Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Pastor Alemán Blanco

pastor-aleman-blanco

En este artículo encontrarás:

Pastor Alemán Blanco
5 (100%) 6 votes

Pastor Alemán Blanco: Tu nueva mascota

El Pastor Alemán Blanco es un perro leal, noble, familiar y confiable. Posee una singular belleza que lo hace llamar la atención de manera sorprendente.
Aunque comúnmente es conocido como el Pastor Alemán Blanco, su nombre oficial es Pastor Blanco Suizo. También se le llama con el nombre de Pastor Americano-Canadiense y Pastor Blanco.

Algunos pueden confundirse pues la apariencia de este perro es muy semejante a la de un lobo. Sin embargo, los genes no se equivocan, y tanto genética como morfológicamente es un pastor alemán.

Este perro, cuya raza es considerada como una de las más hermosas del mundo estuvo hace poco tiempo en vías de extinción y, aunque suene increíble, fue debido al particular color de su pelaje.

Esto se debía, entre otras razones, a que el color blanco no proveía un aspecto lo suficientemente peligroso, como la mayoría de los pastores alemanes. Por este motivo, muchos murieron sin llegar a la etapa adulta ya que se les abandonaba.

Muchos asociaron erróneamente a estos perros con un defecto genético: se pensaba que eran perros albinos. No obstante el color de su pelaje proviene de sus raíces, ya que los primeros perros de la raza eran totalmente blancos.

El Pastor Alemán Blanco es una raza con muchas particularidades y capacidades que lo hacen una mascota perfecta para toda la familia. Sigue leyendo y conoce de cerca aspectos fundamentales de su vida.

Los pastores blancos son perros de talla grande, es decir, pueden pesar de 30 a 40 kilogramos y medir de 55 a 66 centímetros aproximadamente. Por lo general son más ligeros que su pariente cercano, el pastor alemán “común”.

Su cuerpo es de aspecto atlético y ágil, pero a su vez tiene una gran elegancia, por lo que es conveniente tenerlos en espacios abiertos. La cruz es normalmente levantada y cuenta con un lomo musculoso, lo que le da un aspecto fuerte.

Una de las características físicas que más llaman la atención de esta raza son sus ojos, los cuales son llamativos en todas sus tonalidades pardas y oscuras.

Como su nombre lo indica, es un perro cuyo origen data en Alemania. Por este motivo es allí donde principalmente podemos ubicar diferentes variedades de esta raza.

Pese a que el primer ejemplar nació en este país, rápidamente adopto gran popularidad en países europeos adyacentes, siendo Suiza el más importante de ellos. De hecho, los suizos fueron los que oficializaron la raza.

Es por esta razón que, antes que Pastor Alemán Blanco su nombre oficial es Pastor Blanco Suizo. Durante mucho tiempo este perro fue visto como un pastor defectuoso, pero en Suiza es donde se han apreciado todas sus características particulares.

Además de encontrarlo en Europa, también podemos ver algunos ejemplares del Pastor Alemán Blanco en America, teniendo como principal figura a Estados Unidos. En este país la raza se ha vuelto muy popular y es conservada y cuidada. Así mismo, Canadá es otro de los países en los que se pueden encontrar y en donde se les cría con regularidad.

pastor-aleman-blanco

Después de su época de abandono, la salvación de la raza fue su introducción a América. En este lado del mundo la raza es valorada por su belleza y docilidad, más que por su ferocidad.

El Pastor Alemán Blanco tiene un período de 10 a 13 años de vida, pero al ser un perro atlético y enérgico puede vivir más con los cuidados necesarios. Es fundamental alimentarlo cuidadosamente, ejercitarlo y darle un estilo de vida tranquilo y sano.

Este tipo de perro debe liberar su energía en espacios libres de manera diaria. Aunque suele comportarse muy bien en espacios cerrados, tiene un cuerpo y una actitud de atletas, por lo que el ejercicio diario le sienta muy bien ya que de esta manera libera el estrés.

Así mismo, otro de los cuidados necesarios para mantener su estilo de vida en óptimas condiciones es disponer del suficiente tiempo para darle atención, debido a que es un animal de compañía.

Su pelaje blanco es indicativo de que es una raza de climas fríos. Es recomendable contar con espacio suficiente para su desenvolvimiento y un área con temperaturas relativamente bajas o lugares con climas húmedos.
Esto con el fin de brindarle mayor comodidad al perro.

pastor-aleman-blanco
Si el Pastor Alemán Blanco es expuesto a altas temperaturas, seguramente su comportamiento y salud física se vea alterado en forma negativa, por ello, es fundamental que le des un hogar acorde a sus necesidades.

Un perro sociable

Gracias a su personalidad alegre y vivaz es un excelente perro de trabajo, el cual se adapta a diversas situaciones sociales, aunque esto lleve su tiempo. No es muy común ver a un pastor blanco que sea tímido en su etapa adulta, siempre que se le adiestre socialmente de manera óptima.

Por esta y muchas razones el Pastor Alemán Blanco es considerado una opción perfecta para toda la familia.

Historia y Origen del Pastor Alemán Blanco

El origen de esta raza se asocia históricamente con los inicios del Pastor Alemán puro o común conocido por todos, a pesar de transitar un camino complicado para su oficial reconocimiento.

pastor-aleman-blanco

Previo a su transformación a lo que son actualmente, los pastores realizaban exclusivamente trabajos de campos en granjas alemanas. Estos perros contaban con diversas habilidades y cualidades que los llevó a ser preferidos por los granjeros para actuar como guardianes de sus rebaños, debido a los altos índices de robos del momento.

El Capitán Max Von Stephanitz es conocido como el fundador del Pastor Alemán al adquirir el primer ejemplar conocido en Hannover, el cual tuvo como abuelo paterno a Greif, un ovejero de color blanco cuyo nacimiento data para el año 1879. Dicho ejemplar era llamado Horand von Grafrath.

Desde entonces se tiene cierta información sobre algunos ejemplares que resultaron ser la primera opción para los granjeros de la época por su fácil reconocimiento en el campo durante la noche, tal es el caso de Greiffa y Russin, hijas de Greif. Lamentablemente no existe un registro que establezca los antepasados de este macho reproductor ni más de sus descendientes.

