Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Goldendoodle

goldendoodle
Goldendoodle
5 (100%) 10 votes

Goldendoodle: Tu nueva mascota

El Goldendoodle es un perro de raza mixta, resultante de la mezcla entre el popular Golden Retriever y los adorables Poodles: afectivo, amable y con mucha energía.

Una de las principales características que representan al Goldendoodle y por lo cual es muy popular en diferentes partes del mundo es la facilidad con la que puede estar dentro del hogar sin soltar grandes cantidades de pelo.
Esto sin duda es un aspecto positivo, a diferencia de otras razas de perro que pueden causar algunos problemas alérgicos a sus dueños.

Es posible que inicialmente haya sido producto de un cruce accidental, pero su fama llega cuando es creado para ser un perro guía con buena relación con los humanos.

Por este motivo, el Goldendoodle es el perro ideal para convivir con familias y servir a los humanos como guía de terapia y algunas otras asistencias. Además son fáciles de entrenar, cariñosos, dóciles, sociales, inteligentes y alegres. Sin duda se ha convertido en un perro familiar al que le encanta la compañía y los juegos. Es una curiosa combinación entre pelaje y temperamento.

Por ser un hibrido entre razas puras el tamaño puede variar; en cuanto al color y pelaje existe una gran diversidad. Algunos pueden tener un pelaje como lana, rizado, ondulado, recto o combinado. Por lo general, esta raza de perro en sus diferentes versiones pueden ser de color crema, blanco o albaricoque; siendo los más usuales el negro y plata.

Su tamaño usualmente incluye el estándar, media y miniatura. Con un peso aproximado de 20 kilogramos, 15 kilogramos y 6 kilogramos respectivamente. Es importante destacar que cada uno de ellos es en su edad adulta.

Su origen se reconoce en América del Norte y Australia, donde son muy famosos.
Actualmente podemos encontrar ejemplares de este cruce en diversos países de America, Europa y Oceanía.

Por ser un perro hibrido, el Goldendoodle es una raza de perro muy saludable. Puede llegar a ser más fuerte que sus razas progenitoras y por lo tanto, vivir más. En este sentido, tienen una esperanza de vida alrededor de los 15 años. No obstante, existen algunas excepciones en las que han llegado a vivir durante un periodo de tiempo más largo.

Esta raza de perro no suele incurrir en problemas de graves de salud más allá de algunas afecciones menores del corazón, por ello siempre debemos mantenerlos en revisiones médicas para detectar cualquier situación negativa y poder prologar su vida. Todo esto combinado con una buena alimentación y ejercicio constante.

El perro de raza Goldendoodle se puede adaptar a distintos climas. Puede estar en climas cálidos siempre y cuando las temperaturas no sean muy elevadas. Las jornadas de ejercicio o paseo deben llevarse a cabo en horas con calor promedio, como en la mañana o final de la tarde.
Los climas fríos también pueden ser tolerados por esta raza gracias a su pelaje abundante.

Sin embargo, al igual que con las altas temperaturas no deben llegar a estar en situaciones extremas. Lo más recomendable es mantenerlos dentro del hogar durante periodos de frio prolongados.
Si bien el Goldendoodle es versátil en este tema y puede adaptarse a diferentes climas, lo ideal para él serán los lugares templados y con sitios para refugiarse.

Son perros que pueden vivir dentro de casa, por lo que puedes tenerlo siempre cerca. Así mismo, esta característica es muy atractiva para las personas, pues pueden disfrutar juntos en casi todos los ambientes y durante todo el año o estaciones.

La paciencia es lo principal que, como dueño de un Goldendoodle debes tener. A pesar de ser absolutamente inteligentes y adiestrables, es fundamental otorgarles algún premio una vez que han cumplido de manera correcta cualquier instrucción. Por lo general, existen algunos alimentos especiales para ayudarles a asociar una orden con un trabajo bien hecho.

Siempre debes tener claro que castigar a tu mascota no es la forma más adecuada de enseñarle trucos o nuevas capacidades ya que esto solo trae como consecuencia que su comportamiento se vea afectado de forma negativa, ya sea a través del miedo o la agresividad.

