Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Hokkaido

Hokkaido
Hokkaido
5 (100%) 1 vote

Hokkaido: Tu nueva mascota

El hokkaido probablemente no te suene como una raza conocida para nada, pero lo cierto es que tiene en este mundo aproximadamente unos tres mil años, lo que la sitúa entre las diez razas más antiguas que aún existen hoy en día.

El hokkaido, como su nombre lo sugiere, se trata de una raza china que fue trasladada debido a las tribus nómadas a Japón, país en donde se popularizó y de dónde saca su nombre.

El hokkaido es un perro bastante llamativo y con rasgos que lo hacen bastante parecido a los perros de tipo spitz de origen asiático. Es una raza de tamaño de mediana a grande, con un cuerpo bastante robusto y sin zonas mal proporcionadas. Es un perro imponente debido a su tamaño y fortaleza visible, ya que sus huesos son grandes y robustos, al igual que sus características físicas.

Posee una cabeza grande con una boca que puede ofrecer una poderosa mordida a cualquiera que se atreva a sobrepasar un terreno custodiado con un perro de esta raza.

El pelaje de esta raza recuerda mucho a otros perros orientales, ya que es de doble capa, la primera siendo de lanilla suave y delicada y la segunda y expuesta al exterior es un pelaje más grueso, pero que también es un poco suave. El hokkaido puede tener oficialmente varios colores en su pelaje, comenzando por las combinaciones más típicas como la del negro, blanco y negro, atigrado, rojo o negro solo como también el color canela.

En la antigüedad ayudaba a los nómadas a cazar, por lo que tiempo después y aún hoy en día el hokkaido se considera un excelente perro de caza, por lo que requiere un espacio abierto en donde vivir y mucho, pero mucho ejercicio y aire libre para satisfacer sus necesidades de actividad física.

Como todo perro de caza en el hokkaido se puede ver una personalidad valiente, temeraria, activa, ágil y muy protector con su amo. También es un perro que por más que se adiestre correctamente en ocasiones querrá cazar, por lo que no se recomienda el mantenerlo en contacto directo con otros animales pequeños por la seguridad de ellos.

Debido a la constante actividad física a la cual era sometido en la antigüedad, el hokkaido inu se acostumbró completamente a estar activo a diario, lo que requiere que su dueño también sea activo para que no le resulte cansado mantener a un perro de esta raza. El hokkaido inu necesita a un amo de tipo deportista, con el cual pueda salir a trotar en las mañanas y a caminar durante el atardecer.

El hokkaido Inu no confía en los extraños, por lo que es necesario que cuente con un cercado que limite su interacción con los extraños a simples ladridos, ya que si estos se acercan demasiado podrían resultar gravemente heridos por la potencia de la mordida del hokkaido, debido a su gran cabeza y mandíbula.

El entrenamiento del hokkaido inu no resulta difícil, únicamente necesitas tener en mente algunos conceptos básicos a la hora de entrenar a cualquier perro y, sobre todo, paciencia. El hokkaido aunque se trata de una raza muy inteligente también es muy obediente, ofreciéndole así a sus amos toda su obediencia y atención, esto, gracias a su pasado como perro cazador.

Los dueños de hokkaidos raramente ven conductas inadecuadas en sus ejemplares a menos que no les ofrezcan el ejercicio que necesitan a diario. Muchos han sido los dueños de hokkaidos inu entre otras razas activas que reportan que sus perros destruyeron la mitad de su casa, pero estas personas no saben que los perros activos y grandes son animales que necesitan mucho espacio y actividad física, por lo que los interiores no son un buen hogar para ellos, mucho menos si solo los sacas a pasear cuando te acuerdas.

La razón de estos malos comportamientos es la acumulación de frustración y aburrimiento, por lo que el hokkaido buscará algo interesante que hacer, como ver porque los cojines de los muebles son tan suaves por dentro o probar a qué saben tus zapatos de gala.

Historia y Origen

Hokkaido

El hokkaido (o hokkaido inu como se le conoce en países orientales) es una raza especialmente longeva y extremadamente bien conservada debido a que fue criada en Japón desde los tiempos de los nómadas.

Fue hace aproximadamente unos tres milenios que esta raza comenzaba a reproducirse y a sus dueños, los nómadas, les agradó que se tratase de un perro muy bonito a la vista, pero también con una energía casi infinita a sus ojos, un especial talento para seguirle la pista a las presas y por si fuese poco, también era capaz de proteger a su dueño de fieras de gran tamaño, por lo que era reconocido como un perro especialmente valeroso.

