Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Keeshond

keeshond
Keeshond
5 (100%) 8 votes

Keeshond: Tu nueva mascota

El perro Keeshond es un canino muy inteligente, audaz y juguetón, proviene de origen Holandés aun cuando hay estudios que dicen que el mismo es de Alemania por la similitud que tiene con los Spitz Alemanes, de quienes incluso se dice ser su origen.

Son caninos que tienden a ser muy sobre protectores y aman su círculo familiar a tal punto de nunca dejarlo., el keeshond aunque tiende a ser muy juguetón, también tiende a ser muy bien comportado según como se le enseñe.

Es una mascota de un tamaño mediano y un peso que va desde los veinticinco (25) a los treinta y cinco (35) kg, es un perro con características muy peculiares, como el ser amoroso y un gran perro guardián, aunque tiende a ser muy desconfiado con aquellos que no conoce.

Su característica más tierna es su espectacular pelaje de doble capa, con gran abundancia en su cuello lo que le da la apariencia de un cachorro de león.

El perro keeshond tiene un cuerpo acorde a todas sus estructuras, esto quiere decir, que su cabeza, hocico, patas y cola son de un tamaño acorde a el de su cuerpo, midiendo su estructura hasta unos cincuenta y cinco (55) centímetros.

El keeshond fue visto por primera vez en Holanda durante sus problemas políticos, donde incluso casi llega a la extinción, salvándose solo algunos ejemplares, y no hasta 1920 que se formó el club de estas razas cuando 2 cachorros keeshond fueron llevados por primera vez a Inglaterra, y así sucesivamente por cada país.

Siendo una raza amada por muchas personas, y la mejor raza entre las pequeñas que se entrena como perro guardián, por ser un perro con una gran inteligencia y habilidad de aprender rápidamente.

El perro keeshond tiende a ser un perro muy tranquilo y no ser agresivo, aunque esto cambia cuando existe la presencia de alguna persona o incluso otro animal que no le genere confianza, y al ser un perro de protección tiende a ser celoso con su terreno y con las personas con las que se ha criado desde cachorro.

El keeshond generalmente no tiende a buscar problemas con otros perros aun cuando socialización desde cachorro no haya sido la mejor, pero al igual que pasa con los humanos, si existe algún perro mayormente de su mismo sexo que no le genere confianza, este tenderá a ser agresivo.

Su ladrido es muy particular de un perro de gran tamaño aunque el keeshond realmente no tenga un gran tamaño.

Los cuidados para el keeshond son varios y son de suma importancia, y más cuando se trata de vacunación y visitas al veterinario, ya que este tipo de raza puede que sea por su parte saludable, pero tienden a sufrir varia enfermedades, aunque muy pocas son hereditarias.

Incluso su pelaje es lo que más cuidado necesita, ya que tiende a ser muy delicado, de igual forma su piel, pues el keeshond tiende a poder sufrir de alguna afección dérmica si no se mantienen cuidados estrictos con él, comenzando desde el shampoo que se utiliza para su baño, hasta con el cepillo que se usa con su pelaje, el cual debe ser de cerdas suaves para que no lo lastimen.

Esta hermosa raza, no tiene problemas en cuanto a la adaptación de lugares donde vivir, ya que se adapta fácilmente a cualquier lugar, ya sea un apartamento, o una granja, no hay problemas para el keeshond cuando a hogares se trata.

En cuanto a su alimentación el keeshond debe tener una dieta balanceada, acompañada de su suplemento mineral y vitamínico que le aporte las cantidades necesarias que necesita recibir, para gozar de buena salud y así durar los años de vida que se estiman van desde los trece (13) a los quince (15) años, así como para que también su pelaje pueda estar sano, fuerte y lacio y brillante.

El keeshond es la raza perfecta que acompañará y cuidará de los suyos cada día que pasa, aun cuando fuese muy desconfiado, esto le da la positividad de ser signo de alarma cuando algo ocurre o cuando alguien extraño que genera dicha desconfianza se acerque al lugar donde se encuentra su círculo familiar.

Es una mascota muy limpia, aunque como cualquier otra raza de perro, de cachorros tienden hacer sus típicos desastres, pero al ser una raza adiestrable sin complicaciones, se vuelve una mascota respetuosa y limpia, que obedecerá cada de las ordenes, mandos o trucos que le hayas enseñado desde cachorro, siempre y cuando reciba una recompensa cuando lo legre.

La única desventaja de esta raza es que su pelaje es diseñado para protegerlo del frío por el lugar de donde proviene originariamente, lo que significa que en lugares calurosos su pelaje se vería afectado, pero como siempre, si sabemos mantener un buen cuidado y cumplimos al pie de la letra las recomendaciones del veterinario, se puede controlar cada una de estas cosas.

Características Principales

keeshond

El Keeshond es una mascota de talla mediana, fuerte y sobre todo sano, teniendo así un promedio de vida que va desde los 12 hasta los 18 años dependiendo de sus cuidados diarios, aunque existen expertos que dan un promedio de vida entre los doce (12) y catorce (14) años.

