Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Kerry Blue Terrier

kerry-blue-terrier
Kerry Blue Terrier
5 (100%) 2 votes

Kerry Blue Terrier: Tu nueva mascota

El Kerry Blue terrier es un perro perteneciente, como su nombre indica, a la familia de los terrier. Otro nombre por el que se lo conoce es como Terrier Irlandés azul, pero no debe confundírselo con su primo el Terrier Irlandés, animal con el que comparte ancestros.

Es una raza poco conocida, ya que en sus orígenes estuvo prácticamente aislada en la pequeña región de Kerry, una región al suroeste de Irlanda, por lo que no es un perro demasiado popular a nivel mundial. Entre las distintas variedades de terrier este can ha pasado un tanto desapercibido.

Sin embargo en Irlanda tuvo una gran popularidad, especialmente durante las primeras décadas del siglo XX, llegando a ser considerado como un símbolo de patriotismo irlandés al ser la mascota preferida de los partidarios de la libertad de Irlanda.

Conforme en los irlandeses crecía este sentimiento patriótico se fueron dando cuenta que este can tenia las características que enorgullecían el gentilicio de su nación, siendo animales fuertes, intrépidos, inteligentes, sumamente valientes y siempre dispuestos a la acción.

Son perros que poseen características físicas similares a las razas terrier, teniendo particularidades propias a los finos a los que fue criada la raza y que los hacen sin lugar a dudas perros únicos. Uno de sus mas grandes atractivos físicos es su pelo, el cual tiene un color bastante característico y muy poco común.

kerry-blue-terrier

El color azul de su pelo es lo que le da su nombre, este varia de acuerdo a la edad y tiene varios tonos, pero es sin duda un factor importante en la popularidad del perro en la actualidad, asi como los distintos cortes que se pueden realizar. Esta versatilidad estética los hace atractivos para aquellos que les gusta ser creativos en la apariencia.

Entre sus múltiples atributos también resalta su personalidad carismática, siendo perros sumamente activos y juguetones, para sus amos pueden resultar sumamente vigorizantes, haciéndose amar por los humanas que lleguen a conocerlos.

Este rasgo lo desarrollan desde la infancia, cuando son cachorros son dados a compartir con las personas de manera abierta y espontánea, siendo bastante extrovertidos. Esto los hace animales con los que se puede trabajar un entrenamiento diverso, ya que son muy receptivos a los estímulos y están siempre dispuestos a jugar y a aprender.

Si no se aprovecha esta etapa para enseñarlo con limites definidos y a interactuar con otras personas, especialmente con otros animales, cuando se adulto pueden resultar difíciles de manejar para dueños inexpertos o poco pacientes, ya que su temperamento llega a ser muy voluntarioso.

Su inteligencia los hace susceptibles al aburrimiento, por lo que son animales sumamente útiles en actividades que requieran entrenamientos de obediencia complejos, como las pruebas de agilidad por ejemplo. Cualquier tipo de actividad que los estimulo física y mentalmente les supone un reto que disfrutan profundamente.

El Kerry Blue es sin lugar a dudas un terrier lleno de virtudes que lo convertirían en un excelente perro para cualquier persona que tenga la dedicación para cuidar de él como merece. Siendo este un animal capaz de adaptarse a cualquier ambiente, no defraudaría a unos dueños comprometidos.

Historia del Kerry Blue Terrier

El Kerry Blue Terrier es una raza que fué utilizada en distintas labores históricamente, asociadas principalmente a la cacería de alimañas y otras labores en campos.

Este terrier es originario de la región montañosa de Kerry, Irlanda. Este condado se encuentra en el suroeste de la Isla y es uno de los condados mas importantes del país, su capital es la ciudad de Tralee.

kerry-blue-terrier

Es un condado marítimo desde el cual se imponen hermosos países con el atlántico de fondo, aquí fueron criados estos perros durante generaciones, dándole características propias que lo diferencian del terrier irlandés, dado que a pesar de compartir antepasados, los Kerry Blue Terrier se mantuvieron aislados dentro de su península montañosa.

Inicios de la raza

Los orígenes de la raza son difíciles de precisar, no existe ningún registro histórico ni referencia artística de estos perros previos a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, las fuentes que hablan del origen de la raza difieren significativamente de cómo se asentó en la zona.

La teoría más aceptada es que fueron criados selectivamente desde los antepasados que son comunes con el Terrier Irlandés, perros que aun en la actualidad son difíciles de precisar, pero dada las características comunes entre ambas razas y la zona de las que provienen para muchos este es el origen más razonable del Kerry.

Sin embargo, existen quienes afirman que pueden descender de perros que sobrevivieron a un naufragio que ocurrió a finales del siglo XVIII, ocurrido en las costas de la ciudad de Tralee, mezclándose con el terrier local posteriormente.

Igualmente se cree que pueden descender de perros que vinieron a la isla junto con la armada española durante 1588, época en que los irlandeses y españoles se aliaron, la armada española visito constantemente la costa irlandesa por varios años.

Sean cuales fueran los antepasados del Kerry estos cumplieron labores sumamente importantes para el mantenimiento de las granjas y casas de sus amos en la zona, durante el siglo XVIII fue conocido como perro cazador de alimañas, igualmente era usado como pastor.

Es un perro muy versátil, esto se debe a su gran inteligencia, propia de los terries. Por generaciones fueron utilizados para el cuidado y protección de espacios rurales lo que cultivo su instinto protector, de caza y su unión al hombre.

kerry-blue-terrier

Cuando se descubrió su habilidad para el combate se lo mezclo con perros de mayor tamaño y fuerza muscular, como el bedlington terrier y el bull terrier, de quienes heredaron su fuerte cuerpo.