Durante el siglo 19 en Alemania se da la fuerte búsqueda de un perro pastor leal, fuerte y obediente por lo que Von Stephanitz dedica parte de su vida a la cría y selección de la raza por más de 4 décadas.

Su objetivo siempre fue obtener un perro con carácter funcional e inteligente, aunque sobre todas las cosas lo más importante era la fiabilidad. El color del Pastor Alemán Blanco se da como una herencia genética de Greif, el cual era completamente de esta tonalidad.

Debido a los genes recesivos, es decir no dominantes, para que un can de esta raza pueda mostrar el color blanco, ambos padres deben serlo. No obstante, algunos registros establecen que desde el inicio el Pastor Alemán Blanco existió en conjunto con el Pastor Alemán común.

En la década de 1930 la raza se vio afectada gravemente por la descalificación de la sociedad hacia su color blanco debido a la existencia de una creencia que establecía que eran en realidad perros albinos con algunos defectos genéticos que podían afectar su salud.

Esta situación trajo como consecuencia la desaparición casi en su totalidad de todos los ejemplares, prohibiéndose su cría y cualquier participación en exposiciones o concursos caninos.

El Pastor Alemán Blanco logra sobrevivir con la ayuda de norteamericanos que mostraron interés por la raza, dando inicio a un largo proceso cuyo fin era consolidar el blanco y crear una línea canina reconocida mundialmente.

Para el año 1906 llega a Estados Unidos el primer Pastor Alemán Blanco llamado “Mira von Offingen” quien lamentablemente no tuvo éxito en su inserción dentro de exposiciones caninas realizadas en Nueva York durante 1908. Esto ocasionó su retorno a Alemania sin dejar un registro claro de su recorrido.

Sin embargo, los intentos por evitar la completa desaparición de la raza no pararon. Ana Tracy se hace con algunos descendientes de “Horand von Grafrath” y crea en 1912 la primera organización oficial de la raza, llamada Asociación del Pastor Alemán de América.

Oficialmente el American Kennel Club deja sentado un registro del primer Pastor Alemán Blanco en sus libros en 1917, aclarando su procedencia y propiedad de Tracy.

Otro de los personajes con mayor fuerza dentro de la cría de la raza en Estados Unidos es Geraldine Rockefeller, quien realizó diferentes trabajos por expandir los ejemplares blancos y también oscuros desde Nueva Jersey hacia todo el territorio estadounidense.

Todos estos esfuerzos abren la puerta al regreso de la raza a Europa a pesar de la descalificación vivida en sus inicios. En los años 70 Suiza es el primer país en el que se empieza a recuperar.

Agatha Burch exporta desde EE.UU a “Lobo”, el Pastor Blanco considerado como el protector de la raza en este país y que nace del cruce entre perros importados de otros lugares de Norteamérica.

Gracias a la llegada de este nuevo ejemplar se inicia una larga expansión por toda Europa, lo que permite finalmente su reconocimiento oficial como raza bajo el nombre de Pastor Blanco Suizo para 1991 en agradecimiento a Suiza y todos sus esfuerzos por impulsarlo.

Si bien el Pastor Alemán Blanco logró una enorme recuperación en países como Alemania, Holanda, Austria, etc, posterior a su oficialización, diversos organismos internacionales como el FCI cedieron en sus intenciones por reconocerlo internacionalmente.

El principal obstáculo fue la aún existente creencia de problemas genéticos que para ellos, ocasionaban su color blanco. Sin embargo, la presión sobre este organismo fue en aumento gracias a la popularidad que la raza ganaba dentro de la población.

Finalmente luego de varios años, en enero de 2003 el Pastor Alemán Blanco, ahorra llamado Pastor Blanco Suizo, es registrado como raza oficial según las normas del FCI.

Carácter y personalidad del Pastor blanco suizo

pastor-aleman-blanco

Por norma general los pastor alemán son perros reservados con los extraños, lo cual no es extraño, tratándose de perros pastores, ya que estos se encargan de cuidar los terrenos de extraños y animales salvajes que puedan poner en peligro a la manada y a su dueño.

Mientras un pastor alemán esté cerca de su dueño no se recomienda realizar ninguna broma o juego brusco con este, ya que el pastor alemán podría atacar por simple reflejo protector hacia su amo.

Una característica bastante relacionada con la personalidad del pastor alemán blanco es su bondad y nobleza.

Si tienes hijos eres afortunado ya que el pastor alemán blanco es un perro con mucha paciencia ante las travesuras. Él simplemente verá a los niños como pequeñas ovejas recién nacidas que pueden ser traviesas, pero necesitan más que nunca de su protección. Las hembras de pastor alemán blanco pueden ser incluso más protectoras con los niños que el macho, dejando la vida de ser necesario para salvarlos de cualquier peligro y siendo ultra protectoras con ellos ante la presencia de extraños, aunque esta sea lejana.

Los pastores alemanes blancos son perros que no temen el comunicar sus ideas, aunque nosotros no las entendamos. Esto se debe a la gran cantidad de “palabras” que pueden salir de su hocico a modo de balbuceos, gruñidos y diferentes vocalizaciones. Si su amo tiene por costumbre el escuchar música con ellos o hablarles a menudo entonces estos balbuceos serán más frecuentes y ¡Muy divertidos de escuchar!

El pastor alemán por lo general es un perro tranquilo, que disfruta el mirar las actividades que realiza su amo, pero si se acerca alguna amenaza puede convertirse en un perro agresivo para poder salvar a las personas de la misma.

Es un perro que disfruta mucho de los entornos abiertos, que es en donde se sentirá pleno, ya que podrá vigilar sin ningún problema y se sentirá dueño y señor de las tierras de tu jardín… Hasta que tú llegues.

Es un perro muy inteligente ya que puede entender perfectamente los comandos que le dice su dueño.

Como parte de su vitalidad se encuentran bastante arraigados los ejercicios. Es un perro bastante vital por lo que debe practicar ejercicios diariamente para que su personalidad se mantenga equilibrada y sana. De igual manera, para que se  desarrolle correctamente es necesario que interactúe habitualmente tanto con humanos como con otros animales, en especial con otros perros.