No es un perro muy alto, llegando a medir entre 44 y 50cms, y pesando desde los 25 y máximo 32 kg en su edad adulta, aunque no es un perro de grandes medidas, el keeshond cuenta con una musculatura muy fuerte, lo que lo hace un ideal para las familias que le gustan tener mascotas que puedan cuidar de su familia.

Posee un pelaje muy abundante, espeso y se encuentra en un estado medio ya que no es ni muy largo ni muy corto, además su pelaje cubre su cuello lo que da una linda y tierna apariencia de un cachorro león, su pelaje también tiende a tapar sus patas de manera de flecos, y sus hombros tienden a verse mucho más gruesos y grandes por la cantidad de pelaje que posee en ellos.

Hay varios ejemplares del perro Keeshond, existiendo colores variables, siento todos hermosos, lo que hace que no sepas a cuál elegir; entre los colores de los ejemplares se encuentran: el color negro, la combinación del negro- gris y crema, negro- plata, gris con negro, y ejemplar que es solo gris.

Su cabeza es mediana, acorde a su tamaño, y se asemeja un poco a lo que es la cabeza de un lobo.

Sus ojos, son de color oscuro, con una forma un poco redondeada, y de tamaño mediano, acorde de igual forma al tamaño de su rostro. Algo que llama mucho la atención de sus ojos es la forma y todo de color que se crea alrededor de ellos por naturaleza, que tiende a parecer unos anteojos.

Su hocico, es puntiagudo, siendo de tamaño medio largo, y es delgado.

Su nariz, es de forma redondeada, de tamaño pequeño y de color negro, con fosas nasales acorde al tamaño de la misma.

Sus orejas, siempre estarán hacia arriba ya que es la posición normal de ellas, son de forma puntiaguda y pequeñas.

Su cuerpo es un mismo tamaño de largo y de ancho, siendo llamado cuerpo cuadrado, su pecho es profundo y con mucho pelaje sobre él, su barriga es pequeña y tiende a ser un poco recogida.

Su cola es alta, cubierta completamente de su gran y hermoso pelaje.

Al contar con todas estas características, el Keeshond se vuelve un perro tierno y defensor a la vez, sin duda alguna el mejor perro de compañía que puedas tener, y es que sinceramente por algo fue nombrado “el perro de la gente” no hay duda que este canino te acompañara cada día de tu vida, brindándote mucho amor, enseñanzas, y la protección que tanto anhelas en una mascota.

Es una mascota que ama los juegos y ser muy obediente, una característica muy peculiar del perro keeshond es que no es un canino que se adiestra de manera tradicional, como si9entate y luego le aplaudimos, no, es un canino que aprende jugando algo que mantenga totalmente ocupada su mente, además de que siempre espera recibir algo a cambio, lo que es normal en cualquier canino para poder adiestrarlo así sea en lo más sencillo como lo es “sentarse” o “echarse”.

El keeshond aunque se ve un perro muy pequeño, es un perro muy inteligente, que aunque no parezca cuidara de los suyos siempre.

Un dato interesante del keeshond es que su hermoso pelaje está constituido por dos capas, esto sin duda alguna para proteger al perro del frío ya que su origen proviene de lugares muy fríos.

Su primera capa es interna, es una capa suave que sirve como protección al canino, su segunda capa es como tal su pelaje largo, liso, suave y con la particularidad de ser abierto, dando un toque tierno al mismo, esto es lo que da la impresión del ejemplar de pelaje negro – gris, y es que se debe que el color de su pelaje va primero de color blanco hasta tornarse a negro, dando la impresión del color gris.

Para resumir, el keeshond es una mascota que posee pequeñas, pero a su vez grandes y hermosas características, que lo hacen un perro totalmente único como cualquier otro, su pequeño tamaño lo hace tierno, pero su instinto de protección, defensa y una musculatura gruesa, hacen que sea un perro guardián como muchos dirían, es un canino que ama jugar, pero también ama cuidar a los suyos.

Un perro muy inteligente que aprende muy rápido, no será nada difícil adiestrarlo, ni amarlo, su pelaje es la característica más peculiar de su raza, pero también la característica que amerita más cuidados.

El keeshond puede realizar distintas actividades, es perfecto para las competencias de caninos, siempre y cuando no sean muy constantes ni de mucha duración.

Historia y Origen del Keeshond

perro keeshond

Como se mencionó anteriormente, el Keeshond, también conocidos como Gran Spitz Alemán, WolfSpitz o incluso Spitz Lobo es un perro que proviene de Holanda – Países Bajos, del cual nació el nombre de la unión del nombre del compañero de vida de Gyselaer quien tenía un perro de esta raza, ligado con las cuatro primeras letras del nombre Holanda, de allí el nombre conocido para esta raza que es Keeshond.

Pero, a pesar de que el perro Keeshond fue un gran ícono en Holanda, no había sido introducido ni reconocido en ningún otro país, y no fue sino hasta que una Sra. Llamada Wingfield-Digby decidió en 1920 llevar unos ejemplares de esta raza a Estados Unidos ya que estaban a punto de extinguirse, corriendo con la suerte de poder introducirla aún sin ser aún conocida, pero no fue sino 10 años después en 1930 que el Keeshond fue reconocido oficialmente por el American Kennel Club.

