Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Mudi

mudi
Mudi
5 (100%) 1 vote

Mudi: Tu nueva mascota

El perro mudi es un perro pastor de alto rendimiento y buena fama a nivel internacional. Las otras tres razas que pertenecen al grupo de razas de pastores húngaros son el komondor, el puli y el pumi, siendo unos más famosos que otros. Sin embargo, el mudi quizás sea el menos conocido de las cuatro razas, pero eso es hasta hoy ya que conocerás los pormenores de esta raza a continuación.

Los mudi fueron reconocidos dentro del estándar de perros pastores húngaros durante el año 1930, siendo la última raza aceptada dentro del mismo. Sin embargo, el mudi ya era un perro especialmente antiguo, conocido mucho antes de ese año. Se cree que entre los siglos XVIII y XIX ya existían en Hungría perros de esta raza.

Algunos expertos creen que los mudi fueron el resultado del cruce entre un perro boyero húngaro y otra raza, aunque también existen evidencias de la existencia de un perro parecido durante parte del siglo XIV, por lo que también se cree que los mudi pudieron llegar a Hungría en la Edad Media, aunque esta teoría no tiene mucha fuerza.

Como ocurrió con una gran variedad de razas, el mudi estuvo a punto de desaparecer durante la Segunda Guerra Mundial producto del descuido que sufrieron las razas durante esta oscura etapa de la historia. La raza fue completamente recuperada durante los años 70.

Como principales características de esta raza tenemos que se trata de un perro mediano que puede vivir en el interior del hogar si se le brinda un espacio propio y adecuado para que viva a diario, aunque si vivirá dentro de casa el mudi necesitará jornadas de ejercicio diario de al menos 60 minutos, mientras que si vive en el jardín las jornadas de ejercicio deberán ser de no menos de 45 minutos.

mudi

Es un perro compacto con una gran fuerza, musculatura y resistencia, su aspecto es cuadrado a primera vista, es decir, es tan alto como largo, sus huesos son especialmente fuertes y el pecho tiene buena profundidad. El pelaje del mudi tiene una característica típica en todos los perros húngaros, y es que lo resguarda perfectamente de las temperaturas gélidas que se pueden desarrollar en esta región.

El pelaje es bastante suave a la vista y al tacto, brilla mucho y debe cepillarse frecuentemente para que siempre esté suave y libre de nudos. Los colores que se pueden presentar en el pelaje comúnmente son el marrón, el blanco, el gris, el negro y el mirlo.

El perro mudi es una raza que se encuentra ligada desde hace siglos al pastoreo. Tienen una personalidad bastante estable, capaz de hacerle caso a su amo si son correctamente socializados e informados de que son seguidores y no líderes. Los mudi son perros especialmente inteligentes que aprenderán con rapidez cualquier comando, en especial si se encuentra ligado al pastoreo, como puede ser la vigilancia de determinado espacio y el rastreo de posibles intrusos.

El mudi será un perro que nunca se cansará de vigilar el espacio en donde lo coloques, por lo que su entorno ideal sería el de un patio de mediano a gran tamaño con zonas altas para que pueda divisar cualquier persona que se acerque mucho al territorio del hogar y de esta manera pueda entretenerse ahuyentándola. De igual manera ahuyentará cualquier intruso animal que se atreva a sobrepasar los terrenos del hogar.

Los mudi cuentan con la inteligencia necesaria como para guiar un gran número de ganado bovino y ovino a su correcto destino, siendo capaz de acercarlos al resto del ganado si algunos eslabones se apartan mucho y se convierten en objetivos fáciles a los depredadores, por lo que si los niños se apartan mucho de sus madres y de su presencia usualmente irá a acompañarlos e incluso delimitará el espacio de ellos para que puedan regresar al lugar seguro que es con sus padres y él como perro protector del hogar.

El mudi también es un perro bastante saludable, no teniendo padecimientos físicos productos de su raza, pero si es necesario adquirir ejemplares de criadores responsables que te aseguren que sus padres no han tenido problemas hereditarios de ningún tipo.

Historia y Origen

mudi

Los pastores húngaros gozan de muy buena popularidad entre los perros pastores a nivel mundial, sin embargo, uno de los menos reconocidos entre estas cuatro variedades de raza, entre las cuales se encuentran el puli (siendo esta la más popular), el komondor y el pumi. Debido a su baja popularidad el mudi no fue reconocido sino hasta 1930 como variedad de perro pastor húngaro, varios años después de que las demás razas fuesen recocidas por la IKC.

