque, donde se debe vigilar que los componentes sean de calidad, constatando por ejemplo que no sea complementado por subproductos de proteína, ni que contengan cereales o al menos no en grandes cantidades.

Asimismo, la implementación de este tipo de comida es relativamente fácil, pues los empaques vienen debidamente catalogados en edades, tamaños y hasta razas, además que los sabores vienen especificados con algunos platillos y hay muchos otros que incluso agregan componentes que previenen la aparición de enfermedades.

Salud y cuidados necesarios

pastor-belga-malinois

Revisión Manual

Estos perros son muy propicios a estar en contacto con el exterior y son más buscados para los trabajos que para vivir como mascotas, además su nivel de ejercitación hace que obligatoriamente tengan un alto nivel de probabilidad de contaminación continua por lo que es importante mantenerlos vigilados especialmente para proteger su salud y su bienestar.

Esta revisión es un proceso sencillo en la que se trata de inspeccionar que el ejemplar no haya adquirido, luego de su paseo o de la práctica habitual de sus actividades, ningún tipo de parásitos entre los que caben las pulgas y las garrapatas, las que con una simple extracción bastará temporalmente, así como la eliminación de semillas, objetos punzantes o cualquier elemento que pueda recogerse de su piel y de su manto.

Sin embargo, no se debe considerar esto como una etapa de desparasitación ni de limpieza avanzada siendo igualmente necesario planificar sus debidos cepillados, baños e incluso visitas ocasionales a la peluquería canina.

El cepillado

Una de las necesidades obligatorias en el cuidado de todo perro es que se le cepille con cierta frecuencia, y el Pastor Belga Malinois no es la excepción, por lo que independientemente de las actividades que realice deberá tener su proceso de cepillado una vez a la semana, siendo preferible que se efectúe dos veces por semana.

Esto además de mantener el pelaje de su Pastor brillante y desenredado le permitirá también eliminar, mediante el continuo paso de las cerdas gran cantidad de sucio que pueda adherirse, además de traer consigo el pelo débil o muerto que cae en el proceso de la muda, ayudándolo a restituirse más rápidamente.

Sin embargo, debe tener muy presente que no se debe usar cualquier cepillo, principalmente porque se contaminan y por otra parte porque la piel de estos perros puede lastimarse por lo que es necesario que se le compre uno amplio, de cerdas plásticas y con las puntas redondeadas.

Los baños para el Pastor Belga Malinois

Estos perros tienden a adquirir malos olores rápidamente en parte por la dedicación que tienen al realizar sus trabajos, lo que hace que muy probablemente requieran de la ayuda para eliminarlos a través de la aplicación de los baños en seco, en los que se aplican polvos que tienen un efecto positivo pero temporal.

Aunado a ello se le deben practicar en un lapso de 6 semanas aproximadamente, sus baños tradicionales en los que se debe procurar de controlar ciertos aspectos para que sean rápidos y bien administrados sin dejar posibles problemas futuros.

Uno de estos aspectos tiene que ver con el lugar donde se efectuará el baño, el que se recomienda que sea en un espacio limitado y controlable, de preferencia la tina o cualquier área donde el can no tenga muchas posibilidades de fuga, aunque procure no encerrarlo por completo pues esto va a estresarlo.

Asimismo procure tener a mano todos los implementos que deben, en su mayoría, ser productos exclusivamente de uso canino, procediendo entonces a mojarlo, enjabonarlo y mojarlo de nuevo con abundante agua y si es posible en repetidas ocasiones, recuerde no enjabonarle el rostro ni las orejas, además de secarlo con detenimiento haciendo uso, si es posible, de un secador.

Cuidados generales

Para el Pastor Belga Malinois no hay cuidados adicionales que puedan incluirse como particulares para la raza, pero, sí se debe tener mucha vigilancia en el mantenimiento de su dentadura, cepillándole los dientes periódicamente, así como de cortar sus uñas eventualmente y de revisar y limpiar sus oídos con el uso de aceites naturales.

La peluquería canina para el Pastor Belga Malinois

Esta es una práctica poco usual para estos perros, pero no porque no la necesiten sino porque hasta la fecha han sido vistos más como elementos de trabajo que como mascotas, pero que sí podrían requerir de un cuidado avanzado o una limpieza profunda al menos una vez al año, sin incluir cortes de pelo que no se requieren para la raza.

La salud del Pastor Belga Malinois

Hasta la fecha no se ha realizado un listado oficial donde se incluyan las enfermedades que más afectan a estos perros, siendo pocas las evidencias que soporten sus padecimientos, aunque algunos dueños han reportado que sus mascotas han sufrido de displasia de cadera, o en general de los virus a los que se exponen si no se cumple con el proceso de vacunación reglamentaria.

