Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Utonagan

utonagan
Utonagan
5 (100%) 3 votes

Utonagan: Tu nueva mascota

El utonagan se trata de un perro que se cree que tuvo su origen en la India, ya que existe un cuento indio llamado “espíritu de lobo”, en donde describen a un lobo parecido al utonagan el cual tenía un aspecto increíblemente lobuno. Lo que se sabe a ciencia cierta es que esta raza de perro comenzó su expansión en Reino Unido.

El utonagan fue criado para que a pesar de parecer un lobo tuviese un comportamiento tan manso como el de cualquier perro que siempre ha sido una mascota. El utonagan tiene tanta belleza y un carácter tan manso que es usado activamente en hospitales como terapia de socialización con los niños y ancianos, las cuales practican de manera cotidiana y amable, ya que se tratan de perros pacientes, inteligentes y que se adaptan fácilmente a las personas.

Varios perros descendientes de lobos se juntaron para darle vida a esta raza, sin embargo, la sangre de un lobo propiamente dicha, no corre por sus venas, haciendo que tenga un aspecto imponente y salvaje como el de un lobo, pero su carácter sea como el de cualquier perro faldero.

Aunque el utonagan tenga predisposición a hacer caso y ser amigable con las personas y otros perros este debe ser socializado tanto con sus hermanos como con otras personas y perros para que los mejores tintes de su carácter salgan a la luz; puede ser un perro especialmente amigable con su dueño, pero si nunca ha aprendido a socializar puede desarrollar un comportamiento posesivo y, por lo tanto, agresivo y territorial.

utonagan

Los utonagans no se encuentran en la lista de la IKC ya que se trata de una raza bastante reciente y en constante popularización, es por ello que no existen clubes oficiales de cría, por lo que cada criador es responsable por la calidad de cada ejemplar. Como futuro dueño de un utonagan deberás cerciorarte en primer lugar de que el criador no esté cometiendo un crimen al maltratar a las madres de estos perros y que las condiciones en la que son criados los cachorros son óptimas en salud.

Aunque no son perros con sangre de lobo si son perros que requieren tanto ejercicio como uno de estos, ya que se desviven por el ejercicio y los juegos con su amo, necesitando una buena dosis de ejercicios a diario para mantenerse estables física y mentalmente.

Si quieres adoptar a un utonagan debes saber que los cachorros de esta raza son especialmente activos y escandalosos, por lo que debes prepararte mentalmente para el derroche de energía que destilan estos hermosos perros.

A muchas personas les encanta que sus cachorros sean especialmente activos y bulliciosos ya que les hace gracia, pero otras personas son más reservadas con este asunto y preferirían adoptar a un perro que fuese más tranquilo incluso durante su etapa de cachorro.

Los criadores de utonagans no deberían dar en adopción a estos cachorros si tienen menos de dos meses, durante los dos primeros meses de vida se alimentarán de su madre y también socializarán con sus hermanos, por lo que es una etapa crucial de sus vidas, incluso puede que sea la única etapa en la cual compartirán con otros perros de una manera tan cercana, por lo que no debe ser cortada, sino que debe extenderse incluso hasta los tres meses de vida para garantizar una socialización perfecta y un destete no forzado.

También debes tener en cuenta que el entorno del utonagan cachorro debe estar totalmente controlado y libre de cualquier tuerca, tornillo, cable con corriente y sustancias venenosas que pudiesen afectar negativamente su salud, recuerda que un cachorro es especialmente activo, pero en el caso del utonagan cachorro este será aún más activo que un cachorro normal.

Historia y Origen del Utonagan

utonagan

El utonagan es un perro de aspecto lobuno, sin embargo, no se trata de un perro de descendencia directa de los lobos a pesar de su aspecto, sino de un perro que ha sido criado y cruzado selectivamente con tres perros domésticos como son el malamute de Alaska, el pastor alemán y el husky siberiano, sin embargo, existen datos que dan a conocer que muy antiguamente eran cinco los perros que se usaron para llegar a perfeccionar el carácter y aspecto del utonagan.

Este perro lobuno llegó durante el año 1987 al continente americano proveniente de Reino Unido, sin embargo, no se conoce la localidad precisa en la cual este perro fue criado ya que no existen suficientes datos como para determinarlo con precisión.

En Reino Unido se cree que esta raza fue “revivida”, pero no usando cinco razas diferentes, sino solamente tres razas especialmente escogidas especialmente para que el aspecto del utonagan fuese lobuno y contase con un comportamiento adecuado. Estos utonagans provenientes de tres razas fueron criados por primera vez por Edwina Harrison, una fan de la raza que decidió que quería que esta raza volviese a su gloria y contar con estos perros tan fieles y hermosos como acompañantes y protectores del hogar.

