Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Chusky

Chusky
Chusky
5 (100%) 7 votes

Chusky: Tu nueva mascota

El Chusky es el resultado de haber unido a un Chow Chow y a un husky siberiano y que a medida que las facciones del Chusky aumentaron en popularidad, este perro empezó a ser tomado como una nueva raza, a la que darle continuidad.

Es una raza moderna, si comparamos sus orígenes con otras que datan de años muchos más antiguos, sin embargo no se conoce con exactitud el momento que dio inicio a esta raza que es considerada como un hibrido.

La creación del Chusky une la energía incansable del husky y el temperamento con instinto guardián del chow chow. Donde la mayoría de las personas al ver esta maravillosa combinación se les hace imposible no sucumbir ante los encantos de un perro que además cuando está cachorro parece un perfecto peluche.

Este perro suele tener una altura de entre 18 a 23 pulgadas, mientras que su peso varia de 40 a 65 libras, por lo que se considera un perro mediano. Suele tener contextura semi robusta y mostrar un aspecto fornido y firme

Por otro lado, su pelaje suele ser abundante, grueso y esponjoso, con una capa externa más gruesa y una capa interna más fina, tal cual como el de sus padres, por lo que en las épocas de muda será necesario tener a la mano una aspiradora que permita recoger las grandes cantidades de manto que suelen botar.

En cuanto a su forma de actuar del Chusky  ante la presencia de otros perros va a depender mucho de la  personalidad que hereden de sus padres de raza pura.

Por ejemplo se sabe que el husky es un perro que disfruta estar en manada y ama la compañía de otros perros debido a su naturaleza que se asemeja a la de los lobos, mientras que el chow chow es mas territorial y suele ser un poco más reservado en cuanto a compartir su espacio con otros caninos.

Para alimentar a un Chusky de forma correcta se tomara en cuenta que tan enérgico sea el pero, para proceder a brindarle la alimentación que necesita.

Hay quienes optan por preparar comida en casa a base de carnes, pollos y pescados unidos con arroz como complemento, y hay quienes prefieren comprar el alimento hecho como lo son las croquetas para perros que vienen con la proporción exacta de proteínas y vegetales.

Para el cuidado del Chusky es importante saber que esta raza suele tener épocas de muda donde se le vera caer grandes cantidades de pelo, llenando todo a su alrededor desde ropa, muebles hasta objetos, por lo que en estas épocas el cepillado debe aumentar, para así poder apresurar este proceso. Además lo mejor será contar con una aspiradora en casa con la que se permita controlar la higiene de la misma.

En cuanto a la salud, el Chusky, al igual que todos los perros híbridos suelen  adquirir ciertas enfermedades de sus progenitores por lo que dentro de los problemas de salud más comunes en esta raza se encuentran la distiquiasis la cual es una anomalía que consiste en la aparición de pelos dentro del parpado del perro lo cual es causa de una gran molestia y de irritaciones oculares, y posibles ulceras debido  la fricción del pelo sobre el ojo.

Para su educación el Chusky cuenta con una gran inteligencia, por lo que no será difícil de enseñarle a como comportarse, además tiene una gran necesidad de complacer a sus dueños y esto es un punto a favor para quien tenga la responsabilidad de entrenarlo.

Sin embargo su independencia y temperamento le hacen ser una mascota que necesita mucha consistencia, paciencia, carácter y mano firme por parte del dueño.

Se sabe que el Chusky suele desarrollar una conducta de apego total a sus dueños, por lo que necesitara estar siempre junto a ellos, y no acepta de buena manera la separación de estos, por lo que será un aspecto a tomar en cuenta a la hora de adquirir a este perro como mascota sobre todo si los miembros de la familia acostumbran a Salir de viaje.

Es un perro que necesita estar siempre rodeado de personas y que necesita del afecto que estos puedan brindarle.

Para su entorno adecuado, cabe mencionar que el Chusky no se lleva bien con un clima donde existan altas temperaturas, debido a que esto le genera afectaciones en la piel y por su pelaje suele sufrir de calor excesivo causándole mayor cansancio y agotamiento, por lo que la temperatura del lugar donde se desea llevar a vivir a un Chusky deberá ser analizada previamente para garantizar que sea la adecuada.

Esta raza necesita de un espacio amplio donde moverse, y saciar su necesidad de ejercitarse, de investigar nuevas cosas y de desplazarse a sus anchas. Por lo que un hogar con un jardín amplio será el entorno ideal para esta raza.

Historia y Origen del perro Chusky

Chusky

El Chusky es una raza moderna, si comparamos sus orígenes con otras que datan de años muchos más antiguos, sin embargo no se conoce con exactitud el momento que dio inicio a esta raza que es considerada como un hibrido.

Se sabe que desde hace más de veinte años han existido cruces entre chow chow y perros esquimales siberianos, pero no se les había dado reconocimiento hasta la actualidad.

Esta bola de pelo es el resultado de haber unido a un chow chow y a un husky y que a medida que las facciones del Chusky aumentaron en popularidad, este perro empezó a ser tomado como una nueva raza, a la que darle continuidad.