No son perros con particular propensión al ataque, sin embargo pueden ser agresivos con otros perros, rasgo heredado sin duda de estos cruces para desarrollar sus habilidades en la pelea. Al tener esta condición mas su fuerte instinto protector son feroces guardianes si se les encarga el cuidado de una propiedad.

Siglo XX y llegada a América

Durante las primeras décadas del siglo XX el condado de Kerry era uno de los mas pobres del país, se vio marcado por una importante migración de sus habitantes a distintas partes de la Isla, a Inglaterra y especialmente a américa.

Durante esta época se registraron los Kerry Blue terrier como el 25% de los perros que vivían en Irlanda, su aceptación como perro de compañía era muy alta, paso de ser un gran aliado en el trabajo a un compañero leal en cualquier ocasión.

Las tensiones entre Inglaterra e Irlanda y el deseo de los irlandeses de independencia se vieron aumentadas por la gran pobreza que se vivía en el país, así que el Kerry pasó a ser la mascota favorita de muchos Patriotas irlandeses que buscaban la independencia.

Fue asi como apareció por primera vez bajo el nombre de Terrier irlandés en 1913, no fue hasta 1916 cuando en la ciudad de Kellarneg del condado de Kerry se le dio el nombre que actualmente lleva, Kerry Blue terrier, para diferenciarlo del terrier irlandés, destacando su característico color y su lugar de origen.

En 1922 el Kennel Club lo reconoció formalmente como raza, de esta forma se estandarizaron sus características y se lo diferencio claramente de su pariente irlandés y se ganó su lugar dentro de la familia de los terriers.

Aunque no existen referencias claras de como este magnífico animal llego a américa, pero es probable que esté relacionado con las migraciones que ocurrieron en Irlanda como resultado de la pobreza que existía en el país.

En las primeras décadas del siglo XX Kerry sufrió cambios significativos en su población producto de estos movimientos migratorios, siendo un perro sumamente útil y versátil tanto como perro de trabajo y de compañía y dada su gran popularidad, muy seguramente acompaño a viajeros en sus nuevas vidas.

kerry-blue-terrier

Caracteristicas de la raza

El Kerry Blue es un perro que posee al igual que todos los terriers un cuerpo musculoso y bien balanceado, tienen una postura erguida con mirada alerta. La características más resaltante de este can es su pelaje que debe tener el color y la textura adecuada.

Son perros medianos muy inteligentes que tienen un temperamento testarudo, son grandes compañeros ya que disfrutan mucho la compañía de su amo, existen pequeñas diferencias entre machos y hembras, pero en líneas generales cumplen un estándar característico.

Alto de cruz y tamaño
Estos perros tienen una altura promedio entre 17 pulgadas o 44 cm a 19 ½ pulgadas o 49cm, considerándose la altura ideal la de 18 ½ pulgadas o 47cm, existen pequeñas variaciones entre machos y hembras, siendo estas ultimas mas pequeñas
• Hembras: 17 ½ pulgadas o 44cm a 19 pulgadas o 48cm
• Machos: 18 pulgadas 45cm a 19 ½ o 49cm.

Los limites inferiores son aplicables a animales de 18 meses en adelante, de ser mas pequeños se los considera fuera de los estándares al igual que si superan el tamaño.

Son perros medianos con cuerpos musculosos y agiles, por lo general tienen un peso entre 33 a 44 libras o entre 14 a 20 kilos, siempre en proporción con la altura, de igual forma en estos casos las hembras tienden a ser mas pequeñas que los machos.

Pelo
Esta es una de las características de mayor importancia en la raza, ya que de el viene el nombre de la misma. Son perros que fueron históricamente utilizados como cazadores de alimañas por lo que su pelaje responde a las necesidades de su crianza.

Tienen el pelo ondulado, suave y denso, no poseen subcapas de pelaje. Algo que hace a este perro atractivo es que no muda su pelo, crece durante todo el año, por lo que por lo general no causa alergias. Siendo así, requiere de unos cuidados mínimos para mantenerlo.

En cuanto al color debe ser gris azulado oscuro, pizarra oscuro o un azul grisáceo claro, se aceptan ciertas zonas de color negro como lo son la cabeza, el hocico, las orejas, la cola y las patas.

Los Kerry Blue Terrier no tienen este color al nacer, por lo general son completamente negros cuando son cachorros, van madurando el color conforme crecen. El manto a cambiando poco a poco pasando por distintos tonos incluidos algunos tonos morrones, hasta alcanzar el color definitivo alrededor de los 18 meses.

Cada perro es distinto y su desarrollo y maduración del color también, por lo que el tiempo y el tono final que adquirirá variara de perro a perro.

Cabeza y orejas
Poseen una cabeza alargada sin exagerar, luce proporcionada al cuerpo y bien balanceada, sus ojos son de color oscuro y poco prominentes, los colores claros tendiendo al amarillo no son buscados en la crianza y se consideran poco atractivos en la raza.

Las orejas tienen forma de “V” pequeñas pero proporcionadas, son gruesas con una caída hacia la mejilla, la punta de la oreja se encuentra cerca del cráneo. Cuando el perro es cachorro se pueden utilizar protectores para proteger el cartílago en formación y evitar que haga formas distintas a las que describe el estándar en las orejas.