Harrison quedó bastante satisfecha con el resultado de su cría selectiva de utonagans y comenzó a venderlos, obteniendo un gran éxito en ventas y popularizándose poco a poco esta antigua raza en Reino Unido, el nombre “utonagan” no les fue asignado desde un principio, simplemente se les conocía como “perros lobo”, pero este nombre era bastante genérico e impopular, por lo que otros criadores y dueños de utonagans lo bautizaron bajo este nombre.

Para algunos existen dos tipos de utonagans, los utonagans como tal y el inuit del norte, el cual si bien tiene casi la misma ascendencia del utonagan estos no comparten exactamente las mismas raíces, por lo que el inuit es reconocido como una raza diferente. Para llegar a esta conclusión hubo varias discusiones que llevaron a crear clubes de la raza utonagan, para así estandarizar un poco el método de cría de la raza.

utonagan

A pesar de esto el utonagan como tal no es reconocido como una raza oficial por las grandes instituciones cinológicas, por lo que no existen un control total sobre los métodos de cría ni tampoco existen licencias de cría para estos clubes, todo se lleva a cabo según los gustos de estos y su experiencia.

La cría de razas sin el estricto control de las instituciones cinológicas oficiales pueden dar como resultado cachorros con padecimientos de salud importantes, así como también la predisposición a algunas enfermedades. Los criadores extraoficiales escogen los mejores perros para que sean cruzados y en el caso de que existan problemas en el espécimen es inmediatamente descartado y esterilizado para que el estándar en general no se vea afectado.

Se sabe que los clubes de utonagans han adaptado un poco sus métodos de cría para ser aceptos en los clubes internacionales y así la raza pueda ser aceptada y estandarizada a nivel mundial, sin embargo, entre ellos y el Kennel Club Internacional han existido importantes diferencias que han hecho desistir a la Asociación de Cría Británica del Utonagan (principal ente de cría de la raza) de contar con el aval del KCI ya que existen importantes diferencias de líneas de pensamiento.

El utonagan original es el resultado del cruce entre un ejemplar de utonagan y uno de los tres perros fundadores de la raza como el pastor alemán, el Inuit del norte o un husky siberiano.

Los utonagans han sido aceptados poco a poco en territorio británico, gozando de muy buena aceptación por parte de las familias ya que tienen en casa a un perro con aspecto de lobo, pero su comportamiento no es nada agresivo, como puede verse en varias razas que descienden de lobos directamente como el husky siberiano o el malamute de Alaska.

Los clubes de la raza utonagan son bastante permisivos en cuanto a la cría en casa de este ejemplar, dirigiéndose a nuestro hogar en caso de que sea posible y dando una charla sobre la cría de estos ejemplares de manera casera, de esta manera la raza vería un incremento importante de ejemplares bien criados y cuidados, subiendo las posibilidades de que sean aceptados oficialmente como raza independiente.

Características de la raza

utonagan

El utonagan es una raza hermosa, de hecho, si lo ves de cerca no creerías que se trata de una raza no reconocida por el KCI debido a que su aspecto está bien cuidado y tiene un comportamiento amigable, fiel, protector y muy apegado a su amo.

El utonagan no se trata de una raza con tan pocos ejemplares como para considerarse en peligro de desaparecer, pero se recomienda que todas las personas que amen la raza puedan inscribirse como criadores de la misma para que así puedan exportarla a otros países e incluso continentes, haciendo así que sea una raza con presencia en cada uno de los cinco continentes.

El utonagan posee diferencias con el inuit del norte, no se trata de la misma raza, aunque un utonagan puede cruzarse con un inuit del norte y este cruce dará como resultado un utonagan. Tienen un comportamiento amable y fiel, por lo que son perros perfectos para hogares en donde existan niños o ancianos.

El utonagan posee una altura que va desde los 63 a los 84 cm de altura mientras que las hembras son un poco más bajas como en la mayoría de las razas, con 61 cm como mínimo y 71 cm como máximo. El peso de los machos va desde los 32 a los 50 kg mientras que las hembras pueden pesar de 25 a 41 kg. Estas medidas y peso los hacen caer en un estándar de raza grande.

utonagan

Este gran perro tiene un cuerpo bien dotado de músculos, es fuerte a simple vista y la curvatura del mismo lo hace ver algo atlético y aerodinámico. Es un perro potente que no dudará en echarse a correr ante el más mínimo estimulo de juego o si algo le parece que no va bien.

