Saltar al contenido
PerrosGatosOnline.com

Landseer

Landseer
Landseer
5 (100%) 3 votes

El landseer es un perro que ha llevado a más de un experto a equivocarse, ya que a pesar de su aspecto tan cercano al de la raza terranova, este perro en realidad se trata de una raza completamente diferente a esta, ya que es llamada landseer y tiene sus propias particularidades físicas y psicológicas. Muchos son los expertos que consideran al landseer como un terranova que puede venir tanto en blanco como en negro y las personas que no lo conocen afirman que es un terranova, pero la verdad es que el landseer es un perro con un carácter único, y lo mejor es que estás a punto de conocerlo mucho mejor.

¿Necesito un landseer en mi vida?

Ahora que sabemos que el landseer no se trata de un terranova ya que la FCI lo clasifica bajo otro estándar de raza también deberás saber que este perro es un perro tremendamente activo, la cual es la diferencia más notable entre las dos razas que se confunden a menudo. El landseer es particularmente activo desde el primer mes de vida hasta el último mes de ella, mientras que el terranova es un perro bastante más tranquilo.

landseer

El nombre “landseer” proviene de Edwin Landseer, persona que se dedicó a crear diferentes oleos de perros de estas características en donde quedaban como héroes al rescatar satisfactoriamente a niños que habían caído en ríos o se encontraban en problemas. Estos oleos se volvieron bastante famosos ya que fueron empleados en grabados que tenían como fin el adornar fachadas.

El landseer es un perro de grandes proporciones y que da la sensación de que en realidad se trata de otro animal más grande, pero en realidad es un perro bastante enérgico y amoroso con su familia. Su cabeza resalta, pero no mucho más que su cuerpo, tiene dos capas de pelo, siendo el pelaje interior bastante denso y el exterior algo más duro, este último puede venir en dos colores, blanco o negro.

Toda la constitución física del landseer es robusta y maciza, dando la sensación de que la persona o animal que caiga en sus garras difícilmente vivirá para contarlo, por lo que se ha convertido en un perro popular para la vigilancia y guarda de un terreno.

Tanto expertos como entusiastas de ambas razas suelen confundirse al catalogar al landseer ya que su parecido al terranova es sorprendente siendo incluso tal que a los perros que tienen manto blanco se les llama terranovas tipo landseer.

landseer

Este gran oso de peluche tiene un pelaje denso y que recubre de manera homogénea todo su cuerpo, el blanco del que hace gala nunca debe ser opaco, más bien debe ser siempre blanco leche o nieve. La única zona que guarda diferencia con el resto del cuerpo en cuanto al pelaje es su cabeza, la cual tiene una porción de pelaje corto y liso

Son perros que van desde la talla grande y pueden llegar a ser perros gigantes con facilidad. Se cree que son parientes bastante cercanos de los terranovas, ya que los dos provienen más o menos de la misma zona geográfica y además las dos razas son descendientes de perros escandinavos de caza de osos con otros perros de origen noruego.

La raza tuvo orígenes noruegos y después fue criada en Alemania, país en donde fue popularizado y después fue adoptado también por Suiza, país en donde actualmente existen varios centros de crianza de esta raza que cuentan con gran importancia a nivel mundial. No es común que una persona conozca a un landseer, incluso los más conocedores de razas no conocen a esta raza hermana del terranova, pero tú sí que conocerás todas sus particularidades.

En América el landseer es una raza tan poco conocida que no se encuentra reconocida oficialmente por ningún club cinológico.

Su temperamento será bastante amoroso con la familia, aunque se le quitan ciertas bondades del terranova, como su afecto desmedido por todos los miembros de la familia, siendo esta raza algo más seria e independiente, además de que es una raza bastante menos dócil, siendo incluso difícil de entrenar, pero conserva el gusto por el agua del terranova, cosa que fue ilustrada desde un principio por el artista que trató de contar la historia de esta raza con óleos.

Historia y Origen

landseer

Los landseer han sido usados durante un buen tiempo debido a su talento al nadar. Son tan buenos nadadores que pescadores los usaban para extender las redes e incluso ayudar a llevarlas a la orilla, de igual manera los landseer estaban muy al pendiente de las actividades que estaban llevando a cabo los pescadores por si alguno necesitaba una “pata” que lo ayudara. El Landseer es un perro capaz de rescatar a una persona que haya naufragado y llevarla a la orilla gracias a sus características físicas.