La historia del mudi comienza a escribirse a partir de los siglos XVIII y XIX, siglos en donde se comenzaron a diferenciar las variedades de pastores húngaros, las cuales se fueron mesclando cada una por su parte con las diferentes razas de perros que existían en territorio húngaro para aquel entonces.

El mudi, a diferencia de hoy en día, era un perro bastante preciado en Hungría, en especial en las zonas rurales y semi-urbanas de este país, ya que se trata de un perro que se adapta muy fácilmente a cualquier circunstancia, siendo excelente en labores de pastoreo, guía y compañía de las personas como mascota doméstica.

A pesar de lo apreciada que fue esta raza después del estallido de la Segunda Guerra Mundial estuvo a punto de desaparecer, cosa que afortunadamente no sucedió, teniendo un buen número de ejemplares en todo el mundo actualmente, por lo que se encuentra fuera de peligro.

Exactamente durante la década de los 70 fue que el número de mudis fue creciendo poco a poco, cuidándose muy bien la pureza de los nuevos ejemplares, es durante esta época que el mudi adquirió muy buena popularidad, ya que se trataba de una raza en peligro de extinción por lo que muchas personas decidieron adoptar uno para evitar que desapareciese.

Desde ese momento fue adoptado mayormente para labores de pastoreo, actividad que realiza de una manera sumamente eficaz al igual que los otros estándares dentro de la raza. El mudi se sentirá sumamente adaptado a un área que sea de pastoreo o se parezca a esta ya que durante siglos ha sido criado en entornos rurales.

Una particularidad de esta raza es que maneja muy bien el cuidado y la conducción de las ovejas, por ejemplo, puede ser entrenado muy bien para dirigir a las ovejas al corral y evitar que estas se alejen mucho del rebaño principal, siendo presa fácil para peligros que ronden.

Los mudi han demostrado que su talento para el pastoreo puede ir incluso más allá del pastoreo de ovejas, siendo capaces de pastorear vacas y otros animales de igual tamaño, lo cual se ha visto en práctica en diferentes granjas a húngaras con muy buenos resultados. Se ha demostrado incluso que los mudi pueden ser usados para la caza menor de presas. Por si fuese poco el mudi también ha sido adoptado como perro mascota en los últimos años con resultados excelentes si se les brinda el ejercicio necesario.

También se ha podido observar que el mudi puede ser un perro destacable en torneos de obediencia, carrera con obstáculos y pruebas de agilidad, siendo un perro muy codiciado por aquellas personas que conocen todas sus bondades. Se dice que si llegas a adoptar o comprar un mudi no podrás vivir sin uno desde ese momento. El mudi también es un perro destacado en la protección de la familia, cuidándolos de intrusos como si se tratasen de ovejas, al menos en el caso de los niños pequeños.

Si se tuviera que describir al mudi con una palabra esta fuese “versátil”, ya que es un perro perfecto para trabajos de pastoreo, guía del ganado, exhibiciones caninas, como vigilante de los terrenos del hogar y perro protector de cada uno de los miembros de la familia.

Desde siempre el mudi ha sido un perro trabajador por lo que necesita un entorno en donde pueda ejercer a la perfección algún oficio, ya que es un perro que necesita mantenerse ocupado tanto mental como físicamente.

Si eres el encargado de una granja un mudi puede ser la mejor adquisición que puedas hacer para mantener a tu rebaño controlado. El denominado “perro conductor” solo necesitará ser alimentado dos veces al día y mucho amor para cumplir la labor que le sea encomendada.

Características de la raza

mudi

El aspecto del puli es característico del grupo de perros pastores con el cual se encuentra asociado, los cuales son el grupo de perros de pastoreo húngaros. La cabeza de los perros de esta raza es larga y en forma de cuña, con orejas triangulares que terminan en puntas bastante agudas.

La constitución física del mudi es la de un perro con huesos y cuerpo fuerte, aunque a pesar de esto es bastante ágil, una combinación que no suele verse de manera cotidiana. El mudi no tiene una musculatura tan desarrollada como para ser detectada con un vistazo. La esperanza de vida de esta variedad de pastor húngaro se ubica entre los 12 y los 15 años de vida si se le da todos los cuidados necesarios.

Los ojos del mudi tienen forma ovalada y siempre deben ser de un color oscuro. El hocico se va achicando al final de su cara, pero lo que más llama la atención de esta variedad de pastor belga es que cuando se encuentra alerta coloca su cola en forma de signo de interrogación. Su cola nace a una altura media.

El mudi tiene un tamaño que va desde los 38 a los 47 cm, siendo los machos de mayor tamaño que las hembras. El peso de ambos sexos puede ir entre los 8 y los 13 kg. Tiene un aspecto compacto y bien proporcionado, lo cual lo hace bastante estético, lo cual sumado a su comportamiento siempre activo y capaz lo hace un perro bastante atractivo para cualquier persona.