Su cabeza tiene buenas características simétricas, no es demasiado grande ni demasiado pequeña en comparación al resto del cuerpo. En su cabeza cuenta con un stop poco marcado, el hocico tiene buena musculatura, así como también buena osamenta, el hocico es un poco más alargado que el cráneo sin llegar a ser muy notorio. La mordida del utonagan es poderosa debido a la potencia de mordida que posee, la ubicación de los dientes hace que estos se cierren en una mordedura de tijera perfecta.

El utonagan mantiene sus labios apretados, su nariz es de color negra o marrón, los ojos de esta bella raza tienen una forma almendrada y pueden ser de cualquier tonalidad marrón, desde el más claro al más oscuro, aunque la tonalidad que se ve por excelencia es la marrón amarillenta. Las orejas del utonagan cuentan con buena separación y están redondeadas en su punta de manera delicada.

El cuello del utonagan es especialmente musculoso y fuerte, capaz de soportar la cabeza y la espesa melena que lo recubre. Los cuellos pueden parecer más robustos que lo que en realidad son debido a la espesa cada de pelaje que los recubre. El cofre es pequeño y los hombros poseen una ligera inclinación.

Sus patas tienen buena constitución ósea y buena firmeza, las patas delanteras son rectas y guardan buen espacio entre ellas, los codos de las patas siempre quedarán cerca del pecho y abdomen del utonagan.

El lomo como todo el cuerpo guarda muy buena musculatura, teniendo también, además, un arco poco pronunciado y bastante estético, dando la impresión de un animal aerodinámico. Los corvejones del perro son fuertes y un poco doblados.

utonagan

Se puede ver que las patas o pies del utonagan tienen una buena cantidad de almohadilla y sus patas delanteras son grandes y en forma de óvalo, los pies traseros son más pequeños que los delanteros. Los dos pares de pies son palmeados.

Finalmente se espera que su cola sea bastante tupida de un pelaje de mediano a largo, la constitución física de esta es gruesa y poderosa, sus colas siempre debes estar a buena altura y estar en una posición recta y alta cuando se mueven, pero tienden a bajarla cuando se encuentran estáticos. Según el estándar extraoficial el utonagan debe tener en la punta de su cola una pinta negra.

El pelaje del utonagan es cambiante, durante las estaciones cálidas pierde pelo para adaptarse a las condiciones climáticas cálidas mientras que en las estaciones más frías su pelaje tiende a crecer más. Como característica principal de su pelaje tenemos que es especialmente espeso en las zonas más vulnerables a sentir frio para el utonagan, entre ellas el cuello, en donde la capa de pelo es especialmente espesa, dándole un perfecto aspecto de lobo, o quizás de león para algunos.

Comportamiento con los humanos

utonagan

El utonagan es un perro lobo por excelencia, pero dentro de su estructura genética no se encuentran genes de lobo de primera generación, solo genes de perros que han sido descendientes directos de los lobos. Esto afecta su carácter principalmente quitando todo tipo de agresividad típica en los perros que descienden de manera cercana de estos nobles animales salvajes, haciendo al utonagan un perro más dócil, fiel y protector con los seres humanos que los lobos y los perros que descienden directamente de ellos.

Si se tuviese que describir al utonagan ante una persona que no lo conozca la mayoría de los dueños y criadores de este animal afirmarían lo mismo, se trata de un perro sumamente amistoso, activo, fiel y protector tanto con los niños como con los adultos. Es una mascota ideal, con un aspecto imponente, pero restando la agresividad innata de los perros que descienden de los lobos de manera directa.

Las personas que han adoptado a un utonagan no se arrepienten ya que además se trata de un perro con una excelente adaptabilidad a los nuevos espacios, personas y entornos. El utonagan puede vivir perfectamente en un jardín de pequeño a grande, siempre y cuando en el caso de que tengas un jardín pequeño cuentes con tiempo para sacarlo a caminar a diario y así evitar que aparezca en él el típico comportamiento destructivo que aparece en los perros.

Los utonagans tienen una relación especialmente buena con los niños ya que aman a estos y darían su vida por protegerlos de cualquier animal salvaje o persona que intente raptarlos.

Por supuesto, la calidad de vida del utonagan, la socialización, el adiestramiento y el entrenamiento serán factores claves a la hora de que esta raza desarrolle un carácter adecuado para su estancia en el hogar. Son especialmente apegados a la familia ya que algo que no han olvidado producto de los genes arraigados en ellos por parte de los lobos es una mentalidad de manada, nada hacen sin antes consultarlo con el líder de la manada y siempre estarán dispuestos a protegerse los unos a los otros.

utonagan

Los utonagan se toman especialmente en serio el otorgarle a una persona el título de líder la manada ya que para ellos este título no debe ser tomado a la ligera puesto que el líder de la manada será el encargado de guiar a la manada por caminos seguros, conseguir alimento fácil y proteger a todos los miembros de la manada con su vida, por lo que tendrás que ser para él todas estas cosas si quieres que te respete y te reconozca como líder.