Eran perros realmente famosos entre pescadores, al igual que los terranovas. Ambas razas eran intercambiadas y comerciadas entre los pescadores de Europa, siendo cambiados usualmente por mercancía de alto valor ya que el landseer podía ser un marinero más a bordo, además de también poder cazar ratas que se escondían en el navío.

Este auge en la popularidad de los landseer se produjo en buena parte del siglo XVIII, ahora, los oleos que fueron creados por Edwin Landseer relatan el comienzo de la popularidad de estos perros a principios de este siglo, ya que, según relatan las piezas, estos perros salvaban niños de inundaciones y ríos sin ningún tipo de problema, por lo que también eran considerados héroes de cuatro patas en la antigüedad.

Pero Edwin Landseer no fue el único artista que se inspiraba en estos nobles perros valientes, existían diferentes artistas que se inspiraban en estos perros tanto para pintar óleos como para, incluso, escribir novelas que relataban los actos heroicos de los mismos. La pieza más importante que relata la historia de esta raza es la llamada “Un miembro distinguido de la sociedad humana” Obra creada por el artista Landseer en 1838 en donde se muestra a un perro de raza landseer rescatando a niños de una muerte segura.

landseer

Al perro el cual este renombrado artista inmortalizó en dicho óleo se le atribuyen más de 20 rescates de personas, entre las cuales hay niños, adultos y ancianos, los cuales de una manera u otra llegaron a estar al borde de la muerte debido a ahogamiento, pero gracias a los increíbles dotes del landseer para nadar pudo salvar a cada uno de ellos.

Lamentablemente hubo una baja considerable de landseers a nivel mundial durante el siglo XIX, lo cual hizo que el landseer hoy en día fuese prácticamente un perro desconocido. Criadores intentaron “revivir” a la raza original durante comienzos del año 1900, pero este año estalló la Primera Guerra Mundial, periodo durante el cual millones de millones de perros fueron asesinados, entre ellos, lamentablemente, varios ejemplares de landseer pura sangre y campeones. Después de este deplorable evento criadores de Países bajos, Suiza y Alemania comenzaron a reconstruir la raza.

Este nuevo landseer fue criado intensivamente en el periodo comprendido entre 1940 y 1960, lo bueno es que la cría fue tomada por el Club de Terranova Europeo. Viendo el Club Cinológico Internacional que el landseer tenía una buena popularidad, pero que no tenía una personalidad parecida a la del terranova, teniendo además algunas diferencias físicas importantes decidieron apartar al landseer de los terranovas, siendo ahora una raza independiente durante el año 1960. Actualmente el landseer es una raza con un índice de popularidad aceptable en toda Europa, pero es una raza desconocida en América, por lo que se estima que existan menos de 25 ejemplares en todo el continente.

Las diferencias importantes que documentó el Club de Terranovas Europeo fue que el landseer era un perro más alto que el terranova además de que no tienen el característico pecho profundo de los terranovas y suelen tener un pelaje más corto que el de los terranovas, además de un comportamiento más activo.

En la película animada destinada al público infantil “Peter Pan” existía un perro de raza San Bernardo llamado “Nana” el cual en un principio sería un Landseer. En otros rodajes se han implementado landseers para representar a perros valientes.

Características de la raza

landseer

El landseer es una raza de perro que a pesar de ser bastante parecida al terranova se trata de una raza completamente independiente, reconocida incluso por la FCI. Varios clubes aficionados a la raza terranova consideran al landseer como una variante diferente del mismo ya que estéticamente hablando cambian solo unas pocas cosas y los colores de su manto, el cual puede ser blanco o negro.

Sin embargo, los expertos en razas de la FCI sostienen que el landseer es una raza de perro completamente diferente a otras razas, independientemente de su parecido exterior, ya que la personalidad del mismo se diferencia bastante entre una raza u otra. De su historia se conoce muy poco, incluso se le dio el nombre del pintor que relataba las hazañas de esta raza en sus óleos, el cual era Edwin Henry Landseer, el cual también formaba parte de la Sociedad de Protección Animal.

Se trata de un perro que puede llegar a ser grande o gigante, siendo comunes los especímenes gigantes. El landseer no es un perro que babee tanto como otros perros de gran tamaño, pero si tiende a babear, por lo que tendrás que tener esto en consideración a la hora de que lo adoptes por si eres una persona a la que no le gusta que babeen su piso.