Si no se le ofrece espacio, actividad física, contacto a diario con otros animales o humanos o sufre de amenazas de otras personas su personalidad puede tornarse inestable y mostrar claros síntomas de un comportamiento nervioso, agresivo o muy reservado aún con la familia.

El pastor suizo se caracteriza, además de su pelaje, por su “extendido vocabulario”, ya que se trata de un perro que puede vocalizar un gran número de balbuceos, algo bastante cómico para su dueño, siendo la segunda razón de adopción de esta raza. Algunos dueños han logrado grabar en video estas largas “conferencias informativas” teniendo un gran éxito en internet.

Si quieres adoptar o comprar un pastor alemán blanco debes saber que si no eres de las personas que les gusta hablar con sus animales entonces este se sentirá triste, ya que él literalmente ama hablar a su estilo con su amo.

A resumidas cuentas el pastor alemán blanco es un perro bastante equilibrado en cuanto a personalidad. Es un perro bastante amistoso, fiel y juguetón una vez que lo conoces. Puede cuidar de las demás personas y animales del hogar sin problemas ya que siempre ha sido su trabajo.

Es un perro que debido a su trabajo no confía en los extraños, ya que toda su vida y en generaciones pasadas su trabajo ha sido el de repelerlos de su terreno.

Para evitar que sea excesivamente territorial con extraños se puede practicar la socialización temprana del cachorro con varias personas que no conozca, para que así relacione la presencia de extraños como normal y no como señal de peligros.

Características de la raza

pastor-aleman-blanco

El perro pastor posee un gran cuerpo, se encuentra clasificado entre los perros grandes gracias a su altura a la cruz, la cual puede ser de entre 55 a 70 cm, mientras que su pero va acorde a este gran tamaño para un perro, el cual puede ser de entre 25 a 45 kg.

Las hembras pueden alcanzar un tamaño de entre 55 a 61 cm mientras que los machos poseen un mayor tamaño comprendido entre los 60 a 70 cm como máximo.

Esperanza de vida del pastor alemán blanco

Debido a que es un perro de gran tamaño la extensión de su vida no es demasiado larga, sin embargo, podrás tener un compañero llamativo y fiel de 10 a 12 años.

El pelaje de esta hermosa raza es uno de los puntos que más destaca en ella. Este debe ser blanco, obviamente, tiende a ser grueso, de mediana longitud y liso y sedoso al tacto.

El pastor alemán blanco es un perro albino. Los perros albinos siempre serán blancos, en cambio, no todos los perros blancos tienen como norma el tener cachorros blancos.

Además es fácil identificar a un perro albino como el pastor alemán blanco. Sus ojos deben ser claros, su piel pálida y rosada y su pelaje blanco. Los perros que no son albinos pueden presentar piel blanca, pero un poco más oscura que la de los perros albinos y un color de ojos oscuros.

Características físicas de un pastor alemán blanco

Este tipo de perro pastor posee una manera de andar bastante fina y característica de la raza, sin embargo, no por ello debes olvidar que se trata de un perro especialmente robusto y musculado.

Posee un tórax marcado y redondeado, pero más bien se trata de una zona pectoral pequeña, aunque bastante sólida.

La cabeza guarda armonía con el resto del cuerpo, en ella se encuentra una mandíbula poderosa, provista de labios negros. Su cabeza no es grande, es más bien delgada. En ella también se pueden ver unos ojos con forma de almendra. Los ojos del pastor alemán blanco pueden ser tanto albinos como oscuros.

Las orejas guardan semejanza con varias razas de perros nórdicos, lo cual lo hace acercarse más a la imagen de un lobo salvaje. Estas son triangulares y erguidas. Resaltan por su gran tamaño.

Viendo la parte posterior de su cuerpo nos encontraremos la cola, la cual es alta, le gusta tenerla colgando y cuando la lleva erguida significa que está alerta o te está prestando atención. Es importante saber que su cola no se levanta a más altura que la de su espalda.

Las patas posteriores y delanteras son bastante musculosas, aunque un poco delgadas, lo que permite que tenga un agraciado caminar, bastante elegante y llamativo para la mayoría de los fanáticos de esta raza.

El cuerpo es cubierto por un espeso pelaje de longitud mediana, siempre blanco, con dos mantos, uno de subpelo que lo protege del frio y otro más largo que lo aísla de las condiciones climáticas del exterior y protege su piel ya que es un poco grasoso, lo que contribuye a que el polvo ni la suciedad exterior lo afecte mucho.

En la conformación de la raza tan popular como lo es la del pastor alemán participaron varios perros a finales de los años 1800, entre ellos se encuentra el pastor alemán blanco, con las mismas características físicas que el pastor alemán actual, con la única diferencia de que este pastor alemán era (y es) totalmente blanco.

El pastor alemán blanco será una adquisición bastante llamativa para tu familia, sin embargo debes tener en cuenta que un perro de este tamaño necesitará un entrenador experimentado para que en su adultez no sea un perro rebelde o demasiado dominante y pueda desencadenar problemas en el hogar debido a esto.

Salud y cuidados generales

Cepillado del pastor suizo

Al ver a un pastor alemán blanco podrás apreciar en primer lugar su espeso pelaje blanco, el cual tiene cuidados muy puntuales si quieres que conserve su belleza. En los perros con un pelaje espeso y con subpelo es muy frecuente encontrar pequeños y molestos insectos que son típicos en los perros, como pulgas o garrapatas.

pastor-aleman-blanco

Los perros con pelaje espeso también son vulnerables a enredos, nudos y que se le cuelen pequeñas ramas y suciedades entre sus pelajes, ocasionando un aspecto bastante descuidado.

Para evitar en gran manera estos problemas se recomienda el cepillado. El cepillado es algo fundamental en esta raza, ya que mantendrá la belleza del pelaje y al mismo tiempo quitará cualquier resto de pelaje muerto entre el pelaje vivo, dándole más brillo a este y evitando cualquier tipo de alergias.

