Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Terrier Ruso Negro

terrier-ruso-negro
Terrier Ruso Negro
5 (100%) 7 votes

Terrier ruso negro: Tu nueva mascota

El Terrier Ruso Negro es un perro de raza considerado bastante hermoso, hábil y de un profundo color negro., el cual se destaca por ser un perro de guardia sumamente inteligente y con una seguridad que en su gran mayoría de los Terriers verdaderamente no lo tienen.

Ellos son una raza de perros que relativamente se encuentra nueva y de hecho en algunos lugares del mundo, sigue siendo una especie de raza extraña.

Este magnífico perro de raza fue desde sus orígenes dedicados a la realización de trabajos donde proteger y defender era su mejor tarea. Por ello, estos perros pueden proteger un negocio, un hogar o las pertenencias de los suyos de una manera excelente. Por otro lado, encontramos que los Terrier Ruso Negro pueden jugar con los más pequeños de la familia y destacar en las competencias por su obediencia y agilidad.

Estos perros son mayormente conocidos en Rusia como “perlas negras” o de una manera más simple “Blackie”, debido a su orientado trato con las personas, queriendo estar cerca del peligro y de la acción en todo momento. Ademas tienden a ser bastante distante con los extraños aunque dedicados a sus familias.

Los Terrier Ruso Negro tienen su origen en la Unión Soviética junto a su trabajo con las fuerzas armadas de mencionada nación en los años 40. Donde los militares decidieron tener y crear con la ayuda de científicos y expertos en el área animal, a una raza de perros que les fuera valiente, fuerte, versátil y habilidoso para las labores que se le encomendaran.

Estos militares buscaban un perro de cuya raza fuera capaz de responder y accionar en las diferentes condiciones de trabajo a la cual les fueran asignados. De hecho, estos militares soviéticos querían a un perro que estuviera dispuesto a enfrentarse en el momento y bajo la circunstancia que fuera sin temor con tal de defender a los suyos.

Para poder lograr la creación de la raza anhelada, los militares junto a los expertos seleccionaron después de un estudio a los perros de razas que existían en el país y que consideraban aptos para los ideales que necesitaban. Entre los cuales se destacaron el Rottweiler, el Schnauzer gigante y el Airedale Terrier como los elegidos para la creación de la raza Terrier Ruso Negro.

Posteriormente los resultados de esos cruces fueron presentados al público en general y se realizaron la entrega al finalizar los años 50 de los primeros perros Terrier Ruso Negro a los pobladores civiles que allí se encontraban. Los cachorros fueron utilizados como reproductores de familia que ayudaran a continuar con el proyecto.

En el 2001 fue reconocida esta raza ante el Kennel Club Americano y hoy en día sigue siendo un perro que genera mucha controversia por su peculiar aspecto y su increíble temperamento.

Entre las principales características del Terrier Ruso Negro, tenemos su fuerza tanto en cuerpo como en la mente con la cual logra llevar a cabo sus funciones de guardián confiable y de perro militar. De hecho, es un perro de huesos grandes y con una musculatura bien formada con la cual puede atravesar terrenos rocosos, tirar de una carga pesada o también superar a un adversario.

El Terrier Ruso Negro se caracteriza por tener un temperamento bastante tranquilo, además de seguro y valiente que son cualidades obvias de esta raza. Por otro lado, es un perro bastante reservado con los extraños aunque es muy unido y cuidadoso con su familia, dispuesto a protegerla cuando sea necesario.

Esta raza de perro aprende bastante rápido, aunque pueden llegar a ser perros testarudos si se encuentran obligados a hacer algo que no desean e incluso unos pensadores independientes. Sin embargo, los Terrier Ruso Negro son perros cariñosos y sociables con quienes conocen, suelen mantenerse muy cerca de su gente y dentro de la casa puede pasar mucho tiempo.

Estos perros son muy juguetones, mansos y pacientes con los niños pequeños y dominantes frente a la presencia de cualquier extraño.

Son perros tranquilos, considerando que fueron criados para trabajar con militares, son obedientes a las órdenes que se le establezcan, leales a sus dueños y confiables. No son perros que ladren por cualquier cosa; de hecho, los Terrier Ruso Negro se saben medir al momento de atacar y de ladrar, teniendo un innato instinto de saber reconocer al peligro y las amenazas.

Los Terrier Ruso Negro, se adaptan bastante bien a las órdenes, a la dirección y al trabajo siempre y cuando estas sean firmes y constantes. Además son perros domésticos que necesitan el calor del hogar y la atención de la familia, de lo contrario pueden desequilibrarse emocionalmente.

Historia y Origen del Terrier ruso negro

Desde décadas muy antiguas, específicamente desde los años 40, las fuerzas armadas de la Unión Soviética decidieron tener, y por ende crear una raza de perros que fueran muy versátil, fuerte y hábil para el trabajo. Ellos buscaban una raza que fuera capaz de responder muy bien y en diferentes condiciones a las labores que les eran asignados.

Querían unos perros dispuestos a poder defender a los suyos frente a cualquier circunstancia y sin temor.