La principal diferencia entre un terranova y un landseer es que el terranova es un perro increíblemente dulce con su familia, bastante necesitado de afecto y pendiente de lo que hace cada uno de los miembros de ella, mientras que el landseer es un perro que es dulce, aunque no tanto como el terranova, es mucho más independiente que el terranova y arisca cuando quiere serlo. El landseer también será un perro mucho más serio con los demás miembros de la familia, guardando su amor desmedido solo con su amo.

En cuanto a las características físicas de ambas razas (ya que es necesario compararlas para determinar sus diferencias y no te equivoques a la hora de elegir a un landseer como mascota) tenemos que el landseer se parece mucho al terranova, teniendo un cuerpo bastante grande, con apariencia de dogo, poderoso a simple vista, con patas grandes y anchas, cuerpo macizo y pies con dedos palmeados. Todo cuanto puedas ver en el cuerpo del landseer es fuerte y macizo.

La cabeza del landseer resalta un poco de toda la constitución del cuerpo ya que es fuerte, ancha y sólida, de aspecto algo tosco, pero esto ocurre debido a que es maciza. El hocico de esta majestuosa raza es cuadrado, de pequeña extensión y está dotado de una compacta y poderosa mandíbula. Posee orejas que caen a cada lado de la cabeza, las cuales son de mediano tamaño y terminan en “v”.

La cola del landseer es bastante grande, fuerte y ancha en su base. Una de las características más resaltantes del landseer es su pelaje, el cual es voluminoso y tupido, es impermeable, mediano en cuanto a longitud y posee una capa de subpelo para protegerse del frio y para completar el efecto impermeabilizador.

Normalmente los landseer son perros de manto blanco con zonas de color negro en la grupa y el tronco. En la cabeza puede haber una pequeña zona blanca en el hocico, el cual es el distintivo de esta raza, la cabeza comúnmente es de color negro.

El landseer es un perro que siempre está dispuesto a colaborar, es sumamente protector, increíblemente inteligente y siempre tendrá buena disposición al tratar con los niños. En su personalidad siempre querrá agradar a su amo, aunque cuando él considere que algo puede hacerse mejor entonces se mostrará bastante arisco para que las cosas se hagan a su manera, algo que hay que cambiar obligatoriamente por medio de socialización y adiestramiento en positivo, ya que un perro arisco y gigante puede ser peligroso.

El landseer específicamente puede alcanzar una altura de hasta 80 cm y nunca menos de 72 cm en el caso de los machos, las hembras por su parte pueden medir como máximo de 65 a 72 cm a la cruz, por lo que existe una marcada diferencia sexual en cuanto al tamaño de cada ejemplar según su sexo.

Los machos pueden alcanzar 68 kg de peso mientras que las hembras pueden pesar como máximo 54 kg.

Comportamiento con otros perros

landseer

El landseer es un perro que ha sido catalogado como perro de trabajo ya que su carácter lo hace un excelente perro para ayudar a los humanos a una gran cantidad de tareas. Posee una disposición innata para ayudar y también posee la inteligencia suficiente como para que sea entrenado en un gran número de tareas, las cuales puede ejecutar a la perfección.

Antiguamente era usado como material de intercambio por parte de los pescadores, los cuales no estaban dispuestos a apartarse de ellos sin una buena suma de dinero de por medio ya que estos perros podían ser capaces de rescatar a personas después de un naufragio. De hecho, el landseer adquirió buena popularidad en Alemania y Suiza gracias a las esculturas inspiradas en los trabajos de Sir Landseer, en los cuales se podía ver como un perro landseer rescataba a niños de un rio.

Además de ser sumamente servicial el landseer es un perro con un temperamento lo suficientemente serio y fuerte como para ahuyentar cualquier depredador que esté cerca de su territorio y sea una amenaza para su familia, por lo que también puede ser usado como perro de vigilancia e incluso perro pastor sin problemas, ya que no presenta una necesidad por cazar como con otros perros que en su pasado han sido cazadores.

Toda su vida la ha pasado cerca del agua, por lo que será un perro feliz si tiene alguna zona cercana a su hogar que cuenta con agua para que pueda refrescarse y recordar (al menos genéticamente) viejos tiempos.

Otra característica que diferencia al terranova del landseer es que el terranova es un perro tranquilo y apacible, mientras que el landseer es una explosión de actividad física, la cual le encanta y por ello debemos juntarlo con otras mascotas que requieran de buena actividad física para que así se puedan llevar muy bien y aproveches de sacar a todos los perros de tu hogar al mismo tiempo para que puedan ejercitarse juntos y que así puedan desarrollar un fuerte vínculo.