Este cepillado deberá hacerse con un cepillo de cuerdas duras, si es posible, de metal. Deberá pasarse entre el pelaje delicadamente, para quitar cualquier suciedad, bicho y pelo muerto fácilmente. No deberás tocar la piel del pastor alemán blanco ya que puedes hacerle daño, solo deberás tocar con este cepillo especial el pelaje, procurando pasarlo cerca de la piel, sin tocarla.

Este cepillado deberás llevarlo a cabo cada dos días, de manera superficial. Si se te ha olvidado cepillarlo o no has tenido tiempo deberás realizar un cepillado intensivo, quitando todos los pequeños objetos y restos vegetales y de insectos que hayan podido quedar atrapados en él. Quizás también tengas que invertir unas cuantas horas cortándole el pelo a tu pastor alemán blanco, ya que los nudos en estos tipos de pelaje son difíciles de desatar y es preferible cortarles el pelo.

Baños del pastor alemán blanco

El pastor alemán blanco tiene una capa de grasa que protege su pelaje, no es completamente necesaria la implementación de baños frecuentes, ya que esta grasa evita que mucha suciedad quede retenida en su pelo, pudiéndose quitar fácilmente con el cepillado. Pero si notas que tu perro comienza a oler mal, entonces habrá llegado el momento de bañarlo.

Los baños no deben ser frecuentes, ya que estos quitan la grasa del pelaje, especialmente si se usan champús o jabones especiales para perro, ocasionando que el perro atraiga más suciedad por un tiempo limitado.

Como mínimo intervalo recomendamos el baño cada mes y medio si no queda otra opción y tú perro desprende ese característico olor a perro sucio.

Para bañarlo y eliminar todos los insectos que pueden encontrarse en su pelaje deberás, con la yema de tus dedos, masajear la piel del pastor suizo una vez aplicado el repelente de insectos, repite este proceso por todo su cuerpo para que el producto quede bien impregnado en él.

Si solo aplicarás champú entonces masajea con tus manos todo su pelaje mientras tiene el champú aplicado, permitiendo que este genere espuma y limpie todo el blanco pelaje de tu perro, dejándolo en su estado original.

Enfermedades comunes del pastor alemán blanco

Las enfermedades más comunes de esta raza, al igual que en todas las razas de perros albinos son las siguientes:

  • Dermatitis
  • Epilepsia

Otras enfermedades que igualmente pueden atacar a la raza debido a la raza en sí son las siguientes:

  • Torsión gástrica
  • Enfermedades del corazón
  • Displasia de cadera
  • Cataratas

Vacunas del pastor alemán blanco

Las vacunas para los perros eclipsan completamente a cualquier otro cuidado, ya que sin ellas tu pastor alemán blanco tiene un 50% de probabilidades de morir en su etapa de cachorro. Las vacunas son las que permiten que los virus más letales, que se aprovechan de la situación vulnerable de tu cachorro de 2 o 3 meses en cuanto a su sistema inmunológico, sean erradicados por completo.

Es necesario vacunar a tu perro cuando cumple de dos a tres semanas de edad, fecha en la cual es necesaria la primera aplicación del grupo de vacunas vitales para cualquier cachorro.

Vacunando a tu perro evitarás que lo ataque la parvovirosis, el distemper canino entre otras enfermedades con un amplio porcentaje de mortalidad en cachorros.

El veterinario, al momento de vacunar a tu pequeño perro albino, también te dará un calendario de desparasitación, para que tú le administres la medicina con una jeringuilla y así pueda eliminar cualquier parasito en su estómago e intestinos.

Salud general del pastor alemán blanco

El pastor alemán blanco es un perro con una salud de roble. No cualquier enfermedad lo ataca, y si lo ataca, con los cuidados necesarios tendrás a tu perro activo de nuevo.

Para garantizar que su salud siga así deberás proporcionarle ejercicios diarios, de al menos una hora al día. Estos ejercicios pueden ser salir a pasear, salir a trotar, ir a la tienda con su amo, salir a jugar con su amo a buscar la pelota o encontrar pequeñas y sabrosas “pistas” escondidas en el jardín por su amo.

La parte afectuosa es también vital para que su salud mental se desarrolle y se mantenga en perfecto estado. Acarícialo, abrázalo y háblale a diario.

Dieta y alimentación del Pastor Suizo

pastor-aleman-blanco

Desde que nacen los pastores alemanes blancos tienen estómagos pequeños gracias a su genética, ya que los perros pastores no tienen demasiada capacidad estomacal, lo que produce que no tengan una necesidad de alimento tan grande como la de otros perros no pastores del mismo tamaño.

Cuando nacen buscan automáticamente a su madre para que los alimente, estos se pegarán a las tetillas de su madre para alimentarse naturalmente de su leche y, cuando estén satisfechos se quedarán dormidos por algunas horas has que vuelvan a tener hambre y así repetir el ciclo por unos 3 meses.

Al cabo de tres meses podrás ver como comienzan a salir los pequeños dientes de leche o primarios, lo cual quiere decir que ya puede comenzar a probar croquetas humedecidas en leche de cabra, para que así no sean demasiado duras para ellos.

Cuando se acostumbren a comer este alimento los demás dientes comenzarán a salir de manera apresurada y ya no mostrarán interés en la leche materna, por lo cual su madre dejará de producirla.

Cuando esto pase serás el responsable exclusivo de la alimentación de varios perros pastores alemanes blancos y, créenos, pueden hacer un verdadero alboroto si olvidas una de sus comidas.

Suminístrales croquetas duras cuando veas que tienen buena dentadura, pero este cambio no debe ser brusco, sino que debes humedecerles cada vez menos las croquetas hasta que de plano, estén completamente secas cuando las coman. Una pequeña porción de croquetas serán suficientes para ellos, revisa en el empaque de las mismas la cantidad exacta para un perro grande en etapa de cachorro.

Tampoco debes olvidar que los cachorros tienen una gran necesidad de vitaminas, minerales, proteínas y calcio, afortunadamente la leche materna contiene todos estos componentes, pero las croquetas para perros cachorros pueden darles todos ellos si el alimento de es de calidad. Siempre busca croquetas para cachorros para alimentar a tu pastor alemán blanco, teniendo en cuenta que sean de calidad.