El pelaje del mudi tiene diferentes longitudes según la zona del cuerpo que hablemos, por ejemplo, en las patas poseen pelo corto, liso y suave, el cual en el resto del cuerpo es más abundante, especialmente alrededor del cuello. En todo el cuerpo el pelaje puede tener dos formas, ondulado o rizado.

Esta raza al igual que otras razas que han crecido en entornos fríos tiene un doble pelaje, el primero se encuentra bastante pegado al cuerpo y es como una fina lana protectora para la piel, la cual también funciona como calefacción, puesto que no deja escapar el calor del cuerpo del perro. El segundo pelaje es el exterior, el cual tiene la función de ayudar al primero a mantener el calor, pero también protege al mudi de cualquier eventualidad externa, incluyendo mordidas de cualquier tipo de animal invasor.

El pelaje del mudi puede venir en varios colores e incluso todos pueden ser aceptados dentro de su estándar, pero el pelaje siempre debe cumplir con una condición en cuanto a los colores, puesto que es necesario que el pelaje siempre sea de un color uniforme, es decir, sin manchas ni leonado. La presencia de manchas puede ser descalificante para el estándar si son de tamaño considerable, aunque la presencia de manchas pequeñas resta calidad al ejemplar para cuestiones de venta.

Los colores con los que habitualmente suelen nacer los mudi son el marrón, el negro, el blanco, el gris y el azul eléctrico (negro azulado).

En resumidas cuentas, cuando veas a un mudi a simple vista podrás notar que es un perro fuerte, pero sin exageraciones en cuanto a constituciones físicas, de pecho profundo, costillas planas y huesos grandes. Con orejas que reaccionan siempre ante la curiosidad sobre algo que sucede, estas se inclinan un poco hacia adelante.

En el cuerpo el pelaje es más o menos abundante mientras que las zonas más desprovistas de este son las de la cara y las patas. Para adoptar a un mudi se debe tener muy en cuenta la cantidad de pelaje que posee ya que está adaptado para sobrevivir en entornos fríos, si en tu localidad no cuentas con un entorno frio, sino más bien de clima tropical entonces es bastante probable que el mudi se sienta incomodo a diario, además estará el peligro de que sufra un golpe de calor en caso de que haya un calor intenso en el ambiente.

Comportamiento con los Humanos

mudi

El mudi es un perro bastante diestro en sus quehaceres, lo cual ha atraído mucho a las personas desde la antigüedad hasta hoy en día, haciendo un perro popular para las personas que los conocen. El mudi es un perro bastante activo, intrépido, capaz y protector, con una personalidad bastante sólida en cuanto a no permitir que ningún intruso traspase sus dominios, ya sea animal u hombre, por lo que es un perro perfecto para labores de vigilancia. Por otra parte, también se trata de un perro que ejerce una labor excelente como mascota, puesto que es bien inteligente, cariñoso y fiel a su amo y los familiares que según él merezcan el honor de ser seguidos por él.

Es un perro que se desarrolla como pez en el agua en entornos rurales, por lo que para obtener la totalidad de las buenas características de comportamiento que puede desarrollar necesita estar en el entorno que siempre ha estado acostumbrado a estar, aunque también puede vivir sin problemas en el interior del hogar si se le saca a pasear al menos unos 90 minutos frecuentemente en varios paseos pequeños a lo largo del día.

Los aspectos que más destacan de esta raza sin duda son la inteligencia y la obediencia, ambas características que si van de la mano pueden hacer que un perro sea un sueño hecho realidad para su amo, el cual se sentirá maravillado debido a que su perro ejerce cualquier orden que le den y además podrá comprender una gran variedad de ellas. Así es el mudi, un perro que puede ser entrenado prácticamente para cualquier oficio, siendo un perro policía excelente para detectar droga, un perro de vigilancia para salvaguardar el hogar de intrusos, un participante de diferentes disciplinas de deportes caninos y por supuesto, un perro bastante cariñoso con sus amos.

mudi

Es un perro que debido a su personalidad hacendosa y activa necesitará ejercicio constante para que no se desarrollen en su carácter los síntomas típicos de un perro aburrido y estresado debido al hacinamiento y sedentarismo, por lo que tú también deberás examinarte como persona y determinar si puedes darle a un mudi una vida activa que merece y a la cual está acostumbrado, de lo contrario puede que tengas que ver tus zapatos o muebles rotos debido a ataques de ansiedad que pueden darle a tu mascota o quizás simplemente rompa alguno que otro adorno para divertirse con algo y liberar estrés.