Además, sacando a varios perros que requieran de ejercicios de elevado impacto a la vez podrás ir siempre a un mismo ritmo, no teniendo que preocuparte por el cansancio de alguno de los ejemplares que te encuentras ejercitando. Claro está, siempre habrá que tener algunos minutos de pausa en toda actividad física, tanto para que tú recobres el aliento como para que los landseer también puedan hacerlo.

Los perros de esta raza se llevarán bien con otros perros sin problemas, en especial si son criados con ellos desde pequeños o cuando lleguen a casa estos sean cachorros y ya existan ejemplares adultos dóciles en el hogar.

El pilar fundamental para desarrollar una buena interacción entre el landseer y los demás perros del hogar será la socialización, ya que con ella entenderá que debe comportarse de una manera acorde y correcta para mantener el orden de la manada, con ella también sabrá que él no es el que domina ni lidera la manada, sino que existe un eslabón más fuerte que todos que es el encargado de definir el rumbo de la misma, que en este caso es el amo humano del landseer.

El landseer quizás no se integrará completamente a las actividades que estén llevando a cabo otros perros debido a su nivel de independencia, pero sí que será un perro desconfiado con perros extraños o con cualquier animal extraño que se acerque a su entorno, en especial si hay niños en el hogar, con los cuales es bastante celoso y no conviene acercarse a él si para él eres un desconocido y hay niños cerca.

El landseer puede disfrutar de la compañía de otros perros, aunque no es imprescindible que la tenga. Tampoco es imprescindible que esté acompañado todo el día por un humano o animal, pero si es necesario que a diario nos tomemos algunas horas para interactuar con él, ya que la soledad y el abandono pueden hacer que su carácter sea aún más fuerte, convirtiéndolo en un perro peligroso y puede que también destructivo debido al aburrimiento.

Para que un landseer se acostumbre a otros perros es conveniente que pase tiempo con ellos mientras tú juegas con toda la manada. Es muy buena idea implementar juegos en donde pueda rastrear bocadillos, para ello esconde varios bocadillos en su entorno y en el entorno de los demás perros sin que ninguno vea y después suéltalos e indícales a cada uno un lugar en donde hayas colocado un bocadillo, instintivamente buscarán en todas partes por más, entreteniéndose y usando su olfato e inteligencia.

Dieta y alimentación

landseer

La alimentación de un perro no es tan diferente a la alimentación humana en cuanto a composición de un plato balanceado, por ejemplo, para que un platillo para humano sea balanceado debe tener buena cantidad de proteínas, un poco de carbohidratos, un poco de grasas buenas, vitaminas y minerales esenciales, ahora, para un perro esto será igual, pero en el caso específico del landseer deberás mirar con atención la cantidad de proteínas que le das, ya que es un perro sumamente activo que requerirá el doble de proteínas que las que requeriría un perro sedentario.

Los perros no pueden comer ningún tipo de condimento, véase adobo, curry, aliño entre otros, el consumo de estos podría enfermarlos del estómago e incluso provocarles alergias, por lo que será necesario prepararles un platillo especial para ellos. Las comidas de los perros solo podrán ser “condimentadas” con una pizca de sal, para que tengan algo de sabor, de resto cualquier condimento es mejor dejarlo de lado.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto también es necesario que sepas que tanto los landseer como cualquier otra raza de perro tampoco pueden tolerar una gran variedad de alimentos humanos debido a que pueden resultar desde tóxicos y venenosos hasta llegar a provocar alergias varias en la piel de tu can.

Algunos de los alimentos o bebidas que comemos y bebemos los humanos normalmente y pueden resultar mortales para tu perro son: el queso en exceso, las papas y yucas poco cocinadas o en exceso, el chocolate, el refresco, la cerveza o cualquier tipo de bebida alcohólica, las uvas, la parchita, los frutos secos como el maní o la nuez, el corazón (centro) de la manzana, el noni, la remolacha entre otros.

Es muy importante que puedas investigar antes de prepararle un plato de comida casera a tu perro, ya que podrías estar envenenándolo. Una vez sepas cuales son los ingredientes que puedes usar (como el arroz, el pan, carne y vísceras de res, pollo, chivo, puerco o pescado, pan, ahuyama, plátano maduro, frijoles de cualquier tipo, arvejas y frutas como el mango y el cambur por nombrar solo algunas) podrás crear platos tanto que alimentarán a tu landseer de la mejor manera como también podrás memorizarlos de manera que puedas volverlos a cocinar sin necesidad de investigar de nuevo.