Para lograr esto, los militares de ese entonces seleccionaron a los perros de razas más aptas de las variedades que existían en esos países y que además, estaban bajo ocupación soviética. Entre los perros de raza que más se destacaron para la creación del gran perro Terrier Ruso Negro, se encuentran el Rottweiler, el Airedale Terrier y el Schnauzer gigante. Todos eran de color negro y se distinguían de los demás con un grupo creado y llamado como los “Terrier Negro”.

Los mejores se realizaron entre las razas antes mencionadas y posteriormente, finalizando los años 50, los perros que se obtuvieron como resultado de esos cruces fueron presentados a todo el público, tanto los de la segunda como los de la tercera generación y además, se entregaron los primeros perros Terrier Negros a los pobladores civiles que se encontraban. De hecho, los primeros cachorros fueron utilizados como perros reproductores de familia para asi lograr continuar con el proyecto. Ya en 1968 aproximadamente, se hizo la entrega del primer estándar del Terrier Ruso Negro a la Federación Cinologica Internacional (FCI).

Sin embargo, esa organización reconoció al Terrier Ruso Negro oficialmente a comienzos del año 1984.

Luego de ello, en el siglo XXI, específicamente en el año 2001, después de una larga búsqueda y una intensa lucha para poder obtener el reconocimiento de la raza que ellos deseaban, la raza de perro Terrier Ruso Negro fue reconocida por el Famoso Kennel Club Americano y en 2004 esta raza se convirtió en un miembro muy regular de los Grupos de Trabajo.

Actualmente, el Terrier Ruso Negro es una de las razas que se encuentran muy poco conocida en el mundo; sin embargo, esta raza goza de una cantidad muy notable de aficionados y de admiradores, que sin duda alguna lo hacen ser bastante resaltante en donde se encuentre, especialmente por esas personas que se encuentran en el mundo de los deportes con el uso de perros de protección.

Además, es necesario resaltar que a pesar del poco conocimiento que tiene el mundo sobre esta raza, muchos de sus fans han luchado por colocarlo en los primeros lugares en diferentes actividades, con el objetivo de lograr que este perro de raza pueda dar su salto a la fama por sus increíbles habilidades.

Por otro lado, es importante mencionar que el ejercito también tenia la necesidad de crear un perro de raza como el Terrier Ruso Negro, para que además de ser muy fuertes y laboriosos, también pudieran defenderlos y de alguna forma soportar las variadas temperaturas.
Conseguir al perro perfecto, al perro ideal, al perro esperado, no fue una tarea fácil; de hecho, junto a científicos y otros expertos en el área se realizaron una cantidad de estudios, los cuales después de largas horas y muchos días arrojaron los resultados necesarios para conocer las razas que se iban a utilizar y posteriormente obtener sin duda alguna al gran Terrier Ruso Negro.

Uno de los principales criterios que tenían los militares fue exclusivamente la versatilidad y el trabajo de esta raza, sin embargo, se trabajó en la mejora de la raza. Posteriormente se trabajó en que pudieran compartir diferentes deberes como los de vigilancia con los soldados de fronteras, detección de explosivos y minas, además del transporte de suministros, la búsqueda de soldados heridos, también el traslado de trineos, entre otras obligaciones militares a las cuales se enfrentó el Terrier Ruso Negro.

Las operaciones en las cuales los Terrier Ruso Negro sirvieron, fueron junto a los militares de Afganistán y los militares de Bosnia. La expansión de esta raza se debe a la emigración que tuvieron los criadores junto a los Terrier Ruso Negro y de allí la compañía se hizo más evidente y aumentó la popularidad del Kennel Club Americano.

Los estándares de la raza según las clasificaciones FCI son:
Grupo 1: Perros Boyeros (excepto los perros boyeros suizos) y perros de pastor.
Sección 1: Perros de Pastor.
Familia: los Schnauzer
Ranking del AKC: N/A
Fecha y Lugar de Origen: 1950, Unión Soviética
Otros nombres: Terrier Russicher Schwarzer, Chornyi, Terrier Tchiorny, Terrier Russem Negro y Mustaterrieri.
Estas y otras más clasificaciones del estándar de la raza del Terrier Ruso Negro, son las utilizadas y las requeridas por muchos de los jueces de diferentes concursos al momento de presentar a esta raza como un posible competidor y ganador en la actividad que el perro vaya a realizar.

Características Principales

El perro de raza llamado Terrier Negro Ruso, es un perro bastante grande, además de hermoso y excelente para trabajar en las áreas de guardia y aun mas las de defensas.

A pesar del nombre que este perro posee, no es un miembro del grupo de los “Terrier”, sino que pertenece a los perros del tipo Schnauzer.

Los Terrier Ruso Negro son perros bastante activos e independientes, además suelen ser un poco agresivos, debido a sus orígenes y antepasados, los cuales eran dedicados a defender a militares. Por ello, esta raza de perros requieren de dueños que entiendan que necesitan realizar mucho ejercicio diario, asi como también deben vivir en lugares al aire libre junto a superficies grandes donde ellos puedan tener una actividad física bastante abierta.