Como sabemos, el Chow Chow es un perro de origen chino, que es considerado como uno de los perros mas antiguos ya que se conoce que han sido tomados como la imagen de objetos que datan de aproximadamente 206 años Ac. El  Chow Chow en la actualidad es utilizado como perro de compañía, y que además tienen un temperamento independiente, e instinto de guardián.

Son bastante leales a sus amos. Dentro de sus características físicas resaltan el hecho de que tienen un cráneo amplio, con orejas puntiagudas que están levemente erectas, su nariz también es grande, mientras que sus ojos son pequeños y los define su pelaje denso y suave.

Mientras que el husky es un perro que suele ser muy enérgico, son conocidos como “perros de trineo” ya que desempeñaban la función de tirar de dichos trineos en zonas donde abunda la nieve. Se caracteriza por ser un perro que es muy inteligente, y se le sociabiliza desde cachorro será muy cariñoso con las personas, y también tiene un pelaje abundante y grueso.

Su nivel de energía exige grandes periodos de ejercicios diarios donde pueda drenar a diario mediante la ejercitación constante.

De estas dos razas el Chusky obtuvo una personalidad que lo hace ser muy apegado a sus dueños y protector con los suyos, además de ser muy activo y contar con un manto de pelo abundante al igual que sus progenitores.

La creación del Chusky une la energía incansable del husky y el temperamento con instinto guardián del chow chow. Donde la mayoría de las personas al ver esta maravillosa combinación se les hace imposible no sucumbir ante los encantos de un perro que además cuando esta cachorro parece un perfecto peluche.

También se cree que dentro de las razones por las que pudo haber sido creadas, están la de tener a un perro con una buena apariencia física, pero con la fuerza y las habilidades de trabajo con las que cuentan sus  progenitores.

Dentro de los nombres con los que también se le conoce al Chusky, se encuentra “chow-husky”, “husky-chow”, “ Chowsky”  siendo Chusky  el que más ha tomado fuerza en la actualidad.

El Chusky no ha recibido el reconocimiento de raza oficial por la FCI ni por el American Kennel Club, sin embargo ha sido reconocido como una raza con rasgos definidos por el Club canino híbrido americano – ACHC, por el Registro de perros de América, Inc. – DRA y por el Diseñador Internacional de Registro Canino – IDCR lo cual es un avance importante debido a que ya se conoce que existe una cantidad importante de ejemplares sobre todo en Estados Unidos.

Un perro se considera un hibrido cuando son el resultado de un cruce de razas puras  cuidadosamente seleccionadas por distintas características, donde el objetivo es unir lo mejor de ambas razas en un nuevo perro, donde se puedan deshacer de los puntos débiles de dichas razas progenitoras.

En este caso el Chusky es considerado un hibrido del cual se desconoce a ciencia cierta, quien fue el encargado de dar inicio a la existencia de estos hermosos caninos, que son escogidos como mascotas de familias que aman la compañía de perros con abundante pelo y con una maravillosa personalidad.

Las facciones del Chusky, sin duda, llaman la atención y aumenta la curiosidad de las personas que por no saber a que raza pertenecen suelen preguntar a sus dueños.

Hay personas que están de acuerdo con el cruce de razas puras, debido a que esto contribuye al hecho de que se puedan disminuir las enfermedades genéticas que estos poseen y que degeneran su salud.

Mientras que muchos críticos consideran que los cruces de las razas también puede dar como resultado que el nuevo canino herede las mismas enfermedades que se deseaban evitar.

Lo cierto del caso, es que en la actualidad los perros de diseñador o híbridos están siendo creados y cada vez es mas común ver una nueva raza producto del cruce, en el que alguien, al ver las características mas resaltantes de dos o mas perros decide unirlos, y permiten el nacimiento de crías para ser analizadas y observar cuales son los rasgos genéticos que suelen adquirir a través de dicho cruce.

Características de la raza

Chusky

Debido a que el Chusky proviene de la unión entre el husky y el chow chow sus características físicas al nacer no son siempre las mismas, sino que estas van a ser producto del azar, y esto incluye el color de su pelaje, su temperamento y sus facciones en general.

Una manera de determinar de que color saldrán las crías y que temperamento tendrán, es sin duda, observando a los padres.

Lo cierto es que un Chusky suele tener una altura de entre 18 a 23 pulgadas, mientras que su peso varia de 40 a 65 libras, por lo que se considera un perro mediano. Suele tener contextura semi robusta y mostrar un aspecto fornido y firme.

Por otro lado, su pelaje suele ser abundante, grueso y esponjoso, con una capa externa mas gruesa y una capa interna más fina, tal cual como el de sus padres, por lo que en las épocas de muda será necesario tener a la mano una aspiradora que permita recoger las grandes cantidades de manto que suelen botar.

En algunos casos la cantidad del pelo del Chusky es menor en cuanto a volumen que el de las razas del que proviene, pero de igual forma suele verse como un ose de peluche al que provoca abrazar y acariciar.