Cuello, cuerpo y línea superior
Tienen un cuello largo que se ensancha en su unión con los hombros, la espalda es recta y sin hundimientos, tienen un pecho amplio de respiración moderada, siendo más profundo que redondo, adecuado para un perro con alta energía que desempeña actividades que requieren de un gran consumo de oxígeno. La cola es moderadamente larga y se mantiene alta.

Patas delanteras
Estos perros son fuertes y agiles, sus patas son capaces de desarrollar velocidad y son lo suficientemente flexibles para permitirles arrastrarse en madrigueras y adentrarse en matorrales en caso de perseguir una presa.

Los cuartos delanteros de estos animales son muy musculosos, los hombros se inclinan hacia adelante y los codos permanecen perpendiculares al cuerpo, las patas delanteras son rectas, pueden observarse paralelas al verse de frente y completamente derechas al verlas de costado.

Tienen pies fuertes, redondos y moderadamente pequeños, que les permiten excavar con facilidad y desplazarse con facilidad en terrenos diversos. Las uñas de sus patas suelen ser de color negro.

Patas traseras
Estos perros tienen cuartos traseros igualmente fuertes, vistas desde atrás ambas patas se ven paralelas. Sus muslos son musculosos, con un amplio rango de movimiento, que le permite al perro tener una gran agilidad.

Las rodillas deben doblarse completamente, sin inclinarse hacia dentro o hacia afuera, los talones se encuentran cerca del suelo. El perro es capaz de permanecer sobre sus patas traseras con bastante equilibrio.

Expectativa de vida

Los Kerry Blue Terrier son perros con pocos problemas de salud, aquellos que son hereditarios por lo general se logran evitar al obtener un perro de un criador certificado.

kerry-blue-terrier

Es por esto que la expectativa del Kerry variara dependiendo de la calidad de vida que se le dé al animal, con una dieta saludable, ejercicio constante y adecuado, una buena estimulación mental, los cuidados correctos en su pelaje y chequeos regulares con un veterinario pueden vivir entre 10 y 15 años.

Comportamiento con otros perros

El Kerry Blue Terrier es un perro con un temperamento que es importante saber llevar, al ser perros criados para la caza y usado incluso como perros guardianes tienen fuertes instintos que requieren de una adecuada orientación de parte de sus dueños para que no le traiga problemas con otros animales.

Algo que los caracteriza es su testarudez, es un rasgo común en las razas terrier, si su amo no demuestra un liderazgo fuerte no tardaran en tomar el control de cualquier situación y no obedecerán como se desea, pudiendo llegar a meterse en problemas con otros animales.

Su mayor problema social está dado hacia otros perros, con los cuales pueden ser agresivos, sin embargo son perro muy buenos con los niños, por lo que son buenas mascotas para familias, siendo además muy protectores con ellos.

Territorialidad

Su naturaleza protectora le valió muchas veces que fuera usado como perro guardián, forma vínculos fuertes con sus amos y protege a su territorio con firmeza y rigor.

kerry-blue-terrier

A pesar de esto no es un perro que ataque sin provocación, prefiere alertar de su presencia al posible agresor y en caso de que no se retire entonces actúa en consecuencia.

Es un perro que no ladra de manera constante, cuida su territorio pero mantiene una actitud silenciosa a menos que sea realmente necesario, por lo que puede acompañar a su amo en compañía de otras personas y las visitas pueden permanecer cómodas siempre que se respete su espacio.

Para lograr un comportamiento adecuado dentro del hogar es necesario ponerle reglas claras y repetirlas de manera constante, porque estos perros son muy inteligentes a la hora de aprender pero también son testarudos y buscaran hacer su voluntad tan pronto como se les presente la oportunidad de evadir a su amo.

Comportamiento con otros animales

Los terriers en general son perros criados para la caza, los Kerry Blue en particular fueron usados por mucho tiempo para controlar alimañas en granjas y cazar animales pequeños en bosques, es por esto que su instinto depredador es grande, fue algo que se cultivó por muchas generaciones.

Estos perros por naturaleza son muy agresivos con otros canes, tanto hembras como machos por igual, esto se relaciona a la cría selectiva que se les dio donde se priorizaba caracteres inclinados a labores de guardianes y cazadores, igualmente durante algún tiempo fueron cruzados con perros criados para el combate con animales grandes como el Bull terrier.

kerry-blue-terrier

Así, el Kerry tiene fuerzas instintivas hereditarias que lo impulsan a tener comportamientos indeseados y francamente agresivos hacia otros perros y otros animales, especialmente a animales pequeños, a los que se sentirá fuertemente inclinado a darles caza.

A pesar de esto, no es imposible para un Kerry vivir con otros canes o integrarse sanamente en una comunidad con otros perros o animales de distinta índole, la clave con ellos es la constancia en el condicionamiento del comportamiento, especialmente durante los primeros meses de vida.

Cambiar el comportamiento de un Kerry adulto puede ser difícil, sin embargo no imposible, la conducta agresiva sin embargo puede requerir de la asistencia profesional para evitar accidentes con el animal, por lo general se aplican entrenamientos de obediencia con recompensa para premiar la conducta deseada.

Sin embargo, siendo animales temperamentales puede ser difícil para una persona inexperta lograr los resultados deseados, pueden ser tan testarudos e inteligentes que se resisten al entrenamiento y vencen la paciencia de quienes buscan enseñarlos, siendo necesarias personas capacitadas para el trabajo.