Es robusto, fuerte y con unas patas bastante largas. Su cabeza es muy parecida a la cabeza de sus antecesores, debido a que es un poco alargada, plana de frente y levemente ancha. Los ojos del Terrier Ruso Negro son de color oscuro, con una forma ovalada y de tamaño pequeños.

Otra característica que tiene el perro de raza Terrier Ruso Negro es la barba que le proporciona un aspecto cuadrado a su rostro. Su trufa es de color oscura casi negra. Las orejas de este can son bastante pequeñas y de forma triangular, sin embargo, le cuelgan a cada lado de su cabeza.

Es bastante fácil reconocer a un perro Terrier Ruso Negro, debido a su pelaje largo y a su color negro azabache. Sin embargo, también se puede encontrar a esta raza con colores como el gris oscuro y cuyo pelaje es áspero, duro, pegado al cuerpo y denso, aunque es muy extraño.

Para mal momento de los perros, el Terrier Ruso Negro es uno de esos canes que sufren del corte de su cola sin ninguna razón específica diferente de la belleza estética. De hecho, el FCI reconoce en esta raza la cola cortada como estándar aunque en la Unión Europea, está prohibida. Por lo tanto se pueden encontrar fuera de Rusia, algunos Terrier con la cola larga.

Entre las medidas de los Terrier Ruso Negro, nos encontramos con la diferencia existente entre los Terrier machos y las Terrier hembras. Los machos alcanzan una altura muy similar a la de un doberman, con unas medidas que van entre los 66 cm hasta los 72 cm mientras que las hembras miden entre los 64 cm y los 70 cm, ambos con un peso que varía entre los 45 kg y los 65 kg (sin embrago pueden llegar a pesar incluso 100 kg), lo cual hace a los Terrier Ruso Negro los perros Terrier mas altos a pesar de no pertenecer a este grupo.

Ese peso no se encuentra indicado en los estándares que la FCI establece de la raza; sin embargo, un Terrier Ruso Negro puede llegar a pesar esa cantidad de kg. Estos perros son robustos y bastante rústicos, debido a su talla la cual es mucho mayor a la de un perro promedio, donde se encuentran las patas y el cuerpo en proporción de 100/106 en las medidas de largo/alto.

La cola de este perro a pesar de ser amputada por la tercera o cuarta vertebra, es bastante gruesa y con una inserción levemente elevada. A pesar de que la FCI lo requiere, esa medida estética le causa un daño permanente al perro sin justificación.

El tiempo de vida del Terrier Ruso Negro dependerá del cuidado, de la alimentación, de la salud y del estilo de vida que este can mantenga, pero a pesar de ello, muchos expertos estiman que puede vivir entre 10 años y 12 años.

Entre las características que definen a los Terrier Ruso Negro, se encuentran esa capacidad de ser el guardián perfecto y valiente. Esta raza de perros fue creada con el fin de defender y resguardar a los suyos, sin importar el momento de peligro o ansiedad. Este perro se presenta muy seguro, tranquilo y equilibrado, además tiene un innato instinto para reconocer cuándo y bajo qué circunstancias esta el peligro y por sobre todas las cosas, saber qué hacer para mantener a los suyos seguros y a salvo.

Entre el tamaño combinado con la valentía, la agilidad, el poder y la belleza, el instinto que tiene esta raza majestuosa da lugar a una excelente mascota al cual además le encanta jugar con los niños y con la familia. De hecho, los Terrier Ruso Negro demanda mucho afecto y atención ante los humanos, por lo cual no puede permanecer mucho tiempo solo y de ser asi se quedará esperando pacientemente hasta que tenga atención.

Por otro lado, es un perro bastante callado y tranquilo, aunque distante con los desconocidos sin llegar a ser agresivo ni tímido. Por lo cual podrá aceptar visitas, siempre que no presenten para el perro una amenaza.

Comportamiento con otros perros

El perro de raza Terrier Ruso Negro, es un perro de temperamento fuerte debido a su origen destinado a la defensa, lo cual significa que a pesar de ser una mascota que puede resguardar y cuidar muy bien el hogar y las pertenencias, también puede ser desconfiado y agresivo frente a la presencia de desconocidos.

Es por ello, que es necesario que desde cachorro el Terrier Ruso Negro sea bien entrenado y sociabilizado para evitar problemas futuros e inconvenientes que generen algun desagrado alrededor. A pesar de lo ya mencionado, hay que tomar en cuenta que si el perro sale a la defensa, no lo hará sin razón alguna; esta raza de perros sabe actuar en cada momento y tiene un instinto para detectar el verdadero peligro.

Esta situación de comportamiento no es sólo realizada con los adultos, sino que también lo es con otros animales e incluso otros perros. Sin embargo, los perros de raza como el Terrier Ruso Negro puede llegar a llevarse muy bien con aquellos perros que ya conocen, a pesar de ser en ocasiones unos perros dominantes cuando están en proceso de conocerse.

Por otro lado, hay que resaltar que el Terrier Ruso Negro sabe convivir junto a otras mascotas, aunque no sea su preferencia, este perro conoce como vivir junto a otros animales y especies; además que con el tiempo comienza a comprender que tanto él como los demás animales forman parte de la familia.