Los colores que mas predominan en un Chusky son el dorado o dorado con blanco, el cual proviene del chow chow y el rojizo con manchas blancas por el cuello y estomago, y  el negro con el blanco que los obtiene del husky.

En su mayoría suelen tener un color predominante en la parte superior de su cuerpo el cual se desvanece en color crema o blanco por debajo hasta las patas.

En cuanto a su cabeza suele parecerse más a la del husky, al igual que sus orejas que generalmente son en forma de “V” y erectas. Sus ojos los hacen ver como perros alegres y llenos de vida, y estos suelen ser almendrados, algunos ejemplares nacen con los ojos claros como los del husky lo cual es bastante llamativo en una primera impresión.

Por su parte su nariz es siempre de color negra y el hocico es acorde al tamaño de su cráneo.

Mientras que las patas del Chusky son parecidas a la de los gatos, con forma redonda la cual también son característica del chow chow,  mientras que la cola se asemeja a la del husky ya que es larga y gira hacia arriba en la parte posterior.

En cuanto a la personalidad que muestra el Chusky se sabe que al igual que las razas de las que proviene, este suele ser muy independiente y seguro de si mismo, pero al mismo tiempo logra crear unos lazos muy fuertes con sus dueños y los miembros de su familia humana.

El Chusky es un perro muy alerta y activo, que suele desarrollar el instinto guardián por lo que se muestra bastante territorial la mayoría del tiempo, pero a su vez es bastante cariñoso y amable con las personas que conoce.

Se sabe que algunos Chusky heredan del chow chow el hecho de ser bastante reservados con los extraños, pero muy amoroso con sus dueños.

También a esta raza los define la gran inteligencia con la que cuentan, y los grandes niveles de energía que suelen tener.

Esta energía les hace ser desde cachorros muy traviesos y curiosos, por lo que las personas que los adopten o los adquieran como mascotas deberán ser personas con mucha paciencia y disposición de comprender la energía que el Chusky suele tener.

Por otro lado, y en algunos casos, hay ciertos cachorros de Chusky que  pueden tener un comportamiento sedentario, por lo que hay que procurar incitarlos a realizar ejercicio y que asi no caigan en sobre peso.

Los expertos concuerdan que no son perros para personas que sean primerizos en la cria y entrenamiento de perros de esta raza, ya que su carácter independiente les hace ser perros que necesitan a una persona con carácter que sepa como manejar y darse a respetar como líder.

Se recomienda que dependiendo del estilo de vida que tengan la familia, se observe el comportamiento de los cachorros para elegir al que mejor se amolde al hogar. Por ejemplo si la familia es activa y le gusta ejercitarse pueden elegir al cachorro que mas energía tenga, pero si mas bien las personas que conforman el hogar son tranquilas y aman el estar en casa deberán elegir entonces al que muestre mayor sosiego dentro de la camada.

Su movimiento suele ser rápido y lleno de agilidad, por lo que al correr se les vera desplazarse de forma moderadamente rápida.

En cuanto a su esperanza de vida esta va desde los 10 a los 12 años, por lo que se considera un perro bastante saludable y longevo.

Otra característica del Chusky es que no se llevan bien con  el calor, por lo que será necesario siempre mantenerle en un lugar fresco.

Comportamiento del Chusky con otros perros

La forma de ser del Chusky con otros perros va a variar según la personalidad que hereden de sus padres de raza pura.

Chusky

Por ejemplo se sabe que el husky es un perro que disfruta estar en manada y ama la compañía de otros perros debido a su naturaleza que se asemeja a la de los lobos, mientras que el chow chow es mas territorial y suele ser un poco más reservado en cuanto a compartir su espacio con otros caninos.

Por lo que en cierta manera el comportamiento del Chusky  va a depender de lo que los dueños le inculquen como conducta correcta desde cachorro.

Lo ideal es llevarlo desde pequeño a un parque donde haya otros perros y observar que tipo de comportamiento muestra a la hora de que se le acerque algún otro canino. Esto en el caso de que sea la única mascota en el hogar.

Si el Chusky se muestra calmado, sin ansiedad y empieza a mostrar signos de querer empezar algún juego con otro perro se puede deducir que será una mascota al que no le será difícil relacionarse con otras animales, y por lo tanto no habrá problema en el hogar si en un futuro se desea ampliar la familia canina o si ya existe algún perro con el que podrá relacionarse sin inconvenientes.

Este se comportara siempre amable y listo para empezar cualquier juego que implique divertirse de cualquier forma, no será problema para el compartir juguetes, objetos favoritos ni mucho menos su territorio.

Sera el perro que siempre buscara la manera de comenzar una relación de amistad con quien sea y el que incitara a todos a jugar sin preocuparse por mas nada.

Ahora bien, si por le contrario el cachorro Chusky al ser relacionado con otros perros se muestra reservado o  sin intensiones de compartir  definitivamente será un perro territorial al que habrá que socializar constantemente para que pueda llevarse bien con otros animales.