Historia y Origen

Esta mascota es un híbrido recientemente creado accidentalmente con una combinación entre el Golden Retriever y el Poodle, gozando de gran reconocimiento en Australia por todos los amantes de los perros. Para realizar el cruce se eligieron las cualidades físicas y habilidades más destacadas de ambos ejemplares con el fin de crear una mascota familiar y de compañía.

goldendoodle

Gracias esta mezcla y su resultado, el Goldendoodle ha ganado popularidad rápidamente en diferentes países, a pesar de no lograr un reconocimiento oficial de su estatus como una variedad canina distintiva.

La crianza del Goldendoodle inicia en America del Norte y Australia en el siglo 20, aproximadamente durante los años 90 en un intento por duplicar y extender a una raza relacionada con el Cockapoo y el Labradoodle.

Este nueva variedad canina fue atribuida desde su origen a los llamados Doodle o mezcla de Caniches, por lo que cual se abrían todas las posibilidades de convertirse en una de las mascotas familiares más populares en un futuro cercano.

Los criadores buscaban desarrollar y crear un perro de mayor tamaño en comparación a los Doodle y con un abrigo de pelos de baja caída. La raza pudo heredar de cada cruce la disposición, amabilidad y generosidad característica del Golden Retriever. Su nombre fue otorgado poco después de la creación del Labradoodle a manos de Wally Conron.

Además establecieron una clasificación de generaciones según los métodos de crianzas. Algunos criadores tomaron el concepto de primera generación llamada F1 para aquellos ejemplares creados a partir del Golden Retriever y el Doodle, siendo estos los primeros en existir. Posteriormente se estableció una segunda generación o F2 en las que se creó un nuevo ejemplar a partir de 2 Goldendoodle de la F1.

Estas no han sido las únicas generaciones conocidas ya que diversos criadores realizaron otros experimentos conocidos como retro-cruzamiento o F1b a través del cruce de la primera generación con un perro Doodle de raza pura.

Algunas investigaciones establecen que el término “Goldendoodle” fue utilizado inicialmente en un perro perteneciente a los Nedless, una familia norteamericana para el año 1992. En la mayor parte de los casos esta raza puede aparecer producto de la cría de las primeras generaciones.

En sus orígenes los mejores ejemplares contaban con una robustez excepcional y un temperamento adorable. Su tamaño siempre ha sido adaptado según los cruces a los deseos de cualquier familia, encontrándose los estándar, medio y miniatura. Los primeros Goldendoodle encontrados eran de estatura mediana.

El número de aficionados y conocedores de la raza en todo el mundo es considerable a pesar de no existir organizaciones o registros especializados para sus características. A diferencia de otros ejemplares caninos, el Golden no cuenta con un club que lo reconozca oficialmente.

Esto no fue impedimento para lograr cruces eficaces que permitieran crear un animal de naturaleza fácil, inquisitiva, suave y vivaz como la de esta anhelada compañía. Los niños suelen estar encantados con el vigor de esta raza y pasar muchas horas jugando con ella.

Una característica heredada de cada combinación es la socialización estándar, lo cual lleva a sus cuidadores a prestar especial atención en su tranquilidad ya que pueden exhibir miedo y nervios en situaciones cotidianas .

En la última década el Goldendoodle ha tomado mucha fuerza y popularidad descubriéndose que para evitar muchas enfermedades debe ser creado evitando por completo la primera generación la cual puede heredar problemas de salud de otras razas.

Sin duda, no contar con gran cantidad de información sobre sus orígenes y pruebas científicas sobre su desarrollo no ha sido impedimento para ser insertado en la sociedad y ganarse el afecto de toda la familia.

Características de la raza

goldendoodle

El goldendoodle a pesar de que no es una raza pura, sino un híbrido, es un can que tiene suficientes características para describirse como una raza de perros nueva, a pesar de que ciertas asociaciones exigentes en este aspecto, como la American Kennel Club y la United Kennel Club, no la han incorporado en sus registros por solo admitir razas puras de perros. Este hecho se traduce en que los goldendoodles aun no se han establecido de manera universal como raza.