Los Terrier Ruso Negro pueden llegar a ocasionar algunos problemas a los dueños inexpertos, ya que necesitan a un amo que los domine y los sepa direccionar con autoridad y firmeza. A pesar de ello, estos perros pueden convertirse en un perro mascota bastante excelente.

Algo que no se puede olvidar es la naturaleza y el para qué será usado a dicho can, debido a que los Terrier Ruso Negro son perros de trabajo, por lo cual tendrán la predisposición de reaccionar agresivamente frente a amenazas que se presenten, sin importar que sean reales o ficticias y sin importar que animal sea. Por ello se requiere de un entrenamiento preciso y dedicado desde que se encuentra muy cachorro para poder enseñarlo a reaccionar y diferenciar.

Estos perros generalmente no se adaptan con facilidad ni agrado a la vida en las ciudades que son muy grandes y extensamente pobladas, por su poca paciencia y su deseo de proteger o defender a costa de lo que sea, a menos que su dueño sea un experto conocedor de todos esos perros de raza de protección.

Otro comportamiento que puede llegar a tener el perro Terrier Ruso Negro cuando esta con otros perros u otros animales es la antipatía, por ello es muy importante la sociabilización entre perros desde cachorros; ya que, si estos animales se conocen desde muy pequeños y van creciendo juntos, será más fácil para el perro adaptarse y convivir con ellos, además de compartir.

El Terrier Ruso Negro es un perro que no se encuentra acostumbrado a convivir y a vivir de la mejor manera en zonas rurales o urbanas; sin embargo, si estas localidades no se encuentran excesivamente pobladas, este perro puede estar allí todos sus años de vida, ya que el sonido de muchos años o de muchas cosas lo perturban y por ende lo convierten en agresivo en algunas ocasiones.

Además hay que recordar que entre sus habilidades de defensa se encuentra el prestar atención a lo que escucha y a lo que ve para identificar el peligro y proteger a su familia. Por ello si se encuentra en ciudades muy grandes y además concurridas, esta tarea se le hará un poco más difícil, pues permanecerá a la defensiva y no descansará ni disfrutara de la tranquilidad de su hogar.

Como en muchas otras razas, e incluso en otros animales, el sexo del perro influye en el comportamiento que este pueda tener tanto con humanos como con otros animales. De allí deriva que el Terrier Ruso Negro macho es mucho más dominante que la hembra y por ello a los machos no les va bien con otros perros y menos si esos perros son de raza también dominantes.

Por otra parte, las hembras son mucho más pacientes e intuitivas que los machos. Se dedican un poco mas desde cachorras a agudizar ese instinto innato que tienen para percibir el peligro y atacar cuando el momento y el área lo requiera, mientras que los machos defienden y actúan mas por el impulso que por la percepción correcta del peligro.

Es por esta razón que los Terrier Ruso Negro no son adecuados para salir a los parques de perros sino que preferiblemente se mantienen en casa, haciendo compañía canina con los animales que ya conocen y sobre todo con aquellos más pequeños y menos dominantes como los conejos, los gatos, los caballos y otra gran variedad de animales.

Dieta y alimentación del Terrier Ruso Negro

A pesar de que el perro de raza Terrier Ruso Negro, es considerado un depredador por su naturaleza, este perro no se le puede alimentar solamente de carne, de hecho es imposible.

En primer lugar, tenemos que proporcionarle al Terrier Ruso Negro una amplia variedad de carnes de bajo contenido en grasas, por lo tanto, le es permitido dar al perro tanto carne cocida como carne cruda; esto ayudara a que el Terrier Ruso Negro pueda mantener un equilibrio entre las grasas de su cuerpo.

En segundo lugar, tenemos el fantástico pescado, el cual puede ser dado al perro una abierta variedad de carne marina previamente cocinado y preparado para la fácil digestión del canino. El pescado otorgara las vitaminas perfectas para que el Terrier Ruso Negro se mantenga activo y con energía.

En tercer lugar, tenemos las verduras y las frutas de diversas temporadas que también le otorgaran a su perro las proteínas y vitaminas necesarias para proporcionarle salud al cuerpo del Terrier Ruso Negro.

En cuarto lugar, tenemos el pan que debe ser dado al Terrier Ruso Negro con sumo cuidado y no más de unas 2 veces a la semana, ya que puede proporcionarle una indigestión si se excede la dosis de harina que este perro de raza puede consumir.

En quinto lugar, tenemos los fabulosos cereales; en cuanto a esto se encuentran en el mercado una cantidad bastante grande de diversos cereales que le pueden ser dados al perro en sus diferentes facetas, desde que es cachorro hasta que es un adulto y los cuales le proporcionaran lo que su cuerpo necesita en esas etapas.

Por sexto y último lugar, tenemos los productos lácteos. Estos le otorgaran el hierro que los huesos de la mascota necesitan para prevenir enfermedades en los huesos y además, fortalecerlos durante todo su crecimiento. Esto puede ser dado diariamente a través de una taza de leche o de algun complemento que le quieran colocar a la comida.