Sin embargo, según una encuesta realizada en el 2004 en el Reino Unido se determinó que el Pastor Belga Malinois puede llegar a vivir hasta los 13 años aproximadamente, encontrándose un caso de un ejemplar que alcanzó los 18 años, descubriendo también que las mayores causas en los decesos eran debido a la edad o al cáncer y otra causa, aunque en menor porcentaje se debía al fallo de algún órgano interno.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Pastor Malinois

pastor-belga-malinois

El Pastor Belga Malinois es en realidad un perro muy interesante, posee un temperamento muy adaptable a varias situaciones y puede desenvolverse muy bien en una gran cantidad de funciones, pero es un animal muy activo con sobrada cantidad de energía que requiere de la práctica habitual de actividades que le ayuden a gastar o controlar su fuerte ímpetu.

Es por ello que en ocasiones se debe aclarar que no es un animal para cualquier tipo de familia y por lo tanto su entrenamiento no debe ser pensado exclusivamente en el acatamiento de órdenes de buen comportamiento sino también en otras que incluyan la ejecución de actividades o la práctica de deportes como el agility.

Además de ello se debe considerar los términos en los cuales fue adoptado y cuáles son los planes que se tiene con él, respetando por supuesto en todo sentido su bienestar y calidad de vida, por lo que la mayoría de las veces va a necesitar forzosamente de entrenadores profesionales en el área y no de aficionados con una leve experiencia en la educación canina.

pastor-belga-malinois

La edad ideal para entrenar a su Pastor Belga Malinois

Estos perros pueden madurar rápidamente, pero su comportamiento de cachorro llega a mantenerse invariable incluso al cumplir los tres años de edad, en los que todavía trata de jugar activamente todo el tiempo, por lo que no se debe esperar demasiado en comenzar a entrenarlo.

Este aspecto hace que se tenga en cuenta que se va a lidiar con un cachorro durante casi todo el entrenamiento, por lo que, aunque son muy inteligentes y bastante obedientes, pueden llegar a demostrar sus fases infantiles y tener distracciones que se deben tomar a favor del proceso de educación.

Es por ello que independientemente del comportamiento que se observe en su Pastor Belga Malinois se procure empezar una rutina de entrenamiento luego de que su can cumpla los cinco o seis meses de vida, tratando de infundirle las normas del hogar o de la institución desde el primer momento.

El contexto del entrenamiento

pastor-belga-malinois

El contexto o el lugar donde deba entrenar a su Pastor Belga Malinois va a depender exclusivamente de las funciones para las cuales será entrenado, necesitando tener un buen reconocimiento y apreciación de su entorno si va a pasar mucho tiempo en el exterior, o aprender a enfocarse en lo que se le pide si va a practicar deportes específicos, igualmente ocurriría si va a permanecer en el hogar donde su entrenamiento se debe volver más íntimo y apacible.

En cualquiera de los primeros casos los especialistas o centros de educación canina tienen ya seleccionados los espacios más apropiados donde practicar sus rutinas, pero, en el caso de tratar de hacerlo por cuenta propia entonces es propicio que ubique un espacio cómodo, con un poco de privacidad y controlable para realizar todo el entrenamiento con su Pastor.

Adiestramiento para el Pastor Belga Malinois

Un aspecto a considerar en el tipo de adiestramiento que reciban evidentemente será el de las actividades que vayan a efectuar, que como se mencionó previamente deben realizarse por profesionales especializados en cada área, por ejemplo, si el Pastor Belga Malinois será usado para efectuar trabajos colaborativos con la policía dicho organismo deberá contar con sus entrenadores profesionales que sepan cultivar las bondades de estos canes y a la vez explotar sus muchas habilidades.

pastor-belga-malinois

Sin embargo, se ha visto un continuo crecimiento en el uso de estos canes en las viviendas y como mascotas de hogar, sin duda amparados por el excelente temperamento que poseen y la dulzura o amabilidad con la que tratan a sus dueños, pero el adiestramiento en esta raza es esencial incluso si sólo vivirá con nosotros como parte de la familia.

Para ello deberá procurar que su Pastor Belga Malinois sea entrenado bajo la perspectiva de los refuerzos y recompensas, que se constituyen como elementos modernos en la educación canina, siendo vistos como los que ofrecen los mejores resultados especialmente en animales de este tipo que no demuestran una buena respuesta ante situaciones aprensivas contra ellos.

Es por ello que el uso de premios se incluye como factor fundamental en su educación, los que deben ser de aplicación inmediata, bien sea a través del ofrecimiento de golosinas caninas o hasta caricias y palabras amorosas por parte de su entrenador y de su dueño en caso de que no sea el mismo.