Los cachorros de pastor alemán blanco comen 4 veces al día, por lo que deberías distribuir las comidas en una comida en la mañana, dos en la tarde y una en la noche. Si notas que lloran por comida entonces querrá decir que debido a la intensa actividad física que tienen al día sus cuerpos están demandando más alimento, por lo que deberías darles unos gramos más hasta que queden saciados y suministrarles esta nueva cantidad a partir de ese momento.

Por el contrario, si ves que tu cachorro de pastor alemán blanco es sedentario, es decir, no le gusta mucho el ejercicio y prefiere estar acostado observando a los demás, entonces puede que no requiera de demasiado alimento para cubrir su demanda alimenticia. Otro factor a observar es que si un cachorro de pastor alemán siempre deja alimento en el plato probablemente lo estés sobrealimentando.

Alimentación de un pastor alemán blanco adulto

Cuando son adultos su belleza es incluso superior a cuando eran cachorros (aunque muchas personas pueden opinar lo contrario), sin embargo, su estómago pareciera no cambiar con el tiempo debido a que es un perro que no come mucho cuando es adulto.

Debido a su pequeño estómago la cantidad de comida que puede ingerir el pastor alemán es algo reducida. Otro perro del mismo tamaño, como puede ser un bóxer, fácilmente puede comer el doble y un poco más de croquetas por cada plato de comida que come el pastor alemán blanco. Esto es una buena noticia para las personas que se preocupan por cuanto puede llegar a costar la alimentación de una mascota grande anualmente, ya que con el pastor alemán blanco sí que podrán ahorrar mucho en alimento para perros al año.

El pastor alemán blanco es un perro de contextura delgada, por lo que no debes preocuparte si no se ve rechoncho en su abdomen, ya que es normal verlo “flaco” debido a la forma de su cuerpo y el trabajo al cual es sometido en las granjas.

Ahora, es importante aclarar que una cosa es ver a un pastor alemán blanco sano y delgado y otra muy diferentes es verlo desnutrido y en los huesos. Para saber si tu perro se encuentra bien en su estado actual debes revisar las costillas. Ningún perro correctamente alimentado tendría porque exhibir las costillas muy marcadas en la piel, esto es un signo de desnutrición.

Si notas sus costillas marcadas en la piel deberás aumentar la cantidad de croquetas que le suministras diariamente en cada comida. Lo ideal para un pastor alemán blanco que ha entrado hace poco en la adultez es comer unos 450 gr de croquetas en cada comida y hacerlo unas dos veces al día.

Pero es una cantidad meramente especulativa ya que si tu pastor alemán blanco es demasiado activo podría comer hasta 600 gr con facilidad y si es sedentario podrías ver cómo va engordando poco a poco o como defeca en abundancia y seguido. Estos últimos síntomas son característicos de una sobrealimentación, la cual tampoco es sana.

Comportamiento con los Humanos

pastor-aleman-blanco

Analizando las raíces del pastor alemán blanco nos encontramos a un perro que poco a poco fue domesticado para su uso en las frías granjas de suiza, incluso antes de que el pastor alemán llegase a convertirse en una raza de manera oficial.

Este pastor suizo comenzó a pastorear los rebaños de ovejas y vacas haciendo destacar su hermoso pelaje blanco, que en muchas ocaciones le daban mucha popularidad entre las personas que conformaban la familia, entre ellas a los niños, haciendo que se llevaran muy bien con ellos.

Actualmente el pastor alemán blanco sigue siendo un amigo excelente de los niños, con los cuales se lleva muy bien si se tienen en cuenta estos aspectos:

  1. Para que un pastor alemán blanco se lleve bien con los niños estos tienen que llevarse bien con el pastor blanco, es decir, debe existir respeto mutuo.
  2. El perro debe tener suficiente ejercicio para mantenerse estable emocionalmente.
  3. Se deben respetar los intervalos de tiempo en que no se debería molestar al perro, como cuando este come, duerme, hace sus necesidades o simplemente quiere un poco de privacidad e independencia.
  4. El pastor alemán blanco, para ser un perro que no represente una amenaza para los niños debe ser adiestrado desde temprana edad, para que sepa que él es un seguidor y no un líder de manada.

Si se cumplen estos cuatro puntos es casi imposible que pueda ocurrir algún ataque por parte del pastor alemán blanco a los niños, exceptuando los casos en donde ocurra un accidente, como por ejemplo, que el niño le caiga encima al animal y este lo interprete como un ataque, entre otro tipo de accidentes. Por lo que se recomienda no tener juegos bruscos cerca de él ni con él.

Educando a tus hijos antes de traer un perro a casa

Muchas veces el ataque por parte de los perros no se produce por iniciativa de este, sino que él fue víctima de una agresión por parte de un niño. Puede que el niño no haya agredido a propósito al perro, pero el comportamiento que llevó a cabo en contra de este fue considerado una amenaza o inadecuado por parte del perro. Alguno de los comportamientos que un niño nunca debería tener contra un perro son:

Montarse encima de este: además de lastimarle los huesos y articulaciones el pastor alemán blanco puede considerarlo como un acto de dominancia por parte del niño, y como este es un eslabón débil dentro de la manada para él, puede que ocurra una agresión por parte del perro hacia el niño.

Halarle los pelos: le produce mucho dolor ¿A ti te gustaría que te halen el cabello?

Gritarle: un acto de agresión psicológica.

Patearlo, golpearlo o herirlo: cualquiera de estos actos puede ser respondido con una potente mordida, es un acto de defensa.

¿Cómo evitar casi completamente cualquier acto de agresión por parte del pastor alemán contra los niños?

Para evitar casi cualquier acto de agresión por parte de tu hermoso perro albino hacia tus hermosos hijos es vital que primero les enseñes a ellos como tratar a un animal, antes de que este llegue a casa.

Es natural que los niños sean traviesos y quieran intentar alguno de los puntos anteriores con tu pastor suizo, pero antes de que esto ocurra explícales que los perros, así como los gatos, las aves y los animales salvajes son seres que sienten y tienen sentimientos, los cuales deben ser respetados y es necesario cuidarlos, ya que dependen de nosotros para sobrevivir.