Los platos de comida casera bien preparados y frescos contienen incluso más vitaminas, minerales y niveles de proteínas que los alimentos procesados como las croquetas, en especial si no se cocinan mucho para que no pierdan todas las propiedades con las cuales los dotó la naturaleza (de todas maneras, existen algunos alimentos que deben ser cocinados muy bien, por lo que además de cuáles son los beneficiosos para tu perro deberás investigar la preparación de cada uno de ellos).

Por supuesto, está el paso sencillo, que consiste en alimentar al landseer con croquetas. La alimentación con croquetas está sumamente recomendada cuando el landseer es un cachorro y está comenzando a dejar de mamar para comenzar a comer comida sólida, cuando esto suceda el criador deberá estar muy pendiente ya que el landseer deberá comer cuatro o cinco veces al día la cantidad de un puñado de croquetas.

A partir de los cuatro meses de edad la frecuencia en la alimentación con croquetas se reducirá a tres veces al día y a partir de los seis meses de edad comenzará a comer dos veces al día. Esto no quiere decir que la cantidad de croquetas deba ser menor, solo quiere decir que si antes el landseer se comía 300 gr de croquetas repartidos en cuatro platos diarios ahora pasará a comer lo mismo, pero en solo dos platos.

La cantidad de croquetas irá ascendiendo a medida que el landseer crezca, para saber la proporción exacta en la cual deberás alimentarlo con ellas revisa el dorso del empaque de croquetas.

Salud y cuidados generales

landseer

Entre los principales cuidados que deberás tener a la hora de adoptar a un landseer está el de que tu entorno sea totalmente compatible con el de él, por ejemplo, tenemos que esta es una raza bastante peluda y grande, por lo que si vives en un país con un entorno llano, cercano a la línea del Ecuador y además no tienes un patio lo suficientemente amplio para que este pueda correr o moverse libremente será mejor que vayas pensando en un perro pequeño y con pelaje corto que pueda resistir las altas temperatura y que no requiera de tanto espacio.

El landseer necesitará un entorno bastante amplio y abierto para sentirse cómodo, además de que necesitará que el ambiente sea frio o no muy cálido para no sentirse sofocado a diario. Los perros con una gran cantidad de pelaje casi en todos los casos son originarios de países fríos, por lo que cambiar esto sería un error, ya que deberán vivir en entornos fríos, como siempre lo han hecho para evitar complicaciones de salud, como puede ser el golpe de calor.

El landseer es un perro bastante acostumbrado a las zonas rurales y los espacios abiertos, por lo que si de repente le hacen falta espacios de estas características pueden volverse destructivos y contar con un carácter un poco más agresivo ante estimulaciones leves, por lo que debes asegurarte antes de adoptarlo de que pueda tener un espacio mediano – amplio a su entera disposición.

Además, un perro de esta raza necesitará trabajar en algún área en casa para que pueda sentirse útil a su familia, esto se traduce en que el entorno pueda dejar ver a personas que vayan pasando cerca de casa para que así sienta que está vigilando de manera eficaz que nadie se acerque.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta entre los cuidados físicos del landseer es el cepillar su pelaje. Se trata de un pelaje bastante abundante por lo que puede albergar restos de maleza seca, pequeñas ramas y en el peor de los casos insectos como las pulgas o las garrapatas. Cepillando su pelaje podrás darte cuenta rápidamente de la presencia de estos y podrás proceder a eliminarlos con un baño con algún producto insecticida apto para perros. El cepillado debería ser diario.

En cuanto a los baños el landseer puede que sea un perro que se ensucie mucho debido a la gran cantidad de pelaje que posee y a su espíritu aventurero, así que un baño mensual puede ser necesario, aunque depende de si se ensucia o no. Puedes usar champús para que su pelaje huela fresco y también productos para la prevención de las garrapatas en cada baño.

Otra necesidad que no se puede obviar en los landseer es la amplia necesidad de actividad física que tienen, es decir, son perros que no se pueden mantener quietos, por lo que necesitan a un amo de iguales características. Si lo alimentas de acuerdo a lo establecido para una raza gigante, pero al mismo tiempo no le das el ejercicio suficiente que necesita se convertirá en un perro obeso, y los perros obesos de tamaño gigante ven su vida acortada en una manera muy importante debido a los problemas óseos y en sus órganos que el sobrepeso puede causar.