La Socialización para el Pastor Belga Malinois

El Pastor Belga Malinois es un can que requiere de un proceso de socialización con los humanos desde su nacimiento, no porque haya mostrado signos de agresividad innata sino porque puede llegar a desarrollar problemas de timidez o nerviosismo, siendo lo más apropiado su contacto directo con todos los que compartirán su vida e incluso con vecinos y amigos de la familia evitando que desarrolle aptitudes demasiado reservadas con los extraños.

Comportamiento con los Humanos

pastor-belga-malinois

Estos perros tienen una conexión especial con los humanos, son dulces, amorosos, respetan a sus amos y esperan de ellos la mayoría de las indicaciones para actuar, aunque tienen también su capacidad de decisión sobre todo cuando trabajan, son juguetones y muy entretenidos, pero, aunque poseen muchos atributos positivos hay uno en particular que hace que no sea un can para todos y es su explosiva cantidad de energía.

El Pastor Belga Malinois se caracteriza principalmente por ser uno de los perros más activos entre las clasificaciones de los pastores, es bastante resistente y requiere de altas dosis de ejercitación, lo que combinado con su buena capacidad de adiestramiento y su excelente olfato sea preferido para ser usado en otros trabajos como los policiacos, de ejército o los de rastreo.

Sin embargo, con el paso de los años han logrado aumentar su popularidad en los hogares, destacando por su lealtad y su alto apego a su familia, lo que ha hecho que cada vez sea preferido para adoptarlo como mascota, aunque siempre con la consideración de la necesidad de ejercicio continuo que requiere.

La comunicación con él

Un aspecto favorecedor en la comunicación con los animales de esta raza es que son muy inteligentes y tienen un alto sentido de comprensión del código humano, aunque no de su lenguaje, pero sí de sus expresiones corporales y del énfasis que ponen en su tono de voz dependiendo de cómo se sienten.

El vivir con los humanos le da la oportunidad de decodificar cuales son las emociones que afectan a sus dueños y como sin notarlo las expresan, además pueden entender cuando algo está bien hecho y cuando está mal hecho según como se los digan más que con las palabras que se usen.

Por lo que la comunicación con el Pastor Belga Malinois debe ser sencilla, con términos fáciles y de buena pronunciación, procurando resaltar un poco cada uno, sin llegar a exagerarlos, aprovechando que su can puede reconocer en su expresión sus deseos.

Comportamiento con los niños

Los perros de esta raza tienen un elevado instinto de protección en gran parte por el tiempo que se dedicaron a cuidar de sus rebaños, lo que han trasladado hacia los miembros de su familia y especialmente a los niños, con quienes pueden jugar sin detenerse y a la vez protegerlos de todo lo que consideren peligroso.

Sin embargo, se debe tener cierta vigilancia cuando se encuentran juntos, especialmente si sus niños son muy pequeños porque el Pastor Belga Malinois no es del todo delicado en sus modales, de hecho, en ocasiones es rudo y no mide bien como aplicar la fuerza por lo que sin desearlo puede llegar a tratarlos con cierta torpeza, pero nunca con agresividad.

Es también buena idea considerar enseñarles a los niños que deben tener cuidado con su mascota en el sentido de tratarlo lo mejor que puedan, que sean amorosos y respetuosos, garantizando una bonita relación entre ambos.

Estilo de vida que necesita

Estos canes son muy buenos para vivir en hogares con familias activas, deportistas y paseadores, pueden adaptarse al estilo de ejercitación de sus dueños siempre que se le permita hacerlo diariamente, son enérgicos y disfrutarán de cualquier elemento del exterior con el que puedan jugar.

Necesitan estar con sus familias casi todo el tiempo, de lo contrario se vuelven un poco neuróticos, por lo que no son aptos para pasar tiempo en la perrera ni solos en el hogar, requieren del cariño de sus dueños siendo a veces un poco demandantes en ello.

Trabajos para el Pastor Belga Malinois

Estos perros tienen la ventaja de que son excelentes trabajadores, cumplen con sus funciones con tanta felicidad que cómo sería pasar tiempo con su familia, además el ser tan inteligentes los hace entender fácilmente las reglas y comportamientos que deben seguir en una u otra actividad, por lo que ha venido siendo usado para muchas otras labores además del pastoreo.

Entre ellas destaca la del uso que se le ha dado como colaborador en el ejército, en la policía, como rastreador de bombas, gases o drogas, así como ayuda en la búsqueda y rescate de personas u objetos desaparecidos, incluso su buen temperamento le ha hecho ser un buen compañero en las terapias de enfermos o ancianos.

Otro aspecto que destaca en su fortaleza y su destreza es que son buenos deportistas, pueden correr a buen paso y desarrollar actividades caninas como el Agility, sin embargo, no son muy buscados para participar en exposiciones de belleza y tipicidad del estándar.

Aunque pueden sobresalir en muchas de esas funciones, la que más lo exalta es que es una excelente mascota, es un perro con altos niveles de protección a los suyos y tienen muy elevado su instinto de fidelidad, lo que lo hace muy bueno para familias que le proporcionen tiempo y dedicación.