De todas maneras el vigilar la interacción entre tu hijo y tu pastor suizo es necesario siempre, sea cual sea el nivel de familiaridad entre el niño y el perro, lo cual se recomienda con cualquier raza y cualquier mascota grande.

¿Y cómo es el pastor suizo con los extraños?

Bastante reservado. Es un perro pastor que guardaba las extensiones de tierra de los extraños y bestias salvajes, por lo que su visión de los extraños es el de que son una amenaza y es necesario ahuyentarlos, aunque con el debido entrenamiento este comportamiento tiende a desaparecer y solo quedan siendo bastante reservados hacia ellos sin agresividad.

Comportamiento con otros animales

pastor-aleman-blanco

El pastor suizo es un perro que guarda mucha semejanza con el pastor alemán, aunque este último es una raza más reciente que nuestro querido amigo albino.

El comportamiento en general del pastor alemán blanco es el de un perro tranquilo, protector, amigable, y leal, aunque ciertos escenarios que analizaremos más adelante pueden convertirlo en un perro realmente fiero y agresivo.

El pastor alemán es un perro de granja que necesita mucha interacción con el hombre ya que a diario era común que el pastor saliese a ver como estaba el ganado y también a comprobar el estado de su mejor amigo. No era extraño que los perros pastores comiesen muy cerca de la mesa de la familia, por lo que han desarrollado una necesidad de cercanía con su dueño fuerte, por lo que si piensas adoptar a un pastor alemán blanco deberás tener al menos una hora al día para dedicársela enteramente a él con actividades que lo ejerciten y también con mimos y adiestramiento en positivo.

El pastor alemán blanco repite esta necesidad de contacto y cercanía con los demás animales del hogar, siempre y cuando no lo molesten con asuntos de dominancia constante. Este perro está bastante acostumbrado a interactuar con otros perros ya que durante su etapa de perro pastor siempre estuvo en contacto con otros animales. En las granjas siempre había más de un perro si el terreno era bastante amplio, por lo que se lleva bien con otros caninos, especialmente si tienen el mismo comportamiento que él.

Con los animales pequeños y los cachorros se lleva tan bien que casi los adopta como sus propios hijos, sobreprotegiéndolos como podría sobreproteger a un bebé humano. Este comportamiento es bastante característico de esta raza ya que las ovejas pequeñas muchas veces se distraían y sin saberlo se acercaban al peligro, cosa que el pastor alemán blanco veía y constantemente tenía que ir a buscarlas y traerlas de vuelta con las demás, por lo que desarrollo la sobreprotección con los cachorros y bebés.

¿Cómo pasa el tiempo con otros animales?

El pastor suizo es un perro que resulta muy curioso cuando otro perro se encuentra trabajando muy duro para seguir un rastro y casi siempre colabora con este para encontrar el premio, también le encanta acostarse junto a otros perros para así compartir el espacio y cuidarse mutuamente.

También les encanta juguetear con otros animales, actividad que pueden realizar constantemente si no tienen suficiente ejercicio, lo cual puede resultar extenuante para la otra mascota ya que el pastor alemán blanco tiene una importante cantidad de energía.

El pastor alemán blanco no se trata de un perro ni nervioso ni agresivo normalmente, si tu pastor alemán blanco presenta estos comportamientos quizás está teniendo muy poco ejercicio, no tiene atención de parte de sus dueños o es constantemente amenazado y maltratado por ti (¡cambia ya mismo ese trato hacia él!)

¿El pastor alemán blanco es un perro agresivo?

Por lo general el pastor alemán blanco no es un perro agresivo, pero en determinadas situaciones puede convertirse en uno así.

Una de las situaciones más frecuentes por las que un pastor suizo puede tornarse agresivo es cuando su dueño está en peligro. Si esta raza determina que su dueño está atravesando por un peligro no se lo pensará dos veces y saltará a atacar al atacante de su dueño, lo cual podría bien costarle la vida, pero al menos le dará a su dueño tiempo para actuar y tratar de salvar su vida y la de su perro.

Otro escenario más frecuente es cuando se acerca un extraño a su territorio con intenciones de invadirlo y su dueño no se encuentra presente como para permitirle la entrada. En estos escenarios el pastor alemán blanco se mostrará alerta, ladrará mucho y no dudará en morder al invasor apenas toque su terreno.

Apareamiento y reproducción del pastor alemán blanco

El acto de reproducción y copulación del pastor alemán guarda gran semejanza con el acto de apareamiento de otros perros pastores.

pastor-aleman-blanco

Momentos antes de la monta el macho y la hembra jugarán mucho, se olfatearán (en especial el macho a la hembra) y este en algún momento decidirá montarla, muchas veces en posiciones inadecuadas y bastante graciosas para los dueños de ambas mascotas, pero si la perra está dispuesta a recibir al macho perdonará estas montas infructuosas y se quedará quita esperando que el macho pueda encontrar la posición correcta.

Normalmente la perra ladeará la cola y elevará la vulva para que el macho pueda penetrarla fácilmente. Muchas perras no tienen paciencia y pueden morder al macho debido a la inexperiencia de este… Si el dueño de la perra considera que es un poco agresiva esta deberá ser sujetada por la cabeza o simplemente colocársele un bozal.

Tras la penetración y el abotonamiento (el perro se voltea y los dos quedan mirando a lados contrarios) es cuando se produce la eyaculación debido a los movimientos de la perra. Este acto es el que embaraza a la perra. Sin abotonamiento es poco probable que tenga cachorros.

Ejercicios y pasatiempos del Pastor Suizo

Los perros pastores siempre han tenido una vida activa ya que su existencia depende de ella. Los perros pastores como el pastor alemán blanco o pastor suizo es un perro que se concibió desde un principio como perro pastor, una ayuda ideal para el granjero, para poder cuidar a su ganado, evitando que se extravíe, sea robado por ladrones o sea devorado por fieras salvajes.

Los perros de raza pastor alemán en general son muy buenos perros pastores gracias a la potencia de su cuerpo para correr más rápido, como también a su capacidad de obedecer sin chistar a su amo. A pesar de ser un excelente perro pastor el pastoreo de aves se le da un poco mal ya que en ocasiones estas le parecen realmente deliciosas a la vista y pueden ocurrir accidentes que hagan que “desaparezcan” aves.