Nunca añadas suplementos alimenticios, vitaminas o minerales por tu cuenta a la alimentación del landseer sin la prescripción de un médico veterinario, en especial si tu cachorro se encuentra en su etapa de crecimiento. Estos suplementos pueden hacer que crezca de manera acelerada o que crezca con problemas óseos, los cachorros landseer son susceptibles a problemas en los huesos durante su crecimiento entre los 4 y 7 meses, por lo que suplementos alimenticios harán que estos problemas tengan más chances de aparecer.

Por supuesto, deberás vacunar a tu landseer para asegurar que supere su etapa de cachorro. Un cachorro no vacunado tiene unas grandes posibilidades de morir a causa de enfermedades mortales que atacan a los cachorros como el distemper canino y la parvovirosis. Tres dosis de vacunas eliminarán el problema por completo haciéndolo invulnerable a estas enfermedades.

La desparasitación temprana también es necesaria, desparasítalo y estará completamente sano. La desparasitación debe repetirse cada seis meses.

En el caso especial del landseer no se encuentra recomendado que juegue en superficies duras ni que salte en ellas hasta los dos años de edad, por lo que tendrás que jugar con él en superficies suaves como el jardín para que sus huesos se formen correctamente.

Como consejos finales tenemos que el landseer es un perro de climas fríos, no lo sometas a interacción directa con el sol ni a temperaturas altas típicas de verano.

Comportamiento con los Humanos

landseer

El landseer tiene un comportamiento típico de los perros molosos: es bastante amigable con los suyos, muy obediente y sobreprotector con la familia. Quizás sea más independiente y menos amoroso con todos los miembros del hogar que el terranova, pero siempre se mostrará dependiente con su amo y le dará todo su afecto a él. Sin embargo, sigue siendo bastante paciente con los niños y protector con ellos como su pariente.

El landseer es un perro que no tolerará la presencia de desconocidos en las inmediaciones de su territorio, mucho menos dentro de él, por lo que procederá a advertirle con numerosos ladridos que se retire, aunque si no queda de otra podría proceder a atacar mordiendo las piernas para defender a su familia, debido a esto es considerado un excelente perro guardián.

Si eres una persona que practica deportes acuáticos o te gusta ir a la playa entonces disfrutarás mucho la compañía del landseer ya que es un perro que se desvive por estar siempre en el agua. Si en su entorno tiene una pequeña masa de agua en donde pueda zambullirse automáticamente se sentirá increíblemente feliz y “como pez en el agua” ya que en la antigüedad era un perro que se dedicaba a viajar con pescadores.

Lo mejor no es esto, sino que también es un perro que puede dedicarse a labores de salvamento mientras las personas están en el agua, por lo que si ocurre un accidente probablemente tu landseer te salve y te lleve a la orilla, son perros que tienen un gran talento para nadar.

Lo malo es que también es un perro bastante terco debido a su inteligencia, todo lo piensa antes de ejecutarlo, por lo que puede ser difícil hacerle entender trucos nuevos, por lo que siempre debe usarse el entrenamiento en positivo para que pueda tener la suficiente motivación y disposición para aprenderlos. La personalidad del landseer es bastante fuerte, por lo que no conviene para nada que te midas ante el en fuerza o dominancia por medio de comportamientos agresivos, ya que te llevarás una desagradable sorpresa y podría ser hasta peligroso.

El landseer es un perro bastante enérgico, por lo que no te dejes confundir por su aspecto de terranova, a esta raza sí que le gusta salir de paseo a diario, incluso, además de los 60 minutos reglamentarios de paseo que debe tener diariamente también se añade el requisito de que sean al menos tres paseos al día para que pueda mantenerse sano física y mentalmente. Al llegar de paseo es natural verlo dirigirse inmediatamente hasta su cama y que se tumbe a dormir por varias horas hasta el momento de la comida, es un perro que disfruta realmente las siestas.

Para que su comportamiento se mantenga moldeable a los intereses de los humanos y no se convierta en un perro agresivo es necesario que se tenga muy presente la socialización.

Dentro de casa es un perro fiel, amoroso con su amo y algo independiente a la vista de los demás miembros del hogar, será súper protector con las personas que conforman toda su manada, en especial si hay niños presentes, escenario ante el cual será mejor que te mantengas completamente alejado de su territorio, ya que no dudará en atacar si intentas interactuar con los niños, siendo mejor que ellos decidan interactuar primero contigo y no al revés.