Debido a la alta necesidad de ejercicio que presenta esta raza ha sido usado de manera exitosa en entrenamientos para pruebas de entrenamiento canino, obteniendo importantes lugares en dichas competencias, ya sea de agilidad u obediencia, asegurando así su puesto como uno de los perros pastores más inteligentes, ágiles y obedientes.

Lo único que no tolera el mudi es estar lejos de la naturaleza, por lo que si vivirá en entornos urbanos tendrás que tener algún tipo de jardín o tener disponible algún parque público en donde puedas pasear a tu amigo para que no se estrese y recuerde así, al menos de manera genética, el entorno que ocuparon sus ancestros.

El mudi cuenta con una personalidad vivaz, tenaz, incansable y obediente, características que lo hacen un perro perfecto para convivir en el seno de una familia activa que necesita un perro activo para jugar, entrenarlo y convivir experiencias al aire libre enriquecedoras con él. Verás que mientras más interactúes y juegues con él mucho más cariñoso será contigo.

Será desconfiado con los extraños, especialmente con los que se acercan demasiado a los niños u a otras mascotas del hogar, lo cual es algo normal puesto que se trata de un perro pastor y este comportamiento es heredado. Con los niños tendrán paciencia mientras no sean demasiado traviesos con él. Se suele mostrar muy protector con ellos.

Son perros bastante ladradores que comenzarán a ladrar si detectan cualquier tipo de anomalía en su entorno, por lo que deberás tener en cuenta esto a la hora de adoptarlos. El entrenamiento que recibirán de buena gana es el entrenamiento en positivo, ya que la relación con su amo solo se verá afectada si este trata de dominarlo por la fuerza y el miedo.

Si quieres evitar el exceso de ladridos y los comportamientos destructivos además de los paseos también deberás estar cerca de ellos, es decir, no los confines a un lugar del hogar en el cual no podrán verte ni la interacción entre tú y él sea muy difícil. Haz que esté cerca de ti y de los que están en casa. Si sales a trabajar al menos una persona deberá quedar en casa para que no se sienta solo, pero si todos tienen que salir deben procurar que no sea por mucho tiempo para evitar la ansiedad en el mudi.

Dieta y alimentación

Mudi

La alimentación de un perro debe adaptarse de acuerdo al ritmo de vida que presenta, en este caso el mudi se trata de un perro especialmente activo e intrépido, lo cual hará que su metabolismo se acelere naturalmente para quemar grasas rápidamente y así evitar que engorde. Teniendo en cuenta esto evaluaremos dos opciones disponibles para la alimentación de un perro, las croquetas y la comida casera, dándote las ventajas y las desventajas de cada tipo de alimentación.

Alimentación de un mudi con croquetas

Al principio de su vida los mudi deberán comenzar a comer croquetas puesto que el alimento casero es blando y no estimulará completamente sus dientes para que crezcan de una manera saludable, al contrario de las croquetas, las cuales presentan buena dureza y todos los elementos que tu mudi cachorro necesita para desarrollarse de manera perfecta.

A los dos meses los dientes del mudi cachorro ya deberían haber crecido por completo o estar cerca de crecer por completo, por lo que ya su madre estará cerca de rechazarlos al momento de mamar ya que le harían daño con los mismos al succionar, cuando esto suceda deberás darles croquetas remojadas en agua para que no sean tan duras para sus dientes y paladar y así puedan comenzar a acostumbrarse a este nuevo tipo de alimento.

Las croquetas que deberás suministrarles durante su infancia deben ser especialmente diseñadas para cachorros, puesto que estas contienen una elevada cantidad de nutrientes y proteínas, muy necesarias durante la etapa de cachorros y cachorrones, ya que esta es una etapa en donde los perros requieren de una elevada cantidad de estos componentes debido al su ritmo de vida agitado.

Deberás darles cuatro puñados de croquetas diariamente, uno en la mañana, dos a lo largo de la tarde y uno ya tarde en la noche, los cachorros vacían sus estómagos más rápido por lo que necesitarán llenarlo de manera más frecuente también. Ya a los cuatro meses de edad podrás reducir la frecuencia en solo tres platos de comida al día y a partir de los seis meses de edad ya podrán comer dos platos de comida y tres eventualmente hasta cumplir la adultez, que se alcanza al año de edad.

La cantidad de croquetas deberá ir aumentando desde los dos meses hasta los seis meses, después deberá ir decreciendo un poco.

¿Cómo saber que marca de croquetas es la ideal para mi mudi?