Cuenta la leyenda que originalmente estos perros se reprodujeron sin la intervención del hombre en China, pero nómadas e inmigrantes contribuyeron a la adopción de la raza en Japón, país en el cual fueron nombrados como hokkaidos, ya que esta raza comenzó a popularizarse en gran manera en la región de Hokkaido del país nipón.

El hokkaido es un perro que desciende de una gran variedad de perros de tipo spitz. Esta raza con el tiempo y sin intervención del hombre logró un carácter equilibrado, protector, una inteligencia superior a la de muchos perros y la capacidad de aprender a obedecer a los hombres.

Gracias a todas estas características fue tomado de China hasta Japón, en donde cazaba junto a su amo a diferentes tipos de animales salvajes con propósito de alimentarse. Los hokkaidos se caracterizan por ser intrépidos, ágiles y valientes durante la caza.

Se sabe a certeza gracias a manuscritos antiguos que los hokkaidos emigraron junto a personas de la región de Honshu hasta la región de Hokkaido durante el año 1140 d.C. Los hokkaidos durante los años venideros trabajaron incansablemente cazando en manada incluso a osos y en solitario a presas considerablemente más grandes que ellos.

Debido a la gran fama y a su nombre, el hokkaido fue nombrado como monumento natural de la región de Hokkaido durante el año 1937, volviéndose un perro muy famoso en todo Japón y comenzando a internacionalizarse. Sin embargo, la cria se fue descuidando y tan solo siete años después de su nombramiento estuvo a punto de extinguirse, pero entusiastas lograron salvar a la raza de la cual miles de familias disfrutan hoy en día.

Al hokkaido también se le comenzó a llamar Ainu-ken, ya que se les llama “ainu” a los habitantes de la región de hokkaido mientras que “ken” significa “perro de”, por lo que traducido pasa a ser “perro de los ainu”.

Desde tiempos antiguos se le conoce como un perro muy sabio debido a que puede pensar cual sería la mejor manera de actuar ante cualquier situación, haciéndolo especialmente resistente durante la caza o durante escenarios que representen un peligro para él o para su dueño, además de esto, su pelaje es espeso y flexible, lo cual lo hace resistente a mordidas de animales salvajes de tamaño mediano, ya que sus dientes usualmente solo traspasan la piel y no los órganos vitales.

Este espeso pelaje también los hacía y los hace hoy en día resistentes a las intensas nevadas y al frio gélido, por lo que no debes preocuparte mucho de que sientan frio por las noches.

Se sabe también que antiguamente eran perros de tamaño mediano, pero que con el tiempo y algunos cruces seleccionados fueron adquiriendo tamaño, pudiendo ser o bien de tamaño mediano o de tamaño mediano – grande. Otro nombre menos conocido de esta raza es la de shita inu.

Debido a su abundante pelaje es conveniente que sea seleccionado por propietarios que vivan en regiones que históricamente siempre han tenido un clima frio, ya que no tolera muy bien el calor.

Características de la raza

Hokkaido

El hokkaido se trata de un perro que puede tener tamaño medio o mediano – grande. Posee un esqueleto bastante robusto de huesos pesados, al igual que su cuerpo, el cual posee una muy buena musculatura y una robustez que se nota al mirarlo de reojo. Lo que hace especialmente hermosos a los hokkaidos es su cuerpo bien proporcionado y definido, con líneas perfectas y una manera de pararse bastante característica de los perros de tipo spitz.

Entre el macho y la hembra existen claras diferencias, por lo que se dice que existe disformismo sexual considerable entre ambas. El cuerpo de ambos sexos es casi imperceptiblemente más largo que alto, la longitud de del cráneo es un poco más extensa que la de la trufa. La cabeza del hokkaido representa ¼ de la altura total de esta raza.

Características físicas generales

El hokkaido siendo un perro mediano – grande se trata de un perro con una fuerza física arrolladora capaz de atacar y salir victorioso de un asalto con un oponente mucho más grande que él. Es un perro que piensa de manera prudente para llevar a cabo una acción, pero su espontaneidad siempre sorprende ya que busca soluciones lógicas a problemas que el ser humano puede dar vueltas y vueltas.

Hokkaido

Por ello es un perro perfecto para llevar a cabo un gran número de trabajos que requieran del poder de los músculos de este animal, como trabajos de campo, de defensa o de caza.

Oficialmente el hokkaido se trata de un perro mediano ya que miden entre 48 y 51 cm de altura, con un peso de entre 18 y 21 kg, pero existen ejemplares un poco más grandes que también entran dentro del estándar de la raza. Las hembras son más livianas, con un peso de entre 15 y 18 kg en promedio y una altura de entre 45 y 48 cm.