En el caso de que tu comportamiento no sea el de un líder de manada el utonagan se mostrará un poco reacio a obedecerte, por lo que el mostrarte como líder ante él debe ser una de las primeras cosas que hagas desde que el perro es un cachorro. ¿No sabes cómo mostrarte como líder ante tu utonagan? No te preocupes, más adelante te mostraremos como hacerlo cuando hablemos del entrenamiento del utonagan.

A pesar de estas cosas es raro que el utonagan tome un papel dominante sobre los miembros de su familia u otros perros del hogar. Son especialmente apegados a sus amos y guardan un buen cariño con las personas que forman el núcleo de su manada.

A los utonagans no les gusta para nada la soledad, pudiendo experimentar ansiedad por separación, algo totalmente distinto al panorama que se observa en perros que son descendientes directos de los lobos, ya que estos gozan de un buen nivel de independencia.

El adoptar a un utonagan será una decisión correcta solo si en tu hogar al menos una persona se queda mientras los demás miembros de la familia están en sus labores diarias, de lo contrario tu perro podría tener episodios escapistas, comenzar a cavar agujeros en toda la extensión de tu jardín y si lo dejas dentro posiblemente te toque ver algún episodio de destrucción total de tus muebles, zapatos, almohadas, el control remoto de tu TV entre alguno que otro adorno que esté a su alcance, producto de la ansiedad, la falta de ejercicio y la frustración de no poder salir al jardín.

Dieta y alimentación

utonagan

El utonagan es un perro especialmente activo y que requiere de una alimentación alta en proteínas desde que comienza su adultez, pero comenzaremos hablando de las necesidades alimenticias del utonagan desde que es un cachorro hasta que es un perro totalmente maduro.

Alimentación del utonagan cachorro

Como responsabilidad del criador de este perro queda el permitir que sea amamantado por su madre el tiempo suficiente hasta que sus dientes crezcan y puedan comenzar a comer alimentos sólidos. El periodo de lactancia puede durar de dos meses a dos meses y medio, durante esta etapa es muy importante mantener al utonagan cerca de su madre para que pueda alimentarse correctamente de ella al sentirla cerca por medio de su calor corporal.

Cuando sus dientes comiencen a crecer su madre se negará a amamantarlos ya que le harían daño en caso de seguir esta práctica porque sus dientes ya habrán crecido casi por completo. Cuando el criador vea que esto ocurre tendrá que comenzar a darles croquetas para cachorros en proporción al tamaño de la raza, estas deberán estar humedecidas para que no les haga mucho daño en el paladar.

Es importante también el tener un horario establecido para alimentar a los cachorros, los cachorros deberán ser alimentados durante los primeros meses de vida hasta los 4 meses unas cuatro veces al día para luego pasar a ser alimentados de los 5 a los 6 meses unas tres veces al día.

El criador de los cachorros normalmente te informará o te dará una lista con los horarios de las comidas y la cantidad de comida que les ha estado ofreciendo a los cachorros (o a tu cachorro en especial), horario y cantidad de comida que deberás seguir al pie de la letra para que tu cachorro no sufra de algún trastorno intestinal producto de un cambio de marca de croquetas o de horario de alimentación.

Se recomienda que la cantidad diaria de croquetas para los cachorros delgados y pequeños a partir de los dos meses de edad sea de 286 g diarios, pero los perros más robustos pueden fácilmente llegar a comer 310 g para sentirse saciados.

A los 3 meses de edad los perros menos activos y más pequeños deberán comer 365 g de croquetas mientras que los más activos y grandes pueden llegar a comer 412 g de croquetas diarias divididas en cuatro platos para ambos casos.

A partir de los 4 meses de edad los cachorros pueden comenzar a comer tres veces al día una cantidad de 400 a 445 g dependiendo de la actividad física.

A los 5 meses de edad pueden llegar a comer de 454 g a 515 g de croquetas dependiendo del tamaño del cachorro y del régimen de ejercicio al que estén acostumbrados.

A los 6 meses de edad los cachorros pueden comer entre 500 y 577 g de croquetas tomando en cuenta los casos anteriormente explicados. A partir de esta edad ya podrán comenzar a comer dos veces al día. Todas las cantidades expresadas corresponden a la ingesta diaria de croquetas dividida entre la cantidad de comidas que requiere el cachorro por su edad.