El perfil perfecto de dueño de perro landseer es el de una persona activa que disfruta de la actividad física a diario, necesita compañía de un animal de compañía, pero no tiene la necesidad de verlo constantemente durante varias horas al día (o no puede prestarle atención durante todo el día debido a su trabajo). También debe tener mano dura para poder entrenarlo y ser astuto para convencerlo de seguir sus órdenes.

El dueño del landseer debe ser un dueño con la mano dura, pero con la suficiente inteligencia para que sepa controlar a su landseer sin necesidad de ningún comportamiento agresivo de por medio, escenario ante el cual terminará perdiendo y restándole puntos a su relación con el landseer.

Las golosinas son tu mejor aliado para llevarte bien con tu landseer, úsalas durante el entrenamiento y no te arrepentirás.

Cómo educar, entrenar o adiestrar un perro Landseer

landseer

El landseer es un perro inteligente, pero esta inteligencia puede jugar un papel poco ortodoxo a la hora de entrenarlo ya que en vez de ser más diligente al entender las ordenes de su amo las puede cuestionar, como también cuestionará su liderazgo si no se muestra como un líder de manada, por lo que hay que tomar varias consideraciones para entrenarlo de una manera satisfactoria.

Existen tres pilares en el entrenamiento del landseer que harán que un perro adulto de esta raza se comporte adecuadamente, el adiestramiento de obediencia, el entrenamiento de liderazgo y la socialización, conocerás los detalles de cada uno de ellos a continuación:

Entrenamiento para adiestrar su comportamiento

El landseer necesita comportarse adecuadamente según los estándares humanos, si no lo entrenas según tus estándares entonces tendrás a un perro con libre albedrío que podría hacer sus necesidades en la alfombra, podría morder la mano que lo alimenta si te acercas mucho a su taza de comida mientras come y, como no, podría destruir zapatos, cojines entre otros objetos del hogar.

Para que el landseer pueda comportarse bien es necesario aplicar el entrenamiento en positivo aplicado en su comportamiento diario, para esto simplemente debes felicitarlo, a veces con un bocadillo y a veces no, cuando hace algo bien.

Por ejemplo, si ves que usa su cojín para dormir y no usa los muebles de tu sala de estar, tu cama o el césped entonces cabe felicitarlo con una sabrosa golosina para alentar que este comportamiento siga efectuándose. En cambio, si ves que tu landseer tiene un comportamiento que no es adecuado para tus estándares, como por ejemplo orinarse dentro de casa, cavar en exceso, destruir tus plantas o morder zapatos deberás reprenderlo con un fuerte “no”, “perro malo” o cualquier otra palabra que él asocie a que lo está haciendo mal.

No será necesario el pegarle ni asustarlo para que deje de hacer lo que está mal, con un tono de voz firme lograrás que entienda perfectamente que no debe hacer lo que hace y así aprenderá un patrón de comportamiento correcto.

Es importante el contar con el apoyo de la familia para este cometido ya que si solo tú lo regañas y los demás le permiten las acciones que tu no le apruebas entonces las hará cuando tú no estés. Incluso el landseer puede ser un perro tan testarudo e inteligente que podría hacer las cosas que no debe cuando nadie esté presente, por lo que deberás vigilar su comportamiento de cerca sin que te vea si notas que siguen apareciendo huecos en tu jardín o tu piso está mojado extrañamente.

Entrenamiento para mejorar su comportamiento

El landseer es un perro que debe cumplir todo su periodo de socialización, es decir, tendrá que estar tres meses con su madre y hermanos para que aprenda a comportarse en manada. Este proceso de interacción temprana con sus hermanos es llamada socialización y sirve para calmar cualquier carácter agresivo o excesivamente dominante en él, ya que sus hermanos rechazarán al ejemplar que no actúe de acuerdo a los estándares generales de una manada normal, lo cual hará que el ejemplar rechazado adecúe su comportamiento para sentirse parte de la manada de nuevo.

El proceso de socialización no termina al momento en que una persona adopta al landseer, este proceso sigue con la socialización del landseer frente a otras personas, es decir, deberás socializar al landseer tanto con los miembros de tu familia como también con vecinos y conocidos, de esta manera se aplacará un poco su carácter agresivo y sobreprotector, haciéndolo actuar solo cuando es estrictamente necesario.