Las patas delanteras de este ejemplar son bastante rectas, lo cual le da finura a su porte y caminar, la cabeza del hokkaido es grande y robusta, provista de una mandíbula de gran tamaño y poder. Sus orejas son triangulares, de pequeño tamaño y paradas, poseen una pequeña ondulación que las hace “mirar” hacia adelante.

La cola de este ejemplar presenta una pronunciada curva sobre la espalda, la cual hace que esta se pose sobre ella. Cuando está activo o pendiente de una situación la suele llevar erguida y en forma de signo de pregunta.

El pelaje del hokkaido es bastante espeso producto de las dos capas de pelo que lo conforman, una que se trata de una lanilla protectora, bastante suave y tupida, mientras que la capa de pelaje exterior es más áspera que la primera y la constitución del pelo es más gruesa.

El color del manto siempre será el mismo, pero el manto exterior siempre tendrá un color más opaco que el interno. Existen diferentes variantes de colores para el manto, el más común es el color canela opaco y leonado con toques negros, pero también puede verse en blanco, negro, atigrado, de dos colores y de color canela intenso.

La nariz del hokkaido debe ser negra, aunque en ejemplares de colores brillantes como el blanco o el canela claro puede ser de color marrón claro, siendo esta una característica que siempre define la calidad y pureza del ejemplar.

El hokkaido tiene una esperanza de vida que va desde los 12 hasta los 14 años, pudiendo superarlos si sus cuidados son exigentes y se siente útil y muy querido entre sus familiares.

Para muchos fans de la raza el hokkaido es un pequeño perro gigante, ya que, según ellos, es un perro de gran tamaño en el cuerpo de un perro de tamaño mediano. Esto es por sus características físicas robustas y por un comportamiento valeroso, inteligente y leal.

Dieta y alimentación

Hokkaido

El hokkaido es un perro que requiere de una excelente alimentación y un régimen de ejercicios diario medianamente exigente. Es un perro glotón ya que según la actividad física que ejerza su metabolismo se va acelerando, y tras varios siglos de caza junto a su amo también se acostumbró a ser pagado con buena parte de la presa que había cazado.

Teniendo en cuenta esto solo deberás conocer que el hokkaido puede llegar a comer 300 gr de croquetas al día, distribuidas en dos platos de comida, uno en la mañana y otro en la tarde, pero esto es en el caso de que sea un ejemplar adulto, ya que en los cachorros hokkaido la alimentación deberá ser mucho más exigente y estricta para garantizar un crecimiento totalmente sano.

Alimentación del cachorro Hokkaido

Hokkaido

La alimentación de los cachorros hokkaido comienza desde el primer minuto en que nacen. Apenas están fuera de su madre comenzarán a buscar la tetilla de ella para beber leche. Esta leche posee importantes anticuerpos que acompañarán al hokkaido durante toda su vida, por lo que este proceso es esencial y no puede ser omitido.

De hecho, se recomienda que solo se aparte a los cachorros de su madre si esta los ha destetado, ya que si esto ha ocurrido también la socialización del hokkaido con sus hermanos y su madre también debería estar a punto de terminar. Una vez termine de mamar el cachorro hokkaido puede ser adoptado y comenzará otra etapa en su vida alimentaria, la de la alimentación con croquetas.

La alimentación con croquetas para el hokkaido cachorro debe comenzar siempre y cuando ya tengan dientes y estén a punto de ser destetados o ya lo hayan sido. Todo lo que tienes que hacer es colocar un pequeño puñado de croquetas y remojarlas un poco en agua, para después servírselas blandas, pero no totalmente, ya que la escaza dureza hará que los dientes del cachorro vayan adquiriendo fortaleza.

Las primeras comidas que corresponden al 2do y hasta el 4to mes de vida deberán ser cuatro, una en la mañana, una en la tarde, una en la cena y la otra de noche. Según el tipo de croquetas para cachorro sabrás qué cantidad darle a tu hokkaido, ya que existen perros que son más activos que otros y otros que son más grandes que el estándar mediano de la raza.

Juntando todos estos factores y la edad del cachorro podrás determinar la cantidad ideal de comida, aunque claro, si le das poca comida el hokkaido cachorro te hará saber amablemente que no está satisfecho con dicha porción por medio de un alarido típico en los cachorros hambrientos.

Aunque las 4 porciones de comida duren hasta el 4to mes de vida tan solo ablandarás las croquetas durante el segundo y parte del tercer mes de vida, ya que para este tercer mes los dientes del cachorro deberían estar en perfecto desarrollo.