Como todo, existen algunos productos alimenticios que se encuentran prohibidos para los Terrier Ruso Negro. Entre ellos se encuentran, el delicioso chocolate, los inigualables productos ahumados y las muy deseadas comidas rápidas. Estos podrían generar en el perro una indigestión o una posible enfermedad que lo obligará a depurarlo para ser sano nuevamente.

Al momento de hacer una exclusiva dieta, al Terrier Ruso Negro se le permite el ingreso de alimentos secos; sin embargo, si son mezclados junto a la cocina casera, esto puede traer problemas. Debido a que este alimento preparado contiene las normas de vitaminas y minerales que el animal requiere diariamente.

En cuanto a los Terrier Ruso Negro que se encuentran en el estado de cachorro necesita contener algunas reglas bastante simples:

En primer lugar es necesario alimentar a Terrier Ruso Negro bebe con bastante frecuencia sin caer en el exceso. Si no, se podría conducir al perro al mal desarrollo de la obesidad que con el tiempo causará una doble carga en el área de las articulaciones. Medicamente, la comida en exceso para los cachorritos podría producir unas curvaturas en las piernas cuando alcance la adultez.

Por otro lado el recipiente de la comida debe encontrarse en una elevación bastante ligera para que este pueda estar en la altura correcta, a nivel de los hombros del cachorro. Es necesario mencionar, que hacerle cariños o mimos al perro mientras se encuentra en su hora de comida puede generar una serie de molestia en ellos, el cual con el tiempo podría generar también una serie de rabia y de defensa frente a su alimento.

Existen actualmente una gran variedad de métodos que pueden ser utilizados para la sana y correcta alimentación de la mascota y en este caso del Terrier Ruso Negro; sin embargo, no está de más asesorarse con un experto en las dosis recomendadas diariamente, en los platos de comida que le puedan ser entregados al perro o incluso, en todo aquello que el dueño y el especialista considere necesario saber de la correcta alimentación del Terrier Ruso Negro.

Cuidados necesarios

El cuidado del pelo del Terrier Ruso Negro es sumamente esencial, para que no lo pierda excesivamente, debido a que esta raza no pierde mucho pelo cuando su manto está bien cuidado. Para evitar este problema de pérdida de pelo, es recomendable cepillar el pelo al menos unas 2 o 3 veces por semana; además de ello, se recomienda que el Terrier Ruso Negro realice una visita a la peluquería cada aproximadamente 2 o 3 meses para que sea cortado su pelo.

Cuando el Terrier Ruso Negro va a realizar una aparición en el mundo del espectáculo, a esta raza se le realiza un corte muy cuidadoso que ayuda a resaltar la conformación del perro sin darle un aspecto muy elaborado y esculpido; de hecho, su pelo debe aparecer bastante alborotado ante el público.

Por otro lado, nos encontramos el baño. Es necesario recordar que todos los animales, en este caso los perros y el Terrier Ruso Negro específicamente, requieren de ser bañados regularmente pero no más de una vez al mes, debido a que si son bañados constantemente, la capa de grasa protectora que tienen los perros en la piel puede sufrir daños que afectaran inmediatamente al perro.

Esta raza de perros como el Terrier Ruso Negro, son de aquellos que necesitan de mucha compañía, a pesar de ser perros trabajadores y dedicados a su labor, no son perros que disfrutan de la soledad ni que sean totalmente independientes; si se dejan solos por muchas horas, los Terrier Ruso Negro sufrirán de depresión y ansiedad.

Por otro lado es muy importante recordar que los Terrier Ruso Negro necesitan realizar ejercicios diariamente y con constancia, al menos unos 3 paseos diarios. Entre los cuales se pueden variar entre salidas al aire libre (Algun parque o montaña) y/o actividades físicas con sesiones de juegos activos.

Además estos canes son perfectos para realizar caminatas, deportes o actividades de agilidad, por lo cual será una gran compañía en aquellas actividades deportivas que realices. Por otro lado, existen deportes caninos que ayudaran a que el perro pueda realizar pruebas de obediencia y de esta manera canalizar de mejor manera la energía que poseen.

Sin embargo, hay que tomar en consideración, tener cuidado y prever de no lastimar las articulaciones de los Terrier Ruso Negro, provocando con ejercicios muy fuertes alguna displasia de codo o alguna displasia de cadera.

Estos perros no son muy buenos para estar habitando en perreras sino que constantemente buscan y necesitan tener contacto con los seres humanos. Estos perros son bastante tranquilos en el interior, de hecho, no tienden a ladrar frívolamente, sino que los Terrier Ruso Negro son increíblemente moderados en cuanto a su ladrar se refiere.

En referencia al adiestramiento que debe recibir el Terrier Ruso Negro para ayudar a cuidar y mantener su figura, nos encontramos con el estilo tradicional al cual este perro se adapta bastante bien, asi mismo como se adapta al estilo moderno, el cual va dirigido y centrado al refuerzo positivo.

Sin embargo, es necesario recordar y enfatizar que en cualquiera de los dos casos, es importante ser constante y firme con las instrucciones para que el perro termine de manera correcta su educación y formación.