Generalmente el Chusky que se muestra territorial, ante la presencia de otros perros, buscara mostrar su carácter para poder asumir el rol de líder de la manada y es probable que en algunos casos se quiera hacer respetar con riñas y algunos mordiscos, por lo que el dueño deberá estar muy al pendiente.

El Chusky que tiene este tipo de personalidad suele ser muy observador, tranquilo y reservado pero a su vez atento a lo que pasa a su alrededor para actuar en el momento preciso cuando alguien de su manada se propase por encima de los limites.

Para este tipo de casos, lo mejor es que el dueño enseñe a los perros de la casa donde habita un Chusky  a convivir de manera pacífica, donde su dirección y liderazgo será fundamental para que el comportamiento de los perros no se salga de control.

Para ello, se pueden emplear estrategias donde se les incluya a todos los perros en juegos divertidos para que estos se diviertan y se creen lazos de amistad más que de rivalidad. También el ofrecerles afecto por igual contribuye a que ninguno se sienta desplazado y puedan ser ellos mismos que decidan ser los mejores amigos.

Colocar por separado juguetes, recipientes de comida y de agua, sitios para descansar entre otros mejora si dunda la relación entre mascotas.

La diferencia de sexos mejora la relación de los perros de raza Chusky, ya que no pelearan por liderazgo sino que buscara agradarse, mientras que en los perros del mismo sexo probablemente se establezcan constantemente líneas de jerarquía.

Por otro lado, si se desea dar continuidad a esta raza conocida como un hibrido lo mejor será unirlo con uno que tenga la misma línea de padres para evitar que se desvirtué las características que ya tienen.

Por supuesto que un chow chow o un husky podrían ser perfectos compañeros para un Chusky a la hora de seleccionar a una raza que sea acorde para que acompañe a estos perros, solo que es recomendable estudiar los costos a la hora de proceder a adquirir estos perros como mascotas

Si por el contrario se desea incluir a otro miembro canino, de una raza distinta en la familia se pueden tomar en cuenta criterios como tamaño, nivel de energía y razas compatibles con el Chusky.

Por el ejemplo el Samoyedo es un perro cuyo pelaje es también bastante abundante y cuenta con un temperamento amigable y juguetón.  Sus características físicas son en cierta forma parecidas  a las del Chusky y al igual que Husky realizó trabajos relacionados a halar de trineos en sus orígenes, por lo que tiene bastante relación a los progenitores del Chusky.

El akita inu a pesar de ser un perro grande, suele ser reservado y con carácter firme ante situaciones irritantes o que le causen molestias, por lo que también podría ser un buen compañero del Chusky, ya que proviene de la misma línea de los llamados perros nórdicos.

Dieta y alimentación del Chusky

Chusky

La alimentación del Chusky deberá iniciar como en todos los casos, con la leche materna que obligatoriamente le debe proporcionar su madre, ya que no es recomendable separa a una cría de su madre antes de culminar este proceso para darle leche artificial, a menos que sea un caso donde la madre no pueda por causas mayores darle de comer a sus cachorros.

La leche materna para un cachorro es de suma importancia, sobre todo si se le proporciona dentro de las primeras 24 horas de vida, esta primera leche, también llamada calostro posee  90 % agua y el 10% restante es donde van a estar los nutrientes, proteínas y grasas que el cachorro necesita para fortalecer su sistema inmune.

Este proceso debe durar por lo menos dos meses, y el dueño antes de adquirir a un Chusky  deberá constatar que el amante se llevo a cabo, sino es muy probable que al crecer el perro sufra constantemente de distintas enfermedades.

Ahora bien, luego de que ya culmino el periodo de lactancia se debe proceder a seleccionar el alimento que mejor se adapte a las necesidades del cachorro, lo mejor es que esta decisión este abalada y sugerida por el veterinario, para evitar adquirir una marca o producto inadecuado.

En este caso se tomara en cuenta que tan enérgico sea el Chusky para proceder a brindarle la alimentación que necesita.

Hay quienes optan por preparar comida en casa a base de carnes, pollos y pescados unidos con arroz como complemento, y hay quienes prefieren comprar el alimento hecho como lo son las croquetas para perros que vienen con la proporción exacta de proteínas y vegetales.

Para tomar la decisión y definir cual alimento es el mas recomendable también se deben tomar en cuenta el costo de las dos opciones, cuanto tiempo duran, lo cierto es que cualquiera de las dos opciones son validas, siempre y cuando el Chusky se muestre saludable ante dicha alimentación.

Hay que tener en cuenta que las razas de donde proviene el Chusky le hacen heredar ciertas características genéticas que repercuten en su salud, forma de ser y de comportarse, por lo que a la hora de alimentarlos hay que tomar en cuenta esas características hereditarias para garantizar que se mantengan sanos y fuertes.

Por ejemplo el chow chow suele tener un estomago delicado, por lo que no se les acostumbra a proporcionarle grandes cantidades de comidas al día, sino mas bien pequeñas cantidades en varias porciones, es decir, si para cualquier otra raza la comida diaria se distribuye en tres porciones al dia, para el chow chow no será así, sino que serán cuatro las porciones en menores cantidades, recomendadas para que su estomago no se desmejore.