Es por esto que lo mejor es darle al can una adecuada educación desde muy temprano, evitando cualquier problema de conducta en la edad adulta. Siendo cachorros son receptivos y sumamente curiosos por lo que enseñarlos no es un problema, igualmente será necesario mantener la constancia en el adestramiento.

Manejando comportamientos difíciles

La sociabilización adecuada desde el momento en que dejan la camada es fundamental para evitar comportamientos agresivos. Esto no es algo que resulte complicado a esta edad.

Llevarlos a pasear a lugares concurridos, visitar distintos lugares como la tienda de mascotas, parques donde hayan otros perros, calles muy transitadas, casas de amigos, esto los acostumbrara a distintas personas, olores y lugares, asi al enfrentarse a situaciones similares en la adultez podrán actuar de forma serena.

Tratar con animales pequeños puede resultar muy duro para esta raza, algunos ejemplares tienen un instinto tan marcado que no es posible controlarlo, por lo que los roedores no sobreviven mucho dentro de la casa.

Sin embargo, si el animal ha de convivir con alguna clase de roedor o animal mas pequeño que él, la sociabilización temprana y el adiestramiento es fundamental. Reforzar la conducta deseada y habituar al perro a la presencia del otro animal formara las bases de una adecuada convivencia.

Con los Kerry Blue es necesario tener presente que el adiestramiento no es un trabajo de una temporada, son perros sumamente inteligentes que aprenden rápido, sin embargo tienen su propia personalidad y si no se los mantiene activos en el cumplimiento de las reglas, se olvidaran de ellas y harán sus propias reglas.

Alimentación y dieta adecuada

Los alimentos son la principal fuente de energía de para nuestras mascotas, los perros son animales que disfrutan enormemente de la comida, mas aun cuando esta viene de sus amos, asi que a veces comen inadecuadamente, especialmente mas de la cuenta, cuando ellos no saben como alimentarlos.

En el caso de los Kerry Blue terrier, que son perros sumamente activos que requieren grandes cantidades de energía para su dia a dia, una dieta balanceada y adecuada es una obligación que sus amigos humanos deben saber satisfacer.

Al ser perros medianos puede resultar fácil sobrealimentarlo, en especial cuando no conocemos la calidad de los alimentos, un buen alimento aportara todo lo que tu perro necesita con porciones mas pequeñas que otro que sea menos nutritivo.

Cada perro es diferente, aunque el temperamento de la raza los hace ser muy activo habrá siempre algunos ejemplares que sean menos activos o requieran mas estimulación para despertar esa parte de ellos, asi que si tu perro disfruta mas el sofá que el parque debes tener cuidado de cuanto le das de comer.

Calidad y cantidad ¿Cuánto deben comer?

Los alimentos secos preparados para perros de origen comercial cuentan con porciones de micro y macronutrientes que aportan todo lo que tu compañero canino necesita, existen en el mercado una gran variedad de opciones, seleccionarlos siempre dependerá básicamente de la edad del perro y la actividad que realice.

Elegir entre un alimento húmedo y uno seco es cuestión de gusto, sin embargo puedes alternar entre ambos o consultar a tu veterinario cual es la mejor opción para tu perro, los alimentos húmedos pueden ayudar a que las evacuaciones sean mas fáciles en algunos perros y los secos proporcionan fortaleza a los dientes.

Los Kerry Blue son perros medianos por lo que las porciones de alimento no deben ser demasiado grandes, si cuentas con alimento de calidad que le aporte todos los nutrientes que necesita con 1 ½ taza o 2 tazas de alimento podrás aportarle todo la energía que necesita.

Claro esta, esto puede variar dependiendo de la actividad que realice el perro. Un Kerry Blue que viva en una granja y sea el encargado de eliminar las alimañas de puedan amenazarla tendrá una actividad diaria mucho mas intensa que uno que sea la fiel compañía de una familia en medio de la ciudad.

De la misma manera, un cachorro de un año en pleno desarrollo físico y mental que busca conocer el mundo que lo rodea no tendrá las mismas necesidades que un animal en la tercera edad.

Siempre hay que tener en cuenta estos detalles para poder alimentarlo de manera adecuada, sin caer en excesos ni dejarlo con hambre. Muchas veces los mismos empaques de los alimentos sugerirán la proporción adecuada de acuerdo al tamaño del animal.

Igualmente si tienes cualquier duda en este respecto puedes aclararlas con tu veterinario de confianza, en especial si deseas preparar tú mismo los alimentos que consumirá tu compañero.

¿Cómo saber si mi perro esta gordo?

Sobre alimentar a un perro es de las cosas mas fáciles que hay, ellos no diran que no a un bocadillo. Los Kerry en particular son capaces de manipular a sus dueños con gran facilidad si se proponen a hacerlo, por lo que si quieren obtener una porción mayor o acabar con la despensa de las golosinas harán su mayor esfuerzo para obtenerla.

Esto hace que la obesidad sea un problema que hay que evitar a toda costa, parece muy fácil porque solo hay que controlar lo que el perro come, pero lo problemático es controlar lo que le damos y como saber que hemos estado dándole de mas.

kerry-blue-terrier

Un perro gordo tiende a sufrir de problemas de salud que limitan enormemente su calidad de vida y acortan su expectativa, en el caso de los Kerry tienen algunas propensiones a enfermedades ortopédicas, por lo que mantenerlos en su peso y ejercitado es muy importante para que tengan una vida madura y vejez feliz.

Existen algunas medidas que puedes tomar en casa sin muchas complicaciones para determinar si has estado alimentando demasiado a tu perro y necesitas ponerlo a dieta. Hay dos pruebas que puede realizar y solo necesitas tu vista y tus manos.