De cualquier manera el pastor alemán es un perro que ha estado muy acostumbrado al ejercicio diario toda su vida ya que siempre hay una oveja que se aleja demasiado del grupo o que puede ser el objetivo de un animal salvaje cercano y el noble pastor alemán blanco tiene que salir corriendo para salvarla y ahuyentar el peligro definitivamente.

¿Por qué es necesario el ejercicio en la vida de un pastor alemán blanco?

Los perros pastores siempre han tenido una vida bastante activa gracias al servicio que le prestan a los granjeros como cuidadores de ganado. Por ello debes comprender que cientos de años de historia no cambiarán porque ahora tengas a tu pastor alemán en un jardín cercado, él siempre querrá sentirse libre y siempre querrá proteger a los miembros de su “ganado” o manada, los cuales corresponden a su familia humana y las demás mascotas que pudiesen vivir en el hogar.

Por ello nosotros como dueños debemos ofrecerle al pastor alemán blanco una rutina de ejercicios efectiva para que pueda drenar toda su energía contenida, haciendo que su cuerpo siempre sea fuerte y evitando en lo posible que engorde. Un perro con una buena rutina de ejercicios tendrá una muy buena salud.

No es necesario abusar con las jornadas de ejercicio mientras aún es un cachorro y mucho menos cuando ya es un adulto. Ejercicio en exceso podría desgastar sus articulaciones y las conexiones de los huesos, provocando displasia de cadera entre otros problemas que pueden afectar su motricidad cuando aún es un cachorro.

En los adultos el ejercicio en exceso queda desaconsejado debido a que sus huesos no tienen la misma “elasticidad” que cuando eran cachorros y demasiado esfuerzo podría ocasionar un accidente que quiebre alguno de sus huesos fácilmente si corre a mucha velocidad o cae desde una altura considerable, ocasionando cojera de por vida o tardando mucho en curar.

Ejercicios básicos para un pastor alemán blanco

Antes que nada debes saber que un pastor alemán blanco es un perro realmente inteligente. No bastará con enseñarle ejercicios físicos, también tendrás que hacer que ejercite su mente para que no se aburra. La mejor manera de que ejercite su mente es por medio del adiestramiento, mediante el cual podrá poner a trabajar su memoria y de paso ganarse grandiosos premios.

Pero también puedes hacer que el pastor alemán blanco se ejercite a la vez que se adiestra, como por ejemplo, con juegos como buscar la pelota y entregarla a su dueño, saltar para atrapar el disco, buscar pequeñas “pistas” de comida para que ejercite su nariz y patas.

Es conveniente primero enseñar órdenes que no reporten demasiada dificultad tanto para ser ejecutadas por medio de esfuerzo físico como mental. Si quieres que tu pastor alemán blanco pueda saltar y atrapar un disco en el aire primero es conveniente que le enseñes a buscar y traer un palo, luego una pelota y después ya practicar con el disco en espacios abiertos y seguros.

¿Qué pasa si un pastor suizo no hace suficiente ejercicio?

El no hacer ejercicio dado que no tiene posibilidad alguna de correr libremente, para un pastor alemán blanco, sería comparable con la necesidad que tiene una persona de divertirse viendo la TV o revisando sus redes sociales. Si al pastor alemán blanco se le priva del ejercicio comenzará a comportarse de manera impredecible, teniendo comportamientos neuróticos, nerviosos y en algunos casos (especialmente cuando se le ata y no se interactúa con él) agresivo.

Ten siempre un momento en tu día para tu perro como si se tratase de tu hijo (aunque muchos dueños ya los tratan como hijos peludos) de esta manera y con atención y cariño tu a pastor alemán blanco será estable tanto física como psicológicamente.

Cómo entrenar, educar o adiestrar un Pastor alemán blanco

El entrenar a un pastor alemán blanco o suizo es realmente fácil ya que se trata de un perro inteligente y obediente, que ha servido fielmente a su amo durante toda su existencia, por lo que el obedecer y ser manso con él está en sus genes.

Por supuesto, sería mucho mejor que el dueño pueda tratarlo de una manera amable, amorosa y respetarlo como ser vivo, fomentando una buena relación con él. De esta manera el instinto protector del pastor alemán blanco se duplicará y, lo que nos interesa en este punto: será más sencillo entrenarlo ya que nos prestará un mayor grado de atención.

Tú eres el nuevo líder de su manada

El pastor alemán blanco deberá verte como el líder de su manada. No estamos hablando de que te comportes como un perro y duermas en el jardín, sino de que debe comprender que la última palabra la tienes tú y no él. Un buen ejemplo para ello está al momento de cenar. Puede que tu perro se ponga a llorar o ladrar justo antes de que comiences a cenar, con esto pide que se le dé alimento, pero si esta conducta aparece antes de que tú comas probablemente esté intentando ser dominante, pidiendo ser alimentado primero que todo el mundo.

Lo correcto en este caso es que comas mientras él te ve (si, aunque ponga esa cara tierna de perro triste que tanto nos enternece) y luego, cuando termines, si podrás alimentarlo.

Otros escenarios de posible dominancia son el “montar” a su dueño cuando este está en una posición “comprometedora”, el acostarse en la cama de este, el no obedecer las órdenes directas de su dueño y el comportarse de manera parecida con otras mascotas del hogar.

El pastor alemán blanco deberá verte como el líder de la manada y esto se logra adiestrándolo desde cachorro para que haga lo que tú digas y no lo que a él le parezca. Adiestramiento que afortunadamente lo tomará bien gracias a sus genes de perro pastor.

¿Cómo mostrarme como un líder ante un pastor alemán blanco?

Para que puedas convertirte en el líder de la manada ante los ojos de un pastor alemán blanco es necesario que te comportes como tal. Un líder de manada debe ser tranquilo, mostrarse con confianza y dirigir siempre a la misma. Si muestras estas características desde que el cachorro es muy pequeño entonces este se acostumbrará a verte como líder.

Comandos para un pastor alemán blanco

Primero lo primero, antes de que un perro participase en un concurso de obediencia primero tuvo que aprender a sentarse y dar la pata.