De cualquier manera, al ser esta raza un híbrido de dos razas puras, su tamaño va a variar dependiendo de la generación de los cruces. Algunos ejemplares pueden ser tan grandes que lleguen a pesar entre 20 kg y 30 kg, mientras que los medianos superan los 14 kg hasta máximo unos 20 kg; también los hay minis, estos últimos tendrán un peso de alrededor de  6 kg. Por lo general, hembras son entre 5 y 10 cm más pequeñas que los machos, y su peso es menor.

Suelen ser de contextura delgada, aunque pueden presentar obesidad si hay alimentación en exceso y hábitos de sedentarismo. Los ejemplares medianos y grandes tienen un cuerpo alargado, de patas largas, y una cabeza con forma igualmente alargada, con un hocico prominente, nariz oscura y un par de ojos oscuros con buena separación.

Las orejas son grandes, separadas a cada lado y caídas. Los ejemplares pequeños tienen un cuerpo más compacto, de miembros y torso cortos, su cabeza es más redonda y el hocico es menos prominente, igualmente la nariz es oscura, las orejas caídas a cada lado de la región cefálica, y los ojos con buena separación y son de color oscuro con forma redondeada. En ambos casos, la cola es más bien acortada.

Como muchas razas híbridas, las características del goldendoodle varían de acuerdo a la generación del cruce, no solo el tamaño puede ser distinto, sino también, el color y el pelaje pueden variar en cada ejemplar, puesto que existe una gran diversidad.

Hay perritos que presentaran un manto de pelaje con características similares a un abrigo de lana, otros tendrán abundante pelo rizado u ondulado, mientras que otros ejemplares pueden presentar pelo liso o combinado. Del mismo modo sucede con el color, los tonos de pelaje más comunes son los colores crema, el blanco, el albaricoque que es como un blanco perlado, y además también hay perros grises plata y negros. Colores menos usuales son el beige, el marrón y el chocolate, y también hay goldendoodles color oro.

El pelaje suele ser muy abundante, en la cara puede cubrir parte de los ojos, es grueso y denso en las patas y también en la cola, por lo cual este pelo requiere un cepillado regular para prevenir la formación de enredos y nudos.

Como es de imaginarse, al ser un perro híbrido, los criadores de goldendoodle han marcado los cruces en base a generaciones. Los que prefieren restringir la cría de goldendoodle a la primera generación (F1), es decir, la que resulta directamente del cruce del un Golden Retriever y un Poodle, argumentan que así se logra mayor diversidad genética y se previenen problemas de salud hereditarios. Por su parte, otros criadores defienden un cruzamiento entre un Goldendoodles de la F1 y Poodles, son más adecuados para desarrollar esta raza.

Comportamiento con otros perros

goldendoodle

Estos perros no solo heredan las características físicas de sus padres, también han manifestado cualidades y personalidad similares a las de sus progenitores. En el caso de los goldendoodle, esta raza nueva suele ser muy amistosa y sociable, son perros que disfrutan mucho de la compañía de los humanos, así como también de otras mascotas. Se sienten aburridos si pueden presentar problemas de comportamiento si permanecen solos por mucho tiempo, ya que para los goldendoodles, el contacto humano es fundamental.

Al igual que sus progenitores, los perritos de esta raza tienen un gran deseo por ser cercanos a su dueño y agradarles, son leales, fieles, apegados, cariñosos, y resulta muy sencillo entrenarlos. Esta raza es ideal para cualquier tipo de hogar, puesto que son perros sumamente agradables, y no solo con humanos, también con otros perros, ya sean de su misma raza o no, o si se trata de otras mascotas o animales.

Los goldendoodles son perros sociables, afectivos, cariñosos, pacíficos, y les gusta hacer amigos, ya sean humanos, otros perros, gatos u otras mascotas, los goldendoodles son perros muy sociables y amistosos.

En el goldendoodle encontramos una muy interesante combinación, tienen el carácter afectuoso y apacible del golden retriever y el estilo ondulado de los poodle. Es un compañero ideal, sobre todo para aquellos hogares que están cargados de energía y de alegría.