La primera prueba es la prueba de la vista, simplemente debes ver a tu perro. Al observarlo desde arriba deberías ver una cintura por debajo de sus costillas, si su abdomen en lugar de ser ligeramente más delgado que su pecho, es más ancho, tu perro esta gordo.

La segunda prueba es la prueba de las manos al pecho, para esta coloca tus manos en el tórax de tu perro, con los pulgares paralelos a la columna y tus dedos rodeando sus pecho, has una leve presión, si con esto eres capaz de sentir las costillas del animal pero a simple vista no puedes verlas, entonces su peso es el ideal, de lo contrario, hay que ponerlo a dieta.

Si con cualquiera de las dos descubriste que tu compañero esta por encima de su peso es tiempo de adecuar las porciones y aumentar la actividad en su vida, sácalo de paseo con más frecuencia. Dividir la cantidad de alimento en dos comidas al día lo ayuda a no sentir ansiedad y te será más fácil no sucumbir ante su ruego por golosinas.

Salud y cuidados especiales del Kerry Blue terrier

Algo que es muy importante antes de traer a casa a una nueva mascota, especialmente si se trata de perros como los Kerry Blue terrier son los cuidados que necesita en su dia a dia y los posibles problemas de salud que puedan enfrentar a lo largo de su vida.

Lo primero a tomar en cuenta antes de adquirir a un Kerry Blue terrier es que lo mejor es hacerlo de un criador de confianza que cuente con certificación del estado de salud tanto de los cachorros como de los padres del mismo.

Los perros de raza tienden a tener problemas de salud producto de la crianza selectiva que permite que tengan sus características únicas y particulares, es por esto que se necesita que los criadores solo seleccionen a los perros mas saludables para la reproducción.

En el caso de los Kerry Blue terrier existen ciertas organizaciones en norteamerica que pueden certificar la salud para los criadores como es el caso de la Orthopedic foundation for animals (OFA), que realiza pruebas para descartar displacia de cadera, de codo, hipotiroidismo y la enfermedad de von Willebrand.

Igualmente, la universidad de Auburn realiza pruebas de trombopatia y la Canine eye registry foundation (CERF) certifica que no sufran problemas en la vista y que los ojos estén en condiciones normales.

Obtener un cachorro de un criador responsable reduce significativamente la probabilidad que el animal sufra mas adelante un problema de salud severo mas adelante en su vida.

Enfermedades latentes

Existen ciertas enfermedades que son hereditarias, pasan en generación en generación y difícilmente pueden evitarse que aparezcan si el perro las trae en su código genético, sin embargo al estar consciente de que pueden ocurrir es posible actuar ante la ocurrencia de los primeros síntomas.

Entre estos problemas hereditarias hay enfermedades especialmente articulares, oculares y hematológicas. Aunque existan certificados de salud es posible que algunas de estas enfermedades aparezcas, especialmente las que son menos graves.

Otras enfermedades que aparecen están relacionadas a problemas cutáneos a los que son propensos y relacionados a los cuidados que deben tenerse con el animal.

Enfermedades oculares

Entre las complicaciones oculares que aparecen están la keratoconjuntivitis o síndrome del ojo seco en el que las glándulas lacrimales no producen la película lubricante que debería cubrir el globo ocular, esto provoca irritación constante lo que hace al perro propenso a sufrir infecciones oculares, si no se maneja a tiempo podría dañarlo severamente.

Las cataratas son otro problema frecuente que son un oscurecimiento del cristalino, el lente que se encuentra dentro globo ocular, lo que con el paso del tiempo llega a provocar ceguera. Esta no es algo que no puede evitarse, en caso de que aparezca hay que darle las comodidades necesarias para que pase su vejez.

Otra situación constante que ocurre antes del primer año de edad es el entropión que es la inversión del parpado, generalmente el inferior, lo que provoca que las pestañas queden en contacto con el globo ocular, causando irritación, se corrige con cirugía.

Enfermedades ortopédicas

Estos perros tienen predisposición genética a la displasia de cadera y de codo, en estas condiciones la articulación de la cadera y del codo no están desarrolladas adecuadamente, por lo que el movimiento de la articulación se ve limitado, causando dolor, dificultada para caminar e incluso sentarse.

Esta enfermedad aparece cuando el animal tiene entre 3 y 4 meses de edad, es una enfermedad hereditaria, los perros que la padecen no deben usarse para cría ya que lo más probable es que sus cachorros la lleguen a padecer.

Otro problema frecuente es la luxación patelar, en este caso la patela o rotula, que es la parte móvil de la articulación de la rodilla se sale de su posición. Esta condición es frecuente, muchos perros que la padecen viven plenamente sin síntomas, otros requerirán intervención médica.

Hipotiroidismo

Este es un problema hormonal poco frecuente que afecta a esa raza, esto altera el metabolismo del perro provocando obesidad, perdida de pelo, epilepsia, alteraciones de la piel, entre otras consecuencias.

Con un diagnóstico oportuno se pueden evitar que los sintomas que provoca causen mayores problemas en el animal, si existen chequeos veterinarios periódicos es posible detectarla.

Problemas cutáneos y otros posibles problemas
Los Kerry Blue terrier tienen problemas cutáneos por la formación de quistes epidérmicos y sebáceos, estos aparecen como pequeños bultos en la piel que en general no provocan mayores problemas, pero si se rompen provocaran infecciones.