A los 7 meses de edad deberán comer de 506g a 579 g de croquetas, a los 8 meses entre 471 a 544 g, a los 9 meses de 440 a 511 g, a los 10 meses de 402 a 478 g, a los 11 meses de 365 a 449 g y a los 12 meses de 363 a 422 g de croquetas.

Alimentación de un utonagan adulto

Un utonagan adulto deberá ser alimentado tomando en cuenta la actividad física diaria que practica y también el peso del ejemplar, los perros que pesan 25 kg deben ser alimentados con 330 a 440 g de croquetas para perros adultos y grandes.

Los utonagan que pesan 32 kg deberán ser alimentados con 350 a 460 g de croquetas diarias. Los utonagan que pesen hasta 41 kg deberán ser alimentados con 380 a 500 gr de croquetas al día y los que alcancen el peso máximo para esta raza deberán comer entre 400 y 520 g de croquetas al día. Todas estas cantidades deberán ser divididas entre la cantidad de platos recomendados al día, en este caso, como se trata de los utonagans adultos dividirás la cantidad de croquetas recomendadas entre dos, dándole una parte en la mañana y la otra en la noche.

Cómo educar, adiestrar o entrenar un perro Utonagan

utonagan

El utonagan es un perro increíblemente inteligente que puede ser entrenado de una manera sencilla si te ve como líder de la manada, para que esto sea posible necesitarás tener un comportamiento determinado con él desde que lo recibes.

Los cachorros comenzarán a interactuar con el nuevo espacio al cual fueron trasladados, de esta manera comenzarán a conocer a las personas de su entorno y también a interpretar cuales son los roles de cada uno de los miembros de su nueva manada.

Una de las primeras cosas que determinarán es quien es el líder de la manada, por lo que deberás comportarte como uno. El comportamiento que el utonagan cachorro espera de un líder de la manada es el siguiente:

  • Ser proveedor para la manada.
  • Ser protector.
  • Vigilar y ahuyentar a personas o animales peligrosos.

Claro está que no actuarás como un perro para que estos te reconozcan como el líder de la manada, por lo que estas actividades deberás adaptarlas al comportamiento humano de la siguiente manera:

  • Salir a comprar alimentos con tu perro: de esta manera sabrá que tú eres el que suple al hogar de alimentos.
  • Colocarle el plato de arriba hacia abajo: no le ofrezcas la comida colocándole a su misma altura como si se tratase de una ofrenda, ofrécela de arriba hacia abajo. También puedes pedirle que realice algún comando antes de que la reciba, como dar la pata, lo cual confirmaría la sumisión.
  • Ordenarle que se retire de tu cama o mueble si lo usarás: si quieres acostarte en tu cama pídele al utonagan que se retire de allí, de esta manera comprenderá que tú eres el líder y él debe retirarse.

Cuando tu utonagan comprenda esto entonces podrás comenzar a adiestrarlo, ya que no dudará de tu autoridad.

Adiestramiento del utonagan

Para adiestrar a un utonagan se debe saber que son perros especialmente inteligentes y un entrenamiento convencional no funcionará de manera efectiva.

El adiestramiento deberá llevarse a cabo de una manera divertida para él, usando el entrenamiento en positivo con la ayuda de algo tan efectivo como son los bocadillos de carne o los huesos de juguete para captar su atención y felicitarlos por haber entendido el cómo comportarse correctamente.

Para adiestrar a un utonagan necesitarás actuar rápido, el adiestramiento de su comportamiento abarca el no permitir que realice determinados comportamientos como hacer sus necesidades en las flores, morder duro, morder zapatos o mostrarse agresivo con otros perros. Al notar comportamientos como estos u otros comportamientos que no te gusten deberás decirle una palabra clave de negación para hacerle saber que está haciendo las cosas mal, esta palabra clave la dirás fuerte y firmemente, pero sin llegar a gritar o agredir a tu cachorro. Esto será suficiente para que este comprenda que no ha hecho las cosas bien.

De igual manera, si notas que tu cachorro hace las cosas bien, como orinar en el periódico después de que tú le indicaras que este es el lugar correcto para hacer sus necesidades, se muestre afectuoso con otros perros o cualquier otro comportamiento que quieres que repita deberás darle un bocadillo para que comprenda que ha hecho las cosas bien, claro, esto no será siempre, puedes sustituir el bocadillo por una caricia y afecto verbal.

Entrenamiento del utonagan cachorro

El entrenamiento para que nuestro utonagan comprenda y ejecute trucos no solo te servirá para sorprender a tus amigos, también te servirá para reafirmar tu liderazgo sobre tu perro y hacer que se comporte de una manera u otra ante diversas situaciones de la vida.