Cualquiera de los ejemplares de esta raza se presentará como un perro ideal para ser la mascota de muchos hogares. Con otros perros casi siempre tienen buenas relaciones, ya que estos perritos no son agresivos, y por el contrario, disfrutan el hacer amigos, tener compañía y con quien jugar y divertirse. Suelen ser muy sociables y receptivos a nuevos compañeros perrunos, ya sean estos de su raza o de otras, lo ideal es que sean canes pacíficos, afectuosos y amigables como son los goldendoodle.

Este perro, tiene un proceso de socialización sencillo y muy efectivo, está en su esencia el ser amistosos. También se la llevan de buena convivencia con otros animales, gatos, aves y tortugas por ejemplo. Pueden ser perros de granja o perros de ciudad. Recientemente se han incorporado como perros de terapia y ayuda.

Los Goldendoodle son canes muy inteligentes, tolerantes y receptivos. En su carácter no son los típicos perros territoriales dominantes, esto permite que sus relaciones con otros amigos peludos sean más abiertas y efectivas. Un goldendoodle es una raza muy buena para un hogar grande con muchas mascotas, para casas donde hay niños, ancianos, adultos, en fin, para todo tipo de situaciones.

El compañero adecuado para un goldendoodle sería un amigo peludo que tenga una personalidad similar a él, si es de su misma raza mucho más acertado. Aunque los goldendoodle se la llevan bien con todo tipo de perros, no se recomiendan razas grandes, agresivas o con tendencias a problemas de conducta, para evitar accidentes y lesiones.

Al criar a un perro de esta raza híbrida, te darás cuenta de que es tarea sencilla. Es un can receptivo, tolerante, amigable, sociable, noble y apegado a su familia. No es agresivo ni busca enfrentamiento con otros perros, al contrario, busca establecer relaciones de amistad, sin duda alguna el goldendoodle es la mascota que más fácilmente se adapta a cualquier hogar.

Dieta y alimentación

En la vida de cualquier mascota la alimentación es un punto crucial e indispensable para lograr un óptimo desarrollo y crecimiento en el animal.

goldendoodle

En el caso del goldendoodle requieren una nutrición preferentemente a base de productos de alimento seco, estos son los preparados comerciales disponibles en las tiendas de mascotas y en los supermercados, tales como las purinas y el pienso. Estos productos comerciales deben ser de la mejor calidad, preparados a base de proteína animal que tiene mayor valor nutricional para la formación de tejidos necesarios para el crecimiento y desarrollo del can.

El goldendoodle necesita una alimentación específica en cada etapa de su vida. De modo que, cuando es cachorro, se deben adquirir los productos especiales para cachorros, el pienso para menores de un año, el cual es rico en proteínas y nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo saludable de este perro.

Luego de que el goldendoodle pasa el primer año de vida, ya se le considera adulto y podemos comenzar a brindarle pienso o purinas para perros adultos, las cuales contienen la proporción de nutrientes necesaria para mantener el funcionamiento orgánico de este perrito, y conservar su pelo brilloso y sedoso, y su hermosa apariencia, e igualmente para fortalecer su salud.

En la tercera edad, cuando ya el perro se acerca a los diez años, hay productos comerciales para esta época cuando ya el goldendoodle está envejeciendo, para fortalecer sus huesos y articulaciones, y mantener su estado de energía y salud.

Las mejores marcas de productos comerciales no siempre son las más costosas, si no las que verdaderamente ofrezcan en cada ración la proporción de nutrientes que el goldendoodle necesita para su alimentación.

Con respecto a las raciones, estas se regulan en dos comidas durante el día diarias, y otra más ligera por la tarde, ya que de esta manera se le facilitarán al goldendoodle todos los nutrientes que necesita. Así mismo hay que vigilar el grado de ejercicio y actividad física de nuestro can. El goldendoodle es por lo general un perro activo, pero si adopta hábitos sedentarios, sumado a una alimentación en exceso podría desencadenar en el perro problemas metabólicos, obesidad, sobrepeso, entre otros indeseables.

El agua es liquido vital para el proceso digestivo no solo de los perros, también lo es para cualquier ser vivo, además de que es necesaria para todas las reacciones bioquímicas del organismo. Así mismo, debemos vigilar que el goldendoodle tenga un adecuado estado de hidratación, esto se logra colocando a su disposición un tazón de agua fresca y limpia que sea cambiado con regularidad, y la ingesta de agua debe aumentar en los días calurosos del verano, puesto que por su grueso pelaje, los goldendoodle presentan muchas pérdidas insensibles.