En este sentido el lo mejor será observar que características tiene el estomago del Chusky para determinar si soporta comer las cantidades normales o si por el contrario deberán ser reducidas y divididas en mas porciones.

Por el contrario el husky no suele ser muy comelón, y no comerá si no tiene hambre, comerá si ha hecho mucho ejercicio o cuando le plazca, ya que tienen un alto metabolismo y su cuerpo sabe cómo utilizar bien los nutrientes.

Por lo que si el Chusky hereda esta forma de alimentarse, no deben preocuparse porque no coma habitualmente como otras razas.

En este sentido la alimentación deberá ser alta en proteínas, carbohidratos, vitaminas y grasas para que su crecimiento sea favorable.

Para el Chusky puede tornarse aburrido comer siempre la misma comida, por lo que puede alternarse de vez en cuando, agregando algunos otros ingredientes que habitualmente no coma, tratando en lo posible no realizar cambios bruscos en dicha dieta.

Si por alguna razón, se debe cambiar la dieta esto deberá hacerse de manera progresiva y no de un día para otro, para garantizar que el estomago vaya acoplándose al nuevo alimento y evitar que su estomago se descompense.

Una forma de garantizar que el alimento está siendo efectivo es observando el brillo de su pelaje, su nivel de energía diaria y sus heces. Recordemos que el perro es lo que come.

Garantizar la provisión de agua limpia y fresca diaria es vital para esos perros, por lo que deberá ser cambiada a diario o cuando esta se ensucie, evitando que en ella caigan insectos o animales.

Y como siempre se recomienda, se puede tener en casa ciertas golosinas para perros para suministrarles en caso de que pidan comer de las golosinas de las personas, las cuales ya sabemos, son dañinas y toxicas para ellos.

En las tiendas para mascotas ofrecen un sin número de marcas y tipos de estos bocadillos para que las mascotas se deleiten y puedan saciar su necesidad de azúcar y que además sirven para premiarlos ante un buen comportamiento que se desee este aprenda.

Salud y cuidados generales

Chusky

El Chusky por tener un manto de pelo abundante y esponjoso va a requerir que se le cepille constantemente, por lo menos tres veces a la semana para remover todo el pelaje que haya muerto, masajear el cuero cabelludo y desenredar posibles nudos.

Como ya mencionamos, el Chusky suele tener épocas de muda donde se le vera caer grandes cantidades de pelo, llenando todo a su alrededor desde ropa, muebles hasta objetos, por lo que en estas épocas el cepillado debe aumentar, para así poder apresurar este proceso.

De igual forma en cada cepillado, es necesario revisar la piel del Chusky, para verificar que no haya irritaciones, enrojecimientos, llagas, erupciones cutáneas, exceso de resequedad o erupciones las cuales pueden llegar a ser comunes en esta raza, sobre todo si el clima es muy caluroso.

Si existen signos de algunos de estos síntomas lo mejor será llevar al doctor para que recete algún ungüento que mejore esta condición.

Volviendo al tema del cepillado, siempre se recomienda hacerlo, ya que esto permite crear lazos entre el dueño y el Chusky,  y así este se acostumbra a ser acicalado sin mostrar signos de incomodidad.

El baño, por su parte deberá ser realizado una vez al mes, o cuando el perro este realmente sucio, con un champú especial para el tipo de pelo que poseen y con un pH adecuado, además se puede complementar con un acondicionador de igual forma, especial para mascotas para así mejorar la textura del pelo.

En el baño deberán cerciorarse de haber retirado correctamente todos los productos colocados con abundante agua, para evitar que estos causen alergias o algún otro daño en la piel, y también se deberá retirar todo exceso de agua, con un secador para garantizar que quede sin humedad luego del baño.

Si se complica mucho para los dueños realizar esta labor, existen centros de estéticas caninos donde se especializan en la higiene y cuidado de las mascotas y cuentan con los productos necesarios para que estos queden impecables, lo que es una buena opción y generalmente estos ofrecen buenos precios.

En caso de que el Chusky que está en casa sea un perro que no le guste bañarse, estos centros estéticos son excelentes para que ellos lo disfruten.

Posteriormente al baño será necesario revisar las orejas, para secarlas y verificar que no les haya entrado agua. Así mismo, se aprovecha de verificar que no estén rojas, y que no tengan ningún tipo de secreción, ya que todos los perros suelen sufrir de infecciones auditivas, será primordial evitarlo en todo momento.

Las uñas también deben ser recortadas constantemente, lo cual es mejor dejárselo a los expertos para evitar lastimarlos, ya que este proceso se realiza con un cortaúñas especial para perros.

En cuanto a la dentadura, el Chusky presenta, en ciertos casos, problemas en la dentadura, debido a que hay ejemplares que  nacen sin algunos dientes, y a medida que van creciendo pueden llegar a perder algunos otros, por lo que un cepillado semanal o una revisión bucal pueden contribuir a mejorar esta afectación.