Un caso práctico en el cual puedes ordenarle a tu perro que practique algún truco puede ser el de que se quede quieto mientras tu mueves algún mueble grande, de manera que no tropezarás con él mientras lo sostienes o quizás el de acostarse en su cama cuando quieres que descanse.

Para enseñarle a tu perro comandos deberás contar con un lugar que cumpla determinadas características:

  • Debe ser tranquilo.
  • No debe haber otras mascotas ni personas rondando.
  • No debe haber mucho ruido.
  • Harás que les preste atención a los bocadillos antes de comenzar la sesión para tener toda su atención.

El utonagan no es un perro al que le guste repetir muchas veces un comando, por lo que la duración del entrenamiento debe ser corta, no mayor a cinco minutos y descansar durante al menos 45 minutos.

Para entrenarlo simplemente ayúdalo a repetir la posición final deseada, cuando la repita a la perfección con tu ayuda dale su bocadillo, esto siempre debe ser mientras le repites con tu boca la palabra clave, como puede ser “sentado”, pero la repetición de la palabra clave deberá llevarse a cabo cada 30 segundos como mínimo y al mismo tiempo que lo ayudas a llegar a la posición final.

Comportamiento con otros perros

utonagan

El utonagan tiene arraigado en sus genes un importante sentido de pertenencia a la manada. Esto se debe a que es pariente de manera indirecta de lobos, por lo que para él en primer lugar está siempre la manada. Debes recordar que la manada para él será tu familia, por lo que espera que los demás perros y personas se comporten como él mismo en cuestión de cooperación y buena disposición para compartir todo lo que tienen.

A los utonagans les encanta compartir con otros perros que tienen buena disposición a compartir justo como él.

Además de ser bastante compatibles con perros que mantienen un estricto régimen de actividades físicas de alto impacto diariamente. Son perros especialmente inteligentes, por lo que comparten además perfectamente con perros a los que también le gusten las actividades mentales y que reporten un importante esfuerzo mental.

Si tienes a un utonagan en casa tienes también a un potencial ganador en deportes de agilidad, búsqueda y rescate, obediencia y protección de su dueño, todas estas actividades el utonagan las llevará a cabo con total complacencia ya que además de complacer a su dueño también se divertirán un montón.

La adaptabilidad del utonagan es alta, pueden adaptarse a jardines de tamaño pequeño si solo estarán ellos, a jardines de tamaño mediano si lo compartirán con otra mascota y a jardines amplios, pudiendo compartirlos con una buena cantidad de mascotas e incluso trabajando como perro pastor en el caso de que exista ganado que cuidar.

El territorio en donde se encuentre viviendo el utonagan debe contar con características claras que conocerás más adelante.

¿La presencia de otros perros puede hacer que el utonagan no sienta ansiedad por separación?

Los utonagan forman un vínculo bastante fuerte con su amo, este vínculo no puede ser reemplazado por la presencia de otro perro en su entorno, aunque si puede minimizar los efectos de la soledad, siendo está un poco más tolerable que si en cambio estuviese solo. De todas maneras, se recomienda que apenas llegue el dueño a su casa atienda a la necesidad de atención de su mascota jugando con él y paseándola junto a las demás mascotas del hogar.

Los utonagans a diferencia de otros perros se comunican preferiblemente por medio de sus voces. A esta raza les encanta comunicarse por medio de ladridos, en especial cuando algo no va bien, por lo que es una raza especialmente ladradora.

Si no te gusta que un perro en tu casa sea ladrador esta conducta puede ser “atacada” mientras el perro aún es cachorro, de esta manera conseguirás que tu utonagan solo ladre cuando en realidad es necesario.

Otro comportamiento único que refuerza la imagen del utonagan como la de un lobo real es que son perros que se comunican a través de aullidos frecuentemente para levantar el ánimo de todos los miembros de la manada y también conocer la ubicación de todos los miembros de la misma.

Los utonagans son perros a los cuales les encanta competir en deportes o juegos en donde el agua se vea involucrada, claro, esto depende de la personalidad de cada ejemplar, ya que cada perro tiene su forma de ver la vida y a tu utonagan podría no gustarle el agua, aunque es muy raro que esto pase si no ha experimentado experiencias fuertes y contrarias como para que la rechace.