Otras opciones de alimentos son el pienso húmedo y los enlatados, aunque no se recomiendan de manera regular por que tienen alto contenido de grasas y de hidratos de carbono. Los menús formulados en casa, tales como las dietas caninas, son adecuados pero difíciles de controlar en cuando al aporte de la adecuada cantidad de nutrientes que deben suministrársele al perro.

En este sentido, siempre que existan dudas sobre la nutrición del goldendoodle, consultar al veterinario es la decisión más sabia.

Salud y cuidados generales

goldendoodle

Los cuidados para esta son, en general, los que se adoptan para cualquier raza con abundante pelo. Sin embargo, es muy fácil cuidar de un goldendoodle, solo hay que prestar atención a ciertos aspectos de su aseo e higiene y también los cuidados propios que deben tomarse para cuidar de su salud y conservar su energía y espíritu alegre por muchos.

En promedio, la esperanza de vida de un goldendoodle superara la de sus progenitores, pudiendo alcanzar hasta los quince años de vida, aunque rara vez sobrepasan esta edad. Es una edad avanzada para un perro. Por lo común, durante toda esta larga vida en términos perrunos, el goldendoodle goza de un buen estado de salud, y no se le asocian problemas hereditarios o congénitos específicos, salvo que pueden padecer algunas patologías menores que afectan su corazón, infecciones en las zonas oculares y óticas relacionadas con la higiene, y problemas musculoesqueléticos relacionados con la edad.

La buena salud del perro de la raza goldendoodle se conserva con una buena alimentación, que aporte los nutrientes necesarios para cuidar del estado del can, y con las atenciones propias del dueño para mejorar su salud, tales como ejercicio regular, aseo, y visitas periódicas al veterinario.

Al veterinario es prudente acudir cuando menos dos veces por año o cada vez que sintamos que el goldendoodle está enfermo. Así mismo, el seguimiento por el especialista permitirá mantener al día su calendario de vacunas y sus desparasitaciones tanto externas como internas.

El perro de la raza goldendoodle es un ejemplar fuerte y con mucho vigor, de esta nueva raza creada se dice que es más fuerte que sus padres, aunque en generaciones de cruces posteriores a la F1 fueron más las patologías congénitas identificadas por lo que el proceso de su cría es delicado. Enfermedades hematológicas de cuidado como la enfermedad de von Willebrand pueden afectar a esta raza. Se recomienda realizar exámenes de rutina para identificar a tiempo cualquiera de estas patologías que pudieran presentarse en el goldendoodle.

Cuando llegue a la vejez, este perrito podría sufrir de displasia de cadera, de modo que hay que hacerle revisiones y ejercicio con frecuencia para identificar esta y otras afecciones osteomusculares.

Con respecto a la higiene, los goldendoodle plantean la necesidad de ser cepillados diariamente, su pelo es denso, grueso y muchas veces ondulado o rizado, por lo cual ameritan cepillarse constantemente para evitar enredos y nudos molestos en el pelaje. Así mismo, diariamente se debe limpiar sus ojos, la acumulación de legañas y secreciones de los mismos manchan la región infraorbitaria del rostro y propician infecciones, del mismo modo sucede con las orejas. Un baño mensual o cada dos meses, es apropiado, dependiendo del estado del perro y de sus hábitos.

Cuando se alimente, debe evitar que haga grandes esfuerzos inmediatamente, ya que esto podría propiciar la torsión de estómago.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Goldendoodle

La clave para el entrenamiento de un perro de la raza goldendoodle es la paciencia, seguido de la perseverancia y la constancia en su educación. No es que represente un reto educarlo, ni que sea tarea difícil; al contrario, este perro de la raza goldendoodle es muy inteligente, sencillo de adiestrar, y obediente al seguir las órdenes de su amo, lo que más le gusta a este perrito es ser recompensado.

goldendoodle

El goldendoodle es un perro muy listo y astuto, rápidamente comprende que una vez que sea obediente recibirá alguna recompensa por parte de su amo, y esto es lo que más le gusta a los perritos de esta raza. De modo que resulta una gran técnica aplicar el reforzamiento positivo en el caso de adiestras a estos perros.