Y asi como las personas, los perros de esta raza al igual que los perros de la otra raza también se encuentran propensos a sufrir de algunas enfermedades. En el caso del Terrier Ruso Negro, son propensos a principales problemas de salud como enfermedades coronarias, también pueden presentar enfermedades menores como la displasia de codo y cadera que se mencionaron anteriormente si son sometidos a ejercicios duros.

En otras ocasiones también pueden sufrir de ARP, o de enanismo o atrofia progresiva de retina. Por ello es recomendable que los Terrier Ruso Negro visiten constantemente al veterinario y además se realicen pruebas continuas de las caderas, de los codos o de los ojos para determinar a temprana edad alguna de estos padecimientos y poder asi tratarlos con el mayor de los tiempos.

Es necesario enfatizar que el tiempo de vida de cada raza de perro dependerá del cuidado y de la alimentación que estos perros reciban, en el caso de los perros Terrier Ruso Negro pueden durar entre 10 y 12 años; sin embargo, si ellos duran más o menos dependerá exclusivamente de sus dueños, de la dedicación y atención que le presten a su mascota, proporcionándoles además las vacunas que ellos necesitan desde cachorros para evitar enfermedades virales que puedan agravarse más adelante con su crecimiento.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Terrier Ruso Negro

Muchas de las actuales razas de canes tienen un pasado extenso en el que se les utilizaba para complementar o incluso llevar a cabo por completo ciertos trabajos como lo es la vigilancia, la caza, las búsquedas, los rescates, tirar de carros y carretas, arrear ganado y demás, a pesar de que con el tiempo la naturaleza de estos trabajos ha cambiado gracias a la modernización y los avances tecnológicos causando así que los perros dejen de ser utilizados para muchos de esos propósitos, aún existen en el mundo personas que se encargan de adiestrar perros para ciertos tipos de trabajos, estos perros pertenecen a lo que se denomina “grupo de trabajo” los cuales son perros que conservan características específicas que los hacen resaltar en los trabajos que se les asignan.

Entre estos perros encontramos al Terrier Ruso Negro el cual por su gran inteligencia y docilidad se le considera altamente adiestrable, ergo, un potencial trabajador y/o ayudante; con tanta facilidad para los trabajos es común que realicen las tareas asignadas a ellos con tanta facilidad que terminen por aburrirse y opten por hacer otras cosas, algunas veces juguetean aunque algunas otras tienden a tener comportamientos negativos, es por esto que exhortamos a que exista siempre una alta estimulación tanto física como mental que prevenga un comportamiento indeseable del perro a causa de energía mal canalizada y aburrimiento.

A causa del entrenamiento que se les daba en el pasado (en el cual los hacían ser agresivos hacia los humanos) y que aún no se ha eliminado por completo aunque si reducido considerablemente, una socialización abundante, constante y temprana es obligatoria para conseguir que el Terrier ruso negro se acostumbre a las visitas y la presencia de personas extrañas a él, pero queridas por sus amos y asimismo adecue su comportamiento acorde a dichas circunstancias.

Debido a que el Terrier Ruso Negro constantemente busca atención y compañía y no le agrada estar solo va querer estar tan cerca como le sea posible de sus amos, incluyendo cuando están en algún mueble o sobre la cama, cuando son pequeños esta idea puede parecer tierna y agradable, incluso más que dejar que suba, uno se puede sentir tentado a subirlo, pero si se consiente este comportamiento, va a ser una tarea muy ardua restringirles el acceso a estos lugares cuando estén más grandes, por eso una parte importante del condicionamiento de su comportamiento es poner líneas claras de los lugares en los que puede estar y los que no.

Desde una edad temprana el entrenamiento debe comenzar, se debe ser firme y coherente con ellos, se les debe tratar con respeto en todo momento y evitar a toda costa la agresión, un entrenamiento de obediencia con refuerzo positivo definitivamente es la mejor opción, hay que tener presente que si se muestra debilidad o irrespeto, el Terrier Ruso Negro dejara de obedecer e incluso intentara imponer dominancia, además de mostrar rebeldía y terquedad, por esta razón el entrenamiento de uno de estos perros no debe tomarse a la ligera o dejarse en manos de un principiante, preferiblemente se les debe adquirir adiestrados o tener experiencia previa en adiestramiento si usted quiere adiestrarlo por su cuenta.

El entrenamiento de los perros de esta raza debe contar con bastante ejercicio físico, si se escatima el ejercicio puede haber consecuencias negativas que van desde un comportamiento destructivo hasta la atrofia muscular y ánimos inestables.

Una vez entrada en la etapa adulta (aunque los Terriers Rusos Negros tardan algo en madurar igual que la mayoría de las razas de perros grandes) el entrenamiento no debe detenerse, se deben buscar opciones como el aprendizaje de distintos trucos, competencias y deportes así como cursos extra de obediencia.

La parte más primordial de un entrenamiento es la constancia, pequeñas sesiones de media hora cada día tendrán un mejor efecto que agotar al perro 8 horas un fin de semana, por eso es necesario encontrar un equilibrio; tres paseos diarios y juegos que lo mantengan activo ayudaran mucho a estos perros.