Un dato interesante es que existen noticias donde se dice que el origen exacto de la raza Keeshond no se conoce, y que se le conoció como holandesa por el patriota que cuidaba de las mismas, por lo que siguen vigentes las sospechas de que esta raza provenga de los Spitz.

Para datos más interesantes, hay quienes dicen que los Keeshond son provenientes de Alemania y conocidos como WolfSpitz alemanes en el año 1926, siendo su cercanía familiar la raza Pomerania.

Aunque el perro keeshond no tenga como tal popularidad de raza, sus fanáticos y/o dueños han realizado incansables luchas por mantener la existencia de la raza y mantener la misma dentro de innumerables competencias, con el fin de demostrar lo inteligente, audaz, obediente, amoroso, cariñoso y protectora que es.

Hay escritos que dicen que el keeshond tuvo su tiempo como guardián de algunas embarcaciones y barcazas durante el siglo XVII y en el siglo XVIII, siendo compañeros de los que se encontraban en dichas embarcaciones, estas embarcaciones tuvieron lugar en los canales de los ríos de Holanda.

El nombre del keeshond es pronunciado como kayz-hawnd, un poco raro, si, pero tranquilo aun no se conoce que el mayor porcentaje pronuncie bien su nombre.

Algo realmente interesante es como el perro keeshond se convirtió en la raza de perro más querida por Holanda, y es que en el tiempo que Holanda presentó problemas políticos, se generaron dos grupos políticos, los cuales fueron: los patriotas y aquellos que seguían al príncipe Orange.

La parte interesante es que justo los patriotas eran dirigidos por el ya antes mencionado, Cornelius Gyselaer, quien como ya dijimos, tenía un perro Spitz llamado “Kees”, quien siempre fue fiel a su sueño y grupo con el que se crío, convirtiéndose en el perro de campañas políticas.

Fue así como nace el nombre de la raza Keeshond, aún cuando no se conoce el origen de raza exacto de este ejemplar, lo que sí se sabe es que gracias a esa fama que tomo, fue muy común que las personas tuvieran un perro Keeshond por sus características protectoras hacia sus dueños, además de su fidelidad y ser un gran perro guardián.

Pero la historia del keeshond, aunque fue reconocido como parte de un símbolo político en Holanda, no fue buena todo el tiempo, ya que durante dichos asuntos políticos, el grupo de Orange al revelarse rebelde, muchos fueron los perros que se perdieron, y solo algunos ejemplares sobrevivieron en granjas mientras otros sobrevivieron en las embarcaciones que iban hacia Ámsterdam.

Luego de esto, fue cuando la Sra. Wingfield – Digby decidió sacar esta raza fuera de Holanda, sacando así dos cachorros ejemplares. Más adelante tomaron interés por la misma, creando el club de raza inglesa en Inglaterra en el año 1926.

Para resumir esta raza, es una de las más fieles, habiéndose quedado con quiénes se convirtieron en su familia durante los problemas políticos en Holanda, demostrando a cada persona que lo veía en ese tiempo que sí puede ser el perro guardián que todos quieren.

Así mismo lo hizo el keeshond en Inglaterra, Estados Unidos, y cada uno de los países a lo que llegó.

El keeshond a pesar de que fue una de las tantas razas que en su momento estuvo a punto de la extinción, hoy día es una de las razas más amadas por muchas personas quienes también hoy día cuidan mucho de ella, haciendo todo para continuar con la existencia de esta raza.

Para resumir, el keeshond es un perro criado en Holanda con posible real origen en Alemania, una raza que casi llega a su extinción, pero que gracias a que dos ejemplares fueron llevados a Inglaterra pudo seguir la existencia de la misma, al igual que su llegada a Estados Unidos, una raza nombrada perro guardián por su capacidad de adiestramiento e inteligencia para aprender cada uno de los mandatos que se les enseñen.

Comportamiento del Keeshond con otros perros

keeshond

El keeshond tiende a no ser agresivo, pero si a ser defensor, por lo que es de suma importancia la vigilancia ante los demás caninos para evitar algún conflicto que se genera por desconfianza de una o ambas partes caninas.

Pero esto no significa que será o es una mascota agresiva, al contrario, es una mascota que te brindará su amor, cariño y afecto pero que a la misma vez te cuidará en todo momento, tampoco quiere decir que como cualquier otro canino no pueda tener problemas con alguno por celos, desconfianza, etc.

Toda versión cambia cuando el keeshond no ha socializado bien desde cachorro con otros perros, por lo que en su vida adulta no tolerara fácilmente a cualquier otro perro, en cambio si el keeshond si ha socializado con otros perros desde cachorro, no tendrá problemas en hacer lo mismo en su vida adulta, ya que no existirá desconfianza a gran nivel como para atacarlos.

El perro keeshond cuando no socializa, tiende a ser agresivo, al igual que otras razas, con perros de su mismo sexo, así que si, tiene una hembra keeshond que no aprendió de tu parte a socializar, está será agresiva exclusivamente con perros de la misma o de otras razas que sean hembras, sin embargo, si se trata del acercamiento de un cachorro hacia ella, no habrá problemas ya que no se sentirá insegura ni amenazada.