Para saber que croquetas son convenientes tanto para un mudi cachorro como para un mudi adulto debes revisar bien el empaque en la zona en donde te dan a conocer los valores de dicho alimento para perro. Esta tabla te dará a conocer el porcentaje de proteínas, grasas, carbohidratos y vitaminas que contiene el alimento, por lo que deberás escoger aquel empaque que tenga un generoso porcentaje de proteínas, dejando a un lado los que tienen pocas proteínas e incluyen harinas.

No solo las croquetas más caras son las de mejor calidad, en el mercado existen opciones realmente accesibles que pueden llegar incluso a competir con marcas de primera calidad, todo lo que tienes que hacer es revisar muy bien los valores.

La ventaja de las croquetas frente a la comida casera es que estas son duras y permitirán que los dientes se limpien mientras el mudi vaya masticando, ahora, como principal desventaja tenemos que se trata de un alimento pre-procesado, por lo que los nutrientes no serán de tan alta calidad como los que puede obtener un perro de un alimento recién preparado.

Alimentación del mudi con comida casera

La comida casera es la predilección de los perros debido a que tienen más olor y sabor que las croquetas, así que ¿Por qué no considerar este tipo de alimentación para el mudi?

Con la alimentación con comida casera debes saber que no todos los ingredientes pueden ser usados en un plato para un perro. Condimentos, papas semi-crudas, alcohol, pasas, aguacate, yuca, frutos secos y alto contenido de sal son tan solo algunos de los ingredientes que tu mudi no puede comer, por lo que debes investigar si los ingredientes del plato que quieres darle a tu perro le harían daño antes de dárselos.

Al alimentar a un perro con comida casera también debes tener en cuenta que la comida blanda se queda adherida a los dientes del mudi, lo cual es uno de los inconvenientes con este tipo de alimentación, además también deberás conocer como balancear las proteínas, grasas buenas, carbohidratos y vitaminas por tu cuenta, por lo que deberás visitar al veterinario para contar con su ayuda profesional antes de contar con este tipo de alimentación para tu mudi.

Salud y cuidados generales

cuidados del mudi

El mudi es un perro especialmente robusto ya que se trata de un ejemplar que es tanto fuerte en el exterior como fuerte en su salud, no presentando mayores inconvenientes en cuanto al estándar de su raza, sino problemas poco frecuentes en perros del mismo tamaño, características físicas o tendencias a la persecución y captura de presas.

El mudi presenta muy buena salud, pero es conveniente el tomar en cuenta una serie de patrones con cierta frecuencia para mantener su salud siempre en un estado óptimo. Por ejemplo, al mudi conviene cepillarlo frecuentemente, varias veces a la semana para evitar que en su pelaje aparezcan insectos como las garrapatas y las pulgas y también detectar de manera temprana cualquier problema en la piel ocasionado por hongos.

El cepillado cada dos o tres días también permitirá que su pelaje siempre se mantenga brillante, libre de nudos y pelaje muerto, ya que el acto del cepillado eliminará cualquier impureza atrapada en su pelaje.

El pelaje que recubre su piel puede ser un factor de peligro si vivirá en entornos tropicales, por lo que si quieres un mudi y vives en un país caluroso solo te queda la opción de mantenerlo dentro de casa con el aire acondicionado encendido y sacarlo a pasear únicamente durante las mañanas y después de las cinco de la tarde cuando el sol comienza a bajar su intensidad. El someter al mudi a los rayos directos del sol hará que este pueda presentar un golpe de calor, un problema que pondrá su vida en riesgo si no se trata convenientemente.

La revisión del mudi no solo abarcará el pelaje, como en todo perro, también deberán ser revisadas las orejas y el oído, de manera que puedas descartar la presencia de garrapatas, a las cuales les encanta esta zona para ubicarse debido a la humedad y el buen flujo de sangre que corre por las venas de las orejas. Quítalas con mucho cuidado con la ayuda de unas pinzas, cuidando que no caigan aún más profundo en el conducto auditivo. Si no estás seguro de que puedas tener un pulso firme será mejor llevar a tu mudi al veterinario y así evitar mayores inconvenientes.

El mantener a tu perro libre de garrapatas evitará enfermedades graves como el Lyme y la enfermedad de la garrapata, enfermedades que pueden poner en juego la vida de tu perro.

Los dientes también deberán ser revisados y limpiados constantemente a lo largo de su vida para evitar la acumulación de sarro, para ello acostúmbralos desde cachorros a ser limpiados con un cepillo de dientes de cerdas suaves con la ayuda de un dentífrico especial para perros. No uses dentífrico para humanos en perros ya que la fórmula de estos es demasiado potente y puede desgastar los dientes de tu mejor amigo de manera acelerada.