A pesar de que responden bien (una vez entrenados) ante niños, visitantes extraños y transeúntes cuando pasean por la calle, lamentablemente no sucede esto mismo con otros perros, ante los perros extraños suelen mostrar comportamientos agresivos, en los mejores de los casos los ignoran por completo mostrándose bastante asociales o independientes, depende de cómo se le quiera mirar a este hecho.

Para evitar estos casos de agresión, la solución más óptima, más obvia y también la más común es la temprana, regular y constante socialización con otros perros, para que aprenda a jugar y cómo comportarse con ellos, deje de ponerse a la defensiva cuando se tope uno y de verlos como una amenaza, hay que tener en cuenta que si se le hace convivir con alguna otra mascota, es posible que esto mejore su actitud ante el resto de su entorno.

Comportamaiento con los Humanos

El Terrier Ruso Negro es un Perro formidable con un pasado bastante interesante, como ha sido mencionado en otro artículo, este perro tuvo su origen en Rusia y fue creado con la finalidad de obtener un perro de trabajo y esto fue satisfactoriamente conseguido, esta raza tiene una excelente predisposición, así como un excelente desempeño en lo que al trabajo respecta, una vez entrenado para ello se puede tener la certeza de que cualquier trabajo que se le encomiende será llevado acabo con eficiencia y en muy contadas ocasiones podría uno quejarse de su desenvolvimiento.

Al tratar con humanos estos perros pueden ser algo retraídos, pero solamente con los humanos extraños, ya que con sus familiares y aquellos con los que comparten con regularidad son en realidad cariñosos y protectores, suelen ser pacientes y juguetones con los niños y no representar, al menos en la mayoría de los casos una amenaza para estos, les gusta bastante socializar con las personas una vez que se sienten en confianza, de hecho puede que sea totalmente necesario que tengan compañía humana para que sean felices una vez que se han acostumbrado a ella.

Un Terrier Ruso Negro instintivamente sabe cuándo hay que adoptar una posición defensiva y cuando puede relajarse ante una presencia extraña, esta característica sumada a su tamaño y su contextura de alta musculatura muy bien desarrollada con huesos grandes y fuertes, además de su agilidad para andar y correr, los hace ideales para ser perros de guardia, ya que pueden resguardar alguna propiedad tomando acción cuando lo consideren necesario pero sin molestar a los visitantes comportándose innecesaria o injustificadamente de manera sobreprotectora, hostil o agresiva.

Estos ejemplares son en realidad muy poco ladradores, a diferencia de otras razas que ladran para ahuyentar a los invasores y mantener alejados a los intrusos cuando los divisan, el Terrier Ruso Negro prefiere guardar silencio como si tratara de ocultar su presencia para dejar al invasor acercarse y poder neutralizarlo por sorpresa.

Uno de sus objetivos que se tenía en mente durante la creación del Terrier Ruso Negro que estos perros debían ser capaces de trabajar sin descanso y de manera implacable, era necesario que le dieran caza y detuvieran a los fugitivos recluidos en campos de concentración.

Estos perros han sido condicionado para trabajar bajo una fuerte y estricta disciplina, son una de las razas que se les da particularmente bien el entrenamiento de obediencia, si bien pueden ser algo dominantes o testarudos una vez sobrellevado ese carácter, se convierten en perros formidables e increíblemente obedientes.

El trabajo se ha convertido en un factor de alta importancia en la vida de los ejemplares de esta raza, el esfuerzo y la actividad física que los antecesores de esta raza realizaban debe ser equiparado de cierta forma, si no se tiene un trabajo dispuesto para ellos la actividad debe entonces suplirse con ejercicio físico.

Debido al trabajo de guardián que realizaban anteriormente, existen vestigios de agresividad en algunos ejemplares de la raza, sin embargo esto se ha tratado de corregir por los criadores con el pasar de los años, evitando que aquellos que muestren indicios de comportamientos agresivos o muestras evidentes del mismo lleguen a reproducirse, aun así es posible que gracias a un criador descuidado usted consiga un perro con comportamiento agresivo, de ser ese el caso, debe esforzarse especialmente para que su Terrier Ruso Negro canalice su comportamiento y no represente un problema para sus cercanos.

Los Terrier Rusos Negros exigen afecto y atención humana por parte de sus dueños, les encanta pasar tiempo con sus amos y correr y jugar con los niños, si por ejemplo se decide dejarlo encerrado en el patio, es posible que de un par de vueltas buscando algo que hacer y al poco tiempo esté esperando junto a la puerta a que le abran para poder volver a juntarse con sus seres queridos.

Una persona admitida en casa por su amo, será recibida con respeto por el Terrier Ruso Negro, sin embargo también con algo de distancia mientras el perro decide si el nuevo visitante es un potencial amigo o no, si observa en el visitante algún comportamiento inusual, sospechoso o amenazante, con seguridad podemos decir que no tardará en mostrarse hostil, presintiendo alguna mala intención y esforzándose por proteger y asegurar aquello y aquellos a quienes ama.