Por otro lado, si tu canino keeshond es macho, este no se la llevará bien con ningún otro perro macho ya sea o no de su raza, y con este también se cumple lo anterior con la hembra, esto no sucede si es un cachorro el que se acerca a él ya que como dijimos no se sentirá amenazado.

Recuerda que los ataques de los keeshond hacia otros perros o incluso especies animales proviene de como lo hayas enseñado a socializar, pero si nunca salió de casa a lugares donde viese a otros perros, no podrás exigir mucho.

Pero, si tu perro keeshond fue entrenado a socializar desde que fue cachorro, todo cambia, tu keeshond se comportará como el perro más fiel, juguetón y amigable que hayas podido ver.

Es importante enseñar a tu keeshond a socializar para que no sucedan ataques contra otros perros, y más cuando se trata de algún perro que se acerque a lo que es “su territorio”, recuerda que todo perro marca un territorio para decir que literalmente es de ellos y que más nadie puede estar allí, y más tratándose a esta raza tan protectora.

Mucho más celoso es el keeshond con su hogar, no dejará que nadie se acerque al lugar que el cuida y que por instinto le pertenece.

Así que, enseñar a tu keeshond a socializar con otros perros y animales nunca estará de más.

Sacarlo a pasear desde pequeño y compartir con otros perros es una buena alternativa y gran comienzo para que el keeshond comience a socializar y saber tratar a cada uno de ellos, generando así la confianza que necesita para hacer un buen trato con ellos.

Comportamiento del Keeshond con los Humanos

keeshond

El perro Keeshond tiende a ser muy juguetón y veloz a la hora de divertirse, lo que te proporcionará la necesidad de ejercitarte mientras jugas con él, el keeshond ama pasar ratos agradables en familia y mucho más cuando se trata de niños.

El keeshond tiende a ser un perro muy inteligente, por lo que aprende muy rápido sus hábitos, está en ti enseñarlo con mucho amor cada una de las cosas que lo harán un perro decente y de muy buenos modales.

Desde su creación tiene el gran instinto de ser muy familiar, por lo que defiende a sus seres queridos como nunca antes lo habías visto en una mascota.

El Keeshond es un perro con un temperamento muy equilibrado ya que no tiende a ser ni agresivo ni tímido, aunque su ladrido tan peculiar y definido haga ver como si fuese una mascota agresiva, pero recuerda que esto también dependerá de cómo tú lo entrenes, lo trates y enseñes a ser y comportarse tanto con otras personas como con otros animales.

Este canino al tener un instinto defensor, o como otros llamarían, sobre protector, se convierte en la mascota ideal para los niños, ya que no permitirá que alguien se acerque para hacerles daño alguno, lo que te alivianará a la hora de dejarlos salir a jugar con él.

Aun cuando tiene un buen temperamento y es muy adiestrable, si sabe que él o alguien de su círculo familiar se encuentra en peligro o sospecha de que se encuentren, el keeshond no pensará dos veces para atacar, por lo que es una de las cosas a las que debes velar y prever, evitar que las personas realicen juegos que puedan hacer sentir al keeshond o alguno de la familia en peligro alguno.

A pesar de que el keeshond es un perro muy cariñoso, como dijimos también es sobre protector, para nada tímido, el keeshond tiende a desconfiar de las personas fácilmente, por lo que juegos pesados hacia el no sería lo más recomendable y mucho menos si son de aquellos donde pueda ver peligro en el o en su círculo familiar.

El perro keeshond tiende a ser uno de los más obedientes y adiestrables, tanto que el mismo se encuentra nada más y nada menos que en el puesto número 16 de los perros más adiestrables del mundo.

El perro keeshond es una mascota muy leal, fiel, divertida, social, es muy activo, su temperamento ligado entre dinámico, alegre y muy alerta, hace el comportamiento perfecto para el ser humano.

A pesar de que a el perro keeshond le agrada pasar rato en familia, tiende a no ser tímido, y le encanta compartir, cuando se trata de desconocidos que no le dan buena espina todo esto cambia, el keeshond comienza a cambiar, ya no tiene la misma alegría, ese tipo de personas que no dan seguridad les molesta, y tienden a ser agresivos y nada tímidos con ese tipo de personas.

El perro keeshond es un perro que fácilmente se puede convertir en tu admirable perro guardián, ya que al ser tan inteligente, el mismo aprende de manera fácil y rápida, siempre y cuando lo entrenes desde cachorros, recuerda que el perro guardián es un canino entrenado para proteger de quien lo necesite, alertando la existencia de algún extraño o desconocido del que sienta peligro alguno.

Un dato interesante, es que si quieres un keeshond para que sea entrenado como perro guardián, es recomendable que el mismo este esterilizado/ castrado ya que este prestará más atención a cada una de tus órdenes.

Tu keeshond una vez que sea bien entrenado, siempre será fiel a cada una de tus ordenes, y no te dejará mal en ningún momento, pero recuerda que este hermoso canino peludo, pequeño pero fuerte, ama con locura estar rodeado de personas que lo amen, también le gusta sentirse seguro.