Los baños no deberán ser llevados a cabo cuando el clima esté nublado o esté especialmente húmedo ya que el mudi necesita secarse cuanto antes y completamente para evitar que en su piel aparezcan hongos y resulte así afectada por la humedad. En el caso de que bañes a tu mudi y te des cuenta que el clima no es el ideal entonces tendrás que usar cepillo y secador de pelo.

Para finalizar con los cuidados físicos debes saber que la vacunación no es opcional, ya que si no lo vacunas a tiempo tu cachorro mudi podría sufrir de enfermedades tales como el distemper canino y la parvovirosis, dos virus que en la mayoría de los casos sin tratamiento pueden resultar mortales y sus tratamientos bastante costosos y difíciles de llevar a cabo, por lo que lo más conveniente es que vacunes a tu mudi cuando cumpla los dos meses de edad y mientras tanto evites que salga a pasear, que interactúe con otros perros adultos aparte de sus padres y evita a toda costa el mantenerlos en una casa en donde antes un perro haya tenido antes estas enfermedades ya que son especialmente contagiosas.

Finalmente debes tener en cuenta los cuidados psicológicos. El mudi es un perro muy inteligente y familiar, con una necesidad de atención media-alta, por lo que no podrás dejarlo todo el día solo, deberás prestarle atención varias veces al día para que se sienta pleno. Para ello podrías aprovechar las caminatas diarias de al menos 90 minutos (no son opcionales) para jugar con él e interactuar.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Mudi

mudi

El mudi es un perro inteligente, obediente y extremadamente talentoso para llevar a cabo cualquier trabajo que le proponga su amo. El mudi puede ser entrenado para perro ayudante de personas con alguna discapacidad, perro bombero, perro policía, perro de deportes caninos, de competencias de agilidad, pastoreo y obediencia, por lo que se trata de una de las variantes de pastor húngaro más versátiles.

El principal problema si del entrenamiento del mudi se trata no es el mudi en sí, sino los conocimientos de su amo del entrenamiento canino. El tener una buena base en cuanto a entrenamiento canino hará que tu perro se comporte como un perro de película, a continuación, te explicamos los pilares fundamentales del entrenamiento del mudi:

¿Cómo entrenar a un pastor húngaro mudi?

El pastor húngaro en su variante mudi es un perro bastante inteligente, por lo que no es raro que a veces cuestione tu autoridad como “líder de la manada” si tienes un comportamiento sumiso e incluso irresponsable. Por ello, es necesario saber que desde cachorro tu mudi debe verte como un líder de la manada, con ello conseguirás que después, cuando sea un perro adulto, nunca cuestione ninguna orden que le des.

¿Cómo ser un líder de la manada para un perro mudi?

Primero se deben examinar las funciones que tiene un líder de manada, por ejemplo, un perro que es líder de una manada siempre protegerá a los eslabones más débiles de esta, también será un perro que se lance al ataque en caso de que divise una presa, por lo que también es proveedor, y por si fuese poco si alguien osa poner en duda su liderazgo entonces este podría envestir y expulsar de la manada a dicho eslabón rebelde.

Para adaptar este comportamiento a un entorno más civilizado, para que puedas comportarte como un líder de la manada debes darle de comer a tu mudi, lo cual es conveniente que solo hagas tu para que tu mudi te identifique rápidamente como líder. Los platos de comida siempre debes servírselos de arriba abajo, ya que si se los sirves a la misma altura de su cuerpo entonces entenderá que es un tributo hacía él debido a su liderazgo.

También debes cuidar que no sea él el que pase primero por las puertas cuando vayan a salir de paseo, ya que entenderá que él será el que marcará el rumbo de dicha “expedición”, lo cual está totalmente errado, tampoco permitas que hale la cuerda durante el recorrido, si es necesario detente hasta que deje de insistir en ser él el que determine el rumbo y el ritmo de la caminata.

Finalmente, si ves que tu perro mudi está en un lugar inadecuado no temas en ordenarle que se retire a su lugar, esto lo hará comprender que tu “te acuestas” en donde quieres porque simplemente eres el líder. Para cualquiera de estas actividades no hace falta pegarle ni regañar a gritos a tu mudi, cosa que le desagrada profundamente, tan solo practica el entrenamiento en positivo con él y verás que tiene excelentes resultados.

Adiestrando el comportamiento de un mudi

mudi

El mudi cachorro no sabrá en donde es válido hacer pipí o popo, por lo que tendrás que enseñarle tú. Para ello usaremos el entrenamiento en positivo del cual te hablamos anteriormente, el cual consiste simplemente en felicitarlo cuando hace algo bien y reprenderlo cuando hace algo malo.