Asimismo si estas lesiones pueden ocasionalmente malignizarse y provocar cáncer en el perro. El cáncer puede aparecer en esta raza por diversas causa, tienen una propensión para este.

Las enfermedades de la coagulación son otro problema que sufren, estos son hereditario y requieren un diagnóstico preciso para lograr asegurar el estado de salud del animal con un tratamiento adecuado.

Otro problema frecuente son las infecciones del canal auditivo, pueden sufrir de otitis externa crónica como resultado de una higiene inadecuada de esta zona que permitiría el desarrollo de múltiples bacterias.

Cuidados necesarios para una vida saludable

Una vez el cachorro Kerry Blue a casa es necesario llevarlo a su primera visita al veterinario, de esta forma recibirás sus vacunas a tiempo y como nuevo dueño podrás aclarar cualquier duda particular que hayas tenido al hablar con el criador o simplemente al conocer a tu nueva mascota.

Estos perros son bastante saludables, en muy raras ocasiones desarrollan alguno de los problemas de los que son propensos. Para mantenerlos saludables tanto física como mentalmente son necesarios algunas medidas mínimas.

Requieren ejercicio regular, algunos son tan activos que podrían ejercitarse solos en un patio mediano jugando en el césped, otros son un poco mas holgazanes y prefieren una siesta, en cualquiera de los casos se recomienda que salgan de paseo por lo menos 3 veces por semana.

En cuanto al cuidado de su pelaje y su higiene general es preciso bañarlos 1 vez al mes, su pelo tiene una característica que lo hace sumamente deseable para muchos dueños y es que no muda, por lo que solo requiere cepillados dos o 3 veces por semana.

Es un pelo que crece continuamente, por lo que requiere que se recorte cada mes y medio o cada 2 meses, lo ideal es que lo haga un profesional para que le dé el aspecto clásico de Kerry Blue Terrier.
La barba y el bigote son las zonas más problemáticas de estos canas, ya que tienden a enredarse mucho, especialmente luego de comer o ir de caza, se recomienda dedicar algo más de tiempo a un cepillado más frecuente de esta zona para evitar nudos indeseados.

Cómo entrenar al Kerry Blue terrier

Para aquellas personas que deseen tener un Kerry Blue terrier es necesario saber que estos canes tienen temperamentos muy testarudos y como son animales muy inteligentes requieren de un entrenamiento constante y adecuado.

Un Kerry se hará rápidamente dueño de un hogar y pondrá todas las reglas que desee si su amo se lo permite, no son perros que doblegan su voluntad con facilidad y que busquen complacer.

Seguirán y obedecerán con lealtad a su dueño si este les enseña liderazgo y carácter. Cuando dicen que los perros se parecen a sus dueños en este caso será en lo testarudo, pues solo un humano más testarudo que un Kerry lograra que este haga lo que se le pide.

Constancia y determinación, esa es la clave

Los Kerry son sumamente inteligentes, por lo que enseñarles resulta fácil y divertido, sobretodo porque se sienten muy a gusto en la compañía de sus dueños, por lo que para ellos es un juego el proceso del adiestramiento.

Sin embargo, para lograr que una conducta se mantenga en el tiempo es necesario recurrir a repeticiones constantes y mantener el proceso de adiestramiento a lo largo de la vida del animal, no porque tengan mala memoria sino mas bien porque si no se refuerza la conducta ellos asumen la conducta que mejor les plazca.

kerry-blue-terrier

Siendo animales con fuertes instintos de protección y con gran apego familiar, no manejan bien permanecer solos demasiado tiempo, por lo que pueden desarrollar conductas destructivas si no se maneja esto a tiempo.

Además, al ser tan inteligentes se aburren con facilidad y esto desencadena en ellos conductas indeseadas y problemáticas, estimularlos tanto física como mentalmente es algo de suma importancia para que tu Kerry se comporte adecuadamente tanto en el hogar como en cualquier sitio.

Todas estas características hacen del temperamento del Kerry Blue difícil de manejar para aquellos dueños que no disponen de tiempo suficiente ni de la constancia para dedicarle a su perro la atención que necesitan. Esto provoca que muchas veces estos perros terminen abandonados.

Si estas considerando en llevar a un Kerry Blue Terrier a tu hogar toma en cuenta estos detalles, ya que son perros que no disfrutan de largos periodos de tiempo estando solos y requieren compromiso de sus amos para poder tener una estimulación que les permita tener una vida plana.

Son grandes compañeros que resultan vivaces y sumamente vigorizantes, alegrando el día de quien los tiene con su inteligencia, pero sus amos deben estar a la altura de sus necesidades para que no desarrolle problemas de conducta.

Sociabilización y entrenamiento adecuado

Ya sabiendo que se debe ser constante y comprometido con el manejo conductual del Kerry, ahora hay que saber que se debe hacer, como entrenar y estimular a este can para lograr los resultados deseados.

Lo primero que debe hacer cualquier dueño que recibe un cachorro en su hogar es asegurar la sociabilización, es decir, hacer que el cachorro tenga contacto con personas, animales, lugares y cosas. En los primeros meses el animal forma su idea del mundo y aprende como relacionarse con su entorno.

Este es un factor fundamental ya que es un proceso activo, no se trata solo de que explore y conozca su entorno, sino también que aprenda a comportarse en él. Para esto el dueño debe recompensar las conductas que desee fomentar, por ejemplo el que haga pipi en el periódico.