A partir del 5to mes comenzarás a darle solo tres porciones de croquetas, una en la mañana, otra en la tarde y la última en la noche. De esta manera estarás acostumbrándolo a que a partir del sexto mes solo comerá dos veces al día hasta su adultez.

Alimentación del Hokkaido con dieta BARF

Hokkaido

Existe un tipo de dieta para perros que sostiene que es mejor darle alimentos crudos o semi-cocinados a nuestros mejores amigos, ya que de esta manera los nutrientes de las carnes ni de las verduras se pierden producto de la cocción. Claro está que otros elementos como la harina de trigo o la harina de maíz debe ser cocinada para ser dada al hokkaido, pero alimento que se le pueda dar sin procesar será mucho mejor para su salud.

Con este tipo de dieta se debe tener mucho cuidado y estudiarla a fondo con el consejo de tu veterinario de confianza, ya que determinados alimentos pueden ser tóxicos para los perros si no se cocinan.

Alimentación del Hokkaido con comida casera

Muchas familias se decantan por la alimentación del hokkaido con comida casera ya que es fácil darle de lo que estás comiendo a tu perro, pero esto es sumamente peligroso ya que la comida debe ser hecha especialmente para los perros, ya que no puede contener tanta sal como para ser agradable al paladar humano, ni puede tener aderezos ni multitud de ingredientes que pueden llegar a ser venenosos para los perros como el alcohol, el aguacate, la papa poco cocinada o las pasas.

Antes de darle a tu hokkaido este tipo de alimentación asesórate con un veterinario.

Comportamiento del Hokkaido con los Humanos

El hokkaido inu fue un perro que atrajo mucho la atención de las personas de tribus nómadas que visitaban China e iban camino hacia Japón ya que se trataba de un perro realmente bonito, bien proporcionado, compacto, robusto, fuerte, pero sobre todo valiente, tenaz, decidido y protector.

Hokkaido

Lo tomaron como mascota y después lo usaron como ayudante principal en labores de caza, lo cual hacía de manera excelente en manada, ya que era capaz de matar a osos y presas mucho más grandes que él gracias a la potencia de su mordida y a la resistencia a los arañazos y mordeduras que tiene su piel gracias a su espeso pelaje.

Es un perro especialmente activo que necesita como dueño a una persona que tenga el mismo espíritu. Quizás para una persona obesa sea una pesadilla tener que salir a correr todos los días con su perro por las mañanas y luego salir a pasearlo durante el atardecer, pero para las personas que tienen esto por costumbre será muy bueno contar con un amigo fiel que lo siga y lo proteja todo el tiempo.

Ahora, si eres una persona sedentaria y quieres buscar una excusa para ponerte al día con tu salud sin dudas que con el Hokkaido lo harás, ya que si no lo haces lo más seguro es que todos tus muebles terminen rotos debido al aburrimiento y la frustración del hokkaido de no poder correr al aire libre todos o una buena parte de los días de la semana.

Además, el hokkaido puede actuar como tu guardaespaldas, es un perro de defensa que no temerá en abalanzarse sobre alguna persona que busque hacerte daño, así que ten mucho cuidado con como interactúas con tus amigos, ya que si se abalanzan sobre ti lo más seguro es que tu hokkaido se abalance sobre ellos para “salvarte”.

Si tu casa cuenta con un buen terreno y bienes que cuidar el hokkaido también puede hacer un gran trabajo, ya que aparte de guardaespaldas sabe cómo cuidar su territorio como si de un propio perro pastor se tratase. Esto deriva de las buenas relaciones que ha tenido siempre con sus amos, los cuales han cuidado de ellos y ellos de sus amos en entornos hostiles.

Siempre será un perro en el que confiar para la familia entera, pero con los extraños puede resultar bastante fiero, poniéndole los puntos sobre las íes a los extraños, haciéndoles saber que si traspasan los límites se llevarán una buena mordida.

El trabajo en conjunto con los humanos ha hecho del hokkaido un perro dócil por excelencia, lo cual es difícil de encontrar en perros tan activos como él. Cualquier orden que le dé su amo, si este lo trata bien y sabe cómo recompensarlo, la obedecerá sin chistar al instante.

El hokkaido es un gran perro para jugar con los niños, lo cual resulta sorprendente ya que perros con carácter difícil y que se lleven bien con ellos son difíciles de encontrar. Puede soportar travesuras hasta cierto punto, mostrando una gran paciencia y determinación a cuidarlos a pesar de esto.