Por ejemplo, si ves que tu perro hace popo en el lugar perfecto deberás acercarte a él apenas termine y darle una golosina, después querrá repetir el mismo comportamiento para ganarse otra golosina, la cual deberás darle, pero cuando vuelva a repetirlo tan solo acarícialo y dile “buen chico”, si ves que lo sigue haciendo en el mismo lugar entonces habrá entendido, sino, vuelve a intentar con las golosinas hasta que se acostumbre y lo haga por inercia.

De igual manera, cuando tu perro hace algo malo lo que debes hacer es interrumpir el acto y decirle “no” firmemente. Verás cómo se encoge de hombros porque sabe que ha hecho algo malo. Ahora simplemente ignóralo.

Entrenamientos diversos para el mudi

El mudi puede ser entrenado para diferentes fines, por lo que necesitas empaparte por tu cuenta sobre el entrenamiento del mudi para todas estas áreas, por ejemplo, si vives en una zona rural y tienes ganado ovino o bovino puede interesarte entrenarlo como perro pastor, de igual manera que si vives en un entorno en donde abundan las pequeñas presas puede que sea una buena idea entrenar a un mudi como perro cazador. Si eres una persona discapacitada o quieres a un perro que preste apoyo a una persona de estas características entonces puedes entrenar al mudi para este oficio.

El mudi es un perro realmente inteligente que aprenderá casi cualquier trabajo.

Comportamiento con otros perros

mudi

El mudi es un perro acostumbrado a la interacción con otros perros ya que usualmente en las granjas había más de un perro pastor en caso de que el animal que amenazaba al rebaño fuese demasiada amenaza para un solo perro y así pudiesen atacar y ahuyentar a la presa juntos.

Pero a pesar de esto es necesario saber que para que este nivel de compañerismo se muestre se debe llegar a cabo la socialización del mudi, tras la cual será un perro completamente amigable con otros perros y otras mascotas, pero mucho ojo con las pequeñas mascotas del hogar, ya que el mudi también tiene un poco de perro de presa, por lo que si se dan ciertas condiciones que mencionaremos más adelante estas pequeñas mascotas de tu hogar pueden convertirse en presas de los instintos del mudi.

El mudi fue usado tanto para el pastoreo de ovejas y vacas como también para labores de caza, lo cual obviamente pone en peligro a los pequeños animales que pueden existir en el hogar, ya sean conejos, gallinas o pájaros, pero si no lo usarás o no crees que lo vayas a usar como perro cazador entonces no será necesario que lo entrenes para labores de caza y para minimizar a cero la posibilidad de agresividad en contra de las demás mascotas del hogar deberás estar muy pendiente de la interacción de él con ellas, lo cual también abarca la interacción con perros más pequeños que él.

En caso de que notes agresividad hacia los demás perros o mascotas deberás hacerle saber de inmediato que no es necesaria ni permitida la violencia bajo tu liderazgo. Al suprimir el deseo de caza del mudi comenzará a aflorar la personalidad de perro pastor propia de él, con la cual en vez de comportarse de manera agresiva con otros perros podrás ver con asombro como puede incluso arriesgar su propia vida para mantener a los demás animales de su entorno a salvo.

Para un mudi no es raro salir corriendo a toda velocidad ante la mínima señal de peligro para tratar de ahuyentar al invasor, por lo que se lleva muy bien con perros que comparten esta necesidad de protección.

El mudi también se llevará de manera excelente con otros perros activos con los cuales pueda compartir momentos de juegos como perseguirse o salir tras el rastro de alguna alimaña y también los paseos que pueda llevar a cabo con su amo. El mudi macho puede ser un poco territorial con otros perros machos de igual tamaño, por lo que conviene estar pendiente de la relación entre ambos perros, señalándoles siempre cuando una conducta está mal.

El mudi no socializado previamente con sus hermanos durante los primeros meses de vida será un perro bastante desconfiado con los desconocidos, sean humanos, perros u otros animales y también tenderá a ser un perro dominante incluso con su amo. No olvides que se trata de un perro increíblemente inteligente, por lo que cada acción de su dueño será evaluada por él, y siendo rebelde producto de la falta de educación y socialización durante su etapa de cachorro será bastante testarudo, sin embargo, nada que un entrenador de perros profesional no pueda solucionar y aconsejarte para que pueda verte como un líder de la manada eficaz.