Entorno ideal

pastor-belga-malinois

El Pastor Belga Malinois posee tanta energía, tanta resistencia y tantas necesidades de ejercitación que se vuelve cuesta arriba criarlos en las ciudades agitadas o desarrolladas y mucho menos en apartamentos pequeños, en edificios o viviendas estrechas, siendo importante que se considere este factor antes de dejarse llevar por sus muchos atributos al adoptarlo.

Lo ideal antes de llevarlo a su hogar, en el caso de que sea adoptado como mascota, es que se trate de planificar una vida con rutinas activas, con paseos y si es posible con la facilidad de acceder o desenvolverse en amplios patios y jardines donde practicar deportes, nadar, jugar y a la vez verificar que sean espacios dignos, limpios y seguros, con límites controlables mientras se entrena para respetarlos.

El estilo que se escoja para su desarrollo va a depender principalmente de las costumbres que tenga la familia en función a la educación y convivencia con sus mascotas, bien puede seleccionar la modalidad de incluirlos en el hogar o preparar su propio lugar en los exteriores, que debido a las características de su temperamento es la práctica más usual con el Pastor Belga Malinois.

El Pastor Belga Malinois en interiores

Sin duda alguna la presencia de este tipo de cachorros en el interior puede llegar a ser un tanto complicada, especialmente porque requieren de mucha actividad diaria y porque no son mascotas pequeñas, son ágiles y delgados, pero les gusta correr y juguetear logrando con ello causar destrozos indeseados.

Sin embargo, muchas familias han logrado adiestrarlo y convivir con el lo más deseablemente posible, pero dándole su debido tiempo de educación y de practicar deportes continuamente para que pueda calmarse y controlarse en el interior, donde necesariamente se le deben asignar espacios y reglas a respetar, las que tienden a aprender con facilidad por ser perros muy inteligentes y dados a obedecer a sus dueños.

En estos espacios deberá considerar donde va a comer su Pastor Belga Malinois, tratando de ubicarlo en una zona de poco acceso y de fácil limpieza, además de ubicar su tasa de agua de manera que tenga facilidad en consumirla a demanda, es cierto que donde le ubique el plato al momento de comer el va a hacerlo, pero es una correcta estrategia de comunicación con él educarlo a que lo haga en el mismo lugar y a la misma hora, así, en algún momento su cachorro podrá indicarle a usted cuando tenga hambre.

El Pastor Belga Malinois en exteriores

Como se ha indicado previamente este es un aspecto fundamental en la vida y bienestar del Pasto Belga Malinois, el que forzosamente requiere de mucho contacto con su entorno exterior, bien sea en cualquiera de las modalidades que su dueño pueda ofrecerle, o proporcionándole un amplio jardín en el cual se mantenga activo o bien llevándolo al parque a pasear al menos dos o tres veces diarias.

Asimismo, las condiciones que lo rodean pueden llegar a ser muy estimulantes, ya que estos perros aprovechan al máximo todos los elementos que tengan a la mano, les gusta nadar, correr en la arena, jugar con la nieve, revolcarse en el césped y cualquier actividad que les propicie un poco de diversión, además que su agilidad se los permite.

Sin embargo, no son totalmente inmunes ni super resistentes, por lo que siempre es apropiado tratar de cuidarlos y procurar que no tengan una exposición prolongada a factores que podrían dañarlos, como el llegar a sufrir de una insolación, de golpes de calor, contraer un resfriado por el inapropiado proceso de secado luego de un chapuzón, o disminuir su temperatura corporal por pasar demasiado tiempo en la nieve.

Es por ello que se recomienda que se tenga en consideración, si se ha decidido que su Pastor Belga Malinois vivirá en el exterior continuamente, el permitirle un resguardo cálido, húmedo y seguro cuando se sienta demasiado agobiado por las condiciones del clima.

Además, es una decisión muy humana y favorecedora para el bien de su can el construirle su propia casa en el jardín, independientemente de si vivirá en el interior o en el exterior, donde pueda descansar si lo necesita, cubrirse de la lluvia, o permanecer allí el rato que lo requiera.

Estas casitas perrunas vienen ya prefabricadas en plástico resistente, polietileno o de madera, con diseños y colores agradables, adecuadas al tamaño y agilidad de su mascota, o si lo prefiere puede construirla a su gusto procurando que sea ventilada, que no tenga posibilidad de humedecerse, que el techo sea compacto y resistente y que pueda limpiarse con facilidad.

Por otro lado, y tratando de mantener limpio su jardín y de enseñarle buenos modales a su Pastor Belga Malinois, es recomendable que le enseñe a hacer sus necesidades en el mismo sitio y a no cavar ni saltar sobre los arbustos.