Lo importante es que los niños comprendan que no pueden pasarse de la raya con él, conociendo que se trata de un ser vivo que siente y tiene sentimientos, lo cual queda de tu parte explicárselos.

En casa comúnmente serán tranquilos, pero esta tranquilidad irá desapareciendo poco a poco si no los sacas a pasear a diario, siendo capaces de correr sin parar por algunos minutos buscando drenar su energía. Si todavía no les permites dar paseos para que puedan drenar toda su energía como es debido entonces mostrarán su temible comportamiento destructivo.

Cuando te acercas a un hokkaido este se emocionará y te invitará a jugar casi la totalidad de las veces, aunque puede que también te invite a acariciarlo si se encuentra cansado.

Son perros que “inventan” mucho, ya que pueden buscarle soluciones a problemas que se les presentan, soluciones que van desde las más simples a las más rebuscadas, lo cual es producto enteramente de su inteligencia y puede que te saque unas carcajadas cuando los veas.

A resumidas cuentas un hokkaido sería el perro ideal para cualquier familia si no requiriera de actividades físicas intensas a diario, pero si eres una persona activa entonces felicidades, has encontrado al perro de tus sueños.

Salud y cuidados generales

Hokkaido

El hokkaido es un perro tan robusto y milenario que no tiene predisposición a enfermedades que lo ataquen comúnmente a él. Las enfermedades que pueda padecer son con respecto al tamaño de la raza o a enfermedades directas hereditarias, las cuales son casos bastante aislados y de ejemplares que deben ser esterilizados para que no sigan la cadena de malformaciones genéticas.

Al hokkaido hay que cuidarlo como si se tratase de un niño. Cuando lo vayas a bañar debes tener cuidado de que el agua no se le meta por los oídos, ya que sus orejas son erguidas, pero también deberás bañarlo únicamente en un día soleado, que no haya ninguna corriente de aire ni haya frio, de lo contrario deberás secar su pelaje con secador hasta que quede completamente seco.

De igual manera, debido al pelaje especialmente espeso de esta raza es necesario que lo resguardes de las temperaturas altas. Los perros únicamente pueden sudar por las almohadillas de sus pies, lo cual hace muy difícil que expulsen el calor, lo cual hacen también por medio de jadeos, sin embargo, si el calor es excesivo y tiene literalmente un abrigo de pelo encima, puede ser víctima de un golpe de calor.

El golpe de calor lo dejará abatido y desorientado, usualmente tumbado en un sitio jadeando mucho. Si notas que tu hokkaido se encuentra de esta manera entonces deberás llevarlo a un lugar fresco, nunca frio, en un lugar fresco consigue un ventilador para que su cuerpo vaya regulando su temperatura, cuando se reponga un poco y al cabo de 45 minutos a una hora llévalo a un entorno con aire acondicionado a velocidad baja – media.

Si notas después de 45 minutos que tu hokkaido sigue abatido lo más conveniente es que lo lleves al veterinario, ya que el golpe de calor puede ser mortal en algunos casos no tratados.

Baños y cepillados para el hokkaido

El hokkaido aparte de necesitar baños esporádicamente o cuando hace demasiado calor también debe ser secado por completo. El quedar húmedo puede hacer que su piel reaccione de manera desfavorable y erupciones o irritaciones pueden aparecer en su piel.

En cuanto a los cepillados, estos deben ser cada 3 días, para descartar cualquier arácnido como las garrapatas, las pulgas, irritaciones o roturas en su piel y eliminar el pelaje muerto y sin brillo, dejando completamente brillante y vivo todo su pelaje.

Ejercicios y juegos necesarios para el hokkaido

Como hemos descrito a lo largo de este articulo el hokkaido se trata de un perro especialmente activo, que requiere de un amo que de verdad ame el ejercicio. Un hokkaido adulto requiere de 90 minutos de ejercicio a diario, que bien pueden estar divididos en varios paseos como en un solo paseo largo con 30 minutos de trote y 60 minutos de caminata.

Al hokkaido también le encantan los juegos en los que pueda alardear sobre su excelente sentido del rastreo, por lo que las escondidas serán un buen juego siempre y cuando estén en un entorno delimitado, para que así no se escape en tu búsqueda pensando que lo has dejado abandonado.

Otro juego en el que usará la mente, pero que requiere de cierta preparación es colocar un lienzo y permitir que camine sobre él con las almohadillas pintadas, aparte de tener un cuadro realizado por tu hokkaido él también se interesará en la creación que hizo, entreteniéndolo mucho, solo no olvides lavar sus almohadillas inmediatamente después de terminada esta actividad.