El principal trabajo del utonagan dentro del hogar es el de perro guardián, aunque existen otros perros que pueden llevar a cabo este trabajo de una manera más dura y firme el utonagan puede ser un pero guardián sin problemas, solo que este no se lanzará al ataque, se limitará a avisar a su amo de que algo anda mal para que él se encargue de resolver el asunto. Son perros ladradores, por lo que muchas veces obtendrás falsos positivos de parte de él, pero si no deja de ladrar y lo hace durante un buen rato es una buena idea asomarse a ver qué pasa.

Es conveniente añadir a la manada a un perro que sea poco ladrador y pueda lanzarse al ataque si algo malo realmente está ocurriendo como complemento a la protección del hogar.

Dales a tus perros una tarea para realizar como manada y tu utonagan siempre será feliz de sentirse útil dentro del grupo. Esta tarea puede ser un juego, como el de buscar bocadillos escondidos (y asegurarte tú de que los coman todos), o enterrar muy por encima en la tierra huesos de juguete (se venden usualmente en los supermercados) comestibles para que cuando los encuentren tu utonagan se ponga en la tarea de encontrar uno para él.

Salud y cuidados necesarios

utonagan

Con el utonagan el principal cuidado que deberemos llevar a cabo es el de ofrecerle la cantidad de ejercicio justa para mantenerlo en un estado de salud óptimo y tener cuidado de no sobre-ejercitarlo de manera que pueda padecer algunas enfermedades o condiciones de salud adversas producto de estas actividades físicas de alto impacto.

El utonagan es un perro bastante activo, con mucha energía y ganas de compartir con su amo, por lo que si eres una persona activa que disfruta el salir a caminar o trotar a diario entonces esta raza será un perfecto acompañante, en cambio, si eres una persona sedentaria entonces estarás enfrentando un inconveniente ya que puede que se te haga difícil sacar a tu perro a diario para pasearlo, lo cual vendrá transformándose en una conducta incorrecta y destructiva por parte de tu peludo amigo debido a la ansiedad, aburrimiento y no poder quemar su energía.

El utonagan necesita ejercitarse durante al menos una hora al día, tú verás si esa hora será continua o dividida en varios paseos más cortos a lo largo del día. Pero el utonagan no solo necesita ejercicio físico para poder estar sano, también necesita ejercicio mental para no aburrirse, ya que el aburrimiento hará que aparezcan en él comportamientos destructivos.

Es importante el cuidar a nuestro utonagan de las condiciones climáticas adversas para él como pueden ser los días soleados. Es un perro con un pelaje especialmente denso por lo que no se recomienda sacarlo a trotar o pasear cuando hay calor ya que puede padecer fácilmente de un golpe de calor.

Tampoco se recomienda que los cachorros se ejerciten como si se tratasen de adultos ya que estos aún se encuentran en proceso de crecimiento y puede que sus articulaciones sufran malformaciones si realizan ejercicios de alto impacto.

El utonagan tiene una buena salud, típico en los perros que descienden directa e indirectamente en segunda generación de los lobos. Siendo un perro grande tenemos que puede vivir hasta 15 años, lo cual es una muy buena noticia sabiendo que los perros grandes viven comúnmente hasta los 12. Para alargar la vida del utonagan es vital el que tenga una buena alimentación, ejercicio y visitas al veterinario semestralmente.

Sin embargo, el utonagan debido a su tamaño puede sufrir de las siguientes condiciones de salud propias de los perros grandes:

  • Displasia de cadera y codo.
  • Enfermedad de Addison y de Von Willebrand.
  • Problemas del corazón.

Vacunación y desparasitación del utonagan

El utonagan puede morir durante los primeros meses de su vida si no es vacunado, especialmente si en su entorno han vivido otros perros que han padecido enfermedades como la parvovirosis o el distemper canino, enfermedades sumamente contagiosas a través de las heces y las secreciones de otros perros infectados.

La vacunación a los 60 – 70 días de vida permitirá que tengan las defensas necesarias para atacar a estas enfermedades haciendo así que el utonagan pueda vivir una larga vida.

La desparasitación por su parte es necesaria ya que dentro del organismo de nuestra mascota pueden estarse desarrollando un gran número de parásitos que necesitan ser eliminados cuanto antes para que nuestro perro no sufra ninguna enfermedad producida por ellos, la desparasitación se realiza cada 6 meses y es bajo estricta recomendación del médico veterinario, al igual que las vacunas.

Cepillado y baños del utonagan

El utonagan es un perro con un espeso y frondoso pelaje, por lo que tendrás que prestar especial atención a este, ya que puede llenarse de garrapatas y pulgas fácilmente. El cepillado frecuente te advertirá cuando tu perro se ha llenado de pulgas o garrapatas, permitiendo que las elimines de manera temprana. El cepillado debe ser al menos cada dos días para además evitar nudos en el pelaje, que este se opaque o que deje los pelos en el ambiente.