El estimular al goldendoodle con una recompensa es una técnica muy efectiva que es mucho mejor que algún castigo cuando desobedece. Si no realiza la orden esperada simplemente debes ignorarlo, y repetirle la orden que debe realizar demostrándola, si cumple con lo solicitado, entonces recibirá una recompensa que puede ser algún bocadillo o galleta para perros, o inclusive empleando el clicker. El castigo físico y los gritos deben evitarse a toda costa, esto podría desencadenar en el goldendoodle episodios de estrés, ansiedad, temor que a su vez desencadenarían problemas de conducta en el perro y hasta un comportamiento agresivo.

A la hora de la educación, ser constante es la clave para cualquier tipo de entrenamiento y con cualquier raza de perros. No debes rendirte si resulta un poco difícil los primeros días, lo importante es seguir perseverando e insistir hasta comenzar a ver los resultados deseados.

El goldendoodle puede comenzar a entrenarse a partir de los 3 meses de edad, este período es el ideal puesto que aun es cachorro y está ávido de aprender. Las órdenes básicas como sentarse, acostarse, traer o buscar algo, son las primeras con las que se empieza y se repetirán tanto como sea posible hasta que las obedezcan.

Los paseos y caminatas se realizan a una hora en lo posible fija y diariamente. Se puede aprovechar estos momentos para desarrollar la socialización en el perro, que conviva con otros canes y mascotas en los parques y también con otras personas. Por lo general, la socialización es fácil, efectiva y sencilla.

Al sacarlo a pasear, algunos consejos que puedes aplicar son: hacer que camine junto a ti y no delante de ti, para que entienda que eres el líder, que tú lo llevas a él y no el a ti, llegados a casa, entra tú primero a la casa y luego él, para recalcar tu posición de líder. Así mismo, es importante que observes los hábitos y comportamiento de tu goldendoodle, toma por ejemplo la hora en la que hace sus necesidades, y coloca el paseo diario a esta hora, de tal manera que tu perro asocie la caminata con el tiempo para hacer sus necesidades.

Conforme avanza el entrenamiento puedes ir incorporando órdenes más complejas, como traer las pantuflas, traer el periódico, etc. El entrenamiento será tan efectivo como sea la disposición del dueño del goldendoodle.

Comportamiento con los Humanos

goldendoodle

A los goldendoodles les encanta la compañía y estar rodeados de muchas personas y de compañeros peludos, sean mascotas de otras razas de perros o inclusive gatos u otras especies. Quizás no son el ideal como perros guardianes porque son muy confiables y no reaccionan con el instinto protector que tienen otras razas hacia los extraños, pero a pesar de ello son una excelente compañía en el hogar.

Sus necesidades de afecto y atención son altas, de modo que pueden presentar problemas de comportamiento si permanecen solos en el hogar por mucho tiempo. Necesitan estimulación afectiva constante de un dueño cariñoso y atento que se preocupe por ellos. Los goldendoodles son perros leales, fieles, obedientes y cariñosos, su entrenamiento es muy fácil por todas estas cualidades y también porque son muy listos e inteligentes, comprenden rápidamente que el seguir órdenes hará feliz a su amo y que además puede traerle recompensas.

El goldendoodle tiene un grado de actividad alto, es inquieto, juguetón, andariego y muy activo, su energía resalta sobre la de otras razas, ya que es muy curioso y explorador. Tienen la mala costumbre de roer lo que encuentran a su paso así que cuidado con los zapatos. Sin embargo, esta conducta puede corregirse con un entrenamiento efectivo. Estos perros, del mismo modo, tienen la gran ventaja de poseer un extraordinario olfato que es ideal para los juegos de búsqueda y de encuentra de objetos, además de poseer buena memoria.

El goldendoodle es una de las razas más preferidas como mascotas ya que posee el dulce carácter amoroso y familiar del Golden Retriever, a la vez que no hace tanto desorden, pues su manto de pelo grueso no pierde tanto como en otras razas, por ello se dice que es hipoalergenico.