Vacunación y desparasitación del hokkaido

Lo que describimos anteriormente queda en un segundo plano si se les compara con la vacunación y la desparasitación del hokkaido, ya que si no se llevan a cabo estos procedimientos el pequeño cachorro podría morir después de tan solo algunos meses de vida.

A los 45 días de vida deberás llevarlo al veterinario para que le coloquen la primera dosis de la vacuna séxtuple, que lo protegerá tanto del parvovirus, el distemper canino y otras cuatro patologías mortales en esta etapa tan delicada de la vida del hokkaido.

Luego de 21 días el veterinario colocará la segunda dosis de refuerzo y al cabo de unos nuevos 21 días se le colocará la tercera dosis, que será la final. Después de esto vendría la desparasitación y unos meses después la vacuna contra la rabia.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un perro Hokkaido

Los hokkaido son perros profundamente inteligentes y diligentes ya que por años se han constituido como ayudantes fieles a sus amos en tareas de caza, forjando una relación profunda de cooperación ya que entre ellos se protegían de enemigos feroces como osos, entre otros mamíferos de gran tamaño.

Hokkaido

Si bien los hokkaido son perros con una excelente predisposición a obedecer a su amo, para que esto ocurra sin ninguna duda tendrás que cumplir con una correcta socialización cuando el hokkaido apenas se trate de un cachorro.

Socialización del hokkaido

Para que sin lugar a dudas un hokkaido pueda obedecer todas las ordenes de su amo este necesita estar correctamente socializado, algo que se logra dejando que interactúe con sus hermanos y con su madre durante el tiempo de lactancia y así hasta aproximadamente el término del segundo mes de vida.

Cuando el cachorro sea apartado de su madre y hermanos llegará la hora de que nos encarguemos nosotros de su socialización, la cual tendrá que ser con la ayuda de los miembros de nuestra familia.

Presentarás al cachorro hokkaido a los miembros de tu familia y estos serán cordiales con él, mejor aún si tienes mascotas, puesto que será necesario que se los presentes al hokkaido siempre y cuando ya esté vacunado y tus otras mascotas estén correctamente socializadas y sean cordiales.

Otra excelente idea es que le presentes a tu pequeño hokkaido a amigos y vecinos, ya que también necesitará comprender que las personas de su entorno inmediato no representarán una amenaza en su día a día.

El hokkaido de esta manera sentirá desconfianza únicamente de las personas que realmente nunca haya visto y se acerquen demasiado a su territorio, llegando a atacar muy posiblemente a personas que lo traspasen y sean desconocidas.

Este comportamiento de desconfianza típico en el hokkaido es imposible de eliminar, ya que se trata de un perro que genéticamente se encuentra adaptado para ello.

Otra manera en la que puedes socializar a tu hokkaido es por medio de paseos. Paseando a tu hokkaido y haciendo que interactúe con otros perros conseguirás que sea un perro sociable y se adapte a la presencia de otros perros y personas, considerando esta como algo normal dependiendo del caso.

Adiestramiento del hokkaido

El hokkaido es un perro que es muy fácil de adiestrar ya que posee una gran inteligencia y una gran predisposición a obedecer y así agradar a su amo. Sin embargo, aun así, debes conocer algunos trucos que harán que el entrenamiento sea beneficioso para los dos, como es el caso del entrenamiento en positivo, el cual consiste simplemente en darle recompensas cada vez que hace algo bien.

Estas recompensas que recibirá pueden venir en formato de galletas para perro o bolitas de carne hechas de manera casera.

El adiestramiento se lleva a cabo en el momento adecuado, por ejemplo, cuando tu perro usa su cama para dormir en vez del suelo, cuando hace sus necesidades en el sitio deseado, cuando procura no pasar por encima de tus flores o cuando usa sus juguetes para perro en vez de los zapatos de su dueño.

En estos casos citados anteriormente los cachorros deberán recibir una felicitación y una recompensa, de esta manera serán más frecuentes estos comportamientos hasta que los realicen sin la necesidad de recompensa en forma de bocadillos, conformándose únicamente con una caricia o una felicitación verbal para tiempo después únicamente hacerlo por costumbre.

Todo sería perfecto si tu hokkaido hiciese todo lo que esperas que haga, pero esto no será así, ya que en ocasiones hará las cosas mal y allí también deberás actuar reprendiéndolo diciéndole un enérgico “no”, sin necesidad de gritar o pegarle, tan solo esta palabra dicha de manera áspera hará saber a tu cachorro hokkaido que se ha equivocado, por lo que también sabrá que no hay golosina esta vez.