En los casos de aquellos que pierden varios dientes, es necesario hacer un cambio en la dieta, por alimentos más blandos que para ellos sean fáciles de masticar.

Por otro lado, las visitas al veterinario deberán ser anuales para que en los chequeos se descarten posibles enfermedades, y se les pueda proporcionar las vacunas que todo perro necesita a lo largo de la vida.

En cuanto a la salud, el Chusky, al igual que todos los perros híbridos suelen  adquirir ciertas enfermedades de sus progenitores por lo que dentro de los problemas de salud más comunes en esta raza se encuentran la distiquiasis la cual es una anomalía que consiste en la aparición de pelos dentro del parpado del perro lo cual es causa de una gran molestia y de irritaciones oculares, y posibles ulceras debido  la fricción del pelo sobre el ojo.

Las cataratas y el glaucoma también los suele afectar, sobre todo en los Chusky de edad avanzada.

También la torsión gástrica suele afectar a el Chusky, la cual consiste en la imposibilidad de botar los gases del estomago por voluntad propia y lo cual es causa de mucho dolor estomacal para ellos. Siguiendo con el ámbito estomacal, se han conocido ejemplares que han llegado a sufrir de cáncer de estomago

De igual forma para los ejemplares Chusky que ya son muy mayores la sordera también forma parte de las enfermedades que estadísticamente tienden a tener, esto consiste en la incapacidad parcial o total de oír, y los síntomas más comunes se observan cuando el perro deja de responder a su nombre, hace caso omiso a los ruidos que se realizan a su alrededor, no se da cuenta ante la presencia de algún extraño, o no responde cuando se le quiere estimular con algún juguete que tenga sonido.

Para evitar este tipo de enfermedades lo mejor es prevenir infecciones auditivas a lo largo de la vida, aunque algunas veces la sordera viene por causas congénitas o tumorales.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Chusky

Chusky

El Chusky cuenta con una gran inteligencia, por lo que no será difícil de educar, además tiene una gran necesidad de complacer a sus dueños y esto es un punto a favor para quien tenga la responsabilidad de entrenarlo.

Sin embargo su independencia y temperamento le hacen ser una mascota que necesita mucha consistencia, paciencia, carácter y mano firme por parte del dueño.

Como mencionamos el Chusky no es un perro recomendable para personas que no tengan la experiencia en la cría y el manejo de perros con temperamento independiente y a veces terco, pero si se anhela tener a esta raza como mascota solo con que la persona se dé a respetar por el perro y este le vea como líder  será mas que suficiente y no habrá problema alguno.

En este sentido, el Chusky debe empezar a ser educado desde que llega a casa, en la etapa de cachorro para así comenzar a crear en el los hábitos necesarios para que la convivencia en el hogar sea lo más placentera posible.

El entrenamiento de obediencia es bastante útil para empezar a educar al Chusky, en este tipo de entrenamiento se le enseña al perro comandos básicos como ven, sentado, saluda, tranquilo, entro otros donde este aprenderá a responder de forma  afirmativa a cada acción que se le solicita.

Este tipo de entrenamiento permite, de igual forma, enseñarle al Chusky a no brincar encima de las personas, a estar calmado cuando se comporte ansioso e incluso a no ladrar en exceso.

El no brincar es de mucha ayuda, sobre todo si tiene una personalidad amigable y cariñosa, ya que cuando son amables con las personas no dudaran en encimarse sobre la visita para ser saludados o acariciados, y esto podría causar algún incidente.

Otro de las acciones que se recomienda que aprendan a temprana edad y que sin duda, vale la pena enseñarles es donde ir al baño, esto mejorara en gran manera el aseo de su entorno, sobre todo si pasa la mayor parte del tiempo en el jardín de la casa, se evitara encontrar excremento regado, lo cual es muy desagradable al caminar por el césped. Colocar un periódico o cartón y decirle que ese es su sitio para ir al baño será muy beneficioso, sobre todo para quien será el responsable en recoger diariamente sus deposiciones.

Por otro lado, y cuando el Chusky ya domine los comandos básicos, se puede empezar con el entrenamiento de refuerzo positivo, el cual consiste en premiar cada buen comportamiento con alguna golosina, comida o juguete favorito.

La mayoría de los perros responden de de forma  efectiva a este entrenamiento ya que estos vienen acompañados de premios para ellos. En el caso del Chusky suele estar muy atento a sus dueños y a lo que se le indica para el proceder a complacer y buscar la aprobación de sus personas favoritas, por lo que esta estrategia sin duda dará resultado.

En cuanto a los paseos con el Chusky también será necesario enseñarles a comportarse a comportarse desde que se les coloca la cadena, hasta la forma en la que deberá caminar al lado del dueño, ya que como sabemos el husky, quien es uno de los progenitores del Chusky solía halar trineos y algunos ejemplares naces con ese instinto de querer halar y mover a como dé lugar cualquier cosa.