Cuando el keeshond no se siente seguro, existe una desconfianza tal, que cada persona que llegue al lugar, recibirá de parte de el un gruñido dando a entender que no tiene confianza alguna, recuerda que al igual que cualquier otro canino, cuando están inseguros no son muy mansos, recordando también que el keeshond no es tímido en estas situaciones.

No te molestes cuando tu keeshond sea demasiado sobre protector contigo, esto para ellos es algo normal, es un instinto en su genética, siempre serán literalmente un centro de alarma cuando alguien del que ellos desconfían se aproxima, o si en el lugar donde se encuentran está sucediendo algo que le genere desconfianza o simplemente te ve en peligro.

keeshond

Para resumir, el perro keeshond es un perro que te dará mucho amor y le gustará siempre recibir ese mismo amor o más de tu parte, es un perro que siempre y cuando le enseñes lo que debe hacer y como lo debe hacer, jamás te desobedecerá, le gustará siempre salir contigo a dar una vuelta y ejercitarse, así como también le agradará pasar tiempo en casa tranquilo.

Salud y cuidados generales

El perro Keeshond es un canino que posee un pelaje muy lindo y abundante, incluso es una de sus características que amerita mucho más cuidados para que este permanezca limpio, suave y sobre todo desenredado, porque nadie querría que su mascota pase por el mal momento de tener un pelaje enredado y deba ser cortado.

A pesar de ser un perro muy desarrollado, tiende a sufrir algunas enfermedades que ameritan de tus cuidados, ya sea para prevenirlas como para tratarlas a tiempo, ya que entre ellas se encuentra una muy común entre los perros adultos, que es la displasia de cadera, y también existe una que, aunque no es muy común es la que se lleva más atención, que son las enfermedades cardíacas.

El keeshond amerita un sin fin de cuidados para mantener un buen estilo de vida sin preocupaciones algunas, incluso la más sencilla y menos esperada, es que no deberías dejar a tu keeshond jugar de manera muy forzosa, ni correr o saltar por más de una hora, ya que afectaría sus rodillas.

Sus ojos, deben cuidarse a tal punto de no permitir ninguna clase de acumulación de lagañas, basuras, etc., en ellos, ya que son muy propensos agarrar una infección de ojos muy fácil.

Su alimentación debe ser estricta ya que tienden a sufrir de litiasis unilateral o bilateral (cálculos en los riñones).

Su baño no debe ser realizado con cualquier shampoo ya que podrían ser tóxicos para él, si, el keeshond es un perro muy prenso a las afecciones dérmicas, por lo que es recomendable consultar siempre con su veterinario antes de proceder a cualquier acción.

Para el keeshond, la visita en el veterinario es vital por ser genéticamente tan propenso a múltiples enfermedades, incluso dos veces al mes no caería nada ml y sería lo recomendable, claro está que en su primera visita al veterinario el mismo te dirá cada cierto tiempo serían sus consultas.

Su pelaje, aunque es hermoso ameritará de ser cepillado de dos (2) a tres (3) veces al día para que este permanezca desenredado, recuerda siempre cuidar que cepillo utilizas ya que recuerda que una de las típicas enfermedades del keeshond son la dermatitis, procura mantener un cepillo de cerdas suaves exclusivo para él.

Su pelaje se debe cepillar como primer paso hacia el sentido que este lleva, luego hacia sentido contrario y finalizar cepillándolo nuevamente hacia el sentido del pelaje, siempre con cuidado, evitando lastimarlo.

Es también recomendable revisar muy bien el pelaje del keeshond con tus manos para descartar cualquier aparición de garrapatas, ya que su pelaje es muy abundante y evita ver las mismas, así evitamos también el hecho de que esta hermosa mascota pueda contraer alguna enfermedad a causa de las garrapatas.

Mantener la tarjeta de vacunación y alergias del keeshond es de suma importancia para llevar un orden importante en su salud, pero no solo mantener estas tarjetas sino también cumplir con el esquema de vacunación completo y en su tiempo exacto para evitar cualquiera de las enfermedades que puede sufrir, como complicaciones de las mismas.

La medicación del keeshond debe ser estrictamente prescrita y controlada por su veterinario si así lo ameritase ya que es un perro que tiendo a sufrir de Epilepsia, por lo que medicarlo sin consulta de un experto podría ser peligroso.

En cuanto al cuidado bucal del perro keeshond, es importante mantener atención a sus encías y a sus dientes, ya que ellos comienzan a perder su dentadura a una temprana edad, al igual que otras razas.

En cuanto a la alimentación del Keeshond, se recomienda darles croquetas secas, esto le ayudará a estimular su masticación, así como también ayudará a sacar el sarro que pueda tener en la boca, pero esto es solo una de las opciones que se pueden dar.

Pero lo más recomendable, recordando que es un perro muy delicado en cuanto a salud, se recomienda realizarle un cepillado quizás no diario, pero si por lo menos 3 veces a la semana, con el uso de crema de uso veterinario al igual que un cepillo con cerdas suaves y especiales para perros, para evitar las infecciones bucales, los cepillos de cerdas suaves son fundamental para no lastimarles las encías.