El hokkaido, como se trata de una raza inteligente comparará rápidamente los escenarios, quedándose automáticamente con el escenario en donde él hace lo que su amo quiere y por ello obtiene una golosina.

Entrenamiento del Hokkaido

Entrenar al hokkaido es bastante sencillo, únicamente tienes que hacer que llegue a la posición deseada con la ayuda de tus manos y cuando repita el patrón correctamente algunas veces recompénsalo con una golosina.

Por ejemplo, para que se siente y dé la pata primero deberás enseñarle a sentarse, lo cual aprenderá si empujas su lomo bajo contra el suelo o haces que flexione las patas traseras obligándolo así a sentarse, cuando lo haga recompénsalo y repite unas cuantas veces por no más de 8 minutos cada sesión.

Comportamiento con otros perros

Hokkaido

El comportamiento del hokkaido inu no solo es bueno con las personas, sino que con otros perros también será todo un ángel.

El hokkaido antiguamente se encontraba rodeado de ejemplares de su misma raza y todos tenían como objetivo la casa de animales salvajes tan peligrosos como eran los osos, por lo que en la manada se creaba un sistema jerárquico estricto, pero también una fraternidad y necesidad de cuidarse las espaldas los unos a los otros, camaradería que ha heredado hasta nuestros días.

EL hokkaido es un buen perro para compartir su territorio con otros perros de su manada, incluyendo a otros machos si el hokkaido fue socializado y adiestrado correctamente para no buscar pleitos con otros perros.

En algunos casos el hokkaido no será el problema, sino otros perros que tienen que recibirlo en sus hogares y para estos perros si represente un problema el tener a otros perros compartiendo su territorio, pero en estos casos, si el perro es adulto, deberás llevarlo a esterilizar, para que se olvide un poco de la territorialidad y las disputas típicas entre los machos de cualquier raza.

Para que un hokkaido se lleve de manera excelente con cualquier otro perro convendría que el otro perro también sea asiduo a los ejercicios y juegos, de esta manera su compañero también lo ayudará a drenar su energía por medio de interminables juegos y carreras para ver quien tiene más resistencia.

El hokkaido tiene como característica principal al relacionarse con otros perros la protección que este puede ofrecerle a ellos, siendo un perro sumamente vigilante y valiente en el caso de que alguien esté amenazando a otro miembro de la manada. Primero ladrará y gruñirá a modo de advertencia, para después pasar a la acción si el intruso no da su brazo (o pata) a torcer.

No son perros ladradores, únicamente ladran si existe algún otro animal cerca de su territorio o alguna persona está actuando extraño cerca de casa. El ladrido es una seria advertencia de precaución viniendo de una raza tan poco ladradora como el hokkaido.

Puedes aprovechar que al hokkaido le encanta estar con otros perros en su entorno para sacarlos a pasear a todos en un mismo momento, actividad que al hokkaido le parecerá más que entretenida, ya que adora los paseos y aún más si son en compañía de su manada.

En este caso deberás tener en cuenta que cada perro deberá estar identificado, contar con un collar y una correa resistente, que sea prácticamente imposible que se suelten ya que el hokkaido es un perro especialmente robusto que puede tirar con gran fuerza de la correa, y si esta es frágil podría romperse.

El hokkaido es un perro bastante paciente con los niños, pero también lo es con los cachorros de su manada, resistiendo las travesuras típicas de ellos como morder la cola, las patas y las orejas. De hecho, el hokkaido es un perro que sobreprotege a los ejemplares más pequeños y más vulnerables que él, característica que ha heredado gracias a su trabajo como perro cazador.

Es importante que sepas que aunque conviva con otros perros es necesario el que salga a pasear, ya que podría no solo un perro volverse nervioso, frustrado y destructivo, sino que ya serían dos perros que compartirían esta característica en el hogar, lo cual sería bastante preocupante, sobre todo para tus flores, zapatos y cojines de tus muebles.

Si notas que el hokkaido está ladrando más que de costumbre entonces quiere decir que se encuentra aburrido, tiene demasiada hambre o está bastante frustrado por no tener una interacción frecuente con su familia, todos estos casos se resuelven cuando su amo interactúa con él, por lo que no debes olvidar prestarle la atención que merece y necesita a diario, aunque ya haya más animales a su alrededor.

Otra característica que identifica al hokkaido sobre otros perros es que ante una situación primero se pondrá alerta, la analizará y después entrará en acción, todo en tan solo unos segundos, segundos que le toma analizar una solución a un problema para pasar a la ejecución de la misma.