Un landseer que no ha compartido lo suficiente con su camada y además es olvidado por su amo, dejándolo hacer lo que él quiera será un perro con tendencias agresivas, bastante difícil de entrenar y que constantemente estará desafiando a su amo ya que considerará que sus decisiones son las más sabias, incluso por sobre las de su amo.

Entrenamiento de obediencia

El entrenamiento de obediencia no es más que enseñarle trucos a tu landseer para hacer más fácil la convivencia con él, por ejemplo, puedes enseñarle que se siente al momento de que se le está siendo servida la comida, que se quede quieto cuando estén paseando o que se retire. Estos trucos deberán enseñarse mediante el entrenamiento en positivo, recompensarlo cuando repita las órdenes y no tomar ninguna acción cuando no lo haga.

Para enseñarle los trucos toma a tu landseer con ayuda de tus manos y llévalo a la posición esperada mientras le repites el comando con tu voz. No repitas muchas veces el mismo comando en poco tiempo, espera al menos 5 segundos entre repeticiones. Cuando seda y lo realice dale una recompensa, después repítele el comando sin tu ayuda para que lo repita él solo.

Entorno ideal

landseer

El landseer es un perro que al igual que los terranovas ha pasado una buena parte de su existencia en terrenos cercanos a grandes masas de agua. Era uno de los perros favoritos de los pescadores, ya que podía vigilar el botín de la pesca y ayudar al pescador en caso de que ocurriese un accidente y este estuviese a punto de ahogarse.

Estas condiciones de entorno lo hicieron acostumbrarse a un entorno natural y con agua disponible, el cual es el mejor entorno posible para un perro de esta raza. Si no tienes en tu hogar zonas con agua, pero vives cerca de una playa o un rio tu landseer será afortunado, ya que le encantarán los días en los que pueda ir a nadar contigo a la playa o al rio, actividades que incluso lo divertirán más a él que a ti.

Por sorprendente que parezca el landseer aún no ha olvidado el cómo ayudar a su amo a pescar, por lo que si eres un pescador o quieres convertirte en uno solo te hace falta una caña de pescar, una red y un landseer para que pueda ayudarte a extenderla y cobrar los peces que hayan quedado atrapados.

Entorno ideal para un landseer en casa

Es poco probable que en tu casa tengas un rio disponible, pero puede que ya haya llegado el momento de tener una piscina, la cual al landseer le encantará, además de que si vives en un clima que tiende a ser caluroso en varios meses del año tu landseer automáticamente se zambullirá en ella para librarse del calor y puede que se quede allí un buen rato disfrutando.

En el caso de que definitivamente no tengas playa, ríos o piscinas cercanos o en tu propia casa sería mejor que consideres la adopción de otra raza o bien puedas viajar frecuentemente a zonas que cuenten con agua para que tu landseer no se sienta aislado de una de las cosas que más le gusta en su vida, el agua.

El landseer cachorro es una explosión de energía, tiene incluso más energía que otros cachorros y una fuerza formidable, por lo que será necesario que tu vivienda cuente con un cercado en perfectas condiciones para evitar que explore a sus anchas y pueda ser robado o que se pierda.

También es un cachorro sumamente curioso, por lo que deberás quitar de su entorno cualquier tipo de sustancias que pueda ingerir y resulten tóxicas para él, así como también cualquier tipo de residuos como bolsas plásticas que al ingerirlas puedan obstruir el intestino o generar irritaciones de sus órganos internos debido al rechazo del cuerpo al agente externo.

El landseer cachorro en casa además deberá contar con una camita dentro de casa, la cual se trasladará hacia afuera a medida que vaya creciendo, quizás la mejor idea sea la de comprar dos camitas para perro y colocarle una cama en el jardín y la otra dentro de casa, para que así se vaya acostumbrando poco a poco a la idea de dormir fuera, ya que si desde un momento a otro se le prohíbe la entrada a casa por las noches casi con toda seguridad llorará durante toda la noche esperando que lo dejen entrar.

Este tipo de raza no puede vivir en el interior del hogar debido a su gran tamaño, por lo que no es compatible con hogares sin jardín o con jardines pequeños ya que se adapta muy mal a interiores independientemente de lo amplios que sean ya que durante toda su vida ha vivido en espacios rurales y abiertos, por lo que se sentiría encerrado.

Otro consejo que podemos darte es el que no adoptes a un landseer si vives en una región calurosa, los landseer son perros que viven perfectamente en entornos fríos e incluso en entornos fríos con épocas calurosas, pero no vivirán cómodamente en entornos que siempre son calurosos.