El ejercitarlo es recomendado aunque no de manera que genere mucha fuerza sobre sus rodillas, pero si es importante sacarlo a pasear para que se ejercite, ya que es un canino que se acostumbra fácilmente a cualquier espacio incluso pequeños, la importancia proviene ya que el keeshond tiene a subir de peso muy rápido si no se ejercita.

Para resumir, es necesario mantener buenos cuidados hacia tu mascota, y más refiriéndose al keeshond que es una raza extremadamente delicada en cuanto a enfermedades se trata, evitando que tu mascota pase por momentos desagradables de infección o incluso rechazo de otras personal por un mal cuidado general.

Dieta y alimentación del Keeshond

keeshond

El Keeshond a pesar de su pequeño tamaño es un canino que debe comer muy bien para mantenerse en forma, recomendándose así la ingesta diaria de entre mil (1.000) a mil cincuenta (1.050) calorías, donde se puede agregar el arroz, la carne, verduras, entre otras cosas en su dieta, incluso hoy día existen perrarinas con este tipo de ingredientes, ligados a vitaminas que los ayudarán a mantener la salud de su mascota y del pelaje de la misma, además de cuidar bien sus órganos y permitir que puedan evacuar sin problemas y lo más importantes sin fuertes olores.

Siempre es importante que lleves a tu Keeshond al veterinario para que sea este quien recomiende y de las cantidades exactas según la dieta, además de recomendar el mejor complejo mineral-vitamínico para tu mascota, según su edad, tamaño y peso.

Entre la dieta del keeshond, las recomendaciones que normalmente dan dependiendo de su edad, tamaño y actividad que realice el mismo, se basa en una dieta de entre setecientas (700) hasta mil cincuenta (1.050) calorías diarias.

Su dieta se basa en carnes de cerdo, ave, cordero, buey, etc., arroz, huevos, aceite vegetal, verduras, el maíz y el hígado de ave son los alimentos recomendados para el keeshond por ser un perro de grandes musculaturas, esto lo mantendrá fuerte y en forma.

Y como siempre, su alimentación debe complementarse con un buen suplemento vitamínico y de minerales que le aportarán el brillo y fuerza que su pelaje necesita, de igual forma es siempre recomendable consultar con el veterinario de tu keeshond para que te indique cual será su dieta exacta y te oriente sobre la misma, ya que una mala alimentación, podría provocarle al keeshond perdida de su pelaje.

Es indispensable cuidar lo que le das de comer a tu keeshond, como está preparado y el lugar donde se lo das, trata siempre de mantener limpia su taza, ya que como sabemos, no hay ningún perro que no se vulva loco para comer.

Tener en cuenta de cómo está preparado, es importante para asegurarte que lo que le vayas a dar este bien y limpio, para evitar cualquier enfermedad intestinal, o exceso de alguna vitamina, etc.

Para resumir, es de suma importancia mantener una buena dieta a tu keeshond, al igual que el ejercicio, pero como sabemos todo se basa en una buena alimentación donde consuma cada una de las cosas que necesita.

El consumo de carnes es adecuado hacerlo de la manera más limpia posible para evitar infestaciones parasitarias que puedan provocar un mal rato al keeshond.

No es solo saber qué tipo de carnes es bueno darles de comer a tu keeshond o qué tipo de perrarina darle, también es necesario saber la cantidad a darles para evitar la obesidad en ellos ya que recordemos que tienden a sufrir de las rodillas, y lo que menos queremos es una mascota sufriendo.

Todas estas indicaciones te las podrá facilitar tu veterinario ya que su dieta como se sabe debe basarse en el tamaño, peso y edad del keeshond.

Así como tu veterinario será el encargado de darte las recomendaciones necesarias en cuanto a las cantidades de comida, así mismo lo hará con la cantidad o dosis del complemento vitamínico y mineral que deberás proporcionarle, así mismo te dirá cual es el adecuado para el keeshond, y el horario que debes cumplir para el mismo.

Seguir cada una de las instrucciones alimenticias y vitamínicas que te proporcionará el veterinario de tu perro keeshond determinará la salud del mismo aunque no lo creas, siendo la alimentación la base fundamental de tu mascota así como el es para el ser humano.

Mantener a tu keeshond con una dieta balanceada es la mejor forma de evitar obesidad, desnutrición o simplemente mala alimentación en tu mascota, proporcionándole problemas a lo largo de su vida que se evitan principalmente con este detalle tan importante, incluyendo la salud de su pelaje depende en casi un noventa por ciento (90%) de la alimentación que le cumplas a tu keeshond.

Sin duda te lo agradecerá, por mantener una dieta saludable que se cumpla normalmente tres (3) veces al día, para que este se mantenga totalmente activo, despierto, y con fuerzas para realizar cada una de sus actividades a las que lo acostumbres a realizar, como sus ejercicios o paseos.