Las conductas negativas que no se quieren fomentar pueden disuadirse con refuerzos negativos o simplemente ignorándolas, el Kerry preferirá realizar aquellas cosas por las que se lo recompensa, es por esto que el habito de recompensar debe ser constante, así el mantendrá la conducta deseada, de lo contrario la abandonara.

Igualmente esta técnica aplica con la sociabilización con otros animales, incluidos otros perros. Mientras mas jóvenes inicien este proceso será mas fácil y le será natural el interactuar saludablemente con ellos. Esto evita significativamente problemas conductuales en la edad adulta.

Los paseos no solo sirven para ejercitarlos, les permiten familiarizarse con olores y situaciones diferentes, además de ser un reto mental para ellos si con frecuencia visitan lugares nuevos y concurridos.

Buenos estudiantes con buenos maestros

Una de las recomendaciones para mantener a estos pequeños activos y evitar que se aburran es llevarlos a clases de obediencia desde que son cachorros, el aprender comportamientos condicionados los mantiene activos.

Este tipo de perros se desenvuelve bien en este tipo de actividades, siendo candidatos para pasar a clases de obediencia avanzada, son capaces de aprender casi cualquier cosa que se les enseñe. Si es algo capaz de atraer su interés y atención lo hare gustoso.

Durante generaciones fueron animales que se dedicaron a dar caza a pequeños animales, esto les brindo una grado de autonomía y resolución de problemas que no todos los perros poseen. De aquí que puedan aburrirse con facilidad.

Este tipo de actividades son ideales para estimular la mente de los Kerry, que encuentran en los retos de este tipo el mismo placer que podrían obtener de la caza y más aun si complacen a su humano en el proceso.

Comportamiento del Kerry Blue terrier con los humanos

Los Kerry Blue terrier son animales que durante gozaron de gran popularidad en su tierra natal en Irlanda durante muchos tiempo debido a su enorme versatilidad, su capacidad de adaptación y su carácter divertido, pero no son perros que sean demasiado conocidos alrededor del mundo.

Los primeros criadores los tenían como perros de trabajo que ayudaban en las granjas cumpliendo diversas funciones, desde la caza de alimañas para mantener las granjas limpias hasta la protección de ganado de distinto tipo. Este tipo de trabajos los doto de habilidades y formo su carácter para hacerlo el perro que conocemos hoy en día.

Cuando las personas se trasladaron a las ciudades y el trabajo del campo ya no era una necesidad para sus amos, se mostraron como compañeros de vida que valía la pena tener, su apego hacia los humanos y su carácter juguetón los convirtió en un perro atractivo para quienes buscan un acompañante estimulante y divertido.

Su comportamiento es similar al de otros miembros de la familia terrier, producto de las labores para las cuales fueron criados por generaciones y quedaron como parte de su instinto y memoria genética. Disfrutan de cavar, correr en grandes patios, explorar lugares nuevos y son muy activos y juguetones.

Compañero fiel y amigo leal

Su relación con sus dueños es muy buena, si bien su conducta y aprecio por otros animales puede ser problemática, con las personas es algo completamente distinta, este es un perro de personas sin lugar a dudas. Pasar el tiempo a solas no es algo que disfruten y la compañía de su humano es su mayor placer.

Si hay niños en el hogar el Kerry los amará, su tendencia a la unión y a formar vínculos los hace muy receptivos con los niños, a los que buscara proteger y cuidara ferozmente. Siendo animales juguetones, los niños pueden aportar el nivel de energía que necesitan para mantenerse activos y estimulados.

Aunque no son naturalmente agresivos con los pequeños de la casa, siempre es necesario que estos no estén sin supervisión con el animal, especialmente si amos son demasiado jóvenes. Los niños pequeños y los cachorros tienen que aprender como interactuar los unos con los otros.

Siendo así, la sociabilización temprana de ambos ayudara tanto a los niños en su comportamiento con cualquier perro que enfrenten en su vida y al cachorro le enseñara como comportarse con distintas personas lo que le hará mas fácil interactuar en distintos ambientes.

Estos canes cuando son jóvenes son muy amigables con las personas que llegan a su hogar, permitiendo que los levanten y jueguen con ellos. Pueden ser fuente de profunda diversión y momentos de muchas risas para sus familias dado lo creativos y ocurrentes que pueden ser durante sus juegos.

Como perro de trabajo

Siendo un terrier el Kerry Blue es un animal de trabajo por excelencia. Este tipo de canes fueron criados para realizar actividades en la tierra y ser empleados en distintas actividades en los campos.

Su principal función y un trabajo que han desempeñado desde su origen es el de cazadores, actualmente siguen viviendo como perros de granja y mantienen sus hogares libres de alimañas. Algunos ejemplares cuyo instinto cazador es muy marcado necesitan este tipo de trabajo para poder sentirse plenos y no desarrollar problemas conductuales.

Igualmente son usados en deportes de caza, son excelentes en el rastreo de presas mas grandes como zorros o liebres, siendo fuertes animales de tamaño mediano pueden adentrarse en matorrales y dar caza a este tipo de presas, además de ser muy buenos recuperándoles para sus cazadores.

Asimismo son excelentes perros pastores, el instinto protector y el vínculo que forman con sus familias humanas ha sido heredado de este trabajo ancestral en el que los perros convertían a ovejas y al ganado en su manada y era su función guiarlas y protegerlas.

Además siendo perros sumamente inteligentes son muy obedientes y capaces de aprender las ordenes que los pastores humanos les den para el control y guía de los rebaños.