Por lo que si no se le enseña a caminar con calma será bastante complicado a la hora de que salgan a dar un paseo, tener que lidiar con sus jaloneos y ganas de querer siempre llevar el curso del paseo.

Enseñarle a que tampoco está bien escaparse y salir corriendo para alejarse a la primera oportunidad contribuye a tener la seguridad de que no se extraviara, ya que también suelen ser muy rápidos a la hora de querer escabullirse.

Los gritos y los golpe, no contribuyen a que el Chusky capte de forma más rápida la educación, por el contrario, hará de esta perro un ser miedoso, rencoroso y mas testarudo.

Por lo que siempre mencionamos que el amor y un carácter firme son los elementos principales de un buen entrenamiento.

Los entrenamientos divertidos y con la inclusión de juegos didácticos también fomentan un mayor aprendizaje y hace que el perro capte más y lo vea como algo divertido donde ni siquiera se dará por enterado de que está siendo educado.

Los parques o jardines son el escenario ideal para cada una de las sesiones, que además no deben durar más de 20 minutos por comando, y donde también se deben alternar con periodos de descanso. Al final se le debe permitir al perro jugar como mejor le parezca para que se distraiga y quiera volver a hacerlo día tras días hasta que aprenda lo que se le quiere enseñar.

Comportamiento del Chusky con los Humanos

Chusky

Independientemente de si el Chusky hereda la personalidad reservada del chow chow o el temperamento amigable del husky, siempre será muy amoroso y leal con las personas que lo adquieran como mascota.

Se sabe que el Chusky suele desarrollar una conducta de apego total a sus dueños, por lo que necesitara estar siempre junto a ellos, y no acepta de buena manera la separación de estos, por lo que será un aspecto a tomar en cuenta a la hora de adquirir a este perro como mascota sobre todo si los miembros de la familia acostumbran a Salir de viaje.

En el caso de que se les permita estar dentro de casa, se les vera estar siempre cerca de las personas, tumbado a sus pies o si es posible encima de ellos, ya que una de las cosas que más disfrutan es estar rodeado de familia.

Son perros que necesitan convivir rodeados de personas, por lo que son adecuados para familias numerosas.

Se sabe que el Chusky  desarrolla ansiedad por separación, por lo que insistimos en que son perros que necesitan estar siempre cerca de los miembros del hogar.

También desarrollan muy bien el instinto guardián con los miembros de su familia, por lo que a ellos los protegerá a toda costa, estará muy al pendiente de cada movimiento y posible peligro latente para salir al rescate.

Pero a pesar de su independencia y de su instinto natural, el Chusky será muy amoroso, y no dudara en mostrar con gestos corporales todo el afecto que siente por las personas que conoce.

En el caso de que haya heredado una personalidad más reservada, se mostrara distante de los extraños hasta que se cerciore de que todo está en orden,  y poco a poco se acercara para oler y darse a conocer a quienes nunca había visto.

Para este tipo de  ejemplares que son mas reservados y muestran una personalidad un poco más seria, hay que tener en cuenta que los abrazo no siempre son bien recibidos, es decir, al igual que el chow chow no siempre están preparados para que alguien venga y los abrace, cosa que algunas veces es inevitable de hacer debido a que su pelaje esponjoso incita a que cualquier persona quiera acercarse y amapucharlos.

En estos casos, será el mismo Chusky quien con un gruñido, e incluso con un mordisco se encargue de indicarles a las personas que no se siente muy cómodo con ese exceso de abrazos.

Para los Chusky que desarrollen este temperamento lo mejor es dejarlos que sean ellos mismos quienes decidan cuando quieren que se les acaricie o que se les mime, ya que a pesar de que sean independientes siempre van a querer que se les rasque o acaricie, solo que a diferencia de los que son mas amistosos, ellos decidirán cuando y como.

Si por el contrario, el perro muestra disfrutar al máximo los amapuches entonces no será problema abrazarlo cada vez que se quiera y sin reservas.

Por otro lado, el  Chusky puede en ocasiones mostrar cierto recelo ante la presencia de extraños, lo que lo hace ideal como perros de guarda, sin embargo algunos se les entrenan para que disminuya este comportamiento, sobre todo si son mascotas de compañía

No se conoce de perros de esta raza que hayan tenido un comportamiento excesivamente agresivo con las personas, pero siempre es importante enseñarle cual es la forma de proceder correcta ante los extraños, ya que siempre es probable que el instinto animal salga a flote.

Con los niños se comportara amigable, cariñoso y protector y no dudara en aceptar invitaciones de juegos con ellos. Estos momentos deberán ser supervisados para corregir cualquier comportamiento inadecuado tanto del perro como del niño y así cerciorarse de que todo estará bajo control.

Por el hecho de que el Chusky es una raza que se considera moderna, y que proviene de un hibrido, no se conoce de trabajos importantes que haya realizado a lo largo de la historia.

Sin embargo y debido al crecimiento de su popularidad en los últimos años se le conoce como un excelente perro de compañía que es capaz de alegrar con su presencia la vida de quienes tienen el privilegio de tenerle como mascota.