A pesar de que la ingesta diaria debe ir entre mil (1.000) a mil cincuenta (1.050) es aceptable que la misma vaya basada de entre mínimo setecientas cincuenta (750) hasta máximo mil cincuenta (1.050) calorías, es por ello la importancia de mantener un estricta y complementaria para que como ya dijimos tu keeshond se mantenga saludable.

No olvides algo que aunque no se comenta mucho es sumamente importante y es la hidratación del mismo, recuerda darle mucha agua para que se mantenga bien hidratado, lo que también contribuye en su buena alimentación.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Perro Keeshond

keeshond

El keeshond como se mencionó anteriormente es un perro muy adiestrable, juguetón, inteligente, etc., pero también es una mascota que tiende a ser un poco delicada en cuanto a entrenamiento se trata, y es que entre las enfermedades que puede sufrir se encuentra la displasia de caderas y problemas de rodillas, por lo que un entrenamiento largo y forzoso no es lo mejor ni más adecuado para ellos.

No te será nada difícil adiestrar a tu Keeshond para que se comporte dentro y fuera de casa ya que como dijimos es un perro muy adiestrable.

Para realizar un bien entrenamiento a tu keeshond y que este, esté bien preparado, principalmente es necesario comenzar todo este adiestramiento desde que son cachorros, para que, como todos sabemos, sea más fácil y rápido el aprendizaje, segundo es necesario tener mucha paciencia y amor, al keeshond le agradan ambientes donde esté rodeado de amor, cariño y personas que demuestren tolerancia hacia él.

Y no puede faltar siempre la recompensa para cada enseñanza que le das, cada vez que enseñes algún truco a tu keeshond, te recomendamos en el máximo porcentaje, dar alguna croqueta como recompensa, además de abrazarlo y aunque suene tonto que no lo es, siempre será una buena opción felicitar con lindas palabras y abrazos a tu keeshond, una vez repitas la orden y tu perro la obedezca una vez más vuelve hacer el mismo procedimiento anteriormente.

Asegúrate de repetir entre dos (2) y tres (3) veces el mandato que le enseñaste, dando en esas dos (2) o (3) veces, la recompensa y felicitaciones para que todo se forme en un ambiente agradable y tu keeshond sienta el deseo de seguir aprendiendo más trucos para convertirse así en un gran perro guardián capaz de muchas cosas.

El perro keeshond, tiene la capacidad de aprender a tal punto que puede llegar a estar tan bien preparado como un perro policía o de algún cuerpo de investigaciones, sí, tu keeshond podrá llegar incluso a encontrar a una persona, otro animal, etc., pero como ya mencionamos, esto va a depender de que tanta paciencia le tenga y por supuesto que tiempo le das a cada enseñanza.

No hay nada que el keeshond no pueda aprender, mientras mantengas una postura de enseñanza sin llegar al maltrato este hermoso y peludo canino aprenderá sin ningún problema.

Para resumir, el keeshond es un tipo de raza adiestrable tal como el dálmata (raza utilizada por los bomberos), o el pastor alemán (raza utilizada por los policías), al igual que estas razas que por genética son sumamente adiestrables, de igual manera el keeshond lo es.

La clave para que un perro aprenda la primera vez y de manera correcta obedecer algún mando, es primeramente enseñarlo desde que son unos cachorros, y como segundo punto enseñarlo con recompensas, como croquetas o incluso algo más sencillo, la misma perrarina.

Entre los mandos básicos que puedes enseñarle a un keeshond se encuentran: Sentarse, dar vueltas, saltar, ladrar, dar la pata, hacerse el muerto, acostarse, ladrar en determinada ocasión, echarse, rodar, entre muchos otros básicos que existen.

Pero como dijimos, el perro keeshond es un perro guardián por lo que tiende aprender de manera rápida muchos mandos más, como lo son: buscar algo u olfatear y buscar, proteger (esto cuando atacan a alguien de su círculo familiar), cuidar (basado en un objeto).

Así mismo tienen la facilidad de aprender mandos de competencias, pues como se mencionó anteriormente son caninos adiestrables para distintas circunstancias.

Entre el aprendizaje de entrenamiento de competencia hay variedad de mandos o señas, esto normalmente se consiguen teniendo el premio de ellos en mano para que obedezcan mientras lo persiguen, recuerda que el buscara siempre ser recompensado por su obediencia.

Entre estos tenemos el saltar algún objeto, rodar a través o debajo de algo, entrar en algún hoyo y salir por otro lado, mantener el equilibrio, subir o bajar escaleras (algo a lo que muchos perros le temen), pararse en dos patas por un tiempo determinado, seguir tus pasos (esto lo usan muchos los bailarines en sus competencias para llamar la atención por la coordinación que su perro mantiene con él).

Así también existen mandos de defensa personal que se pueden enseñar a un canino y que el keeshond no está fuera de este tipo de aprendizaje, entre estos tenemos: uno que se mencionó en los básicos, ladrar en determinado tiempo, pero también el ladrar a alguna persona, así también morder alguna persona, incluso pueden enseñarlo a realizar un acto de atacar pero sin atacar, hacer que solo gruña, y muchos más.