Los primeros comandos que debe aprender tu perro para que se le faciliten los demás son los clásicos dar la pata, sentarse, acostarse, esperar y venir acá. Estos comandos son la base de otros más complicados como rodar, esperar fuera de la tienda o dar la pata para saludar.

Enseñarlos es bastante sencillo, pero debes tener en cuenta que para que un perro pueda entender y recordar un comando este debe ser practicado durante al menos tres días, con unas 40 repeticiones en promedio y volver a repetirse eventualmente todas las semanas para que no lo olvide.

¿Cómo le enseño a sentarse a un pastor alemán blanco?

Debes escoger un lugar tranquilo en tu hogar e ir hasta allí con tu perro y un puñado de golosinas sabrosas para un perro (bolitas de carne, galletas para perros etc), no dejes que tu pastor alemán vea las golosinas todavía, cuando se siente llámale la atención mencionando su nombre.

Ahora míralo bien y permite que él vea tus expresiones, toma una golosina en tu otra mano y permite que la olfatee. Una vez la haya olfateado se sentirá bastante interesado, pero no permitas que pierda la compostura, dile que se quede quieto y, mientras está de pie lleva la golosina hasta su nariz y cuando vaya acercándose a él comienza a elevarla, lo cual provocará que se siente para poder alcanzarla. Antes de elevar la golosina di el comando “sentado” y lo demás pasará solo.

Ten en cuenta que esto puede no ocurrir en los primeros intentos, por lo que debes tener paciencia.

Cuando se siente entonces felicítalo tanto verbal como con una caricia y dale la golosina. Probablemente se sienta bastante confuso, pero algo estará claro en él, hizo algo bien y fue recompensado. Luego de varias repeticiones sin tener que elevar la golosina tu pastor alemán blanco se sentará intentando repetir el comportamiento que lo hizo merecedor de tal manjar.

Este mismo método puede ser usado aplicándolo a diferentes comandos, como dar la pata, aunque en algunos casos tendrás que guiarlo con tus manos, como por ejemplo, tomar su pata y colocarla en tu mano para después felicitarlo y darle la golosina.

Entorno ideal

El pastor alemán blanco tiene necesidades muy puntales cuando se trata de su entorno. El entorno del pastor suizo en la antigüedad era frio, amplio, con mucha interacción con su dueño y lleno de animales, por lo que contar con un entorno medianamente parecido lo mantendrá muy feliz y pleno.

El pastor alemán blanco primeramente y como punto más importante, necesita un terreno al cual pueda adoptar como suyo y este debe ser de mediano a amplio. No es un perro que pueda vivir plenamente en el interior de un hogar o ser confinado a un jardín pequeño sin que se sienta encerrado.

Los perros pastores se llevan muy mal con los espacios pequeños, pero si te encuentras enamorado de esta raza te daremos los puntos que necesitas llevar a cabo para adoptar a un pastor suizo si no dispones de un espacio demasiado amplio:

  • El pastor suizo necesita al menos hora y media de ejercicio al día en exteriores.
  • Deberás prestarle mucha atención durante el día y darle mucho cariño.
  • Durante el día necesitará salir varias veces a tomar aire fresco ya que estar dentro de casa es “asfixiante” para él.

No recomendamos al pastor alemán blanco para entornos urbanos, es un perro que no se encuentra acostumbrado a las grandes ciudades ni grandes urbes o edificios, es un perro más rural que adaptado a la vida ruidosa de la ciudad.

Si dispones de un hogar con un buen jardín entonces puedes darle un estilo de vida de calidad, ya que al sentirse dueño de una extensión de tierra podrá ejercer la protección que tanto desea sobre ese terreno y sentir que está llevando a cabo una labor realmente importante en el hogar, lo cual es vital, ya que todos los seres vivos nos sentimos bien al ser considerados útiles.

Ahora, en este terreno el pastor alemán blanco deberá contar con vallado, ya que puede que se escape tras la pista del gato que tanto se burla de él, y como es territorial es más probable que esto ocurra.

Además con un terreno vallado puedes evitar ataques indeseados a personas que simplemente vayan pasando por allí y erróneamente se metan al territorio de tu hogar, sean amigos de ti y como pasaron sin avisar puedan llevarse un mordisco, entre otros accidentes relacionados con su territorialidad. El pastor suizo es un perro bastante curioso, por lo que también puede distraerse tras una pista y perderse o ser lastimado por un auto.

Terreno adecuado para un pastor alemán blanco feliz

El terreno deberá contar con ciertas características que harán sentir pleno al pastor alemán blanco. A esta raza le encanta vivir aventuras e imaginarse escenarios para poder jugar y divertirse, por lo que se sentirá mucho mejor si vive en un jardín con árboles, arbustos, grandes piedras o pequeños estanques, algo parecido a lo que podría encontrar en una pequeña granja.

También le encanta jugar a buscar tesoros. Un juego que puedes jugar con él es el de esconderle, mientras él se encuentra encerrado en casa, muchas golosinas a un lado de las piedras, al pie de un árbol, semi enterradas etc en diferentes zonas del hogar. Verás cuanto se divierte tu pastor suizo buscándolas todas.

Refugiarse del sol

El pastor suizo debe contar con una zona en donde pueda refugiarse del sol. Es un perro acostumbrado a climas fríos, por lo que no le gustará recibir el sol directamente durante todo el día (a ti tampoco ni a ningún ser vivo le gustaría).

También es válido recordar que se trata de un perro que pastoreaba rebaños en los entornos fríos de Suiza, por lo que no se trata de un perro que pueda vivir en climas cálidos como los de países cercanos a la línea del Ecuador, ya que sería muy susceptible a los golpes de calor, debido en parte a su gran pelaje.

Lo ideal, para que pueda refugiarse tanto del sol como de la lluvia es que el patio del hogar contara con un pequeño techo y piso que se encuentre algo más elevado del terreno, para evitar que si este se inunda el pastor alemán blanco tenga en donde acostarse tranquilamente. Si llueve, tendrá el techo para cubrirse.

También puedes comprar una casa para perros, la cual sentirá de él, completando así la experiencia de “amo y señor del terreno” que cuida.