Si notas que el mudi es un perro testarudo probablemente se trate también porque cuestiona tu liderazgo debido a que no te has comportado como un líder respetable a sus ojos, lo cual hará inmediatamente que se crea el perro más capaz para encargarse del grupo familiar, actuando a su conveniencia siempre, por lo que te recomendamos seguir los pasos que te comentamos antes en la sección de entrenamiento para que tu mudi sepa que tú eres el líder de la manada.

Si tu mudi está ya en su adultez y es un perro bastante dominante y territorial con los demás perros del hogar entonces quizás debas esterilizarlo para calmar esa necesidad de dominancia. Los perros machos al ser esterilizados calmarán mucho esta necesidad de dominancia, en gran manera la territorialidad y también las peleas por hembras, además de alargar un poco más la vida de tu mascota, de todas maneras consulta con tu veterinario el tema antes de tomar esta decisión.

Entorno ideal

mudi

El mudi es un perro poco popular alrededor del mundo ya que no todos saben los beneficios que puede traer esta raza al hogar, siendo un perro tan talentoso en las diferentes áreas que lo asignen que es bastante popular en su país de origen, en donde sí lo conocen muy bien. De todas maneras, existen formas de adoptar a un mudi de raza pura, ya que hay criaderos abalados por la IKC tanto en Europa como en América.

Lo que si tienes que tener en consideración es que es necesario que el país en donde vivas cuenta con la condición climática adecuada para el mudi, ya que se trata de un perro con un pelaje espeso y protector del frio, cosa que dificultará mucho su calidad de vida en un entorno cálido como los que se presentan en los países o territorios cercanos a la línea del Ecuador y que también cuenten con un territorio llano.

Si vives en un país en donde el clima es tropical, pero en realidad quieres a un mudi en tu vida entonces deberás tener en cuenta varias consideraciones, como no hacer que el mudi permanezca fuera de casa durante las tardes calurosas o las mañanas soleadas, sino que deberá estar dentro de un hogar debidamente enfriado con aires acondicionados, solamente pudiendo salir ya cuando el sol comience a ponerse y estar fuera las noches y las mañanas.

De igual manera solamente podrás sacarlo a pasear durante las tardes cuando el sol esté a punto de ponerse, durante las noches o bien temprano en las mañanas. Si lo sacas durante la tarde procura que sea por algunos minutos solamente y nunca lo sometas a actividad física de alto impacto ya que tendrá grandes chances de sufrir un golpe de calor, condición en la que el cuerpo de un perro se ve imposibilidad de eliminar totalmente el exceso de calor, por lo que el amo tendría que actuar de inmediato para salvar la vida de su mejor amigo.

¿Cómo tratar a un mudi que sufre un golpe de calor debido a un entorno soleado?

Supongamos que olvidaste meter a casa a tu mudi y el día ha estado bastante caluroso, si notas que tu mudi está algo desorientado o peor aún, se encuentra acostado en el suelo y no responde a tus llamados entonces deberás llevarlo a un entorno más fresco, pero nunca que sea opuesto en extremo al calor, por ejemplo, puedes llevarlo a una habitación y colocarle un ventilador y después de algunos minutos encender el aire acondicionado y paulatinamente ir disminuyendo la temperatura de la habitación.

Es vital también el asegurar la hidratación del perro, colócale agua fresca próxima a él y asegúrate que su entorno cuente siempre con un recipiente con agua de estas características para que pueda hidratarse. El agua tendrá que ser cambiada cada dos días como mínimo.

¿Con qué objetos debe contar un mudi en su entorno?

Un mudi debe contar con diferentes objetos y muebles en donde viva, pero esto depende si vivirá dentro de casa o fuera de ella. Por ejemplo, dentro de casa puede contar con una o dos camitas para perro situadas en lugares no muy lejanos de las habitaciones en donde existe mucho movimiento de personas durante el día.

De esta manera el mudi se sentirá acompañado al ver a las personas de su familia cerca y escucharlas, pero se sentirá seguro y tranquilo ya que en donde se encuentra puede descansar tranquilamente y no será molestado. Cercano al lugar de su reposo debe tener su plato de agua y su plato de comida.

Si el mudi es cachorro le encantará tener juguetes disponibles en su entorno, en especial si dormirá dentro de casa ya que si se te olvida sacarlo un día probablemente se entretenga con los juguetes y no con tus zapatos o los cojines de tus muebles.

Si vivirá en el exterior el mudi deberá contar con un techo que lo resguarde tanto del calor como de la lluvia y el frio. Este techo bien puede ser el techo del patio trasero de tu casa o bien, si no existe techo en el lugar puedes comprarle una casa para perros, la cual debe estar a buena altura del suelo para que así no se inunde.