Realmente como mencionamos, el keeshond es un perro muy inteligente capaz de adiestrarse a un 100% y sin problemas algunos, siempre y cuando sea en un ambiente lleno de amor, donde se le recompensa su obediencia de manera de incentivarlo a seguir realizando lo que ya se le enseñó, y sin duda lo hará encantado, ya que si bien sabemos una característica de todo canino es serle fiel a su dueño sin importar nada.

Entorno ideal del Keeshond

El keeshond es un perro que se amolda fácilmente a cualquier lugar donde se encuentre, incluso algo pequeño tiende a ser un lugar agradable para él, es una mascota ideal para cualquier tipo de hogar, desde pequeños apartamentos, hasta grandes casas o fincas.

Tienden a llevarse muy bien con aquellos que socializan día a día, ya sean perros, gatos o humanos.

El perro keeshond es un canino que si no se siente seguro en su entorno te lo hará saber con sus inseguridades y molestias.

El keeshond no tiene problemas con estar en un apartamento, a pesar de que es un lugar pequeño para un perro que necesita ejercitarse, esto no le es nada de impedimento para hacerlo.

El keeshond ama estar en lugares abiertos pero no tiene problemas con mantenerse en un lugar pequeño y/o encerrado, siempre y cuando tenga la oportunidad de salir a ejercitarse.

Por ser un perro guardián, siempre tendrá la necesidad de marcar territorio, pero lo bueno, jamás se irritará de lugares pequeños.

El keeshond disfrutara desde un día de caminata hasta un día de entrenamiento e incluso uno de competencia

Tiende a ser un experto en granjas, cuidando de manera exitosa las mismas, es un perro que no sabe estar solo en la calle, y a esto se hace referencia que no es un perro que pueda defenderse mucho cuando hay abandono, por ser un canino tan familiar.

El keeshond ama también estar en ambientes de competencia donde puede liberar adrenalina, mientras corre y mejora su salud, recuerda no ejercitarlo demasiado por los problemas de sus rodillas y caderas.

El ambiente familiar lo disfrutara al máximo, pudiendo jugar con los niños, exceptuando cuando son muy pequeños ya que el keeshond no ama que lo estén molestando tanto aun cuando sea de manera intencional, pues tiende a morder de manera intencional para defenderse aun cuando no quiera lastimar a ninguno de su círculo.

Un paseo por el parque es un lugar adecuado para que tu keeshond disfrute del aire libre, mientras realiza su ejercicio diario.

Otro entorno que incluso ama todo perro, y el keeshond no se aparta de ello, son las playas, aunque no le ayuda en nada a su pelaje, un paseo a la playa con tu mascota sacaría a ambos de la rutina diaria.

Para resumir, el keeshond es una hermosa y pequeña mascota que ama el aire libre y estar en un ambiente familiar, aunque puede adaptarse a pequeños y acogedores lugares, el keeshond no fue diseñado para vivir en un lugar con un tamaño estándar, está adaptado a vivir en cualquier lugar, y bien su historia lo demuestra cuando se comenta que durante un tiempo vivieron en barcas cuidando a sus dueños y lo que allí se transportaba.

La diferencia de un lugar a otro es la manera en como el keeshond se comportara y como debes acostumbrarlo a comportarse y sus rutinas.

Si el keeshond vive en un apartamento, es recomendable sacarlo al parque o a los alrededores de las calles para que camine y tenga la movilidad que toda mascota necesita, si vive en una casa tamaño normal, tendrá más espacio para caminar, pero su cerebro pedirá salir de cuatro paredes a tomar aire libre en algún momento.

En cambio si vive en una casa con un gran jardín, allí se acaban muchos problemas de sacar a pasear a tu mascota ya que tendrá el espacio suficiente para correr y disfrutar aire libre, pero no se escapa la necesidad de compartir con sus seres amados.

Y si desde pequeño tu keeshond convive con demás perros y animales, a la hora de salir algún otro lugar estará más en confianza y adaptado según el lugar.

En otras palabras, el keeshond está apto para cualquier tipo de situación y lugar, pudiéndose incluso adaptar a alguna a la que no haya estado acostumbrado a estar, es por esta razón el keeshond se vuelve la mascota perfecta para cualquier situación y/o lugar, pudiendo disfrutar incluso de lo más pequeño siempre y cuando se encuentre acompañado de aquellos con los que ha convivido toda una vida desde cachorro.

Si bien el keeshond en principio de sus orígenes fue criado durante problemas políticos, por lo que podríamos decir que genéticamente están preparados para aceptar y mantener un comportamiento adecuado en cualquier lugar.

Ya sea en el parque, en la playa, en una granja, mansión, casa, apartamento, vereda o una pequeña parcela, sin importar el lugar esta raza sabrá cómo sacarle provecho hasta el cubículo más pequeño, y si como ya dijimos está en compañía de los suyos mucho más rápido.

Así que no importa el lugar donde quieras llevar a tu keeshond, mientras sea junto a su dueño todo estará bien para él, y mientras lo acostumbres a ir a esos lugares donde se sienta a gusto también estará bien.

Recuerda, fue creado para mantener una vida que se adapta a lugares y situaciones.