Hay personas mayores que optan por adquirir este perro que es la unión perfecta de un perro de compañía con un perro trabajador por excelencia, y que terminan convirtiéndose en la mascota consentida y amada del hogar.

Además esta raza tiene la capacidad de adaptarse al ritmo de vida que tenga la familia. Para los casos de familias activas que aman el ejercitarse en parque el Chusky estará encantado de acompañarles y seguirles el paso en cada paseo y caminata, mientras que aquellas familias más tranquilas también disfrutaran descansar a su lado y hacerles compañía.

Entorno ideal para el Chusky

Chusky

El Chusky necesita de un espacio amplio donde moverse, y saciar su necesidad de ejercitarse, de investigar nuevas cosas y de desplazarse a sus anchas. Por lo que un hogar con un jardín amplio será el entorno ideal para esta raza.

Este jardín deberá estar bien cercado, y todo espacio por donde se puedan escapar deberá ser reparado en su totalidad, ya que con su inteligencia y su perspicacia buscaran la manera de escabullirse, lo que generara un verdadero problema a la hora de perseguirlos y lograr sujetarlos.

Así mismo se debe verificar que el canino no se escape o salga corriendo en los momentos donde se tenga que abrir y cerrar el portón para que entre o salga un vehículo

De igual forma, estos jardines deberán estar libre de animales venenosos que puedan hacerle daño, ya que su incesante curiosidad les incitara a ir averiguar de qué se trata y sin dudarlo buscaran la manera de paralizar a la victima para olfatearlo y observarlo de una mejor manera.

Los espacios pequeños o apartamentos no son recomendables, ya que le generarían cierta ansiedad al Chusky que a la larga se reflejaría en una conducta inadecuada, donde predomine la desobediencia y refleje lo aburrido que esta. Dentro de los comportamientos que un perro con ansiedad demuestra se encuentran el exceso de ladrido, el hacer sus necesidades en lugares no permitidos, romper o dañar objetos, depresión, entre otros.

Por lo que  en los casos donde no exista la posibilidad de que habiten en una casa con más espacio, lo mejor será llevar  a pasear de manera diaria  y sin escusas al Chusky  a un parque o paseo donde drene toda su energía interna.

Por otro lado, como ya mencionamos, el Chusky no se lleva bien con un clima donde existan altas temperaturas, debido a que esto le genera afectaciones en la piel y por su pelaje suele sufrir de calor excesivo causándole mayor cansancio y agotamiento, por lo que la temperatura del lugar donde se desea llevar a vivir a un Chusky deberá ser analizada previamente para garantizar que sea la adecuada.

O en todo caso, en las épocas de olas de calor proveerle de una habitación con aire acondicionado donde este pueda refrescarse, pero esto solo en casos donde las temperaturas altas sean por un breve tiempo, ya que si son constantes la calidad de vida del Chusky disminuiría en gran manera al no poder salir a distraerse como su naturaleza se lo requiera.

Un sitio adecuado para dormir y descansar donde pueda tener si es posible su propia cama o espacio cómodo es necesario, sobre todo en caso de que duerma dentro de casa, esto evitara que quiera dormir con sus dueños y rasque las puertas de noche para pedir que le dejen entrar.

La necesidad de afecto constante hace que el Chusky amerite un entorno rodeado de personas que lo aprecien y lo valores, y que a as vez le demuestren cariño y amor con palabras de afecto y de aceptación.

Muchas veces el entorno que los perros necesitan para mantener un estado emocional saludable no depende tanto de que tan grande sea la casa, sino de la cantidad de amor que reciban a diario.

Si el perro está constantemente solo, no tardara en mostrar signos de tristeza y depresión, también si se le da en adopción no le será fácil adaptarse, ya que solo crea lazos fuertes con aquellos a quienes conoció desde pequeños, por lo que estos procesos de cambios de dueños no son recomendables para esta raza.

Para su desarrollo físico, el dueño deberá comprometerse con jornadas de paseo y ejercitación donde se incluyan juegos y horas de esparcimiento, se remienda de entre 30 a 40 minutos por día, para aquellos que viven en casas amplias y de 1 hora en adelante para quienes viven en departamentos.

Los juguetes son parte importante y fundamental de su entorno, tanto así que estos les permiten distraerse en momentos en los que se encuentran aburridos y esto contribuye a que su comportamiento sea menos desadaptado.

Su instinto de halar cosas le hacen disfrutar de sujetar cuerdas o mover objetos, por lo que si se le puede proporcionar algún espacio para que desarrolle su instinto sin duda lo alegrara.

Las pelotas, los huesos de hule, peluches y demás objetos son necesarios para todo perro independientemente de la raza, estos formaran parte importante de su día a día.

La higiene en el hogar de un Chusky también es de suma importancia, sobre todo para el tipo de piel que esta raza posee, así se evitara que se enferme. Lo más recomendable es fumigar para exterminar las garrapatas y las pulgas del sitio, sobre todo en el área del jardín.

Recordemos que estos insectos causan enfermedades que pueden llegar a causar la muerte de la mascota.