El utonagan es un perro que muda pelaje cuando comienza la temporada cálida, por lo que durante el aumento de la temperatura ambientan debe cepillársele a diario hasta que la muda de pelaje esté completa.

Los baños no son tan necesarios a menos que el utonagan tenga garrapatas, pulgas, huela mal o haya demasiado calor. Nunca lo bañes con agua algo fría si hace demasiado calor y ha estado en contacto con el sol. Tampoco lo bañes si el clima no es soleado, ya que tardará demasiado en secarse y puede desarrollar hongos en la piel.

Entorno ideal

utonagan

Las necesidades de entorno del utonagan son bastante adaptables. Tenemos que se trata de un perro grande, por lo que lógicamente no podrás tenerlo encerrado en el baño y muy difícilmente podrá vivir cómodo en el interior de una casa normal, por lo que tendrás que tener al menos un jardín de mediano a grande para que pueda vivir cómodamente.

El utonagan se adapta bien a los espacios que le ofrecen al menos la oportunidad de correr libremente de un lugar a otro, explorar nuevos aromas y, si es posible, ver a personas pasando por la calle.

Ahora, se trata de un perro con una alta necesidad de ejercicio, por lo que no podrás tenerlo todo el día en un mismo entorno sin prestarle atención.

Además de esto se trata de un perro con una alta necesidad de atención, por lo que su entorno deberá ofrecerle la posibilidad de interactuar con su familia cuando él quiera.

Una excelente idea es el colocarlo en el jardín que da directamente a la cocina, de manera que el utonagan pueda acostarse y ver todo lo que hacen los humanos, ya que es un perro al que le encanta echarse y observar todas las acciones de su familia.

De esta manera cuando tenga necesidad de afecto solo tendrá que acercarse a algún miembro de la familia y pedirle caricias, momentos de juego o su paseo diario (el utonagan es tan inteligente que puede que tome su correa para indicarte que llegó el momento de pasear, aunque puede que tenga que recibir entrenamiento para ello).

El utonagan puede compartir espacios con otros perros sin problemas siempre y cuando los demás perros no tengan comportamientos agresivos y el utonagan esté bien adiestrado para tolerar a los demás perros. Se trata de un perro que está acostumbrado genéticamente a estar en manadas, por lo que creará un fuerte vínculo con los demás perros de su entorno, así como también los miembros de su familia, a los cuales protegerá activamente advirtiéndoles de cualquier peligro.

Necesidades de entorno de un utonagan

Hasta ahora sabemos que un utonagan necesita vivir en el exterior del hogar, tiene necesidad de vivir en un entorno de mediano a grande, necesita que su entorno le permita entrar en contacto con su familia constantemente y sabes que necesita paseos diarios para que no termine destruyendo su entorno inmediato.

Pero a estos puntos debemos añadir las necesidades puntuales del entorno, como, por ejemplo, la necesidad de que el terreno en donde viva el utonagan esté totalmente cercado y esta delimitación tenga una buena altura, de manera que el utonagan no pueda saltarlo ni cruzarlo.

No importa si ya cuestas con un vallado, necesitarás verificarlo una segunda vez para así darte cuenta si existe algún agujero o alguna zona en donde tu utonagan podría excavar para escaparse. Recuerda que el utonagan es un perro inteligente y puede tener tendencias escapistas si no se le da el ejercicio que requiere a diario.

El entorno debe tener zonas en donde tu utonagan pueda resguardarse del sol, así como también del frio, aunque si el calor o el frio son extremos es conveniente que lo invites al interior del hogar hasta que pase dicha temporada.

Recuerda que no es para nada conveniente el someter a ningún perro de una determinada condición climática a otra de repente, esto podría afectar su salud, en vez de esto permite que su cuerpo se vaya acostumbrando a la nueva temperatura poco a poco, ya sea subiendo la temperatura del hogar si fuera de casa hay mucho calor o bajando un poco la temperatura dentro de casa si fuera de ella hay mucho frio.

El utonagan cachorro debe contar con juguetes, de lo contrario este podría morder zapatos entre otros muebles del interior del hogar, así como también comenzar a molestar a otros perros adultos de su entorno con sus travesuras. Recomendamos huesos masticables y comestibles para esta labor, se venden usualmente en supermercados y tiendas de accesorios para mascotas.

Algo que debes tener muy en cuenta es que el utonagan cachorro es bastante glotón y curioso, sin duda una mala combinación, por lo que tendrás que quitar de su alcance cualquier pieza pequeña o sustancia que pueda ingerir y afectar su salud.