Con el cambio y movimiento de la población hacia las ciudades, los trabajos desempeñados por estos perros también evolucionaron. Su instintito de protección le valió el lugar de perro guardián, en esto se desempaña de manera tranquila pero eficiente. Al no ser agresivo por naturaleza con el hombre mantiene una actitud alerta y nunca ataca sin provocación.

Del mismo, su inteligencia y energía han sido puestas a prueba haciéndolo un competidor asiduo en diversos tipos de competencias caninas donde deben cumplir tareas complejas.

Muchos amantes de las competencias de agilidad optan por perros de la familia de los terrier para este tipo de actividades, un Kerry Blue es una gran opción. Cuando forman un vínculo con su dueño darán lo mejor de si para cumplir lo que este les pida, con constancia y un entrenamiento bien dirigido son campeones naturales.

Kerry Blue Terrier y su entorno

La versatilidad de estos perros no solo se demuestra en la diversidad de actividades que son capaces de realizar y su enorme capacidad de aprendizaje, sino también por su adaptabilidad a diversos ambientes, desde pequeños departamentos hasta hogares con grandes patios para correr y explorar.

Algo que los hace sumamente atractivos como mascotas hogareñas viene dado por las características de su pelo, que además de tener un color poco común y muy hermoso, tiene la bondad de no provocar alergias, ya que no mudan, por lo que no veras tus muebles con una segunda capa de pelo de tu mascota.

Su tamaño resulta muy cómodo para distintos ambientes y distintos estilos de vida de sus amos, al ser perros medianos pueden viajar cómodamente en el auto y acompañarlo a cualquier lugar. Además si el espacio en casa no es muy amplio pueden ajustarse y solo requerirán que se los lleve a pasear.

Casas pequeñas y apartamentos

En la vida moderna en la ciudad difícilmente existan muchas casas que permitan tener grandes patios o apartamentos amplios con espacio suficiente para tener perros grandes o que requieran mucho espacio para correr. El espacio es un bien poco común dentro de las soluciones habitacionales actuales.

Sin embargo, aun viviendo en lugares pequeños una mascota es algo que muchos desean tener en sus vidas, el escoger a un perro que sea capaz de adaptarse a esos espacios sin que sufran puede resultar una tarea complicada al desear combinar cualidades como el carisma y la actitud juguetona con la tranquilidad necesaria para no correr por toda la casa.

El Kerry siendo un perro mediano no requiere demasiado espacio para estirarse y encontrarse cómodo, su necesidad de espacio puede satisfacerse bastante bien con un pequeño patio, para algunos ejemplares con este espacio encuentran todo lo que necesitan para distraerse, otros requieren mas estimulo.

Todo Kerry que viva en un departamento o en una casa pequeña agradecerá salir de paseo con frecuencia, al menos 3 veces por semana. Con esto y con sesiones de entrenamiento sencillas en casa descargará constructivamente su energía.

Algo que lo hace un gran compañero de vida es su gran amor por la compañía humana, si está en casa buscara a su dueño y le hará compañía, si está de humor será una fuente de entretenimiento. Siempre tienen animo de jugar y no hay algo que disfruten mas que jugar con sus amos.

Si la ausencia de su humano es larga pueden sentirse solos y aburrirse, esto los lleva a ser un poco destructivos, es por esto que debe evitarse que pasen mucho tiempo completamente solos y se los consideras perros ideales para familias, donde siempre cuenten con alguien con quien compartir.

Igualmente son inteligentes y entrenarlos para que hagan sus necesidades en donde no resulten molestas o dañen los muebles es una tarea que puede lograrse con facilidad si se cuenta con la constancia necesaria.

Grandes Patios y Granjas

Los Kerry fueron criados para estos espacios, no necesitan mucho para vivir en casas con patios grandes y mucho menos en granjas, estos son los ambientes mas naturales para este tipo de perro, como para cualquier perro de la familia terrier.

Estos canes vivieron por muchas generaciones en las granjas de su nativa Kerry cumpliendo distintas labores, por lo que en este tipo de viviendas encuentran su lugar aunque no se les indique o pida que realicen ninguna actividad particular, ellos buscaran en que ocuparse, bien sea cazando o simplemente protegiendo a su manada humana.

Si llevas un Kerry a una granja no solo estarás llevando a una mascota noble y leal, estarás llevando a un compañero de trabajo, disfrutan enormemente de realizar actividades en este tipo de espacio y dada su afición para la compañía humana ira con su amo y participará de lo que este haga.

Mientras mas grande sea el espacio donde pueda desenvolverse con libertad mayor será lo que se le ocurra hacer, puede llegar a ser problemático debido a que tiende a cavar y a romper cosas si no se lo orienta adecuadamente colocándole límites.

Esto significa que aunque sea capaz de mantenerse activo por si mismo y tenga la oportunidad de liberar su energía sin mayores contratiempos, requiere de un liderazgo constante y debido a su fuerte temperamento, es necesario que se le entrene y sociabilice tanto como si viviera en un pequeño departamento en medio de una gran ciudad.

Si se descuidan estos aspectos pueden volverse sumamente territoriales, desarrollar las características agresivas de su personalidad, lo que dificultaría que se relacionara positivamente con personas fuera de su círculo y menos aún con animales nuevos.

Esta tarea no resulta particularmente difícil, dado que a pesar de su ímpetu independiente siempre tiende a buscar a sus amos. Los Kerry disfrutan el aire libre, pero también de la compañía de su dueño, por lo que se sentirán inclinados a estar con ellos tanto como les sea posible.