También posee un sentido de la orientación digno de admirar, producto de su experiencia como perro de caza, es capaz de encontrar el camino de regreso a casa si se extravía a unas cuantas calles de ella.

Entorno ideal

El hokkaido es un perro que ha trabajado en labores de caza al aire libre, por lo que se puede deducir que el entorno ideal en tu hogar para él debe emular a las condiciones a las que era sometido hace unas cuantas generaciones atrás en su estándar.

A los perros de caza por lo general le gustan mucho los entornos abiertos, con árboles, piedras, arbustos y si es posible pequeñas zonas acuáticas para que así puedan encontrar rastros interesantes que lo entretengan y hagan sentir útil ya que se encuentra protegiendo su territorio de cualquier intruso, tal como lo haría un perro pastor e incluso mejor que uno de ellos.

En esta sección preparamos unos cuantos reuqisitos que tu hokkaido necesita para vivir de manera excelente en tu hogar, revisalos y adapta tu hogar a ellos antes de que siquiera pienses en adoptar a un perro de esta hermosa raza.

Entorno ideal para el hokkaido: requisitos de espacio

El hokkaido es un perro de caza al cual le encantan los espacios abiertos, pero también se trata de un perro mediano por lo que puede dormir perfectamente dentro de casa si se encuentra adiestrado para hacer sus necesidades en el jardín y sabe que no debe morder ninguna posesión de su amo en él.

Pero no todo es tan sencillo, si quieres que el hokkaido duerma dentro del hogar deberás sacarlo a pasear a diario durante al menos 90 minutos, los cuales pueden estar repartidos en varios momentos del día. Si algún día no puedes sacarlo a pasear trata de ejercitarlo mediante juegos para que no se sienta frustrado y olvide momentáneamente ese asunto.

En resumen, el hokkaido puede vivir en exteriores, necesitando unos 60 minutos de ejercicio y paseos al día, pero si vive en el interior del hogar a este tiempo se le suman 30 minutos adicionales para eliminar toda frustración producto del “encierro” al que es sometido, ya que se trata de una raza que está bastante a gusto en exteriores.

Revisión general del entorno

A menos que adoptes a un hokkaido adulto recibirás a un hokkaido cachorro, el cual es especialmente curioso y siempre estará de aquí a allá siguiendo rastros y persiguiendo pájaros y roedores, lo cual debe disparar todas las alertas en ti, ya que fácilmente puede encontrar un agujero en tu vallado o cercado por el cual salirse y poner en riesgo su vida.

Recomendamos en estos casos que hagas una revisión general de todo tu cercado, buscando zonas por las cuales posiblemente puede salirse, y de encontrar una deberás taparla firmemente, ya que el hokkaido aun siendo cachorro tiene bastante poder y energía como para mover una tabla mal puesta.

También debes quitar cualquier pieza pequeña de mecánica como clavos, tuercas, tornillos entre otros para que no los vaya a llevar a su boca, podría comérselos y necesitar después una cirugía de extracción de cuerpos extraños.

Nunca, pero nunca coloques comida envenenada para ratones, rata o cucarachas en un hogar con perros, ya que estos podrían sentir curiosidad por este cebo y comerlo, en cambio usa pegamento en el cual puedan quedar atrapadas y colócalo en una buena altura. No recomendamos hacer lo mismo con el veneno ya que este puede caerse de manera accidental y ocasionar una tragedia.

Creación de un espacio propio para tu hokkaido

Tú mereces una cama para descansar, de igual manera el hokkaido. Aunque este pueda echarse en cualquier sitio tu hokkaido merece saber que tú piensas en su comodidad y así sentirse miembro pleno del hogar. Colócale una camita para perros en una zona del hogar que esté cerca de donde habitualmente la familia hace sus reuniones y otra en el exterior del hogar, en donde dormirá habitualmente durante la madrugada.

Este lugar deberá contar con techo, tener buena elevación del terreno general para evitar que se moje con las aguas de la lluvia y ubicarse en una zona segura. El hokkaido es un perro con un buen pelaje para tolerar el frio, pero si quieres que nunca sienta frio puedes adquirir una casa para perros y estará más que satisfecho con ello.

Juguetes

Al hokkaido cachorro le encanta morder por lo que necesitas buscar algunos juguetes masticables para perro y así evitar que muerda cosas indebidas.

El hokkaido es una raza increíble, pero recuerda que sea cual sea su entorno su estabilidad emocional depende de los paseos que le des diariamente.