Actualmente, debido a las grandes cualidades de esta raza compañera, fiel, amoroso, amigable, inteligente, el goldendoodle se ha entrenado para ser un perro de compañía en muchos hogares de familia, como la mascota con la que todos quieren jugar, además se ha adiestrado para prestar ciertos servicios especiales como el de perro guía de discapacitados, perro de terapia de rehabilitación, y perro de asistencia a los humanos en general.

Por su gran sentido del olfato, también ha sido entrenado como perro de búsqueda en algunas misiones policíacas, aunque no es lo común. Es ideal para las familias con niños, ya que el goldendoodle disfruta mucho de los juegos y tiene la energía necesaria para seguirles el ritmo a los pequeños de la casa. Así mismo, este perrito es buena compañía para personas solitarias y de la tercera edad, será un compañero leal y fiel, además de divertido, le sacará unas cuantas sonrisas a su dueño.

Los goldendoodles se esfuerzan por agradar a su familia adoptiva, les encanta compartir con ellos, salir a jugar y realizar diversas actividades juntos. Quizás surgieron como una raza accidental, pero sin duda alguna los goldendoodle se han convertido en una raza ideal para convivir con las familias siendo un perro muy servicial, dócil y alegre.

Entorno ideal

El goldendoodle como todo perro híbrido, es decir, de raza mixta, presenta diversidad de características tanto físicas como cualidades de su personalidad, las cuales se han expresado en su mayoría favorablemente, haciendo de esta nueva raza de perros una gran mascota que día a día adquiere más popularidad entre los hogares de todo tipo de familias.

goldendoodle

Este perrito necesita de un entorno afectivo que le proporcione los mismos beneficios que el ofrece, ya que es una mascota cariñosa, amable, llena de energía y alegría para compartir y jugar con sus dueños. El goldendoodle necesita de una familia que le brinde la atención necesaria y los cuidados básicos para que se sienta parte del hogar, es muy apegado, cariñoso y alegre con sus dueños, además es fiel y leal, desea estar con ellos todo el tiempo, y si se queda solo por demasiadas horas puede presentar estrés o ansiedad.

El goldendoodle es muy famoso en diversas partes del mundo, ya que vive cómodamente y es capaz de adaptarse a prácticamente cualquier clase de ambiente. Este perrito tiene la ventaja de que su grueso pelaje que no suelta grandes cantidades de pelo, lo que hace muy cómodo su aseo, y es perfectamente factible que pase mucho tiempo dentro de la casa sin el temor de ensuciar demasiado, y además con menor frecuencia producen alergias, así que son mascotas adecuadas para personas con problemas de alergia al pelo de perros.

En relación al clima y a los ambientes, los perros de la raza goldendoodle se adaptan sin mayores problemas a diversos climas, desde temperaturas cálidas hasta fría, aunque preferiblemente que no sean extremas. Su pelo es grueso y denso lo cual lo protege del frío, y en el caso de días calurosos solo necesitaran mayor cantidad de agua para mantenerse hidratados, además, las horas de ejercicio del goldendoodle o de paseo se deben llevar a cabo en horas que no sean tan calurosas, tales como al inicio de la mañana o finalizando la tarde.

Cuando hay fríos días del invierno, preferiblemente se recomienda mantenerlos dentro de la casa, a una temperatura agradable, para evitar resfriados y donde el perro se sienta cómodo y resguardado.

El goldendoodle es un perro que puede vivir dentro de la casa sin ningún inconveniente, además prefiere estar cerca de sus humanos. Se adaptan sin problemas a las casas, y disfrutan particularmente si estas tienen grandes patios o jardines en los que correr, saltar y jugar.

Del mismo modo, si se trata de un apartamento, este perrito puede vivir cómodamente, no necesita demasiado espacio, y solo requiere que diariamente se le saque a su caminata regular, y que con frecuencia se le lleve al parque a jugar, correr y ejercitarse.

El goldendoodle es una gran mascota, adaptable a cualquier tipo de familia, compañero, juguetón, fiel y cariñoso, un perro sin lugar a dudas maravilloso, del que todos los miembros de la familia van a querer disfrutar, gracias a la ventaja de que este perrito es apto para casi todos los ambientes y en cualquier época del año, es como un perro todo terreno, un compañero ideal.