De negársele tanto el trabajo como la actividad física en sustitución al primero, el Terrier Ruso Negro va a manifestar un comportamiento destructivo tan pronto como se sienta aburrido.

Un detalle importante es que es especialmente protector del espacio que habita y comparte, por lo que se recomienda que se le deje vivir en la casa, si se le mantiene en un patio o una perrera, es probable que en lugar de defender la casa de los extraños, trate de defender aquel que considera su territorio (el patio y la perrera) de sus propios amos.

Su Entorno

Debido a que las distintas razas de perros provienen de lugares distintos con condiciones climáticas y estilos de vida distintos, la evolución inevitablemente ha llevado a cada raza por un sendero distinto, es por esto que las razas difieren unas de otras tanto en sus rasgos físicos como en su temperamento y comportamiento, el proceso de adaptación ha causado que cada raza se adecue lo mejor posible al ambiente en el que se encuentra para que la vida misma les cueste menos en dicho ambiente, por ejemplo un pelaje grueso y abundante es común de los perros provenientes de zonas montañosas y con temperaturas muy bajas, un pelaje así los ayuda a mantener el calor en sus cuerpos bajo un clima tan duro, sin embargo ese mismo pelaje sería perjudicial en un ambiente distinto con un clima más caluroso y temperaturas más elevadas.

Estos son detalles que pueden parecer obvios y aun así muchas veces no fueron tomados en cuenta cuando algún mercader ha querido vender ejemplares de una raza sacándola de su hábitat óptimo para llevarla a un sitio con condiciones radicalmente distintas.

Por suerte para el Terrier Ruso Negro este no es el caso, estos perros casi no han sido desplazados de su zona de origen, además su pelaje de longitud media los hace soportar climas templados, ni muy fríos, ni muy cálidos por lo que pueden soportar temperaturas intermedias y en algunos casos prefieren el frio al calor ya que tuvieron que soportar en el pasado una gran cantidad de fríos e implacables inviernos rusos.

Para esta raza lo ideal es un sitio amplio donde se sienta cómodo y pueda corretear un poco, de preferencia en un sitio apartado de cualquier zona densamente poblada, la vida en el campo o más bien en una zona rural es el mejor hábitat que puede dársele, a pesar de esto puede desenvolverse bien en suburbios y ciudades pequeñas con notoria dificultad, una ciudad grande en cambio puede representar un problema de mayor magnitud y devenir en un perro ansioso, temeroso y agresivo.

Aunque el Terrier Ruso Negro, no presenta problemas en climas templados o moderadamente fríos, así como podría llevar una vida decente en una casa no muy grande si se le saca a pasear con constancia varias veces a día, algo que definitivamente si necesita es la supervisión, la compañía y el afecto de un humano, no es nada recomendable que se les deje solos por prolongados periodos de tiempo, esto puede reflejarse de manera negativa como en depresión, o desconfianza hacia sus propios amos, además de hábitos destructivos y travesuras, por ello aconsejamos que en la familia que esté pensando en adoptarlo considere encontrar la forma de dejar siempre a alguien en casa para que le haga compañía al perro.

Estos perros son bastante independientes, pero no por esto son fanáticos de la soledad por el contrario se llevan bien con (e incluso prefieren estar acompañados de) otras mascotas, algún otro animal en la familia que haya crecido con él y haya sido aceptado por él, será tan querido como cualquier miembro del componente familiar, aun mejor si esa otra mascota puede actuar también como un compañero de juegos para que no se aburra estando solo en casa y siempre tenga alguien a quien acudir cuando no hay nadie más.

No obstante es importante mantener siempre en mente que se trata de una raza extremadamente inteligente y en el pasado adiestrada por militares de manera bastante estricta, y ese es el tipo de entrenamiento y trato al que están acostumbrados, es necesario que las figuras de su entorno hagan saber su jerarquía y no denoten flaqueza ni debilidad porque un Terrier Ruso Negro puede ser desobediente y terco con una persona a la que percibe más débil que él mismo, todas las personas de su entorno deben ser firmes y respetuosas para con estos perros y darle a entender su lugar.

Debido a su carácter de cierta forma dominante no suelen llevarse bien con otros perros más grandes que ellos y menos aún si también tienen un carácter dominante, muy difícilmente un ejemplar de esta raza cederá ante cualquier otro perro, posiblemente la única forma de un Terrier Ruso Negro se lleve bien con otro perro dominante, es que haya crecido con él desde cachorro y ambos hayan sido propiamente entrenados y socializados, además de que cada uno tenga sus juguetes y su espacio para fomentar el respeto, obligarlos a compartir con la intención de hacerlos más unidos puede resultar en un fracaso ya que el mas dominante de ellos puede negarle al otro su parte y tratar de imponerse.

A pesar del carácter distante de esta raza y de la agresividad que a veces exhibe ante los extraños puede insertarse en una familia con niños pequeños, al percibir su vulnerabilidad, se comporta bastante manso y juguetón con ellos, lejos de representar una amenaza es un potencial compañero de juegos que usualmente es muy cariñoso y protector.